Relatos Eróticos de Sexo con Maduros ❌Sin Censura❌


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


VER CONTENIDO PROHIBIDO




Una noche de sexo con un señor cincuentón gordito fornido

2024-02-08


La vida da muchos giros y nunca sabes con quién vas a acabar haciéndolo. “Dónde vamos?” Le interrogué y me respondió que me iba a enseñar algo. En un descampado en medio de la nada paró el coche. El blanco de su pelo resplandecía más con la luz de la luna. Sólo se oía a los grillos grillar. Estaba todo en paz y armonía. Inclinó su asiento en posición horizontal y me pidió que me acostara junto a él. Lo hice pero al momento yo le desabroché el cinturón y le saqué la polla y el me dejó con el culo al aire. Nos posicionamos haciendo un 69, pero a él no le interesaba mi polla en absoluto. Quería comerme el culo. Así que mientras yo le hacía una mamada el me comió el ojete y las nalgas. Se la puse bien dura y me soltó: “ponte encima que te voy a enseñar a follar”. Le baje los pantalones y los slips hasta los tobillos sin quitárselos y le desabroché la camisa. Llevaba una rebeca de hombre azul marina que hacía contraste con su pelo todo blanco ondulado. No se quitó la rebeca lo que aumentó el morbo. Antes de salir de su casa se había bebido otros cuantos vasos de whisky e iba alegre, excitado. Me metí el pollón rápido porque mi culo ya lo tenía hecho a su tamaño. Me aferré fuerte al volante y empecé a cabalgar. Él permanecía quieto como si quisiera comprobar el placer que era capaz de darle. Parecía como si me estuviera examinando con su miembro eréctil y magnífico. Mientras cabalgaba, veía como sus huevos colgones rebotaban en el asiento como si fueran canicas en una bolsa de plástico. Paré, me la saqué, me di la vuelta hacia él y me la introduje de nuevo, cabalgándole esta vez apoyando mis manos en su barriga. Para mi gozo lleve sus manos a su nuca y los brazos, cubiertos por la mangas de la rebeca, parecía que la iban a reventar por el tamaño de sus bíceps. Yo estaba cabalgando una preciosa polla 17×6 de un macho follador de 1.74 cm y 97 kg duro como una roca de 52 años aparentando casi 60 por su pelo cano todo, casado con tres hijos y habiéndome hecho su nene. La vista era nuevamente espectacular y, como el que estaba jugando, se movía hacia arriba y me la clavaba bien a la vez que yo suspiraba de gusto, él echaba una risotada sarcástica. Sin duda se estaba divirtiendo aunque no con el morbo de anteriores ocasiones. Lo hacía como dejando entrever el afecto que me había tomado en tan poco espacio de tiempo. Era un premio y esta, para mi, era la mejor follada de todas las que me había hecho. Cuando quitaba las manos de la nuca yo se las corregía y sacaba pecho y barriga encorvándose como un animal cosa que me excitaba aún más. Deje de cabalgar y estuve un rato con su miembro entero dentro sintiendo lo poderoso y grande que era. Entonces empecé a tocarme y le advertí que me iba a correr. No le importo un ápice y acaricio mis muslos de forma suave pero firme con sus gruesas y fuertes manos. Así era él. Era educado y amable, incluso rayaba lo cortés, pero cuando se ponía serio era pura determinación y firmeza. Cuando follaba utilizaba esa firmeza mientras te ayudaba a subir y a bajar agarrándote las nalgas a la vez que cabalgabas su académica polla dejando claro que allí él era el macho. Eyaculé espasmódicamente sobre su pecho y sonrió pellizcándome la pierna e hizo algo que demostraba lo bien que se sentía conmigo. Metió el dedo en el mejunje y se lo chupó como si fuera una delicatessen. Eso me envolvió aún más en su embrujo sexual prometiéndome a mi mismo que nunca estaría con nadie más que con él. Lo demás fue un placentero trámite que llevó a cabo como si de una rutina se tratara. Eso me pareció por su actitud y pensé si utilizaría condón con las mujeres. Me folló tranquilo y besándonos como dos enamorados. Cuánto más nos besábamos más dentro me la clavaba y por supuesto se me puso como una piedra otra vez. Quería correrme a su vez y el paraba cuando notaba que se iba. De modo intuitivo me sincronicé a su ritmo y en un súmmum climax, con su culo levantado un palmo del asiento y metiéndomela hasta el fondo, nos corrimos a la vez mientras él exclamaba: “te quiero niño”, cayendo desplomado en el asiento y yo a la vez. Estuvimos unos diez minutos descansando y contemplando el cielo azul oscuro del que destacaban unas pocas estrellas. Me subí encima de su pecho acariciando sus gruesos brazos y su pelo blanco a la vez que intentaba besarlo en la boca. Me lo permitió un par de veces, sin embargo a la tercera vez me quitó la cara impidiendo que mis labios tocaran los suyos. Le pregunté el por qué de aquello y argumentó que eso era cosa de mujeres que no llevaban a buen lugar. Me dijo que me vistiera pero que antes le limpiara la polla con una breve pero intensa mamada. Cosa que me dedique a hacer lo mejor que sabía para complacerle. Ya me había sodomizado y aún no lo sabía pero sería suyo y lo desearía siempre. Encima me había iniciado en la tareas amatorias y todo indicaba que quedaba un largo aprendizaje por delante. En realidad me estaba enseñando a follar y a hacer sexo, cosa que nunca olvidaría. Una vez vestido con su camisa de cuadros azul celeste, su pantalón gris clásico y su rebeca azul marina que parecía que iba a reventar; arrancó el coche dejando mudos a los grillos. Me sentí seguro. De repente parecía que tenía un amigo, un amante que me había tomado, y quizás en un futuro próximo hasta un padre que no poseía en casa dada la flemática y distante personalidad de mi padre biológico. Serio, reservado y con ese mismo aire distante que exhibía mi padre me condujo hasta casa. Antes de salir del coche me acerqué y le di un beso en la mejilla sonoro, soltándole un: “te quiero”. Era su objeto sexual pero no tarde en empezar a preguntarme si sería el único. Era consciente de que follaba con hembras, algunas eran las mujeres de sus conocidos y amigos…pero por qué iba yo a ser el elegido y bastarse conmigo? Acaso quería una vida tranquila con un solo jovencito pudiendo follar a varios? Fueron meses de inmenso placer sexual y afectivo . Llegue a sentir que su pene formaba parte de mi cuerpo y que éramos sólo uno cuando follábamos. Pero…era mi tío. Si algún gordo maduro mayor de 50 quiere contactarme escríbanme a: escritura234@proton.me

Autor: escritura234@proton.me Categoría: Sexo con Maduros

Leer relato »

