Relatos Eróticos de Transexual


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


Deje que un albañil me cogiera por placer

2022-09-23


Era una tarde en 2016 y me encontraba solo en casa porque mis padres salieron de vacaciones a Puerto Vallarta, entonces, como estaban construyendo un cuarto más en casa del vecino, pues iban y venían los albañiles y el maestro de obra, él era un hombre de unos 45 a 50 años, mientras los albañiles eran de jóvenes a maduros, obvio me atraían más los maduros, pero de los jóvenes me llamó la atención uno de ellos, así que el día de mi descanso me bañe, me arreglé, me puse un mini vestido, una blusa, brasier y tanga, medias, zapatos de tacón, entonces ya que termine de almorzar salí a caminar, pero me regresé como si se me olvidara de algo, en eso escuche que dijeron, “mamacita, si así mueves todo eso has de coger rico”, yo lo mire y le dije que si quería investigar, como nunca he educado mi voz porque soy travesti de clóset, pues obvio se dio cuenta que soy al final hombre, aparte de por otras cosas, que por ser discreto tengo que hacer, el maestro de obras no estaba porque se había ido por unos materiales, era casi medio día como dije antes, el hombre se acercó a mí y platicamos. Sebastián: Hola amigo, soy Sebastián pero dime como gustes Yo: Hola, soy Carly señor, como le va? Sebastián: Bien pero ahora creo que mejor, te ves muy rica eh Yo: Gracias, que pena, pase señor Entró Sebastián a mi casa y nos sentamos, deje la puerta abierta, por un descuido o porque quería que los demás entraran, no se, en fin, yo cruzada de piernas y él a un lado mío conversamos Sebastián: Que rica y que puta te ves eh, si te antojas y aparentas ser mujer, pero mi mujer no es tan hermosa como tú te lo aseguro Yo: Que pena, aunque gracias por sus comentarios, es lo que busco cuando visto de mujer, verme como una y ser muy bonita Sebastián: Lo lograste Él me acaricio las piernas, se acercaba cada vez más y yo como pude me acomodé sentada para que también si lo quería me agarre las nalgas, lo entendió muy bien, me beso, me metía mano, yo tocaba su verga sobre su pantalón, poco a poco se endurecía, se sentía muy bien, nos paramos sin dejar de besarnos y lo tuvimos que dejar de hacer, pues con prisa nos desnudamos y volvió a besarme y me acaricia todo, me abría las nalgas, me daba nalgadas y me decía puta y cosas así, yo solo me dejaba hacer, me puso de espaldas a él, me pasaba su verga bien grande y gruesa por las nalgas y el ano, me encantaba lo que me hacía, de pronto, de un empujón, sin saber como lo hizo, me la metió toda sin dolor, aunque se quedó quieto unos momentos, luego empezó a meter y sacar la verga una y otra vez, así durante como media hora o un poco más mientras yo gemía y le decía, cógeme, hazme tuya, soy tu puta y cosas así, hasta que sentí su leche en mi ano, se vació y yo sentí rico y caliente, luego lo saco, me arrodille y se la mamé, como otra media hora, se volvió a venir, con su rica leche caliente y me lo trague todo, la verga por completo y la leche, no se como la aguante, pero estaba como posesa, me tenía en el cielo, por así decirlo, en fin terminamos exhaustos, abrazados, sus brazos fuertes era tan tierno el momento, pero bueno, todo tiene un final, lamentablemente, aunque intercambiamos números, me lo hizo increíble, fue de lo mejor para mí y espero que para él también. Por si quieren platicar y así, les dejo mi correo Mi correo es: [email protected]

Autor: Carly Correa Categoría: Transexual

Leer relato »

Mi encuentro con un trans

2022-09-21


Mi primera relación . Primero que nada buen día. Me llamo Iván, y esta es una de tantas historias que tengo para contarles. Hace unos años atrás, tendría unos escasos 21-22 saliendo de una fiesta como acostumbraba (hasta la madre de alcohol) salí caminando a casa, antes la inseguridad no era tanta o lo suerte era buena, en eso estaba cuando atravesando una avenida grande (periférico sur) por el puente peatonal, pude ver a dos señoritas vestidas muy provocativas, había un bar cerca así que pensé que de ahí venían pues ya era algo tarde 2-3 de la madrugada. Al pasar cerca de ellas no voltee a verlas para no incomodarlas pues un hombre borracho a esa hora, pondría de nervios a cualquiera, al seguir de largo una de ellas me habló con el clásico shhh shhh! Volteó a ver si era a mi, pero ambas estaban volteando para el lado contrario a mi, así que seguí caminando y volvieron a llamar SHHH SHHH esta vez las dos estaban viéndome y sonriendo así que me detuve y regresé hacía con ellas, ya estando a unos metros una dijo me di cuenta que se trataba de una chica trans y una chica, misma que saludaba a un señor que venía bajando del mismo puente que yo había bajado, pensé que lo conocía o era algún familiar por cómo le hablaba, el señor algo mayor vestido sencillo y con huaraches, solo susurraba cosas, no escuché su voz, mientras yo hablaba con la otra chica que era más evidente su sexualidad, cosas como pedirme cigarros, mi nombre, que hacía ahí y esas cosas, me pidió los acompañara al autoservicio más cercano y al no tender nada mejor que hacer, después de llegar al minisuper y que compraran sus cosas (desconozco que) el señor y la chava se adelantaron unos metros iban con distancia entre ellos incluso, la chava se detuvo y le dijo a la que me llevaba del brazo te aviso cuando salga para que me acompañes. a lo que la otra le dijo “yo ya me voy a dormir! Que flojera esperarte!” entre risas se despidieron y tanto ella como el señor, entraron a un motel. muertos de risa por la situación y bromeando sobre la notoria diferencia de edades regresamos al lugar donde estaban al inicio de esta historia, y me despedí, diciendo que me iría a casa, ella dijo que también se iría a la suya y nos dimos cuenta que vivía por mis rumbos, así que nos acompañamos, yo como buen “heterosexual” me ofrecí a acompañarle a su casa y de ahí irme a la mía pues en ese orden estaban ubicadas, pues así fue, llegamos a una pequeña puerta en una colonia algo insegura, oscura y sola. Abrió y yo sin querer irme pero no sabía lo que debía decir para que me invitara a pasar, le pedí usar su baño. ella accedió y se hizo a un lado para dejarme pasar. Al entrar, un ligero olor a humedad y perfume de mujer me invadió, al entrar vi su casa-cuarto-bodega o como pueda llamársele a eso! Montañas de cosas apiladas una sobre otra hasta, así era tanto la entrada como el fondo de ese lugar, obviamente solo fue un vistazo fugaz y entré a una especie de cabina que era el baño, ahí intenté excitarme para salir con el paquete bien marcado en el pantalón, pero no lo lograría sin tardarme más de lo que alguien tardaría, así que me resigne y salí del baño, y ahí estaba ella de pie en medio de un triángulo formado por el baño donde estaba, la cama y la entrada, la luz tenue de una lámpara de cómoda la iluminaba, llevaba una blusa blanca de botones ligeramente abultada donde llevaba un sostén que no sola tenía nada, una falda muy corta y calcetas blancas hasta una cuarta arriba de sus rodillas, ya se había quitado el calzado que no tengo idea de que hubiera traído, yo ensimismado en “ignorar” lo más que pudiera, para no mostrar algún interés y marcar esa línea de respeto tanto hacia ella como hacia mi, un “hetero caballeroso” camine hacia ella pretendiendo dirigirme a la puerta que y estaba cerrada, y le di una mirada de pies a cabeza para darle un cumplido diciendo “que guapa!” Ella en cuanto llegue a su lado se interpuso en el camino estirando una pierna frente a mí y colocando su mano en mi verga que 3 segundos después ya estaba más tiesa que pata de perro envenenado, también a ella le sorprendió la rapidez de esa erección con un “Que pasó aquí!” Mientras sobaba de la punta a punta mi verga que apuntaba hacia mi pie, se acercó pegando su pecho al mío y yo pasé mi mano directamente de su pierna a la nalga, sintiendo su lencería de encaje y sus nalgas frías y rasuradas, iba directo a besarme y lo detuve ahí con un “sin besos en la boca porfa” (yo se lo patán que fui, pero en fin ya lo hice, solo no voy a omitir detalles) ella solo asintió y empezó a desabrochar mi pantalón, que en cuanto bajó el cierre dejó salir la verga que duró 1/2 segundo en el aire antes de que lo atrapara con la boca y comenzó a chuparme la verga, yo lo veía atacar una y otra y otra vez de la punta a media verga, haciendo movimiento de cabeza que me hacía sentir la mamada más rica que había recibido hasta ese momento, vi su cabeza que enseñaba extensiones de cabello negros cuando empujaba hacia mi su cabeza para tragársela toda cada ciertas embestidas, se puso de pie y le dije, también quiero ver que tienes tu, le metí la mano para tocar debajo de su falda, lo que me recibió me hizo sacarla rápido para después volver a meterla ya sabiendo lo que había, sentía la lencería de encaje cómo se estiraba por la erección completa que tenía dentro de ella, con dos dedos se levantó la falda de la parte de adelante y pude verla, ahí, prisionera del calzón una verga grande y blanca, rasurada de todos lados, sin circundar, con la capucha puesta, y mi mano acariciando el tronco y los huevos como si toda la vida hubiese acariciado vergas ajenas, sabía dónde tocar, como tocar y estaba muy excitado. continuara

