Relatos Eróticos de Sexo con Maduras


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


Me folle a mi amiga Susana

2022-07-24


Me gustaba apostar y Susana llegó nueva a la agencia de lotería donde yo me la pasaba nos presentaron. Nos hicimos amigos hasta que un día se despidió con un beso casi que en la boca el día siguiente cuando la saludé la bese en la boca y ella respondió al beso entramos a la cabina y hablamos un rato le di un beso apasionado en eso se me para y se levanta un bulto en mi short y Susana deja caer el bolígrafo en lo que se agacha a recogerlo me saca el pene por un lado del short y ne lo empieza a mamár y a pajearme hasta que ya no aguanté más y acabé en su boca se tragó toda mi leche y me dijo que rico no desperdicie ni una gota ahora me darás leche todos los día y así fue cada ves que iba a la agencia ella me daba esas mamadas y se tratagaba toda la leche un día en la tarde m escribe me dice que la agencia está sola y yo le dije voy a ir a cogerte me dijo ven rápido la reja está cerrada pero la puerta no tiene llave abres y pasa y así fue llegue y abrí la puerta no había nadie pero sabía que no teníamos mucho tiempo porque alguien podía llegar pero eso le daba un morbo aparte ella salió a recibirme y la hale por la cintura hacia mí y con la otra mano la agarre por la nuca y le di un beso apasionado desaboreche su pantalón y lo baje hasta que quedó en un hilo rosado que se le veía de un rico le di la vuelta y le dije hoy te recompensare le baje el hilo y pase mi lengua poco a poco por su vagina que estaba bien mojada y también la pasé por su culito hasta que tuvo un orgasmo y me dijo metelo yo respondí a sus súplicas y me lo saqué u se lo metí ella apoyo sus manos en un muro y yo la penetraba de espalda y le hablaba el cabellos la penetre por un rato hasta que ella tuvo un orgasmo yo en lo que iba acabar lo saqué, y se lo metí en la boca para que se tragara toda mi leche.

Autor: Antonio Fuentes Categoría: Sexo con Maduras

Leer relato »

