Relato Erótico de Incesto: Casa Zeta: Mi madre y mi prima

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2022-11-23


Casa Zeta: Mi madre y mi prima


Autor: CASAROBMAK

Categoría: Incesto

Una extensión de mis aventuras estando aun en la secundaria, este en un relato antes de tener a Melissa. Esta historia que les contaré toma lugar desde 1984. Pues desde siempre había vivido con mi madre, tía, tío y primos, y vivíamos en una casa estable, pero desde mi infancia tenía una atracción hacia mi prima que era la segunda hija de mis tíos, y ella era 2 años mayor que yo, y un cuando yo tenia 12 años comencé a ver revistas porno, y descubrí el sexo, llegaba a fantasear con mi prima que estaba bien buena al entrar a la adolescencia, me llevaba muy bien con ella, pues también veíamos porno a escondidas, también llegaba a verla en ropa interior, nos poníamos cariñosos, algunas veces la espiaba cuando se cambiaba, y otras veces veía a mi tía pero eso no es lo importante, pues la parecer a mi prima le gustaba que la vean. Mi prima y yo al igual que mis otros primos íbamos al mismo colegio, eran colegios privados, a mí solo me gustaban las chicas mayores como a mi prima, y aveces quería espiarla en el baño junto con otras chicas aunque nunca me atraparon, pero cuando yo tenia 14 años estaba masturbándome en mi cuarto y golpeaba la pared con mi cabeza al terminar, pero mi prima respondia a mis golpes, al día siguiente ella me decia que sabía que me masturbaba por las noches y aveces hacia chistes de que yo lo hacía pensando en ella, así siguio las noches, yo me masturbo y ella respondía a mis golpes con más golpes pero esta vez ella entro a mi cuarto y me vio en calzoncillos, pero ella vino solo con un calzón y su sostén, estaba en ropa interior y pude ver su sexy cuerpo que volvía loco, podía ver sus piernas sexys y sus tetas a lo que nos quedamos callados y después nos besamos y toqueteabamos al otro, yo le agarraba las piernas y las tetas y ella me tomaba del pecho y trasero, también le apretaba las nalgas y con tanta calentura cerramos la puerta, y nos echamos en mi cama mientras nos seguíamos besando, luego ella me bajo el calzoncillo y yo le baje los calzones, mientras nos quitamos toda la ropa, ella se echo boca abajo y frotaba su culo contra mi, ella no decía nada, solo movía su culo y yo la saborie sus nalgas y le mordía mientras ella gemía, aun recuerdo que ella me dijo: “que rico, ya métemelo que esta duro” Yo se la metí por primera vez y perdí mi virginidad, metía mi verga en su vagina y luego ella lo movió a su culo, ahí fue cuando me volví adicto al sexo, pues era adolescente y era evidente que iba a buscar mas, pues cuando terminamos estaba cansado, algo asustado pero ella como tenia experiencia lo tomo normal, pues después de descansar, ella se puso su ropa interior y regreso a su cuarto, los demás días volvimos a follar, fue ahí cuando practicaba el sexo, también gracias a ella pude saber como follar con mi primera novia cuando tenia 15 años, y así mi prima fue mi amante por un largo tiempo, pero hubo momentos el cual me había enamorado de mi prima, pero nunca se lo dije. Ahora sobre mi experiencia con mi madre y fue así, desde que me folle a mi prima, nos la pasábamos juntos en secreto, pero mi madre desde antes ya sabía que me sentía atraído por mi prima ya que unas ocasiones me sorprendió masturbándome en mi cuarto con una blusa de ella. En ese entonces creí que no la había notado, también desde antes mi madre era muy abierta en estos temas ya que ella tenía diferentes novios o amantes, y a veces me daba dinero para comprar unas revistas porno y jugaba diciéndome: “no ensucies mucho las sábanas” ella era muy liberal, ya que ella cuando era joven era alguien muy cachonda en la que tuvo deseos con su padrastro pero nunca logro nada ella. Bueno el caso es que ella sabía que yo me follaba a mi prima, ya que nos juntábamos muchas veces y más que todo mi madre me contó que en la noche, fue a verme y vio como mi prima salía de mi