Relatos Eróticos de Tabú


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


Una niña desconocida

2022-05-26


Una niña de 9 o 10 años tocó el timbre de mi casa. Salí y me ofreció agujas de coser y otras cosas que vendía. Le pregunté si andaba sola, ya que el barrio no era muy seguro. Me dijo que sí. Hacía un poco de frío, le dije que si quería pasar y tomar algo caliente y que le iba a comprar. Accedió a entrar y le preparé una taza de chocolate y torta. - Qué lindo está aquí dentro- dijo la niña. Afuera estaba frío y yo tenía la calefacción al máximo. Se sacó la campera, me agradeció y comenzó a comer. - Cómo te llamas?- pregunté. - Marina. Y me dedico a esto porque no tengo padres y vivo con mi hermana mayor. Ella trabaja pero el dinero no alcanza. - Y cuántos años tenés, Marina? - Cumplí 10 hace 5 días. Esto pasó la semana pasada y la verdad es que sentí compasión por la chica, pero también algo de atracción, no estaba seguro de lo que sentía en ese momento. Tenía la ropa muy limpia pero rota, gastada. Le pregunté si quería que le regalara ropas nuevas y obviamente aceptó. Tengo una tienda y guardo mucha ropa de la que vendo en casa. - La única condición es que te las pruebes aquí para saber que no te quedarán chicas o muy grandes- le dije sin siquiera pensarlo. No creí que lo hiciera pero asintió. La acompañé a mi cuarto y enloqueció al ver tantas prendas juntas. - Me lo vas a regalar? Parecen nuevas!! - Las que te gusten. Y sí, son nuevas... Me pidió ir al baño para probárselas y le dije que lo hiciera en el cuarto, porque quería ver cómo le quedaban. Me dijo que tenía vergüenza pero no me convenció, no parecía ser tan tímida. Marina era una niña bajita para su edad, morocha, cabello negro largo y muy morrudita, algo gordita. - Bueno, a ponerse ropa nueva!!!- le dije y le brillaron los ojos de alegría. - No tengas vergüenza y desvestite, Marina. Puedes elegir lo que quieras. Empezó a quitarse el pulóver. - Y ahora?- me preguntó. - Sacate todo así empezás a probarte la ropa interior, sinó no podrás llevarla. Se sacó las zapatillas, las medias y siguió con el jean. Quedó sólo con la blusa y una braga negra. En realidad no sabía qué pasaría, nunca había hecho nada con una niña de 10 años, pero al sacarse las bragas y la blusa la pude ver completamente desnuda, no traía sostén. La verga se me puso muy dura, me sentí muy excitado al ver su cuerpo perfecto. Era bien pequeña de estatura, tetitas ya bastante desarrolladas, vagina de niña, sin un pelo y un culo que disimulaba muy bien, que no se notaba para nada con toda la ropa que tenía puesta. El culito de Marina era grande, lleno de carne, daban ganas de morderlo, apretarlo, chuparlo, penetrarlo... Pensé cómo lograr todo eso con su consentimiento. - Lo que te guste es tuyo si te acuestas en la cama y sólo me dejas verte. - Está bien, pero me harás el regalo, verdad? Se lo aseguré, la alcé y la puse boca abajo sobre mi cama. El espectáculo que veía por primera vez en mis 36 años de vida fué único. Le dí la braga que pidió y otras para que las viera, mientras seguía acostada. Le pregunté si podía besarle la espalda. - Creo que sí, qué tiene de malo?- respondió al mismo tiempo que miraba extasiada las bragas. Le besé la espalda hasta la cintura y me metí en el culo de la niña. Le abrí las nalgas y le alcancé otras prendas. Besé profundamente su agujerito y no dijo nada, sólo admiraba lo que le había dado. La levanté despacio, puse una almohada debajo de ella y comencé a pasar y meter la lengua en su interior. Besé, succioné y penetré con mi lengua entera el fabuloso y apretado esfínter de la niña. Eso la volvió loca y parecía no querer demostrarlo pero sus suspiros y gemidos la delataban. Separé aún más sus nalgas carnosas, la escupí, metí y saqué la lengua de su ano mientras se retorcía de gusto. La dí vuelta, le dí más prendas, le levanté las piernas y olí su vagina. El aroma de esa conchita era una delicia. Se la empecé a lamer y explotó de placer, sin decir nada me dijo todo. Gritaba y gemía hasta que me pidió que se la siguiera chupando. - Alguna vez te hicieron esto, mi amor? - No, nunca, pero.....aaaaaaah...no te detengas!! Siento cosquillas, me está gustá....mmmmmm....aaaaaaay....me está gustando mucho mucho... Tan solo 10 años y tan putita...la volví a dar vuelta y a chuparle el culo, la levanté hasta ponerla de rodillas, la lengua entraba mejor, entera, y salía y entraba, una y otra vez. La dejé en 4 y fuí al otro lado de la cama, besé la boca de mi niña e introduje mi verga durísima en ella hasta casi la mitad y se ahogó y una catarata de saliva empapó mi miembro de punta a punta. Tenía los ojos llenos de lágrimas al ahogarse pero se la puse de nuevo en la boca y siguió tragando. La metí casi toda, tomándola de los pelos para hacer que entre en esa boca, y volvió a ahogarse, tosiendo, los ojos rojos y derramando una generosa cantidad de saliva en mis manos, que inmediatamente llevé a su precioso agujerito. Le llené el culo con su propia saliva, le puse gel lubricante y también me coloqué yo. Marina seguía en 4, así que le apoyé la verga durísima en el culo y empujé haciendo que entre de a poco. Al meter apenas el glande se corrió para adelante, lanzando un gritito de dolor. Yo estaba seguro de que no era la primera vez que lo hacía pero no me interesaba demasiado. Le enterré la mitad, gritó mucho más fuerte. Sin avisar la tomé de la cintura y mi verga entró entera, toda, nada quedó sin entrar en el agujerito de la niña. Los gritos eran ahora muy fuertes, empezó a pedirme por favor que la sacara, pero no podía hacerlo y seguí cogiéndola hasta sentir que acababa. Se la saqué y se la puse en la boca, le pedí que se tomara toda la leche que iba a salir. Y una cantidad increíble de leche inundó a la niña, tanta que no alcanzó a tragar todo, pero igual lo hizo muy bien. Como a Marina le fascinaba la ropa de calidad, volvió a visitarme, pero con una pequeña amiga...

Autor: Lobonegro Categoría: Tabú

Leer relato »

