Relato Erótico de Sexo con Maduras: Mi abuela Conchi.

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2019-08-23


Mi abuela Conchi.


Autor: juanpalencia

Categoría: Sexo con Maduras

Hola, me llamo Juan, tengo 43 años y vivo en un pueblo de Palencia. Cuando tenía 15 años, nos mudamos a casa de mi abuela Conchi, llevaba viuda 30 años y vivía con una hermana pero falleció y nos pidió ir a vivir con ella. Mi abuela de aquella tendría unos 75 años, era muy guapa, siempre tenía los labios pintados de rosa, mediría 150, estaba gordita y tenía unos pechos bastante grandes. Desde que llegamos a mi no me trataba bien, tenía celos de mi porque estaba acostumbrada a que su hermana le mimase mucho, todas las atenciones eran para ella y esperaba lo mismo de mi madre pero no fue así. Yo además le hacía rabiar mucho dándole sustos, quitándole su serie favorita de la tele o despeinándola, esto último le disgustaba mucho y cada vez que le fastidiaba gritaba " te voy a coger de los huevos ya verás" yo me marchaba corriendo y casi nunca me cogía y cuando me cogía me daba una colleja ó hacía el gesto de cogerme los huevos pero no hacía más. Un día estaba tumbado en el sofá y mi abuela sentada en su amaca viendo su serie, para variar empecé a hacer el tonto y a cambiar de cadena y ella "paaara, paaara, paaara que te cojo", y paraba, lo solía hacer solo un par de veces, pero ese día estaba especialmente pesado, no sé si sería por el calor del verano ó porqué... a la décima vez que le quito la serie se levantó para darme un mosquilón y quitrme el mando y yo solía levantarme corriendo y marcharme pero estaba tan cansado que ni me moví, después de la colleja no me quitó el mando porque le dije que ya no volvería a cambiar pero nada más girarse lo volví a hacer, se giró y efectivamente me echó mano y me cogió, nos sorprendimos los dos, pensabamos que nunca lo iba a hacer , yo me quedé de piedra pero empecé a empalmarme rápidamente, a mi abuela se le cambio la cara de sorpresa a una sonrisa traviesa y empezó a sobarme la picha por encima del pantalón corto diciendo "oye, pero que tenemos aquí, se te esta poniendo tiesa eh, te gusta que te la toque tu abuela" a mi no me salían las palabras, después de un par de sobadas empezó a morderse el labio inferior y me preguntó si me podía quitar los pantalones par enseñarle la picha, que llevaba más de 30 años sin ver una, obedecí y me los bajé, la cara de mi abuela se volvió a transformar en una cara de deseo que nunca antes le había visto ni tan siquiera con el protagonista de sus serie que le hacía sudar y tenía que abanicarse, "tienes buena picha, me dejas tocarla" asentí con la cabeza, tenía unas manos arrugadas pero muy suaves porque no había trabajado nunca, ni siquiera en casa, yo cada vez que se iba acercando para cogérmela notaba que el corazón se me salía del pecho, cuando me la cogió fue increíble, cuando empezó a menearla estaba en la gloria, comenzó a relamerse los labios y con la otra mano se la metió debajo de su falda a tocarse y a mi eso me enloqueció, de repente me empezó a apretar fuerte la picha y yo empecé a correrme como una bestia, "vaya lefada",me susurro, tengo esa frase guardad en mi cabeza, cada vez que me acuerdo de como me lo dijo me empalmo. Después de correrme no se porque pero pedi disculpas y ella que continuaba con la picha en la mano y después acariciándome la barriga con toda la lefa me dijo con una sonrisa pícara"tranquilo, acaba de empezar el verano y creo que nos lo vamos a pasar muy bien".


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?