Autor: SUMMERGDL Categoría: Transexual

Leer relato »

A los cuarenta años me hicieron mujer

2022-09-21


Hola amigos mi nombre es Luis Alberto pero mi nombre femenino es lucía, les contaré brevemente mi historia ojalá y les guste. Yo enviude hace ya dos años, no les voy a mentir lleve una vida de infierno en mi matrimonio, mi esposa y yo nunca pudimos tener hijos y ella era una mujer muy posesiva que pensaba que yo le era infiel pero nunca fue así, pues desde niño yo tenía tendencias homosexuales y si me case con ella fue obligado por la familia y por el que dirán de la sociedad, en fin cuando ella falleció en lugar de sentir tristeza sentí un alivio pues ya no había quien me dominará y vijilara cada pasa que daba, y fue así como comencé a comprarme ropa femenina y dar rienda suelta a mi gusto por ser trans, al principio me veía muy burda, muy masculino pero poco a poco y tomando consejos de aquí y de allá me fui feminizando, asta que me sentí un poco más segura y fue cuando me abrí un nuevo facebook con mi perfil de travesti de clóset, ya que no podía dar el salto así tan rápido, después empecé a chatear con chavos curiosos que lo único que buscaban eran videollamadas para masturbarse y pasado el momento les llegaba el sentimiento de culpa y me bloqueaban, asta que un día conocí a scoot, un estadounidense de sesenta y dos años con una mentalidad muy abierta y seguro de que lo que buscaba era una travesti de closet, empezamos hacer amistad y poco a poco nos fuimos agarrando confianza me confesó que el no había podido prosperar en sus matrimonios porque tenía un pene muy pequeño de apenas doce centímetros ya erecto y que quería probar suerte con una chica como yo, yo le confesé que aún era virgen pues nunca había estado con ningún hombre y pues no buscaba ningún semental súper dotado por temor a que me lastimar, así pasaron los meses asta que al fin se llegó el día de conocernos yo estaba súper nerviosa y no quería que nos conociéramos en mi casa ni en la de el, como vivimos en la frontera solo que el del lado americano y yo del lado mexicano, acordamos vernos en un hotel, ese día yo llegue mucho antes que el al hotel y comencé a prepararme, primero que nada me practique un enema asta quedar super limpia, me depile todo el cuerpo aunque no soy muy velluda, pe duche, me puse crema humectante en todo el cuerpo con un sutil aroma a vainilla, me puse una tanga rosa, un Bra también rosa, un minivestido negro de licra, maquille mis labios y mis párpados y dejé mi pelo suelto además de quedarme descalza y me serví una copa de whisky para esperar a Scott, como a la media hora me mandó un mensaje diciendo que ya estaba en el estacionamiento del hotel, mi corazon dió un vuelco al escribirle y decirle en que habitación me encontraba, me apresure a quitar el seguro de la puerta para cuando el entrara fuera de inmediato y baje la iluminación, cuando eso entro yo estaba de pie en medio de la habitación, eso era mucho más alto que yo, delgado de pelo largo y rubio y ojos azules, no aparentaba tener sesenta y dos años la verdad me quedé con la boca abierta, el me saludo de beso en la mejilla y yo me tuve que poner de puntitas para aclanzarlo, cuando sus manos tocaron mi cintura sentí un escalofríos que me recorrió de pies a cabeza, le ofrecí una copa de whisky y se sentó en un sillón mientras yo me senté al borde de la cama. Platicamos por largo rato de mil temas y nos tomamos varias copas, en cierto momento le anuncie que nesesitaba ir al baño y aproveché para retocar mi maquillaje, cuando salí el estaba recostado en la cama sin camisa y sin zapatos, solo con el pantalón puesto, yo camine hacia el lo más sensual que pude y me pare de un lado de él y mientras con un dedo dibujaba círculos en su pecho el deslizaba una mano por mis piernas asta llegar al borde del vestido y un poco más, después me tomo de la mano y me jalo hacía el para besarme, fue un beso lento, sin prisas pero lleno de pasión, después yo lo bese en la barbilla, el cuello, su pecho y fui bajando poco a poco sin olvidarme de besar sus tetillas, cuando llegue al ombligo el ya se estaba desabrochando el pantalón, le ayude a quitárselo y se quedó solo en boxer, me enderece un momento para admirar aquel cuerpo que parecía más del de un joven que el de un adulto mayor, su vientre era plano, su piel blanca contrastaba con sus bellos negros, me agache y bese debajo de su ombligo mientras jalaba su boxer hacia abajo también, cuando entre los dos retiramos su boxer yo hundi mi nariz en la base de su pene de 15 centímetros y aspire su aroma profundamente, olía a suavizante de telas, a hombre, a sexo a pecado. Con una mano tome su erecto pene y con mi boca recorrí sus depilados testículo para después sacar mi lengua y pasarla por ellas y recorrer su pene desde la base asta la punta, deteniéndome en el frenillo y dándole placer jugueteando con el para después engullirla por completo y solo dejándola salir para agarrar aire, así continúe por no se cuánto tiempo mientras el masajeaba mis nalgas y poniéndose salíva en sus dedos estimulaba mi ano, primero con un dedo y después dos. Después de un rato y ya estando su pene escurriendo con mi saliva y mi ano bien dilatado el me tomo de la cintura y me hizo que me montará encima suyo, yo misma hice de lado mi tanga y al sentir la punta de su pene en la entrada de mi orificio anal no pude evitar soltar un suspiro y echar la cabeza hacia atrás mientras dejaba caer poco a poco mi peso para que aquel duro pene se habriera paso a través de mis delicados pliegues anales, debo de confesar que no sentí dolor alguno como e leído en varios relatos, lo mío fue puedo placer, poco a poco empecé un Vaivén ayudada por el que estaba aferrado a mis caderas mientras yo apoyaba mis manos sobre su velludo pecho mis nalgas subían y bajaban tragando y escupiendo aquel pequeño pero durísimo pene nuestros cuerpos se empezaron a mojar de sudor y nuestros sexos producían un sonido erótico al chocar mientras de mi garganta se escapaban gemidos de placer y de su boca salían toda clase de adulaciones, en determinado momento el me jaló hacia el y nuestras bocas se fundieron en el más apasionado de los besos, su lengua urgaba asta el fondo de mi garganta asta que de pronto todo su cuerpo se tenso y comenzó a disparar gruesos chorros de semen espeso al interior de mis intestinos, mi cuerpo fue incapaz de retener tan copiosa venida y parte de su leche caliente salió de mi ano, escurriendo por mis nalgas y después por mis piernas asta sus testículos mientras yo tenía el más intenso de mis orgasmos si siquiera haber manipulado mi pene, nunca en mi vida había disfrutado tanto del sexo como esa vez, mi primera vez... Yo gemía y gruesas lágrimas de felicidad escurrían por mis mejillas mientras el las limpiaba con sus labios. Nos quedamos largo rato en esa posición besándonos y diciéndonos cosas lindas asta que su pene se comenzó a poner flácido y salió de mi cuerpo. Desde entonces emos Sido amantes y no sé si algún día vaya a terminar lo nuestro pero mientras yo disfruto cada encuentro que tenemos y trato de complacerlo absolutamente en todo a mi gringo hermoso y la verdad no ansió ni por un momento comerme un pene más grande ya que eso de el me hace completamente feliz. Saludos chicos.

