Relato Erótico de Incesto: Obligado a satisfacer sexualmente a mis dos primas mayores – I

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2022-06-29


Obligado a satisfacer sexualmente a mis dos primas mayores – I


Autor: CRAYZZYGARY1

Categoría: Incesto

Maritte y Genevieve son mis primas gemelas, ambas mayores que yo, ya cumplieron los 15 años, yo estoy por cumplir 14. Por ser menor que ellas, permanentemente viven molestándome, cargándome por que nunca tuve novia, me dicen que voy a ser gay. Asi es, siempre me molestan, me cargan con lo mismo, que voy a ser gay, que no me gustan las chicas, etc. En realidad, nada más lejos de la verdad. Tuve una novia cuando tenía 13 años, la experiencia fué complicada y traumática para mi. Anhalía tenía 14 años en ese entonces, y estaba mucho más desarrollada que yo, ya había tenido varios noviecitos. Al menos sabía mucho más de sexo que yo, que solamente sabía masturbarme. Pero lo que no tengo de experiencia sexual lo suplanto con una muy buena verga. De echo a los 10 años tuvieron que llevarme al médico a que me cortara la piel del prepucio para darle lugar a que saliera el glande. Es que la cabeza es realmente grande, y con 18cms de largo por 7cms de lomo, mi tripa es imponente para mi edad. Cuando nos besábamos y nos tocábamos con Anhalía a escondidas, ella siempre me agarraba la verga por sobre el pantalón, refregaba su conchita contra mi verga y acababa con solo rozarse. Recuerdo cuando me la mamó por primera vez, que tremenda emoción y cuando le acabé en la boca, casi muero de la calentura. A los pocos días nos metimos en una obra en construcción por la tardecita, y me hizo sentar sobre unas bolsas de arena, me bajó el pantalón y comenzó a mamarme la verga, luego se bajó la calza y solita se acomodó para que se la metiera en la concha, tomó mi palo por el tronco y lo dirigió al medio de sus labios vaginales, mi pija estaba pletórica, gruesa como pocas veces, se empezó a sentar metiéndose de a poquito la tripa, gemía, suspiraba y ya en determinado momento con media verga dentro se dejó caer de golpe ensartándose totalmente, quedaron solamente los huevos afuera, pegó un grito que se sintió en la cuadra, yo me asuste por si nos descubrían, ella se movía lento arriba y abajo, pronto comenzó a suspirar fuerte y con u largo gemido su concha se inundó de fluidos, luego entendería que había tenido un orgasmo. Estaba salida de si, desesperada por meterse la verga más adentro, con contenta con eso, se izó sacándose la tripa, que rebotó sobre mi panza, la tomó nuevamente y abriéndose con una mano los cachetes del culo con la otra dirigió la cabeza de mi chota hacia el agujero de su culo y quiso sentarse rápidamente, la vega no quería pasar su esfínter, ella insistió tanto que de repente media verga se le fue dentro, gritó, se quiso salir de arriba pero yo en mi calentura la tomé de la cadera y sosteniéndola firme presioné y finalmente se la metí toda, ella lloraba, pedía que se la saque, que no la aguantaba, que se iba a hacer caca, yo enloquecido comencé a serrucharla como poseído, ella comenzó a gritar fuerte, yo le daba más pija todavía, la verga estaba totalmente apretada dentro de su culo lo que no me permitía acabar, estuve así como 10 minutos, al final se empezó a calmar y a disfrutar del pedazo de carne, y al relajarse, su culo se hizo mas suave, mas blando y así pude lograr llenarle el culo de leche. Enojada se levantó de golpe y el alarido que pegó fue tremendo, subiéndose la bombacha y la calza, se alejó de mi, y esa fue la última vez que nos vimos. A partir de ese día me mira con odio. Esa es la historia de mi única relación con una chica, por lo tanto no tenía mucha experiencia. Si estaba seguro que las chicas me gustaban, mucho