Relatos Eróticos de Transexual


LAS GEMELAS CROSSDRESSER

2019-08-20


las gemelas tenian las mismas tendencias sin sospechar la una de la otra.... Esta historia es de mi adolescencia y es real han pasado más de diez años ... Somos dos hermanos gemelos que a los 15 años teníamos la suerte de que nuestros padres se fuesen a la casa de campo los fines de semana , cada uno tenía sus rollitos con chicas pero sin llegar a mucho más que besos y magreos . yo esperaba cualquier momento que mi hermano se fuera para ponerme la ropa de mi madre y maquillarme , me cambiaba el peinado ya que tenia el cabello a la altura de los hombros, somos delgados de piel blanca y apenas vello. me paseaba vestida de chica y me miraba ante el espejo soñando que me poseía a mi misma , llegaba a tal excitación que acababa masturbándome mirándome y deseándome.... este era mi secreto y nadie lo sabía . Un día buscando unas cosas descubrí un escondite en el desván y saque una caja que estaba escondida, mi curiosidad hizo que la abriese y me quede sorprendido , en el interior había lencería femenina, maletín. de maquillaje , una peluca rubia de cabello corto ,zapatos de tacón medias negras con encajes, ligueros y vestidos muy cortos y provocativos . yo intentaba averiguar de quien podría ser aquel tesoro , se me ocurrió probarme los zapatos de tacón y eran de mi numero , me venían perfectos , entonces deduje que de mi madre no eran porque eran muy diferentes de talla , entonces solo podía ser de mi hermano gemelo , pensé .... es igual que yo en todo . me la imagine vestido con aquellas prendas y mi excitación fue tremenda .era mi sueño de poseerme a mi misma, pero! yo no podía decirle a mi hermano que sabia su secreto porque podría turbiar nuestra relación de hermanos. Pasaron unas semanas y yo aprovechando la ausencia de mis padres y la de mi hermano aprovechaba para vestirme con aquellas prendas tan sugerentes. al cabo de un tiempo encontré un juguete nuevo... un consolador precioso con el cual hacia mil locuras , fantaseaba mirándome que era mi hermano que me seducía a traves del espejo .mi deseo crecía más y más...una vez pegue el consolador en un espejo muy grande de la entrada y pegada a el me lo introducía y contorneandome con movimientos excitantes , me veía reflejada al espejo fantaseando que era mi hermana la que me poseía. Pasaron los meses y mis padres se fueron de viaje unas semanas y nos quedamos a solas . yo controlaba las salidas de mi hermano y supongo que el las mías. Una noche que estaba en la cocina le dije que iba a salir y que posiblemente me quedara a cenar en casa de un amigo . él me dijo que no hiciera mucho ruido al regresar para no despertarle .y le dije que casi seguro dormía fuera en casa del amigo .(creo que quería saber si regresaba para poder vestirse tranquila). Me fui hacia la puerta de la calle .la abrí y la cerré pero! quedándome dentro de la casa (para que el creyese que me había ido).me fui a la habitación de mis padres y me escondí debajo de la cama sin hacer ruido. Pasada una media hora veo a mi hermano subir al desván imagine a lo que iba... estaba muy ansioso de verla vestida con aquellas prendas, tardó casi una hora en bajar del desván y cuando la vi. pasar por el pasillo me quede de una pieza al verla tan preciosa y provocativa , se había puesto un vestido muy corto de color azul , medias negras con los zapatos de tacón que yo tanto adoraba, un cinturón ancho que le hacia una cintura muy estrecha y realzaba su culito ,y la peluca rubia de cabello corto , se había maquillado en tonos azules y puesto unas pestañas que realzaban mas sus ojos, los labios de un color morado suave y un pequeño bolso ,del cual sacaba el consolador y lo besaba como decir te como todo. En fin yo estaba que me salía y ver aquella preciosidad que iba de un lado a otro de la casa con aquellos movimientos estaba súper excitado , salí de mi escondite sin hacer ruido y me acerque por detrás de ella cuando iba caminando y le dije " hola guapa "y tu ¿quien eres la novia de mi hermano? se quedo paralizada de terror, yo me acerque y vi que ella no se atrevía a girarse.... le agarré de la mano y le di la vuelta , le dije no tienes que preocuparte por nada siempre había deseado tener una hermana.. ella encogió los hombros y puso un gesto de aprobación se acerco a mi y me abrazo con miedo , yo la abrace y acariciaba su espalda y su trasero firme , yo estaba muy excitado y le dije , ahora es el momento para que completes tu fantasía. Me saque la polla y ella la cogió con la mano y empezó a moverla con mucha delicadeza y me miro a los ojos pidiéndome que le dejara chupar. le mire con signo de aprobación , se arrodillo delante mía y empezó a lamer y a jugar con la lengua de tal manera que me tuve que apartar para no eyacular.... la lleve al sillón y empecé a comerle la boca y a acariciar sus muslos ,la hice sentar al borde del sillón y me arrodille , la sujete por la cintura y la traje hacia mi y le dije si quería ser mujer , asintió con la cabeza y entonces abrió su bolso y saco una crema para lubricar su entrada , mi polla fue en busca de su entrada empuje despacio.... aquel roce me estaba volviendo loco porque era yo la que quería recibirlo...empecé a follarme ese culito con muchas ganas... no pude contenerme más y me corrí como nunca lo había hecho ella gozaba y me decía obscenidades entre jadeos y gritos, luego me rodeo con sus brazos me dio un morreo de los buenos y me pregunto si se podría repetir... la mire y sonreí... Le dije nena porque no preparas algo para cenar .pero no te cambies que la noche es muy larga...asintió y se fue a la cocina a preparar algo, yo me fui al desván y me puse un body negro de encajes , medias a juego unos guantes de encajes que me llegaban al codo ,por suerte tenia otro par de zapatos y me peine sacando el mayor partido a mi melena, me maquille los ojos en negro y me hice la raya hacia arriba, los labios rojos perfilados y encima me puse un chal de gasa negra ,estaba súper excitada y ahora era yo la que estaba nerviosa, me arme de valor y baje , pude llegar al baño sin que me viera y allí pude retocar mi maquillaje. salí del baño y me dirigí al salón , me senté cruzando la piernas y la llame... ella venia hacia el salón y al verme se quedo muy sorprendida y puso una sonrisa... Me dijo , desde cuando?.....yo le sonreí y le dije desde que tengo uso de razón............ Me hizo levantar para que me diera la vuelta y verme desde todos los ángulos ... se acerco a mi y me dice . creo que vamos a ser muy felices, me beso y acaricio por todo el cuerpo yo estaba muy excitada y ella también , nos tumbamos en el sillón e hicimos un 69 con mucha pasión y deseo , sin prisas mi excitación era de tal alcance que ella sintió que iba a correrme ,entonces me hizo levantar y que pusiese las manos encima de la mesa del comedor y me abrió las piernas y jugo con sus dedos dentro de mi ano , lo lubrico y me dice ... tu también quieres ser mujer? yo asentí..... ella empezó a penetrarme con mucho cuidado y yo empecé mi sueño hecho realidad moviendo mis caderas y sentir que estaba penetrada por mi misma , me cojía de la cintura y empujaba con fuerza .... sentí un calor dentro de mi que no cesaba ... me sentía llena y no pude aguantar y me corrí encima de la mesa.... nos separamos y mi hermana me dice esto no se puede quedar aquí ,se inclino y empezó a lamer mi corrida , vino en busca de mi boca para que yo la compartiese con ella.... juntamos nuestras bocas y compartimos el nectar de nuestra fantasía. ( continuara.....)

