Relato Erótico de Sexo Anal: El día que me destrozaron el culo

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2021-11-06


El día que me destrozaron el culo


Autor: Culorico

Categoría: Sexo Anal

Mi nombre es Cecilia, actualmente curso la preparatoria, soy una chica muy linda, Soy morena castaña, y bonita mis compañeros dicen que tengo cara de prostituta jeje y algo que me caracteriza desde pequeña es mi tremendo culito, ya que es redondito y respingon, lo que provoca que con cualquier ropa que me ponga se me vea espectacular, la primera ves que probé una verga fue cuando estaba en primaria así que entre a secundaria como toda una puta en celo, cuando estava en primero tuve relaciones con un señor de unos 40 años, el cual me acosaba a diario ya que pasaba por su local y terminó follandome jeje ahí fue cuando me di cuenta que me gustaba que me acosaran, mi cuerpo se empezó a desarrollar y mi calentura también, en la ciudad donde vivo es muy común que alas chavas las acosen en especial alas bonitas y sexys como yo jeje y más cuando vestía provocativa incluso llegaban a tocarme en el transporte publico o en la calle aunque me daba miedo, después llegaba ami casa y me masturbaba pensando en lo que sentían esos tipos al grado de tocarme o desirme todo tipo de obscenidad es al oído, paso el tiempo y aunque estuve con varios chavos nadie me avia gustado al 100%, cursaba el tercer y último año de secundaria con mi uniforme escolar ajustado y mis faldas pegaditas provocaba todo tipo de morbosidades, en ese entonces conosi a Víctor un amigo de mi hermano mayor un tipo con cara de pocos amigos panzon y pervertido no era nada guapo la verdad, aunque tenía algo que me calentaba tal ves el echo de ser amigo de mi hermano me calentaba, mi hermano lo comenzó a llevar ala casa los fines de semana a tomar cerveza algunas veces el llegaba y otras llegavan juntos del trabajo ya que trabajaban juntos su mirada en mi culo ya no era raro varias veces lo cache viendomelo, aunque poco a poco comenzó a gustarme el echo de que el mejor amigo de mi hermano me follara, y así sucedió un buen día llega a de la secundaria con mi buzo escolar pegadito alas nalgas, el estava afuera tocando, mi hermano y mis padres avian salido por unas compras, la verdad yo estaba un poco caliente así que lo invite a pasar, inmediatamente sentí su mirada muy penetrante en mi culito, comenzó a decirme que mi trasero le encantaba y que daría lo que fuera por follarlo, yo solo le respondía que se callara que no era necesario que lo dijera, me fui a mi cuarto y el me siguió, a tranco la puerta y se abalanzó sobre mi culo me puso contra la pared y bajó mi pans escolar solo asta las nalgas, poco a poco bajo mi tanga y comenzó a lamber mis nalgas y mi culo, yo quise salir corriendo pero con sus brazos me sostuvo por la cintura, sentía delicioso como me metía la lengua en el ollito del culo y como lamía mi trasero como si fuera un manjar, después de un rato se levantó y puso vaselina en su verga que la verdad me asustó ya que era demasiado gruesa no era tan larga pero si muy gruesa y dura, se acercó y la coloco entre mis dos nalgas, me susurro al oido (ahora si vas a ver lo que es una buena verga putita) comenzó a puntear mi culito, nunca me avian follado por el culo pero ya estava muy caliente así que lo deje aser con migo lo que el quisiera, poco a poco fue entrando la cabeza de su verga, y yo puse mis manos en mi cara llena de lágrimas ya que el dolor era bastante sentía como si me estuvieran metiendo un tubo caliente, me ardía bastante, aunque la adrenalina era más fuerte el saver que el estava abusando de la confianza que se le avia dado y que en cualquier momento llegarían mi hermano y mis papas, me tomocon sus manos con fuerza y me dejó caer toda su verga de un solo golpe, yo sentía morir del dolor quise safar e pero fue imposible poco a poco mi culito se fue resignando a ser destrozado, el estava como loco con el va y ven, si pedir ningún permiso me follo como quizo, susurrandome al oído que le encanta a abusar de la putita como yo, después de un rato ya no se sentía tanto dolor y me gustava como me follaba aunque seguí con mi papel de víctima ya que eso lo exitava, me tiro al suelo y me aventó chorros y chorros de semen en la cara y mis piernas, me amenazó y se fue jaja el pensó que me avia violando pero la verdad esque ami me encanto ser la "víctima" no lo volví a ver en un tiempo y aunque actualmente tengo novio no descartó un día volber a ser su "víctima" jeje


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?