Relato Erótico de Zoofilia: La perra perdicera

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!



Fecha: 2019-08-08


La perra perdicera


Autor: AlexisIII

Categoría: Zoofilia

Mi primer experiencia con una perra... Ya habiendo recorrido bastante el mundo zoo,mas cuando estas en plena adolescencia y el pene esta duro como roca ,las ganas de coger estan al salto. Mayo,temporada de caza. Un grupo de ingenieros constructores,trabajaban en una zona cercana ,llegaban con sus 4 x 4 a realizar su cacería de perdices. Mañana de mucho frío y preparando todo lo necesario para el raid. entre lo necesario tres perros de presa,olfateadores y marcadores formaban parte de la partida,entre ellos una perra. Sultana se llamaba. Carácterística de estos perros,pelo leonado corto y manchas blancas a te con leche. muy vergudos,por consecuente la perra muy cajetuda. Demás esta decir mi interés por esa concha grande,colgando carnosa como invitando a mi pija. Pasó el día,volver a la casa y reunión de cazadores. (ellos reunidos,yo esperando que la reunión se acabe y cada uno a su cama jajajaja) Una de la mañana mas o menos,frío tremendo,a oscuras salgo hacia un cobertizo donde los perros estaban durmiendo,despacio entre y cerré la puerta tras de mi. Sultana fue la primera en acercarse,confianza de haberla tratado bien en el día sirvió para tenerla conmigo,me eche a su lado y comencé acariciarle su panza,se echo boca arriba y ali fui directo a su cachucha gorda y carnosa. mi mente volaba a mil,ya anticipando la entrada a esa hermosa raja. Saliva,dedo entrando despacito para no asustarla,no obstante pareció haber estado conforme y posiblemente a días de entrar en celo. Mis pantalones quedaron a la altura de mis rodillas,mi pene erecto y duro ya con abundante liquido preseminal se fue acercando a esa concha deliciosa. ensalive bien y de apoco comencé a entrar. nunca había cogido a una perra,asi que su calor interno,su apretada raja me hicieron acabar a los dos minutos. saque mi verga palpitante y el semen corría por esa fisura gorda hacia el piso. me quedé un rato acariciando a uno de los perros que se acercó,tomé su trozo en la mano y comencé a moverlo lentamente,un tremendo garrote apareció tras esos movimientos,y eso me volvió a incentivar. Acomodé nuevamente a Sultana,ensalive bien su gorda y esta vez ya deslechado con el polvo anterior, fue magnifico,toda adentro,toda. hasta los testículos,se sentía apretada,mi glande gordo hacía que esa concha al salir despacio el glande,se estirase hacia atrás,volvía a enterrarlo despacio,disfrutando de esa concha que nunca había visto y sabiendo que al día siguiente se iría con sus amos. Nunca intente chuparla,se que muchos zoos lo hacen,yo no llegue nunca a hacerlo. pero era algo que seguramente los que lo hacen hubieran disfrutado. Digo que lo hubieran disfrutado,como hoy disfruto de libar una linda concha femenina ,soy muy exquisito en eso,me gustan las cajetas gordas,de labios bien gruesos. Pero esa es historia para otro foro.


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


¿Qué te parece el relato?