Relato Erótico de Transexual: Veracruz

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2019-09-22


Veracruz


Autor: tsver00

Categoría: Transexual

Tengo 20 años, me gusta vestirme de mujer, en mi casa saben de mis tendencias y mis padres apoyan mi sexualidad. Mis más grandes vacaciones fueron rumbo al carnaval de Veracruz, mi nombre no es importante, tengo 20 años, me gusta vestirme de mujer, en mi casa saben de mis tendencias y mis padres apoyan mi sexualidad. Todo estaba preparado para irme al puerto de Veracruz, seis meses antes comencé un tratamiento de hormonas, mi cuerpo empezó a cambiar, mis senos se fueron creciendo poco a poco, lo cual me gustaba, hasta ese momento nunca había tenido ninguna relación sexual, soy alta, blanca, de ojos cafés, cara afilada, de cabello negro lacio. Mi papá me llevo a la central, vestida lo mas provocativa posible, unos jeans a la cadera blancos pegaditos y un topples negro. Al caminar por la central no faltaba los tipos que volteaban a verme el culo, eso me excito bastante. El viaje era largo, aproximadamente 10 horas de camino, fue por eso que decidí irme en la noche, al subirme al camión, la mirada de los hombres no se dejo de esperar, el camión no se lleno, casi iba vació, me senté en el ultimo asiento, las primeras 3 horas de camino no paso nada, el camión hizo una escala, aproveche para bajarme a fumarme un cigarro, el chofer me abordo en seguida, sacándome platica, termine mi cigarrillo y me subí al camión al regresar a mi asiento vi un tipo gordo sentado a lado de mi asiento, voltee a ver que había muchos lugares solos, no me importo y le me senté a su lado, me puse nerviosa, pues el tipo se me quedo viendo con unos ojos de lujuria, pensé en ese momento que si me había sentado a su lado, en algún momento me iba abordar. Me quite mi chamarra de mezclilla y volteo a verme mis senos, mis pezones estaban prendidos, el tipo no dejo la oportunidad para verme, se levanto para guardar una maletita que llevaba en el portaequipaje de arriba, voltee a verle su paquete, mis ganas fueron en aumento, el me sorprendió viéndole su paquete, con una ligera sonrisa me dio entender que era lo que estaba buscando, me dieron ganas de mordérselo en ese momento pero me contuve. Al sentarse se acerco más a mi, estaba dispuesta a perder con ese tipo, mi miedo era que se supiera que era puto, el camión se puso en marcha, el volteaba a cada rato y se acerco al oído diciéndome -eres un puto muy rico. Trate de decirle algo pero el puso su dedo en mis labios, ya no me importo nada, me relaje, le chupe su dedo como una gatita, su dedo recorrió mis senos, su mano me empezó a recorrer toda, le quise dar un beso, pero el se negó diciéndome. -solo quiero que me chupes la verga putito. Tome su verga, arriba del pantalón, le baje el cierre, lo saque muy despacio, pues era mi primer mamada, no quería desaprovecharla, al tocarle su verga, al sentir sus venas, empecé a estirárselo suavemente, para que creciera, me tomo del cuello y me empujo hacia su verga, mi lengua recorrió su verga, como si fuera una paleta. -solo, no hagas mucho ruido. Mis labios apretaban la cabeza de la verga y la chupaban, mi manos jugaban con sus huevos, su sabor era saladita, sus primeros chisguetes me llenaban la boca de su sabor. Me tomo del cuello, me vio a la cara. -Me gusta que me vean a los ojos cuando me la chupan, vamos al baño del camión. El se sentó en la taza del baño, me arrodille, se tomo su verga y la puso en mi cara. -tienes muy bonita cara putito. La tome con mis manos y la chupe otra vez, viéndole hacia la cara, la verdad es que estaba hipnotizada pues era mi primer verga de hombre que tenia en mis labios y en mi boca, el me sujetaba fuertemente de la nuca, me estiro el topples, dejando al descubierto mis tetas, jugo con ellas, recorrí su verga en mis pezones, quería que me metiera su verga en mi ano virgen, cuando menos lo espere, salto su chorro de esperma dentro de mi boca. -come todo, todo putito. Lo limpie en su totalidad, me trague cada gota de semen que salía de su verga, el se levanto se metió su verga y se salió del baño, ahí me quede super excitada con ganas de más, me lave la cara y la boca, salí del baño, el viejo ya no estaba, se había sentado en otro lugar. Que nochecita había tenido, me urgía llegar al hotel, pues todo estaba saliendo como lo planee. [email protected] cuentame tus experiencias


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?