El niño perdido

2022-05-25


Un niño de unos 8 años estaba como confundido frente a mi negocio, mirando hacia adentro. Al ver que no se animaba a tocar el timbre y se alejaba de a poco, salí a la calle y lo llamé. Se acercó, avergonzado, y le pregunté si necesitaba algo. - Me fuí de mi casa y estoy perdido, no conozco este barrio. - Cómo que te fuiste de tu casa? Por qué? - No tengo papá y mi mamá está tomando drogas desde ayer y me pegó, siempre me pega. - Y querés volver a tu casa?- le pregunté - No...pero no tengo adónde ir. - Tenés hambre o sed? - Las dos cosas, pero más sed, hace mucho calor. - Vení si querés, pasá que tengo una gaseosa fría y algo de comer. Esto me sucedió hace unos días en la realidad, no es una historia ficticia y es por eso que les digo de verdad que el niño me conmovió mucho y no sentí en ese momento ningún otro deseo más que ayudarlo. El chico entró al negocio (vendo repuestos de motos) y faltaban unos 15 minutos para cerrar. Era muy tímido y callado. - Sentate que ahora te traigo la gaseosa. Cómo te llamás?- le pregunté. - Nicolás...- respondió en voz baja. - Y cuántos años tenés, Nico? Sos muy pequeño para andar solo por la calle. - Tengo 8 años, los cumplí la semana pasada. Le dí la gaseosa y una milanesa con papas fritas en la cocina mientras cerraba el negocio. Lo dejé comer tranquilo y después hablamos un poco. Él me contó por dónde anduvo durante el día y yo lo oía y al mismo tiempo miraba unas fotos de chicas desnudas en el celu. Se me paró al ver las fotos y tenía puesto un pantalón deportivo, lo que hacía que se me notara sí o sí. No me percaté de eso y muchísimo menos de que el niño tenía los ojos bien abiertos y clavados en mi erección. Hice como si no me hubiera dado cuenta y me levanté a buscar una fruta. Al volver me paré al lado de la mesa y le ofrecí la manzana. No podía creer que el chico seguía mirando mi bulto sin ningún problema. Me volví a sentar y como sin querer me agarré la verga dura y me la acomodé. Nico seguía mirando con la boca abierta. Ahí sentí la seguridad de que al niño le gustaban los hombres. No podía ser de otra manera. Jamás tuve deseo sexual por un chico tan pequeño, y tampoco lo sentí en ese momento. Le pregunté qué pensaba hacer y me dijo si no podía quedarse a dormir aquí. Tengo el negocio y atrás mi casa, vivo acá. Desde la cocina, donde estábamos hablando, se veía la cama de dos plazas. - Supongo que no puedo dejarte solo en la calle, ya son más de las 7 de la tarde. Quedate pero primero pegate un buen baño, justo tengo ropa de mi sobrino que tiene tu edad.- le dije y le cambió la cara, se puso contento. - Muchas gracias!!! Cómo te llamás? - Patricio, no te dije mi nombre, perdón... - Y cuántos años tenés?- me preguntó - Tengo 42, Nico. Dale, preparate para bañarte. Ahora te alcanzo la ropa. Hacía mucho calor, así que busqué ropa liviana de mi sobrino que solía dejar para cuando me venía a visitar. El niño entró a mi habitación y comenzó a desvestirse muy despacio, con vergüenza. Se sacó las zapatillas y las medias, luego la remera. Nico es un chico de 8 años, pequeño pero robusto, algo gordito y con unas tetitas de niña, lo que ví al quitarse la remera. - Dale, sacate el pantalón así te bañás, Nico. - Bueno, ya me lo saco. Tengo vergüenza porque llevo puesto el bóxer de mi hermano de 6 años y me queda mal. - Y por qué tenés el bóxer de tu hermano? - Es que no tenía ropa interior seca ,mi mamá casi no nos lava. - Bueno, dale, no tengas vergüenza. Se sacó el pantalón y la verdad es que el bóxer de su hermanito le quedaba súper ajustado. Me dió la espalda mientras acomodaba el pantalón y debo decir que ese niño de piel blanca, macizo, casi rubio, tenía un culito grande, gordito y carnoso que no se le notaba con la ropa puesta. Se levantó el bóxer blanco de su hermanito y tuve una erección instantánea. Tenía un cuerpito fabuloso. De espaldas parecía una niña. Al notar mi erección volvió a quedarse mirándome sin nada de pudor. No me sacaba los ojos de encima. - Te queda muy bien ese bóxer, no sientas vergüenza, Nico...a ver, date vuelta- le pedí ya seguro de que se sentía atraído por mí. Se dió vuelta y le dije que se lo subiera un poquito más. - Así, Patricio? Se lo levantó tanto que casi parecía que tuviera puesta una tanga. Yo ya tenía la verga a full. No podía creer que un niño tan pequeño pudiese tener un culito semejante. - Dale, sacatelo así te bañás.- le dije y me senté en la cama esperando a ver el espectáculo. Se lo quitó de frente a mí y pude ver el pitito muy chiquito que tenía. Me recosté para observar mejor. Al darse la vuelta quedé extasiado con el culo del chico. Era perfecto y sus piernas gorditas y la espalda ancha conformaban un cuerpito fabuloso. - Andá a bañarte, después venís y te vestís. A los 10 minutos volvió terminando de secarse. Yo me había sacado el pantalón y me tapé con la sábana. Le pedí que se acostara hasta que se secara bien y se acostó a mi lado, de costado, con el culito cerca de mí. Se tapó con la sábana hasta la cintura y se acercó hasta casi tocarme. Yo me corrí unos centímetros hacia él y mi verga durísima lo rozó apenas. Y qué hizo? Se tiró para atrás apoyando su precioso culo en mi verga. Estaba claro que el niño era putísimo. - Te sentís bien, mi vida? Te gusta estar así? - Me siento muy bien con vos, lo que más necesitaba era bañarme. Disimuladamente, despacio, me fuí sacando el bóxer hasta que mi verga apoyaba al niño piel a piel. Se volvió a correr hacia atrás y tuve que hacer fuerza para no acabar. - Te puedo abrazar?- pregunté. - Sí, claro, te portaste muy bien conmigo, sos muy bueno, cómo no me vas a poder abrazar? Puse el brazo derecho en su cintura y le acaricié las piernas mientras se reía. Lo puse boca abajo tocándole las nalgas. Era una sensación nueva y exquisita para mí. Sentí ganas de penetrarlo sin piedad. Lo destapé y empecé a abrirle el culito y pasarle la lengua por el hoyito. Gemía y se retorcía mi putita. Me decía que le gustaba mucho. Lo dí vuelta y me metí el pequeño pitito en la boca, lo chupé con fuerza y suspiraba de placer. Le pasé la lengua por los huevitos hasta levantarle las piernas y volver al agujerito para meter y sacar mi lengua entera y sin detenerme. Metía y sacaba sin parar. Me dijo que sentía ganas de ir al baño. No le hice caso y seguí cogiéndolo con la lengua. - Creo que me estoy por hacer caca, Patricio!!! - Ahora vamos al baño, mi amor... Lo hice poner en 4 y le puse lubricante y yo también. - Apoyá la carita en la cama y abrite el culito con las manos. Apenas 8 años y tan putita, tanto que me hizo calentar como nunca nadie lo había hecho. Se la apoyé en el agujerito y le metí la puntita, apenas la cabecita, la saqué y volví a meter, una y otra vez, siempre la puntita unos 3 o 4 centímetros. Le dolía pero no se quejaba. La hice entrar despacio un poco más y gritó de dolor. Volvió a decirme que se estaba haciendo popó. Se la metí más o menos hasta la mitad y le dolió mucho, gritaba y lloraba y se acostó boca abajo. Me detuve un segundo y le pregunté si quería que se la sacara. - No, no me la saques, pero dale despacio... No podía ser tan putita. Le abrí el culito y se la enterré toda, sin compasión, entera hasta el fondo. La sacaba casi toda y se la metía entera de nuevo. Gritaba de dolor pero no quería que se la saque. Cuando sentí que estaba por acabar la saqué y se la puse en la boca. Le dije que se tomara toda la leche. Acabé dentro de su boca, un chorro inmenso de leche espesa y caliente y se tragó hasta la última gota. Volví a ponerlo boca abajo y al ver ese culo de niña lo penetré otra vez y tenía razón... una sola vez se la puse toda entera, de un solo empujón y al sacarla se hizo encima de verdad. Y volví a acabar... Nico volvió a visitarme 3 días después...

Autor: Patricio68 Categoría: Tabú

Leer relato »

Mi vecina y su hija 2

2022-05-24


Ya les conté en el relato anterior cómo convencí a Zoe con las tres fotos que ni siquiera le había sacado. Cuando su mamá, como todos los días, salió a su trabajo, dejándome al cuidado de Zoe por segunda vez la niña me preguntó: - Vas a borrar esas fotos de tu celular, Iván? Se me ocurrió algo en ese momento, sin haberlo pensado. - Si me das un beso lo hago- le dije - Un beso? Yo no sé hacerlo... - Es muy fácil, Zoe, yo te enseño. Sólo eso y elimino las fotos. Querés? - Bueno, pero las eliminas... A todo esto yo tenía el celu en la mano, como si estuviera en Facebook o enviando mensajes, pero en realidad estaba preparando la cámara para filmar. Zoe no se dió cuenta de nada. - Vení, Zoe. Te enseñaré. Acercó sus labios a los míos y me besó tímidamente. Mi intención era otra. Aprovechando el vestido que llevaba puesto, mientras me besaba, se lo levanté hasta la cintura, dejando su culito al descubierto y la filmé durante casi un minuto. Era mucho más que suficiente. Zoe volvió a caer en la trampa. - Me paré de repente y se lo mostré. Miró el video entero, la piel blanca, los ojos bien abiertos y una cara mezcla de asombro e indignación. No podía creer que había pisado el palito una vez más. Estaba asustada y enojada al mismo tiempo. - Sos malo, sos muy malo. Qué harás con eso? - Imaginate si lo viera tu mamá. - Nunca se lo mostrarías... - Se lo podría enviar ahora mismo, Zoe. - Por favor, no lo hagas, por favor...- me pidió llorando. Le aseguré que no lo haría. Se tranquilizó y me abrazó con fuerza. Hoy hacía 3 meses que había cumplido los 6. Me seguía abrazando y ese olor de su pelo y su piel transpirada, ya que había estado jugando y corriendo todo el día y aún no se había bañado me provocó una erección. Le acaricié las nalguitas algo sudadas por debajo del vestido y no hizo nada para impedirlo. - Gracias por no contarle a mamá. Iván, no sos malo, perdón por decir eso. - No me pidas perdón, Zoe, vos también sos una buena niña. De repente se alejó y me dijo que tenía que bañarse, que se sentía muy mal así transpirada como estaba. Les dije que era muy coqueta, limpia y que se cambiaba de ropa a cada rato, como casi toda niña de su edad. - A mí no me molesta que estés así. - Pero me quiero bañar, no me siento muy bien así... - Antes de ducharte dejame hacer algo. La dí vuelta, le subí el vestido y le corrí la pequeña bombachita. Agachate un poquito, Zoe. Al igual que ayer estaba entregada por el video, sabía que debía obedecer. - Está bien, pero mamá nunca nunca verá lo que grabaste. - Por supuesto que no, lo borraré delante tuyo. Se agachó y metí mi nariz entre sus nalgas, oliendo su agujerito, embriagándome con el aroma delicioso de la pequeña aún sin bañarse. Tenía un olor desconocido para mí, sabía lo que estaba haciendo pero no podía creerlo. Esa nena de 6 años, estaba frente a mí, sumisa y obediente, poniendo su culito grande, pulposo y redondito a mi disposición. - Abrite la cola con las manos, mi vida. Lo hizo y me metí más, oliéndole el culo y haciendo lo que ya sabía que le gustaba, pasarle la lengua por el hoyito. Zoe respiraba entrecortadamente por el placer que esto le provocaba. De golpe se paró y se acomodó el vestido. - No puedo estar así, necesito darme un baño, me siento sucia. Me da vergüenza, me baño en un rato, sí...? - Ya lo harás, ahora haceme caso y no te sientas mal, a mí me gustas así. - A mí no, ahora vuelvo!!! - Como quieras, mientras le voy a enviar el video a tu mami. - Prometiste no hacerlo!!! - Y cumpliré, pero no te portes mal y sé obediente. Refunfuñando un poco, se agachó, subió su vestido y abrió el culito con sus manos. Esta vez le introduje toda la lengua como ayer, entera, la metía y la sacaba lentamente. Era su punto débil, no podía resistirse y yo lo sabía. Mi lengua entraba tanto que sentí que tocaba caca. Le pedí que se agachara un poco más y, mojando el dedo grande con saliva se lo fuí haciendo entrar despacio. Le dolió pero no se quejó, sólo me dijo que lo hiciera con cuidado. Al entrar la mitad del dedo, más o menos, sentí que tocaba caca de nuevo. Empujé un poco más y me insultó diciendo que le molestaba y que tenía ganas de ir al baño. Saqué el dedo muy despacio y ví que estaba sacando caca del interior de Zoe. Nunca había hecho algo semejante. Sentí el olor de lo que acababa de extraer del recto de mi niña y no pensé que pudiera ser tan agradable. Me metí el dedo en la boca y juro que ese sabor suave y amargo, desconocido, me fascinó. - Bueno, me voy a bañar, no aguanto más!!! Dijo Zoe y corrió a su habitación. No podía creer aún la maravillosa experiencia que se me había presentado de un día para el otro. Zoe pasaba con la ropa y la toalla hacia el baño, la alcé en el aire y la acosté boca arriba sobre la mesa. - Me quiero bañaaaaar!!!!!!! - Ahora mismo vas a hacerlo. Le levanté las piernas y volví a chuparle el culito, esta vez con más saliva, mucha más, hasta empaparla. Saqué la verga paradísima y se la puse muy lento, con suavidad, pero no aguanté nada. De golpe la tomé con fuerza de las piernas y se la metí casi entera, llorando me decía que le dolía, seguí lentamente, sólo entraba la mitad. La metía y la sacaba, rápido, hasta que pasó lo que esperaba. Se estaba cagando encima. - Creo que me estoy haciendo caca, me estoy haciendo popó encima, dejame ir al baño!!!! Cada vez que salía del agujerito salía con más caquita y se me ponía más dura. No pude más y llené su culito con un terrible chorro de leche. La leche y la mierda se mezclaron y volví a acabar. Zoe se fué a bañar al fin, pero esto no terminó así...

