Relato Erótico de Incesto: El viaje de Karlita pt2

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2022-06-21


El viaje de Karlita pt2


Autor: JOSEPE

Categoría: Incesto

Al llegar al rancho la diversión aumenta integrando a mas familiares para divertirnos con Karla. Seguimos en la carretera mientras conversábamos, comíamos chucherías y nos divertíamos usando el cuerpo de Karla la cual ahora si estaba disfrutando del sexo en todo su esplendor, tras unas horas empezó a anochecer y llegamos a un hotel que estaba cerca de la ciudad, pedimos una habitación y nos duchamos en parejas al llegar Aaron mete a Karla junto a el y se duchan (dudo que solo se hayan duchado) después Sebastián me obligó a entrar con el y al estar dentro me hizo masturbarlo hasta que se corrió y salimos encontrándonos a Karla manándosela a Aaron, de inmediato Sebastián y yo nos quitamos las toallas y pusimos sus manitas en nuestras vergas haciendo que nos masturbara mientras se la chupaba a Aaron, el calor subió y si bien llegamos al hotel a las 9 nos dormimos a la 1 de la mañana porque mientras uno follaba a Karlita los otros descansaban para reemplazar al follador prolongando muchísimo mas la diversión, cuando todos quedamos satisfechos nos dormimos sin mucho esfuerzo A la mañana siguiente todos nos bañamos por separado y salimos a desayunar y al ser un hotel algo alejado de la civilización abundaba el silencio creo que eramos los únicos clientes en el momento por eso los gemidos de Karla habían sido escuchados por la señora que atendía así que Aaron aceptó hacerle «un favor» a cambio de su silencio y después de unos minutos ambos salen de una habitación y nos subimos al auto continuando con el recorrido Después de unas horas llegamos al rancho pero Karlita estaba en cuatro siendo montada por mi así que Sebastián quien estaba conduciendo da unas cuantas vueltas mas para que yo pudiera acabar y al hacerlo nos dice que nos cambiamos así que como yo no me había corrido tomé las pantaletas amarillas de Karlita y me masturbé rápido con ellas llenándolas de semen, se las pasé y se las puso junto a su vestidito azul Al salir nuestra madre la abraza y ambas van a un tejaban donde mis tíos estaban montando un asador, a lo lejos puedo ver como mi padre se acerca a Aaron y le susurra algo a lo que mi hermano asiente, las horas pasan y la fiesta empieza, en el rancho eramos mi familia, mi tío nacho y su esposa y mi otro tío Andrés (en total eran tres hermanos), también estaba mi abuelo el cual era una persona algo mayor pero alegre y energético a su manera, Karlita ahora vestía unos pantalones de mezclilla junto a una camiseta blanca con un corazón rosa en el centro tenia su pelo atado en dos colitas a los lados En las fiestas mi madre y mi tía se suelen ir a dormir mas temprano y sumado a que la carne que ellas comieron tenían pastillas para dormir (según lo que me contó Sebastián) ambas entraron a la casa para dormir, pasado un rato mi padre me habla y me dice que vea si ya se habían dormido yo obedientemente entré en silencio y me asomé al cuarto en donde las vi a ambas recostadas en la misma cama—Se ven incomodas, ayudemos a dormir mejor—dijo Aaron detrás mio casi matándome de in infarto y sin esperar empezó a desabrochar los pantalones de mi tía—Vamos desabrocha los de mama— yo reaccione y los desabroché y se los quite con cuidado y ante mi estaban las bragas de mi madre y tía y sus hipnotizantes culos, Aaron se subió sobre las piernas de mi tía y metió su pene entre sus nalgas masturbándose con ellas—Solo vas a ver?—me dijo sarcásticamente, a diferencia de mi tía mi madre estaba boca arriba así que subí su camisón y su bra dejando a la vista sus grandes pechos los cuales empecé a masajear y desde mi pantalón salió mi pene casi disparado hacia su boca la cual abrí con cuidado y empecé a meterla y sacarla con cuidado y al estar a punto de terminar me detuve y se la saqué volví a abrochar mi pantalón saliendo del cuarto junto a Aaron el cual ni siquiera trató de disimular su erección—si, ambas están dormidas—al decir esto todos los hombres miraron a mi padre y el asintió levantándose llamando a mi hermanita la cual se acercó —que pasa papi?—ven Karla vamos a darte tu regalo—el la cargó y la metió a una tienda que habían montado horas antes De ahí solo se escuchaban gemidos y «aplausos» y al estar todos en silenció el ambiente se puso algo incomodo así que mi tío puso porno en una televisión que tenían para ver partidos de futbol así que todos nos pusimos a ver porno hasta que mi padre salió de la tienda abrochando el botón de su pantalón llega con nosotros y pone su mano en el hombro de mi abuelo el cual entra y cierra la tienda repitiendo el mismo proceso que mi padre fueron pasando todos uno a uno para divertirse con mi hermanita yo estaba a punto de correrme y me detuve pero Aaron que se percató de esto me sorprendió por la espalda y rápidamente me hizo acabar antes de que pudiera hacer nada haciendo que mi semen callera al suelo justo mi tío soltero salió y me tocó el hombro pero yo al haber acabado no estaba listo