Relato Erótico de Tabú: La pequeña Masha Parte 2

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2022-08-07


La pequeña Masha Parte 2


Autor: RAMSESMX

Categoría: Tabú

Después de la follada que había recibido Masha por parte de aquel hombre maduro de 50 años, su vida transcurrió muy normal para ella. Seguía saliendo a la calle a jugar con sus amiguitos y claro al mismo juego de bajarse los pantalones. Una tarde estando jugando con sus amigos incluida Perlita su vecina, corrían por toda la calle y enseguida se metían a un baldío ( Claro el mismo lugar donde Masha conoció al hombre que la hizo suya ) ahí se reunían en círculo e iniciaban a contar para posteriormente bajarse los pantalones y mostrar sus geniales. La mamá de Perlita le gritaba y le pidió a su cuñado que fuera a buscarla para que comiera. El joven llamado Beto fue a buscar a su sobrina, pero menuda sorpresa se llevó al ver el espectáculo de esos niños libidinosos y observó como Masha pasaba sus labios por los pequeños miembros de sus compañeros. Quedó atónito y boquiabierto. Cuando reaccionó solo salió del baldío y llamó a su sobrina Perlita. -(Beto) Perlita te habla tu mamá. Enseguida la niña corrió hacia su tío. Pero los demás infantes se quedaron jugando. Ya en casa el tío le dijo a Perlita -(Beto) Oye! Perlita porque no invitas a Masha a hacer una pijamada. -(Perlita) ¿En serio? La puedo invitar. -(Beto) Por su puesto, si quieres le digo a tu mamá. -(Perlita) Sí tío por favor. La niña salió corriendo para decirle a su amiga Masha de la pijamada. El tío platicó con su cuñada para convencerla de dejar hacer su pijamada a su sobrina , la cual accedió. A las 8 pm la pequeña Masha llegó con una sola muda de ropa y entró a la casa. La mamá de Perlita les dio de cenar y se fue a trabajar junto con su esposo a la fábrica en el tercer turno. Dejó que las niñas se fueran a la recámara a jugar. Beto estaba ansioso, nervioso y muy caliente de recordar esas imágenes que había visto por la mañana. Compró dulces, jugos y frituras para darle a las niñas. Pronto Perlita quedó totalmente pérdida de sueño, pero su invitada no, puesto que acostumbraba a dormir muy tarde. A las 10 pm Beto se asomó y le preguntó -(Beto) ¿Todavía no te duermes? -(Masha ) No tengo sueño y quería seguir jugando. -(Beto) ¿Quiere que yo juegue contigo? Masha solo lanzó una risa pícara y asintió con un movimiento de su cabeza. -(Beto) Bueno y ¿a qué quieres jugar? -(Masha) No sé! -(Beto) Jajaja ¿cómo que no sabes? Podemos seguir jugando a la pijamada ¿no lo crees? Además tengo más golosinas. Beto levantó a su sobrina que se había quedado dormida en una colchoneta, la recostó en su cama y la cubrió con su sábana. Se reclinó en el suelo y llamó a la niña a recostarse al lado de él. -(Beto) Ven! vamos a jugar nosotros. -(Masha ) Pero no se como se juega! -(Beto) Yo te explico. Primero nos acostamos los dos, platicamos de qué es lo que nos gusta. Y cosas así. Ok -(Masha ) Bueno, pero tu empiezas vale! -(Beto) Bueno por dónde empiezo ¿Qué color te gusta? -(Masha ) El morado y ¿a ti ? -(Beto) A mi me gustaría dejartelo morado, perdón también el morado. Ahora para que sea una verdadera pijamada te debes poner tu ropa para dormir. -(Masha ) No traje más ropa solo ésta que tengo. -(Beto ) Hijole , pues así no se va a poder y entonces no podremos comer los dulces y frituras. -(Masha ) Por favor vamos a jugar. -(Beto ) Sólo hay una cosa que podemos hacer, pero no se si quieres hacerlo. -(Masha) Dímelo por fas. El joven salió de la recámara para cerciorarse que estuvieran todos dormidos y entró sigilosamente. Ya casi eran las 11 pm. -(Beto ) OK, pequeña , como ni tu y tampoco yo, tenemos pijama ,pues lo podemos hacer sin ropa. Osea que nos tenemos que quedar en calzones porque sino no se puede jugar. -(Masha ) Sin pensarlo gritó ¡Siiiiiii! Pero Beto la hizo callar -(Beto) Shss no hagas ruido para no despertar a nadie. Comenzó Beto por quitarse la playera, seguida de los tenis y por último el pants , quedando solo en esos bóxer holgados que comúnmente usaba. Masha al ver también lo hizo y se quedó en ropa interior. -(Beto ) Vamos a jugar a la casita y entró a la casa de campaña, ven! Masha entró, se recostó y le preguntó. -(Masha ) ¿Y cómo es? El joven empezó a besar a la pequeña, la cuál se hizo hacia un lado, pero Beto la volvió a tomar del cuello y besarla. -(Beto) Así se juega, deja que te bese todo tu cuerpo. ¿te vas a