cuarto, así que una noche ella espero afuera de mi cuarto a esperar que mi prima y yo follemos y ella toco la puerta y pues sabía que mi prima estaba ahí, y dijo que sabía de lo que hacíamos pero no lo tomo mal, nos dijo que estaba bien experimentar y nos conto que también lo hizo una vez con su primo hace años, sumando a que nos contó que ella deseaba a su padrastro hace años y tenía fantasías con él pero al no lograr nada buscaba sexo con hombres maduros a su corta edad donde se volvió muy puta y una de esas aventuras fui concebido, y desde ahi comenzo a tener más cuidado con el embarazo y se fue a vivir con su hermana, mi tía. Aunque al haber contado con tanto detalle me sorprendió, más que todo me alivio a mi y mi prima ya que no nos preocupaba ella ahora, eh incluso mi madre se excitaba con la idea de que yo folle con mi prima, y así mas o menos empezó la cosa, ya creciendo mi madre y yo fuimos mas abiertos e incluso hablábamos del tema del sexo de manera natural, incluso bromeábamos de eso, diciendo cosas como: “no olvides llevar condon semental” “la tienes dura? tu primita que te ayude” “como te fue esta noche, le diste duro y ruco?” “estás feliz de verme? porque veo que la traes dura”. Hasta cuando yo tenia 17 años, mi tía junto con mi tío habían sido promovidos en sus trabajos y pues con eso nuestra economía subió, y decidieron vivir separados, y así mi prima se fue a vivir a otro distrito con mis primos y mis tíos. Mi madre y yo nos fuimos a vivir a otro departamento, a veces mi prima me visitaba para divertirnos, pues no había problema si mi madre estaba en el departamento, y así follábamos en la tarde después de los estudios, al menos un par de veces por semana, si no mal recuerdo. Pero ya en mi último año del colegio, mi madre ya insinuaba que iba a ser mayor de edad y ya podría follar con quien quisiera, hasta ese momento solo había follado con mi prima, mi primera novia y una amiga del colegio. Mi madre incluso se ponía coqueta a veces conmigo, y yo le seguía el juego, yo creo que fue porque compraba películas de Kay Parker, el cual me gustaba mas su película de incesto con su papel como una madre, y pues tiempo después supe que ella sabía que yo tenia ese tipo de contenido pornográfico, pues yo fantaseaba con un maestra que tuve y a veces me excitaba ver a mi madre en bikini, y en ese entonces ella andaba en el departamento con su ropa interior y solo con eso dormía. Así fue cuando comencé a masturbarme pensando en ella, y de seguro ella lo sabía, ella era muy astuta, cuando venía del trabajo dejaba sus calzones en el piso de su cuarto en lugar del cesto de la ropa sucia y a veces no cerraba la puerta del baño con la misma excusa de que se olvida, y yo a veces la sorprendo en la ducha o en el retrete, además de que ella no se veia sorprendida cuando la sorprendo en el baño. Y después de la primera mitad del año escolar, mi madre me pedía que le haga masajes estando ella en bikini y cuando la masajeaba ella daba ricos gemidos y se agarraba las tetas, eso me ponía duro y me iba a mi cuarto para masturbarme, pero después dejaba que ella viera mi erección, ya que me ponía cachondo que lo viera, y ya con nuestras miradas era evidente que estábamos cachondos, los silencios eran más largos y las conversaciones solo eran miradas. Al final ella me dio entender de que sabía el tipo de porno que veía, eso en lugar de asustarme como lo hubiera hecho antes, me puso cachondo, y ella hablaba el tema del incesto pero lo decía como si le daba gracia, y después de la conversación nos fuimos a dormir, 3 días después, yo hablaba con mi prima por teléfono para quedar, pero al terminar la llamada, mi madre decía lo rico que era que me folle a mi prima, y después de un rato conversando, ella se quitó la ropa y fue a la cocina con un bikini a servir el almuerzo, y tuve otra erección, luego de un rato hablando ella salió de la cocina, pero al salir caminaba moviendo sus nalgas (como queriendo modelarme), yo me excite mas y fui a sentarme con ella en la