Mi profesor gordo y robusto Don Manuel me inició

2024-02-08


Su virilidad intimidaba. Cuando estaba en el colegio conocía a todos los de mi clase de años anteriores y a los profesores también. El centro en su origen era de curas pero un laico se lo compró a los sacerdotes. Así pues todo se animó algo que en principio nadie se podía imaginar. Vinieron profesores de inglés nativos…los que estaban se modernizaron mucho más de lo que cabía de esperar…los chicos nos disparatamos en conducta…si, se podría decir que fue como si a un conductor novato lo pones al volante de un Ferrari, o algo así. En realidad a toda la sociedad le ocurría lo mismo en esa etapa. El “despiporre” creo haber oído decir al respecto de ese fuerte cambio a personas bastante maduras. Si la estudiamos con cierta perspectiva no deja de tener la palabrita gracia en sí misma . Aunque eso como casi todo es subjetivo y los puntos de vista una paranoia gorda, o tal vez no. El caso es que la agresividad de los chavales fue en aumento hasta el punto de que algunos se convirtieron en unos gamberros de cuidado. Recuerdo que un profesor algo amanerado fue insultado, abucheado y casi agredido al final de una clase, hasta el punto que el hombre temió por su integridad física seriamente. El sexo se palpaba en el aire. El colegio no era mixto, y tanta hormona de cabrito rebotando en múltiples direcciones tenía su…”mística determinada”? No comprendí nada de lo que ocurrió en esas aulas y en sus pasillos contiguos, ni en los baños ni en las canchas de baloncesto…y todavía aún hoy sigo sin acabar de entenderlo. Lo juro. Los pupitres eran dobles y el chico que se sentaba al lado mío tenía un sentido del humor bastante obtuso. En las clases de Doña Julia su motivación consistía en tirar con descaro el bolígrafo con reiteración al suelo, para agacharse a recogerlo y, decirle al compañero de atrás de qué color llevaba las bragas ese día la profesora, y este a su vez al de atrás suya, y así sucesivamente hasta que toda la clase acababa enterándose. A mí me cogió un día despistado y me dio tan fuerte manotazo en mis partes que se me puso un huevo muy hinchado, enorme. No podía casi caminar porque me rozaba con la pierna. Fui al médico con mi madre y al final todo quedó en un huevo deforme, pero la hinchazón bajó. Entre clases el juego consistía en que un chico que se llamaba Miguel, que lo habían echado de no sé cuantos colegios, agarraba una silla y la deslizaba a gran velocidad, de modo que si te pillaba te partía las piernas, o casi. Al juego lo llamaban “el toro”. Se entiende, claro. Un profesor de inglés nativo fue expulsado porque en las clases particulares que impartía en su casa abusa sexualmente de los chicos, oí comentar entre los alumnos. A saber. Nunca me enteré de qué modo lo hizo y en realidad no me importaba. A mí no me tocó nada de nada y bien que hizo porque era desagradable. No sé porque, pero el director siempre me resultó un personaje extraño. Pensé desde que lo vi que era marica y la verdad es que no era amanerado ni nada. Pero no sé. Siempre lo pensé y nunca pude saberlo aunque a decir la verdad no me importaba , no; me la traía al pairo como dicen por ahí, o quizás no. Nuestro profesor de matemáticas se llamaba Enrique. Era alto con bigote negro, tripa. Tenía aspecto masculino, pero sinceramente no creo que fuera muy macho. Bueno, esta parte del relato resulta inconcreta. Es superflua y aburrida. Este punto de vista podría tenerlo en cuenta alguien, o yo mismo si estuviera no tan captado por las circunstancias, pero es imposible porque en realidad no significa absolutamente nada. El profesor de Sociales era Don Manuel. Un señor bajito y brutote, gordo pero duro, no fofo. Y tenía un gran bulto. Yo creí que se metía algo en el paquete para que se formara tremenda protuberancia. Estaría llegando a los 50 años, por ahí. Rebosaba virilidad, con una gran barriga y unas tetas duras que él dejaba entrever, dejando su camisa algo abierta. Siempre iba muy afeitado y tenía unas manos gruesas y fuertes como todo en él. Pero pasaba algo que llamó mi atención desde el principio. A pesar de ser bruto en sus modales, era educado e instruido. Yo empecé a fijarme mucho en su comportamiento porque admiraba su físico. Quería ser como él. En cierta manera, y dado que mi padre era un hombre incapaz de demostrar afecto, encontré en la figura de Don Manuel un referente. Su presencia me intimidaba, pero a la vez sentía que al estar con él nada malo podía sucederme. Tenía una naturaleza cariñosa y su empatía infantil le distinguía. Te encontraba en los pasillos y te ponía su brazo en tus hombros y paseaba un rato contigo como si fuera, no sé, un padre. Hablaba contigo como si lo fuera, te preguntaba por tu vida, por tu familia, por tus juegos…pero también había algo sexual en aquellos paseos. Te daban ganas de poner tu brazo en su cintura, como si fueras…su pareja. Sí. Sé que puede sonar exactamente a eso pero era inevitable no querer hacerlo. Era tan macho que te femenizaba su presencia. Su personalidad, la manera de moverse, de hablar, su humor…todo era tan masculino… De pronto, un día, de manera habitual, paraba la clase y llamaba a su mesa a los alumnos más cucos. Un día uno, otro día otro. Los sentaba en su muslo de manera que las dos piernas del chico quedaran una a cada lado del muslo y mirando hacia el frente, o al contrario. Como montar a caballo. Se entiende. Entonces empezaba a subir y bajar la pierna zarandeándolo, haciéndole monerías, tirándole de las orejas, moviéndolo como cual títere mientras la clase reía. Yo no sonreía. Estaba observando con atención lo que pasaba y mi calzoncillo estaba húmedo. Al chico que le tocaba se quejaba, ya que el maestro se empleaba a fondo. Yo no era nada golfo, pero un día me tocó el turno a mi. Me levanté del pupitre envalentonado y sonriente, como si aquello estuviera bajo mi control. Me había puesto una máscara porque en el fondo estaba muerto de miedo. Mi corazón latió apresurado a medida que me acercaba a su mesa. Me recibió sentado con las piernas abiertas, indicándome con unas palmadas en su muslo que me sentara en él, acomodándome en su regazo. Me miró con ternura y yo a él con devoción de niño, percibiendo la potencia y virilidad de su robusto cuerpo pegado al mío. La clase respondía con carcajadas a una de sus bromas. Yo muerto de vergüenza, lo abracé como a un padre buscando su protección. Mi mano buscó apoyo en su cuerpo para incorporarme y toqué su bulto sin querer. Estaba duro. Siguió haciéndome carantoñas y monerías, moviéndome como un muñeco. Yo Estaba muy empalmado e intentando ocultar mi excitación cuando reparé en que su bulto había aumentado. Sonó el timbre que indicaba el final de aquello. Ese encuentro y otros posteriores similares definieron mi tendencia sexual para el resto de mi vida. Mis primeras masturbaciones imaginando en alguien de manera reiterada fueron pensando en Don Manuel. Recuerdo que en una de las primeras, él se dejaba seducir por mi y permitía ser mi objeto sexual haciendo todo lo que le pedía, no sin reticencias e impedimentos varios pero al final accedía a pesar de gustarle sólo las mujeres y de ser muy macho. Él se ofrecía a llevarme a casa después de ser el último en acabar un éxamen suyo ya de noche. Antes de salir hacia su coche fuimos al baño de profesores porque quería orinar. Yo no podía entrar ahí pero él me dijo que pasara. Entramos y observaba como se sacaba la polla con dificultad por lo grande y gruesa que era. También dejaba caer sus enormes pelotas colgantes color rosa sin vello. Empezaba a orinar y mientras me miraba me decía: “Te gusta?” Yo asentía con la cabeza y me abrazaba con un brazo a su cintura y con la otra mano se la agarraba pero apenas la abarcaba de lo gruesa que era. Medía unos 17×5 cm. rosada también, recta. Terminaba de orinar y se sentaba en el inodoro con la polla morcilla mientras se la meneaba. Cerraba los ojos y se la tocaba mucho. Los huevos le colgaban enormes y con el movimiento de su mano se baboseaban de un lado para otro como un péndulo. Me pedía que me quitara los pantalones y me los quité. Entonces me acercaba y se la agarraba moviéndosela arriba y abajo. Estaba muy dura. Iba a besarle en los labios pero me quitaba la cara. Le desabrochaba la camisa y él me tocaba mi culito con su enorme y áspera mano. Me sentaba en su muslo y continuaba pajeándolo besándolo en la mejilla varias veces. De repente y para mi sorpresa, me daba un beso en los labios y yo respondía con una dulce ráfaga de piquitos y notaba como se le ponía más dura. Él con la camisa de botones abierta dejaba al descubierto su portentosa barriga y sus tetas que yo también besaba y seguía masturbando aquel enorme badajo impregnado todo de su líquido seminal. Continuaba así, le daba besitos y sin acelerar el ritmo pero meneándosela con cariño, él soltaba un buen chorro que llegaba hasta la puerta del baño, y al imaginar todo yo me corría en mi cama… Ahora, con el tiempo, pienso que mi profesor nos quería como a hijos y la reacción de su polla era algo circunstancial que no se le podía reprochar dada su innegable virilidad. Un hombre tiene sus necesidades fisiológicas y resulta lógico que el contacto y roce con un cuerpo juvenil, independientemente del el género que sea, produzca excitación sexual. Solo amaba a los niños. Imagino a veces como pudo ser su infancia. Quizás estuvo solo. Hubiera sido su amigo. Un día llegó diciendo que le habían encargado impartir una nueva materia entre clases: “Educación sexual”. El hombre era su Pues como mejor supo o como más le convino, fue explicándonos poco a poco que cuando un hombre y una mujer estaban enamorados y se casaban, el hombre introducía su miembro en la vagina de la mujer repetidas veces hasta que soltaba un líquido por la excitación y así quedaba embarazada o no. Así de claro. La explicación fue tan de hombre, sin detalles superficiales, sin explicaciones innecesarias, que el número de mis pajas pensando en él subió exponencialmente. También en aquella explicación sexual no pude evitar empatizar con la situación y mi mente lo imaginó a él como el macho que penetraba. Y