así que Aaron intervino—Parece que José necesita un respiro, te cubriré hermanito—tocándome el hombro y entrando el a la tienda Después de un rato sale y toca el hombro de Sebastián—Lo siento hermanito pero son las reglas—dijo Sebastián mientras entraba a la tienda—No es justo, Aaron me hizo acabar—no podía creer lo que estaba diciendo frente a mi familia pero en ese momento no era yo, al salir Sebastián llega mi turno y entro a la tienda Lo que tenia frente a mis ojos era una imagen que recordaré para siempre mi hermanita de 6 años boca arriba, abierta de piernas sin nada de ropa a excepción de sus pantaletas que si bien las tenia puestas tenían una abertura que dejaba a la vista sus abiertos agujeros, ademas de que sus ojos desorbitados y su lengua de fuera tratando de tomar aire teniendo el cuerpo repleto de semen sin mas dilación me acerqué y puse mi pene en la entrada de su conchita y de un empujón le entró toda haciéndola gemir de placer eso me prendió tanto que deje de lado todo y empecé a follar su coño húmedo como un animal llegó un momento en el que me abrazó con sus piernas y yo me detuve y la puse en cuatro empecé a follar el mismo agujero rápidamente tomándola por las caderas, después de unos segundos tomé sus trencitas y las jalé haciendo que ella alzara la vista—AHHAHHAHHAHHA, GIGE GIGE AGI—casi no podía entender sus balbuceos pero eso lo entendí perfectamente «Sigue sigue así» eso me calentó para embestir con toda mi fuerza y energía acabando lo mas dentro que pude, al acabar suelto a mi hermana la cual cae casi desmayada al colchón en el que estaba con el culo hacia arriba, parecía una muñeca de trapo al salir de la tienda me siento en la hielera y mis tíos y mi padre entran a la tienda y la cierran Dios mio no podía creer que los tres estuvieran violando los agujeros de Karlita ya que si bien la habíamos usado bastante nunca lo hicimos los tres a la vez lo que nos dejó sorprendidos a todos los jóvenes—cuando acaben esos hijos de puta siguen ustedes e—dijo nuestro abuelo—usted ya no abue?—le preguntó Sebastián—no, todavía no yo ya estoy viejo hijo si tan solo me hubieran visto cuando lo hice con las esposas de sus padres habrían alucinado—Entonces ustedes ya han hecho esto?—si, pero no con tanta gente esa vez solo fuimos sus tíos, su padre, su madre y/o tía y yo—Diablos abue ustedes en verdad están enfermos—le dijo Aaron sarcásticamente—y ustedes no cabrones?—todos nos reímos y salieron los mayores dándonos barra libre para hacer lo que quisiéramos con Karlita la cual parecía animal muerto —me pido su culo—Dijo Aaron colocando a Karla sobre el boca arriba y metiéndole su verga en el culo, Sebastián y yo nos miramos e hicimos un piedra papel tijeras y el me ganó asi que el se la metió en la vagina mientras que yo usaba su cálida boca la cual apenas podía contener las arremetidas que le daba y su cuerpo en general parecía que explotaría ya que todos nos habíamos dejado llevar por la lujuria y usábamos a nuestra hermana como su de un juguete se tratara, yo acabé primero dentro de su boquita mientras mis hermanos seguían complaciéndose y como forma de vengarme me masturbe rápidamente a pesar de estar cansado y cuando ellos se corrieron casi a la vez yo también le hice en la cara de Aaron—Eso es por quitarme mi turno hace un rato—rato? eso fue hace horas—probablemente no falte mucho para que amanezca—salimos los tres de la tienda y mi padre entró de nuevo y salió con Karla en los brazos, su pantaletas prácticamente se había fusionado y pegado a su piel por todo el sudor y semen que tenia encima papa la puso frente al abuelo de rodillas y este la hizo mamarle la verga, Karlita con las pocas fuerzas que tenia logra aguantar una ultima descarga de leche la cual no pudo tragar y la escupió al solo en donde mi tío soltero arrastra su cabeza por el suelo «limpiando» el semen que estaba ahí repentinamente se escucha la voz de mi madre—oye idiota no limpies el suelo con mi niña—dice mientras se acercaba solo con su ropa interior puesta ella nos ve a nosotros tres los cuales estábamos cagadisimos pero solo nos sonríe de forma seductora y se agacha donde estaba Karlita tirada, la pone boca arriba la besa y pone su boca en su conchita—Lo hiciste bien amor, deja que mami se encargue del resto—y mi madre empezó a lamer toda la leche que salia de mi hermana incluida la que estaba en el piso, al acabar mis tíos se acercan a ella para que se las mamara pero mi madre se levanta y dice—ya se divirtieron bastante el dia de hoy, descansen y preparen su leche para mañana—y sin mas carga a mi hermana y se la lleva a la ducha para limpiarla de tanto semen que tenia Al final todos nos fuimos a dormir a nuestras habitaciones (la mayoría compartía cuarto) no sin antes ser violado por mis hermanos aunque eso no entra en este relato Esta parte acaba aquí, ojala la hayan disfrutado, siéntanse libres de escribir sus comentarios y de calificar la historia, seguiré escribiendo la siguiente y puede que la ultima parte así que diviértanse y nos vemos.


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?