Autor: IvánIván Categoría: Tabú

Leer relato »

Leche Condensada para niñas de mi expreso

2022-05-24


Trabajo de expreso escolar en una primaria. . Mi nombre es Carlos, tengo 28 años y me dedico al expreso escolar de una primaria. Vivo solo asi que preparo mi comida a diario. Suelo llevar un lunch para comer mientras hago mis rutas de trabajo. Recuerdo que un dia durante el tiempo libre estaba yo en mi vehiculo parqueado lejos de la escuela intentando tomar una siesta, pero algo no me lo permitía. Llevaba 5 semanas desde que mi novia me habia terminado, para irse con alguien mas prometedor que yo, pero ese no era el problema, si no mas bien la falta de sexo que se me habia acumulado!! Estaba tan lleno que sentia que ya sudaba leche. Aproveché que estaba solo para hacerme una paja viendo videos en mi celular. el tiempo paso volando y cuando termine tire tanto semen que voló por todos lados. Limpié todo y fui a toda marcha a la escuela a recojer los niños. Todo avanzo con normalidad hasta cuando apenas quedaban 2 niñas sentadas justo detras de mi, Paola de 8 y Liss de 7. Ya me sentia un poco cansado por la energia que gasté en esa paja monumental, asi que decidi tomar algo de mi lunch, tenia unas frutas picadas, en esa ocasión eras fresas o frutillas como le decimos en mi pais pero algo estaba mal, noté que la bandeja estaba abierta y habia una especie de jalea sobre las frutillas, yo pense que era leche condensada aunque yo no recorbada haber puesto sobre mi comida, igual no queria algo tan dulce, asi que tome una galletas saladas que tenia guardadas y me las comi. Mientras comia, Paolita me pidio galletas y ya no me quedaban mas, asi que le ofreci las frutillas. Tomé una para mi y ella de inmediato tomó el recipiente y lo llevó para su asiento. Justo antes de meter la frutilla en mi boca noté que la supuesta jalea en realidad era mi semen que habia caido en la fruta!!! De inmediato giré para ver a Paolita pero ya era muy tarde, ella estaba comiendo las frutillas con semen y habia compartido con Liss quien aún estaba en el vehiculo. No supe como reaccionar cuando vi a las nenas peliando por tomar la fruta que tenia mas leche condensada (eso creian ellas). Hasta que Paola le propuso a Liss que tome un poco de la leche condensada con su dedo para tener en partes iguales. Liss de inmediato tomo mi semen con su dedo y lo llevo directo a su boca. En cuestion de 2 o 3 min se habian terminado todo!! Me entregaron la bandeja y dieron las gracias. Yo les pregunté si las habia gustado y me dijeron que no habian probado antes esa leche y que no era muy dulce pero que estaba bien asi. Despues lleve a las niñas sus casas con normalidad y fui a descanzar. Ya por la noche en mi cama justo antes de quedarme dormido, mis pensamientos volaron, y me preguntaba a mi mismo, ¿mi semen tiene buen sabor? O estas neneas sabian lo que estaban comiendo y les gustaba? Es correcto que me exite recordar esas nenas chupando mi semen de sus dedos? Ya casi inconciente dedicí que no pensaría mas en ese tema ya que no era correcto. Pasaron los dias y mi problema de falta de sexo volvio, tenia muchas ganas y sentia que litros de semen querian salir de mi cuerpo. Ya no podia pensar muy bien y recordaba a Paolita y Liss comiendo mi semen. Las veia por el espejo retrovisor, y ellas saltaban reian y jugaban mientras mi miraban muy coquetas. No puede seguir negando lo que queria hacer, me volvian loco esas nenitas, y queria sus pequeñas boquitas chupanndo mi pene y bebiendo el semen directamente de la fuente, pero sabia que eso no seria facil y me podia meter en Problemas. Fue entonces que se me ocurrio aconstumbrarlas al sabor de mi semen para que les guste y asi seria mas facil mi objetivo. El plan era repetir lo que ya habia pasado antes, asi que corte unos duraznos en trozos pequeños y antes de ir a la escuela pase por el parque donde me hice una megapaja, todo mi semen fue directo sobre los duraznos y sobre ella un poco de miel. Fui a hacer mi rutas y espere a que solo queden las 2 nenas en el vehiculo, y les ofreci la fruta con leche condensada. Estaban super contentas!! Empesaron directo probando la leche con sus dedos. Fue hermoso, se acabaron todo muy rapido y me dieron las gracias. Despues de eso, les lleve frutas con semen pasando un dia ya que la idea era darles semen de calidad y en cantidad. Les di bananas, frutillas, duraznos, manzanas, melon y siempre se lo comian encantadas. Siempre me pedian mas, me reclamaban que les ponia poca leche condensada y yo les respondia que esa leche era dificil de conseguir, pero que para la proxima lo haria por ellas. Fue entonces cuando recorde un amigo que le gustaban las nenas adolecentes (yo sabia que en realidad le gustaban mas peques) le pedi que nos reunieramos para conversar de algo pero no le dije de que se trataba. Lo cite en un lugar donde yo lo recogeria. Eleji un lugar que esta justo en mi ruta y paso por alli antes de entregar las ultimas 2 nenas en sus casas. Asi que pase por el, se sento adelante y saludó a las nenas que estaban atras. Le dije que hablariamos despues de entregar a las nenas, asi que no hablamos nada en el vehiculo. Luego las nenas me llamaron y me preguntaron si tenia mas leche para ellas, les respondi que tenia solo un poco peeo que pronto les daria mucho, les entregué unas bananas con semen pero antes deje que mi amigo vea el recipiente, el de inmediato se asombró, noto algo raro en el color y textura de esa leche y me miro mientras yo sonreia. Vio como las nenas drisfrutaban mi semen y me miraba con una sonrisa nerviosa. Cuando nos quedamos solos me pregunto si eso que les di a las nenas es lo que el estaba pensando y le dije que si. Le explique que ellas me exigian mas cantidad de leche condensada y que yo no podia darles mas asi que necesitaba su ayuda. Antes de que me respondira yo sabia que el aceptaria porque se le notaba la ereccion claramente. Asi que que dije que el dia siguiente lo recogeria en el mismo lugar, un poco mas temprano. Se bajo del vehiculo y al siguiente dia estuvo puntual en el lugar acoradado, yo estaba solo asi que le pedi que subiera al vehiculo y le entregue un pequelo frasco. Lo deje solo para que haga lo suyo. Y cuando termino subi al vehiculo y fuimos juntos a hacer la ruta. Cuando llegó el momento y estabamos solos con las nenas, les di la fruta y el pequeño frasco con semen de mi amigo y les dije a las nenitas que les traje una nueva leche y queria que la prueben y me den su opinion. Las nenas pusieron el semen sobre la fruta y empezaron a probar. De inmediato me respondieron que era apenas diferente y que si les gustaba. Mi amigo me miro orgulloso y sonriente. Los proximos dias les dimos las 2 leches a las nenas hasta que teniamos que llegar al objetivo. Decirles de donde salia la leche y convencerlas de sacarnos esa leche con su propia boca. Llego el gran dia. Fui solo en esa ocasión y les entregue las frutas sin semen ella me miraron y de inmediato me reclamaron, a lis le salian lagrimas de los ojitls. Yo les dije que ya no podia darles leche porque talvez no era correcto. Ellas me dijeron que no importa de dond saliera que ellas querian mas. Entonces les mostre un video de un honbre eyaculando sobre fruta la cual luego comian unas chicas muy contentas. Se quedaron paralizadas y les dije que si ellas querian aun les podia dar, aunque ahora que saben como se obtiene yo entenderia si ya no quisieran volver a probar. Se quedaron calladas y no comieron la fruta. Al dia siguiente yo estaba nervioso pensando en que las nenas podian haberles contado a sus padres todo y yo estaria en problemas. Pero fui a la escuela y no paso nada, ya cuando estuve solo con ellas me hablaron y me dijeron que querian ver si era cierto lo de la leche. Yo acepte y las lleve a un sitio solitario. Fui al asiento de atras y empece a pajearme hasta eyacular en la fruta. Les entregue el recipiente, luego volvi a mi asiento y empece a conducir sin mirar a las nenas. Queria darles tiempo y espacio para que decidan que harian. Cuando derepente Liss tomo semen con el dedo y lo llevo a su boca. Luego tomo un poco mas y pidio a Paolita que abriera la boca, paolita obedecio y liss le dio semen. Despues de unos minutos me entregaron el recipiente vacio !!!! Yo estaba super feliz!! Me dijeron que asi estaba mas rica recien salida del horno. Yo les dije que ellas podian tomarlo directamente de mi cuerpo si deseaban y me dijeron que si querian. Asi espere hasta el dia siguiente y fui con mi amigo. Todo el viaje ellas estaban nerviosas y cuando nos quedamos solos se morian de la verguenza, tuve que hablar y contarles que mi amigo era el otro proveedor de leche y que el estaba alli para darles tambien. Les entregue mi telefono con una porno donde las chicas chupaban penes y bebian semen. Luego al llegar al sitio solitario mi amigo y yo fuimos al asiento trasero y sacamos nuestras vergas. Las nenas se acercaron y exploraron las vergas. Cuando empezaron a reir supe que estaban en confianza y relajadas. Fue cuando Liss metio la verga de mi amigo en su boca. Paola al ver eso no se quedo atras y metio mi verga en su boca. La boquita de Paolita solo cubria la cabeza de mi pene, asi que chupaba y chupaba la punta, ella creia que la lecha salia succionando con fuerza. Y yoa estaba que me rerorcia del placer. El primero en acabar fue mi amigo. Liss recibio todo el semen en su boca, lo mantuvo alli sin poder tragarlo porque era mucho. Asi que de apoco lo fue bebiendo. Mientras vi eso me puse como loco y tambien eyacule en la boca de Paolita. La cual no podia recibir todo ese esperma en su boquita, se le salia a los lados de la boca. Despues de lograr tragar la leche de sus bocas empezaron a limpiar las vergas, las dejaron sin rastro de semen. Nos reimcorporamos y seguimos la ruta con normalidad. Despues de esto, no pudimos parar. Actualmente somos 6 amigos los proveedores de semen de estas nenas. Una profesora nos descubrio pero es pervertida y a ella tambien le damos de vez en cuando. Me hice amigo de un colega de los expresos escolares y le gustó la idea. En estos dias tendra su prima experiencia y yo estare aqui para contarles.

