Relato Erótico de Sexo Gay: Historias de amor prohibido; Nenes.com (8 años) y (más de 40)

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2022-06-21


Historias de amor prohibido; Nenes.com (8 años) y (más de 40)


Autor: CONEJITO69

Categoría: Sexo Gay

Gilberto se fue rápido a su habitación, aunque su abuela noto una pequeña gota escurriendo por su short y una mancha en la cola de su nieto, por suerte lo notó su senil abuela y no uno de sus padres.. El uso de dispositivos electrónicos con acceso a internet es algo que día con día es algo más necesario por lo que en todas las casas hay al menos uno y tal vez más, ahora es muy común niños cada vez más pequeños con celular o computadora. Precisamente de esos niños era Gilbertito de 8 años, un pequeño que tenía sus propios aparatos electrónicos y es un navegante regular de internet. Gilbertito solía pasar el rato en grupos de Facebook y WhatsApp sobre los videojuegos que le gustaban, en gameplays o en los videojuegos. Al menos así era hasta que un día explorando una página de foros a la que había llegado por «Clash royal» encontró un foro que decía «Gay xxx» Gilbertito había escuchado que gay, en palabras de su padre «eran los hombres que besaban a otros hombres» y dado a que a él siempre le daba cierta curiosidad entró al Foro. Al entrar se topó con una gran cantidad de mensajes que no entendía «pasen videos» «pasen contacto» «quién para mamar» «busco novio» «quien para chat hot» Gilbertito no sabía si preguntar, pero abrió un archivo de video que había en el chat, al abrirlo eran dos chicos besándose apasionadamente mientras se manoseaba el cuerpo, Gilbertito comenzó a sentir una extraña sensación de calor en su pelvis, cara y abdomen, su respiración se volvió pesada y su corazón se aceleró, los chicos se comenzaron a quitar la ropa y Gilberto aún sin comprender no podía dejar de ver. De pronto uno de los chicos se arrodilló y le comenzó a chupar el pene al otro, al ver esto el pene de Gilberto se puso duró, después el chico se puso en cuatro una vez que lo dejaron bien dilatado lo penetró el otro muchacho con su pene haciendo gemir al chico, mientras se masturbaba, Gilbertito sin perder detalle imitó al chico frotando su pequeño pene hasta que un pequeño chorro de orina salió, el pequeño se apresuró a limpiarlo. Esa noche el pequeño bebé despertó algo en el que nunca antes había sentido, pero que de alguna manera sabía que siempre estuvo ahí. La primera noche su sueño fue diferente, sus pequeños sueños sobre jugar, volar y corretear se convirtieron en imágenes de el participando en aquel video que había visto, haciendo todas esas posiciones mientras era penetrado por ese chico de apariencia delgada y figura marcada. Apenas se levantó se metió a internet, abrió la página del foro, no había nadie conectado, así que comenzó a revisar los mensajes, abría un vídeo tras otro, le encantaba ver cómo los pasivos recibían al activo en sus traseros. Por la tarde Gilberto se metió a bañar tal cual su un poco senil abuela lo había indicado, mientras tallaba su lindo cuerpo notó que le encantaba sentir caricias por todas partes. Recorría su pecho, acariciaba sus manos, tallaba su pene, por último llegó a sus nalguitas morenas y bien paradas, acercaba sus dedos al pequeño botón rosado que era su virginal ano, acariciaba con sus dedos introduciendo la puntilla, un escalofrío recorrió su cuerpo, poco a poco metía más sus dedos, después de un rato tomó el cepillo de dientes que tenía en su baño, lo metía y sacaba, mientras pegaba su cuerpo a la pared, sudaba aún cuando el agua era helada, pero su abuela interrumpió el trance llamándolo para comer, por lo que Gilberto se enjuagó rápido, se cambió y salió a comer. Terminando de comer se dirigió a la computadora, está vez había alguien conectado, el usuario era «Shotalove02» -Hola Shotalove02, que hay?- -hola Clashgame, parece que estamos en la misma zona?- -jajajaja, parece que si- -¿Tienes ganas de verga?- -siiiiii, si quiero- aunque Gilberto sólo había explorado su ano una vez, sabía que sus manos no serían suficiente, necesitaba de un macho real, Shotalove02 vió la oportunidad y le mando una foto-pene al privado, una linda verga morena Clara de unos 18cm y un buen grosor, algo peluda y levemente curva a la derecha, con unos huevos gordos bien llenos de rica leche. -¿te gusta Clash?