Relato Erótico de Fetichismo: Cartoneros me violan delante de mi hijo

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2022-05-05


Cartoneros me violan delante de mi hijo


Autor: DIVORSIADASEXY

Categoría: Fetichismo

Me había prometido a mi misma que desde esa noche no llevaría a ningún hombre o no me dejaría follar si mi hijo estuviera cerca mío. Pero me terminan violando unos Cartoneros asquerosos. Al otro día cuando amaneció me dolía todo el cuerpo por las variadas posiciones sexuales que hicimos con Franco. Sentía mi culo que me ardía por los pollasos que me dio por el culo y mis nalgas estaban coloradas de las nalgadas que recibí. Pero me sentía relajada, en definitiva fue un sexo salvaje y violento pero me gustaba. Cuando me bañe y salí cambiada mi hijo estaba en la mesa sentado con una mirada gacha mientras comia su cereal. Yo al observar esto, se me llenaron los ojos de lagrimas por haber perdido esto, así que me seco las lágrimas y me siento para hablar con él. Yo: corazón…esta todo bien? Hijo: eh, si porque preguntas. Yo: porque te noto triste Hijo: mami anoche que fue lo que paso realmente? Yo: me hicieron masajes Hijo: y porque ese hombre te estaba insultado. Yo: que escuchaste? Hijo: te estaban diciendo que eras re putita. Yo: bueno eso no lo repitas porque es una mala palabra. Yo: que más escuchaste. Hijo: te dijo que eras una zorra fácil y vos decías que si, que eras una zorra barata. Que significa eso? Yo: me quede helada y antes de que me largue a llorar me levanto de la mesa me doy la vuelta y le digo: Yo: hijito no es nada malo, lo que te pido es que todo lo que escuchaste no le digas a nadie y no lo hables con nadie si? Hijo: si, ni si quiera con los profesores? Yo: SI, EN ESPECIAL CON LOS PROFES Hijo: bueno, pero igual no me gusto que te hallan hecho esos masajes, eran raros. Yo: no va a volver a pasar delante tuyo te lo prometo. Cuando pasó la niñera para recoger a mi hijo y llevarlo a la escuela yo me bañaba mientras quedaba mirando a la nada, estaba ida, de momentos me preguntaba qué estaba haciendo de mi vida y otra parte de mi que es la que me dominaba se decía, te gusta no? Ser una zorrita barata. Cuando salí del baño lo primero que hice fue entrar en la computadora e ir a la página del unicenter ( que es un shopping gigante) para comprar dos entradas para una película. Yo: voy a compensar a mi hijito, haber si se olvida de paso. Pobresito Cuando veo los lugares para reservar vi que todas las salas estaban llenas en varios horarios. Hasta que me voy al último horario que es de 11 de la noche hasta la 1 de la mañana. Y veo que hay poca gente así que decido elegir ese horario. Cuando llego mi hijo de la escuela le comente la situación y se puso contento así que luego de que hiciera la tarea, y cenaramos nos fuimos para el shopping. Se acercaba el invierno y ya los días eran más cortos y más fríos así que sin intención de vestirme provocativa debía ponerme ropa calentita ya que hacia mucho frío y más al anochecer, así que lamentablemente sin que yo quisiera me puse mi calza negra ajustada sin cinturón, unas botas de terciopelo negras que me iban por los tobillos, una remera mangas largas de algodón color bordó y ya que tampoco tenía abrigos largos opte por ponerme una chaqueta negra de terciopelo que me había comprado y no tenía oportunidad todavía de probarme. Yo sin querer me miré en el espejo y vaya que estaba vestida con una zorra, me calenté un poco pero el frío de la calle me bajo el calor que tenia. La película trataba de una bella y hermosa mujer que vive en un mundo donde la pobreza había aumentado, estaba llenos de vagos, Cartoneros, hombres comiendo de la basura y yo sin darme cuenta no preste atención que tenía escenas bastante sexuales. Hasta que en una escena final de la película, la protagonista pasa por un callejón sucio a la mitad de la noche, y cuando camina por aquel callejón se topa con 5 vagabundos que comían de la basura y la terminan no sólo asaltandola, sino que terminan