Autor: LOVESNENAS Categoría: Tabú

Leer relato »

Pamela: Una hermosa werita es raptada

2022-05-24


Advertencia: El siguiente relato ficticio puede ser muy fuerte o repulsivo. se recomienda no leer si es sensible. Pamela era una niña de 10 años, una flor de juventud pues era rubia con un pelo rizado, bellos ojos azules una piel blanca y tersa como una hermosa figura de porcelana, era tan solo una niña de turno vespertino de primaria. Resaltaba por su aspecto europeo e inmensa belleza. Un día como cualquier otro Pame estaba regresando a casa cuando de repente unas manos muy grandes y pegajosas cubrían su cara antes de poder gritar las manos ya había tapado su boca convirtiendo sus palabras de auxilio en gemidos sin sentido. Rápidamente un trapo con un aroma nauseabundo cubrió su cara, todo se oscureció. Pamela despertaría un tiempo después estaba amarrada a una mesa abierta de patas ya no tenía su uniforme solo su calzón blanco, de repente pudo verlo un hombre enorme gordo y peludo estaba frente a ella, vestido con una camisa spot sucia y unas trusas negras. Pamela: ¿Quien es usted? ¡Dónde estoy? , la niña replico como pudo pero el gordo puso sus manos sobre su boca Gordo: Shhh que pendeja tan bonita eres con esas ricas tetitas, escucha putita, no volverás a tu casa, harás lo que yo diga y si te resistes o intentas pedir ayuda te mueres, decía el gordo apretando uno de los pezones de la niña. Gordo: Así me gusta zorrita El asqueroso gordo saco una navaja cortando las bragas de Pamela esas lindas telistas blancas que se meten en la panochita y nalgas de la niña. El gordo forzó a Pamela a abrir la boca para meter sus propias bregas en la boca de Pamela, la niña era amordazada por su captor entre lagrimás. El sucio lamio la cara de Pame procedió a quitarse la trusa que tenía manchas de semen al frente y un aroma asqueroso. La puso sobre la cara de la desgraciada niña que solo movía la cabeza con desespero tratando de salir. Gordo: Te vas a acostumbrar al olor de mi verga, pedazo de mierda El obeso sucio procedió a descender su boca para lamer el virgen coño de Pame, abriendo con su lengua y dedos sin reparo alguno expandiendo los labios jóvenes, después de un rato de comer coño el gordo apunto su enorme verga hacia ese coño. Ahora te vas a hacer mujer y mi puta entiendes putita. El obeso pone su mano sobre la cara de Pame hundiendo su nariz con la hedionda trusa. Mientras su verga entraba el coño de Pamela quien temblaba y su violador solo metía y sacaba brutalmente, la sangre y fluidos salía de Pamela, después de un rato el gordo descarga su espesa leche dentro de Pame, a su vez que la pobre se orinaba. Gordo: Maldita puerca te measte en mi verga, ahora veras. El obeso desamarro a Pame, la obligo a pararse, aunque la niña apenas podía estar de pie por el dolor en su entrepierna. El obeso le dio unas cachetadas y obligo a mamar su verga, Pamela trataba de respirar ante el pedazo de carne asquerosos que invadía su boca. Su violador solo se reía de su victima Gordo: Eso te gusta pendeja, mamar vergas, a que sí. Finalmente, el gordo llego a su climáx después de minutos. Dejo salir otra espesa carga de leche obligando a Pamela tragarlo, la niña fue obligada consumir. Cada gota estaba ta agotada que no le quedaron ni fuerzas para vomitar. Han pasado semanas aunque Pamela ha sido reportada como desaparecida la policía no pudo encontrarla. Mientras la búsqueda continúa el degenerado que la capturo al ha mantenido cautiva en ese mismo apartamento al que fue llevada. Ya era otra su vida ahora era pasarla desnuda siendo la bolsa de semen de su violador. Cada comida que recibía debía estar llena de leche recién extraída a veces porque su secuestrador se pajeaba o ella misma sacaba la leche. Esta es su vida ahora.

Autor: SEXY RAPE Categoría: Tabú

Leer relato »

Mi vecinito

2022-05-24


Primero que nada soy de Monterrey, Nuevo León, México, soy un vato bi act de 30 años, complexión robusta ni gordo ni flaco, un pene normal de 18cm medio grueso, y desde muy niño comencé a disfrutar de la sexualidad tanto con hombres como mujeres pero lo que les voy a contar me pasó hace unos meses atrás, resulta que en l colonia que vivo se mudaron una nueva familia proveniente de Matamoros Tamaulipas, el cual constituia de los padres una niña de 15 años y dos varoncitos de 8 y 6 años, por el pasar de los días los padres entraron a trabajar en una fábrica por lo que los niños quedaban al cuidado de la hermana mayor, pero como estaba en plena hormona siempre los descuidaba y los niños parecían vagabundos pues siempre andan solos por la cuadra y sucios, cierto día estaba platicando con un vecino y los niños se acercaron a jugar con uno de sus hijos, yo estaba sentado con las piernas abiertas y se medio marcaba mi paquete, y vi como el menor de los niños no apartaba la vista, y dismuladamente me agarre el paquete y no dejaba de ver, me despedí del vecino y le dije que iría a jugar PS a lo que el me respondió que también se metería a acostar ya que estaba fuerte la calor, pues eran al rededor de las 4 de la tarde, me fui para mi casa me puse ropa cómoda y salí a invitar a mis vecinos pues me asegure que no hubiera nadie en la cuadra que sospechara, ambos hermanitos se quedaron viendo y no decían nada, dije bueno si quieren van y me timbran, espero ancioso y veía por la ventana que no se animaban a tocar, por lo que decidí abrir e invitarlos a pasar, y así lo hicieron, nos fuimos al cuarto de entretenimiento y acondicione el sofá cama para que fuera cama, nos acostamos y comenzamos a jugar, para ello yo traía un shorts muy corto y sin boxer por lo que mi pene se salía por uno de los costados, y había dejado al nene de 6 a un costado mío, este al verlo no apartaba la vista y hasta dejo de jugar, yo al ver qué le gustaba le fui acariciando su pierna hasta llegar a sus nalguitas y no decía nada, por lo que seguí masajeando ese culito tan rico, repentinamente dice el mayor que tiene que ir al baño pero a su casa y fui y le abrí la puerta, regrese al cuarto y apenas entró me saco la verga semi erecta y el nene de 6 pego un brinco de susto y quiso irse, por lo que lo detuve y le dije que si le pasaba algo o le daba miedo algo, y me dice que no, para lo que yo le digo bueno y entonces relajate y agarrarme la verga, el puso una carita inocente y comenzó a jalarmela, le digo que la chupe y se la mete sin problema alguno, le pregunto si ya lo había echo antes, y me responde que un amigo de su papá lo ponía hacerle eso desde los 4, le pregunté si le había echo algo más y dijo que solo eso, y lo deje que continuará mientras yo comenzaba a urgar entre sus nalguitas, cuando se pronto suena el timbree, me acomodo y voy y atiendo y era el hermano que volvia, al regresar le pongo un juego para el solo y le digo que iré con su hermano al otro cuarto (al mío) a jugar un juego de mesa, el por estar en el juego ni puso atención, por lo que decido subirle al teatro en casa para que hubiese más ruido, me llevo al nene y al entrar al cuarto lo primero que hago es encuerarme y encuerar al nene, lo pongo en 4 y comienzo a comerme su culito el cual estaba algo sucio por su edad pero el morbo pudo más y seguí con lo mío, el nene se retorcía y decía que le hacía cosquillas y se quejaba y de ve en cuando se le salía un ligero gemido, así estuvimos un buen rato hasta que lo subí arrri a de mi y lo acomode de forma de hacer un 69, el nene se encargaba de hacerme una buena mamada mientras yo me comía su anito y comenzaba a dedearlo, el primer dedo no batalle pues estaba muy exitoso el nene con tremenda mamada de culo que le daba, pero cuando intenté meter el segundo pego un querido y dijo que le dolia pero lo aferre a mí y no deje que sacará los dedos, y comencé a tranquilizarlo después de unos minutos se acostumbro y sigui mandado verga y yo movía en círculos mis dedos, y el solo se retorcía de placer, cuando creí estar listo para el tercero me lo escupí y se lo empiezo a meter para lo que grita de dolor y quiere comenzar a llorar y suplica por qué no lo haga, lo vuelvo a tranquilizara dándole besos en la nuca, en los oídos mordiéndose los y diciéndole que no se preocupe que se relaje que ya pasará, sineto como afloja y continuo con los movimientos en círculos pasan unos minutos y veo que ya lo disfruta, así que le pido que se ponga en cuatro y le doy sus últimas mamadas de culo antes de comenzar a penetrarlo, lo acomodo bien en 4 lo abrazo por el cuello con un brazo y con la otra mano acomodo mi verga en su culito y después lo tomo de la cintura y de una metí la cabeza, el nene pego tremendo grito que ahogue con mi mano, y dejé de moverme le decía que se tranquilizara que no se moviera pero el se quería safar, en eso habren la puerta del cuarto y era su hermano y al vernos desnudos solo dice ahh okay seguiré jugando cierra y se va, mientras el otro nene seguía forcejeando y yo vi luz verde pues si hermano no dijo nada y entre el forsejeo que tenía el nene por querés safar hice un movimiento y sin querer se la deje ir toda, el nene gritaba y gritaba ahogado y no dejaba de llorar yo no me moví por unos minutos hasta que se relajo por estarlo tranquilizando, al sentir que dejó de apretar comencé un vaivén muy lento y yo le comía la oreja y le decía que estaba bien rico, bien apretadito, que ahorita se pasaría el dolor y le comenzaría a gustar, después de unos 15 min yo ya tenía la verga que me quería venir pero lo quería coger como a toda una putita, así que comencé a cogerlo más fuerte y rudo y le daba de nalgadas y después de un par de minutos me vacíe dentro de el, deje que mi verga se saliera sola y el nene se acostó en posición fetal y comenzó a llorar, me acosté detrás de el como cucharita y le decía que que tenía y me dijo que por qué le había echo eso, si el no era niña y le pregunto que si no le gusto y me dice que si, y le digo bueno ya vez, no eres niña pero te gusta la verga, lo tranquilice que no había pasado nada malo hasta que se durmio, salgo con el hermano y me dice no diré nada a nadie ni a mis papas si me dejas venir a jugar PS las veces que yo quiera, y si intentas hacerme lo de a mi hermano le digo a mis papás, le digo ok sin problema siempre y cuando cada vez que vengas traigas a tu hermanito, y me dice si, y si el quiere seguir haciendo lo que hacen no diré nada, regreso a dónde estaba el hermano y al verlo encuerado en posición fetal tan frágil e inocente, me acuerdo por detrás inhaló su aroma y se me pone de nuevo como piedra y sin más me acomodo le tampoco la boca y se la meto de una, este al sentir despierta queriendo dar un fuerte grito pero no pudo, retiro mi mano y da una aboxana de aire y le digo relajate, y me lo volví a coger rudo hasta venirme de nuevo.... Continuará con los siguientes días y semanas.

