Relatos Eróticos de Sexo Lésbico


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


La hija de mi nueva jefa

2022-05-17


Esta es mi historia lésbica de como llegué a tener una relación con una adolescente de 13 años buenísima.. Hola a todos. Este es mi relato, y voy a cambiar los nombres por obvias razones, me llamaré ´´Karla´´ y me voy a describir, soy hermosa jajaja la verdad, soy pelirroja, 1.67 tez blanca cara muy bonita, tetas grandes, cintura breve caderas anchas pompas redondas, un trasero paradito y perfecto y eso me hace recibir piropos, cumplidos y acoso de ambos sexos. Esto sucedió hace 2 años, en ese tiempo en mi trabajo tenía una jefa muy amable y agradable, ya muy avanzada de edad y terminó por jubilarse, y contrataron a una persona nueva para el puesto de jefa, una mujer muy guapa, en fin, aquél día yo llegaba a mi trabajo con una blusa con escote pronunciado, falda corta negra y lentes negros cuando llegué de lejos vi a una niña de 13 años, la llamaremos ´´Eva´´ ella estaba sentada con una chamarra en las piernas y traía gorra y cubrebocas, pero podía ver sus hermosos ojos! Y cuando iba caminando y me acercaba a ella, los ojos de la niña se abrieron bastante y se clavaron en mis tetas y en mis piernas! Cuando pasé pude ver en un espejo que su mirada se postró en mi trasero y pude ver como se tocaba el cuello, parecía que le había gustado lo que había visto, en fin, llegué a mi oficina me senté y la niña no me quitaba la vista había pero disimuladamente, había vitrales por todos lados y cuando ya se iba se puso de pie y se quitó su cubrebocas, tenía un rostro de ángel y un cuerpo!! UFF! Muy desarrollado y voluptuoso para su edad, y aclaro, jamás me habían llamado la atención las mujeres, jamás me había gustado, pero al ver a esa niña con esas tetas grandes ese abdomen plano y bien definido y unas nalgas perfectas redonditas y una piernas tan suabes algo cambió en mí, en ese momento se levantó y se fue no sin antes mirarme fijamente con una expresión de confusión y no dejé de pensar en ella desde ese momento pero no quería aceptar que me había gustado una persona adolescente! y mujer, en fin los días pasaron y después de dos semanas la volví a ver y se veía espectacular, los días pasaron y nada pasó más allá de miradas discretas hasta que su mamá (mi jefa) la llevó conmigo y me dijo que me iba a ayudar en un trabajo, que ella se había ofrecido y bueno la dejó conmigo y pues yo me presenté, ´´hola, me llamó Karla, yo soy Eva´´ dijo ella, parecía un poco tímida, entonces comenzamos a trabajar y ella no decía nada hasta que rompí el hielo, le pregunté: ´´¿cuantos años tienes? ´´13´´ contestó y pensé ´´ME GUSTA UNA NIÑA DE 13 AÑOS!!!!´´ y ya de rato comenzó a tener confianza y me preguntó directamente ´´a ti te acosan mucho´´ me pareció extraña la pregunta y le dije que si y le pregunté que porqué me preguntaba eso y dijo ´´es que estás muy, muy bonita´´ a lo que yo me reí y le dije muchas gracias, y yo le regresé el cumplido y ´´tú también estás hermosa´´ a lo que ella se sonrojó, tenía su piel blanca y cabello negro y lacio, olvidé mencionarlo estaba hermosa la niña!!!, y después de eso reímos y seguimos trabajando, se llegó la hora de que se fuera y para eso se despidió de mí con una abrazo y un beso muy cerca de la boca, y me dijo ´´hasta luego Karla´´ tocándome la cara con su mano y volteó a verme varias veces antes de irse, era definitivo, yo le gustaba a esa niña! Las semanas pasaban y la verdad mi deseo por ella crecía, no lo entendía, yo no me considero lesbiana. Después de algunos días ya éramos buenas amigas y seguido iba a ayudarme con mis trabajos, lo cual era una excusa para estar conmigo y a mí me fascinaba estar con ella, en esos días ella estaba de vacaciones, y siempre aprovechábamos para abrazarnos y darnos uno que otro beso en la mejilla no nos atrevíamos a más aunque las dos lo sabíamos, ella me gustaba a mí y yo le gustaba a ella y jamás habíamos podido estar solas las dos, peeeeero llegó el día; yo necesitaba ayuda con un trabajo que iba a tener que terminar en mi casa y a mi jefa parecía no importarle lo que hiciera su hija, a lo que yo le dije a Eva en secreto que le dijera a su mamá que ella me ayudaba y su mamá aceptó!! Al día siguiente al salir del trabajo tenía que pasar por mi preciosa Eva estaba tan emocionaba e imaginaba tantas cosas sucias que quería hacerle mmmmm, en fin cuando llegué a su casa no había nadie excepto Eva, toqué a su puerta y dijo ´´pasa´´ cuando la vi me quiso dar un infarto la ropa que traía!! Una blusita blanca muy ceñida al cuerpo, con su abdomen descubierto, no tenía sostén y se podían ver sus deliciosos pezones un short de licra blanco muy corto que dejaba ver las formas de sus nalgas perfectas y redondas y sus tersas piernas cuando me vio corrió hacia a mí y pegó un brinco colgándose de mi cuello y abrazando mi cadera con sus piernas yo instintivamente la sostuve de su trasero! Quedando su cara muy cerca de la mía, tuve el impulso de besarla y me contuve pero ella me lleno de besos la cara y uno casi en los labios y diciéndome que su mamá la dejó quedarse en mi casa!!! desde ese momento me excité mucho, me dije ´´paciencia la tienes para ti sola toda la noche´´ por fin al irnos ella me tomó de la mano hasta llegar a mi carro y ya nos subimos y emprendimos el viaje a mi casa