La vaca tetas

2019-08-28


Me dijo mi amo...No solo debes parecer una de ellas, si no ser una de ellas…Ahora vete a la cuadra… tetas… ese es tu sitio mientras yo voy a la casa… los animales no deben entrar en casa... LA VACA “TETAS” Ese día mi amo me llamo temprano me dijo que me arreglara sin ropa, desnuda y con zapatos de tacón de aguja. Salí de casa. Ya no me importa salir así, aunque prefiero salir con algo de ropa, de mis ropa de puta pues no tengo otras ropa, solo visto de lo que soy, desnuda o vestida se ve que soy una guarra… Espere a mi amo desnuda en la esquina de la calle donde siempre me recoge y donde dice el soy bien visible, “todos tienen que disfrutar de la puta que hay dentro de ti…” Pienso que a veces tarda más para dejarme allí expuesta a todo el que me quiera ver o manosear pues si alguien se acerca y me mete mano debo dejarme hacer. Soy un objeto sin voluntad, para servir y dar placer a todo/a que se me acerque. Por suerte esta vez no me entretuvo nadie, solo se me acercaron unos que venían vividos de pasar la noche que solo me insultaron y me manosearon, pero no hicieron más nada. Si cuando mi amo llega estoy liado con alguno y le hago esperar soy castigada. No puedo negarme a lo que me hagan, pero si él tiene que esperar por esto soy castigad. Llego con su coche… -sube, tetas… que hoy nos vamos al campo… Subí al coche y como siempre no debo hablar si no tengo permiso y solo debo inclinarme sobre su entrepierna, saque su polla y comencé a mamar el pollo de mi amo… Así me gusta… puta… que sepas cuál es tu lugar aquí mientras yo conduzco. Como siempre no sabía dónde íbamos, ni cuánto tiempo íbamos a tardar… pero fuera donde fuéramos y tardara lo que tarde, debo hacer todo el viaje mamando su polla… - mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm…mmmmmmmmmmmmmmmm… Llegamos a una granja. El bajo del coche y me ordeno que bajara… -tetas…baja y vete a las cuadras… ¡¡vamos puta de mierda!!… ¡¡¡¡¡mueve ese puto culo!!!!!… Yo baje rápidamente y me iba para las cuadras cuando oí a mi amo que me gritaba… me pare… -plasssssssssssss…plasssssssssssssssssssssssssss Me dio dos bofetadas… - eres un animal… puta… donde vas andando a dos patas… tu anda a cuatro aptas… cerda, como el animal que eres… Me agache a cuatro patas frente a él… -no te muevas de aquí…zorra… Me quedé quieta sin moverme mientras veía que se dirigía al coche y cogía algo que no pude distinguir hasta que lo sentí entrando en mi culo, era un plus de esto que se meten en el culo y tienen una cola animal… -Así estas mejor. No solo debes parecer una de ellas, si no ser una de ellas…Ahora vete a la cuadra… tetas… ese es tu sitio mientras yo voy a la casa… los animales no deben entrar en casa…jajajajajajajaja Lo vi alejarse hacia la casa mientras se reía y yo iba para la cuadra… Entre en la cuadra y me puse cerca de donde se encuentran las riendas de los caballos y las yeguas. Al tiempo le sentí entrar y acercarse a mí, me di la vuelta para que mi culo rozara su polla como al él le gusta. De pronto siento como me colocas las riendas en la cabeza y las ajusta para que no se me salgan. Comienzo a respirar fuerte cuando siento que tiras hacia atrás obligándome a que me acerques más a su polla bien dura y me estremezco cuando escucho en ruido del látigo en el suelo. -¡Soy tu yegua!, le digo… -¿Una yegua? ¿Crees que voy a dejar que seas un animal tan noble como una yegua, puta de mierda? Mi amo toma las riendas y me saca fuera de la cuadra. Salimos a la intemperie y mi amo me lleva al corral de las vacas. Cuando entro encuentro dos vacas juntas, ambas tienen las ubres gigantes. Mi amo me tira y empuja hasta que llego al culo de la vaca… -Levanta las colas de las vacas… ¡¡¡vamos guarra!!!… Me pongo de pie y levanto las colas de los dos animales… -Chúpales el coño a las dos…cerda… Obedeciendo a mi amo, comienzo a chuparle los coños a las dos vacas. Soy así de guarra, de sucia, de pervertida. Me encantan las pollas de cualquier especie, pero también me gustan los coños, los culos… de cualquier especie… Las vacas al tener el culo tan cerca es difícil no meter mi cara en su culo… -mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm… Mi amo me toma de la nuca y hace que pases toda mi cara por los coños de aquellos animales y empuja hacia dentro para que introduzcas toda puta cara dentro de los coños que me estoy comiendo… -mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm… De un solo tirón me aparta de aquellos coños… - tranquila, furcia, que vas a hacer que se corran las vacas…jajajajajajajaja… serás guarra…jajajaajajajajaja… -Al suelo… No veo lugar entre las dos bestias. Con el látigo me da en el culo, y ante el dolor me pongo en cuatro patas y me acerco a las vaca. - Acércate a sus ubres, cerda…aliméntate… me dice mi amo. Comienzo a chupar de un pezón de una de la vaca apretándola como si fuese una verga Veo de reojo como mi amo se está masturbando ante el espectáculo que le estoy dando. -¿Te estás alimentando? Me pregunta. Ve como un poco de leche cae por el costado de tu boca. -bien guarra. Camina y quédate entre las dos vacas. Me quedo quieta porque no encuentro lugar hasta que escucho que las vacas recibe un azote y enseguida yo recibo otro… Veo como las vacas se mueven y yo camino a cuatro patas hasta quedar entre las dos vacas, y veo ante mí una máquina que al principio no conozco, pero veo los succionadores y te doy cuenta que estoy en una lechería. Estoy entre dos vacas lecheras con sus ubres rebosantes, mi nivel cae por los suelos, en este momento soy una vaca más. Veo como mi amo enciende la máquina y el ruido me asusta pero no puedo hacer nada. Veo como a la vaca del al lado mi amo le coloca una crema en sus pezones para que los succionadores no la lastimen, y luego el succionador. Sé que soy la que siguiente. Espero que se tomen su tiempo, pero es más rápido de lo que creo. Llega mi turno, trato de resistirme pero estoy atada, en mi cabeza se repites "soy una vaca, soy una vaca" mi amo me pone más crema para poder manosearme más y mejor las tetas que las tengo muy grandes, las tengo operadas por deseo y orden suya y desde entonces uso la talla 130 de sujetador… por eso me llaman la tetas… soy puta “la tetas” MI amo me coloca los succionadores los cuales se prenden rápidamente, comienzo a sentir la succión en cada uno de mis pezones. Mientras los succionadores me ordeñan como a la vaca que soy mi amo me pasa crema por mi culo y por mi coño, el cual está chorreando en jugos. Mi amo mete unos dedos por mi culo… -mmmmmmmmmm…está bien lubricado Cuando termina se acerca a la máquina y sube la presión. -aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa… Me molesta y me duele, delante mía tengo un tanque refrigerador de aluminio cromado, esto hace que me vea en cuatro patas al lado de las dos vacas… Las vacas están tranquilas, yo asustada veo como mi amo se pone frente a mí y pone su polla dura en mi boca… -Succiónala como lo hace la máquina con tus ubres… ¡¡¡vamos puta de mierda!!!… –me grita. Comienzo a chuparle la polla con los labios apretados y haciendo la succión similar a la que estás sintiendo en este momento la maquina en mis tetas. Comienzo a sentir el semen que sale. -No se te ocurra escupir ni tragar nada –me dice. Me coge con fuerza de las orejas y hace que su polla se introduzca con más fuerza, comienza a eyacular y mis mejillas se hinchan por la cantidad de semen que tengo en la boca más todo el pedazo de su verga que entra y sale constantemente. En un momento no puedo más y el semen cae por el costado de mis labios, me aprieta la nariz para que lo tragues y me enseña que se ha ensuciado los huevos de leche los cuales le limpio con mi lengua… Cuando termina me pega con la verga en la cara varias veces y se marchó sin decir nada. Escucho que camina por el lugar pero no le veo . De pronto siento un cosquilleo en el culo miro hacia atrás y son moscas que revolotean y se paran en mis nalgas engrasadas, veo a las vacas que tienes a los lados y veo lo mismo, las moscas… me veo, me siento como una vaca más y mi mente, ve a las vacas como mis hermanas. De pronto se oscurece todo, creo que está cerrando la puerta del granero pero comienzo a sentir calor, y me asusto cuando ves dos patas negras, una de cada lado. Miro para el tanque refrigerador y veo cómo mi amo me acerca un toro. -Noooooooooooooooooo –le grito para que me detenga… Pero no me hace caso, en primer lugar hace chocar los huevos del toro contra mi culo y mi coño y luego lo guía, al animal hacia mi vagina, así mismo dejo suelto otro toro para que elija a su vaca la cual es montada casi al instante. El toro me empieza a embestir ferozmente mientras mi amo lo sostiene para que la bestia no me aplaste. Mientras a mi lado, una de las vacas también está siento preñada por el animal. Poco después comienzo a sentir calor dentro de mi reventado coño y un chorro de semen inunda mis entrañas, doy un grito: -aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa… Que coincide con el mugido de la vaca en el momento que está siendo preñada. Siento todo el semen caer por mis piernas como nunca lo había sentido, y un charco blanco sigue cayendo mientras saca su polla de mi coño… Yo quedo agotada y adolorida… Mi amo suelta a las vacas y las saca de la lechería. Nos quedamos mi amo y yo solos, los yo aun gimiendo con el corazón a mil. Los succionadores cayeron al suelo en el suelo mientras el toro te embestía. Mi amo me libera de las cadenas que me atan a la vaquería. Me pongo de pie y vuelvo a sentir calor mientras el sobrante de semen de toro cae por mi patas… Despues veo como de un corral más alejado, me acercas a un pequeño ternero, me asusto un poco pues pensaba que todo había acabado ya, pero mi amo me dice … - eres una vaca… y estas preñada…jajajajajajaja… -si amo si lo soy y estoy preñada de un toro… Me tomas de la cadena del cuello y pones inclinada contra el pesebre de las vacas me atas las manos, quedando con el cuerpo hacia abajo y dejando todo el culo levantado. Mi amo acerca al ternero mis tetas y el animal comienza a chupártelas buscando leche, su leche de vaca para alimentarse… -soy una vaca… una cerda y puta vaca de mierda… preñada de por un toro… y alimentando con mi leche a un ternero… soy un animal…me voy repitiendo en mi cabeza a mi misma… Mientras pienso esto veo como mi amo va a la máquina y saca en un vaso parte de la leche que me de ordeño antes y me la da para que la tomes. -mmmmmmmmmmmmmmmm… yo la termino hasta la última gota. Completamente abusada me dejo hacer de todo. Soy feliz así. Así siento como mi amo comienza a meterme su polla en el culo, el único lugar en donde me faltó leche. Mientras el ternero se alimenta de mis ubres, mi amo me folla y revienta el culo hasta que se corre dentro de mí, sintiendo su leche caliente en mis entrañas… Cuando ha vaciado sus huevos dentro de mí, saca su polla de mi culo y la acerca a mi hocico… - límpiame la polla… ¡¡¡vamos mierda!!!...¡¡¡¡¡¡comete la polla!!!!!!!... plasssssssssss…plassssssssssssssss me azota… Meto su polla en mi boca que chupo gustosa hasta dejársela limpia… Mientras el ternero se ha apartado de mis ubres y se ha salido con las demás vacas que esta fuera en el prado… Cuando mi amo retira su polla de mi boca, se la guarda el mismo en cerrando su pantalón y arreglando su ropa me dice… -Bien, ahora eres la vaca “tetas” … te voy a soltar para que vallas al fuera con lo de tu especie… te vas a quedar aquí hasta que yo vuelva, siendo una de ellas, vivirás y te comportaras como una de ellas… dormirás aquí con ellas… y si otro toro te quiere preñar dejaras que lo hagas… puedes comer el pienso… y si lo necesitas puedes mamar de las ubres de otra vaca… tú debes comer el coño y los culos de ellas… eso te gusta lo se… y de tus tetas debes alimentar a los terneros… Espero cuando vuelva que el ranchero me digas que te has portado bien… Dándome fuertes azotes en el culo me saco fuera de la vaquería…y me fui con las otras vacas que se encontraban en el prado… desde allí pude ver como mi amo recibía un dinero del dueño de la granja y montaba en el coche…después se alejaba por la carretera por la que habíamos venido… sin saber si volverá a buscarme o seres para siempre una vaca más… de aquella granja… si es así, sé que seré feliz siendo un animal y la puta vaca de todos los toros, y la envidia de todas las demás vacas… Soy feliz de ser lo que soy, de ser lo que mi amo desee que sea, de ser como él quiere que sea, de ser lo que él quiera que sea y de darle todo el placer que el desee.

