Relatos Eróticos de Transexual


LA MANO DEL BUS II

2020-11-05


Después de unos días de descanso en el instituto, me matriculé en otros horarios, un poco más tarde por si apareciera el negro, y yo no quería estar con él de nuevo; porque él quería ser mi dueño, mejor dicho dueño de mi culito; el primer día de clase encontré un nuevo portero, un tipo un tanto rudo y muy viril, pero chusco, de trato no tan refinado, pero allí estaba; ese día transcurrió tranquilo; me fui al paradero del bus y había un grupo muy grande de gente esperando, yo me asusté, y cuando llegó nos empujábamos por subir; yo logré hacerlo y me ubique al centro, si allí donde se te pegan al culo las mejores pingas; y al rato sentí que alguien se pegaba a mi cuerpo, a mi culo, yo me hice el tonto y me pegué mas a ese cuerpo, el tipo sabia que me gustaba y empezó a tocarme suavemente, sus manos fuertes perdieron el control y, paso de lo suave a lo fuerte y directo, apretó mis nalgas y la raja de mi culo; yo gozaba con esa conducta impulsiva, me abría de piernas, pero tuvo miedo de meterse entre ellas, y la gente empezó a bajar y mi calentador de esa noche despareció. Al llegar a casa encontré a mis primos, tres hombres y dos chicas, con mis tíos, habían llegado para celebrar el aniversario de bodas de mis padres; esa noche todos bailaban y bebían de lo más rico, yo no lo hacía, porque se me salía la mujer que llevo dentro; cuando ya llegaron a la fatiga, mis tíos se quedaban dormidos en las sillas, mis primos se fueron a mi cuarto para dormir, mi padre me pidió que lo lleve a su cuarto, y así lo hice, solo uno de mis tíos estaba más sobrio y conversaba mucho con mama, cuando de pronto mamá lo llevó a su cuarto, yo me hice el dormido para ver qué pasaba, y cuando llegaron, ella se desvistió todita, el tío no perdió tiempo y, empezó con una sopa a la concha que sonaba sus sorbos; ella gozaba y gozaba; papa despertó y yo creí que se iban a pelear pero no, el tío le chupaba la chucha y mi padre el culo; y de repente vi a mamá echada sobre la verga de mi tío, y mi papa con su pinga metiéndosela por el culo; era un trío de los mas erótico; de lo más rico. Me fui a mi cuarto y allí encontré, a mis primos medios desnudos, y uno de ellos con una pinga de lo mas parada, me dio ganas de chuparla, lo moví y se despertó Que pasa primo? Me dijo No Nada, no te vayas a caer. Le traje un trago para que se duerma mas y surtió efecto; una vez bien dormido me dediqué a mamarle la pinga, de regular tamaño hasta que se corrió de lo mas rápido; yo me quedé con ganas de mas. Al día siguiente, al ir al instituto encontré en el bus al portero y éste me saludó, le conteste el saludo y me dijo llamarse Felipe; nos fuimos juntos al instituto, ya a la hora de salida, me buscó para volver toda vez que vivíamos cerca uno del otro; llego el bus y muy apretados nos ubicamos al centro, yo me puse delante de él….oh….oh sentí una verga muy dura y gruesa, él se disculpó, yo le dije :No te preocupes… Felipe: No puedo evitarlo cuando tengo cerca un culo rico se pone duro. YO: No te preocupes, yo soy hombre como tú y lo entiendo. Pero en el fondo yo gozaba con esa verga. Así viajamos esa noche, muy juntitos y como nunca el carro demoró, al llegar se bajó conmigo y me pidió disculpas, que no volvería a suceder, que no le diga nada a las autoridades del instituto, etc. Yo: cálmate no voy a decir nada porque no fue provocado, todo es casualidad…. Felipe: Gracias… pero ese culito estaba rico Yo: Te gusto? Felipe: si. YO: adiós. Al día siguiente muy temprano, preparé el material de trabajo del instituto, Salí al paradero, subí al bus, no estaba Felipe, ese día me puse mi buzo suelto y una polera grande, no llevaba trusa, por si acaso esa noche volvía a estar juntito, muy juntito; entre a clases y al salir, no vi a Felipe; pregunté por él y me dijeron que era su día libre; y me fui [email protected] al paradero, subí y me puse al centro; cuando se llenó del todo, se me pegaban a mi cuerpo, me hice el dormido y, nuevamente esa mano del bus empezó a tocar mis nalgas, se sentía rico, jugaba con ellas, me incliné un poco, la mano se dio cuenta que quería guerra y me bajó un poco el buzo; se sorprendió al notar mi desnudez y, se prendió de mi huequito, metió un dedo, si el del centro, yo abrí mi ojete, ese dedo se metió hasta el fondo que ricoooooo, parecía una pinga con ganas de cachar, entraba y salía, una y otra vez, hasta que la gente empezó a bajar, la mano salió y yo me quedé con más ganas, y con la del día anterior estaba hecho un volcán. Al llegar a casa saludé a mis padres y se estaban preparando para ir de visita a unos compadres suyos, llegarían un poco tarde así que me quedé viendo tv. Cuando puse el canal porno, vi como a un trans le metían una verga inmensa por el culo, y otra por la boca, como gozaba, a mi me arrechó, me dije como seria que te atraviesen dos al mismo rato, mi mano inconscientemente bajo hasta mi culo y como estaba muy caliente, absorbió mi dedo y me lo metí, me estaba dando una paja por el culo de lo más rica; mi perro sintió el olor a leche y se puso a aullar, para que no grite, lo metí a la casa y me puse de cuatro, me empezó a lamer y…. muy ricoooo ese momento; me quiso montar, yo casi me dejo…. Por un poquito casi le entrego el culo a NIcco. Al levantarme al día siguiente me duché y decidí bajar hasta por donde vivía Felipe, para tomar el bus y, justo lo encontré cuando salía de su casa. YO: Hola Felipe Felipe: Hola, que haces por acá, Yo: venia a tomar el bus con menos gente y tu allí vives Felipe: SI, tu casa cuando gustes. Yo: Arreglas de todo según ese aviso. Felipe: si con eso me ayudo mas. Yo: nos vamos, dime vives solo? O tienes familia. Felipe: Vivo solo, no tengo a nadie. Yo: porque no tienes novia o esposa? Felipe: Nadie me quiere. Yo: porque eres malo o tienes un defecto. Felipe: Es que nadie quiere vivir conmigo, menos cachar porque tengo mi pichula muy grande y con curva hacia arriba. Yo: que!! (Debe ser rica) Felipe: además que no se escribir bien. Yo: si quieres te enseño a escribir mejor y a redactar. Felipe: eso harías por mí. Yo: Si. El bus llegó y no subimos, para suerte nuestra habían dos asientos juntos, me senté al fondo y él puso su brazo fuerte en el respaldo baje la mirada y, pude notar su bulto inmenso en su vaquero. Yo: si quieres mañana empezamos a practicar tu escritura. Felipe: Ya, en donde seria? En mi casa o en la tuya? Yo: en la tuya que no hay nadie. Felipe Ok. Llegamos al instituto yo me fui a mi clase y el a la puerta de entrada. Cuando salimos no volvimos a encontrar Yo: nos vamos a casa Felipe: Si, menos mal que mañana es sábado y descansamos. SI, le dije yo. Y cuando llego el bus nos ubicamos al centro, Felipe se puso detrás mío, que era lo que yo quería, si quería sentir esa pinga en curva, fuerte y dura; cosa que no demoró en ponerse así, mi culo estaba caliente, se lo movía aprovechando el tumulto y el marchar del bus… estaba rico… Le paraba el culo y sentía su pinga hacia arriba, la sentí en medio de mis nalgas como queriendo romper las ropas, de repente él se apegó mas y me tomo de la cintura, creo que quería correrse allí mismo…. Uffff que calor suscite y él se calmo, cuando llegamos le dije nos vemos mañana a las 10 a.m Al día siguiente muy temprano preparé el material para enseñarle a Felipe, Mamá: vas a clases? Yo: No mama voy a enseñar a escribir a un chico. Mama: Eso está bien, vas a venir a almorzar, porque con tu papa vamos a salir a visitar un conocido de él. Yo: no creo mama. Nos vemos en la noche. Mama: está bien, a casi lo olvidaba va a venir tu primo Alex. Yo: está bien. Salí con rumbo a casa de Felipe, llegué y él estaba en la puerta esperando Fel: Hola eres puntual Yo: Si, vamos. Fel: Has venido deportivo. Yo había ido con un buzo suelto y sin trusa, con una polera ancha y oliendo a [email protected] Yo: Te gusta? Fel: Si, te queda bien. Entramos y le pregunte si quería contarme algo antes de empezar la clase. Fel: Si, lo que preguntaste, porque no tenía pareja. Todavía quieres saberlo? Yo: Si, claro para conocerte mejor. Fel: Mira es que tengo la pinga muy fuerte y dura y con una inclinación hacia arriba que les da miedo a las mujeres; pero algunas le gusta y vienen aquí para que me las cache y, me pagan por eso; quieres verla? Yo: ahorita? Si está muerta, mejor cuando la tengas dura para afirmar lo que tú dices. Si? Fel: Si está bien. Yo ufffffff me salve. Yo Que mas tienes que decirme respecto de ello? Fel: Si que me gusta meter la verga por el culito de las parejas, como es muy grande entra ajustadito. Yo: je je je que cosas dices (mi culo empezó a humedecerse). Fel: no te ofendes verdad. Yo: no. En tocan el timbre y él sale….Fel: sabes ha llegado una mujer a buscar servicio sexual, disculpa, metete en ese cuarto y no salgas hasta cuando te diga, es que es un dinero extra, tu entiendes verdad? Yo: si esta bien. Me metí al cuarto, y desde allí por una rendija pude ver el polvo que le estaba dando a la vecina, si una vecina, y Ohhhhh le pude ver la pinga en toda su dimensión; era enorme, dura como si fuera de mármol, tallada y si tenía una curvatura hacia, arriba que la mujer disfrutaba al chuparla, Felipe se esmeraba y se la metía por todos los huecos, esa tremenda verga, parecía no cansarse y entraba y salía de la chucha; luego ella misma pidió que le matan por el culo y Fel también se la metió, allí la mujer grito pero de arrecha….ayyyyyyyy que rico Felipe dame mas mas por favor… Yo desde mi escondite, sentí que mi culo estaba muy húmedo y mi verguita esta tiesa, también quería esa pinga. Si esa pinga monstruosa, fuerte, gorda casi sin cabeza… si la quería en mi culo o en mi boca. Terminó su polvo, la vecina se fue, yo Salí de mi escondite muy [email protected], Fel: disculpa, pero necesito dinero. Yo: No te preocupes, pero si te sirve de algo fue un polvo rico que le diste a la vecina. Fel: Si? Te parece? Y viste mi verga, es como te dije. Yo: Si la vi, pero no parece tan dura… en eso noto que se le empieza armar de nuevo el pincho. Yo: después hablamos de eso, ahora para lo que vine si?. No vaya a venir otra cliente tuya. Le empecé a enseñar escrituras y caligrafías, pero mi culo quería esa verga y mi mente no podía borrar de la memoria las dimensiones de su pinga. Después de un largo entrenamiento Felipe me dice que me invita almorzar, Yo: Porque no lo hacemos aquí, no sabes cocinar acaso? Fel: Pero quería algo especial para este momento. Yo: no te preocupes aquí almorzamos y luego a seguir practicando. Fel: te quedaras conmigo toda la tarde también? Yo: si quieres. Fel: Es que me dio calor y quiero ducharme, a ti no te dio calor? Yo: si también. Fel: Quieres bañarte primero o yo lo hago. Yo: si nos bañamos juntos no habría problema, total somos hombres y nos respetamos no? Fel: Si, está bien. Los dos desnuditos en la ducha, su verga flácida y mi culo ardiendo de ganas. Jugábamos en la ducha y Fel: te enjabono la espalda? Yo: (que era lo que quería) Claro Fel…. Acto seguido paso el jabón por mi espalda y cuando estaba por mis nalgas, hago que se resbale el jabón y me agacho, y él se asusto y me coge por la cintura, su pinga entro en acción…dura, fuerte, curvada y gruesa…. Yo por no caerme me agarro del cuello de su pichula. Fel: casi te caes, ves ahora mi verga como es. Yo: sí que es dura, pero suave… Yo me volteo y me abro las nalgas, él entiende y me coloca su verga en mi hueco… empujo para atrás y como estaba con jabón resbala suavecito… hasta el fondo….que rico…. Mi culo lo aguantó…. Estaba bien dura muy dura, Yo: vamos a la cama? Fel: Si, hace tiempo quería tu culito. Así con su pinga metida en mi culo caminamos hasta su cama… se puso encima mío y lo metió, metió y metió repetidas veces, no se cansaba y yo menos, quería metros de verga, kilómetros de pinga, estaba muy [email protected] Ese polvo duro como una hora…. Yo: Fel esto es un secreto verdad. Fel: si… ahora síguete moviendo que está muy rico….agggggg me vengo……aggggg que rico. Yo:…. Me corrooooo Fel y salieron los chorros de leche, la mía a mi cuerpo y la de él a mi esfínter…. Cuando saco la pinga de mi culo, ésta era enorme… gruesota…muy rica. Yo: Fel: tengo que ir a casa almorcemos y me voy un primo va a venir a casa, Fel: Primo o una pareja? Yo: Mi primo; es como yo. Fel: Dos [email protected] Yo: Si. Fel: Va a venir Aurelio en la noche como a las 8.00 si quieres salimos los cuatro, el la tiene más gruesa que la mía, pero es más chica. Que dices? Yo: voy a ver. Llegue a casa rápido, me estaba duchando cuando siento que tocan la puerta y era Alex mi [email protected]; Ale: Hola Carlos… listo para salir en cacería? Yo: es muy temprano, que te parece que descasemos un arto y salimos como a las 8.30? Alex: Bueno y donde iríamos? Yo: quieres comida fina o de provincia? Ale: Creo que de provincia, quiero algo chusco en grande y tosco, hace tiempo no me siento perra…. Ok, tengo dos amigos para eso, voy a llamarlos…. Yo: Hola fel, estas solo con Aurelio? Fel: con Aurelio. Yo Ahí vamos y tenemos carro. Pasamos por la casa de Fel; allí estaban los dos guardianes, Aurelio era mestizo oscuro y más fuerte que Felipe, se le notaba un bulto más grande que fel; Ale: listo nos vamos… yo voy contigo Feli. Yo: está bien yo voy con Aurelio. Nos fuimos a una discoteca y bailamos, tomamos licor y Fel dice: Mejor nos vamos a mi departamento para terminar lo que empezamos…. Siiiiiiiiiiii dijeron todos… Nos fuimos y Fel desnudo a mi [email protected] y esta: Oh que pinga tan grande que tienes… todo eso entrará en mi culo….. Yo: si seguro… Cuando yo vi la verga de Aurelio me dije: Va crecer más o es su tamaño final? Porque también era grande pero más gruesa y gorda que la de Fel… Aurelio: un poquito más nada mas, no te acuerdas cuando te la puse en el bus…. Yo: ahhhhhh tú eras el que me metía los dedos en culo…. Si y ahora te voy a meter la pinga…. Y la orgia empezó, mi culo se abrió mas para esa pinga inmensa… Me tomo los pies y se los puso a los hombros y allí mete y saca, mete y saca, ayyyyyyy que rico cachas Aurelio……métela mas rápido mas rápido como un tren….. como en el bus, ya te descubrí la manos del bus…. Luego se sentó en una silla y me hizo sentarme y que ricoooooo entró todooooooo y estábamos frente a frente y podía besarlo y él me mordía los labios, mis pezones pequeños……que ricooooooo me coooooorrrrrro dijo él y soltó la leche dentro de mi…… Alex la pasaba bien con Fel…… Alex: me he comido la verga más grande del mundo….. y Yo la más gruesa….nos vamos dijo Alex, tengo que trabajar mañana domingo…. Yo está bien nos vamos…. Fel y Aurelio es un secreto verdad les dije; tengo fotos que están cachando a Alex y diré que la violaron…. Al Unísono….NOOOO mas bien cuando quiera otra vez y gratis dijo Fel. Llegue a casa y como no había nadie, Alex se fue rápido en su carro, entre oliendo a leche, yo quería mas verga, y ohhh Nicco aullaba dolorosamente; creo que es tu turno…. Me dije, total mi culo ya esta dilatado y lo traje a mi cuarto, él saltaba feliz, me desnudé y él pasó su lengua por todo mi cuerpo… cuando llego a mi culo se detuvo a lamer la leche que Salía y se monto muy rápido, yo quería mas pinga… y mi culo estaba abierto por la verga de Aurelio, cedió a la primera del perro, yo estaba en la gloria, por fin tendría mi cachero en casa…. El perro se movía muy rápido y zassssss entró su bola inmensa en mi culo sensible y yo como gozaba ese momento, ese día había cachado todo el día que felicidad, se los recomiendo lectores…. El perro siguió y siguió hasta que se vino dentro mío… espero unos minutos y cuando la sacó…. Sorpresa era más grande que la pinga de Fel + la pinga de Aurelio juntos, que placer me dio Nicco, descubrí que podía cachar en casa y la mano del bus…. Mi culo pedía mas verga y volví a esperar a NIcco y se la empecé a mamar hasta que me volvió a montar y montar, montar y cachar; quería kilómetros de verga… mucha verga…. Mi culo ya estaba listo para cualquier tamaño.