y durante el viaje Eva me dice ´´Karla, tú eres mi mejor amiga´´ en eso toma mi mano y entrelaza sus dedos con los dedos de mi mano y puso mi mano en sus piernas suaves y así seguimos el viaje hasta llegar a mi casa, nos bajamos y ella me abrazó de la cintura así entramos en la casa y no me soltaba, creo que se sentía en total confianza sin nadie más observándonos cuando me soltó pude sentir su mano tocando mi trasero lo cual me gustó mucho e hice como que no me di cuenta, en eso le dije que tomara lo que quisiera de la nevera y que yo iba a ponerme algo ´´cómodo´´ de ropa, fui por una blusa de tirantes roja con un gran escote, quería que ella me mirara y me deseara, también me puse una licra del mismo color muy cortita y me hice una coleta en el cabello cuando regresé ella no pudo ocultar su excitación, no dejaba de verme y no lo disimulaba y me dijo ´´tienes un cuerpo hermoso´´ le dije: ´´¿quieres tocar?´´ a lo que ella se sonrojó y se rio y su respiración se notaba acelerada, bueno, empezamos a trabajar entre risas y jugueteos, abrazos y caricias disimuladas; el trabajo se prolongó hasta tarde y Eva se notaba tensa, y le pregunté que qué le pasaba y ella de pronto no respondió nada y lo que dijo en seguida me tomó por sorpresa porque me dijo: Eva- oye Karla, yo nunca he besado a nadie, no sé que se siente, ¿qué se siente? Yo- pues es una sensación muy agradable sentir los labios y la lengua de alguien en tu boca, la verdad. Entonces ella guardó silencio por un momento y yo estaba expectante y de pronto se atrevió a decírmelo! Eva- ¿Tú podrías darme mi primer beso? Me quedé helada, pero muy caliente con su propuesta, y le contesté: Yo- eso es riesgoso para mí porque eres una niña Eva- pero nadie tiene porqué saberlo, no se lo diré a nadie… Yo- ¿estás segura de esto? Eva- si, es que tú eres mi mejor amiga y te tengo confianza y además estás hermosa, preciosa… No pude más y la besé, la interrumpí con el beso… ohhh fue delicioso!! por fin pude sentir su boca, el beso fue sólo con los labios pero se empezó a intensificar, obviamente no sabía besar pero yo la guié, de pronto al separarnos ella me soltó una bomba me dijo: Eva- Karla… tú me gustas mucho, desde hace tiempo tengo muchas ganas de tocarte y besarte! Yo- y tú a mí me encantas Eva, te deseo como no tienes idea, me masturbé varias veces pensando en ti… Eva- yo también… Yo- abre la boca… Entonces metí toda mi lengua en su boquita ahhhhhhh quería comérmela, y seguimos besándonos, ella gemía dentro de mi boca, y dijo: ´´puedes tocarme todo lo que quieras´´ Y yo empecé a tocarle sus deliciosas tetas por encima de la blusa, las piernas y la espalda, y ella respondió de la misma forma, me metió la mano por debajo de la blusa y comenzó a masajear mis tetas eso me excitó mucho, no dejábamos de besarnos, de pronto ella se levanto, se quitó la blusa y se montó sobre mí ofreciéndome sus suculentas tetas, yo estaba vuelta loca inmediatamente las chupé, las acaricié, las besé y las lamí, las metía casi enteras en mi boca y Eva no paraba de gemir y dijo: Eva- quiero tener sexo contigo Karla aunque no sé como hacerlo, pero tú puedes hacerme todo lo que quieras… En eso la empecé a desnudar sin parar de lamer su todo su cuerpo virgen y perfecto mmmmmm después me desnudé yo y me puse encima de ella, con nuestras pernas entrecruzadas, nuestros sexos tocándose y empezamos a frotarnos cada vez más rápido, ahhhh se sentía delicio, las dos gemíamos como locas y nos besábamos yo metía mi lengua a su boca y ella metía la suya a la mía, hasta que llegamos al orgasmo ahhhhhhhhhhhh! ahhhhhhhhh! ahhhhhhhhhhh!!! En ese momento le dije… Yo- ahora eres mía! Eva- siii soy tuya, y tú también eres mía ohh Karla, eso fue delicioso! Te quiero!! Karla Yo- aún no terminamos, siéntate… Ella se sentó y yo también, nos pusimos frente e frente haciendo unas deliciosas tijeras que había visto en un video lésbico porno, no podía creer lo que estaba pasaba, estaba follándome a la chica adolescente mas hermosa que había visto en mi vida!! Comenzamos con las deliciosas tijeras, ella gemía muy fuerte mirándome a los ojos… Yo- ¿te gusta? Eva- ¡siiii!!! Ahhhh, ahhhh, ahhhh, Cuando sentí que estábamos cerca del orgasmo, la cargué, presioné más mi sexo contra el de ella y apresuré las movimientos ella me tomó de la nuca y terminamos con unos bestiales gemidos, y me encantó verla gimiendo con la boca abierta y la vista perdida del placer que ella estaba sintiendo ahhhhhhhhhhhhhh, ahhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhhhhh!!!! Ahhhhhhhhhh al terminar ella me abrazó… Eva- te amo Karla! Yo- y a ti Eva! Eva- bésame Continuamos besándonos por varios minutos hasta que nos relajamos, y nos quedamos acostadas… Eva- oye Karla, ¿esto nos hace novias? Yo- si mi amor, somos novias, pero tenemos que ser muy cuidadosas que no nos descubran porque tú eres una niña y yo una adulta… La tomé de la cara y la besé metiendo mi lengua en su deliciosa boquita. Así mi amor Eva, supo lo que era besar a alguien y follar con alguien el mismo día; eventualmente me la llevo a mi casa para ayudarme con algún ´´trabajo´´ y nos la pasamos follando delicioso, ella ahora tiene 15, y estamos enamoradas, cuando va al trabajo aprovechamos algún momento para besarnos cuando estamos solas o en el baño mmmm Fin

Autor: KARLA1236 Categoría: Sexo Lésbico

Leer relato »