Autor: JESSICALAPERRA Categoría: Dominación

Leer relato »

Me coge mi sobrino

2019-08-27


Hola gente bonita de esta estupenda página, hoy quiero platicarles de una rica y deliciosa cogida que me dio mi sobrino (hijo de mi cuñada y mi concuño el cual me cogió también y del cual ya les conté en un relato anterior). Esto sucedió una tarde en mi casa, mi sobrino llego buscando a mi marido que quedo en prestarle unos libros y conseguirle unos folletos para una tarea, esa tarde yo traía puesto un vestido sin mangas y cortito, coordinado de bra y tanga en color negro y zapatillas, después de saludarnos, me pregunto por mis hijas, le dije que llegarían tarde porque iban a ir al cine con sus amigos, me pregunto por mi marido y le conteste que aún no llegaba, lo senté en la sala y le ofrecí algo de tomar mientras esperábamos a mi marido. Yo estaba sentada frente a él y notaba que de vez en cuando me veía las tetas por el escote de mi vestido y tampoco perdía detalle de mis piernas, sobre todo cuando yo por descuido las abría un poco, platicábamos de todo un poco, y le dije “oye que guapo y grandote te has puesto eh”, me dijo “gracias tía”, le dije “has de tener a muchas chicas tras de ti”, solo sonrió y me dijo “sabes tú también estas muuuy guapa eh tía, y además para serte sincero tienes un buen cuerpo y unas piernas muy lindas que ya quisieran muchas niñas de mi edad tener y así de guapa como estas que se cuide mi tío porque has de traer babeando a muchos hombres”, le sonreí y le dije “gracias que lindo eres sobrino”, y siguió diciéndome cosas así y eso a mí me estaba poniendo inquieta y sinceramente algo cachonda, ya que tampoco dejaba de verme las tetas y las piernas, y note que el también estaba algo cachondo ya que se le comenzaba a notar su verga semi parada sobre el pants que traía. Entonces le dije “deja marcarle a tu tío para ver si ya viene”, y me senté junto a el ya que el teléfono estaba cerca de donde él estaba sentado, le marque y le dije que había venido Erick por los libros y folletos que le iba a prestar y me dijo -amor dale los libros los deje en la mesita del teléfono y dile que los folletos se los paso a dejar en la noche, estoy por entrar a una junta. Mientras yo hablaba con mi marido mi sobrino coloco una mano sobre mi pierna y comenzó a deslizarla desde mi rodilla hasta el borde donde llegaba mi vestido, yo seguía hablando con mi marido y como no le decía nada el continuaba haciéndolo y ahora sus caricias eran sobre mis dos piernas y ya estaba más pegado a mí, yo por inercia separe las piernas y sus caricias inmediatamente subieron de tono, al grado de subir mi vestido mucho más de lo que de por sí ya estaba y sus manos estaban a punto de tocar mi tanga, poniéndome cada vez más cachonda, supongo que el no haberle dicho algo o el no haber retirado mis piernas él lo tomo como una clara invitación a que siguiera haciéndolo y tomo el control de la situación (cosa que me encanta en los hombres) termine de hablar con mi marido, me pare del sillón y le dije “óyeme que te estas creyendo eh?”. Él también se paró y se puso de frente a mí y con toda la seguridad del mundo me contesto “mira tía no te hagas la santita, ni la señora decente porque no te queda, sé que le andas aflojando las nalgas a varios y entre ellos a mi papa”, yo me quedé sorprendida y sin saber que decir y mucho menos que hacer, el continuo y me dijo “estas bien buena y hace mucho tiempo que tengo ganas de darte una buena cogida y disfrutar de tu boca de mamadora que tienes tía, así que te parece si mejor en lugar de estar perdiendo el tiempo hablando mejor lo aprovechamos antes de que lleguen mis primas o mi tío y me das las nalgas”. “Y empieza por chuparme la verga puta”, y diciéndome esto se quitó rápido el pants y el bóxer y su verga quedo ante mi vista, me tomo las manos y las coloco sobre ella, yo que ya estaba más que caliente comencé a deslizar mi mano sobre ella de arriba a abajo y con la otra le acariciaba los huevos, se sentó en el sillón y me jalo hacia él y quede hincada frente a él y su verga justo a la altura de mi boca, así que la abrí, saque la lengua y comencé a pasarla sobre la punta de su verga rodeándola y lamiéndola sin dejar de acariciarle los huevos, oía sus gemidos, después de eso su verga se puso completamente dura y fue entonces que comencé a darle una muy rica mamada, me la metía por completo hasta el fondo de la garganta y sentía sus huevos chocando con mi barbilla, al sacarla de la boca pasaba mi lengua por toda su rica verga haciéndolo gemir y decir “siii, asiii, que ricooo mamas, putaaa, uuufff te la comes delicioso perrita, es la mejor mamada que me hayan dado, sigue, que ricooo me la chupas”, para esto él ya me había sacado el vestido por encima de mí y me había quitado el bra para acariciar mis tetas y pezones. Seguía chupándole la verga y de vez en cuando con toda la verga dentro de mi boca alzaba la vista para ver su cara de felicidad, el continuaba gimiendo y no paraba de decirme que se la estaba chupando muy rico, estiro una mano y comenzó a bajar mi tanga para acariciarme las nalgas y meter sus dedos en mi panocha y culo, después de eso me dijo “ven acá putaaa siéntate en el sillón”, lo hice el abrió mis piernas y comenzó a chuparme la panocha, metía toda su lengua lo más profundo que podía sacándome gemidos y gritos de placer, yo empujaba su cabeza para que no dejara de chuparme la panocha y me hizo tener un gran orgasmo, al grado de comenzar a pedirle que ya me cogiera, “por favor méteme la vergaaa, ya te quiero sentir adentro, ya cogeme”. Me acomodo con las piernas sobre sus hombros y me dejo ir toda su rica verga hasta el fondo de mi panocha, se quedó quieto por un momento para después comenzar un riquísimo mete y saca y diciéndome “asiii que ricooo, se te va todo mi pito, que ricooo me lo aprietas putaaa”. “Te gusta bebe, te gusta cómo me como tu vergota?”, “Siiii puta me gusta mucho, te la comes delicioso, eres una puta” y eso me gusta mucho. “Ahora te quiero en 4 puta”, me puse como me lo pidió y apenas se acomodó detrás de mí, me la volvió a dejar ir de un solo golpe hasta sentir como sus huevos chocaban con mis nalgas, me daba nalgadas y me acariciaba las tetas muy rico. Me decía “así te quería tener puta, de perrita y con mi verga hasta el fondo putaaaa”, “siii bebe que rico me la metes, me encanta tu verga, mmmm no pares bebe que delicioso me estas cogiendo”. “Siii zorra te la comes muy rico, aaah que rico, puta, eres una perra bien cogelona, aaah quien es mi puta? Yo bebe soy tu puta, tu perra, aaah, que rico, que rico bebe”. “Antes de que me venga quiero que me montes puta, móntate en mi verga, zorrita”, rápido se acostó en el piso y lo monte agarré su verga con mi mano y la puse en la entrada de mi panocha y comencé a bajar lentamente en su verga, hasta que la tuve completamente adentro, comencé a moverme en círculos sobre su verga y no paraba de sobarme las tetas y dar leves pellizcos en mis pezones, después de eso comencé a subir y bajar sobre su verga, “aaaah, bebe que rico, me fascina tu verga bebe”, el me abría las nalgas y jugaba con mi culito pasando un dedo por todo mi culo y trataba de meterlo, cosa que me encantaba y me hacía gemir y gritar como la puta que soy. Entre gemidos y gruñidos me dijo que se iba a venir que donde quería sus mecos. “Mmmm, aaaah, uuufff, yaaa, me voy a venir puta, donde te echo mis mecos, puta?”. “Donde quieras bebe”, me sujeto de la cadera hundió toda su verga y se vació dentro de mi panocha, gritándome toma mis mecos perra. Sentí como exploto dentro de mí y apreté lo más que pude su verga para exprimirlo y no deje de hacerlo hasta que sentí que se vacío completamente. Me desmonte y le chupe la verga para probar su lechita junto con mis jugos, se la limpie y después de eso nos paramos y besamos como locos, me dijo “ah que buena cogida me diste tía, eres bien puta y coges riquísimo”, le dije “gracias sobrino tú también coges delicioso y tienes una verga muy rica”. Me volvió a besar y dijo “quiero probar tu culo puta”, le dije “si bebe pero eso será en otra ocasión ya que no tardan en llegar tus primas y tu tío”. Nos vestimos le de los libros que había ido a buscar y nos despedimos con un rico beso. Espero les guste esta rica aventura con mi sobrino.

