Relato Erótico de Tabú: La vida de mi hijo adoptivo parte 2

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2022-09-15


La vida de mi hijo adoptivo parte 2


Autor: AMARANO

Categoría: Tabú

Lo miro para ver que realmente este tratando de aguantarlo en su garganta mientras paso mis dedos por su cabello. La vida de mi hijo adoptivo Parte 2 Esta historia es completamente ficticia. Incluye sexo entre adulto y menor abstenerse de leerlo a quién no le guste ——————— El pequeño tenía ya la cabeza de mi verga dentro y yo debo controlar mi impulso de agarrar su cabeza y meter mi miembro hasta su garganta. No quiero lastimar al niño, pues no sé nada de él, pero mis deseos perversos y sádicos están probando los límites de mi moderación. «Uffff, nene… eso se siente muy bien», gimo mientras chupa la cabeza de mi miembro. Siento su lengua lamiendo la parte inferior, así que aplicó presión para que se deslice unos 3cm más de mi verga dentro de su boquita. Su labios y boca lo aceptan sin problema, ¡pero qué deliciosa y pervertida vista! Lo dejó que se ajuste por unos pocos minutos para que sienta lo que es tener una verga de macho llenando su boca. «Es hora de ir un poco más profundo, bebé», digo. Mientras empujo su cabeza sobre la cama hasta que golpeo su garganta y se atraganta un poco. «Está bien, bebé, subiré un poco, pero mantén la punta en la boca». Él se desliza hacia arriba mientras su saliva cubre mi verga permitiendo que sus labios se deslicen más fácil. Me pongo de lado y lo giro un poco a el con la cabeza de mi verga en su boca.Agarro su cabello y digo «déjame tomar el control bebé» Y empiezo a deslizar su cabeza en mi miembro presionando hacia abajo hasta que empieza a ahogarse y retiro su cabeza al inicio, hasta la punta de mi verga. Hago esto varias veces, y cuando tiene solo la cabeza de mi miembro le indico que la chupe y beba el líquido que sale pues es una mielesita también rica y vitaminada. Lo empujo hacia abajo, y cuando llego a la parte posterior de su garganta le pregunto: «¿quieres que te lo meta un poco más profundo?» y obtengo un Empujo su cabeza aún más presionando mi verga contra la parte posterior de su garganta, él inmediatamente se atraganta y trata de safarse, pero lo mantengo firme durante unos segundos.Lo saco hasta la cabeza para que tome un poco de aire y, tan pronto como lo hace, lo empujó hacia abajo hasta que mi verga pasa a su esófago suave como la seda. «Uffff siiii que rico» gimo mientras se hunde en él. Él está entrando en pánico y luchando pegando sus manitas en mis grandes muslos, por lo que lo jalo hacia arriba hasta la punta. Tiene lágrimas corriendo por sus mejillas por el esfuerzo, pero yo solo lo empujo hacia abajo y empujando mis caderas con algo de fuerza hasta que mi verga está en su garganta otra vez, entrando unos 10 cm de mi miembro grueso. Sus arcadas se intensifican, puedo sentir lágrimas goteando de su rostro sobre mi ingle, así que lo saco completamente de mi verga y lo dejo tomar un respiro. Él jadea y se ahoga un poco, limpiándose los mocos de la nariz y las lágrimas de su cara. Lo agarro del pelo otra vez pero él se quita, lo agarro de la cabeza y lo guío hacía mi verga llena de saliva y le digo: «dijiste que querías alimentarte de miel de hombre para ponerte fuerte y grande ¿te estás echando para atrás?» Piensa por un segundo y luego niega con la cabeza abriendo su boca. Le empujo la cabeza hacia mi verga, esta vez un poco más rudo, castigandolo por haberse quitado anteriormente. Cuando entro en su garganta muevo mis caderas para meterle unos 14cm profundamente y de golpe. Se retuerce, me empuja, trata de alejarse pero soy más fuerte que él y no va a ninguna parte. Lo castigo manteniéndolo asi un poco más de lo que haría normalmente; el sonido de él atragantándose y vomitando llena la habitación, los músculos de su garganta tienen espasmos y al hacerlo hacen que mi verga se sienta increíblemente bien. Le suelto la cabeza y él sale disparado de mi verga jadeando por aire. Después de que recupera el aliento, le digo: «Ok, bebé, chúpala…pero tú tienes el control ahora ¿Te