¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!




Mi vecino cachondo me toca de pequeño 2 (Continuación)

2023-01-31


¡Hola a todos! Esta es la continuación del relato anterior. En esta ocasión iré a casa de mi vecinito donde habrá algunas ricas sorpresas.. Al día siguiente, un sábado, mi vecino paso por mi a mi casa, mis papas me dieron permiso y lleve una mochila con todo lo necesario. Al llegar a su casa, en efecto estábamos solos el y yo. Me quite la playera, deje mis cosas de lado y el también, y comenzamos a nadar y jugar en la pequeña piscina. Pasando el rato, comenzamos a jugar a “las luchitas” un buen plan que el tuyo para mantener su corpulento cuerpo por encima del mío, podía sentir como se restregaba en mi espalda y mis nalgas, me generaba un hormigueo en mi colita que me encantaba. En un momento, de tanto frotamiento, comencé a sentir su erección, pequeña pero muy rica, así que yo levantaba mi pequeña colita para sentirla mas entre mis nalgas, el lo noto, y continuó, en algún momento, acerco su cabeza a mi cuello y comenzó a besarlo, me volví loco y comencé a moverme yo también, frotaba mi pene contra el piso de la piscina inflable, y alzaba mi culito para sentir su penecito infantil entre mis nalgas, y algo salió de mí, un pequeño gemido que al pasar el tiempo y con sus besos y lamidas en mi cuello fueron siendo cada vez más. Un ruido nos saco del transe, al parecer alguien había pasado por la calle e hizo ruido, así que nos detuvimos y el me dijo que podríamos salir de la piscina para tomar algo ¿En el refri tengo jugos que mi mamá compro, quieres uno? Si, uno de naranja por favor (mientras acomodaba mi pequeño short que se había bajado ligeramente por tanta fricción) Me salí de la piscina y comencé a caminar a la puerta de su casa Oye, pero estas muy morado Si, pero tú también, respondí Me quitare el short, tú puedes quitarte el short también y así entramos por el jugo No puedo, está amarrado Ven, te ayudo Me jalo detrás de una pared que evita que la calle pueda ver hacia su casa, se hinco un poco quedando justo a mi altura, mi cara con la suya, muy pegados, y comenzó a desatar el nudo de mi short. Sentir sus manos ahí me dio una sensación muy extraña pero muy rica, y mi penecito comenzó a crecer, el termino por bajar mi short y yo coloque mis manos en sus hombros desnudos, el sonrió y miro a mi pene Se te paro otra vez Si, es que se siente extraño pero rico cuando me tocas ahí ¿Sí? Que bueno, de seguro puedo hacerte sentir mejor ¿De verdad? Si, entremos, respondió Entramos a su casa, ambos en trusas, y los dos con erecciones. ¿También a ti se te paro? Pregunte, al ver la pequeña carpa en su tucita Si, me gusta mirarte así, y mirar más tus nalguitas Por que tu pene es más grande Porque soy más grande, respondió, ¿quieres ver? Si Pero tú también tienes que mostrarme ¿Qué cosa? Tu colita Está bien Me acerque a el y tomo mi mano, la coloco sobre el borde de su trucita, y comenzó a bajarla lentamente, estaba apunto de ver mi primera verga. Ver su piel, su erección bajo la trusa, y sentir sus manos mas grandes sobre las mías me daba una sensación enorme e inexplicable de placer. De pronto, su pene sale disparado apuntando a mí, era linda, delgada, pequeña aprox 12 cm, sin ningún bello al ser aun también un niño, y me encantaba ver sus huevitos colgando. Por instinto lo tome, y comencé a mirar la cabeza de su pene, toque sus huevos y eran suaves, algo me hizo querer meterlo a mi boca, pero me contuve. Ahora te toca a ti, dijo. Tomo los bordes de mi trucita, y comenzó a bajarlo, mi pene salió también disparado. Lo vio y comenzó a tocar mi pequeño tronco, sentí una corriente eléctrica que recorrido mi cuerpo y fue exquisito. De pronto, metió un dedo a su boca y lo lleno de saliva, bajo mi prepucio y coloco su dedo sobre el haciendo círculos, sentí delicioso, así que siguió haciéndolo por un par de minutos. De pronto se detiene y me da la vuelta, se agacha y toca mis nalgas, yo volví a sentir riquísimo, pero algo inesperado y muy rico fue que comenzó a dar besos a mis nalguitas, que al ser yo un niño ligeramente pasado de peso, eran grandes, redonditas y paraditas, claro, sin un solo pelo en ellas. Yo me volvía loco, y por instinto comencé a empinarme hacia adelante, abriendo las piernas y el seguía besando. Yo tocaba mi pene y me sentía en el cielo. Dos pequeños niños teniendo una experiencia sexual. Era lo mas delicioso. Pieles suaves, jóvenes, tersas tocándose unas a otras, con penecitos infantiles bien duros y una lengua y labios recorriendo las nalgas de un niño aun mas pequeño. El cielo en la Tierra. Así estuvimos un rato hasta que escuche a mi mama llamar por el patio, rápidamente nos subimos las trusas y corrimos por los shorts, una vez vestidos fuimos a la cocina y fue ahí donde mi mama nos encontró “tomando jugo” de lo mas normal”. Esta historia se repitió varias veces por mucho tiempo, hasta que su hermana mayor nos descubrió cuando el intentaba bajarme el short, afortunadamente solo vio eso, y nos acusó. No tuve problemas porque dije que solo era un juego, sin embargo, ya no podía ir a su casa a jugar y sentir esos ricos placeres. Hola amigos, espero que esta segunda parte del relato anterior les guste. Les agradezco mucho sus comentarios, votos y mensajes. Tambien muchas gracias a quienes me mandan aportes. Que la sigan pasando muy rico en la pagina, saludos! Telegram @Stelary

Autor: STELARY Categoría: Tabú

Leer relato »

Mi maestra me abusa? (Parte 1)

