Relato Erótico de Incesto: El perfume intímo de la madre.

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2019-09-22


El perfume intímo de la madre.


Autor: Azalais

Categoría: Incesto

Tláloc o Tedu, es una señora de mexicana de cuarenta años que, hace unos años huyó de Ciudad Juárez. Su marido la maltrató desde el principio, a los pocos meses de estar casados. Antes de que, la matara a ella y su hijo, huyó casi con lo puesto. Por la dificultad de cruzar El Paso, con un crío de apenas tres años, decidió irse a Europa. Una amiga de la infancia, la ayudó con el gasto del billete. Al poco de llegar a España, conoció a un buen hombre, Cándido. Nada más ver a Tedu, el bueno de Cándido quedó deslumbrado. Ella es una morena latina, con sangre azteca en sus venas. Su nombre original Tláloc, diosa del sexo y la lujuria, es realmente parte de su ADN. Es una de esas mujeres que, sólo verla se nota transpira sexo, por cada poro de su caliente piel. El buenazo de Cándido, siempre muy inocente no vio nada de esto en ella. Tedu es una chica no muy alta, apenas mide un metro cincuenta y cinco centímetros, pero de una figura esbelta. Se la ve una señora, con facciones duras en la cara, no es una belleza al uso, pero es hermosa, exótica, sensual. Es de carnes duras, prietas, con unos muslos, llenos, rotundos, de caderas rotundas, sin nada de grasa. Sus nalgas se ven duras, como afirmando el fuerte carácter de su dueña. La piel de Tedu es algo, morochita, sin llegar a ser color canela. Su rostro es exótico, de labios carnosos y pómulos marcados, con una melena leonina, oscura, casi azabache. Sus pechos son bastante menudos, de apenas una talla 85, copa B. Eso la permite a menudo vestir sin sujetador. Por el contrario, el tamaño de sus pezones, gruesos y largos, hace que, se le marquen mucho cuándo va vestida sólo con una camiseta. Cándido el esposo es un camionero de Portugal. Emigró a España hace ya muchos años, pero nunca ha dejado del todo su tierra. Por esa razón realiza viajes toda la semana por su tierra, hasta que regresa el fin de semana a su casa. Tiene unos años más que su mujer, Tedu. Aunque en realidad no están casados. A pesar de tener no más de cincuenta años, Cándido aparenta muchos más años. Sufre algo de fatiga crónica, lo que ha hecho que, nunca haya sido capaz de satisfacer a su caliente y apasionada mujer. Como explico más arriba, Tedu huyó con lo puesto. Eso hizo que no pidiera la separación en aquel instante. A su enamorado esposo esto no le importó lo más mínimo. El hijo de Tedu, Tazo cree que Cándido es su padre, aunque no haya apenas ningún parecido entre ambos. El chico ha salido a su padre. Su madre está asombrada. Tal como va creciendo, le recuerda a su padre cada día más. Es sólo un poco más alta que ella, mide un metro sesenta. Pero tiene con sólo quince años, unos hombros y espalda más fuerte y ancha que su marido, Cándido. Es un chico muy faldero, mal criado y consentido por su madre, quizá porque se siente “enamorada” de su pequeño, y él, Tazo, enmadrado por ella, lo sabe. Tedu al ser una mujer tan caliente, desde que está con Cándido ha intentado que su esposo la satisfaga, sin haberlo conseguido. Él al ver que pedazo de hembra tenía en la cama, no daba crédito. Excitado como un adolescente, se corrió apenas había penetrado a la caliente mujer. A ella no le importó que, el este mal dotado, pues apenas llega a los diez centímetros la polla, estando dura. Aun así se compró los primeros años, lencería muy sexy que, se la pondría dura a un muerto. Pero el esposo siempre se ha corrido, a los pocos minutos. Su esposa le parece una diosa del amor. Eso provoca que sea incapaz de soportar tanta excitación. Tedu a pesar de ser una mujer tan ardiente, nunca ha engañado a su esposo, o casi nunca. Hace pocos años, en una cala poco concurrida, un adolescente se fijó en ella, mientras ella se remojaba después de comer. El esposo y el hijo quedaron dormidos al sol. De espaldas a donde estaba ella refrescándose. El coño de Tedu es de labios además de carnosos, muy salidos. Esto hace que, se le marque la tanga, algo abultada, atrayendo las miradas de todos, sobre todo, los hombres. El chico la vio entrar, quedando su mirada atrapada por la abultada tanga. Algún pelo negro, muy rizado, escapa fuera de la tanga, excitando esto más al adolescente. Nada más tenerla delante de él, dándole la espalda la saludó ─Hola, vaya calor que hace ¿no? ─. Al girarse vio al chico de unos 14 ó 15 años, que le miró rápido los gruesos pezones, que parecían querer romper la fina tela que los cubría. ─Sí, demasiado calor…Jeje ─le sonrió ella─ ¿Q-quieres que juguemos a bucear…?─le pregunta el adolescente, algo nervioso. Antes de que le responda, se sumerge intentando pasar entre las piernas de ella. Sorprendida Tedu, sonríe y abre las piernas, divertida ─Jeje… ¿q-qué haces…chico? El adolescente pasa entre los macizos muslos. Mira con lujuria el abultado coño de la madurita. Cuándo está pasando entre los muslos, con la mano puesta de canto, roza intensamente el coño. Tedu gime sorprendida, sin cerrar los muslos. ─ AH…Mmm. Al salir el chico se pega a su espalda, atreviéndose a susurrarla ─Uf…vaya chocho, es muy abultado y caliente… Ella mira de reojo hacia atrás, sonriéndole con picardía, sin decirle nada. Gira la mirada hacía su esposo y su crío. El chico le pega el grueso bulto del bañador. Al notarlo, la esposa mal follada se excita y calienta. Acerca sus rotundas nalgas al duro paquete. Excitado, se sumerge de nuevo. Se atreve a separar la tela de la tanga. Queda impresionado por el abultado y grueso coño. Lo coge con toda la mano, sintiendo lo húmedo y caliente que está. Pasa los dedos, sin prisa. El suave oleaje a esa hora, lo empuja contra ella. Se sujeta a los macizos muslos, frotando la mano, de canto. Sale a respirar excitado ─Uf…uf Qué chocho tienes…joder─ susurra. Tedu excitada, lleva la mano hasta el bañador del chico. Sigue pendiente de su crío, y Cándido, el esposo. Cierra la mano con fuerza, apretando morbosamente los dedos contra la gruesa y dura verga. El chico se sumerge metiendo un dedo dentro del abultado coño. Tedu estira del brazo al descarado chico, haciéndole salir. Se separan unos metros. Como dejándose llevar por el suave oleaje. El adolescente pega a Tedu contra su duro paquete. La esposa le da la espalda, sin dejar de mirar a su familia. Gime, sorprendida y excitada ─AH…que travieso eres…Mmm─. Sin perder tiempo baja el bañador al chico, que está apoyado contra una gran roca. Agarra la polla como si fuera la primera que ve en años. La tironea con un morbo que pone loco al adolescente. ─OH… ¡JODER SÍ! Que caliente eres, no pares.─ El chico le mete con habilidad primero un dedo y luego otro. Al sentirse acariciada así, se apoya contra la espalda de él. Así la folla todo el coño, metiéndola los dos dedos hasta el fondo. Atrae al chico hacia ella, girando la cabeza hacia atrás. ─AH…AH…sí cariño folla mi chocho así no pares…¡¡CABRÓN!!