Autor: ANITO Categoría: Transexual

Leer relato »

El espejo dice que soy nena.

2020-05-15


Olis, voy a presentarme. Soy Martina vivo en las afueras de Buenos Aires. Soy la cuarta "hermana" , la menor de todas. Naci como el hijo varon pero yo nunca asumi mi rol. Yo era una mas, heredando sus juguetes ropita y moldeando mis rasgos femeninos. Cabello larguisimo muy cuidado y peinado. Mi padre no habia puesto empeño en mi concepcion porque era fisicamente un clon de mi madre. Delgadita bajita y con una carita fina y dulce ojos verdes grandes y con un dejo melancolico, boca pequeña de labios carnosos y una naricita apenas perceptible. Mi voz aflautada y mis modos fresa completaban mi aspecto cero por ciento varonil. De niñita me negue a usar cualquier ropa que no fuera rosa con voladitos o florcitas. La adolescencia temprana acentuo aun mas mis rasgos femeninos. Nunca desendieron mis testiculos y mi penecito era una verruguita rosada. Los cambios mas notorios fueron en mis caderas , nalgas y pechos. Caderas redondas, nalgas gordas y paradas y un par de senitos muy pequeñitos pero tremendamente sencibles. Lo que mas atraia a hombres y mujeres era mi cola y a mi tambien. Yo me exhibia orgullosa en calzas o shorts, aprovechando que era completamente lampiña. La secundaria fue la epoca de la tanga violadora y el deseo de provocar a los tipos. Asesorada por mis hermanas lograba cada vez mas ser una zorrita inocente. Coletas altas y moñitos eran de rigor. Mis primeros besos y arrimones hacian que mi putita interior desbordara mi lado sensual...

Autor: Martinita Categoría: Transexual

Leer relato »

Tres: uno + uno

2019-11-24


Haciendo footing hago amistad con una chica que resulta que es un transexual... Estar con un transexual es una sensación muy especial, yo diría que única. Somos dos en la cama pero hay cuatro tetas y una polla ¿entonces somos tres…o dos?...a veces las matemáticas follan…ajaja Tres: uno + uno Hacia footing, en un parque cerca de la zona en la que vivo, y llevaba varios días observando cómo, a mí misma hora, había una chica que hacia el mismo recorrido. Llevábamos así unas cuantas semanas, de coincidencia a la misma hora, y a me agradaba tener una compañera que fuera a mi ritmo cerca de mi aunque no nos conociéramos. Era una chica delgada y aparentemente bastante guapa, con pelo rubio, una cinta en la cabeza y unos cascos de oír música. Un día iba ella delante de mí y se paró al lado de un árbol tremendo que se había caído. La verdad que el árbol impresionaba. Era un pino con un tronco muy grande. Yo también me pare y me dirigí a ella empezando una simple conversación acerca del árbol. Dicha conversación nos llevó a hablar de los kilómetros que recorríamos diariamente y a que teníamos el mismo horario de deporte. Yo percibí que ella tenía ganas de conversación y supongo que al revés sucedió lo mismo. Así que seguimos corriendo juntas charlando básicamente sobre nuestra actividad deportiva…una conversación muy simple. A partir de ese día hacíamos el recorrido juntas y poco a poco fuimos desarrollando una ligera amistad que iba en aumento. Laura, que es como se llama ella, me pidió mi teléfono por si algún día no podía venir a mi hora avisarme y yo también haría lo mismo. Habíamos consolidado el hacer footing juntas. Laura, ahora si lo digo con criterio, era muy guapa. Con media melena y ojos verdosos un cuerpo delgado y muy estilizado. Yo no soy lesbiana pero había algo en ella que me excitaba o me ponía en cierto modo….me resultaba agradable su compañía. Me encontraba muy a gusto y me apetecía saber más sobre ella. Pasaron dos meses de hacer footing juntas. Nuestra relación había prosperado muchísimo. Ya en muchas ocasiones después de correr nos tomábamos algo. Un viernes por la tarde estaba yo en casa, un poco ociosa, cuando de repente recibo un whatsapp de ella. -Hola, Irene. ¿Tienes algún plan? -No, estoy viendo una serie. Los viernes no suelo salir…me reservo para los sábados… -¿Te apetece que nos tomemos algo por ahí…de picoteo? -Venga vale, nos vemos donde siempre. ¿A las 22? - Ok. Cuando llegue a las 22 horas ya estaba ella. Fuimos dando un paseo y nos sentamos en una terraza cerca del parque del retiro. Empezamos una conversación muy agradable. Muy animada y yo creo que con bastante atracción por ambas partes. Cuando hablas con alguien que te gusta notas si existe química y yo creo que entre ambas había y mucho. Tenía una sensación muy extraña. Nunca me había excitado una chica, de verdad, y Laura me atraía mucho y la miraba con deseo sexual. Me apetecía muchísimo darla un beso en los labios pero ante su posible reacción no me atrevía. Además, pensaba yo, si me responde al beso hasta donde estoy dispuesta a llegar…¿y si es lesbiana? Como es lógico hablamos de nuestra vida íntima. Ninguna de las dos tenía pareja. Yo estaba muy inquieta, ansiosa y a la vez temeraria por si en un momento determinado me decía que si quería salir con ella. Mi excitación era muy grande. En un momento como ese sería capaz de cualquier cosa. En un momento de la conversación me dijo que tenía que decirme una cosa y me pidió contar hasta 10 antes de reaccionar a lo que me iba a decir. Estaba completamente segura que me iba a decir que si salíamos junta. Yo ya tenía mi respuesta. -Irene, yo soy una persona transexual. Siento mucho no habértelo dicho antes pero me faltaba valor y sobretodo confianza. -¿Estas de coña? -No en absoluto es completamente cierto. -No me lo creo. Si eres un pedazo de tía…. -Pues ya ves tengo polla ¿Es un inconveniente para que seamos amigas? Joder, me había quedado blanca. No sabía muy bien cómo reaccionar. Lo único que se me ocurrió fue decir venga demuéstramelo. Fuimos dando un paseo hasta su casa. Ambas calladas. Yo iba dándole vueltas en la cabeza al tema. Estaba segura que no me engañaba que era cierto. Y estaba aún muchísimo más caliente y cachonda. Me ponía a 1000 esta situación. Llegamos a su casa. Fuimos a un salón pequeño pero muy mono. Ambas íbamos con falda, mini falda. Se desabrocho la cremallera lateral y dejo caer la falda. SI, joder, menudo bulto se le notaba en las bragas. -¿Quieres verla? -Lo que tú quieras. Se acercó ligeramente a mí y se bajó las bragas. XD !!! que pedazo de polla tiene. Os aseguro que no he tenido ningún novio ni follaamigo con esa polla. Mi excitación era máxima. Una sensación de descontrol tremenda. La miro muy fijamente a los ojos y ella me mira a mí. Con las miradas nos decimos todo. Me agacho la cojo la polla y me la meto en la boca. Se le pone durísima. Me la como como si fuera la primera vez. La chupo el glande con muchísima pasión e ímpetu. Estoy chupándosela casi veinte minutos. No me importa que se corra ya y me eche todo el semen en la boca. Quiero que llene toda mi boca con su semen. Atragantarme con el...echarlo por la nariz... Pero no, me agarra la cabeza y me da un beso de tornillo. Mi boca sabe a polla. Me chupa la lengua me lame los labios y me echa sobre la cama. Se sienta encima de mí y se quita la camiseta y el sujetador. Tiene unas tetas preciosas. Se inclina y pone sus pezones al alcance de mi boca. Jamás he comido unos pezones. La sensación es increíble por dos razones la primera por el morbazo que me da y la segunda porque me encanta. Se los aprieto con los labios y hago todo lo que me gusta que me hagan a mí. Aunque estoy tumbada me quito la camiseta y el sujetador. Ahora nos comemos los pezones las dos a la vez y yo con mi mano izquierda acaricio su glande todo húmedo. Estamos así mucho rato. Hasta que yo la digo…Laura, por favor follame. Se incorpora, tira de mi falda y las bragas. Queda mi coño al descubierto. Se arrodilla, lo observa…lo abre con los dedos suavemente y me lo cierra. Lo vuelve a abrir y cerrar….me acaricia el clítoris…yo me arqueo de placer….soy una puta esclava sumisa y sin voluntad…que haga conmigo lo que quiera… Me empieza a comer el coño…con bastante agresividad. Me mete los dedos bruscamente y los saca…no me duele…me gusta. Me sube las dos piernas, las pone sobre sus hombros. Pone su polla encima de mí. Me llega casi hasta el ombligo. Es como si me dijera prepárate para lo que te voy a meter…. Me penetra de un solo golpe. Siento toda mi vagina a reventar. Empieza a subirme y a bajarme tirando de mis piernas. Tengo infinidad de orgasmos…muchísimos. No sé cuánto tiempo esta así. Cuando se cansa de follarme…yo creo que más de 40 minutos dándome…me dice me voy a correr. Se sienta encima de mi pecho…me incorpora la cabeza me abre la boca mete su polla y se corre masturbándose un poco. Me echa todo el semen dentro. Nunca había tenido en la boca tantísimo semen. Me chorrea por los lados….me lo subo con los dedos y me lo trago todo. Me ha encantado. Me he bebido casi una taza de té de semen. Laura sigue con la erección no se le ha bajado. Me pone a cuatro patas y me la mete por el coño. Esta así como otros 30 minutos dándome unos envites tremendos. En algún momento me da un azote…y no me disgusta…hoy lo que quiera. Se vuelve a correr en mi boca…y me vuelve a poner otra vez a cuatro patas fallándome. Soy como una muñeca hinchable. Cuando por fin decide parar, han pasado casi 4 horas, yo tengo el coño muy dolorido y he tragado semen todo lo que se os ocurra y más. Jadeo muy fuertemente. Nos tumbamos una al lado de la otra. Yo todavía no puedo pensar en lo que ha sucedido. Pero, lo que sí es seguro, no tengo más fuerzas para que me siga follando. Nos ponemos de lado y nos miramos. La digo ingenuamente.... -Gracias por respetar mi culo...ajaja. ¿Mañana vamos a correr? Y ella me responde: -¿Te apetece que seamos follaamigos y ver qué sucede?. Pero vete preparando el ano...!!! Yo digo: -ummmm…opino que… © Irene3Ne

Autor: Irene Categoría: Transexual

Leer relato »

