Relatos Eróticos de Tabú


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


La niña de la mina

2022-08-29


Hola este es mi primer relato... esto me paso hace un año (2021) yo trabajaba en una mina de oro en peru donde conoci a una cocinera de nombre marisela de 30 años y a su hija estephani de 5 añitos ya yo tenia un mes trabajando y con el pasar de los dias la niña se fue encariñando conmigo porque yo siempre la trataba bien y hasta le llevava dulces a mi no me llamava la atencion las niñas pero les confieso que lo que me paso un dia me dejo con una ilucion por las menorcitas fue exactamente el 15 de agosto del 2021 como a eso de las 12:10 del mediodia cuando salimos rumbo al comedor yo fui el ultimo que sali de la mina y cuando yo estaba a pocos metros del comedor la niña me vio y salio corriendo a recibirme yo la salude y la tome de la mano y en ese preciso momento la niña me agarro el pene por encima del pantalon (calentador o buzo) en ese momento me quede paralizado la mire a los ojos y ella solo reia... me dieron ganas de pegarle por lo que hiso pero pense mas bien decirle a la madre pero a la final no lo hice pasaron unos dias y pense que a la niña se le habia olvidado ese dia (jueves) el padre de la niña se resbalo y se golpeo la cabeza muy fuerte y quedo inconciente y como solo eramos cuatro trabajadores dos de ellos fueron con la cocinera a llevarlo al hospital y la cocinera me pidio que cuidara a la niña para que no se quedara llorando yo le dije que a su padre le pondrian una vacuna y me la lleve a la venta compre gaseosa y dulces regrese al canpamento y le preste mi celular para que asi jugara y se le olvidara los del papá pero a la media hora el celular se descargo luego la niña me pidio agua y en el momento que yo le estaba llenando el vaso ella aprobecho y me agarro el pene nuevamente y me dijo: e. muestrame tu pichi yo. no eso no ella se puso a llorar y yo le pregunte: yo. ¿si te lo muestro dejaras de llorar? (en verdad no se porque le dije eso) e. si yo. pero prometeme que no le diras a nadie e. te lo prometo esthepani a pesar de su corta edad era muy inteligente y audaz yo. te lo voy a mostrar pero con una condicion e. cual? yo. que lo agarres y le des un besito (le dije asi para que se asustara pero no fue asi e. esta bien le dare muchos besitos yo. ok vamonos al cuarto entramos al cuarto y ella me miraba anciosa por descubrir mi desnudez y cuando me miro desnudo me dijo: e. uyyy es grande tu pichi ella lo tomo con sus manitas me miro a los ojos con una mirada picara y comenzo a darme muchos besos por todo el pene el morbo se fue apoderando de mi y una fuerza me empujo a decirle: yo. volteate ella se volteo y otra fuerza me empujo a quitarle su polerita y mis manos comensaron a acariciar su barriga y subieron a sus escasos senitos estube manoseando su pechito un rato yo queria salir corriendo pero el morbo me gano y baje su buzo y pude ver su calzoncito azul sin ningun estampado la mire por detras y a pesar de su edad ella tiene unas nalguitas redonditas y paraditas yo. te puedo quitar tu calzon? e. si quitamelo yo se los quite le vi sus nalguitas morenitas y cuando se las toque senti su piel muy suave yo. te gusta? e. si me gusta mucho yo la tome de brazos y la lleve a la cama la acoste boca arriba y le vi su pequeña vajina y es una vajinita super hermosa con unos labios muy carnosos yo me le hacerque y le plasme un beso en su boquita nose porque pero ella sabia besar y asi estubimos por un largo rato fui bajando pasando mi lengua por sus labios su cuello sus senitos su barrigs y finalmente me pose en su vagina e. me haces cosquillas yo. eres una niña muy linda y me gusta mucho la suavidad de tu piel la puse en el borde de la cama y le pregunte: quieres que te lo meta? e. si le acerque mi pene a su rica conchita y poco a poco se lo fui metiendo pero solo la cabezita yo. ay mami que rica tu conchita me encanta como la tienes e. a mi me gusta tu pichi es grande solo los que han estado con niñas saben lo mucho que se disfruta viendo eos pechitos planos esa piel de niña suave y delicada y esas vajinitas infantiles y sin pelo yo. que rica estas mamacita me proboca caerte a verga todos los dias e. yo tambien quiero que me lo metas siempre la estube cojiendo por casi 10 minutos hasta que me vacie y parte de mi semen callo dentro de su conchita y el resto corrio por sus entrepiernas... continuara

Autor: cesar el poli34 Categoría: Tabú

Leer relato »

El tío Miguel

2022-08-29


Este relato es de algo increíble que pasó hace menos de 24 hs... Ayer a la tarde andaba haciendo mandados para la cena, luego de una jornada intensa en el trabajo, cuando de pronto me crucé con el tío Miguel. Es en realidad el esposo de mi tía María quien es la hermana de mi mamá, pero la verdad es que siempre lo hemos querido mucho todos por sus formas de trato. - Hola tío! ¿Que haces por acá? Le pregunté ya que vive en la otra punta de la ciudad - Hola Lola, vine a la vuelta de aquí a ver a un tornero. Me lo recomendaron. Dame que te ayudo con las bolsas, me dijo y fuimos a casa. Al llegar y dejar las bolsas, le ofrecí compartir unos mates (bebida que se toma con bombilla de una calabaza que tiene yerba y agua caliente) Aceptó y estuvimos charlando un rato de cosas cotidianas de cada uno, y en un momento le dije - Te hago una propuesta. Vos cocinas algo para la cena y mientras yo me baño - Dale. Anda que ya empiezo Me estaba bañando y sentía un suave olor a comida muy sabroso, cuando me pareció notar que alguien me espiaba Los únicos en la casa éramos nosotros, y no podía creer que el tío me espiará, así que grité - Tío ¿Podés ayudarme? El me respondió en el acto y su voz llegó desde la cocina. - Si, decime... Ya pura que ya falta poco Me quedé en duda, no podía irse tan rápido pensé. Le volví a decir fuerte - Dejá, ya está. Me sorprendió su voz en la puerta del.baño - ¿Que necesitas? Me preguntaba - Eh, no. Nada, gracias. Pensé que no había traído el toallon, pero estaba debajo de la ropa. - Bueno, si necesitas otra cosa pedí que te doy Me sonó demasiado provocativo el tono y el diálogo, pero traté de no envolverme en historias raras y me seque con el toallon Al vestirme noté que mis pezones estaban muy duros y se habían puesto evidentes. Me puse un pantalón corto de tela suelta y una playera que llega al ombligo. Sueño usar unas medias que son gruesas en la planta, para estar más cómoda en casa y así salí, peinando mi pelo aún húmedo El tío que estaba cocinando se dió vuelta encarando hacia mí, y noté que tenía un bulto muy evidente que delataba si erección Me quedé mirando su bulto sin creer que estaba tan caliente, que me costó entender cuando lo escuché decir - Querés probarla? Al levantar la vista para increparlo por zafado, me di cuenta que estaba con una cuchara en la mano que me ofrecía saborear la comida. Abrí la boca y me metió suave la cuchara dentro, cuando la sacó presione con los labios retardando su salida Si bien la excusa era la comida, a mi me estaba calentando ese juego - Está bien así? O querés probar otra? Me dijo sonriendo - Tío! Dije simulando vergüenza - A lo mejor querés otra, dijo en claro doble sentido - Me reí y solo dije, primero ceno porque tengo hambre - Ataquemos ese monstruo que es tu hambre y que quedes satisfecha - Basta, dije sin mucha convicción y riendo Estaba acomodando la mesa para cenar, cuando lo siento casi pegado a mi diciendo - ¿Dónde lo querés? Vuelvo a reírme y ya entrando en el juego respondí - Cuando tengo tanto hambre, ponelo dónde quieras que me gusta igual, y le dije lugar para que apoye la fuente Apoyó en la mesa, sirvió sendas porciones y nos sentamos a cenar. Cada frase subía el tono de la charla y me iba poniendo bastante mojada ya. Me sentía inquieta - ¿Querés beber algo? Me preguntó - Lo que me des lo tomo, respondí y ya reía abiertamente - Que linda que no seas pretensiosa y tragues lo que te ofrecen - ja ja ja ja ja ja, reía tentada y nerviosa, delatando mi calentura Terminamos lo que cenabamos y mirándome sube su vaso ofreciendo un brindis - Por está cena no pensada, pero tan agradable. Ahora te queda a vos poner el postre - No tengo nada tío, le dije provocando - Veo, dijo nada de ropa - Te parece que es poco? Le dije parada y girando sobre mi para que pudiera ver mi frente y mi espalda - No. No es poco realmente es lo ideal - Porque? - Porque te queda perfecta esa ropa, sobre todo el soutien - No tengo le dije, y me di.wnta que se refería mis pezones muy marcados - En serio? Me dijo y señalando un pezón que casi rozaba, agrego: parece que si y que es puntudo - Me estire la remera y mostrando la mitad de cada teta, al borde de los pezones me incliné para que vea más No tuve tiempo de reaccionar y su dedo termino de correr el cuello de mi remera dejando que una de mis tetas saliera afuera mostrando que estaba dura y que el pezón explotaba - Lola! Son perfectas. Del tamaño ideal - me volví a poner bien y guardando la teta le pregunté ¿Ideal? - Si me has te muestro, mientras se paraba pegado a mi y su dedo volvía a presionar el cuello de la remera para abajo No respondí, y lo tomo como permiso Me sacó la tetas afuera, la puso integra en su boca y me masajeoneo el pezón con la lengua Suspire que sonó a gemido y el avanzo con la otra sin dejar de masajear la primera con la mano. Con su otra mano sentí que me acariciaba las nalgas y volvía a gemir ya casi totalmente entregada a su lujuria Nos fuimos enredando entre besos y caricias que en un momento nos encontaron desnudos y ni mano sosteniendo su pija dura y caliente que no dejaba de soltar jugos. Win que me lo pida, me agaché y me la empecé a comer... . La saqué de la boca y mirando a su cara le dije - ¡Que rica pija tío! - Come Lola, hay más para vos - Si? Me vas a cojer? Sin responder me giró y separando mis nalgas, me empezó a chupar el culo alternado.con la concha No podía parar de gemir y abría mis piernas tanto como podía Levantando una pierna sobre la silla, lo agarre del pelo indicando que se pare, y le dije - ¡Cojeme! Elegí por dónde pero dame pija - Agárrala vos y dirigí, me dijo Le agarré la pija, me la froté por todos lados y en un momento de extrema calentura, me la puse en el culo y le dije - ¡Dame! Me la empujó y de un solo tirón entró hasta el fondo haciéndome abrir la boca y emitir un aullido que sin dudas lo calentó y me empezó a bombear el orto, mientras me dedeaba la concha, logrando que vuele Me apreté las tetas fuerte, saqué el culo hacia atrás, y empecé a acabar mientras seguía aullando. En pleno orgasmo me la sacó sin aviso, y en lugar de cortarme me enloqueció Me la mando en la concha y volvió a darme a lo loco haciendo que se me afloje todo, lo que aprovechó para ensartarme hasta donde no imaginé que podía llegar una pija Me empezó a soltar la leche y sin dejar de empujar me hizo acabar. Cuando pude reaccionar estaba temblando, apoyado mi cuerpo en la.mesa y no sentía mis piernas... Lo busque y al ver que me apuntaba a la boca mientras volvía a acabar. Abrí la boca y aproveché lo que pude, lamiendo algunas gotas de leche en la mesa. Cuando pude moverme, el estaba sentado con su pija colgando. Se le veía empapada y le caían algunas.gotas al piso. - Que rico postre Lola! - La que comió fui yo... Por todos lados. Que rica cojida tío - Por hoy basta - Es la última, le dije. Esto no está bien aunque me encanta. Cuando se fue, me volví a bañar y ni bien me acosté quedé dormida por.agotamiento.

Autor: Lola Categoría: Tabú

Leer relato »

Culeo a mi hermana poseída

2022-08-29


Soy mario y quiero contar algo que me quema las entrañas y me pesa la culpa esto fue cuando yo tenia 23 años aun vivía con mis padres y hermana raquel de 17 años era una chica rebelde pues mis padres poco estaban en casa trabajaban mucho para darnos lo poco que teníamos yo esa falta calidez familiar la pude encausar bien en el deporte mi hermana en cambio se juntaba con unas amistades que creían en la santa muerte y el lado oscuro vestían de negro y hacían rituales según ellas yo nunca creí en eso siempre lo vi como fanatismo. gente que quera sentirse diferente. la relación con mi hermana era rispida pues a mi me tocaba ser su autoridad familiar en la ausencia de mis padres y ella estaba en su etapa rebelde por lo que fue difícil. una tarde de sábado yo estaba estudiado para un examen cuando escuche ruidos en la cocina por lo que fui era mi hermana con la mirada perdida creí que estaba drogada o algo así le hable y no me respondía ella veía hal frente sin mover sus ojos ni parpadear empezó hablar en dialecto dije es broma.la deje en su recamara acostada y me fui al cuarto a los 20 minutos entra a mi cuarto desnuda la corrí pero ella dijo algo que me saco de honda empezó a decirme cosas muy secretas mías que no tenia porque saberlo y con el lujo de detalle que esa mañana al ir a entrenar tuve que ir a un baño a masturbarme para no tener erección con los short que traía iba ser incomodo y penoso. luego me dijo que tipo de porno me gustaba. aun así creí que me había espiado y que me estaba jugando una sucia broma. otra ves le ordene salir de mi cuarto no me hizo caso por lo que intente sacarla pero me agarro de mis huevos y dijo que era marta un espiritu que poseía a mi hermana y solo quera sentir atra ves de ese cuerpo el sexo que no tuvo en su vida terrenal solo era eso y se iba. esuche una voz que no era de mi hermana y en verdad estaba en trance. al besarle vi la imagen de marta y eso estaba viendo yo al momento ese por eso continué agarrando besado nos hicimos el 69 después al querer meter por la vagina dijo este cuerpo esta en sus días fértiles mejor por atrás cuela la puse contra la pared le empece a dar duro se desbordo la pasión me decía que me sentía lo haces con el alma sentí que se me desprendió mi alma en ese orgasmo solo me desmaye al despertar mi hermana estaba vestida en su recamara dormida y yo también como paso no lo ce solo recuerdo una voz que dijo solo eres mio. los días posteriores como si no pasara nada mi hermano no se dio cuenta de lo que paso pero marta volvio lee cap 2

Autor: topo76 Categoría: Tabú

Leer relato »

Qué puta resultó ser mi hermana Sofía.