Autor: Anónimo Categoría: Transexual

Leer relato »

La más rica transexual que conocí

2022-09-19


Hola me llamo Charly... no soy un escritor frecuente...pero este relato.es veridico tenia yo un taxi y una noche de tantas q sali a tezbajar me pidieron un servicio a una zona donde nirmalmente frecuentan transexuales y alguna q otra mujer yodejo el servicio y me doy la vuelta para pasar por donde mormalmente estaban todas formadad..cuando de pronto ..vi a una mujer muy muy hermosa...nuestrod ojos se encontraron y pase de larga ..para darme la vuelta...no sin antes voltear a ver para ver su siluera a lo lejos...lo q vi me agrado di la vuelta a la manzana para entrar por una calle de mucho menor trafico ..q me obligo a parar el carro en la boca calle...lo q me dio tiempo para q nos vieramos nuevamente ella al darse cuenta camino hacia mi...mi pulso ..acelerado...nervioso y ella agachandose por la ventanilla del carro me pregunta q a donde quiero ir ....solo atine a decir q a donde quiera ella sin mas se sube al carro..me agarra la entrepierna y me planta un beso en la boca..intenso..de legua...suave y me dice vete pir aqui...te voy a llevar a mi departamento ella me estaba llevando a donde ella queria..no a donde yo no atinaba ni siquieda a hablar o a decir algo.. llegamos a un departamento.y es donde reparo realmente lo bella y hermosa q esta empezamos a besarnos...yo super nervioso..ella me dice q tranquilo..q todo ba a ser de lo mejor seguimos besandonos y ella empieza a quitar conturon...abrir el pantalon y meterme la mano..yo al 1000...ella me besa quita mi playera y empieza a marmarmela de una forma de locura le digo q despacio..no quiero venirme pronto pero ella me dice ...despreocupate osito...la chamba la hoy a hacer yo y le quito di blusa...unas hermosas teras bien firmes y bien.de tamaño..de sabor..todo.en su lugar ella no dejaba de chuparme...me tira a ña cama y ella ya sin su hilo dental...y nos volteamos en la pisicion del 69 cuando tengo frente a mi..esa tranca descomunal....una cabeza o glande brillante..escurriendo un poco de lefa...pero me ompacto..lo grueso...lo venosa y lo grande..lo vi descomunal ella me dice vez porque te dije q la chamba la voy a hacer yo en ese momento repare q ella me queroa hacer suyo..pero con tan grande y gruesa verga..no tenia idea q pasaria empece igual a chuparsela..creame q la comisura de mis labios sentia q se me rompia...solo atinaba a poder comerme la puntita..q para mi era una puntota... empieza a tocarme el ano...a meter un dedo yo sentia un delirio..y ella me decia q me haria su putitonde ahi en adelante... siento 2 dedos dentro de mi ya no se si quiero venirme o dejar q ella me haga lo q ella quiera sentia un placer infinito sentir sus dedos dentro de mi.. no se como explicarlo...ya su verga en mi boca entraba mas pero con mucha dificultad yo la masturbaba..trarando de q su leche me llenara mi boca y pudiera ya un poco flacida..poder meterla mas en mi boca..y podesela limpiar estaba en el extasis en ese 69.de locura de pronto ella se tumba en la cama y me dice q la monte yo netvioso y extasiado..le digo q si me la va a dejar caer ...q lo haga muy despacio q ese monstruo me romperia el culo y luegp q quedaria de mi ella me besa y siento como mi culo esta dilatado..cuando siento q saca algo dentro de mi era un dildo..no como su verga...peto si.lo suficiente para dilatarme...y empiezo a sentir en la entrada de mi orificio..su pitente y dura verga la coloca con un poco de crema o no se q cosa..y empieza a entrar dentro de mi.. siento como eses monstruo va taladrando.poco a poco mi culo me pide q empiece a subir y bajar para q me acostumbre pero el dolor es inmenso esa verga es un garrote como bat de beisbol siento q violenta mi intimidad de una forma desgarradora...y ella empieza a impulsarse con sus pies..subiendo su pelvis y metiendo mas adentro eses garrote de un momento a otro siento q ya soy suyo completamente pues siento q mis nalgas tocan sus huevos o escucho eso entonces ya sin dolor me dice q guelva a subir y bajar para q no me duela. lo hago...hay un espejo frente a mi...no puedo creer q esos 22 cm de verga y 7 cm de grosos estem dentro de mi..y yo.dandome unos ricos sentones en esa hermosisima y venosa verga ella me dice q esa sola pocision sera suficiente por hoy..asi q ni.piense en cambiar de pocision...y empiezo a cabalgar esa verga de una forma q mi verga empieza a escurrir de q me estoy viniendo por el placer de sentir su vergota dentro de mi...subo y bajo...subo y bajo..una y otra vez..creame q veo como.luc3citas por el placer de sentir ese monstruo en mi....una y otra veZ...Ina y otra vez...y asi estuvimos..yo cabalgando esa hermosa tranca y ella dandome lo q mas queria por haberme encontrado esa verga solo para mi...me bombeo como quiso...tardo lo q quiso...yo gustoso de estar cabalgadolo...de pronto siento q se pone mas dura q como la sentia...y me fice q le daria gusto preñarme...y q esa era la promera de varias q me daria....y siento como toda su leche inunda mi culo..me lleno con tal cantidad q por un momento pense se estaba orinando dentro de mi...se seguia viniendo...cuande termino nos besamos.. y ella se paro frente a mi y me obliga a limpiarsela con mi boca. toda limpuecita se la deje..tomando.los residuos de lo q ñe escurtia a mi semental q me dio la cogida mas rica q jamas me habian dado al vestirnos me da su numero de telefono y me pide el.mio y nos despedimos..ella se quedaria ahi...no.sin antes decirme antes de irme...q esa fue la primera ..que ni pensara yo q ya jamas me tendria y q cuando ella quisiera yo tendria q ir a su orden.inmediatamente...q pasariamos otras experiencias..q ni en mis locos sueños los habia yo soñado me da un beso de lengua en la boca y me despidio llas cosa q pasaron luego son motivo de otros relatos..espero.les haya gustado