2023-01-31


Tenia 16 años cuando ocurrió, estaba en la prepa cuando la conoci, mi maestra de 34 años, era una mujer muy bien formada, tenía un bonito cuerpo, me ponía muy nervioso con ella, la verdad soy tímido y no sé cómo comunicarme con otros de mi edad, ella nos daba Historias y hami me apasiona el tema así que comenzamos a tener conversaciones al respecto que pasaron de simplemente ser dudas a conversaciones sobre el tema, no sé en qué punto ocurrió pero empezamos a hablar de nuestra vida privada, me quedaba con ella en las tardes pues en mi casa no había nadie que me esperara hasta después de las 6:00, mis padres no eran conscientes de lo que hacía después de clases así que no había problema, a mí me molestaban bastante y tener a una persona con la que podía hablar era bastante agradable, un día que la maestra nos imparte a su clase recibió una llamada y saldría del salón muy apurada, pasaría el resto de las clases hasta la salida donde la vería en su vehículo, me acerqué y le toque la puerta, cuando me volteó a ver se notaba que estaba llorando, me dejó entrar y me comentó lo que había pasado. - me habló mi marido, me pidió el divorcio, dice que se enamoró de una mujer en dónde trabaja. Notaba su tristeza pero que podía decirle, se empezó a desahogar conmigo, me comentaba como en su familia siempre le habían considerado una de decepción, como siempre ella nunca fue apreciada por nadie, y de repente dijo. -tú eres el único que me escucha y en el que puedo confiar para confesarme. Yo solo me quedé callado y viéndola a los ojos, ella sonrío y me dijo. -aunque no eres muy atractivo físicamente eres muy buena persona, no sé por qué no has tenido novia. Ahí es donde empecé a hablar con ella rompiendo mi silencio. -a las chicas de mi edad no les interesa nada de eso, solo me ven como un bicho raro. Ella me interrumpió y dijo. - pues a las mujeres de mi edad nos gusta que nos tomen en cuenta y nos pongan atención como tú lo haces. De repente se empezó a acercar a mí y arrodillarme con su brazo derecho. -los dos estamos muy solos, porque no nos hacemos compañía mutuamente. En este punto estaba muy pegada a mí y la verdad a mí me empezó a poner incómodo pero no quería decir nada pues el temor de decir algo que pudiera acabar con nuestra amistad me aterraba. -creo que en este punto ya no me importa nada más que estar con alguien que me aprecia. Agarró mi mejilla y redirigió mi cara viéndola directamente de frente. -no quisieras que tu primera novia fue una mujer que sepa tratar a un hombre? Cuando me dijo eso ya sabía que la situación era demasiado incomoda y traté de zafarme de forma discreta de ella, se dio cuenta y me agarró con un poco más de fuerza. -No tengas miedo, secar o chicos de tu edad les gusta esto, eres un poco diferente pero sé que hasta ti te gusta ese tipo de cosas, por qué no dejas que me ponga más interesante contigo. Sin darme cuenta me soltarías un beso mientras agarraba mi cabeza con fuerza, me paralice, era mi primer beso, de repente sentí como introdujo su lengua, para este punto ya me sentí un poco desesperado, pero simplemente pensaba en no querer quedarme solo otra vez por lo que sedía todo lo que ella hiciera, le permite entrar en mi boca a su lengua, después de 2 minutos de qué con su lengua estuviera explorando mi boca al igual que pasando saliva se separó delicadamente de mí, después se bajó la falda junto a su pequeña panti, y de repente me dijo. -No hay nadie cerca, nadie nos va a ver, déjame volverte un hombre, te daré lo que mereces por ser tan buena persona. En ese momento, finalmente me atreví a decirle algo. -maestra, nunca lo he hecho, estoy asustado la verdad, no tengo condones, y no me siento cómodo la verdad. Ella me sonrío y me dijo abrazandome con su brazo derecho. - no tengas miedo, esto te va a gustar, te lo prometo cariño. Me daría un beso en la mejilla y se pasaría a mi lado colocándose sobre mí, me miraría de frente para desirme. - Tu solo disfruta, yo me encargo de todo. Comenzó a frotar su vajina contra mi miembro, no me ponía duro pues estaba más asustado que nada, ella me besaría y así consiguió ponerme duro, el bulto sería evidente, ella lo sintió y mientras me besaba me comenzó a bajar la cremallera para exponer mi miembro al exterior. Lo comenzó a acariciar con su mano durante unos segundos, después se colocaría para introducirlo en su vajina, me diría al oído. - he querido hacer esto contigo desde que nos volvimos amigos, te quiero mucho, y te voy a dar mi ser entero en este momento. Así en un movimiento rápido introdujo mi miembro en su vajina, se sentía húmedo y un poco apretado, el calor al rededor de mi miembro era una sensación muy extrema para mí en ese momento, ella comenzó a moverse de manera lenta, era raro pues los 2 estábamos semi vestidos y fundiendo nos en un abrazo y besos mientras eya se movía, lo comencé a disfrutar, dejé de pensar y comense a besar de manera casi instintiva su cuello mientras ella me decía al oído. - me encanta tu verga, es perfecta para mí, tu eres perfecto para mí, te amo, te amo mucho, no me dejes sola. Comenzó a acelerar, los 2 gemiamos bastante fuerte, no nos importaba que nos vieran, aunque nuestro calor corporal avía empañado las ventanas y la visibilidad de afuera para adentro sería complicado. Empese a sentir que estaba apunto de correrme, pero no me importo, mi maestra de repente grito. -Te amo cariñooo! Mientras se corría y mojada tanto mis pantalones y playera como su ropa, yo me corrí de inmediato, la abrase con fuerza mientras expulsaba un potente gemido de placer, Eya grito. - Dame tu leche, soy tu puta, dámelo todo, lo quiero todo. Después colapso sobre mi, el sudor de nuestros cuerpos y en la ropa no fue desagradable, descansamos como 6 minutos, después ella comenzó a besarme nuevamente en el cuello y boca, me acarició tiernamente, termino diciéndome al oído. - desde este instante soy tuya y tú eres mío, te amo y quiero que me ames igual. Después nos despegamos lentamente, ella regreso a su asiento, paso a dejarme en mi casa, se estaciono frente a esta me tocaría otro beso para después desirme. - te espero mañana en la escuela, desde hoy todo será diferente, te lo prometo. Saldría del vehículo y entraría en mi casa, al entrar me recostaria en el sofá y comenzé a temblar como gelatina, me sentía débil y sucia de repente, el placer se convirtió en otra cosa, miedo de las consecuencias tal vez, tenía miedo de ir al día siguiente a la escuela pues no sabía cómo actuar después de eso.

Autor: Toco Categoría: Tabú

Leer relato »

Mi Profesor 12 - Fin del semestre

2023-01-31


A la semana siguiente no nos vimos, lo que aproveche de estudiar para la última pruebas y el examen final. Me fue tan bien en la prueba y con mis notas anteriores, me permitieron exigirme del examen final. No es que no supiera la materia, pero es tan agradable que te digan que no es necesario dar el examen final. Salí muy contenta, me había eximido de casi todos los exámenes y los que di me fue bien. Llegué al departamento contenta, nos abrazamos con Alicia ya que ella también había aprobado y hasta nos besamos delante de todos. Todos felices ya que todos habíamos aprobado el semestre, el abrazo a cada uno y un beso por exigencia, estaba tan contenta que no me importó besarlos a todos y cada uno en la boca. Tenían organizada una fiesta de celebración para el fin de semana. El sábado por la noche comenzaron a llegar, a la mayoría no los había visto nunca, habían compañeros de mis amigos, amigas de los compañeros y amigas con amigas. Todos traían algo y rápidamente la cocina comenzó a llenarse de cosas. Abrazos y besos a medida que venían entrando, había tanta gente que el departamento se hizo estrecho. Tenia que pedir permiso para ir al baño y luego hacer una fila. Bailábamos a medida luz y a ratos a oscuras, todos bailaban con todos. Los manoseos, restregones y punteos estaban para el lado que diera vuelta. En un momento bailaba con un chico y al otro con otro chico o una chica. La mayoría de los manoseos venían de ellas y no me importaba. Ya a media noche estaba algo ebria, no había tomado mucho, dos o tres cervezas, porque con lo apretados que estábamos hacía mucha calor y sed. Poco a poco el nivel de tocaciones fue aumentando, y lo que en un principio eradisimuladamente, después era descaradamente. – Que ricas son tus tetas – me decía una chica mientras acariciaba mis pechos, por atrás alguien me punteaba. Nunca había estado en una fiesta así. Alguien dijo algo de una botella. Comenzaron a girarla y al que apuntaba tenía que sacarse una prenda o tomarse un trago. Poco a poco la ropa fue desapareciendo, siendo reemplazada por piel. Algunas parejas comenzaron a irse, seguramente a ellos no les gustó ver a sus novias con los senos al aire. Alicia estaba sólo con una tanga diminuta y la mayoría de los hombres en boxes. Yo conservaba algo de mi ropa a costa de unos tragos, los que me tenía sentada en el suelo. La botella me apuntó y me saqué la falda quedando con un peto y mi colaless. Ya no podía seguir tomando, no me sentía bien. Al rato estábamos todos desnudos, mi compañeros de departamento me habían visto desnuda muchas veces, los otros no, pero no podía tomar más. Como no había más ropa comenzaron con los besos, había que besar a alguien, me tocó besar a un chico que no conocía, tuve que decirle que me soltara, después a una chica, la que metió toda su lengua en mi boca. Después de cada beso tomaba un sorbo para pasar el gusto. Al principio los hombres presentaron reparos el besar a otro hombre con lengua. Las chicas dijeron que si no lo hacían se terminaba el juego, lo que me pareció bien porque a ellos les gustaba que las chicas nos besáramos con lengua. Aquí termina todo, pensé, pero no, los chicos comenzaron a besarse con lengua, era todos contra todos, no había diferencia. Al rato comenzaron con la felación. Cuando me tocó elegí el trago, pero la segunda vez tuve que hacerlo, y la tercera y la cuarta, no sé cuantas veces, mi estómago me daba vueltas, en un momento Alicia estaba entre mis piernas chupando, en otro era un chico u otra chica, las chicas entre ellas y los chicos entre ellos. Después de la última mamada me tomé el trago de un viaje y quedé tirada desnuda de espaldas en la alfombra. Sentí que un chico me lamía. – Ya! Déjala, no se siente bien – era Alicia que venía a rescatarme. Me ayudaron a levantar y me llevaron al baño. De rodillas delante de la taza boté hasta las tripas. Sentí que me llevaron a la pieza y me acostaron en la cama. Nunca más. Nunca más, pensaba, me di vuelta, me puse de lado porque de espaldas todo me daba vueltas. Al fin me quedé dormida, lo último que sentí fue que Alicia se había acostado a mi lado y me abrazaba. A la mañana siguiente desperté con un dolor de cabeza espantoso, me dolía mi trasero estaba toda mojada. – Qué pasó? – le pregunté – Te acosté y te tapé y me fui a la fiesta a terminar el juego. Quería acostarme contigo, pero comenzaron a llamarme para seguir jugando. No se cuánto rato pasó, pero cuando me vine a acostar había un tipo durmiendo contigo. Lo agarré de un brazo y lo saqué de la pieza y ahí me acosté contigo, lo siento amiga – – Quién fue? – pregunté – No era ninguno de los chicos de aquí, era de afuera – – Me violó mientras dormía – – No te diste cuenta? – – Como mi iba a dar cuenta si estaba inconsciente – – Lo siento, perdóname – dijo Alicia – Está bien, no fue culpa tuya. Ahora me quiero duchar – le dije Me levanté media mareada todavía, Alicia me llevó al baño y me bañó. Después me secó y volvimos a la pieza. Alcancé a ver algunos chicos desnudos durmiendo en el living. En las piezas habían más chicos, incluso algunas chicas. – Bueno, al final fue todos contra todos, que bueno que te viniste a acostar. Sólo la miré duramente, no dije nada más.