Fin de semana en Rosario

2019-11-01


Venía de terminar una relación, jamas pensé que en Rosario me iban a abrir de tal manera, fue la primera de muchas más. Hola Por temas de trabajo, me enviaron durante unas semanas a Rosario. Viajaba cada lunes para allá, y el viernes a la noche retornaba a Bs.As. Fue en la época que estaba casi terminando con una relacion, y tome estos viajes como una manera de ir haciendo el duelo. Queríamos cosas diferentes, ella no paraba de hablar de algo más formal, convivencia y demas, y yo aun queria seguir soltero, sin dramas. Finalmente, un sabado hablamos, y quedamos en buenos términos, y al lunes siguiente volvi a viajar. Esa semana estuvo todo muy tranquilo, en el trabajo. Y yo, que llevaba varios dias sin sexo, me estaba empezando a preocupar. Esa semana decidi no regresar a Bs. As, y quedarme a conocer la noche de Rosario. El viernes encare para la zona del centro. Despues de cenar, y tomar algo, di vueltas, mirando y no encontré nada que me gustara. Me senté en un bar, a tomar la última cerveza y despues volvería al hotel. En una mesa habia dos chicas, las cuales mire muy fijamente, y nada. Como si no existiera. En otra, dos chicos, me miraron, pero no estaba con ganas de hombres. En fin, pagué y me fui. En la calle habia mesas, y al salir pise a una chica, que tenía las piernas estiradas. - discúlpame, no te vi. Levante la mirada, era una trans. No era muy bonita de cara, pero tenía un vestido corto, tipo minifalda, y estaba montada sobre unos tacos plásticos transparentes, que te dejaban muy caliente. - no hay problemas, lindo -upa, gracias…me llamo Sergio, y vos? -Diana (su nombre tampoco era muy lindo). jaja. Me puse a charlar, me invito una cerveza, me senté. Era muy entretenida, y me hablo de un boliche que iba a ir despues, con unos amigos. Cuando llegaron, hubo las presentaciones, y fuimos caminando unas cuadras. Llegamos, era un boliche open mind. Una de las amigas, se llamaba llamada Andrea. De las más lindas trans que habia visto en mi vida. Pelirroja, pelo largo, unas tetas infernales. Me quede obnubilado, pero no me dio mucha pelota y se fue a bailar. Me quede hablando con Diana, y de la nada me encajo un beso. No me hice desear mucho, y nos fuimos a un lugar más oscuro. Apenas nos sentamos, me puse a manotear a mi chica, su vestido era muy corto, asi que meti mi mano entre sus muslos, y encontre un hermoso paquete, envuelto en una tanga ajustada. Se la quite, y su verga apareció ante mí. Comencé a masturbarla suavemente, -Pará, porque no me voy a poder ir del boliche. ¿Vamos a otro lado? Asi hicimos. Se puso su tanga, acomodo su paquete, y salimos. Antes de llegar a la puerta, paso Andrea que la saludo, le pregunto dónde iba, y se nos acoplo. En el auto, camino a su casa, Andrea sentada atrás, y Diana adelante, fuimos charlando de todo un poco. Eran maquilladoras, y trabajaban juntas. Mi deseo era poder coger con ambas, pero se veía dificil, ya que Andrea no me registraba, pero en cambio Diana en cada semáforo, me besaba y manoseaba. Llegamos al depto. que compartían. Era chiquito, dos ambientes, muy bien decorado. Diana abrió, paso Andrea, y luego yo. De atrás Diana me tomo por los hombros, y me hablo al oído. -esta noche no la vas a olvidar jamas. me giro, empezó a besarme y me movió hacia su habitación mientras desaparecía nuestra ropa por el camino, ella quedo solo en tanga. Llegué a la cama, y me senté. Diana se acercó, corrí su tanga, y saqué su hermosa verga. ahora sí, podía hacerla mía. Tire su piel hacia atrás, y al descabezar su pija, la cabeza se puso roja, casi violeta. La mire, y sin dudar meti su verga en mi boca, que deseaba desde el boliche. Noté su sabor salado al introducírmela, tambien su gemido de satisfacción al iniciar la mamada. Clavo sus dedos en mi pelo mientras la introducía una y otra vez, salvajemente. A pesar de que me encanta mamar vergas y lo hago siempre que puedo, tuve dos arcadas mientras intentaba llevar la verga al fondo de mi garganta. Noté tambien que estaba muy caliente, cuando su liquido prese minal me dejaba ese rico sabor en mi lengua. Estuve mamando verga durante un largo rato, haciéndola disfrutar a Diana de una merecida chupada, mientras le hacía gemir rico y se aceleraba más y más. Me agarro la mano, y me hizo que me pare, ahora le tocaba a ella, arrodillándose ante mí Mi pija estaba casi a tope, y las caricias y lengüeteadas hicieron el resto. A los pocos minutos ya estaba jadeando como un loco. Agarre su cabeza y le avise que iba a acabar yo. Diana se paró, y me acosté en la cama. De un ropero, saco una bolsa, y de ahí tiro sobre la sabana, algunos juguetes. Tomo unas bolas y se puso a untarle lubricante .me dijo, -asi estas preparado. Me di vuelta, poniéndome en 4, sabía lo que me esperaba. Las bolas iban incrementando el tamaño. Eran 6 en total: las dos primeras eran bastante pequeñas, y para un culo dilatado como el mío no eran ningún impedimento. La tercera tenía un grosor que ya se notaba bastante, y la cuarta opuso cierta resistencia a entrar en mi culo ya abierto La quinta era muy grande, y La sexta bola alcanzaba el tamaño de una mandarina aproximadamente, Expandió el lubricante por todas las bolas mientras me miraba. Veía en su cara las ganas de introducirme aquella monstruosidad en mi ano relajado, pero yo me encontraba entregado totalmente Diana metía las bolas en mi culo, y con una mano me ordeñaba la verga. Cuando llego a la quinta, mi culo estaba lo suficientemente abierto para recibir lo que fuera. Apareció Andrea en la habitación, desnuda. Masturbando una pequeña pija, que hacía juego con su hermoso cuerpo. Unas tetas enormes con aureolas rosadas, un pubis lampiño, y en medio su pija, que buscaba crecer de a poco. Se acostó delante de mí, para que yo pudiera mamarla. El trabajo en mi culo era de una delicadeza total, ante cada bola que me introducía, Diana me pasaba la lengua por la punta de mi pija, haciendo que el dolor disminuyese. Mientras, yo seguía mamando a Andrea, que ya daba señales de llegar al clímax en cualquier momento. Diana aprovecho para quitar las bolas de mi culo, muy lentamente, y al llegar a la última, introduje mi mano, y noté como habia quedado de abierto. Era una cueva, a la cual podía meter lo que quisiera. Y asi fue, Diana puso más lubricante en su cabeza, y comenzó a meter su pija. Despacio, para no desgarrar mi ano ya roto. Una vez que su cabeza ingreso, se detuvo, y se acostó sobre mi espalda, apoyando su pecho. Me dijo al oído, que queria llenarme de leche. Yo tambien lo deseaba. Andrea cogía mi boca, y Diana mi culo. Durante unos minutos, mis ojos se llenaron de lágrimas, porque la montada que me estaban dando, me hacía doler demasiado. Andrea tenso su cuerpo, su acabada era cuestión de minutos. Y asi fue, empujo dentro de mi boca, y luego de un grito casi gutural, lleno mi boca de semen caliente y espeso. Era tanto, que se resbalaba por la comisura de mis labios. Andrea lo tomaba con el dedo, y me embadurnaba la cara, la frente, mi nariz, toda mi cara. Mientras ella jugaba, Diana embistió una última vez más, y lleno mi culo abierto tambien. Asi, lleno de leche por el culo y por la boca, me levanté y fui al baño, a darme un baño de agua caliente. Mi culo me dolía, y al tocarlo note que un par de dedos se metían fácilmente. Al salir, las chicas me dieron una toalla, y me acostaron. Yo no habia acabado aún asi que ambas se decidieron a darme todo el placer que dos lenguas al unísono pueden dar. Me costó, por el dolor que sentía, pero con algo de fuerza, acabe, llenando ambas caras de leche. Cada uno tomaba una porción de mi verga, y se besaban pasando mi leche de boca en boca. Despues se acercaron, y me dieron sendos besos de lengua, donde note que aun quedaban restos de mi acabada. Nos acostamos riendo, por lo que habia sido un gran polvo, y un hermoso trio. Diana fue a buscar una cerveza y tres vasos. Mientras tomábamos y nos reíamos, cada uno metía mano en los cuerpos desnudos de otro. Yo manoteaba las tetas de Andrea, y Diana tocaba mi pija. Cuando nos recuperamos, fuimos dejando los vasos en el piso, y la cosa volvió a comenzar. Andrea chupaba mi pija, y Diana metía la suya, aun flácida, en mi boca. Su pija era gruesa, con algunas venas de color azul. Un poco torcida hacia la izquierda, con una cabeza que sobresalía del resto del tronco, y que se veía babeante. Andrea se acostó, boca arriba, y yo me monte sobre ella. Su pija ya estaba a punto para ingresar en mi culo, que habia sido desbastado por la pija hermosa de Diana. Me fui sentando, despacio, aun mi culo dolía y mucho. agarré su pija con la mano, y me la introduje muy despacio. No queria salir lastimado. Andrea mientras besaba mi pecho, mordisqueando mis tetillas, y mi pija tambien tomaba una interesante erección. Me olvide por un instante de Diana, que estaba en un costado de la cama, untando su verga con gel lubricante. -que vas a hacer???, le dije. -cogerte entre las dos, hermoso. Y asi fue. Diana, se puso a mi espalada, se acomodó y de a poco fue metiendo su pija dentro mío, que ya soportaba la de Andrea tambien. Era la primera vez que recibía dos vergas juntas. Ya habia experimentado con alguna pareja anterior, meter una pija y un consolador, pero esto era diferente. Por fin iba a poder disfrutar de algo nuevo. Estaba recibiendo dos vergas juntas, que me movían hacia el placer infinito. Al mismo tiempo, sentía como mi carne se desgarraba, para poder recibir a los dos cañones juntos. Era una mezcla de dolor insoportable, y éxtasis., notaba como mis huevos se iban llenando de semen. Mis ojos estaban cubiertos de lágrimas Andrea besaba mi pecho, y Diana apoyaba sus tetas en mi espalda, mientras me decía al oído, -nunca te vas a olvidar de nosotras. Fueron segundos, minutos, no sé. Perdí la noción. Ambas se movían dentro mío, en forma acompasada. Se notaba que no era la primera vez. Andrea acabo primero, y sus movimientos dentro de mi culo, me hicieron acaba a mí. Mi leche salio escupida, hacia sus tetas y parte del mentón. Aparentemente, eso hizo que Diana, al sentir como apretaba mis nalgas, tambien dejara ir todo su semen. Con el ultimo chorro, me abrazo por detrás, mientras besaba mi cuello, agitada. Despues comenzó la peor parte. Sacar ambas pijas, sin dejarme muy herido. Diana salio primero, con la pija apneas dormida, y babeando semen. Luego salio Andrea, con un poco más de fuerza. Yo Sali disparado al baño, necesitaba un bidet de agua helada, para refrescar mi culo, abierto, lleno de leche, y dolorido. Así fue como recibí dos vergas juntas, por primera vez. A las chicas volví a verlas varias veces más, pero eso es otra historia.

Autor: sergioverde Categoría: Transexual

Leer relato »

La primera vez que me follaron vestida con lencería.

2019-10-29


Como un amigo con el que tenía confianza me contaba sus experiencias sexuales en el ambiente liberal, los tríos que hacía (HMH-HMM) etc..., y yo había leído que el punto p en los hombres daba placer con el sexo anal, sentía curiosidad por probarlo, y como este amigo es de mente abierta y sabía que siempre practicaba el sexo seguro, le dije que me gustaría probar el sexo anal con él para experimentar con el punto p, me contestó que vale, que como era un amigo que le caía bien lo haría conmigo, y como sería su primera vez con un hombre, me pidió que me vistiera con lencería y tacones para excitarse y disfrutarlo visualmente, por lo que compré unos zapatos de tacón abiertos, medias, un tanga, y un corset todo blanco a juego y le llamé para quedar en un par de días. Llegado el día le abrí la puerta y nos saludamos como siempre, le dije que esperara un momento a que me cambiara. Cuando salí de la habitación con el conjunto noté que la polla se le puso dura al momento, me dijo que estaba genial y que los tacones acentuaban mis piernas y el culo. Me puso de espaldas y empezó a acariciarme las piernas, el tacto de sus manos sobre las medias me encantó, siguió acariciándome el culo y la parte del corset, me excité mucho por lo que le bajé la cremallera del pantalón para sacarle la polla, y empecé a acariciarla con la mano mientras notaba su respiración en mi cuello, la noté caliente y muy dura, ahí estábamos los dos acariciándonos y metiéndonos mano. Ya puestos en esa situación pensé en tener una experíencia más completa por lo que me dí la vuelta, me puse de rodillas, le bajé el pantalón y empecé a chuparle los huevos (los tenía totalmente depilados), me metí su polla en la boca y empecé a chuparla y acariciarla con las manos como había visto en algunos vídeos, empezó a gemir y me dijo que no parara que era la mejor comida de polla que le habían hecho, mucho mejor que cualquier mujer con las que había estado, y eso que era mi primera vez con una polla en la boca. Puso sus manos en mi cabeza y empezó a follarme la boca, por lo que puse mis manos en su culo para acariciarlos. Al rato me dijo de parar que se iba a correr si seguía así, y aún teníamos que probrar lo del punto p. Lo tumbé boca arriba en la cama para ponerme entre sus piernas, se puso un condón y yo lubricante en el culo, empecé a meterme su polla en mi culo muy lentamente, volvía a sacarla y a volver a metérmela poco a poco para ir acosbumbrando a mi culo, hasta que conseguí metérmela entera y me quedé unos momentos quieto para acosumbrarme a tenerle toda dentro. Empecé a subir y bajar lentamente mientras me acariciaba las medias y toda la lencería, noté que le gustaba mucho lo que veía y tocaba, tenía una vena fetichista que se le notaba en la cara lo que disfrutaba con la vista y el tacto. Aumenté el ritmo cabalgando su polla hasta que me acostumbré totalmente a tenerla dentro de mi culo, y sin esperarlo ninguno de los dos me corrí encima de él teniendo un orgasmo anal muy intenso y placentero como nunca había tenido. Ahora le tocaba a él correrse, por lo que me puso apoyado en la mesa con las piernas abiertas y me la metío hasta el fondo empezando a bombear lentamente, aumento el ritmo mientras me agarraba fuertemente del culo notando con cada embestida como me entraba hasta el fondo su polla, hasta que entre espasmos y gemidos se corrió. Le quité el condón, me metí su polla en la boda y se la dejé bien limpia de semen. El resultado fué espectacular, el sexo anal fué genial, vestirme con el conjunto me gustó mucho, tanto el tacto como la visión, y mi amigo tambíen lo disfrutó mucho, y aunque teníamos sexo con mujeres, dijimos de quedar en otras ocasiones para follar y probar otras cosas. Este fué mi comienzo en un nuevo mundo de experiencias sexuales y placenteras.

Autor: Sandra_cd_Sandro Categoría: Transexual

Leer relato »

La mano del bus (I)