2022-08-27


Han pasado 12 años, pero lo tengo en mi mente como si hubiese sido ayer. En casa vivíamos mamá, papá, mi hermana menor Sofía y yo. Mi padre era vendedor de una empresa y prácticamente vivía viajando. Mamá trabajaba cuidando a una señora mayor que no podía caminar. Yo me había quedado sin trabajo hacía un par de semanas. Y Sofía, mi hermana de 10 años, iba a quinto grado y estaba de vacaciones de verano. Una mañana, poco después de que mamá salió a trabajar, aprovechando que Sofía dormía, prendí un porro para despejar la cabeza y pensar dónde buscar un empleo. Ya venía algo estresado por la falta de trabajo. Terminé de fumar y fuí al cuarto de mi hermana para ver si aún dormía. Me asomé por la puerta entreabierta y la ví. Estaba acostada boca abajo, las sábanas apenas la cubrían hasta las rodillas, y tenía una pierna flexionada. Lo extraño de la escena era que estaba completamente desnuda. Quedé bastante asombrado porque la última vez que la ví así tendría unos 4 o 5 años. Había crecido notablemente. Tanto que me sentí confundido y avergonzado al darme cuenta de que estuve casi 15 minutos mirándola. Pensé que sería mejor dejar de fumar marihuana, porque si no lo hubiera hecho no estaría aquí parado, como estaba parada mi verga mientras le miraba el culo a mi propia hermana. Me dí la vuelta para salir de la habitación y al llegar a la puerta la escuché. Las carcajadas de la maldita niña me hicieron pensar en lo peor. Cuando pudo dejar de reírse me dijo que después me iba a contar algo. Presentí que me había descubierto mientras la miraba. Y no me equivoqué. Unos 20 minutos después me dijo que me había filmado con el celular. Claro que no le creí, pero era verdad. Ya me había enviado un video de más de 15 minutos. Escondió el teléfono en un mueble y me grabó. Ahí estaba yo, en primer plano, mirando en silencio a mi hermana de 10 años desnuda y acomodándome la verga durísima en el pantalón. Siempre fué así de hija de puta, pero no pensé que llegaría a esto. Me quería morir. Ya me imaginaba el futuro. Seguramente me iba a pedir dinero o favores de por vida. Maldita guacha de mierda!!! Me animé y le pregunté qué quería que haga para que borre ese video delante de mí, porque me dijo que no me moleste en buscar el celular, que no lo iba a encontrar. - Si todos ven el video no vas a poder ir ni siquiera a la esquina. - Nadie tiene que ver nada. Qué es lo que querés, Sofía?- le pregunté de manera cortante, esperando lo peor. - Arrodillate delante de mí- me dijo. Estaba sentada en el sillón del living. - No digas estupideces, por favor, qué mierda querés...??? - Ponete de rodillas acá, te estoy diciendo. Ahora. Ya!!! Hablo en serio. No parecía tan difícil darle el gusto, así que me arrodillé en el piso frente a ella. Sonrió con malicia y.......... se levantó el vestido hasta la cintura, no tenía ropa interior. Me pidió que le pasara la lengua por la vagina. No lo podía creer!!! Me paré de un salto y le dije que estaba mucho más loca de lo que pensaba y empecé a buscar el teléfono por toda la casa. Entonces me dijo que le había pasado el video a una amiga y que lo iba a publicar en Facebook si no la obedecía. Quedé mudo de bronca y de miedo. Sofía era una hija de puta capaz de hacer cualquier cosa. Me ordenó que vuelva a ponerme de rodillas y lo hice. Levantó las piernas sentada en el sillón y se las abrió. Hasta hoy recuerdo que en ese momento sentí un miedo terrible por el destino del puto video, pero también pensé que había peores maneras de comprar su silencio. Me acerqué a mi hermana y sentí un aroma de concha infantil que no conocía. Me hice el enojado y la insulté mientras le olía la conchita y se me paró la verga en menos de un segundo. La pequeña putita me dijo que nunca lo había hecho y que yo sabía lo que tenía que hacer. - Dale, vos ya sabés..yo no sé nada...dale, enseñame cómo es...dale...chupala...dale... No me quedaba otra que hacerle caso. Empecé a pasarle la lengua y se retorcía mientras me empujaba la cabeza con las manos. La penetré con la lengua hasta que empezó a temblar de pies a cabeza. Se agarró las piernas poniendo los brazos debajo de las rodillas y se levantó hasta que el agujerito del culo estuvo frente a mí. Me pidió que le chupe "ahí". Le separé las nalgas y le metí la lengua entera en el culo. La agarré de las pantorrillas y se lo besé, lamí, chupé y mordí. Me pedía que le meta la lengua más adentro y no pude aguantar. Saqué la verga paradísima y se la mostré. La carita de felicidad de la niña era imposible de ocultar. Con una gran sonrisa me preguntó qué tenía que hacer y se la metí en la boquita muy despacio, de a poco, y le entró casi la mitad y se atragantó. La muy putita se ahogó, pero la siguió tragando como queriendo metérsela toda en la boca hasta que se la metí a la fuerza, entera. Tanta verga de golpe la hizo ahogar y se la sacó, haciendo arcadas como para vomitar. Y fué lo que pasó, por golosa terminó vomitando sobre la alfombra. Le pregunté si estaba bien y con una sonrisa, después de limpiarse la boca con las manos, se la volvió a tragar como si nada. - Dame tu leche...quiero que me des la leche... quiero saber qué gusto tiene, quiero probar... Qué tengo que hacer para que me des leche como ví en los videos porno...??? Decime qué hago...así pruebo tu lechita...qué hago...??? Aproveché la oportunidad y le dije que para que me saliera la leche se la tenía que meter en el culito. La pequeña puta preguntó cómo se debía poner para "hacer eso". La arrodillé sobre el sillón y le chupé el culo, se lo escupía y volvía a chupar y le puse un puñado de vaselina porque tenía pensado cogerla por el culo sí o sí. Le enterré la verga entera en un solo movimiento y quedó afónica de tanto gritar. Se quiso sacar la pija pero no podía, la tenía agarrada de la cintura y se la metí hasta el fondo. Lloraba de dolor y yo ya estaba por acabar. Le dije que se la meta en la boca porque ya iba a salir la leche que tanto quería. Se la puso ella sola en la boquita, sin darse cuenta de que tenía el glande lleno de mierda que le acababa de sacar del culo. Mi hermanita de 10 años se dió el gran gusto. Le llené la boca, la cara y el pelo de semen. De sólo ver cómo se tomó con desesperación toda mi leche, seguí eyaculando. Y la extorsión recién había comenzado, porque se negaba a darme el video como había prometido...

Autor: Foxtrot Categoría: Tabú

Leer relato »

Qué sorpresa...!!!

2022-08-27


Apenas eran las 10 de la mañana y el termómetro marcaba 29 grados ese día de mierda de diciembre de 2012, hace casi 10 años. Mi nombre es Carolina, tengo 21 años y lo que les contaré me empezó a pasar a los 11. A esa edad me interesaba todo lo que no conocía, particularmente lo relacionado con el sexo. Recuerdo perfectamente que vivía caliente, siempre alzada, y cada vez que estaba sola aprovechaba para disfrutar tocándome. En una de esas ocasiones, sóla en mi casa, no sé de dónde mierda apareció mi prima Vanesa, 2 años menor que yo. La turra me estaba espiando mientras me hacía la paja (me masturbaba) con el pantalón bajo en mi cama. Al descubrirla mirando la escena detrás de la puerta entreabierta, sin que se dé cuenta de que la había visto, me levanté disimuladamente y la agarré de los pelos, haciéndola entrar a mi cuarto. Vanesa, aterrada y llorando, me dijo que entró por la puerta de atrás que estaba abierta, pensando que no había nadie. La pequeña curiosa de 9 años, me juró que no me espiaba. Eso me enfureció y se asustó. Yo siempre fuí robusta, rellenita, de cuerpo grande y muy bien desarrollado. Ella era y sigue siendo delgadita, pero a esa edad era mucho más pequeña que yo. Así que le pegué dos bofetadas en la cara y tuve una idea que sólo se le podía ocurrir a alguien que estaba tan caliente como yo. Le subí el vestido y le metí la mano bajo la bombacha (bragas) en un segundo, sin que pudiera reaccionar. Saqué la mano y saben qué...??? Estaba tan mojada que me chorreó el líquido por los dedos hasta caer gotas en el piso. - Guachita de mierda!!! Tenés la concha empapada y decís que no me espiabas!!! Te voy a dar una buena paliza!!!- le grité haciéndome la enojada y se puso pálida de miedo. Sabía que mi mamá no volvería hasta la tarde, así que cerré las puertas y volví a mi cuarto. Mi pequeña prima seguía llorando y parada en el mismo lugar. Hasta el día de hoy recuerdo que mi intención secreta era experimentar algo con Vanesa y aproveché ese momento que seguramente no se iba a repetir. La volví a abofetear y le dije que le iba a contar todo lo que hizo a su madre y a la mía. Tomé el celular y, llorando más fuerte, me pidió que no lo hiciera. - Bueno, entonces me vas a obedecer. Entendiste??? Date vuelta!!! Lo hizo y le saqué el vestido de un tirón. Quedó desnuda, sólo con la bombachita y las zapatillas. - Qué estás haciendo, Caro??? - preguntó asustada y asombrada. - Ahora te sacás la ropa interior. Me hacés caso o te pego y cuento que me estabas espiando!!! - y le metí otro cachetazo por las dudas. No volvió a decir nada y se sacó la bombachita. La guacha de mi prima tenía un cuerpito hermoso. La tiré sobre la cama y me quité el pantalón deportivo y la blusa. Nunca había tenido contacto con otra persona. Era la primera vez que la veía desnuda y no podía dejar pasar la oportunidad de dar rienda suelta a la calentura que sentía. Me senté sobre su cara y le ordené que me pasara la lengua por la cola, y el placer que desconocía hasta ese momento me hizo estremecer. Un rato después me acosté sobre la niña en posición de 69, algo que ya había visto en el celular y le dije que me chupe la concha, mientras yo le hacía lo mismo. Así estuvimos como media hora, chupándonos sin parar ni para tomar aire. Y en lo mejor, cuando le empecé a meter la lengua por el culito, se abrió la puerta. - Pero...qué...qué...qué mierda...qué mierda están haciendo...???????? - preguntó sin poder creer lo que estaba pasando mi propio primo, hermano mayor de Vanesa. Olvidé que tenía llave, pero nunca había entrado sin avisar. Juán tenía 19 años y se lo veía muy enojado. Me agarró con fuerza del cabello y me sacó de la cama, me pegó un par de bifes en la cara y una patada en el culo. Estaba realmente muy ofuscado. - Yo sabía que vos eras una puta...sabía que estabas caliente, Carolina...sos una putita de mierda!!! Pensabas que no me daba cuenta de que me espiabas cuando me bañaba??? 11 años y tan puta...!!! Dos veces entraste a mi cuarto mientras dormía y me tocaste!!! Y ahora te encuentro chupándole la concha a mi hermana, tu propia prima...a vos te parece bien??? Tan pequeña y tan caliente!!! Mientras él hablaba, yo pensaba que no era nada inteligente. Y yo sí lo era. Muy inteligente y muy atrevida, también. Mucho más que él. El idiota estaba confesando saber que su propia prima de sólo 11 años lo había espiado varias veces mientras se bañaba y que lo había manoseado más de una vez cuando "dormía". Le dije lo que estaba pensando y que tenía un testigo, su hermana, que lo iba a delatar porque me temía y me obedecía. Después de repetirle la cantidad enorme de estupideces que acababa de decir se puso nervioso. - Te conviene quedarte callado, primito, porque podrías tener un kilombo bárbaro. Te puedo asegurar que nos creerán más a mí y a Vanesa que a vos. No me obligues a contar lo que dejaste que haga tu pequeña prima de 11 años, o sea yo. Entendés??? El imbécil quedó mudo de miedo y me acosté con las piernas abiertas en la cama. Sólo se me quedó viendo y, como esperaba, tuvo una erección. Lo que no me imaginé era el tamaño. La verga de mi primo parecía que iba a romper el pantalón corto que tenía. Le ordené (a esta altura yo manejaba la situación) que me la muestre y se ofendió porque su hermana menor aún estaba desnuda frente a él. La pobre Vane no sabía qué mierda hacer. Estaba tan quieta y callada que parecía un cuadro. Le grité a Juán que me hiciera caso, pero dijo que estaba la niña, su hermana. Le pregunté a mi primita si a ella le molestaba, con una mirada asesina, y dócilmente dijo que no. - Sos una loca de mierda, una pervertida, Carolina... - Estoy esperando. Querés tener problemas, parece, primito...daleeeee....!!!!!! Se bajó el pantalón corto y salió una verga durísima y goteando, algo que por primera vez veía en persona. Yo creo que a los 11 años ya tenía el intelecto de una mujer adulta, adulta y superdotada mentalmente. Me senté en el borde de la cama y le chupé el jugo que le estaba chorreando del pene paradísimo y me gustó mucho ese sabor. La pequeña Vanesa se acercó y me miraba con asombro, sin entender nada. Me la metí en la boca hasta ahogarme y sentí que montón de saliva me inundaba. Escupí esa saliva en mis manos y se la puse a Vanesa en la conchita. La masturbé y la penetré con un dedo. La pequeña putita tembló y, agarrando la verga de su hermano, se la apoyé en la concha. Mi primo, acostado y casi sin darse cuenta, ya tenía la pija en la vagina de la niña, y yo se la frotaba con mis manos. - Bueno, Caro, ya está...es suficiente...esto no está bien...basta, Carolina...es mi hermana menor...es tu prima.... Senté a Vanesa y le dije que se la chupe como lo hice yo. Antes de la reacción de Juán, empujé a la niña, obligándola a meterse la verga del hermano en la boca abierta. Él insinuó resistirse, pero Vane ya la estaba chupando. Jamás había hecho nada semejante, pero yo la ayudaba empujándole la cabeza con la mano derecha y mirándola a los ojos de la manera que sabía que la hacía morir de miedo. Había aprendido que con esa forma de mirarla, Vanesa era capaz de hacer lo que fuera. Me tenía terror...jajajajaja... La saqué de la boca de mi primita y me la metí yo casi hasta la mitad y me volví a ahogar. Mientras hacía esto, hice arrodillar a Vane en la cama. Estuve a punto de vomitar, pero aguanté. Los ojos me lloraban por tanta pija en la boca. Volví a escupir el río de saliva en mis manos y se lo puse en el culo a la nena arrodillada, sumisa, obediente. Le metí un dedo en el agujerito ,se la agarré a mi primito y se la apoyé en su hermana. - Te parece, prima...??? No es mucho?? Le va a doler...- dijo él. Le froté la verga en el culito de Vanesa de tal manera que se re calentó y se la enterró unos centímetros. Ella gritó de dolor y yo me acosté enfrente para que vea mi mirada. El miedo que me tenía era más fuerte que el dolor. Seguía gritando y llorando, pero no se resistió. Volví al culito de Vanesa y me asombró el poder de mi mirada sobre la nena, porque ya tenía casi media vergota adentro y era evidente que le dolía, pero seguía de rodillas, sin moverse. Le dije al animal del hermano que se la sacara un rato y el muy bruto se la sacó de golpe. Vane pegó un grito y después suspiró con el placer de que se la hayan sacado, mientras al mismo tiempo le empezó a salir un trozo gigante de excremento duro. No podía creer cómo le había quedado el agujerito que era tan chiquito que casi no se le veía. Ahora lo tenía tan grande y abierto que podía evacuar el popó inmenso que le salía increíblemente de su interior. Con Juán nos quedamos mirando el delicioso espectáculo. La cantidad enorme que fluía de su esfínter ya tenía como 30 centímetros y seguía saliendo, lentamente. No podía creer cómo una niña tan pequeña podía expulsar algo semejante. Mientras la mirábamos, extasiados, excitadísimos, me dí cuenta de que mi primo no paraba de masturbarse, igual que yo. Al fin terminó de cagar, dejando caer lo que estaba hace unos minutos dentro de su pancita sobre las sábanas. Apenas lo hizo, Juán amagó con acabar y me metí la verga durísima en la boca, tragando toda la leche que le salía como a presión. Me ahogó tanta leche espesa, pero me la tomé toda. Se la sequé bien y volví a ver a Vanesa. Tenía el culo tan dilatado que no pude evitar besarlo y pasarle la lengua alrededor. - Aaaaaaaaaaaay...qué rico, Caro!!! Me gusta mucho que me hagas eso...aaaaaaaaaaaah... pero salí...salí...correte que me está por salir un poquito más de caca...cuidado, salí... Dejé de cogerla con la lengua para ver mejor lo que estaba por salir del culo de mi primita. Algo tan ancho como lo otro asomó del agujero del orto de ella y se le volvió a agrandar maravillosamente, era muy grande y grueso pero menos cantidad, calculé que medía 8 o 10 centímetros y antes de que cayera me lo metí en la boca ya abierta, ansiosa, sin saber qué iba a hacer, pero esperando que saliera. La caca de la niña estaba dentro de mi boca y no me provocó nada de asco, sinó todo lo contrario. Sentí el sabor de lo que acababa de salir de su culito precioso y me pareció un manjar maravilloso, amargo y delicioso. Lo mastiqué lentamente, como se saborea algo exquisito por vez primera y mientras me lo tragaba tuve un orgasmo infernal, sentí como una convulsión y un cosquilleo en todo el cuerpo que me sacudió entera. Era una sensación que nunca jamás había experimentado. Caí como desmayada sobre la cama y me dormí profundamente. Al despertar, mi manera de ver el mundo había cambiado por completo. Y quise seguir conociendo cosas nuevas.