Autor: RISEVA Categoría: Tabú

Leer relato »

Mis privilegios con una vecina niñera (Parte I)

2023-01-30


Esto me sucedio hace unos años atrás. Yo vivía en una vecindad, tenía 14 años en ese entonces mis padres trabajaban yo me quedaba la mayoría del tiempo me dejaban al cuidado de una vecina que era niñera, nada era de vigilancia ya que me quedaba en mi casa encerrado viendo tele, jugando con mi consola o hasta me masturbaba, la vecina que me cuidaba o vigilaba era una mujer de 30 años, hermosa y joven, era mamá soltera ya que solo tenía una hija de 6 años, como pasaron los días en estarme cuidando convivíamos, hubo uno que otro día que me la pasaba en su casa, incluso llegaba ayudando a cuidar a su hija y uno que otro niño ya que sobrevivía siendo niñera y haciendo trabajos de costura como limpieza. Al tenernos confianza ella empezó a hablarme de uno que otro tema raro cada vez que estaba en su casa, incluso me conto algunas cosas de su adolescencia, también tuvimos platicas de cosas relacionadas al noviazgo en secundaria y una que otra cosa que medio me incomodaban, me preguntaba una que otra cosa relacionada con esos temas, de que si tenia novia o si me gustaba una del salón?, Al no responderle una que otra cosa relacionadas con la chicas ella por juego y por molestar me decía que me estaba volviendo gay, tuvimos una que otras conversaciones sobre chicas. Un día ella me pidió que le ayudará a bañar a su hija ya que estaba tenía que ir a comprar unas cosas para la comida, yo le ayude ya que igual yo comía en su casa, recuerdo que ellas se balaban con unas cubetas llena de agua dejandola calentar con una resistencia, prepare el agua para bañar a su hija, la niña entro desnuda al baño y mientras la bañaba ella medio jugaba con ella, al terminar fui por su toalla, ella se fue a secar arriba de la cama con una toalla extendida, yo estaba viendo la tele pero mire como ella se secaba sola y pude ver su vagina varias veces, al verla tuve una erección, de hay llego mi vecina, al salir de la habitación le dije que bañé a su hija y me dio las gracias y me dio una bolsa de frituras. Después de un rato y terminando de comer ella me preguntó que si Bañe buen así hija?, yo le dije que si, ella me preguntó que si lave bien su pelo, Los brazos, la espalda, sus pies? Yo le respondí que si, pero ella me preguntó que si también lave bien su trasero y su parte íntima?, yo le dije que si pero ella me dijo como si estuviera sería que por qué toque las partes de su hija? Yo me asuste y me incomodes, le dije que realidad no lo hice, después ella se rió y me dijo que me espantara, después de eso me dijo que para la otra que limpiarán las partes de su hija con confianza, yo no sabía reaccionar a eso pero le dije que no hay problema. Al pasar 2 días me pidió que la ayudara en bañar a su hija, al tallarla con el jabón su cuerpo llegué a su vagina, sin problemas la toque y ella solo observaba como la limpiaba, abrió las piernas un poco y después la enjuague, al secarse en la cama la observe pero sin darme cuenta mi vecina vio como observaba a su hija, no me dijo nada pero estaba asustado, después de comer me fui a mi casa y el tiempo que restaba en estar solo me dedique a masturbarme. Al siguente día yo me puse a jugar un poco con la hija de mi vecina ella nos veía jugar y como se divertía su hija, al terminar de jugar y al sentarme en su comedor ella me dijo que le entraba ver a si hija jugar conmigo,me dijo que si me gustaba su hija?, Yo respondí que no, pero ella insistió con la pregunta y para que no siguiera le dije que un poco, ella me dijo que me debería de gustar mucho por qué la estaba viendo desnuda y no apartaba la mirada, de eso me incomode, ella me dijo que con confianza le diera amor a su hija para que si hija no se sintiera sola, después ella me dijo, en ese momento entendió lo que me dijo, osease que ella me dio permiso de tocar a su hija, no se por qué ella como madre me daría un privilegio así, yo pensaba que ella terminaría teniendo relaciones conmigo pero con su hija de 6 años pero sin pensarlo me atreví pero aproveche un día que iba a bañar a su hija, en cuanto se fue a la cama a secarse fui tras de ella, la acosté y pude ver su hermoso cuerpo y con sus piernas abiertas dejando ver su vagina, ella era muy inocente y pensó que era un juego, empecé a tocar su vagina, ella observaba tranquilamente, al tocarla poco a poco me excite y tenia mi pene erecto, ella permaneció con las piernas abiertas, al explorarla y observa su vagina vi el orificio, era algo pequeño, con mi dedos trate de ver un poco más adentro, al estar explorando ni vecina entro a la habitación y vio lo que estaba haciendo con su hija, ella solo dijo que no la lastimara, aún no está lista, me lo dijo de forma amable, yo estaba algo asustado en ese momento pero ella al verme con su hija me puse más tranquilo, luego lami la vagina de la niña y pude hacerle una que otra arrimadas con mi pene erecto. Por 5 días estuve tocando a su hija ya sea que mi vecina estando en casa o a solas, pero un día ella durmió a su hija con una pastilla, me dijo que esperara un poco, al pasar unos 15 minutos vi que la niña estaba dormida, mi vecina comprobó si estaba bien dormida, al comprobar ella acostó boca arriba a su hija, le quitó su braguita y abrió sus piernas, me dijo que agarrara sus piernas, ella hurto en sus dedos un líquido resbalosos que era lubricante y empezó a meter los dedos dentro de la vagina de su hija, me dijo que era mejor prepararla estando dormida que despierta ya que le iba a doler, ella al meterle los dedos vi que salió un poco de sangre y me dijo que le rompió su himne, por unos 10 minutos estuvo metiéndole los dedos a su hija y después la dejo en paz, ella me dijo que iba a repetir ese procedimiento otras 2 veces estando dormida su hija, hacia eso para que si hija no le doliera estando ella despierta aún que al despertar le dolía su vientre, de 2 veces fueron 4 en qué la durmio para dilatar su vagina y ano pero fueron esas veces fueron cada 2 días para que no afectará la salud de su hija, en esos días mi vecina vio mi pene erecto y ella me dijo que mi pene era perfecto y un poco grande para su hija, le lo dijo de forma de alago y atrevida.

Autor: Pedro_G7 Categoría: Tabú

Leer relato »

