Relato Erótico de Transexual: Con mi vecino de 13


Fecha: 2021-08-26


Con mi vecino de 13


Autor: cg21

Categoría: Transexual

Cómo mi vecino termino cogiéndome. Esto sucedió cuando yo tenía 12 años, yo tenía un poco de experiencia con mi primo quien fue que me quito mi virginidad, después de eso continúe siendo un niño normal, pero me gustaba vestirme a escondidas con alguna ropa interior de mujer. Yo era de salir a la calle a jugar con mis amigos. A esa edad todos los vecinos teníamos confianza, solíamos jugar , por las noches recuerdo que nos juntabamos y charlabamos de todo tema, hasta de mujeres y pornografía. Con el tiempo se hizo habitual juntarse en una casa a mirar pornográfia, y hablar de esas cosas, yo era un niño pero me gustaba ver, más que nada yo me sentía una mujercita, imaginaba siempre ser la mujer, pero nadie sabía lo mío. Tenía un vecino de 12 años que se llamaba aldofo, con el tenía un poco de confianza. Y casi siempre las juntadas eran de las 7 de la tarde hasta las 21 en su casa ya que sus padres llegaban a las 22 casi siempre, ahí íbamos entre amigos a mirar pornográfia y a jugar yo era delgado, con una cintura que parecía de mujer, tenía un buen culo la verdad, en el colegio me decían que parecía de mujer y hasta apodos me ponían, a mí no me molestaba. Cómo conté a veces solía ponerme ropita interior de mujer por placer. Pero nadie sabía eso, recuerdo un día me tente a ponerme una tanguita de hilo, muy pequeña, me mire al espejo y me quedaba genial, ese día como todas las tardes fui a casa de Adolfo, habían 2 amigos más. Cuando llegue recordé que me olvide de quitarme la tanga pero ya era tarde, igual no le di importancia porque nadie me vería. Recuerdo que eran como las 20 y a los 2 amigos los llamo la madre, y quedamos solos con Adolfo. Nunca habíamos quedado solos siempre habían varios amigos o yo solía irme temprano. Pero todo continuo normal, Adolfo puso en la PC un vídeo porno, y el me contaba que quería perder la virginidad pronto, yo solo reia y le seguía la corriente a su charla. De repente me sorprendió que se empezó a tocar por ensima del pantalón su pene, estaba muy exitado con el vídeo, me preguntó: -tenes algún problema que me mastube? Podemos hacerlo ambos igual somos hombres y no hay porque tener vergüenza Le dije que no tenía problema con que el lo haga pero que yo prefería no hacerlo, así que el comenzó a masturbarse en frente mío pero sin mostrar su pene, metía su mano dentro de su pantalón y se pajeaba. Esto sin querer me exito mucho, yo ya había tenido sexo con mi primo pero hace más de un año, yo siempre me exitaba pensando en ser la mujer de los vídeos, me exitaba mucho verlos caliente, no aguante y me comenze a masturbar yo también pero no me di cuenta que me baje un poco el pantalón para sacar mi pene y se me vio la ropa interior que tenía de mujer, Adolfo se dió cuenta y se sorprendió, yo morí de vergüenza no sabía que hacer, le dije -por favor no le digas a nadie, es un secreto mío no quiero que nadie lo sepa – porque lo haces? Me pregunto -me gusta vestirme y mirarme como me queda -y te queda bien ? -no lo sé yo me veo linda usando -a ver quiero verte y te diré que tal me dijo -no que crees me da vergüenza -solo párate Me pare, y me pidió que me baje un poco el pantalón, lo hice con vergüenza -wuau que linda te queda esa tanga, tu cola parece de mujer me dijo -Enserio lo dices? -Si tenés un hermoso culo, por favor déjame pajearme mientras te veo, no le contaré a nadie esto Yo estaba tan caliente no vivía está experiencia hace más de un año desde que se fue mi primo así que le dije que bueno, el se masturbaba mirando y tocando mi culo, yo me movía como bailando y eso le exitaba más a él. Yo no aguante más las ganas, y sin aviso me arrodille y le comenze a chupar su pene. El al comienzo quiso negarse pero le gustó tanto que no dijo nada, solo gemia de placer, yo lo metía y sacaba de mi boca. -Que rico la chupas como la del vídeo me dijo. -Por favor quiero cogerte como lo hacen en los vídeos, nunca cogí y tú cola parece de mujer me dejas? Me dijo Eso me calentó mucho y le dije que si, me dió vuelta me puso en 4 patas, me corrió la tanga a un lado y me sorprendió que sentí como con sus manos me abrió las nalgas y metió su lengua, gemi de placer, me chupaba el culo como desesperado, quería meterme la lengua bien adentro que rico lo hacía. Después me acomodo y me quiso meter su verga de un solo empujón, se notaba que era su primera vez, yo grité, me dolió, me lo saqué de ensima, le dije que así no era que tenía que hacerlo despacio y con cuidado, si bien tenía un pene pequeño, mi culito aún no tenía mucha experiencia. Así que lo hizo de nuevo estaba vez despacio lo fue metiendo, a mí me dolía pero me aguantaba como podía, hasta que entró casi toda y comenzó a moverse lento y después rápido, me cogia fuerte y gemía de placer, a mí me dolía pero me fui acostumbrando, recordé todo el placer que se sentía. En 1 minuto o menos me dijo que quería venirse. -Ahhgg me vengo. -Agunta un poco más le dije – No puedo, ahhh toma leche Sentí como me vaciaba toda su leche, y se fue deteniendo hasta sacar su pene flacido, corrí al baño a limpiarme y le limpie la pija que se la ensucie un poco con una toalla. Fue hermoso me dijo, por fin perdí mi virginidad, esto queda entre nosotros lo prometo Yo quedé feliz me fui a casa, luego pasaron muchas más cosas que contare en otros relatos.


¿Qué te parece el relato?