Viendo el video de Andreita

2022-07-17


Andrea. Sigue la historia. -Princesa mira a la cámara y dinos cual es tu nombre y edad. – Andrea y tengo 8 años. Dijo una nena rubia muy hermosa. Estaba ya excitado por todo lo que habrían hecho a esa hermosura. – Muy bien Andrea, ahora dinos ¿ quién te trajo aquí?. La voz que hacía las preguntas detrás de cámara era sin duda de mi jefe. – Mami. Dijo ella muy feliz – ¿ Que dice tu mami?. Preguntó mi jefe. – Ella dice que voy hacer una modelo, que usted pagó mucho dinero por unas fotos. – Si, pero mejor vamos hacer un video, del video sacamos las mejores fotos. Dijo él y la niña asintió. – Bien, ya le explicamos a tu mami que en las secciones de fotos no puede entrar porque te puede desconcentrar, así que ella está fuera esperando por cuatro horas a que terminemos. Dijo mi jefe y la niña sonrió. – Eres muy calladita, esos nos gusta, seguro que conviertes en una gran modelo. Le alabó mi jefe. – Primero vas a tener que quitar toda tu ropita, nosotros debemos conocer todo tu cuerpecito para saber que rompitas te quedan mejor. A través de la pantalla se podía ver que ella no tenía ningún problema con quedar desnuda frente a mi jefe. Aunque por ese » nosotros debes conocer» creo que hay más hombres en esa habitación de fotografía. – Bien, ahora voy acercar la cámara para grabar todo tu cuerpecito, así vemos si la luz es la perfecta para tu tipo de piel. La cámara se acercó a tu carita y ella sonrió. Fue bajando y enfocó sus pechitos más abajo pude ver su vaginita. – Bien, ahora date la vuelta. La cámara grabó todo su espalda y culito. No tenía mucho por sus apentas 8 añitos. Mi jefe volvió alejar la cámara y se la pasó a alguien porque él ya se veía en la imagen. -Lo primero que vas a modelar es un disfraz de gatita. Mi jefe le mostró las pequeñas prendas y lo que parecía una cola. -¿ Ye gustan los gatitos?. Pregunto el mientras le ponía la parte de arriba del disfraz. No cubría más que sus pequeños pezones del color rosa. -Si. Dijo ella feliz. Ella no ponía resistencia cuando mi jefe tocaba su piel. – Ahora la panti. Esta panti era especial tenia dos anillos grandes que quedaban en ambas entradita. – Que hermosa gatita. Dijo mi jefe apreciando a la bella niña. – Aún falta la colita. Dijo mostrando un dildo ancho cola blanca. Puso a la niña en cuatro y lleno sus dedos de lubricante. -La colita tiene que quedar muy bien metida, no queremos que se salga y queden las fotos mal. Dijo mi jefe y la niña asintió. Vi como metia el primer dedo. La niña se quejó pero no se movió. Mi jefe siguió metiendo y sacando dilatando ese huequito virgen. Cuando vio que estaba lo suficiente dilatada con un segundo dedo hizo lo mismo. Mete y saca hasta que la niña se acostumbró. – Ahora voy a meter la colita, relájate y piensa en cuando haces popó, no aprietes. Mi jefe llevo el dildo a su anito y empujo. El grito de la niña fue muy alto. Seguro su mamá escuchó. – Ya casi, falta poquito, pero no vuelvas a gritar. Dijo él con una sonrisa. Sigio empujado hasta que la niña lo tuvo todo dentro. – Muy bien, ahora vas a caminar en cuatro patas como los gatos. Dijo. La niña se movía suavemente, veo su carita aguantando el dolor de tener esa cosa en su culito. -Eso es Andrea, lo estás haciendo muy bien, tu mamá va a ganar mucho dinero con las fotos y el video. Dijo él y la niña por fin sonrio. Era muy inocente. -¿ Te molesta la colita?. Preguntó mi jefe y la niña asintió. – Esta bien, hay que abrir más tu huequito para que no te moleste. Con esas palabras mi jefe comenzó a sacar y mente el dildo con suavidad. -Bien creo que ya esta flojo. Dijo con una sonrisa mi jefe. – Vamos a ponerte otro disfraz, ahora de perrita. Dice y busca un disfraz aún más pequeño. La cola es un poco mas gruesa y de color café. La mete y ya no se queja. Veo diferentes tomas, todas con la nena posando con su nuevo disfraz. -Andreita ¿ Has visto lo que hacen los perros cuando ven a una perra que le gusta?. Pregunta mi jefe y ella asiente . – Se sube sobre ella y se quedan pegados. Dice y mi jefe sonríe. – Si, eso es lo vamos hacer ahora, yo voy hacer el perro y tu la perrita. Se quita la ropa y esta con su erección. Me sorprendo de lo grande y gruesa que la tiene. ¿Cuantas niñas han podido aguantar esa polla?. -Voy a meter mi juguete en tu vaginita para quedar pegados como los perros. Dice. La niña se queda quieta mientras mi jefe se acomoda detrás como si fueran en verdad una perra y un perro a punto de copular. Saca con cuidado el dildo y ubica su polla. Se mete con suavidad y la niña se queja. Aunque los dildos eran grandes su polla es más gruesa. -Lo haces muy bien Andrea, eres una perrita muy obediente. Dice el mientras comienza a entrar y salir de su culito. Es increíble que la mamá no entre con los gritos que está dando su hija de dolor y placer. Están en eso no sé cuánto tiempo, y Él mete y saca su polla con rudeza y la niña dejó de llorar. Parece que ya se acostumbró a tener la polla dentro de su anito. – Ya voy acabar. Dijo mi jefe y la metió toda. Cuando lleno de leche sus intestino se salió. El sonido fue como el de una botella de vino al ser descorchada. La niña calló agotada y medio desmayada al piso. Mi jefe la cargó y la llevó a un colchón que estaba en medio de la sala. Le acostó boca arriba y le abrió las piernas. La cámara se movió y grabó sus vaginita rosada y bajo para mostrar su huequito anal muy abierto y saliendo leche. -Ahora lo mejor. Dijo mi jefe y se ubico entre el medio sus piernas. Ubico su polla en la vaginita y empujo. No entro por lo cerrado que la tenía. Mi jefe lleno sus dedos de saliva y metió sus dedos. La niña se quejó sin abrir sus ojos. Parece que la culiada que le dio mi jefe por casi una hora la dejó sin energía. Sin embargo lleva sus manitas a su vaginita y las pone sobre esta impidiendo que mi jefe siga metiendo sus dedos. -Voy a meter mi polla en este agujero, necesitamos que se abra para luego meter un juguete que vas a vender, con las fotos que tomemos. Dice y la niña quita sus manos. Mi jefe sonríe y vuelve acomodar su polla en su vaginita virgen. Le abre más las piernas y empuja con fuerza. En esta ocacion logra entrar aunque el grito que dio no se compara con el que dio cuando se lo metieron por el culo. – Uffff, delicioso. Dice mi jefe que comienza a meter más sentimientos de su polla. Veo sangre y sonrió. Era obvio que era virgen pero con el mundo como estamos ya cualquier niña puede ser desvirgada por su padre, abuelo, tío, primo, hermano, vecino. En este caso mi jefe disfruta de un coñito complemente virgen h yo lo estoy viendo. Mi polla está que revienta con las imágenes que estoy viendo en mi computador. Y pensar que aún faltan muchísimos más vídeos de mi jefe con otras nenas. Regresando al video mi jefe se mueve con suavidad y disfruta de ver el cuerpecito de la nena a su merced. Las embestidas son suaves pero en cada una se mete centímetro de su polla. Cuando termina veo dos hombre negro que no había visto antes aparecer al lado de los dos amantes. Mi jefe sale dejando sus dos huequitos llenos de leche. Ambos hombres se ubican en la cama y mientras uno se ubica boca arriba el otro ayuda a la nena desmatada a montar la polla negra y gruesa del negro acostada. La obligan a abrir las piernas y sentarse sobre la polla. La niña se queja desmayada pero ellos no le ponen cuidado y siguen con su disfrute. Cuando ya metieron todos lo que pudieron el otro negro se ubica detrás de ella y mete su polla en su culito. Es increíble ver una doble penetración de esos dos hombres. Sus polla son negras, largas y muy gruesas. -Difruten. Dice mi jefe. Ambos hombres comienzan a moverse y aunque la niña después de unos minutos despierta por fin de su desmayo, y ve a dos negros llenando sus huequitos no dice nada y deja que esos dos hombre hagan lo que quieran con su cuerpecito. Pasan las horas y la niña probó de todo, mamo las tres pollas en diferentes ocaciones, recibió las tres pollas en su culito y vaginita. Terminaron con una triple penetración. Mientras los dos negros le daban por sus dos huequitos mi jefe recibía un oral de esa boquita con pequeñita. Los tres terminaron llenandola de leche. -Bien Andreita, ahora que tus huequitos ya están abiertos podemos comenzar a tomar las fotos con los productos. Mi jefe le hizo posar con dildos de todos los tamaños y colores, en sus dos huequitos, en todas las fotos ella sonreía mientras mi jefe le alegaba y le decía lo hermosa que se veía. Cuando terminaron la sección de fotos mi jefe le regaló un celular igual al que le regalo a mi hija. Y le dijo que cada que quisiera otra sección de fotos le llamará al único número que estaba registrado. -Recuerda princesa, no le puedes decir a nadie lo que hiciste aquí, tus fotos son exclusivas y si le dices a alguien no comprarán las fotos, y tu mami se pondrá furiosa. Dijo mi jefe y ella sintió. – No le diré a nadie. Dijo ella con una sonrisita viendo a mi jefe. – Eres una hermosura, ven dame un beso. La niña pensaba que era en el cachete pero cuando mi jefe la cargó y besos sus labios ella le siguió el beso. Aprovechando que aún estaba desnuda mi jefe metió sus manos y comenzó a masturbar la. Ella seguía el beso mientras mi jefe había comenzado a meter y sacar sus dedos de su entradita. Cuando la niña se corrió me sorprendí. En todas las horas que habían demorado poseyendo su cuerpecito ella nunca había mostrado que le gustaba lo que le hacían. Al contrario. Pero ahora viendo como seguía besando los labios de mi jefe con tanta pasión luego de su corrida comprendí que él tenía algo que hacía que las nenas se enamorarán y comenzaran a disfrutar de las sus caricias. Eso mismo seguro que le pasó a mi hija. Se enamoró del hombre que siendo solo unas niñas les mostró el mudo del placer a tan corta edad. Mi jefe la volvió a costar en la cama y la penetro con suavidad. Ahora todo era diferente. La niña parecía disfrutar de las embestidas. Sus gemidos eran de puro placer y mi jefe aprovechó para hacerla toda una mujer. Empujaba su polla con fuerza mientras le decía lo bien que lo hacía a Andreita. Ella se movía mostrado que en verdad le gustaba y besaba sus labios cada que podía. Parecían dos amantes en su primera noche de pasión. Una nena de 8 años con un señor de más de 40. Era un espectáculo denso de ver. Se despidieron con un beso y fue muy tierno ver como ella lloraba porque no quería irse. Quería quedarse y seguir haciendo cosas prohibidas con su primer amor. – No llores princesa, el otro fin de semana vamos a grabar otro video, van a venir más amigas y ellos también quieren entrar en ti. Dijo el mientras le limpiaba las lágrimas. -¿Lo prometes?. Dijo ella mostrando su dedo meñique. -Una promesa. Dijo. Acabo el video y vi el nombre de «Andrea parte dos». Por lo que puedo asegurar que mi jefe si cumplió su promesa. Me llego un mensaje de mi jefe lo abrí y era un video de 30 segundos. Mi niña estaba siendo penetrada por dos negros y mi jefe le daba por la boca. El mensaje decía que mi hija aún no quería regresar a casa y que se quedaría a dormir allá. Le respondí con un OK. Y abrí el próximo video. » María, 5 añitos». Para sugerencias enviármelas al telegram @Criss0506

Autor: CRISS005 Categoría: Sexo con Maduras

Leer relato »