Autor: Charli65 Categoría: Transexual

Leer relato »

Se la mame al viejo cascarrabias de mi patrón

2022-09-15


Hola amigos mi nombre es Alberto pero desde hace años me convertí en Bety. Por necesidad tuve que emigrar a la cd de Tijuana dónde empecé a trabajar para una empresa de mercadotecnia pero a mitad de la pandemia me despidieron y con los meses me gaste mis ahorros y me ví en una cd lejana y sin dinero además de que las cuentas empezaban acumularse, estaba apunto de salir a pedir limosna cuando mire un anuncio dónde solicitaban un hombre para cuidar a un anciano y sin pensarlo llame para solicitar el trabajo, al parecer los hijos de Don Goyo no les importaba mucho su papá porque sin pedirme ninguna referencia ese mismo día me contrataron para cuidarlo, la condición fue que me tenía que ir a vivir a la casa de Don Goyo ya que ellos radicaban en los estados unidos y no podían venir todos los días a visitar al anciano, prácticamente yo sería la sirvienta, me ofrecieron un muy buen sueldo y me advirtieron que Don Goyo tenía muy mal carácter que por eso no le duraban los empleados, les dije que yo me las ingeniería para hacer buenas migas con el señor. Me asignaron mis tareas y se fueron, no era una casa muy grande así que ese mismo día en la tarde liquide la renta de mi departamento con el adelanto que me habían dado y me instale en la casa de don Goyo, en verdad era un señor muy difícil, pero yo nesesitaba el trabajo así que me aguantaba todos los gritos e insultos, lo bueno es que gran parte del día se la pasaba dormido, se despertaba a desayunar a las siete de la mañana y después se sentaba a ver las noticias y se quedaba dormido asta el medio día mientras yo aprovechaba para hacer mis quehaceres, después se despertaba le preparaba la comida y a las cuatro de la tarde se encerraba en su cuarto y ya no salía asta otro día así que a los pocos días me aprendí su rutina y me tomé la libertad de andar vestida de chica haciendo mi trabaja mientras el dormía. En cierta ocasión me llamo a gritos de su cuarto y cuando entre me empezó a regañar diciéndome que ya se había dado cuenta que yo era joto y me gustaba andar vestido de puta, le pregunté que cómo se había enterado y dijo que me había visto por la ventana de su cuarto mientras tendía la ropa en el patio de atrás, esa vez me regaño bien feo y le prometí que ya no lo volvería hacer, los días pasaron y en cierta ocasión ya pasaba de medio día y el no se había levantado todavía así que toque en su cuarto para ver si estaba bien y me respondió que pasará, entre un tanto tímida y me quedé parada en la puerta, el estaba recostado tapado con una sábana, me pidió que me acercara y así lo hice y cuando estuve al lado de su cama se destapó mostrándome que estaba completamente desnudo y con tremenda erección, yo trague saliva y me quedé inmóvil mirando su pene completamente erecto parecía el de un adolescente, me preguntó que si me gustaba a lo que no supe que responder, después tomo una de mis manos y la dirigió a su pene, lo comencé a masajear y después me jalo para que se lo mara y así le hice por largo rato, hasta que se vino en mi boca tan abundantemente que casi me ahogaba, después de eso me dijo que ya podía andar vestida como puta en la casa siempre y cuando lo complaciera cada que el quisiera, saco mil pesos y me los dió y me dijo que me largar a cambiarme y a seguir haciendo mis quehaceres y otra vez continuo con su carácter rudo, ahora cada que cambia su tono con Migo corro a ponerme lo más sexi que puedo pues ya se que tiene ganas de cogerme

Autor: Bety Travesti Categoría: Transexual

Leer relato »

Cómo me empezó a gustar las vergas

2022-09-13


Mi nombre Julio ahora quiero llamarme Julia, soy delgado, trigueña, casado, tengo 34 añitos. Yo soy travesti pero solo en mi casa, nunca he salido a la calle aunque ahora no me faltan ganas. Todo esto sucedió el lunes de la semana pasada, en que mi esposa viajo a Sullana a una reunión de trabajo según ella con otras trabajadoras, esto por toda la semana, antes de viajar dejo todas sus recomendaciones, ella sabe que me visto de mujer, a veces se enoja, en otras solo me observa y solo una vez compartió conmigo vistiéndose de señorita y maquillandome, yo tengo mi propia ropa de mujer y más que tono faldas y top. Esa noche me puse a ver porno en mi compu, me vestí de mujercita, a eso de once y media iba a ir a dormir, pero antes tenía que asegurar mi puerta y apagar luces, mi casa tiene un pequeño hold, estaba tan excitada que abrí la puerta y me pare en el hold a observar, no había nadie, empecé a pasear modelando, me gustó tanto que empecé a tomarme fotos, yo estaba muy bien vestida que no me diferenciaba de una mujer, en eso veo que alguien viene por la vereda de al frente, fue tal mi excitación que no pensé en esconderme y me quedé parada en la puerta, era un señor ahora se como se llama y su edad 38 años, me saludo diciendo buenas noches señorita, disculpe estoy buscando la calle Grau, pero me he perdido, y yo le contesto sin poder cambiar demasiado mi voz que esa calle estaba lejos, se que el se dio cuenta y me dice por favor me podría indicar, yo me puse nerviosa, pero le abrí la puerta, el se quedó mirándolo, y dijo es usted bellísima, como se llama, yo conteste Julia, que bonito nombre dijo, tiene novio usted, no le dije, yo soy soltero, podríamos ser amigos dijo, me llamo Ramiro, por favor me podría dar un vaso de agua, lo pensé y le dije si pase, lo hice pasar a la sala, fui a la cocina y le traje el agua, el la tomo y dijo, me gusta usted, me cogió de la mano y luego ace.rco su boca a la mía, mi sueño fue siempre estar a solas con un hombre siempre lo desee y ahora se estaba cumpliendo, yo me deje llevar y el me abrazo fuerte, y dijo estás solita mi amor si le dije, podría quedarme en tu casa dijo, no se no te conozco le dije, por favor soy una persona buena, te lo juro no seas malita, bueno le dije si desea duerme en el mueble, gracias, muchas gracias señorita, prendí la tele y nos pusimos a era, el me abrazo y comenzó a llenarme de besos, comenzó a tocarme mis tetas que estaban crecidas y estaba con un brazier de tela blanca talla 34, luego me cogió las piernas , yo solo lo disfrutaba no hacía nada, luego le dije voy a dormir, puedo dormir contigo dijo, no le dije por favor no te voy a tocar, bueno le dije, fuimos al cuarto, pensé y si no me hace nada yo deseaba que me poseyera, pero el reaccionó y se desnudó, por primera vez veía una verga gruesa no era muy grande, pero era colorada, yo me había acostado con todo y ropa el me abrazo nuevamente y comenzó a sacarme la ropa, ya no pude resistirme y ayude a sacarme, una vez desnuda monto encima y me coloco su verga, empezó a penetrarme, sentía dolor al abrirme pero quería más y no me importó el dolor, fue penetrando me esa rica verga, por primera vez me sentía una mujer completa, comencé a responder, me hacía doler un poco y le dije despacio, yo me quejaba de dolor y de ricura, el empezó a penetrarme lentamente, yo me deshacía de gusto, grite y pedí más, me convertí en mujer completamente y le dije mi amor por favor romperme hazme perder mi virginidad, no me dejes ya soy tu mujer, y el comenzó a penetrar con fuerza, ahora soy tu marido dijo, te quiero, solo que no se tu condición, yo tengo esposa le dije, pero me separo de ella si tú no me abandonas, no es eso dijo, e.ntonces le dije, sentí su mano en mi miembro flácido y dijo por esto, yo me cambio de sexo le dije yo tengo dinero pero no quiero que me dejes, quiero ser tu esposa y que me hagas un hijo, siii mi amor dijo y si a ti te parece si no puedes tener un hijo conmigo podemos tenerlo con tu mujer, si mi amor yo te doy mi mujer para que le hagas los hijos, en no pudo contenerse y dijo no aguanto voy a terminar, yo lo cogí las nalgas y le dije termina bien adentro mi amorcito, sentí un endurecimiento adentro, el se quedó quieto, nos pusimos de costado, no deje que lo sacará su verga y así se quedó dormido, después sentí que salía su verga y yo quería más, pero el día mañana mi amor y nos quedamos dormidos, a eso de las cuatro y media me despertó estaba incandome nuevamente hicimos el amor hasta el amanecer, es así como me inicié como naricon verdadero, ahora me gustan no solo una sino varias, fue así que el se iba en el día y venía por la noche fue hasta el día sábado en que llegó mi mujer, solo que ahora me está llamando para que pueda venir, pero no sé cómo decírselo a mi esposa, mi deseo es que el venga a vivir con nosotras dos, estoy segura que le haremos feliz y lo cuidaremos, hoy es el día en que mi mujer tiene que saber, estoy vestida de mujer y ella está muy risueña y alegre, me dice que soy toda una dama en la cama, y que me ha encontrado pálida, que que habré hecho en su ausencia, de aquí voy a la cocina vestida de mujer y tengo que contarselo todo, espero me acepte y acepte a mi nuevo amor, les contaré luego lo que me responda. Chau mis lindos amores ojalá pueda comunicarme con uno de ustedes, me he vuelto golosa y quisiera tener un hombre penetrando me todo el día y si fueran varios mejor yo les prestaré a mi mujer y lo convertiré en una linda puta, chau chau.