Autor: MIRANDA Categoría: Transexual

Leer relato »

La aventura de mi vida

2019-08-18


Hola, espero que el relato de mi vida sea agradable para ustedes. Deseo escribir esto porque quiero que sepan como fue que decidí hacer de mi vida una aventura al lado de un hombre que amé más que a mi propia vida. Todo comenzó a mis 18 años, hoy tengo 20 y siento que tengo más. Cursaba el tercer año de preparatoria en mi natal estado de puebla, México. Mi sexualidad a esa edad, no la tenía muy bien definida que digamos, ya que me di cuenta que los chicos de mi salón me llamaban la atención mas que las chicas, además mi maestro de educación física me miraba de una manera que sentía yo que me temblaban las piernas y me quería desmayar. Cierta tarde, después del entrenamiento de básquet, Ricardo que era el nombre de mi profesor, nos sentó a todos en circulo, sobre la cancha nos daba estrategias de juego, sin querer miré por debajo de su short, que era muy holgado y vi sus testículos, no se si mis demás compañeros me vieron, pero me quedé como idiotizado viendo ese hermoso espectáculo. En la noche, en mi casa no pude dormir, pensaba en él, no podía apartar de mi mente lo que vi, imaginé que él se había dado cuenta y me había dejado ver, pero eso quería yo creer. Los siguientes días no podía disimular frente a Ricardo, Siempre mi vista se dirigía a su sexo, sin que me pudiera controlar. El lo notó. Un día, sin que nadie lo notara, el profesor me dio una hoja de papel, estaba perfectamente doblada, era un recado que decía una dirección y un teléfono y que me dirigiera ahí. Como autómata después de clases, busqué esa dirección y encontré que era una estética de señoras, entre al lugar y estaban dos mujeres que estaban siendo arregladas, por dos personas de sexo masculino, bueno al menos eso parecían. Al entrar me sentí muy apenado, las mujeres se me quedaban viendo y los empleados de la estética me hicieron una seña de que tomara asiento. Al término de un rato, después que las señoras se fueron, uno de ellos cerró la estética y me dijo: Nos llamo Ricardo y nos dijo que lo esperara con nosotras. Acto seguido las dos personas pasaron a un privado de la estética y yo me que de solo ahí, no sabía que hacer, que decir pero mi profesor dijo que esperara. Media hora después llegó Ricardo, entró, se sentó junto a mi y me miró, yo me que de callada, sin decir nada, se paró frente a mi y yo sentada como estaba lo miré, él sonrió y me dijo espera aquí y verás. En el cuarto de al lado, solo separado por unas cortinas, estaban ya dos mujeres, eran los dos empleados que se habían vestido de mujer, se habían trasformado en realidad, se veían como dos hermosas mujeres y Ricardo ah&i muy grande y grueso, pero nuevamente no pude apartar mi vista de él. Me trajo unos tacones y me los puso, yo parecía una idiota, pero no me importaba me sentía bien así, Yadira , que era el nombre de mi amiga, me bajó la bata por los hombros y me enseñó a ponerme un brassier de mujer, que rellenó con unas tetas de plástico, me maquilló y me paró frente al espejo, me gustó como me veía, parecía una nena de verdad, Ricardo también me miraba y aprobaba lo que veía. Poco después, ya sin camisa y con el cierre del pantalón abierto, Ricardo era besado por mis dos amigas que le devoraban su pene, él me indico que también lo hiciera, me hinque frente a el y vi su pene a solo unos centímetros de mi cara, yo sólo cerré mis ojos y le di un besito , él con sus dedos me abrió la boca y me introdujo la cabecita de su pene en la boca, después yo sola lo tomé con mi mano y lo sobaba, lo metía en mi boca y lo chupaba, me gustó, abrí mis ojos y miré a Ricardo, sin pena abría mi boca enfrente a el y me metía su pene, el sonrió y metió su verga mas al fondo de mi boca, al mismo tiempo sentía a mis amigas, estaban acariciando mis nalgas, me besaban y me querían meter un consolador pequeño por mi ano, me estaba excitando demasiado. Una de ellas me pidió que me subiera a la cama, me puso boca abajo y me ab rió de piernas Ricardo se paró frente a mi y seguí chupando su hermoso pene. Yadira me chupaba el ano, eso hacia que yo parara más mis nalgas, Después Ricardo les hizo una señal y ambas se apartaron, él me tomó por mi cadera y me hizo hincar en cuatro patas. Quise apartarme pero él no me dejó en vez de eso sentí su verga querer entrar a mi, poseerme, lo que tantas noches había soñado y ahora se hacía realidad, aflojé mi ano, lo dilate y empecé a sentir como el pene de Ricardo resbalaba hacia mi interior, me dolió mucho, era enorme su pene, lloré pero algo en mi interior me exigía abrir mis piernas y entregar el culo, el cuerpo y el alma a mi amante que en ese momento Ricardo se estaba convirtiendo. Lo sentí hasta adentro de mi y me empezó a coger, me cogía de una manera que me encantó y le entregue mi culo sin reservas, lo abrí yo sola y le paré aún mas mis nalgas. Estaba como poseída, me empujaba su verga y yo deliraba, quería más, hasta llegue a poner mi cara sobre la almohada queriendo sentirlo hasta adentro y lo logré, estaba siendo cogida y amada, hasta que en un momento inesperado, empezó a eyacular dentro de mi, algo explotó en mí y me volví loca, grité de gusto, movía mis cadera, estaba disfrutando ser mujer por primera vez y me gustó, me echó todo su semen dentro mío y me encantó, además estaba vestida de mujer me miré y me dije yo sola que así quería estar toda mi vida. Él al terminar se desplomó sobre mí enterrándome su verga y bramando como un animal. Yo solo movía mis caderas en círculos para saborear aun más de esa preciosa cogida que me dio mi gran amor.

Autor: tsver00 Categoría: Transexual

Leer relato »