Entre mujeres

2022-05-16


Si estás al tanto de mis gustos, sabes que me masturbo viendo pornografía de mujeres. Cada que estoy sola, saco todos mis juguetes y me divierto con ellos. Especialmente con uno que lo pego en al piso y me siento encima de él, abro mis piernas y coloco mi vibrador en mi clítoris. De repente siento que me entumece los labios mayores y mi dildo está mojado, empiezo a moverme hacia arriba y hacia abajo y en segundos mis oídos son sórdidos y mi cabeza se embomba, confirmándome que he tenido un delicioso orgasmo. Me levanto y meto el plástico en forma de pene a mi boca, para saborear mis propios fluidos. No se describirte el sabor, solo te puedo decir que si lo pruebas te envicias, ¿te gustaría probarlo? Te confieso que me encanta ver un par de mujeres lamiéndose la vagina, a veces busco fotos de vulvas mojaditas y les pongo zoom para ver mucho mejor su clítoris rosadito, me encanta imaginar que yo estoy ahí metiendo mi lengua por dentro y que su flujo blanco se queda en mi boca. De solo recordar esos momentos siento que mi cosita se empieza a hinchar y seguramente cuando termine de escribir este relato iré al baño y veré pornografía de lesbianas. El viernes pasado salí con tres amigas a tomar vino. En la charla una de ellas nos contó que había hecho un trio y en medio de mi curiosidad le pregunté cómo había sido. Al narrarnos su experiencia mi mirada hacia a ella cambió y quería que me detallara todo y en privado. Al finalizar nuestra tarde de amigas, le pregunté a Laura si quería la llevara a su casa y aceptó. Mientras iba conduciendo le pedí que me especificara su experiencia y a medida que lo hacía imaginaba cada escena. La miraba por el retrovisor y su cabello rubio, sus tetas pequeñas, su cintura delgada y sus largas piernas, hacía que mis labios se resecaran. Al llegar a su casa me pidió que pasara a tomar otra copa de vino y sin tener otra opción acepté. Nos sentamos en el sofá y al estar tan cerca me sentí un poco incómoda y mi rostro estaba tenso. Me pidió recostarme para que me relajara. Me acomodé, tomé un sorbo de licor y de repente sentí que tenía su mano encima de mi pierna. La miré a los ojos y tenía las pupilas dilatadas, bajé un poco mi mirada y aprecié sus pezones marcados por encima del vestido, me acerqué un poco más y coloqué mi mano en su cintura, la fui bajando hasta llegar a la entrepierna y para mi sorpresa no tenía panties y su cosita estaba muy mojadita - ¿te gusta? – preguntó. Me enloquece – respondí. Al ver mi cara de novata se sentó encima de mí, rodeándome con sus piernas, levantó mi blusa y al ver mis tetas las acarició, se acercó a mi cuello y con su lengua humedeció mi oreja, su respiración fuerte parecía doparme y envolverme en la excitación más intensa. Metió su mano a la vulva y mojó sus dedos con los fluidos que estaban saliendo de allí, los metió a mi boca y entonces parecían toxinas adictivas para mí. Se levantó y me quitó el jean que llevaba puesto, se arrodilló y me pidió abrir las piernas. Corrió mis tangas y pasó su lengua por un lado de mi vagina, luego por el otro y a continuación la puso en mi clítoris haciendo movimiento en forma de remolino. Introdujo dos dedos por mi vagina y con el pulgar hacía círculos en mi clítoris. Metió sus manos por debajo de mis nalgas y levantó mi culo para chuparlo. Por mi parte estaba excitada, recordaba todas las escenas pornográficas que había visto y la delicadeza de Laura me llenaba de morbo. Me paré del sofá y le pedí a mi amiga acostarse boca abajo, empecé a lamer sus pies y con mi boca fui rodeando sus piernas hasta llegar a su cola, le pedí que se pusiera en cuatro y apoyara sus tetas. Su culo quedó en mi cara, lo abrí con mis manos y como un ternero sediento empecé a lamerlo. Mi lengüita por fin estaba probando el sexo de una mujer, su gallito era rosado y su aroma me sacaba de quicio. Laura empezaba a gemir y a pedirme que metiera mi lengua más adentro, mientras con un dedo acariciaba su ano. Luego se giró y con sus piernas estiradas, me senté encima de su coño para sentir la humedad de las dos. Fuimos a su cuarto y un poco desesperada me empujó, me succionó las tetas y cruzó sus piernas con las mías para quedar en forma de tijera, empezó a hacer leves movimientos y nuestras vaginas se deslizaban al compás, mientras un líquido blanco iba saliendo por los lados. Escupió y su saliva la echó a mi boca, saqué mi lengua y mordí mis labios para que viera que me divertía tanto como a ella lo que estaba pasando. De pronto abrió sus piernas y me puso su rico chocho en la cara y con mis dedos froté su gallito hasta que se orinó en mi boca. ¡Qué rica estás Laurita!

Autor: esperanza Categoría: Sexo Lésbico

Leer relato »