- -siiiiii, se ve rica? -te la puedo meter?- -si, metemela atrás – -¿Que edad tienes, lindo?- -tu primero dime – -Tengo 43 años- – eres mayor, ¿si tienes ganas de metermela?- -depende, ¿Que edad tienes?- -es que si te digo ya no me la vas a querer meter- -¿por que?¿Que edad tienes?- -tengo 8 años – -uy!!! Si eres pequeño – -ya no me la vas a meter verdad?- -ufff, es que si eres muy pequeño y es muy arriesgado – -te prometo que no le diré a nadie- -seguro que quieres que te la metan?- -siiiiii, por favor métela en mi- -esta bien, pero como le hacemos?- -voy a tu casa después de la escuela y ya ahí lo hacemos, me voy caminando solo a casa- -mmmm, y ¿nadie te espera en casa?- -no, mi abuela me cuida, pero siempre llegó tarde y no se da cuenta por qué siempre olvida que hora es- -bueno, está bien pero asegúrate que nadie te siga, mandame una foto de tu culito, para jalarmela un rato- Gilberto tomó su ropa de fútbol y se colocó en el espejo con los shorts en la rodilla y enseñando sus nalguitas. – ¿Las quieres?- -ufff, que ricas nalgas, ya te quiero tronar el chiquito mañana, te mando mi dirección para que llegues- -si mi amor, mañana llegaré a tu casa en cuanto salga de clases – -te espero bebe, bye- -nos vemos- Desde esta conversación el corazón de Gilberto parecía querer salir de su pecho con cada hora que pasaba. Esa noche apenas pudo pegar pestañas pues solo esperaba ansioso a que la hora llegará. Apenas eran las 5:00 am y Gilbertito ya estaba de pie alistando sus cosas, pensó que sería buena idea presentarse con su ropa del fútbol , por lo que metió su uniforme en la mochila, mientras se alistaba escuchó su celular, era un mensaje de shotalove con su dirección, Gilberto guardo su celular apagado en su mochila ya que estaban prohibidos en su primaria, pero por si las dudas anotó la dirección en su libreta, y cuando finalmente llego la hora de ir a la escuela salió feliz rumbo a su destino. El día en la escuela fue muy lento, las últimas horas Gilberto pensó hasta en saltarse las últimas clases, pero a falta de un plan para hacerlo se tuvo que esperar. Finalmente la hora llegó y los niños se amontonaron en la salida, Gilberto se fue al baño para cambiarse de atuendo; se colocó un uniforme de fútbol se montó su mochila al hombro y partió hacia su destino, algunos amigos le hablaban para ir a jugar como era la rutina, pero sin esperarlo Gilberto los rechazó y se fue por un camino diferente al de siempre. caminó algunas cuadras no muy lejos de la escuela y llegó a una casa que cumplía con la descripción que le dio Shotalove, no fue difícil pues el pequeño había aprendido a navegar por toda su zona gracias a las horas de vagancia que pasaba con sus amigos y a veces el solo. Estaba ahí justo enfrente de la puerta y los nervios parecían jugarle una broma, estaba muy desesperado a que llegara esta hora y ahora sentía que no podría, pero un aire de gallardía entró en el y sin volver a pensarlo tocó la puerta, tras unos segundos esta se abrió revelando a un hombre de unos 1.70 de altura, cabello corto casi al rape, moreno claro, cuerpo esbelto pero de complexión ancha una barba rasurada hace un par de días daba forma a su cara redonda, – ¿Eres el chico del foro?- -si, ¿tu eres shotalove69?- – si, *se asoma hacia la calle viendo que no hay nadie* pasa bebe- El nene entró a aquella casa de ingreso medio, no más grande que la suya, dejó su mochila junto a la entrada y en eso aquel hombre cerró la puerta , se puso en rodillas jaló al niño hacia el y le planto un beso en su boca, Gilberto fue tomado por sorpresa, pero no se resistió y correspondió a aquel acto y a los toqueteos por todo su cuerpo, se sentía tan bien estar rodeado por los brazos de aquel hombre que era mayor incluso que su papá, aquel hombre lo levantó en brazos y lo llevo a un sofá donde lo sentó en sus piernas. -Bien, estamos solos, ¿estás seguro de esto aun?- -Estoy algo nervioso por que será mi primera vez , pero lo deseo mas que cualquier cosa en estos momentos- -Eres muy valiente, me agrada, ¿Nadie sabe que estas conmigo?- -No, mis padres trabajan hasta tarde por la noche y mi abuela no se da cuenta cuando llego tarde a casa, siempre me salto la comida, tenemos toda la tarde- -¿por que no se da cuenta?