Escapada por Madrid

2019-08-14


Tras meses intercambiando correos y WhatsApp recibo tu mensaje más esperado, ese en el que me dices quehas planeado una escapada a Madrid con una amiga, un finde de chicas por la capital, coincidiendo (o haciendo que coincida) con un dia que yo estoy libre y solo en Madrid, sin mi pareja. De camino a Madrid tu y tu amiga vais hablando de todo y al final sale el tema del sexo, y os contáis fantasías, habláis de amigos con los que tonteais y os vais poniendo cachondas, tu tienes ya las bragas empapadas. Llegais a Madrid y mientras llegas al hotel me avisas que ya has llegado, le dices a tu amiga que tenías que hacer unos recados que os veiais mas tarde y ella te dice que genial, que ella aprovecharía para ver a un amigo, y os despedís quedando en veros a la hora de la cena. Me mandas tu ubicación y voy lo más rápido que puedo hacia ti, nos vemos y directamente nos besamos con ganas, te llevo a un sexshop y te digo que te regalo lo que quieras, damos vuelta y tu vas directa a las pollas de goma, lo tienes claro, quieres un consolador, hay cientos de ellos, tienes dudas, por eso una dependienta se acerca a ofrecerte ayuda y tu no te cortas, le respondes que lo que buscas es "algo que me permita follarme a esta putita (me miras) pero que a la vez me haga disfrutar a mi" , la dependienta me mira , sonríe y nos doce que la sigamos, nos enseña unos arneses con consoladores dobles, y nos dice que con esto vamos a flipar, no lo dudas y escoges ese, vamos a la caja y la dependienta añade en la bolsa unos sobres de lubricante y dice que nos va a hacer un regalo, desaparece y vuelve a los 3 minutos, traía un tanga en la mano, me lo da y me dice, "toma putita, seguro que con esto puesto disfrutas más" Salimos de la tienda y vamos directos al hotel, tu amiga ha quedado, así que tenemos un par de horas libres, llegamos y ya en el ascensor te pongo contra la pared y te beso y meto la mamo en tu chocho, chorrea, saco la mano y la chupo. llegamos a la habitacion, me dices que me desnude y me ponga el regalo que me han hecho, lo hago y te espero de pies al lado de la cama, sales del baño, en ropa interior y me ves ahí con un tanga y empalmado, una imagen ridícula pero que te encanta, te acercas, me miras y me dices que una buena puta debe ir siempre con sus labios pintados y con tacones, y me pintas los labios con un color rojo intenso, un rojo putón, y me das unos zapatos de tacón que traías para la ocasión, ahora ya me dices que si soy una putita buena, me besas, me agarras la polla dura y dices, que las putitas no tienen eso, y te tiras en la cama, abres las piernas y me dices que me arrodille a tu lado y vea y disfrute de lo que tienen las putitas de verdad, y te como el chocho mientras gimes y te retuerces, aprietas mi cabeza entre tus piernas, gritas, te corres, me llenas la boca de corrida, tengo la boca y la barba llena de tu corrida y con parte del pintalabios que se me ha mezclado con tus flujos. te tomas unos minutos de relax mientras te beso los pies, y me dices que me levante y traiga la bolsa que hemos comprado, lo llevo, y sacas el regalo, me pones a 4 patas sobre la cama y empiezas a lamerme el culo para ir calentando y poder ir metiendo tus dedos, me masturbas, me abres el culito, y justo cuando te estás poniendo el arnés y descargando un sobre de lubricante en mi culito, oimos un ruido, se abre la puerta y WAWWWW!! eran tu amiga y su amigo, yo me quedo en shock, me pongo colorado de verguenza, pero tu amiga no se extraña y dice "vaya tammy, si que tu amigo era una putita si, va a ser divertido" mientras cierra la puerta y empieza a besar a su amigo, se tumban a nuestro lado mientras tu y yo seguimos, vas metiendo poco a poco la polla, abriendome el culo, ellos siguen a lo suyo, yo me retuerzo, me duele pero no paras, sabes que ese dolo va a ser placer más adelante, hasta que se me escapa un suspiro, un gemido que alerta a nuestros acompañantes, que ya están desnudos, y el tio se pone a mi lado y me dice que le chupe la polla, que vea a que sabe, lo hago mientras tu me follas despacio, mientras tu amiga te besa, te chupa las tetas, estamos así un rato hasta que tu amiga propone un cambio de parejas, dice que quiere probar ede juguete, que quiere follarte ella a ti, y que su amigo me folle a mi, que así pruebo una polla de verdad. Nos cambiamos y te poned a 4 patas a mi lado, nos agarramos la mano y nos follan, estamos muy cachondos, tu amiga ve que me voy a correr y se mete entre mis piernas para que lo haga en su boca, su amigo me la saca y se pone delante mio para darme su leche, me llena la boca disfruto de su corrida, te miro, sonrio y tu amiga y yo nos acercamos a ti, los.dos con semen en la boca y empezamos a besarte los dos, las 3 lenguas llenas de semen juegan, y compartimos ese rico manjar, luego ya tu amiga vuelve con su macho, para seguir jugueteando un poco y que este le coma el coño hasta que se corra, tu y yo nos besamos y nos vamos a la ducha, donde me das una mamada espectacular hasta que vuelvo a correrme en tu carita.

Autor: Lexj Categoría: Transexual

Leer relato »

Saliendo del closet como travesti

2019-08-14


Finalmente llegó ese día en el que, sí o sí, iría a un lugar completamente público. Me había preparado para este momento por meses: vestuario, maquillajes, tacos, y claro, mi rico ano. Ya había tenido suficiente mirándome en el espejo por horas, para luego terminar con un par de dildos clavados en mi huequito trasero. Me había dado varias vueltas nocturnas por el vecindario. Ahora quería más. Quería ser vista, quería atraer hombres, ver si podía seducirlos. Simplemente quería salir del closet. Así que llegó ese momento. Había tomado la decisión. Preparé todo mi atuendo – aún era verano así que podía ir bastante ligera de ropas; como siempre, me puse una de mis casi 20 minifaldas que tenía en el closet. Seleccioné una tipo colegiala, con cuadrados rojo y negro y repliegues, cortita; algo “cute” y sexy; además iría con una blusa blanca, pegadita. Empecé a prepararme temprano, como a las 6, claro, con un baño de espuma perfumado a bebé, depilación, incluyendo “allá abajo” (¡ambos lados!). Me tomé todo el tiempo necesario para quedar lo más sexy posible, fijándome hasta el último detalle, después de todo, este era mi gran debut. Como a las 10.30 PM ya estaba completamente lista. Me había mirado al espejo al menos cien veces – no quería dejar pasar nada; parada frente al espejo solo pensaba “Dios, me veo tan rica que hasta yo me cogería”. Como era ya usual, me tomé un par de copas de vino tinto antes de salir, para anular la ansiedad. Agarré las llaves del auto y me dije, “fuck it, vámonos”. Era ahora o nunca. Conduje hasta el centro pensando cómo sería mi entrada, cómo caminaría, qué diría. Al llegar me di con mi primera sorpresa: ¡no había estacionamiento cerca de la discoteca! El problema es que esta no era una calle desolada de mi vecindario, era el centro, con mucha iluminación y mucha gente por las calles, después de todo, era sábado en la noche. Lo pensé dos veces, ¿salgo o no salgo? Ya estaba allí así nuevamente me dije “fuck it, vamos”. Agarré mi cartera (con condones adentro por si acaso) y lo único que se me ocurrió fue caminar a paso apresurado, sin mirar a nadie hasta llegar a la puerta. Lo había logrado. Pagué mi entrada (la cajera tenía un escote y unas tetas envidiables) y ahora sí, estaba dentro – me sentía a salvo. El interior de la discoteca era una locura: luces, música a todo volumen, piso iluminado, y gente de TODO tipo: crossdressers, drag queens, gays, algunas mujerzuelas, y claro “gente normal” – era totalmente ecléctico. Traté de adaptarme lo más rápidamente posible; era nueva pero no quería que la gente se diera cuenta de eso tan fácilmente, así que con toda confianza me dirigí al bar, a tomar unos tragos. No tenía mucho interés en bailar (apenas lo hago), sino en ser vista en público, hablar con extraños como Claudia, y quién sabe, quizá hacer alguna travesura. Al cabo de casi una hora en el lugar, y luego de algunos tragos, ya me sentía más “relajada” y a tono con las circunstancias y el lugar. Varios hombres se me habían acercado a charlar conmigo, algunos dándome una ligera caricia en los muslos… hum… se sentía tan bien ser tratada como una chica. El lugar tenía una especie de mezzanine que bordeaba toda la pista de baile, de modo que se podía ver a todos en el primer nivel. Me fui allí, recostada sobre la baranda de aluminio mirando a los que bailaban. No pasó mucho tiempo hasta que de pronto un tipo se puso detrás de mí con sus brazos alrededor de mi cintura, como si me conociera, y entonces apretó su pelvis contra mi redondo trasero. De inmediato sentí una verga dura entre mis dos nalgas. Al inicio me sorprendió, pero sabía (y quería) que eso pasaría, así que no hice escándalo alguno, simplemente empujé mi trasero hacía atrás, para sentir la dureza de su verga; lo miré y solo le di una sonrisa de niña mala. El tipo, bien parecido, se dedicó a masajear su carne dura contra mi trasero por unos diez minutos; luego me dio un beso en la mejilla y se fue ¡Wow! ¡Estaba empezando a convertirme en una mujer fácil! Alguien me había usado para complacerse sexualmente. Eso me hizo sentir súper bien ya que me hizo notar que era lo suficientemente atractiva para causar una erección a un hombre. Esa noche, él no fue el único. Con más alcohol en la cabeza, empecé a tomar más riesgos. El lugar estaba lleno de esquinas escondidas y oscuras… fabuloso. Me busqué un sofá en una de esas esquinas, crucé las piernas, exponiendo mis muslos y mis portaligas (toda una zorra), un trago en la mano y listo, sin siquiera pedirlo, fueron cayendo como moscas. Es increíble lo fácil que son los hombres y lo poderosa que es una mujer sexy. Venían, fingían conversar de algo trivial (yo les seguía el juego) y en menos de diez minutos, mi mano terminaba dentro de su pantalón, cogiendo sus vergas; quizá por el alcohol en mi cabeza ni lo pensaba dos veces cuando uno que otro tipo me pedía una masturbada; creo, no estoy segura, que hice que al menos cuatro tipos terminaron vaciándose en mi mano o sus pantalones…era un roche para ellos pero yo me estaba divirtiendo. Empezaba así a experimentar lo que era tener una verga dura entre tus manos (claro, una que no sea la tuya)… sentía delicioso… era tan rico apretarla, correrla, masajearla, para que al final, sientas ese líquido resbaloso y pegajoso entre tus dedos. ¿Por qué me demoré tanto en hacer esto? Me pregunté. Esa noche me fui a casa victoriosa. La experiencia había sido un éxito total y tenía que repetirse; de pronto durante la semana esperaba con ansías que sea sábado; ya no era suficiente vestirme en casa para mirarme al espejo, o masturbarme con un dildo gigante metido hasta la base; ahora era otra: mi transformación en Claudia la puta (Claudia Hooker) había empezado e iba a una velocidad de auto de carrera; las faldas se volvían más cortas, los tops más cortos, las medias cambiaron a medias de puta – esas tipo red, el maquillaje y los accesorios también. En las siguientes visitas a la discoteca (la misma de siempre), me volví más osada: masturbaba a todo aquel que me lo pida, incluso más de uno a la vez en el baño; empecé a dejar que disparen su semen a alguna parte de mi cuerpo (aún no tragaba leche), como mi trasero o mi abdomen. Se inicia así mi completa adicción al semen y a las vergas, algo que ahora ya no puedo dejar. Cada noche de fin de semana regresaba a mi departamento no solo feliz sino también con restos de esperma en alguna parte de mi cuerpo o ropa. De inmediato deseaba que ya sea nuevamente sábado en la noche, imaginándome que tan atrevida sería la próxima vez. La próxima vez. Pues la siguiente vez apareció Frank, y con él tanto mi garganta como mi culito perdieron, por fin, su virginidad. Mi transformación en Claudia, la puta travesti estaba en plena marcha.