una noche encontre a mi hija culiando con su amiga

2022-01-19


quiero contar algo que me pasó hace mas de un par de meses. yo tengo una hija que tiene 14 años de edad, y ella se tiene un pequeño grupo de amigas que son pero bien unidas, pero hay un pequeño problema y es el siguiente: el grupito lo forman 6 chicas o sea mi hija y cinco mas. yo varias veces le he preguntado a mi hija si ella es lesbiana, ella sabe que yo no tengo nada en contra de si ella lo es o nó, ella siempre me a dicho que sus amigas si lo son. y me a asegurado que ella no, hace mas de dos meses yo me fui donde un novio que me tengo, estubimos discutiendo un poco y despues le dije yo. ok. mejor me voy a mi casa nos vemos otro fin de semana, casi todos los fines de semana los paso con el en su apto. fue un viernes en la noche y llegue a mi casa como a las 12.30 de la noche, mi sorpresa fue cuando entre y oi algo como gemidos de placer en el dormitorio de mi hija, yo pensé que se habia traido algun hombre y estaban culiando, vivimos en un primer piso y tenemos una puerta que da justo al jardin, y por ahi se ve el dormitorio de ella. yo estaba en lo oscuro asi que de adentro no me podian ver y me acerque a la ventana, y era mi hija que estaba abierta de patas y le estaban haciendo una mamada en la concha, pero mamada y se quejaba pero rico. se notaba que lo estaba pasando bien. vi como unos cinco minutos y despues me fui a acostar yo. en la mañana ellas ya no se escondieron y en la cocina estaban las dos besandose mientras yo preparaba el desayuno. desde ese dia ella se trae una de las amigas del grupo, pero siempre es una chica diferente. ela me a contado que todas hacen lo mismo, a veces mi hija se va donde una de ellas por todo el fin de semana. yo lo unico que pienso es. que se de gusto nomás y que lo pase bien y que ese gusto le tarde nomás.

Autor: Amalia Categoría: Sexo Lésbico

Leer relato »

mi esposa quiere culiar con una mujer

2021-12-23


con mi esposa acostumbramos a calentarnos cuando hacemos el amor, siempre nos contamos nuestras fantasias y tanto ella como yo. nos calentamos mucho, yo tengo 42 años de edad y ella tiene 38 años, pero se ve como de unos 34 años o quizas hasta de menos edad. hace mas de un año nos encontramos con una amiga de ella en nuestra ciudad, y estuvimos hablando de todo un poco, al final esa amiga le dio el numero de celular a mi esposa y le dijo que la llamara, porque tenia mucho que contarle a ella. ellas se conocen desde que estaban estudiando. como a la semana de ese encuentro mi esposa la llamó para ver que era lo que ella queria contarle, y le contó que se tenia un secreto, y queria contarselo a ella. pero que no le contara a nadie conocido, y mi esposa le empezó a sacar que de que se trataba ese secreto, y le contó que ella habia tenido problemas economicos, y que en internet vio unos anuncios de mujeres que daban masages a hombres y mujeres, pero que tambien consistia en hacerlos a los hombres y a las mujeres que llegaran al orgazmo, mi mujer le dijo que cuanto ganaba con eso, y ella le dijo que se ganaba bien con ese negocio, y tenia a una mujer que trabajaba con ella tambien. le contó que el negocio lo tiene un poco en las afueras de la capital. y que ahi en Santiago nadie nadie se fijaba en ese tipo de negocios. mi esposa le preguntó como eran los masages que ella daba a las mujeres y hombres, y ella le explicó que son relajantes. y tambien para terminar se los hace cuerpo a cuerpo, y le contó que es infinidad de mujeres que van donde ella, le dijo: sabes que la mayoria de mujeres que atiendo son bastante mayorcitas, y muchas de ellas se nota que son lesbianas asolapadas, le contó que ella las coloca boca abajo de primero y ella desnuda tambien igual a ellas se les sube encima y les restriega el cuerpo con el cuerpo de ellas, y se les mueve como si fuera un hombre que se las está culiando. le contó que siempre las hace acabár rico, y cuando se van le dejan buena propina y al tiro le reservan para otra vez. mi esposa siempre me a dicho cuando estamos culiando que a ella le gustaria hacerle el amor a una mujer asi como se los hace su amiga. yo le digo que vaya a provar un dia a ver si le gusta, yo lo unico que le pido es que lo haga solo con mujeres, y si un dia lo hace con una hombre. que no me cuente nomás. la amiga esta la llama seguidoy ya le propuso a mi esposa que si un dia quiere ir a provar, que le diga nomasy que no me cuente a mi. ella no sabe que mi esposa me cuenta todo a mi, y que yo ya se todo. mi esposa le dijo que ella no sabia nada de masajes, y ella le dijo que no se preocupara, que de eso se encargaria ella, que le enseñaria todo. ahora cada vez que culiamos con mi esposa los dos noc calentamos imaginandonos como seria ella encima de una mujer y las dos en pelota. mi esposa me a contado que cuando joven tenia una amiga lesbiana y un dia un poco a la fuerza la beso en la boca y la agarró de la concha, y le apretó por un buen rato del culo. dice que a ella eso no se le a olvidado nunca, y quisiera hacerlo con una desconocida, asi que mi esposa ya se decidió a ir donde esa amiga a ver que sale.

Autor: Raúl Categoría: Sexo Lésbico

Leer relato »

