Relato Erótico de Incesto: Casa Zeta: Melisa

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2022-11-23


Casa Zeta: Melisa


Autor: CASAROBMAK

Categoría: Incesto

Este relato ya lo publique antes en otra cuenta, pero por problemas con mi correo tuve que cambiarme a una nueva cuenta asi que lo reenombre como Casa Zeta, asi mas facil de localizar este relato, quise tambien publicar mas relatos contando a mas a detalle esta relacion… Yo ya tuve experiencia antes con mi prima y mi madre, pero este seria el inicio de mi experiencia con una linda jovencita. Desde hace mucho tiempo eh sido alguien quien le gusta estar con varia mujeres, mi hija Melisa era cuidada por su tia, quien era tia mia y tambien la cuidaba mis primos, yo no era verdaderamente responsable, me la pase estudiando y trabajando hasta que me fue bien en el trabajo, a Melisa la tuve a los 21 años, y su madre era mas irresponsable que yo y no la vimos de nuevo. Melisa era mas que toda una chica muy curiosa, a sus doce años teniamos una relación muy tensa, no pasaba mucho tiempo con ella pero aun asi nos llevábamos bien, en la que algunas veces me daba besos en los labios, pero nunca tuve la intension de verla con esos ojos, era muy hermosa y se comportaba de forma madura para su edad, bueno, de cuando en cuando invitaba a algunas chicas a mi departamento, asi que no es secreto que Melisa supiera de lo que es el sexo, pues mi madre, osea su abuela con la que tambien tuve algunas experiencias en la cama, era quien le contaba a Melissa de lo que era el sexo a su modo, pues de esa misma forma me lo contaba a mi desde que era chico, el tiempo pasaba y con Melisa nuestra relación era mas como de amigos cercanos, pero lo que no sabia era que su abuela le contaba a Melisa de la relacion que tuvo ella conmigo hace años era como una relacion amorosa, lo decia de juego pues mi relacion con la abuela de Melisa era sexual, pero Melisa apenas entendia lo que se referia su abuela, ella pensaba que su abuela y yo eramos una pareja amorosa, mencionando tambien a mi prima con quien tuve sexo hace muchos años. Melisa siguió creyendo eso hasta sus doce años, donde un dia me menciono que si la abuela y yo eramos pareja, yo sorprendido le pedi una explicacion, y ella me conto todo de lo que su abuela le dijo (ella desde siempre fue muy liberal desde que yo era niño, pero eso es otra historia) despues de que me contara todo incluyendo lo de mi prima, le explique a Melisa que mi relacion que tuve con su abuela era una relacion diferente, hasta que Melisa me pregunto que si hubo sexo (como dije, nuestra relacion era mas abierta, y hablabamos como amigo y amiga que tienen confianza entre ellos), yo le respondi que si hubo sexo, y llegue a explicarle mejor que mi relacion con ella era solo de manera sexual, despues de eso seguimos como si nada. Paso el tiempo Melisa se comportaba de forma extraña, un dia decidi revisar su laptop, en la que me las ingenie para revisar su busqueda en su correo, no vi nada inusual, tambien encontre porno, videos eroticos en internet y publicaciones de relatos xxx, yo lo vi normal, pues estaba creciendo y yo a su edad hacia lo mismo, pero tambien sabia que alguien tenia que hacerle entender mejor el tema del sexo, y quien mejor que su abuela, a lo que la llame y le pedi que le explique a Melisa de esas cosas, despues de un par de dias seguieron las cosas como si nada, pero Melisa se volvia cada mes mas coqueta (era coqueta antes pero esta vez era mas notorio), y comenza a ser mas liberar al ponerse ropa dentro de la casa, luego note que su comportamiento lo guardaba solo cuando estaba en publico, y cuando estabamos solo nosotros se comportaba de manera extraña, hasta cuando ella me daba besos en los labios se quedaba un buen rato y abecés hacia sonidos o decia cosas (hmmmmmm rico) o (bye mi amor) me parecio extraño pero admito que se sintió algo excitante, pero una noche mientras me recostaba, me puse a ver un video porno para masturbarme, luego se me vino a la mente la vez que vi el historial de busqueda de Melisa y todas las veces que se comportaba conmigo, eso me desvio de mis pensamientos y me masturbe pensando solo en ella, con el paso de los dias segui asi, me masturbaba pensando en Melisa y en sus ricos besos. Luego de seguir fantaseando con ella vine ver a mi madre, y hablábamos de unas cuantas cosas y le conte del comportamiento extraño de Melissa, ella me dijo que es un proceso donde las adolescentes comienzan a sentirse excitadas y buscan