Le boté su gorra

2022-07-14


Hola amigos les contaré lo que hicimos con mi esposo, la ultima locura hace aproximadamente un mes yo me volví o el me volvió extremadamente arrecha pero no se si por mi edad o por haber vivido pocas experiencias calientes en el pasado ahora me siento muy desinhibida del sexo con decir que mi esposo me toma fotos desnuda cosa que antes yo no lo permitía ahora soy yo el que le digo y que las monte en páginas incluso con mi cara pero el se opone a mostrar mi rostro. Bueno le contaré que ese día salimos a bailar con mi esposo yo como siempre no me pongo interiores y llevaba una minifalda que pese a mi edad aun los hombres miran mis piernas y eso me calienta, bueno esa noche era aniversario con mi esposo y yo quería mucho morbo entramos a una disco nos sentamos en una parte oscura donde le pedía a mi esposo que me manosiara me besara, el estaba como tímido pero a medida que tomábamos se iba desinibiendo llegó un momento donde me fije y al frente había 2 jóvenes y una muchacha uno estaba solo y los otros parecían novios, mi esposo me dijo que que pesar del muchacho que ay velando le la novia al amigo que lo entretuvieramos entonces yo saque la verga de mi esposo y mirando al joven desde abajo de la mesa lo miraba y chupaba el joven se quedó como paralizado no creía lo que veía entonces le hice la seña de que no le dijera a nadie el solo miraba y tocaba disimuladamente su pene yo me levante y guarde el pene a mi marido y vi que el joven va para el baño yo voy detrás de él y sin dejarme ver lo espio y hace que va a orinar cuando saca tremenda verga uyy que delicia yo la miro y quedo boquiabierta lo soba unrato y regresa yo me hago la boba y regreso a mi mesa antes que el, le cuento a mi esposo y el me dice que si me lo quiero comer beso a mi esposo y le digo que seria una delicia el joven no me quita la mirada y en el momento suena un regueton y me invita a bailar yo salgo y empiezo a sobarle mi culo en su verga y cada vez siento más presión atrás y yo más mojada, termina la canción y me voy asentar cuando me toma de la mano y me dice que volvamos a bailar suena un vallenato y me coge suavemente y me dice que es menor de edad que esta colado que por el tamaño de su cuerpo parece de mas edad pero que solo tiene 17 que vio cuando yo chupaba la verga de mi esposo que lo tenía a mil yo le dije que que me haría y dijo que de todo que él nunca había estado con una mujer que el solo sa había masturbando a mi me encantan esos muchachitos ya que tienen mucho aguante y una los puede poner aque le hagan de todo lo que si le dije fue que mi esposo tenía que ver pues el es feliz cuando me clavan o me la maman y el viendo de cerca me dijo el joven que mas arrecho se pondría, terminó la canción y fue despedirse de sus amigos salimos primero mi esposo y yo y el detrás el motel donde llegamos no permitía la entrada de tres personas nos tocó darle algo de dinero al recepcionosta hasta lograrlo cuanto estubimos en la pieza yo me denude por completo mi esposo se sentó en una silla y el joven un poco tímido se quedo quieto mientras mi esposo le ordenaba que hacer yo desesperada por volver a ver esa vergota que vien el baño aligere y empecé a quitar su ropa y vaya que colota quedamos los dos desnudas parados besándonos como poseídos auque yo con mis 45 años sentía que abusaba del joven que me decía al oído que nunca lo había metido que si se hacía la paja pero nada de mujer yo le dije que le hiba botar esa cachucha me agache y empecé a bajar su prepusio que olía a orin y a semen como si se hubiera venido de a poquito pero era puro flujito transparente que se lo limpiaba con mi lengua y la deslizaba desde su capullo hasta empezar sus bola era una verga deliciosa con unas vena gruesas y una cabeza grande antojaba comer lo estaba empezando a chupar cuando siento un chorro caliente en mi boca yo no trago semen pero estaba tan arrecha de descorchar ese joven que no me importo lo tube en mi boca se lo mostré a mi esposo y lo trague para levantarme y besarlo a mi marido apasionadamente el saco su cel y tomaba fotos de todo lo que hacíamos pero nunca en la cara de ninguno yo me desconsole un poco pues pensé en lo rápido que se vino el muchachito pero solo era el comienzo esa juventud estába a flor de piel mi esposo lo cojio y lo puso a mamarme la qk no sabia mucho pero el solo deseo de ser alguien diferente me ponía muy caliente mi esposo le decía que llevara su lengua hasta el ano y el joven lo a hacia sin asco yo gritaba de lo arrecha mi esposo grababa con una mano y con la otra metía sus dedos en mi cola yo no he sido muy fanática al sxo anal pero ese día mi esposo me convencí oek mismo cojio la verga del joven y la fue poniendo en mi huequito y lo empujaba suave para que entrará yo solté un quejido y apreté su mano por el dolor tan intenso lo hizo quedar un rato quieto hasta que mi culo se amoldo a esa verga después fue solo verga y mi dolor se convirtió en placer de 20 cm fuerte como me gusta mi esposo le ayudaba empujando lo fuerte contra mi, ese joven se quería reventar de lo arrecho mi esposo lo retiro y su verga salió roja incluso de su glande había unas góticas de sangre que mi marido me dijo que se lo chupara para enfriarselo un poco y yo toda obediente limpie y saborie su sangre y un sabor a metal que me calentaba más mi esposo me coloco en 4 y de nuevo puso al joven a reventar mi ano yo estaba en trance y mientras me culiaba mi marido me hacía con la lengua por bajo en mi clitoris me hiba a venir y mi esposo sacó al muchacho de mi y lo hizo acostar para yo regar toda mi orgasmo encima de su cara el no la creía yempeso a resoplar como un toro y se masturba yo me levante y me volví a clavar su verga en mi ano y le decía que quería toda su leche allí y descargaba todo mi peso en el fuerte y dur hasta que se vino en mi culo sacó su cola más colorada que antes y su capullo totalmente descubierto esa fue para mi haberle botado la cachucha a este joven. Nota quisiera en los comentarios que sean bien sucios a la hora de opinar como saben esto me excita mucho mucho y me haré una paja al mas sucio Chao.

Autor: Mariaz Categoría: Sexo con Maduras

Leer relato »

Culiando a la abuela de mi amigo 3

2022-07-12


Durante esa semana no tuve actividad con mis mujeres,tenía exámenes mucha tareas,el viernes en la tarde llamo a la doña dijo que si fuera después de llegar a casa ,mis padre les dije que saldría a una discoteca con amigos ,dijeron si estaba listo tenia ganas, pido un taxi llego donde la doña ella abre al entrar pensé estaba mk amigo ,ella dice hace 10 minutos se fue la bese comienzo a tocarla ella riendo vamos al cuarto entramos de una fui a la cama ella junto a mi ,nos desnudamos yo chupe chichis mientras metia dedos en su raja baje a darle una mamada ponerla mojada para mi ,ella gemia moviéndose mientras lamia después yo me acosté ella mamo mi verga al punto luego ella subió metiendola toda cabalgo como buena amazona la abrazaba chupaba chichis ella bien caliente gimiendo bajo se puso boca abajo abrí sus nalgas, lami ese orto levanto su buen trasero de una la penetre ,ella ayyy ayyy muchacho ayyyyy así me culiaba al difunto meti mis brazos bajo ella y comienzo a taladrar ese culo ,ella deseos caliente baje ella voltio abrió sus piernas metí otra vez dándole,hasta mis pelotas ,gemia mas fuerte ayyyy que rico mi corazón le dije te encanta dice si chupe su chichi me abrazaba puso sus piernas en mi cintura ,acelere ella moviendo se ahhhhh ,acabo dentro de ella me abraza con sus piernas que no la sacara ,cansados baje ella se levantó, vi esa mujer caminar desnuda que yo acababa de culiar admire su cuerpo,fui al baño ella a la cocina trajo que comer ,desnudos comimos y unas bebidas,recogió todo vino de nuevo a la cama ,hablamos de lo bueno que la pasamos ,dije me gusta tu cuerpo dijo tenía tiempo que no culiaba desde que enviudó, ese día que murió mi esposo pase la noche culiando con el ,ese si que no perdonaba ,así como tu ,sabes como meterla más por detrás,le dije que si le gustaba por detrás dijo si siento más, por delante siento pero no igual contigo he vuelto a vivir,culeas rico y como tienes esa verga de gruesa ,la bese ella cogio mi verga diciendo como me gusta, le dije mírala esta dormida la acaricie quedamos dormidos como a las 8 pm ,al despertar sentí mi verga subir ella desnuda abrí un poco sus nalgas ,hundí mi verga en ese trasero ,ella levantó un poco dándome vía para taladrar más adentro,le termine adentro ella feliz dormí otro rato con ella me dio un regalo salia para mi casa,más adelante contaré estuve en su casa con mi novia ,y le di una en el baño .