Autor: soygolosa Categoría: Confesiones

Leer relato »

Con mis sobrinas

2019-08-27


Un día mi hermana me pidió que si podía cuidar a mis sobrinas por dos semanas por que a su esposo le iban a dar un curso de capacitación de su empresa pero las niñas no podían faltar a la escuela le dije dejalas que son tranquilas me dejo ropa de cambio uniformes de la escuela y un montón de recomendaciones por escrito que cuando se fue las tire a la basura y les dije tenemos dos semanas para hacer lo que queramos una se quito la ropa y dijo siiiiiii y le dijo a la otra as lo mismo por que cuando este mi mama no podremos hacerlo se quito la ropa y me dijeron as lo mismo tía también me desvestí y corrimos por la casa desnudas y nos pusimos a jugar con sus muñecas y a mi se me iba la vista a sus panochitas ya como a las diez nos fuimos a dormir y como a las tres escuche unos murmullos y fui a ver que pasaba y una de las niñas estaba mamandole la panochita a su hermana y la otra decía siiiii maaaaas queeeeee ricoooooo así así me vio y empujo a su hermana y dijo por que y me señalo volteo y me dijeron no se lo digas a mi mama o nos va a pegar les dije no se lo diré a su mama con una condición dijeron cual les dije que me dejen verlas e imaginen que no estoy aquí me dijeron que les dije lo que estaban asiendo y empezaron a hacer un 69 y nomas pujaban y una dejo de mamar y tuvo un orgasmo y dijo siiiii maaaaaaaas haaaaaa mmmmmmm que vien y después me empezaron a mamar mis chichis luego mi panocha y saque un consolador y les dije metanmelo me lo metieron y dijeron casi se te va todo isimos como un 69 pero entre las tres y así era asta que regresaron sus papas y después cuando me las dejaban que era casi diario por que los dos trabajan.

Autor: marta Categoría: Sexo Lésbico

Leer relato »

Los mails de mi mujer 2

2019-08-27


Continuo leyendo las conversaciones de mi mujer. Primera parte: http://relatoeroticosintabu.xyz/relato.php?id=404 Después de pasar la tarde masturbándome como un adolescente y haberme corrido apenas 20 minutos antes, estaba listo para un segundo asalto, así que abrí el siguiente hilo. Empezaba él: “Hola, cerdita. Tenemos que repetir en mi oficina. ¿Alguien te ha visto cómo te ibas?” “Hola, mi lechero. Si me ha el del segundo, el gordo, pero no se ha dado cuenta. Es que no me diste tiempo ni a desvestirme y me pusiste el jersey perdido de leche. JAJAJA. La próxima vez por lo menos avisa cuando te corras que me la pueda tragar toda.” “De eso nada, me gusta ponerte perdida y que vuelvas a casa con mi leche en tu ropa y el sabor en tu garganta. ¿Hiciste lo que te dije? ¿Lo notó el cornudo?” “Si, nada más llegar le di un buen morreo para que probase tus babas y tu lefa. Se quedó un poco sorprendido, pero no notó nada. La próxima vez me la guardo para que saboree mejor tu lechada, a ver si le gusta tanto como a mi. JAJAJA” Era cierto que me quedé sorprendido. Hacía tiempo que los besos eran escasos, apenas para despedirnos cuando cada uno se iba la trabajo. Y también era cierto que no noté sabor alguno en su boca. Me corrí pensando en que mi mujer estaba jugando con otro tio a ver si notaba el sabor de su eyaculación en mi boca. Aquello era muy excitante. La próxima vez espero que la traiga más fresca y poder disfrutar del sabor de su lechero.

Autor: Diego Galo Categoría: Infidelidad

Leer relato »