Pediatra, mama e hijita de 5

2021-12-14


Mamá lleva a su hija de 5 años al pediatra porque sospecha que la putita está siendo follada y la pediatra aprovecha para abusar de la pequeña. Hola, me llamo Cintia, esta historia es fictício, espero que les guste, es la primera vez que escribo aquí (soy brasileña, perdóneme cualquier error al escribir). ……………………………………… Soy Vitória, tengo 46 años, soy lesbiana y estoy casada, pero lo que les voy a contar pasó mucho antes de casarme. Tenía 32 años y ya tenía práctica en la ciudad de São Paulo. Siempre he estado cachonda por las niñas pequeñas, pero nunca he hecho nada con ninguna paciente, hasta que un día llega una mamá con su niña para una consulta, la mamá estaba muy caliente y la hija deliciosa, no hacer cualquier cosa con las niñas, no significa que no pudiera ver lo perfectas que eran. De todos modos, la madre, se llamaba Ana Paula y parecía tener unos 27 años y su pequeña Eloisa tenía 5 años. Entraron a la habitación y se sentaron y yo comencé la consulta con normalidad. _ Buenos días, ¿cómo está Elô? _ Buenos días doctora, ni siquiera sé cómo decirlo, pero necesito que me ayude a confirmar una sospecha. _ ¿Qué sucedió? Espero poder ayudar _ Hace unos días noté que la vagina de Elo está roja, pensé que era un sarpullido, apliqué ungüento, pero no hubo mejoría … _ ¿Qué sospecha tienes? _ Mi esposo está desempleado y se queda en casa todo el día y estoy pensando que puede estar abusando de mi hija. Lo más extraño fue la reacción de la madre, la reacción más esperada en esta situación sería una madre histérica, desesperada ya hablando de policía o asesinato, pero parecía tranquila… pero traté de no juzgar. _ Esta es una acusación seria, pero podemos examinarla para tener más certeza, ¿de acuerdo? _ Sí. _ Elô la tía ahora te examinará ¿ok preciosa? _ OK. _ Entonces ven conmigo – dije, tomando ya a la pequeña de la mano y llevándola a la camilla _¿Puedes quitarle la ropa? La madre le quita la ropa a la niña y es incontrolable, mi coño da señales de vida y empieza a babear. _ Ahora acuéstate y te voy a mirar la vagina, ¿vale? _ Vale. La niña abrió las piernas de inmediato. Era la cosa más deliciosa del mundo, regordeta y suave, pero realmente estaba un poco roja. Me puse los guantes y le abrí los labios de la vagina, parecía irritada solo por la vulva, pero yo quería explorar aún más ese maravilloso coño, le abrí aún más y pude ver que aparentemente no había penetración, si alguien abusó de ella, aún no se habían metido. _Ana, al principio no hay señales de penetración, en realidad su vulva está un poco magullada … _ Debe haberle frotado la polla… dijo la madre interrumpiéndome _ No hay forma de demostrarlo… ¿Alguien te tocó la vagina princesa? La niña abrió mucho los ojos, había algo allí … _ Puedes decir princesa, nadie peleará contigo … Solo necesito saber por qué teines el coño magullado, para saber qué medicina necesitarás tomar. _ ¿Me pondrás una inyección? _ No lo sé, primero tengo que saber que te pass. _ ¿Fue tu padre quien te tocó la vagina? La madre todavía pregunta con calma. _ No fui papá… ella responde tímidamente sin mirar ni a su mamá ni a mí. _ ¿Quién era entonces? La madre comienza a mostrar signos de nerviosismo. La niña me mira como si buscara ayuda. _ Puedes hablar, nadie se enfadará ni entristecerá contigo … _ Fui yo quien me tocó. En ese momento mi coño estaba empapado, esa niñita con cara de ángel era una putita traviesa. _ ¿Y dónde aprendiste eso? La madre volvió a la calma inicial. _ Te vi haciéndolo en tu vagina mamá, y se veía genial, luego quise hacerlo también… dijo ella, ya comenzando a llorar. La madre toma a su hija en brazos, acariciando su cabello. _ No llores bebé, no hay problema, mamá no está enojada contigo, es normal jugar con el coño, solo hay que tener cuidado de no lastimarte. _ ¿Puedo hacerlo siempre? Preguntó y fue inevitable que nos reímos, la madre me miró a los ojos, creo que evaluando mi reacción, me arriesgué pero respondí la pregunta de la pequeña. _ Sí, puedes jugar con tu vagina princesa, siempre. Hice hincapié en la palabra «siempre» mirando a los ojos de la madre y ella hizo una mueca de picardía y comenzó a acariciar el cuerpo de su hija, y yo estaba allí viendo la escena más hermosa del mundo desde mi cabaña. _ ¿Mamá también puede jugar con tu coño bebé? Pregunta pasándole la mano por la frente de su coño. _ ¿Qué es coño mami? _ Es el nombre secreto de la vagina, solo puedes llamarlo así cuando lo tienes con mamá. _ ¡Puedes mamá! Juega con mi coño, ¿puedo jugar con el tuyo también? La putita volvió a acostarse en la camilla con las patitas abiertas. _ Sí puedes bebé. La madre respondió ya llevando su dedo al coño de la pequeña, corrí y agarré un lubricante para facilitar el juego madre-hija. _ Pasa esto para no lastimar más su coño. _ Brigada Doctora, por favor no me juzgue, pero creo que mi pequeña se merece conocer el placer. _ Estoy de acuerdo, nuestros cuerpos son fuente de placer, es injusto que alguien sea privado de estos placeres por cualquier motivo… la madre estaba tocando el coño de su hija mientras hablábamos, yo estaba fascinada con esa imagen perfecta. _ ¿Usted también quiere jugar, doctora? Ni siquiera respondí, solo fui directo a lo clitóris, la perrita comenzó a gemir … _ Cállate bebé, nadie puede oírnos jugar es nuestro secreto. _ Está muy sabroso mami, me pica el coño. _ Mamá acabará con la picazón, pero debes quedarte callada. _ Besa su boquita para que se quede más tranquila. Ver a su madre besando la boca de su pequeña mientras los dos le frotábamos el coño fue maravilloso. _ ¿Te gustó besar bebé? La niña responde asintiendo con la cabeza. _ Ahora, si prometes callarte, mamá te besará el coño. _ ¡Te lo prometo mamá, te lo prometo! Ella responde emocionada. _ Ayúdame doctora a abra el coñito de mi pequeña para que lo chupe. Obedezco enseguida y abro los labios vaginales de la niña y la madre empieza a chupar ese coño perfecto. La putita comienza a morderse la manita para no gemir _ ¿Estás disfrutando perra? Ahora será el juguete de mamá. La madre parecía estar cada vez más cachonda chupando el coño de su bebé. Sostuve a la mujer por su cabello y comencé a frotar su cara en el coño de su hija. Comencé a susurrarle al oído _ ¡Perra abusando de su propia hija, perra, traviesa! Por eso estaba tranquila incluso pensando que alguien se había jodido con tu hija, porque eres una puta sucia, ahora vas a tener que enseñarle a esta putita infantil que tú diste a luz cuál es su deber. La madre levantó la cabeza del coño de su pequeña niña, me tiró del cabello y metió mi cara en el coño más caliente que jamás había probado. _ Puta traviesa te gusta un chochito infantil ¿verdad? Asentí con la cabeza en respuesta. _ ¿Cuántas niñitas has chupado ya perra? ¿A cuántos pacientes ha abusado? Chuparle el coño a mi hija, sabía que ella sería una puta siendo mi hija no había forma de no serlo, mi bebé es una puta desde el vientre, siempre me saltaba sobre el estómago cuando me masturbaba. La pequeña puta gimió de nuevo y la madre volvió a besar esa dulce boquita mientras yo frotaba mi cara con más fuerza en el coño de su pequeña hija. La pequeña perra comenzó a retorcerse e increíblemente se corrió en mi boca. _ ¿Vino mi putita preciosa? El bebé travieso de mamá. ¿Te gustó el juego? _ Si mami. La perrita se veía hermosa dejada en la camilla toda sudada con sus patitas abiertas al coño babeante y la cara de perra satisfecha. _ Gracias por la consulta doctora. La madre me besó y debe haber saboreado el placer de su pequeña en mi boca. _ Fue un placer, puedes programar la devolución para el próximo mes con la secretaria. Ayudo a la madre a vestir a la putita que sale en su regazo porque todavía está blanda por las secuelas. Tuve que tomar un poco de tiempo para sacar el olor a sexo del aire y ver a los próximos pacientes. Solo pude correrme con una buena masturbación al final del día, me froté el coño recordando a la pequeña puta y a su madre, esperando encontrarlos pronto de nuevo y poder follarlos a los dos la próxima vez.