2019-10-28


Me llamo Carlos y tengo 20 años, soy hijo único y muy cuidado, y engreído por mis padres, ellos están atentos a todos mis gustos y preferencias, confían mucho en mí y siempre me dan mis caprichos; soy muy mimado. Hace algún tiempo miraba mi cuerpo y note que me estaba saliendo cinturita, y eso a mi me agradó, pues iba aclarando mi sexualidad ya que nunca había probado una chucha ni tampoco una verga, no sabía si era hombre o mujer, pero me gustó notar en mi cuerpo esa característica, mis pezones se volvieron muy sensibles así como mi piel, que tenía un color muy bonito, por la calle a veces volteaban a mirarme, creo que mis nalgas son agradables y más de uno me mira en donde estudio, yo estudiaba todo el día en un instituto técnico, y tenía pocos amigos, como yo era muy tímido me costaba empezar amistades nuevas; salía del instituto y no paraba hasta llegar a mi casa. La movilidad era muy complicada para mi, siempre los buses iban muy llenos y apretujados. Un día salí un poco tarde del instituto, espere largo rato el bus, y cuando este llegó venia cargado de mucha gente, me acomodé al centro del vehículo, no podía ni moverme ya que estaba muy apretujado, sentía el calor muy fuerte, más o menos a mitad del viaje, sentí que una mano empezó a tocarme el culo, yo no podía ni alejarme, tampoco voltear hacia atrás, era tanta la gente que ni eso se podía, y tuve que aguantar, esa mano recorría mis nalgas de arriba y abajo; las apretaba rico, su dedo del centro empezó a tocarme mi ojete, era mi primera caricia a mi culo y… eso me estaba gustando, me dejé hacer todo lo que viniera de esa mano; cuando la gente empezó a bajar, la mano desapareció, yo miraba a quien pudo haberme hecho eso, pero no tuve éxito, cuando me toco bajar, hice una última mirada, pero tampoco; al llegar a casa encontré una nota de mis padres que iban a llegar tarde; yo estaba arrecho, un olor a putito que no podía, fui al cuarto de mama escogí una tanga y me la puse quería sentirme putito. Al día siguiente estuve muy atento en el bus, al salir de mi casa observé y venia casi vacío, me senté tranquilo; al terminar las clases y cuando ya estuve en el paradero, era muy difícil saber quién era el pervertido; subí y me acomode al centro, no sé si quería encontrar a quien hacia esas cosas o si quería sentir de nuevo esas manos; pero ahí me puse; cuando se llenó más el bus, volví a sentir esa mano fuerte, enérgica y arrechante, yo ya no intente saber de quién era, solo quería sentirla, y ese día venia sin trusa, sabía que lo iba a sentir, y empezó su trabajo de arriba abajo, y creo que se dio cuenta que no traía nada, que se esmeró en sus apretaditas de nalga, su dedo del centro se puso más duro y quería meterse por la tela del pantalón, lo sentía muy arrecho, yo paré el culo y él me ajustó su manaza, que ricooo… eso duró poco ya que la gente empezó a bajar y se hacía notar, me quedé con más ganas, así llegué a casa muy arrecho, allí estaban mis padres, los saludé y me fui a duchar, cené y a dormir soñando con esa mano o su verga de qué tamaño seria; tenía ganas de verga, me di cuenta que me gustaban las pingas y no las chuchas. Esa noche desarrollé los trabajos del instituto, hasta muy tarde, cuando fui al baño note que la puerta del cuarto de mis padres estaba entreabierta y fui a cerrarla cuando veo que mi madre le mamaba la verga a mi papá, si que era una verga grande y gruesa, y la mía chiquitita. Papa: déjame meterla a tu ojete. Mama: No me duele mucho, y tú la tienes muy grande… Ellos estaban en ese dilema hasta que papa gano y la puso de a perrito, le echo gel al culo y zas se la enchufó de un solo golpe… Mi culo se estremeció y la verga de papa gozaba con el culo de mama y ella de tanto mete y saca empezó: ‘más mas mas quiero más, métela más adentro’. Je je yo me sonreía, el placer lo acompaña al comienzo el dolor pero después viene lo rico… Me fui a la cama a soñar como sería mi primera vez y mi primera verga en mi culo. Al día siguiente al ir al instituto, observaba a la gente en el paradero y después en el bus, me senté tranquilo, no había muchos pasajeros; cuando llegue fui a mi aula, estuve con los amigos y al terminar las clases, fui al baño y me saqué la trusa, y como fui con buzo deportivo muy suelto, quería como el día anterior sentir más caliente esa mano del bus; salí al paradero siempre mirando, pero no había nada raro, me subí en el más lleno, me coloqué al centro donde estaba más apretado, cuando de pronto sentí que algo se apretaba a mi cuerpo, no era una mano, era una pinga, gruesa y caliente, tuve un poco de temor, no quise voltear por eso, pero me gustaba sentirla sobre la ropa, estaba tan rica que inconscientemente me bajé el buzo un poco, lo suficiente para que me meta la mano, pero no fue la mano, fue una pinga descomunal, recta y larga, caliente y venuda; me la puso entre las nalgas y sus manos en mi cintura apretándome a su cuerpo; yo me dejé quería pinga mucha pinga, el bus hizo el resto nos movíamos a su ritmo… De pronto oigo su voz en mi nuca: ‘Vamos a bajarnos, dame tu mano, ven…’ Yo hice lo que pidió, estábamos a dos cuadras de mi casa y recién pude verlo y era un tipo de raza negra, muy negro y corpulento, y atractivo; me gusto y lo seguí Yo: donde me llevas El: a mi cuarto y hace tiempo te tengo ganas putito. Nos fuimos y al llegar a su cuarto él empezó a besarme la boca, metía su lengua como culebra hasta mi garganta yo: sigue besándome esta rico… Él: me gustas mucho mariconcito y te va a gustar lo que vas hacer esta noche conmigo. Yo: no puedo quedarme toda la noche solo un rato. Él: me llamo Félix y tú? Yo: Carlos, pero sígueme besando, sácame la ropa y cáchame. Félix: Si toma mi verga y chúpala. Era una pinga negra muy negra y larga y ancha, no era cabezona pero rica, era mi primera verga que chupaba; él empezó apretar mis nalgas y sus dedos entraban y salían de mi ojete… que rico era todo eso; con su otra mano apretaba mis pezones y los chupaba… Mas ricooo. Hasta que yo no pude más y le dije Yo: Félix ya métela muy dentro muchooo dentro. Él no se hizo de rogar y sus 32 cm. de verga entraron en mi virginal culo… despacio… despacio… muy despacito y cada centímetro que entraba abría mis pliegues y yo los gozaba era mi primera pinga en mi culo… ‘sigue mete mete más…’ pedía yo y cuando ya estuvo toda dentro empezó a moverla en círculos y saca y casa y mete y mete muy rápido, demasiado rápido que perdía la noción donde estaba y yo buscaba su boca, su geta inmensa, el metía hasta su lengua, su mano apretaba mis pezones y sus cadera mi culo, sus piernas aprietan mis muslos era un experto cachando y yo quería que me cache mucho… hasta que me vine y su mano agarro mi leche y la paso por mi cuerpo, pero él no llegaba todavía y siguió moviéndose con un ritmo increíble, volví a correrme y nuevamente mi leche la rego en mi cuerpo, y de repente… ‘yaaa me corrooo que rico culo…’ se venía y me llenaba las tripas de leche… termino en mi culo y espero que se desinfle un poco y cuando la saco y si que era enorme… Yo: me gustó Félix. Félix: te volveré a cachar otro día. Yo: ya no ya, solo una vez contigo y nada más… Me vestí y así me fui, oliendo a leche de negro y la mía, llegue a casa y encontré una nota de papa ”Hijo nos fuimos al cumpleaños de tu tía no venimos hasta mañana” Yo de haber sabido me hubiera quedado con el negro. Me fui a mi cuarto. Me fui arrecho a mi ducha y luego a dormir… Mañana será otro día.

Autor: ANITO Categoría: Transexual

Leer relato »

Un viernes para recordar

2019-10-16


Hace no mucho tiempo me encontraba solo en casa, era una noche de jueves común y corriente, yo había regresado de trabajar y me dispuse a descansar un rato viendo la televisión y cenando algo ligero. Decidí irme a dormir temprano ya que aún quedaba el día viernes para concluir con la semana laboral. No era muy tarde, aun no daban las 11 de la noche cuando el silencio que había en mi habitación fue interrumpido por un inesperado rechinido que provenía del departamento de arriba, nunca había escuchado a mis vecinos teniendo sexo, ellos son ya una pareja madura y me parece que siempre habían sido cuidadosos con ello hasta esa noche. El rechinido se empezó a hacer más fuerte y a los pocos minutos se escuchaba como ella gemía de placer, el show auditivo no duró mucho pero fue lo suficiente para ponerme inquieto. A la mañana siguiente desperté como todas las mañanas para iniciar mi rutina de todos los días y cuál es mi sorpresa que de nuevo se hacía presente el rechinido de la cama de los vecinos y los gemidos de ella haciendo evidente que lo estaban pasando muy bien. Mientras me bañaba no dejaba de pensar en mis vecinos teniendo sexo, pero sobre todo en los gemidos de la vecina, curiosamente mis pensamientos no eran imaginándola desnuda o en alguna posición en específico, sino más bien, mi imaginación estaba en lo que ella sentía para gemir de esa manera tan sensual. No pude contener las ganas y me masturbé bajo la regadera ayudado de un poco de shampoo. Por ser viernes, el código de vestimenta en la oficina es bastante más relajado que los demás días, así que decidí vestirme sexy para mi, después de todo, aún me sentía bastante excitado, no me había sido suficiente con haberme tocado durante el baño. Sequé mi cuerpo con la toalla y me puse crema en todo el cuerpo, lo hice lentamente especialmente en mis partes íntimas. Saqué un pantalón de mezclilla azul claro del closet y me los puse sin ropa interior, me agrada la sensación áspera de la mezclilla en mis nalgas, sobre todo usando ese pantalón que me queda muy ajustado, y aunque no tengo mucha retaguardia no se me mira del todo mal ya que me he percatado que algunas mujeres y alguno que otro caballero me miran de forma coqueta. Completé el outfit con una playera color arena también ajustada, un blazer azul marino y unos mocasines color café sin calcetines. Antes de salir de casa me eché un poco de fragancia en tonos dulces, nada que ver con la que uso cuando visto de traje o con outfits formales. Salí de casa y me dirigí al transporte público como todos los días, la sensación de la mezclilla en mis muslos y en mis nalgas me hacía sentir sensual y un poco prendido. Cuando subí al autobús eché una rápida mirada para ubicar un asiento libre y para mi sorpresa un hombre de aspecto maduro y viril se recorrió de su asiento como sugiriendo me sentase con él. Yo hubiese preferido ir al lado de una chica pero bueno, no había mucho de donde elegir así que accedí a sentarme junto a aquel hombre y le agradecí el gesto con una leve sonrisa y un saludo de “buen día”. El hombre me sonrió y solo atinó a decir “por fin viernes”, a lo que yo contesté “sí, me ha parecido una semana larga”... de ahí se detonó una plática típica de autobús, cosas triviales y generalidades. Como los viernes suele haber más tráfico que los otros días duramos charlando cerca de una hora. Minutos antes que mi compañero de viaje bajara del autobús me dijo, “me caes bien, te doy mi teléfono por si deseas seguir charlando desde tu oficina”. Intercambiamos teléfonos, él bajó del autobús y yo seguí con mi camino unos minutos más. Por ahí de las 10 de la mañana recibí un mensaje en mi teléfono que decía “hola galán, quieres seguir charlando?”, como el día estaba tranquilo en la oficina accedí a charlar vía mensajes de texto, pero la plática de inmediato tomó otros rumbos. Estás muy guapo, me gustaste desde que te vi subir al autobús. Disculpa no soy gay, perdona si mi actitud te confundió. No te disculpes, yo tampoco soy gay, pero bueno, sé apreciar cuando alguien es guapo o agradable. Además hueles riquísimo. Pues gracias, me dejaste sin palabras, tú también eres muy agradable. ¿Solo agradable? ¿Yo no te gusté? Pues si te soy sincero, feo no eres ja ja ja. Vamos bien entonces. ¿Qué harás después del trabajo? Ir a casa ¿y tú? También, mi esposa estará fuera el fin de semana. Ya somos dos solitarios. Te invito una cerveza o un café en mi casa. No sé… me pones nervioso. De eso se trata corazón. Ok… me agrada la idea. Quedamos en vernos en una plaza comercial cerca de nuestro rumbo a las 6 de la tarde, aprovecharíamos en comprar unas cervezas y algo de cenar para finalmente tomar un taxi que nos llevaría a su casa. A eso de las 3 de la tarde recibí un mensaje de Adrián, mi nuevo amigo, era una foto de su pene erecto y con un breve mensaje que decía “¿te gusta?”. Yo entre nervioso y excitado solo atiné a decir, “se ve rica, luce grande”. De nuevo comenzó un intercambio de mensajes, ahora más subidos de tono. Es toda tuya corazón. ¿Te gustaría chuparla? Claro, pero yo nunca he chupado una. No te preocupes, tenemos toda la tarde para que aprendas. Se me hace agua la boca solo de imaginarlo. A mi se me hace agua la boca imaginar tus nalguitas, bajarte el pantalón y apretártelas. Me estás poniendo a mil Adrián. Tu así me has tenido todo el día mi rey. Ya quiero verte para cogerte y hacerte mi putita. En cuanto me dijo “mi putita” vinieron a mi cabeza los gemidos de mi vecina, por fin iba a saber lo que ella sentía mientras se la cogían, para nada me molestaba que mi nuevo amigo tomara la iniciativa y yo ser su putita, así que le contesté. Sí papito, quiero ser tu putita esta tarde, quiero que me hagas tu mujercita. Después de unos minutos Adrián me mandó un nuevo mensaje. ¿En verdad quieres ser mi mujercita? ¿Usarías lencería para mí? Claro que sí, no solo lencería, me vestiría completamente de mujercita si es lo que tú quieres. Ardían en un tono más serio comenzó a hacerme preguntas más específicas sobre mi estatura, talla de cintura, talla de zapatos, si tenía mucho vello, etc. Después del interrogatorio me dijo. Por zapatos, ropa, lencería y accesorios no hay problema, puedes usar de mi esposa, ella es alta y frondosa, pero me gustaría que compráramos una peluca ya que vamos a ir a la plaza. Me parece bien papito, yo estoy dispuesto a complacerte. Ya a estas alturas lo único que quería era sentirme la hembra de ese macho, ya no podía pensar con claridad ni medir consecuencias. A las 6 de la tarde los dos estábamos puntuales en plaza comercial y nos encontramos en el punto acordado, de inmediato fuimos a dos estéticas para buscar la peluca sin éxito, así que decidimos ir a una sex-shop, tal vez ahí tendrían algo que nos pudiera ayudar. La persona que atendía la sex-shop era una chavo evidentemente gay, así que no hubo necesidad de disimular, Adrián preguntó si tenía pelucas, pero el chico nos dijo que no las vendía solas, sino junto con disfraces o kits de fantasía. Tanto a Adrián y a mi nos resultó evidente lo que era un disfraz, mas no así lo que era un kit de fantasía. El vendedor sacó del mostrador una caja y dentro de ella venía una peluca rizada pelirroja, una especie de diadema con orejas de gato, un antifaz y una especie de cola de zorro con un plug anal. Sin preguntar mi opinión, Adrián solo pudo decir, “nos la llevamos”. Mientras el chico registraba la venta en la caja, Adrián mi susurró al oído, “vas a ser mi zorrita esta noche”. El chico nos dio la caja en una bolsa negra bastante discreta y salimos de la tienda, fuimos al supermercado y yo esperé a Adrián afuera con la bolsa mientras él compraba las cervezas y la cena. Cuando abordamos el taxi eran ya casi las 7:30 de la noche. No hablamos mucho en el trayecto, los dos íbamos como entre bloqueados e hipnotizados por lo que nos esperaba. Llegamos a casa de Adrián que estaba a unos 15 minutos de distancia de la mía, pagamos el taxi y entramos con toda naturalidad como si se tratase de dos buenos amigos. La casa de Adrián era linda, muy ordenada, ni bien habíamos entrado buscamos nuestros cuerpos y nos fundimos en un gran beso francés. De inmediato las manos de mi hombre se fueron a mis nalgas y yo solo me dejaba hacer. ¿Quieres agua o ya quieres tu cerveza? Agua para el nervio jajaja… contesté! Mientras Adrián iba a la cocina rápidamente me desnudé en la sala, no me costó mucho trabajo, con los mocasines sin calcetines y sin ropa interior fue muy sencillo despojarme de los demás. Sin pensarlo fui a la cocina para alcanzar a Adrián, y cuando me miró se sonrió morbosamente, se acercó a mí comenzó a manosearme. To acariciaba con una de mis manos su entrepierna por sobre el pantalón, mientras sus manos de él recorrían mi cuerpo. Regresamos a la sala, abrimos la caja y me puse el antifaz, la peluca y la diadema con las orejitas de zorra. Adrián fue por una de las bolsas del súper y sacó una botellita de lubricante vaginal, se acercó a mí y con su mano firme y fuerte comenzó a ponerme un poco en el ano, después tomó la cola de zorra y puso lubricante en el plug anal. Ven, apóyate en la mesa, vamos a ponerte tu colita. Yo totalmente obediente me apoyé en la mesa, abrí mis piernas y paré un poco el culo, sentí el frío del plug y mi primera reacción fue contraer el ano, a lo que delicadamente Adrián respondió con una tierna caricia en mi espalda y con un tono de voz dulce y coqueto me pidió me relajara para que entrara fácilmente. Con un poco de más lubricante y después de un par de intentos aquel plug que no era tan grande se insertó completamente dentro de mí, era una sensación extraña, más cuando trataba de caminar, por momentos sentía que si me movía iba a salir expulsado pero poco a poco fui sintiéndome cómodo con aquel plug. Ahí estábamos, Adrián y yo abrazados, en una especie de bailoteo a mitad de la sala, le encantaba mirarme convertido en su zorrita. Con aquel accesorio peludo saliendo de mis nalgas y con el antifaz y la peluca que disimulaban mis facciones hombre. Era el momento de abrir nuestra primera cerveza, tomamos un par de tragos y fue que le pedí a Adrián que se desnudara para mi, así lo hizo y una verga de unos 17 o 18 cm salió disparada cuando se bajó finalmente el bóxer. Me hinque frente mi hombre, tenía su verga erecta a unos centímetros de mi cara, el olor era fuerte pero sugerente, quería tragarla de un solo golpe pero el shock de saber lo que estaba por ocurrir me hizo tomarla con una mano y comencé a darle besitos a aquel duro tronco de carne morena. Acaricié sus huevos, y de forma tímida comencé a meterme la cabeza en mi boca. Wow, que deliciosa y extraña sensación, me resultaba complicado poder moverme con fluidez, solo sentía un pedazo de carne duro en mi boca, poco a poco me fui adaptando a la nueva sensación y comencé a devorar esa verga como si se tratara de una rica paleta de dulce, alternadamente la sacaba de mi boca para chupar los huevos de Adrián, por un momento atiné a subir la mirada buscando ver su reacción y el tipo estaba en el cielo, con los ojos cerrados y gimiendo. Me sentí una hembra que le estaba dando placer a su hombre, ya no recordaba el plug dentro de mí. De repente Adrián me detuvo y me ayudó a incorporarme, fuimos al sillón, me recostó delicadamente en él y comenzó a besar mi boca, mi cuello, mi orejas, bajó a mis pezones y comenzó a devorarlos como si se trataran de unos suculentos senos femeninos, poco a poco fue bajando hasta que sentí como me estaba dando un maravilloso sexo oral, mi pene para nada se comparaba al suyo, era evidentemente más chico y extrañamente aunque me sentía sumamente excitado no estaba tan erecto, pero lo disfruté muchísimo. Adrián se puso de pie y fue de nuevo a las bolsas del súper, sacó un paquete de condones y se puso uno, ambos sabíamos lo que seguía, así que me puse en cuatro sobre el sillón, Adrián me sacó el plug y comenzó a penetrarme. Haber traído el plug anal ayudó mucho, no sentí dolor en la penetración y todo se facilitó, sentí cada una de las embestidas, de su pelvis chocando con mis nalgas, de sus manos firmes que por momentos me apretaban de la cintura y que finalmente me jalaban por los hombros para hacer más fuerte las embestidas. Sentí que el ritmo de Adrián bajó y se vino dentro de mí, obviamente con el condón puesto. Ambos estábamos sudorosos así que nos tumbamos en el sillón para terminarnos nuestra cerveza. Entre los tragos, nos dábamos algunos besos y alguna que otra caricia tierna. ¿Te gusto?... preguntó Adrián Mucho, ¿y a ti? También, estas deliciosa corazón. Muchas gracias. ¿No te molesta que te hable en femenino? No, para nada, soy tu mujercita esta noche, ya habíamos quedado. Te voy a llamar Claudia, si no te importa. Es un hermoso nombre, me gusta. Es tarde ¿Ya tienes hambre Claudia? Una poca, si. Si gustas podemos cenar. Claro, pero déjame que sea yo quien te atiende. De ninguna manera, tú eres mi invitada. Déjame ser tu mujercita, anda. Ok, si eso te hace sentir mejor, yo encantado. Préstame la ropa de tu esposa que quieres que use, quiero atenderte vestido de mujer. Dame cinco minutos en lo que elijo algo para ti. Ok. Cuando Adrián regresó, me entregó un vestido de terciopelo color negro, unas zapatillas negras de 12 o 13 cm, que debo confesar me dieron un poco de miedo porque nunca había andado en tacones, me entregó también un liguero una panti diminuta y unas medias negras. Yo aún vestía con las orejas de zorra, la peluca y el antifaz, así que solo me quité las orejas y fui al baño a vestirme para mi hombre. En el baño había crema corporal así que me puse en todo el cuerpo para suavizar mi piel además de perfumarla, me puse las medias, la panty y el liguero, me coloqué el vestido y por último los tacones, acomode bien la peluca y el antifaz. Debo decir que no lucía nada mal, aunque era evidente que mi cuerpo era de hombre, mis piernas largas y el color negro ayudaban a disimular un poco. Ya entaconada superaba el 1.85 de estatura, yo creo que la sacaba unos 10 cm a mi hombre, pero cuando él me vio parecía no importarle, todo lo contrario, parecía que mi tipo de cuerpo le excitaba. La erección que comenzaba asomarse me lo decía todo. Yo traté de no hacer mención de la erección para poder ir a la cocina a preparar la cena, pero no pude evitar pasar a su lado procurando no caerme de los tacones, a lo que él se limitó a regalarme un apretón de nalga y una nalgada. Indudablemente me cogería de nuevo, así que los dos con una gran sonrisa decidimos continuar con nuestro juego. Preparé la cena, la serví y le abrí otra cerveza. Ahí estaba yo atendiendo a mi hombre, a mi pareja, a mi marido por aquella noche. Yo trataba de fingir un poco la voz, los dos jugábamos y aceptábamos las fallas que podía haber porque afortunadamente no había dobles intenciones por ninguna de las partes más que el consentimiento de pasarla bien. Acabada la cena fuimos a la sala a bailotear un poco, yo me sentía segura entre sus brazos, ya sea que el acariciara mi espalda o mi cintura. Me encantaba que ocasionalmente metía su mano bajo la falda para sobarme el culo. Regresaron los besos, el cachondeo más descarado, le dije que me cogiera en su cama, que me hiciera suya una vez más. Ya en su habitación se tiró en la cama con el pene erecto, era una sugerente invitación a chupársela de nuevo, ésta vez sin vacilar me fuí directo a comer ese pedazo de carne, ésta vez lo recorrí con voracidad, mi saliva escurría y cuando me separaba de ella para lamer sus huevos se dibujaba un hilo de saliva que hacía más erótica la escena. Ven recuéstate ahora tu… ordenó Adrián Yo pensé que ahora él me daría un oral como la había hecho antes, pero no, metió sus manos bajo el vestido y me saco la pequeña pantaleta, tomó una almohada y la puso debajo de mi cadera, me tomó de los tobillos y acomodó sus hombros debajo de mis pantorrillas para que me culo quedara expuesto a su merced. Se puso un condón, llenó sus dedos de saliva y lubrico mi ano, para después buscar la penetración. En ésta ocasión costó un poco más de trabajo pero no mucho, yo solo entre cerré los ojos y medio veía su silueta, poco a poco el ritmo se aceleró y regresó el placer, y juntó con él el recuerdo de los gemidos de mi vecina. Así debió de gozar ella con la verga de su marido adentro, y casi como por reflejo comencé a gemir de placer al compás de los movimientos de mi ahora amante. Sí, así… así… cógeme papito. Qué rica verga tienes! Así te gusta putita? Sí amor así, ooohhh que macho eres! Eres mía Claudia, mi putita. Aaahhh Aaaahhh Aaaahhhh Mis gemidos parecían gustarle, cada vez me daba con más fuerza y yo cada vez me sentía más mujer. Me estaban dando el mejor sexo, la mejor cogida de mi vida. Adrián se vino nuevamente dentro de mí y quedamos tendidos en la cama. Nos dio más de media noche cogiendo, a diferencia mía, Adrián trabajaba los sábados, así que me desnudé completamente fui a la sala por el plug de zorra y yo misma me lo coloqué para dormir juntos, para que él durmiera junto a su zorrita. A la mañana siguiente nos bañamos, y nos vestimos. Adrián me pidió que yo guardara nuestro kit de fantasía, a lo que yo no tuve problema, abordamos juntos el transporte juntos, yo me bajé del autobús pronto ya que la distancia de su casa a la mía no era mucha y el siguió su camino al trabajo. Quedamos en volver a repetir la experiencia cuando estuviera solo en casa para disfrutar sin prisa. Fue sin duda la mejor noche de viernes de mi vida. ********************** Me gustaría saber qué te ha parecido el relato, ¿qué te ha hecho sentir? Puedes escribirme a [email protected]