En Campamento

2023-01-27


Esto será algo largo ya que resumo todo y con uno que otro detalle de lo que pasó en ese tiempo... Paso hace unos años atrás, tenía 17 años, mi tio es docente de una primaria, en si es maestro de educación física, unos días atrás mi tío me llamo y me comentó acerca de que la escuela y los madres de familia le dieron el permiso de ir de campamento a un cierto lugar pero seguro, me dijo que quería apoyo para vigilar a los niños y también para uno que otro trabajo, me dijo que nos iba a pagar, yo acepte ya que no tenía nada que hacer y estaba tirando la flojera, más aparte me dio curiosidad sobre acampar al aire libre, llegando ese día que fue el fin de semana al llegar a la escuela donde trabaja mi tío vi que no iba a ser el único en apoyo, ya que en si era 3 personas mas en apoyo, era el, una maestra y un chico que ya conocía y algo me decía que no me iba aburrir del todo. Al irnos en su autobus a excepción de la maestra ya que ella llegó en carro, en el bus eran un total de 26 niños, eran de tercer grado, tardamos como una hora en llegar al lugar donde estaremos, en si sabía que no iba a ser literal al aire libre del todo, el campamento iba a hacer en un lugar donde había tanto paredes y un portón grande y afuera era toda área verde, pero si estábamos en un lugar de bosque. Al bajar lo primero que hicimos fue organizarnos, mi tío y la maestra se encargaron de las tiendas de campaña mientras que yo y el chico nos fuimos a recolectar madera y hojas secas, al ir a buscar literal nos la pasamos explorando mientras platicábamos, cuando terminamos de recolectar lo que se nos pido nos pusimos a hablar de la maestras ya que literal estaba muy sexy, al llegar vimos ya armaron las tiendas pero nosotros yo y el chico desafortunadamente nos fuimos a dormir en uno de los 3 cuartos que estaban en ese lugar que estaban vacíos, la tienda de acampar que nos tocó era una que solo se semana con barillas y ya sea en suelo duro o en pasto se quedaba fija y no se caía siempre y cuando no hubiera aire, la habitación estaba algo fríos pero tenía, cobijas así que ya teníamos como pasar las noches del fin de semana, la tienda tenía un superficie acolchonada y era muy cómoda, la tienda de acampar era rara ya que era grande y tenía 4 secciones, el centro y 3 de los lados que son mini lugares para dormir y con su cierre, un buen espacio para 2 personas yo me quedé con uno y el chico el otro, el tercero estaba vacío pensé que mi tío dormiría hay pero cuando cayó la primera noche literal dormimos nosotros 2 solos. La primera noche fue tranquila, todos los niños se la pasaron jugando, yo, mi tío y el chico estuvimos haciendo la fogata que si nos tardamos, comimos salchichas quemados y hasta mi tío se hizo un guisado a la fogata, hasta nos sorprendió... Después de eso nos fuimos a dormir pero si sentimos el cambio de temperatura al entrar al cuarto donde estaba la tienda de acampar. Al día siguente mi tío y la maestra hicieron una que otra actividad afuera con los niños mientras yo y el chico nos quedamos en el campamento, estábamos aburrido al punto en qué empezamos a revisar las cosas de los niños y de la maestra que encontramos hasta ropa interior como artículos de higiene dentro de la mochila de la maestra, de los niños nos había nada relevante pero una que otra de las niñas encontramos hasta bragas tipo bikini, al ver eso yo y el chico nos quedamos pensando de como una niña podía pasar este tipo de ropa interior, literal esas bragas tipo bikinis se veían sexys para una niña ya que, con lo que vimos nos dio en qué pensar al punto de querer ver a una niña usando está ropa interior, en si las niñas te Ian entre 8 a 9 años, como a los 20 minutos llegaron y al parecer se fueron a un tío a mojarse ya que llegaron medio empapados, mi tío me dijo que fueron a nadar a un ríos limpio, llegamos aver a una que otra niña con ropa interior y al verlas nos llamó la atención por su cuerpo, también vimos a 3 que se quitaron si ropa interior y podimos ver la parte del pelvis de ellas, con eso nos dio más que curiosidad, en ese momento tanto yo y el chico queríamos estar alado de una de ellas pero al caer la noche para nosotros fue algo inesperado ya que en nuestro punto de vista iba a ser difícil estar solas con una de ellas pero la realidad fue otra. Por la noche el chico y no estuvimos interactuado y jugando con una que otra niña, nos agarraron muy rápido la confianza pero en si durante lo activo en la noche no logramos nada pero al momento de que todos se preparan para dormir yo y el chico convencimos a una que otra niña para que nos acompañarán en donde estábamos nosotros, eran las 11pm, yo y el chico salimos sigilosamente a traer a las niñas con las que establecimos confianza, ella estaba despiertas, yo fui a verificar que si mi tío y la maestra estaban dormidos y si lo estaban, más mi tío que estaba tocando, al volver a mi tienda para acampar vi al chico trajo a una niña, ella seguía con energía, al estar a solas con ella y un poco a oscuras jugamos un poco con ella pero el chico llegó a un punto de susurrarle al oído cosas sucias y la niña debes de sentir miedo o incomodidad se ponía más traviesas e imperativa, el chico me susurro al oído de que ya quería tocarla, ambos nos servimos a avanzar con la niña, lo primero que hicimos fue mediante juego tratar de quitarle la ropa, al principio ella no quería pero poco a poco se dejó quitar la camisa y después le bajamos su pants de la pijama y la dejamos en ropa interior, ella no se enojo ni nada, se estaba riendo un poco, podíamos sentir su piel cálida y suave, fue muy fácil quitarle su braga y ahora sí dejarla desnuda, al estar a oscuras no veíamos casi nada aún así seguimos tocandola, al estar ella acostada el chico abrió sus piernas y nos pusimos a tocar su vagina, la niña al tocar su parte íntima cerraba un poco las piernas, el chico me dijo yo mantuviera sus piernas abiertas mientras lamía su vagina, se puso a lamer y la niña empezó a sentir cosquillas ya que se reía pero a bajo tono, deje de agarrar las piernas de la niña, iba s intentar que chupara mi pene, al sacar mi pene lo puse en la boca de ella, ella al estar a oscuras y no saber que era lo agarro y lo sintió, le dije que los chupara, ella al principio no quería pero al darle a probar un poco de mi líquido seminal ella sin problemas comenzó a chupar mi pene, al hacerlo le dije que no lo mordiera ya que si sentí sus dientes, el chico a un seguía lamiendo la vagina de la niña, todo bien hasta que no se que hizo el chico pero la niña casi muerde mi pene y se quejo, el chico me dijo que le metió un dedo dentro de su vagina, después intercambiamos, ahora yo lamía la vagina de la niña y el le daba a chupar su pene, pasando un pequeño rato la niña empezó como a gemir, el chico al escuchar eso dijo que ya le estaba gustando, también empezó a mover su cadera y yo al estar lamiendo su vagina empezó a dar un sabor raro pero agradable, a mí también me dio curiosidad meter un dedo dentro de ella al hacerlo, la niña se quejo alcanzo a morder un poco el pene del chico. Esa noche duramos como 2 horas con la niña, no tuvimos problemas con la niña, el chico se vino dentro de la boca de la niña y yo ve vine sobre su pelvis y vagina, aún así lo que sobró de tiempo era intentar penetrarla pero el único avance que podimos fue meterle la cabeza de nuestros pene, de hay nada ya que la niña si se quejaba al intentar meterle más. Al siguiente día no hubo nada interesante en la mañana, pero por las 6pm si ya que mi tío nos dejó a cargo de los niños, el y la maestra iban a salir y no tardarían, aprovechamos eso para intentar interactuar con una que otra niña, como fuimos interactuando con ellas se comportaban de forma juguetonas y atrevidas, una que otra hasta se dejaron tocar su pansa y dejaron ver un poco su ropa interior, ya con eso teníamos ventaja en poder tocarlas eso sí fuimos algo discretos ya que igual nos podían ver los niños y sabíamos que había niñas que no se iban a dejar tocar muy fácilmente como con las quienes interactuamos hubo como 7 niñas que les dio algo de miedo tocarlas un poco, preferimos tener problemas con ellas, nada más nos fuimos con las más atrevidas, Paso un rato y volvio mi tío y la maestra después vieron una actividad de silla con juegos, cenamos y a dormir. eran las 11pm, al estar despiertos yo y el chico nos llevamos la gran sorpresa de que mi tío y la maestra salieron y lo más raro fue que a tales horas de las noche, pero me realidad fue.una gran ventaja que aprovechamos ya que como se fueron en el carro aprovechamos para ir por 4 niñas con las cuales interactuamos si problemas, al ir donde se encontraban durmiendo las despertamos sin problemas y ellas no se enojaron y las llevarlas a nuestra tienda, ya estando a solas con ellas volvimos a jugar e interactuar con ellas nada más que más directos, al estar a oscuras con ellas poco a poco se les fue quitando el sueño y se volvieron más traviesas al punto de que se dejaron quitar una que otra prenda, yo a una le quite el pants de su pijama, la niña no se enojo ni nada ella se divertía, el chico fue aún más directo ya que empezó a besar de boca a una de las niñas, se escuchaba el beso, las otras niñas como que reían en bajo y susurraban, las niñas se preguntaron que hacían? Estaban intrigadas, el chico le dijo le estaba dando un beso pero lo dijo de forma de que a ellas les diera curiosidad, las niñas se lo tomaron de juego y les dio curiosidad aproveché esa curiosidad para besar a una de ellas, le pregunté que si quien quiera un beso? Al escojer le di un beso de boca, al dárselo ella tranquilamente me beso, le encantó el beso, al bessr a cada uno de ellas nos abro una ventaja definitiva para poder tocarlas, al besar por tercera vez a una de las 4, le pregunté que si podía tocar parte?, me dijo que si, metí mi mano en su pants de la pijama que tenia puesta, abrió un poco las piernas y pude tocar su vagina, estamos un poco húmeda pero en si era del sudor de sus entrepiernas, después de eso de dejó quitar la ropa, el chico ya había desnudado a una de las niñas y después a la otra niña sin problemas, yo desnude a la última que era la que deje en ropa interior, nada más le dije que le iba a quitar la ropa y ella se dejó, cada quien 2 niñas y cada quien con ellas en el lugar donde uno duerme, al estar semi a solas con ella lo primero que hice fue besarlas mientras las tocaba de su vagina y cuerpo, después a cada uno le lami su vagina, al hacerle esos ellas sentían cosquillas y por hacerles eso ellas al preguntarles que si querían chuparme mi pene sin problemas lo hicieron pero empezaron con calma hasta que poco a poco lo metían a su boca, luego venían los roses con mi pene y su vagina, otra cosa que hice fue tratar de meterle los dedos pero no aguantaron mucho, a una de ellas me vine por fuera de su vagina y pelvis pero aproveche para meterle con un dedo poco a poco mi semen aún que si le molestaba, a la otra hice lo mismo pero estando en 4 pero con ella me pase un poco ya que mi intención era meterle poco el dedo pero de lo metí todo a lo que ella se quejo y al hacer eso cerró sus piernas y se sentó, me preocupe por esa reacción pero ella solo se enojo poco pero no lloro, con ellas estuvimos un buen de tiempos como 3 horas pero lo más arriesgado fue dormir junto a ellas al desnudo en nuestra tienda, literal al día siguente nos despertamos y ellas estaban desnudas pero cómodas ya que se veían hermosas durmiendo, fui al baño y lo que me percate al ir fue que tanto mi tío y la maestra no llegaron, fue algo bueno ya que al no estar podíamos despertar a las niñas, vestirlas y llevarlas a su tienda pero antes de eso tocó tener un poco de diversión con ellas, trate de hacerlo con ellas durmiendo pero se despertaron y de hay vieron tanto lo que les hacia como mi eyaculación, después de todo se vistieron y cada quien fue a su tienda, es sería el último día ya que por las 12pm nos regresamos rumbo a la escuela, en su me la pasé bien a pesar de que no hice tanta actividad afuera, lo malo de todo eso que s los poco días quería volver a tocar una niña, jamás se volvió a presentar otra oportunidad como esa pero en si pude tener sexo con una amiga que quería experimentar en tener sexo. *Una cosa de que aclarar es que las niñas tenían 8 años de edad y lo malo es que no hubo penetración*