yo inevitable asumí el rol de la mujer. Y puede parecer ñoño e incluso infantil y no me importa. Desde aquel entonces solo siento atracción sexual por hombres casados, con hijos, gruesos, con un tipo de personalidad y cuerpo semejantes al de mi profesor de Naturales. Don Manuel también daba clases particulares en su casa a los alumnos que iban retrasados. Yo bajé mis notas adrede para conseguir ir a ellas. Cuando reparó en como habían bajado las calificaciones se acercó a mí un día y me dijo que si quería ir a su casa a recuperar. Yo le dije que sí y me advirtió que hablaría con mis padres. Asentí con la cabeza y él me acarició la cara mientras sonreía. Se quedó en que acudiría tres veces en semana dos horas cada día. Argumente que: no entendía esto ,y lo otro y más cosas y, más infamias porque quería estar con ese señor de unos 49 años 1.68 y unos 105 kilos de peso, pero sin michelines, con un barrigón redondo y duro coronado por dos tetas igual de duras, moreno con canas en las sienes que me tenía totalmente erotizado, blanco de piel con algo de pelo en el pecho y papada prominente, y quizás o seguro que todo el mundo pensará que yo ya era un marica o algo similar, pero no, lo cuento desde mi perspectiva de ahora, en aquel momento lo viví digamos platónicamente, sí, eso es; o casi que sí. Creo… El primer día que fui estaba muy nervioso, claro. Toque el timbre y me abrió su mujer muy amable, me acompañó a la habitación de estudio. Para mi sorpresa solo había un chico y Don Manuel estaba con la cabeza mirando al techo y dormido, con las piernas abiertas. El chico lo despertó y le pregunto si podía recoger ya y recibió su conformidad. Yo me senté y saqué los cuadernos y el libro. Una vez solos me indicó los ejercicios para hacer y se sentó poniendo sus manos en la nuca. Mire un poco y eran unos brazos poderosos. Parecido a esos que levantan peso. La camisa de manga corta le quedaba apretada. Se notaba la potencia de sus musculatura debajo de su ropa. Se oyó la voz de su mujer llamándole. Acudió alegando volver pronto. Yo hacía los ejercicios mal, lento e intrigado. Tardaba. Qué pasaba? Decidí ir a ver donde se encontraba y en lo que parecía una habitación de matrimonio, Don Manuel besaba a su mujer de manera apasionada. Era un beso de boca con lengua y mientras él agarraba su culo con fuerza, ella tocaba su bulto. Después soltaron sus bocas y él la giró inclinando su torso. Le levantó la falda quedando expuesto un culo del que bajo sus bragas. Don Manuel se bajó la bragueta sacando una polla gorda e hinchada, la froto en su mano unos segundos y sin más preámbulo la metió dentro del culo de su mujer. En aquella época no lo sabía pero la estaba sodomizando. Toque una pilastra en falso y fui descubierto pero mi profesor continuó con su faena y me indicó que entrara en la habitación. “Mira y ve aprendiendo” me soltó y mientras follaba a su mujer por detrás me daba las explicaciones que yo escuchaba atentamente. Su mujer gemía de placer y yo estaba muy húmedo y dura mi polla. Así seguía penetrándola por detrás, aumentando el ritmo de sus embestidas mientras su mujer chillaba y se convulsionaba. Estuvieron largo rato fornicando hasta que ella emitiendo un sonido gutural cayó rendida en la cama zafándose de su tronco. Yo estaba paralizado viendo a Don Manuel con la polla en la mano todavía mientras me miraba. Después su mujer se levantó y reclamó más sexo pero mi profesor se lo negó y se guardó su miembro. “Mujer ve a la cocina y prepara de comer”. Ella resignada, subió sus bragas y salió de allí. Don Manuel se sentó en aquella cama de matrimonio y se quitó sus botas de plataforma con tacón alto que utilizaba para parecer más alto. Se acostó y cerró sus ojos. Yo no sabía qué hacer ni decir pero atraído por su figura me acerqué y me acosté a su lado. Transcurrió un tiempo en el que los dos nos mantuvimos quietos y en silencio. Entonces me pegué a su cuerpo y poniendo mi brazo en su pecho me abracé a él y alcancé a besarlo en el moflete. Abrió los ojos, me miró sonriendo, se acomodó y me besó en la frente como solo lo hace un padre. Disfruté de estar así unos minutos. Sentía los latidos de su corazón. Le abrí la camisa poco a poco y llevé instintivamente la mano a su bulto desatándole el cinturón. Su polla estaba morcillona y gorda. Empecé a moverla de arriba abajo y cuando le miré sus ojos ya estaban abiertos. Me abrazó fuerte y le besé en los labios. Los mantuvo cerrados y me besó varias veces en los míos. No podía ser malo aquello. Había belleza en el cariño y el amor entre un maduro profesor y su joven alumno. No podía abarcar el grosor de su polla con mi mano. La solté y quedó tiesa hacia el techo. Impresionado contemplé como se formaban grandes sus bíceps cuando puso las manos detrás de la cabeza. Me senté en su barrigón con mis piernas abiertas, me incliné posando mis manos en los músculos de sus brazos comprobando su dureza y volví a besarle. Él se reía y me tomaba el pelo pero se dejaba hacer. Me levanté y le bajé los pantalones clásicos de color caqui y también los calzoncillos blancos de algodón tipo slip dejándolos en sus tobillos. Observé como el líquido pre-seminal caía por su tremenda verga hasta la deshinchada bolsa escrotal. Eran como dos pelotas de golf sus huevos y muy colgones. Me acerqué a ellos y los estuve besando. Don Manuel continuaba con sus bromas como si aquello no fuera con él. Volví a tocarle la polla y la tenía muy dura. Volví a subirme encima pero esta vez se la agarré y la puse en la entrada de mi culo intentando meterla. Imposible. Quería ocupar el lugar de su mujer y darle más que ella. Estaba muy excitado pero me dolía y no entraba. Mi profesor se puso serio, quitó sus manos de detrás de su cabeza y abrió el cajón de la mesita de noche sacando un tubo de líquido transparente. Me embadurnó el culo con aquel líquido e hizo lo propio con su pene. Entonces me dijo que volviera a intentarlo y volvió a llevar las manos detrás de su cabeza. Contemple su cuerpo desnudo con la camisa abierta. Era espectacularmente viril. Erguí mi culo poniéndolo en la punta de su verga. Me introduje el glande y fui bajando lentamente. Parecía como si me estuviera clavando una estaca pero estaba tan excitado que la iba engullendo sujetando la base del tronco con mi mano hasta que sentí mis nalgas reposar. Dolía pero la excitación era tan grande que estuve aguantando sentado en su polla con los ojos cerrados no sé cuantos minutos hasta que el dolor se fue mitigando, dejando paso al desconocido placer anal. Mi profesor continuaba estático y observaba mi iniciación con seriedad. Yo estaba casi a punto de eyacular pero no quería que aquello acabara. Cogí aire profundamente y expulsándolo a continuación empecé a trotar con cuidado sintiendo todo lo grande que era. Apoyé mis manos en su barrigón para facilitar el movimiento de subida y bajada. Mi culo se acoplaba perfectamente en el valle que se formaba entre la barriga y las piernas de Don Manuel. Paré y poco a poco me la fui sacando disfrutando de todo su grosor. Mi profesor resopló. Cuando ya estuvo fuera me gire 180 grados quedando mi culo encima de su redonda barriga y comencé a pajearle con las dos manos. Don Manuel ya jadeaba. Sus manos empezaron a acariciar mi cuerpo. Primero las piernas, después la espalda y finalmente el culo. Yo no quería correrme y esperé que mi profesor quisiera hacerlo. Quería volver a sentirme lleno de él y me puse en cuclillas mirando hacia su cabeza y me la ensarté. Esta vez casi no me dolió, sin embargo, sentí mucho placer al cabalgar aquella polla, tanto que apoyando mis manos en sus muslos mientras lo hacía solté mi leche a espasmos. No había podido aguantar su potencia sexual. Agotado me la saqué despacio sintiendo su tremenda envergadura. Me pidió que le limpiara con una toalla y después de hacerlo me tumbé a su lado. Volvió a llevar una mano detrás de su cabeza y con la otra se tocaba la polla lentamente. Pasaron unos minutos y comprobé que Don Manuel todavía tenía la polla bien dura igual que yo. Al mirar su cuerpo desnudo con la camisa abierta y los pantalones en los tobillos busqué besarlo y mi profesor me lo consintió varias veces. Entonces, dándole la espalda y para mi gozo, metí aquel pollón otra vez en mi culo, disfrutando cada centímetro del mismo. Lo Cabalgué. Don Manuel jadeaba. Los dos lo hacíamos. Yo mucho más. Era inmensa la polla de mi profesor y me estaba convirtiendo en una puta. No podía ser de otra manera con un macho así. En ese momento no era consciente pero me estaba dando la clase práctica particular de sexualidad que querría repetir siempre. Y de qué manera. Su polla ya entraba y salía fácilmente y yo entregado quería darle todo, así que me dediqué a metérmela y sacármela continuamente. “Oohhh! Sigue!” Me decía jadeando mi amado protector. Mi culo era un túnel ya y como me excitaba tanto cogí sus muñecas y las crucé detrás de su nuca pidiéndole inmovilidad. La tenía toda dentro de mí y le besaba los bíceps cuando no se contuvo más y empezó a follarme. Me agarró por la cintura y no paraba de hundir mi culo en su miembro de manera suave pero firme. Me ordenó que cambiara y le diera la espalda. Así me penetró con más cadencia cogiéndome por las nalgas. Yo mientras subía y bajaba loco de placer, acariciaba sus enormes y caídos huevos. De repente me inclinó hacia detrás y con la polla dentro y las piernas abiertas me acostó encima de él. Disfrutando de aquella posición deliciosa estuvimos un par de minutos mientras acariciaba mi cuerpo. Después agarró firmemente mi torso y fue dejándome caer hacia su izquierda sin sacármela. Quedamos los dos de lado. Me cogió la pierna y flexionándola, la subió en alto para abrir bien mis nalgas y continuó follándome. Me hizo sentir como una mujer. No me sentía como un niño. Me corrí tocando sus huevos y sintiendo su barrigón en mi espalda. Don Manuel siguió fornicando mi culo un buen rato. No tenía prisa. Lo hizo en silencio y yo seguía erecto. Incrementando el ritmo de la follada, disfruté más de su potencia y su capacidad sexual. Era un semental. Finalmente, me inundó a presión con su semen de manera tranquila.

