Relatos Eróticos de Transexual


Mi primera vez con un albañil

2021-10-14


Hola soy travesti gordita de buen culo I lindas piernas actualmente tengo 38 años pero esto paso cuando tenia 18 años Esto que les me paso cuando aun era de closet en una ocasión no encontraba trabajo I un cuñado me consiguió trabajo de velador en una casa mui grande que estaban construyendo aún que no me agradaba mucho la idea lo acepte por que necesitas el dinero I como era solo de noche en el día me podía dedicar a buscar otro trabajo bueno Me dijo que me presentará ahí en la obra como alas cinco para que me presentará con el maestro de obra I me dijera lo que tenía que aser yo en se tiempo me gustaba vestirme de niña pero en secreto por lo general en las noches de día era un niño normal todo de pilado pero normal se puede decir ya llegue adonde tenia que velar I busque a este señor que me dijeron que buscará cuando lo entcontre me gusto mucho ese señor era alto ya maduro como de unos 50 años I pelo entre cano unos labios mui besables La verdad me en canto bueno tuve que disimular que me avía encantado ese hombre para que fuera mi macho asta I no avía estado con un hombre solo eran mi más grande fantasía que me cojieran vestido de niña Bueno así quedó ya el me dijo lo que tenia que aser mui buena gente el señor I me llevó a un cuarto donde yo me quedaría ya estando ai me dijo aquí puedes dormir un poco cuando ya te sientas cansado o igual te puedes traer una amiguita qui para que te aga compañía I sonrió I yo pensando entre mi ati es al que kiero aquí ermoso bueno pues así quedo ya ese día yo me que de ai ya travajando ese día todo normal ya en la mañana que llegaron los trabajadores I llego este señor me dijo como le fue I le dije bien todo sin novedad me dijo bueno oí tienes que llegar mas temprano por que es sábado I oí salimos temprano me dijo alas dos pm tienes que star aquí le dije que estaba bien que ai lo miraba mas tarde Lla llegue yo ami casa me quede dormido un buen rato I cuando desperté ya eran casi las once me levante desayune algo I me metí a bañar I me depile todo mi cuerpesito me en ta sentir esa sensación de cundo te depilas que todo tu cuerpo queda suabesito me ase sentir mui sexy cuando salí de bañarme me estaba cambiando cuando se me metió la idea de llevarme mi ropa de niña I así lo ise agarre una medias de red negras una falda de mezclilla azul I unos zapatillas de plataforma azules también un bra blanco I una peluca negra I mi maquillaje ya salí rumbo a mi trabajo mui anciosa de que llegara la noche para vestirme de putita llugue ami trabajo I ya los albañiles no estaban solo el ceñor este que les platique lo yamare omar bueno solo estaba omar le dije que aquien esperaba me dijo que se avía quedado un rato mas para entregarme las llaves de mi cuarto donde me quedaba I que también estaba esperando un material yo lo note un poco raro I si estaba tomando me dijo que si quería una serbesa I se la acepte ya después de un rato platicando me dijo que era divorciado Que vivía solo I eso me encanto le dije que me acompañara al cuartito que ai no asía tata calor que solo mientras llegaba el material que estaba esperando I dijo que estaba bien llegamos al cuartito pero el no entró solo yo cuando salí para ver donde estaba mis ojos casi se me salen estaba orinando la lado de el cuartito se me iso agua la boca cundo vi esa hermosa verga que tenia no disimule na da mele quede viendo directo y le dije que grande verga tiene el solo sonrió I me dijo I eso que no las as mirado parado si verdad ya termino de aser pipí I se guardo I ya nos metimos los dos al cuartito seguimos platicando I de repente se quedó dormido ya ebrio sentado en una cubeta yo estaba en la cama cuando se quedó dormido mi mente empezó a volar I dije a oara es cuando como pude lo levante I lo acosté en mi cama Esta a loca de exitacion pues tenia ese hombre que me encantaba en mi cama dormido I con una linda verga lista para resibi una buena manada Me senté en la orilla de la cama I desabroche su pantalón I mui despacio baje un poco su calzón I ai estaba esa deliciosa verga no aguante mas I la tome con mi mano i empese a besar la cabesita que rico era la primera ves que lo así mi cuerpo temblaba de pies a cabeza por la gran exitacion que sentía de sentir ese delicioso sabor de la verga en mi boca empese a saborear todo su tronco I se le empezó a parar que rico era ver aquella verga parándose por los besos que le estaba dando empese a mover mi mano de arriba a abajo masturbando lo mietras sentía como creía I se asía más ancha en mis mano la meti toda en mi boca enpese a saborear esa delicia salió un líquido transparente de su verga I lo saborie que rico me supo eso seguí mamandosela asta que unos gritos me asustaron eran los del material que avían llegado dije que ago lo despierto o que bueno ya me acomode un poco I salí I me dijeron no esta el maestro les dije si ai ta pero se quedó dormido bien pedo dijeron bueno uste nos resive el material les di si pero yo quería que fuera rápido por que lo avía dejado con la verga de fuera I se se despertaba se I va a dar cuenta que se la estaba mamándo ya terminaron de descargar lo que llevaban les firme la nota I se fueron rápido me fui al cuartito ya cuando llegué esta casi despierto I me asuste mucho no se dio cuenta que estaba con la verga de fuero por que se levantó rápido I se fue a orar otra vez y a regreso I me dijo que horas llego el material le dije a penas dijo bueno ya me boi le dije no se valla aquí quédese anda mui tomado I no valla a chocar o algo se sonrió I dijo bueno esta bien ya entro otra es donde estábamos I se sento en la cama I me dijo siento mui mojada la verga así como cundo te la chupan mucho rato yo solo reí I le dije es por el calor I me sorprendió que me dice así en un tono sarcastico si el calor yo solo sonríe apenado para esto yo estaba a mil no sabia como decirle que quería que me cojiera ya para entonces yo me avía puesto un shor de hombre cortito i como estaba sentado en una cubeta las cruzaba I miraba a él que se me quedaba viendo I de repente me dijo tienes bonitas piernas asta parecen de mujer te las depilas me dijo I yo ya queriendo caña le dije si me dipolo todo el cuerpo dijo de berdad I eso por que lidije pues por que me gusta a bueno se te ven mui lindas tus piernas le di je si te gustan pudes tocarlas yo ya bien lanzada lo serio I me dijo al rato ok cuando kieras I cruse la pierna I melevante lo más que pude el short para que pudiera verlas bien I empese a notar que le crecia ese paquete I le dije puedes tocarlas están suabesitas I se animo me puso la mano por la rodilla I fue subiendo mi me dijo que ricas se sienten si te pusieras una minifalda se te mira rían ermosa yo ya vien cachonda desidi ir por todo I le dije te gustaría verlas en Mini falda dijo si se pudiera si le dije si kieres me pongo una me dijo enserio I le respondí si aquí traigo una en mi mochila I me dice aber la la saque I se la en señe dijo esta bonita aber ponela aber como se te ve le dije okle dije también traigo tacones dijo en serio pos mejor le dije bueno deja me cambió en el baño I aorita vengo ok si ya con la voz cortada también ya bien cachond I salí I me atreví a decirle aorita vengo ok amor pensé que se enojaria por decirle amor pero solo me dijo aquí te espero con ancias salí al baño I pensando oí seré la putita de este bombon Legue rápido al baño me cambie me puse mis zapatillas mi falda el liguero que llevaba también mi peluca I me maquille así rápido algo sencillo para que no se me fuera a enfriar mi hombre I se arrepintiera ya salí nerviosa cuando Llegue con el me pare enfrente I me dice te miras hermosa me encanta como te ves se sento en la cama I empezó a torme las piernas me empezó a sobar el culo I me dice que rica estas kiero cojerte I le dije es lo que kiero que me metas toda tu linda verga en mi culito virgen se sorprendió I me dijo yo boi a ser el primero que entre en tu culito le dije si mientras tocaba su verga por ensami del pantalón I sin mas medio un beso riquísimo después me sento en sus piernas I me tocaba todita con sus dos manos abrio mi culito I empezó a acariciarlo con la llena de sus dedos mientras nos besamos apacionadamente le dije kiero oí ser tu mujer no dijo nada solo siguió jugando con mi culito de repente me dice kiers que te mame el culo le dije soy tuya asme lo que kieras mi amor se levantó de la cama I me dijo empinate lo abedeci me puse en cuatro con mi culo bien abierto me empezó a lamer I a besar el culo era deliciosa sentir como lo disfrutaba sentir su barba rasposa entre mis nalgas después de un rato que me estuvo besando el culo me dijo siéntate I sacó su hermosa verga vien parada apuntó de reventar I me dice mamamela otra vez mi amor como ase rato le dije si te diste cuenta dijo si pero me encantó si mas tomé aquella verga que era solo para mí I empese s marcela toda la levantaba para chuparle sus bolas I me dice que rico la mamás mami eres bien putita le dije si los tu putita mi amor a ando de decir esto sentí su deliciosa leche llegar mi garganta que delicia sentir como en cada espasmo salían chorros de leche no tire ni gta de ese manjar me los comí todos es deliciosa la leche de macho ya termine de limpiarle la verga I me dice que rico mi amor eres genial I le dije I lo que falta me volví a incar frente a él I empese a mamarcela de nuevo ya un poco flacida la venida abundante que avía tenido en mi boca pero después de unas buena mamadas se bolibio a poner dura me levante me puse un cuatro en la cama I le dije metemela berga mi amor kiero sentir como me partes el culo en ese delicioso camote senti como me la apuntó I le dije despacio acuérdate que me vas a desvirginar el culo dijo si mi amor te cojerte despacito para que no te duela tanto I empezó a empujar I yo sentía un dolor mui grande pero era mas mi calentura que ese dolor se combirtio en un dolor placentero sentía como entraba cada centimetro de esa hermosura sata que entró la cabesa I sentí como mi culo la aprisiona como diciendo nunca te saldas de qui siguió enpujando asta que entró toda me sentía mui puta con toda la verga ensartada en mi culo así estuvo un rato dijo le dije cojeme me dijo deja que tu culo se acostumbre poquito a ella estas bien apretadita mi amor después empezó poco a poco el ba y ven entrando I saliendo de mi culo mientras me decia que rico culo tienes mi amor vas a ser mi putita siempre que yo kiera le dije si mi amor cojeme soi tuya I arresio mas los mivimeintos de su cadera de tal manera que me iso venir mui rico cuando miro que terminé me dijo kiers que te llene tu culito de leche le dije si papi echamelos todos adentro mi amor si termino I sentí como me llenaba mi vientre de leche caliente le dije que rico mi amor ya saco su pene de mi culo I me dice limpia la mi amor si mas la metí en mi boca tenia un sabor extraño I sangr por los lados señal que me avía foto el culo ya se la limpie mui bien I me dice kiero que seas mi mujer le dije lo que tu kieras mi amor me dio un beso mui rico I me dice vamos a dormir un rato I nos acostamos así como estábamos yo sentia que su leche salí de mu culita adolorida así nos que damos dormidos I ya casi para amaneser como estábamos dormidos de cucharita empese a sentir que me la esta ba metiendo otrabes que rico sentirte deseada tener tu hombre aún lado I que te coja las bese que kiera me dolia mu colita pero me en staba sentir como entraba I salía después de un rato sentí como me llenaba mi colita de leche otra vez que rico me cojes le dije eres mi hombre no kiero estar con nadie mas solo contigo mi amor I me dijo desde oí serás mi mujer le dije con gusto papi me dio un beso deliciosos I ya seguimos durmiendo ya con als diez de la maña sentí que se levantó I me dijo que iba al baño también me levante todavía con mi colita escurriendo de leche regreso I me dijo que hoi se la pasaría todo el día con migo que al fin no abría nadie travajando I eso me emiciono mucho I le dije si mi amor para que me cojas todo el día así pasamos el día cojiendo ya en la tarde me dijo que tenia que ir a su casa que mañana me veía I me puse in poco triste I me dijo mañana te vas con migo para la casa para vivir juntos vas a ver mi mujer de tiempo completo sin dudarlo le dije que si I asta aorita sigo siendo su putita