Autor: Julia Categoría: Transexual

Leer relato »

Quería ser Sissy

2022-09-11


Quería ser sissy, realmente lo deseaba, lo necesitaba. mis fantasías en los últimos días me atormentaban y me exigían que lo hiciera. Así que me prepare meticulosamente para ello. Soy un hombre en edad madura el cual siempre se concidero heterosexual. Sin embargo por razones que en un futuro relato les contaré, comencé a adentrarme poco a poco en este fascinante mundo de las sissys. Sabía que sería un proceso tardado estaba en blanco sobre como comprar el atuendo correcto, el calzado, el maquillaje. Así que lo primero que se me ocurrió fue hacerle una visita a una página de lencería especializada en transexuales. Desplegue su catalago y ¡Ho mi dios! Era un mundo interminable de bragas, medias, sostenes disfraces, pelucas y calzado. Pasé varios días llenando la cesta virtual de la tienda con cada prenda que me agrado. Debo confesar que este proceso fue especialmente exitante pues con cada prenda que veía, no podía dejar de imaginarme con ella puesta pero tenía que empezar con algo y no podía comprar todo, así que tenía que decidir entre qué comprar y qué no. Quería un body de red y quería también una minifalda y me encantaba la idea de medias con liguero, también quería un cachetero blanco. No sabía que elegir así que me puse a ver porno un rato para basarme en algún atuendo de una chica. Paseando por el Internet entre esta y otra página. Me encontré de repente con un video que mostraba a una cosplayer de grandes tetas y culo redondo, follando de lo lindo con dos hombres y usando un hermoso cosplay de Tiffa lockhert. El tiempo se paralizó al verla y en ese momento lo decidí. La primera vez que me vistiera como sissy sería con un cosplay de Tiffa.

Autor: Anónimo Categoría: Transexual

Leer relato »