─ le incita la caliente esposa─ metelos hasta el fondo…OH…OH…─. Ella acaricia toda la polla sin prisa ninguna. Cada vez está más gruesa la polla. Es más gruesa y dura que la de su mal dotado marido. El chico, con una habilidad que la sorprende, le sabe acariciar el hinchado clítoris. ─Uf…qué pipa tan carnosa tienes…¡¡CORRETE PUTA!! ─AAAHHH…sí no pares…acariciame ahí…OH qué caliente me has puesto chaval…AAAHHH. Tedu después de asegurarse que, su familia sigue dormida, gira la cabeza, morreándose con el chico. El descarado adolescente, la folla con fuerza el chocho. Ella, excitada y cachonda como hace años no se siente, agarra la mano de él. ─AAAHHH…sí folla mi chocho ASSSÍ…metelos más…OH me CORROOO….cabrón qué caliente me has puesto. Nada más correrse mira hacia la arena. Se baja la tanga hasta los tobillos. Dándole la espalda al adolescente, hace que le pase la polla entre los muslos. El chico no se cree la suerte que está teniendo con aquella caliente madurita. Sin apartar la mirada del esposo, dormido en la arena, se frota la barra de carne contra el coño. Nada más sentirla siente pequeños orgasmos encadenados. A cada instante, atrae hacia su gran melena oscura al chico. Se morrean cómo amantes furtivos. Ella mira cada dos por tres hacia la arena. Segura de que, el esposo no va a despertar, se lleva al chico unos metros más atrás. Ahí sólo se les ve asomar apenas las cabezas. Se agacha a cuatro patas toda espatarrada. Sin creerlo aún, el adolescente, la enviste toda la polla en el húmedo coño. ─¡¡AAAHHH…!! OH CARIÑO Q-QU-E POLLA TIENES… FOLLAME…¡¡NO PARESSS…!! Espoleado el chico, le da un mete saca diabólico ─¡¡JODER!! CÓMO FOLLASSS…TIENES EL CHOCHO MUY ESTRECHO SIN FOLLAR…TÓMA POLLA…¡¡GUARRA!! Tedu, desde que se separó de su marido, no ha vuelto a sentir aquel placer. Le duelen los pezones de los duros y tiesos que están. El adolescente le mete toda la polla a cada mete saca. Su jugoso coño, hace un chapoteo muy acuoso, excitándolos a los dos. ─Uuufff…cómo te chapotea el chocho…TÓMA POLLA… ─SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF… ─OOOHHH…SÍ METEMELA TODA ASÍ ¡¡CABRÓN!! El adolescente siente como Tedu le aprieta muy duro la polla, como si quisiera ordeñársela. Se echa en la espalda de ella, agarrándola las tetas. La estira duro los gruesos y largos pezones. Así la folla como un perro rabioso, sin apenas sacarle la polla. Con la cara oculta en su leonina melena, oliendo el dulce y caliente olor de aquella madurita. ─OOOHHH…OOOHHH…TU CHOCHO ME APRIETA DURO LA POLLA…QUÉ BUENA ESTÁS PUTA…QUÉ RICO TE FOLLOOO... ─AAAAY…AAAY…SÍ ¡¡FOLLAME ASÍ!! ESTIRA DURO MIS PEZONES…ME CORROOO…LENAME DE LECHEEE… ─SSSÍ…ME CORROOO QUÉ CHOCHO TIENES…TÓMA LECHEEE… Esta es la única ocasión en la que Tedu se atrevió a ponerle los cuernos a Cándido. Tazo se ha criado sólo con la presencia de su madre. Al viajar toda la semana, Cándido vuelve como pronto el Viernes noche, o Sábado a media mañana. La madre ha intentado que, ponga interés en la escuela, pero el chico lleva como ella, sangre azteca en las venas. Ha tenido varias peleas con compañeros. Ha sido expulsado repetidamente, por pelearse con los compañeros. Es bastante popular con las chicas. En cambio con los chicos es todo lo contrario. Las pocas veces que, va de forma regular a clase, le evitan. No es un chico tonto, para nada. Es por el contrario bastante despierto, pero no se siente nada motivado. Su madre lo tiene mimado en exceso. Hasta haber «tejido» con su pequeño una cierta «insana relación». Desde hace años se han estado bañando juntos. A espaldas del abnegado y santurrón esposo. La última vez fue a punto de tener ya los quince años, Tazo. Tedu accedió a bañarse con su mimado hijo, después de que este le insistiera por varios días. El chico es mucho más perverso y listo, de lo que la madre cree. Anteriormente ya lo habían hecho, pero de eso hacía ya bastante tiempo. La madre se metió antes en la bañera llena de espumita, como ella gustaba decir. El chico entró todo desnudo, dándole la espalda a su madre. Nada más verlo, la ardiente madre queda con la boca abierta. Su «pequeño» tiene una verga gruesa como una morcilla negra, toda descapullada. Tiene un cipote, como antes la madre no vio otro parecido. Ni si quiera el adolescente que la folló en la playa, estaba tan bien dotado. Tedu tiene que, disimular lo sorprendida que la ha dejado Tazo. El chico la ha espiado muchas veces, cuándo se pajea en su dormitorio. Al estar ambos dormitorios juntos, el pervertido y mimado hijo, tiene hecho un imperceptible agujero. Desde donde mira a su mamá, la ve perfectamente. La pared del incestuoso mirón, está a los pies de la cama matrimonial. Casi a diario, la caliente madre se mete en su cuarto después de comer. ─Tazo mamá va haser su siestecita… ¿sí cariño? Llamame si no me desperté en un ratito, ¿ok cielito? Nada más cerrar la puerta, la madre, como si se sufriera una mutación deja salir la perra que lleva dentro de ella. Saca de un cajón una polla de látex y dos pinzas grandes de la ropa, de plástico. Toda desnuda, se espatarra con un cojín bajo las nalgas. Así echada, se humedece el coño, mojándose los dedos con saliva. Se acaricia los salidos labios, con el cipote de látex, arriba y abajo. A los pocos minutos su respiración se acelera, a la vez que su coño chorrea jugos. ─Mmm…cómo necesito una polla…─murmura excitada…─ una polla que me folle rico así…─. A los pocos instantes va metiéndose la polla, hasta que, sus dedos rozan la abundante pelambrera. Al otro lado, el hijo masajea su gruesa polla. Tiene el corazón como si fuera un caballo de carreras, de ver así a su excitante madre ─OH...mamá qué buena estás ¡¡REPUTA!!…cómo quiero follar duro ese chocho tragón tuyo… Con la polla de látex toda metida, Tedu se pinza los gruesos y largos pezones. Tiene ambas pinzas cogidas por un cordel. La polla se le mete hasta el fondo, como si su mano no fuera de ella. A una velocidad endiablada. A los pocos minutos de tener los pezones pinzados, estirándoselos con ayuda del cordel, se pone loca de excitación sexual. Levanta las nalgas al aire. Así sin saberlo le ofrece a su hijo un primer plano de su carnoso coño. Sacude las nalgas de forma violenta, con ayuda de sus macizos muslos. Con su peludo coño, chorreando jugos como un grifo mal cerrado, haciendo la polla un chapoteo, que la enerva los sentidos. ─AAAHHH…AAAHHH…MMM SÍ COMO ME FOLLA EL CHOCHO ESTA POLLAAA…AAAY…AAAY…MÍS PEZONES. ─NECESITO UNA POLLA…AAAHHH QUE ME FOLLE DURO…COÑO ME CORROOO…COMO ME CHAPOTEA GUARRO EL CHOCHOOO…ME CORROOO…AAAHHH… Tazo con los ojos desorbitados, ve en primer plano a su mamá toda espatarrada. La ve sacudir el chocho, con gran placer, sollozando porque la folle una polla. Se corre a la vez que su madre gimiendo de placer. ─OOOHHH…¡¡MAMÁ!! CÓMO QUIERO METERTE MI POLLA…SÍ, LLENARTE EL CHOCHO DE LECHE…ME CORROOO…¡¡MAMÁ!! El coño materno chapotea jugos de forma escandalosa. Produciendo un sonido acuoso que, enerva los sentidos de la ardiente madre y el hijo voayeur. ─PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS… ─AAAHHH…ME CORRO A CHORROSSS…PLAFSSS… En la bañera la madre está toda estirada. La abundante espuma la cubre, hasta las tetas. Nada más meterse en el agua, el mimado hijo, pasa sus piernas por debajo de los macizos muslos de su madre. Tedu como buena latina, ha puesto la radio, suena de fondo una melodiosa bachata ─♪♪♪…♪♪…♪…♪…♪♪♪…♪…♪♪♪─ la espuma cruje suavemente, como acompañando los sensuales acordes. Tazo como lo llama su mamá, estira sus dedos, hasta rozar su gruesa polla, y al lado mismo, el peludo y carnoso coño de la madre. Se acomoda la gruesa polla que, está algo «morcillona» pulsando como si tuviera corazón. Los dedos rozan la pelambrera ensortijada. La acaricia arriba y abajo. La madre parece estar flotando, toda relajada. El zalamero adolescente roza con la punta de los dedos, los carnosos labios, calientes por la temperatura del agua. Mete tímidamente la punta del dedo medio, comprobando lo caliente que está el coño. La mano de la madre, roza la verga, con la punta de los dedos. Tantea el grueso cipote, siguiendo hasta el final. El chico rota el