Autor: ClaudiaZorra Categoría: Transexual

Leer relato »

Otra vez con mi vecino

2019-08-13


Hola, hace unas semanas les conté como habia quedado para follar con un vecino a través de grindr. Ayer 05 de agosto me acosté con unos colales muy pequeñitos que tengo, estaba muy caliente ya que llevaba varias semanas sin hacer nada rico, ni que me cogieran ya que habia estado algo enfermita. Me puse a fantasear mientras chateaba por grindr y respondía los correos que ustedes mismos me envían cuando leen mis relatos. Así estuve casi una hora tocándome el culo y masturbándome hasta que me llegó un mensaje de mi vecino del relato anterior y me dijo que hoy martes 06 de agosto tenía libre y que quería culearme denuevo, que quería tener sexo todo el día, asi que quedamos en que iría a su casa antes de almuerzo. Hoy me levante temprano, cerca de las 9am para ducharme, depilarme nuevamente y todo lo que conlleva prepararme para un dia de sexo rico, me pinte las uñitas de los pies de un rojo fuerte, me puse crema en todo el cuerpo y me puse a revisar mi ropita para ver que llevaría. Elegí un colales rojo, para que combinara con mis uñitas, unos aros grandes, varios pinches (para hacerme un peinado femenino y delicado), unos anillos, un short deportivo cortito y un peto tambien deportivo (no llevé relleno para mis tetitas), algo de maquillaje y el collar de perro que tengo que a él le encantó la vez pasada. Guarde todo en mi mochila y partí donde mi macho un poco antes de las 1pm, y me fuí fumando un cigarro ya que a pesar de conocerlo, iba algo nerviosa. Me abrió la puerta amablemente, me saludó y me dijo que me tomara mi tiempo, así que pasé al baño y comencé a vestirme. Ya estaba con mis tacos puestos, colales, short y petito, me veía como una verdadera putita frente al espejo, me pinte los labios rojos, me encrespé las pestañas y me puse rimel. Luego terminé por ponerme los aros, anillos, mis pinches y el collar de perra negro. Salí del baño bien caliente, apenas me vio él se levanto de su cama y comenzó a tocarme entera y rapidamente me sacó el short. Me invito a fumar un cigarro a su cama, me recosté de lado mientras fumaba y el comenzó a desvestirse, me comentó que cuando llegué se habia tomado un viagra porque me quería dar muy duro toda el día, cuando oí esas palabras me excité bastante y tuve una pequeña erección. Él tenía el pene durísimo y parado, quizás por el efecto del viagra le noté el pene un poco mas grueso que la vez anterior. Me terminé de fumar el cigarro y el ya estaba con su lengua entre mis nalgas y yo gimiendo como una perra en celo en 4 y muy excitada. El se levantó de la cama, fue a su velador, saco unos condones de colores, dos pitos de hierba y me dijo: -Vamos a jugar putita, quiero que me pongas el condon con tu boca y te la tragues mientras nos fumamos estos pitos. Me paso un pito para mi y lo encendí, estaba bastante rico jajaja y procedí a seguir con lo que mi macho quería. Elegí el de sabor frutilla y se lo puse con la boca y comence a mamar ese enorme pene al que se le marcaban unas venas enormes incluso a traves del condon. Cada ciertas mamadas lo sacaba de mi boca para poder fumar y luego el me lo metía hasta la garganta y ahi me dejaba aprisionada hasta provocarme arcadas, me caían algunas lagrimas de vez en cuando pero me encantaba sentirme dominada y usada. Una vez que terminamos de fumar yo estaba volada y muy caliente, no queria dejar de mamar ese pene rico que tan caliente me tenía, yo estaba completamente excitada y con una erección enorme, tenia todo mi colales mojado por las gotitas de liquido preseminal que salían de mí. Él me puso de espaldas en la cama, tomo mis piernas y las puso en sus hombros quedando su pene en la entrada de mi culo, corrio mi colales hacia un lado y lentamente me penetró hasta que todo su pene quedo dentro de mí. Yo gemí muy fuerte, sentí mucho placer. El metió su mano bajo de mi peto y como yo andaba sin relleno comenzó a jugar con mis tetitas, eso me puso a 100000 y comencé sola a moverme para sentir ese pico dentro de mí. Luego comenzó a penetrarme fuertemente en esa misma posición, metia y sacaba su pene, me lo metía hasta el fondo muy fuerte, sus huevos chocaban con mi culo, sentia como mi culo se abría cada vez más con sus embestidas. Me saco su pene y me puso en cuatro y me folló salvajemente, me dió nalgadas muy fuertes (aún tengo el culo rojo, y me duele un poco al sentarme), hasta ese momento era la follada mas fuerte que me habían dado, yo tenía mi culo levantado y él no paraba de darme duro mientras yo gemía y disfrutaba como perra en celo. Luego me sacó el peto, quede solamente con mi colales y mis tacos. Me puso de espaldas nuevamente, pero esta vez con mis piernas separas muy abiertas y comenzó a darme duro nuevamente mientras jugaba con mis tetitas y me agarraba del cuello, me dio unas cachetadas mientras me culeaba salvajemente, yo estaba muy excitada y senti que iba a correrme, alcancé a liberar mi pene del colales y comencé a correrme sobre mi estómago denuevo, igual la vez anterior. Me corrí mucho, tenia mucha leche guardada y el no paraba de darme duro en el culo. Yo cerre mis ojos y seguí disfrutando, estaba muy volada jajaj y solo me entregue y segui disfrutando, nosé cuando rato pasó hasta que senti que sacó su pico de mi interior y sentí su leche sobre mi cara, él igual tenia mucha leche para mí. Se limpió el pene pasandomelo por la cara y las tetitas y me dijo: -Esto aun no termina putita. Salió de la pieza, volvió en menos de dos minutos con un vaso de agua para mi. Realmente lo necesitaba. Noté que el seguía con una erección como si no hubieramos follado y recordé el viagra, así que sabia que al menos me follaría una vez más y eso me gustaba. No me dejó limpiarme la cara de su semén, ni mi estómago del mío. Fumamos otro cigarro mientras conversamos unos minutos, luego fue a buscar una cadena que utiliza para pasear a su perro y me la puso en mi collar y me dijo: -Ahora si vas a ser mi perra. Me pusó en 4 nuevamente, se puso un condón y me clavó bruscamente. Al tener la cadena me tenia en su control completamente, yo solo levanté mi cola lo mas que pude para sentir ese pedazo de carne lo mas dentro mio posible y comenzó a darme duro. A ratos jugaba con mis tetitas y me peñizcaba los pezones. Luego el se recostó y me senté sobre su pene, comencé a cabalgarlo meintras lo miraba fijamente y gemía sin poder parar, me encantaba sentir como entraba todo su pene en mi culito. Luego el sacó unas pinzas para colgar la ropa y me las puso en mis pezones, fue una sensación increible sentir eso. Me dolían un poco pero el placer era mucho mayor y comencé a cabalgar con mas ganas. Tuve mi segunda erección y en pocos minutos me corrí sobre su cuerpo mientras saltaba sobre su pene. Luego me hizo lamerle toda mi leche de su cuerpo y se corrió en mi cara denuevo. Nos quedamos en la cama unos minutos, compartimos un cigarro mientras lo masturbaba hasta que se corrio por tercera vez en mis manos. Fui a cambiarme de ropa al baño y estaba como una puta utilizada por muchos machos, tenia la cara brillante de semen, pegajosa, mi cuerpo entero casi estaba así, el rimel corrido y mi labial tambien. Tenía el culo rojo, mi culo muy abierto y las piernas me temblaban. Me lavé y me cambié de ropa para llegar a mi casa cerca de las 19.30 pm. Me duché y me corrí una paja acordándome de todo lo que me hizo ese macho. Y ahora estoy caliente denuevo terminando de escribir esto para ustedes. Si gustan escribirme o contactarme este es mi correo [email protected] Me gustaría hacer un trio con dos activos y también hacer algo con alguna mujer. Así que si lees esto y eres de Santiago no dudes en escribirme. Besos y muchas gracias a todos los que me leen y me escriben.