- -Es demasiado anciana y tiene problemas de memoria- -entonces si no hay problema, ¿que te parece si comenzamos?- -Está bien- dijo Gilberto esbozando un suspiro para dispersar sus nervios. Aquel hombre tomó al pequeño por la cintura y lo acercó más, comenzó besando el cuello del pequeño el cual podía sentir su sangre correr a sus genitales debido a la excitación que le ocasiona el aliento de ese hombre en su cuerpo y sus grandes manos recorriendo su cuerpo por debajo de su holgado uniforme deportivo, la forma en que metía mano en su trasero, acariciaba su cabello o punteaba con sus dedos su ano le hacía sentir sensaciones que nunca había experimentado con nadie más. El aliento de ambos se tornaba cada vez más cálido con el pasar de los segundos y Gilberto estaba seguro que no había lugar que aquel hombre no hubiera recorrido con su lengua en su boca, el pequeño podía sentir como shotalove hacía movimientos de cadera restregando su erecto miembro en sus nalgas. -¿Quieres conocer mi cuarto?- dijo shotalove entre un intervalo entre besar el cuello y la boca del pequeño. -sí, llévame a conocer tu cama- respondió Gilberto, esta vez tomando la iniciativa reclamando la boca de su hombre como suya. Aquel hombre que doblaba su altura lo levantó en brazos y sin despegar la boca de sus labios lo llevó atravesando los corredores y las escaleras de su casa chocando de vez en tanto con algún muro, pero nada detendría esta unión prohibida ni el halo de erotismo que la rodeaba, llegaron al final del corredor de un segundo piso atravesando aquella puerta había una habitación evidentemente compartida con una pareja, pero lo único que llamó la atención de Gilberto fue la cama con sábanas de Clash royal. El pequeño corrió a la cama y se recostó sobre ella viendo directamente a su hombre. – ¿Te gustan?- -Si, me hacen sentir como en casa, no esperaba que tuvieras unas así- – son de mi hijo, lo difícil fue convencer a mi pareja para ponerlas- -¿Tienes Novia e hijo?- -Es novio de hecho, y si – ¿Entonces yo seré tu amante?- -Eres más que eso, eres lo primero que puedo probar que de verdad me gusta, eres mi pequeño pecado, el vicio que por fin podré saciar- -por favor no me hagas esperar mas- suplico Gilbertito. Sohotalove de despojo de su ropa quedando solo en boxers, se acercó más al pequeño quien sin pensarlo se apresuró a tomar el erecto pene de aquel maduro hombre lo metió en su boca, el pequeño podía sentir el sabor de los jugos pre seminales de su macho, ese delicioso olor a sudor genital que nunca había podido percibir antes, sentía la textura peluda del torso de ese delicioso macho y aunque torpemente debido a la falta de experiencia le estaba regalando un placer divino a su amante adulto quien disfrutaba las nunca antes probadas texturas de la boca de un nene que eran suaves, miraba hacia abajo y no veía a un niño, era una perrita caliente que pedía que se le tratara como tal. tomó los hermosos cabellos claros del pequeño y los utilizó para meter más su gruesa verga en la garganta del pequeño quien comenzó a tener arcadas de inmediato. -Vamos trágatela toda tu puedes,puedes ser la perrita cachonda que me pidió que lo estrenara- El nene motivado por las morbosas palabras del hombre dominante que tenía en frente procedió a hacer un intento más, tomó aire y metió esa enorme verga dura en su boca retrayendo lo más humanamente posible sus dientes para no rozarla ni un poquito y conteniendo a sus propias sensaciones físicas la hizo llegar profundo mientras relajaba lo más posible su garganta. -ufff, asi, me encanta cogerme tu boca, ahhhh, tienes una rica garganta de bebé – dijo Shotalove mientras arremetía contra la f¿garganta de Gilberto, que tomaba aire cuando podía y aunque estaba disfrutando de lo rico algunas lágrimas escapaban por el esfuerzo, pero el nene no se rendía quería seguir degustando de la enorme y colosal boa de su hombre, el delicioso sabor que de ella emanaba, pero aquel hombre sabía que podía disfrutar de más maneras a ese pequeño. Levantó a la pequeña putita lo recostó sobre la cama y lo desnudo, una vez despojado de sus ropas el pequeño se sintió algo apenado por lo que aquel hombre para estar en igualdad de condiciones se deshizo de su