MI ABUELO; EL ORIGEN

2019-08-27


Ando por los 20 años morocha pelo largo bien negro, 85-65-100 de medidas y he sido generosa con mi cuerpo como también me he sacado muchos gusto en el sexo, lesbianismo, de a 3, negros, rubios, profesionales, empleaduchos y aunque sea libertino tampoco es que han sido tantos. Soy de familia típica italiana, numerosos y dentro de ellos una curiosidad de incesto. Lo descarté un tiempo por primos buchones, tíos convencionales pero en más de una oportunidad si capté el abuelo maternal (70 delgado y alto) observandome de una manera libidinosa pensaría y tal vez consideré que mi fantasía tenía raíz o era muy común en el pensamiento general de las personas. Normalmente nos reunimos en un caserón cercano a la playa y aunque no siempre estamos todos con frecuencia hacemos comidas familiares allí. Empecé a investigar mi inquietud con charlas separadas con él y para mi placer descubrí que sí era correspondida como mujer; aún así decidí ir despacio y sentados a la mesa como al descuido acarició mi muslo paternalmente, contesté mas de una vez de la misma manera y para salir totalmente de dudas lo invité a que al otro día hiciéramos una caminata temprana. Aceptó y fue así que cuando empezaba a amanecer salimos por la arena donde por momentos lo hacíamos de la mano ayudándose uno al otro. Decidí llevar la delantera y después de breves charlas de hombres egoístas y mujeres malas y varias risas le invité a subir un pequeño médano haciéndolo yo delante de él. Bajo mi mini vaquera solo tenía una tanga metida entre las nalgas y había acomodado que un labio vaginal quedara a la vista. Cunado trepaba agachando la cabeza y sin parar ví el regodeo de su vista con mis partes casi expuestas. Cuando terminó la subida quedamos entre una pequeñas pero tupidas matas. Lo miré esperando una repuesta ante lo expuesto y vi su mirada confundida acompañada de una respiración agitada y nerviosa. Sonreí y cerré los ojos con miedo pero segura abriendo mi boca y asomando mi lengua tiré todos mis sueños. Sentí por fin su cálida lengua entrando en mi boca mientras sus manos tomaban mis nalgas para llevarme hacia él. Nos ahogamos en saliva y sus manos ya escarbaban entre mi zanja húmeda desde siempre y busqué su bragueta para acariciar por arriba su verga. Nos separamos un momento unidos por un hilo de saliva de labio a labio mirándonos fijamente y fue cuando sin bajar la vista sacó del bolsillo chiquito del pantalón la dichosa pastilla azul. No dijimos nada, solo seguimos sumergidos en la intensidad de los besos desaforados y mientras no paraba de tocarme toda le bajé el cierre y deslicé mi lengua por su torso peludo para sacar la fina pero larga pija y meterla en mi boca. Mientras lo chupé le miré la cara y no había culpa ni reproche; solo un rostro de disfrute y supe que lo degenerado en mí tenía origen en él. se bajó los pantalones sacando la pija de la boca y ofreciendo los huevos para que los chupara haciéndolo desaparecer en mi boca. Me tumbó sobre la arena y corriendo la tanga me .entró sentenciando= "No uso condón, no estoy acostumbrado así que cállate y coge". Se movía muy bien y levanté las piernas para recibirlo todo y sobaba sus caderas pidiendo más y más mientras su lengua recorría mi cara, su pija croaba dentro de mi jugosa, hinchada y afiebrada concha que se la apretaba para acabar una y otra vez. Cuando terminamos me ayudó a limpiar la arena aprovechando a tocarme toda y decirme que de todas las personas cercanas a él yo era la mejor hembra; "No hay sobrina, nuera, tía o prima que te supere. se nota que sabes coger" Empecé a amar el sabor de su verga y no tuve reparos en entregarme a sus gustos, se hace sacar la pija cuando va a mear y se la tengo que limpiar con la lengua; así llegué por primera vez a la lluvia dorada, la sensación de ser poseída y denigrada por el hombre que se adueñó de mí, el cual también se tomaba mis orines y terminamos chupandosno el culo para sobarnos las lengua una contra otra hasta llenar de baba las peras. Amo ponerme boca abajo con las pierna abiertas para que me haga el orto y ver como cierra los ojos y dibuja una sonrisa mientras me coge y yo siento su respiración de placer mientras frota su pecho en su espalda al susurro de "me cojo el mejor culo que hay" y le contesto "Cuando querés y las veces que se te antoje, macho divino". Nos cuidamos de mirarnos cuando estamos en ronda familiar y si anda cansado me pajeo mientras me levanta la blusa para saborear las tetas libando con gran maestría mis pezones para despues chupar mis dedos uno por uno repletos de jugos. En una oportunidad estando solo lo sentí llegar de atrás; metió su mano bajo mi pollera y bajando los calzones hasta mi muslos empezó a tocarme. sentí su jadeo y cuando iba a mirarlo muy bajito me ordenó="No me mires seguí así. " sentí su lengua por mi cuello y nuca y ahí de reojo noté que se estaba haciendo la paja. Acabó en mis nalgas y me subió la bombacha dejándome toda pegoteada; lo miré entre curiosa y enojada y confesó que solo era una más de las tantas que se había hecho cuando no podía tocarme. En un franeleo me metió el dedo en el culo sacándolo con restos de caca, me miró y sonriendo lo llevó a su boca limpiandolo y quedandole el sabor a mierda en la misma para sentirlo en el beso posterior que me dió sabiendo yo que se venía una nueva experiencia.

Autor: Anónimo Categoría: Incesto

Leer relato »

Gozando a mi papá

2019-08-27


Yo siempre he sido delgado y de estatura pequeña, en la primaria cuando tenía ocho años. Los niños me molestaban por mi estatura, se burlaban me molestaban e incluso me Daban nalgadas, en ese entonces se puso de moda picarle el ano con el dedo a los de más Por encima del pantalón en modo de juego y aquellos que me molestaban abusaban de ello. Un día se acercaron mis verdugos y uno de ellos les dijo: - agarrenlo vamos a picarlo Me tomaron con fuerza y el muy atuto jaló mi pantalón y de un tirón metió su dedo en mi ano Yo grité del dolor y patalie, me soltaron asustados y ese niño que metió su dedo riendo y con Cara de asco gritó -que asco! Me enbarró de caca Todos se rieron y avergonzado subí mi ropa y salí corriendo al baño. Lo que pasó ese día se repitió varias veces al punto en el que ya no dolía tanto lo que hacía que ellos metieran y sacaran su dedo varias veces de mi trasero lo cual empezaba a gustarme. Al terminar el año mi papá me cambió de escuela ya que sabia que me molestaban aunque lo demás lo desconocía, en mi nueva escuela no tuve problemas es más pasaba desapercibido lo cual me hacía extrañar lo que aquellos niños me hacían ya que como ya mencioné con anterioridad desde más pequeño me se homosexual. Mi padre trabajaba por la mañana y llegaba por eso de las 4:00pm así que después de la escuela algunas veces , aprovechaba para meterme los dedos, todo aquello empezó a despertar cosas en mi lo cual me hizo comenzar a ver a mi padre mas como un hombre y menos como mi papá. Mi papá era muy joven ya que a mi me tuvo a los 13 años cuando una vecina abusó de el y el la dejó embarazada ella le echó la culpa y lo obligaron a casarse con ella cuando yo nací ella murió y así es como quede solo con el, el en ese entonces debía tener unos 22 años con un cuerpo delgado pero marcado de piel apiñonada con poco vello en el cuerpo pelo corto castaño ojos cafés claro y no es que sea mi papá el en realidad es atractivo, aún lo es. Al cumplir 10 años