Relato Erótico de Incesto: Por favor abuelita solo la cabecita 5

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2022-01-04


Por favor abuelita solo la cabecita 5


Autor: Alberto

Categoría: Incesto

Ahora que tenía a mi abuela con su culo enorme a mí disposición ya le metía y sacaba con fuerza toda la verga en su chucha que lo tenía bien caliente, ella seguía aún con los ojos cerrados y sin oponerse, aguantando todas las embestidas que recibía ahora de su nieto. Ya había olvidado todo el miedo que tuve cuando ella me dijo que no quería que fuera a la playa en la mañana porque teníamos que hablar sobre lo sucedido en mi cama, ahora a la luz del día ella ni yo podíamos echar la culpa al licor o el estar durmiendo juntos y pegado en la misma cama, hoy ya sabíamos bien lo que estába sucediendo sobre en el sofá de la sala . Mi abuela al estar callada y con sus ojos cerrados y no oponerse a nada de lo que yo le hacía, era como si fuera ahora una muñeca sexual de silicona, ahora con la luz del día se podía ver mucho mejor como sus labios vaginales se abrían al recibir toda mi verga en su concha que parecía ya una ventosa que lo absorbía, y ahora ya no tenía ningún respeto hacia ella así que hice algo que jamás se me hubiera ocurrido hacerle, -! Zasss.. zasss.. zass.. zass.. ¡ Le apliqué el mismo castigo que mi abuela me hizo cuando era un niño y sorprendió haciendo unas travesuras, ahora era mi turno de cobrar mi venganza y castigarla igual, recibió dos fuertes golpes en cada una de sus voluptuosas y redondas nalgas, qué saltaron y pusieron rojas de inmediato, ni aún haciéndole eso me reclamó tampoco abrió los ojos sólo dio un grito por cada golpe recibido y luego sé quedó callada, ya era mi puta en ése momento mi dura y malgeniada abuelita. -! Ay.. ayyy.. ayy.. ayy.. ¡ Los movimientos de mi pene en su chucha eran lentos ahora me tocaba disfrutar con calma de la rica cogida que le estaba dando, aunque ella luchaba para no dar ya ninguna señal qué lo estaba disfrutando ya no pudo más y al fin soltó un débil gemido cuando alcanzó la cima del placer. -! Ohh... mmm... mmm.. ¡ Luego también culminé y solté lo que ella estaba esperando toda mí lefa en ese agujero tan RICO de mi abuela, y lo saqué un poco ya para ver como llenaba toda su chucha. -! Ahhh... Siii.. Ohh.. ohh.. ¡


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?