Autor: Janeth carolina Categoría: Transexual

Leer relato »

El secreto de un chica trans es descubierto por su hermanastro.

2021-10-10


Mi hermanastro y yo nos divertimos en semana santa Primero les explicaré un poco de mi y la situación en la que me encontraba al momento. En ese entonces tenía 22 años, mis padres se habían divorciado cuando yo tenía como 14, en el momento fue triste pero actualmente no me importa demasiado. Al año siguiente de su divorcio salí del clóset con mi madre, aún recuerdo exactamente lo que le dije «No soy mujer, soy hombre», mi madre siempre fue muy abierta de mente así que empezó a apoyarme de inmediato y mi padre pues ya ni nos hablábamos así que nunca se ha quejado. Así comencé mi terapia hormonal bastante joven y pude tener mi cirugía superior a los 19 años por lo que en general si me vieras en la calle solo pensarías que soy un tipo cualquiera pero… Estarías algo equivocado. La cosa es que abajo de aquel cuerpo algo marcado, de piel morena, cabello negro ligeramente ondulado, facciones ligeramente elegantes y masculinad, ojos café oscuro y la barba de tres días que me cargo, hay un coño. No me he hecho la operación inferior y realmente no pienso hacerlo por varios motivos, uno de ellos es que en realidad me gusta estar así, si pudiera elegir haber nacido con pene lo haría pero tampoco creo que esto sea tan malo. De cualquier modo y entre todo esto, mi madre volvió a casarse, yo tenía 20 años cuando pasó por lo que ni mi padrastro ni su hijo sabían mucho sobre mi «condición», ambos sabían que estaba en un tratamiento que me ayudaba pero no el porque ni el que era. Y finalmente antes de comenzar, mi hermanastro, en ese momento el tenía tan solo 16 años, era bastante bajo pero muy atractivo, piel ni morena ni clara, ojos café oscuro, cabello castaño oscuro y un poco delgado, las chicas estaban locas por el pero el no parecía muy interesado en esas cosas, era muy aplicado en las clases así que su padre decía que era por eso pero honestamente yo sospechaba que tal vez no le interesaban las chicas pero nunca le pregunté porque a fin de cuentas eso no era asunto mío, si el quería anunciarlo algún día, lo haría. Al inicio nuestra relación era algo incómoda, de un día para otro éramos hermanos y vivíamos juntos, siendo dos hijos únicos no teníamos ni idea de que hacer aunque a ambos nos emocionara tener un hermano, por suerte, con algo tiempo nos fuimos volviendo más y más unidos, el me pedía consejos como si siempre hubiera sido mi hermano menor, veíamos películas, salíamos a pasear, aveces lo recogía del colegio, la pasábamos muy bien juntos. Pero aún así nunca acabé de tomar el valor para decirle que era trans, me asustaba pensar que si se lo decía ya no me vería como a su hermano mayor… Claro, lo que pasó fue muy diferente. En semana santa mis padres irían de viaje, una pequeña vacación y querían que nos quedaramos solos, a ambos nos pareció una fantástica idea, toda la casa para nosotros solos, sería genial. El fin de semana antes a semana santa se descompuso mi laptop, el problema es que debía entregar unas tareas de la uni por lo que sin más remedio tuve que pedirle la suya a mi hermano, al acabar y por mero morbo vi su historial y pude confirmar dos cosas: Mi hermano no sabe activar el modo incógnito. Mi hermano es todo un sumiso. Todo el porno que veía era de dominación, tanto de mujeres dominando a hombres como hombres dominando a hombres, también veía esos vídeos tipo primera persona en dónde veías todo desde la perspectiva del dominado, no puedo negar que al ver aquello me mojé un poco pero a su vez me dió bastante risa saber que no sabía sobre el modo incógnito, le hice un favor y borre su historial antes de devolverle la laptop. Días más tarde el chico tuvo una pillamada por lo que tendría la casa completamente sola para mí mismo, ya hacía bastante que eso no pasaba por lo que aprovecharía a más no poder, unos minutos después de que se fue yo me encaminé a mi cuarto, al llegar fui al clóset a buscar esa caja especial y saqué de esta aquel juguete que contenía, un dildo de tamaño considerable color negro, lo había comprado en cuanto cumplí los 18 años porque me daba mucha curiosidad saber que se sentía ser cogido por el coño, claro que después de la primera vez no pude parar de usarlo cada que tenía tiempo. Me acomodé para gozar toda la noche, estaba recostado en mi cama, me había hechado algo de lubricante solo para que entrara más fácil pero de todos modos ya estaba muy mojado de la emoción, comencé a penetrarme con eso, iba lento pero seguro, apenas iba metiendo la punta cuando sentí mi clítoris súper duro. Aquí cabe mencionar que con la terapia hormonal a los hombres trans nos crece el clítoris, este se alarga y engorda dando la apariencia de un mini-pene, claro depende de la genética de cada uno y también algo de suerte, hay tipos a los que les llega hasta los 15 cm pero mi fortuna no me sonríe tanto por lo que yo solo tenía en ese momento unos 7 cm, aún así era más que suficiente para poder masturbarme muy rico. Me jalaba mi pequeño pene a la vez que me daba con el dildo, lento y suave como me gustaba, al estar solo podía gemir y jadear cuanto quisiese, simplemente adoraba sentir algo en mi interior moviéndose y llenandome mientras jugaba con mi clítoris, lamentablemente mi jugueteo fue interrumpido abruptamente, escuché la puerta principal abriéndose, mi cuarto no estaba muy lejos de la entrada así que entre en pánico, lo único que alcance a hacer fue cubrirme con una cobija antes de que entrara mi hermano, este entró bastante rápido y de inmediato se hecho en mi cama, encima de mis piernas, se lo veía triste. —¿Qué pasó…?—, le pregunté bastante preocupado. —No quiero hablar de eso…—, me respondió, supuse que era algo malo, el chico ya tenía 16 años a esa edad para llorar se necesitan cosas algo más serias. Simplemente me acerqué a él y empecé a acariciar su cabeza pero de inmediato recordé para que había usado esa mano y la alejé, cosa que le extraño, en ese momento levantó la mirada y notó algo raro. Estaba jodido. —… ¿Qué estabas haciendo…?—, diablos, dije lo primero que pensé aunque no fuera muy ingeniosos. —Oh, estaba preparándome para dormir—, su sospecha no hizo más que aumentar. —¿A esta hora pe—, se movió ligeramente y pude darme cuenta que sintió algo raro bajo la cobija, probablemente el dildo que apenas si había alcanzado a sacar de mi interior. Apenas iba a formular una excusa cuando mi hermano hizo algo que no me imaginaba, se levantó jaló la cobija, quitándome está de encima, al momento que lo hizo los dos quedamos en shock, sus ojos pasaban de mi rostro a mi entrepierna y yo solo podía ver a la nada, fue un gran impacto. Tras varios segundos de silencio pude reaccionar para tomar mi ropa interior y el para entrar en pánico. —¡T-tu! ¡N-no tienes! ¡T-tu c-cosa, no hay y!—, apenas si se entendía lo que trataba de decir por los nervios. —Ya lo sé…—, dije algo cansado, estaba apenado porque lo descubriera de esa forma, mi hermanastro se calmó lo suficientemente para que le explicará todo. Le expliqué que era trans, como había empezado mi tratamiento, mi cirugía, incluso levanté mi playera para que viera las cicatrices en mi pecho, el solo se quedó en silencio por unos segundos antes de seguir. —Bueno… Eso explica algunas cosas—, dijo de primera y después siguió sus preguntas. —Emm… ¿Puedes tener hijos?—, simplemente negué con la cabeza, en realidad era relativamente posible pero a estas alturas la probabilidad era bajísima, me había operado para no tenerlos y de cualquier modo las hormonas detenían el periodo. —Oh… Y, ¿te gustan las mujeres?—, de nuevo negué, solo me gustaban los hombres aunque no encontrara muchos interesados en mi. —¿Cómo… Cómo haces… Cómo tienes sexo tu?—, al inicio no sabía si responder pero era mi hermano por lo que supuse que su curiosidad no era más que eso. —Depende, aveces soy pasivo y aveces soy activo, uso un strap-on, tu sabes…—, era obvio que conocía esas cosas con todo lo que le gustaban las dominatrix. —¿Enserio?