Autor: SSSS Categoría: Sexo con Maduros

Leer relato »

Primer encuentro con un maduro

2024-02-08


Don Andrés es nuestro repartidor de agua desde hace un buen tiempo, y siempre se me había insinuado, de manera respetuosa y sin ser grosero, pero ese día corrió con la suerte de encontrarme muy caliente.. Buen día, como ya lo saben mi nombre es Mariana, después de tener mi primera vez con Carlos seguimos viéndonos, teníamos sexo o solo nos toqueteabamos, el caso era que Carlos no lograba darme más! Siempre terminaba antes de tiempo y al final tenía que tocarme yo sola para aliviar esa sensación rara que quedaba. Un día estaba masturbándome frente al espejo, sentada en una silla, mi puchita con muy poco bello bastante corto, muy linda, unos pechos muy lindos, me alcanzaba a ver mi oyito por qué estaba con los pies arriba, me encantaba mi cuerpo, aveces me sentía gorda pero la verdad es que los alagos que recibía de los hombres me quitaron ese complejo, tenía un lunar al lado de mi pezón que me gustaba mucho no se por qué, me estaba metiendo los dedos mientras con otra mano tocaba mis pechos, estaba muy mojada y la verdad me encantaba verme al espejo mientras me masturbaba, en eso escuché que saludaron y me espante jaja,me puse mi bata de baño y me asome por la ventana, era el señor del agua, dónde vivo entregan el agua en garrafón a domicilio, nuestro proveedor es el señor «Andrés» un señor moreno, de unos 42 años, bastante atrevido, a Sido nuestro proveedor de agua desde hace varios años, pero comenzó a ser mas atrevido hace como un año,siempre me hacia insinuaciones,o me decía cosas como que estaba muy linda, que el siempre habia querido una novia linda como yo y cosas así, dln Andrés media unos 1.68, moreno, llegando a negro, no era gordo pero tampoco flaco, siempre me decía que estaba muy linda pero yo siempre le sacaba la vuelta, el es de un municipio distinto al mío, y esta es su ruta, abrí la puerta y le dije que pasará, me saludo como siempre «Hola linda! Cómo estás? +Muy bien, gracias +Hace mucha calor o estabas haciendo ejercicio? Ahí me di cuenta que estaba algo sudada por mi actividad que había interrumpido don Andrés, Solo me reí y le indique que queríamos dos botellones de agua, paso a la cocina y saco los dos botellones que teníamos vacíos y se fue a su camioneta a traer unos llenos, yo estaba muy caliente, aún no me había podido calmar las ganas pues don Andrés me interrumpio, me toque por debajo de mi bata mi clítoris y me metía un dedo mientras observaba por la ventana como bajaba los garrafones llenos de su camioneta,.la verdad para su edad no estaba mal, tenia una panza de cerveza, una barba muy ordenada pero tenia algo qye lo havia atractivo, la verdad yo ya estaba muy caliente y solo quería sexo, no me importo y me abrí un poco la bata de arriba, me senté en el sofá y me destape un poco la pierna, cuando entro puso los botellones en la cocina y yo ya lo esperaba para pagarle, me puse un poco juguetona, entre pláticas me dijo que estaba muy linda, sin dejar de recorrerme con la mirada, disfrutaba mucho cuando me veían, no se por que motivo me empezó a gustar eso, le respondí +No diga esas cosas que me las voy a creer don Andrés +Cree tela bonita, en verdad eres muy linda +Ya comportese que lo va a regañar su mujer +Ella no está aquí y tampoco es como que se tenga que enterar de lo que platicamos, o hacemos +Que cosa hacemos ? +Lo que tú me dejes linda Me puse muy nerviosa y la verdad ya no sabia que más hacer, le pagué y me dijo que iría por cambio a su camioneta, no se me ocurrió nada más que fingir que se me abría la bata enfrente de el, así que me la desate, y cuando regreso me iba a dar el cambio estire mi mano y la otra la Hice asia atrás y se me abrió la bata, don Andrés me miró y abrió los ojos de par en par, yo finji estar apenada y el me dijo que era lo más lindo que había visto, seguí coqueteandole y finji estar apenada y me voltee, el me agarró el hombro y se pegó un poco, me dijo que no me preocupara, que nadie sabría de ese incidente, yo me hice un poco para atrás y me le pegue y le dije que mi mamá me regañaría si se entera, el me dijo que el jamás diria nada y me abrazo la cintura, yo me le repegue mas y segui haciéndome la apenada, el me abrazaba y poco apoco fue metiendo su mano mientras me decia lo linda que era y que no me preocupara, llego a mis pechos y me los apretaba con ambas manos, yo me separe y le dije que eso no estaba bien, que el era mayor y que yo lo respetaba, haciendome la apenada ajajaja, el me abrazo y me dijo que yo le gustaba mucho y que nunca nadie sabria nada, me beso y yo le correspondí, nos fuimos a mi cuarto y me quito la bata quedando completamente desnuda, me besaba los pechos y el cuello, se sentia delicioso, era la primera vez que sentia algo asi, me lebanto las puernas y bajo dandome besos, cuando llego a mi ombligo trate de detenerlo pues no quería que hiciera eso, pero me dijo que estuviera tranquila, que si no me gustaba pararía, abri las piernas y me comenzo a besar mi clítoris, recuerdo perfectamente que me retorcía, era una sensación increíble, me metia su lengua y me la pasaba por toda mi puchita,me succionaba mi clítoris y yo la verdad estaba que escurría de mojada, se levanto y cuando vi ya no tenia pantalon, ni boxer, pude ver ese lindo pene, unos 16 cm, bastante negra y con el bello corto, muy cabezona, me la puso en mi entrada pero lo quite y le dije que si no traia condon mejor no, me trato de convencer diciéndome que me lo metía así y después se lo ponia pero no acepte, saco un condon de su cartera y se lo puso, me volvio a meter la lengua y después se volvio a posicionar, la verdad yo estaba muy humeda pues estaba bien caliente, me puso su pene en mi entrada y comenzó a meterlo, no le costó mucho trabajo pues yo estaba muy mojada, le levante la playera y se la quite mientras el me bombeaba, sentia como su cabezota me habría, se escuchaba como entraba y salia y los golpeteos de sus huevos contra mi colita que estaba muy mojada. Me besaba el cuello, la boca, me comía las tetas sin dejar de cojerme, yo me sentía en el cielo, la verdad me dió una de las mejores cojidas que me han dado, puso sus manos por debajo de mis piernas y sin sacarme la me cargo, aunque estaba medio llenita soy muy bajita y pues para el que carga botellones no pesaba, me pego a la pared y sin bajarme me metia y sacaba su pene, en un momento me bajo y me dijo que me acostara nuevamente, yo me acosté obediente y levante mis rodillas, se volvio a posicionar y me la metio de un golpe, senti una sensación piel con piel deliciosa que me hizo sentir delicioso, ahi entre en razon y me di cuenta que se habia quitado el condon, le dije que se lo pusiera pero me dijo que no pasaba nada, que el sabia cuando quitarse, yo la verdad estaba disfrutando demasiado que me relaje, estaba mi cama empapada y cada ves que me la metia sentia como me sacaba mis jugos con su verga, me bombeo como por 15 minutos mas y de repente acelero sus movimientos y se comenzo a retorcer, saco su pene de un golpe, yo me agache oara ver y me brinco una gota de su semen en mi cara, se vino en toda mi panza, mis tetas, mi cara y mi pelvis, se veía muy lindo su pene corriendose, me limpie con mi toalla y el se vistió. Ya en la sala platicamos, me dijo que no dijera nada y que el tampoco lo aria, por qué si no lo metería en problemas, y si, un señor de 42 años cogiendo a una chavita de 1.3 si que habría Sido un problemon para el, pero la verdad yo lo había disfrutado mucho y nunca dije nada, nos hemos seguido viendo hasta la fecha, me compra muchas cosas y me da dinero, pero no nos vemos tan seguido pues ya casi no sale a repartir agua. Espero les haya gustado, después les cuento otro relato loco que tuve con don Andrés, la verdad con el es con quien más e cogido jaja, tengo más relatos que contarles pero con la uni casi no tengo tiempo, espero les guste

Autor: MARIANAESTUDIOSA Categoría: Sexo con Maduros

Leer relato »