dejar? ¿si o no? -(Masha) Bueno Beto estaba tan excitado que ya tenía su verga fuera del boxer debido a una mega erección que le hacía ver un falo descomunal, grueso y venoso. -(Masha ) Ja ja ya se te paro tu pilin ja ja -(Beto) Bueno Masha ahora por último jugaremos a que tu eres mi novia y me tendrás que dar besos en mi polla como lo haces con tus amiguitos. De pronto Beto se quitó los bóxer, quedando totalmente desnudo ante la presencia de la niña. Se puso de rodillas y apuntando su verga ya babeante en dirección a la pequeña boca de Masha la tomó por sus cabellos y le metió parte de su mástil en la boca de Masha. La niña se arqueó, tratando de zafarse, pero no la dejó Beto. -(Beto ) ¿Qué pasó Masha? Dijiste que íbamos a jugar ¿no?. Entonces ya no te voy a dar todos los dulces que compre. -(Masha ) Sí, quiero jugar a los novios. -(Beto ) Entonces dale besitos a mi pitó y lámelo como una paleta. La pequeña hizo todo lo que le decía el joven Beto. Era fascinante para él poder ver esa carita tratando de comer esa verga descomunal. Beto trataba de follarle la boca con mucha suavidad y le decía entre gemidos. -(Beto) Uff no se te olvide chupar los guevos uff. Que delicia. Ahora si amorcito mío, empecemos el verdadero juego. Le quitó sus calzones y le besaba su pecho, su estómago, de pronto abrió sus piernas delgadas y observó un manjar que iba a deleitarse esa noche. Se le acercó y con voz entrecortada dijo: -(Beto) Vas a ser mía, solo mía, novia mía. Beto tomó su verga que estaba hinchada a más no poder y la colocó en la entrada de la cavidad vaginal de Masha. Introducía solo el glande el cual resbalaba por el precum que babeaba en la pucha de la niña y hacía un leve vaivén. Su calentura era tan fuerte que le metió la mitad de su mástil a Masha y nuevamente hacia el vaivén. La niña solo pujaba, pujaba y abría sus ojos con lágrimas, pero él decía,. -(Beto) No llores princesa, recuerda que es un juego y cuando terminemos te doy todos los dulces para ti Solita. OK -(Masha) Duele, me duele mucho.. -(Beto) Ya va a pasar, solo deja que se te acostumbre y vamos a disfrutar de nuestra pijamada. Pero recuerda que no debemos hacer ruido, ni gritar nada. Si bebe . Masha solo movió su cabeza. Beto la penetra ahora más y más. Hasta que decide tapar su boca y meterle de un solo golpe su verga venosa y dura. -(Beto) Puff, que delicia. Estas bien sabrosa novia mía. Era tanto el erotismo que sentía el joven que no se percató que sus dos hermanos mayores Pedro de 26 años y Juan de 24 los veían dentro de la habitación donde cogía a Masha. Ambos con los bóxer hasta el suelo y masturbandose por aquella escena que se veía en vivo y a todo color. -(Pedro) Que tranza carnal, buenísima la escena, esta de poca madre uff. Beto quedó perplejo y petrificado. Imaginó que sus hermanos le pondrían una madriza por lo que estaba haciendo, pero al verlos con sus herramientas de fuera, le llegó el alma al cuerpo. -(Juan) No mames cabron ya desvirgaste a la vecinita. -(Beto) No guey, alguien más ya se la había chingado. Mi verga le entró muy fácil. -(Pedro) Ja ja será porque la tienes pequeña carnal ja ja, pero deja le clavo la mía y hasta se va a cagar jaja. Masha no podía creer lo que veían sus ojos tres hombres desnudo frente a ella. -(Pedro) Vamos a llevarla a nuestro cuarto. No sea que despierte la Perlita y nos vea. Juan se asomó por la puerta de la recámara y al no ver nada les hizo una señal. -(Juan) Vamos cabrones no se ve la abuela. Beto tomó a Masha junto con sus ropas y salieron despacio hasta la otra habitación que les pertenecía a los tres hermanos. La colocó en la cama y le dijo. -(Beto) Ahora si vas a sentir lo que es amar a dios en tierra ajena. Jajaja -(Juan) Y si llora la pendeja nos va a cachar la abuela. -(Beto) No va a llorar porque somos novios y ella sabe que es un juego. ¿verdad que sí? -(Masha) Sí, estamos jugando. De pronto los tres hermanos estaban totalmente desnudo y manoseando el cuerpo de la pequeña. Juan y Pedro deseaban perforar a la pequeña, la querían devorar y jugar con ella toda la noche. Pedro el mayor tomó la iniciativa y se paró al lado de la cama. -(Pedro) Anda pequeña a mamar la verga que no te va estar esperando todo el tiempo. -(Juan) Pues no faltaba más cabrón, también que le de unas mamadas a la mía. -(Beto) Jajaja pinches golosos dejen que yo la acabe de coger. Pasaron diez minutos y la pequeña mamaba las tres vergas descomunales que