sentirse deseadas por otros, y me comento que ella a su edad le gustaba provocar a los chicos, luego le pregunte que cosas le dijo a Melissa cuando le pedi que le explique mejor sobre del sexo, y me comento algunos ejemplos que ella tuvo, y tambien menciono algunas de nuestras experiencias que tuve con ella hace años. Volvi a revisar el historial de Melisa, luego a su cuenta de la pagina porno y vi muchos videos guardados, de fantasias hijas, sobrinas, estudiantes, trios incest, y mucho mas, y cuando lo vi me excite, en la noche fui a buscar esos videos a masturbarme y me imaginaba hacerlo con mi hija Melisa, los siguientes dias le segui la corriente a Melisa cuando se ponia coqueta, y nuestros coqueteos se ponian mas intensos, ella me daba golpesitos en el pene entre mis pantalones, me daba algunas nalgadas o peñiscos, y me daba mas besos, y yo le daba nalgadas o aveces frotaba sus nalagas, le agarraba las tetas por unos pocos segundos, hasta que senti deseos por ella, fui a ver a mi madre y contarle de mi situacion, luego ella me dijo de los problemas hormonales que debe tener ella y que es muy joven para hacerlo aun con ella, yo me sorprendi al inicio de que ella consideraba que yo lo haga con Melisa, pero luego recorde que lo haciamos antes mi madre y yo, pero era diferente porque en ese entonces tenia diecisiete años cuando lo hicimos, pero tuve catorce cuando lo hice con mi prima la primera vez, luego ella me dijo que era mejor hacerlo con ella a que ella lo haga con otro ya que no sabremos sus intenciones, y sabia que yo la queria mucho, lo considere la verdad, pero no queria obligarla a nada o a seducirla. Una noche mientras nos besabamos como siempre ella traia su pijama de verano mas reveladora, seguimos besandonos pero ahora nos quedabamos por mas tiempo, ella decia que era nuestra sesion de besos, pero despues de que ella cumpliera trece años, ambos nos volvimos mas calientes, esa noche mientras teniamos otra sesion de besos, ella se subio encima mio en el sofa y menciono que yo lo hacia antes con mis novias y que no debe ser extraño, le segui y ella estaba encima mio, era rico la verdad, luego de tiempo y varias sesiones mas de besos, yo estaba en mi cama, hasta que Melisa vino en pijama teniendo su nueva pijama de verano, en la que me parecio muy sexy, ella se subio en mi y nos besamos como siempre pero esta vez le agarre su culito y ella gemia, no aguante mas y le aprete mas el culito, ella gemia tan rico que se me puso dura, ella decia (hmmmm que rico besas, dame mas, te gusta mi culito) mientras nos besabamos, luego de esa sesion, ella se limpio la saliva de su boca y me saco la lengua de una forma coqueta y lujuriosa, yo ya estaba excitado y cuando Melisa se fue, me masturbe toda la noche. Yo ya tenia el deseo de follarme a Melisa, a lo que desde ese dia mientras Melisa no estaba fui a su cuarto y me lleve un calzon sucio de ella que lo uso el dia anterior (lo sabia porque ella mostraba que calzon usaba antes de dormir) me masturbe oliendo su calzon, me masturbaba pensando en mi hija, lamia la tela mientras la frotaba eqn mi nariz, luego la empece a espiar en el baño mientras se duchaba o se cambiaba, no sabia si ella sabia pero lo seguia haciendo. En otra sesion nuestra en uno de nuestros besos ambos sacamos nuestras lenguas haciendo besos franceses, donde la devoraban a ella y al terminar teníamos las boca bien ensalivada. Volvi a revisar la laptop de Melisa y en una carpeta encontre una galeria de fotos, eran algunas fotos que tomaba con la camara de su laptop, luego encontre algunas reveladoras e incluso ella estando desnuda, simulando estar modelando y hasta vi fotos de ella con doce años en bikini o masturbandose, donde ella estaba encima de un peluche grande de ella como si estaria montando poniendo rostros lujuriosos, yo me excite mas y me volvi a masturbar viendolas. El tiempo paso, habia pasado un año desde los primeros acontecimientos, mi hija tenia trece y yo era consiente que estabamos jugando a ve quien se atrevia, yo la deseaba, un dia Melisa y yo hablábamos en el almuerzo y le pregunte que si tenia novio, ella me respondio que no, y me pregunto lo mismo, yo le dije que no, Melisa me dijo que si queria tener una novia ahora, yo algo nervioso y a la vez excitado le conteste que estaba bien, y Melisa de broma dijo que de porque la veo mucho (no sabia si se referia que si yo la espio mucho) hasta que Melisa bromeo (no te gustaria una novia como yo?), yo le dije que era muy joven, Melisa