comencé a sentir más fuerte el llamado de mis hormonas y comencé a espiar a mi papá mientras se duchaba por las noches, me metía al baño a orinar y así poder verlo desnudo, le hacía plática y cualquier cosa con tal de esta mas tiempo dentro del baño viéndolo, cosa que el siempre tomó como algo normal ya que vivíamos solos. Un día por la madrugada me despertó un ruido así que me levanté a investigar, mi sorpresa fue que al acercarme a la habitación de mi padre era el el que hacía esos ruidos iba a entrar de golpe pero pude ver la puerta abierta y me quedé parado, la T. V se encontraba prendida y mi padre desnudo sobre la cama masturbándose, gracias a la luz de la t. v podia verlo todo con claridad, me cubrí con la pared para que no me viera pero yo sí a el, el movía su mano rápidamente a lo largo de su pene el cual debo decir era de tamaño normal unos 15 o 16cm, su respiración se agitó sus gemidos fueron más fuertes él tomó sus boxers los puso sobre su pene y vi como sufría como espasmos, todo aquello me dejó .confundido e impresionado con ganas de querer ver más pero me tuve que ir a la cama pues se levantó y se metió en la ducha. Al día siguiente no podía sacarme esas imágenes de mi cabeza todo aquello me tenia muy caliente y esa sensación era nueva para mí así que sin poderme concentrar me dirigí al baño de la escuela y comencé a hacer lo que mi papá hacia con su pene, mi pene se puso durito pero no lo siguiente a una si eso se sentía muy bien hasta que el concerge abrió la puerta del privado y se río, me colpeo la cabeza y me dijo lárgate de aquí niño. Al llegar a casa volví a intentar marturbarme consiguiendo sólo orinarme pero la imagen de mi padre seguía en mi cabeza, no podía sacarla en la tarde cuando mi papá vivió del trabajo yo no podía dejar de mirarlo, lo miraba a el, y miraba a que ligar en sus pantalones donde se marcaba levemente su miembro, cosa que el notó y preguntó que me pasaba yo no supe que hacer y lo abracé y le dique que lo quería mucho, al abrazarlo por primera vez en un abrazo con mi padre sentí una sensación diferente, ya no quería separarme de el, su aroma su cuerpo, mis brazos rodeándo su cintura (ya que el obviamente era más alto que yo) y su pene haciendo presión contra mi abdomen me despertaba sensaciones. Entonces entendí que si quería sentir más de eso los abrazos eran la solución, me volví mas cariño y lo abrazaba cada vez que podía cambio que a él no apareció incomodale aún así por años nunca pude hacer nada más. A msi 12 años estando en la secundaria con ya la pubertad en mi salón alguien llevó una revista porno donde había fotos donde salían mujeres desnudas y en otras hombres penetrandolas con sus enormes penes por la vagina, pero hubo una foto que me impresionó donde un hombre penetraba a una mujer por el ano, eso me exitó mucho y al llegar a casa comencé a hacer lo que tenía ya mucho que no hacía meterme un dedo por el ano, ya con más edad eso era más rico y frenético ya que me marturbaba y me penetraba al mismo tiempo, pero mi dedo no era suficiente yo quería algo más grande así que fui por el rollo on de papá e intenté meterlo pero no entraba, tome una vela y dolía pero yo quería algo dentro, cuando por fin lo logré disfrutaba de eso de lo lindo cuando oí la voz de mi padre -Que es lo que estás haciendo? Yo voltie y lo vi parado en la puerta de mi habitación (el había llegado temprano pues se sentía enfermo) el color se me fue y comencé a llorar aún con la vela dentro me cubria la cara mientras lloraba y sentí que se sentó a mi lado y me abrazó -Hijo que te pasa? ¿por que haces esto? ¿alguien te obligó? ¿otro hombre te ha tocado? Yo solo respondí que no, el metió su mano entre mis piernas tomó la vela y la comenzó a sacar de dentro de mi lentamente a lo cual antes de que saliera la punta gemi sin querer el la sostuvo en su mano con cara de sorprendido, ni yo había notado que casi me cupo toda al ver yo su mano pude notar también una ereccion en su pantalón pero el seguía haciendo preguntas y comenzó a regañarme y gritar, el aún se encontraba sentado a mi lado y yo desnudo lo único que hice fue sentarme en sus piernas de frente a él abrazarlo y suplicar perdón -perdon papá, perdón no te enojes, perdóname ya no lo haré más. Me encontraba suplicando cuando pude sentí que algo hacia presión contra mi anito, rápidamente capté lo que era, era su pene que se encontraba en ereccion haciendo presión en su pantalón y contra mi anito, al sentir eso seguí suplicando pero moviendome contra ese pene el cual tenía ganas de sentir dentro después de uno o dos minutos note que mi papá se relajó y comenzaba a respirar fuerte y sacaba uno que otro suspiro entonces sin preguntar, y sin hacer más tomé rápidamente su pantalón baje el cierre saqué su pene y de un jalón me senté en el, aque pene entro hasta la mitad tal vez y mi papá gritó de dolor puesto que era mi primera vez y por lo estrecho lo lastimé me levanto y vi sangre, no era de él, era mía me había desgarrado el ano al ser tan brusco, el se preocupó me limpio, cuando vio que ya estaba bien simplemente dijo -no se que es lo que te pasa Y con cara de decepción salió de la casa Lo espere toda la tarde, luego la noche y no llegó, yo me quedé dormido en el sillón de la sala, muy triste por cierto por que el se había ido y pensé nunca regresaría, en la madrugada por eso de las dos de la mañana llegó callendose de borracho y tambaleándose se fue a su habitación y lo seguí se dejó caer en la cama boca arriba y comenzó a roncar yo comencé a quitarle la ropa para que durmiera más cómodo pero como si ni hubiera tenido suficiente al llegar a su pantalón de nuevo algo se despertó en mí y dejándolo en boxer comencé a a acariciar su pene, a olerlo y al ver que seguía perdido le bajé el boxer y comencé a a tocarlo en carne viva lo recorría todo y como sis siempre lo hubiera sabido de la nada lo metí en mi boca. Yo chupaba su cabeza la cual al principio sabía a orina pero con el tiempo se convió agradable yo lo chupaba y me marturbaba y su pene poco a poco se puso duro, me encontraba muy entrado en ese cuando mi padre despertó y sin decir nada me tomó con fuerza lastimandome me puso boca abajo escupió mi ano puso su pene en mi entrada y empujó fuerte Yo esta vez fui el que gritó de dolor pero a él no pareció importarle -ahh! No papá por favor me duele, papá ya! Para Yo lloraba de dolor y el seguía en su mete saca sentí como su pene se hinchó dentro de mi y su cuerpo se estremeció y de la anda sentí caliente dentro de mi, el mete saca se detuvo se salió de mi se volteó y así de rápido como despertó se volvió a dormir, yo me quedé sollozando hasta quedarme dormido. Al día siguiente tenía que ir a la escuela pero desperté con la luz de día mañana, mi padre no me había despertado para la escuela, yo seguía desnudo sobre su cama pero el no estaba, no quise llamarlo por vergüenza así que me quede ahí sin hacer ruido un rato más tarde el entró me beso la frente y se tiró a llorar pidiendo perdón por lo que me había hecho yo lo abracé y le decia que no se preocupara que no pasaba nada y cínicamente le dije -me gustó (mentira) El volteó con cara confundida y dijo. - te gustó? Pero soy tu papá esto no está bien - Papá yo te amo Y lo bese en la boca Hoy 10 años después de mi primera vez tengo una relación con mi papá, nos amamos y tuvimos más experiencias en mi pubertad, espero les guste y después poderles contar más.