Autor: Flakitargentina Categoría: Tabú

Leer relato »

La niña de los mangos 7: no puedo controlar todo

2022-08-26


De saber que las cosas serian así aprovecharía al máximo todo. Era una mañana agradable de domingo, el mar se encontraba calmado y el aire a sal en el ambiente era refrescante; ya hace un tiempo me habia despertado sintiendo a Anita a mi lado en posicion de cuchara mis brazos la abrazaban por la cadera pegandola mas a mi paquete que estaba rigido por sentir esa colita cerca, Anita estaba dormida aun la noche de ayer fue demasiado para ella…despues de todo a sus 9 años estaba haciendo y sintiedo cosas que aun no estaba lista fisicamente…por dentro me encantaba corromper a esa nena, pero me volvia loco saber que ella le gustaba el sexo con su hombre…baje mis manos tocando sus muslos y subiendo a su culo para apretarlo mientras mi otra mano sentia su pecho respirar..se deslizo por debajo de su camisa para sentir esos limoncitos floreciendo que eran sus senos….oli sus cabellos..el olor a perfume de nena combinado con lo natural de ella era intoxicante. -Anita que linda eres mi amor, cada dia te deseo mas y ye amo mas, eres un angel que cayo para hacerme feliz decia en susurros mientra mi manos manoseaban cada centimetro de esa criatura. Anita se movia como queriendo despertar y detuve mi toqueteos..buenos dias mi vida le dije dando un beso en su mejilla- ella desperto suavemente- buenos dias Lucas dijo ella mientras me respondia el beso pero en los labios- domistes bien preciosa- si me dijo tenia mucho sueño el dia de ayer fue cansado y mas despues de haber hecho el amor- yo sonrei me setia sastifecho por eso- que te parece si desayunamos y luego jugamos un poco mas en la cama- ella me miro suavente y con algo de pena- no creo que pueda jugar me dijo es que….-yo la mire con una ceja levantada sorprendido era la primera vez que se veia indispuesta..dime princesa que pasa- esque siento que me duele mi cosita y la colita- era eso ummm sera mejor que revise le dije no te preocupes- ella asintio y se tumbo en la cama deslizando el short en sus piernas y procedi a quitarle su calzoncito de nena- su vulva se revelo ante mi estaba algo inflamada no mucho y con dedo separe un poco sus labios..era evidente que su vagina de nena no habia podido con el sometimiento deñ dia anterior( no estana sangrando ni nada pero si se veia algo roja asi que lo mejor era que la nena descansara por ahi, y ni decir analmente si seguia presionado podia hacerle un daño mayor) no pasa nada amor le dije para tranquilizarla es normal despues de haber hecho el amor como lo hicimos ayer…algo brusco lo siento, ella se iba a poner a llorar y la vi preocupado..que pasa amor te dule..-un poco pero es que ya no vas a querer jugar conmigo- no nena no digas eso procedi a abrazarla y darle besistos en la cabeza..son cosas que pasan nena y para eso somos novios yo te quiero..y quiero estar junto a ti siempre..que dices si desayunamos y nos preparamos para irnos…ella me vio ya mas traquila y me dio un beso en los labios- si vamos tengo algo de hambre. Procedimos a desayunar un poco de fruta y jugo y algo de pan dulce…era emocinante estar ahi sentado teninedo un desayuno con mi nena especial, la que podria ser mi mujer y que deseaba que fuese…ella desayunaba feliz y yo solo podia pensar que mas tendria que hacer queria poder tener a esa nena para mi simpre. Lugo del desayuno y una que otra caricia empacamos las maletas para ir a dejar la llave de la cabaña, Anita caminaba feliz al ser su primera vez en la playa se sentia emocionada de poder seguir viniendo, su short de mezclilla y la camiseta a tirante la hacian ver como una muñequita bella que hay que poseer y mas que ese short levantaba sus gluteos y se veia divina usandolo….lastima que no puedo disfrutarla pense dando las llaves y despudiendonos de la recepcionista. Nos subimos a auto y procedi rumbo a la ciudad era un camino tranquilo en carretera mas al ser domingo se encontraba practicamte desierta…veia de reojo a Anita como sus muslos quedaban apretado en ese short como se asentaba ese culito..y como la camiseta revelaba esos limoncitos que tenia por senos…mi verga estaba casi dura pero no queria lastimar a la nena..pero su boca no tenia nada eso iba a ser mas que suficiente para desahogarme por ahora serian 2 semanas si ella asi que necesitaba eso….pase la mano por arriba de sus hombros ella solo volteo a ver mientras con mi mano tomaba su cuello y hacia ligeros toques…Anita estas bien bonita mi vida y yo se que tu cosita te duele un poco- si me dijo ella- pero tu boca no, no es asi- ella asintio- sabes me encanta tu boca y necesito descargar mi leche- quieres que te chupe el pene me dijo sin titubear- si mi vida me harias ese favor- Lucas pero y si nos ven o pasa algo- tranquila mi vida no hay nadie casi en carretera ademas el auto tiene las ventanas oscuras no nos veran- esta bien me dijo- le desabroche el cinturon con una mano para que ella se inclinara bien y con la otra mantenia el volante firme- tienes que sacarlo tu amor – si aunq ya esta duro- si mi vida solo de pensar sentir tu boca me tiene asi- jijiji te gusta que te chupe el pene- si mi amor me encanta- procedio a desabotonar el short que llevaba a ser playero era facil…deslizo la cremayera y el pedazo de carne estaba atrapado en el calzoncillo que traia anita se inclino y le dio un beso a animal cubierto- que rico amor te gusta mi verga- si me gusta amor- ok sacala y cometela- anita deslizo a un el calzoncillo para sacar mi falo y con sus manita empezo a masturbarme- yo estaba ya en la luna- ella seguia masturbadome hasta que liquido preseminal se asomaba- ya estas baboso me dijo- si mi vida por vos se pone asi- en un rapido movimineto lami mi pene desde casi la base hasta el glande..lamiendo la puta de mi pene con su legua y metiedola en conducto uretral para poder sacar todo mi liquido- ufff preciosa eso esta rico sigue asi mi amor. Anita seguia lamiendo y masturbando mi pene hasta que comezo a darme la mamada yo estaba luchado por tener el volante firme mientras la nena subia y bajaba su cabeza chupandome la verga…Ohhh ohhh Anita estas toda una putita me encanta tu boca- me alegro que te guste amor- sigue ufff sigue – Anita mamaba esa verga como casi una experta hilos de saliba caian sobre mis bolas y short yo estaba en el nirvana pero tenia que concentrame en el camino- con una mano tome el volante y con la otra la cabeza de Anita para guairla un poco- joder Anita que rico- me gusta tu verga- si cometela amor toda asi putita- en el auto se podia oir el sonido de una mamada ritmica mientras hacia subir y bajar la cabeza de la nena podia sentir que mi mente se perdia necesitaba disfrutar este momento bien… sigue amor nonte detengas. Mire una desviacion de camino que salia hacia un pequeño bosque o una ruta de sederismo no se que era…Anita sintio el cambio de camino y se levanto que paso Lucas- nada mi vida tu sigue en lo tuyo la tome de la cabeza y la baje otra vez para que siguera haciendome esa chupada- detube el auto como a 300 metros de la carretera detras unos arboles dificilmente alguien veria el auto- ahora si amor hay que disfrutar tu boca. Me quite el cinturo y ahora con mas movilidad tome la cabeza de anita para para comenzar a masturbarme mas rapido y produndo….ufff precisoa que rico…Anita hacia arcadas de vomitar- ufff vamos amor tu boca esta riquisima-ahggg ahggg Anita se atragantaba con mi verga ya que se la metia hasta tocar su uvula y aun mas profundo…ahgg ahggg- hilos de saliva corrian por todos lados mi verga estaba brillante- Anita tenia moco y lagrimas en su carita por el esfuezo de no vomitar- le di un beso profundo mientra le metia mi legua y succionaba toda su saliva una sensacion dulce..Anita que rica que seas mia- sii Lucas soy solo tuya- si mi amor- segui el beso por el cuello marcandola- ahhh ahhh lucas que haces- un chupete amor asi van a saber que tienes dueño( un movimiento arriesgado pero nadie tenia porque enterarse y menos su mama)- segui banjado y le subi la camiseta me comia sus pechitos- Lucas ahh ahhh pero no podemos hacerlo me va a doler- tranquila mi vida no te voy a penetrar- le comenze a dessbotonar el short y bajarle en calzon, con mi dedo toque su rajita y estaba mojada pero aun inflamada asi que penetrarla no era opcion( lo hubiese hecho la verdad ahora me arrepiento). Hice el asiento para atras para dar espacio entre ella y el volante ahi parada anita con su calzon en las rodillas se miraba riquisma… voltate amor…ella se dio.un giro y sus dos nalgas rebosantes estaban a mi alcanze las separe y coloque mo pene entre sus nalgas solo ocupandolas para masturbarme….la bajaba y la subia la saliva y el precum hacian su trabajo de lubricar ufff que rico anita- ella se agarro del volante mientras yo me masturbana con culo…uff que rica nena que tengo….-Lucas tu pene se siente caliente- ya sabes que se pone asi por ti amor- la abri un poco sus piernas y coloque mi verga entre ellas rozando su vagina con el tronco las cerre para tener presion en mi pene y procedi darme una buena paja ya que no la iba a penetrar la usaria para desahogarme….La nena estaba mas que mojada y eso hacia facil el roze entre sus muslo—ahgg ahgg que rico Lucas que rico se siente- si mi vida eres una diosa de siente riquismo- me acerque por detras buscado su boca y le hice girar para besarla- un beso humedo de dos amantes nada infantil la nena sacando la legua y luchando con la mia, esa posicion de Anita era divina se veia como toda una putita– ahhhh lucas ahhhh me vengo decia anita mientras se inclinaba hacia mi y me tomaba de la cabeza para hacercame a ella un torrente humedo se deslizaba entre sus muslo y mi pene mientra Anita respiraba agitadamente….que rico te venistes putita ahora me toca- le tome fuerte de las cadera de nena para acelerar mi movimientos…vamos putita aprieta mas mi verga- Anita presiono mas con sus muslos…ahhh ahhh Lucas ahhhh…esperame amor ya casi..sentia la necesidad de.expulsar todo esooo pero en su boca…ya casi amor…le dije que se agachara y me termine de pajear y liberar todo en su boca….ahhhhh ahhh ufffff sii que rico tomatelo ufff todo….ugfgfgfg Anita se lleno rapido la boca tanto que la corrida salia de su boca..hizo el esfuezo de tragarlo pero le costo asi que fue en dos intentos– rico le dije- si rico- la bese el la boca metiendolenla lengua- eres una hermosura amor- ella sonrio y procedimos a vestirnos- ya en en camino le dije a Anita algo que venia pensado- oye Ana – si me dijo viedo la seriedad con la que hablaba- que dirias si te dijeras que quiero que vivas conmigo en mi casa como mi mujercita- ella me vio sorpredida como asi- si le dije que fueras a mi casa y te quedaras ahi obvio no volverias a la tuya y vivirias conmigo asi podriamos salir y divertirnos( era una jugada arriesgasa tanto si aceptaba como no, pero el solo pensar en tener a esa nena conmigo casi todo el dia era una lusion) no lo se Lucas…y mi mama- no tiene porque darse cuenta de seguro ni le importaria( lo se es duro pero hay que dedir las cosas como son y a leguas creo que a la mama ni le importaria) – pero y mi hermanito- no lo se me gustaria ayudarlo tal ves si puede venir a vivir con nosotros( ya pensaria que hacer con el nene igual no tiene porque seguir el destino que le espera com su madre tal vez pasaria algo mad adelante)- me gustaria Lucas tu eres mi amor asi que si estaria bonito vivir contigo- bueno amor mira este sabado y el otro no nos vamos a poder ver porque tengo un asunto del trabajo tu tarea es decirle a tu hermano si quiere venir a vivir o quedarse eso depende de el, no le digas donde vivo ni nada solo que hay pesonas que estan dispuesta a yudarte- pero si el dice que no quirere- eso dependera de el Amor tu ya hicestes lo que pudistes- ok estan bien- llegamos al lugar donde recogí a Anita y nos dimos un ultimo dulce besos de amante ella de bajo de auto y yo empredi rumbo a mi casa pude ver como se alejaba caminando por el espejo retrovisor…. Pasaran las dos semanas sin mi Anita me habia subido de puesto depsues de ese seminario y ya contaba con mas ingresos y creia poder sostener a Anita economicante..estaba feliz…se acercaba el sabado para poder tener a mi mujercita y ver si se venia a vivir conmigo, simepre estaba el que no se fuera a vivir pero no importaba ahora era poder desahogar esas 2 semanas en ella….habia comprado un atuendo de colegiala con una falda a cuadro..era un unifome que yo mismo habia modificado para hacerlo mas sensual cortando la falda lo mas corta que creia posible y la camisa mas pequeña que seguronle quedaba de muerte a la nena….esta feliz queria poder follarmela…..Fui cerca de su casa ansioso de poder besarla y abrazarla y tocarla…pero pasaron 10 minutos y anita no aparecia…decidi espera mas tiempo y pasando media hora casi..me.dispuese a bajar seguro la nena estaba enferma o algo pense..o el niño hablo con su mama de lo que teniamos planeado y no la dejaba salir….mi corazon estaba acelerado..llegue a esa casita con puerta de madera y procedi a calmarme…toque 1 vez no hubo respuesta.. volvi a tocar y nada eran casi 6 o 7 veces que tocaba…hasta que una anciana que vivia en la otra casa me vio- aquien busca joven- a la señora de la casa- esa mujer viene tarde- tarde ? – si viene a cobrar algo deje decile que hace como 3 dias que se fue asi que de por perdido su dinero- me quede helado como que se habia ido- y no sabe a donde se fue- no la verdad no se ojala no vuelva si es una mala mujer-entiendo- me quede helado y volvi caminado a mi auto estaba devastado- solo podia pensar en Anita en su carita, en su sonrisa en si cuerpo que ya no se si los podria volver a tener….encendi el carro y me fui con una cara de melancolia hacia mi casa…me detuve en un semáforo a pensar en todo lo que habia pasado, en que desaproveche la ultima oportunidad…tan asi estaba que no note que alguien se acerco a mi ventana- hola me regala una moneda- sali de mis pensamientos- y vi a una nena de 9 o 10 años pidiendo tez clara y ojos cafe claro su pelo se veia descuidado pero era de un todo castaño y con ondas- si claro ten le di 5 monedas- muchas gracias me sonrio- de nada y dime como te llamas- me llamo Andrea que lindo nombre le.sonrei y ella me sonrio- el semaforo se puso en verde- bueno tal vez otro dia nos veamos Andrea- chao señor me dijo- que linda nena, ojala Anita pueda llegar a mi casa pense. Si no ya no se que mas hacer.( aprovecha toda oportunidad porque puede ser la ultima).