—, al pervertido hasta le brillaron los ojos pero… De algún modo su emoción me había gustado, probablemente era la calentura pero saber que le atraía la idea me había puesto aún más caliente. —Sip, también hago de pasivo pero jamás soy sumiso, lo que me gusta a mí es tener algo de control ¿sabes?—, su rostro se enrojeció de inmediato, era tan transparente, era obvio que lo estaba imaginando. —Oh…—, se había sentado a mi lado y juntado sus piernas bastante pero aún así podía ver esa erección que escondía —Y como… ¿Cómo haces eso?—, me estaba controlando para no lanzarme sobre el pero después de eso no aguanté mucho más. —… ¿Te gustaría probarlo?—, pregunté, le estaba preguntando a mi hermano menor si quería hacerlo, era tan sucio pero mi mente estaba demasiado nublada en ese momento como para pensarlo y para mí suerte creo que el estaba igual. —S-si… Pero debes ser gentil conmigo, ¿si? Es que… Es mi primera vez—, oír eso hizo que comenzará a actuar de inmediato, tendría la oportunidad de desvirgar a mi hermano sumiso, no podía dejar pasar esta chance. De inmediato lo empujé suavemente para que se recostara en la cama, primero lo besé un poco para entrar en ambiente, algunos pequeños picos tiernos y después metí mi lengua, el correspondió, no era muy bueno pero aún así era bastante agradable sentirlo hacer el intento, también mordí sus labios un poco, mientras mi lengua se paseaba por su boca empecé a desabrocharle el pantalón, solo eso pues ahora tenía otros planes. Subí lentamente hasta su boca, dejando mi coño directamente sobre esta, estaba prácticamente sentado en su cara, el había cerrado la boca de los nervios, llevé una mano a su cabello para acariciarlo y tomarlo un poco fuerte. —Vamos, abre…—, pide primero de manera amable pero al tardar jale un poco más su cabello. —Abre la boca puto—, ordené y finalmente lo hizo, sentí como abrió su boca y de inmediato su lengua empezó a rozarme los labios vaginale. —Ah… Si, buen chico—, le dije soltando su cabello un poco, el solo empezó a mover su lengua, lamía mucho ni coño y chupaba mi clítoris con muchas ganas, pero quería más que eso. —Meteme la lengua—, está vez se portó bien y de inmediato empezó a meter su lengua y dios, era genial, se movía tan rápido, la sacaba y metía con muchas ganas, la humedad, la calidez, me estaba encantando, mientras seguía pase una mano detrás de mi para buscar su erección y ahí estaba, pude tomarla en mi mano aunque me estire un poco, era bastante gruesa y un tamaño considerable (como unos 17 cm), solo la tomé por un momento y después regresé a mi posición anterior, empecé a mover mi cadera para sentir aún más su lengua. —¿Te gusta putito? ¿Quieres jalartela mientras me la mamas?—, pregunté y el simplemente hizo un pequeño de «mhhm», como afirmación. —Puedes hacerlo lindo, pero no puedes venirte aún, ¿okay?—, simplemente afirmó nuevamente y llevó una mano bajo su ropa interior, empezó a masturbarse mientras seguía comiéndome el coño, adoraba verlo con sus ojos cerrados, concentrado en comerse la vagina de su hermano mientras se tocaba. Eventualmente sentí que se estremeció y puso aquella cara que no quería ver aún, se había venido en su mano… Me levanté de su rostro y me hice a un lado, el jadeaba y giró su mirada a mi, por su expresión era obvio que sabía que se había equivocado. —Niño malo… Te dije que no te vinieras aún—, dije acariciando su mejilla. —Perdon—, fue lo único que respondió antes de sentarse en la cama —¿Vas a… Castigarme?—, claro que lo haría pero no respondí, quería que se preocupara un poco. Fui a mi clóset por unas cosas, dos cintas de tela y un vibrador de bala, después regresé a la cama. —Date la vuelta y pon tus manos en tu espalda—, en cuanto lo hizo até sus manos detrás de él y después cubrí sus ojos con la otra cinta. —Ah… ¿Qué vamos a hacer?—, supongo que le había preocupado estar así, por lo que empecé a acariciar su espalda, dándole besitos más tiernos para que se calmara un poco, me acerque a su oído. —Mira, si quieres parar solo debes decir… Piña, ¿okay?—, fue lo primero que se me ocurrió. —S-si amo…— carajo, diciendo esas cosas ¿quién no se le echaría encima? De inmediato lo empujé nuevamente para que se recostara boca arriba, abrí sus piernas y empecé a jugar con su ano, lo acariciaba por encima con mis dedos mientras volvía a tomar el lubricante. —¿Ya te has metido algo aquí?— pregunté que jugando con esa zona. —Si, un pepino—, no pude evitar sorprenderme, mi hermano en verdad era toda una perra. —… Wow—, solo pude responder eso y el rió un poco, aún así eché el lubricante en mis dedos antes de meterlos, pude meter dos de golpe, estaba bastante relajado, era obvio que no mentía. —Ahh~— el lo estaba gozando. —M-mas~ Por favor—, pedía entre sus gemidos, a lo que yo simplemente le di un pequeño golpecito en el muslo. —Te recuerdo que esto es un castigo—, el simplemente rió con nerviosismo y aunque no dijo mucho más siguió gimiendo bastante fuerte. Metía y sacaba mis dedos, era un vibrador pequeño así que en cuanto se acostumbro a dos dedos los saque para meter este, primero lo entendí y lo pasé un momento por si cuerpo, lo froté en sus pezones y en su erección antes de meterla, podía notar lo emocionado que estaba cuando empezó a entrar. —¡A-ahh~! N-no, espera, e-es mucho~—, era la primera vez que su culito sentía un vibrador por lo que eso era de esperarse. Simplemente lo dejé ahí metido en su interior, mientras tanto podía ver su erección temblar de placer lo cual era perfecto para mi, me subí a el nuevamente pero esta vez empecé a frotar mi coño contra su pene, haciendo fricción y después tomándolo con mi mano para hacer que me la metiera. —¡Ah! ¡No! ¡Por favor, es mucho~!—, pedia eso pero aún así se retorcía y gemía lleno de lujuria. De nuevo me acerqué a su oído, apenas había entrado su punta a mi interior. —Te dije que no te vinieras así que ahora tendrás que venirte tanto como yo quiera—, tras eso sí un sentón para acabar de meter su miembro, de nuevo gimió y se retorció por mi parte empecé a moverme y tras apenas dos sentones se vino en mi interior pero yo aún quería más así que simplemente esperé un par de segundos. El chico jadeaba y se había relajado un poco, supongo que esperaba un descanso pero yo simplemente seguí moviendome. —¡E-espera~! M-me acabo de ve-venir~—, yo jadeaba igual que el por el placer y seguía dándole sentones, haciendo que su verga saliera y entrara de mi coño, aveces bajabq un poco la velocidad y podía sentir ligeramente una leve vibración, solo comprobando que todo seguía en su sintió. Mi hermano lo disfrutaba con nunca, no para de venirse una y otra vez, adoraba sentir mi coño y como si interior temblaba con aquel juguete. —Ah~ Buen chico, llena mi coño— adoraba acabar lleno de semen por lo que tampoco me molestaba mucho que se viniera tanto. —¡¡Ah~!! He-hermano, te quiero~—, decía de manera tan dulce que no pude aguantar y volví a besarlo como antes, al alejarme solo le pregunté. —¿Eres mi puto hermanito? ¿Mi juguete personal~?—, el asintió después dijo algo más. —S-soy solo tuyo~—. Después de un largo rato llegué al climax, yo estaba lleno de semen y mi hermano estaba agotado, me levanté lentamente, desbordaba tanta de su semilla que el acabó bastante manchado también, después de bajar saqué el vibrador de su interior y lo apagué, desate sus manos con cuidado y finalmente le quite la venda de los ojos, en cuanto lo hice sentí sus manos en mis hombros, sabía lo que estaba pidiendo, me acerque a el para darnos así un último beso, ambos estábamos bastante cansados pero a su vez satisfechos. —¿Y… Te gustó?—, pregunté aún algo nervioso, ¿qué tal si en realidad lo odiaba? ¿Si mi cuerpo le asqueaba? ¿Si mi cuerpo le asqueaba? Esas preocupaciones siempre me seguían cuando tenía sexo y más al acabar pero el pudo calmarme por completo. —Fue perfecto—, me dijo con una pequeña sonrisa. ((Este es mi primer relato, espero que lo hayan disfrutado, no duden en dejar comentarios, quisiera hacer más relatos con chicos trans como protagonistas así que déjenme saber si les llama la atención está clase de cosas <3 ))