Mi graduación

2023-12-29


Hola me presento soy mujer flaca muy buen como y chiches grandes les comento mi relato yo era una chica que en mi mente quería llegar virgen al matrimonio a pesar de mis novios que querían tocarme nunca deje hasta estar casados tenía novio muy guapos pero nunca imaginé como perdería mi virginidad me gustó tanto que segui visitando a mis destructores de agujeros vírgenes todo comenzó salimos de la prepa fuimos a festejar con mis amigas terminamos ebrias y viendo porno nos empezamos a tocar me tocaron tan rico que estuve a punto de dejar que metieran su vibrador pero me levanté y salí corriendo a pesar de que ya estaba muy excitada con sus toqueteos me fui a fuera de la ciudad ella vivía en un barrio donde todos se metían con todos ellas eran muy expertas para el sexo yo ni idea de nada solo en los vídeos que ellas pusieron salí asustada al caminar por buen tiempo ebria y sin saber cuál era mi rumbo hasta que muy tarde Vi a un hombre fumando cigarro me hacer que y pregunté dónde tomar un taxi el dijo deja hablo con mi amigo para que te lleve ví un parque le dije que lo espera ahí el dijo entra era un edificio en ruinas yo le dije que no me fui de frente mientras el me alcanzó tomo mi brazo y dijo entra puta aquí es barrio muy peligroso así que entra yo llorando y muy asustada lo seguí al entrar había un grupo de hombres se sentía un olor muy fuerte y desagradable tanto como ellos yo muy ebria me sirvieron un vaso de alcohol lo cual me Marie mucho tenían una enorme fogata me ... ... sentaron en medio de ellos yo ebria no me di cuenta abrí mis piernas y mostré mi lencería ellos riendo murmurando entre ellos diciendo que rica puta y ese vestido la hace ver una puta muy adicta a la verga empezaron a jugar cartas el juego era para quedarse desnudos 2 de ellos comenzaron hasta quedar en calzones yo de susto pase a sentir feliz me hacían mucho reír en vace de trampa me metieron al juego y por pura trampa me dejaron en ropa interior el más anciano que pasaba de los 70 años empezó mamacita quiero quitarle la ropa interior todos babeaban al ver cómo otro vagabundo me quitaba mi vestido el muy anciano me comentó que quería quitar mi ropa interior así que yo ebria y feliz le dije que si a pesar de que era una mujer muy respetable y con la idea de llegar virgen al matrimonio ahí perdí todo le dije al viejo sabe primero los demás no duraron y sacaron sus calzones muy sucio era la primera vez en ver miembros de hombres muy peludos se veían de buen tamaño muy erectos yo tomando más ya no importaba nada estaba muy excitada ya que mis amigas me dejaron muy cachonda después el más anciano se acercó con un aliento muy desagradable besando mi boca y diciéndome ya no aguanto más me beso mientras sus manos muy rápidas despojaba mi calzon era un calzon cachetero dejándome totalmente desnuda así voló mi brasier dejando mis pechos al aire libre los de a mi lado cada uno tomo un pecho y lo empezaron a mamar yo solo deje concentirme el más viejo bajo hasta mi cocho y lo empezó a ...... lamer era muy rico lo que me hacían los otros 3 se arrimaron y empezaron a manosear uno de ellos metía su lengua apestosa en mi boca mientras los demás me tocaban me levantaron y me dijeron puta modela para nosotros me levanta y movía mi culo ellos jalan sus vergas pero quedé tan ida al ver la verga del más viejo era de 30 cm a hora se porque le decían 3 patas y el burro se pararon y me siguieron lamiendo mi vagina otro el culo 2 mis pechos otro mi boca y el otro mis piernas después de mucho tiempo que paso se decidieron a cogerme me acostaron en un sillón viejo uno me sentó en su verga mientras el más viejo me la metió en mi vagina sentí mucho dolor en mi culo y cocho sangrando los dos agujeros mientras otro arrimo su verga apestosa en mi boca yo chupando algo desagradable mientras mis manos tocaban las vergas de los demás y ellos mordiendo mis pechos después uno de ellos se acostó y monte su verga mientras el más vergudo de los vagabundos me la metió por el culo yo gritando y mamando verga todos me echaron su rica y caliente leche unos en mi cara otro en mis pechos y otros dentro de mi a hora tengo 30 años soy casada 2 hijos pero dudo que se an de mi marido porque desde ese día siempre los e visitado les llevo mandado vino y sobretodo mi cuerpo al ir al mercado siempre pido ayuda de los hombres de calle me ayudan a subir mi mandado en mi camioneta y les doy su propina con mi culo desde entonces me volví adicta a las vergas apestosas peludas sin afeitar me volví muy puta así perdí mi virginidad estén al pendiente hombres ancianos en fuera de mercados o tiendas o en casas en ruinas muy pronto me verán con ustedes mi historia es real y soy adicta a hombres viejos y vergudos si no me creen espero mostrarles lo que realmente me encantapero antemano quiero que me coman mi culo y cocho mis pechos y su verga apestosa en mi boca

Autor: Chuyita Categoría: Sexo con Maduros

Leer relato »

El suggar dady noma

2023-12-29


Me presento soy hombre de 1.80 algo gordito 31 años (me hago el suggar noma) el asunto que hace algun tiempo se puso de moda esto del suggar dady y esas cosas que las muejres buscan ahora, sinceramente para mi es prostitucion con otro nombre nada mas. como q cache q habia un bug en la matrix y empeze a indagar.. primero en paginas dedicadas a eso.. pero eran casi todas scort, el punto es que me hice un insta falso y empeze a contactar chicas… empezaba con un «hol,. te puedo preguntar algo» si accedia le comentaba que queria tener una suggar baby etc etc… si notoba interes les digo «puedo ser sincero» si accede le comento q solo quiero tirar y ya a cambio de plata… varias llegaron hasta ahi. pero hubo un par q siguio interesada, le vamos a poner lolita. lolita tenia 19 y un culazo cintura y era media flaitesita de cara (wea q amo)empezamos con un tira y afloja que duro meses. que si, que no, q quiero mas plata, y asi. despues me aburri y no le escribi mas. para mi sorpresa un dia de madrugada me habla esta chica. que necesitaba plata y eso…. le termine ofreciendo 60 lk por dos hora en mi casa… tmbn me comento que solo aceptaba porque andaba caliente.. cosa q ni en 20 minutos la tenia fuera de mi casa a las 3am aprox… nunca nos habiamos visto solo por ig… el asunto es q la hago pasar (en mi casa habia gente durmiendo) la cosa es q ya estaba todo hablado. que se podia hacer y q no…. la encaro y calugaso… empiezo a manosiarle el culo y en breve la doy vuelta y la apoyo en el sillon. le bajo las calzas q traia y quedo ahi frente a un culazo… no grande pequeño, paradito, duro y rosadito… como loco me tiro a chuparle la conchita y el culo estuve minimo 10 minutos en eso… ella gime a lo q le digo q despacito porque hay gente…. le digo me toca… me saco el pico y le lo pongo en la cara … que manera de chupar rico la loca por la chucha.. me chupo los cocos la tula por todos lados me la dejo toda babiada… segun ella le caliente. enfundo el compañero y me siento en el sillon le digo q se me siente ensima de frente y weonnnn no entraba.. la loca esta humeda… mas baba y todo y NO entraba. estuve ahi como un minuto empujando de apoco hasta q entro…. la concha mas apretada q me comi hasta ahora.. y sin decir la cara de la loca cuando le iba entrando de apoco. en eso la concha empezo a seder a mojarser mas y empezamos a mas ritmo… para mi sorpresa lo loca se empezo a agitar y a gemir… le tape la boca… me chupaba la palma de mi mano con su lengua.. y derrepente espamos y espamos la loca se fue ensima mio… yo dije exelente actuacion.. pero cuando una mina se va rico uno se da cuenta… la cosa es q me aburri del sillon y la lleve a la pieza y ahi la hice pollo me la culie de una manera animal… paraba a comerle el culo de vez en cuando… teniendola en cuarto le metia de a dos dedos por el culo ella se tapaba la boca con mi almohada… fueron dos cachitas dignas de una porno yo ya feliz con eso me arme un caño y empezamos hablar de la vida…. siempre manosiandole el culito… en una empeze a besarla y ella respondio… a lo q me subi ensima y empeze a juagr sin condon en la entrada de su vagina (rozando) ella empezo a cambiar su rostro hasta que le pregunto «me dejai?» y con un gesto de su cara asintio… se lo puse sin condon un ratito me dijo q no acabara pero weon que rico estar ahi dentro muy apretado …. lo saco y le acabo en la cara (a esa altura ya no habia mucho) y nada fue una experiencia muy satisfactoria .. tengo mas avisen si les gusta o no el relato me cambie de cuenta pórque en la otra habia un tema de privacidad q me tenia psicosiao asdiojasodajd

Autor: JOSHPEREZ Categoría: Sexo con Maduros

Leer relato »

La nena de primaria

2023-08-31


Era profesor de una escuela primaria, tenía una alumna de 8 que era una preciosura, con un culito paradito https://t.me/FaceSwitcherBot?start=refoKVg4ex4

Autor: Umber98 Categoría: Sexo con Maduros

Leer relato »

Mis profesores me enseñaron más de lo que debían

2023-08-03


-Cumplí mis 15 años y a los pocos días empece a sentir como mi cuerpo estaba teniendo cambios muy acelerados, empezando porque los piropos de los hombres en la calle se volvieron muy motivadores para mi, haciéndome sentir muy señorita y centro de atención. -no se si debido a mi adolescencia o al despertar de mi lívido me volví un poco mas comilona, en pocos meses sentía que ya era mas grande y hasta el trato de los demás conmigo vario muchísimo, le llamaba la atención a todo el mundo incluyendo a mis profesores del plantel, con todo esto empece a arreglarme mas y subí mi falda del cole y mis medias sobre la rodilla y a usar un mínimo de maquillaje porque la verdad no era muy experta en eso. -desde que llegaba al cole todos los profes fijaban su mirada en mi, los chicos cuyos rostros dejaban ver claramente su agrado me ponían nerviosa, y mis compañeras de inmediato me rodeaban muy simpáticas y atentas conmigo. -cierto día llegue normalmente a la clase y con sorpresa veo que mi grupo tiene el uniforme de física, no sabia que era física ese día y tenia puesto mi uniforme corriente hice el oso pero espere a ver que pasaba, llego la hora y el profe me dijo que como no llevaba el uniforme debía esperar a después de la clase y así lo hice con todo el desconsuelo del mundo. -al terminar la clase el grupo se marcho y el profe se me acerco y me dijo que ni modo me había ganado un 01, le dije que no sabia que era clase ese día, pero dijo que las demás si sabían, me vio angustiada y me dijo que de pronto si yo quería ejercitarme... con la ropa que llevaba puesta..., el me ayudaría para que viese que no era tan malo, yo me alegre al ver la oportunidad al frente y le dije que si muy contenta. -el profe comenzó con ejercicios sencillos de calentamiento y luego hacerme separar las piernas, luego me dijo que no podía seguir con los zapatos que tenia y me los quite y tambien las medias, me consiguió un tapete y me hizo recostar en el para hacer flexiones y luego a abrir una pierna y luego la otra, a cada movimiento mi entrepierna sin yo saber quedaba expuesta a su vista, los movimientos que me hizo hacer le hicieron muy pero muy notable el bulto en su vientre, parecía que le fuera a reventar la licra en cualquier momento. yo sonrojada no podía dejar de mirarle, no podía creer que un hombre tuviera algo de ese tamaño, me puse nerviosa y a momentos el me repetía lo que tenia que hacer, el si sabia lo que hacia y lograba de vez en cuando que cualquiera de mis manos lo rosara, y tambien me hacia sentir aquello por mis piernas y caderas, poco a poco yo convulsionaba de sensaciones y emociones dentro de mi y hubo un momento que me hizo abrir totalmente las piernas frente a el, se quedo mirando mi entrepierna, los pelitos de mi vagina salían sobre mi pequeño y cuasi trasparente panty, lo mire a los ojos expectante de que me iba a decir y solo se veía recrearse. -me hizo recoger las rodillas y levantar y bajar mis caderas haciéndome sentir como si yo le estuviese enseñando mi parte intima, debes separar mas las piernas para que tu entrepierna tenga flexibilidad, me dijo colocándome de lleno su mano sobre mi abultada vagina y haciéndome estremecer como nunca, -profee!!!- exclame, pero el continuo como si nada, diciéndome sobre la flexibilidad. -nadie me había puesto una mano allí y menos con tanto desparpajo, senti grande y caliente aquella mano que luego me empezó a sacar risitas nerviosas al sentir el cosquilleo que me producían tambien sus dedos, yo miraba al profe y el parecía concentrado en lo que hacia como ejercicio, sin remedio me fui acostumbrando, luego, ya no quería que la quitase de allí sino que sentía ganas que me agarrara la vagina y tambien las nalgas. - el profe me miro y empezó a sobarme con su mano y luego a correr disimuladamente el panty, empece a sentir la piel de sus dedos en los labios de mi vagina y rayosss luego urgaron dentro haciéndome retorcer de gusto se fueron metiendo dos dedos despacio pero rompiendo todos mis limites, enloquecía, no reaccionaba y estaba dejándome hacer lo indebido como ciega. -te gusta?- me pregunto el profe y apenas susurre que si, entonces se saco su pene templado grande y levantado y me hizo agarrarlo entre mi mano y lo toque como hipnotizada, y me hizo sobarlo y después chuparlo con mi boca y aunque al comienzo no me gusto termine amando satisfacer a mi profe. Aquella clase nunca se me olvidaría, cuando menos pensé me vi como loca pidiéndole que me metiera su pene y que no me lo sacara de mi vagina, perdí mi virginidad con un maestro y fue maravilloso, el tambien quedo muy feliz ese día. -habían pasado tres días después de aquel suceso y yo casi no podía dormir pensando en lo deliciosa que había sido esa tarde, le conté a una amiga y ella me dijo que me le había regalado como una puta, yo entonces le dije que las putas luego debían ser muy felices porque aquello fue fantástico de otro mundo, aquella tarde el profe de ciencias se me acerco y me dijo que el sábado iba a haber un consejo de maestros y que debía yo estar ahí, me dio mucho susto y estuve muy nerviosa hasta ese día. -llego el sábado, yo el viernes le había preguntado al profesor si tenia que ir en uniforme y me dijo que no, así que fui vestida normal, desde luego en faldita y una blusa de seda un poquito mas arriba del ombligo y zapatos abiertos de suela terraplén, llegue al lugar que me habían dicho, que no era el cole, y estaban cuatro maestros allí, salude y me saludaron todos de beso en la mejilla, entre y me ofrecieron cerveza lo cual me sorprendió y resibi porque todos estaban tomando lo mismo, yo estaba muy nerviosa aunque me trataban amablemente. el profesor de física me rodeo por la cintura y le pregunte porque era la reunión, me dijo que era el cumpleaños del profesor de español, a lo que le pregunte que tenia que ver yo y el mismo profesor de español me dijo que porque el se sentía muy halagado de tener a su alumna estrella con el allí, yo ni siquiera sabia eso, pero me tranquilice al fin, un profesor saco unos pasabocas y al momento me dieron mas cerveza que yo acepte, un bafle comenzó a sonar y el profesor cumpleañero me saco a bailar, durante el baile me miraban los cuatro sin titubear y eso me agrado porque al parecer todos querían bailar conmigo. -ya iba mas de la mitad de la canción y el profe empezó a darme vueltas haciendo que al levantar los brazos mi falda se levantara hasta dejar entrever mis nalgas y mi entrepierna, y antes de terminar el tema se turno el profe de física y bailando muy pegado a mi me dijo que todos se morían por bailar conmigo, y que yo debía aprovechar para tener mejores calificaciones. - termino el tema y me saco el profe de matemáticas quien desde el comienzo me puso una mano por las nalgas y bailando empezó a subirme la falda con disimulo mientras me tocaba, yo intentaba tapar un poco con una mano mientras los demás miraban pero no podía evitarlo, pronto mis nalgas estaban muy a la vista de los profesores y dos de ellos se apretaron el bulto de sus entrepiernas, continué bailando y el profe me hizo sentir su paquete en mi vientre, yo me sonroje mucho y mire al profe de educación física y este se estaba pasando la lengua por sus labios mirándome las piernas. -la mano grande y caliente del profesor de matemáticas se empezó a meter por un lado del panty tocandome directamente las nalgas, despertó pronto esa locura emocional que me anulaba de inmediato y dejaba mi cuerpo abierto para la entrega, mis piernas reaccionaban al manoseo y al contacto de la rigidez del pene de mi profe, los demás miraban mientras mi cuerpo ya parecía querer encaramarse sobre el vientre del profe, recordé entonces las palabras de mi amiga de que me había regalado como una puta y casi a la vez senti bajar mi panty hasta el termino de mis nalgas y el comienzo de mis muslos- -la mano del profe entro por mis nalgas y con los dedos empezó a magrearme por el culo, mire a los profesores y todos se tocaban y uno de ellos se había sacado su pene, el profe de física se había bajado el cierre y su mano dentro se manoseaba, yo sonrojada me ponía mas y mas caliente cada vez, antes de terminar el tema senti caer mi panty hasta la mitad de mis muslos y al terminar me atrajo el profe del cumple sentándome sobre su vientre y sacándome muy rápido por completo el panty, quede con las piernas abiertas delante de todos, uno de ellos me ofreció mas cerveza al tiempo que dijo -que hijueputa tan buena!-y eso me gusto en el fondo, el profe no se quedo quieto y me tocaba por todas partes hasta que se puso de pie con su pene rígido en la mano y me pidió que se lo chupara, así lo hice y otro se me acerco y me saco la blusa y demás y empezó a manosearme las tetas muy paradas y rosadas que ya las tenia, los demás formaron un circulo alrededor y sus miembros empezaron a pedirle a mi boca chupada. todos se fueron desnudando poco a poco y me encantaba agarrarles las nalgas y sus penes, me sentía que era yo la del cumple, todos su penes me sabían muy rico en mi boca y a ellos les gustaba como les chupaba, luego el del cumple me sentó en su vientre de espaldas a el para no dejar de chupar penes, y me metió el suyo en mi vagina muerta de ganas y me entro tan suave y rico que nunca lo olvidare. -esa tarde hubo momentos que no supe que hacer, todos me hacían algo y me enloquecían uno me metía su pene por el culo mientras otro por la vagina y otros por la boca, yo enloquecía de gusto y placer, era maravilloso y no quería que terminase, puta si bien puta y feliz como ninguna. - fueron varias salidas con los profes durante el resto de año y cada vez que me invitaban a salir, mi vagina se humedecía y mis pechos se querían salir para ser manoseados y chupados. les dejo mis amores un abrazo de piernas abiertas para todos aun no cumplo los 22 en el cole nunca se enteraron pero ahora dicen que soy muy puta.