Autor: LCANAHO Categoría: Tabú

Leer relato »

Nene Traga Leche

2022-08-26


Desde mi adolescencia he sufrido de corridas abundantes por mi condición de hiperespermia que tanto mi esposa y mi nene disfrutan mucho tanto que ya es parte de su dieta, lo quieren en todo.. Me junte a los 25 con la zorrita de mi ahijada que apenas cumple los 12, me la empecé a coger desde que la conocí a los 2 años era su niñero y desde entonces la comenté alimentar con mi leche cremosa que desbordaba de su boquita también mis corridas funcionaron como lubricante el cual me ayudó a abrirle su culito para cogérmela desde chiquita, con el tiempo fue acostumbrándose al sabor y espesor, ya para sus 4 años cada vez que estábamos solo me sacaba la verga del pantalón para ordeñarme y terminar con la boca llena de leche y después cogérmela hasta dejarla escurriendo de leche , con los años la entrene tanto que hasta invitaba a sus amigas y amigos a compartir la verga que tanto está acostumbrada a tener mamando, para los 7 años ya tenía novios de preparatoria que terminaban enculados por mí. Con el pasar de los años se acostumbró tanto el tener su hoyitos lleno de leche que no fue sorpresa que quedara preñada a los 9 años para sus 7 meses de preñes en un accidente perdió a sus padres, como buen padrino me la llevé a casa donde la consolaba mientras le rellenaba su vientre de leche para que nuestro bebé creciera sano, aparte se la pasaba devorando mi verga para beber mis abundantes cargas de leche, en las tardes recibíamos visitas de sus amigas muchas terminaron preñadas en esos meses y varios de sus amigos bien abiertos del culo. Para cuando nuestro nene nació la mayoría de sus amigas estaban culpando a sus novios de sus pansas de meses de preñes, nuestro nene nació por parto natural y la primera leche que probó no fue del pecho de su mami adolescente fue de la verga de su papi, chupaba con tanto esmero la punta de mi glande, me corría a montones en su boquita que tuve que levantarlo para que no se ahogara en tanta corrida no avía día que no terminará con toda su carita cubierta de leche. Estábamos casi todo el día preparando sus mamilas yo ordeñaba a su mami mientras ella me ordeñaba a mi sacando lo más posible de leche de papá de sus vientre para llenar la mamila y mezclarla con su leche materna, también en su papilla la mesclamos con la leche de papá pero la mayoría de las veces le daba mi verga en vez de biberón ordeñando a papa como un pequeño becerrito hasta deslecharme. Para cuando cumplió el año ya caminaba hasta la entrepierna de papá buscando su juguete favorito le tenía que ayudar a sacar mi verga ya que sus manitas apenas podían entrar entre el cierre me mi bragueta pero no tenía fuerza suficiente para poder sacarla, le encantaba chupar la cabeza cuál biberón mientras sostenía con sus manitas lo largo de mi carne, fueron muchas ocasiones que a su mamá lo perdía de vista y lo encontraba debajo de la mesa con la cara llena de leche de papá, aprovechaba para limpiar la carita de nuestro nene a lengüetazos o usaba la leche en la comida dice que le dan un sabor muy nostálgico en cada mordida, ya fuera desayuno, comida o cena la leche de papa no podía faltar. Todavía recuerdo la primera vez de mi bebé fue a su año y medio, fue un fin de semana cuando su mami se fue de campamento con unos chicos universitarios que se la cogieron durante el fin de semana, dejándome solo con mi nene y sin alguna visita de las putitas de primaria que vienen a qué les de clase particular o más bien a llenarles de leche sus orificios, la calentura era mucha y solo la boquita de mi nene no me bastaba para calmar mi lujuria. Estaba sentado en la sala yo solo tenía mi playera y mi nene disfrutaba de mi segunda corrida mañanera mientras veía algo de porno, cuando empezó un video de una papá cogiéndose a una nena de no más 2 años por su culo dándole con fuerza hasta dejarla con el culo bien abierto y escurriendo, al ver esa escena del culito de la nena botando leche, fue cuando voltee a ver a mi nene con su boquita escurriendo mis viscosos mecos sin parar de chupar mi verga, que mi cabeza empezó a imaginar lo estrecho que estaría su culito. Saque de la cajonera el lubricante con anestesia y algunos juguetes que uso con mis alumnas, acosté a mi nene en mi piernas para que siguiera mamando mientras con mis dedos empezaba a llenar de lubricante su pequeño ano y poco a poco fui metiendo un dedo, cuando tenía hasta el fondo mi índice mi nene empezó a llorar pero unas carisias en su cabecita bastaron para calmarlo y preparar su primer dildo con el cual me ayudaría a preparar su culito, es delgado y suave pero largo además se rellena de lubricante el cual sale por pequeños orificios a lo largo, no fue difícil que entrara pero empezó a quejarse cuando la mitad estaba dentro pero con un poco de fuerza entro todo fue cuando soltó un llanto que solo me calentó más, el cual ahogue empujando su cabecita llenando su boca con la verga de papá mientras metía sacaba el dildo, fueron cerca de 15 minutos jugando con su culo y sintiendo el calor de su boquita pero necesitaba descargar así que lo acomode en el sillón con su culito botando lubricante listo para recibir la verga de papá. Si que batalle para lograr meter la punta pues su pequeño ano no cedía pero después de un montón de lubricante y varios intentos logré forzar su culito mientras mi nene soltaba un llanto que me recordó la primera vez que me cogí a su mamá, poco a poco fui haciendo precio enterrando cada pulgada hasta que sentí sus nalguitas tocando mi pelvis y el calor de su interior provocó un cosquilleo por toda mi columna liberando una abundante carga de leche ayudando a lubricar aún más, después de unos minutos disfrutando como su interior se amoldaba inicie mis embestidas sacando lentamente mi verga hasta dejar solo la punta en su culito y empujando lentamente hasta tocar sus nalguitas pero con forme seguí embistiendo mi calentura se apoderaba empujando con más fuerza y velocidad escuchando el chocar de mis huevos con sus nalguitas, empujaba hasta el fondo cada vez que soltaba una carga de leche, fue así que nos llegó el medio día y el cansancio y hambre me detuvo, cuando saque mi verga pude apreciar el enorme hueco del cual escurría toda la leche y rápidamente tome una mamila y la enterré en su culito para recolectar lo más posible y la termine llenando con la leche que su mami dejo. Mi nene estaba inconsciente por tanto llanto y esfuerzo por aguantar mi verga, vasto acercarle su mamila para que reaccionara y disfrutará de su lechita recién ordeñada, mientras el disfrutaba de su biberón yo me senté a comer no sin antes empalarlo sentándolo sobre mi verga que sin mucha dificultad entro hasta el fondo y mientras comía mi nene se retorcía por el enorme invasor en su culito palpitante, después de comer mi nene siguió recibiendo las corridas de papá y rellenando su biberón durante todo el sábado y fue el domingo en la tarde que su mamá nos encontró en la cama acostados de cucharita mi nene seguía con mi carne en su culito, cuando su mamá quito las sábanas y nos encontró desnudos no se sorprendió, era normal dormirnos sin ropa, pero cuando lo alzó liberando mi verga morcilloza de su colita soltando un gran chorro leche manchando las sábanas, fue cuando se sorprendió de que le entrara toda, cuando desperté la encontré lamiendo las en charco de leche mientras veía el anito abierto de nuestro bebe tratando de cerrarse así que mientras su mama limpiaba vio como sentaba a nuestro nene enterrando mi verga hasta el fondo sin dificultad y lo comenzaba a mover cabalgando sobre papi, la muy puta se levantó y le acercó su raja a su carita la cuál escurría de leche y nuestro nene termino bañado de leche de los amigos de sus mami. Fue una tarde muy caliente cuando nuestro bebe despertó con un llanto atronador su mami se apartó de mi sacando mi verga de su vientre y lo puso a comerse su vulva que chorreaba de leche, ya con dos años de edad cada mañana mi nene es el encargado de ordeñar a papá con su culito para que sus mami descanse ya que una niña de 12 años con una panza de 6 meses de preñes no aguanta tantas cogidas, mi nene pronto se convertirá en hermano mayor y tendrá que darle el ejemplo a su nueva hermanita de cómo hay que ordeñar a papa, yo solo empiezo a imaginar todas las experiencias que viviremos en familia con nuestra nueva amante y empiezo a soltar mucho precum así que tengo a mi nene traga leche pegado a papa todo el tiempo, así también estará mi bebita.

