Relato Erótico de Infidelidad: Esperar, tiene su recompensa

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2022-06-29


Esperar, tiene su recompensa


Autor: Anónimo

Categoría: Infidelidad

Me llamo Alison, cumplí 25 hace unos días , me atraen las chichas y los chicos, me gusta ser envidiada por mis enormes pechos, supongo que eso atrajo a mi novia Lucia. Llevaos juntas casi 2 años, ella es muy tímida y retraída, no le gusta probar nada nuevo en la cama, por lo que el sexo ya es monótono y aburrido, suelo pasar las madrugadas metiendo un consolador hasta el fondo de mi coño para tener un orgasmo, mientras ella duerme. Las cosas cambiaron cuando tuvo un accidente de auto hace unos días, se rompió una pierna y la muñeca, tendré que cuidarla hasta que mejore, aunque recibiré ayuda de su hermano mayor Dante. El tenía 26 años, tenía unos hermosos ojos azules y se le marcaba la polla por encima de los jeans todo el tiempo, muchas veces soñé que me follaba y me hacía correr ......... Esa mañana me levante con el sonido del timbre, un chico alto y rubio esperaba en la puerta con una pequeña maleta. -Hola cuñada- lo deje entrar, rozo "disimuladamente" mis pechos cuando me beso la mejilla para saludarme . -Hola Dante, te traeré algo para tomar- el entro a nuestra habitación para saludar a su hermana, su teléfono cayó al suelo desde la mesa, lo levanté para llevárselo cuando vi que su pantalla tenía una foto, mía , en ropa interior. Se notaba que lo hizo a propósito, era una foto que me tomo antes de bañarme un fin de semana que fui a la casa de sus padres, me mojé de solo pensar que él tenía esto en sus manos, mis jeans tenían una mancha húmeda que se notaba. Estuve el resto del día mojada, sintiendo la mirada de Dante, su polla presionando en mi culo cada vez que pasta detrás de mí , hubiéramos follado en medio de la cocina si Lucia no siguiera comiendo en la mesa. Mis ganas de follar serian insoportable estos días en que Dante se paseara por mi casa con ese delicioso trozo de carne entre las piernas. .................... Era de madrugada y mi coño ardía como siempre, deseaba tanto tener sexo que me masturbe al lado de mi novia, que dormía profundamente gracias a sus medicinas. Puse mi mano sobre mis bragas y frote despacio, sintiendo como mis jugos humedecía mi entrepierna, solté un gemido, pero Lucia ni siquiera se movió, así que seguí . La imagen de Dante inundo mi mente y mi coño. La puerta estaba entreabierta, y pude ver como la sombra de alguien me miraba desde afuera, sabía que era Dante, eso en vez de frenarme me éxito aún más, hice a un lado mis bragas y metí dos dedos en mi coño gimiendo aún más fuerte, quería que el me escuchara . -Que rico- dije gimiendo, no aguante más, probé mis propios jugos, chupe mis dedos y me levante apoyando mis manos en la cama, deje mi culo y mi coño húmedo e hinchado frente a la puerta, dejando que Dante viera los jugos correr por mis piernas, mi cuerpo temblaba por la excitación . Antes de darme cuenta el cruzo la puerta con su polla en la mano y me la metió hasta el fondo de una sola estocada, mi gemido fue tan fuerte que temí despertar a Lucia, pero no paso. - ¿Tenias ganas de follarme cuñadito? - él me dio nalgadas fuertes y me tomo de las caderas, follandome con una fuerza increíble , casi con rabia, podía sentir sus gemidos casi como gruñidos. Su polla crecía dentro de mí, me corrí a los 3 minutos . -Que apretada estas, me voy a correr tanto dentro de ti, voy a marcarte como mi perra- Dante se inclinó lamiendo mi espalda y rasgando por completo mi camiseta y apretando mis pechos tan fuerte, que dejo marcas rojas. No podía creer que follar con el hermano de mi novia se sintiera así de genial, no podía pensar en nada más que en el sonido que mis jugos hacían cuando su polla chocaba con mi coño. -No pares por favor, se siente tan rico- mi gemido fue tan fuerte que Lucia se movió , pero no hizo nada más , entonces Dante saco su polla. Se acostó en la cama, su polla apuntaba al cielo, estaba completamente brillosa por mis jugos, me acerqué, subiéndome sobre él, puse mi coño en su boca y metí su gran polla en la mía . Parecía un profesional, lamia mis pliegues y mi clítoris, metía su lengua hasta el fondo bebiendo mis jugos como si fuera agua, me corrí más de 2 veces, mientras chupaba con fuerza subiendo y bajando, presionando mi lengua contra su glande, sentí el semen chocar contra mi garganta e hilos de saliva viscosa caían por las comisuras de mis labios. Me levante, su polla aún estaba dura, y yo necesitaba calmar mis ganas de follar, la puse en la entrada de mi coño, y cabalgue sin importarme nada más , Dante puso sus manos en mis caderas para acelerar el ritmo. -Nunca pensé que la dulce chica rubia, fuera una puta- me excité aún más y mi coño apretó su polla con fuerza. Me estaba follando como un loco y yo gemía como una demente, ambos dejamos de pensar que Lucia dormía a un lado e igual que unos poseídos nos corrimos gimiendo mojando la cama de mis jugos y su semen en el acto. Después de los últimos espasmos de mi coño, caí rendida con mi cabeza en su pecho, Dante acaricio mi cabello y nos besamos. Sabía que esto estaba mal, pero en este momento, no me importaba, y a Dante tampoco, sentí su polla rozando mi coño otra vez, sonriendo me acerqué a su oído. - ¿Cuantas veces te puedes correr en una noche? - le susurre lamiendo su lóbulo, escuche un leve gemido y su polla ponerse aún más dura. -Cuéntalas después de que te llene de semen tu lindo coño y tus grandes pechos- sonreí ahogando un gemido en su boca, cuando me metió su polla de un solo golpe sin aviso, haciéndome correr con fuerza de una vez.


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?