Autor: RomiTrav Categoría: Transexual

Leer relato »

Mi Biografía

2019-08-11


Mi nombre es Erika, soy Travesti y vivo en la Ciuduad de Mexico. Mi historia es como la de muchas niñas como yo, pues va desde que tenia 9 años cuando me ponia los zapatos y ropa de mamá y de mis hermanas. Desde esa época y hasta ahora, he tenido una cierta atracción hacia la ropa femenina, y pues tambien desde esa época me encanta usarla. He tenido varias experiencias al respecto, y creo que vale la pena mencionar tres etapas de mi vida: La primera es desde mi infancia hasta la universidad, en la cual me vestía siempre con ropa “prestada” de mis hermanas y mama, cuando no había nadie en casa. Después (segunda etapa), fue cuando entre a la universidad y tuve un trabajo. En ese tiempo, ya tuve algo de dinero para hacerme de mis cosas y no fue sino hasta un sábado, que decidí vestirme completamente y admirarme ante el espejo, no lo podia creer!!!, esta viendo a una mujer! Por cierto no de muy mal ver!, creo que ahi mi vida se marco. Tuve muchas dudas, y pase por varias etapas de negación, me deshice de toda mi ropa y accesorios (hoy me arrepiento!). Pero siempre regresaba al mismo lugar. Hoy, tercera etapa, es la etapa mas padre de mi historia, estoy contenta, y si bien no me visto con la frecuencia que quisiera, ya es parte de mi y no quisiera cambiarlo. Lo hago, me gusta mucho y me divierte. Conozco mas amigas y gente que me apoya. Mis intereses creo que te los puedes imaginar, porque de verdad no soy nada complicada solo te digo que como cualquier mujer me encantan los temas relacionados con moda, belleza, música y ya sabes no? pues el romance y aunque es lo mas complicado es lo mejor de todo ya que al conocerme notarás que soy la más romántica de todas, quizás hasta soy muy tonta ya que no me detengo en ser amorosa, sexy y apasionada. Por ahora continuo en el closet y me visto a escondidas cada ves que tengo oportunidad, es un placer inexplicable el sentir la opresión del brasier y el contacto de la tela sobre mis senos, al igual que la suavidad de las pantaletas sobre mis pompis, de las medias ni les platico!!!, siento como una caricia el ponérmelas, algunas ocasiones me pinto las uñas (aunque es muy complicado el despintármelas), pero me encanta el ver mis uñas a través de la transparencia de las medias, Me gusta utilizar vestidos o minifaldas, y el sentir como se tenzan las pantorrillas al ponerme los zapatos de tacón y caminar con ellos. Me gusta maquillarme, aunque no tengo mucha experiencia, pero el aplicarme el maquillaje y las sombras me proporciona una sensación de feminidad que es inexplicable, al rizarme las pestañas me cuesta mucho trabajo ya que por falta de experiencia me pellizco los parpados, sin embargo bien vale la pena por ser mas femenina, y el pintarme los labios es una experiencia inigualable al sentir la crema labial. Me fascina usar aretes (aunque no tengo perforados los lóbulos), utilizo únicamente de clip (lastima!!!), al igual que usar collares, pulseras y anillos, también me encanta utilizar una pulsera en los tobillos. El placer mas grande lo obtengo al mirarme al espejo y admirarme hecha toda una mujer!. Bueno y si alguna vez nos conocemos cuando me encuentres te pido solo una cosa, encuentra y disfruta en mi a la mujer que llevo en mi alma y mi ser...en ese momento me harás sentir la mujer más féliz de todas y tu estarás acompañado de la mujer que siempre has buscado Si quieres palticar mas, conocer algo de mi, estaré encantada de platicar y conocernos , o quieres ayuda, no dejes de escribirme siempre estaré dispuesta a escucharte y ser tu amiga...con amor y besos un beso Erika... P.D. Si quieres conocerme y saber como pienso, lo que busco y como me siento solo me gustaría que leyeras las oraciones del lado derecho La mujer no quiere una mirada quiere una sonrisa La mujer no quiere compañía, quiere presencia La mujer no quiere una mano, quiere ser tocada La mujer no busca momentos, espera acontecimientos La mujer no busca tu risa, busca tu alegría La mujer ofrece, lo que siempre has querido dar La mujer no desea un cuerpo, desea un ser completo La mujer no desea palabras desea halagos La mujer no desea unos labios desea un beso La mujer no espera tu tiempo, espera el tiempo contigo La mujer no espera pasión, espera romance La mujer no espera sexo, espera amor La mujer no espera belleza, espera la hagan sentir bella La mujer es mujer, no la trates como a un hombre La mujer es mujer, no es física es sentimental La mujer es mujer, no es cuerpo es corazón La mujer no es para poseer es para admirar La mujer no es lo tu crees, ella es mucho mas La mujer no es un rostro es un todo La mujer no es díficil es misteriosa La mujer no es tacto es caricia La mujer no es la espina es la rosa La mujer no desea ser persona, desea ser MUJER

