Relato Erótico de Zoofilia: El perro de mi marido

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2022-05-20


El perro de mi marido


Autor: Pamela

Categoría: Zoofilia

Hola soy Pamela, soy baja gruesa pelo rizado ojos café tetitas medianas pero paradas y culo grande tengo 41 años y dos hijos soy casada mi esposos tiene un pastor desde cachorro por lo que es uno más de la familia lo dos trabajamos y mis hijos estudia por lo que nunca hay nadie en la casa, un día salí temprano del trabajo por unos asuntos que tenía que hacer por lo que llegue primero que todos a la casa hacía tanto calor que aproveche que no había nadie y e desnude solo quede con el cachetero que andaba en eso una amiga del trabajo me llamo a mi cel para contar un chisme del trabajo por lo que comentamos a charlar, yo me senté en el sillón de la sala y al rato de charlar llego Mac el perro nuestro se acostó a la par y comencé mientras hablaba a acariciar su cabeza y espalda cuando vi se volvió por lo que empeze si pensar a acariciar si pansa en lo que hablamos mi amiga y yo miro como empieza a salir su pene cada vez más yo me quedo viendo mientras rasco si pansa, grande y roja y se vía toda mojada no sé porque de la nada se me ocurrió tocarle la punta a ver qué se sentía y se sentía bien era dura y húmeda poco a poco comenzé a bajar y le fui tocando todo el miembro hasta sus bolas el se quedaba quieto, termine la conversación y lo comencé a masturbar se sentía rico, no se en que momento me exige por qué estaba mojada tenía mi cachetero mojado y me agache y me puse su pene en la boca y comencé a mamar su pene duro sabia rico sus fluidos y se sentía rico toda dura y caliente, luego me acosté en el sillón y me quite el cachetero hacer que su hocico y me empezó a pasar su lengua por mi pepa mmmm era algo espectacular yo gemía como loba y tiraba chorros mientras me daba una mamada como nunca me la habían dado estaba vuelta loca me declare suya por completo me quite y me puse de cuatro y me le entregué el se me encaramó me clavo sus uñas en mi espalda y empezó a tratar de penetrarme hasta que en una lo logro y me introdujo su pene en mi pepa y se movía tan rápido que me hacía gritar de placer cada vez era más duro yo estaba como noquehada en la menos pensada sentó donde introdujo su bola y hay grite de dolor y placer me moje como loca hasta que sentí su leche caliente dentro de mi caliente cai derrotada y el quedo encima mío hasta que poco a poco se fue haciendo pequeña y me desabotono yo quedé super satisfecha y me fui a bañar super feliz en la noche le conté a mi marido mientras el me cojia y en otro relato les contaré lo que me dijo.


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?