Autor: CUNTBOYFTM Categoría: Transexual

Leer relato »

Mi maestro de ciencias sociales

2021-10-10


Soy de un pueblo cerca de Tuxtla Gutierres Chiapas en Mexico tengo ahorita 32 pero en aquel entonces no avia prepa cercas de mi pueblo asi que tube que irme a vivir a la ciudad de Mexico para estudiar en una buena escuela en la unica materia que tenia problemas eraciencias sociales y el maestro se ofrecio a darme clases de regularisacion en su casa o iba a reprobar la materia ese semestre llegue a su casa me recivio y estudiamos me dijo quieres tomar algo le dije refresco por favor pero algo tenia por que cuando desperte tenia uniforme de la escuela pero de mujer (falda blusa pantaleta calcetas zapatos) entro al cuarto y dijo que guapa le dije donde esta mi ropa y no soy mujer me dijo tu ropa esta afuera sal sali y estabamos quien sabe donde alrrededor solo se veia maiz sembrado regrese y le dije donde estamos me dijo lejos de casa si quieres comer tienes que ganartelo le dije como me dijo primero no te quites esa ropa y segundo obedeciendo guarde mi ropa de hombre y fui a la sala me dijo asi me gustas obediente me dijo preparame de comer prepare la comida y comimos se bajo el sierre del pantalon y me dijo mamamela le dije no me dijo obedece o te rompo la madre agarre su verga y empese a mamarsela primero no queria pero despues me gusto y sabia rica cuando se vino lo iso en mi boca escupi su leche y le dije no aga eso no me gusta me dijo hoy no te digo nada pero para la otra si no te comes mi leche te rompo la madre cabron nos pusimos a ver en la video una pelicula de transexuales me quito la pantaleta y me acomodo e isimos un 69 pero el no mamaba mi verga mamaba mi culo y me metio un dedo luego me quito el uniforme me also las piernas y me unto crema y metio su verga pegue un grito y le dije me duele saquemela me dio una cachetada y me dijo aguantate puta yo nomas lloraba y no decia nada me saco su verga y me dijo mamamela tenia caca y sangre mia le dije esta sucia me dio una cachetada y dijo obedece me meti su verga en la boca y cuando le salio leche me la comi nos dormimos y cuando despertamos me dijo quieres refresco le dije que si me dormi y cuando desperte estabamos en su casa y me enseño unas fotos y me dijo nada de esto a nadie o les enseñare las fotos donde setas vestido de mujer no dije nada a la semana no fui a su casa el lunes me dijo por que no fuiste le dije ya no quiero me dijo o bas o lesmando las fotos a tus papas fui el sabado me dijo encima de mi cama hay ropa para ti era otro uniforme de mujer me lo puse me vi al espejo y dije que guapa te ves entro y dijo pienso lo mismo sin que me dijera nada le saque la verga y empese a mamarsela me acomodo de perrito y empeso a chuparme la cola y me metio un dedo me unto crema y puso la punta de su verga en la entrada de mi cola y me dijo tu metetela y fui empujando mis nalgas asta tocar su pansa me volvi adicto a las vergas otra ocasion cuando fui a su casa otros compañeros de la escuela estaban vestidos de mujer y uno le mamaba la verga al maestro entre fui al cuarto del maestro y me puse una minifalda negra blusa blanca calcetas tanga y zapatos y como tenia el pelo largo me ise unas coletas sali y uno de mis compañeros me also la falda saco mi verga y empeso a mamarmela otro me chupo la cola y me metio la verga me dolio un poco por que la tenia mas grande y gruesa que el maestro y cuando se vino lo iso en mi cola despues todos nos cojiamos casi a diario asta que termine la prepa y ahora me visto y con mis compañeros nos reunimos y asemos una orgia de transexuales y de ves en cuando invitamos al maestro

