Relato Erótico de Sexo con Maduras: ¡Alto ahí, mocoso! – Un niño y una policía

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2021-12-01


¡Alto ahí, mocoso! – Un niño y una policía


Autor: ELRINCONDEFATIMA

Categoría: Sexo con Maduras

Esto se sentía tan sucio para ella sabiendo lo que estaba a punto de hacerle a un niño pequeño y joven detrás de un contenedor de basura en un callejón, pero no había tiempo que perder, ella también se estaba poniendo caliente. (Decidí ponerlo en [email protected] porqué no me apetecia ponerlo en Heterosexual, no llamaría la atención jjsjaja) La oficial Samantha era una mujer alta, apuesta de 38 años… Era casi un símbolo de poder femenino andante, su presencia la destacaba, su comportamiento formal pero intimidante hacía que su entorno se volviera seguro por así decirlo Una noche le tocaba patrullar a solas, todo era relajación mientras hablaba con sus compañeros por su radio, se despreocuba de lo que pasaba alrededor cuando por esa misma calle escuchó unos gritos alertandola y rápido se dirigió a ellos olvidándose de la dona que estaba a punto de comer, que mala suerte para ella «Por fin sucede algo interesante!» Se dijo así misma dirigiendose con rapidez, no estaba tan lejos y cuándo llegó se encontró con un niño saliendo de un minimarket, parecía muy veloz! Parecía que huía! Samantha solo lo observó cuándo un señor canoso y Bigoton sale de la misma tienda con un mandil, estaba furioso y alzó un puño hacía la dirección en la que corría el niño maldiciendolo, voltea a ver a la Oficial que estaba junto a él -¿¡Que esperas!? Ese escuinqle me a robado! Ve a por él!!- le reclamó a Samantha y reaccionó saliendo corriendo trás el niño El niño era mucho más veloz que ella, a Samantha le daba algo de vergüenza correr por como rebotaban sus tetas, pero no tenía porqué preocuparse, era de noche y nadie vería sus grandes pechos rebotar El niño se metió por un callejón y dejó de estar a la vista de La oficial, ella ya conocía el area y ese callejón no tenía salida así que se acercó con calma y se metió por allí -Detente ya, mocoso!- le exclamó, el niño se paralizó de los nervios, el sabía que no tenía ya oportunidad de salirse con las suya y escapar… Fue tonta decisión de él meterse en ese callejón, se acercó la mujer hacía dónde estaba él y se paró enfrente de él -Pensabas que ibas a escapar? Solo me haces perder el tiempo jajajaja- el niño miró hacía abajo apenado doblando sus rodillas un poco, Samantha le empieza a chequear por los acostados de su torso -¿donde están tus padres?- le pregunta mientras sigue con sus manos encima de su cuerpecito -es..- están en casa- nervioso le respondió, Samantha sentía los tembloroso que estaba hando sintió una bolsa en el vientre del niño, estaba ocultando unas frituras con su camisa y la parte de sus shorts -ugh… Esto es lo único que llevas?- el niño no responde y ella se pone de cuclillas para estar a su altura y volver a checar en sus shorts, busca por sus bolsillos y encuentra unos caramelos que también le quita, el niño creía que se iba a detener ya cuando La oficial presiona con su mano su entrepierna con un toque muy indebido escuchandose que llevaba algo más -cual es tu nombre?…- Le sonrió al niño que no paraba de temblar -Iv.. Iván!…..- se detuvo unos segundos y le preguntó -y usted?- -shh! Yo hago las preguntas aquí- le dijo con una tonalidad calmada y sería como si fuese cualquier cosas tener en sus manos la entrepierna del niño, llevó una mano a su trasero apretandolo un poco, el niño reacciona poniéndose de puntitas rápidamente cuando le baja de un tirón el short a Iván dejándolo en calzoncillos, se podía apreciar los caramelos que traía allí por la tela de estos, el niño cierra los ojos y se pone rojo como un tómate sin darse cuenta que estaba teniendo una erección Samantha sin dudarlo mete una de sus manos dentro el calzoncillo del niño, se sentía tan calido y suave… se dió cuenta que su pene estaba erecto! Rápido sacó sus manos con unos pocos dulces que traía allí, los dos se quedaron en unos segundos de silencio, miró en ambas direcciones del callejón, buscando transeúntes. También se percató que había un grafitti de un perro caricaturizado de una banda de delincuentes que han estado persiguiendo ella y la policía pero no le dió importancia Esa noche tuvo un clima agradable, Notó lo espacioso que era el callejón. Tampoco estaba demasiado sucio y miró un contenedor de basura -ve atrás del contenedor- le mandó a Iván y el niño torpemente con los shorts bajados se dirigió al contenedor que lo escondía en el callejón, la mujer le siguió Se inclinó, poniéndose de rodillas de nuevo. Esto se sentía tan sucio para ella sabiendo lo que estaba a punto de hacerle a un niño pequeño y joven detrás de un contenedor de basura en un callejón, pero no había tiempo que perder, ella también se estaba poniendo caliente Llevó sus manos a los calzoncillos del niño bajandolos lentamente, ella se veía tranquilla pero le sudaban las manos de los nervios y por dentro se estaba derritiendo de lo excitada qué estaba, se los bajó hasta las rodillas su pene solo se podía ver por la lu de un farol y las luces enceneidas de unas casas -Poli! Policía…!