decia (no importa siempre y cuando sea bueno en la cama) yo le pregunte de que estaba hablando y me dijo (bueno, no tengo interes en tener novio, pero me gustaria tener uno igual a ti) yo me calente, ella se fue mandando un beso en el aire, era evidente que estabamos jugando a provocarnos. Una noche volvimos con nuestra sesion de besos, ella se coloco encima mio simulando la pose de la silla, nuestras piernas se cruzaron entre si, seguimos con nuestros besos que pasaron a ser besos de lengua, pareciamos un par de amantes calientes, hasta que ella me dijo (seguro que te gustaria hacer eso con una novia, no?) yo la calle con mi lengua en su boca y Melisa me volvio a decir (lo triste es que solo pueden ser besos, y no puedes follar con nadie porque soy tu bebita) yo segui callándola con lo mismo, la segui manoseando el culo y tetas, pero ella seguia diciendome (tu no harias nada a tu hijita, verdad?) yo me agache en ella y ahora estaba encima de ella, estabamos echados yo sobre ella aun besandonos hasta que ella intento quitarme la ropa, me quite la camisa y ella trata de bajarse el short pero nos detuvimos para paarar un rato la calentura y por la excitacion pero no paso de mas, al dia siguiente en la noche pense que no habría sesion de besos hoy me eche en mi cama a domir pero vino Melisa con su misma pijama de verano, pero ahora en lugar de un short traia su calzon, seguimos con nuestros besos y la manosie su culo contra se calzon, no paso nada mas ese dia tampoco, yo tenia ganas de hacerlo pero al parecer ninguno de los dos se atrevia. Pues yo ya habia follado antes con varias chicas, siendo una de esas mi prima y mi miladre pero esta seria la primera vez que lo haria con una jovencita, y la verdad eso me calento, y por parte de Melisa esta seria su primera vez y seria yo quien la desvirgue eso me reprimia mas si hacerlo o no pero queria hacerlo. Seguimos haciendo lo mismo pero ahora eran todas las noches y Melisa no volvio a traer short, pero las cosas cambiaran porfin al terminar la primera semana, pues ya no aguantaba verla en calzon mientras rozamos nuestra piel, esa noche al terminar la semana ella y yo nos dabamos lengua y lo que mas me gusto era que Melisa saca su lengua hacia afuera como queriendo lamer por mi mejilla pero decidi tirarla y la empuje en mi cama, ella dijo (gua, que buen comienzo) yo me monte sobre ella, Melisa me miro con emocion (que le vas a ser a tu nena?) yo me embolvi sobre ella, nos besamos, ella me quiso quitar la ropa para dejar descubierto mi pecho, pero yo le jale el calzon para abajo y dejar expuesto su vagina, ern tan rico verla humeda, roja y virgen, se veia apretadita, le subi su camisa de algodon para arriba para tocarle las tetitas, eso hizo que Melisa se resistiera un poco pero luego de unos segundos me quiso quitar el resto de la ropa y yo su pijama de arriba ya que abajo estaba desnuda. La desnude y le di una lamida a su coño, ella gemia rico y la puse en cuatro, ella me veia mientras le frotaba su coño cob mi mano y mi verga con la otra (papi que me haras?) me dijo ella con una voz de respirando profunda y le meti mi verga, ella gemia rico y yo no pare, yo hice lo que tanto anelaba por todo este año (ah ah ah ay papi, dame duro) me decia cuendo comenzamos a seguir el ritmo, habia desvirgado a mi hija a sus trece, antes no estaba con ella cuando era chiquita, yo apenas la veia, me concentre mas en estudiar y mejorar en el trabajo para ser alguien responsable pero al parecer nunca lo fui y follarme a mi hija era la prueba de ello, cuando porfin pude tener una buena paga crei que podia recopensar el timepo perdido y quise vivir con mi hija y pasar el tiempo ya que paso varios años siendo criad por mi tia y mi madre, pues regresando el presente me pregunte si hubiera pasado tiempo con ella desde el inicio, algo hubiera cambiado? yo deduje hace años que si, pues Melisa era como una amiga para mi y me gusta estar con ella, pasamos horas sin dormir despues de la primera noche, ella se ponia en cuatro, yo me ponia sobre ella y ella me montaba sobre mi. Melisa era mi novia ahora pero nuestra relacion es secreto hasta hoy despues de años. Actualmente Melisa tiene diecinueve, pero aun asi seguimos en nuestra relacion no solo sexual tambien sentimental, me encanta las veces de cuando yo estand en el trabajo y recibo mensajes provocadores de Melisa y fotos suyas esperando que regrese a la cama y pasar la noche gimiendo y gritando.


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?