parece?» Mientras me acuesto completamente en la cama. Se limpia los mocos y la cara, y asiente con la cabeza. Toma mi miembro erecto y se lo mete a la boca. Veo sus labios estirarse alrededor de mi verga deslizándose hacia abajo hasta que él llega a la parte posterior de su garganta y luego vuelve a subir, pero me aseguro de detenerlo para que mantenga la cabeza de mi verga dentro. «Lámelo bebé» le digo mientras desliza su lengua alrededor de la cabeza de mi miembro. «Ufff si, bebe, así». Vuelve a bajar y luego comienza a moverse de arriba a abajo sobre mi verga. «UTA siii asi» Gimo cuando siento que mis bolas se agitan de nuevo. Lo saco de mi miembro, y me mira con curiosidad, así que digo: «Todavía no quiero alimentarte bebé, tu boca se siente increíble «. Él muestra una sonrisa ante el cumplido, luego le digo que lama y chupe mis pelotas. Así que empujo su cabeza hacia mi saco de bolas y él se sumerge en ellos lamiéndolos con su lengua. Lo suelto por unos minutos mientras lame cada centímetro de mis bolas peludas con su lengua caliente hasta que se sienten empapadas. Lo guío de regreso a mi verga donde trabaja en ella durante varios minutos. «Estás listo para la miel de Superman, bebé», le pregunto mientras agarro su cabello. Lo escucho dar otro «mmhju» mientras tomo su cabeza con mis manos para llevar el control y le empiezo a coger su boquita con mi verga palpitante. Lo saco lo suficiente para que sus labios se deslicen sobre la cabeza de mi verga y luego vuelva a entrar mientras me vengo; así por unos minutos hasta que no puedo más «Uuuufff me vengo, toma la miel de Superman bebe». Mi semilla se deposita en su boca mientras grito en éxtasis diciéndole: » Tragalo todo»….. La carga es más pequeña que las dos últimas corridas pero todavía tiene dificultad para tomarlo todo, ya que comienza a filtrarse por las esquinas de su boca. Cuando termino, mantengo su cabeza para que mi miembro se quede dentro de su boca mientras mi cuerpo se estremece por mi orgasmo. «Ufffff bebe, eso estuvo increíble… lo hiciste como un profesional», le digo mientras lo acuesto a mi lado. Él sonríe por el elogio. «vamos a tener que seguir haciendolo para que lo puedas tomar todo en tu garganta sin que te ahogues» le digo mientras paso mis dedos a través de su cabello «así podrás hacer que Superman se sienta muy bien y pueda darte más miel que te hará grande y fuerte… quieres eso, ¿verdad?» Él asiente con la cabeza enérgicamente mientras me inclino para besarlo de nuevo. Acaricio su pecho suave pero pegajoso, juego con sus pequeños pezones lo que le provoca cosquillas y risa, pero no sé aparta de mis labios. Sé que lo sigo diciendo, pero él es tan lindo que siento como si fuera un sueño, tener a este niño en mi cama. Se estaba haciendo de noche, y él probablemente debería estar en su casa. Tenía muchas ganas de tomar su culo en este momento, pero si intentará correrme de nuevo, él podría estar en una sesión larga de una hora o más y eso puede ser demasiado para los niños las primeras veces. Muchos se preguntan cómo se puede mantener y seguir siendo un semental. Es fácil, elevar la testosterona, las pesas, una adecuada alimentación, un precursor natural de testosterona, y ser muy perver, es lo necesario. Le pregunto si esta listo para irse a casa y niega con la cabeza, así que le pregunto a qué hora suelen cenar, suponiendo que su familia lo espera para la cena, y dice: «alrededor de las 9» Miro el celular y son las 7:25 , asi que contemplo que hacer. Me doy cuenta de que está presionando suavemente su penecito contra mí y recuerdo que aún no se lo he mamado, así que lo hago rodar sobre su espalda, le abro las piernas y me arrodillo entre ellas, me agachó y tomo su pequeño miembro en mi boca. Su cabeza se agita con un jadeo fuerte ante la sensación de mis labios envolviendo su pequeño pene de niño, quizás es su primera mamada que le dan. Cuando deslizo mi lengua alrededor de su pene, él aprieta las sábanas mientras deja escapar un fuerte gemido. Gimo de placer también, mientras lo succiono y realmente me tomo el tiempo para asegurarme de que sienta todas