Autor: Anonimo Categoría: Sexo con Maduras

Leer relato »

Después de lo de mi vecina que me dijo que estaba embarazada

2022-06-29


Después de que lo hicimos mi vieja y yo nos despertamos yo la abraza y la bese me dijo ella gracias por aceptarme mi vida yo le dije si mi esposa mi puta no lo olvides si mi amor soy todo eso para ti ella me dijo oye mi cuñada la otra ves pregunto por ti que sí ibas a ir a su casa yo le dije si claro que sí mi rey te doy permiso entonces me dio su teléfono yo le mandé un was y ella me dijo yo creí que no ibas a mandar un mensaje yo le decía si es que no había tenido tiempo ella me dijo si me imagino cojiendo a mi cuñada todo el tiempo como vas a tener tiempo pero mira te mando una foto mía me mandó como estaba vestida se veía muy bien traía una falda tenía unas piernotas bien ricas se le veía un poco su monte de venus bien peludo y guero me decía si vienes esto puede ser tuyo y unas tetas grandes yo le dije si llegué a su casa y sin más me dijo que entrara cuando entre luego luego me empezó a besar yo le decía que recibimiento tan bien no digas nada besame nos empezamos a besar bien rico ella empezaba a decir te gusta yo si mmmmmmmmmm massssssssssssssss que rico sigue mi rey entonces le quite la blusa y empeze a chupar sus chichis y hacia que crecieran sus pechos ella ayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy que rico necesitabs un hombre así como tú sigue oye y si yo te digo algo te gustaría yo le decia que te gustaría ser mi novio yo le decía a mi me dice así si yo te quiero para mí yo le decía si quiero ser su novio mmmmmmmmmmmmmmmayyyyyyyyu cómeme mis tetas son tuyas ya papi mi novio joven yo le decía si mi novia entonces yo le levantaba la falda me había sorprendido traía una tanga me decía te gusta lo que me puse para ti mi rey si mucho para que me puedes cojer más rápido entonces le quite la tanga y sus pelos de su vagina ya estaban bien mojados ella me decía ya metemela yo se la metí y ella ayyyyyyyyy mmmmmmmmmmmmmmmayyyyyyyyu qyi ue rico me gusta mucho como me la metes mi novio si le gusta si mi vida sigue eres mejor que el me encanta como me la metes pero sigue amor ayyyyyyyyy que rico soy tuya amor ya se que eres de mi cuñada pero también ya eres mío y tú eres mi novio yo le levantaba las piernas hasta arriba ayyyyyyyyy papi me gusta como me la metes se mete hasta el fondo ayyyyyyyyyy me vas a matar mi niño pero sigue ayyyyy tu verga choca con mi vagina que rico sigue amormmmmmmmmmmmm me encantas mi vida ayyyyyyyyyyyyme matas mi novio sigue mi vida yo seguía disfrútandola hasta el fondo y ella ayyyyyyyyy mi rey me encantas me decía echame tu leche mi vida me quiero venir mi vida yo le decía yo también entonces me empeze a vaciar y ella échame tu leche mi vida ayyyyyyyyyyyy que rico mi rey ya sabes cuándo quieras aquí estoy para ti yo usaré tangas para ti amor y con faldas cortas yo le dije si haría eso para mí sí mi rey soy tu novia y te tengo que complacer pero en la calle vamos hacer como si nada en otro relato me fui con la cuñada de mi vieja a una fiesta como su esposo ya que no fue su esposo y en la fiesta lo hicimos con la gente fue muy excitante.

Autor: George Categoría: Sexo con Maduras

Leer relato »

Hice mi mujer a mi vecina casada

2022-06-21


Esta historia paso así a mi siempre me han gustado las mujeres maduras mi vecina siempre me ha atraído ella siempre usa vestidos últimamente a usado pantalones de mezclilla tiene un culo bien rico y unos pechos increíbles recuerdo que esa ves yo le dije se ve muy bien y me muero por hacerla mía ella me dijo soy una mujer casada yo le dije me encanta por qué sea casada pero yo quiero ser su novio su amante y me encantaría hacerlo con usted ella me dijo estás seguro porque me interesa lo que me estás diciendo me gustaría ser tu novia tu mujer pero me lo tienes que demostrar nos metimos a su casa yo la empeze a besar ella me empezó a recibir bien rico yo fui bajando a su cuello ella se empezó prender me decía ayyy que rico siento sigue mi bébe mi niño y si quiero ser tu novia yo le dije enserio si mi vida voy a ser tu novia yo le dije gracias mi Reyna mi novia madura pero sigue más entonces ella se quitó el brasier y me dijo te gustan mis tetas amor hazle lo que quieras son todas tuyas entonces se las empeze a chupar a comermelas sus aureolas cafés y yo chupandolas ella me dijo así mmmmmmmmmmmm que rico mi corazón más sigue mi macho entonces le dije le voy a quitar su pantalón se lo empezó a quitar se quedó con su calzon negro donde le salían algunos pelos de su vello púbico ella me decía no me los rasuro yo le dije no importa así me gustan peludas como usted entonces mi verga empezó a crecer ella me decía que rica esta Yves toda mía yo le dije si toda suya entonces yo le quite el calzon y le empecé a chupar su vagina con mi lengua y ella mi verga me decía que rica sabe y tú vagina está como me gusta mi novia y tú mi novio entonces me decía ella sigue mmmmmmmmmmmmmm que rico me fasina como me haces sentir y tú a mí sigue ayyyyy que rico mi verga en tu boca te gusta mi niño si me encanta y tú a mí ya soy tuya entonces le dije ya quiero cojermela ella me dijo si metemela toda te necesito mi niño entonces se la empeze a meter ella me decía que rico amor mmmmmmmmmmmmasssssssss me encanta como me cojes yo tenía mucha energía ella me decía lento amor ya no soy joven yo le dije no importa me encanta como me recibe entonces yo se lo metia más rápido syyyyyyyyyyyyy que rico vamos a romper la cama soy tu vieja tu puta tu hembra me encanta dámela toda ayyyyyyyyymmmmmmmmmmmmm que rico yo le decía me quiero venir ella me decía vente adentro de mi mi niño mi bebé dámela toda no importa que este casada soy tuya mi bebé le decía me vengo ayyyyyyyyy que rico la estoy llenando mi novia madura si mi vida te gusta como lo hacemos si mi vida a ver cuándo podré cojerla por su culo quiero que use unos calzones blancos para poder admirarla más si mi vida me los pondré para ti ya sabes soy tuya no puedo vivir sin ti ni tu verga y yo sin usted ni su vagina nos abrazamos y nos besamos nos quedamos dormidos en otro relato me la coji por su culo me lo dió hicimos mucho más cosas ricas.

Autor: George Categoría: Sexo con Maduras

Leer relato »