Autor: CIMOURA33 Categoría: Sexo Lésbico

Leer relato »

una mujer del trabajo de mi esposa quiere con ella

2021-12-07


mi esposa siempre me cuenta cosas que le pasaban cuando estaba sola antes de conocerme a mi, dice que cuando ella tenia 16 años de edad se enamoró de una profesora de gimnasia que tenia en el colegio. dice que bastantes veces se fue a dormir donde ella los fines de semana. esa relacion duró mas de dos años, la profesora esa tenia 34 años cuando ellas cuando estaban enrrolladas, todo fue porque la profesora se consiguió a otra alumna que recien habia cumplido los catorce años, ella me cuenta que para ella eso fué como si el mundo se habia acabádo, despues de eso ella se juró a si misma nunca más volver a meterse con mujeres, hasta ahi todo bien, pero hace mas de un año ella me empezó a decier que si yo no me enojaría si ella alguna vez se fuera a donde una mujer por un fin de semana, yo le pregunté porque ella me decia eso, y me dijo que en su trabajo habia empezado hace mas de un mes una mujer bastante mayor, y ella le dijo que tenia 53 años de edad, y dice que es bien bonita de cara. y se tiene un cuerpo pero loque se dice de jovencita. mi esposa tiene 37 años de edad y siempre se viste bien juvenil, una mañana cuando mi esposa se estaba cambiando ropa antes de trabajar entro la señora esa y empezaron a platicar, y dice mi esposa que la tal señora esa le preguntó si tenia marido y si tenia hijos. ella le dijo que tenia marido, y una hija que estaba interna en un colegio catolico, y tu le dijo ella: estas casada o solo asi acompañada. ella le dijo. ni lo uno ni lo otro, porque a mi lo que mas me gustan son las mujeres, y le contó que de joven ella se tenia un novio, y hicieron el amor unas cinco veces nomás, pero que despues que terminó con el. empezó a interesarse por las mujeres, le dijo a mi esposa que para ella les mujeres eran mas honestas que los hombres, y ahi le contó mi esposa que no siempre era asi la cosa, y le contó su caso cuando estaba en el colegio. y la amiga esa le dijo que deberia de provar de nuevo con una mujer para borrarse de la cabeza a esa mujer que de seguro siempre se acordaba de ella. mi esposa le dijo que lo iba a pensar, y le dijo que si se animaba un dia que le iba a contar a ella, y la amiga le dijo que si un dia se decidia a hacerlo con una mujer. que le diera a ella la oportunidad a ella y le iba a demostrar que ella era buena haciendolo con mujeres,mi esposa le contó que yo sabia de la relacion que ella tuvo cuando estaba jovencita, y le dijo que me pediria permiso a mi a la hora de hacerlo con otra mujer de nuevo, esta mujer le dijo que no buscara por internet mujeres porque muchas mienten y nunca se sabe como resulta todo al final, y le dijo que se dejára seducir por ella que no se iba a arrepentir de nada, mi esposa ya se decidió a darle la oportudidad a ella, y ya le dijo que yo estoy enterado de todo y que estoy de acuerdo en que ella se vaya de vez en cuando donde ella, o sea a su casa. por el momento ya se fue donde esa amiga cuatro veces, pero para el fin de semana antes de navidad ella se comprometia a irse donde ella por todo el fin de semana, yo me caliento mucho al pensar que ya luego se va a ir donde ella por tres dias seguidos, y mas sabiendo que esa amiga sa la va a culiar a mi esposa. amigos despues de navidad les cuento como se dió todo entre mi esposa y su amiga. saludos

Autor: Daniel Categoría: Sexo Lésbico

Leer relato »