Autor: RicheHot Categoría: Tabú

Leer relato »

Mi vecina y su hija

2022-05-21


Conozco a mi vecina hace unos 8 años, desde que se mudó a mi barrio, frente a mi casa. En todo ese tiempo entablamos una relación de amistad. Mónica tenía 19 años, soltera y sin hijos. Un tiempo después quedó embarazada y tuvo una niña, Zoe, que hace un par de meses cumplió 6 años. El padre de la niña desapareció y Mónica trabajaba en un bar mientras su madre, abuela de Zoe, se encargaba de cuidarla. Yo iba con frecuencia a la casa de Mónica cuando no tenía que trabajar y le caía muy bien a Zoe, me quería mucho y cuando se portaba mal, casi siempre, la hablaba y se tranquilizaba. A la madre la volvía loca, pero al estar yo se portaba bien. Cierto día la mamá de Mónica recibió la noticia de la enfermedad de una hermana y tuvo que viajar con urgencia, ya que vivía sola y no había quién la acompañara. Ese mismo día mi vecina y amiga me contó lo sucedido. Yo, en ese momento, estaba sin trabajo pero no me faltaba nada ya que había cobrado una buena indemnización. Mónica fué a visitarme y estuvo un largo rato hablando pero sin animarse a decirme el motivo de su visita. - Bueno, Moni, para algo viniste. Qué necesitás? Nos conocemos hace mucho. Necesitás dinero? No hay problema.- le dije. - No, no es eso, sabés que mientras trabajo mi mamá cuidaba a Zoe. - Querés que consiga a alguien que se encargue de eso? - No, porque le haría la vida imposible a cualquiera que la cuidara. - Y? No te entiendo... - Ella se portaría bien con vos, y yo podría pagarte para que vos... - Ahora entiendo, supongo que te puedo ayudar, pero olvidate de pagarme, estoy bien económicamente. - Gracias, no me animaba a pedírtelo. Ahora mismo hablo con Zoe, estoy segura de que estará de acuerdo. Mónica le contó a su hija lo que hablamos y se puso muy contenta. En una hora mi vecina salió a trabajar y acordamos quedarnos en su casa para que Zoe sienta más cómoda. Eran casi las 7 de la tarde, Moni trabajaba de noche. Hacía mucho calor. Zoe me abrazó diciendo que se sentía muy bien conmigo y que su abuela no la dejaba hacer nada. - Me voy a poner un pantalón corto, hace mucho calor. - Dale, Zoe, te espero para que tomes la leche. Zoe es una niña de 6 años, delgada, rubia y de piel blanca, como su madre. Es una chica muy bonita y le encanta vestirse bien, el problema es que también le gusta cambiarse de ropa a cada rato. Como a la mayoría de las niñas, supongo... Volvió a los 5 minutos. Se había puesto una blusa roja y una minifalda blanca con flores. Estaba descalza, el calor era insoportable. - Qué linda estás!!! Ya te sirvo la merienda. - Te gusta, en serio? - Sí, te queda muy bien esa ropa, Zoe. Se puso contenta. Nunca había pensado nada de nada con respecto a Zoe, era una niña. Nunca, hasta que se agachó a juntar unos juguetes y ví que no tenía ropa interior. No había visto hasta aquel momento la vagina de una niña tan pequeña. Se me paró antes de que me diera cuenta. - Zoe, tu abuela te deja andar sin ropa interior?- le dije dejando de mirarla, como si no lo hubiese notado. - Nooo, ella no me deja hacer nada, como te conté. - Y tu mamá? - Tampoco. - Y qué pasaría si tu mamá se enterara? - Me mataría, creo... - Ahora mismo estás sin nada debajo de la minifalda. - Y cómo sabes? - Porque te acabo de ver y tendré que decirle a tu madre- le dije extorsionándola y sin pensar realmente por qué lo hacía. - Jajaja, mamá no te creerá!!! - Me va a creer cuando vea las fotos. Se puso pálida. - No tenés ninguna foto. - Tengo tres y se las voy a mostrar apenas vuelva. - Por qué me sacaste fotos? No se las mostrarás a mami, no? - Claro que sí... - No, por favor!!! No hagas eso...me va a castigar!!! Qué quieres que haga? Quieres que te cocine o te ayude a limpiar la casa? Le dije que lo que quería era que se agachara otra vez. - Pero me vas a fotografiar!! - Ya lo hice, dejaré mi celular sobre la mesa. - No cuentes nada, por favor!! Se agachó nuevamente. Levantate un poco la mini. Sólo es para verte. Se la subió hasta la cintura y pude contemplar el culito carnoso de Zoe. Se me puso muy dura. Le pedí que me la tocara y no quiso. - No importa, ahora le enviaré las fotos a tu mamá. - Noo, eso no...!!! Empezó a tocarme torpemente y mi verga se endureció más. La recosté boca abajo sobre la alfombra y le puse un almohadón grande que saqué del sillón. Ese culito tan levantado sobre la almohada me excitó de tal manera que le metí la lengua en el agujerito hasta que empezó a suspirar. Era evidente que le estaba gustando y mucho. Le introduje toda mi lengua, la metí y la saqué hasta que me pidió por favor que la dejara ir al baño. - Creo que me estoy haciendo popó!! - Bueno, vamos al baño, rápido. Era verdad, apenas se sentó hizo un montón de caca, dura y muy gruesa, ya que tenía el culito agrandado por tanta fuerza con la lengua. Me calentó muchísimo verla cagar. - Esperá que me limpie la cola- dijo la pequeña Zoe. - No, Zoe, no te limpies aún. - Pero tengo sucio... La llevé alzada hasta el comedor y la acosté sobre la mesa, con el culito en el borde y las piernas colgando. El culito sucio de Zoe me hizo calentar, mi verga durísima se apoyó en la caca del hoyito y empecé a empujar pero sin hacerle daño. Sabía que era peligroso, debí ponerme un límite. Sólo entraba la puntita y salía, le dolía pero también sentía placer, ya que suspiraba y no me pidió que la sacara. Así, sólo metiendo y sacando la cabecita acabé desaforadamente en el culo de la niña. Después usé la lengua para dejarla bien limpia. Eso también la hizo gemir. - Te gustó, Zoe? - No sé, creo que sí...pero no le cuentes nada ni le muestres las fotos a mi mamá. - Por supuesto que no. Claro que no!! Se fué a bañar y después hice lo mismo yo. Nos acostamos a dormir cada uno en su cama. Mañana debía volver a quedarme con Zoe. Con la diferencia que al otro día me confirmó, sin decirlo, que le había gustado y quería más...

Autor: IvánIván Categoría: Tabú

Leer relato »