dedo, notando como el caliente coño le aprieta. Sin esfuerzo entra hasta el fondo. La madre empuja suavemente el culo hacia el invasor, dejando ir un suave gemido ─Mmm…¡¡Aaaggg!! Tazo abre un instante los ojos cerrándolos rápido. Su madre está acariciándose una de las tetas, con los ojos cerrados. La madre materna coge la gruesa polla. La aprieta duro un instante. Como comprobando lo dura que es. Relaja los dedos, moviendo la mano por toda la barra, sin prisa. Acaricia la polla desde la gruesa cabeza, hasta las hinchadas pelotas. El hijo, al sentir como la madre le acaricia la polla, mete un segundo dedo. Los hace rotar inclinados, hurgando morbosamente los entre abiertos labios. La madre al sentir como le acaricia el coño el chico, solloza de placer, se queja por pura coquetería, sin hacer nada por detenerlo ─MMM…Aaahhh mijo, no seas malo con tu mamá…─ al oírla el chico se envalentona, metiendo profundo los dedos, dándole un rápido mete saca a la excitada madre…─. Tedu al sentir los dedos de su hijo, como se le meten hasta el fondo, aprieta con lujuria la verga de su pequeño, acelerando las caricias. Está pajeando al hijo sin recato alguno. ─Aaahhh…Aaahhh…no puedes tocar así a mamá…Mmm, me estás confundiendo Tazo…tu papá nunca me tocó así…perverso…debes aplicarte en las notas del cole…e ir a clase todos los días... Los sexos de madre e hijo están casi rozándose. El chico está con los ojos cerrados, disfrutando la paja que le hace la madre ─Ooohhh…mamá que buena eres conmigo…m-me aburro en el cole, no estoy motivado, no pares, tu mano que rico lo siento. El chico con el dedo pulgar acaricia el carnoso clítoris de su mamá. Ella al sentirlo se corre, moviendo las caderas, haciendo que el chico se corra, pajeándolo rápido, tironeando la polla, como si no creyera que es real. ─AAAHHH CARIÑO SÍ, TOCA MÍ PIPA ASÍ…ERES MALO CON MAMÁ…AAAHHH… ─fuera de sí, excitada como nunca se ha sentido antes, grita fuera de sí ─¡¡ME CORROOO…!! Sin soltar la verga del chico, la madre acelera la mano hasta que Tazo lanza varios chorros de leche. El hijo al estar con los ojos en blanco no ve, como su madre se lleva la mano llena de su leche a los labios. Nada más acabar, la madre le dice al adolescente ─mijito esto es un secreto tuyo y de mamá ¿Ok mi amor? ─el chico la mira con grandes ojos, atrayéndola hacia él, estirándola de los brazos. Tedu queda sentada encima de su mimado hijo. El ardiente coño, está literalmente encima de la gruesa morcilla. ─Cl-claro mamá… ─la susurra el zalamero hijo, rodeando a su madre con sus musculosos brazos, a la vez que, se mete una teta de la madre en la boca ─será nuestro secreto ¿sí…? El chico conociendo a su madre más de lo que ella imagina, lame con fuerza el grueso y oscuro pezón. ─MMMPPP…SLURPPP…SLURPPP…SLURPPP…SLURPPP…que pezón tienes mamá tan dulce y sabroso… ─AAAHHH…no hagas eso…AAAHHH…malo… Las caderas de madre e hijo se frotan, como una maquina sincronizada. La madre siente la polla del hijo, como una barra de hierro. El coño se le mueve solo. Tazo al sentir como su madre le frota el coño, muerde duro el pezón, estirándolo perversamente. ─Uuufff…QUÉ PEZÓN TIENES MAMÁ CACHONDA…MMM. ─AAAHHH…NO LO MUERDAS ASÍ DE DURO…AAAHHH… Madre e hijo se vuelven a correr. Tedu sujeta amorosamente la nuca de su hijo, mientras le come el pezón perversamente. Con la otra mano se frota la gruesa polla del hijo contra su excitado y caliente coño, como si fuera una amazona. El chico frota la verga contra el coño, sintiendo como su madre le chorrea de jugos la polla. ─OOOHHH MAMÁ QUÉ CHOCHO TAN CALIOENTE Y JUGOSO TIENES…OOOHHH…TÓMA MI POLLAAA… En el momento de correrse se abrazan, sollozando, gritando como uno solo… ─OOOHHH…CARIÑO…TU POLLAAA… ─AAAHHH…MAMÁ…TU CHOCHOOO… ─¡¡ME CORROOO…!! ─¡¡ME CORROOO…!! Los siguientes días Tazo, siguió espiando a su madre a diario. Se atrevió a cogerle a su madre las braguitas, húmedas de jugos, al dejarlas ella en el cesto de la ropa. Tedu intentó ser comprensiva con su rebelde y mimado hijo- ─Tazo debes asistir a clases, y esforzarte con las notas ¿Quieres ser un ignorante sin beneficio el día de mañana? Sólo vas a clase cuándo tu papá está por acá. ¿Quieres seguir así...? ─No me importa lo que digas mamá, me aburro en clase. No tengo apenas ningún amigo ¿No lo entiendes mamá? ─Salgo por unos recados, tú veras qué haces el día de mañana. Al salir la madre, el adolescente tiene remordimientos. No está seguro si quizás se pasó algo con su amorosa mamá. ─Creo que, se me fue esto de las manos, ella lo hace por mi…piensa un poco, no seas pinche ─se dice para sí el rebelde. Sin pensárselo dos veces, se va a la alcoba de su madre. Busca entre la lencería ─estoy seguro las vi por acá…─ da con una tanga transparente de gasa ─al verla sufre un sobresalto ─sí esta es. Después de mirarla unos instantes, arrodillado, se la lleva a la nariz ─Snifff…snifff…Mmm tu olor mamá que, rico huele tu chocho…─. Excitado extrae la verga que, ya está como una piedra de dura. Cuándo más excitado está, escucha una voz familiar. ─Vaya…vaya…eres más pervertido de lo que yo llegué a imaginar… ¿huele bien el coño de tu madre…? ─Eh…eh…no…esto ¿te habías ido a com…prar mamá? ─Realmente veo que te excita olor mi olor íntimo…si tu padre se entera… ¿Qué crees que dirá? ─No…por favor ─suplica el hijo, descubierto─ bien, entonces reconoces que, te excita mi olor─ le dice dominadora, la madre. ─S-sí es verdad ─ siendo así es mejor que huelas la fuente de ese olor ¿no crees? ─le dice la ardiente Tedu. Diciéndole esto, se acerca al hijo después de quitarse la falda. Le acerca las braguitas hasta casi rozarle la nariz. Tazo observa la exuberante pelambrera. Los carnosos y abultados labios, se marcan contra la vaporosa tela. Algunos pelos negros, rizados escapan por los lados. La tela está algo húmeda, marcando los salidos labios. Tras aspirar intensamente un instante ─Snifff…snifff…Mmm─ pega la nariz al abultado coño. El olor le llega al cerebro. La polla se le pone gruesa y dura como nunca la ha tenido antes. Nota como le duele, por cómo la fuerte erección estira al límite la barra de carne. La madre con disimulo, mira la amoratada cabeza, toda dura y granate. No puede evitar compararla con la de su esposo ─E-es mucho más gruesa que la de su p-padre, y más grande…─. ─Mmm…así huele el chocho de mi madre…Uuufff qué rico y caliente huele ─piensa Ted, ensimismado por aquel dulzón y excitante olor. ─ ¿Bien te gusta el olor del coño de tu madre, pequeño vicioso…? ─. El rebelde hijo sorprende a Tedu. Aparta la húmeda tela, metiendo la lengua en el coño. Los húmedos labios dejan pasar al carnoso apéndice. Tazo mete con desparpajo la lengua. ─SLURPPPP…SLURPPP…SLURPPP…SLURPPP…SLURP… ─AAAHHH…querías esto en realidad…saborear mís jugos pequeño pervertido…AAAHHH…sí tómalos…MMM. La madre se espatarra toda, quedando sentada encima de la boca del chico. ─MMM…OH MAMÁ QUÉ CHOCHO TAN SABROSO Y DULCE TIENES SÍ… ──SLURPPPP…SLURPPP…SLURPPP…SLURPPP…SLURP… El chico sabe atrapar rápido el carnoso clítoris. La ardiente mexicana no resiste mucho, como la chupa de rico su pequeño ─AAAHHH…SÍ COMETE ASÍ MI CHOCHO…AAAY…CHUPA AHÍ MÍ PIPA…AAAHHH. ──SLURPPPP…SLURPPP…SLURPPP…SLURPPP…SLURP… Tedu nunca ha sentido tanto gusto. Su esposo nunca ha querido comerla el coño. En el instante de correrse, Agarra la verga del hijo. Siente que le quema la mano, además de notarla como una barra de hierro. Tazo mete a su caliente madre un dedo en el culo. Eso la pone más cachonda. Coge la cabeza del hijo, frotándole todo el coño contra su boca. ─AAAHHH…¡¡CABRÓN!! NADIE ME HA COMIDO ASÍ EL COÑO…NI TOCADO EL CULO…AAAHHH METE LA LENGUAA EN EL CHOCHO DE TU MADRE…ASSSÍ… ──SLURPPPP…SLURPPP…SLURPPP…SLURPPP…SLURP… Tedu grita como si su pequeño la matara de placer. ─¡¡AAAY ME CORROOO…!! Nada más correrse la madre se sienta para descansar en el sofá. Tazo está con la polla mirando al techo. Aún saborea los jugos de su caliente madre. ─ Mamá porfa dejame meterla, aunque sea sólo un poco. La madre estira la mano, cogiendo la gruesa morcilla, atrayendo hacía ella al hijo. ─E-está realmente muy dura, debe dolerte mucho ¿es así cariño? ─ ¡¡sí mamá…!!