Relato Erótico de Tabú: Jugando a adivina el sabor con mi sobrina Vanya

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2022-09-23


Jugando a adivina el sabor con mi sobrina Vanya


Autor: JUAN LECHUGA

Categoría: Tabú

Engañé a mi sobrina para jugar a adivinar el sabor, terminé viniéndome en su boca. hola, he estado leyendo algunos relatos en una que otra página y por fin me decidí a compartir el mío. Tenía yo 22 años de edad, soy de estatura media y delgado, soy hijo único y vivo con mis padres, tengo una hermosa sobrina que es hija de mi Tía hermana de mi madre, su nombre es Vanya y es de piel clara, cabello negro a los hombros y muy bonita, por temporadas, mi tia debe salir del estado por razones laborales por lapsos de 1 a 2 semanas y en esos períodos encarga a mi sobrina Vanya con mis padres desde hace 1 año, así que me llevo bien con ella, jugamos y ayudo a cuidarla cuando mi madre hace la comida por lo que mi sobrina me tiene confianza y me reconoce bien Un día que la estábamos cuidando, mi madre me dijo que debía salir al supermercado y que si me podía encargar un rato a Vanya, no me mandó a mi porque vio que estaba haciendo mis tareas de la universidad y solo me dijo que volvería en mas o menos 1 hora, le dije que no había problema y salió, no le di importancia y me limité a cuidar que Vanya no se saliera al patio y siguiera jugando en la sala y me limité a seguir con mi tarea, sabía que tendría por lo menos 1 hora y media libre con ella, perdí la concentración con mis tareas cuando me vino a la mente que ésa era mi oportunidad!! Estaba en la casa a solas con mi sobrina! de apenas 5 años que a esa edad es muy inocente y no conoce de maldad, y que hará lo que tú le pidas si le explicas que es algo bueno o normal. Mi corazón latía rápidamente, pues trataba de idear un plan para poder aprovecharme de su inocencia, pero sin hacerlo a la fuerza porque podría meterme en problemas si decía algo después, después de 5 minutos que fueron los mas largos de mi vida tenía un buen plan, le dije que si quería jugar a un juego nuevo, se llama «adivina el sabor» y que consistía en vendarse los ojos mientras que el otro le daba a probar cosas de la cocina y el que adivinara 10 veces, podría comerse una bolsa de papitas de la alacena, pero también habrían castigos, y era cada vez que uno fallara, se quitaría una prenda de ropa. Lo de adivinar el sabor fue fácil de convencer, pero lo de quitar una prenda lo dudó un poco y no quería, la convencí diciéndole que si perdía y se quitaba una prenda, yo la escondería y al final jugaríamos a encontrar cada quien sus prendas, de esa manera lo vió como un juego y aceptó. Así que sin perder más tiempo, pues ya habían pasado cerca de 10 minutos que mi madre había salido, la llevé a mi recámara y le dije que me esperara 1 minuto, que iba por las cosas a la cocina para el juego, me dijo que sí, así que primero fui a poner llave a la puerta de la entrada por si llegaba mi madre, no me tomara por sorpresa, luego fuí a la cocina con el corazón a mil por hora, tomé rápidamente un tarro de miel, una zanahoria, un bote de lechera, un plátano (banana), una crema, una cuchara y una manzana. Volví como rayo a mi recámara y le dije «listo, vamos a jugar, si quieres yo adivino primero para que veas como se juega y después vas tú» me contestó entusiasmada «sí!!» así que destapé los botes y frascos de lo que traje de la cocina y los puse a un lado mientras le decía «esto es lo que debemos ir adivinando» tomé una playera del cajón y me vendé los ojos. le dije «listo, dame a probar lo primero» obviamente era un juego tan fácil para mi pero para ella le resultaba emocionante, me dio a probar un poco de la crema de cocina pero yo no quería aburrirla y jugueteando un poco me hice el que no sabía, así que le dije que como había perdido, tendría que quitarme una prenda, por su puesto lo primero que me quité fueron los pantalones con lo que se dejó notar sobre mi ropa interior, que ya tenía la verga como tronco de dura y con una manchita de liquido preseminal en la punta, me excitaba tanto imaginar que ella lo estaba viendo porque se quedó unos segundos callada, pero yo estaba vendado así que le dije «listo! seguimos» Ahora era el turno de ella, me quité la venda de los ojos y se la puse a ella, se la ajusté firmemente, me senté frente a ella y le dije que abriera la boca, pensé meterle mi pene de una vez, pero era probable que si lo hacía a la primera, se asustaría y dejaría de jugar, así que me contuve y tomé la banana, le pelé la casacara y lo puse en su boca (esto fué con la intención de que se acostumbrara a la forma y tamaño de mi verga bien parada) solo le dije que no se valía morder, que solo debía saborear, así que lo saboreó por 2 o 3 segundos, uf!! imaginar que ese sería mi pene, casi pierdo el control y me la pajeo ahí mismo que al cabo no podría ver nada, pero encontré las fuerzas para contenerme, y ella adivinó que era un plátano, pero le dije que se había equivocado, que había sido la zanahoria, ingenuamente me creyó, y le dije que ahora le tocaba quitarse una prenda, comenzó a levantarse la blusa, pero la detuve diciéndole que debía ser la misma prenda que yo me había quitado (lo cual no era parte de las reglas