Autor: DICK19 Categoría: Tabú

Leer relato »

La Prostituta tiene una hija

2022-08-26


Esto ocurrio cuando yo tenia 29 años, habian pasado meses desde que termine con mi novia a lo que no habia tenido sexo por meses, yo buscaba compañia en lugares pero no eh tenido suerte, yo ya queria desahogarme del trabajo asi que me decidi ir por una prostituta, yo ya habia hecho con una hace años, a lo que yo estaba volviendo a sentir esa experiencia. Un amigo me recomendo un lugar a donde pueda ir, fui en mi carro en una tarde a ese lugar, ya anocheciendo habian putas afuera de hoteles, piede haber elegido pero quise seguir viendo, yo ya estaba excitado, estaba entrando a una cuadra donde las casas eran de baja economia pero habia una discoteca cerca, donde habian otras putas en un callejon afuera de un prostibulo, me detuve y baje del carro a ese lugar. Habian mujeres de 20 a 30 años, con ropa apretada y lenceria sexy, incluso habian chicas de prepa con su uniforme de gimnasia, eso ya me hizo querer buscar a una de esa edad, hasta que vi a un mujer mayor con una lenceria rebeladora con mayas en sus piernas, pero lo impactante es que tenia a su lado a una chica de prepa tambien vestidas casi igual, yo me acerque a ellas, la mujer madura me decia: te gustaria una rica mamada, cariño, te gustan las maduras o preferirias a mi hija. Yo no estaba seguro si era su hija en verdad, aunque se parecian en apariencia, eso ya me hizo entrar en morbo, le pregunte a la hija que edad tiene, y la hija me respondio: 14 añso guapo. Esa chica era muy sexy, traia las pentañas y cejas pintadas, y su calzon verde era apretado al igual que su madre, asi que me decidi a ir con ella. La madre de ella me dijo; bueno, te dejare a mi linda hija, pero cuidala bien, no seas brusco con ella. La hija le respondio: ya ma, me estas avergonzando, ya nos podemos ir bb. Me fui con ella dentro del prostibulo, donde habian otras chicas de prepa en sus respectivos cuartos, con mas mujeres mayores, Entre al cuarto de la hija, le pregunte primero su nombre, a lo que ella me dijo que se llamaba Alice. Me quite la ropa y saque mi verga, y comence a manosear sus nalgas, aprentandolas y chupando sus tetas medianas, mientras ella metia su lengua en mi oreja y cuello, luego metimos nuestras lenguas en neustras bocas se la metia por la garganta, y ella bajo su boca a mi verga y me dio la mejor mamada, donde me corri rapidamente y se la meti por su vagina, yo no paraba de gemir, al igual que ella y minutos despues me corri en su boca, ella se dedico a limpiarmela, Descansamos unos minutos, yo segui manoseandola y ella frotaba su cuerpo encima mio, yo le pregunte a Alice; desde a que edad ella comenzo a hacer este trabajo. ella me respondio: – no puedo decirtelo cariño. le dije: bueno, has estado con varios hombres supongo que ya veo que sabes mucho. ella: mmjj me has tratado muy dulce a diferencia de otros yo: como te tratan? ella: me pegan, me ahorcan, solo me la meten, o me lo fuerzan, por eso ya no acepto a mas de uno por servicio. yo; y tu madre esta bien con esto? ella: pues a ella le han echo casi de todo yo: pues ya veo, tu madre es muy sexy ella: y porque no lo hiciste con ella (algo enojada) yo: es que nunca lo hice con alguien a tu edad, eres muy sexy y hermosa ella: gracias, eres de los pocos que me tratan bien yo; y te gusta hacer este trabajo ella: aveces, es la mejor forma de sustanciarnos, y asi sacamos provecho de cualquier situacion. me imaginaba que eran por problemas de deudas o buscar sustneto gratis. Ya en un rato acabo la hora del servicio y le pague a Alice, aunque cuando sali del prostibulo vi a su madre con dos chicas de como la misma edad de Alice, en la que ambas le bajaban el short a la mujer y jalando su calzon, las dos chicas estaban excitadas por la madre, besaban su culo y le manoseaban, y la madre estaba excitandose mientras la tocaban. Yo me preguntaba como esque ellas a esa edad tenian dinero para pagar? pero la madre las detuvo y se subio el short y se acomodi su calzon, diciendolas: – Estuvo divertido chicas, pero saben que necesitan pagar para acurrucarnos juntas. Ellas se veian desepcionadas, pero mas que eso se veian desilucionadas, pero la mujer que al parecer se compadecio de ellas y las acerco a darles un beso en los labios a las dos. Yo regrese a la mujer a su hija Alice, ella me dijo; – gracias primor, vuelve pronto. yo le pregunte: a esas dos que pasaron aqui, no la pagaron? la madre: a es que ellas vienen aca seguido, y nos gusta jugar asi, pero ellas no tienen dinero para pagar asi que nos conformamos con eso jeje. Yo le pregunte su nombre, a lo que se llama Mary, hablamos un rato y nos despedimos y de Alice, pero un par de dias regrese al lugar y volvi a este servicio esta vez pague por un trio entre Mary y Alice, donde ellas bailaban de un forma erotica y tuvimos un trio. Con el tiempo me fui relacionando mas con ellas, siendo despues las unicas a quienes las buscaba por el servicio, y en una ocasion algo mas temprano, encontre cerca de la discoteca a Mary recien viniendo al prostibulo ya que traia ropa normal, y tambien estaban devuelta con las dos chicas que la manoseaban, pero esta vez estaban en un rincon, una de ellas le bajo los pantalones y le acariciaba el culo mientras jugaban con su calzon metido, las dos chicas babeaban por Mary, se metian la mano y se masturbaban mientras agarraban sus tetas cubiertas por la polera y abrigo, pero Mary las detuvo otra vez porque sus manos se estaban pasando, y despidieron de besos, una se quedo mas tiempo en el beso y se veia que le metia mas lengua, Mary y la chica se separaron y dejaron un hilo de baba, a lo que Mary le limpio con su dedo mientras la chica aun tenia la boca abierta y el rostro rojo. Las dos chicas se fueron y yo me quedo viendo como Mary se alisto mejor la ropa y nos encontramos, volvimos a hablar, le pregunte de donde estaba Alice y me dijo que estaba en la prepa, pues tenia examenes, a lo que la invite ir a beber en la discoteca mas tarde, ella acepto, esa vez no fui por su servicio, pues estaba en otras cosas, yo solo pasaba por ahi esa vez y queria saludarlas. En la noche me encontre con Mary y entramos a la disco a beber, conversamos en una mesa mientras habia musica, ya eramos buenos amigos, hablabamos un poco y nos relacionamos mejor, era alguien mucho mas agradable fuera de su trabajo como prostituta, yo le pregunte de como comenzo Alice a trabajar como prostituta, a lo que Mary me dijo de forma seria que no podia decirlo aqui y que eria en otro momento, yo me quede con la duda, y le pregunte sobre esa chicas que la manoseaban, pues al parecer Mary y ellas tenian una amistad algo jugosa, y dijo que las conocio hace un año afuera de un motel donde las dos salian de la escuela, y le hacian piropos a las otras chicas pero Mary fue la unica atrevida que las regreso el piropo y tras varios coqueteos, se hicieron amigas algo intimas, donde aveces Mary las manoseaba y tocaba sus piernas, faldas y tetas, y eso a ella le excita que dos chicas jovenes la ven con deseo. Luego de un rato hablando del trabajo, y de lo que yo hacia, ella me decia que aveces cuando su depa no tenia luz o venia el cobrador, ella les pagaba con su culo pero aveces habia mometnos que no podia con tanto trabajo de ser prostituta, pagar las deudas con su cuerpo, y trabajar como camarera, aun cuando ella le guste mucho el sexo, de hecho en este trabajo me dijo que sus unicos amigos son yo, las dos colegialas, y tres compañeras del prostibulo. Ella trabajo en ese prostibulo porque una de sus amigas la recomendo ahi, y ella les informo a las dos colegialas donde ir a verla, les gustaba su compañia, y estaba feliz que Alice le ayude en este servicio, pues tambien usa su culo para pagar otras deudas, y que ahora mismo debe estar follando con el electriciste para que pague una deuda. Ya sabiamos nuestras vidas y me gusto conocer a la verdadera Mary, y luego de unos tragos y bailes, nos fuimos a mi depa, y nos la pasamos follando, era la primera vez que lo hacia sin pagar, esa noche en la cama Mary me conto como empezo a meter a Alice en esto, pues ella solia invitar a hombres a sus depas, y Alice desde joven veia como follaban a Mary y aveces otros hombre la coqueteaban, pues una vez un chico joven la menoseo a Alice a sus 11 años, y Mary tuvo que hecharlo, pero a Alice le llego a excitar y a sus 12 años, entro al cuarto de Mary mientras follaba con un tipo y Alice le dijo al hombre que si queria podia follar con él cuando terminen, Mary me dijo que el tipo le excito la idea pero Mary no se lo permitio y el tipo le propuso mas dinero, a lo que solo llegaron que el hombre la tocaria y le meteria su lengua en su boca, a lo que acepto y eso fue la primera intimidad que tuvo Alice quieron buscar mas tipo, y Mary para poder sustentarse economicamente, dejaba que sus clientes la vierna modelar con un bikini y aumentab el precio si querian que la tocaran o besarla, a lo que con el tiempo hizo a Alice mas lujuriosa, cosa que me sorprende pues como conoci a Alice no sabia que era una loca del sexo, pero con el timepo sabia que Alice se comportaba de una forma indiferente para que nadie ea como es ella. En fin Mary me conto que en ocasiones Alice insitba a que los hombres quieran follarla, cosa que tajo mas cleintes al depa y quieran ver a Alice, donde ambas ganaron mas dinero, y Mary jugaba ese papel de regalar a su hija, pero ninguno la follaba, a lo que un dia cunado Mary regreso del trabajo encontro a Alice follando con un joven en su cuarto donde Mary decia que al ver el rostro de Alice, se veia como lo disfrutaba y le decia al papi a ese joven, y hablaban como si ella fuera su hija, lo cual Mary se entero que eso le excitaba mas a Alice, y al acabar ella no hecho al joven sino le cobro por el servicio, y el chico tuvo que pagarle, pero esa no fue la priemra vez de Alice pues hace una semana ell ya habia hehco con otros hombres y solo algunos la pagaban, Alice le explico que su primera vez fue cuando en un vez cunaod Mary se fue del depa unas horas, un hombre llego por le servicio pero Alice le propueso verla moderla con su bikini y el hombre termino por follarla, siendo esta la primera vez de Alice, a lo que tras este suceso Mary, comenzo a ofrecer a su hija como servicio, vistiendola con una pequeña lenceria, otros la trataban brusco pero algunos de manera suave, y por eso y varios motivos tuvieron que mudarse a varios depas y moteles, al escuchar supe como es que Alice se volvio prostituta. Unos dias despues se me ocurrio algo interesante, pues me excita ver como Mary era manoseada por esas pobres chicas que no podian liberar sus deseos carnales hacia ella, asi que un dia le dije a Mary que le pagaria el servicio a esas dos chicas, a cambio de que yo las vea, Mary acepto este servicio y les aviso a sus amiguitas desde el facebook (ella las tenia agregadas). Luego esa noche pude ver en el rostro de las dos colegialas que ya estaban calientes, peo antes dijieron que no me permitian que yo las tocara a ninguna de ellas ni tampoco tocar a Mary pues era solo de ellas, yo acepte, y vi como ellas se desvestian tan rapido y manosearon rico a Mary metiendo sus manos en todo el cuerpo. una decia: que rica estas mami, eres tan sexy Mary; si mis nenas, tanto esperabamos esto, disfrutemos la noche. Ellas saltaron sobre ella, y le chuparon desde la vagina, tetas y culo, Mary las metia la lengua por su vagina y las dos lamian la vagina de Mary hasta sus bocas, haciendo despues un beso de tres, mientras estaba desnudas, hivieron posiciones de tijeras, misionero, 69, la cuchara y mas. Despues de una horas las dos se canzaron y siguieron dandoles besos a Mary, tanto labios como lengua, y se veian que disfrutaban, yo me corri varias veces con verlas, y despues nos despedimos. Desde ese dia algunas cosas cambiaron, con el paso de un año, Mary consiguio un trabajo que pagaban mejor que antes, ahora Alice era quien se prostituia mas, y se mudaron en un lugar mas cerca de la casa, Mary ahora dejaba que sus colegialas la follaran sin pagar, pero solo algunas veces, incluso les pague su servicio con Alice. Ya despues comence a salir con Mary y follar con su hija Alice, las invite a vivir a mi depa por tiempo cuando se cambiaban de vivienda, y nos gusta follar diario, tambine ver como las dos chicas se follaban a Mary en mi cama.

Autor: Narradorxxyz Categoría: Tabú

Leer relato »

Gimena, la niña que tiene un retraso.