Perdí mi virginidad con mi cuñado,

2022-09-07


Mi nombre Carlos y ahora Carla, mi esposa Dina, después de que mi esposa me hacía el amor tanto como mujer y me montaba como hombre, pero sin penetrarme nada, yo en casa vestía como mujer, hasta que llegó su prima Liz, los sábados y domingos que estábamos todos solo me hacía poner solo su short de jean y un bividi, el día sábado ella salió por un momento y nos quedamos solos con Liz, y ella me dijo primo porque Carla te hace que te vistas así pareces mujer, mira ya ni se te nota nada abajo, ella estaba con un pantalón de tela guinda, si prima le dije esta como la tuya no, llevando mi mano a su conchita, ella ni se movió y estaba a punto de bajarle el pantalón en eso se escuchó el sonido de la puerta y rápidamente fui a la sala, ella entraba y dijo ya viene mi hermano, yo todavía nerviosa dije voy a cambiarme, y dijo va no te preocupes le dices que no he lavado tu ropa además ni se ve la diferencia, al rato tocaron la puerta era Javi, Dina lo hizo pasar, yo estaba en la sala, me saludo, con cara de sorpresa y dijo y tu cuñado, luego dijo cómo estas, bien no más le dije, se notó una pequeña sonrisa burlona, yo me avergonce, luego dijo en voz baja Sao, y siguió hacia adentro, mi esposa se aprimero a decirle ay hermano es que ni tiempo he tenido para lavar su ropa y hoy lo he hecho todo y lo he prestado mi polo, que pues acá adentro, el con la sonrisa dijo va si le queda bonito, no sentamos alrededor de la mesa y Dina saco un par de cervezas del frigider, nos olvidamos de todo, y seguimos conversando, pero yo me daba cuenta como Javi de rato en rato me miraba de reojo, realmente note su bulto en su pantalón, el se avergonzó y cerró las piernas, mi mujer se había dado cuenta y me llamo a la cocina y dijo sonriente y con los ojos señalando a su hermano, nos vamos al mercado y luego en voz baja me llamas la hora que quieres que regresemos, y con su bolsa salieron diciendo ya regresamos rapidito vayan conversando hermano, ya dijo el, parecía temeroso, nos quedamos solos y seguimos tomando pero en silencio, hasta que el empezó diciendo te queda lindo cuñadita solo te falta tu brazier, yo me sonroje, y me quedé mudo, y siguió diciendo de verdad te ves bonita, mi voz apagada dije te pasas tú, no en verdad, párate, yo sin pensar me pare tienes cuerpazo gira dijo, yo toscamente me puse de espaldas, viendo sentí que se me puso atrás sentí su bulto en mi trasero, estas linda dijo, este loco le dije, creo que estás arrecho, no te dará tu enamorada, no tengo estoy solo dijo, anda mentiroso le dije, en eso se ti como me besaba mi nuca, no seas jodido le dije mi voz no podía aclararse, no seas mala dijo va le dije que quieres, que seas mi enamorada dijo, este loco, ya vienen del mercado, no dijo, mi hermana tiene la culpa para que te guste de mujer, en eso sentí su mano en mi trasero sin querer me queje como mujer mmmm, que haces, bolo por favor, no seas malo, bolo, y el siguió cogiendo mi trasero, en eso vi que rápidamente se sacó el polo y empezó a bajarse el pantalón, oye le dije hoy te encuentran calato, hoy si que te Alicante, por favor Carlita dijo y me saco el vivirdi, yo no atinaba a reaccionar, me saco el shor y grande fue su sorpresa al ver que tenía un calzón delgadito de encaje de color morado, no ves dijo eres toda una mujercita, me cogió de la mano fuerte y me jalo al dormitorio, me manoseaba y llevo su verga a mi culo ay Carlita cuántas vergas se habrá comido este culito, ninguna le dije, que de verdad estás virgen dijo, solo dije siii, cogió mi mano y lo llevo a sus testículos, mío dije, pero no aparte mi mano, estaban duros solo lo lleve mi mano a su verga estaba como un palo, ya no podía resistirme quería que me haga su mujer, oye esta como fierro calenté su mi amor por ti dijo, no por favor Javito le dije nos van a encontrar además me va a doler, lo voy ha hacer despacito dijo, mío me vas ha malograr y después me vas a dejar así le dije, te juro linda que no te voy a dejar dijo, ayyy no, mi voz era de una mujer sumisa que se hacía de rogar, me hizo acostar en la cama y luego subió que lindo primera vez el cuerpo de un hombre saboreaba ya no podía resistirme y solo decía mejor no Javito, y el decía no seas malita Carlita rapidito nomás, hasta que empezó el meter su verga era muy dura como palo al entrar la cabeza grite ayyy y el dijo te dolió yo tuve miedo que lo sacará y deje no es que está muy ajustado, si mi amorcito hasta que te rompa nomás, yo sentía que quería orinar, y el fue metiendo más y más y se sentía como abría mi culito putito, cogí sus nalgas y lo iba dirigiendo hasta que llegó al fondo, yo quise más adentro y abrí mis nalgas y el dijo te vas a desgarrar, empujó más y sentí un dolor cito en mi cintura, se quedó ahí y luego lentamente comenzó a meter y sacar yo sentía como en cada metida me volvía a abrir, hasta que se volvió agua ya no pude resistirme y le dije besame mi amor y voltee la cabeza por primera vez sentí los labios de un hombre sus barbas, era de otro mundo me sentía en el cielo, yo lo besaba y lo besaba, el dijo vez mi putita que te gusta siii le dije quiero harto, de ahora en adelante vas a comerte muchas vergas putita, no le dije solo la tuya, ya soy tu marido y me debes obediencia si yo digo que te voy ha hacer probar más vergas solo tienes que obedecer, yo me imaginé otras vergas, y le dije lo que tú quieras mi amor pero y si me gusta y me voy con otro, no vez que vas a dejar solo por cachar con uno solo yo soy tu marido si mi amor lo que tú digas por favor no me vayas a dejar, en eso sentí algo extraño en mi culo y grite más por favor méteme todo romperme mi amor y no aguante algo se me vino por delante y el también se quejó y lo mando hasta el fondo siiii que rico dije, quiero más, y el dijo ya terminé, quiso baja diciendo ya deben llegar y yo no lo deje que importa que se enteren que soy tu mujer, esta loca dijo levántate y yo lo hice de mala gana, nos vestimos y el me dio un beso y dijo te gusto si le dije, sentía mi mojaba mi calzón su semen pero quise dejarlo adentro, vi su verga todavía parada y quise cogerla y el dijo ya no si querés más tarde o me quedo a dormir contigo, y yo disimuladamente mandé mensaje a Dina dije ya. Creo que estaban en la puerta porque abrieron con su llave y sonriente mi mujer me miraba, mientras que Luz estaba sería, esa noche se quedó en casa como no había cama, Dina fue al cuarto de Liz y yo me quedé con mi Javi, en la cama ellas reiay y yo con mi culito que me dolía empecé a tener sexo con mi esposo, y no me importó porque me quejaba como loca de gusto sabiendo que ellas iban a fusfonesr deje la puerta un poquito abierta y yo las miraba de reojo como ellas nos observaban y reían en silencio, esa fue mi primera noche de maravilla y hoy sábados y domingos tengo sexo con mi marido ya que el se queda en casa mientras que mi esposa y su prima gozan en su cuarto hoy normal me pongo muy bonita y me maquillan las dos para esperar a mi esposo es una maravilla y es muy bueno, y disfruto algo que nunca pensé hacerlo. Chauuu chauuu hoy soy toda una linda mujer irá y putita ya les contaré luego lo que me hace mi marido.

Autor: Carla Categoría: Transexual

Leer relato »