Autor: afuentes Categoría: Transexual

Leer relato »

Un curso de horticultura.

2019-10-15


De regreso a la rutina después de un tórrido verano con mi pareja en los parajes más sórdidos de la península pero bien aprovechados con abundante lectura y sexo, me apunté a un curso de horticultura urbana en mi barrio para matar mis largas horas libres. Y es que uno no acepta, la cruda realidad: estoy en paro de larga duración y he de ejercer de amo de casa: llevo todas las mañanas los niños al cole, hago las camas, friego los platos, cocino tiendo la colada y un largo etcétera. Os confieso un secreto: lo hago esas tareas con ropa íntima femenina y delantal, nada más. Como mi esposa trabaja en un banco me quedo solo en casa todas las mañanas y gran parte de la tarde. En cuanto cierra la puerta me voy al armario me pongo sus bragas, y su sujetador, me da morbo y me anima a hacer las tareas del hogar mientras escucho música. Sé que el vecino de enfrente me ha visto varias veces en paños menores, una vez incluso con medias y ligas incluida mientras canto a todo volumen. Los primeros días me asusté y él también. Pero más tarde lo vi con sus ojos abiertos, llenos de lujuria. Uno que le escribe es partidario de dar y recibir de modo que quise complacerle y repetí varios días a sabiendas que se excitaba y mi pene se ponía duro como el palo de la escoba. Ya ni me enrojezco cuando lo advierto que se hace una paja sin dejar la ventana. Más de una vez me he mojado las bragas de mi mujer. Como me levanto temprano, suelo acabar pronto esas arduas faenas, entonces dedico mi tiempo a leer revistas de moda, de cocina y, escucho música o si no me mato haciendo pajas mirando los videos de Xhamster o después de un chateo bien caliente. El caso es que decidí cambiar un poco de rutina y salir de casa y me apunté, como he dicho al principio, a un curso de horticultura para urbanitas que se imparte en el jardín de la esquina. Dada su proximidad y curiosidad me apunté sin pensarlo dos veces, además tenía la esperanza de que si aprendo a plantar mis propias verduras, finalmente en casa seremos todos vegetarianos al cien por cien, cosa que mi esposa de momento no se apunta, tal vez sea porque le gusta demasiado mi rabo, me lo chupa con una succión tan carnívora que le deja a uno bien seco, eso sí permítanme decir que de lo único que no cederé será el cunnilingus que le hago un par de veces por semana a cambio, es el único conejo que me encanta y me lo comeré por muy vegetariano que sea. Eso es irrenunciable de por vida. El primer día éramos diez los alumnos, la mayoría jubilados, al menos por las canas que lucían llegué a esa conclusión. Yo y una hermosísima cuarentona, morena y pelo negro, éramos los más jóvenes. Fue un curso tan corto como inesperado e imprevisible tan solo de un día de duración pero qué decirles muy intenso y bien aprovechado aunque lo pagué bien caro, pues acabé con una noche en el calabozo. Y es que la instructora del curso tuvo mucho que ver. Se presentó una joven casi adolescente que a mí me quitó el hipo nada más verla entrar en el huerto, encandiló al resto. Tanto por su desenvoltura, y su descaro como por su forma de vestir, unos jeans muy cortitos luciendo unas piernas perfectas, largas y bronceadas. Lucía un top verde que permitía ver el ombligo, sus caderas y su figura estilizada. Era además, pelirroja, sí con dos trenzas y el pelo panocha. Su acento gutural la delataba como nórdica y a pregunta del servidor supimos que era escocesa, de Glasgow, la típica con pecas en la cara. Esa belleza nos cautivó a más de uno y una. Empezó por mostrar los tipos de abono, la tierra, las semillas y esquejes ideales para plantar en septiembre, entre otras mis favoritas: zanahorias y calabacín que, me confieso queridos y queridas, los suelo utilizar para jugar cuando me masturbo. Ella no portaba sujetador, por lo que se podía apreciar, sin esfuerzo casi, la lechosa piel de sus senos. Sin ningún pudor los podía contemplar cada vez que se agachaba para hacer un surco y plantar semillas y algunas de las hortalizas. Sus gestos y su naturalidad nos sedujo me sedujo de inmediato y a la cuarentona que la tenía a mi lado también pues, no tenía otra vista de los pechos de la chica, y parecía encantada. La cosa fue a más cuando se acercó para mostrarme a mí personalmente, cómo se hace un surco. Su perfume me atravesó, me agaché con ella rozándonos los hombros. Yo asentía mientras me explicaba pero uno sin proponérselo casi no podía dejar de mirar sus pequeños y firmes pezones rojos. Me puse bien caliente, noté el inicio de una inevitable erección. Creo que ella sintió mi calentón, pues a sabiendas que miraba sus pechos me mostraba una sonrisa de pilla que me excitó más. Hice un esfuerzo por concentrarme, pues allí había vecinas respetables y por la cara que ponían y los gestos que mostraban no le gustaba como iban las cosas, hicieron un corrillo aparte, mientras que la cuarentona y dos vecinos más seguimos a su lado haciendo surcos, llamando a la escocesa cada dos por tres con la escusa de contemplar de cerca sus secretos. Estando ella a mi lado me levanté y notó mi bulto a la altura de su cara y me sonrió, es más ella se levantó y sin disimulo, me frotó el pene sin complejos. - ¡Pero qué zanahoria tenemos aquí! ¡Qué rápido crece! Quedamos la mitad siguiendo sus instrucciones, el resto se había apartado definitivamente a cultivar por su cuenta o simplemente a ver lo que hacíamos. Yo me había puesto más rojo que un tomate, pero reconozco que me gustó mucho su actitud. Cuando acabamos de hacer los surcos pidió tres voluntarios para que le acompañásemos al invernadero donde estaban las muestras de algunos esquejes que debíamos de plantar. Me presenté yo, la cuarentona y un señor de unos setenta años, que luego me percaté que era el vecino que se masturbaba viéndome. Antes de entrar el grito de su esposa le llamaba para que volviese, pero el viejo, se hizo el sordo cerrando la puerta con el pestillo. Ahí dentro estalló todo. Cuando la profesora inclinó su cuerpo sobre una mesa para una coger las macetitas con los esquejes, el viejo verde se colocó en su culo cogiéndole las caderas y se frotó contra su mini sin pudor y le hizo gracia a la escocesa. La cuarentona, sin cortarse le puso la mano debajo del top verde acariciándole los pechos. Yo no pude contenerme y me bajé la bragueta, dejando libre mi duro y desinhibido pene, la cuarentona me dio besitos con la lengua y mientras lo agarró metiéndolo en la boca de la instructora. La pecosa, atrapada por detrás por el vecino que ya se había bajado los pantalones, por los manoseos de la morena en sus pezones, se regocijaba con mi verga en su boca. La mujer cuarentona se masturbaba y me besaba en la boca. Sin embargo cuando el viejo le bajó el mini short y le quitó el tanga verde con el ánimo de hincársela. se quedó parado, pasmado. Resultó que la chica tenía una polla, pequeña, que sobresalía de su pelo igualmente panocha en su monte de Venus. Eso no le gustó al viejo, pero a mí me encantó y no lo pensé dos veces me agaché, le acaricié la suave piel de su miembro blandito sacándole el escroto y besándolo. Me lo tragué con el objetivo de endurecerlo. El viejo se arrinconó masturbándose mientras nos miraba, la vecina aproximo a la instructora a su sexo para que se lo lamiara. Yo no paré de chupársela, era la primera vez que probaba una polla. Yo quería que la escocesa, una linda transexual, se corriera en mí para saborear el semen. Apenas lo degusté. Pues la puerta se abrió se sopetón interrumpiendo la orgía. Yo con la cara manchada de semen, la cuarentena cesó de gemir y el vejete se subió los pantalones en cuanto vio a su mujer entrar. La mujer profería todo tipo de maldiciones. Imaginen la escena. Tiempo le faltó para que llegase la policía municipal, no sé cómo se presentó en cinco minutos, deteniéndonos a los cuatro por escándalo público. Pasé horas en comisaría declarando y encerrado en un cuartito yo solo, aún tenía fresco la carita que ponía la escocesita. No me arrepentí. Era la primera vez que mojaba le chpapba la polla a una transexual y me recreé tanto en su cara, en su pene, en sus pecas que mientras pasé el tiempo encerrado en el calabozo, tuve otra erección y me volví a correr. “¡Una adorable mujer transgénero! Una shemale como se dice en Xhamster! Cuantas pajas me había hecho viendo crossdresser, shemales,… Acabamos pagando una multa de escándalo. Tuve que justificarme a mi mujer una y miles de veces, me prohibió comer conejo durante una temporada pero más adelante me comprendió y me perdonó, volví a la carga con el cunnilingus. De hecho al reconciliarnos y a ella le excitaba mucho que le contase la historia de invernadero y luego hacemos el amor de escándalo, con strapon incluido en mi ano. De hecho soñamos un día con encontrarnos a la escocesa e invitarla en nuestros juegos sexuales, pero de momento no tenemos éxito. Gracias.