las sensaciones imaginables. Meto su pequeño saco de bolas en mi boca también, lo que hace que sus manos golpeen el colchón frenéticamente, quito mi boca y pregunto : «¿Estás bien bebe?» O no puede pronunciar las palabras o no está seguro de qué decir, en lugar de eso empuja sus caderas hacia mi boca invitándome a continuar. Vuelvo a chupar duro y rápido listo para enviarlo al borde en un estado de felicidad. Lo veo apretar más fuerte las sábanas, lo que indica su inminente orgasmo, lamo su pequeño pene erecto sintiéndolo contraerse en mi lengua, el pequeño hace leves empujones de su pelvis en mi boca. Pienso a mis adentros, < cuánto desearía que estuviera produciendo esperma> para un nene de esa edad solo sometiéndolo a un proceso hormonal. Dejé mis pensamientos ya que el niño estaba convulsiónando de placer, estaba teniendo su segundo boyorgasm ( para mí suena mejor en inglés, que orgasmo de niño). Después de su corrida seca subo a su boca para besarlo, mientras él imita la forma en que lo besé antes, metiendo su lengua alrededor así que deslizo mi lengua en su boca y ruedo encima de él. Aguantó un poco mi peso, pero la intención es que él sienta mi cuerpo grande sujetándolo a la cama sabiendo que es impotente para moverse hasta que yo se lo permita. Continúa besándome mientras pruebo su boca con mi lengua; siento sus manitas recorriendo mis costados y mi espalda. Estoy empezando a ponerme duro de nuevo y estoy seguro de que puede sentir mi verga presionando su pierna; empiezo a moverme un poco deslizándome ahora entre su pierna y la ingle, mientras él comienza a moverse. Como dos adultos en pleno faje. «¿Estás solo en casa la mayoría de los días?», le pregunto a lo que niega con la cabeza. «Mi mamá no trabaja» me dice. Así que le pregunto por su papá «No tengo papá.» Dice. «O vaya», digo. Ahora con curiosidad de cómo mamá paga los gastos y demás, mientras me lo sigo fajando. «Entonces, ¿qué hace mamá todo el día?» Se encoge un poco de hombros y luego dice: «ella tiene a sus novios en casa». y pasan el rato en su habitación». Dice el pequeño. «Ya veo»le digo Pensando en que no entiende lo que es la prostitución y estoy 99% seguro de que eso es lo que está describiendo. «¿Estos hombres alguna vez pasan el rato contigo?»le pregunto. Él mira hacia otro lado con un poco de incertidumbre en sus ojos pero diciéndome lo que necesito saber, así que acerco su cara a la mía «¿Alguno de estos hombres alguna vez te lastimó?» Pregunto severamente. Se ve un poco asustado por el cambio en mi tono y luego niega con la cabeza. «A algunos de ellos les acaricio y chupo su pene, hasta que sacan su miel de hombre». «Ya veo.» Ahora entendía por qué su curiosidad, el por qué no se espantaba. Ya conocía varias vergas y también había probado el semen de varios. Por eso no le disgustaba. Digamos ya había tenido su despertar sexual. Me gusta y me calienta cuando a los niños los cogen por dinero, especialmente cuando están en una edad tan pequeña que no entienden lo que está pasando. Y claro que he compartido algún nene con algunos de mis amigos, pero nunca por dinero, por dos razones no me hace falta y lo hago por más placer y diversión. Pero si he rentado a nenes con algun contacto pero por los que he pagado ya han sido sexualmente activos el tiempo suficiente y entienden lo que se espera de ellos en la cama. Nunca me intereso saber de dónde salieron y quién los inició, solo me interesaba desquitar mi pago. Pero este caso en particular era diferente. Me quedo frente a él sin dejar de hacerle preguntas. «¿Tu mamá invita a alguno de estos hombres en la noche?» Le pregunto. y dice: «Pocas veces, en fines de semana si, por lo general está demasiado cansada siempre y solo hace la cena y luego se va a la cama. Yo preparo mi desayuno y mi comida». Veo un destello de tristeza en sus ojos, así que le pregunto qué le pasa. «Ella bebe mucho alcohol también y huele cosas y cuando lo hace me dice que soy un error que cometió.» Lo dice sin evitar se le cristalicen los ojos. Lo abrazo para darle consuelo, mientras pienso en lo suertudo que he sido al encontrarlo en mi