─responde rápido, el zalamero hijo. ─Está bien hijo, ven aquí ─dice la cachonda madre. Se estira en el sofá toda espatarrada ─OH MAMÁ COMO TE QUIERO… ─la responde excitado el chico, colocándose entre los muslos abiertos. La caliente mexicana, se enfila entre los carnosos labios el grueso cipote. Sólo sentir el grosor de la polla del hijo, chorrea de jugos la amoratada cabeza. Le parece mucho más gruesa que la de su esposo. Al tener a su hijo por cesárea, y estar tan mal dotado su esposo, hace que, sea muy estrecha de puente. ─¡¡AH…!! CARIÑO METELA SIN PRISA, ESO ES… ─¡¡OH…MAMÁ!! TU CHOCHO ES MUY ESTRECHO Y JUGOSO… ¿ASÍ QUIERES LA META…? La idea de la madre es no dejarse follar por el hijo. Sólo dejarle que la meta un poco el cipote. Llevado por la excitación, Tazo enviste a la madre toda la polla, al sentir lo jugoso y caliente que es el coño materno. ─PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS… ─OOOHHH ¡¡QUÉ CHOCHO…!! SE TRAGA TODA MI POLLAAA…¡¡MAMÁ!! Tedu sorprendida, al sentir lo gruesa y dura que es la polla de su hijo, lo atenaza por los riñones. Siente como la folla todo el coño, como nunca la ha follado nadie antes. ─¡¡AAAHHH…!! TED NO LA METAS TAN HONDO… ¡¡AAAHHH!! ME LA ESTÁS METIENDO TODAAA… El hijo excitado mete la polla en cada envite, hasta chocar sus huevos en el peludo coño. ─¡¡OOOHHH MAMÁ!! ¿ASÍ ENTRA BIEN MI POLLA…TE GUSTA COMO TE LA METO? TU CHOCHO CHORREA MUY RICO… ─ PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS… ─AAAY…AAAY…SÍ CARIÑO METELA MÁS…ME FOLLAS MUY RICO…¡¡GOLFO!! ─ PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS… Excitada y cachonda Tedu, no puede dejar de pensar. Con las mejillas purpura por la vergüenza que siente por el incesto, mientras se corre con la polla de su pequeño… ─AAAHHH…AAAHHH…me corro como una puta, con la polla de mi hijo…folla mejor que su padre…─Dispuesta a disfrutar de su pequeño interrumpe un instante la follada. ─Espera cariño ─le dice sonrojada hasta las orejas─ mamá va a enseñarte una nueva postura…─ la madre se pone a cuatro patas, con todo el coño ofrecido. Cachonda pérdida soltando jugos, incita al ardiente adolescente ─METELA TODA CARIÑO…HASTA LOS HUEVOS. Tazo sin hacerse repetir, envista a su madre Tedu, cogiéndola con fuerza de las caderas. ─ PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS… ─OOOHHH MAMÁ…ASÍ TE METO MÁS TODA LA POLLA ¿ASÍ QUIERES TE FOLLE…PUTA? COMO FOLLASSS… La madre apoya la cabeza en el sofá, levantando al máximo el culo. Ofreciéndole así todo el coño, como una puta. Solloza como una guarra, con los ojos en blanco, apretando los nudillos. ─AAAHHH…AAAHHH…ME METES EL CIPOTE EN EL FONDO DEL CHOCHO…¡¡FOLLAME HIJO!! ─ PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS… ─OOOHHH TU CHOCHO ME APRIETA DURO ¿FOLLO MEJOR QUE PAPÁ? ─AAAY….AAAY…QUÉ PERVERSO ERES…SÍ ME FOLLAS MEJOR QUE TU PAPÁ…TU POLLA ME LLENA TODAAA… ─ PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS…PLAFSSS… ─OOOHHH…MAMÁ ME VOY A CORRER ME ORDEÑAS LA POLLA…QUIERO LLENARTE DE LECHE…ME VOY… ─SÍ LLENAME CON TU LECHE CARIÑO…DASELA A MAMÁ…TODAAA. ─Tazo y Tedu se corrieron Enganchados como perros rabiosos. A cada mete saca violento, las pelotas golpearon el peludo coño de la madre, llenándola con un chorretón de leche. ─AAAHHH…AAAHHH ME LA CLAVAS MUCHO ME MATASSS…LLENAME DE LECHEEEE… ─TOMA LA POLLA M LA APRIETAS DURO…¡¡MAMÁ!! Se corrieron como una máquina sincronizada del sexo. Sacudiéndose ambos cuerpos al unísono… ─¡¡ME CORROOO…!! ─¡¡ME CORROOO…!! ─Si quieres más el coño de mamá debes ir de seguido a clase desde mañana. Y traer mínimo notable en la mitad de las notas. Si lo haces mamá será tuya en cuanto vea las notas. La ardiente madre y abnegada esposa, no pudo evitar pensar, mientras hablaba con su hijo ─espero se aplique rápido, mi coño necesita la polla de mi hijo, Mmm…─. Durante varios días, Tedu encuentra sus tangas más excitantes, llenas de la leche de Tazo. Aun así la madre no sucumbe a las miradas de deseo de su zalamero hijo. El incauto esposo, Cándido, se extraña al llegar a casa, y no ver al hijo, holgazaneando. ─Hola esposa no veo por aca al faldero de tu hijo… ¿Dónde se fue? ─está en el instituto, lleva ya unos días yendo de seguido… ─responde orgullosa la madre─ e- ¿en serio lo dices? ─ pregunta incrédulo el esposo ─. En esos instantes suena el móvil de ella ─ ¿sí dígame…?─ ¿La señora Tedu Castro…es Vd.? ─se escucha al otro lado─ sí yo misma… ─soy el profesor de Tazo, su hijo. ─ok ¿pasó algo con él…? ─pregunta la madre alarmada─ no, no se preocupe Vd. no la he querido alarmar, al contrario. Estamos los profesores sorprendidos del cambio que dio Tazo ─la abnegada esposa pone el altavoz, para que así su esposo escuche la conversación ─ como le decía, su hijo ha cambiado de forma espectacular, se le ve muy motivado… El esposo no da crédito a lo que escucha, quedando boquiabierto. La amorosa madre se siente el coño húmedo, de deseo por la verga del hijo. ─Gr-gracias señor profesor… ─responde orgullosa y nerviosa la abnegada madre─ su llamada nos hace muy felices, a mi esposo y a mí ─no me las de─ responde la voz al otro lado─ sólo quiero adelantarla que Tazo, trabajó duro. Consiguió varios notables… ¿Cómo hizo con su hijo, Sra. Tedu…? ─.─sólo le hice ver que, era por su bien. Lo animé a que se metiera a fondo…y él descubrió lo mucho que así puede conseguir… ─La madre al explicarlo, aprieta los muslos, al sentir como su coño late de deseo, dejando ir algunas gotas de jugos, recordando cómo la ha follado el chico, hace unas semanas… ─Gracias Sra. salude al Sr. Cándido de mi parte, buenos días tengan ─gracias profesor, igual para Vd. ─responde emocionada la ardiente madre. El esposo la abraza, todo orgulloso ─parece que, has conseguido quiera meterse a fondo, y de qué manera ─.─sí esposo, tiene una habilidad natural, yo misma me sorprendí…al sentirlo…─. Tedu acaba las últimas sílabas, yendo hacia el lavabo. Se nota el rubor en las mejillas. Nada más entrar, se toca el coño, descubriendo como suelta jugos ─…Mmm Tazo no tardes en venir hijo… ─murmura para si la cachonda madre. Cándido se está despidiendo de su esposa, en el momento que aparece Tazo a lo lejos, acompañado de otros compañeros de clase. Los chicos al ver a la señora Tedu, abren los ojos desmesuradamente. ─Oh Tazo, eres un tipo suertudo. Mira qué mamá tienes… Los otros chicos secundan su expresión ─Oh mirarla nada más. Tazo los zarandea, mientras se siente las mejillas algo ruborizadas ─es mi madre, no seáis cabrones…─. Cándido su padre, lo llama ─Tazo…ven, ¡¡me voy de viaje!! ─El director nos ha llamado esta mañana. Parece que has descubierto, lo que puedes conseguir haciendo caso a tu madre, metiéndote hasta el fondo como ella te dice… Estamos orgullosos de ti, ¿Verdad esposa…? ─ ¿Eh? Ah…sí ─responde algo sonrojada la madre, que está en ese instante, con la mente ocupada, recordando cómo la folló hace días el hijo… ─Vaya papá, no es para tanto…en realidad, estoy deseando volver a hacerlo con mamá…digo eh…meterme como ella me dice… La madre al escucharlo, gira la cara hacia atrás para que el esposo no la vea. Se nota la cara púrpura, y el coño húmedo. Todo a la misma vez ─Uuufff…¡¡ crío estúpido…!!