Autor: Luis Categoría: Transexual

Leer relato »

Abriendo la mente y el culo

2021-09-13


Me contacte con una trans porque la verdad quería follar y pues ella aceptó, llegamos a un hotel y empezamos la acción, ella se colocaba en cuatro y dejaba que yo le metiera mi verga, mis bolas chocaban con sus nalgas, y escuchaba sus jadeos mientras se jalaba su verga, pronto me acoste y le pedí que se montará, ella sin miedo me empezó a cabalgar, la tomé del cuello y nos empezamos a besar, que rico se sentía, yo la agarraba y nalgueaba y empecé a metersela con ganas, ya se acercaban mis ganas de correrme, entonces la coloque a la orilla de la cama y empecé a penetrarla, la tomaba del cuello y ella sólo gemia y decía "QUE RICO", ambos sudando y el choque de cuerpos sonando, un último empuje mío y descargué toda mi leche en ese culito... ¡oooojjj que sensación!, se la seguí metiendo hasta que no tuve más fuerzas, quede recostado en la cama y ella quedó ahí mientras le salía mi semen de su culito, vi que su verga ya estaba bien parada y ella me decía que "No me podes dejar asi", yo no le iba a chupar la verga ni nada, ella se enojó y dijo que era su "turno" yo tenía dudas, pero pues me había dejado tan relajado que me quedé boca abajo, ella me empezó a meter un dedo y pues me dolía algo, entonces me escupió el culo y se trepó en mi, apuntó su verga y me empezó a bombear, vaya que lo hacía con ganas, yo pronto empecé a sentir una sensación como de cosquilleo y que se sentía rico, pero no dije nada, ella seguía culeandome hasta que sentí como algo tibio recorría el interior de mi culo y un jadeo fuerte de ella, si... se corrió en mi culo, pronto se bajó y quedamos relajados en la cama, termine culeando con una trans pero pues culiar es muy rico y no me importa si es mujer o trans, lo repetí varias veces.

Autor: Wilder Orlando Angarita Categoría: Transexual

Leer relato »

Virginidad perdida

2021-09-07


Había está detrás de mi Agustín desde que era chiquita, llegué a la adolescencia y tenía una cinturita bastante amplia, de nalgas muy grandes mis piernas bien torneadas mi carita angelical he llamado muchísimo la atención, de chicos jovencitos hasta de señores, y así hasta que Agustín me llevo a la casa de una tía, me acostó en la cama y me comenzó a besar con muchísimas ganas me puso boca abajo, y me me bajo mi pantalón me besó las nalgas y me dijo que me amaba. Mucho yo sentía muy excitada, y presentía que me iba hacer suya y más aún cuando empeze a sentir que me quería meter su pene por mi culo, pensé hay dios mío me quiere romper mi culo, solo me deje llevar sentía riquísimo y de repente comenzé como quería entrar su pene por mi apretado y virgen culo mmmmmm mmmmmm y si no me entraba hasta que por fin logro entrar yo gemía aaadaaaa aaaaaaaammmm a6yyyyyyy a6yyyyyyyyy mi amor le dije me duele el culo bastante me dijo espérate que se te va a pasar el dolor pero yo seguía gimiendo afffffffffff addddddd aggggggggh me dijo cállate que te van a oír, y no quiero que me vean que te estoy cogiendo después se me pasó el dolor y me empezó a gustar como me entraba y me salía su pene de mi muy abierto culo me susurraba al oído te gusta mi vida, yo atinaba a decirle siiiiiiiii siiiii siiiiii me gusta mucho me dijo de ahora en adelante vas hacer mi mujer, vas hacer mi esposa y me dijo quédate quieta que me voy a venir y sentí como su lechita bien calientita se me iba muy adentro de mi yo aajjjjjjjjjjjjjjj ayyyyyyyyyy ayyyyyy pero que rico siento y me sentí llena de leche me saco el pene y agarró mucho papel y me limpio todo el culito para que no supieran que ya no era virgen, y que ya era toda una mujercita.

Autor: Katherine Categoría: Transexual

Leer relato »

La desheredada

2021-09-07


Soy una chica de muy buen cuerpo mi piel es blanca, soy alta y desde que mi papá me deseheredo, salí muchísimas veces con mi novio, con el cual hacia el amor me desnudaba, y le chupaba su pene y nos acostabamos algunas veces en las veredas y era increíble como me besaba las tetitas y mmmmmmm más como me metía todo su pene, en mi enorme culo y yo gemía iuuuummmmm uuummm uuuummmmmm hasta que se venía dentro de mi hay y en verdad amo eso me fascinaba me cogio muchísimas veces, se me agrando el culo y me crecieron mucho las nalgas y cada ves que tengo oportunidad me voy solita y debajo de mi ropita llevo tanga zapatillas y brassier, llegó a un lugar hermoso y me quitó la ropita quedando así en tanga y me paseo es increíble caminar y más que a lo lejos me ven los señores eso me hace excitarme y me acaricio todo mi cuerpo mmmmmmmmmmmm mmmmmmmmm y me corro en mi cuenta de face publique mis fotitos y me escriben los hombres haciéndome propuestas de que les gustó mucho y quieren cogerme, y hasta me han propuesto que me valla a vivir con ellos y en verdad eso me exita muchísimo quieren que sea su esposa para cogerme bien rico.