boxer, la única prenda que cubría ya su desnudez, pero la imagen tan imponente de un macho peludo como era shotalove cohibió más al pequeño Gilberto, sin embargo un amante tan experimentado sabía perfectamente cómo cambiar las cosas y acercándose lentamente al nene comenzó a dar caricias que recorrían su cuerpo, poco a poco reinicio el agasajo que el virgen pequeño merecía. -No tengas miedo, yo me voy a encargar de nunca olvides esta tarde- -Me da miedo- -No temas, en mis manos estarás bien- -Hazme tuyo- aquel hombre tomó al pequeño y lo coloco en 4 sobre la cama, comenzó a lamer aquel apretado ano con la experiencia que sus años le otorgaban, -ahhhhh- -¿te gusta?- -sí, ah ah ah mas mas ah ah ah- Aquel delicado esfínter cedía ante los suaves estoques de la gruesa lengua del maduro macho permitiendo al pequeño abrir un poco, con ayuda de sus manos la lengua entró más profundo, el pequeño sentía aquel cuerpo húmedo y blando recorrer sus paredes como buscando algo, mientras el señor podía degustar ese delicioso sabor a juventud que el pequeño emanaba como si de su esencia se tratara. Una vez bien relajado ese ano que abría y cerraba de excitación, aquel hombre destapo el lubricante y comenzó a introducir sus dedos que aunque dificultosamente pudieron entrar de apoco a poco en el pequeño niño, abriendo su culito cada vez más preparándolo para recibir la cogida de su vida. aquellos dedos abrían todo a su paso, y hacían vibrar las terminaciones nerviosas del pequeño haciéndolo estremecer de placer, convirtiendo sus gemidos en una clase de gemido y carcajada que prendian más al excitado hombre, que aunque impaciente sabía que debía tomar su tiempo. -Ahaa jaha jaaaah, papí me siento raro, ¿que es lo que siento? aaaah ah aaah ahahah hiaaah yaaah- -Estás experimentando el placer del sexo, esto es lo que vuelve locas a las putitas como en la que te voy a convertir- el maduro hombre sacó su gran verga gruesa y colocó la punta en la colita del pequeño, esta no se le dificulto entrar en el pequeño pero bien dilatado agujero gracias a la cabeza no muy ancha de esa verga, poco a poco fue entrando en el delicado recto del pequeño, podía sentir los músculos anales del niño contraerse y expandirse abrazando su verga como nunca lo habia sentido, «esto es diferente a lo que se puede experimentar con otros hombres o con mujeres» pensó» de pronto todo los músculos apretaron su pene y el niño se quejó. -ah, para ahí duele, no mas- -no te preocupes, es normal ahí la dejare, ya entro la mitad- era sorprendente que el pequeño pasase de la cabeza por lo que el hombre aguardó unos segundos antes de continuar y cuando sintió los músculos abriendo aprovecho para dar pequeñas embestidas de adentro hacia fuera con ayuda de su mano, para no meter de más su pene, pronto se vino preñando al pequeño. Ni siquiera había sacado la verga cuando este ya estaba listo para continuar, esta bes metió un poco más aprovechando las propiedades lubricantes del semen, poco a poco empezó a embestir más rápido al pequeño que ya sólo se limitaba a jadear como perro al sol, y cuanto mayor era la velocidad del vaivén más al interior del muchacho entraba, había lago de dolor para e nene pero comparado al placer no era nada, el pequeño gemía, jadeaba y lanzaba palabras que no esperarías oír en un niño de esa edad y menos en este contexto. -siii, asi, ah ah ah ah aaaah, metela mas, me duele papi dame mas- -¿te gusta?- -siii, papi, me estas penetrando duro, dame mas asi ah ah yiaaaa haha ay ha ha- -¿quien es mi puta?- -yoo, yo, yo soy tuya, soy tu puta, lia ha ay ah ay ha, la puta que quería ser- -eres una puta caliente, te voy a dejar chorreando leche, tus papás criaron un perrita tragona- El hombre levantó al pequeño y tratando de colocar sus pies al hombro lo comenzó a fornicar más duro, y digo trató por que estas no alcanzaban a llegar a los hombros, los sonidos de aplausos y gemidos tanto infantiles como de adulto llenaban la habitación que por suerte no daba a la calle, plap plap plap plap, se escuchaba sonar, era una sinfonía de carne joven y vieja sonado en el ambiente. finalmente el hombre tomó una vez más al pequeño en brazos y colocándolo frente a sí, contra la pared mientras las piernas del pequeño le rodeaba el torso comenzó a meter y