Las Cosquillas

2022-05-12


Me inventé un jueguito para disimular mis intenciones. Todo empezó un domingo, era una dia soleado y caluroso asi que decidí llamar unos amigos para beber unas cervezas bien frias, asar unas carnes y disfrutar de la piscina de mi casa, algunos me preguntaron si debían llegar solos o podían llevar a sus familias, a lo que yo respondia que eso lo podian decidir ellos mismos. El primero en llegar fue mi mejor amigo Juan, junto a Carla su esposa y Daniela su hija. De inmediato abri unas cervezas y empezó la charla. Puse algo de música la cual no nos permitia conversar bien, pero nos alentaba a pasar un buen rato y nos aumentaba la sed de cerveza, asi que no bajamos el volúmen. No habían pasado ni 20 minutos cuando Juan ya abria su cuarta lata de cerveza y llegaban mas invitados. En cuestión de 2 horas ya éramos 2 parejas, 2 amigos que llegaron solos, 2 niñas y 1 niños. El calor era tanto que ya teniamos 3 fundas grandes llenas de latas vacias, los niños en la piscina medios cansados y sedientos. Fue cuando Danielita se acercó a Carla a pedirle algo de beber, yo noté que Carla estaba algo mareada y no era capa de atender bien a su pequeña hija, asi que decidí ayudarla y le pedi a Danielita que me acompañe a la cocina por algo de beber. Despues de eso prácticamente a mi me tocó atender al resto de niños, los cuales se bebieron todo el jugo que tenia en la nevera. Ya casi oscurecía cuando una de las parejas se despedía y Carla aprovecha que vivian de camino, para pedirles que la lleven a su casa. Carla llamó a Daniela para llevarla tambien pero la nena pidio quedarse con su papá ya que aun estaban jugando los niños que quedaban. Juan solo asintio con la cabeza y la nena se quedó, aunque yo pude notar que Juan estaba muy ebrio para enterder algo de lo que le hablaban. Ya solo quedaban en la reunion, Juan y Danielita, 2 amigos mas (los cuales estaban bien dormidos) y yo. Yo hablaba con Juan el cual ya practicamente no me escuchaba. Y Danielita jugaba solita en la piscina. Yo estaba medio mareado pero conciente de todo. Fue cuando noté que Danielita estaba bebiendo algo y como ya no habia jugo, me dio curiosidad saber que bebía. Me acerque a ella y le pregunté. Ella me entregó el vaso, probé un poco y puede darme cuenta que se trataba de sangria. Ella me contó que Juan le habia servido ese jugo y que ya ese era su segundo vaso. Me dijo que se sentia un poco mareada y que queria ir al baño asi que me pidio ayuda para salir de la piscina. Darle la mano no era suficiente asi que la tome de la cintura y la saque del agua, lo cual le dio muchas cosquillas, luego la lleve al baño, la deje adentro y le pedi que de una vez se duche mientras yo y fui a buscar su ropa seca. Al regresar al baño me la encontré en el pasillo completamente desnuda, con el traje de baño en la mano, diciendome que tuvo un accidente cuando la cargue al sacarla de la piscina ya que sintio cosquillas y eso causo que se orine sobre su traje. No se cuanto tiempo me la quede mirando sin decir una palabla. Talvez era efecto del alcohol pero al verla desnuda y sonrojada tuve una erección de inmediato. Noté sus pequeños pezoncitos apenas saliendo y algo erectos por el frio una cinturita fina que crecia en sus caderas. Y una vagina de labios gordos en la que apenas asomaba un pequeño clitorios rosa. En cuanto recuperé el aliento tome una toalla y me acerque a cubrir su cuerpo y a decirle que no debia preocuparse. La acompañe al baño y deje que se duche y se vista. Luego sali a tratar de despertar a Juan pero el no respondía. Tambien busqué a los otros amigos y ya no estaban, asi que se me ocurrio cargar a Juan y dejarlo en la sala de la casa duemiendo. Luego fui por Daniela pero ella ya estaba acostada en mi cama con una pijama viendo tv. Le pregunte como se sentia y me dijo que ya estaba bien, Aun un poco mareada pero sin ningun malestar. Se suponia que la llevaría a la sala para que duerma con su papa, pero ella estaba bien despierta viendo la tv, asi que fui a bañar me puse la pijama y regrese pensando que para ese momento ya estaría dormida. Mi sorpresa fue encontrarla igualita viendo dibujos animados a las 3 a.m. Asi que me recoste junto a ella ya que no tenia mas opción. Tome la sabana y me arropé, ella me miro y me preguntó si podia arroparse tambien ya que tenia mucho frio, asi que toque sus pies y estaban helados, cuando ella empezo a reir de inmediato diciendome que era muy cosquilluda. Y que no soportaba que toquen sus pies. Luego saltó he intento hacerme cosquillas es los pies como venganza, pero yo no me reí pues no soy tan cosquilludo como ella. Le dije que no seria tan facil ya que yo no tengo cosquillas en los pies y ella se quedo pensando. Despues de unos minutos sobre las sabanas intentó hacerme cosquillas nuevamente aunque ella no veia donde me estaba tocando, primero fue en el pecho, luego en el estomago y luego bajó un poco tocando mi pene sin saberlo. En ese momento me rei un poco y ella se emocionó por haber encontrado mi lugar de cosquillas en la pierna (eso creia ella), y volvio a hacerme cosquillas mientras yo la empujaba con mis manos riendome. Empezamos a luchar y fue cuando vi que llevaba una falda sin interior por dentro. Casi me da algo cuando vi su cosita media abierta y esos pequeños labios rosa. Incluso en una ocasion reposó su pequeña cosita en mi pierna y pude sentir su humedo calor. Me sentia muy confundido, no entendia como podia interesarme de forma sexual una nena hermosa de 9 añitos. Sabia que estaba mal pero el cuerpo me pedia mas de ella. Fui al baño a tratar de recuperar el control sobre mi y hacer lo correcto, pero me encontre su traje de baño sobre el lavamanos y no pude evitar oler una pequeña manchita casi invisible justo en el lugar que hace contacto con su tesorito, y aprovechando que la prenda estaba humeda exprimi un poco directo en mi boca y probe esas gotitas de orine de princesa. Asi que ya casi descontrolado se me ocurrio un juego para poder llegar un poco mas lejos con ella. Juego de las cosquillas Reglas. Decir a la nena que se tape de cuerpo entero con una sabana. Luego deberás hacerle cosquillas sobre las sabanas tratando de hacerla reir y solo por 5 segundos. Ella debe soportar los 5 segundos sin reir, de lo contrario pierde 1 punto. Luego es tu turno de taparte y el de ella de hacer las cosquillas. En la siguiente ronda el tiempo sube a 5 segundos mas. Le explique las reglas y ella aceptó muy emocionada, asi que empezamos. Bajé a ver como estaba Juan, y verifique que estaba bien dormido entonces se me puso la piel de gallina y el corazón me latia fuerte de saber que esa noche tenia esa pequeña princesa solo para mi. Ronda 1. Subi a la habitación, cubri a la nena con la sabana y de todas maneras podia identificar todo su cuerpo, asi que para disimular un poco, le hice cosquillas en el cuello, y ella no aguantó los 5 segundos perdiendo asi 1 punto. Ahora era mi turno de cubrirme y Danielita tendria la oportunidad de recuperar el punto que habia perdido. Asi que me cubri y ella fue directo a mi entrepierna a hacerme las cosquillas. Yo espere hasta el ultimo segundo para reirme y perder a proposito. Ella saltaba en la cama de la emoción. Y me dijo que sabia como ganarme ese juego. Ronda 2. Empezo la segunda ronda, Ahora ella se cubria y debia aguantar por 10 segundos. Asi que fui directo a sus pies para que perdiera. Porque sabia que ella haria lo que sea para ganar en su turno. Y asi fue. En su turno fue directo a mi pene el cual estaba medio erecto y lo toco todo. De igual manera esperé hasta el ultimo segundo para reir y perder, y ella se burlaba de mi diciendo que yo no podria ganarle. Ronda 3. En esta ocación casi de forma descarada, busque uno de sus pezones y lo empece a masajear con mi lengua, ella no podia verme y en teoria yo no podia verla a ella asi que disfruté el momento. Ella nunca se rio asi que nadie gano. Me arrope y nuevamente ella fue directo a mi pene el cual era una roca, pero esta vez no uso las manos sino la boca. La niña estaba copiando mis jugadas!! Empecé a gemir un poco y ella buscaba la manera de atrapar toda esa carne con su boca pero no le entraba, me rei al segundo 14 y perdi. Pero realmente estaba ganando. Ronda 4. En esta ocación le dije q ella estaba ganando mucho asi que le pedi algo de ventaja, la cual consistia en que ella solo se tape los ojos con la sabana, lo cual aceptó de inmediato. Ya en ese momento nada me podia detener, Asi que le tape los ojos, levanté su falda dejando a la vista esa conchita hermosa de pequeños labios rosa y un boton rojiso brillante. Abri un poco sus labios mayores y empece a masturbarla con la punta de mis dedos. Ella casi se rie, entonces me detuve, y dije. -Parece que vas a perder- y ella me repondio que continue que podria aguantar los 20 segundos. Asi fue pues paso el tiempo, talvez fue mas de 20 segundos y ella estaba muy relajada. La felicité y le dije que en mi proximo turno no seria tan facil. Ahora era mi turno de cubrirme y ella no lo permitio, me dijo que asi no se valia y que solo me cubriera los ojos. Entonces yo ya suponia lo que pasaría. Ella toco mi pene muy duro sobre mi pijama, y no se decidia que mas hacer, ya habian pasado 10 segundos hasta que se animó y sacó mi pene del pantalon y con su mano empezo a pajerme y no me rei, creo que lo hizo casi un minuto y yo ya estaba que me venia. Entonces me reí. Ella celebró nuevamente y me dijo que nunca perdería asi yo haga lo que sea. Ronda 5. Creo que era obvia mi siguiente jugada, ya que ella me pidio una pausa para ir a orinar, y yo le dije que no habia pausas en ese juego. Que si se hiba entonces perderia. Ella acepto y de recosto con las piernas abiertas y subio su falda hasta el ombligo. Yo me quede frio ya que ella sola me preparó todo. Me dijo que ahora seria sin tapar sus ojos y no me quedo mas que aceptar. Baje hasta su conchita, la abri suavemente con mis dedos mientas nos mirábamos a los ojos, acerque mi cara y esta vez empece a lamerle la cosita. Ella entrecerro los ojos sin perderme de vista. Y relajó las piernas abriéndolas al maximo. Yo pare y le dije que en esta ronda podiamos hacernos cosquillas ambos y ella me dijo que si, Asi que copiando un poco su iniciativa anterior me quite el pantalon, y la puse a ella en posicion 69. De inmediato entendio y metio mi pene en su boca. La verdad no sabia chuparla pero para mi fue mejor porque yo estaba al 100, y me podia venir en cualquier momento. Ella estaba empapada, mi cara toda mojada de sus jugos aunque trataba de tomarme todo. Hasta q note que apreto un poco la pelvis, y me dijo que queria orinarse. Yo le repondi que si yo paraba perderia y si ella paraba perderia asi que aguantara. Pero cuando llego al climax no aguantó, se saco mi pene de la boquita y se sento en mi boca, empezo q tener espasmos en toda la cadera y a quejarse de placer y por su puesto se le escaparon 2 pequeños corritos de orina en mi boca, lo cual era nuevo para mi pero no dude en beber hasta la ultima gotita. Con ese saber dulce salado en mi boca estallé. Mi semen volo por la cama y mis piernas y nos quedamos asi unos segundos. Cuando recuperé el aliento me preocupé, senti culpa por lo que habia hecho pero ella tomo mi pene en sus manos y me preguntó si podian regresar el proximo domingo. Le respondí que si, pero que quizá no se de la oportunidad de volver a jugar así. Y ella se lo pensó por un momento. La lleve a la ducha, la limpie, la sequé, la vestí y la acosté. Y antes de dormir me dijo que pensaria la manera de volver a jugar conmigo. En la mañana siguiente Juan despertó y su hija fue con el, desayunamos y cuando ya se iban la nena le dijo al papá en voz alta, – Papi, mañana despues de la escuela puedo ir a la casa de una amiga que vive en este vecindario?