Autor: Zackmuel Categoría: Tabú

Leer relato »

Sharon, la nena de 8 años que no quería.

2023-01-26


En un día de pesca, hace unos 3 meses, conocí a Sharon, una niña de 8 años, algo gordita, con una pancita grande, morocha, pelo negro y corto, robusta y extrañamente hiper desarrollada. Era un lugar muy alejado de todo al que no iba nadie, pero que yo conocía muy bien. Me llamo Pablo, tengo 21 años y me estaba haciendo una paja mientras miraba un video porno en mi celu a unos 50 metros del río, dentro de una plantación de maíz donde nadie me veía. De pronto escuché un ruido de alguien que se acercaba caminando lentamente hacia mí. Me levanté y alcancé a ver a una niña en bikini. No quise asustarla y le pregunté a la distancia si se había perdido. La nena me saludó y me preguntó quién era. Se acercó hasta mí sin temor y lo primero que miró fué el dinero que había dejado en el suelo. - Hola! Uuuuuuuh... cuánto dinero!!! Es tuyo? - me preguntó. - Hola. Sí, es mío, son 5 mil pesos. - Fuaaaaaaa!!!! 5 mil??? Jajajajaja, es mucho!! Me llamo Sharon, y vos? - Pablo. Qué hacés solita por acá? Sos muy chiquita, cuántos años tenés? - En mi casa, cuando mi hermano mayor me molesta, me vengo para acá. Tengo 8 años, pero la gente siempre me dice que parezco más grande. La nena se dió vuelta al oír un ruido y me asombré. Cómo una criatura de tan sólo 8 años podía tener un culo semejante? - Yo estaba descansando. - le dije y me volví a sentar invitándola con un gesto y se sentó a mi lado. - Querés gaseosa? - Siiiiiii, tengo mucha sed. - Estás chorreando transpiración. Jajajajaja Viniste corriendo? - le pregunté y, mientras tomaba Coca Cola le pasé la mano por la espalda. - Mirá, estás re mojada de transpiración. Esa bikini es muy caliente, igual que mi short. Me lo voy a sacar, hace mucho calor. Me quité el short y sólo tenía puesto el bóxer y la verga re parada. La nena me clavó la mirada en el bulto y me la acomodé con la mano. No sé si no se daba cuenta, pero no me dejaba de mirar. Le pregunté si quería ganarse mil pesos y me gritó que sí. Me preguntó qué tenía que hacer para que se los diera y le dije que era algo muy fácil. - Te sacás esa bombachita así estás más cómoda y te lo ganás. - En serio? Sólo eso y me das la plata? Enseguida me di cuenta de que no me iba a ser muy difícil, la gordita. - Tomá, son tuyos. - le dije y le puse el billete en el corpiño. - Bueno, gracias!!!! - me respondió re contenta con la plata en las tetitas y se sacó la bombacha de golpe. No podía creer la belleza formidable de la conchita de Sharon y le pedí que se diera vuelta. Me obedeció, se puso de espaldas y quedé impactado con el culito grande, gordo y carnoso de la niña. No perdí el tiempo y me puse de pie para que pueda ver bien mi terrible erección debajo del bóxer. - Qué me mirás así? Jajajajaja!! Te gusta? - No lo sé... es más grande que el pito de mi hermano... mucho más grande.... Le pregunté qué edad tenía su hermano. - Tiene 13, pero el pito de él es mucho más chiquito que el tuyo. - Y vos cómo sabés eso? Contame... - Porque..... me da vergüenza.... él me da algo de dinero y....... y yo se la tengo que.... esteeeee..... Jajajajaja.... no me animo.... se la tengo que chupar..... - Aaaaaaaaaaaaaaah.... y qué más hacés con él? Me contó que cuando le daba más dinero él le pedía que se dejara meter el pito en la cola. - Y cuánto dinero te da para meterte el pito en el culo? - 100 pesos, a veces 150.... - Nada más???? Jajajajaja. Y si te doy mil pesos??? - Eeeeeeeeeeeh??????? Mil pesos????? Jajajajaja, no lo sé... es mucho más que lo que me da él, pero me parece que me vas a hacer doler... es muy grandote tu pito... Le dí la plata y le dije que me la chupe para mojarla así le ponía el pito en la cola como el hermano. Juntó los dos billetes y le brillaban los ojos de alegría. Jamás voy a olvidar el placer que sentí cuando se la metió en la boca y me la chupó hasta dejarla llena de saliva. La puse en cuatro, le pedí que se abra bien el culo, le besé el agujerito y le metí y saqué la lengua durante una media hora. La gordita se retorcía y me pedía que se la meta más adentro. - Te gusta, putita? Ahora vas a apoyar la cabecita en el piso y te vas a abrir el orto con las dos manos. Hizo lo que le había pedido y le escupí el agujerito precioso del ojete y se la enterré hasta la mitad. - Aaaaaaaaaaaay!!!! Me duele!!!!! Me duele mucho!¡¡¡ Aaaaaaaaaaaaaaah!!!! Más despacio, por favor!!! Aaaaaaaaaaaaaaah!!!! Llorar y gritar que le estaba doliendo me hizo calentar tanto que se la metí hasta el fondo. Y se la saqué de golpe para no acabar. Me acosté sobre ella, le puse la verga en la boca y le ordené que me tenía que tomar toda la leche. - Bueno, me la voy a tragar toda. Dame la leche!!!! - Tomá, gordita puta!!!! Tragate todo... Le llené la boquita de semen y no podía creer cómo se atragantó, pero siguió chupándome la verga. Juntó con las manos la leche que tenía en la cara y se chupó los dedos mientras me miraba sonriendo. Nos volvimos a encontrar un par de días después y me la cogí por el culo otra vez. La nena de 8 años me pidió que no dejemos de vernos...

Autor: Pablo Iglesias Categoría: Tabú

Leer relato »

Kimberly me conoció a los 8 años.

