Relato Erótico de Sexo con Maduros: Cuando mis papás me vendieron 2

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2021-08-19


Cuando mis papás me vendieron 2


Autor: AIMEE25

Categoría: Sexo con Maduros

Mis aventuras con mi marido 25 años mayor que yo . Cuando me desperté de mi primera noche como casada a la edad de 15 años, tenía que cumplir como esposa y así que me bañe y como no tenía permitido traer ropa puesta pues me fui desnuda a la cocina para preparar el desayuno de Juan antes de que se fuera al trabajo, desayuno y me dijo no puedes ponerte ropa, cuando vayas a dejarme la comida te pones una falda y una blusa que te deje en la cama me dió un beso y se fué. Después de unos 15 minutos tocaron la puerta yo no conteste me daba miedo abrir no conocía a nadie en ese pueblo, cuando volvieron a tocar y escuché que dijeron: señora Adela, su esposo el ingeniero Juan le manda un regalo puede abrir yo temerosa abrí un poco la puerta cubriendo me pues estaba desnuda. El señor me dijo le traigo un horno de microondas que su esposo compro y lo tengo que instalar antes de que yo dijera algo me dijo aquí hay un nota para usted y me la entregó yo con pena le dije no sé leer me la puede leer por favor el me vió y empezó a leer el papel: Adela te compre un horno deja pasar al señor para que te explique cómo usarlo no lo dejes solo, solo abre la puerta y déjalo pasar, yo como toda mujer sumisa me quite y lo deje pasar, entro y trago grueso cuando me vio desnuda me dijo si gusta puede ir a cambiarse yo negué y le dije dónde está la cocina, él me veía y se acomodaba la verga yo con poco de vergüenza medio me tapaba pero a la ves pensaba que era normal pues si fuera algo inmoral creo mi esposo me hubiera dicho usa ropa ese era mi pensamiento de niña ilusa total el vendedor conecto el horno me explico y se fue no sin antes acomodarse su verga descaradamente, me subí a bañar y a cambiarme pues tenía que ir a dejar la comida de mi esposo a su trabajo. Salí de la casa con una canasta de comida y de ropa llevaba una falda pegada que apenas y me tapaba las nalgas, una blusa que era suelta pero tenía un escote que si no tenía cuidado se me veían mis chiches, lo bueno era que tenía chiches y eso hacia que se atorara la tela y no enseñará de más, cuando llegue al trabajo de Juan pregunté por él en la obra los trabajadores me veían con ojos de hambrientos, me fui directo a dónde estaba mi esposo, saludé estaba con tres hombres más viendo unos papeles él levanto la vista y me presento a sus amigos y ellos le daban una mirada de que pasó cuando te casaste. Juan me preguntó si me había gustado el regalo le dije que si pero que me hubiera dicho que iban a ir para yo poderme cambiar él miro a sus amigos y dijo hay Adela si te hubiera avisado ya no era sorpresa que más da si estabas desnuda o no, solo eres mía ellos abrieron los ojos al escuchar que no estaba vestida, me dió un beso y me dijo tengo otro regalo pero este lo usarás tú, espero y te guste yo emocionada le sonreí me dió una caja la cual abrí delante de sus amigos y ví lo que era yo no sabía para que era esa punta y tenía una base de cola de conejo, sus amigos abrieron los ojos casi a salirse de su órbita, me volteo a ver a Juan y me preguntó que que es y el con una sonrisa me dijo se llama plug y es para que lo uses y yo después también lo disfruté contigo yo iba a cerrar la caja para guardarlo cuando escuché a Juan decir: agáchate te lo pondré yo no sabía que decía a si que con pena me agache y sus amigos de Juan se pasaron a dónde el estaba solo escuché que le dijeron eres un perro con suerte, Juan me dijo tienes que ponerle saliva y lo puso en mi boca lo chupe y dijo Mario agárrala cuando empecé a sentir que me sobaban mi coño y empecé a sentir rico igual que en la noche a un punto que sentía un calor insoportable cuando sin me puso el plug en mi culo me dolió mucho pero jamás dejaron de estimular mi clítoris y exploté en un órganos me ayudaron la enderezar y sentía una incomodidad en mi culo, le dije a Juan que ya me iba y me contestó que esperará a que terminará de comer estaba parada cuando me dijo siéntate mujer yo miraba incomoda a sus amigos en eso él leyó mis pensamientos y me dijo no te preocupes ellos son mis amigos irán a la casa y los atenderas comiste debe estás en confianza así que intente sentarme pero la incomodidad del culo no me dejo y me pare le dije no puedo sentarme es incómodo él vió a sus amigos y dijo ven siéntate en mis piernas abre las para que estés cómoda, lo hice y el vestido se subió todo yo con pena me tapaba hasta que él me dijo déjate como si nunca hubieran visto una vagina casi virgen y mejor dame de comer en la boca como siempre solo obedecía, sus amigos se sobaban la verga encima de la ropa y me veían, en ves de comer su comida me querían comer a mí, cuando Juan dijo ya me cansé Adela y Mario le respondió puedo cargarla yo a si tú descansas y sin pensarlo me aventó dónde estaba Mario cuando me senté sentí una gran verga no sé por qué pero empecé a sentir ese calor otra vez, ganas de tocarme la vagina y sin querer empecé a cerrar las piernas ya no era tan molesto el plug era tanta mi calentura que lo disfruta, se dió cuenta Juan y le dijo a Mario no ves el calor que tiene Adela por qué no me bajas el calor con tu mano Mario o alguien quiere, sin mas sentí una mano y levanté la vista y Juan me vio como diciendo si te quitas te pego yo con temor no hice nada más que disfrutar y gozar, sentir esa mano tocando mi clítoris y viéndome los demás era rico una adrenalina que no había sentido nunca cuando empecé a sentir que lo que tenía en el culo entraba y salía una bruma grande empecé a sentir cuando ví a Juan con la verga de fuera y masajeandola empecé a sentir más calor los otros dos estaban igual a Juan cuando de repente dije me voy a orinar y solté un gran chorro de mi squirt que moje a Juan mientras yo convulsionaba de mi orgasmo ellos me llenaron de semen el coño hay me los aventaron. Juan dejo que me relajará un poco y me acomodo la ropa comieron y me dijo vete no vayas a quitarte eso del culo en la noche lo usaremos vete con cuidado y no le habrás a nadie, yo llego en un rato despídete de mis amigos dales beso en la boca yo todavía en mi estupor deje que me besaran y me despedí cuando escuché que uno decía que rico se te ve el culo con eso cuando vayas a pasar por el mercado te agachas como si recogerás algo pero con el culo hacia arriba que vean querés la puta esposa del ingeniero. Yo solo hice lo que me pidieron y pude escuchar en el mercado cosas de los hombres como de quién es esa puta y de las mujeres que decían válgame Dios esa mujer de que prostíbulo la sacaron y se persinaban como si hubieran visto al diablo. Hasta aquí este relato espero y les guste y se hagan una jaladita pensando en mí


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?