Disfrutonas

2021-12-01


Todas las mujeres que han pasado por mi vida sexualmente hablando me las he encontrado en el día a día. No es fácil, pero así ha sido en mi caso. Cuando me doy de alta en los perfiles de las páginas de contactos siempre indicó que soy bisexual y en alguna ocasión si que he andado a la búsqueda de mujeres, pero es muy difícil, mucho más que con los hombres, ufff...pereza me da. Así que, normalmente son ellas las que contactan conmigo, pero ninguna conversación llega a buen puerto. Cuando los hombres me contáis estas cosas, os entiendo perfectamente. Con Marta todo fue diferente desde el principio. Leía a una persona vital, divertida, ocupada….como lo estamos todos pero curiosa, muy curiosa. No había estado nunca con una mujer y era algo que le apetecía mucho descubrir. En su busqueda, tal y como me sucedía a mi, me encontraba con mujeres que buscan a otra mujer para compartir con su hombre, pero eso no es lo que queremos. Es curioso los diferentes derroteros que toman las conversaciones entre mujeres aunque estes hablando de que te apetece probar con ella en la cama, terminas hablando del tono de tinte de pelo que llevas y que te gustaría cambiar un poco. Cosas curiosas…. Ella me preguntaba si me acostaría con ella, sin tener experiencia y yo le decía que encantada...que eso me daba mucho más morbo aún. Había que buscar un hueco. Después de unas semanas saludándonos, preguntándonos qué tal, un día le dije que podría quedar el lunes siguiente cuando ella saliera de trabajar y, le vino bien. Quedamos en un bar, pero ella me espero fuera. No nos habíamos visto en foto siquiera, nos habíamos descrito pero nada más y allá que fuimos a nuestra cita a ciegas. Bastante alta, pelo largo negro, con curvas y con mucha alegria en la cara, me sonrío nada más verme, sabíamos quienes éramos, nos dimos dos besos y entramos en el bar. Nos sentamos en una mesa del fondo, nos quitamos los abrigos y pedimos algo de beber. Estábamos sentadas frente a frente. Comenzamos a hablar, un tanto tímidas al principio pero enseguida cogimos confianza. Ella me gustaba, su enfoque de la vida, muy parecido al mío, aunque ella está casada y tiene sus limitaciones. En la página en la que nos conocimos, es inevitable haber coincidido con algunos hombres en conversaciones, pero, al ser tan activas las dos, enseguida nos dimos cuenta que también habíamos compartido algo más que conversaciones con alguno de ellos. Que morbazo!! Me contó que con alguno ya tenía algo especial y que le gustaba repetir con él y yo también le dije que tenía a alguien que me ponía mucho y que también estaba por la página. Yo le había contado a Rodrigo que había quedado con ella y cuál era su nick para que supiera quien era, así que la noche anterior le había mandado un “hola” de nuevo, por qué ya había hablado alguna vez con ella y coincidíamos en que era una chica que parecía muy divertida. A ella se lo dije, que él le había enviado un saludo y que era estupendo en la cama. La pregunta inevitable:”¿ te importaría que me acostara con el ? Sabiendo que es especial para ti no me gustaría hacer nada que te molestara”..... Me reí…. el sentido de la propiedad sigue arraigado en nuestras creencias….”si él quiere y os gustáis, no tengo ningún inconveniente en que eso suceda. Date cuenta de que si no eres tú, será otra. Por lo menos si eres tú, me lo contaréis y lo disfrutaré también” entonces, nos reímos las dos. Seguimos hablando animadamente de los hombres, de lo que nos gusta en la cama, si éramos clitorianas o vaginales, que ninguna de las dos folla si no es con condon…. cosa que se agradece saber y que llegado el momento podríamos compartir hombres en la misma cama, es decir...juntar a nuestros sementales para organizar una orgia si se diera el caso. Nos encanta follar a las dos, que nos hagan disfrutar y gozar….así que nos denominamos como dos “disfrutonas” de la vida, sin complejos. Pero, primero, nos teníamos que probar las dos solas. No teníamos ningún plan ninguna de las dos, era ya un poco tarde pero ella me dijo en un momento de la conversación, mirándome a los ojos que le apetecía besarme. Nos mirábamos a los labios las dos desde hacía un rato, la tensión había subido a medida que avanzábamos en nuestra tertulia. Nuestra imaginación, estoy segura, de que iba a la par…. pero no teníamos un sitio...bueno, si, Marta me dijo: “podemos ir al baño” Mmmm…. buena idea. Que fácil es hacer estas cosas con otra mujer!! Vale, pues pagamos y nos metemos en el baño. Eso hicimos…. Me estaba meando, ademas, así que entramos, me metí en el water, orine y dejé mis medias a medio subir, con la falda arriba y mis bragas puestas. Estaba muy excitada. Me asomé por la puerta y le hice un gesto con mi mano para que entrara. El espacio no era muy grande pero tampoco muy pequeño. Depositó sus cosas donde pudo, al lado de las mias y nos sellamos en un profundo beso. Las dos de pie, frente a frente. Nuestras lenguas se encontraron, tenian ganas de hacerlo. Mmmmm que cachonda me tienes!! Una de mis manos asió una de sus tetas, unos grandes pechos que permitió que viera levantándose su ropa. Ahí no pude resistirme a lanzar mi boca a uno de sus grandes pezones. Uffff, que rico!! Amasé con mi mano su teta mientras le comía el pezon, erecto, duro...un leve gemido salió de su garganta. Ella también quería probarme e hizo ademán de levantar mi ropa para ver mis pechos, la ayude y también me comió dulcemente haciendo que mi coño palpitara mientras lo hacía. La cogí la cara y la volví a besar. Hacia mucho tiempo que no tocaba un coño, tenía ganas. Yo estaba casi expuesta con mis medias bajadas pero ella tenía sus pantalones puestos todavía. Intente meter mi mano en su entrepierna y ella se desabrocho mientras introducía mi mano para comprobar su humedad….Mmmm, maravillosa…. lubricaba fantásticamente bien, estaba muy excitada y eso me pone a mil por hora. Bajo sus pantalones y bragas hasta la rodilla. Mi dedo corazón follo su coño sin miramientos, entrando hasta el fondo. Entraba, salía, entraba, salía ayudado por sus movimientos de pelvis hacia adelante y hacia atrás mientras nos seguíamos besando. Estaba disfrutando muchísimo pero también pensaba en que estábamos en un baño público y que cualquiera nos podría cortar el rollo, así que decidí que quería hacerla llegar al máximo placer cuanto antes. Acelere mis movimientos, tocando su punto de placer en el interior de su coño. Metí otro dedo más para que se sintiera más llena de mi, cuando sacaba los dedos rozaba su clitoris para subir la intensidad de placer y comenzó a latir, aprisionó mis dedos cuando empecé a notar lo cálido de su líquido, jadeó, bajito, en mi oído. Me causa satisfacción, me pongo muy cachonda y sigo con mis movimientos frenéticos para que consiga llegar a tope cuando, de repente suelta su chorro de gusto. Empapa mi mano, sus pantalones, sus bragas, el suelo…. Me he corrido!! Me dice….mientras no se que hacer con mi mano empapada. No tengo tiempo de pensar mucho por que mete su mano en mis bragas y comienza a acariciar mi clitoris, con dulzura. Ahora no puedo besarla, me apoyo en su hombro y dejo que haga. Un poco más abajo, le digo, la dirijo la mano...pienso que es normal… no ha estado nunca con una mujer y todas no nos tocamos igual. Pero va a encontrar mi punto, un poco más abajo. Lo encontró!! Me acelero, pienso….la situación, su squirt, sus tetas, sus besos, su mano en mi coño dándome placer. No puedo más que empezar a sentir lo más, mi orgasmo. Ya no es ella la que me acaricia, soy yo la que me restriego contra su mano, necesito llegar, me estoy volviendo loca de gusto. Recorre mi cuerpo, mi placer me alcanza y me dejo llevar por el. Jadeo sabiendo que no hay nadie detrás de la puerta, si no, creo que lo habría oído, pero poco me importa. Lo alcancé, me corri, mucho y mi flujo recorre mis labios en demostración de todo lo que mi cuerpo ha sentido en ese momento. Nos besamos, miramos el panorama y nos reímos intentando salir del baño lo más recompuestas posible, haciendo que no ha pasado nada. Pero, si, si que ha pasado. Dos mujeres deseosas de placer se lo han dado mutuamente disfrutando del momento. Para eso nos hemos denominado “disfrutonas”. La despedida en la calle se nos quedó corta, nos habría encantado darnos un morreo allí en medio. Nos asíamos con fuerza, nos abrazamos y nos tocábamos con intensidad. Nos quedamos con ganas de mas….pero eso también está bien. Quedaremos pronto y nos descubriremos despacio una a la otra, contemplaremos en esa ocasión nuestros cuerpos desnudos y sueño con juntar mi coño con el suyo para masturbarnos mutuamente. Esto sucedió hace un par de semanas, desde el día siguiente Rodrigo y ella mantienen conversaciones bastante animadas y tienen intención de quedar. Veremos en lo que termina todo esto, pero es que …. Rodrigo también es muy disfruton!!!