2023-01-26


Esa mañana, muy temprano, salí a correr como todos los días, pero a las 7 ya estaba volviendo. Iba a ser una jornada de calor extremo, con un pronóstico de 39 grados. Me senté sobre el césped de una plazoleta antes de volver a casa y, siendo viernes, me dí el gusto de comprar una buena cerveza. Apenas empecé a saborearla apareció de la nada una niña tan pequeña que me extrañó mucho que anduviera sola en ese lugar y a esa hora. - Hola! Me llamo Kimberly. Está haciendo calor, no? - me dijo y pensé que era lo único que me faltaba. Quería estar solo con mi cerveza y una niña me saluda y se sienta a mi lado. - Hola. Con quién estás? - pregunté. - Estoy solita. Cómo te llamás? - Pablo. Vivís por acá que andás sola? Cuántos años tenés? 9...? - Jajajajaja, no, Pablo. Todos creen que tengo 9 años. Cumplí los 8 la semana pasada A la mierda!!! - pensé - cómo crecen ahora los niños!! Parecía más grande. - Tenés 8 años recién cumplidos y estás sola? - Me escapé de la Institución de menores. Me internó mi hermano. Soy huérfana... mis papis murieron en un accidente... Se puso a llorar y me partió el alma. Le pregunté cuánto tiempo hacía que estaba en la calle y me dijo que hoy era el sexto día y que no había comido casi nada. No sabía qué decirle. Le avisé que iba a ser un día de mierda, con 40 grados de calor y le pregunté qué pensaba hacer. Me dijo que trataría de conseguir algo de dinero para comer. - Vos hacé lo que quieras, pero me das una pena que no puedo dejar de decírtelo. Yo vivo a 2 cuadras, muy cerquita, si querés tomar algo frío, comer y cambiarte esa ropa sucia por una limpia y nueva.... - De verdad me lo decís? No me mentís? - Cómo te voy a mentir! No sé, podés comer, ponerte ropa limpia y después, cuando vos quieras, te vas. - Siiiiiii.... acepto!!!! Estaba muy feliz sólo por invitarla a comer algo. Le pedí que camine detrás de mí porque la gente es mala y piensa cualquier cosa. Me siguió hasta que llegamos a casa y la esperé con la puerta abierta. Entró, y mientras cerraba le dije que se siente donde quiera. Ya había visto que Kimberly era una niña muy linda, pero no tuve la oportunidad de mirarla con atención. Recién en aquel momento me dí cuenta de que la nena era una criatura bellísima, cuando me pidió permiso para lavarse las manos en la pileta de la mesada. Se recostó en la mesada para llegar a la canilla y yo me senté unos metros detrás y prendí un porro. Con 8 años cumplidos hace una semana, casi 7 pensé, no tenía ni idea de lo que y estaba haciendo. Llevaba puesta una remera tan corta que sólo le cubría el pecho, dejando a la vista la mitad de la espalda y la panza. Y un shorcito también tan corto y ajustado que le podía ver el principio de las nalgas saliendo, como queriendo escaparse por la parte de abajo del pantaloncito. Tanto la remera como el short y las zapatillas se veían re sucias. El pelo negro y largo también. Me imaginé la ropa interior y el resto del cuerpo transpirado, pero ni siquiera todo eso me impedía admirar la fantástica belleza que, en tan poco tiempo, había logrado acumular la pequeña criatura. Me agradeció lo que hacía por ella mientras se levantaba el shorcito que, de tan apretado, parecía molestarle y los cachetes de la cola se le salían por debajo, como queriendo romper el diminuto pantalón. Se dió vuelta y me mostró una sonrisa tan infantil que me hizo sentir un poco avergonzado por lo que estaba pensando, pero se me pasó cuando me abrazó con fuerza, apoyando su cuerpito al mío. Era mas alta que otras niñas de su edad, me llegaba justo a las tetillas. - Gracias! Nadie es tan bueno conmigo como vos... - me dijo con su vocecita infantil y me apretó tanto que mi verga durísima se le apoyó en la panza. Era imposible que no se haya dado cuenta de que algo tan grande y duro le hacía presión sobre la pancita mojada de transpiración y desnuda. Se hizo la tonta y miró hacia abajo. No podía dejar de mirar mi verga durísima. Me dijo que le molestaban las zapatillas y se agachó para acomodárselas, y apoyó la cabecita justo en mi verga. Mientras se tocaba las zapatillas me frotaba la cara y no aguanté más. La agarré suavemente del pelo y la apreté muy fuerte, hasta que me sorprendió abriendo la boca y pasándome tímidamente la lengua por encima del pantalón. Entonces la saqué y se la metí hasta el fondo de la boquita. Se resistió porque se estaba ahogando. La saqué y junté con una mano la catarata de saliva que despidió, y con la otra le bajé el short hasta las rodillas, le mojé el agujerito del orto con su propia saliva, la puse de rodillas en el piso y me la cogí por el culo hasta que se cansó de gritar, llorar y pedir por favor que se la saque. No le metí mucho más de la mitad, pero le dolía tanto que se la saqué de repente. Me miré la verga que había salido llena de caca y, antes de acabar, se la enterré toda en la boca. Le dije que me la limpie y se tome la leche. Un minuto después me dejó la verga reluciente y se tragó hasta la última gotita de semen que le derramé con furia dentro de la boca. Kimberly se quedó a vivir en casa...

Autor: Pablo Iglesias Categoría: Tabú

Leer relato »

Al cuidado de Victoria, mi vecina de 8 años.

2023-01-24


La familia Francis me conoce de pequeño y, por algo que alguna vez les contaron, están seguros de que soy gay. Eso no es cierto, pero para el matrimonio Francis me gustan los hombres. Esto me pasó hace casi tres meses. Los Francis tuvieron que viajar de urgencia a España para ver a un familiar que estaba muy enfermo y no pudieron conseguir una niñera de confianza para cuidar a su hija Victoria, una niña de 8 años. La cuestión fué que me propusieron hacer el trabajo porque me gané su total confianza al estar segurísimos de que me gustan los hombres. Aquel día se fueron muy temprano, a las 6 de la mañana, y me dijeron que la nena no se despertaba antes de las 10. Apenas salieron me acosté en la cama de ellos y cuando me estaba por quedar dormido se me apareció la nena con un oso de peluche. - Hola. Perdoname por molestarte, pero no puedo dormir. Hay alguien que me mira por la ventana y me da mucho miedo. Me puedo quedar con vos? La nena sólo tenía puesta la ropa interior. Estaba descalza y despeinada. Nunca había tenido la oportunidad de ver de cerca a una niña tan pequeña y casi desnuda. Le pedí que se diera vuelta y me obedeció. El culito de Victoria era muy grande en relación a su cuerpo de tan sólo 8 años. El pelo rubio y largo, la piel blanca y una carita muy bonita me hicieron pensar qué mierda hacer con la nena, pero al darse vuelta para cerrar la puerta, ese culo gordito me convenció de dejar que duerma conmigo. La nena se acostó en el borde de la cama, lejos de mí, y pensé que se iba a quedar ahí, pero cuando escuchó el ruido terrible de un trueno que hasta a mí me asustó, se me acercó, me dió la espalda y me pidió que la abrace fuerte porque tenía miedo. No tuve mas remedio que hacerlo y la abracé apoyando un brazo alrededor de su cintura. No sabía qué mierda decirle para que se quede quieta, no paraba de moverse, hasta que sin darme cuenta me estaba apoyando la cola sobre mi bóxer. No sé qué me pasó, pero tuve una erección instantánea y en ese momento estuve seguro de que se dió cuenta. La criatura empezó a empujar hacia atrás hasta hacer que mi verga durísima se le meta entre las nalgas. Lo único que me separaba de ella era la bombachita y el bóxer. No sabía qué pensar, pero me pareció que lo hacía a propósito. Me agradeció por haberla dejado dormir conmigo y me pidió que la abrace con los dos brazos y bien fuerte. Entonces le pasé un brazo por debajo del cuerpo y con el otro le apreté la pancita y me dijo que ahora se sentía muy bien. Al rato le saqué la mano de la panza y se la puse sobre la cintura. Y un poco después la deslicé hasta que se la apoyé en la pierna. La nena, cada vez que se movía como si estuviera dormida, lo hacía para atrás, hasta que su cuerpito perfecto se pegó de los pies a la cabeza al mío. Sentí como si estuviera perdiendo la voluntad y, en realidad, la estaba perdiendo. No me pude contener y saqué la verga durísima afuera del bóxer con la intención de hacerme una buena paja para dormirme. Lo que pasó después no me lo esperaba. La nenita se empezó a rascar la cola y me dijo que la había picado un mosquito. - Me pica mucho - me dijo y le respondí que se siga rascando que ya se le iba a pasar. La cosa es que se rascaba tanto que se le bajó la bombachita. Le pregunté si quería que la ayudara y me dijo que sí. Entonces le pasé la mano mientras le bajaba la ropita interior hasta que le quedó el culito descubierto. - Aaaaaaaaaaaay!!!! Me está doliendo!!! - No querés que te pase un poquito de saliva? Con la saliva se te va a calmar. - Bueno, dale.... Me mojé la mano con un montón de saliva y le puse un poco donde le picaba, pero el resto se lo pasé "sin querer" entre los cachetes del orto. Me mojé la verga y le dije que trate de dormir. No aguanté más y le metí la verga en el medio de las nalgas hasta que sentí que le estaba entrando. Y no me había equivocado, porque no pude seguir empujando. Se la había apoyado en el agujerito del culo. No pensé en nada y le metí un dedo para encontrar el hoyito y la puse justo ahí. - Aaaaaaaaaaaaaaah.... Aaaaaaaaaaaaaaah.... No lo podía creer. La nena estaba gozando como una puta!!! Se la froté en el agujerito del orto y se echó hacia atrás hasta que logró meterse la puntita adentro. - Aaaaaaaaaaaaaaah.... como me hace papá.... me gusta mucho.... me hacés lo mismo que me hace papi.... Me dejó con la boca abierta de asombro. Así que el padre se la cogía???? - Qué más te hace tu papá, mi amor? - No vayas a decir nada. Es un secreto!!!! Le juré que no diría nada y me contó que al padre le gustaba mucho chuparle la cola y después meterle el pito adentro. Le pregunté si le dolía y me dijo que le dolía un poco, pero le gustaba. Me quise sacar la duda y prendí la luz de la habitación para verle el agujerito. Le pedí que se acueste boca abajo y se abra bien los cachetes del culito y lo comprobé. La nenita tenía el hoyito muy agrandado y me di cuenta de que no era para nada virgen. Me pidió que la coja por el culo, pero al ver mi verga me dijo que era muuuucho más grande que la del padre. - Papá no la tiene tan grandota como vos. Me vas a hacer doler.... - Vos ya estás acostumbrada. Vamos a probar. No alcancé a terminar de hablar que se puso solita una almohada debajo y se abrió el culito con las dos manos. Le chupé el agujerito un buen rato, la escupí, me mojé con saliva y se la metí. Empecé de a poco, pero le estaba empezando a entrar como si nada. Lloró y gritó un poquito, pero antes de darme cuenta se la enterré toda. Me la cogí por el culo durante una hora, mas o menos, hasta que no aguanté más las ganas de acabar y se la metí en la boca. - Dame tu leche!!!! Quiero tu leche en la boca!!!! - me dijo y le llené la boquita de semen. Se atragantó con tanta leche, pero se la tragó toda. - Ahora no quiero que papi me coja. Quiero que me la metas en el agujerito sólo vos. Se chupó los dedos con la leche que le había quedado y se durmió...