─ piensa la excitada y nerviosa madre. Esposa e hijo abrazados, despiden al señor Cándido, desde la puerta. El osado chico, deja la mano en las nalgas de la madre. Se atreve a acariciar las dos nalgas, apretándolas con deseo. La madre, mientras despiden al esposo con la mano en alto, le da un codazo con disimulo, susurrándole al hijo ─ ¿Qué…crees…estás…haciendo? ¡¡Estúpido!!...está…aquí…tu padre… ¡¡Adiós esposo…cuidado…con…la…carretera…!! ─ ¡¡Cuida de la casa y de tu madre, hijo!! ─grita el padre ya lejos ─sí papá descuida, ya lo estoy haciendo…─ responde el chico. La madre al oír al descarado hijo, siente como se le moja el coño, de forma escandalosa. Nada más acabar de comer, Tazo, con el rubor hasta las orejas, le dice excitado a la madre ─M-mamá…─extiende delante de la madre, el boletín con las notas. La mano tiembla de pura lujuria y excitación sexual. La señora Tedu coge el boletín. Su mano tiembla igual que la del hijo. De diez notas, ha obtenido seis notables. La madre recuerda en su mente, las palabras que pronunciaron sus labios, semanas atrás… ─ Y traer mínimo notable en la mitad de las notas─. Después de unos instantes que, al hijo le parecen eternos, la excitada madre le pregunta ─ ¿Q-que quieres hacer hijo…?─. Nada más oírse, siente como se le humedece el coño. El excitado adolescente la responde, con la mirada en el suelo ─Q-quiero oler tu olor íntimo…desde la fuente… La madre al oír como el chico, utiliza las mismas palabras pronunciadas por ella, hace días, se le dispara la lujuria. ─E-está bien hijo…─ apenas pronunciada la última sílaba, Tazo ya está sentado en el suelo. Tiene la espalda apoyada, en el frontal del sofá. Sus ojos miran con deseo, hacia la corta falda de la madre. La madre se acerca al hijo, separando ambas piernas. Se asienta en la cara del chico, apartándose las braguitas con una mano. Hace que el exuberante y húmedo coño, quede en contacto con la boca del hijo. ─ ¿E-esto es lo que quieres…hijo p-pervertido…?─ pregunta con las mejillas púrpura, de pura vergüenza y morbo, por el obsceno incesto que están cometiendo… El chico huele profundamente el coño de la madre, sin responderla… ─Snifff…Mmm Snifff…Mmm Snifff…Mmm Snifff…Mmm. Sin previo aviso, la coge por las nalgas, atrayéndola hacia su boca. Mete la lengua profundamente, saboreando cada gota de los jugos que le da su madre. ─Slurppp…slurppp…slurppp…slurppp…slurppp…slurppp…OOOHHH… ¡¡¡Q-QUE CHOCHO…TAN SABROSO…!!! Brama excitado el adolescente. La madre, al sentir la lengua como le lame todo el coño, solloza y gime, cachonda pérdida… ─¡¡¡OOOGGG…NENE!!! A la vez que lame el coño a la madre, le da nalgadas mientas manosea con deseo el culo. ─Slurppp…slurppp…slurppp…slurppp…slurppp…slurppp…slurppp…¡¡QUÉ JUGO TAN SABROSO TIENES…!! ¡¡DAMELO TODO MAMÁ…!! La madre no aguanta apenas unos minutos sin correrse. ─OOOGGG…SÍ, TÓMA MI CHOCHO…COMÉTELO TODO…PERVERTIDO…AAAHHH…ME MATAS DE PLACER… TAZO ME CORROOO… A la vez que mete la lengua en el fondo del chocho de la madre, la introduce el dedo corazón en el culo. La caricia pone cachonda a la madre, hace que se corra violentamente… ─¡¡AAAHHH…!! QUÉ PERVERTIDO ERES…SO DESCARADO… La madre coge entre sus manos la cabeza del hijo. Sacude el coño con violencia de forma convulsiva, al sentir cada lametazo del hijo ─ SLURPPPP...SLURPPP…SLURPPP…¡¡QUÉ CHOCHO!! ─AAAHHH…SÍ TÓMALO CABRÓN…ME CORROOO… Nada más correrse, cae medio desmadejada, sentada en el sofá. Al recuperarse un instante, ve al hijo de pie, al lado de ella. Está con la polla, dura como una barra, mirando al techo. Sin mediar palabra, el adolescente coge a la madre del pelo. La hace que le coma toda la polla. La excitada y pervertida madre, pasa la lengua a todo lo largo de la gruesa y dura polla. Atrae hacia ella al chico, cogiéndolo de las nalgas. El hijo excitado de ver como la madre le come la polla, enviste la gruesa cabeza, hacia la boca de su madre. ─¡¡OOOHHH…MAMÁ!! SÍ COMETELA TODA…UUUFFF. ─SLURPPP SLURPPPP SLURPPP LA TIENES…MMMPPP MMMPPP MMMPPP MÁS GRUESA Y GRANDE QUE TU PAPÁ…MMMPPP ¡¡QUÉ POLLA!! El chico envalentonado, coge de la leonina y negra melena a la madre. La hace se trague toda la polla, hasta la garganta. ─OOOHHH…REPUTA, TÓMA LA VERGA DE TI HIJO ASÍ, HASTA LA GARGANTA ─MMPPP MMMPPP MMMPPP…MMMPPP…COF, COF, COF… La señora Tedu, se ahoga al sentir el grueso cipote de su hijo en la garganta. Cachonda y excitada como una perra, se queja por pura coquetería femenina. ─MMMPPP…ME AHOGAS BRUTO MMMPPP MMMPPP. ─ESO TE PASA POR SER UNA MAMÁ TAN CALIENTE, TÓMA POLLA ¡¡GUARRA!! Tazo, desoyendo a la madre, la vuelve a envestir el grueso cipote, hasta la garganta… ─MMMPPP MMMPPP MMMPPP. La madre excitada, de ver como la trata el chico, lame con vicio, lengüeteando toda la polla, y los peludos huevos. El chico brama por cómo le come la polla la madre. ─¡¡OOOHHH MAMÁ!! QUÉ BOCA TIENES…ME VOY A CORRER…PARA POR FAVOR. La señora Tedu se sienta toda espatarrada en el sofá. Se abre el coño con ambas manos, con cara de puta, incitando al hijo. ─ ¿Es esto lo que quieres hijo? El adolescente no puede creerlo. ─¡¡¡OH MAMÁ!!! La excitada madre se enfila el grueso cipote, entre los húmedos y abiertos labios ─Mételo así cariño, no te dolerá… El hijo excitado, se deja caer sobre la madre que, lo acoge espatarrándose toda. Atenaza con sus macizos muslos al chico por los riñones. Tazo le mete de una envestida toda la polla. Madre e hijo miran morbosamente como le mete toda la polla a cada mete saca. ─UUUFFF TIENES EL CHOCHO MUY HÚMEDO Y CALIENTE…¡¡¡OOOHHH MAMAÁ!!! ─¡¡¡OOOHHH CARIÑO!!! TU POLLA ME LLENA TODO EL CHOCHO… ─SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF… ─El mete saca produce un acuoso chapoteo, excitándolos como animales. La señora Tedu coge al hijo del cuello, iniciándolo a que no deje de follarla. ─¡¡OOOHHH CARIÑO!! ME ESTÁS METIÉNDO MUCHO LA POLLA…¡¡FOLLAME ASÍ EL CHOCHO!! ─OOOHHH QUÉ RICO TE FOLLO MAMÁ…TU CHOCHO SE TRAGA MI POLLA…¡¡REPUTA!! ─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF… La madre siente el grueso cipote en el fondo del coño. Ningún hombre la ha follado así de profundo jamás. ─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF… ─ME HACES CORRERME YA TAZO, TU PADRE NUNCA ME FOLLÓ ASÍ…TU CIPOTE ME LO CLAVAS DEMASIADO…ME CORROOO… A cada mete saca, lo incita a que no deje de follarla, cogiéndolo del cuello como si quisiera ahogarlo. ─AH, AH, AH, AH, AH, méteme toda la polla hijo…así…clávame sabroso todo el cipote…me matas de placer…¡¡CABRÓN!! Follas mejor que tu papá… Nada más correrse, el hijo la sorprende con una atrevida petición. ─Mamá quiero follarte de a perrito, dejame porfa… El enmadrado hijo, la besa en la mejilla, de forma mimosa. ─Está bien Tazo, para que veas que tu mamá no te niega nada. Anda ven aquí… La señora Tedu se pone a cuatro patas, encima del sofá. En esa postura, en frente, hay un retrato familiar. Están su abnegado e inocentón esposo, Cándido, Tazo y ella. ─Métela sin prisa cariño, disfrutalo hijo, te lo has ganado. ─¡¡OH MAMÁ!! QUE BIEN SE TE VE DESDE AQUÍ. ERES LA MEJOR MADRE DEL MUNDO… Tazo sorprende gratamente a su madre. Excitado, sin ponerse nervioso, consigue enfilar el cipote a la primera, en el coño materno. Al sentir lo húmedo y estrecho que es, se deja ir. Le mete a la madre toda la polla, hasta que los huevos chocan con la abultada pelambrera. Madre e hijo, braman por el placer