Como me cogí a un par de hermanos – parte 4

2022-09-04


Estando solo con Felipe seguí cogiéndomelo como la putita que es. Retomo el relato un par de días después del anterior, normalmente me estuve cogiendo a Mari y Felipe en la escuela sin problemas, nos íbamos al baño retirado de la escuela y ahí podía hacerlos míos sin preocupaciones, Mari siempre se quedaba desnuda en la parte de afuera esperando su turno mientras me cogía a Felipe quien siempre traía puesta una tanga de su madre. Aunque debido al lugar donde estábamos teníamos que hacerlo rápido era el tiempo suficiente para que ambos terminaran, pero al parecer cada quien tenía más ganas de lo que mencionaban. Un día Felipe se me acercó durante el receso, yo pensando que estaba caliente le pregunté «que quería?», aunque sin miedo o problema solo mencionó que tenía problemas con un historia y necesitaba mi ayuda, yo no era bueno en esa pero al estar en un grado mayor quizá podía ayudarle. Lo acepté, para luego llevar mi mano a su trasero sin que los demás se dieran cuenta y diciéndole con voz baja «pero tendrás que pagarme». En ese momento vi como se puso tenso, intentando mover su pantalón para ocultar la erección que se le estaba formando, me dijo que gracias y se fue casi corriendo al baño, pero no tardó porque en cuestión de poco tiempo lo vi saliendo sin problemas, dándome a entender que seguía amaestrado para que disfrutara más por su culito. Ya entendía que quería hacer, tenerme en su casa desde más temprano para ser cogido por más tiempo, la verdad no me desagradaba la idea y era buena excusa por lo que les dije que esta semana no los iba a coger en el baño, mi idea era tener la mayor energía y leche posible para bañarlos. Llegó el viernes por lo que después de la escuela solo fui a mi casa para cambiarme e ir con Felipe, al llegar me abrió su mamá amablemente, entonces vi que Mari bajaba las escaleras pero en lugar de estar vestida normalmente parecía vestida para salir, al verme se sorprendió y me preguntó que hacía ahí, lo cual me extrañó, le dije que le ayudaría a su hermano a estudiar, ella se molestó a lo que escuché como su madre le decía que ya iban a salir. Al parecer ella no sabía nada, la mamá me dijo que Felipe estaba arriba esperándome y que iba a salir por un rato, entonces entendí que todo había sido un plan de Felipe, solo pude ver a Mari yéndose enojada por la situación. Tan pronto se cerró la puerta escuché unas pisadas bajando por las escaleras, al voltear pude ver a Felipe usando un vestido blanco corto con rayas negras, bajó las escaleras balanceando las caderas de forma sexy se dio la vuelta para levantar lentamente el vestido dejando ver la tanga que traía abajo -La casa es toda nuestra- dijo con una voz sexy y femenina. -Eso veo, pero también veo que te portaste mal con Mari, no le dijiste que venía- le contesté -Es que te quería solo para mí- dijo pegándose a mi Yo lo agarré de las muñecas, diciéndole que se merecía un castigo, eso más que asustarlo lo excitó más porque su verguita empezó a sobresalir un poco de la tanga. Lo arrastré arriba y lo tiré sobre el sillón, él empezó a gemir levemente por la situación, me quité el pantalón y la trusa para mostrar mi verga dura, él se acercó para chuparla pero lo alejé. -Primero muéstrame lo puta que eres Felipe se acostó sobre el sillón boca arriba, empezó a levantar el vestido lentamente mientras se acariciaba su cuerpo, con la boca me hacía señas de que eso le excitaba sacando la lengua y pasándola por sus labios, hasta llevar un dedo a su boca y chuparlo. Se dio la vuelta poniéndose en cuatro dejando su trasero al aire con la tanga tapándole su culito, la hizo a un lado y empezó a meterse el dedo que se había chupado en el culito. Lo hizo de forma intensa desde el principio porque se notaba que ya quería mi verga dentro, junto a eso lanzaba grandes gemidos de forma muy femenina. Yo estaba muy duro en ese momento al ver tal espectáculo pero igual tenía la idea de querer cogerme a Mari, así que se me ocurrió algo. Lo agarré del cabello y le dije -Qué tanto quieres mi verga?- le pregunté al oído -Mucho- solo alcanzó a contestar entre gemidos -Pero no te la mereces por no decirle a tu hermana- lo increpé -Por favor, haré lo que sea -Primero desnúdate Se levantó y rápidamente se quitó la poca ropa que tenía puesta dejando ver que aún con su excitación su pene se mantenía pequeño por como lo había entrenado. Lo agarré del trasero y le metí un dedo en su culito, de esa manera lo guie hasta la habitación de Mari, lo cual apenas notó debido a como buscaba que mi dedo se moviera dentro de él y de como lo apretaba demostrando lo mucho que lo gozaba. Al entrar a la habitación de Mari le saqué el dedo y le dije que se vistiera, él parecía no entenderlo todavía: -Pero me pediste que me desnudara- dijo con duda -Vístete con la ropa de tu hermana- le ordené -Es muy chica, no me quedará Volví a ordenarle a lo que él accedió, buscó entre la ropa algo que pudiera quedarle, a pesar de la diferencia de edad él era bastante delgado por lo que la ropa podía quedarle. Le pase unos calzones rosa con una cereza en el frente, luego él tomó una falda con la mitad de arriba de mezclilla y la mitad de abajo de tela blanca junto a una blusa blanca con dibujos de flores. Se puso la ropa que apenas le quedó, Felipe pasó de una actitud sexy a otra más avergonzada por usar esa ropa intentaba bajarse la falda que le quedaba corta mientras que buscaba cubrir la blusa infantil que usaba. Esa actitud tan penosa me excitó sobre manera pero no había terminado, le dije que me siguiera para llevarlo al piso de abajo. Vi que en la sala de abajo las cortinas estaban abiertas y aunque no tenía mis pantalones o trusa no le di importancia, pero Felipe bajaba despacio e inseguro. Al querer apurarlo lo jalé del brazo a lo que quedó expuesto frente a la ventana que daba a la calle, se tapó la cara con ambas manos para intentar cubrirse. Cuando hizo ese gesto no pude resistirme más, puse su espalda frente a mi, lo agarré de la cintura, hice el calzón rosa de su hermana a un lado y apunté mi verga a su culito que se movía esperando verga. Apenas escuché como él pedía que me detuviera, pero no le di tiempo ni de prepararse a lo que ensarté mi verga dentro de su culito, fue tan repentino que dejó escapar un largo gemido de placer, al escuchar esto no pude controlarme por lo que empecé a cogérmelo tan duro como podía, Felipe solo podía soltar gemidos por cada embestida que le daba. Se había olvidado por completo donde estaba y que usaba, solo quería ser cogido en ese momento por lo cual yo no iba a detenerme, me movía lo más rápido que podía podía ver como todo mi pene era engullido por ese culito con cada embestida y al momento de meterlo ese culito me apretaba como si no quisiera dejarme salir de nuevo. Como Felipe estaba de pie tuve que buscar un apoyo para poder darle más duro sin perder el equilibrio, sin pensarlo mucho lo llevé hasta la ventana, él parecía no darse cuenta, agarré sus manos y las apoyé en el marco, él estaba tan excitado que no se daba cuenta de donde estaba. La ventana era grande, cubría desde los tobillos hasta un poco antes de llegar al techo y daba a la calle, así que si alguien pasaba podía vernos sin problema. Sin embargo, por la hora era raro que alguien lo hiciera debido a que su barrio era muy tranquilo, con esto en mente no me detuve en mi afán de cogerme todo lo que pudiera a esa putita, él estaba inclinado hacia la ventana, dejando ver la falda que traía y como esta estaba levantada ligeramente por detrás para que mi verga entrara sin problema. De repente escuché un par de voces a lo lejos, sin aminorar las embestidas me asomé un poco para alcanzar a ver y pude notar que eran dos niños caminando hacia donde estábamos nosotros, calculé que tendrían unos 10 años. En lugar de alejarme u ocultarme hice que las embestidas fueran más profundas para hacer gemir a Felipe lo más alto que pudiera, al sentir el cambio de ritmo comenzó a gemir más largo aunque no tan fuerte como antes, pero esto sirvió porque pude notar como los niños se percataban de los gemidos. Vi como se asomaban lentamente a la ventana para espiar, en sus ojos pude ver primero la curiosidad que luego se transformó en incredulidad pues escuchar levemente como lo reconocían, esto me hizo llevar mi mano de la cintura donde lo tenía sujeto a la parte de enfrente de la falda para dejar al descubierto los calzones de su hermana que estaba usando, esto pareció excitar a los niños debido a que pude ver como les estaba creciendo sus verguitas dentro de sus shorts. Al verlo les pregunté si les gustaba lo que estaban viendo a lo que ellos reaccionaron viendo sus verguitas y tapándoselas aunque reaccionaron al tocarse al darse cuenta que se sentía bien tocarla. Felipe parecía no darse cuenta porque seguía gimiendo como perrita en celo, hasta que le dije al oído: -Te gusta que te vean, putita? A lo que reaccionó abriendo los ojos, al ver a los niños quienes ya se estaban masajeando ligeramente sus verguitas intentó irse pero lo mantuve en el mismo lugar volviendo a darle duro, el cambio repentino lo hizo soltar un grito más grande seguido un un fuerte apretón de su culito a mi verga, por lo que deduje que ya se había venido. Los niños que nos estaban viendo tenían los ojos bien abiertos en la zona donde estaba el calzón, seguramente vieron como se formaba una mancha por el semen que sacaba su verguita. Voltee a Felipe y lo hice arrodillarse frente a mi para que me chupara la verga, uno de los niños se había bajado su short ligeramente junto a su trusa para tocarse su verguita más directamente y pude ver como sus ojos trataban de ver por completo mi verga. Hice que Felipe me la chupara lo más rápido posible hasta que sentí como me venía, salí de su boca y terminé en su cara, él gemía mientras su cara se llenaba de lechita por los grandes chorros que le eché. Como los niños no despegaban los ojos de la escena les pregunté si también querían, a lo que se sorprendieron, uno se acomodó su ropa y salieron corriendo. Al terminar, para evitar que alguien más nos viera, en especial su mamá. Lo agarré de la ropa y lo subí a su cuarto, al ponerlo sobre la cama pude confirmar que el calzón de su hermana estaba manchado con su lechita, verlo vestido con la ropa de su hermanita con mi lechita en la cara y todavía intentando recuperar sus energías fue una escena maravillosa. Cuando se recuperó le dije que debía mantenerse así hasta que me fuera, lo cual hizo sin problema, nos pusimos a estudiar hasta que escuchamos que llegó su mamá con Mari, tan pronto como se abrió la puerta escuchamos a Mari subiendo las escaleras rápidamente para ir al cuarto de su hermano, al entrar se sorprendió al ver a su hermano. -Esa es mi ropa?- preguntó -Si, no le queda bien?- le respondí de forma burlona -Pero por qué mi ropa?- dijo molesta Me le acerqué para susurrarle al oído «es que también quería cogerte a ti» mientras le agarraba su trasero sobre el pantalón de mezclilla que usaba. La besé profundamente y ella me respondió el beso acariciando mi verga, le dije que ya le tocaría su turno pero ya me tenía que ir. Antes de irme agarré a Felipe del brazo y lo acosté sobre la cama, fui por Mari, le bajé el pantalón junto a su calzoncito pero sin quitárselos porque aún tenía sus tenis, la subí para sentarla en la cara de su hermano al cual le dije que empezara a lamer, obedientemente comenzó a hacerlo, Mari se esforzaba por no soltar un gemido fuerte. Fui a donde estaba estudiando con Felipe, agarré dos lapiceros, hice a un lado el calzón que Felipe usaba y se los metí con facilidad, a esto él reaccionó metiendo más su lengua y Mari abriendo la boca del gusto. Le dije a Mari que siguiera con eso, a lo que se agachó y empezó a jugar con los lapiceros en el culo de su hermano. La escena era super caliente, pero los dejé así por puro gusto, me preguntaba su podrían acabar antes de que su mamá se diera cuenta. Salí dejándolos en esa posición, bajé y me despedí de su mamá, el lunes ya me quería enterar como resultaron las cosas. Los demás relatos están en otras categorías. Si quieren contactarme mi telegram es: @mae012 y mi correo es [email protected]