2022-08-25


Érica se mudó a mi barrio hace 12 años con su novio y al tiempo quedó embarazada de Gimena, que ahora tiene 9 años. Poco después de nacer, le diagnosticaron un retraso mental y su padre desapareció para no volver. Soy amigo de Érica desde que vive aquí y la contuve cuando quedó sola. Empezó a beber y a drogarse, no pudo soportar que la abandonen y el problema de su hija. Gimena es una niña físicamente normal, pero su mentalidad y forma de actuar es como si tuviera 5 años. Sólo se le nota cuando habla o si tiene que hacer cosas propias de su edad. Casi de golpe, creo que en menos de un año, Gimena se desarrolló de una manera brutal, lo que hizo que su madre, como podía con su gran problema con el alcohol y las drogas, la cuidara mucho más que antes. Lo que estoy narrando ocurrió hace casi un mes. La pequeña era alta y delgadita, pero siempre tuvo un cuerpito lindo. Ahora aumentó de peso y creció tanto que no parecía la misma. Gimena es rubia, de piel muy blanca y ojos bien verdes, no había dudas de que era hija de Érica, eran idénticas. Una tarde, como de costumbre, Érica me vino a visitar con la nena. Casi nunca venía sobria, y yo solía acompañarla a tomar una cerveza. Es una mujer realmente bonita, pero jamás pasó nada, no sé por qué. A veces tomaba cocaína y me invitaba, cosa que no me molestaba para nada, sinó todo lo contrario. Hacía esto con ella porque era una dama, nunca un problema ni mucho menos. Esa tarde me dijo que había tomado unas pastillas, se la veía bastante bien, pero me preocupé un poco. Gimena me quiere mucho y se sentó a mi lado. Media hora después de que llegaron, Érica empezó a hablar de manera incoherente, tartamudeaba y bostezaba. Era evidente que le había hecho efecto la medicación, porque de a ratos parecía dormirse. Le pregunté si quería que la acompañe a su casa y me dijo que había tomado una tableta entera de pastillas. La reputísima madre...!!! Estaba completamente dopada y en mi casa. Un rato después ya no podía ni siquiera levantarse de la silla, así que la alcé y la llevé a mi cama. Quedó absolutamente inconsciente, le pegué varias bofetadas y ni se movió. Al revisarle los bolsillos encontré dos tabletas vacías. Volví al living y Gimena estaba recostada sobre la mesa, dibujando. Tenía un short demasiado corto y ajustado, igual que la blusa. Y unas zapatillas rosadas. No sabía por qué la madre la vestía tan provocativamente, pero no me molestó. De verdad que había crecido por demás. El short no podía contener las nalgas de la niña, lo rebalsaban. La carne se escapaba del pequeño pantalón. Al estar agachada en la mesa se le salían los cachetes del culito y en ese momento se me endureció la verga a full. Me quedé viéndola hasta que se dió vuelta y me dijo que tenía hambre, riéndose y saltando con la inocencia de una niña de 5 años y el culo de una de 14. Le preparé una taza de té y una bolsa grande de galletitas. Gimena me abrazaba y me acariciaba y acomodaba el pelo, como de costumbre, pero antes no hacía que se me parara la verga como ahora. Fuí a ver a la madre y estaba desmayada, le saqué las zapatillas y la cubrí con las sábanas. Volví a zamarrearla con fuerza y no respondió en absoluto. Gimena seguía comiendo y jugando con su muñeca. Me dijo que iba a ir al baño porque le dolía un poco la panza. Entró al baño y no pude evitarlo. Quizá era el efecto de la cocaína que estaba tomando, la que Érica dejó al perder el conocimiento. Miré por el ojo de la cerradura y ví a la niña bajándose con bastante dificultad el shorcito tan pequeño y ajustado. Cuando logró hacerlo, también bajó la bombachita, o bragas, y su culito fantástico y desnudo me fascinó. Se lo bajó hasta las rodillas y pensé en la inocencia de su mente de 5 años, cuando ví que se frotaba la vagina con los dedos y suspiraba, y no sólo eso, sinó que se mojó el dedo grande y se lo metió de una, entero, en la conchita. Hizo eso un rato y se sentó en el inodoro. Quedé estupefacto y se me salía la verga durísima del pantalón. La pequeña tenía una edad mental de 5, pero ya tenía 9 años y había aprendido a tocarse. La seguí espiando y pude ver la fuerza que hacía, la carita se le puso roja de tanto pujar. Evidentemente estaba muy constipada y le costaba mucho esfuerzo hacer popó. Así estuvo unos 5 minutos, hasta que me llamó. Volví corriendo al living y le pregunté qué necesitaba. - Vení, por favor, me tenés que limpiar!!! No puedo sola, mamá me ayuda...podés...??? - Ya voy, Gime!!!- le respondí. Claro que podía...me había olvidado que no se sabía higienizar sóla... Pregunté si quería que pase y me dijo que sí. Abrí la puerta y seguía haciendo fuerza, los ojos llorosos y la cara colorada. - Qué pasa, mi amor? No podés hacer...??? - No, me duele mucho porque está muy duro y no me sale...Aaaaaaaaaaaay...cómo me cuesta...!!! Yo recién había tomado un poco de lo que dejó Érica y me sentía feliz de estar en ese momento y lugar. Después de un buen rato de sufrir, le dije si quería que la ayudara. - Y cómo me vas a ayudar si siempre me pasa esto...???? La puta madre...!!!!! La pequeña tenía un carácter fuerte y no sabía escribir, pero puteaba muy bien. Le dije que me dejara ayudarla y le pedí que se parara. La nena que actuaba y pensaba como si tuviera 5 años me obedeció y se paró al lado del sanitario sin ningún tipo de pudor. Le dije que si me dejaba la iba a ayudar a que hiciera caca. Y me pidió por favor que lo hiciera porque le dolía mucho. Le pedí que se apoye con las manos en el inodoro. Al ver el culo magnífico de Gime frente a mí me sentí tan caliente como cualquiera que veía algo semejante por primera vez. Le separé los cachetes y le metí la lengua en el agujerito precioso de a poco, hasta que entró entera. Le gustó y me lo dijo. Me calenté más aún y se lo besé, chupé, lamí y penetré así hasta que me dijo que parecía que iba a salir. Seguí metiendo y sacando la lengua y empezó a salir un poquito de caca del interior de la niña. - Me estoy haciendo!!!!- gritó y se volvió a sentar, mientras yo me acomodé atrás para ver mejor el espectáculo. Pude ver que estaba evacuando un trozo enorme y durísimo y se me paró la pija hasta dolerme. Lloraba de dolor, pero lo que salió de su agujerito re dilatado era una cosa que creía imposible que pudiera llegar a largar una criatura tan pequeña. Era bastante más grande que mi propia verga. Y le costaba, pero lo estaba haciendo. Imaginé que el culo de Gimena no era virgen después de ver semejante pedazo de popó que despidió. Ya medía como 20 centímetros y seguía. Tenía el hoyito colorado y súper abierto, entonces le dije que iba a ayudarla y la hice levantar del inodoro y pararse con las manos en las rodillas. No pude más y saqué la verga afuera. Al terminar de cagar el trozo enorme, le quedó el agujerito re abierto y me dijo que tenía más, pero no le salía. - Te voy a ayudar. Arrodillate en el piso. La unté con la vaselina que tenía en el baño y antes de que se le cerrara el culito se la metí casi hasta la mitad. Lloró y gritó, pero no se resistió. Y seguí cogiéndola hasta que la saqué de golpe y se volvió a cagar sobre mi verga y el piso. No podía creerlo. Mi pequeña vecinita de 9 años, con mentalidad de 5 y un cuerpo de 14, estaba arrodillada delante de mí con el culo increíblemente dilatado, abierto, como una mujer, y la volví a coger con la vaselina y la mierda preciosa como lubricante. Entró y sentí que me apretaba la pija. - Aaaaaaaaaaaay...me está doliendo...pero me gusta....aaaaaaaaaaaaaah.....me duele mucho...me gusta mucho......gracias por ayudarme....aaaaaaaaaaaay....duele....dale... seguí haciéndome eso....Aaaaaaaaaaaay.... Estaba por acabar y se la saqué, cubierta de lo que había salido de sus propias entrañas y se la metí en la boca. Le dije que me tenía que agradecer y chuparla. Alcancé a avisarle que iba a salir un chorro de leche y que se lo tenía que tragar. Solté una catarata de semen que la nena no podía contener en la boca y se le cayó un poco que junté con las manos y se lo di. Y lo tomó , se tragó hasta la última gotita de leche. Lo mejor de todo era que su madre seguía inconsciente sobre mi cama...

Autor: Federiconiggel Categoría: Tabú

Leer relato »