manoseandola y abusando de ella, obviamente no mostraban algunas escenas, la protagonista se da por vencido y termina por entregarse a esos vagos, hasta que salta la película a 2 años después, con la protagonista con un hijo en sus brazos y en un departamento feo en alguna parte fea de New York. Pero conservando al bebé producto de su violacion. La verdad que no era una comedia como decía en los carteles, las pocas mujeres que salían de la sala todas convencidas de que había sido un asco esa escena. Pero para mí fue sorprendente, tanto que movía mis piernas y acariciaba mis muslos. Estaba super cachonda de esa escena, tanto que quería buscarla en Internet y masturbarme. Al salir del shopping, veo el reloj y marcaban la 1 y 10 de la madrugada, no había ni un alma en la calle, pasan muy pocos autos. En ese momento me pregunté como llegaría a casa ya que no tenía dinero para taxi. Así que recordé que el colectivo que me llevaba a casa tenía turno de 24 horas pero la parada queda muy lejos de allí y no era una zona agradable para caminar hasta allí, pues había muchos terrenos abandonados y casas en ruinas deshabitadas. No tenía otra alternativa así que debería caminar aquel barrio solitario. Caminamos unas 5 cuadras y ya los autos no pasaban, no había gente caminado por las veredas, no se escuchaba nada a su alrededor. Debido a que ese barrio era tan desolado había poca gente viviendo allí, y la gente que vivía era más que nada Cartoneros o hombres sin familia, personas que había sido rechazado por la sociedad y que vivían solos. Era uno de los barrios más peligrosos de la zona, pero no por robo o porque vendían sustancias ilegales, sino porque las personas que pasaban y no eran de allí eran violadas y la policía no se metía en el barrio, en definitiva el que pasaba por allí estaba solo, sin ayuda. Yo al recordar todo eso mientras nos acercabamos a la entrada de barrio que se llamaba el desértico, mi corazón latía muy fuerte por dos motivos, la primera por el miedo de que es lo que podría pasar ya que estaba con mi hijo, y la segunda es que se me venían a la cabeza las imágenes de la película que fuimos a ver. Que pasaría si una mujer tan guapa y tan buena de cuerpo vestida con ropa ajustada y provocativa pasará por allí. Mientras entrábamos al barrio yo le decía a mi hijo que me diera la mano y que posiblemente hombres me dijeran cosas al pasar pero que no se preocupara porque no nos harían daño. Lo malo de todo esto era que el barrio era bastante grande y tardabamos en salir. Cuando seguimos caminando a paso algo ligero pues no podía caminar más rápido por mis botas de tacón que resonaba, por la vereda veo a un hombre barbudo que camina por nuestras vereda y desde lejos no me saca la mirada de encima. Cuando el hombre pasa por al lado, siento una nalgada muy fuerte que me deja ardiendo. Provocandome que me acaricie la nalga de la picazón y ardor que me produzco. Hombre: guau que culo pedazo de puta, se nota que queres que te lo rompan zorra Hijo: mamá, porque te pego ese hombre? Yo: nose, solo sigamos. Hijo: y porque te dijo eso? Que significa Yo: nose Sebastian solo sigamos si? A medida que pasan hombres me insultan muy vulgar y otros me nalguean o me aprietan la cola. Yo cada vez me sentía más caliente, me gustaba que me acaricien, me aprieten y me nalguen la cola sin total descaro y más por esos hombres que de seguro estaban más que deseoso por follarme. Cuando pasamos por una casa donde un señor algo mayor estaba fumando vaya a saber que, el señor se para de donde esta y rápidamente sus manos empiezan a apretar cada una de mis nalgas mientras me decia: ay zorrita, que culito mi amor esas calzas tan ajustadas mmmm. Oye hijo mio queres tener un hermanito porque te lo puedo dar jaja. Yo: salga de acá degenerado. Cuando lo empujó y lo aparto de mi cuerpo siento que mi vagina la tenía mojada, sabía lo que me estaba pasando, estaba muy cachonda. Cuando le vuelvo a agarrar la mano a mi hijo lo miro y pude observar que estaba asustando. Yo: no te preocupes no va a pasar nada si? Hijo: si mami, pero tengo miedo de que te hagan algo. Yo: no me van a hacer nada tranquilo. Seguíamos caminado, ya a un par de cuadras podía ver que estábamos por salir del barrio pero acá viene la parte de la violacion. Pasábamos por un terreno baldío donde había montañas de basura tirado, ya desde la distancia se podía oler un olor a podrido y agua de cloaca, cosa que a mi me encantaban esos olores fuertes. Cuando vamos llegando al terreno, escuchamos voces que se hacían más fuertes mientras nos acercabamos, pude ver 4 carros de Cartoneros y dentro se ve que guardaban comida en mal estado, cartones, metales para vender entre otras cosas. A medida que nos acercabamos el ruido de mis botas de tacón se ve que alertó a los vagos que estaba allí porque se escuchaban que decían que hicieran silencio para escuchar bien. Mi corazón latía muy fuerte, y más piernas no me respondían de los nervios, sabía que podrían violarme pero enfrente de mi hijo, espero que no, no quería. Cuando pasamos el terreno veo que había 4 cuatro hombres todos con ropas rotas y sucias, uno veía que estaba comiendo algo sentado en la basura, otro estaba rompiendo bolsas con sus manos, otro estaba tomando agua de la zanja y el otro salió del terreno y se dirigía hacia mi. Yo de los nervios que tenía mis piernas no me respondían y cuando uno de los Cartoneros se me acerca me paralizó y me quedo parada, mientras sentía como mi hijo tiraba de mi mano para que nos vayamos. Yo estaba tan asustada y excitada por todas las situaciones que acababa de vivir que cuando quedamos enfrente del cartonero sucio enfrente nuestro no supe que hacer o decir. Yo: que es lo que quiere basura Cartonero: uff, mi amor pero que buena estas, y con esa ropita. Mmmmm. Hijo: no le hables así a mi mamá. Cartonero: epa, es tu hijo? Pero que carácter. Cartonero: che pendejo quisieras que tu mami y yo te hagamos un hermanito? Jaja Yo: basta, no le hables así a mi hijo. Cartonero: ufff, que yegua tan potente. Cartonero: pero que cuerpo, que hermosura. Sabes lo que los hombres darían por estar con una zorra como vos? A medida que me degradaba con sus palabras este caminaba en círculos rodeándome como una presa frágil. En un momento el cartonero se me puso atrás mio y hablándome en el oído me decia: haber cachorrita quisiera saber si sos virgen de acá. De pronto mientras sentía su aliento en mi oído el cartonero pasaba un dedo por toda la raya de mi culo y se detuvo en mi ano. Empezaba a puntearme con su dedo sucio en mi ano y sintió que no lo tenía cerrado. Mientras seguía metiendo y sacando su dedo me hablaba. Cartonero: guau, no sos virgen de acá putita, osea que sos una yegua que se la culearon ya. Yo: oigame no voy a permitir que me toque. Cartonero: o que, que vas a hacer. Queres verte como matamos a tu hijo a golpes y después te violamos o preferis que dejemos a tu hijo tranquilo y vos te ofreces a entregar tu cuerpo a nosotros. Yo: basta por favor. No le hagan nada a mi hijo. Haré lo que quieran. Cartonero: bien zorra entonces veni con migo. Mientras caminábamos hacia el grupo de vagos el cartonero me abrazaba con su brazo y posaba su mano en una de mis nalgas mientras no paraba de estrujarla y pellizcarla. La verdad que la sensación de estar siendo manoseada en mi culo sin disimulo me agradaba, la verdad que me sentía cachonda. Que no me toquen la vagina porque se darían cuenta que estaba húmeda. Mientras tanto yo le explicaba a mi hijo lo que sucedía. Yo: hijito, para que no te hagan nada y nos podamos ir debo hacer una cosa con ellos. Hijo: pero que cosa, porque te toca la cola? Yo: no te preocupes vos no escuches tapate los oídos porque por ahí escuches ruidos raros si? Hijo: como los del otro día? Yo: si, y es posible que me digan cosas que vos no tenes que repetir. Cartonero: eso pendejo, vos escucha a la zorra de tu madre que tiene razón jaja. Mientras nos acercabamos al grupo el cartonero les gritaba a sus amigos y mostraba el trofeo que traía. Una