🔥Relato Erótico de Erotismo y Amor: En la tienda erótica ❌Sin Censura❌

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2022-10-10


En la tienda erótica


Autor: Anónimo

Categoría: Erotismo y Amor

Sin duda, uno de los mejores días de mi vida. -Buenas tardes, ¿en qué puedo ayudarla? Sus ojos azules, traspasaron mi alma, nada más verla. -Hola, verá... Una amiga quiere dar la despedida de soltera, y quería comprarle algo... Que... -¿Que la excite antes del día tan señalado? -Eso es. -Bien, tenemos muchos productos, entre ellos uno nuevo que nos ha llegado hace poco. Un Satisfyer. -¿Un qué? -¿De verdad no sabes qué es un Satisfyer? Mi cara debió ser un poema, porque la dependienta no dejaba de mirarme de arriba a abajo. -Aquí hay gente, ¿porqué no pasas a la trastienda, y te enseño alguno? Sin dejarme contestar, se dio la vuelta, y se metió tras una cortina. Sin pensarlo, la seguí. Al entrar, tenía un aparato muy raro en las manos. -Mira, se trata de un estimulador clitoriano. Me tendió un aparato, que no había visto en mi vida. -No parece un consolador... -Es mucho mejor que un consolador. Y, sin dejarme tiempo de reaccionar, la dependienta, se tumbó en un sofá, se levantó la falda, y se bajó las braguitas. -Es muy sencillo. Y alcanzas el orgasmo en décimas de segundo. Lo accionó, y comenzó a escucharse un leve ronroneo. -No tienes que posarlo muy fuerte, con que te roce el coñito, es suficiente. Lo llevó a su hendidura, y comenzó a moverlo ligeramente, en círculos. -Oh, Dios... Siiiii. Mi mirada iba de su cara de placer, a sus dedos, moviendo suavemente aquel pequeño aparato. Sus gemidos, hicieron que mis pezones se endurecieran. Me levanté la camiseta, y comencé a pellizcármelos. -¿Te gusta cielo? -Es muy... Sensual. -Y ya verás... Ahhh... Cuándo... Lo pruebe tu amiga. -Necesito probarlo. Se levantó, agarró uno de muestra, y me lo tendió. -Adelante, cielo. Disfrutemos juntas. Se tumbó de nuevo, dejándome un espacio. Me uní a ella, me bajé los pantalones hasta los tobillos, y las braguitas hasta las rodillas. -No te vas a arrepentir - Dijo, guiñándome un ojo. Lo accioné, y comencé a deslizarlo por el interior de los muslos. Las pequeñas descargas, hicieron que se me erizara el bello. -Dios... Me voy a correr. Al mirarla, vi que comenzaba a mover su cuerpo, de arriba a abajo, con los ojos en blanco. Estaba encantada con el juguetito. -Dios, me corro... Me corrooooooo. Sus fluidos salieron disparados, salpicando el sofá. -No pareces muy convencida. Dicho esto, me lo quitó de las manos, se colocó entre mis piernas, y, accionándolo, comenzó a moverlo despacio por mis muslos. La descarga me recorrió la columna vertebral. -Dios mio. Qué bueno. -Ahora viene lo mejor. Lo movió lentamente, hasta posarlo en mi hendidura. Pegué un pequeño salto, al notarlo. De nuevo la descarga sacudió mi cuerpo. -Ahh. Joder. Mis pezones se endurecieron por completo. Mis manos, viajaron hacia ellos, estimulándolos. -Me corro. No puedo más, joder. Me besó en la cara interna de uno de mis muslos, mientras ese aparato no dejaba de darme placenteras descargas. -Córrete, cielo. Me mordí la mano, para no gritar en exceso, y, de inmediato, comencé a chorrear, manchando el sofá con mis fluidos. -Mmmm. Parece que te ha gustado, ¿eh? -Dios mio. Esto es alucinante. Nunca había tenido un orgasmo igual. -Entonces... ¿Te envuelvo uno para tu amiga? -Sí... Pero, por favor, envuélvame dos. Desde entonces, no puedo vivir sin mi Satisfyer.


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?