y que mi pija es portentosa. Esa tarde ya mis primas estaban por demás de pesadas, yo para evitarlas me fui al arroyo que pasa detrás de la casa grande, es que vivimos en una chacra en los linderos del pueblo, era de mis abuelos y ahora la cuida mi padre. En el verano es lugar de reunión de toda la familia, somos muchos. Con decirles que solamente de parte de mi madre son Ella y sus tres hermanas. Y por parte de Papá son cuatro hermanos. Por lo tanto cuando nos juntamos para alguna fiesta o acontecimiento importante somos como 20 primos, casi todos entre los 10 a los 18 años. Estaba tranquilo a la tardecita con las piernas metidas en el agua refrescándome y mascando bronca contra las gemelas, es que me gustaban mucho. Son preciosas, pelo negro enrulado hasta la cintura, son altas y espigadas, solo se diferencian por que Maritte tiene las tetas un poco más grande y Genevieve tiene el culo más gordito y paradito. Por lo demás si no le prestas mucha atención podes equivocarte de cual es cual. Siempre se aprovechan de eso. De solo pensar en ellas se me había parado la verga, como el lugar donde estaba está algo escondido, me saqué la tripa y comencé a pajearme pensando en las dos turras, de golpe siento una risita, me sobresalté y cuando miro hacia detrás de unas piedras grandes descubro a Maritte observando como yo me masturbaba. Inmediatamente me tapé la chota, pero ya era tarde, las dos pendejas que siempre andaban juntas me descubrieron. Se acercaron corriendo, y se sentaron una a cada lado de mi, pero ambas mirando hacia mi bulto que yo no podía tapar, si bien ya no tenía la verga tan dura, todavía estaba morcillona. Genevieve fue la primera en hablar, me dice primito, saca las manos y mostrame tu pito, era más una orden que un pedido. Yo me negué, pero dentro de mi lo deseaba, así es que haciéndome el guapo le digo, yo se las muestro si Uds. me muestran sus tetas. No lo dudaron y ambas se sacaron la remera, ninguna usaba corpiño. A, qué hermoso cuadro, ambas con las tetas al aire, y como les conté, Maritté las tenía un poco más grandes, el verle las ubres inmediatamente hizo renacer los bríos a mi pinchila que enseguida tomó status de erecta en todo su esplendor, y los 18 x 7cms enmudecieron a las chicas. Ambas se acercaron a mirarla de cerca, Genevieve estiró la mano y la tomó del tronco, apenas abarcaba su grosor, la sacudió un poco, pero ninguna de las dos emitía palabra. Le tomé la mano a Maritte y se la puse también sobre mi palo, y yo ya lanzado las desafié a que no eran capaces de mamarme la verga y tomarse la lechita. La primera en arrodillarse y meterse la cabezota a la boca fue Maritté, no sabía qué hacer con el pedazo en la boca, la ayudé dici’endole que la chupara como cuando come una bocha de helado, entendió al toque y comenzó a chupar y lamer, lo hacía de maravillas. Genevieve no quiso quedarse rezagada y pronto estaban las gemelas chupa que te chupa, ya se atrevían a meterse media pija en la boca, eso me excitó tanto que comencé a lanzar chorros de semen a diestra y siniestra, fueron varios chorros que terminaron en la cara, en las tetas y un poco en la boca de las gemelas, siguieron chupando hasta que la tripa se ablandó y quedó laxa. Se miraron una a la otra, y Maritté comenta, hermana, que pedazo de pija tiene el primo. Y Genevieve le contesta, si, parece la de los actores porno. Ambas se aproximaron al agua a enjuagarse, se colocaron las remeras y sonriendo, Maritté se aproxima, me da un beso en la mejilla y me lanza esta frase; si te portas bien podemos experimentar muchas cosas los tres juntos. Y se fueron corriendo para la casa. Yo quedé con el short bajo, y mi verga satisfecha. Continua en parte II


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?