vez dentro del terreno baldío lleno de basura todos hacen una un círculo alrededor mío y no paraban de mirarme e insultarme. Con mi hijo en el centro del círculo estábamos asustados mientras escuchaba la cantidad de cosas sucias y asquerosas que me iban a hacer. En eso el cartonero le dice al resto: compañeros, que les parece si llevamos a la zorrita a nuestros aposentos para violarla por horas. Yo: no por favor mi hijo tiene clases mañana. Cartonero: callate perra. En eso siento que me da una fuerte nalgada que me dejo ardiendo. Cartonero: vos acá no mandas puta te quedo claro. Hijo: no le pegues a mi mamá. Cartonero: vaya, míralo al pendejito. Además no te preocupes que a tu mamita parece que le gusta. Ahí empezaron a reír todos mientras el cartonero me empezó abrazar nuevamente con su brazo y con una mano en mi culo. Íbamos caminando hacia unos metros adelante que entre los pastos altos y montañas de basura había una casa chica de dos pisos, esta se veía que era ladrillo estaba bastante quemada y llena de grafitis, no tenía ventas solo maderas clavadas para que no entrará la luz, mientras íbamos entrando todos los vagos me acariciaban, me tocaban me pegaban me hacían de todo, yo ya estaba como una pava, bien caliente. Cuando entramos, uno de los Cartoneros se fue con mi hijo y lo encerró en una habitación de la planta baja. Lo único que escuché decirle es que se intente dormir porque estaría toda la noche. Luego de eso los Cartoneros y yo subimos hasta el segundo piso y ahí entramos a una habitación bastante amplia donde solo había un colchón sucio y roto y un baño que no tenía puertas y se veía y se olia las porquerías que hacían allí, las condiciones en las las vivían era infrahumanas, se sentía el olor a excremento y orina del baño. Mientras se escuchaba como la traban la puerta y quedamos los 4 cuatro Cartoneros y yo dentro. Sin aviso y sin esperar todos se me lanzaron, sentía muchas manos manoseandome por todo el cuerpo, dos de ellos me besaban por las piernas mientras alababan las calzas ajustadas que tenía puestas, los otros dos me estrujaban el culo, me lo besaban, luego entre todos me besaban por mi vagina, mis tetas, chupaban mi cuello. Todos esto mientras escuchaba a mi hijo gritar encerrado en aquel cuarto. Yo: hijo no te preocupes todo va a estar bien, esto lo hago para que no te hagan daño mi amor. Ahhhhh por Dios violen me de una veces animales. Todos los Cartoneros, me sacaron las ropas luego de besarme por encima de ellas y quedando desnuda todos se me volvieron a prender como mosquitos. Todos me manosaban me masturbaban, me nalgueaban hasta me besaban en la boca y el hedor me estaba excitando muchísimo y nos besamos con lengua. La noche transcurría y uno por uno se turnaban en violarme cuando completamos la ronda y ya todos habían pasado por mis dos agujeros, yo estaba en aquel colchón sin poder moverme de lo cansada que estaba, tanto mi culo como mi vagina estaban abiertos y llena de leche, mis nalgas estaban coloradas. No tenía fuerzas, me sacaron tantos orgasmos y me sacudieron tanto que estaba muy cansada. Cartonero: como gozaste puta eh jaja, mírate como estas. Te portante muy bien, te vamos a soltar pero antes quiero hacer algo con vos. Yo: que queres ahora? Cartonero: gatita, me encantó enterrartela en la vagina y llenarte toda pero me gustaría la última ronda para mi. Yo: si me cojes por la vagina me puedo ir? Cartonero: si hermosa. Yo: bueno dale. Con las fuerzas que me quedaban me levanté y el cartonero mientras me agarraba de la mano me guió hasta el baño que estaba todo lleno de caca y pis, se olia muy feo. Cartonero empinate que quiero follarte aquí y que sepas lo que sos, un pedazo de caca que solo servis para metertela y descartarte perra. Yo: ahh ahhh ahhhh por Dios me vengo me vengo no puedo más. Mientras me jalaba el pelo con una mano y con la otra me apretaba una nalga el cartonero me insultaba y me mordía la oreja. En eso entra otro cartonero con mi celular mientras me grababa. Yo trataba