Autor: Patricio Categoría: Tabú

Leer relato »

Con mi primito el 5 y yo 15

2023-01-24


Esto paso hace varios años cuando mi tía vino de visita y venía con una sorpresa . Hola me llamo Jostin y mido 1:85, tenia 15 años, delgado de cabello castaño un poco rizado, bueno para empezar a mi siempre me han llamado la atención los niños siempre que veo uno me imagino muchas cosas deliciosas. Llegaron las vacaciones de verano y una tía vendría a visitarnos lla que vivimos cerca de el mar el día que ella llegó Llo no estaba tan emocionado la verdad asta que mire que venía mi primito mateo con ella era un niño de cinco años muy lindo era pequeño cabello castaño de piel blanca y con unas muy buenas nalgas algo en lo que no tarde en fijarme ese día me la lleve jugando con el dónde aprovechaba para tocarlo disimuladamente aló cual el ni siquiera lo notaba pero a mi se me notaba a veces mi erección ya que mi verga no está mal me mide 17 centímetros. Ese día solo jugamos en casa por qué mi tia había llegado cansada de el viaje ellos durmieron en un cuarto que tenemos en mi casa para cuando llegue visita y se quiera quedar. Al otro día me despertó mi primito ya que mi mamá lo había mandado aló cual no me molestó para nada lla que el estaba saltando al rededor de mi con su pijama tan linda con dibujitos se veía lindo con su sonrisa aproveche y lo derribe y jugando le pegue unas pequeñas nalgadas en forma de juego pero lo hice solo para sentirlo la verdad, bajamos a desayunar mi mamá me sugirió que pusiera la alberca en el patio ya que hacia mucha calor aló cual yo accedí rápidamente por qué quería ver cómo se veía mojado y con la ropa pegada mi pequeño Mateo y así lo hice terminando de comer saque las cosas y me puse a armarla y mi primito me ayudaba muy contento ya que la alberca estaba terminada nos hablaron para comer ya que el tiempo se avía ido rápido eran las 2:00 pm aló cual fuimos a comer mientras se llenaba la alberca de agua. Cuando terminamos de comer nos pusimos nuestros trajes de baño yo solo llevaba un shorts sin playera y sin ropa interior al pequeño solo le pusieron un pequeño bañador que parecía una tanga lo cual me gustó mucho nos pusimos a jugar yo desde un principio lo empecé a tocar y tocar asta llegar a bajar su bañador bromeando dónde por fin pude ver ese bello cuerpecito desnudo pero se puso rojo y se los subió rápido y solo reímos así seguí lla que no se había enojado solo se había dado un poco de vergüenza en una de esas le alcance a meter la puntita de un dedo a lo cual solo se quejo un poco me reclamo de lo que le había hecho a lo que solo le dije que se calmara que había Sido sin querer y así seguimos jugando obviamente yo me divertía mucho más eran las 5:00 pm y mi mamá y tía salieron a avisarnos que irían a una fiesta aló cual yo no quise ir y Mateo tampoco lla que estábamos en la alberca mi tia me preguntó que si quería que lo dejara aló cual le dije que no había problema me dijo que si podría ya que saliéramos de la alberca dar un baño a lo cual yo actúe como desanimado y con desagrado no quería que se enterara que tenía otras intenciones obviamente yo acepte estaba muy emocionado antes de irse mi mamá me dijo que podía encargar comida y que avía dejado dinero suficiente en la mesa después de que se fueron no durmamos ni media hora cuando le dije al pequeño que lla nos teníamos que salir a lo cual no quería por lo que le dije que entonces jugamos un poco más pero ahora sin ropa me preguntó que si para que yo le contesté que para estar más agusto aló cual dijo que estaba bien me quite mi shorts y rápido me dirijo asía el para yo quitarle su bañador lentamente lo cual me calentó mucho y empecé a tener una erección aló cual el se dió cuenta y dijo que estaba muy grande le pregunté que si quería tocar y me dijo que no aló que le respondí que no se preocupara y que la tomara cuando quisiera ya sin pensarlo la toco lo cual me calentó mas la dejo seguimos jugando pero no tarde en tocarlo más aló cual no me decía nada asta que en una de esas le metí de nuevo el dedo pero todo y rápido de una aló cual grito de dolor pero antes de que gritara más le di un beso y empecé a saborear su boca la cuál se sentía muy rica después de darle el beso le saque el dedo me preguntó por qué lo había hecho no supe contestar así que le dije que por qué se me había antojado me dijo que no lo volviera a hacer por qué le había dolido le dije que estaba bien pero que ya nos saliéramos por qué estaba anocheciendo al salir le dije que así se quedará que nos íbamos a ir a bañar, al subir las escaleras le dije que lo tomaría en los brazos para que no se fuera a caer por qué el estaba descalzo el accedió lo tome en brazo recostando su cabeza en mi hombro con un brazo sosteniendo sus nalguitas y con la otra acariciando su espalda bajando asta su culito y subiendo asta su cuello llegué al baño y le abrí ala llave y me senté en la tina y entre mis piernas senté al pequeño justo frente a mi pene desde que subí las escaleras venía parado así que rápidamente lo sintió pero no dijo nada lo empecé a pasar el jabón por todo su cuerpo asta llegar a su pene lo empecé a tallar note que se le había parado rápidamente por lo cual seguí le pregunté que si le gustaba me dijo que si le dije que tomara el mío y el lo tomo y empeze a tocarlo asta que le dije que se lo metiera ala boca lo cual no dudo y me lo empezó a chupar tan rico a veces pegaba sus pequeños dientes pero aún así era la gloria lo tome de la cabeza y empecé a darle embestidas más duras asta que de una se lo metí toda en la boca aló cual solo empezó a toser un poco le dije que se pusiera de perrito me preguntó que si para que y solo le respondí que le aria algo que le gustará más se puso en cuatro y le empecé a besar las nalgas y su ano rosita asta que le empecé a pasar toda la lengua intentando meterla asta el fondo pero era complicado ya que estaba muy cerrado lo cual me gustaba aun más metía y sacaba toda mi lengua de ese pequeño culito cuando menos pensé el pequeño estaba pujando de placer después de dejarlo bien dilatado empecé a puntear mi pene en su entrada aló que intente metérsela pero era complicado asta que en un tirón le metí la cabeza el pequeño dió un gran grito dónde se movió se salió lo poco que le había metido me dijo que le había dolido y que no le estaba gustando me dije que al principio me dolería pero después le iba a gustar mucho me dijo que estaba bien pero que lo hiciera con más cuidado le empecé a meter el pene de poquito en poco pero aún asi decía que le dolía cuando por fin volví a meter la cabeza me dijo que se la sacará que le dolía mucho aló cual le dije que si se la sacaba lla no jugaría con el ni le prestaría mis cosas, el me dijo que podía seguir pero que con mucho más cuidado y así se seguí metiéndose la de poco en poco y mientras le besaba el cuello y la espalda asta que le metí la mitad y de nuevo Mateo estaba llorando lo abrace y le empecé a besar la nuca y el cuello de nuevo pero empezó a gritar que se la sacara me quedé quieto un momento asta que dejó de llorar le empecé a desir que ya estaba bien que solo se dejara llevar el me decia que lla lo dejara que le dolía mucho le empecé a meter y sacar el pene despacio solo le metía la mitad aún así era la mejor experiencia de mi vida asta que despues de que se había tranquilizado y no volvio a llorar le pregunté que si aun le dolía me dijo que no pero que le estaba saliendo sangre mire para abajo y mire rodar un poco de sangre aló cual le dije que no pasaba nada que era algo normal se tranquilizó y volví al mete y saca el pequeño ya no estaba llorando ahora estaba pujando de nuevo de placer a lo cual me emocione y lo empecé a hacer más rápido cuando me di cuenta lla tenía toda mi verga dentro de él no pude más y me vine dentro de él termine de ducharnos me seque y seque al pequeño el cual caminaba algo raro nos fuimos a mi cuarto puse un vídeo juego y me acosté muy cansado el pequeño cuando se sentó en la cama se quejo por qué le dolía le dije que se pusiera a jugar mientras yo pedía algo de comer le pregunté que quería aló que respondió que una pizza así que pedí una y me acosté con el le pregunté si le avía gustado lo que había pasado hace rato me dijo que al principio le abia dolido mucho y que cuando miro la sangre se asustó pero que después le empezó a gustar me dijo que le quedó doliendo le dije que era normal y que no se preocupara también le comenté que no le dijera a nadie de lo ocurrido ya que nos iban a regañar alos dos a lo cual me dijo que no le diría a nadie llegó la pizza y bajamos aún desnudos le di el dinero a Mateo y le dije que fuera por ella pero no quería ir le dije que si no iba no comeríamos nada aló cual no le quedo más opción que ir por ella fui rápidamente aver que pasaba ala puerta veo que el repartidor se le queda mirando el pequeño Mateo le daba el dinero y el repartidor no contestaba ya que se quedó profundamente mirando al pequeño desnudo aló cual saque solo la cabeza y le dije Ollé ya dale la pizza al niño que tengo hambre aló cuál reacciono y rápidamente le dió la pizza el pequeño le pago y se vino con la pizza al ver que el repartidor aún se le quedó viendo a el pequeño cuando iba a entrar ala casa le di una nalgada y cerré la puerta comimos y nos fuimos a mi cuarto busque la ropa de el pequeño para vestirlo pero no la encontré supuse que habían olvidado que la necesitaría aló cual solo me puse un shorts sin nada de bajo le dije a el pequeño que tendría que dormir así aló cual no quería así que fui por una playera grande y se la puse para que le quedara como vata y que lla se durmiera no quería pero si no se la ponía tendría que dormir desnudo así que se la puso y nos acostamos el se puso a jugar video juegos y yo me puse a ver el celular después de media hora me di cuenta de que se había quedado dormido apague todo y lo iba a acomodar por qué se había quedado boca bajo jugando dando me la espalda pero se miraba tan bien con la playera que le llegaba un poco dónde terminaban sun nalguitas nada pequeñas se me empezó a parar el pene así que le empecé a sobar las nalgas por arriba de la playera asta que se la subí y mire esas hermosas nalguitas blancas se las abrí y le empecé a comer el culito que aún estaba un poco rojo se estaba empensando a despertar así que me quite por qué no quería que se despertara me la jale unos cinco minutos asta venirme en sus nalguitas hermosas me levanté y fui al baño por papel lo limpie y me limpie el pene al terminar le pegue una nalgada por antojo a lo cual se despertó pero lo acomode bien y se quedó dormido muy rápido así que le di un poquito en la boca y también me dormi. Esto paso hace años hoy en día tengo 20 años si quieren saber algo más o decirme algo para mejorar en los siguientes relatos me pueden enviar mensaje al telegram @xsiempre ( Todo es real)