Autor: Gregorfc Categoría: Transexual

Leer relato »

Don cuco y mis nalgas...

2019-10-14


Hola como estan [email protected], Aqui de nuevo para contarles una etapa más de mis ricas experiencias, Pero ahora con alguien un tanto más maduro y con más experiencia, Espero disfruten. Todo esto pasó en el mes de Septiembre casi llegando a Octubre donde ya se sientía un poco el Frio aqui en el norte de mi país. Hace unos años tiempo mi madre adquirió unos terrenos campestres o solares como le dicen en otros lugares, estos estan ubicados lejos de la ciudad alrededor de una hora y media de donde viviamos, ahi se respira aire fresco y muy limpio donde a menudo huele a petricor por las mañanas y cuando cae el sol. Al poco tiempo mandamos a construir un pequeño chalet muy practico y algo pequeño donde tenia una pequeña cocina pegado a una sala de estar con chimenea y 2 habitaciones , baños etc. Un día mi madre me mandó a " inspeccionar" como iban la construccion de este espacio, Esos dias acudía vestido de " niño" en mi pequeño auto utilitario, llevaba a veces los refrigerios de los 3 señores carpinteros quienes eran grandes en edad ( y de otras cosas) tenian mucha experiencia en muchos aspectos (jejej) y eran bien pícaros, maldicientos pero siempre me hacian reir de cualquier tonteria. Un viernes que me toco acudir con ellos, antes yo ya me habia depilado mi cuerpo con crema especial para los vellos de todo mi cuerpo , quedé bien suavecita, tersa mi piel blanca, mi trasero, espalda, brazos, Toda. Antes esto , la noche anterior estaba en mi casa sola y disfrutando mi lado femenino con una de mis prendas favoritas, tanga V , minifaldita de tableada verde y un top negro que resaltaba mi amplio "busto" y mi coleta. Preparando mis alimentos, ya sacando mi ropa de invierno, lavando etc. Ya el dia que estuve con ellos eran los utlimos para terminar todo, ese dia se despidieron 2 de los señores pues ellos ya habian acabado sus arreglos, les di su paga y las gracias. Me quedé con el utlimo señor, quien era el más pícaro, borrachín y bien platicador, Don cuco. así le decían los demás. Ese día estaba medio ayudándole a él en sus últimos encargos en el chalet. yo traia puesta mi tanguita con un pantalon de mezclilla azul claro estaba medio apretadito, se me notaba muy poco mi aperturas de la nalgas y solo cuando se me levantaba mi camisa larga de color negro que me habia puesto, estabamos en una platica y en eso le dije.. -- cuco- - voy a ir a buscar una tienda a comprar algo de comer, pues ya casi se mete el sol y de paso le voy a visar a mi mamá que tal vez me quede un rato más por aqui, como ve?-- Me dije .. Orále.. mira traéme unas cervezas ( estirando la mano con dinero hacia mi). Yo sentia sus manos calludas, polvorientas y rasposas en las mias (me encantó esa sensacion), le dije-- Claro que NO!! yo se las voy a pagar. Pues si está usted dándole y dándole. Me dice -- Sabes que?? nombre vamos te acompaño sirve que me despejo y a ver si vemos unas chavitas así nalgonas y buenotas, no damos un taco de ojo o de repente un agarron de nalguita jajaja !! .. Me dio risa junto con imagenes , ansias y otros pensamientos. Nos subimos al camioneta que era estandar, ibamos bromeando y en esas le metí cambio mal y rose su entre pierna -- ay perdón me equivoqué de "palanca"-- y el me dice epa!! jaja aguas!! esta si vas a batallar para meter cambio, y empezamos a reirnos. despues de manejar unos kilometros nos encontramos una pequeña tienda, compramos comida, botana y yo me compre unas bebidas con poco alcohol con saborizantes a frutas y él agarró muchas cervezas casi llenaba su hielera. LLegando al terreno, bajamos las cosas - yo puse un banco improvisado en el porchesito del chalet y ya estaba algo oscuro , le dije venga aqui que casi no le veo y no quiereo estar gritandole casi. --ahi voy me dice-- , no más que voy a ir a aqui como a 400 metros pues aqui tengo yo mi pedacito de terreno, pues tengo una tejabancito, voy a echarle el ojo. le dije esta bien. con cuidado--- se fué y a la hora regresó pero ya com lampara en mano, yo ya habia empezado a encender una fogatita afuera del chalet. llegó y nos sentamos.. yo me subí en la banca y él prefirió sentarse en el suelo en frente de mi. y empezamos a platicar. --Cuco , no sabia que usted tenia un terrenito aqui en estos lugares---- ...Si... Tengo poco .. como tengo años ya divorciado.. y casi me quitaron todo .. me hize de este lugar y aqui solo pero más tranquilo, la vieja se quedó con casi todo lo que habia logrado.-- Empezamos a tomar ya a las 2 horas y medio tomados , le dije -- y como le hace ahi solo, si ni luz hay aqui, y que hace. no se aguita solillo allí.. ..Pues Si.. Pero ahi tengo una baterias de carro, las recargo y pongo mi foquito, mi mandado lo preparo ya que realizo trabajos para rancherias de aqui el área y me pagan bien, y pues ahi tengo mis revistas de mis morritas nalgonas, Aún funciona mi amiguin. . y empezamos a reirnos juntos. jjajaj y en eso me crucé me piernas, no sé si por instinto, alcohol o me estaba entrando el calor de niña, y me vió el cruce y mis pliegues, Se quedó serio pero no dejaba de mirar mis carnes, mis piernas. En esas me dice ...Y tú que onda?? tienes familia, novia o que? ---le dije NO . soltero y sin compromisos jeje . .. si apenas Así para que andas con broncas y puedes agarrar nalguitas libremente jajaj.. Se me acercó con una platica mas intima y ya lo tenia a unos 50 cms platicando casi pegaditos.. ( Yo creo me empezó a oler el aroma a mis bebidas y la crema de niña que me habia puesto en las mañana sobre mis nalgas). ..Como que me da un olor bien rico en el aire, me estoy imaginando una mujer blanquita, cabello negro y nalgona, potrona, . ---Y yo --Ay cuco ya está oliendo las flores silvertes de por aqui. Anda emocionado. En eso le dije- Se me hace que me voy a ir hasta la casa pues estan picando fuerte los mosquitos y no me traje nada para repelerlos. ... Orále, pensé que hoy iba a estar en compañia.. ---Nombre cuco para la otra. Empezamos a recoger sus cosas y las mias, le dije le voy a dar un raid a su tejaban para que no ande cargando sus cosas, las puse en la camioneta, nos subimos y al dar marcha ya no prendió, tenia las luces bien tenues. ...Ni modo... ya se te descargó chiquia me dijo .. y me puse al roja. Mira... ahi en mi tejaban tengo 3 baterias , vamos a traernos 1 y se la ponemos y ya te vas a tu casa y si quieres tú, me la traes de nuevo como ves?? Y yo -- en serio-- no le voy a molestar ... No te fijés... fuimos y la colocamos y prendió en eso se fue a revisar . abroió el cofre y me dice sabes que ?? ya vete porque se me hace que esta fallando tu alternador, mañana nos vemos. En eso le dije ..Sabe que tal vez yo no pueda mañana , Pero voy a mandar a mi hermana ( Estaba super emocionada en como me iba a presentar). me dice ...Y como se llama??.. --- Se llama Tracy--- Pero no se vaya a chiflar ehhh, ella es muy coqueta.jajaja. Y se rió ..nombre.... como crees.... bueno me despedí de él. muchas Gracias. Pero ella se me hace que llega ya en la noche por aqui, pues mas o menos maneja y no se le dan tanto los caminos . pero yo me encargo de guiarla. ---Orale...con cuidado. Estando yo en ruta empecé a maquinar mi preparación de niña. Llegó el dia, me preparé muy bien, mi crema corporal, me puse un tanga negra con algo de encaje, me "levanté" mis pechos con una cinta transparente simulando unas grandes y ricas tetas, conseguí comprar unas extensiones para mi cabello viéndome más atractica aún, me vestpi con un vestido strapple ajustado con escote algo pronunciado, me puse unos aretes de clip, medias de red negras y unos zapatos de tacon medio que resaltaba mis piernas y como ya habia tenido práctica en caminar muy femenina a solas, estaba preparada ya. Tomé valor y salí de mi casa ya de noche asegurándome que no me viera algún vecino, obviamente habia avisado a mis padres que iba asistir a un camping con mis amistades que serían 2 dias ausente. Recorrí la carretera y ya acercándome a nuestro terreno pasé primero por el de Cuco, estaba su tejaban solo, presione mi claxon pero no respondia nadie, entré despacito ya con tacones ( batallé para entrar , jejjej) me acerqué y toque su puerta finamente, hablé como un niña inocentemente y dulcemente ingenúa. --Don Cuco??-- buenas noches-- Don Cuco -- Soy Tracy-- me mandó mi hermano, tengo su bateria y algo para usted-- solo se escuchaba algo de musica para bailar estilo norteño a bajo volumen y una luz ténue adentro del tejabancito. --Don Cuco--Buena noche--- Toqué algo más fuerte, Sólo oí- ....quien és... ?? ahi voy... Le noté el tono de voz algo borracho, como que habia estado tomando alcohol. Abrió la puerta y me vió muy soprendido. ...Ay niña !! quien eres!! que guapa!! que andas haciendo por Aqui??... --Don Cuco-- mi nombre es Tracy, mi hermano me dijo que le trajera una bateria que usted le prestó ayer cuando se descom puso el vehiculo de mi hermano-- ...O Si!! es cierto .. y dónde está tu hermano.. --él está en casa-- Yo Vengo especialmente a traerle sus cosas y algo de víveres para usted, pues mi hermano está muy agradecido con usted--dije en Voz de niña. --Pero ayudeme usted que esta muy pesada la bateria, --Yo me encargo de bajar las bolsas del super que traje.- ....Si Gracias!!...Vamós Niña.. Caminamos hacia la camioneta y noté que se me pegaba mucho a mi lado, en eso pierdo pisada, inmediato me agarra de mi cintura. ..cuidado niña..vamonos juntos pues no se ve el camino ya.. Y me tomó de mi brazo, Yo estaba al cien por cien emocionada, Pensando todo lo que me iba a gozar este señor. Ya en la camioneta me adelanté yo primero, abrí la puerta de atrás y lo primero que hice fué de doblarme para alcanzar las bolsas del super, dándole una vista completa de mi tanga metida entre mis gluteós a su vista. --ay Don cuco-- ayudeme por favor-- De inmediato ya lo tenía atras de mi , y solo ví como me alcanzó su brazote a levantar desde las bolsas . ..Vengá ya niña... arriba, Oye trajiste muchas bolsas , si están pesaditas, Gracias por todo estos víveres. --No de Nada-- Gracias a usted.-- Estando yo agachada sentí en la parte de mis nalgas un rozón de su pantalón, mezclilla gruesa algo sucia. Se me ponia la piel de gallina desde mi espalda hacia mis piernas. Me dijo.. Niña No quieres pasar?, mientras bajo la bateria, ponté algo cómoda, no tengo muchas comodidades en mi casita, lo haré rápido para que ya te vayas a tu casa. es tarde. ---Ay Don Cuco, ,,ya me quiere correr??-- Mientras yo llegaba a sentarme en un pequeño banquito en su porche, víendolo venir con las bolsas a él. ...Y donde te vas a quedar..?? él me dijo... --No Sé-- Tal vez -- Aqui en el Chalet de mi madre-- ...Pero niña.. No hay muebles .. A Donde dormirás.. En el utilitario o donde ?? ---No!! Y si Me quedo con usted un rato. ??--Tiene algún inconveniente, Si le acompaño un ratito esta noche?? ....jajaj Claro que No!!! Estaré con una MUY BUENA compañia.. No Cualquiera le pasa Así!! (Sonrió él muy atrevido). Y yo, --Pues, Gracias---- Entramos los 2 en su pequeño tejaban, dandome un olor exitante a madera, musgo, cerveza y algo de tabaco. El ambiente se intercambio con mi olor a hembra, perfume, alcohol y a hombre maduro.. Me acomodé en una silla vieja de madera, mostrando mis piernas blancas y muy bien depiladas. --Cuco-- Estoy sintiendo algo de frio puedo poner un trozo de madera en el tizón y subir un poco a su musica..? ..Si .. él se paró, le subio el volumen y me ayudó a poner un tronco de arbol en el fuego, se me pegó mucho en frente mío. -- Está buena la musica, sabe Bailar ?? -- le dije yo. ...Si Algo, No soy muy bailador, ... --No se preocupe Yo le enseño-- Venga!! Rápido me tomó por la cintura, casi rozando la parte arriba de mi nalga izquierda y su mano en la mía. en cada paso que dabamos yo me repegaba un poco más, Bailamos unas 3 seguidas, 2 con ritmo y uan mas despacio. Platicabamos levantando un poco mas la voz, me decía que se seguido se sentía muy solo, sin ganas de vivir, sus pesares. Mientras yo le recomendaba lo contrario, de tener animo, de ver las cosas diferentes, y cosas así. Ya estando en la ultima canción ya estaba yo con mis brazos extendidos sobre sus hombros y él con las manos en todas mis nalgas. Juro que no me percaté del momento en que pasó. En eso le planteé un beso en la boca, me respondió con la misma reacción, Solo sentía su lengua en la mia , con su sabor a tabaco y alcohol. empezó otra canción y nada , Nos estuvimos toqueteando mucho, Mi ano estaba palpitando a mas no poder y le agarré por encima de su cierre su miembro y Si estaba grueso, tenia muy buen tamaño. Y él me abrió mi nalgas y me daba rozones con su dedote en mi anito, en eso me presionó bien suavecito mientras yo movía mi ano haciendo contracciones, le gustaba eso. Me invitó a un sillon mas acogedor y cómodo. él se sentó abriendo suspiernas un poco mientras me le monté sobre ellas. Automaticamente se me corrío la mini quedando mis nalgas paradas y mi tanga metida, con sus manotas dando masajes, apretones. yo besaba desenfrenadamente. Seguimos asi como 15 minutos. --Cuco, quiero coger con usted, no se vaya a enojar, le gusto yo ?? ....Niña.. no digas más.. vente .. chiquita.. (Solo me dijo eso). Sacó su paquete ya estaba erecto y le toque suavemente el glande , ya estaba escurría su liquido preseminal. Y yo con mi ano tambien algo resbaloso. le dije.. ..Pero Yo quiero meterla. Y por donde yo quiera. Si?? ..me dijo.. Si Por donde tu quieras!! Me acomodé , le saque su miembro duro con mi mano derecha y con la izquierda solo hice aun lado mi tanga y me penetré. Sentí su verga candente en la entrada, en 4 movimientos ya la tenia mas de la mitad adentro, me dolió un poco más que en otras ocasiones porque si estaba muy gruesa casi 6 cms de grosor. el no se movía. solo yo tenbia el control. ---le dijé-- ay papi.--Presioneme un poco más fuerta mis nalgas,--Me encanta su manotas--ahhhhhh!! ahhhh!! solo gemiamos juntos, solo se oía el choque de nuestras carnes, sus testiculos, y mis nalgas chocar, puro "cacheteo caliente"". Todos lubricados. Solo era placer , 20 minutos de penetración. Besando y penetrando. me bajó mi prenda para darle mi "pechos y mi pezones morenos, erectos", quitando sus manos de mis nalgas y tomándome de mis tetas, empezó a succionar de mi pezón suavemente, me daba unos succionadas bien ricas , fuertes. Yo solo veía mis tetas redondas, y su boca prendida de mis dos tetas , pasaba de una a otra. De repente sentí un ardor dentro de mi ano, Y rápido ne presionó mi cintura. Asentí que estaba viendo dentro mío. Solo arquée mi espalda parando mi cadera y sacando más mi pechos. Un caliente bramido sentí entre mis 2 "tetas". sentí cuando se desprendió su miembro de ni ano. ...Ay mi amor-...,Ya me vine.. dentro de ti..!! Le dije. Si!! Que rico. Quiere más?? Si, pero dame tiempo. Ya estab jadeando por el esfurezo y claro que yo tambien. Ya ni nos acordamos de la musica y todo lo demás. Me paré , me acomodé mi prenda y mi tanga, Estaba escurriendo puro semen maduro. Es una senación bien rica!!. el se limpio el resto de su miembro con papel higienico, y se acomodó su pantalon. le dije. Que más le guistaria hacer Cuco-?? Me dijo...A mi me dió hambre (mientras abría una cerveza más)... ---Le voy a preparar una cena muy buena!.--- En eso me dirigí a una pequeña cocina que él tenia, y me dispuse a prepararle algo de cenar. Y seguia platicando conmigo, sus trabajos, vivencias y tertulias con sus vecinos. etceterá. Ya acabando de hacer la cena ya lo tenia pegado atrás de mi, bien agarrado de mi cintura y dándome agarrones en mi nalgas. Me empezó a exitar nuevamente y comenzamos con la penetración. pero yo arriba de una silla que me habia arrimado. Me pusé en cuatro o de perrita y sentí una mano de el en mi cintura y que entraba en ni ano otra vez su miembro viril. Yo solo miraba para atrás de mi espalda y veia como chocaban y temblaban mis nalgas con su pelvis peluda. Solo se escuchaba plop! plop! plop! plop! plop! plop!!! y yo solo gemía otra vez y jadeaba. en eso yo me vine rapidismo. hice un pequeño ruidito de satisfacción. y de rato el se vino otra vez. me volví a incorporar , nos limpiamos, nos acomodamos en la mesa y nos pusimos muy atentos uno con otro, cenamos bien rico. Reposamos la cena, ya tranquilamente, me recosté a un lado de él. Y al utlimo me metí en la cama con él. Nos tapamos con una cibija de invierno, me abrazó por mi cintura muy rico de lado y y me presionaba mi vientre, dandole yo la espalda. Mi Ano queria más. Pero noté que se habia dormido él. Yo iguál me quedé dormida a su lado. y ya en la mañana me paré discretamente y me fuí sigilosamente. Le dejé una nota. " Amor.!! me gustó mucho pasar tiempo contigo. Te voy a visitar la proxima semana. No le vaya a decir nada a mi hermano por favor. Besos... Y así me la pasé con él un año y medio, Hasta que me tuve de cambiar de residencia por mis estudios. Ya no le volví a ver. Desde entonces los señores maduros me atraen mucho y tambien los que andan de vagabundos por las calles. Claro que los respeto; pero si se me presenta la oportunidad con alguno de estos y me invitan, Obvio SI me voy con alguno!! Gracias por leerme [email protected] Besos a [email protected]!!!