Autor: LOVESNENAS Categoría: Tabú

Leer relato »

Dilatando a mi cuñadita de 10

2022-05-12


Probe el sexo anal con chicas jóvenes hasta llegar a mi cuñadita de 10. Soy un apasionado del sexo anal, amo ver y sentir mi ancho pene desapareciendo en el ano de una bella dama. No siempre tuve este gusto, fue algo que descubri en mi matrimonio con una mujer menor a mi. Yo tenia 30 y ella 20 cuando hicimos nuestro primer Anal. Desde ese dia me empeñé en mejorjar mi tecnica, para hacerlo de mejor manera sin dolores ni incomodidades. Con el tiempo compre juguetes sexuales, dilatadores, enemas, y todo lo que hay en el mercado para ser introducido en el ano de la pareja. Nunca paraba de experimentar cosas nuevas, hasta frutas metia en su culito, previamente lavado con un enema. Cada vez metia cosas mas grandes en ese culito, mi pene ya no llenaba el vacio asi que debia meterlo junto a un consolador. El sexo con mi mujer fue perfecto, y fue lo que nos mantuvo unidos por 10 años. Sin embargo no nos amabamos y llego el dia de nuestra separación. Desde luego hubo encuentros en los que ella me visitaba para recibir su dosis de sexo Anal. Hasta que encontro una persona que lleno ese vacio y se olvido de mi. A mis 40 años fue un poco dificil encontrar una pareja que me siguiera el ritmo en mis gustos sexuales, apenas pude llegar a tener sexo anal basico, y con el tiempo me di cuenta que no debia buscar mujeres de mi edad, todo era mas facil si la chica es mas joven. Tuve una novia de 24 que experimento el anal conmigo y le encantó, pero puso limites a los que yo no estaba aconstumbrado asi que la relación no funcionó, luego tuve una novia de 20 la cual aguanto mucho mas, llegue a introducir 2 bananas en su culito pero hasta ahi llego. La estrategia de buscar chicas jovenes me funcionaba asi que fui mas allá y consegui una novia de 17. Tuve muchas dudas pero cuando la tuve desnuda con el culito a mi dispocision, le unte algo de crema anestesica para dormir la zona y al cabo de 3 meses ya podia meter mi pene y una banana al mismo tiempo en su culito. Estaba muy satisfecho y ya no nesecitaba buscar mas. Ella era la mujer de mi vida. O eso pensaba yo. Un dia me llevo a conocer a su familia, me presento a su mama y su hermana menor de 10 añitos, la cual aconstumbro a mi presencia de inmediato, al parecer en esa casa hacia falta una figura paterna ya que el jefe del hogar habia fallecido años atras. Empece a frecuentar la casa de su familia y a gabarme la confianza de esta familia la cual yo habia empezado a querer. Tambien yo les hice invitaciones a mi departamento para cenar o pasar el rato. Un dia llego la noticia de que habia fallecido la hermana de mi nueva suegra, lo cual fue un duro golpe, asi que organizaron todo para viajar al pueblo de inmediato. Pero tebian un problema, la nena estaba asistiendo a clases y si viajaba perdería muchos dias. Fue cuando mi suegra me pidio ayuda cuidando a la nena ppr esos 3 o 4 dias que ellas se ausentarian. Yo acepte ya que la nena se portaba muy bien conmigo y queria ganar puntos con mi suegra. Ademas sabia que mi novia se sentiria muy agradecida conmigo y me lo pagaria con el mejor sexo del mundo. Emprendieron el viaje y acomode a la nena en una habitación de mi casa que solo usaba para guardar un par de cosas. Mis funcionen eran muy basicas, dar el desayuno, llevar a la escuela y llamar a la casa por las tardes para asegurarme que el expreso escolar dejo a la nena en mi casa sana y salva. Luego regresar del trabajo a las 16h00, ayudar a la nena con los deberes, dar de cenar y todos a dormir. El primer dia fue asi de simple, pero el segundo dia note en la habitación de la nena cierto desorden, le pedi que porfavor mantenga la habitación ordenada y me retiré para que ella cumpla con esa responsabilidad. En horas de la noche encontre a oa nena mal acostada, era la tipica muchacha que dormia toda chueca como si la hubiesen atropellado. Llevaba puesto el uniforme escolar un falda de cuadros pero arriba solo llevaba una chaquetilla, al moverla para acomodarla abrio las piernas casi por completo, y vi algo que me dejo con la boca abierta. Uno de mis juguetes sexuales entre sus piernas abiertas!! El juguete estaba sobre las sabanas, no se lo habia intruducido quizas porque no sabia como hacerlo, pero su calzoncito estaba mojado justo en la parte que hace contacto con su tesorito, lo cual me hacia sospechar que la nena paso un buen rato con el juguete y quedo rendida del cansancio. A un lado de la cama encontré una caja de carton que yo habia olvidado por completo que existia, la caja contenia fotos de mi primer amor con el culito lleno de mis juguetes. Pero eso no fue lo peor. Recordé que uno de los cajones habia fotos de mi actual novia, la hermana de esta nena en las mismas condiciones, fui al cajon y las fotos no estabn asi que busque en la cama y las encontré todas bajo la almohada. Sali de la habitación sin saber que hacer o pensar, pero algo no se me borraba del pensamiento y era esa nena dormida con las piernas abiertas y completamente mojadita. Recorde la estrategia de buscar chicas jovenes para hacer con ellas todos mis sueños anales, y me entro la curiosidad de que tanto podia meterse en el anito de esta princesa. Ya estaba decidido, yo sabia que nada me podia detener. Pase la noche ideando la manera de lograr este objetivo. En la mañana todo fue normal, mande a la nena a clases y en la tarde volvimos a vernos en la casa. Le comenté a la nena que tenia que hacer limpieza y necesitaba su ayuda y ella acepto sin mayor problema. Le di una caja llena de juguetes de niños que yo guardaba desde hace muchos años y le pedi que los limpie con un pañuelo humedo. Cuando terminó con eso, le di una caja llena de juguetes sexuales y le pedi que de igual manera los limpie y los deje sobre la mesa para que se sequen. Me retiré y la deje sola por unos momentos. Al regresar encontre que ya estaban todos limpios y sobre la mesa, habia consoladores, cuentas anales, penes de silicona de animales. Penes enormes, unos delgados pero de gran longitud. Tambien habia juguetes pequeños. Ella me quedo mirando sonrojada y yo actue como si no pasara nada. Luego me sente junto a ella y le dije que ya era hora de guardarlos, vi como sotenia en sus pequeñas manos esos enormes consoladores y eso me exitaba. Hasta que ella no aguanto mas y me preguntó de quien eran esos juguetes. Le respondo que mios y le pregunté si ella sabia como se usaban. Ella me repondio que tenia una idea y que vio unas fotos de su hermana jugando con ellos. Le pregunté que le habia parecido y me dijo que estaba sorprendida, que ella no sabia que esas cosas podian entrar por la colita y le respondi que yo era muy bueno haciendo eso con las mujeres y si gustaba se podia llevar uno de los juguetes. Me miro como intrigada, y que le dije que escogiera cualquiera. Ella tomó el mas pequeño y le dije, estas segura ? Creo que uno mas grande entraría en ti. Mis palabras la animaron a hablar y me dijo que ella sola no podria meterse eso asi que mejor no se llevaria ningun juguete. Yo no desaproveche el momento y le dije que tome 3 juguetes de diferente tamaño, ella cogio el mas pequelo uno mediano y uno un poco mas grande que el pene promedio de un adulto. La lleve a mi habitacion y le pedi que se sentara, me acerque y le dije que le enseñaria a tener un placer que pocos conocen y ella asintio con la cabeza. Le pedi que se relaje, que actue como si estuviese dormida, todos los musculos completamente sueltos y que no reaccione a nada. La acoste boca abajo y puse una almohada bajo sus caderas, luego levante su falda y baje su interior de nena hasta quitarselo. Empece por abrir sus nalguitas son las manos y empece a lamer su anito, estaba caliente y olia delicioso, ella lo apreto un par de veces y yo le decia relajate, por completo. Asi fue y ya mi lengua empezo a entrar mas y mas en su anito, el siguiente paso fue buscar la cremita anestesica y poner una buena cantidad en mi dedo, de a poco lo fui introduciendolo y la crema funcionaba como lubricante, solo meti unos 3 centimetros mi dedo, lo retire y le di vuelta a ese pequeño cuerpo. Ahors ella estaba boca arriba con su pelvias algo levantada por la almohada, abri sus piernas y me meti entre ellas, Empece a chupar sus labios menores y a beberme los jugos que esa pequeña vagina me regalaba, ella estaba empapada, levante su blusa y fui en busqueda de sus pequeños pezoncitos rosados para chuparlos tambien. Tenia que exitarla lo suficiente para lo que se venia. Pasado unos minutos ya la nena no paraba de gemir. Fue cuando la acoste de lado con una pierna recogida luego tome el juguete mas pequeño y lo puse en su pequeño anito. Le pedi que ella mismo empujara hacia atras y el juguete chocaba con su anito. Mientras yo metia mi cabeza entre suspiernas estimulando con mi lengua su pequeño clitoris y ella cada vez empujaba mas, logrando introducir la punta del juguete. Ella no lo sabia, pensaba que no habia entrado nada y entonces empujo mas y mas. Hasta que saque mi telefono y tomé una foto de su culito, se la mostre y ella no podia creer que ya tebia adentro todo el juguete. Empece a sacarlo y meterlo con suavidad y a pesar de que la crema anestecica habia dormido la zona, ella podia sentir una presion en su anito que la volvia loca. Despues de unos minutos fui por el siguiente juguete sin que ella lo supiera lo puse en su ano y le pedi que siga empujando, ella estaba muy exitada y casi de inmediato se metio la mitad, yo tuve que decirle que me mueva mas despacio, ralmente me preocupe un poco porque ese juguete no era pequeño. Seguimos en el va y ven hasta que el juguete entro por completo. Saque una foto y le mostre, ella no sabia que yo habia metido el juguete mas grande y se sorprendio. Me dijo que queria mas y me señalo el consolador grande, incluso mas grande que un pene adulto. Fui por el y lo lubrique, lo puse en su anito y pedi que empujara. La nena empujo con fuerza y se metio la cabeza de ese animal!!! Me sorprendi que esa nenita de 10 añitos podia dominar ese enorme consolador, incluso era mas valiente que su hermana. Estaba sudada y los gemidos eran gritos pero seguia metiendo mas y mas, milimitro por milimetro hasta que llego a la mitad. Me dijo que sentia que se orinaba, yo sabia que eso significaba que estaba por acabar asi que le dije que pondria mas lubricante en el consolador, lo cual era mentira, saque mi pene completamente erecto y lo puse en su culito. La nena era una maravilla pues se lo metio todo de inmediato, esta vez yo la embestí con fuerza, hasta el fondo de sus intestino. Hasta que lleganos al climax ella empezo a orinarse las sabanas y a tener fuertes espasmos, yo no aguante mas y eyacule dentro de su culo. Con mis ultimas fuerzas tome una foto de su culo abierto, podia ver su interior lleno de semen. Y asi nos quedamos dormidos. En la madrugada me desperte y note que ella aun dormia con la cola al aire, asi que la limpie un poco, le puse mas crema para evitar el dolor. Al dia siguiente en la mañana estaba adolorida, asi que le di unas pastillas que la pusieron como nueva y le pregunté con que juguete se quedaba? Y ella me respondio con el ultimo! Le mostre las fotos y vio su culo abierto lleno de semen y mi verga roja a un lado. Me dijo que eso le habia gustado y no le contaria nada a nadie. Le propuse repetir lo que hicimos y me dijo que aun le dolia pero seguramente despues de un dia de descanzo estaria como nueva. Le dije que yo era un experto en el tema y que le prepararia un enema medicinal. Asi fue. Llene su culito de un preparado medicinal y ya para la noche ella me esperaba para un 2do encuentro.