Autor: Anónimo Categoría: Incesto

Leer relato »

MI HIJO ME HIZO CORNUDO

2019-08-27


Esta es una situación que quiero compartir con ustedes y que de pronto a alguno también le haya ocurrido. Mi nombre es Mario tengo 46 años, mi esposa Angélica ella tiene 39 años y nuestros hijos: Patricia 19 años y Rafael 18 años. Vivimos de manera normal como lo hace una familia de clase media, económicamente tenemos una situación estable gracias a los frutos de mi trabajo profesional como asesor económico y los eventuales ingresos que Angélica recibe por su actividad inmobiliaria. Ahora que nos identifican les comentare lo sucedido. Resulta que nuestro hijo Rafael ha sido bastante travieso desde siempre y por eso en su colegio no faltaron las muchas veces que nos llamaron a dar quejas, pero como pudimos superamos esa etapa de niño travieso, pero ahora que ha llegado a la edad de la adolescencia las cosas han cambiado en otro sentido, creo que desde hace un tiempo sus hormonas se han alborotado y lo noto muy apegado a su mama, más que antes, con la gran diferencia que observo constantes roces físicos con ella, no siendo propiamente los de un hijo con su madre sino los de dos personas mayores, hombre y mujer. Angélica nunca me ha comentado que haya visto algo extraordinario en Rafael, y yo no se lo menciono porque de pronto ella puede creer que sean celos míos de su preferencia por él. Pero la semana pasada un familiar que tiene muchísimo dinero celebro una esplendorosa fiesta donde hubo derroche de todo y fuimos invitados todos, pero Patricia no pudo asistir por estar en un seminario de su universidad fuera de la ciudad, así que solo asistimos Angélica, Rafael y yo. Las atenciones fueron como dije en exceso y desde luego nunca falto el licor y yo me tome unas buenas copas, Angélica también lo hizo y Rafael no lo supe. En cuanto a la música había dos orquestas, de manera que cuando inició el baile después de la cena, la fiesta no paró hasta la madrugada. Hacia las tres de la mañana regresamos a casa y Rafael condujo el auto, Angélica se sentó adelante en el puesto al lado de él y yo me acomode en la parte posterior exactamente detrás de Rafael. En algún momento me vencía el sueño, cerré los ojos por unos segundos y en ese instante alcance a escuchar a Angélica decirle a Rafael, tu padre ya se quedo profundamente dormido, creo que tomo demasiado y como no bailo le hicieron efecto los tragos. No pasó más de un minuto y al reabrir los ojos vi como la mano de Rafael se había posado sobre la pierna descubierta de Angélica, ya que su minifalda al sentarse se había subido lo suficiente como para dar un espectáculo excitante. Angélica con delicadeza le tomo la mano a Rafael y se la ubico en el timón del auto diciéndole concéntrate. Pero el chico al parecer no estaba dispuesto a claudicar y volvió a repetir la acción de acariciar la pierna a Angélica. Yo continúe simulando estar muy dormido y separando los parpados lo mínimo para ver lo que acontecía, note que Angélica con señas le decía a Rafael algo así como… fíjate que atrás esta tu papa. Esto para mi significo enseguida, ahora no por que nos ven. Eso lo he aprendí desde muy joven, que cuando una mujer no te rechaza enérgicamente y de frente, sino que de te da excusas de terceros, significa que en privado si aceptara la propuesta. Rafael se calmo y cuando llegamos a casa entro el coche al garaje y luego supuestamente me despertaron, salí del coche y me fui directo a mi habitación, y Rafael le dijo a la mama, voy a la cocina a tomar algo, estoy muerto de sed. Como en verdad yo ya quería dormir, me desvestí y acosté, entretanto Angélica se fue al baño y cuando salió la vi con su bata de levantar anudada con el lazo correspondiente a la cintura. Ella se acerco me miro y regreso otra vez al baño, pasaron varios minutos y nuevamente volvió a acercarse para mirar si efectivamente yo estaba dormido. Y habiéndose convencido que si estaba profundo salió, pero me llamo la atención que al salir hubiera cerrado la puerta de la habitación. Así que pensando en lo ocurrido entre ella y Rafael durante el regreso en el coche, no resistí la tentación y dejando pasar un tiempo prudencial y advirtiendo que ella no regresaba, me levente con el pretexto de tomar algo para la sed y camine directo a la única parte que vi con la luz encendida, que era la cocina. Al acercarme escuche voces en murmullo y por el vidrio de la puerta de la cocina me enfrente con una escena que me hizo pasar la borrachera. Rafael tenía a su mama recostada contra la pared y una de sus piernas estaba en medio de las de ella, al tiempo que la besaba en el cuello, las orejas y con su mano le acariciaba los senos por encima de la bata, y ella pasivamente lo aceptaba todo sin la menor resistencia. Pasaron varios minutos en este magreo y los dos se iban excitando mas, de modo que Rafael no dudo en soltarle el cinturón de la bata y esta al abrirse mostro el cuerpo desnudo de Angélica quien solo tenía su tanga y Rafael enseguida deslizo su mano alcanzando hasta allí alcanzando directo contacto con la concha de Angélica. Cuando esto sucedió ella se estremeció y Rafael no paro de acariciarle la concha a Angélica, y ella con estas caricias parecía excitarse más y más. Pasaron un tiempo en medio de besos y caricias hasta que Rafael la movió a la mesa auxiliar y teniendo en cuenta su mayor corpulencia, la subió al borde sugiriéndole después recostarse, y estando ella en esta posición, el le quito la tanga con muchísima facilidad y luego inclinándose comenzó a darle un masaje total de sexo oral, atacándola por todas partes, clítoris, labios vaginales, metiendo su lengua en la medida de las posibilidades, lo que hizo que Angélica empezara a gemir y a tratar de levantar su pelvis para ofrecérsela a Rafael y que él no parara de devorarla, logrando que al final ella disfrutara de un orgasmo maravilloso pero controlando sus gemidos, sin embargo era claro que el movimiento de sus caderas demostraba el límite de su excitación. Rafael se levanto y la miro de arriba abajo y le dijo… mama, estas hermosa, y ella le dijo… Gracias hijo, me has proporcionado un placer enorme, con tu padre nunca experimentamos el sexo oral. Eso era verdad por eso para ella debió haber sido maravilloso. Recuperada de su fogosidad, Rafael le insinuó que ahora ella le diera sexo oral, desde luego ella poco experimentada en esto, busco seguir las insinuaciones de Rafael, pero una vez le cogió el gusto, le dio una mamada soberana. Imagine que cuando Rafael alcanzara el clímax se irían a dormir, pero me quede hasta el último minuto porque no quería perderme ningún detalle, además porque esta situación me había producido una tremenda erección. Ella levantaba la vista de vez constantemente como esperando indicaciones de Rafael, pero lo que él lo que hizo fue tomarla por debajo de los hombros, levantarla, sentarla nuevamente sobre el borde de la mesa y reanudar los besos apasionados en la boca, al tiempo que no paraba de acariciarle los senos. El permaneció con su polla erguida y tengo que reconocer que su tamaño muy superior a la mía, además el grosor considerable, esto desde luego proporcional a su estatura pues mide 1. 92 mts. Angélica por su parte apenas tiene 1.70 mts, y no es tan acuerpada como él, por eso también la podía manejar a su antojo. Manteniéndola excitada con sus besos y caricias la fue recostando nuevamente sobre la mesa y tomando su polla, la friccionó contra los fluidos de la concha de Angélica para dejarla lubricada y lista para su entrada. Se inclino sobre ella para besar sus senos y lentamente la fue penetrando. Por el tamaño tan grande, Angélica se quejo en el primer instante y puso sus manos en las caderas de Rafael tratando de controlar la entrada de su polla. Esos instantes me excitaron sobre manera, jamás imagine que ver follar a mi esposa con otro me produciría tanta excitación, y la prueba era evidente una erección total de mi polla. Al comienzo no le fue posible a Rafael penetrarla en su totalidad pero si al menos dos terceras partes quedaron dentro de Angélica. Se besaron apasionadamente y Rafael con sus dedos le acariciaba el clítoris para aumentar su excitación para que le permitiera empezar el mete y saca, ya que por el momento estaba detenido por el freno que Angélica había puesto con sus manos en las caderas de Rafael. Pasaron varios minutos antes que ella se adaptara al tamaño de la polla de Rafael y cuando lo hizo le pidió que lo hiciera con suavidad y así empezaron a moverse lentamente, pero una vez creció la excitación mutua se olvidaron de la condición y empezaron a moverse con mayor velocidad y Rafael le imprimió más fuerza, logrando finalmente meter la totalidad de su polla dentro de Angélica. El movimiento fue feroz, los dos asesaban y gemían al ritmo de sus movimientos y pronto Rafael consiguió que ella alcanzara un orgasmo, tan fenomenal, que si yo hubiera estado dormido en mi habitación, me hubieran despertado el volumen de sus gemidos. Cuando ella descanso un poco, Rafael volvió al ataque y en un par de minutos alcanzo el clímax total, momento en el cual arqueo su cuerpo hacia atrás y le hundió su polla hasta la raíz, explotando dentro de ella. Angélica de inmediato lo aprisiono con sus piernas por la cintura buscando retenerlo dentro de ella. Rafael le dijo, eres incomparable, que delicia, me quedaría toda la noche aquí amarrado a ti. Y después de esa batalla de sexo, ella le pregunto… ¿Era esto lo que deseabas desde que estuvimos bailando en la fiesta? Y él le respondió… Si, definitivamente si. , pero todo esto inicio hace un tiempo cuando un día buscando una información en el computador de papa encontré tus fotos desnuda, y también un video que no he podido borrar de mi mente, en el que tu y mi padre estaban follando. Ella le dijo… después de lo que ha ocurrido esta noche entre nosotros, no podre hacerle el reclamo a Mario, porque me prometió que iba a borrar esas fotos y videos y mira en lo que termino todo, por su culpa. Rafael le pregunto… ¿Te gusto mami, quedaste satisfecha? Si hijo muy satisfecha, aunque casi me desbaratas, por el tamaño de tu polla. Él le replico ¿Verdad? Si, tu padre la tiene más pequeña por eso al principio me dolió un poco, pero después me excito tanto, que creo que llegaste a mi punto G. Jajaja Luego Angélica le confesó a Rafael que ella también deseaba este momento desde el día que involuntariamente lo había sorprendido en el baño masturbándose y al reparara sobre el tamaño de su polla, quedo tan impresionada que varias veces pensó si ella sería capaz de asimilar en su concha una polla de ese tamaño y una noche había soñado estar acariciándola. Angélica le dijo después de estas confesiones, que debían irse a descansar, y le pidió a Rafael total secreto sobre lo ocurrido. Él de inmediato lo prometió, pero antes le solicitó que se dejara follar una vez más esa noche y haciéndola girar, ella se inclino apoyando sus manos sobre la mesa y Rafael que ya estaba nuevamente en forma le acomodo su polla entre las piernas y le dijo, uhmmm mami que delicia y poco a poco fue acelerando el movimiento y ella le dijo… llega tu, que yo estoy satisfecha por hoy. Rafael la tomo de las caderas y empezó a follarla suavemente, pero cuando se excito más, los golpes de su pelvis contra las nalgas de Angélica comenzaron a percibirse hasta donde yo me encontraba. Al alcanzar el clímax exploto nuevamente dentro de ella y le dio las gracias por permitírselo. Ella le dijo… dejaste mi conchita en candela, pero gracias, fue muy rico. Enseguida camine rápido hasta mi habitación y posteriormente llego Angélica quien se fue directamente al baño y cuando se metió a la cama ya vino con su pijama de nylon trasparente, de manera que al salir del baño la luz que le quedo a su espalda, mientras la apagaba, me dejo ver su hermosa silueta. Ella debía estar agotada con tanto ajetreo, por eso no tardo en dormirse, pero yo con tremenda erección continuaba despierto y no podía conciliar el sueño, decidí al cabo de media hora pegarme a la espalda de Angélica y explorando note que bajo de pijama no tenía nada, me aventure a follarla teniendo en cuenta que ella muchas veces me había dicho… cuando este dormida si quieres follarme hazlo que no me molesta en lo mas mínimo. Por eso decidí deslizar mi polla por entre sus piernas hasta alcanzar su conchita y luego tomándola por las caderas empecé a meter y sacar mi polla todas las veces que fue necesario hasta alcanzar el clímax total y explotando dentro de ella, al terminar deje que mi polla se recogiera lentamente tiempo durante el cual me fui quedando profundamente dormido. Como esto ha sucedido recientemente, no sé cómo seguirán las cosas entre los tres, si hay algo interesante se los contare.

Autor: Anónimo Categoría: Incesto

Leer relato »