Navidad

2022-06-21


Frente al espejo del baño. Ella cuarentona o treintaymuchona, él adolescente en plena función; con las hormonas hacia el Everest y la seguridad hacia el Hades. Lo mira, la desea, saben que es una locura, una relación familiar entre familias que se enturbia con el alcohol y la erección. Con los ojos soñolientos y los labios húmedos, la dama le pasa la mano por la mejilla... sus uñas le rozan el rostro, y sus dedos lo deslizan con ternura: para después presionar el cráneo y besarle con pasión, insegura de que a él le agrade. Pero le agrada, y rápidamente pasa de los besitos a los labios a los mimos al cuello, a las mejillas, con un ritmo imposible de seguir. Tiene que pasar la mano por el hombro del vestido para dejarlo caer por un lado, con el escorzo de la mujer. Sobre una piel blanco puro, sonoriza el beso líquido, entre el tórax y los pechos delgados y poco profundos de la mujer. El ropaje, a modo de chaquetilla, con tela fina negra y amarrado por un cinturón, se va precipitando por su propio peso. Cuando él le levanta las faldas y le boquea la ropilla interior, suspira en susurros, y se muerde el labio. La estampa es pintoresca, con la chica mirando gustosa hacia la ducha, apoyada en la puerta de un cuarto minúsculo, zulo; y sosteniendo el pelo del hombre, que masturba preciso el sexo, ante los gestos grotescos de placer femenino. Ahora se levanta, y ella lo mira expectante pero con sorpresa. Sonriente y (casi) agresivo, junta ambas pelvis, cadera con cadera: tronco con tronco. Comienza a resultar del todo descarado; los amantes se restriegan lo que pueden, con el pene erecto del joven haciendo círculos sobre la vulva. Manoseos varios, efluvios, de mimitos y besos con lengua. Y como ya no cabe más espera, pasan del romanticismo, si es que por lo morboso e inmoral de la escena pudiera esta ser romántica: el hombre se retira los pantalones con brusca torpeza, y con el falo ya fuera por su rigidez, baja el calzón; muerde el plástico; y se aplica concentrado el preservativo, ajustándolo lo más cómodamente. La mujer, hábil, desciende ligeramente las negras, finas, humedecidas braguitas; y desliza el dedo índice izquierdo por la boca, que luego pasa sutil por sus partes. Y como en un castigo (que en realidad es un consensuado pacto de placer), apóyase en el mueble del lavabo, mirada gacha, casi arrepentida; aunque expectante y excitada. Todo va a comenzar: el amado se recuesta de pie sobre ella, se inclina por su cuerpo, se pone de cuclillas, encimándose sobre el trasero... los piececillos de la amiga cuelgan, y su cabeza, algo enrojecida, roza con el pomo del grifo metálico. Él le besa la mejilla, pausada y delicadamente. No hay duda de que, fuera la borrachera y la pasión, aquí hay mucho de amor; esto no es más que un aprecio mal interpretado. El miembro del joven está inflado y venoso, y es largo como la cornada ensartada en el marido de la mujer. Para orientar su dirección, lo maneja con la mano izquierda. El pene impacta suavemente, primero, con el clítoris: golpes minúsculos, blandos, sobre la eréctil terminación nerviosa. La mujer ya ha suspirado, por vez primera, como se suspira cuando el inconfundible tacto rudo de un buen glande acecha sobre los labios de la vulva. Un leve grito, una respiración entre dientes, y un gemido. Es el rabo incontenido que se introduce en su cavidad vaginal. Por cada empujón se sonoriza, líquidamente, la entrada concurrida del miembro varonil, masculino; hambriento de desparramar sus impulsos por la piel de la hembra. -- Cuando ya llevan un tiempo cabalgando, y esbozando aire por la boca, cargado de suspiros y de placer; entonces, sube el ritmo, la intensidad y la dureza. La respiración de ambos torna entrecortada, tímida y discreta, y a ratos sonorizan nuevos grititos repetitivos, como sorprendidos, al recibir (de nuevo) un falso dolor que en realidad es el gusto máximo. La sucesión de jadeos y quejidos es increíble. Ahora baja el pulso, pues retozando de gusto, el hombre abarca con sus brazos el fino cuerpo de la mujer, notando sobre sus muñecas la piel delicada de los pechos; y la húmeda dureza de los pezones erectos. De relajados, los amantes parecen casi dormidos, meciendo más que empujando, y gimiendo bajo, como en un sueño concentrado, del que se escapan al exterior las cuerdas vocales. Se besan y se sonríen, se miran al fin con los ojitos descubiertos. Cuando el chico le gesticula interrogaciones y la mujer asiente, penetra de nuevo con un ahínco lento; el empujón hace el rebote de esta con el lavabo en la cintura, lo que unido a la profundidad que dentro de ella está alcanzando su falo, la hace gemir y abrir la boca, y desorbitar sus ojos mientras mira al cielo, sorprendida por el rápido cambio de ritmo. Esto se repite unas siete veces. Ahora suenan huevos batiendo. Es el agitar pélvico del varón sobre la vagina, que añade velocidad y endurece los glúteos. La abarca otra vez con los brazos y aprieta los dientes, rojísimo, despeinado... gritando como desesperado. Las vibraciones trémulas se marcan en la carne, en las pieles; y los sonidos esponjosos, mojados, de los sexos opuestos, de atronador impacto. Mientras, ella, con los pechos dando vueltas al aire, prevé lo que se viene, y no se puede contener: gime a más no poder, más y más alto. Cuando ya quedan segundos, empieza a dibujar oes en la boca, y a hablarlas con gusto. Ya se acerca el fin. Con todo un rojo fuego a su alrededor y una rapidez inaudita, los chicos hacen todo el ruido que pueden, y el pulso les late tan fuerte, que cuesta hasta el jadeo. Sin vista lateral por la adrenalina; con el grito ahogado del final del coito, la polla lo suelta, recibiendo ella en su agujero. Fue tan veloz que se oyó el disparo chapotear en el sexo, lanzando el fluido, insertado en la piel femenina. El fuego ya no arde, y los amantes no están ya. Sólo queda de ellos el polvo y los suspiros, y el recuerdo infartante del placer que se dieron.

Autor: Anónimo Categoría: Sexo con Maduras

Leer relato »

