Relato Erótico de Infidelidad: Novia algo Zorra

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2019-08-22


Novia algo Zorra


Autor: Anónimo

Categoría: Infidelidad

Puedo vanagloriarme, sin exagerar demasiado, de tener una de las novias más zorras del planeta. O, lo que es lo mismo, de ser uno de los tíos más cornudos del mundo. Voy a contar alguno de los casos más espectaculares que me han ocurrido con mi novia, Alicia (y lo que queda), en los tres años que llevamos saliendo juntos. Ella es morena, tiene el pelo largo, es guapísima y está para comérsela enterita. Un cuerpazo de espanto, unas tetas de escándalo (es lo mejor, sin duda), y un morbo que lleva consigo que la convierte en una zorrita sin remedio. Se ponga el vestido que se ponga, tiene unos pechos tan grandes y, sobre todo, tan firmes, que la convierten en el centro de atención esté donde esté. Ambos tenemos en la actualidad 26 años. El caso es que las primeras veces que me engañó yo no me enteré. Con el paso del tiempo comencé a sospechar hasta que la pillé. A partir de entonces, el tema ha evolucionado de tal forma que me pone los cuernos delante de mí sin ningún reparo. Ha habido casos escandalosos, orgías multitudinarias a las que yo he asistido in situ en lugares públicos y en los que he sido vejado y humillado por ella, comportándose como lo que es, una ramera ante la persona que de verdad la quiere, su novio, alguien (y eso es cierto) que siempre le ha sido y le será fiel. Haciendo un cálculo aproximado, en tres años creo que Alicia se ha tirado a casi 2000 tíos, haciendo un promedio de 10 a la semana, que muchas veces ha excedido incluso en una noche. Esto lógicamente compensa con mi caso: en tres años, sólo me he tirado a una mujer, mi novia, y cuando se deja, porque de tanto follar con los demás a veces llega a casa y dice que tiene el coño irritado y no tiene ganas. Haciendo un poco de ejercicio memorístico, vamos a recordar cómo empezó todo... Hacía un par de meses que Alicia y yo estábamos saliendo. Era un jueves por la noche y habíamos ido a una fiesta de la facultad. En un momento dado estábamos sentados Alicia y yo. Al lado, había un grupo de cinco chicos también sentados. Ella me dijo que se moría de sed, que por favor fuera a por algo de bebida. Hay que decir que ese día ella estaba de muerte. Llevaba un vestido rojo de una pieza, con un escote que excepto los pezones lo enseñaba prácticamente todo. En fin, que era la atracción de la fiesta. Total, que inocente de mí me fui a por bebidas. Cuando me iba, observé que ella se quedaba hablando de forma muy amigable con el grupo de chicos, con risitas, carantoñas y algún toqueteo, aunque por el momento sin más. Sin volver más la cabeza, definitivamente fui a por las bebidas. Había bastante gente en el recinto, así que tardaron un rato en atenderme. Mientras esperaba, vino uno de los chicos que se había quedado hablando con mi novia. -Qué, todavía esperando? -Sí...Tú eres uno de los del grupete que estáis con mi novia no? -Alicia? Sí, muy guapa, y sabe cómo hacer amigos! -Sí, claro, es muy sociable. -Si, están hablando. -Joder claro, no van a estar follando! -Ja, ja qué bueno! No creo que una chica tan formal como tu novia hiciera estas cosas con gente extraña, no? -Mi novia? Qué va! Ella sólo folla conmigo. Mucho modelito y mucha teta al aire, pero luego nada. -Bueno bueno, y qué tal el trabajo? Total, que la conversación se alargó media hora, el chico no paraba de hablar hasta que le dije que regresáramos al sitio donde estaba mi novia (¿muerta de sed?) y sus nuevos amigos. Yo llevaba las bebidas en la mano. A medida que me acercaba iba notaba movimiento, y cuál fue mi sorpresa cuando al llegar veo a mi novia totalmente desnuda, con las tetas manchadas de semen y agarrada a dos pollas. -Cariño! Qué haces? -Amor mío! Qué haces aquí? No habías ido a por bebidas? Yo empecé a chillar como un poseso: -Pero se puede saber que coño estás haciendo!!! Joder para ya no!! Pero ella no podía parar. Estaba cachonda perdida. Dos tíos se habían corrido ya en sus grandes tetas y dos más estaban a punto de hacerlo en su cara. Todos se la habían ya follado. Bueno, todos menos uno. -Eh, falto yo! Era el chico que había ido a hablar conmigo en la barra. -Como que faltas tú?-dije -Tu novia me ha dicho que fuera a la barra a entretenerte mientras se follaba a mis amigos, y me ha prometido que luego yo tendría mi premio! "Joooder!!" -Pero Alicia qué está pasando aquí??? -Lo siento cariño, no lo he podido evitar, me han puesto cachonda, cuando te has ido-hizo una pausa para meterse una polla en la boca, cuando se la sacó siguió hablando-cuando te has ido han empezado todos a tocarme las tetas, a excitarme.... no lo he podido evitar. Entonces, los dos tíos soltaron toda su leche en la cara de Alicia, dejándole la cara hecha un mapa. Primero uno, luego el otro. Ella intentó tragar toda la leche de ambos, pero no pudo. El semen le colgaba de los labios, hasta que comenzó a deslizársele por la barbilla y posteriormente por el cuello, las tetas y el resto del cuerpo. Era un espectáculo patético y a la vez espectacular. Entonces otra vez el tío de la barra: -Yo quiero mi parte! Y la puta de mi novia se abalanzó sobre él y le dijo: -Tranquilo cachorrillo, tú te has merecido tu premio y lo tendrás. -Serás pu… -mascullé Sin tiempo a decir "puta" Alicia ya se la estaba chupando, como buena experta que es, ante el delirio de los allí presentes. Arriba y abajo, despacio, un poco más rápido, la muy guarra sabe cómo hacerlo. ¿Un poquito de cubana mi amor?- le dijo. Metió la polla del tío entre sus tetas y ahí se acabó su polla, al menos por un rato, porque entre la inmensidad de los pechos de mi novia el pene del chaval desapareció hasta que Alicia decidió que era el momento de follar. Sobre la misma mesa en que se había follado a los cuatro anteriores Alicia se tiró al muchacho ante mi anodadada mirada... ¡se estaba corriendo una y otra vez! Era brutal, el tío le estaba dando unas embestidas que la volvían loca. Ella le animaba a que siguiera, estaba gozando siendo follada por el quinto tío en un breve intervalo de minutos. Al menos, de vez en cuando, tenía el "detalle" de decirme: "Cariño, perdona, no lo he podido evitar, no volverá a pasar, te prometo que no lo volveré a hacer.... ahhhh... me corro otra vez!!...ahhh.. ohh perdona cielo.. lo siento... A todo esto, la gente me miraba alucinada, todos conscientes ya de que yo era el novio de la zorra a quien se estaban tirando todos aquellos tíos, unos sorprendidos, otros alucinados, otros riéndose de mí..., el caso es que el chico rebentó de placer y terminó descargando sobre las tetas de mi mujer, que dejó empapadas de leche. Luego mas tíos de la fiesta iban locos por tirársela, pero Alicia ya había tenido suficiente. Cinco no estaba mal... para ser el primer día.


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?