Dany y su profesor de geografía

2019-08-27


Por su aspecto no la pasa bien en la escuela. Hay compañeros que lo acorralan en los pasillos y rincones oscuros para manosearlo y en las duchas, después de cada clase de gimnasia, debe luchar a brazo partido con los más audaces, que se le van encima con el pito duro y el pobrecito sólo logra alejarlos cuando los amenaza con gritar. -Ya te vamos a agarrar, nena. –le advierten y él se enoja: -¡No soy una nena! Los agresores ríen: -Tenés piernas de nena, caderas de nena, ¡culo de nena! ¡sos una nena!... –y estallan las carcajadas. “No soy una nena… ¡no soy una nena!”, repite dolorido para si mismo mientras se viste bajo la mirada codiciosa del grupo de compañeros. Esa tarde había clase de geografía con el profesor Abaroa. A Dany lo inquietaba ese hombre, por su forma de mirarlo con insistencia durante toda la clase. El señor Abaroa tenía alrededor de cincuenta años. Era alto y robusto, calvo, de rostro cuadrado y cabello oscuro sin canas. Esa tarde no fue la excepción. Mientras hablaba a sus alumnos en general, no dejaba de mirar a Dany, que se movía nervioso en su banco. “¿Por qué me mira así?” se preguntaba el jovencito para de inmediato responderse: “Yo sé lo que quiere… ¡es un degenerado!”, y la inquietud le iba creciendo en su interior. Esos compañeros de colegio que lo acosaban, el señor Abaroa, los hombres que lo miraban en la calle. Se sentía como una codiciada presa escapando en un bosque lleno de cazadores y lo sumía en la zozobra el miedo de que terminaran por atraparlo. Mientras tanto lo alarmaba el bajo promedio con que era calificado en Geografía un trimestre tras otro. Hasta que finalmente esas bajas notas hicieron que debería rendir examen en diciembre para aprobar el año y terminar la preparatoria. -Te espero en la sala de profesores, Aguirre. –le dijo el señor Abaroa antes de dar por terminada la clase de ese día, una de las últimas. Dany se presentó allí y debió aguardar un rato al profesor de Geografía. -Estás en problemas, Aguirre. –le dijo el señor Abaroa cuando tomó asiento en una de las cabeceras de la mesa junto a la cual el chico estaba de pie. -No entiendo, señor… -murmuró el chico. –Yo me preocupé, estudié, pero… -No estudiaste lo suficiente, Aguirre. Nunca pude ponerte una calificación adecuada. ¿Qué pasa, lindo? ¿No te interesa mi asignatura? -Sí, señor Abaroa, es que no entiendo por qué usted me pone notas tan bajas… -A ver, ¿vos entendés que yo tengo el derecho de poner las notas que quiera? -Sí, señor Abaroa, pero… -¿Vos entendés que no hay pero que valga? -Es que… -¿Vos entendés que en el examen puedo aprobarte o aplazarte y si te aplazo te la llevás previa y no terminás la preparatoria? -Por favor, señor Abaroa… suplicó el chico muy nervioso. -Vamos a hacer algo, Aguirre. Desde mañana te venís a mi casa todas las tardes y yo te preparo para el examen. Tomá. –y le extendió un papel donde se leía su dirección. Dani tomó al papel con mano temblorosa y murmuró: -Está bien, señor Abaroa… -Mañana a las cinco de la tarde, Aguirre. Podés retirarte. -Sí… sí, señor Abaroa… -musitó el chico y abandonó la sala con el corazón brincándole dentro del pecho mientras el profesor se frotaba las manos, entusiasmado. –El pajarito ya está en la jaula… -se dijo. Dany, mientras tanto, pasó todo ese día angustiado pensando en esa cita con el profesor. No sabía nada de él y se preguntó si sería casado. ¿Vivirá con alguien o solo? Ay, si vive solo me va a tener a su disposición, porque seguro que me hace ir a su casa para… -y el miedo detuvo su pensamiento. -¿Y si no voy? –se planteó. –¿Si me aguanto rendir la asignatura? Pero no, porque en el examen me va a aplazar. Este degenerado no va a parar hasta tenerme. -y la sola posibilidad lo estremeció. Al día siguiente le dijo a su madre que iba a repasar una asignatura a la casa de un compañero y partió al encuentro de lo que el destino quisiera depararle. Previamente se había duchado y mientras el agua tibia bañaba su cuerpo desnudo sintió algo extraño y perturbador. Estaba excitado y movido por un impulso oscuro comenzó a acariciarse. Las manos descendían lentamente por el pecho hasta que sus dedos dieron con las tetillas y se entretuvieron allí jugando con los pezoncitos, de inmediato erizados y duros mientras de su boca brotaban gemidos. La imagen del profesor Abaroa invadió su mente y permaneció allí, dominando sus pensamientos en tanto las manos descendían por las caderas y las rodeaban en busca de las nalgas. Los gemidos arreciaban y le resultaba extremadamente excitante la tibia caricia del agua. La excitación era cada vez más intensa y tuvo que arrodillarse cuando sus piernas flaquearon. Se imaginó al señor Abaroa acariciándolo y cayó en varios y sucesivos estremecimientos mientras con la mano derecha se buscaba el orificio anal. Cuando lo tanteó con el dedo índice tuvo que detenerse, presa de un miedo intenso. ¡¿Qué me pasa?! –se preguntó aterrorizado y aunque conocía la respuesta trató de borrarla de su mente. Muy nervioso llamó por el portero eléctrico al apartamento A del octavo piso de ese edificio en el barrio de Caballito y tembló al escuchar la voz de su profesor de geografía. -Ya bajo a abrirte, lindo… El profesor bajó y apenas abrió la puerta y apenas el chico hubo entrado le estampó un sonoro beso en la mejilla. -Qué gusto tenerte acá, Aguirre. -Gracias, se… señor… -murmuró Dany y se dejó llevar del brazo hasta el ascensor. La mano del profesor oprimía su brazo y esa fuerza la sintió el jovencito como una especia de cadena que lo sujetaba indefectiblemente a la voluntad de ese hombre. Deseo que una vez arriba hubiera alguien, pero no había nadie. Dany dejó su mochila en una de las sillas que rodeaban la mesa del living y al darse vuelta se encontró con la mirada del profesor que lo recorría de arriba abajo una y otra vez. Acostumbraba vestir ropa amplia para disimular sus formas casi femeninas y esa tarde llevaba un pantalón celeste, bien ancho, una camisa blanca con los faldones fuera, zapatillas negras y medias deportivas también blancas. Se retorcía nerviosamente las manos mientras el señor Abaroa lo devoraba con los ojos y a él las mejillas le quemaban. -Estás muy lindo, Aguirre. Sentate. El chico se sentó, estremecido por el halago tan directo y el profesor se sentó a su lado. -Bueno, lindo, hablemos claro. Si seguís tan flojo en mi asignatura tengo que mandarte a rendir en diciembre. -Pero, señor, yo estudié todo el año, y usted igual me pone calificaciones muy bajas… -No me interrumpas, Aguirre. ¿Estamos? -Sí, señor… -Bueno, sigo. Si te mando a diciembre tenés que rendir el examen y yo tengo el poder para aprobarte o aplazarte. Si aprobás terminás la preparatoria, porque sé que no te llevaste ninguna otra asignatura. -No, señor Abaroa… -Bien, sigamos. ¿Sos consciente de que yo puedo hacer que termines la escuela o tengas que volver a rendir en marzo y en marzo seguiré teniendo el poder? -Por favor, señor Abaroa… -¿Querés aprobar, Aguirre? -S, señor, claro que sí… -Muy bien, Aguirre, ¿y qué estás dispuesto a hacer para que yo te apruebe?... Dany se sentía cada vez más nervioso, asustado y culposamente excitado también. Carraspeó para liberar su garganta de esa creciente tensión que lo había ganado y musitó: -No… no sé, señor… No sé qué quiere usted que yo haga… El profesor de Geografía no le quitaba la vista de encima pero él no se daba cuenta, porque la vergüenza y los nervios le hacían mantener obstinadamente la mirada en el piso, mientras sentía que sus mejillas parecían a punto de arder en llamas. -Es simple, Aguirre, quiero que hagas todo lo que yo te diga… Dany supo a qué se refería su profesor, pero fingió inocencia y contestó: -Sí, señor, está bien. Voy a estudiar para… El señor Abaroa emitió una risita: -No, Aguirre, no se trata de estudiar. Yo sé que la asignatura la sabés muy bien y si hacés de ahora en adelante todo lo que yo te ordene vas a rendir un buen examen. -¿Entonces qué… qué quiere que haga, señor Abaroa?... preguntó con voz temblorosa aunque de sobra sabía la respuesta. -En primer lugar, quiero que te desnudes, Aguirre, que te saques toda la ropita. Ya… -Ay, señor Abaroa… por favor… -¿Querés un 3 en el examen? -No, señor Abaroa, por favor… -Bueno, entonces basta de tonterías y desnúdate de una buena vez. El chico se sintió acorralado, supo que no tenía alternativas y comenzó a desvestirse sin ponerse de pie, procurando exhibirse lo menos posible. Se sacó las zapatillas, la camisa, e hizo deslizar el pantalón por sus piernas hasta los tobillos, para después quitárselo. Vaciló antes de hacer lo mismo con el slip, pero la orden del señor Abaroa lo convenció de que debía completar el striptease. Ya desnudo y temblando de nervios le llegó una nueva orden: -Parate, lindo. -Por favor… -se atrevió a gimotear. -¿Qué pasa, lindo? ¿querés un 2 en el examen? –y entonces se puso de pie, con la vista fija en la alfombra zul. -Muy bien, Aguirre… Muy bien… ¡Qué cuerpo tenés!… Los brazos a los costados, nene, quiero verte completito. –dijo el señor Abaroa cuya verga había comenzado a abultarle el pantalón. Dany se sentía sacudido por una variedad de sensaciones intensas y contradictorias. Nunca había imaginado que estar en poder de ese madurón que quería cogerlo lo excitaría, aunque con miedo y angustia por eso que había empezado a revelársele en su interior. Pensó en el momento en que la verga del señor Abaroa le entrara en el culo. “¡Me va a doler!”, se dijo atemorizado, pero ni ese temor logro anular el turbio y profundo deseo de ser penetrado. (continuará)

Autor: señoreduardo Categoría: Jóvenes

Leer relato »