- se quejó el infante, sus pequeños testículos se contrayeron del frío -si…, Hace mucho que no veo uno tan lindo….- A Samantha le brillaban los ojos por lo qué veía, hasta se mordió el labio Samantha metió todo el pene del chico en su boca lentamente, chupando con un ruido fuerte y húmedo. Los ojos de Iván rodaron hacia atrás en su cabeza mientras gemía en voz alta Estuvo así unos 10 minutos sin importarle nada, el niño solo podía gemir y tampoco pensaba moverse, además de qué ella lo sostenía de la piernas eso para él se sentía muy bien, nunca imaginó ni se le ocurrió que puedan jugar así con su pene Ella sacó su pene de su boca, dejándola cubierta con un espeso rastro de saliva. Iván gimió tiernamente, un ruido agudo que hizo que Samantha inmediatamente quisiera chuparlo fuerte y rápido El callejón se llenó de gemidos emocionantes, profundos, incluso el sonido que hacía la policía con su boca y succiones era bastante rudo -emmm…! Policía!!- el niño gruñó y se tambaleó -Samantha, me llamo Samantha- dijo aún con el pene del niño en la boca, quería atragantarse -Samanthhh!!, Siento algo- el niño empezó a temblar Iván empezó a correrse en la boca de Samantha, ella lo tenía retenido con sus manos mientras se encargaba de tragarse su corrida, el niño sintió una corriente de placer que casi lo hacía desmayarse cerrando los ojos -Ah..! Ahhhh!- los gemidos del niño solo hacía que quiera saborear más y más su semen Parecía que ya no saldría más así que sacó su pene de su boca y con un dedo en los labios lo saboreó -Mmmm…, Bastante bueno- le sonrió al niño, él no sabía que decir -Ahora siéntate- le ordenó agarrándolo de los hombros y empujandolo hacía abajo haciendo que se siente en un lugar limpió que estaba en el callejón El niño se sentó en el frío pavimento que enfriaba su lindo trasero, la mujer se paró y empezó a desvestirse, se quitó los pantalones junto a un cinturón que tenía mucho equipo policial dejándolo en el piso, después se quitó unas rojas bragas que estaban bastante humedas, ella también podía sentir el frío pero lo único que la mantenia caliente era el niño, se quitó la parye superior dejandose solo el sosten que retenia sus grandes pechos El pene del niño permanecía erecto, eso era buena señal Samantha se sentó encima a horcajadas para meter su pene en su vagina y aunque fue complicado, dejó que su peso caiga por el niño, los dos gimieron La sensación del niño no sé parecía nada a lo qué había sentido con la mamada de la policía, él podía sentir todo el calor de la grande mujer encima suyo, eso lo hacía aún más excitante para lo dos Samantha comenzó a rebotar arriba del pene infantil y gemia como si tuviera en su interior un pene adulto, arriba y abajo eran sus movimientos pero se movía bastante suave y gentil, no quería lastimar al chico Se inclinó hacía el niño para que sus tetas rebotasen en su cara, se rió de lo lindo que se veía era como si se asfixiara -oooh!!, Siiii!!- movió su mano en la nuca de Iván para sostenerlo Samantha se sentía bastante bien, tanto tiempo sin poderse desestresarse de esta manera, en estos momentos solo quería correrse -mmmm!!! Tienes que correrte dentro de mí- la policía le dijo, Iván la miró confundido pero siguendo teniendo una cara de excitación, el tampoco podía hacer mucho Ella lo quería ya, así que se movió aún más rápido para poder extraerle su delicioso semen espeso, el sonido qué hacía era bastante revelador, probablemente alguien ya los había escuchado pero sin saber que ellos dos están teniendo sexo en el callejón -Uuuh…- exclamó el niño, ese sonido era suficiente para hacerla saber que se iba a correr de nuevo Ahora iba un poco más rápido, Iba a correrse en cualquier momento -Si!! Niño! Córrete dentro!- Ella siguió gimiendo y apretando a Iván contra sus pechos El niño estaba ahogandose en tetas como para responderle -MMMmmmn!!- los dos gimieron con bastante fuerza Samantha gritó sintiendo el semen que estaba corriendo en su coño teniendo un orgasmo en el momento, ella estaba temblando en las piernitas del niño mientras la llenaba de su líquido blanco, los ojos de Samantha rodaron quedándose quieta teniendo contracciones El niño por su lado de safó de los pechos de la policía que lo estaba ordeñando apartando su rostro para atrás Samantha superó el orgasmo sonriéndole al niño dándole un beso en la frente, ella estaba más que feliz Se levantó dejando que su vagina chorre encima del vientre del niño, se apartó y se acercó a su ropa para vestirse de nuevo, el niño parecía estar en un trance en el qué no se podía mover, solo veía a la policía poniéndose la ropa -Lo hiciste muy bien, solo no te metas en problemas de nuevo o te meteré a la cárcel para mí solita jajajaja- se río la policía ya vestida, los dos se sonrieron Samantha se fue de la escena, se dirigió a su patrulla llevándose los dulces que le había comisado al niño para comérselos ella solita Fin. ¿Les ha gustado? ( ˘ ³˘)♥También podrían por favor seguirme en Twitter, pienso subir contenido y relatos por ahí; https://mobile.twitter.com/fatimama333


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?