Mi madre me pide un favor 1

2022-06-21


Una reunión de juegos con mis compañeros en mi casa termina con mi madre confesando su deseo de ser la puta de mis amigos. Era un jueves por la tarde como cualquier otro, a mis 22 años estaba en el último semestre de universidad y ansioso por salir de clases. Era la última hora, algunos profesores habían faltado e íbamos a salir temprano de clases, todos estábamos más que listos para ir a tomar y jugar videojuegos como se había hecho costumbre los jueves. Habíamos quedado que esta vez seria en mi casa, ya hacia tiempo que no íbamos a la mía. Apenas sonó el timbre de fin de clases, agarramos nuestras cosas y nos dirigimos al auto de Miguel, durante el camino íbamos cooperando dinero para la cerveza y las frituras al igual que hablando de lo que íbamos a jugar. En la parte de atrás iban sentados Hugo, Mateo y Lucas mientras que en la parte de adelante íbamos yo (Santiago) y Miguel. (Miguel) – Venga Santiago que hoy toca en tu casa y vamos a hacer un desmadre en tu cuarto, me la debes por la última vez que me ganaste en la play. (Santiago) – Venga Miguel que no hay que ser mal perdedor y si sigues así te vuelvo a ganar. Todos los demás rieron mientras seguían hablando en la parte de atrás, el viaje fue muy rápido y casi no tardamos nada en llegar a casa. Una vez llegamos abrí la puerta y todos pasaron de prisa dirigiéndose a la cocina para coger vasos para las sodas y el alcohol al igual que platos para servir las frituras y todo lo que íbamos a comer. Al ver que mi madre no estaba en la cocina grite un par de veces para ver si contestaba. Cabe mencionar que en casa solo éramos yo y mi madre, mi padre nos había abandonado por otra familia un par de años atrás, pero mi madre muy astuta logro quedarse con la casa y el auto de él. (Santiago) – Madre, ya volví del colegio, Miguel y mis amigos han venido conmigo para jugar un poco y tomar algo en el cuarto. Nadie me contesto y supuse que mi madre había salido a la tienda a comprar algo. (Santiago) – Venga que mi madre ha salido vamos a mi cuarto de inmediato a jugar. Miguel subió primero e íbamos detrás de él, una vez llegando al pasillo entre mi cuarto y el baño salió mi madre del baño sin nada de ropa mas que la tolla en su cabeza, se acababa de bañar y mis amigos quedaron con la boca abierta al ver el cuerpo de mi madre, debo admitir que mi madre para tener 43 años luce divina, ella es alta, con una piel blanca como la leche, unos pechos enormes pero firmes que a más de uno le daría por meter su polla en esos melones, una cintura con volumen y ese culo grande y gordo al cual mis amigos estoy seguro han dedicado una infinidad de pajas. Mi madre dio media vuelta y para su sorpresa frente a ella estaba un grupo de 5 jóvenes viendo su cuerpo desnudo de pies a cabeza. De inmediato puso un brazo sobre sus pechos cubriendo lo que podía, mientras que con su mano si tapaba su pezón derecho dejaba ver su areola rosa y su brazo no tapaba en lo absoluto su pezón izquierdo, eran unas tetas descomunales frente a nosotros y con su mano apenas y tapaba su vagina, se podía ver como estaba depilada. (Sara) – ¡Aaaaah! ¿Pero qué hacen aquí a esta hora? Dense la vuelta en este momento. Todos mis amigos dieron media vuelta, aunque a veces movían la cabeza un poco para intentar ver a mi madre, yo me quede de frente para hablar con ella y asegurarme de cubrirla. (Santiago) – Salimos temprano del cole y venimos a jugar en mi cuarto, he gritado un par de veces, pero no respondiste pensé que habías salido a la tienda. (Sara) – Pues hijo me hubieras mandado un mensaje para estar lista, no te he escuchado gritar y mira qué vergüenza tus amigos ya me han visto toda. Mi madre dio media vuelta y camino rápido a su cuarto mientras veía como sus nalgas rebotaban de un lado a otro, en cuanto entro dio un portonazo y cerro con seguro. (Santiago) – Venga ya pueden darse la vuelta y abrir los ojos. (Hugo) – Una disculpa, Santi, no queríamos meterte en problemas. (Santiago) – La culpa es mía, debí de haber revisado primero antes de pasar, pero ya les hice la tarde pringados. A pesar de que sabia de lo bueno que estaba mi madre y que era irresistible para cualquier hombre me gustaba bromear con mis amigos y por parte de ellos a pesar de que le habían dedicado una infinidad de pajas a esas tetas y culo siempre se portaron con mucho respeto y pusieron la amistad primero. Procedimos a pasar a mi cuarto donde por fin pudimos ponernos cómodos y empezar a jugar y tomar. (Mateo) – Santi ponle pausa que tengo que ir al baño, estoy a punto de orinarme. (Santiago) – Venga, pero ve rápido. Todos nos quedamos platicando y tomando mientras Mateo estaba en el baño, pasaron 10 minutos y Mateo entro a al cuarto de nuevo. (Lucas) – Hasta que vuelves hijo de puta te hemos estado esperando, cuanto tardas en el baño. (Mateo) – Me dolió un poco la barriga ¿pero venga en que estábamos? (Santiago) – Ustedes sigan jugando que yo también tengo que ir al baño. (Miguel) – Venga que ahora vamos a ir de uno en uno al baño si quieren vamos todos juntos de una vez. Todos procedimos a reírnos y salí del cuarto, en cuanto di la vuelta vi a mi madre saliendo del baño con su ropa interior en una mano y chupándose el dedo índice de la otra. (Santiago) – Una disculpa por lo de hace una rato madre. (Sara) – No te preocupes, amor, Olvidemos eso. olvide mi ropa interior en el baño y vengo por ella antes de bajar a preparar algunos snacks para tus amigos. (Santiago) – Gracias, mamá, eres la mejor. Mi madre continua a su cuarto y yo entre al baño, tarde un poco en soltar toda la cerveza que traía guardada. Me lave las manos y me dirigía en mi cuarto. Justo al dar vuelta dirigiéndome a mi cuarto vi a mi madre pegada a la puerta de mi cuarto con la oreja pegada a la habitación tratando de escuchar algo. (Santiago) – ¿Madre que haces? (Sara) – Hijo venia en camino a preguntarles a tus amigos si prefieren hamburguesas o sándwiches, pero yo creo que sándwiches es lo mejor y más rápido. Pude notar como la cara de mi madre estaba roja como un tomate y su respiración era rápida, mi madre dio media vuelta a prisa y bajo las escaleras a la cocina, me quede un poco confuso por lo que paso así que decidí hacer lo mismo que mi madre y pegar la oreja a la puerta de mi cuarto. (Miguel) – No me puedo sacar de la cabeza las tetas de la madre de Santi, eran enormes y con esa carita de putita que tiene me ha puesto la pija durísima. (Lucas) – Es una locura haber visto a la MILF de nuestros sueños desnuda, pude ver como tenía rasurada su panochita, de seguro ha de coger seguido. (Mateo) - ¿Quieren saber por qué en verdad tarde tanto en el baño? (Hugo) – ¿Habías dicho que te dolía la barriga no? (Mateo) – No sean imbéciles nadie tarda tanto en el baño por un dolor de panza, encontré la ropa interior de Sara mientras fui al baño y no pude resistirme a olerla y pajearme en el momento. (Miguel) – Estas tomándonos el pelo. (Mateo) – Para nada, su ropa interior olía delicioso no aguante mucho y puse el panti en mi entre mi polla mientras me venía a chorros, le deje chorreando de leche. No podía creer lo que estaba escuchando, todos mis amigos fantaseando y hablando de mi madre y por si fuera poco como Mateo se había atrevido a hacer eso en mi propia casa. De pronto vino a mi mente como antes de que yo entrara al baño mi madre estaba con su ropa interior en la mano y chupándose los dedos, ¿acaso mi madre estaba lamiendo la leche de mateo que recogió en su ropa interior?, no podía creerlo de seguro era otra cosa. (Hugo) – ¿Y dónde dejaste la ropa interior? (Mateo) – La he dejado donde la encontré doblada y llena de leche, no podrá saber que fui yo. (Lucas) – Eres un enfermo pero que caliente me he puesto de pensar en lo que hiciste. (Mateo) – Venga que estoy seguro de que ustedes hubieran hecho lo mismo, su olor era irresistible. No soportaba seguir escuchando lo que estaba pasando y decidí entrar al cuarto, en cuanto escucharon que estaba abriendo la puerta todos quedaron serios mirándome fijamente. (Santiago) – ¿Qué pasa por que se me quedan viendo? (Miguel) – Por que es tu turno de jugar y te estábamos esperando, porque otra razón será pringado. (Santiago) – Dame el control que ahora mismo les gano a todos si tanta falta les hace. Durante las siguientes horas continuamos jugando, pero yo no podía quitarme de la cabeza lo que había pasado, por una parte, estaba un poco enfadado con todos ellos, pero al mismo tiempo estaba muy excitado. El tiempo siguió pasando y para mi sorpresa ya eran las 3 P.M (Mateo) – Me la estoy pasando como nunca, pero es hora de que me vaya, quede con mis padres de ir a recoger a mi hermana y no puedo quedarles mal, Miguel crees que me puedas dar un aventón a la escuela para recoger mi auto. (Miguel) – Bueno pues ya lo escucharon, mañana continuamos jugando sin preocupaciones y más tiempo ya que es viernes. Hugo y Lucas no tuvieron de otra más que aceptar y recoger las cosas. (Mateo) – Gracias, Santi por invitarnos a tu casa, me la he pasado de puta madre jugando y vaya que he liberado todo el estrés que tenía acumulada en los huevos. Todos los demás procedieron a reír morbosamente mientras mateo hacia ese comentario. (Santiago) – ¿De qué se ríen? (Miguel) – Nada, Santi que nos hemos acordado de un chiste. Venga chicos salgamos de aquí antes de que cambie de opinión y los haga ir caminando. Todos procedieron a salir de mi cuarto uno por uno dirigiéndonos a la puerta principal, al pasar por la cocina mi madre aún estaba preparando sándwiches extras. (Sara) – Chicos no me digan que ya se van, ya hice muchos sándwiches extras para ustedes y no pueden dejarme con tantos. (Mateo) – Lo sentimos mucho, Señora. Ya se me ha hecho un poco tarde para recoger a mi hermana del colegio, pero con gusto empacamos unos cuantos para comer en el camino. (Sara) – No se diga más, aquí tenéis. Todos procedieron a tomar un par de sándwiches y antes de salir de la casa mi madre hizo un comentario un poco extraño. (Sara) – Espero vuelvan pronto, chicos siempre son bienvenidos en esta casa. (Mateo) – Pues ya está, tu madre nos ha dado permiso para mañana volver a jugar en tu casa, Santi. (Santiago) – Claro, Madre como tu no eres la que limpia el desastre que hacen en mi cuarto. (Sara) – Aquí los estaré esperando mañana. De uno en uno salieron de la casa, al salir el último de ellos cerré la puerta y estaba listo para ir a echarme una siesta a