Sucedio sin pensarlo

2019-08-27


Tengo dos amigos...hombre y mujer y de buena onda.Locos los dos,pero sin molestar a nadie.Ellos vivian su mundo tomando cuando estaban libres de sus trabajos.Un dia llegue a su casa como yo lo acostumbraba y me hicieron pasar cuando despues de mi llegaba Nina la novia de mi amigo.Los dueños de la casa nos atendieron y despues de estar un buen rato con nosotros,ellos se metieron a su cuarto dejandonos a que nosotros tomaramos lo que quisieramos tomar.Nina, amiga mia manejaba un genio de ganas de molestar y comenzo a joderme de manera jugetona.Yo le decia que le pondria la queja a su novio si me seguia molestando.Ella vestia un pantalon de hacer gimnasia y una camiseta corta que enseñaba su barriguita plana y un pierce en su ombligo.Nina, jodia mas que nunca ese dia cuando ecuchamos a nuestros amigos en accion sexual en su dormitorio.Hasta ahi fue donde Nina se detuvo y se dedico a oir lo que se escuchaba en el dormitorio de nustros amigos.Nina, me miro y escapo una carcajada ahogda en su garganta.A mi se me templo el huevo y Nina se asomo a la puerta del dormitorio donde cogian y le decia a la mujer que estaba dentro del cuarto que usaria el baño para darse una ducha.Yo oi decir que estaba bien desde adentro del dormitorio...que usara el baño.Nina, entro al baño y yo quede solo en la sala cuando se me vino la ganade poder ver a Nina bañandose.Presione el pestillo y la puerta abrio asi de facil.Corri la cortina de la bañera y ahi estaba Nina toda enjabonada y como dios la habia mandado al mundo. Nina, quedo paralizada y me miraba que me desnudaba y ella sin decir nada.Entre a ka bañera y sus ojos asustados me seguian a donde yo fuera.Nina, tenia tupidita su raja con una montañita negra de pelos.Nunca me miro el pene parado y al estar frente a ella la bese.Le acaricie sus tetas y le abri sus piernas en posicion comoda para yo clavarmela de pie.Ella se dejo a que yo la abriera de sus piernas.Nina, no me daba tan sola una sonrisa y comenze a ponerle la verga en su raja y cuando enti que habia tocado donde yo daria la estocad,no me hice esperar y arponee su raja haciendola gritar.Mis amigos,salieron de su dormitorio al grito de Nina,Mi amigo me ordeno que me saliera de la bañera.Mi amiga contemplaba a Nina y la controlo.Eso sucedio de dia.Por la noche estabamos en una fiesta y Nina,le comentaba a mi amiga que ella estuvo botando un poco de sangre de su rajita.Desoues del baile, mi amiga se llevo a Nina para su casa y ahi la examino metiendole el dedo de ella.Mi amiga,le pregunto a Nina se mas de alguna vez ella habia cogido con alguien y Nina dijo no.Mi miga, no le dijo a Nina lo que ella habia descubierto, pero me llamo a mi para decirme que yo me habia comido con mi pene el himen de Nina y que le habia hecho el hoyo en ella y que pasaria con su novio si se llegara a enterar.Solo fuen un empujoncito le conteste a mi amiga y ella me contestaba que habia sido mas que suficiente para haberle arrancado su himen de su coño. El novio de Nina, logro darse cuenta y rompieron la relación entre ellos. Esa misma noche que ella habia roto su relacion con su novio, me busco para que me la clavara. Clavamos por casi siete años y la llegamos a pasar bien. Cuando me salio una oportunidad de irme a USA y no regrese jamas.

Autor: Anónimo Categoría: Confesiones

Leer relato »

Sexting, primera vez.

2019-08-27


Lo que van a leer a continuación es una de las charlas surgidas con un autor de la página y que una conversación casual derivo en mucho más. (…) L- ¿Has sacado eso de mi relato? A-Es parte de mí L- Pues durante un instante me he visto en esa escena A-Cuando la leí sentí que habías puesto un poquito de mí en Raquel L-La verdad, en esa escena te visualice a ti A-¿Y a Jose? L-No A-También paso por mi mente esa idea, el aspecto juguetón fue un buen toque L-Ya, supuse que sería tu parte favorita A- Estoy divagando de manera inadecuada L- Que conste que yo quería meterte a la cama A- ¿Si entiendes que en este punto esa frase cobra más de un sentido? L- Sí, Me he dado cuenta. Enviarte a la cama era menos... interpretativo A- Ya. Si, lo era…bueno ¿algún cambio de tema que sugerir? L- Pues no, tengo la mente divagando también A- ¿Revelarías alguno de esos pensamientos? L- Puede, si tú también lo haces… A- Solo uno, me imaginaba desnuda en la ducha de espaldas a ti mientras me susurrabas al odio sin dejar de acariciarme L- Yo te imaginaba tumbada en tu cama, separaba la sabana que te cubre y me metía desnudo bajo ella, pegándome a tu espalda y empezando a acariciarte…Lo cierto es que a veces al acabar nuestras largas charlas un sábado, al tumbarme a descansar, veo esa escena A- Lo cierto es que no es la primera vez que divago en estos pensamientos… y en este instante el hecho de estar desnuda le da otro nivel de… ¿erotismo? L- ¿Lo estás? A- Lo estoy, usualmente lo estoy cuando conversamos…sabes que duermo desnuda L- No estaba seguro si ya estabas en tu habitación El saber que estas desnuda… si, le da cierto erotismo, pero el deseo siempre está presente A- Vaya conversación para iniciar el día L- Al menos me tiene despierto ¿Es mejor en tu caso? ¿Al acabar el día? A- No creo que deba responder…pero, sí, puedo terminar el día más relajada… L- No sé cómo responder a eso, pero imaginarlo me gusta… A- Si seguimos con el tema nos vamos a exceder L- ¿Tan malo sería? A- No tengo idea L- ¿Quieres averiguarlo? A- Todas las preguntas no pueden ser para mí L- Vamos a averiguarlo entonces. A- SI…Es solo que no se… como actuar contigo…Es ridículo pero no tengo idea. Estoy excitada y me gusta que tú también lo estés… pero no sé como L- Ya, yo tampoco se bien cómo hacerlo... Pero quiero… A- Imaginarte diciendo eso me hace mojarme aún más L- Pues imaginarte así, me ha puesto aún más duro que antes A- ¿Quieres decirme que hacer? Te doy el control, dime como tocarme L- Dibuja círculos con tu índice sobre tus labios y tócate los pechos con la otra mano A_ Tengo los pezones duros, ¿puedo pellizcarlos? L- Pellízcalos, ¿Que te hace sentir? A- Siento que quiero tener algo entre las piernas además de mis dedos…Siento un escalofrío recorrer mi espalda, ganas de gemir. Me gustaría que muerdas mis pezones. L- Lámete los dedos y metete uno dentro. Imagina mi boca mordisqueándote esos pezones que me enloquecen, mi boca…chupándolos…abre las piernas…tócate. A- Uhmmmm... Si! ¿Qué te gustaría hacerme? Si me vieras tal como estoy ahora... Desnuda, en la cama, abierta de piernas… masturbándome y mordiendo mis labios para no gemir…. L- Me muero de ganas de meter la cabeza entre tus piernas, lamerte poco a poco mientras introduzco mis dedos en ti. Sigue, imagina que lo hago. A- Joder! Estoy empapada… sujetaría tu cabeza mientras te suplico que no pares…. ¿Estas tocándote ahora? L- Luego saco los dedos y los llevo a tu boca. Prueba tu sabor, quiero que lo hagas. Si. Me estoy tocando pensando todo lo que te hago A- Que rico es imaginarlo L. ¿Ya las probado tus dedos? A- Ahora lo hare pervertido Hacerlo me gusto Quiero seguir tocándome. ¿Puedo dejar de lamerme? L- Vale. Tócate pero ve contándome A- Estoy en 4 porque se siente delicioso El teléfono esta frente a mi Y por ratos muerdo la almohada Estoy imaginando que estas detrás mío y me rozas con tu pene Pero por más que lo pido no me penetras Follame Eso te pido Estoy excitada y quiero sentirte L- ¿Es lo que quieres? A- Si!! L- Te aprieto las nalgas con fuerzas. Como me pone tocarlo Te doy una cachetada y luego empiezo a metértela muy despacio A- Me estoy metiendo dos dedos Ufff se siente riquísimo Dame otra cachetada L- No pares Te doy otra cachetada más fuerte que antes y tu culo se pega a mi pene La sensación es de vicio Te tiro del pelo y te agarro los pechos A- Ahhh si!! Siento como mi culo rosa con tus testículos Mas Te pido más L- Comienzo a darte estocadas largas y cortas. ¿Notas mis testículos chocar contra ti? A- Si Méteme un dedo en el culo Sigue follándome L- Quiero que lo hagas. Metete uno No voy a parar de follarte hasta que te canses. Vuelvo a acelerar el ritmo Te muerdo el cuello Y tú me muerdes el labio de placer A- Gimo tu nombre Estoy al límite L- ¿Te gusta? A- Mas!! Dame fuerte L- Lo hago. Lento pero. Fuerte y tu cuerpo reacciona a cada embestida Noto tus gemidos A- Arqueo la espalda. Muerdo mis labios... Ufff Dani esto me encanta Dime que hacer ahora L- Date la vuelta y túmbate. Quiero mirarte mientras estoy dentro de ti A- Me tumbe Hazme acabar No puedo más Bésame L- Me inclino sobre ti y te beso Y mientras me rodeas con tus brazos voy metiéndotela Y recostándome sobre ti A- Estoy a punto... L- Tu boca sabe de vicio Noto tus piernas rodearme Acelero mi penetración Y tú tus gemidos que me ponen a mil A- Córrete dentro… córrete conmigo L- Cada vez voy más rápido Te miro y te veo jadear. A- ! Dime que te excita saber que me voy a correr pensando en ti L- Estoy como loco pensando ello. ¿Lo quieres dentro? A- Si dámelo Ufff Me vine L- Yo también A- Aun estoy recuperando el aliento L- Ya. Ha sido genial

Autor: UnaDama Categoría: Heterosexual

Leer relato »

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!