pero me lo creyó jajaja) así que se quitó los zapatos y comenzó a bajarse su pantaloncito, pude ver que tenia el traserito bien redondito y carnudo, lo aventó a la cama y se sentó, era mi turno nuevamente. Yo ya tenía la verga mas dura que un poste de luz, ya no aguantaba! tendría que correrme o mis testiculos explotarían!! con las manos temblorosas como anciano, le quité la venda de los ojos y me la puse yo, esta vez dejé un hueco por donde pudiera ver, y pude confirmar cómo se le quedaba viendo a mi pene parado aún detrás del boxer, ví como tomó la manzana y me la acercó a la boca y me dijo «muerde», nuevamente me hice el tonto y dije que era una pera, con una carcajada me dijo «jajajajaj noooo, manzana noo, es una pera!» así que nuevamente me tocaba quitarme una prenda, esta vez sabía que debía quitarme el bóxer y dejar mi verga a toda luz y color, ya que sabía que ella tenía curiosidad y porque de esta manera, podría obligar a ella a quitarse su pequeña ropa interior, así que con las manos de anciano con parquinson, me paré aún con los ojos vendados para bajarme el boxer, noté por el huequito de la venda, que ella lo miraba fijamente, apartaba la mirada y lo volvía a ver desde otro ángulo, eso me excitó demasiado y me decidí a hacer lo que había fantaseado desde hace 1 año, me quité la venda y se la puse rápidamente para no hacer contacto visual porque tal vez se pondría nerviosa y dejaría de jugar, era su turno por segunda vez. Por fín estaba ahí, todas las decisiones de mi vida me llevaron a ese lugar y en ese momento, sentía que se me salía el corazón por la boca, mi sobrina seguía sentada en el suelo, le dije «ok es tu segundo turno de adivinar» y ella me dijo «sí tío, a ver si ésta vez sí adivino» y le dije «jaja síi!, bueno, abre la boca» tomé la miel y me unté un poco en la punta de mi verga, me puse de rodillas frente a ella para que mi pene quedara a la altura de su boca, sentía que me vomitaba de los nervios, el corazón a todo lo que da, mi verga bien parada y las manos de anciano de 90 años por el temblor que tenía. Le dije «ahí va eh?» me dijo: «sii» y abrió bien toda la boca y coloqué mi verga bien parada y con la punta cubierta de miel dentro, oooh! que hermosa sensación, comenzó a usar la lengua para saborear hasta que se acabó la miel, le dije que recordara que no se vale morder, le pregunté «entonces, a que sabe?» obviamente contestó acertadamente, pero yo lo negué y le dije «nooo, no es miel, vuelve a intentarlo» esta vez me puse un poco de lechera hasta la mitad del pene y le dije «intenta otra vez pero tienes que acabártelo todo si no no le vas a adivinar» tan dulce como inocentemente aceptó, así que nuevamente le metí mi verga en su linda boquita, esta vez la metí hasta la mitad de una sola vez, y le dije que no la sacara, que la saboreara bien, cuando se terminaba el sabor le ponía más lechera rápidamente con mis dedos para que ella pensara que aún no se la terminaba, UUUUUY maldita sea! que bien se siente!! yo la veía por el hueco de la venda, veía como mi pequeña sobrina que habían dejado a mi cuidado, me hacía la mamada mas rica de mi vida! después de apenas 5 minutos no podía aguantar más, pues ella seguia saboreando mi verga hasta la mitad que le entraba en su boquita y yo seguía untándole mas lechera sin que se diera cuenta hasta que ya no pude resistir más y la tomé por la nuca para que no se safara y comencé a venirme dentro de su boca, fue el orgasmo mas intenso que he tenido hasta ahora, mas de 7 chorros de semen dejé salir dentro de su boca. la verga me palpitaba y no podía sacarla de su boca hasta después de unos 10 segundos la tuve que sacar porque se empezaba a ahogar con mi semen, y le dije «te lo tienes que tomar porque si no, es trampa» se lo tragó haciendo muecas de disgusto y me dijo «crei que era miel pero al final me supo feo «yo solo le dije que le había caído un poco de crema al frasco de la miel y que debió ser eso» hasta se limpió la boca y la barbilla que estaban manchadas de semen, un poco desanimada por la experiencia me dijo que mejor jugáramos a otra cosa, yo más que satisfecho le recordé lo de esconder la ropa y encontrarla, así que jugamos unos 10 minutos semidesnudos en la habitación hasta que terminó el juego y nos vestimos, yo anduve con la verga bien parada todo ese tiempo, pero sabía que ya no tardaría en regresar mi madre de sus compras, así que salimos de mi habitación y le dije que no le dijera a nadie de ese juego, que solo lo podiamos jugar ella y yo, ella asintió con la cabeza, así que nos fuimos a la sala, ella a sus juguetes y yo a mi tarea, apenas unos 15 minutos mas tarde llegó mi madre y el día continuó como cualquier otro. Esa fué la primera vez que me sentí tan excitado y que tuve el orgasmo mas fuerte de mi vida, por supuesto que lo he vuelto a repetir, Vanya ya tiene 7 años y medio y ya es mas difícil engañarla, pero sé que encontraré la manera y solo esperaré la oportunidad de poder descargar mis huevos en su boca o quien sabe, tal vez la próxima vez sea dentro de su vagina, nuevamente, me excito solo de pensarlo.. Gracias por leerlo hasta el final, si quieres mas relatos como este, deja un comentario


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?