Autor: Katherine Categoría: Transexual

Leer relato »

Con mi vecino de 13

2021-08-26


Cómo mi vecino termino cogiéndome. Esto sucedió cuando yo tenía 12 años, yo tenía un poco de experiencia con mi primo quien fue que me quito mi virginidad, después de eso continúe siendo un niño normal, pero me gustaba vestirme a escondidas con alguna ropa interior de mujer. Yo era de salir a la calle a jugar con mis amigos. A esa edad todos los vecinos teníamos confianza, solíamos jugar , por las noches recuerdo que nos juntabamos y charlabamos de todo tema, hasta de mujeres y pornografía. Con el tiempo se hizo habitual juntarse en una casa a mirar pornográfia, y hablar de esas cosas, yo era un niño pero me gustaba ver, más que nada yo me sentía una mujercita, imaginaba siempre ser la mujer, pero nadie sabía lo mío. Tenía un vecino de 12 años que se llamaba aldofo, con el tenía un poco de confianza. Y casi siempre las juntadas eran de las 7 de la tarde hasta las 21 en su casa ya que sus padres llegaban a las 22 casi siempre, ahí íbamos entre amigos a mirar pornográfia y a jugar yo era delgado, con una cintura que parecía de mujer, tenía un buen culo la verdad, en el colegio me decían que parecía de mujer y hasta apodos me ponían, a mí no me molestaba. Cómo conté a veces solía ponerme ropita interior de mujer por placer. Pero nadie sabía eso, recuerdo un día me tente a ponerme una tanguita de hilo, muy pequeña, me mire al espejo y me quedaba genial, ese día como todas las tardes fui a casa de Adolfo, habían 2 amigos más. Cuando llegue recordé que me olvide de quitarme la tanga pero ya era tarde, igual no le di importancia porque nadie me vería. Recuerdo que eran como las 20 y a los 2 amigos los llamo la madre, y quedamos solos con Adolfo. Nunca habíamos quedado solos siempre habían varios amigos o yo solía irme temprano. Pero todo continuo normal, Adolfo puso en la PC un vídeo porno, y el me contaba que quería perder la virginidad pronto, yo solo reia y le seguía la corriente a su charla. De repente me sorprendió que se empezó a tocar por ensima del pantalón su pene, estaba muy exitado con el vídeo, me preguntó: -tenes algún problema que me mastube? Podemos hacerlo ambos igual somos hombres y no hay porque tener vergüenza Le dije que no tenía problema con que el lo haga pero que yo prefería no hacerlo, así que el comenzó a masturbarse en frente mío pero sin mostrar su pene, metía su mano dentro de su pantalón y se pajeaba. Esto sin querer me exito mucho, yo ya había tenido sexo con mi primo pero hace más de un año, yo siempre me exitaba pensando en ser la mujer de los vídeos, me exitaba mucho verlos caliente, no aguante y me comenze a masturbar yo también pero no me di cuenta que me baje un poco el pantalón para sacar mi pene y se me vio la ropa interior que tenía de mujer, Adolfo se dió cuenta y se sorprendió, yo morí de vergüenza no sabía que hacer, le dije -por favor no le digas a nadie, es un secreto mío no quiero que nadie lo sepa – porque lo haces? Me pregunto -me gusta vestirme y mirarme como me queda -y te queda bien ? -no lo sé yo me veo linda usando -a ver quiero verte y te diré que tal me dijo -no que crees me da vergüenza -solo párate Me pare, y me pidió que me baje un poco el pantalón, lo hice con vergüenza -wuau que linda te queda esa tanga, tu cola parece de mujer me dijo -Enserio lo dices? -Si tenés un hermoso culo, por favor déjame pajearme mientras te veo, no le contaré a nadie esto Yo estaba tan caliente no vivía está experiencia hace más de un año desde que se fue mi primo así que le dije que bueno, el se masturbaba mirando y tocando mi culo, yo me movía como bailando y eso le exitaba más a él. Yo no aguante más las ganas, y sin aviso me arrodille y le comenze a chupar su pene. El al comienzo quiso negarse pero le gustó tanto que no dijo nada, solo gemia de placer, yo lo metía y sacaba de mi boca. -Que rico la chupas como la del vídeo me dijo. -Por favor quiero cogerte como lo hacen en los vídeos, nunca cogí y tú cola parece de mujer me dejas? Me dijo Eso me calentó mucho y le dije que si, me dió vuelta me puso en 4 patas, me corrió la tanga a un lado y me sorprendió que sentí como con sus manos me abrió las nalgas y metió su lengua, gemi de placer, me chupaba el culo como desesperado, quería meterme la lengua bien adentro que rico lo hacía. Después me acomodo y me quiso meter su verga de un solo empujón, se notaba que era su primera vez, yo grité, me dolió, me lo saqué de ensima, le dije que así no era que tenía que hacerlo despacio y con cuidado, si bien tenía un pene pequeño, mi culito aún no tenía mucha experiencia. Así que lo hizo de nuevo estaba vez despacio lo fue metiendo, a mí me dolía pero me aguantaba como podía, hasta que entró casi toda y comenzó a moverse lento y después rápido, me cogia fuerte y gemía de placer, a mí me dolía pero me fui acostumbrando, recordé todo el placer que se sentía. En 1 minuto o menos me dijo que quería venirse. -Ahhgg me vengo. -Agunta un poco más le dije – No puedo, ahhh toma leche Sentí como me vaciaba toda su leche, y se fue deteniendo hasta sacar su pene flacido, corrí al baño a limpiarme y le limpie la pija que se la ensucie un poco con una toalla. Fue hermoso me dijo, por fin perdí mi virginidad, esto queda entre nosotros lo prometo Yo quedé feliz me fui a casa, luego pasaron muchas más cosas que contare en otros relatos.

Autor: cg21 Categoría: Transexual

Leer relato »

Mi primo, mi primer hombre y amor

2021-08-19


Toda la juventud fui la perra de mí primo, desde que me descubrió vistiéndome de mujer, metiéndome objetos en el culo y viendo pornografía. Mí primo era guapo, alto, musculoso y vergón, pero estaba sólo por weon, entonces mí duro y redondo culito lo volvieron loco y me la metió siempre, hasta que se casó y me dejo para siempre. Como les contaba me empezó a espiar en mí ritual diario cuando estaba sólo en una bodega, donde habían diarios con revistas eróticas, yo me colocaba lencería con medias, tanguitas, sostenes, petos, vestidos cortitos o minifaldas, terminaba siempre metiéndome alguna cosa por el culo, como un pepino y masturbándome, un día sorprendí a mí primo que estaba mirándome por una rendija, no super que hacer, pero él se fue, pero en la noche se metió en mí cama y nunca más paramos, me enseñó a chuparle la verga, con mi lengüita le acariciaba la cabeza, y lo recorría hasta la base. luego me la tragué entera, costaba porque esa verga era realmente grande, se lo chupe hasta que me la dio en la boca, yo pensé que todo había terminado pero era un toro y me dijo te voy hacer mujercita, nos colocamos de lado, totalmente desnudos y comenzó a intentar penetrarme, costó por mi virginidad anal, hasta que por fin entró dentro de mí, que maravilloso, comencé a enamorarme de mí primo y primer hombre. Al principio dolió mucho, pero aguanté hasta que estuvo totalmente en mí interior, se aferró a mí para dominarme y follarme, yo estaba extasiada, sintiéndolo, besándonos, él moviéndose con frenesí, yo sintiendo que el culo se me partía, pero amándolo, hasta que estalló en mí interior, haciéndome su mujercita para siempre.

Autor: Pola Categoría: Transexual

Leer relato »