Autor: ErikaRamirez Categoría: Transexual

Leer relato »

Mi primera vez con una trans en la playa

2019-08-08


Mi primera vez con una trans en la playa. Fui a la playa con unos amigos de vacaciones, en ese tiempo no había descubierto mi fascinación por los penes, hasta ese magnífico verano. Mis amigos insistieron de salir a bailar estando de vacaciones en San Bernardo, a mi pesar fui con ellos. No conectábamos con nadie! ninguna chica nos hacia caso aunque sea solo para bailar. No tenia sentido seguir allí asi que decidí irme. Al buscar la salida me perdí y no encontré a mis amigos, pero en ese instante antes de salir la vi!! Allí junto a los baños encontré a la mujer mas hermosa del lugar, una hermosura de cabellos largos negros como la noche, de ojos verdes claros como el césped, una figura cautivadora, unos hermosos pechos!Me acerque a ella con decisión y un leve temor a ser rechazado nuevamente. Le pregunte su nombre y le invité una bebida la que ella prefiera, así quizás tendría una oportunidad para estar un poco mas con ella, lo que funcionó perfectamente, su nombre es Guillermina y bebimos vino espumante, luego unas medidas de Tequila y luego tome la iniciativa de sacarla a bailar. Bailamos toda la noche, hasta que ella dijo que era muy tarde, tenia que irse. No podía permitir que se alejara de mi así de esa manera tan repentina! Le pedí su numero de teléfono y le insistí de vernos al día siguiente en la playa, a lo que sonrió de una manera seductora y giñando un de sus ojos dijo - "Quizás podamos vernos en la playa para jugar en la arena" -.Me ofreci a acompañarla hasta su lugar de hospedaje, pero me rechazó de manera sutil, -"Vallamos despacio, aún si solo somos un amor de verano, jaja". Al día siguiente le mande mensajes a su celular pero no obtenía respuesta... me desilusione un poco por eso, pero luego me exalte al recibir su llama,G- Hola Daniel?"D- si, Guillermina como estas?G- Todo bien, discúlpame que no conteste tus mensajes.D- esta bien, no hay problema, ahora que hablo contigo estoy realmente felíz.G- Yo también... me hiciste pasar una noche genial! gracias Dani!D- De nada Guille, te m*****a que te diga Guille?G- Para nada, aunque me gustaría que me digas algo más cariñoso, jajaja!!D- esta bien, preciosa mía!! jeje.Me gustaría verte hoy en la playa, podemos encontrarnos en el muelle a las 12?G- mmm... si podemos encontrarnos allí. esperame listo para jugar en la arena jaja!!D- ok, te esperare con ancias, besos!!G- Besos hermoso!!Así mismo mis amigos escucharon mi conversación y querian conocerla, esa preciosura que describian mis palabras con gran admiración. Decidieron acompañarme al muelle al mediodía. Pase toda la tarde esperandola, mis amigos aprovecharon a meterse en el mar, jugar al fútbol e intentaron ligar con algunas otras chicas, esas ya son otras historias en las que también estaría involucrado. Espere a Guillermina hasta las 3 de la tarde y la busque por los alrededores, a lo largo y ancho del muelle. Como ella no apareció pense que se había burlado de mi y me fui con mis amigos, pasamos el tiempo hasta que cayo el sol y volvimos a nuestro apartamento. Decidi llamarla, para aclarar mi mente, si se había burlado de mi o si tuvo algun tipo de problema, quizás necesitaría ayuda...G- Hola?D- Hola, Guillermina!!como estás? te encuentras bien?G- Si estoy bien, ahora mejor al escuchar tu hermosa voz!! jaja.D- Ok, creí que te había pasado algo... porque estuve esperando por ti en el muelle hasta tarde!! acaso te ocurrio algo!?G- .....D- Hey contéstame!!G- No,no me ocurrio nada, quiero verte y estar contigo...D- entonces porque no fuiste al muelle a la hora que acordamos?G- Dijimos a las 12.estoy preparandome para ir a por ti a las 12 de la noche al muelle!!D- pero... porque a las 12 de la noche?, tenía la intención de pasar todo el día en la playa junto a ti.G- Oh... lo lamento, de verdad discúlpame por los malos entendidos... pero aun podemos pasar toda la noche juntos en la playa... si tu quieres?..D- mmm... ok nos vemos allí, arriba en la entrada del muelle.G- Si!! Estaré allí. Créeme no te haré esperar!!Me prepare para ir al muelle a las 12 de la noche. mis amigos saldrían a bailar con unas chicas que habiamos conocido por la tarde jugando en el mar.(como ya dije esas son otras historias).fui al muelle y bajo la tenue luz de la entrada estaba ella esperando por mi. Estaba más hermosa de lo que la recordaba.Llege a ella la tome por la cintura y la besé apasionadamente, ella no se pudo contener y nos besamos durante largo tiempo.G- deseaba que me besaras así, no aguanto más deseo todo de ti, Dani!dijo esas palabras mientras agarro mi pene, al notar que yo lo tenía duro, dijo que fueramos bajo el muelle, allí bajo mis pantalones y comenzó a lamer mi berga, la metía en su boca y la sacaba como si de una paleta se tratara, tanto ella como yo lo estábamos disfrutando mucho!!D- Guillermina, no aguantare mucho más!!Voy a acabar!!G-Si Si!! Dani eyacula todo tu semen en mi boca!! Quiero tu leche!!Succiono mi pene un poco más y eyacule en su boca, se quito mi pija y lo que restaba de mi semen se disparo a su rostro!!G- mmm que delicia!!me facina jugar con el semen espeso en mi boca!!... te gusto?D- si, me gusto demasiado!!G- bueno... tengo que confesarte algo...Acto seguido se levanto la pollera, corrio su tanga y saco un pene como el mío, grande, venoso y grueso!quede impactado al verme en esa situación.Un transexual... no ella era una mujer con pene!!. no sabía que hacer o que decir, pero estaba encantado con su miembro. sin más puse mi mano sobre su pija y comenze a masturbarla mientras mi lengua bailaba es su boca, senti una gran excitación que no podía contener.G- Pense que saldrias corriendo al ver "esto" pero al contrario, parece que te gusta!! jugamos en la arena entonces?D- Nunca me hubiera imaginado estar en una situacion así, si quiero jugar toda la noche en la arena con vos.