Autor: ELADOLECENTE Categoría: Tabú

Leer relato »

Educando a Kike Introducción

2023-01-24


La historia de un pequeño que quiere complacer a su Padre, si les gusta publicaré más partes . Educando a Kike Capítulo 1 6:00 a. m. El despertador despertó Marcos de sus sueños. No es que hubiera dormido bien. Su verga había estado dura la mayor parte de la noche, anticipando lo que iba a pasar cuando llegará la mañana. Marcos era un padre soltero no entraremos en muchos detalles sobre la que fue su esposa, solo que hoy ya no está. Presionando el botón de «apagado» en el reloj, Marcos se levantó de la cama. Él se miró a sí mismo en el espejo del dormitorio, admirando su cuerpo en forma a sus 30 años. Él era un hombre guapo con ojos profundos y conmovedores y una espesa barba negra. Su cuerpo atlético estaba bien tonificado por ir frecuentemente al gimnasio y a sesiones de boxeo. Una ligera capa de vello oscuro en su pecho corría hacia abajo hasta ocultarse en la banda de sus calzoncillos que luchaban por contener su considerable erección, palpitante llena de precum, en anticipación de lo que estaba por venir. Su imagen era como ver a Chad White Su verga tensa lo condujo desde el dormitorio hasta el pasillo. Deteniéndose fuera de la puerta de la habitación de su hijo, respiró hondo mientras llegaba a La culminación de años de planificación. Marcos abrió la puerta en silencio y entró sigilosamente. La luz de la mañana entraba por la ventana, las cortinas hacían poco para oscurecer la habitación. Allí, tumbado en su cama individual, encima del edredón de Batman, estaba su hijo de tan solo 5 años Enrique. Durmiendo profundamente solo con los pantalones de su pijama azul, El suave pecho del adorable niño subía y bajaba al compás de su respiración. Su cabello rubio estaba desordenado y despeinado por dormir, parecía un pequeño cachorro mientras soñaba con un sueño infantil despreocupado. Parecería una pena despertar al niño dormido, pero Marcos había estado deseando este momento. y no podía esperar ni un segundo más. Inclinándose al lado de la cama, Marcos pasó suavemente su mano por el cabello del niño, quién se movió antes de abrir los ojos. Su rostro se iluminó al ver a su padre y dijo «¡Papá!», todavía medio dormido. «¡Buenos días, hijo! ¿Estás listo para tu primer día de clases?» Marcos le preguntó el padre al niño somnoliento. Kike asintió con la cabeza. Había estado emocionado por los últimos 3 meses, impaciente por ser un «niño grande», y estaba deseando conocer a su nuevo maestro y compañeros de clase. «¡Buen chico! Pero ¿recuerdas que hablamos de algo importante que tú tenias que hacer antes de ir a kinder? Una prueba especial que los papis necesitan dar a sus hijos para asegurarse de que están listos para ser niños amables. Kike asintió. Su papá le había explicado que los papás necesitaban asegurarse de que los niños eran grandes antes de ir a Kinder. Marcos le había mostrado videos de papás con sus hijos y le había explicado que tendría que pasar unas pruebas antes de que pudiera ir. Para empezar en la noche su papá había hecho algunas cosas especiales para asegurarse de que estaría listo para esta mañana le había echo un lavado especial y le había colocado un pequeño dildo con vibración para asegurarse de dilatar ese pequeño esfínter. «¡Bien! ¡Vamos!» dijo Marcos. El padre se acostó en la cama de su hijo y de inmediato el niño comenzó acariciando la erección de su papá através de la tela del boxer de su padre, las pequeñas manos del niño sintieron la rigidez de la erección de aquel hombre adulto. Marcos gimió, la sensación de las pequeñas manos calientes de su hijo en su verga fue un golpe de electricidad que recorriendo a través de todo su cuerpo. Kike deslizó una de sus diminutas manos por el elastico de los boxer y toco las bolas peludas de su papá. Eran tan grandes que la pequeña mano solo podía sostener una a la vez. La otra mano del niño se deslizó dentro de la cintura de la ropa interior y acarició la longitud de la verga dura, tan grande que la mano del niño no podía cerrarse alrededor de él. «Sí, hijo, acaricia la gran verga de tu papá» Marcos gruño, cerrando los ojos cuando sintió que su hijo lo masturbaba. Kike continuó con su trabajo, logrando que su padre tuviera una erección completa. Él pequeño bajo los calzoncillos del hombre. Dejando ver en su totalidad las piernas peludas. El pene completo sin circuncidar de 9 pulgadas que ahora estaba totalmente Erecto como si tuviera vida propia. Inclinándose, el pequeño tiró del prepucio hacia atrás, exponiendo el cabeza de la verga de su padre, antes de engullirla en su pequeña boca. Él ya habia estado entrenando oralmente con su padre desde que era un bebé y sabía cómo hacer que los dedos de los pies de un hombre se doblen. «¡Eso es, bebé! ¡Traga la verga de tu papá! igual que los videos que mostré! «, murmuró el hombre. Marcos estaba en varios grupos de telegram dónde compartían contenido pedofilo y constantemente le enseñaba estos videos a su hijo tratando de preparar su mente para ser un buen niño. Kike estaba entusiasmado con la deliciosa carne de hombre. Es cierto que el niño no tenía esperanzas de hacer garganta profunda con la gigantesca herramienta de su padre, pero se había convertido en un experto en trabajar la cabeza. Su lengua bailaba sobre el frenillo , saboreando el líquido preseminal que goteaba libremente, mientras sus diminutas manos acariciaban de arriba y abajo esa enorme verga. Si bien esto había sido una parte habitual de la rutina del niño antes de dormir desde que podía recordar, hoy iba a ser diferente, como le recordaba la sensación en su pequeño trasero. Continuara. Si te gusto este relato comenta para subir más partes, igual puedes darme sugerencias pues es mi primer relato

Autor: ANDY91 Categoría: Tabú

Leer relato »

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!