que sienten, por el desparpajo de él. ─¡¡¡OOOHHH MADRE!!! ─¡¡¡AAAHHH HIJO!!! ─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF… En esa postura, la señora Tedu siente como la verga del hijo, la roza más todo el coño, a cada mete saca. ─AH, AH, AH, AH, AH…LA METES MUCHO…NO SEAS BRUTOOO…AH, AH, AH, AH, AH, AH… Tazo, a pesar de ser un adolescente, ha visto muchos vídeos de maduritas. Su madre a pesar de lo que le dice, ve que empuja el culo al ritmo que él la marca. ─UUUFFF ¡¡MAMÁ!! TE METO ASÍ TODA LA POLLA…QUÉ RICO MUEVES EL CHOCHO…TÓMA POLLA…¡¡PUTA!! ─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF… ─AAAHHH…AAAHHH…TU PAPÁ NUNCA ME HA FOLLADO ASÍ…ME CORROOO…¡¡CABRÓN!! ─OOOHHH…SÍ CORRETE CON LA VERGA DE TU NENE… ¡¡FOLLA REPUTAAA!! ─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF… ─ME CLAVAS TODO EL CIPOTEEE…. En ese preciso instante, suena el móvil de ella, al lado del retrato familiar. Las miradas de madre e hijo, convergen en el aparato ─♪ ♪♪♪ ♪♪ ♪♪ ♪♪ ♪ ♪ ♪♪♪ ♪ ♪♪ ♪♪♪ ♪♪♪ ♪ ♪ ♪♪ ♪♪ ♪♪ ♪ ♪ ♪ ♪♪ Al sentir la melodía, reconocen que es de Cándido. Madre e hijo, aceleran como una máquina del sexo los envites. ─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF… ─AAAHHH…ES TU PADRE…NO ME LA METAS TANTOOO. ─OOOHHH TU CHOCHOM SE TRAGA MI POLLAAA… ─ ¿S-sí…hola? MMM…AH, AH, AH… ─H-hola…cariño ¿estás bien…qué te pasa, te escucho como agitada…? Tazo, en ese instante, penetra a la madre lentamente, sacándola toda la polla, excepto el grueso cipote, a cada mete saca. Así la hace sentir intensamente cada centímetro, de la gruesa y dura polla. ─MMM…Aaahhh MMM…Aaahhh MMM…Aaahhh MMM... ─No e-es tu hijo que me está…dando un masaje. Y nunca me lo han dado así de intenso… Tazo, perversamente en ese instante, la penetra por sorpresa con toda la polla hasta los huevos… ─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF… ─¡¡AAAHHH…!! MMM…¡¡NENE!! Hablo…con…tu padre…AH. El santurrón del esposo, sorprendido, tras un instante pregunta ─Ah no sabía que le gustaba dar masajes… ─¡¡AAAHHH…!! S-sí tiene muy buenas cualidades…AAAHHH… ─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF… ─¡¡AAAHHH TAZO!! ─solloza la pervertida madre, al sentir como el hijo, la mete toda la polla con descaro, mientras habla con el esposo… ─ AAAHHH…más suave bruto… ─Parece que, se le da bastante bien cariño. Os dejo con el masaje. Dejale que aprenda mujer, no seas dura con él… El chico, excitado de follarse a la madre mientras hablas con su padre, la penetra más duro. La tironea con fuerza del pelo, haciendo que la madre mueva más rápido el culo. Mientras la susurra, perversamente al oído ─te…voy…a…clavar…el…cipote…en…el…fondo…del…chocho…mientras…hablas…con…papá…PU-TA… ─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF… ─¡¡AAAHHH…!! S-sí, se le da…muy bien, esposo…¡¡AAAHHH!! T-te dejo luego hablamos…te quiero esposo mío…¡¡OOOHHH…!! Nada más colgar el móvil, el hijo se le echa en la espalda. En esa postura, la coge con una mano ambas tetas. Con la otra la manosea todo el coño. La acaricia el clítoris, que no puede estar más hinchado y excitado. A cada mete saca, la gruesa polla roza el excitado clítoris. La folla loco de excitación, culeándola como un perro, sin apenas sacarle la polla en cada mete saca. Al sentirse follada así por el hijo, la señora Tedu, se vuelve loca de placer, cachonda pérdida. ─AH, AH, AH, AH, AH, AH, AH, AH, ME LA HAS METIDO TODAAA…AAAHHH… ─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF… ─NADIE ME HA TOCADO ASÍ EL CHOCHO…AH, AH, AH, ¡¡FOLLAME HIJO!! ─¡¡OOOHHH MAMÁ!! ASÍ TE LA METO TODAAA…COMO FOLLAS PUTA…TÓMA CIPOTE…¡¡GUARRA!! ─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF… Tazo se sube sobre las nalgas de la madre. Así la da un mete saca diabólico. A cada envestida, las peludas bolas chocan con violencia contra el exuberante coño materno. ─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF… La madre se queja, por cómo le clava todo el cipote. ─AAAYYY…ASÍ ME CLAVAS TODO EL CIPOTE…ME CORROOO…¡¡NENE…!! ─OOOHHH MAMAÁ TÓMA CIPOTE, ME CORRO CONTIGO, TÓMA LA LECHEEE… A cada envestida, Tazo le suelta a la madre un violento chorretón de leche. La señora Tedu, tiene varios orgasmos encadenados, con cada chorro de leche de su hijo. ─AAAYYY…ME CLAVAS MUCHO EL CIPOTE, TU LECHE ME QUEMA…ME CORRO COMO UNA PUTA…CON LA POLLA DE MI HIJO…¡¡AY QUÉ CIPOTE…!! ─OOOHHH TU CHOCHO ME ORDEÑA LA POLLA…ME SACAS LA LECHE…TE QUIERO MAMÁ… Nada más acabar «el masaje», Tazo, acaricia el ano de su madre, diciéndola ─Mamá dejame follarte el culo… La señora Tedu, al ver que el hijo aún tiene la polla dura, y lo que pretende, lo aparta ofendida. ─No te he prometido nada de mi culo. Si lo quieres, tienes que sacar notable en el examen final, ya lo sabes. Tazo no sabe que desde que, su madre ha follado con él, no hay noche que no se tenga que pajear. El placer que le ha sabido dar el hijo, metiéndole toda la lengua en el coño, la pone caliente cada vez que lo recuerda. Sobre todo, la habilidad del hijo al lamerla el clítoris, como su esposo no se lo ha hecho jamás. Sentir el dedo de su hijo, follándola el culo mientras le comió el coño, fue demasiado para ella. La señora Tedu, está deseando que su adolescente hijo la folle por el culo. No hay noche que, no se acaricie con esa imagen en mente. El Viernes, después de acabar la escuela, Tazo se acerca a su madre que, está sentada en el sofá, donde han follado hace pocos días. Ella va vestida con un vestido vaporoso, bastante corto. Deja a la vista del hijo, una buena parte de sus macizos muslos. ─M-mamá podrías…darme ¿un a-adelanto por las notas finales…? ─pregunta el chico, excitado y algo nervioso, sin apartar los ojos de los muslos de la madre─. ─Mmm… ¿Q-que…clase de adelanto has p-pensado?... ─le pregunta la señora Tazo, con las mejillas algo ruborizadas, excitada como el hijo ─ ¿U-un beso…porfa?─. Al oírlo la madre, siente como se le humedece el coño, por el descaro del adolescente. Tras unos instantes de pensarlo, mira el enorme bulto de la bragueta del chico. Se pone de pie acercándose al adolescente. ─ ¿Q-quieres decir un beso…?─ en la boca…como si fuéramos novios─ la interrumpe excitado, Tazo. La madre al oírlo siente como se le ponen más sonrojadas las mejillas. Se estira en un gesto coqueto el vestido. ─De verdad crees que, está bien que me beses así…s-soy tu madre… ─t-te quiero mucho mamá ¡¡porfa…!!─ aduce zalamero el hijo, con voz mimosa que, sabe lo caliente que es su madre. Mientras hablan, madre e hijo se han acercado el uno al otro. Tazo tiene cogida a su madre por las nalgas. Pasa las manos por debajo del vaporoso vestido. Descubre que, la madre lleva una braguita, tipo «tanga brasileña». El rotundo culo, se ha tragado la minúscula tela, dejando ambas nalgas desnudas. El hijo lo aprovecha, manoseando ambas nalgas con desparpajo. Se atreve a pasarla los dedos por el coño, descubriendo la tela, algo húmeda. La madre lo abraza por el cuello. Intenta poner cara de estar «ofendida o molesta», sin conseguir engañar al descarado chico. Tazo aproxima tímidamente sus labios a los de su madre. Tras unos segundos, ambas bocas se abren, encontrándose ambas lenguas. ─Mmmppp…mamá ─T-tazo eres…Mmmppp muy atrevido─ le dice la madre, sorprendida por el beso ardiente beso. Tras unos segundos, las lenguas se lamen la una a la otra. La excitación sexual de los dos se dispara. Tazo mete los dedos dentro de la tanga. Le repasa a la madre, toda la pelambrera. Se atreve a meterla dos dedos dentro del coño. El adolescente hace una pinza con tres dedos. Acaricia el ano de la madre, con