La Tutora de Lucy

2021-08-18


Me encantaba tomarme un café temprano en el Centro de mi ciudad, solía beberlo por las mañanas y es aquí donde comienza la historia. Para ser honesta tenía mucho tiempo libre ya que me encontraba desempleada y masturbarse temprano es algo que puede cansar a cualquiera, incluso más que la apatía de vivir una vida sin oficio, me gusta conocer las calles de mi ciudad y a las personas que las habitan, es por eso que vengo a esta cafetería tan agradable. En fin, me encontraba sentada tranquilamente cuando escucho a una señora hablar por teléfono, toda estresada con un montón de libretas entre los brazos, su caos se dirigía perfectamente hacia mí y amenazaba con arruinar mi preciosa mañana, sin parar de hablar por su celular se sentó en la mesa de al lado y comenzó a acomodar sus papeles. Era una mujer sensual que llegaba a sus 50, caderona, de cuerpo voluptuoso y piernas gruesas, una cintura hermosa y unas tetas de infarto, escondida de tras de todo ese conjunto de mujer empresaria, independiente, había una leona de cabello rubio y labios gruesos lista para el sexo, solo podía imaginarme el tipo de ropa interior que esa mujer usaba, me quede callada y la miraba de reojo devorándola en mis pensamientos mientras bebía mi café. -Verónica no, escúchame David necesita un tutor, si lo entiendo es que no existen buenos tutores en estos tiempos, pero que puedo hacer con ese niño........ si se que está sufriendo por lo que le hicieron sus compañeros en la escuela y que no quiere regresar a clases, por ese motivo es un niño muy tierno y sensible necesita apoyo de nosotras, no podemos simplemente cambiarlo de escuela cada vez que estas cosas pasen…...... desde que perdió a su papa y a su hermana en ese accidente no ha sido el mismo y admitámoslo él es muy femenino, necesita confianza en sí mismo... no lo estoy consintiendo Verónica, el no es como otros niños, no podría enviarlo a un colegio militar. Ahora el pobre debe estar llorando en su cuarto, necesito alguien que permanezca con él las 24 horas y que lo cuide mientras yo no estoy, tengo que ir a esa conferencia en Francia sobre los índices de marketing de la compañía y no puedo llevarlo ni dejarlo solo....... No te estoy pidiendo que se quede con tigo, solo que consigas a alguien que le haga compañía, se que estas muy ocupada pero es un favor que te estoy pidiendo como hermanas...... bien te llamo después, tengo que organizarme bye. La vi como se sujetaba el cabello y sin perder el tiempo me acerque a ella. -hola, disculpe no pude evitar escuchar su problema y quisiera saber si puedo ser yo la persona que pueda ayudarla. Tengo una carrera en pedagogía y en psicología infantil, actualmente estoy desempleada y ayudarle tal vez pueda beneficiarnos a ambas. Con esto empezamos una larga conversación que para resumir termino en cuestiones muy simples de las condiciones del menor y de la madre. Ella era una madre que había quedado viuda de su esposo desde hacía ya tres años, por su oficio tenía que viajar mucho y dejaba a su chico solo en casa, todo iba bien hasta lo del incidente. Al parecer los compañeros de David, todos adolecentes de 12 años, descubrieron que David usaba la ropa interior de su hermana fallecida debajo del uniforme de la escuela, lo obligaron a desnudarse y lo exhibieron frente a toda la escuela, por eso el chico no quería volver a clases y se pasaba encerrado en su habitación todo el día, según ella era muy probable que quisiera quitarse la vida. Finalmente terminamos por ponernos de acuerdo, yo sabría tratar bien a ese pobre chico, porque al igual que el solía ponerme la ropa interior de mis hermanas en la escuela, yo solía ser un chico tímido hasta que finalmente me convertí en la persona que soy y encontré seguridad en mi misma. Sin embargo no le dije nada de esto a Elisa (así se llamaba la madre) por que quería proteger ese trabajo y si descubría que era transexual tal vez no le gustaría mucho la idea de que cuidara de su tierno e inocente hijo. Nos pusimos de acuerdo el sábado, yo iría a su casa con una maleta lista solo para despedirla y quedarme con David en casa. No sería una tarea sencilla restablecer el autoestima de David en una semana, pero intentaría lo posible por ayudarlo, prepare una maleta con suficiente ropa para una semana y salí de mi casa esperando encontrarme con ese pobre chico que a partir de ahora sería mi protegido. Subí a mi motocicleta e hice el recorrido largo de casi hora y media en llegar, cuando estuve frente a la casa me sorprendí, era enorme solo para que adentro vivieran únicamente 2 personas. Toque el timbre y espere a que respondieran entonces salió Elisa. -hola Nataly pasa por favor, siéntete como en tu casa. -me abrazo dándome un fuerte beso- el es David, es mi hijo del que te hablaba. El chico estaba sentado en el sillón, mirándome atentamente era lindo y rubio bastante atractivo, pero con rasgos muy femeninos. -hola David. El me miro solo un poco e inmediatamente salió corriendo por las escaleras, seguido de su perro un lebrel afgano que tenían dentro de casa. -ya te lo había dicho, es un poco tímido con las otras personas. Te dejo las llaves y te quedas a cargo de la casa, cualquier cosa me llamas a este número, es el numero del hotel donde me hospedo, te deje el dinero que necesitan para esta semana en el escritorio, puedes dormir en mi cuarto, que David no se acueste después de las 10, se pone irritable si no duerme bien. -tranquila creo que encontrare la manera de ponerlo a dormir. -¿esa motocicleta es tuya? -si. -puedes meterla en la cochera, llamara la atención de los vecinos. Pensaran que tengo un hombre metido en casa, ya sabes cualquier cosa llámame. -pierde cuidado, nos la pasaremos muy bien. -bueno me voy, ¡David mama se va te quiero! Ella salió con una sonrisa, pero se regreso inmediatamente. -por cierto, si vez que se pone la ropa de su hermana no lo regañes, la psicóloga dijo que era parte de su proceso de duelo, que estaba bien siempre y cuando no callera en un estado grave de depresión. -intentare ser comprensiva. -adiós. Finalmente ella se retiro, tome mi maleta del suelo y la lleve a la habitación de la madre de David, era una pequeña maleta no contenía la gran cosa solo tres cambios y mis productos de higiene personal. Subí al segundo piso donde se encontraba la habitación de David pero no se encontraba, de inmediato supe que estaba en el cuarto de su hermana. -oye David puedes abrir.... se lo que te hicieron en la escuela, está bien, no pasa nada, solo necesito saber que estas bien. -la puerta no está cerrada señorita. -bien, voy a entrar. Al abrir me encontré con la escena del chico de cabellera rubia sentado en la cama acariciando a su perro. -¿cómo se llama? -ella se llama Nadin es la perra de mi hermana, se ha sentido muy sola desde el accidente y yo me quedo aquí a dormir con ella. -te gustan mucho los perros… ¿he? -si me agradan, no son como las personas, ellos no te juzgan si haces algo malo. De inmediato me di cuenta que el chico no tenia pantalones puestos, estaba a punto de ponerse la ropa de su hermana cuando yo entre. -sabes es algo que tengo en común con ellos, yo tampoco juzgo a las personas y me encanta jugar a los disfraces, de hecho es mi juego favorito y tengo ganas de jugar, conoces a charles Chaplin. -no quién es ese. -es un gran cómico tenía un bigote muy chistoso, como si no se hubiera rasurado bien, déjame te enseño. Por suerte había un marcador cerca así que me mire en el espejo y me puse un bigote falso con el marcador, a el pareció hacerle gracia y pude provocar que se riera un poco, cuando me puse a bailar con una bastón de juguete que había en la habitación. -que tal como me veo. -ese bigote se te ve horrible, es muy chistoso. -dudas de mis capacidades artísticas, tu no lo podrías hacer mejor. Hagamos algo, aquí hay un estuche de maquillaje, el que maquille mejor al otro gana y para que la cosa sea más interesante…. el perdedor tendrá que cumplir el deseo del ganador. ¿Hecho? -pero yo no sé maquillar….. -es muy divertido de todas formas, aunque como esto es un juego de chicas necesito que te cambies esa ropa y te pongas algo que te haga lucir más femenina. -de acuerdo lo hare. -¿necesitas que te de tu espacio? te espero en la sala, si no bajas voy a pensar que te dio miedo, me llevo esto. Tome la caja de pinturas y me la lleve a la sala, en un momento bajo David con su perro, vistiendo un vestido rosa de su hermana, se veía muy lindo. - lindo vestido te vez muy guapa, ahora siéntate te maquillare primero y luego tu a mí de acuerdo. -ok. Empecé a maquillarlo, le recogí el cabello, le puse pestañas, le delinee las cejas y le puse de mi pinta labios rojo. Después use una pinza para el cabello y le hice unos risos muy bonitos en punta de su cabello lacio y dorado. Suponía que se lo había querido dejar largo desde que su hermana murió, para parecerse más a ella y quedando muy hermosa. -¿cómo me veo? -estas quedando muy hermosa, ¿quieres verte en un espejo? -si por favor. Al mostrarlo su cara quedo impactada. -¡soy idéntico a mi hermana! -no, el reflejo que miras es de ti misma, así te vez tu en realidad. Solo hice que esas particularidades tuyas se notaran con el maquillaje, eres una chica hermosa que no merece maltratos de nadie y necesitas ser mas abierta con tus emociones, dime desde hace cuanto tiempo has querido ser como tu hermana. -siempre he querido verme como ella, yo la admiraba y cuando murió sentí que algo de mi murió con ella. -bien, pues desde ahora en adelante vamos a revivir esa parte de ti. Ella de inmediato se paro para abrasarme con fuerza, sin embargo sentí algo extraño. Ella se pego mucho a mis pechos, colocando su carita en reposo eso me produjo excitación. Me dio un subidon pensar en la posibilidad de tener sexo con ella, pero aun era una niña. Hasta que sentí como me toco el trasero de tal forma que parecía negar su inocencia con pervertidas emociones. -oye tengo que hacerte una pregunta muy importante ¿te gustan los niños o las niñas? Cuando la separe de mi note que bajo su falda se había producido una erección y que había chorreado muchos fluidos pre seminales, seguramente mientras la maquillaba sus fantasías llegaron al tope y termino por manchar toda la falda. Pensé que por el tamaño de la mancha su pene debía de ser enorme. -estas toda manchada. -no pude evitarlo ¿quieres ver lo sucio que esta?. -déjame ver. Ella bajo su falda con todo y patines de flores rosas, me mostro su pequeño y diminuto pene de cuatro centímetros erecto. Lo olfatee y no pude evitar llevármelo a la boca, empecé a mamar su pequeño micro pene y a tocar mis pechos desenfrenadamente, hasta que se vino en mi boca en cantidad. Después de un rato largo de fuerte eyaculación, me puse de pie con la boca llena intentando tragarme todo lo que esa mocosa había soltado. -perdona. -descuida, siempre te vienes en esa cantidad. -si estoy enfermo o tengo algo malo. La muy perra aun trataba de hacerse la inocente con migo, eso me provoco a convertirla en una perra empoderada. -ya te dije que ahora eres una chica, dime ¿te gustaría probar lo mismo que yo? -sí, pero no veo como. -así. Me desabroche mi pantalón y le mostré mi pene, ella ni tonta, ni perezosa lo tomo con ambas manos y sin ser tímida se lo llevo a su boca, no le cavia entero por su fisionomía, pero tenerla así dándome placer me indujo a cogérmela, no me importaban las consecuencias, era mucha mi calentura. Me quite la blusa quedando en sostén, le toque el culo y masaje su ano. -hazme lo mismo. Ella metió sus dedos sin que yo se lo pidiera, la muy zorrita tenía experiencia tocándose. -sigue mamando, quiero que me dejes seca zorrita. Ella continuaba y metía sus dedos más adentro de mi ano, me encontraba a mi misma recibiendo tremenda estimulación de una zorrita inexperta. Masajeando mis propios pechos y despeinándome con la mano izquierda, me arte y la tumbe en el sillón, le quite toda la ropa y empecé a devorarle ese culito tan fino. Le metí mis dedos para dilatar su ano, pero la muy cabrona tenía el ano tan suave que entraban con mucha facilidad. No perdí el tiempo y me la cogí, ella solo pedía que la siguiera follando una y otra vez, mordí sus labios y sus pezones, finalmente acabe dentro de ella y me relaje un poco. -tu mama no tiene ni idea de lo tremendamente zorra que eres ¿verdad? -claro que no y supongo que tampoco sabe que eres tras. -escúchame mocosa, pensé que eras una niña inocente, pero ya veo que no. Tu mami está muy interesada en que recibas apoyo emocional y yo necesito dinero, por otra parte tú necesitas que crean que eres una niña inocente y puedo ayudarte. -que quieres decir. -quieres un cuerpo como el mío ¿no?, si yo quiero puedo convencer a tu mama de que inicien con el tratamiento hormonal, esto nos beneficia a ambas y tu mama se va a sentir mejor si sabe que su querido niño tiene una mejoría psicológica y social. -no pienso volver a la escuela. -volverás a su debido tiempo, como una chica hermosa y segura de sí misma, dime nos estamos entendiendo. -y…..¿podemos seguir cogiendo? -hasta que te canses princesita, ¿cómo te gustaría que te dijeran desde ahora? -llámame Lucy por que David ya se acabo. Y así inicio la historia de Lucy una chica segura de sí misma, dominante y una estrella de la pantalla grande. No del porno pero si del cine en Francia.