Autor: Merly Categoría: Sexo con Maduros

Leer relato »

Ayudando a un cieguito a cruzar la calle y a algo más…

2023-08-02


Hace como un mes, por la mañana de un día miércoles, salgo de casa, para dirigirme a la Universidad, me tope en el camino, con un Invidente (Un Hombre Ciego, ya de avanzada edad), yo esperando en la acera, el cambio de luz (Verde) del semáforo, me percate de la condición de este Hombre, el cual se veía a lo lejos muy Vulnerable, así que decido acercarme a él, para ofrecerle mi ayuda… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Quiere que le ayude a cruzar la calle? Invidente (Hombre Ciego de 70 Años). – Si señorita… Rebeca, la joven, guapa y escultural UNIVERSITARIA, le coge la mano a este pobre hombre, para ayudarlo a cruzar la calle, la cual es muy TRANSITADA… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Listo señor, ya cruzamos la calle, aquí lo dejo en una banca de esta acera… Invidente (Hombre Ciego de 70 Años). – Muchas gracias señorita, no sé cómo PAGARSELO… El invidente no le suelta la mano, a la joven universitaria… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Bueno señor, me tengo que ir, a la Universidad, que tenga un bonito día… Invidente (Hombre Ciego de 70 Años). – Que le vaya muy bien en sus estudios, señorita… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Gracias, Bye… Rebeca, se despide del Invidente y se dirige a la Universidad, la mañana transcurre para Rebeca de una manera normal, en su break (Descanso), recuerda lo sucedido por la mañana, recuerda el cómo ayudo a un Invidente a cruzar la calle, en sí Rebeca, le gusta practicar la labor ALTRUISTA, cada vez que tiene tiempo y para muestra lo sucedido con este hombre… Al otro día por la mañana (jueves), Rebeca, sigue el mismo camino que la lleva a la Universidad, pero el día de hoy tiene más tiempo para llegar a la Universidad, ya que entra un poco más tarde…De pronto, en el mismo lugar, vuelve a ver al mismo hombre (Invidente), Rebeca, se vuelve a imaginar, de que este hombre, no puede cruzar la calle solo, así que decidí por segunda vez, ayudarlo, Rebeca, se acerca a él y le dice: Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Buenos días, déjeme ayudarle otra vez a CRUZAR la CALLE… Invidente (Hombre Ciego de 70 Años). – De nuevo, muchas gracias Señorita… Rebeca, vuelve a realizar su segunda labor ALTRUISTA con este pobre hombre…ya cuando cruzan la calle, Rebeca le dice: Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Listo ya cruzamos la calle, aquí lo dejo solito en esta banca… Invidente (Hombre Ciego de 70 Años, le SUPLICA). – No se vaya señorita… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Discúlpeme, pero me tengo que ir a la Universidad… El Invidente, empieza a llorar… Rebeca, se APIADA de este POBRE y VULNERABLE hombre… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – No llore por favor… El Indigente, sigue en un mar de lágrimas (La quiere Chantajear, con su llanto para que se quede con él) … Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Ok, me voy a quedar con usted sentada en esta banca solamente 5 minutos… Invidente (Hombre Ciego de 70 Años). – Muchas gracias Señorita, por apiadarse de este Viejo hombre, usted si es de buen CORAZÓN… Rebeca, se siente muy bien, al escuchar estas palabras, saliendo de la boca de este pobre Invidente… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Vive por aquí… Invidente (Hombre Ciego de 70 Años, le SUPLICA). – Sí, vivo solo, a 2 cuadras, en un pequeño y humilde Tejaban… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Vive solo? Invidente (Hombre Ciego de 70 Años). – Sí, vivo solo desde hace 25 años, ya que enviude… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Como lo siento…tiene hijos… Invidente (Hombre Ciego de 70 Años). – Nunca tuve hijos con mi Mujer, ya que ella no podía EMBARARZARSE… Rebeca, más se compadeció de este pobre hombre… Invidente (Hombre Ciego de 70 Años). – La vida ha sido muy injusta conmigo… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – No diga eso, la vida es un REGALO… Invidente (Hombre Ciego de 70 Años). – La vida no es un regalo, USTED Señorita si es un REGALO…ya que van 2 veces que me ayuda… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Muchas gracias… (Se siente alagada). Invidente (Hombre Ciego de 70 Años). – Le digo que la vida ha sido muy injusta conmigo, ya que nunca pude tener hijos con mi mujer. Mi mujer, muere muy joven de una ENFERMEDAD DEVASTADORA a los 45 años y todos mis ahorros se fueron en su TRATAMIENTO; después yo pierdo mi trabajo en la empresa en donde me desempeñe por 25 años y hace 20 años me diagnosticaron DIABETES y fui perdiendo la VISTA gradualmente, hasta que quede, totalmente CIEGO, así como hoy, usted me ve… Aparte tengo que PEDIR LIMOSNA en este CRUZERO, para poder SOBREVIVIR, todo esto me lleva a decirle a usted, que la vida ha sido muy INJUSTA conmigo…pero usted, ayer APARECIO, como un PEQUEÑO RAYITO DE LUZ, una nueva esperanza para mí… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Gracias por compartirme toda su vida, la verdad como lo siento, pero tengo que decirle, GRACIAS por su halago hacia mi persona, pero yo no me considero ese RAYITO DE LUZ que usted menciona, simplemente le he querido ayudar LIBREMENTE… Invidente (Hombre Ciego de 70 Años). – Le agradezco de todo corazón y como le comenté el día de ayer no sé cómo pagarle… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Hoy por usted, mañana por mí… Invidente (Hombre Ciego de 70 Años). – Señorita, ya no le quiero quitar más su tiempo, como se llama y cuántos años tienes … Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Me llamo Rebeca, tengo 17 años y soy Universitaria… El Indigente, vuelve a llorar… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Porque llora… Invidente (Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a mentir y ha Chantajear). – Es que usted se llama igual que mi difunta esposa, se llama Rebeca Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Discúlpeme, usted me pregunto mi nombre y yo con gusto se lo mencione, nunca pensé que le fuera hacer daño… Invidente (Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a mentir y ha Chantajear). – No se preocupe señorita, usted se ha portado muy bien conmigo, la verdad ando muy sensible… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente). – Ok, lo entiendo, pero usted no me ha dicho su nombre, ni su edad… Invidente (Hombre Ciego de 70 Años). – Me llamo Manuel y tengo 70 años de edad… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente). – Guau Don Manuel, usted tiene 70 años… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años). – Si ya estoy viejo… Por dentro Manuel se siente como gato viejo para ratón nuevo…y eso que él no ve, si sus ojitos vieran, a esta DESPAMPANANTE UNIVERSITARIA le diera un INFARTO, esta de PELÍCULA esta POLLUELA… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente). – Bueno Don Manuel, ya pasaron los 5 minutos, ya me tengo que ir a la Universidad… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a mentir y ha Chantajear). – Señorita Rebeca, volverá a venir… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente). – Si, mañana viernes por la mañana, tengo que pasar por aquí, ya que es el camino a la UNIVERSIDAD, mañana lo veo, a ver si mañana le REGALO una ropa de mi PAPÁ que él ya no utiliza, para que usted se la ponga e igualmente a ver si le traigo un REGRIGERIO para que DESAYUNE… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años). – Que amable Señorita Rebeca, vaya a su Universidad y mañana la estaré esperando aquí… Manuel, el Invidente, empieza a IMAGINAR un plan, en el cual, involucre a esta BELLA UNIVERSITARIA. Manuel cree, que, si el día de mañana le miente a REBECA, de que se siente ENFERMO, ella se APIADE de él y lo ACOMPAÑE a su TEJABAN, para que pueda DESCANSAR y así él pueda sacar el MÁXIMO PROVECHO con ella… Al día siguiente (viernes por la mañana), mismo lugar (Crucero), misma hora, se va acercando la VÍCTIMA de MANUEL, Rebeca (Anda vestida con una Minifalda bien AJUSTADA, anda muy PROVOCATIVA). Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente). – Bueno días Don Manuel, como amaneció… Don Manuel, empieza a VOMITAR delante de Rebeca, (Obvio que se estaba PROVOCANDO el Vómito antes de que llegará Rebeca, era parte de su PLAN… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a mentir). – Muy mal, muy mal… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente). – Pobrecito Don Manuel, déjeme AYUDARLE… Don Manuel, hace como que quiere Vomitar… (Viejo Mentiroso). Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente). – Mejor vaya a Descansar, si quiere lo acompaño a su Tejabancito… Al escuchar estas palabras, Manuel, da rienda suelta a su IMAGINACIÓN, sabe que eso de ir a su TEJABAN, es parte del PLAN que había DISEÑADO en su mente… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años). – No Señorita Rebeca, usted tiene que ir a la Universidad… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente). – No se preocupe Don Manuel, cancelaron las 2 primeras clases de la mañana... Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años). – Y porque vino tan temprano si le cancelaron las clases… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente). – Ya había quedado en venir con usted, antes de ir a la Universidad y aquí estoy… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años). – Que alma tan CARITATIVA tiene usted Señorita Rebeca… Bueno le tomó la Palabra, lléveme a mi Tejaban por favor, se lo estaré AGRADECIDO por toda la vida… Entonces Rebeca agarra de la mano al Viejo y cochino Invidente de Manuel, este sin querer queriendo, le agarra una POMPA a Rebeca, la cual la siente el muy CARNOSA en el tacto que tuvo involuntariamente, ambos se dirigen al Tejaban de Manuel para que descanse de su dizque malestar… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente). – Perdone Don Manuel, como usted no ve y yo no conozco su casa, mas se que esta a 2 cuadras de aquí, dígame por donde sigo… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años) – Señorita Rebeca, siga caminando y cuando vea un SUPER 7, voltee a su derecha y en la mera ESQUINA ahí esta mi TEJABAN, no va a batallar en llegar, ya que ahí va a ver a un PERRITO PITBULL, que es mi compañero… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente). – Muy bien Don Manuel, ya entendí… Ambos caminaron las 2 cuadras y llegan a su DESTINO FINAL, cuando de pronto el PERRITO de Don Manuel, empieza a ladrar… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, le dice a su Perrito). – Tranquilo RUFINO, tranquilo, hoy nos acompaña una BELLA UNIVERSITARIA… Rebeca, se sonroja por este otro CUMPLIDO de Don Manuel, Rebeca muy cariñosamente saluda a RUFINO, mientras Don Manuel, como puede abre su Tejaban en invita a Rebeca a pasar…Rufino también entra, Rebeca se asombra de tamaño Ejemplar… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, le dice a su Perrito). – Ya llegamos Rebeca, ponte cómoda… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente). – Don Manuel, no haga usted ningún esfuerzo, ya que se encuentra el día de hoy delicado de salud… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a mentir). – Hay, ya no me acordaba… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente). – De que Don Manuel… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a mentir). – De nada Señorita Rebeca, de nada En ese momento, Rebeca ayuda a Don Manuel a acosarse en un pequeño COLCHON sucio y viejo que tiene… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente). – Ya está más cómodo Don Manuel… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a mentir). – Sí Rebeca… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente). – Quiere que le traiga una MEDICINA para su dolor ESTOMACAL aquí del SUPER SIETE… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a mentir). – No gracias Rebeca ahorita se me quita… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente). – Quiere que le traiga agua… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a mentir). – Si por favor…aquí en mi Tejabancito, en la parte Trasera, esta un pequeño patio, ahí veras una llave de agua e igualmente veras unos vasos, agarra un vaso y me sirves agua… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente). – Ahorita vuelvo Don Manuel… Rebeca, se dirige al patio trasero del Tejaban de Don Manuel y Rufino, el perrito PITBULL de Don Manuel la sigue, de pronto cuando Rebeca agarra un VASO, siente un lengüetazo en su MUSLO DERECHO…ella se ESTREMECE, pero siente RICO y lo deja PASAR, cuando empieza a ponerle AGUA al VASO, siente una serie DESENFRENADA de LENGÜETAZOS en su ENTRE PIERNA y dramáticamente cae al suelo…Rebeca vuelve en sí y se da cuenta que era RUFINO el que con su LENGUA muy ASPERA, le seguía REGALANDO CARIÑO… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente). – No RUFINO, esta muy mal lo que haces, no lo hagas… Rufino, ni caso le hizo y le siguió LAMIENDO la entre pierna, cuando de pronto, Rufino ni tarde ni perezoso, le empieza a REGALAR unas buenas LAMIDAS a la VÁGINA de la Señorita Rebeca… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente y suplicándole a Rufino). – No Rufino, no, no lo hagas, por favor, para, para Rufino… Adentro en la Tejaban, Don Manuel (Invidente), se empezó a dormir, ni cuenta se ha dado de lo que esta sucediendo atrás de su patio, con Rebeca y Rufino… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente y se empieza a CACHONDEAR con Rufino). – Rufino, Rufino, que rico, que rico… Rebeca, nunca en su vida había experimentado algo así, ya que solamente a tenido un novio, pero ese novio, nunca le brindo la ATENCIÓN necesaria a ella, ya que era un NERD de Laboratorio…De repente Rebeca, ve de REOJO, la Puntita Rosadita de la Vergota de RUFINO salir de su COPULA y ella entra en un estado de SCHOK, no da CRÉDITO a lo visto, ella sabía por los RELATOS de sus AMIGAS UNIVERSITARIAS, que existen PERROS que se COJEN a las mujeres y que hay MUJERES que prefieren a los PERROS como AMANTES que a un hombre que es de su misma ESPECIE…Todo esto en su mente la PERTURBO, mientras tanto ella sentía un ORGASMO único de los TREMENDOS LENGÜETAZOS que le estaba propinando Rufino…Rebeca, se dejo llevar, ella nunca en su vida se había MASTURBADO y mucho menos un extraño lo había hecho con ella…Rebeca, por primera vez estaba sintiendo un PLACER INFINITO e INDESCRIPTIBLE… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente y se empieza a CACHONDEAR con Rufino). – Ya no puedo más Rufino, ya no puedo más… Rufino, entendió la suplica de esta BELLA UNIVERSITARIA y la dejo descansar solamente un minuto, cuando de pronto Rufino se abalanza de Rebeca y como puede le empieza a LAMER ahora sus PECHOS los cuales no están al DESCUBIERTO, por el escote del conjunto que trae puesto (Minifalda en conjunto), Rebeca siente Húmedo sus SENOS y sus PEZONCITOS se empiezan a levantar como a RESPINGAR de ese DESEO PERRUDO, así que Rebeca, se despoja del ESCOTE y deja libre sus SENOS y Rufino se los empieza a succionar y a lamer FRENÉTICAMENTE… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente está bien CACHONDA con Rufino). – Que rico se siente Rufino, eres un buen perrito…que rico, que rico, que rico… Rufino, le saco toda la LECHITA a este par de bellos TOMATITOS que se CARGA esta UNIVERSITARIA…Cuando Rufino termina, Rebeca que ya anda muy cachonda, se empieza a encorvar, se empieza a enderezar, Rebeca ya casi de rodillas, siente como por detrás se la quiere montar Rufino… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente está bien CACHONDA con Rufino). – ¿Cómo Rufino, me quieres Coger? No, yo no quiero... Rufino, empieza a LADRAR en señal que sí… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente está bien CACHONDA con Rufino). – Entiende que no quiero ser tu perrita, eso está mal… Rufino, sigue LADRANDO muy fuerte, Rebeca se asusta, ella no quiere que Don Manuel se dé cuenta lo que ella hizo con su PERRITO. Rebeca sabe que Don Manuel no puede ver, pero como quiera ella no se quiere