el dedo pulgar. Tras unos instantes, consigue meter la primera falange del grueso dedo. La señora Tedu, al sentir el descaro con el que la hurga coño y ano, moja de jugos los dedos del adolescente, cachonda perdida. ─Mmmppp…Tazo T-tus dedos…¡¡Ooohhh…mi culo!! La pervertida madre, mete la mano dentro del bóxer del hijo. Cierra los dedos, morbosamente, con repetidos apretones, comprobando la dureza y grosor de la polla. ─Mmmppp…¡¡Ooohhh mamá!! estás muy mojada… La madre, al comprobar lo dura y gruesa que está la polla del chico le dice ─debe dolerte cariño, está como una piedra─ sí mamá, me duele mucho…─la responde mimoso, el enmadrado adolescente. Se desnudan uno al otro, sin dejar de besarse. Ambas lenguas se acarician, intercambiando saliva. El chico, tiene el coño de su madre cogido, con toda la mano. La señora Tedu se echa toda espatarrada en el sofá. Atrae hacia ella al hijo, atenazándolo por las caderas con sus potentes muslos. Tazo coge a su madre de las nalgas con ambas manos. Están como en la postura del misionero, pero con ambos cuerpos en vilo. Con una habilidad impropia para un chico de su edad, le empala a la madre toda la polla, mientras la sujeta fuerte de las nalgas. La madre mantiene el culo en vilo, mientras tiene atenazado al chico. ─¡¡AAAHHH…NENE!! LA METES MUCHO…NO TENGAS PRISA…¡¡FOLLAME CARIÑO!! ─¡¡OOOHHH…MAMÁ!! TU CHOCHO ES INCREIBLE…SE TRAGA MI POLLA… Madre e hijo, miran morbosamente como la polla penetra toda, a cada mete saca. ─AAAHHH METEMELA TODA…FOLLA MI CHOCHO ASÍ AAAHHH…¡¡QUÉ POLLA!! ─UUUFFF…TU CHOCHO ES MUY ESTRECHO Y JUGOSO ¡¡QUÉ CHOCHO!! La señora Tedu, caliente y cachonda como nunca se ha sentido antes, le susurra a su hijo… ─AAAHHH…ME LA METES TODA…ME CLAVAS MUCHO EL CIPOTE…¡¡CABRÓN!! ─OOOHHH…MAMÁ QUÉ BUENA ESTÁS…TU CHOCHO ES MUY SABROSO…¡¡PUTA!! La madre, al ser penetrada violentamente por el chico, acaba echada en la cama, toda espatarrada. En esa postura, Tazo, mientras la sujeta los muslos abiertos, le mete toda la polla a cada mete saca, golpeando las pelotas el peludo coño. Así madre e hijo ven perfectamente como la penetra con toda la polla a cada mete saca… ─SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF… ─AH, AH, AH, AH, AH, AH, AH, ME LA CLAVAS TODAAAA…ES MUY GRUESA HIJO… ─OOOHHH TE LA CLAVO TODA TÓMA POLLA, QUÉ RICO FOLLAS MAMÁ… ─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF… ─AAAYYY…TU PADRE NUNCA ME HA FOLLADO ASÍ…ME FOLLAS TODO EL CHOCHO…ME CORROOO NENE… ─UUUFFF COMO MUEVES EL CHOCHO PUTA…TÓMA CIPOTE…MUEVE EL CHOCHO MAMÁ… ─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF… ─ME CORRO HIJO…DAME LA LECHE…CORRETE CONMIGO CARIÑO… La madre nota como al adolescente se le pone más dura y gruesa la verga. Al sentirlo, atenaza con los músculos del coño, la verga. ─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF… ─OOOHHH MAMÁ TU COÑO ME ORDEÑA LA POLLA…TÓMA POLLA Y LECHE PUTAAA… ─AAAHHH LA TIENES MUY GRUESA…ME FOLLAS TODO EL CHOCHO…CORRETE….DAME LA LECHE… Tazo no aguanta como el coño de su madre, le ordeña la polla. La señora Tedu y su hijo, llegan juntos al orgasmo. Sienten un latigazo de placer que, les hace levantar los cuerpos del colchón. Ambos gritan cómo animales, mientras el hijo la penetra sin miramiento ninguno, a cada chorretón de leche. ─¡¡ME CORROOO…!! ─¡¡ME CORROOO…!! ─QUÉ CHOCHO TIENES…TÓMA POLLA…¡¡GUARRA!! ─ SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF…SPLAFFF… ─SPLAFFF…SPLURTTT…AH, SPLAFFF…SPLURTTT…AH, SPLAFFF…SPLIURTTT…AH, SPLAFFF…SPLURTTT…AH, ME LA CLAVAS TODA, ME QUEMA TU LECHE… A cada día que pasa, Tazo es más descarado en los tocamientos a su madre. El esposo, inocentón como su mismo nombre, Cándido, no se da cuenta de nada. El sábado noche, mientras ven una película en familia, madre e hijo se manosean delante mismo del esposo. Tazo vuelve de la cocina con un bol enorme de palomitas. El padre está sentado en su sillón, apenas unos metros delante de ellos, dándoles la espalda. Está medio adormilado. Al volver ve a su madre que, se ha tapado los muslos con una fina manta, a pesar de que aún es verano. Nada más sentarse, deja su mano en los muslos de su madre. Ella lo ignora totalmente, sin apartar la mirada de la pantalla. El chico sube la mano lentamente, hasta rozar la tanga. La nota húmeda. Mira de reojo a su madre que, parece estar «ausente». Sólo se la ve, algo sonrojadas las mejillas. Tazo coge el coño con toda la mano. Mete dos dedos por el borde, repasando el exuberante coño. Repasa sin prisa alguna la húmeda pelambrera. La señora Tedu, separa los muslos, sin dejar de mirar el respaldo del sillón, donde su esposo sigue atento el film del oeste. La madre mete la mano dentro del pantalón del hijo. Con sigilo, le quita el pantalón de deporte. Agarra bajo la manta, la polla del chico. Recorre con la mano la dura verga, sin prisa alguna. A la vez que tironea la polla, sus dedos dan morbosos apretones a la barra de carne. Siente como gana dureza y grosor, a cada caricia suya. Tazo, mete dos dedos dentro del coño que, está empapado de jugos. Siente lo caliente y húmedo que tiene su madre el coño. Mete los dedos hasta el fondo, sin dejar de mirar, igual que hace su madre, el respaldo, donde está sentado su padre. La madre, se tapa la cara con un cojín, para que, no la escuche gemir el marido. ─Mmmppp…oh…mmmppp…no…me…toques…así…tu…padre…oh…puede…oírnos…Mmmppp. Su mano, acelera los movimientos, a la vez que, agarra más fuerte la gruesa morcilla del hijo. Sin previo aviso, esconde la cabeza bajo la manta. Se lanza como una loba, por la polla del hijo. Pasa la lengua, sin ninguna prisa, desde la base hasta las gruesas pelotas. ─Slurppp…slurppp…slurppp…Mmmppp…slurppp…slurppp… El adolescente, no puede creer que, su madre sea tan puta, y tan caliente. ─Uuufff…mamá…¿qué…me…haces…? Nunca…me…la…has…comido…así…de…rico…Ooohhh…¡¡joder…puta…!! ─Ssshhh…calla cariño─ le dice la pervertida madre, mientras sigue la felación, tragándose toda la verga─ Mmmppp…mmmppp…mmmppp…mmmppp…mmmppp…mmmppp… Tazo mete los dedos hasta el fondo del coño. Los hace rotar lentamente, frotándole así a la madre todo el coño. La señora Tedu se corre, suspirando profundamente, con la polla del hijo, llenándola la boca. A la vez, sujeta la mano del hijo, para que no deje de pajearla. ─Mmmppp…oh…mmmppp…me corrooo…mmmppp…sigue así…mmmppp…oh… Sacando la cabeza debajo de la manta, se sienta en la polla del hijo. Se recuesta en el pecho de Tazo, sin apartar los ojos del respaldo del sillón. Le pide al hijo que no haga ningún ruido, llevándose dos dedos a los labios ─Ssshhh…no…hagas…ruido…cariño…deja…a mamá…─. Se enfila el grueso cipote. Lo nota grueso y duro como nunca lo ha sentido antes. Realmente, le parece que la mira amenazante, la gruesa cabeza amoratada. Con el salón en penumbra, se deja caer lentamente en la gruesa polla. La gruesa verga, la llena y le roza todo el coño, como nunca la sintió antes. Se gira algo sobre ella misma, abrazando al hijo. Se besan en silencio. Le susurra al hijo, sin deshacer el incestuoso morreo. ─Ooohhh…nene…tienes…la…polla…demasiado…gruesa…me… llenas…todo…el…chocho… ─Uuufff…mamá…tu…chocho…me…aprieta…demaiado…la…polla…está…muy…caliente…y…estrecho…es…demasiado…sabroso… ─Ssshhh…folla…a…mamá…me…voy…a…correr…con…la… polla…de…mi…hijo…delante…de…mi…esposo…Ooohhh… Tazo, coge las nalgas de la excitada madre, haciendo que las mueva más rápido, metiéndola toda la polla, hasta los huevos. La señora Tedu, al sentir como la folla el hijo se corre. Chorrea abundantemente la polla del chico. Silencia sus labios, morreando al hijo. ─Mmmppp…me…la…metes…mucho…cabrón…qué…rico…me…follas…hijo…mmmppp… Loca de excitación, se levanta sin sacársela del todo, dándose la vuelta. En esa postura, madree hijo se abrazan como si les fuera la vida en ello. Sellan sus labios, a la vez que Tazo le mete la polla hasta los huevos, dejándosela toda clavada. La madre se corre sin parar en un orgasmo múltiple. Le es imposible silenciar tanto placer. Llama con disimulo al santurrón del esposo. Se aclara la voz para disimular la excitación que la embarga. ─Ejem…C-can…dido… ¿duermes…???...