destino y en lo conveniente para mi de su situación. Le acaricio la cara y me doy cuenta de lo inocente que sigue siendo, y mi mente perversa quiere ser el que tome su inocencia, no uno de los clientes de su mamá. Quiero enseñarle los placeres del sexo, que sepa como satisfacer a un hombre, que explore el sexo con varios hombres y sepa cumplirles todos sus deseos pero quiero que sea en un ambiente seguro donde él también sienta placer. Y aunque me excita la idea de verlo como un trozo de carne que se usa y luego se deshecha, como siempre los he visto a la mayoría. Mi deseo de ser padre había vuelto a mi mente perversa desde hace unos meses. Quiero un hijo para criarlo y educarlo como se debe y que me dé nietos. Creo que estoy en la mejor edad para hacerlo. Sigo acariciando su rostro y le digo: «Puedo decirte con certeza que no eres un error, eres un niño muy especial y me alegro de haberte conocido». Veo lágrimas brotar de sus ojos mientras continúo acariciando sus suaves mejillas, inclinandome para besarlo. Después de unos minutos le doy un abrazo fuerte y le digo que se levante para que se vista y me doy cuenta de que nunca meti su ropa en la secadora. <¡Puta madre!> pienso para mí mismo mientras voy al cuarto de lavado y quito la ropa mojada de la lavadora, arrojándolos a la secadora y poniéndola en marcha. Entra solo con su ropa interior de Superman. Lo miro de arriba abajo con un deseo perverso y lujurioso de cogerlo ahí mismo. Me desahogo de mis deseos internos, incluso cuando miro su maravillosamente cuerpo pequeño notando cuán delgados son sus piernas y brazos. Extiendo mi mano y acaricio su barriga plana antes de alcanzar y pellizcar sus pezones. Se aleja riéndose de la sensación y corre hacia la cocina, así que lo persigo. Corremos por la casa y el gritando de alegría mientras lo persigo. Corre hacia la sala y se tira en el sofá donde yo finalmente me abalanzo sobre él. Me subo encima de él mientras se inclina para besarme, algo con lo que parece sentirse más cómodo. Nos besamos un poco más antes de sentarme en el sofá y darle instrucciones para que se arrodille entre mis piernas. Él hace lo que le digo, sabe lo que tiene que hacer, se inclina para tomar mi verga en su boca chupando la cabeza. Coloco mi mano sobre su cabeza guiándolo de arriba a abajo; quiero que logre acostumbrarse a tener una verga en la boca y saber mamarla. Como él comienza a mover la cabeza por su cuenta, quito la mano y le hago saber lo bien que lo está haciendo. Eso le ayuda a alentarlo a que realmente logré hacer más de lo que ya sabe. Su cabeza la mueve más rápido, sus labios estirados deslizándose sobre mi miembro lo hace salivar para lubricarlo. Recuesto la cabeza hacia atrás disfrutando de la sensación de su pequeña boca dándole una gloriosa mamada a mi verga. Un par de veces lo escucho atragantarse mientras baja un poco más para meterse más de mi miembro. Lo miro para ver que realmente este tratando de aguantarlo en su garganta mientras paso mis dedos por su cabello diciendole: » bebé, está bien, no tienes que tragarlo tan profundo en este momento». Deja de chupar para mirarme, un hilo de saliva se restira de la punta de mi miembro hasta su labio inferior, dice: «Quiero que lo disfrutes.» Le acaricio la cara diciéndole » Cómo lo hagas y lo que hagas se sentirá riquísimo bebe.» Él me sonríe y luego continúa chupando mi verga esta vez sin tratar de tragar más de lo que no puede. Vuelvo a recostar la cabeza disfrutando de las sensaciones porque si lo veo chupándomela probablemente terminaré rápido y quiero que dure un poco más. Lo dejo chupar mi verga por un rato, en un momento se detiene y dice: «me duele la boca» y le digo: «Así pasará hasta que se acostumbre a chupar por largos periodos de tiempo.» Vuelve a chupar, mientras reviso mi celular, han pasado quince minutos y no me siento ni cerca de correrme. Veo que tengo un mensaje en una aplicación segura que algunos amigos y yo usamos. Lo abro para ver qué dice: David: Dano ( así me dicen mis amigos), ¿qué estás haciendo? ¿Quieres tomar unos tragos después de que salga de trabajar? Respondo: Por supuesto, ¿Dónde siempre? David: Sí, a las 9, veré si algunos de los Colegas quieren unirse. Yo: Genial, sería bueno ponerse al día… Estoy en medio de algo ahora mismo… charlamos luego. david: algo interesante? Yo: *grabo y envío un video de diez segundos del niño chupándome la verga* David: ¡Ufff cabron! Invita o presta ja… Yo: Lo siento, hermano, después de que termine, enviaré su culo a casa… pero no te preocupes pronto obtendrás algo de acción con él. David: eso espero… ¡Será mejor que nos incluyas, eh cabron! Yo: ya sabes hermano, una vez que tenga todo arreglado , ustedes podrán venir a divertirse. David: genial, no puedo esperar a tener ensartado. Apago mi teléfono, para voltear a ver al pequeño como me chupa la verga y creo debería venirme pronto; en ese momento la secadora emite un zumbido de que ha terminado. Le digo que empiece a mover la cabeza más rápido y a chupar más fuerte. «Mírame a los ojos mientras me la chupas «. Digo. Pone sus ojos hacia mí mientras continúa chupando, estoy cerca ahora así que agarro su cabello acelerando el ritmo, llevándolo a la punta de mi miembro para empujarlo hacia abajo. «¡Ufff bebé, traga la miel de Superman!» Siento un espasmo en mi verga y el semen se dispara en su boca. «¡Uta sí!» yo gimo «trágalo todo bebé» jadeo. Se las arregla para tragar todo y hago que retroceda. Se queda arrodillado frente a mí así que le digo: «Debes vestirte para que te vayas a tu casa». Entramos en el cuarto de servicio y saco su ropa de la secadora, me quedo viendo como se viste y cuando se pone sus zapatos, agarro una camisa y unos pantalones para vestirme también. Le pregunto si quiere que lo lleve de regreso a su vecindario. Me dice que puede caminar por el bosque pero insisto, quiero ver dónde vive. Así que vamos al garaje, abro la puerta y sus ojos se abren cuando ven mi camioneta, una Tundra i- Force Max Toyota color verde militar. «¡Vaya, señor, está genial!» «¿Te gusta, peque? La compré hace un par de meses». «Sí, me encantó…pero ¿cómo voy a llegar tan alto?» pregunta con tono curioso Abro la puerta del lado del pasajero, agarro su cintura y lo levanto hasta el asiento. Una vez que está sentado, le digo que se abroche el cinturón. Me subo y arranco el motor que ruge cobrando vida dentro del garaje. Me mira sorprendido, así que aprieto el acelerador acelerando el motor, los tubos de escape emitiendo un rugido que resuena en las paredes; él prácticamente grita de emoción. Conduje hasta la carretera principal y luego 5km aprox hasta la entrada de su vecindario. Es uno de esos poblados rurales que a pesar de ser pueblo ya tiene bastantes habitantes pero este está deteriorado y deprimido. Señala su casa, así que paso primero para obsevarla, una casa muy pobre y pequeña, doy la vuelta y me alejo un poco para dejarlo salir. Antes de que salga le pido que pasé a mi casa mañana por la mañana si puede. Él sonríe diciendo lo haré a primera hora de la mañana. Le pido que llegue por la puerta de atrás; si no contesto le digo donde tengo una llave escondida. Pienso por un segundo y le digo: «si alguna vez sientes que estás en problemas o con riesgo de algo, quiero que me llames a la hora que sea» Saco de la guantera un celular que siempre llevo para emergencias, es un celular básico pero funcional, reviso que este limpio y agrego mi número a la agenda de contactos, se lo doy y le digo es importante que lo escondas en algún lugar donde nadie lo vea. Lo toma y lo pone en su bolsillo. Se inclina queriendo un beso, así que me inclino cerca para darle un rápido beso de despedida. Las ventanas son polarizadas pero aún así. Le doy un apretón a su pequeño penecito antes de decirle que se vaya. Él abre la puerta, luego me mira sin saber si puede saltar pero al final salta hacia el suelo. Me mira y emocionado dice: «¡fue muy divertido!» No se si estaba hablando de lo que hicimos o del salto, pero su emoción fue contagiosa. Cierra la puerta de golpe y miro su lindo trasero mientras corre a su casa; Espero hasta que esté dentro antes de marcharme… Continuará….


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?