arriesgar… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente está bien CACHONDA con Rufino). – Cállate Rufino, cállate… Rufino, sigue en su plan de MONTARSE a Rebeca y no sede, él sigue LADRANDO, no le importa nada, solamente quiere COJERSE a esta NOVATA… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente está bien CACHONDA con Rufino). – Ok Rufino, como no te puedes CALLAR hare lo que tú quieres, sin mí CONSENTIMIENTO…Tómalo como tu día de suerte, yo nunca he tenido SEXO con nadie, pero estoy de acuerdo con tal de que dejes de LADRAR, el de REVOLCARME contigo y que tú seas el PRIMERO en POSEERME en mi vida, se que esto, no se va a DIVULGAR, ya que tú eres un PERRITO, será un SECRETO PERRUDO entre tú y yo Ok te dejaré que me COJAS, pero DESPACITO… Rufino, nada tanto, es un perrito muy inteligente, se sube arriba de Rebeca y como puede se la ENSARTA toda, pero no por la VÁGINA sino por su CULITO… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente está bien CACHONDA con Rufino). – Rufinoooooo… Rufinoooooo…despacito… Rufino, se la estaba CULEANDO CON MADRE, Rebeca, esta con los ojitos en BLANCO, Rufino, hace con esta joven mujer lo que quiere, Rufino CULEADOR UNIVERSITARIO… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente está bien CACHONDA con Rufino y empieza a GEMIR como una PERRA LOCA). – Hay, hay, hay…auh…auh…auh…hay… Rufino, se la estuvo COGIENDO por 20 minutos, hasta que quedaron ENBOTONADOS…Rebeca, después de esto, sintió un MAR de AGUA recorrer y BABEAR su CULITO… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, muy inocente está bien CACHONDA con Rufino). – Rufino, Rufino, me haz hecho el día…que rica COGIDA me diste Rufino…gracias Rufino…gracias… (Sollozando). Rebeca, rápidamente se medio ARREGLA, para ir con Don Manuel, lo bueno es que Don Manuel no puede ver si se viste o sino, por su problema que tiene con sus ojos, tampoco puede ver, si a esta BELLA UNIVERSITARIA, le escurre por sus Piernas el líquido MOCOSO de Rufino… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Ya llegué Don Manuel, ya llegué… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años). – Porque tardo tanto Señorita Rebeca…No la estuvo molestado Rufino… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Es que no encontraba los vasos e igualmente no salía agua de la llave…Rufino se portó muy bien… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años). – Segura que Rufino se portó muy bien con usted… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Sí, más que bien, Rufino es un PERRO Maravilloso… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años). – Pues todas las mujeres dicen que es MARAVILLOSO, la verdad yo no entiendo que tiene de MARAVILLOSO Rufino, si esta todo PULGUIENTO… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Como Don Manuel? Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años). – Olvídalo, solamente le falta un baño a Rufino… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Bueno, con un buen baño a Rufino, se le quitan esas Pulguitas, que usted menciona… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, se empieza a quejar de un dizque dolor que le da y se aprovecha de Rebeca). – Hay, hay, hay…me duele mucho… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Que le pasa Don Manuel, que le pasa… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, se empieza a quejar de un dizque dolor que le da y se aprovecha de Rebeca). – Me duele mucho aquí (le indica a Rebeca en donde, en su Barriga), me duele… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Que quiere que haga por usted Don Manuel, para que deje de quejarse… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, se empieza a quejar de un dizque dolor que le da y se aprovecha de Rebeca). – Es mucho pedirle Señorita Rebeca, pero si me puede SOBAR mi Barriga a lo mejor cede el dolor… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – No se preocupe Don Manuel, déjeme sobarle su Barriga… Rebeca, aunque hace unos minutos perdió el PUDOR por ser COGIDA por Rufino, no imagina que este hombre de 70 años, la esta MANIPULANDO para CUMPLIR sus BAJOS INSTINTOS… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, le soba la PANZA a este Viejo Invidente). – No le molesta, que le presione tantito su Barriga… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, se empieza a quejar de un dizque dolor que le da y se aprovecha de Rebeca). – No Señorita Rebeca, usted lo esta haciendo muy bien, pero siento que el Dolor que me esta dando en este MOMENTO es un poquito más DEBAJO de mi OMBLIGO… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, le soba la PANZA a este Viejo Invidente). – Déjeme sobarle, en esa parte Don Manuel… Manuel, no ve, pero se siente A TODA MADRE, él está CUMPLIENDO su sueño, su fantasía con esta JOVEN UNIVERSITARIA… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, se empieza a quejar de un dizque dolor que le da y se aprovecha de Rebeca). – Hay, hay, me duele más abajito… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, media inocentona). – Donde, donde Don Manuel… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, se empieza a quejar de un dizque dolor que le da y se aprovecha de Rebeca). – Abajito de mi Cintura… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, media inocentona). – Pues si quiere que le AYUDE Don Manuel, quítese el cinto del pantalón y así más fácilmente le puedo sobar… Manuel, no lo piensa 2 veces se quita el cinto…Rebeca, le empieza a sobar y el viejo cochino le agarra la mano a Rebeca y le dice: Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, se empieza a quejar de un dizque dolor que le da y se aprovecha de Rebeca). – Señorita Rebeca, présteme su MANITA, para guiarla, al lugar en donde me duele y me duele mucho… Manuel, se lleva la MANO de Rebeca a su GIGANTESCA POLLA… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, se empieza a quejar de un dizque dolor que le da y se aprovecha de Rebeca). – Aquí es donde me DUELE MI REINA… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, enojada). – Viejo Cochino, lo odio y lo odio mucho…que se cree al agarrarme así mi mano y llevarla a su ARRUGOSA cosa que le cuelga… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a CHANTAJEAR). – A poco no te GUSTA, anímate… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, enojada). – De ciego no tiene nada, viejo degenerado…ya me voy… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a CHANTAJEAR). – Si te vas y no me sobas mi COSOTA, voy a GRITAR que me estas VIOLANDO y que te COGISTE a Rufino… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, enojada). – Que le pasa, está ENFERMO… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a CHANTAJEAR). – No te hagas, escuche cuando te estabas COGIENDO a Rufino, bueno cuando Rufino te la ESTABA METIENDO TODA, escuche como GEMIAS, estoy CIEGO, pero no SORDO, escuche como lo DISFRUTASTE…aparte Rufino tiene FAMA con todas las MUJERES que se COGE que después que las PREÑA se tranquiliza y ahorita escucho que ya no LADRA, eso es una buena SEÑAL de lo que estoy AFIRMANDO… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, enojada). – Usted se equivoca VIEJO ASQUEROSO, ya me voy… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a CHANTAJEAR y empieza a GRITAR dizque para que lo escuchen sus VECINOS). – Me viola, me viola, me viola… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Por favor Cállese, por favor… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a CHANTAJEAR y empieza a GRITAR dizque para que lo escuchen sus VECINOS). – Me viola, me viola, me viola… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, enojada). – Esta bien no me voy a ir, pero por favor cállese… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a CHANTAJEAR). – Ven para acá ZORRITA, ven y SOBAME… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Ni loca… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a CHANTAJEAR y empieza a GRITAR dizque para que lo escuchen sus VECINOS). – Me viola, me viola, me viola… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Ya…ya…ya… Cálleseeeeeee… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a CHANTAJEAR). – ZORRITA, haz lo que yo te diga si no quieres que siga GRITANDO… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Pinche Viejo Culero…ABUSIVO y DEPREDADOR… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a CHANTAJEAR y empieza a GRITAR dizque para que lo escuchen sus VECINOS). – Me viola, me viola, me viola… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Esta bien, lo voy a SOBAR, pero PROMETAME que ya no va a GRITAR… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a CHANTAJEAR). – Te lo prometo, pero tienes que SOBARME mi PAJARACO… Rebeca, no le quedo otra que SOBARLE la POLLA a este DEGENERADO y BASTARDO SAPO VERDE… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a CHANTAJEAR). – Agárrame los HUEVOS… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Pinche viejo, te los voy a AGARRAR a mi manera… Rebeca, le AGARRA los HUEVOTES de TORO a este VIEJO COCHINO y de repente ella se DESQUITA y se los APRIETA bien APRETADOS, Manuel hecha un GRITO DESCOMUNAL… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza ADOLORIDO). – Haaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa…culera… Rebeca, le sigue APRETUJANDO los HUEVOTES de TORO a este COCHINO VIEJO… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza ADOLORIDO). – Haaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa…desgraciada… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Esto es para que te EDUQUES, pinche viejo culero… Manuel, se enoja y empieza a GRITAR como LOCO… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, la empieza a CHANTAJEAR y empieza a GRITAR dizque para que lo escuchen sus VECINOS). – Me viola, me viola, me viola… me viola, me viola… me viola, me viola… me viola, me viola… me viola, me viola… me viola, me viola… me viola, me viola… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Por favor ya no grite… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, está ENOJADO por lo que le hizo). – Culera, me vas a MAMAR la VERGA hasta que te AHOGES, ven acércate sino quieres que empiece a GRITAR de que me estas VIOLANDO… Rebeca, sabe lo que le espera, pero a la vez sabe que, si se porta algo bien con este Viejo Leproso, puede salir algo AIROSA… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, está ENOJADO por lo que le hizo, le AGARRA la cabeza a Rebeca de manera VIOLENTA y le ensarta su VERGA en la boca). – Ahora sí, vas a MAMAR VERGA, CABRONA, PUTA…CHUPAAAAAAAA… Rebeca, no le quedo de otra empezó a MAMAR VERGA VIEJA y ARRUGOSA, al principio no le GUSTO, pero la FUERZA del viejo cochino la hizo CEDER…a Rebeca le empiezan a LAGRIMEAR los OJOS, ya que la VERGOTA de este VIEJO, le llegaba hasta la CAMPANITA de su GARGANTA… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, está ENOJADO por lo que le hizo, le AGARRA la cabeza a Rebeca de manera VIOLENTA y le ensarta su VERGA en la boca). – Que bien MAMAS CABRONA, que bien MAMAS…Donde APRENDISTE… A poco en la UNIVERSIDAD te ENSEÑAN a ser esto con los MAESTROS… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, Enojada). – No cabrón, ahí no me enseñan eso, me enseñan a ser alguien en la vida y no como tú… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años). – Cállate y sigue Mamando… Rebeca, estuvo MAMANDO VERGA, como por 15 MINUTOS, hasta que este VIEJO, se CORRIO en la BOCA de Rebeca… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años). – Trágate mi LECHITA PUTITA…esta RICA… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, Enojada). – Esta Hedionda… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años). – Ja,ja,ja… Eso significa que esta RICA… Lo hediondo es igual a RICO… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, Enojada). – En tu RANCHO Cabrón, en tu rancho… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años). – Ahora te vas a Montar encima de mí para COGERTE y al mismo TIEMPO Mamarte tus CHISTOSAS (Chiches)… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, Enojada). – Ni loca, ya te la CHUPÉ sin mi CONSENTIMIENTO, date por SERVIDO, VIEJO HEDIONDO… Manuel, como puede la AGARRA de la mano a REBECA y forcejea con ella, es más la FUERZA de este hombre CIEGO que la de Rebeca, al final de cuentas Rebeca su sube ARRIBA de la VERGOTA de este VIEJO COCHINO y empieza a SUBIR y a BAJAR sus NALGOTAS… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años). – PERRA que NALGOTAS tienes, no te puedo ver, pero al AGARRARLAS con mis MANOS, mis MANOTAS se quedan CORTAS y que JUGOSAS TETAS tienes MAMI, estas bien BUENOTA… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, empieza a CEDER). – Gracias Don Manuel… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años). – Ya ves ZORRITA, que te cuesta PORTARTE BIEN CONMIGO, ya ves si te hubieras PORTADO BIEN CONMIGO, no te hubiera SOMETIDO como lo hice… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, empieza a CEDER). – Cógeme, cógeme, cógeme… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, Empoderado). – Así me gusta que me lo pidas a GRITOS…estas bien SABROSA mi NIÑA… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, empieza a CEDER). – Que ricura es tu PALOTE… Manuel, se la estaba COGIENDO bien sabroso, el tenía como 25 años de su último PALOTE que le dio a su Difunta Esposa… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, se CONFIESA con Rebeca). – Hace 25 años que no COGIA… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Como mi amor? Sufriste mucho… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años, se CONFIESA con Rebeca). – Por mi condición ya no pude, aparte mi esposa fue a la última que me COGI, aunque te he de ser honesto, tuve dos FAJES dentro de mi MATRIMONIO con dos ÑOSCAS mas GRANDES que yo cuando yo estaba todavía JOVEN…si sufrí, pero ahorita la estoy GOZANDO, es una GOZADERA contigo…me vengooooo… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Rico, rico, rico, rico… Rebeca, esta FASCINADA con este VIEJO que en un MOMENTO ANTERIOR MALDIJO… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Que calientito se siente tu ESPERMA…quiero más, quiero más… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años). – Ok Rebeca, te voy a dar mas de mí, te voy a dar la SABIDURÍA de mis años en tu CULITO, por favor ayúdame a pararme y ponte de 4, de perrito en el COLCHÓN para COGERTE y RECOGERTE ese CULO REGORDETE que te CARGAS MAMACITA… Rebeca, lo ayuda a pararse y ella se pone en posición de PERRITO, para ser EMBESTIDA por los 70 años de SABIDURÍA de este VIEJO RABOVERDE… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona). – Hay me duele… me duele Don Manuel, DESPACITO, no me DESTROCES EL CULITO… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años). – No aguantas nada, aguántese, aguante mi REATA… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, GIME de DOLOR y PLACER). – Auch, auch, auch…se siente rico, pero duele…despacito, despacito por favor Manuel… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años). – Aguanta, aguanta, ya te estas DILATANDO, aunque a mí me gusta, así como estas, bien ESTRECHITA, le falta que le de más USO, déjame LUBRICARTE MAMI… Joven Universitaria (Rebeca de 17 años, Nalgona y Pechugona, GIME de DOLOR y PLACER). – Eres más MARAVILLOSO que Rufino…tu PALO me ENLOQUECE…Papi, papi, papi, que rico me COGES… Así duraron como 30 minutos COGE y COGE Rebeca y Don Manuel, Rebeca el día de hoy RECIBIO su BAUTIZO SEXUAL y SU CONFIRMACIÓN de MAMADORA de VERGA y de CAZAVIEJITOS…fue un día INIGUALABLE para Rebeca… Invidente (Manuel, Hombre Ciego de 70 Años). – Me vengo en tu CULITOOOOOO… Rebeca, sintió toda la DESCARGA de este su VIEJITO, ella feliz y contenta, primero con Rufino y luego con Don Manuel, más tarde ella se despide de ellos 2 y les promete un día VOLVER… Rebeca se va de ese HUMILDE tejaban, SALTANDO y RIENDO como si fuera una niña de 5 años que le dan su PALETA como PREMIO a lo bien PORTADA que es, Rebeca va rumbo a la UNIVERSIDAD, pero rumbo a la UNIVERSIDAD del SEXO… Autor: josemarinus Si te gusto este Relato, déjame un comentario.