Autor: pichodemono5090 Categoría: Transexual

Leer relato »

Transexual y padre

2019-08-08


La historia de un equivoco que resulto peligroso. Soy transexual des de hace 3 años, y aunque les parezca extraño, soy madre, o padre, como lo prefieran; esta historia que me dispongo a contarles sucedió hace dos. Hace tres años que llegue a Madrid para operarme, y decidí quedarme aquí ya; al principio, fue todo muy duro, nueva identidad, nuevos amigos, todo nuevo. Decidí alquilar un pequeño piso, y hacerle mi hogar, el trabajo no llegaba, y los pagos si, así que pensé en alquilar una habitación, y así lo hice. A los dos meses, recibí la llamada de una chica, que me dijo que necesitaba alojamiento, quedamos en un café del barrio, para hablar de los detalles. Cuando llegue y pregunte al camarero me dijo que me esperaba en la mesa del fondo yo fui hacia allí, y me presente: Hola soy Ana la del piso. Y yo Asun, encantada – me dio dos besos. Hablamos sobre el precio, y algunos detalles más, y al final llegamos a un acuerdo. Así que a la mañana siguiente se presentó en casa a la hora acordada, traía pocas maletas, e iba muy guapa; una minifalda de cuero negro y una blusita atada en la cintura. Del trato en casa nos hicimos muy amigas, yo trabajaba en un bar, mientras ella era secretaria. Todo paso la noche del sábado, mi amiga, que ya conocía mi sexualidad, iba a salir de copas, como yo, solo que yo me muevo por Chueca, y no; cuando de repente sonó su móvil, se fue a su cuarto y al cabo de un rato salio mal humorada. ¿Qué te pasa Asun cielo? Nada, que me quedo en casa, estos que no salen…. Pues sal conmigo Que??? Si mujer, tu y yo solas de copas por Madrid, jejejjejejejjej. Que peligro no?, jejjejej, hecho Fuimos de Púb. En Púb. Hasta llegar a uno que a mi me encanta, íbamos ya algo contentillas con los cubatas, ya allí la terminamos de apañar… Salimos a bailar, y bailamos provocando a todo el mundo, que panorama….. Asun me agarraba del cuello mientras suavemente bajaba hacia mi ombligo, y volvía a subir, yo la agarraba de la cintura y la pasaba mis labios por su cuello, lo cierto es que me empezaba excitar el juego. En esto que Asun paro y mirándome muy seria dijo, veámonos a casa cielo, yo asentí, cogimos un taxi y a casa que fuimos. No entrábamos por la puerta las dos agarradas y con todo y eso nos caíamos. La lleve a la cama y la acosté, empecé a quitarle la ropa, no sabia, lo que me pasaba pero me estaba empezando a excitar de nuevo, cuando llegue al pecho me dijo que ahora la tocaba a ella, y abrazándome el cuello se lanzó a mi boca y la beso, intente apartarme, pero no pude, su lengua hacia fuerza para entrar en mi boca, pasado un trato se soltó de mi cuello y me dijo: - Quiero follarte Ana. - Asun pero…… - Si cielo quiero que me folles. Y se volvió a lanzar a mi boca esta vez no la rehusé y la abrí, su lengua entro en ella, y empezó a jugar con la mía, sus manos tocaban mi pechos duros, mientras las mías se paseaban por sus glúteos duros y bien formados. Me empezó a desnudar y yo continué, desnudándola. Cuando solo quedaba de quitar nuestras braguitas, me miro y me dijo Enséñame esa polla, estoy deseando de verla, jamás antes me lo hice con una tía con polla. Me la quite y la faltó tiempo para abalanzarse sobre ella y empezar a chapármela, era delicioso, yo mientras la quite su bragas y la empecé a tocar su coño rasuradito y suave no aguantaba más y la dije que se la iba a meter, ella asintió con la cabeza mientras seguía en su tarea. Se separó y de un empujón me tiró a la cama. Asun déjame tengo que ir a por un condón. Que dices Ana con lo caliente que estoy…. Casi de un salto se puso encima mío, cojiendo mi parte masculina e introduciéndosela en el coño, empezó a realizar un movimiento rotatorio que me volvía loca, era fantástico, como me masajeaba las tetas mientras mi polla entraba y salía de su interior… La cambie de postura y me puse encima suyo, sus gemidos cerca del oído me producían un placer doble…. Mientras notaba como mi pecho y mis pezones se erguían, que sensación más maravillosa… Asun empezó a gemir más fuerte, y de mi polla notaba salir las primeras gotas de semen No te corras dentro de mi coño – me increpó mientras dejo escapar un gemido, por el cual no tuve la menor duda, se estaba corriendo. Y sin poder evitarlo me corrí yo en su interior llenando de esperma su vagina… Saque mi polla y Asun riendo me dijo…. Hay que jodrese, que puede que me dejes preñada. No digas tonterías Asun, con las hormonas mis espermatozoides deben de estar medio muertos. Las dos reímos y nos quedamos abrazadas y dormidas… A la mañana siguiente todo siguió como antes de la noche; así asta que a los dos meses, me vino a casa y mirándome a los ojos me dijo. - Estoy preñada, joder, me has preñado. No sabia que decir ni como reaccionar. Si, me has dejado preñada, te dije que no te corrieras dentro y tu nada ni puto caso… Después de unos meses difíciles superamos los pequeños baches que hay y ahora aunque Asun esta con un tío y mi hijo tb, yo los veo cuando quiero, y con Asun….. Bueno, con Asun, sigue pasando, aunque ahora siempre con preservativo.

Autor: Anónimo Categoría: Transexual

Leer relato »