mi cuarto. (Santiago) – Mamá estaré en mi cuarto durmiendo un poco, si necesitas ayuda con algo no dudes en despertarme. (Sara) – De hecho, antes de que subas quiero contigo. (Santiago) – ¿Pero por qué lo dices tan seria? ¿qué paso? Ambos tomamos asiento en la barra de la cocina. (Sara) – Hijo, te voy a confesar algo, pero no quiero que lo tomes de mala forma, estoy seguro de que tu podrás entenderme. (Santiago) – Claro, mamá sabes que puedes contarme cualquier cosa y siempre estaré para ti. (Sara) – Veras, hoy cuando tus amigos me vieron desnuda no pude evitar notar que todos y cada uno de ellos recorrían mi cuerpo de arriba abajo con la boca abierta. (Santiago) – Lo siento, madre fue totalmente mi culpa. Prometo que la siguiente ves te llamare para que no se repita la situación. (Sara) – Al principio estaba un poco enfadada y avergonzada, pero al mismo tiempo la situación me ha prendido bastante. Pensaba que mi madre estaba bromeando conmigo y me estaba tratando de enseñar una lección sobre lo importante que es avisar y respetar la privacidad. (Santiago) – Pero por que me dices eso madre. (Sara) – Por qué justo después de que me cambie en mi cuarto, fui a recoger la ropa interior que deje en el baño y para mi sorpresa estaba toda llena de semen. Aunque ya era consiente de lo que había pasado trate de hacerme el sorprendido, esperando a que mi madre me regañara y me prohibiera volver a traer a mis amigos a esta casa. (Santiago) – Pero que me dices, madre. Ahora si han cruzado la raya y se enteraran mis amigos a no faltarte el respeto, ¿Estas completamente segura de lo que dices? (Sara) – Claro que estoy segura, después de recoger la ropa llena de leche fui inmediatamente a tu cuarto para confrontar al pervertido, pero lo que escuché me hizo cambiar de parecer. Hijo, todos tus amigos estaban hablando de mi cuerpo, decían que tengo unas tetas enormes que y de como soñaban con meterme sus pollas por mi vagina. (Santiago) – Te prometo que nunca más volverán esos bastardos a pisar un pie en esta casa. (Sara) – Espera, hijo. La verdad es que cuando cogí mis bragas llenas de leche no pude resistirme a probar un poco de esa leche que escurría por mi ropa interior y aunque no es correcto que te platique esto, debo confesar que era deliciosa. Veras hijo llevo años sin tener relaciones con nadie, desde que tu padre nos dejo solo me he enfocado en darte la mejor vida posible y he olvidado lo que se siente ser deseada. No podía creer lo que estaba escuchando, mi propia madre me estaba confesando como saboreo la leche de uno de mis amigos. (Santiago) – No te preocupes, mamá. Aunque lo que me estas diciendo suena descabellado puedo entender por qué lo hiciste y aunque no tenías por qué contármelo te agradezco que lo platicaras conmigo. (Sara) – Gracias por entender, Santiago. Pero ha decir verdad, la razón por la que te cuento esto es por que quiero pedirte un favor. (Santiago) – Claro, haría lo que fuera por ti. (Sara) – ¿En verdad harías lo que fuera por tu madre? El problema, mi vida es que te voy a pedir algo inimaginable. (Santiago) – Lo digo en verdad, madre y si eso significa no volver a juntarme con estos falsos amigos cuenta con ello. (Sara) – Todo lo contrario, te quiero pedir que me ayudes a follarme a tus amigos. Mi cabeza no deja de pensar en todos los comentarios que tus amigos hacían de mi cuerpo y no puedo quitarme el sabor de esa rica leche en mis bragas. No podía creer lo que acaba de escuchar, mi madre me estaba pidiendo follar con mis amigos como si fuera algo tan común. Trataba de hablar, pero de mi boca no solían palabras que hicieran razón a lo que mi madre me estaba pidiendo. (Sara) – He escuchado como ellos se masturban todos los días pensando en como chupo sus pollas y me dan su leche en todo mi cuerpo, como fantasean con poseer mi cuerpo y hacerme su objeto sexual y para serte honesta esto no es algo nuevo, he notado día tras día como todos tus amigos se quedan viendo mis pechos y mi trasero cada oportunidad que tienen. (Santiago) – Madre eso lo hacen con cada mujer que tienen frente a ellos, es parte de ser un hombre con las hormonas al tope, lo que me estás diciendo y pidiendo es una locura. (Sara) – Estoy consciente de que esto es una locura, pero ya lo he pensado y no le veo nada malo a todo esto. Ha pesar de lo que tus amigos hicieron hoy ellos siempre han sido respetuosos conmigo y contigo, estoy segura de que ellos sabrán tener discreción y yo podre tener lo que tanto me hace falta. (Santiago) – ¿Pero por que tiene que ser con mis amigos? ¿No es mejor conseguir a alguien de tu edad? (Sara) – Amor los hombres de mi edad nunca han podido complacerme, quiero probar un semental joven que me haga llegar a las nubes y para serte honesta me prende tanto la idea, he leído tantos relatos y visto videos de mujeres maduras con jovencitos. Una de mis fantasías que nunca pude cumplir con tu padre fue hacerlo un cornudo y que fuera mi cómplice. (Sara) – Yo sé, lo que estoy pidiendo es una locura, pero me encantaría que me entendiera y me ayudaras a cumplir mi fantasía. Todos estos años he dado mi vida para que tu estes bien, es justo que me ayudes a recuperar un poco de la mía. No podía creer ni una palabra de lo que mi tierna madre me estaba diciendo, cerré mis ojos lo más fuerte que pude esperando que esto no fuese mas que una pesadilla y estaba viviendo un relato erótico mal contado, solo esperaba despertar y darme cuenta de que todo era falso, pero como un valde de agua fría abrí los ojos y me di cuenta de que todo era tan real como parecía. El tiempo se detuvo en mi mente y aunque lo que me estaba pidiendo mi madre era inimaginable, ella tenía razón en una cosa. Mi madre siempre se preocupó por mí, nunca me hizo falta nada y aunque mi padre nos abandono ella afronto la situación y me saco adelante, le debía tanto y si esta era la forma de hacerla feliz no tenía más que pensar. (Sara) – No tienes que darme tu respuesta ahora, si quieres sube a tu cuarto, piénsalo un poco y me das tu respuesta más tarde Santi. (Santiago) – Ya he tomado mi decisión, si esto es lo que en verdad quieres te voy a ayudar a que seas la zorrita de mis amigos y tengas tu ración de leche fresca todos los días. Para mí siempre serás mi madre no importa lo que hagas o digas. Mi madre dio un brinco de alegría y fue correando a abrazarme, solo podía su cara de felicidad (Sara) – ¡Gracias mi vida! Me hace tan feliz saber que puedo contar contigo, espero no cambies de opinión cuando veas como tus amigos me usan a su antojo y me dejan cubierta de leche. (Santiago) – Seré tu cómplice y tu hijo cornudo madre y nada me encantaría verte probar todas las pollas de mis amigos. El decir esas palabras hacían que mi estomago se revolviera, pero ver feliz a mi madre era mi prioridad. (Sara) – Bueno hijo, no perdamos más el tiempo y empecemos en este mismo momento antes de que me arrepienta de la locura que estoy a punto de hacer. (Santiago) – ¿De qué hablas? Mis amigos ya se han ido no hay mucho que podamos hacer en este momento. (Sara) – Todo lo contrario, amor, es el momento de calentar la situación. Crea un nuevo grupo de WhatsApp, conmigo al igual que a todos tus amigos y por supuesto tienes que estar presente en la conversación. Estaba a punto de retractarme y decirle a mi madre que olvidáramos lo que acaba de pasar, pero antes de poder hablar pude ver lo entusiasmada que estaba, no la había visto tan feliz y excitada en años, era como ver una niña pequeña lista para divertirse con un juguete nuevo. Tomé mi celular y con mis manos temblando empecé a crear el grupo con mi madre y mis amigos, no puse ninguna foto de grupo y puse de nombre “Casa de Santi”. (Santiago) – Listo madre el grupo esta creado, ¿cuál es el plan? Mientras esperaba una respuesta de mi madre pude notar como estaban llegando mensajes de mis amigos en el grupo. (Mateo) – Pero que mierda, Santi. ¿Qué es este grupo y quien es el numero que no tengo registrado? (Miguel) – Ya van a empezar con sus pelotudeces de seguro. Solo pude notar como mi madre sonreía entre dientes, de un momento a otro mi madre puso de foto de grupo una foto de su rostro. (Sara) – Hola chicos, soy la madre de Santi espero no molestarlos solo que quería hacerles un par de comentarios. (Mateo) – Una disculpa, señora. No era mi intención escribir de esa forma. (Sara) – No pasa nada, no te preocupes y por favor dime, Sara. Lo que pasa es que lo que hicieron hoy me dejo un poco sorprendida y no podía dejar el asunto de esta forma, voy a esperar a que todos respondan y estén en línea. Pasaron un par de minutos en lo que Hugo y Lucas se conectaron y respondieron al mensaje de mi madre. (Hugo) – Hola, Señora, ¿qué fue lo que paso? (Lucas) – Ahora que han hecho imbéciles, han hecho enojar a la madre de Santi y ellas que se porta tan lindo con nosotros. Pude ver frente a mi como mi madre escribía en el móvil de una forma tan rápida como nunca había visto antes. (Sara) – Seré honesta con ustedes chicos, esta tarde pude escuchar como hablaban cosas obscenas de mi cuerpo y fantaseaban con mi cuerpo, y por si eso fuera poco alguien dejo mis bragas que olvide en el baño llenas de semen. Lo que hicieron hoy esta fuera de lugar y es un comportamiento preocupante para cualquier mujer. El chat se quedó en total silencio y me empezaron a llegar mensajes de mis amigos por privado. Mi madre se me quedo viendo fijo. (Sara) – No contestes a sus mensajes cariño. (Sara) – Santi no estará respondiendo mensajes en privado, lo que tengan que decir será en este grupo, ¿ahora quiero que me digan quien hizo esto? Mi madre procedió a mandar una foto de su ropa interior llena de semen, en la foto se podía ver como las bragas estaban chorreadas completamente, no podía creer que alguien se pudiera venir tanto. Mis amigos seguían sin mandar ningún mensaje al grupo a pesar de todos haber visto el mensaje y la foto. De pronto mi madre volvió a mandar otra foto, pero para mi sorpresa en la foto se podía observar a mi madre totalmente desnuda con sus monumentales tetas al aire y con sus bragas sobre su boca al igual que un chorro de semen cayendo directo a su boca. (Sara) – La razón por la que quiero saber quien fue es por que quiero que la siguiente corrida me la dan en la boca y no en mis bragas. En cuanto mi madre mando ese mensaje y esa foto pude ver como todos mis amigos empezaron a escribir en el grupo y llegaban los mensajes sin parar. Continuara.