Autor: Tracy77 Categoría: Transexual

Leer relato »

Una zorra transexual con cara de puta libidinosa

2019-10-13


Había ido a pasar unas cortas vacaciones a mi apartamento en un muy conocido pueblo de la Costa Blanca aprovechando que era temporada baja. A la mañana siguiente,después de haber dejado toda la ropa en su sitio y siempre a punto mis procaces bañadores y mis libidinosos tangas,me proveí de mi provocativo y tentador sexy tanga azul muy ajustado que acentuaba mi rabo y enfatizaba mi culo,con correitas verdes y la tela imitaba piel de cocodrilo, mi sexy toalla roja y negra,unas deportivas y mi camisa de manga corta,medio polo y medio camisa y me dispuse a ir a la calita donde habría algunas zorras depravadas y rameras en celo con concupiscentes ganas de rabo calmante.En el camino hacía esa morbosa calita,iba mirando a todas las guarras libidinosas y crearme tensión sexual para que al llegar estuviera con ganas de joder lasciva y libidinosamente con alguna puerca voluptuosa. Al llegar,no había nadie,extendí la toalla,dejé la camisa junto a las deportivas y sin pensarlo dos veces,fui andando hasta dentro y sumergir mi cuerpo de libidinoso en celo en el Mar Mediterráneo. El agua estaba un poco fría,pues eran las primeras horas de la mañana y yo había llegado demasiado pronto. No me importó ni lo uno ni lo otro,pues mi idea inicial era darme un largo chapuzón,nadar largo rato y que al salir dejara que ocurriera lo que tuviera que ocurrir. Una vez dentro,y como me cubría hasta la barbilla,comencé a nadar y nadar sin rumbo fijo y disfrutar de el día que empezaba a abrir.Estaba solo y las gaviotas revoloteaban por allí y emitían su clásico graznido.Nadé y nadé sin parar y me dejé llevar por esa deliciosa mañana que empezaba a calentar y yo empezaba a nadar mas y mas y alejarme de la costa.Me detuve un momento y volví mis ojos a la costa y observé que habían llegado unas cuantas puercas voluptuosas,zorras depravadas y guarras libidinosas y todas tumbadas en poses provocativas y lujuriosamente estimulantes y con las piernas incitantemente abiertas y con la cabeza hacia atrás como queriendo ser folladas con libidinosa urgencia lúbrica No me lo pensé dos veces y nadé con mas rapidez para tratar de conocer a algunas de esas fulanas libidinosas y joder obscenamente hasta quedarme seco y no se me levantara en un mes.Llegué a la orilla y efectivamente estaba ese lujurioso grupo de furcias desvergonzadas que miraban descaradamente a mi escandaloso tanga sexy. Yo las miraba a todas,pero hubo una especialmente que llamó mi sicalíptica y lubrica atención. Tenía una cara de libidinosa zorra desvergonzada,unos incitantes labios de mamadora de rabos y unas muy apetitosas tetas de guarra tentadora y un no menos estimulante culo que me ponían lujuriosamente nervioso. La muy puta,llevaba un lascivo y muy provocativo tanga negro y el sexy y excitante sujetador en rosa que me ponía muy cerdo y deseaba en ese instante que me hiciera una paja con sus tetas — Hola muñeca sexy,¿que tal estás? — inquirí nerviosamente — Bien,¿te gusta esta cala? — respondió ella — Me gustaría conocerte y pasar contigo mis cortas vacaciones,¿como te llamas? — pregunté — ¿Cortas vacaciones has dicho?,me llamo Carla — nombró Carla — Yo soy Kevin — respondí Me dio morbo,mucho morbo,pues es un nombre que me puso cachondo,pues muchas guarras desvergonzadas con las que había jodido se llamaban Carla. — Me encanta tu nombre,baby. Además me da morbo — opiné — ¿Si?,vas a ver que tu morbo será correspondido — afirmó Carla lascivamente La muy zorra,sin encomendarse a Dios ni al diablo,me pegó un morreo lingual tan rijoso y descaradamente lascivo que hizo que se me hiciera la tienda de campaña dentro de mi descarado tanga sexy — ¡Uff,muñeca,me ha seducido el besazo que me has pegado,baby! — solté pasmado — ¡Y a mi me ha enloquecido darte ese fenomenal besazo con lengua,canalla!,¡Me has puesto muy muy perra con ese libidinoso tanga tan seductor! — parloteó la putona Carla — Después del maravilloso beso que me has pegado,me tienes subyugado,baby — admití calentado — Pues no soy lo que parezco — explicó la putona Carla — ¿Que quieres decir con eso,baby? — interrogué — Pues que soy una muy sexy transexual,como puedes ver ... — afirmó Carla — No me importa ese pequeño detalle,muñeca.Aún así deseo a toda costa joder contigo.Me has puesto muy cerdo y no puedo aguantar mas las ganas de pegar un tremendo polvazo contigo,baby — insinué lujurioso — Yo también,Kevín,cariño — sentenció Carla lascivamente La fulana transexual Carla me pegó otro lingual morreo al tiempo que me echó mano al rabo y me magreó aún mas el e hizo que me pusiera mas cerdo y con mas ganas de petar el ojete a esta impúdica ramera transexual — ¡Vamos muñeco,yo también deseo joder contigo!,¡Ese culo que tienes me ha puesto muy perra y me apeteces un montón,canalla libertino! — advirtió Carla lúbricamente Carla se levantó,me tomó de la mano,cogió sus pertenencias y yo las mías y me llevó en dirección al apartamento donde ella estaba pasando sus vacaciones — Tienes suerte,mucha suerte,bribón.Vivo por aquí y nos vamos a pegar un libidinoso polvazo de cojones,cabrón — avisó Carla lujuriosamente — Me gusta que seas tan puta,muñeca — opiné — Y a mi que seas tan morboso y libidinoso,cabrón.Además,tu lascivo culo me embelesa y seduce — bramó Carla libidinosamente — Y a mi el tuyo,muñeca.Y ami el tuyo,es muy perforable y jodible,joder — solté salazmente La guarrona pervertida Carla,me volvió a pegar otro lujurioso morreo con lengua que hizo que dentro de mis gordos cojonazos hirviera el grumo — Te hierve las pelotas y la lefa, canalla — reparó Carla voluptuosamente — Si,muñeca,si.Estoy todavía mas cachondo y mas cerdo,zorra.De esto tienes la culpa,guara — aclaré impúdicamente Seguimos en el camino a su apartamento y yo iba tremendamente empalmado y con el grumo a punto de explotar dentro de mis gordos cojonazos. La ramera golfa Carla iba divertida porque iba llamando la atención con mi brutal erección — ¡Guau,vas llamando la atención,baby!,¡Cualquiera diría que vas preparado a joder conmigo! — mostró Carla divertida — Si,pero eso es porque te deseo con vicio libertino y tu lascivo beso con lengua me ha puesto así,guarra — declaré lascivamente Al llegar a su apartamento,fuimos raudos y veloces de sexo porque había hambre de brutal jodienda anal y quería pesar un largo rato con esta depravada y viciosa ramera transexual — ¡Te voy a partir el culo hasta que pongas los ojos en blanco de placer,cabrón morboso! — descubrió Carla libidinosamente — ¡Y yo a ti,cacho guarra!,¡te voy a marear de vicio libidinoso,sucia cerda! — avisé rijosamente Llegamos al lascivo lecho de la lujuria y la zorra Carla y yo comenzamos a comernos a lascivos besos linguales y destilábamos saliva y mucho vicio libertino Comencé a bajar hasta lamer su sexy sujetador rosa que me ponía embravecido sexualmente y besar y besar y lamerla hasta llegar a las uñas de su pie izquierdo y eso me ponía mas y mas cerdo y ella parecía obnubilada y complacida por este morbo poco corriente,la muy puta comenzó a jadear y berrear de lujuria y la oía bufar pues estaba muerta de lujuria — ¡Que morboso eres,canalla!,¡Ningún cabrón me ha besado ni lamido los pies,vicioso lascivo! — largó Carla resoplando de regusto — ¡Que piernas y pies mas sexys tienes,so puta!,¡Me pones muy cerdo,guarra! — manifesté mientras seguía y proseguía con este lascivo lamido Seguí besando y lamiendo hasta la cadera y la ramera Carla seguía anonadada en este regusto que yo la daba y estaba muy complacida y no deseaba que esto acabara — ¡Uff,que bien me lames,cariño!,¡Estoy muerta de gusto!,¡Que bien me trabajas,bribón! — admitió Carla entre gemidos lascivos — ¡Si,puta!,¡Me pone cerdo lamerte así,so zorra!,¡Slap,slap,slap,slurrrp,slurrp,slurrrp! — solté entre lamidos — Enséñame tu ombligo sexy,zorra — pedí — ¡Soy toda tuya,bribón!,¡hazme tuya,cabrón!,¡clávamela,hijo puta! — soltó la ramera Carla entre vagidos sexuales La estuve lamiendo un poco mas y la ramera viciosa se puso muy muy cachonda y caliente y me deseaba con depravado vicio libertino — Dime,cariño,¿me amas? — inquirió Carla lascivamente — ¡Te amo,zorra mía! — afirmé entre jadeos lujuriosos — Sabes que te amo,puta — reafirmé lujuriosamente Juntamos nuestras hambrientas bocas y retomamos el lascivo morreo lingual y eso hizo que me pusiera mas y mas cachondo y con desmedidas ganas de petar el ojete a esta guarra libertina de Carla la ramera.Estuvimos al menos tres interminables y lujuriosos minutos y yo tenía el rabo preparado y mas duro que el mármol de Carrara Dejamos de comernos los morros con lascivo vicio y lujuriosa depravación y le quité lenta y lascivamente a la ramera viciosa Carla el sexy sujetador rosa e inicié un lento lamido a los putos megrones de Carla y la muy zorra empezó a jadear cual guarra en celo y soltar lascivas guarradas sexuales que tanto me encendían — ¡Me encanta lo que me haces,bribón!,¡uff!,¡ay,así!,¡qué gustazo me das,cabrón! — bramó Carla entre vagidos lujuriosos — ¿Slap,slap,slap,slap,slap,slap,slap,slap,slap,slap,slap,slap,slap,slap,slap,slap ! — lamía mientra la puerca Carla gemía y ponía cara de corrida de placer Paré unos segundos de lamer lascivamente sus libidinosos tetones y bajarle su sexy sujetador mientras la muy cerda gemía cual zorra en celo y le pregunte: — ¿Para quien cojones son esas tetazas de zorra,so puta? — inquirí lascivamente — ¡Para ti,so canalla,para ti!,¡Son todo tuyos! — jadeó la zorra Carla Retomé los lascivos lamidos a los libidinosos tetones y la ramera Carla estaba soplando y resoplando de placer mientras observaba como yo le comía con lujuria sus tetones de ramera en celo y le volví a comer los morros con vicio desatado — ¡Te amo con vicio,cerda impúdica! — bramé con vicio lascivo — ¡Y yo también,puto canalla!,¡Y yo también! — largó Carla entre jadeos y linguales besos lujuriosos Seguimos besándonos con vicio desatado y frenética lujuria hasta que yo le di la vuelta a esta puerca Carla y comencé a besar y lamer sus apetitosas nalgas de guarra que tan cerdo y lascivo me ponían.De vez en cuando le propinaba azotitos y eso aumentaba mas si cabe mis depravadas ganas de follar con ella.La muy puerca no hacía mas que jadear y resoplar mezclado con algún gritito de placer libidinoso.Bajé a quitarle sus lujuriosas sandalias y empecé a besar y lamer su espalda mientras le rozaba mi duro rabo de macho semental en celo que todavía estaba embutido dentro de mi procaz y atrevido tanga sexy Seguí lamiendo,besando y relamiendo su espalda bien bronceada por el sol mientras le decía al oído unas muy libidinosas guarradas que encendían sus desaforadas y desmedidas ganas de rabo mientras le sobaba y magreaba un lascivo tetón y rozaba mi enhiesta pero dura verga y ella giraba su cabeza para comernos otra vez animosamente las bocas Giré por completo a esta ramera en celo de Carla y observé lujuriosamente sus magníficas tetazas y dirigí mi lasciva boca a comer los morros de esta puta puerca.Mientras nos devorábamos los morros,esta puta zorra en celo,me sobaba la espalda y aumentaba mi alta dosis de lujuria que ya de por si estaba enorme Le comí y lamí sus lujuriosos tetones al menos un par de minutos y después se los magreé y sobé haciendo círculos para volver a lamer sus tetas y su canalillo. Dejé de lamer sus lascivas tetas y su canalillo y dirigí mis manos para despojarla de su sexy tanga negro que me había puesto cerdo y muy calentorro mientras la puerca Carla soltaba algún gritito placentero y jadeo de vicio lujurioso — ¡Qué puto rabo tienes,cariño!,¡es mas grande que el mío,zorra!,¡que buena estás,zorra!,¡me encanta estar así contigo,puta guarra!,¡que buena estás,puta golfa! — manifesté lascivamente — ¿te gusta mi rabo,eh cabrón?,¡trágatelo todo,maricón!,¡dame placer cabrón! — ordenó la zorra transexual Carla La estuve comiendo al menos un par de minutos el rabo y la muy cerda observaba como se lo hacía mientras gemía de placer,resoplaba y daba algún bufido lujurioso — ¡Uff,eso está muy bien,baby!,¡cómemelo mas!.