Autor: MATEO A Categoría: Transexual

Leer relato »

A la “prima” se le arrima y más

2022-08-31


Espero les guste esté relato, me pasó en el 2007, soy de Monterrey Nuevo León México, ya he escrito varios relatos, así que no me describiré porque aparte en algún relato ya añadí una foto reciente y siempre he sido más o menos igual de físico, tampoco haré mucho preámbulo o presentación, les dejo el relato, saludos. Era un Jueves al medio día y me encontraba sola en casa, ya que en ese tiempo mis padres trabajaban, yo también pero ese día descansé, por lo cual me dispuse a vestir de niña ya que mis padres trabajaban hasta tarde, me puse una mini falda, zapatos, blusa de tirantes y un bóxer cachetero, me lo había regalado un “amigo”, en fin, me veía muy bien, ya que soy delgada, de 1.68, tes blanca, estaba almorzando y sonó el timbre de la casa, les grité que ya iba, la puerta de la casa tiene una ventana así que no pude ocultarme ya que para ir a mi cuarto a cambiarme tendría que pasar por ahí de todos modos, sin más que hacer, pues me dirigí a abrir, era mi primo unos años más grande que yo, él tenía en ese momento 36 años y yo 24 (nací en el año de 1983), le abrí y lo hice pasar, me miró y me sonrió, empezamos a platicar. Primo: ¿Y eso primo, porque andas así, te gusta o que, eres gay? Yo: La verdad sí, desde hace tiempo me visto pero solo era lencería, esto apenas me lo acaban de dar, aunque gay del todo no soy, si me gustan las mujeres. Primo: Pues te ves muy bien, vestido así, ¿Cómo te llamas o que onda? Yo: Carly, dime Carly. Primo: okey, Carly hermosa, yo venía a algo pero ya se me olvidó, me sorprendiste, aunque de buena manera, te ves muy linda, entonces, supongo que ya has estado con varios como una puta, digo, por tu forma de vestir también. Yo: Si, así es, con varios, desde mis 22 años… Estuvimos platicando así un rato, de todo un poco en lo sexual sobre mí, de pronto sus manos ya estaban en mis piernas y sus caricias eran muy leves, pero se sentía muy bien, entonces me puse de pie y me di una vuelta para él y me chiflo y me apeno, me acerque y me acaricio las piernas de arriba a abajo hasta mis muslos, me excité mucho, entonces él se puso de pie y se bajó el pantalón y el bóxer que traía puesto, luego la camisa, quedo desnudo, tenía una verga, pene o como le digan en cada país muy grueso y largo, como los que me gustan, más bien, como me encantan, así que no perdí el tiempo y lo lleve a mi boca, primero lamiendo el tronco hasta los huevos (testículos), luego lo metí un poco a mi boca, lo quería meter despacio y de a poco, pero él me empujo y yo casi me atraganto, no lo aguantaba mucho pero después de unos momentos ya lo soporte un poco más, así me fui acostumbrando, entonces comenzó a embestirme, con un mete y saca tremendo y cada vez más rápido, duramos como 20 minutos así y se vino un par de veces y trague y limpié todo, me puse de pie y me desnude, me puse en cuatro y él se ponía saliva en sus manos y me la pasaba por el ano, aprovechaba y metía dedos hasta que según él yo ya estaba lista para que me penetre, puso la punta de su verga en mi entrada anal, lo fue metiendo ahora sí de a poco, yo gritaba, pues era una verga enorme, pero él seguía con lo suyo hasta que sentí sus huevos en mis nalgas, se quedó quieto unos cinco minutos, entonces empezó a embestirme, entraba y salía una y otra vez, cada vez más rápido, luego de unos 40 minutos quizá por cansancio terminó acostado en mi espalda, sentí que su verga ya no estaba erecta, la saco unos minutos después y me pidió mamársela, así que se quitó el condón, yo se la mame hasta que se le volvió a poner muy dura y casi no me entraba a la boca, se vino de nuevo, entonces puse mis pies en sus hombros y volvió a ensartar su verga en mi culo, sin condón está vez, de un empujón lo metió todo, entraba y salía por unos 30 minutos, hasta que sentí su caliente leche en mí, muy rico todo, me dio un beso y yo también en esa posición tuve mi venida, por mi posición, acabe en mi cara mí mismo semen, abrí mi boca y me lo trague, eso le excito más a él, no sé porque, hasta dura se le volvió a poner, aún lo tenía dentro de mí, así que me volvió a hacer el mete y saca hasta cansarse, así terminamos, exhaustos, pero tuve una de mis mejores experiencias, nos vestimos y él se fue, nunca supe a que fue en realidad, pero ese gran momento que me hizo pasar fue increíble y muy rico. Por si me quieren contactar, mi correo es: [email protected] Espero sus comentarios aquí y en mi correo, GRACIAS

Autor: Carly Correa Categoría: Transexual

Leer relato »

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!




Todo relacionado con: Relatos Transexual, Transexuales, Real, Gratis