Relato Erótico de Sexo en Grupo: Travesuras de una fotógrafa cachonda

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2021-09-07


Travesuras de una fotógrafa cachonda


Autor: tapiadraz

Categoría: Sexo en Grupo

Llevo tiempo de dedicarme a la fotografía, lo empecé a hacer por hobby. Y cuando pasamos por una etapa muy dura en mi matrimonio, yo ya lo veía como negocio. Voy a tratar de relatar algunas vivencia que tuve gracias a esta profesión. Siempre he sido muy fogosa y lamentablemente mi marido y yo caímos en la rutina. Antes teníamos buen sexo pero como que le faltaba algo a la relación. Antes de continuar quiero aclarar que los que aparecen en la historia son mayores de edad incluyéndome a mi (yo tengo 48 años) y a mi hija mayor (tiene 23 años). En la fotografía cubrí eventos sociales y deportivos, pero con el tiempo fui un poco más "selectiva" para ser exactos después de vivir una experiencia inusual cuando realizaba. Me pidieron que realizara una sesión de fotos para una pareja de fisicoculturistas. Era algo nuevo para mí y acepté. Ya me había instalado mi esposo mi estudio fotográfico aquí en la casa. Así que ofrecí como lugar para las fotos mi estudio, no vi nada de malo que vinieran a la casa ya que mi amiga Giovanna, a quien conozco de años me los recomendó. Cuando llegaron me quede asombrada al ver los cuerpos bien trabajados de ambos. La sesión inició de manera normal. Pero debo reconocer que me excite al ver los abdómenes marcados de ambos. Como se untaron aceite para que brillen más los músculos inevitablemente mi panty se humedeció. Los muchachos se dieron cuenta de mi nerviosismo. Solo sonreían fingiendo no haber notado que me excité. Cómo no iba a pasar si Oscar quien era alto, tez bronceada, ojos claros, biceps muy grandes, piernas trabajadas y six pack marcadisímo estaba solo en una trusa de esas que usan los culturistas. Así mismo su pareja Sandy a pesar de que sus biceps estaban marcados así como su abdomen su silueta se veía femenina. Sus nalgas resaltaban mucho ella tenía un traje de baño de dos piezas, su pecho no era grande pero me empezó a causar morbo verla. En momento dado se empezó a notar más grande el bulto de Oscar. Yo de plano empecé a sudar. Sandy bromeando dijo: ¡cómo ha crecido!!... verdad?... y volteo a verme, yo sonreí nerviosa. Y me puse a ordenar los reflectores para cambiar de ángulo para otras fotografías. En un momento osado Sandy tomo el paquete de Oscar y volvió a preguntar : ¡Ha crecido mucho!, no crees Chely? Y acto seguido saco de la trusa la verga de su amigo, estaba semi erecta. Yo me quedé petrificada al ver que Sandy se hincó sin dejar de acariciar ese trozo de carne, que no era gigante, era tamaño promedio pero eso si muy gruesa, gruesa comparada con la de mi esposo. Viéndome sonreía y de un solo bocado se la empezó a tragar. Quise detenerlos, quise decirles que respetaran mi casa y mi lugar de trabajo pero pudo más mi excitación que mi moralidad. Sandy tragaba esa verga con gran maestría y me invitó a probarla, yo me acerqué dudosa mis hijas estaban en la escuela, mi esposo trabajando llegaba hasta la noche... y que diablos ya tenia la verga de Oscar enfrente de mi con un liquido cristalino que salía de la punta, no pude más y me la metí a la boca. Sandy acercó una silla que se encontraba en el estudio y sentado nuestro macho seguíamos mamando esa verga tan sabrosa entre las dos. Sandy se desnudo y dejó completamente descubierto su monumental cuerpo, boquiabierta me dejó, el olor del bronceador de coco con canela y lo que tenía enfrente de mi ,e sacó de mis casillas . empezaron a tocarme y yo temerosa me opuse un poco. La verdad me sentía cohibida ante esos cuerpos casi perfectos. Yo a pesar de estar caderona y nalgona sentía flacidez en mi cuerpo. Me tocaron una vez que quede descubierta ante ellos, me mojé toda!!. Dejé que hicieran conmigo que lo quisieron. Oscar se puso frente a mi estando yo de pie y su lengua experimentada (sin duda ) me hizo sentir el cielo cuando separó mis labios y la metió serpenteando en mi humedad femenina. Pegué un grito de placer al sentir a Sandy más agresiva cuando separó mis nalgas e introdujo su lengua en mi ano. Fue muy rico lo que sentí. No supe más de mi, de inmediato Oscar con sus tremendos brazos me cargó para penetrarme estando así de pie. Sentí que mi cabeza daba vueltas cuando introdujo su barra de carne. Prácticamente era yo una muñeca que era levantada en vilo, con esos brazos fuertes. Mientras Sandy pesaba mi espalda y acariciaba con la lengua los huevos de Oscar cuando se separaban de mi ingle solo para tomar impulso y ser clavada de nuevo con esa tremenda cosa. Varios orgasmos me sacaron entre los dos. Ya que Sandy sin duda era experta en el terreno bisexual. Era la primera vez que me tocaba una hembra y yo también tocaba por primera vez unas nalgas tan suculentas como las de mi nueva amiga. Oscar era incansable y nos penetró a ambas estando en cuatro en medio del piso de mi recinto de trabajo que desde ese día se convertiría en mudo testigo de esa y otras más pervertidas travesuras. Las horas pasaron muy rápido se acercaba la salida de mis hijas de la escuela y yo no había hecho la comida. Casi casi los corrí de mi casa argumentando que me sentía muy avergonzada, y así lo era, me sentí rara, la cruda moral me cayó. Me bañé una vez que se marcharon. Me sentía sucia, pase por mis hijas y compramos de comer. En la noche mi esposo me buscó yo a pesar de sentirme mal me dejé querer pero lamentablemente no fue igual. Me quedé a medias como otras noches. No podía sacar de mi mente las imágenes de las nalgas de Sandy recibiendo la verga de Oscar. No me puede contener tuve que buscarlos con el pretexto de que me pagaran mi sesión de fotos. Ellos me citaron en el gym donde entrenaban, la verdad me volví a mojar al escuchar a Oscar diciendo donde nos veríamos y la hora. Me cogieron de nuevo en el gym, pero eso es otra historia. Si mencione a mi hija fue porque accidentalmente descubrió las fotos que yo editaba en mi lap y se quedó de a seis al ver los músculos de ambos. Con el tiempo mi hija se volvió mi confidente y cómplice de mis travesuras. Y por culpa de Oscar y Sandy experimentamos mi hija y yo nuestro lado lésbico. Ya les compartiré esas historias, gracias por ver mi relato.


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?