─tras unos instantes, vuelve a preguntar, más excitada si cabe─ C-cándido ¿estás…dormido? ─al no obtener respuesta, solloza de placer, sin miedo a ser escuchada por el esposo. ─Mmmppp…cabronnn…así…me…la…metes…hasta…el…hutero…¡¡ME…CORROO!!….sin…parar…follame…más…el…chocho…mmmppp. ─Mmmppp…mamá…tu…chocho…me…muerde…duro…la…polla… ¡¡ME…CORROOO!!…en…tu…caliente…chocho…reputa… ─Correte…nene…dame…toda…la…leche…mojame…el…chocho… Ah…ah…ah…tus…chorros…me…llenan…todaaa… Con más práctica a cada follada, madre e hijo, se corren como una maquina sincronizada. Los dos culean como dos perros enganchados, sin que el hijo le saque nada la polla. ─OOOHHH…ME FOLLAS DELANTE DE TU PADRE…CABRÓN…¡¡¡ME CORROOO NENE!!! ─UUUFFF...QUE RICO ME FOLLAS DELANTE DE PAPÁ…PUTA…¡¡¡ME CORROOO MAMÁ!!! ΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩΩ EXAMEN FINAL, INCESTO ANAL. La última semana de las clases, Tazo no sale casi de su cuarto. La señora Tedu, sabe por qué actúa así su hijo. El padre, sorprendido y orgulloso a la vez, no sospecha qué hace que su hijo se esfuerce tanto en estudiar. ─Parece un chico más maduro, desde que has hablado con él, parece otro… ─sí, no me esperaba pusiera tanto interés, me lo demuestra en cuanto sales por la puerta. Te respeta mucho…Cándido─ la abnegada esposa, da un casto beso al esposo en la frente, para afirmarse en sus palabras. ─Te lo agradezco, esposa. Es obra tuya, no sé qué haría con él, sino fuera por ti. Por cierto me tengo que ir de viaje, después de comer. Estaré fuera todo el fin de semana. Espero no te disgustes, querida esposa. En ese instante suena el celular de ella ─♪…que…haría…sin…ti…♪♪…hijo mío…♪♪♪…tú, todo me lo dasss…♪ ♪♪ ─ ¿Sí dígame…? Sí hola, yo misma…Ah diga señor director… ¿d-de verdad…? ─la señora Tedu, conecta el altavoz─ su hijo Tazo…ha obtenido un notable alto, señora. La felicito por el cambio de su hijo. Ha sacado un 8,69…¡¡felicidades…!!─ el señor Cándido se emociona─ H-hola señor director, ¡¡ Soy el padre…!!─dice orgulloso, el cornudo esposo. ─Ah…señor Cándido, le felicito a Vd. también. Su esposa ha hecho un milagro con su hijo. No les molesto más, que tengan muy buenos días ─buenos días señor director─ responden al unísono, los emocionados padres. Nada más colgar el teléfono, la señora Tedu le dice a su esposo ─si te parece bien, esta tarde le voy a dar a Tazo nada más llegue, algo que me ha pedido hace tiempo. Mira, estoy escribiendo unos folios. Así nada más entre seguirá el rastro de los folios, hasta su regalo…─Jajaja…encima se lo vas a dar con sorpresa…─la interrumpe el sorprendido marido─. Es algo para él muy importante e íntimo, me lo ha pedido con mucho deseo ─estoy seguro que, siendo una esposa tan abnegada y una madre tan responsable, ─la dice, Cándido─ es algo que crees se merece ─ ¡sí esposo mío!─ la responde con vehemencia la esposa. ─Estoy segura que, voy a sentir muy dentro de mí, tanto placer como el que va a sentir él, cuándo se lo de… ─apenas pronunciada la última sílaba, la pervertida esposa siente como se le humedece el coño, ─eres una esposa y madre ideal cariño, gracias por ser así ─al oír a su santurrón marido, la señora Tedu se le acerca emocionada, dándole un casto beso en la frente. Nada más comer el matrimonio, Cándido se va en su camión. La señora Tedu lo despide desde la puerta, con un exagerado aspaviento del brazo ─regresa pronto esposo è Cándido la despide con un sonoro golpe de bocina ─¡¡¡MOCCC!!!─calle, hasta su dormitorio. ─En el primer folio escribe ─¡¡BIEN VENIDO TAZO!!─. A los pocos pasos, escribe un nuevo folio ─ è ─. Unos pasos más, en la esquina del salón coloca la abnegada madre un nuevo folio ─ë ─. Delante de la habitación de matrimonio, deja un nuevo folio en el suelo ─ä ¡¡¡ ENTRA…!!! TU PREMIO TE ESPERA… Nada más dejar los folios en su sitio, la señora Tedu se ducha. Se echa en el exuberante coño, un sensual perfume. Se viste con un body vaporoso, púrpura eléctrico, totalmente transparente, sin sujetador. Acaba el sexy atuendo, con unas medias, tanga, y liguero a juego. Aunque viven en una casa, alejada del resto del vecindario, baja algo la persiana, dejando la alcoba, en una sensual penumbra. Por último, enciende una barrita de incienso y unos cuantos velones. Al ver la hora, se le humedece el coño, de excitación y nervios, diciéndose para ella misma ─Uy…está a punto de llegar el crío─. Se sube en el centro de la cama, a cuatro patas, en la postura del perro. Pega la frente en el colchón, levantando al máximo el culo hacia arriba. Respira con dificultad, excitada y cachonda, por sentirse una madre tan pervertida e incestuosa. Huele en el aire el dulzón y caliente olor de su coño. Tiene la tanga toda húmeda. Después de comer en el instituto, con los demás compañeros y claustro de profesores, todos se van para casa. Los compañeros le felicitan, por su esfuerzo, y el resultado obtenido. Nada más despedirse de los compañeros, toma el camino hasta casa. La casa dónde vive con sus padres, está a más de diez minutos andando la más próxima. Nada más abrir la puerta, saluda en voz alta cómo hace siempre ─HOLA…─ Al hacerlo ve un folio blanco en el suelo. Tiene algo escrito con rotulador rojo ─¡¡BIEN VENIDO TAZO!! El adolescente se extraña ─Eh… ¿y esto…? Al entrar hacía el salón, ve un nuevo folio. Deja el portafolios, en una silla ─è─. Lo sigue hasta el siguiente folio ─ë─. Al llegar delante de la habitación de sus padres, se da cuenta que, tiene la polla dura, y la respiración algo agitada. Delante de la puerta, hay un nuevo folio ─ä ¡¡¡ ENTRA…!!! TU PREMIO TE ESPERA… Nada más leerlo, se le agita la respiración, diciéndose para sí mismo ─¡¡JODER…!! Empuja lentamente la puerta. Al hacerlo, no da crédito a lo que sus ojos están viendo. Nada más entrar lentamente, huele un olor dulzón y caliente que, le pone la polla dura, cómo nunca la ha tenido antes. La alcoba huele a CHOCHO CALIENTE, así con mayúsculas. Está en una suave penumbra. Esto hace que aún sea más excitante y sensual la escena. Varios velones y un barrita de incienso, le dan un «aire exótico». En el centro de la cama, su madre está a cuatro patas. Está con la cara enterrada en el colchón. Tiene el culo en alto todo ofrecido, como una esclava Kajira, ofreciéndose a su dueño y Amo. Las rotundas nalgas, se han comido la fina tela de la tanga, quedando así ambas nalgas desnudas. Entre los abiertos muslos, asoman de forma obscena, algunos pelos negros, ensortijados, brillantes de jugos. Nada más ver a su madre así, se desviste a toda velocidad. Siente que, le duele la verga, de lo dura y gruesa que la tiene. En realidad nunca se la ha visto así de grande y gruesa. La madre respira con dificultad. Tiene las mejillas rojas, hasta las orejas. Se arrodilla detrás de ella, amasando ambas nalgas, con deseo contenido. Las manosea y las abre mucho, como si fuera el dueño de aquellas excitantes y duras nalgas. Pasa la lengua por la húmeda tela. Al oler y saborear el jugo de su madre, siente que, le va a reve


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?