de tapar mi cara pero el cartonero que me follaba me tomó de las muñecas y no me podía mover mientras me seguía violando y diciendo cosas degradantes al oído. El cartonero que me estaba grabando me acariciaba el pelo y mis mejillas mientras me filmaba directo a la cara yo no podía ocultar mi cara de placer porque estaba llegando a otro orgasmo de los varios que ya tube. Yo: ahhh ahhh basta por favor ahhhhhh. Cartonero: te gusta eh? Zorra barata, miren a esta perra, lo hermosa y lo buena que está esta siendo follada por unos vagos feos jaja. Cartonero 2: sabes que podemos hacer. Cartonero1: no? Cartonero 2: se lo podemos pasar a todos sus contactos y subir el video a Internet. Cartonero1: pero que gran idea, que se den cuenta lo que puta que este pedazo de basura. Yo: NOOO, POR FAVOR BASTA DEJENME YA ME FOLLASTE, ME DIJISTE QUE ME IBAS A SOLTAR. Yo ya estaba llorando, que pensaran todos sobre mi, mi familia, mi amigas, los grupos en los que estaba, y en ellos estaba el grupo de padres del colegio de mi hijo. De solo pensarlo no podía dejar de llorar, ahora si mi vida se iba a destrozar y todo por mi culpa, me sentía culpable porque nunca debí caminar por allí. Cartonero: yo se lo que te hará mejor zorrita otra buena cogida. Me dio vuelta y mientras me comia la boca me la enterró hasta el fondo y yo mientras lloraba ya sin poder hacer nada me agarre su huesuda espalda y con mis piernas me aferre a su cintura. Mientras el cartonero decía cosas al oído para que repita sino a mi hijo lo matarían. Justo cuando llego el otro cartonero con mi celular para grabar un último video. Y mientras me violaba me decía que repitiera lo que el me dijo. Así que mientras me grababa decía en voz alta que soy una madre zorra, que me gustan los hombres feos. Cartonero: que más? Yo: no valgo nada, ahhh ahhh, me gusta que me violen y vestirme como puta ahhh me vengo me vengo. Cuando dejo de grabar el otro cartonero y nos dejo solos, quedamos pegados mientras descargaba su semen en dentro mío. Mientras tanto el cartonero que tenía mi celular, no solo lo había subido a Internet y mandado a todos mis contactos, sino también que había puesto mi número de celular diciendo que me gustaban los hombres feos, que me traten mal y que lo único que me gustaba era ser una zorra y vestirme para provocar. Mientras ambos Cartoneros salían de la habitación para que me vistiera yo estaba tirada en aquel suelo sucio llorando y sin fuerzas. Habrán pasado 10 minutos entre que me vesti y baje. Estaban los 4 Cartoneros que me violaron por horas y mi hijo que había llorado. Cuando bajaba renga por las folladas no solo por la vagina sino por el culo todos me aplaudían y me gritaban obscenidades. Me devolvieron mi celular y no paraba de vibrar. Me estaba llegando mensajes de cualquier tipo de hombres, había más feos que otros, y me insultaban, otros veía que me mandaban fotos de su polla y otros me mandaban mensajes sucios. Cartonero: bueno cachorrita, espero hacer un favor, ahora si que vas a tener muchas citas. Jaja Cuando salimos de allí vi que eran las 5 de la madrugada. Yo: me violaron por 4 horas sin parar pensaba yo. Mi hijo y yo no dijimos ninguna palabra en todo el viaje a casa. Cuando llegamos, me dijo que no quería ir al colegio. Me fui a bañar y a acostarme. A las horas, a eso de las 10 de la mañana cuando me desperté en el grupo de la escuela había todo tipo de burlas hacia mi, de todos menos de mi única amiga valeria. Aunque decidí por salir del grupo. También tenía mensajes de mi madre y mi padre que me decían que tenía que ir a una psiquiatra, que soy una vergüenza. Ese día no quise hacer nada, es más para colmo me sentía cachonda por la violacion que me habían hecho. Mientras lloraba en la cama me tocaba mi cuerpo mientras me maldecia a mi misma. Esto aunque no lo crean fue basada en hechos reales y en el próximo relato no habrá mucho contenido sexual pero es clave para entender lo que va a suceder después.


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?