Autor: LOVESNENAS Categoría: Tabú

Leer relato »

Desvirgando a mis hijas (5) (mi prima y mi madre)

2022-05-07


Para ver las otras partes de mis anécdotas: parte 1: https://relatoeroticosintabu.xyz/relato.php?id=3405 parte 2: https://relatoeroticosintabu.xyz/relato.php?id=3418 parte 3: https://relatoeroticosintabu.xyz/relato.php?id=3430 Parte 4: https://relatoeroticosintabu.xyz/relato.php?id=3441 Pregunta1: https://relatoeroticosintabu.xyz/relato.php?id=3462 Pregunta2: https://relatoeroticosintabu.xyz/relato.php?id=3496 Ya en anteriores partes he hablado sobre mis hijas y mi sobrina, pero también faltaba hablar más sobre mi prima y mi madre. Pues en esta parte les contaré como fue, que esta anécdota toma lugar entre 1984 hasta 1991. Pues desde siempre había vivido con mi madre, tía, tío y primos, y vivíamos en una casa estable, pero desde joven tenía atracción de mi prima que era la segunda hija de mis tíos, y ella era 2 años mayor que yo, y un cuando yo tenia 12 años comencé a ver revistas porno, y conocí el sexo, llegaba a fantasear con mi prima que esta bien buena al entrar a la adolescencia, y también me llevaba muy bien con ella, pues también veíamos porno a escondidas, también llegaba a verla en ropa interior y nos poníamos cariñosos, pero cuando tenia 14 años estaba masturbándome en mi cuarto y golpeaba la pared con mi prima como respondiendo al otro, pero esta vez ella entro a mi cuarto y me vio en calzoncillos y ella estaba con un calzón y su sostén, y podía ver sus piernas sexys y sus tetas a lo que nos quedamos cayados y después nos besamos y toqueteamos, yo le agarraba las piernas y las tetas y ella me tomaba del pecho y trasero, también le apretaba las nalgas y con tanta calentura cerramos la puerta, y no echamos en mi cama mientras seguíamos besándonos, luego ella me bajaba el calzoncillo y yo le baje los calzones, mientras nos quitamos toda la ropa, ella se echo boca abajo y frotaba su culo conto mi, ella no decía nada, solo movía su culo y yo la saboree las nalgas y le mordía mientras ella gemía, aun recuerdo que ella me dijo: “que rico, ya métemelo que esta duro” Yo se la metí por primera vez y perdí mi virginidad, metía mi verga en su vagina y luego ella lo movió a su culo, ahí fue cuando me volví adicto al sexo, pues era adolescente y era evidente que iba a buscar mas, pues cuando terminamos estaba cansado, algo asustado pero ella como tenia experiencia lo tomo normal, pues después de descansar, ella se puso su ropa interior y regreso a su cuarto, los demás días volvimos a follar, fue ahí cuando practicaba el sexo, también gracias a ella pude saber como follar con mi primera novia cuando tenia 15 años, y así mi prima fue mi amante por un largo tiempo, pero hubo momentos el cual me había enamorado de mi prima, pero nunca se lo dije. Ahora sobre mi experiencia con mi madre y fue así, desde que me folle a mi prima, nos la pasábamos juntos en secreto, pero mi madre desde antes ya sabía que me sentía atraído por mi prima ya que unas ocasiones me sorprendió masturbándome en mi cuarto con una blusa de ella, pues en ese entonces creí que no lo había notado, y también desde antes mi madre era muy abierta en estos temas ya que ella tenía diferentes novios o amantes, y a veces me daba dinero para comprar unas revistas porno y jugaba diciéndome: “no ensucies mucho las sábanas” ella era muy liberal, ya que ella cuando era joven era muy cachonda y tenía deseos con su padrastro pero nunca logro nada ella. Bueno el caso es que ella sabía que yo me follaba a mi prima, ya que nos juntábamos muchas veces y más que todo ella me contó que en la noche, fue a verme y vio como mi prima salía de mi cuarto, así que ella espero a mi prima y yo follemos una noche y ella toco la puerta y pues sabía que mi prima estaba ahí, y dijo que sabía de lo que hacíamos pero no lo tomo mal, nos dijo que estaba bien experimentar y nos conto que también lo hizo una vez con su primo hace años, sumando a que nos contó que ella deseaba a su padrastro hace años. Pues mi prima y yo ya no nos preocupaba de ella, eh incluso mi madre se excitaba con la idea de que yo folle con mi prima, y así mas o menos empezó la cosa, ya creciendo mi madre y yo fuimos mas abiertos e incluso hablábamos del tema del sexo de manera natural, incluso bromeábamos de eso, hasta que cuando yo tenia 17 años, mi tía junto con mi tío habían sido promovidos en su trabajo y pues con eso nuestra economía subió, y decidieron vivir separados, y así mi prima se fue a vivir a otro distrito con mis primos y mis tíos. Mi madre y yo nos fuimos a vivir a otro departamento, a veces mi prima me visitaba para divertirnos, pues no había problema si mi madre estaba en el departamento, y así follábamos en la tarde después de los estudios, al menos 3 veces por semana, si no mal recuerdo. Pero ya en mi último año del colegio, mi madre ya insinuaba que iba a ser mayor de edad y ya podría follar con quien quisiera, hasta ese momento solo había follado con mi prima, mi primera novia y una amiga del colegio. Mi madre incluso se ponía coqueta a veces conmigo, y yo le seguía el juego, yo creo que fue porque compraba películas de Kay Parker, el cual me gustaba mas su película de incesto con su papel como una madre, y pues tiempo después supe que ella sabía que yo tenia esa película, pues yo fantaseaba con un maestra que tuve y a veces me excitaba ver a mi madre en bikini, y en ese entonces ella caminaba en el departamento con su ropa interior y solo con eso dormía. Así fue cuando comencé a masturbarme pensando en ella, y de seguro ella lo sabía, ella era muy astuta, cuando venía del trabajo dejaba sus calzones en el piso de su cuarto en lugar de la ropa sucia y a veces no cerraba la puerta del baño con la misma excusa de que se olvida, y yo a veces la sorprendo en la ducha o en el retrete, además de que ella no se ve sorprendida cuando la sorprendo en el baño, ojala hubiera tomado una foto pero en estos tiempos la cámara dejaba un flash muy evidente. Y después de la primera mitad del año escolar, mi madre me pedía que le haga masajes estando ella en bikini y cuando la masajeaba ella daba ricos gemidos y se agarraba las tetas, eso me ponía duro y me iba a mi cuarto para masturbarme, pero después dejaba nada mas que ella viera mi erección, ya que me ponía cachondo que lo viera, y ya con nuestras miradas era evidente que estábamos cachondos, los silencios eran más largos y las conversaciones solo eran miradas. Al final ella me dio entender de que sabía el tipo de porno que veía, eso en lugar de asustarme como lo hubiera hecho antes, me puso cachondo, y ella hablaba el tema del incesto pero lo decía como si le daba gracia, y después de la conversación nos fuimos a dormir, 3 días después, yo hablaba con mi prima por teléfono para quedar, pero al terminar la llamada, mi madre decía lo rico que era que me folle a mi prima, y después de un rato conversando, ella se quitó la ropa y fue a la cocina con un bikini a servir el almuerzo, y tuve otra erección, luego de un rato hablando ella salió de la cocina, pero al salir caminaba moviendo sus nalgas (como queriendo mostrarme), yo me excite mas y fui a sentarme con ella en la sala a ver televisión, luego nos pusimos muy coquetos y le hablaba de lo sexy que se veía, hasta que nos acercamos en el sofá y después de verle las tetas, ella se dio cuenta riéndose, nos acercamos y nos besamos, mientras eso pasaba le agarraba las tetas, las piernas y las nalgas, pero no llegamos a quitarnos la ropa, pero ya en la noche, mientras me masturbaba en mi cama deje la puerta junta, y ella entro con el mismo bikini y después de ver mi verga, se sentó en mi cama y ella me masturbo, hasta que al final nos besamos de nuevo y nos desnudamos para por fin poder follar, le metía mi verga en su vagina, culo y su boca, de la misma forma que en la película de Kay Parker, luego de follar ambos nos echamos juntos en la cama hasta el amanecer, y ese fue el comienzo de nuestra relación (quise usar esa típica frase al final para contar mi relato). Esa semana también pude follar con mi prima, pero ella no sabía que lo hacía con mi madre, eh incluso así se mantuvo hasta 3 años después que le conté lo que hacía con ella, ella se sorprendió al principio pero después de poco lo acepto ya que se esperaría algo de mi madre, por lo lujuriosos que es ella, tiempo después para mi prima era normal y hasta bromeamos con eso, una ocasión me dijo “si que eres un hijo de puta” ella se partía de la risa. Pues desde esos días, me despertaba en las mañanas con mi madre al lado mío totalmente desnuda y con las tetas al aire como si fuéramos amantes, muchas veces abrazados y a veces con mi verga dentro de ella, así me la pasaba mi ultimo año escolar, incluso ya no teníamos que poner cerrojo a la puerta del baño, nos podíamos espiar cuando quisiéramos, y entrabamos a la ducha para follar, nadie sospechaba, luego de años de sexo lujurioso, me cambie de universidad 5 años después y me mude a otro departamento, y pocas veces follábamos, luego ya ejercí mi carrera y conseguí un trabajo gracias a las influencias de mis primos, y bueno pasaron años, embarace a dos novias que tuve a lo que fueron ya mis 5 hijas y llegamos al presente, si quieren ver lo que paso después tendrán que ver la parte 1: https://relatoeroticosintabu.xyz/relato.php?id=3405 Si quieren saber más, pregúntame en los comentarios que les leo, es muy entretenido contarles en esta página, ya que la página que antes compartía fue borrada, y si alguien quiere contarme una experiencia similar, también en los comentarios.

Autor: Alfonso Categoría: Tabú

Leer relato »

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!




Todo relacionado con: sexo sin tabues, relatos taboo, sexo sin tabúes, relatos sin tabues, relatos sin tabu, sexo sin tabu relatos, relatos sin tabues, relatos eroticos sexo sin tabues, relatos eroticos gay sexo sin tabues, sexo sin tabues relatos, relatos tabu, relatos sexo sin tabu, sexualidad sin tabu, reales, gratis