La nena y el soldado

2022-08-24


Cuando llegué aun había algunos niños con sus madres jugando a la guerra y mis compis bromeaban y le vacilaban a una chica, delgada y espigada, bastante linda, de esas que a pesar de pensar como una niña ya tiene cuerpo de mujer, castaña clara, vestía unas mallas celestes y una blusa fucsia, mis com. Este es un relato que encontré muy bueno , no sé quién es el autor pero está buenísimo A principios de los 80s aun existía en España el servicio militar obligatorio, todos los jóvenes éramos secuestrados legalmente por el estado a la edad de 20 años para cumplir quince meses de servicio militar acatando ordenes de militares borrachos e inútiles. A mi me tocó en un cómodo destino de una ciudad mediterránea, ya había algunos mandos militares que pensaban que el ejercito no gozaba de buena prensa entre los españoles y que cualquier operación que acercara su imagen a los ciudadanos seria positiva, es así como acabé en una localidad turística a 60 kms de mi cuartel junto a un teniente y otros cuantos soldados en unas jornadas dedicadas a los niños donde montaron un stand del ejercito en el que el mayor reclamo era un tanque en el que los niños se montaban como si fuera una atracción de feria. El teniente decidió que habría que hacer un turno de guardia nocturno para vigilar el stand que estaba situado en el paseo marítimo de la localidad, el inepto oficial se quedó sorprendido cuando yo, aparentemente el mas juerguista de la expedición, pedí voluntario ser el vigilante nocturno, a pesar de que era gilipollas entendió mi respuesta cuando me preguntó el motivo: -No aguanto a los niños mi teniente le contesté Cuando llegué aun había algunos niños con sus madres jugando a la guerra y mis compis bromeaban y le vacilaban a una chica, delgada y espigada, bastante linda, de esas que a pesar de pensar como una niña ya tiene cuerpo de mujer, castaña clara, vestía unas mallas celestes y una blusa fucsia, mis compis le tiraban indirectas y parece que a la chica le hacia gracia que todos unos soldadotes dejaran de mirarla como una niña. El teniente dio por acabada la jornada y, en la camioneta militar que me había traído, se llevó a todo el personal a un colegio de la localidad en cuyas dependencias hacíamos noche los militares. Eran las doce de la noche, estaba cerrando el telón de la carpa donde teníamos instalado el stand cuando la chica apareció de nuevo y sin que yo la invitara entró y se sentó a hacerme compañía en una de las sillas de plástico, el único mobiliario además del tanque de todo el stand. Alli comenzamos a charlar y me enteré que se llamaba Mamen, que venia de una localidad andaluza y que acompañaba a su madre, que regentaba un pub-cafeteria, durante la temporada de verano. La pobre chica se pasaba casi todo el día sola mientras su madre de hartaba de trabajar en el bar. La verdad es que pensaba en ella como una niña, me dijo que tenia quince años pero estoy convencido de que me mintió para hacerse «la mayor». No era en aquella época amante de jovencitas (y menos en edad penal) es mas, me atraían las maduras, pero la rigidez militar hacia que tuviera pocas oportunidades con las mujeres y que andará caliente a todas horas, así que conforme pasaban los minutos veía menos a la niña y mas a la mujer y, poco a poco, comencé a bromear con la chica sobre temas de sexo, a decirle que ya se le veían unas magnificas tetitas y lo linda que seria cuando fuera mujer, ella indignada saltó como un resorte: -Yo ya soy una mujer. -¡Venga ya! le conteste, llevándola al terreno en el que el lobo devora a los corderos. Estaba realmente enfadada. -Tu dices que ya eres mujer porque ya tienes la menstruación pero todavía te falta lo que te falta. -¿Qué me falta? -¿Pues que te va a faltar? Que te desvirguen, que estés con un hombre y lo hagas gozar. La chica callaba, debatiéndose en su interior. -Si seguro que no has visto una polla todavía. La chica seguía debatiéndose con la mirada al suelo -Igual no sabes ni besar en la boca todavía. La chica rompió a llorar, no era eso lo que yo iba buscando, me acerqué a consolarla pero no soy muy bueno en eso: -Es verdad, casi todas mis amigas lo han hecho ya y a mí aun no me ha besado ningún chico me confesó Me acerqué a ella, una mujer llorando es algo superior a mis fuerzas, la abracé y con un pañuelo le sequé las lagrimas, aunque no había sido mi intención hacerla llorar fui consciente de que ahora la tenia en el punto adecuado pero la conciencia me decía que no debía de aprovecharme de la situación. La chica se calmó, yo le acariciaba el pelo y la consolaba, de pronto me dijo: -¡Ahora veras! y abriendo su boca acercó su rostro al mío, lo hizo tan rápido que me sorprendió y nuestros dientes chocaron en un beso frustrado. -¡Hey hey tranquila! le dije cuando me rehice de mi sorpresa las prisas y los impulsos nunca han sido buenos aliados del amor. Me puse de pie, le pedí que se incorporara y tomándola de las manos se las puse sobre mi cintura, le pedí que me siguiera y que correspondiera a los movimientos de mi boca y de mi lengua. Es así como mi primera guardia estuvo amenizada por el edificante ejercicio de enseñar a besar a una adolescente, de disfrutar del impagable aliento a chicle de fresa de una catorceañera (como mucho) durante casi una hora, besándola con lengua, apretándola, haciéndola sentir mi erección, haciéndola sentir mujer. Cuando mis manos ya revoloteaban en la cercanía de sus pechos la chica reaccionó, se separo de mi sudorosa, con la cara colorada y un hermoso brillo en los ojos y me dijo: -Me tengo que ir, mi madre cierra el pub a las tres y yo tengo que estar en el apartamento durmiendo para que no sospeche que me escapo por las noches. Eran las 2h35″. No me dio tiempo ni a reaccionar, la chica salía bajo el telón dejándome allí solo y con una erección de aúpa que solventé al instante corriéndome un pajazo en la trasera del tanque. Como pude, sentado en una silla, posando los pies sobre otra, eché un par de cabezadillas hasta el amanecer en que ya no tuve formar de dormirme, recordaba los dulces besos de la chiquilla como si fueran un sueño. A las nueve menos unos minutos llegaron mis compis con el teniente al mando, tras informarle de que la noche había sido tranquila me fui a dormir al colegio donde estabamos alojados. La tarde la pase en una tranquila playa cercana al colegio que estaba en las afueras de la localidad. A las diez de la noche la camioneta me llevo al paseo marítimo donde estaba el stand, a las once estaba, otra vez, solo en compañía de un tanque, mis compis se habían largado en la camioneta militar. A las doce y media me alertó y me asustó un ruido en la entrada, alguien estaba intentando levantar el telón que yo había atado hacia escasos segundos, cuando pude ver la cara sonriente de Mamen el susto se esfumó y se encendió mi imaginación y mi ego. La nena venia a por más. -No he podido venir antes, una chica se ha puesto enferma y he tenido que ayudar a mi madre hasta las doce en el pub, la he dejado sola porque no quiere que yo este tan tarde en el bar, dice que ese ambiente no es bueno para mi. Dicho esto me tomo del cuello y comenzó a morrearme de lo lindo, yo le correspondía, mis manos viajaban por su cintura, por sus nalguitas duras y por sus tetitas cuyo pezón puntiagudo era visible y palpable bajo su sujetador. Olía a perfume, posiblemente de su mama. Cuando llevaba media hora de pie, besando y acariciando a la chica, la presión de mi polla sobre el pantalón era insufrible, y viendo que Mamen, aunque no era muy participativa, si que aceptaba de buen grado todas mis iniciativas, me la jugué. -Niña dame un respiro le dije -¿Qué te pasa? Me pregunto sorprendida. -Pues que no soy de piedra le conteste dirigiendo mi mirada a mi inflamado paquete. Ella se quedó mirando sin saber que hacer, yo tomé su mano y la dirigí a mi polla, no hizo ningún signo de apartarla, tuvo durante unos minutos su mano sobre mi paquete sin moverla, sintiendo la verga dura y palpitante bajo el pantalón, mientras yo le besaba el lóbulo de la oreja y disfrutaba viendo su casi transparente vello erizarse en su cogote. -Es el momento de que veas tu primera polla Mamen le comenté mientras me apartaba, desabrochaba mi cinturón y mi bragueta y con la mayor naturalidad posible me sacaba la verga. La O que dibujaron sus labios aun está marcada a fuego en mi mente: -¡Es muy grande! Yo casi me lo creo, ahora sé que la primera polla que ve una mujer siempre le parece grande. La mía, es normal, gordita y cabezona, además da mucho juego pero no es la verga de un actor porno ni tiene las dimensiones que muchos escritores de relatos se adjudican en sus escritos. Mamen miraba fijamente mi polla empalmada que cabeceaba mirando al techo. -¡Tócala! Lentamente su mano se fue acercando hasta tomarla por el tronco, la cara de sorpresa, gusto y curiosidad de la nena enamoraría al mas duro de los hombres. -¡Sube el pellejo para arriba y para abajo con suavidad! ¡Así cariño! ¡Así se hace una paja! -¿Esto es una paja? Que rico, se pone bien dura, la siento como la tienes. Yo tenia 20 años, no era un experto y pasaba una sequía sexual de meses, vale, no voy a buscar mas disculpas, cuando Mamen no llevaba ni tres minutos meneándomela bufé como un bisonte, ella se quedó como asustada al ver mi reacción creyendo que me encontraba mal, y una mierda, tenia las pelotas repletas de leche de hombre pugnando por escapar de su encierro, no fue suficiente que su mano dejara de menear mi verga, mi corrida salió como chorros a presión, disparadas a mas de un metro las primeras andanadas y embadurnado sus manos de densa leche de polla de soldado. Su cara de sorpresa tornó en sonrisa, sabia bien lo que había conseguido, que un hombre se corriera gracias a ella, su propósito de convertirse en «mujer» estaba casi conseguido. Después de mirar los restos de semen entre sus dedos acercó su mano a sus labios y, mirándome, saco su lengua y probó el sabor de la leche de hombre. Tomo una buena ración, parece que le gustaba. Yo estaba mareado, con esa sensación que tienes tras una buena corrida después de tiempo de abstinencia, le di mi pañuelo para que se limpiara y después, por propia iniciativa, ella pasó el pañuelo por la punta de mi polla que aun goteaba lefa, lo hizo con cariño, dulzura y esmero, tomándome de las pelotas que al parecer le llamaban bastante la atención. -Ahora ya esta normalita ¿cuándo entra en la raja de la mujer tiene que estar tan gorda y tan dura como la tenias antes? -Claro nena. -Pero tan grande seguro que a mi no me entra. -¡Seguro que te entra toda! El sexo de las señoras se adapta al tamaño de la polla sea grande, pequeña, gruesa o delgada. -¿Entra toda? Pues seguro que duele mucho. -Duele la primera vez pero rápido te recuperas y te da mucho gustito. Pero no hablemos ahora de eso, todavía tienes muchas cosas que aprender la verdad es que estaba loco por subirla al tanque y follarla por todos su agujeros pero no quería estropear la situación, quería controlar los tiempos, que ella no viera exceso de ansiedad y ganas de follarla que podían provocar que desistiese de la idea de que la follara. Uno de los chicos había dejado olvidada una pelota, me levanté y comencé a darle unas patadas, ella se levantó y comenzó a jugar conmigo, jugábamos a regatear, normalmente yo tenia el control de la pelota y ella intentaba arrebatármela, yo me dejaba, en una de estas, ella estaba en uno de los rincones de la carpa protegiendo la pelota con su cuerpo, yo estaba detrás de ella, entre risas intentando quitársela, sus nalgas fueron a dar contras mi paquete, me olvide de la pelota y comencé a restregarme en sus nalgas, ella podía sentir mi polla como una piedra bajo el pantalón punteando el surco de sus nalgas, me olvidé de la pelota, la tomé por los pechos desde atrás y empecé a besar su cuello, Mamen se derretía apretando sus nalgas contra mi. En esa posición la llevé a la silla y me senté, ella sobre mí sintiendo toda mi polla, besándole el cuello, pase la mano derecha bajo la blusa y pude manosear y acariciar sus tetas, pequeñitas, duras como el mármol con el pezón bien enhiesto fruto de la calentura, mi otra mano se paseaba sobre su malla celeste a la altura de su monte de Venus, deslizaba los dedos sobre el valle que marcaban los abultados labios de su coñito, su humedad traspasaba sus bragas y su malla y la mancha era notoria, Mamen suspiraba caliente y excitada removiendo sus nalgas sobre mi verga, metí la mano bajo su malla, bajo su braga y pude palpar sin oposición su rico coño, de suaves y escasos pelos, localicé su clítoris y lo estimulé con la yema de mi dedo índice haciéndole círculos, los gemidos de Mamen se hicieron continuos, se estiró dejando todo su peso sobre mi ya dolorido paquete, comenzó a temblar y se corrió tan divinamente, pude sentir toda su mojada en mis dedos mientras jugueteaba, con la otra mano, apretando y dándole tirones y pellizquitos a su pezón duro y erguido. Se dio la vuelta sonriente, con los ojos encendidos por el placer y montada a caballito, trotando suavemente sobre mí, restregándose toda mientras nos fundíamos en un beso de lengua interminable. La hora de irse a casa se acercaba y yo tenia la polla a reventar, me la quite de encima con suavidad y me incorpore, como la noche anterior desabroche mi bragueta y mi cinturón, baje mis pantalones y slips y dejé mi polla al descubierto, ella, sin necesidad de indicárselo, la tomó en sus manos y comenzó a pajearla suavemente. Sentir sus manos en mi verga era una maravilla, tenia la cabeza de la polla al rojo vivo, me armé de valor y le propuse: -¿Podrías probar con la boca a chupármela? Ella mirándome a los ojos con cara de ingenua zorrita traviesa y sin dejar de masturbarme me pregunto: -¡Te gustaría? -¡Me encantaría! -¿Cómo lo hago? -Bésala primero y después la chupas como si fuera un chupachups, tienes que tener cuidado de no morderme o hacerme daño con los dientes. Mamen se agachó mirando mi polla fijamente, palpitaba de gusto, acercó su cara y tímidamente sacó la lengua y la paso por la punta de mi capullo, estaba a punto pero decidir intentar aguantar todo lo posible y disfrutar de la primera mamada de una adolescente. Pronto Mamen le pilló el tranquillo a la cosa, acariciando mis pelotas con una mano, meneándome base de la polla con la otra y chupándome el capullo. La miraba a la cara, estaba preciosa chupando polla con los ojos cerrados, cuando los abría me miraba solicitando mi aprobación y sonreía satisfecha cuando me sentía gemir y estirarme de gusto, tomándola del pelo le marcaba el ritmo de la mamada, soy humano, mi aguante acabó, le avisé: -¡Me corro! sacando la polla de su boca, el primer trallazo le cayó en la cara, los siguientes dentro de su boca, ya que sin decirle nada ella volvió a meter la cabeza de mi polla en su boca chupando rico y succionando, tomando toda la leche de mi corrida y tragándola. La ayudé a incorporarse y con el pañuelo le limpié la leche que había caído en su cara y un pequeño reguero que se deslizaba por la comisura de sus labios. La besé rico con lengua, la sentía feliz, se había corrido y había conseguido que me corriera como un bendito. -Tengo que irme, ya es tarde. Si vas a la playa de…………mañana por la tarde le puedo pedir la bici a una amiga y nos vemos después de comer y que mi madre se vaya al bar. -Vale pero yo a las ocho tengo que ir al colegio a darme una ducha y vestirme de militar para venirme al stand. -Venga. Nos vemos mañana en la playa. Después de comer en compañía de tres chavales internos en el colegio y un seminarista me puse el bañador y una camiseta, tome una toalla y me encaminé a la playa. Estaba echando la toalla sobre la arena cuando la vi aparecer sobre la bici, llevaba un vestido floreado de tirantes y el pelo suelto, estaba realmente hermosa, se la veía feliz, contenta, fresca, bajó de la bici, me dio un discreto beso en los labios y puso su toalla junto a la mía. Cuando se despojó del vestido, quedó en un bikini negro, la mandíbula un poco mas y se me desencaja, hoy lo podríamos definir como un autentico cuerpo de modelo, para la época (los años 80s) quizás un poco delgada, de todas formas, fabulosa, sensacional, linda, hermosa. Como dos pipiolos charlamos y nos cogíamos de la mano sin mas signos de cariño externo para no levantar suspicacias a pesar de que la playa estaba poco transitada. La animé a darnos un baño, jugueteamos en el agua y ahí la cosa cambió, comenzó a calentarse, solos en el agua, puso sus piernas apretando mi cintura, mi sexo contra su sexo, sus tetas apretadas sobre mi pecho, enlazando sus brazos en mi cuello y nos entregamos a un profundo beso mientras dando saltitos en el agua frotábamos nuestros sexos sobre el bañador, nos animamos, sacó mi polla y comenzó a masturbarme bajo el agua, seguí su ejemplo y mis dedos, apartando