tenía enfrente a ella. No podía ni meterse una cuarta parte de cada falo de los tres hermanos. Se sentían en el limbo, era un éxtasis indescriptible. Quien ya no aguanto más fue Pedro y arrojando a Masha a la cama, se le abalanzó encima de ella y con una mano tomó su verga erecta y la colocó en la pancha de la pequeña. -(Pedro) Juan, Juan tápale la boca a la vecinita, para que no grite. Juan tapó la boca de Masha con su mano. -(Juan) Ya guey. Pedro dejó ir por completó su verga dentro de la niña, la cual abrió sus ojos desorbitados y trató de zafarse, pero Pedro la tenía bien agarrada y con el peso de su cuerpo que hacía presión contra Masha, ella no podía moverse ni un centímetro. Pedro inició el vaivén perforando la vagina de la pequeña, jadeaba a cada instante la visión era como una orgia de película. Metía y sacaba su gran falo. Juan que estaba a un lado le dijo -(Juan) Ya pendejo déjame a mi chingarme a la vecina. Y con un movimiento brusco quitó a Pedro de la escena y comenzó a penetrar . Por el otro lado estaba Beto masturbandose y viendo el panorama. -(Pedro) ¿Aguantará la putita por el culo? -(Juan) Sí ya soportó tres vergas yo creo que será fácil. Con tanta embestida salvaje que le daban los tres hermanos, la pequeña cayó rendida a punto del desmayo. Pedro la tomó por la cintura y le pidió a Beto que le pasara vaselina del tocador, Beto le entregó el frasco y Pedro embarro el orificio anal de la pequeña con el lubricante, empezó a introducir un dedo, lo metía y lo sacaba. La pequeña pujaba del dolor, pero la lujuria que invadía a los tres machos no le daban importancia, dos dedos comenzó por meter, tres dedos, entraban y salían con facilidad gracias a la vaselina. -(Pedro) Ya está más que lista. Hermosa, preciosa te voy a perforar tu culito. El joven metió la punta y la sacaba, haciendo el mismo movimiento varias veces, hasta que se lo enterró por completó, la niña solo brinco, dio un suspiro y del dolor volvió a desvanecerse . Pedro la follaba con toda su hombría, mientras Juan se ponía debajo de la niña para enterrar su falo en su puchita. Los hermanos jadeaban y sudaban a chorros. Beto se acercó y abriendo la boca de la pequeña metía su verga, la pasaba por sus labios y por las mejillas de Masha. Transcurridos unos minutos cambiaron de posición. -(Pedro) Ya vieron carbones les dije que hasta se iba a cagar la putita con mi verga. Jajaja Pedro al sacar su miembro aún rígido observó que tenía restos de excremento de la niña. Eso lo hizo sentir más excitado de lo que estaba. Trato de meterle la verga sucia a la niña en su boca. Mientras Beto la perforaba por la vagina , Juan lo hacía por el culo. -(Juan) No mames cabrones ésto es una delicia, pinche putita que salió la vecinita. Me vengo cabron uff Y Juan dejó chorros de lefa dentro del culito de la niña. Este escurría todo el semen que había descargado la verga de Juan. Beto lanzó un aullido y enterró toda la verga dentro de Masha para depositar en su pequeño útero los mecos que había expulsado. Pedro quien aún no se corría les quitó a la pequeña y nuevamente empezó a perforar salvajemente, su verga dura y hambrienta de hembra entraba y salía con facilidad. La cambiaba de posición para ahora penetrarla por su culito, le daba duro al cuerpo inconsciente de la pequeña Masha. Hasta que sintió un impulso eléctrico que le recorrió todo el cuerpo y descargó mucho semen dentro del cuerpo de la inocente niña. Eran como las dos de la mañana cuando Beto limpió a la niña de toda la suciedad del semen que tenía por todo su cuerpo. Y la llevó al cuarto donde estaba Perlita. En ese momento se despertó Masha. -(Beto) Hola mi amor ¿cómo estás? -(Masha ) Me duele sniff sniff -(Beto) No te preocupes mañana se te pasará, recuerda que no le debes decir a nadie y mañana te daré todos los dulces que te compré. Si lo harás novia mía. -(Masha) Sí. Te lo prometo. -(Beto) Oye princesa , cuéntame quién fue el primero que metió su pilin en tu cuquita. -(Masha ) Un señor que me dio dinero y dulces. -(Beto) ¿Y quien más sabe de eso que te hizo ese señor? -(Masha) Nadie, porque es un secreto. -(Beto) OK, Entonces tampoco cuentes esto princesa. Beto le dio un beso apasionado a la niña y se retiró a su habitación a platicar con sus dos hermanos del maravilloso acontecimiento. La pequeña Masha estaba solo con dolor ¿ya se habría acostumbrado a la verga de macho?


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?