¡me lo comes muy bien!,¡Que gustazo me das,canalla! — resopló Carla lascivamente Finalicé de comerla el rabo y la muy zorra se me echó encima para seguir comiéndonos los morros con avaricia lujuriosa.La muy puta estaba super salida pues tenía el rabo muy empalmado y mas duro que el mármol de Carrara. Se lo estuve masajeando breves segundo,pero lo que mas deseaba ella era lamer mi brutal pechazo de macho y mi enhiesta pero dura verga de macho en celo que estaba dura,bien dura y preparada para clavársela donde esta puta zorra me lo pidiera.La muy puerca disfrutaba como una niña con zapatos nuevos,pues mi pollón estaba duro y llegaba hasta metérselo bien dentro hasta rozar la campanilla y deformar por dentro sus putos pómulos y que se le notara bien que estaba disfrutando como una verdadera y vulgar furcia barata de burdel de carretera perdida de la mano del buen Dios. — ¡Estoy salidísima,canalla!,¡Jódeme y pétame el culo que estoy ardiendo!,¡mátame a polvos,lo necesito,cabrón! — chilló Carla lascivamente Se dio la vuelta,la lamí su caliente ojete y hasta la dí unos azotitos para ponerla a tono y abrí sus ardientes nalgas de guarra en celo y escupí en su ojete.La ramera Carla,se puso a cuatro patas sobre el futón y de un brutal empellón le estaqué mi rabo y pegó un brutal alarido de placer. — ¡Que buena estás,zorra!,¡como me pones de cerdo,puta! — exclamé lascivamente mientras le petaba el ojete inmisericordemente — ¡que rabo tienes,cabrón!,¡que cerda me pones,canalla!,¡que morbazo me das,hijo puta! — bramó Carla mientras giraba su cabeza para ver como la daba empellones a su lascivo culo de zorra transexual en libidinoso celo Yo seguía y proseguía con mis fuertes manos asidas a las calientes nalgas de la guarra Carla petando y entaponando el ojete mientras la muy puerca no paraba de gemir y chillar de placer y soltando placenteros ayes de lascivo vicio depravado y estacaba con fuerza mi vigoroso rabo de macho semental en celo. La muy zorra,ponía cara de dolor,pero era un dolor de placer,pues su libidinoso culo ardía lujuriosamente de tantos empellones que recibía dentro de su profundo pero incandescente culo — ¡Vamos,canalla,bombea!,¡Me estás poniendo muy perra!,¡Me arde mi puto culo de tantos pollazos que me das,galán! — chilló Carla que no podía dejar de gemir — ¡ah,ah,ah,ah,¡si,toma polla,sucia cerda!,¡toma rabo,guarra!.¡eres una sucia puta barata!,¡Me encanta petarte el ojete! — solté entre berridos lujuriosos y bombeando y bombeando sin parar mientras la agarraba de sus lúbricos tetones de ramera depravada Saqué mi brutal pollastrón de su candente ojete de fulana transexual en celo y nos tumbamos en el futón para seguir la anal jodienda y esta vez se la clavaba a cuchara y la muy cerda levantaba una de sus patas y a la vez tiraba y estiraba su verga transexual que ya comenzaba a ponerse dura — ¡Clávamela hasta dentro,hijo puta!,¡Que rabo tienes,cabrón!,¡Me matas de gusto,galán! — chilló lascivamente la fulana Carla mientras recibía sin parar empellones lascivos en su encendido culo de guarra transexual — ¡Toma,guarra!,¡Toma,puta!,¡me encanta joderte el cacas,sucia zorra!,¡Toma rabo,puta! — grité lujuriosamente mientras recibía una brutal descarga de adrenalina que me impelía a seguir perforando y bombeando sobre aquel culo ígneo que tanto morbazo me daba La puerca Carla se derretía lascivamente mientras gemía al recibir denodadamente una colección de brutales rabazos que la ponían muy bien y no paraba de gemir de regusto anal y la llevaba a un éxtasis anal muy profundo y lascivo Sus brutales chillidos lascivos iban gradualmente a mas y cerraba los ojos de placer pues así sentía mas los pollazos que yo la daba en su lujurioso culo de ramera transexual depravada y en celo — ¡Vamos,canalla,tengo hambre de ti y deseo romperte el culo como me lo has hecho tu a mi,pedazo de cabrón morboso! — ordenó Carla entre gemidos Nos separamos y cambiamos la postura,pues la puerca libidinosa y morbosa Carla estaba como loca en celo por petarme a toda costa el culo y llevarme a un ininterrumpido paroxismo anal y arrancarme bufidos y jadeos sexuales — ¡Vamos,cabrón,ponte a cuatro patas que te la voy a clavar bien!,¡Me encanta joder este puto culo!,¡te vas a enterar de lo que vale un peine,galán! — avisó lascivamente Carla Me puse en posición doggy stile y ya la muy perra me la clavó hasta dentro y proferí unos pequeños gemidos de placer pues la muy puerca la tenía bien dura de todo el puto placer que yo la di con mi brutal rabo.La sacó un momento,escupió mucha saliva dentro de mi ojete y resbaló perfectamente y de un certero golpe me la clavó en todo el ojete. — ¡Sabroso!,¡Que gustazo me das,cabrón!,¡Me encanta tener mi rabo en tu puto culo,bribón!,¡Que bueno estás,hijo de puta!,¡Que perra me pones!,¡Tenía ganas de follarte,cerdo morboso! — gimió Carla libidinosamente mientras iba resbalando su rabo al interior de mi ígneo culo Yo también gemí,pues la ramera Carla,había sabido ensalivar mi culo y estaba su rabo perfectamente acoplado a mi incandescente culo de macho semental depravado y morboso — ¡ah,ah,ah,ah !,¡Que culo tienes canalla!,¡Como lo siento,bribón!,¡me gusta estar así contigo,amor! — gimió Carla mientra empezaba a darme empellones — ¡Si,puta,si,como siento tu rabo!,¡Me matas de gusto,zorra! — bramé lascivamente mientras sentía el rabo de la ramera Carla petarme el ojete dulcemente Ambos dábamos dulces y pequeños gemidos pues la ramera Carla no deseaba hacerme daño y por ellos cambiamos de postura. Elevé mis piernas y la ramera Carla me empujó hacía atrás y poco a poco fue clavando lentamente su rabo para empezar el petamiento anal que me esperaba.La muy puerca estaba corrida de placer,pues esa postura la ponía muy perra y muy zorra.Alojó su rabo en mi culo y me soltó — ¡Que culito tan rico tienes cariño!,¡te lo voy a follar hasta marearte de placer!,¡Te voy a joder hasta arrancarte mil gemidos de placer,canalla!,¡Que perra me pone esta puta postura,hijo puta! — soltó Carla entre mil gemidos de placer libidinoso — ¡Jódeme ya,sucia puta!,¡Jódeme vivo,zorra!,¡Jódeme sin parar!,¡No pares,guarra!,¡Me gusta estar así contigo,sucia cerda! — largué entre placenteros bramidos lascivos Nuestros calientes cuerpos en celo lascivo nos empujaban a dar gemidos cortos y jadeos y nos mirábamos con vicio libidinoso pues la puerca Carla me poseía con lasciva avaricia sexual y se moría por esta así conmigo mientras tenía su rabo dentro de mi caliente ojete — ¡Sabroso!,¡Que bueno estás,canalla!,¡Me encanta joder cerdos morbosos como tu,cabrón! — gritó Carla lujuriosamente mientras bombeaba lentamente dentro de mi culo — ¡Sigue cerda,mátame a polvos,puta!,¡que gustazo me das,guarra!,¡que bien me jodes,cerda!,no pares,puta! — bramé lujuriosamente — ¡Que bueno está,cabrón!,¡me encanta y me pones mas cerda cuando te jodo,cabrón! — resolló Carla lujuriosamente — ¡que gustazo me das,zorra!,¡que cerdo me pones,puta! — gemí libidinoso La puta puerca en celo Carla me petaba y entaponaba repetidamente el ojete mientras me insultaba lasciva y lujuriosamente pues estaba en un interminable y libidinoso éxtasis sexual y me estaba matando de regusto anal y ambos no podíamos de parar de gemir,jadear e intercambiar guarradas sexuales La cerda Carla,me agarraba con ganas la pierna derecha mientra me petaba el cacas y seguía y proseguía ardorosamente bombeando mi culo y ambos chillábamos,jadeábamos y gemíamos de brutal pasión lasciva y anal — ¡Pero que puta eres,joder!,¡me encanta que me pongas cerdo así,zorra!,¡me vuelven loco tus culadas! — bufé libidinosamente — ¡que bueno estás,cacho cabrón!,¡cómo traga tu puto culo,canalla!,¡es un vicio joderte,maricón!,¡me pone muy loca petar tu libidinoso culo,bastardo!,¡cómo entra,jodido maricón! — gritó Carla muy libidinosa La zorra libidinosa Carla seguía y continuaba partiéndome el bulla y bombeando repetida y reiteradamente y me agarró con fuerza y ganas para llevarme con mas ardor sexual al prometido paroxismo y frenesí anal — ¡cómo siento tu puto rabo,zorra!,¡me vuelve loco que me jodas,cerda!,¡Pétame,entapóname,puta!,¡No pares,guarra!,¡deseo ser tu puto,tu esclavo sexual!,¡No pares,cerda!,¡No pares de petar mi culo,joder!,¡dame rabo,jodida guarra! — clamé entre aullidos de placer lascivo — ¡toma rabo,cabrón!,¡toma polla,maldito bastardo!,te gusta mi polla,¿eh?,¡toma rabo,cabrón morboso! — grito Carla frenéticamente — ¡Dame tu rabo,puta!,¡Dame tu rabo,zorra!,¡Tenme así,guarra!,¡No pares,sucia zorra! — gemí libidinosamente mientras la fulana transexual Carla me agarraba con fuerza de las patas y me petaba y petaba y bombeaba y me tenía en un perenne éxtasis anal que me estaba recreando y fascinando lascivamente La zorra transexual Carla no paraba y proseguía bombeando mi ardoroso culo y estaba en un interminable "nonstop" de joder,petar,bombear y entaponar mi lascivo culo mientras intercambiábamos gemidos y jadeos debido a la bestial lujuria que nos recorría — tu libidinoso culo está muy apretado,¿eh,cabrón? — inquirió lascivamente la guarra Carla — ¡Si,sucia cerda,si!,¡está apretado,zorra! — gemí lujuriosamente durante la lasciva petada que me estaba dando la fulana transexual y me tenía en el deleitoso paroxismo anal — ¡Que delicia es partirte el cacas,cabrón! — gritó Carla lujuriosamente mientras me bombeaba libidinosamente el cacas — ¡Calla y bombea,sucia zorra!,¡me estás matando de gusto,puta!,¡jode mi culo!,¡fóllalo sin parar,puta!,¡no pares,vuélveme loco de lascivia! — clamé reiterada y muy lascivamente La golfa transexual me tenía muerto de libidinoso placer anal y chillábamos y gemíamos como locos en celo,presos de nuestra brutal lujuria — ¡Bombea zorra!,¡Jódeme,puta!,¡Jódeme y no pares,sucia guarra! — ordené durante la lasciva follada que me estaba pegando esta fulana transexual Carla — ¡Pero que cabrón eres,joder!,¡me encanta joderte a tope,canalla!,¡me vuelven loco oír tus mil gemidos de cabrón en celo mientras te enculo,bribón! — bufó Carla libidinosamente La zorra Carla me estacaba el rabo con lascivo vicio y con denodado ardor sexual mientras no paraba de bufar,gemir y resoplar y ambos estábamos muertos de lujurioso y vicioso placer anal — ¡Jódeme,zorra!,¡bombéame,puta!,¡No pares,cerda! — conminé lujuriosamente — ¡hijo puta,me encanta joderte,sucio canalla! — jadeó Carla libidinosamente Yo proseguía abierto de patas y la ramera transexual Carla me tenía donde mas deseaba y me arrancaba un libidinoso rimero de lascivos gemidos,vagidos,chillidos,gritos y jadeos de libidinosa lujuria y ella estaba alucinada del permanente placer que ella me daba con ardoroso ahínco sexual Nos separamos momentáneamente porque se le puso un poco blando el rabo,se lo magreó repetidamente y a continuación me lo volvió a clavar en la misma postura — ¡ah,ah,ah,¡ah,ah,ah,¡ah,ah,ah,¡Que me corroooooo! — chilló Carla frenéticamente mientras me bombeaba — ¡Me corro,zorra!,¡Me corro,puta! — grité mientras me petaba el ojete la fulana transexual Carla — ¡Que delicia es haberte jodido,canalla!,¡Te gusta correrte cuando tienes mi puto rabo en tu puto culo,sucio bastardo! — gritó Carla lascivamente La guarra Carla,sacó su rabo de mi ardoroso ojete y empezó a magrearse el rabo — ¡Grumo para mi,sucia zorra! — bramé libidinosamente La muy cerda Carla comenzó a expulsar mas grumo pastoso en mi vientre entre mil gemidos mientras ponía una bestial cara de corrida de gusto sexual — ¡ah,ah,ah,¡ah,ah,ah,¡ah,ah,ah,¡Que gustazo,cabrón! — gimió Carla lascivamente — ¡Ha sido muy bonito,excitante y libidinosamente sexy — mencionó Carla entre jadeos Nos dimos las lenguas lascivamente,me llevó de la mano a la ducha y allí la muy zorra me hizo una mamada final que me dejó totalmente seco sexualmente y muy muy relajado

Autor: tanga_sicaliptico Categoría: Transexual

Leer relato »