la braguita del bikini, tomaron posesión de su sexo virginal, le froté el clítoris rico hasta que abrazándome con fuerza sentí su corrida, cuando se restableció de la emoción siguió meneándome la verga hasta que consiguió hacerme correr, los hilillos de leche de polla salieron a flote sobre la superficie del agua. Ella sonreía plena, esta chica era feliz dándole gusto a su hombre. -Se nos ha echado el tiempo encima cariño, tengo que ir al colegio a prepararme y vestirme de romano. -¡Ok! Nos vemos esta noche. Presiento que esta noche va a ser nuestra noche me dijo mientras montaba en la bici y se largaba. Con el tiempo justo, la camioneta ya me esperaba, tomé unas sabanas, una manta, una toalla y conseguí en la recepción del colegio unas velas argumentando que la noche anterior se fue la luz en el stand y estuve un buen rato a oscuras. Cuando llegué mis compis bromeaban con un par de madres jóvenes que a tenor de las risas daban la impresión de estar desasistidas por sus esposos y dispuestas a ligotear con un soldadito caliente que las aliviara. Quedaron con mis compis a tomar una copa cuando acostaran a los niños que se hacían los remolones y no querían bajarse del tanque. Cuando el teniente vio la manta pensó que era lógico que tras tres días maldurmiendo sobre dos sillas de plástico me permitiera el lujo de hacerlo tumbado en una manta sobre el duro suelo, la cosa estaba tranquila y nos permitía ese tipo de licencias. En cuanto la camioneta se fue estiré la manta sobre el suelo, tras el tanque, apartado de la vista de cualquier intruso que entrara en el stand, puse sobre la manta la sabana y las velas estratégicamente alrededor. Mamen debería estar fuera pendiente de que los demás militares se fueran porque estaba poniendo la ultima vela sobre un asidero del tanque cuando apareció preciosa, lindisima, toda una mujer, con un vestido negro, ceñido de tirantes y unos tacones de aguja. -¡Vaya pedazo de mujer! le dije mientras me dirigía hacia ella y nos fundíamos en un beso, con los tacones era mas alta que yo, me sacaba cinco dedos. Le hice que se diera la vuelta para observarla, admirarla y deleitarme con su belleza, su trasero, con el vestido ceñido, resaltaba fantástico, marcando dos nalgas duras, esculturales. -¿Tienes vasos? -De plástico -Pueden valer. Tome dos vasos y Mamen sacó, de una bolsa de plástico que portaba, una botella de cava Codorniu y unos pasteles. -¡Ábrela! me ordenó coqueta. Antes de abrirla la llevé a la trasera del tanque, encendí las velas, comprobé que el telón de la carpa estaba bien amarrado y que cualquier intento de entrar de algún extraño seria detectado y tendría tiempo a maniobrar según correspondiera y apagué la luz. Aquel stand cerrado, iluminado tenuemente con velas, con el poderoso tanque en penumbras podía pasar por un romántico nido de amor para alguien con la imaginación y las ganas suficientes. Para mí era como la suite de un hotel de cinco estrellas. Cuando regresé a la trasera del tanque era un hombre feliz, feliz , caliente y asombrado. Mamen se había despojado del vestido y me esperaba recostada, solo vestía un sujetador y unas braguitas negras con coquetos encajes y transparencias, era una diosa adolescente caliente y dispuesta a ser follada por primera vez. Llenamos nuestros vasos de plástico, que a mi me parecían en ese momento cristal de Bohemia, de cava y brindamos, repetía perfume pero esta noche olía mejor, olía a hembra dispuesta, olía a mujer. Me desnude en un plis plas, quedando en pelotas ante ella con la polla erguida y lista para el combate. Ella observaba mi desnudez amorosa: -¡Que buen cuerpo tiene mi soldadito! -Espero que este a la altura del cuerpo de mi princesa. Me senté junto a ella y comenzamos el recital de besos y caricias, para despojarla del sujetador tuve que contar con su ayuda, tenia poca experiencia con la lencería fina en aquellos tiempos, fue la primera vez que pude ver sus pechos, eran fantásticos, como media naranja, duros, perfectos, con los pezones sonrosados normales de grosor pero de casi un centímetro de largo, puntiagudos, una obra de arte de la madre naturaleza. Los chupé rico, suave, con ganas y vicio y Mamen se derretía, no solo porque los tuviera bien sensibles, cosa que al parecer ocurría, sino por ver el gustazo que a mi me daba sentir esos pechos llenos y duros y sus sabrosos pezones vibrando en mi boca, sentía mi polla vibrar al mismo ritmo. Yo estaba desnudo, Mamen en braguitas, se incorporo, tomó mi polla con las manos, acercó su boca y comenzó a chupar polla bien rico, mejorando su primera mamada, recorriendo con su lengua el tronco de mi verga y chupando y succionando el capullo con ganas, palpando mis pelotas, con su ayuda le despoje de la braguita y pude ver, a escasos quince centímetros de mi cara, su coño virginal y adolescente por primera vez. Me pareció maravilloso y me lo sigue pareciendo cada vez que lo recuerdo, con su fino y escaso vello castaño claro, casi rubio, casi transparente y una fina raja rosada a la que escoltaban dos jugosos y perfectos labios, su clítoris era como un pequeño capuchón de bolígrafo, jamas había comido coño en mi vida, había tenido ocasión de hacerlo y ganas pero los que me había encontrado hasta el momento no me habían inspirado, el coño de Mamen no es que me inspirara, era como un imán llamando a sus fieles a la oración, recé. Abrí sus labios y le pasé la lengua por toda la raja, desde su ano hasta su clítoris, ya estaba húmeda, en segundos mojada, mojadisima. Su néctar era casi agua de vida, poco denso, con sabor a ostras frescas, la penetré con la lengua, la punta de mi lengua rozo su himen, gemía y gemía, mi lengua bailaba sobre su clítoris movimiento que alternaba con chupaditas que la hacían estirarse de gusto. Ya Mamen se había olvidado de chupar mi polla, las sensaciones que experimentaba sintiendo como le comían el coño por primera vez le impedían prestar atención a mi polla, no importaba, el placer que yo experimentaba dándole gusto, comiendo coño me tenia a 100. Mamen apretó mi cabeza contra su coño, me tiraba del escaso pelo, casi me asfixiaba, pero yo seguía lamiendo y chupando hasta que una tremenda mojada inundó mi cara, una corrida de categoría, cuando se recuperó y me besó no hacían falta la luz de las velas, su mirada iluminaba todo el stand. -¡Te quiero! me dijo -nunca había sentido algo tan lindo, tanto gusto, las cosquillitas que empiezan en el vientre y te llegan hasta la misma cosita. Ahora quiero que me la metas, quiero que me hagas mujer de verdad. -Todavía no cariño. -¿Por qué? -Porque me correría nada mas metértela y solo sentirías el dolor. -¿Entonces? -Tengo que correrme y recuperarme así podré desvirgarte y seguir follandote para que tengas tu orgasmo. Mamen tomó mi polla y continuó la mamada que su orgasmo había interrumpido, no tuvo que esmerarse mucho, sentir su lengua jugando con mi capullo, sus labios aprisionando la cabeza de mi verga, su mano en la base de la polla, su otra mano sobando mis pelotas, esta vez no le avisé, me dejé ir, fue una corrida abundante, Mamen saboreaba y tragaba leche conforme el surtidor la escupía, mirándome dulce y segura a los ojos mientras lo hacia, plena, saboreando el placer de su hombre y lo mejor es que siguió mamando después de correrme, la sensación de que te sigan mamando la polla después de correrte es como de extraños calambres de placer en la polla, le pedí que invirtiera su posición sobre mi y seguimos con otro sesenta y nueve, Mamen mamaba polla, su coño virginal, mojado, ofreciéndose a mi boca, le lamí el ojete, la penetre con la lengua y chupe su clítoris con delectación y entrega, disfrutando el momento, libando su mojada hasta que se invirtió el movimiento menguante de mi polla en su boca y comencé a empalmarme de nuevo, Mamen se dejo caer sobre mi, esta vez sin dejar de mamarme la verga, restregando todo su coño en mi cara, viniéndose en mis labios. Mi polla estaba de nuevo bien dispuesta. -Es el momento le dije Mamen saltó como un resorte, se tumbo sobre la manta boca arriba con las piernas abiertas, ofreciéndose expectante, me situé sobre ella, deslizando el tronco de mi polla sobre el surco de los labios de su coño mientras la besaba y le chupaba las tetas, pronto la misma polla encontró el camino adecuado entrando la cabeza en su coño y tropezando con el obstáculo de su virgo. Cuando esto ocurría Mamen daba un respingo y se quejaba de dolor y yo la sacaba y le pasaba la polla por el clítoris calentándola aun mas, estaba preciosa, con esa cara que las mujeres ponen solo en el momento de ser desvirgadas, mezcla de temor y ganas, fue ella la que me lo pidió: -¡Hazlo ya! No había terminado su orden cuando en mi primera embestida le había introducido la mitad de mi polla, grito: -¡Aaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhh! me arañó la espalda, solo la saqué unos centímetros para tomar impulso y volví a embestir con mas ímpetu, volvio a gritar: -¡Aaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh! Mi polla estaba clavada en su coño hasta la raíz, ahí me quedé, bien dentro, sin moverme, mientras las lagrimas fluían de sus ojos y yo me las bebía a la vez que la besaba por todo el rostro. -¡Me duele! -Tranquila ya ha pasado, ya estoy dentro, aguanta que ya solo es un pequeño escozor, con la polla metida hasta el fondo comencé un suave vaivén, sin sacarla, esperando a que se excitara, se calentara de nuevo y pudiera disfrutar de su primera follada, besaba su boca, sus pechos, sus quejas menguaban y los movimientos de mi pelvis aunque seguían siendo suaves ya incluían un pequeño mete y saca y las quejas de dolor de Mamen se iban alternando con gemidos de placer, sentía mi polla aprisionada en su maravilloso y recién estrenado coño, pronto mis movimientos de pelvis eran correspondidos por Mamen que acudía al encuentro de mi verga, clavándose entera y sus quejas quedaron en minoría frente a sus gemidos y expresiones de placer: -¡Ay!¡¡Ay! ¡La estoy sintiendo toda! ¡Estas en mi! -Te estoy follando cariño -¡Ssiiiiii! ¡Ssii! Me estas follando, me la estas metiendo toda -¡Tómala! -¡Dámela toda! ¡Follame amor! Mi verga se deslizaba toda por el placentero conducto de la niña que había querido ser mujer, pocos coños me han resultado tan sabrosos, tan maravillosos para ser follados con entrega y dedicación, aprecia como si lleváramos toda la vida follando, como si el himen de Mamen no hubiera existido nunca. Hay mujeres que tienen sapiencia natural o genética para la follada, Mamen era una de ellas, acompasaba los movimientos de la follada complementando mis movimientos, sin darnos cuenta estabamos inmersos en una potente cabalgada, parecíamos amantes compenetrados por cientos de polvos. -¡Ayyyyyyyyyyyyyyy! ¡Que me muerooooooooooooo! -No te mueres cariño, te corres. -¡Siiiiiiii! ¡Follame! ¡Follame! ¡Me corroooooooooooooo! Mi polla dura, poderosa, la polla de un joven soldado, entraba y salía sin piedad del coño adolescente, Mamen gemía y gritaba de gusto en su primer orgasmo con una polla en su coño. Yo solo resistí unos segundos mas, se la saqué a toda prisa para no correrme dentro, el primer chorro de leche le llegó a la frente, los siguientes acamparon en sus tetas y el restos sobre el tupido vello de su pubis, la cabeza de mi polla parecía la bandera de Polonia, roja y blanca, me postré sobre ella que me abrazaba con ansia mientras su respiración agitada se iba normalizando. Casi diez minutos permanecimos sin movernos, besándonos pausado, acariciándonos, sopnriendonos con nuestros ojos brillantes hasta que la incomoda sensación del semen seco nos hizo separarnos para limpiarnos y observar las consecuencias de nuestros actos. Una mancha roja de sangre de unos diez centímetros resaltaba en la blanca sabana, el coño de Mamen estaba abierto como una flor, rojizo, ligeramente irritado, me agache y lo besé mientras ella acariciaba mi pelo. Me levante, tome un cubo con agua y jabón y con mucho tacto y cariño lave los restos de sangre de su coño y los restos de leche de polla en su cara, sus pechos y su vientre, con cierta dificultad se incorporó y correspondió a mis actos, enjabonando y lavando mi polla, casi tan roja e irritada como los labios de su recién desvirgado coño. -¡Te quiero! ¡Te quiero! ¡Ha sido maravilloso! Lo más bonito que me ha pasado. ¡Soy feliz! -¿Ha sido? -Si -Y lo va a seguir siendo, solo son las dos menos cuarto, con una mujer como tú al lado me recupero rápido, de aquí no sales sin que te pegue un buen polvo a cuatro patas -¿Otro polvo? ¿A cuatro patas? Solo tuve que mirarla y mirar a mi polla para que lo entendiera y ya tenia a Mamen mamando, chupándome la verga para conseguir una nueva erección, esta vez se tuvo que esmerar mas casi quince minutos la tuve chupando polla mientras con suavidad le frotaba el clítoris suavemente. -¡Vamos! Se colocó de rodillas con el culito levantado, la visión era hermosa, las maravillas de la Creación, entre sus firmes nalgas aparecían los labios de su coño que aprecian gritar clávame. Me sitúe de rodillas tras ella y con suavidad y alguna queja de escozor por su parte la penetre hasta las pelotas mientras le acariciaba el pelo y le pellizcaba suavemente los pezones pronto Mamen comenzó a mover las nalgas demandando mas movimiento y mayor intensidad en la follada, le correspondí, en pocos minutos me encontré embistiendo como un Miura mientras Mamen había cambiado sus tímidos gemidos por gritos de gusto y placer hasta el extremo que tuve que taparle la boca para que no nos descubrieran y se montara un escándalo. Recién desvirgada y ya demandaba una clavada ruda y dura, esta chica tenia madera de amante caliente capaz de hacer feliz a cualquier hombre exigente en materia de sexo. El tercer polvo fue el mejor, tardé casi media hora en correrme, media hora dándole verga por su acogedora raja adolescente, la funda perfecta para mi polla en ese momento. -¡Ayyyyyyyyyyyyyyy! ¡Me corroooooooooooooooooo! -¿Te mueres? -¡Me corrooooooooooooooo! Sentí toda su mojada empapando mis pelotas, una impresionante mojada adolescente, desde entonces ha crecido mi afición por las mujeres que destilan abundante néctar cuando se corren. Mamen casi cayó derrengada sobre la manta pero no tuve piedad, seguí clavándola con todas mis fuerzas hasta que poco antes de correrme le robé una nueva venida, la saqué con la máxima urgencia, esta vez después de dos copiosas eyaculaciones apenas cinco gotas de leche de verga salieron de la punta de mi polla y no llegaron mas que a los dos hermosos hoyos que exhibía donde la espalda pierde su nombre, una marca de belleza por la que también tengo predilección. Caí sobre ella agotado y feliz, caímos los dos en un estado de somnolencia del que salimos cuando Mamen alarmada consultó su reloj, eran las tres menos diez de la mañana. Ni siquiera se puso las bragas ni el sujetador, con el vestido arrugado y los zapatos de tacón en la mano salió zumbando para su casa dejando en aquel stand al soldado más feliz del mundo mundial. Era mi ultimo día en aquella localidad turística, esa noche no tenia guardia, cuando a las once acabó la feria los especialistas arrancaron el tanque y lo montaron en un transporte militar, nuestra misión de acercar la sana milicia al pueblo español había concluido, yo tuve todo el día libre en la playa donde jugamos al dulce juego de adolescente y soldado enamorados y en la tarde, hombre afortunado, cuando la madre de Mamen se fue a trabajar, estuvimos follando en su cama hasta el anochecer, momento en el que con lagrimas en los ojos nos despedimos haciendo votos de continuar nuestra relación pero sabiendo que las circunstancias jugaban en contra, el verano estaba por terminar y Mamen volvería con su madre a Andalucía y, afortunadamente, mi servicio militar, mi secuestro legal estaba pronto a su final. Las cartas circularon durante un año, cada vez mas espaciadas hasta que el contacto se perdió. Entrada la década de los noventa, diez años después supe que Mamen trabajaba de azafata en un programa de la televisión andaluza, que había conocido a un futbolista y se había casado. Hace dos años me encontraba en Marbella con temas de trabajo y en el hall del hotel me encontré a una Mamen cercana a los cuarenta, los años no habían borrado un ápice su belleza y habían aumentado el atractivo de su porte y elegancia, imagino que además de los años el dinero de su marido también tenia que ver, Iba con su madre a una boda, su marido no había podido asistir porque estaba en viaje de negocios, Mamen, toda una señora, no pudo resistir la tentación de ser infiel, por primera vez, a su marido con el ex soldadito que la folló por primera vez, fue fabuloso y la cosa continua pero eso ya es otra historia, quien sabe, igual la escribo un día de estos.

Autor: SOLITARIO Categoría: Tabú

Leer relato »

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!