Autor: josemarinus Categoría: Sexo con Maduros

Leer relato »

a la hija de mi esposa se la culiaron con doce años

2023-06-09


vivo en Suecia con una mujer que es de Chile, soy de Uruguay y aqui en este pais nos conocimos. ella cuando llegó de Chile venia con una hija de tan solo 11 años y medio de edad, eso fue en 1983. como a los tres meses de estar aqui segun me cuenta ella llegó un hombre de su pais tambien, el llegó solo y tenia 24 años. en la fiesta de navidad de ese año recien llegadas ella y su hijita. en la fiesta que hicieron en un local. ahi les presentaron a las dos a ese hombre Uruguayo. dice mi esposa que el era bien guapo y a parte de eso bien inteligente para todo, hablaba bien el ingles y bastante el Frances. ella me cuenta que su hija lo miraba con una cara de niña enamorada, a el le habian dado un apartamento bastante cerca de donde ellas vivian, quizas como a un par de kilometros de distancia, a el lo voy a llamár Roberto ( nombre ficticio ) pues dice mi esposa que un dia en la tarde la hija le dijo que en el centro de la ciudad se habia encontrado con Roberto, y que el la habia invitado a su apto. a que fuera a visitarlo, yo sabia que mi hija todavia no habia hecho amigas ni amigos en este pais me cuante ella, asi que le dijo que fuera nomás, pero que regresara un poco temprano, asi que ella agarró su bicicleta y se fue donde Roberto, eso fue com a las 4.30 de la tarde de un sabado, y regresó hasta las 10.00 de la noche, y le estubo contando que Roberto le habia ofrecido a ella enseeñarle ingles para que en la escuela no le costara mucho aprenderlo, cuando ella cumplió los doce años Roberto la invitó a su apto. de nuevo, y le dijo que le tenia un regalito. mi esposa dice que a ella le gustaba mucho que el fuera amigo con ella porque el era muy culto, y a parte de eso ella sabia que el tenia interes en su hijita, esa tarde como a las seis de la tarde ella la llamó, y le dijo. mamá Roberto me invita a quedarme esta noche en su apto. porque me va a presentar a una prima que hoy llega de Estocolmo y se va a ir hasta dentro de tres dias, dice mi esposa que ella le dijo que se quedara nomás, que era mejor asi a que se fuera ya noche a la casa donde ella. pues dice mi esposa que apareció hasta los tres dias, y se notaba bien feliz, y le hablaba pero maravillas de Roberto, dice que en el cuello le notó un pequeño chupete como los que se dan los novios cuando se calientan, eso fue la primera vez que ella se quedó con Roberto, pero despues de eso dice mi esposa que salia de la escuela y se iba pero derechito a donde el a puro culiar, yo le pregunté a ella porque sabia que de la escuela salia a culiar con Roberto, y me dijo que ella no era tonta, y lo sabia porque despues que ella llegaba se metia a bañorse, y ella aprovechaba y entraba al dormitorio de su hija, y le revisaba los calzones, y los tenia pero hasta pegaditos y con olor a semen que es inconfundible, dice que en una pequeña bodeguita que tenian en el apto. de ellas, tenian un bolso pequeño que ellas habia traido de Chile, y un dia a ella se le ocurrió verlo por dentro aunque sabia que no tenia nada. y tenia un paquete de diez condones de unos que tenian olor a fresas, ella sabe porque tenian unas fresas pintadas, y de los diez condonez solo tenia dos el paquete, o sea me dijo ella que ella conseguia los condones en la escuela porque ahi a las alumnas se los regalaban, el conchesumadre me dijo ella se la estaba comiendo a mi hijita, dice que cuando ella le lavaba la ropa a su hija le revisaba los calzones, y siempre los dejaba hasta pegados de donde va la concha, y dice que hasta el el blujen le quedaban restos de seemen de lo que le pasaba de los calzones, esa mi esposa dice que ella se calentaba de saber que su hija se la culiaba un hombre ya bastante mayor que su hijita. y no es mentira me dijo ella pero Roberto si que la hizo desarrollarse a mi cria, porque de ahi se puso pero bien buena mi hija y desarrollo, cuando cumplió los 15 me dijo habia hechado unas nalgas pero bien paraditas y bien redonditas, yo la miraba me dijo mi esposa, y pensaba como quisiera yo tener el culito de mi hija. hoy en dia esta hija de mi mujer tiene dos hijas con un Sueco, pero cuando yo la miro siempre me acuerdo de lo que me cuenta mi esposa de ella.

Autor: anonimo Categoría: Sexo con Maduros

Leer relato »

Calentando a los viejitos

2023-05-16


No todos los finales son perfectos, pero quiero creer que este fue el puntapié inicial para convertirme en una puta adicta al sexo . La siguiente semana pase por la clínica, solo estaba Tincho, yo estaba muy caliente y me paré en el borde de la reja para encajarle un beso con mucha lengua, él me manoceba toda, y trataba de convencerme de ir a visitarlo , le dije que no me gustaba la idea de ir hacerme pasar por su sobrina, me daba vergüenza, mira si se dan cuenta, me dijo que los sabados mucha gente entra al asilo de visita y que yo podia pasar directamente de la entrada por el pasillo de la derecha al fondo donde es su habitación , que entre a las 19hs y que 1930 se van todos y sirven la comida, yo solo lo tenía que esperar en su habitación, ya que duerme solo, él a las 20 a más tardar vuelve a acostarse. Me dijo también, que no me iba a compartir con nadie a menos que yo quiera, me sentía algo convencida y mientras tanto lo masturbaba, mientra él frotaba con maestría mi clítoris, entre beso y beso acabo dentro de mi bombachita, dice que le gusta saber que me voy en el colectivo con su leche en mi piel, después de eso saco un sigarro de marihuana y me convido, le di dos secas y me hizo toser un poco por la falta de costumbre, no se ni como llegué a casa, solo se que me comí todo lo que había en la heladera jaja, después dormí como un bebé. Llegó el sabado y yo tenía decidido no ir, me disponía a tocarme un poco antes de levantarme, pero mamá se puso a discutir con su novio, me alarme cuando escuché que volaron algunas cosas, y es que su novio la había engañado con otra compañera de trabajo, mamá estaba furiosa, me levanté pata que se calmen un poco, se pusieron a hablar y nose con que cuento el la convenció que todo era idea de ella, así que no había separación, ellos se pasaron el día mirando series en el sillón entre besos y arrumacos, eso me daba nauseas, pero bueno le dije a mamá si podía ir de una amiga a dormir, después de todo entendí que les faltaba soledad poara coger un rato. Era tanta las ganas que tenía mi mamá que ni me preguntó dónde iba, me mande al asilo y como me había indicado, pase directamente por el pasillo hasta el fondo, entre y cerré la puerta, puse una silla para que no puedan habrila fácil, había una foto suya junto a su familia, frente a unos aviones, luego supe que era piloto comercial, al parecer tenía mucha plata, su habitación era muy grande tenía un sillón una mesa y dos sillas además de la cama, me saque las sapatillas y me acosté a mirar la tele como si estuviera en mi casa, tenía un jeans bien ajustado y una remerita ombliguera. Cuando se habrio la puerta se pegó un susto barbaro, pues no sé esperaba encontrarme allí, me pare y nos empezamos a besar, me dijo que espere un rato que pase el enfermero, fue muy loco me tube que meter debajo de la cama jajaja, le dejo su medicina además de un porro, según tenían su trato, Tincho cerró con llave y se me vino encima, le dije que tenía que pasar al baño y el totalmente desencajado me dijo que mee en el piso que no importaba, el baño estaba afuera y no quería que me vean, nos tumbamos en la cama y nos besábamos de manera casi grotesca, me saco el pantalón y las medias mientras yo me sacaba la remera, quedé totalmente desnuda, Tincho empezó lamiendome los pies, fue subiendo hasta mi concha y no se dan una idea lo rico que chupa, después mis tetitas les dió tantos chupones que me las dejo súper sensibles, yo lo ayude a sacarse toda la ropa, y enseguida me prendí de su palo que estaba a media hasta, igual así estaba muy rico saladito y con un olor a bolas que me encanta, (soy muy cochina lo se) se lo chupe un rato y cuando estubo bien dura me acomode en cuatro patas para que me coja, el primero me pegó una terrible mamada de culo, algo que nunca había sentido, me metió la pija y me daba bien rico mientras con una mano me sujetaba de la cadera con la otra me frotaba el pulgar en la puerta del culo, yo estaba a punto de acabar y el se dió cuenta, me pidió que le entregué el culo y con lo sacada que estaba le dije que si, me puso una crema que tenía en la mesa de luz y me la empezó a puntear, yo me sentía extraña, entregando la virginidad de mi culo a un viejo que ni conocía y ensima me lo estaba cogiendo sin forro si quiera, al no tener la pija del todo dura costo un poco que me entre la cabeza de su chota pero cuando lo hizo no dolió tanto como lo esperaba, muy suavemente me fue enebrando y cuando sentí que ya casi estaba todo adentro, se me escapó un quejido de dolor, algo ahí adentro me hizo doler, Tincho se movía muy despacito al tiempo que me acariciaba el clítoris, esa sensación tan extraña me empezó a calentar y cuando pensaba lo puta que estaba siendo, más me calentaba todavía, los movimientos eran más enérgicos y su pija se sentía más dura, me ardía el culo pero no quería parar, me estaba pegando terrible cogida ese viejo asqueroso y me encantaba, entre su mano y su pija me hizo acabar y yo fruncí mi cuerpo agachando la cola haciendo que casi se me salga, el me levanto de las cadera y empezó un mete saca vestial que doy gracias que no duró mucho porque sino me rompía toda. Se vacío completo en mis intestinos, cuando me la saco me dieron muchas ganas de hacer caca y el me acompaño al baño, mientras el meaba en el lavamanos yo hacía caca y largaba bastante leche suya, el problema fue cuando salimos y uno de los otros pacientes nos vio, yo ya estaba lista para irme y cuando saque la bombacha de repuesto de mi mochila, el me pidió que me quede y me pagaba más, abrió un cajón que tenía llave pude ver varios fajos de plata , se tomó dos pastillas que tenía ahí y se acostó a mi lado. Luego de unos besos su pija se empino hermosa, se la quise chupar pero tenía olor a culo y estaba encremada así que se la limpie con las sábanas y me senté en esa hermosa verga, la sentía latir adentro mío y me hice coger largo rato, mientras el me pelliscaba los pezones, acabe unas 3 o 4 veces, nunca había disfrutado tanto y esa pija seguía dura como piedra, se sento en el sillón y me hizo sentar sobre él dándole la espalda y metiéndome su pija hasta el fondo del orto, no me movía solo disfrutaba de cómo me estiraba toda, prendimos el faso y entre movimientos suaves lo fuimos fumando. El faso me pegó mucho estaba muy mareada y tenía miedo de caerme así que recosté mi cuerpo hacia atrás, Tincho estaba todo transportado y frío, me dijo que le hizo mal la fumada y le contesté que a mí también, de repente abrieron la puerta los amigos de Tincho, le reclamaron que el no les aviso nada, yo para que nadie más se entere que estaba ahí me incline hacia adelante y me ofreci a chuparselas, y ahí estaba yo sentada en una pija que no se bajaba con nada y chupando otras tres pijitas blandas, los tipos se decidieron a cogerme y aunque no quería me levantaron de arriba de mi macho y me tiraron a la cama, se me subieron ensima y me entre todos me manoseaban, me tenían llena de dedos en la concha en el culo y yo solo sentía náuseas, aunque no podía resistirme, mi salvador Tincho ni se movió del sillón, así que me entregué a qué me usen como quieran. Pusieron varias frazadas enrolladas y sobre ellas me tiraron a mi, me dejaron culo para arriba y se turnaban par usarlo, lo último que recuerdo es que habían como 6 o 7 tipos que nunca había visto, mirando y pajeandoce para endurecer su pija, supe que de esa no me salvaba. Desperté a la mañana siguiente, me dolía todo el cuerpo especialmente la concha y el culo, sentía la el pelo húmedo, la espalda, nalgas y piernas llenas de semen seco, la cama estaba como si me hubiera meado ensima, me fui vistiendo como podía ensima no encontraba mi remera, Tincho seguía en su sillón, dos tipos estaban desnudos en la cama, y otro en el piso que se desperto junto conmigo, lo fui a despertar a Tincho para que me ayude a irme de ese lugar y está rígido, lo samarrie con más fuerza y nada, no lo podía creer, entre en pánico me puse a gritar, vino el enfermero lo reviso y efectivamente era como pensaba, el enfermero que era un tipo de unos 40 años grandote me agarró y me saco del asilo sin que nadie me viera, me dió plata de la que estaba en el cajón, solo un poco la mayoría se lo habrá guardado el, y me dijo que no vuelva, me tomé el colectivo, me sentía pegajosa y un olor que aún hoy parece que está en mi nariz, no podía creer lo que pasó, cómo me violaron por despecho y calentura. Cuando llegue a casa me llene la tina y me metí a bañarme, el agua estaba turbia y de mi culo se me salía líquido transparente que al contacto con el agua se hacía espeso, se nota que revalsaba de leche, también manche el agua con mis eses, me empecé a sentir tan puta, lo más bajo de todo y me exite, no me podía tocar porque me dolía, pero me tiraba agua con el duchador y con lo sensible que estaba me daba placer, hasta que entró el novio de mamá desnudo, se disculpó y salió más rápido de lo que entró, en mi mente quedo dando vuelta el terrible pedazo que se metía mi madre, una vez limpia me revise, mis nalgas no podían ocultar el inflamado botón que se formó en en mi agujero anal, y mi vagina estirada seca y con escoriaciones, me fui a la farmacia a comprar la pastilla del día después, tenía miedo de ensima de todo tener un hijo enfermo de esos viejos. A los días me encontré al enfermero, me contó que, la pastilla para la erección fue lo que mató a Tincho y que todos creen que la prostituta que estaba con él le robó toda la plata que tenia ahí, que me quede tranquila que no van a buscar nunca a una nena de colegio, yo le dije que toda la plata no me lleve yo, solo por morbo pregunté cuántos tipos me violaron y me dijo unos 17 tipos de descargaron en mi cuerpo aunque no creo que todos me penetren, pues a la mayoría no see les para, intercambiamos números y nos despedimos.

Autor: POLI73 Categoría: Sexo con Maduros

Leer relato »

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!