sala a ver televisión, luego nos pusimos muy coquetos y le hablaba de lo sexy que se veía, hasta que nos acercamos en el sofá y después de verle las tetas, ella se dio cuenta y se puso a reír, diciendo lo travieso y pervertido que soy, hasta que nos acercamos y nos besamos, mientras eso pasaba le agarraba las tetas, ella gemía mientras nuestras lenguas jugaban dentro de nuestras bocas, luego ella subió su pierna hacia mi, yo le comencé a manosear su pierna tan sexy y madura, mi mano bajo de su pierna hasta su nalga y se la apreté, eso hizo que se ponga a gemir y ponga mi verga tan dura, le puse ambas manos en sus nalgas, pero no llegamos a más, nos estuvimos y nos separamos en silencio, como tratando de olvidar esto me veía en su mirada que sonría y se lamia los labios mientras arreglaba su sostén que tanto le había manoseado, no se quito la ropa, ella se fue a su cuarto y mientras se iba yo le veía las nalgas como rebotaban, me quede viendo tele pensando en lo que había pasado, pero ya en la noche, mientras me masturbaba en mi cama deje la puerta sin seguro, y ella entro con el mismo bikini, yo no me detuve y seguí jalandomela, dejando que ella me vea después de vierami verga mojada, se sentó en mi cama y ella me masturbo con su mano mientras se mordía los labios, hasta que después de haberme corrido y haber botado todo mi semen nos besamos de nuevo y nos desnudamos para por fin poder follar, ella se subió encima mío con su cuerpo de madura tan rica, nos seguimos besando de lengua hasta que le chupe las tetas yi verga frotaba contra su vagina cubierta por su calzón, le metí mi verga dentro de su calzon para tocar sus labios vaginales, ella gemía de placer, le quite los calzones y su sosten, luego de unos sentones, ella se agachó y me la chupo hasta volver a ponermela dura, luego se la metí y la empecé a follar, después por el culo y su boca, de la misma forma que en la película de Kay Parker, luego de follar y echarle toda por su culo y boca ambos nos echamos juntos en la cama hasta el amanecer, y ese fue el comienzo de nuestra relación (quise usar esa típica frase al final para contar mi relato). Esa semana también pude follar con mi prima, pero ella no sabía que lo hacía con mi madre, eh incluso así se mantuvo hasta 3 años después que le conté lo que hacía con ella, ella se sorprendió al principio pero después de poco lo acepto ya que se esperaría algo de mi madre, por lo lujuriosa que es ella, tiempo después para mi prima era normal y hasta bromeamos con eso, una ocasión me dijo “si que eres un hijo de puta” ella se partía de la risa. Pues desde esos días, me despertaba en las mañanas con mi madre al lado mío totalmente desnuda y con las tetas al aire como si fuéramos amantes, muchas veces abrazados y a veces con mi verga dentro de ella, así me la pasaba mi ultimo año escolar. Tenía mi propia milf para follar y ella tenía a un jovencito para saciar sus ganas de sexo, ella me decía lo mucho que quería la verga de alguien joven y que está feliz de que lo halla buscando en mi al ser suyo, yo aveces me preguntaba desde cuándo me veía así, ella me dijo: “desde que entraste en la adolescencia me fascino el trasero que tenías” aunque era muy joven en ese entonces, luego ella me dices: “son gustos míos, no me juzgues, si un día tienes una linda hija que te entre las ganas, yo te entenderé”. Ya no teníamos que poner cerrojo a la puerta del baño, nos podíamos espiar cuando quisiéramos, y entrabamos a la ducha para follar, nadie sospechaba, luego de años de sexo lujurioso, me cambie de universidad 5 años después y me mude a otro departamento, y pocas veces follábamos, luego ya ejercí mi carrera y conseguí un trabajo gracias a las influencias de mis primos. Si quieren saber más, pregúntame en los comentarios que les leo, es muy entretenido contarles en esta página, ya que la página que antes compartía fue borrada, y si alguien quiere contarme una experiencia similar, también en los comentarios.


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?