Mi primer contacto

2019-07-30


Hola chicos, soy nueva aquí. Y para irnos conociendo les platico mi historia. Como muchas de nosotras, desde temprana edad nos gustaba jugar de forma distinta que los hombres, y robar ropa de la hermana o de mamá. Este sentimiento también lo tuve de chiquita pero nunca trascendió hasta que en la secundaría y con la pubertad tuve la gran necesidad interna de vestirme. Así que comencé a robar prendas cuando iba al tianguis e incluso compré lencería en los fabulosos mercados del DF. Es impresionante que encuentras de todo y bien barato. Además nadie sospecha cuando la consigues en la paca. Eso si, necesitas lavarla muy bien antes de usarla. Así poco a poco fui consiguiendo un closet fabuloso, tenia desde jeans que te levantan las nalgas, blusitas que tienen un escote hermoso, faldas de colegiala y hasta minifaldas de mezclilla. De ropa interior conseguí cacheteros de encaje y tangas. También me hice de un corset con liguero que me hace ver con una figura hermosa. Total, soy fanática de usar los jeans, y debajo tener mis medias sujetas al liguero, y a veces usar el corset, arriba una playera o blusa. Una vez conseguido mi atuendo comencé a jugar con mi colita, y para ello usaba zanahorias o cualquier cosa que tuviera forma de pene y me permitiera montarlo con facilidad, pues lo gran fantasía siempre ha sido montar a mi macho intensamente hasta exprimir la ultima gota de semen. No me había dado cuenta que mi actitud cambiaba también y fui creciendo, pero siempre me dio miedo expresarlo en público y a la fecha sigo siendo de closet. Hasta hace poco tiempo, no me hubiera imaginado entrar a paginas como esta y abrir una cuenta sino fuera por Alan, un chico de mi trabajo que de conocerme comenzó a sospechar que tenia un delicioso secreto guardado. Alan es el típico compañero de oficina que es un empleado renegado, le gustaba llegar tarde y contradecir a nuestro jefe. A la hora de la comida siempre coincidíamos y hablábamos de fútbol e incluso de mujeres, cómo nos gustaba que se vistieran y , creo que fue ahí donde poco a poco descubrió que me encanta travestirme en secreto, pues siempre le decía como se llamaban las prendas, las tallas y equivalencias para los hombres y el maquillaje. Un día lluvioso mientras comíamos vimos por la ventana de la oficina como una compañera se mojaba, llevaba puesta una falda hermosa y unos tacones altísimos, su blusa negra tenia un escote donde se mostraba el nacimiento de dos pequeños pero tiernos pechos y en medio, un collar monísimo. Sentí envidia y Alan al ver mi cara me preguntó: si fueras mujer cómo te vestirías. A lo que contesté emocionada: pues para venir a trabajar me pondría un pantalón bien pegadito de color azul, con unos tacones abiertos para mostrar mi pie y un poco altos para aguantar el trabajo. Mi blusa sería de color guinda y bien justita a la cintura, un poco corta para dejar ver mi piel, no mucho para dejar que los hombres imaginen lo demás. Cuando volteé a ver a Alan, tenia una cara de incredulidad y me dijo: se me hace que te vistes de mujer en las noches; reimos un poco y volvimos a chambear no sin sentir que me había delatado y tener nervios que me empezara a m*****ar con algo que era verdad!Al día siguiente, fue un jueves, a la hora de la comida me informó que el dia siguiente, viernes, era el ultimo dia en la empresa, pues nuestro jefe ya se había cansado de él. Cuando salimos a fumar un cigarro se me acercó y me susurró: yo se que tu eres mas de lo que muestras, no estaría mal que me despidieras como eres, una niña sumisa y bien putita. Yo me ruborice al instante y comencé a negar todo: de que estas hablando. A lo que el contestaba: ya sabes!, apoco creías que ibas a pasar desapercibida después de 4 meses comiendo y platicando de mujeres a la hora de la comida, se te notaba que querías ser como ellas. Además, siempre tienes las manos cuidadas y no me sorprendería que hasta te depilaras todita y cuides de tus pies. Al decirme todo esto me ruborice y no supe que contestarle, solo pude decir: es hora de trabajar. En la noche no podía dormir de pensar en todo lo que había pasado, pero noté que estaba súper excitada y me vestí de niña. Me puse unas medias blancas y mi faldita de colegiala. Una blusita blanca que me queda ligeramente grande para amarrarlo a mi cintura y le saqué brillo a uno de mis dildos preferidos, lo coloqué sobre una silla e imaginaba que montaba a Alan en la oficina. Cuando llegué al orgasmo, fue tan fuerte que casi me voy de rodillas con todo y pito de plástico en la cola. Toda la noche me temblaron las piernas y me di cuenta que si esto era capaz de hacer el pensar en un chico que sabia mi secreto y me propusiera un encuentro, aunque sin decirme de que manera, entonces debía dar el siguiente paso para disfrutar de mi sexualidad secreta aun mas. Pero tenia mucho miedo. Casi no pude dormir.al día siguiente me desperté con la sorpresa que la cama estaba húmeda, tuve seguramente sueños húmedos con él, pensé que esto solo me pasaría en mi pubertad. Cuando me metí a bañar mi cabeza dio un giro total y sin pensarlo me hice un lavado rápido y me depilé los pocos vellos que habían crecido de la ultima depilada de mis piernas y me retoqué mi bello púbico. Los viernes se acostumbra a usar en las oficinas de México, ropa casual, por lo que me puse unos jeans de hombre pero abajo llegaba puesto mi liguero con medias negras y encaje, me puse una tanga roja y encima un cachetero negro para que apretara bien mi clítoris y no se notara. Arriba me puse un corselette y una playera de hombre. Como es tiempo de lluvias me puse mi chamarra y no se notaba nadita lo que traía puesto. En mi mochila rápidamente metí unos tacones tipo sandalia y unos jeans de los que levantan las nalgas. También metí un rimel, labial de un color rojo quemadito, y un lápiz delineador. La putita ya estaba lista. Cuando llegué al trabajo, ahi estaba Alan, con una caja recogiendo sus pertenencia y entregando su informe de como dejaba la chamba. Yo estaba nerviosa porque no sabia que estaba dispuesta a hacer. De nuevo sin pensarlo, fui con la señora de la limpieza media hora antes de la comida, y la llave del cuarto de servicio. La perra que llevo dentro planeó todo tan rápido: a la hora de la comida llevo a Alan al cuarto de servicio, aprovechando que la señora también va a comer y me entrego toda para darle su despedida. Ni tarde ni perezosa al tener la llave en mi poder con el pretexto de evitarle trabajo pues según ha la derramado cafe en mi escritorio, le aventé un papelito a Alan: me descubriste, te mereces tu despedida. A la hora de la comida, en el cuarto de servicio del tercer piso. Cuando leyó ésto, se asomó a mi cubo y le verte el ojo de manera coqueta. El cuarto de servicio se encuentra en las escaleras, y como hay ascensor, casi nadie pasa por ahi. Llego la hora de comida y yo me fui rapido al pequeño cuarto. Como pude acomode una cubeta a modo de silla y rápidamente me puse mis jeans de niña y mis tacones, saque un espejito que también traje y me maquillé. Pasaron 20 minutos y pensé que Alan se había arrepentido, y me sentía fatal, una pendeja, y ahora tenia miedo que me delatara con toda la oficina. Pero en eso se escuchó que tocó la puertA: Samantha, soy yo, Alan. Déjame pasar. Nunca había pensado en mi nombre de mujer y el a la primera me había bautizado! Fue genial y mi corazón latia horrores! Estaba excitada y mi clítoris estaba súper contenido bajo las dos prendas de niña que llevaba. Cuando le abrí, lo jalé rápidamente y cerre con llave, se sento en la cubeta: vaya vaya vaya! Que bien te ves! De saber todo eso que tenias guardadito ya te habría hecho mío. A lo que contesté: esque este es tu regalo de despedida. En automático me incline y le empecé a morder su paquete, que de porsi ya estaba marcadisimo y el desabrocho su cinturón, se paró y me arrodille para bajarle su pantalón y unas truzas súper sexys que llevaba puesto. Su pene era un pene promedio, de 15 cm mas o menos pero estaba tan excitado Alan que tenia la cabeza bien inflada y ya hasta babeaba. La comencé a lamer pero el no pudo y me agarro del cabello y me forzó a tragarla toda. Estaba riquísima, era una sensación deliciosa sentir su verga tan caliente y palpitante en mi interior, el comenzó a asirme y le dio ritmo a la mamada. Pero de pronto me levantó. La cintura y comenzó a acariciar mis nalgas. Yo mientras con una mano me sostenía a una de sus piernas y con la otra masturbaba a la vez que mamaba su verga. Era la primer mamada que daba y me perdió por completo! El comenzó a bajarme mi jeans hasta las rodillas, de tal manera que no podía abrir las piernas, se excitó tanto al ver un poco de mi liguero que senti como su pene se ensanchaba, señal de que su semen seria mío muy pronto, pero el muy cabron se controló y acaricio mis piernas y me nalgeaba, cuando bajó mi cachetero y vio tenga se excito mas y me dijo: eres mas puta de lo que imaginaba. Yo contesté: para ti papito, nunca sere lo suficientemente puta, te gusta como te la mamo? Y el me contestó con una nalgada tan fuerte y rica que gemí. Me hizo a un lado la tanga e introdujo un dedo de un golpe, no me había lubricado y senti un poco de dolor. Hasta ese momento repare que tenia unas manos de piel gruesa y tosca y unos dedos gruesos. Después me metió otro dedo y mientras los metía y sacaba no sin que sintiera dolor, yo tenía con su verga adentro hasta que ya no pudo mas me me metió un tercer dedo y me nalgueo tan fuerte que se la mame mas rapido y duro. Senti como explotaba su cabeza y toda su leche era entregada a mi boca. Me agarro del cuello para evitar que me lo sacara y escupiera su semen y lo trague. Después se sento y en eso tocaron la puerta. Rápidamente se subió el pantalón y cuando supimos que se había marchado con seguridad la señora, el se salió. Yo volví a echar llave y me puse de nuevo mi playera y chamarra, mi pantalón y mis zapatos. Me desmaquille rapido en la tarja del cuarto de lavado. Y salí a la oficina. La señora me estaba buscando para que le diera las llaves. Dio la hora de salida y no vi a Alan. Me di cuenta que se había marchado antes. Lo espere al dia siguiente y las noches siguientes le daba brillo a mi dildo pensando en el y lo rico que seguro me cogería. Pero nunca regreso a la oficina y la pendeja que soy, nunca le pedi su teléfono. Total, sigo virgen de pene de carne y hueso y seguiré siendo de closet menos aquí, tal vez alguien me pueda ligar y en una de esas me desvirgue sabroso, pero eso si, a Alan nadie lo suplirá. Saludos mis chicos guapos!

Autor: Anónimo Categoría: Transexual

Leer relato »