Autor: textopicante Categoría: Sexo con Maduras

Leer relato »

Culiando a la abuela de mi amigo 2 segunda parte

2022-06-12


Así quedamos ,salí a mi casa el domingo llama mi novia quería que fuera a su casa en la tarde,le dije no quiero ir tu siempre quieres besos,abrazos ,te toco quiero estar contigo y tu siempre que no ,tienes miedo que te deje preña así no, te compro unas pastillas,ampollas que todos mis amigo y sus novias le dan culo y yo solo allí por tu miedo, dijo trae unas pastillas del día después y ven a ver si te bajo la calentura,le dije si por que si viene otra sin miedo se lo meto y termino adentro entonces te pones rabiosa ,dijo eso jamas Salí compre de ida donde mi novia ,estaba sola en casa la bese comenzaron a tocarnos mi verga se estaba poniendo dura ,chupe sus chichis metí dedo le dije mi amor estas caliente dijo si tengo ganas de mi novio, le dije te acuerdas el día que te desvirgue dijo si me dolió mucho pero me sentí mujer,respondí vamos a darnos amor ,fuimos a su cuarto cerré con seguro ella sentada en la cama me desvesti ,sacó para que mame mi verga,lamia de arriba hacia abajo ,me la puso durisima,chupe sus chichis comenzamos a hacer el amor ella diciéndome al oído que rico,lo haces mi vida te amo sigue hazme tuya así así, no pares ahhhhh mi vida le dije ayyyy me vengo que buena vagina tienes deliciosa estalla adentro de mi novia ,ella dijo sentir lo caliente de mi leche rico,baje le dije quiero por detrás dijo ella ,si quieres me hace feliz tenerte mi amor di unas jaladas y me pare otra vez , se puso boca abajo abrí sus nalgas ella levantó un poco y metí poco a poco ella decía la cabeza entro ,duele dije si mi amor rico que me des tu orto ,penetro casi toda mi verga ,ella dijo ayyy ,ayyyyy ,ayyyy pase mi lengua por el cuello para que se dejara clavar por detrás,al oido le dije quieres ser mujer completa déjate culiar por detrás, dijo dale pero duele dije amor mio complacerá ya la tienes adentro ,disfrútala vamos a movernos igual y veraz,así comenzamos a movernos ,yo entraba y salía de ese orto apretado que me estaba comiendo ,hasta que dijo mi vida termina así que acelere y termine ,baje ella dijo satisfecho dije y tu bien que te gusta cuando te monto,riendo dijo dame las pastillas ya me echaste leche adentro,le dije y buena clavada que te di,así es como una mujer complace a su macho,la bese me vestí al rato en la sala llegaron sus papas hablamos de estudios y que cuidado ponerse a hacer cosas sin protección dije no sr acabo de llegar,ellos sin imaginar que tuve a su hija con mi verga bien adentro por sus agujeros,,me despedi me fui a mi casa que fin dd semana el mio .

Autor: Anónimo Categoría: Sexo con Maduras

Leer relato »

Culiando a la abuela de mi amigo 2

2022-06-12


Luego de ese sábado más relajado ,hable con ella la sra contenta,decía lo bueno que la pasa conmigo,pregunto que si tenia novia dije si sra ,responde hay te debo compartir rei diciendo si a ella la culeo de vez en cuando ,hoy no quiso así que vine y descargue aquí. Dijo tener años que tenia una verga adentro, no recordaba la última vez que su difunto marido la culio,el también la tenía gruesa con el disfruto mucho ,en toda la casa se la metia,se acercó a mi dijo como quisiera tenerte solo para mi aquí en mi casa haciéndome feliz ,pero eres un niño hasta menor que mi nieto ,si nesecitas algo pídele a mami por esa boquita bebe, la abrase le dije si sra dijo no digas mas sra solo delante mi nieto,

Autor: Anónimo Categoría: Sexo con Maduras

Leer relato »

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!