Autor: Anónimo Categoría: Transexual

Leer relato »

Primera vez de verga frente a mis ojos

2021-08-12


Me gustaría compartir con ustedes como fue mi primera con un chico. Hace unos 3 años, en mi ciudad había un chat donde podrías contactar solo gente de ahí, casi siempre entraba y no concretaba nada, un día me quedé de ver con un chico. Yo tenía una camioneta, así que llegué al lugar de la cita y listo, lo esperé y ahí venía el, era muy obeso, eso de cierta forma me excitó, me sentía puta al andar con cualquiera, esa vez me puse medias blancas de cuadritos, me puse una faldita floreada y una blusa blanca, siempre me ha gustado cuidar que yo me vea lo más femenina posible, así que también me depilé, me maquillé usando todas mis mejores técnicas y me puse mi peluca, así que ahí estaba yo, toda una nena, mi bebé se subió a la camioneta y me quiso besar, no me dejé, no sé porque, él me agarraba las piernas y eso me encantaba, también me morboseaba, era mi primera vez con un hombre!!! Le pedí que me dejara acariciar su miembro el llevaba un pants así que fue muy fácil meter mi mano, era una verga deliciosa, suave y gruesa, se la estuve jugando, yo tenía muchas ganas de mamársela, pero por alguna razón, quizá el miedo, no me atreví a hacerlo, me conformé con acariciarla el me insistía para ir a su cuarto pero no quise, me arrepiento de eso, porque pude haber probado una verga exquisita. Esa noche al volver a casa estaba timbrando mi teléfono pero yo no contestaba, era un chico que también conocí en el chat, respondí hasta llegar a casa pero con mensaje, con el quedé de verme una noche. Esa noche me llevé unas medias blancas caladas, un vestido azul corto, mi peluca pelirroja, aretes, anillos, las uñas pintadas, quedé de verme con él en un lugar oscuro y discreto, habíamos quedado que yo iba a pagar el motel, él se subió al coche llegamos al motel, él se bajó a pagar, y le dije que se comprara unas cervezas para que tomara mientras yo me maquillaba, yo me puse mis tacones para bajar del carro, después me metí al baño a maquillarme, antes de salir del baño encendí un cigarro y caminé hacia él, lo vi sentado relajado tomando su cerveza, yo estaba ya con muchas ganas de verle la verga, le pedí que se pusiera de pie y me arrodille y le empecé a bajar su pantalón, se veía un buen bulto, por fin le baje su bóxer y vi una verga hermosa ya muy erecta y lista para ser mamada, en seguida me agache por el condón enseñándole mis nalgas que salían de mi corto vestido, se lo coloqué y por primera vez sentía una verga en mi boca, fue una sensación deliciosa sentir su miembro erecto en mi boca, en seguida me llevó a la cama y me acostó para que se la siguiera mamando mientras él me metía los dedos en mi culo, era delicioso se la mamaba como él quería, me obligaba a metérmela un buen rato hasta que empezaba a babear yo estaba fascinada con su verga en mi boca después el no aguanto las ganas y se vino, yo estaba asustada, tenía miedo de saborear su leche y no lo hice. Después me senté a su lado a fumar otro cigarro y fue todo lo que hice con esa verga. Me encantó tener la verga en mi boca, siempre extraño esa verga y afortunadamente no he perdido contacto con él, ya les contaré la segunda vez que me vi con él. Gracias.

Autor: VaneTVedomx Categoría: Transexual

Leer relato »



Todo relacionado con: Relatos Transexual, Transexuales, Real, Gratis