sacar su polla subiendo y bajando al nene, que sentía el roce de la piel velluda del hombre mientras subía y bajaba frotando abdomen con abdomen, finalmente el hombre no pudo más y soltó una última descarga de semen que fue seguida por una descarga de orina del pequeño. El hombre cayó rendido en la cama, pero tanto como el pequeño que de agotamiento se fue a dormir casi sin fuerzas. las horas pasaron y el hombre aprovechando el sueño pesado del mocoso se aventó tres sesiones más, pero el niño aún seguía sin salir del sueño profundo, aquel hombre se apresuró a limpiar todo y darse un baño, en vista del sueño del pequeño tomó su ropa, se la colocó, agarro el resto de las cosas y lo subió a su coche, después de unos minutos de camino el nene despertó. -¿que sucede?- -ah, lo siento, mi novio no tardaba en llegar y decidí dar un paseo por la zona en lo que despertabas- -cielos, me duele el culo y cre que me siento muy cansado- -¿te sientes bien? creo que es normal despues de todo te la metí entera- -si, creo que podré caminar aunque se me dificultará ir al baño estaré bien- -Es normal las primeras veces- El hombre llegó a una calle oscura y se estacionó -¿Qué te parece si me la mamas una vez más?- -esta bien solo por que tengo hambre- el hombre se sacó su miembro y el nene retirándose el cinturón de seguridad se abalanzó sobre él, esta vez aplico todo lo que aprendió ese día, tomó el pene, y se lo metió en su boca sin lastimar con sus dientes y tratando de controlar sus arcadas y aunque era imposible sin duda ahora eran menos y podía durar más con él en la boca, degustaba ese delicioso sabor salado del liquido preseminal, un leve olor a sexo que el niño no sabía distinguir pues nunca antes lo había detectado y ese característico sabor del pene despues de un baño que le da una textura suave, pronto el hombre soltó borbotones de leche en la boca del nene, el cual ni corto ni perezoso se los trago, no sin antes degustar bien su entre agrio y salado sabor. -rico papi, te gustó- -ufff, si mi nené, aprendiste bien- -bueno me tengo que ir, mi casa esta a dos cuadras de aquí- -okey amorcito, ¿seras mi dulce visio?- -si papi, quiero volver a verte- finalmente los dos se despidieron con un caliente y seductor beso que ni siquiera shotalove le daba a su novio. Gilberto salió del carro rumbo a su casa con un caminado raro pero no llamativo y shota se fue a un rumbo diferente antes de tomar su camino a casa. -ya llegue abuela- -que bueno joselito, ya esta la cena- -gracias abuela, iré a bañarme primero y soy gilberto- -oye gilberto, ¿estuviste aquí en la comida?- -si abue, recuerda que te pedi permiso despues de comer para jugar en la calle- -o es cierto esta bien, siempre me olvido, ya sabes, ve a bañarte hueles mucho a sexo- -¿queeeee?- -jajajaajaj, olvido muchas cosas pero ese olor jamás- -estas loca abuela- -puede ser… por cierto joselito ¿estuviste aquí en la comida?- -me tengo que bañar, abue- Gilberto se fue rápido a su habitación, aunque su abuela noto una pequeña gota escurriendo por su short y una mancha en la cola de su nieto, por suerte lo notó su senil abuela y no uno de sus padres. Al llegar al baño gilberto noto la mancha y se percató de lo que era aquel extraño fluido, sentado en la taza comenzó a expulsar los espesos chorros que del salían, había semen, lubricante de vaselina, y un poco de sangre y heces, el pequeño se duchó, para después dormir olvidando al igual que su abuela la cena. Se cuenta que después de esa experiencia Gilberto y su maduro semental se encuentran para tener sexo, Gilberto es una puta que come verga, shota es un hombre sediento de elixir juvenil y la abuela aunque senil a veces recuerda que su nieto llega oliendo a semen, pero no le importa por que lo ama mas que a nada y haría lo que fuera por que su nieto sea feliz. ———————————————————————————————————- Gracias por leer, espero que les haya gustado, van dos seguidos porque andaba inspirado y espero no perder ritmo, pero de cualquier forma agradezco su apoyo y espero seguir actualizando, los quiero bebes morbosos. dejo mi TG: @LunaG08 por si quieren dejar alguna opinión y les dejo mi wattpad:@GatoBlancoYNegro por si quieren leer esta y otras historias de mi autoría.


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?