Autor: Anónimo Categoría: Sexo Lésbico

Leer relato »

Yo dominante y tú, sumisa

2021-12-01


Sarah pensaba en lo cansada que estaba mientras yacía metida en el bañera con agua caliente… Todo su cuerpo le dolía por los golpes que había recibido en el entrenamiento de esta tarde. Jugaba como base en un equipo femenino de baloncesto profesional de Chicago, el Chicago Sky, y su entrenador Tom Satten las había machacado hasta agotarlas tras la vergonzosa derrota que sufrieron en casa ante Detroit Shock. Tenía derecho a estar molesto… Realmente lo habíamos avergonzado y el entrenamiento de tres horas había sido un justo castigo. Sin embargo, mañana sería mucho más fácil, ya que sólo iban a tener una sesión ligera y explicar en la pizarra las tacticas para prepararse para el próximo juego contra Filadelfia. Después del entrenamiento, subirían a un autobús y se dirigían directamente al aeropuerto para tomar su vuelo directo a Filadelfia... La temporada se había convertido en una rutina, por lo que el equipo estaba deseoso de una noche de cortesía en la Ciudad de amor fraternal. El avión 737 despegó exactamente a la 16 h… Era un vuelo charter de sólo dos horas de duración, por lo que Sarah decidió leer algo, mientras que la mayoría de sus compañeros de equipo observaban la película en vuelo o dormían… Lo bueno de un vuelo charter fue que siempre había mucho espacio para moverse e incluso para estirarse. Antes de que ella se diera cuenta, la azafata les decía a todos que se abrochasen el cinturón de seguridad y que se preparen para aterrizar en cinco minutos. El avión aterrizó en un aterrizaje perfecto y llegó hasta la terminal donde poco más tarde Sarah y sus compañeras recogían sus cosas y se dirigían a la puerta de salidas abordaban por chicas de todas las edades hasta el autobús que los esperaba para llevarlas a su hotel en el centro de la ciudad. A Sarah le gustaba Filadelfia porque había muchas cosas históricas para ver y tenía algunos de los mejores restaurantes que recordaba... El autobús se detuvo frente al hotel y todas se apresuraron y entraron para registrarse. Es un hecho poco conocido pero cierto que en la mayoría de deportes femeninos las jugadoras a menudo son perseguidas por lesbianas para citas nocturnas, y la mayoría de las veces intentaban contactar con las chicas en el aeropuerto o en los hoteles en los que se alojan los equipos para disfrutar con ellas, si lesapetecía a estas. Filadelfia no era la excepción… Esto sucedía en todas las ciudades a las que iban… Después de que las chicas del equipo recibió las llaves de su habitación, de la nada, ocho o nueve mujeres parecieron materializarse y mezclarse con las miembros del equipo. Siempre habían mujeres esperándolas en cada ciudad en la que jugaban y algunas de las compañeras de equipo de Sarah tenían conexiones permanentes en Filadelfia y en otras ciudades… Rápidamente se las veía saludándolas y yendose con sus ellas. Sarah no estaba prestando atención a nada de esto en esos momentos y se fue directa a los ascensores. De pie frente a la caja del ascensor había una mujer alta y delgada de pelo corto vestida con pantalones caqui y una camisa azul claro… Miró directamente a Sarah y le preguntó: - "¿Eres Sarah Danew, verdad?", dijo con voz era clara y fuerte y un toque de contundencia. - "Sí, soy yo… ¿Qué deseas?", respondió Sarah. - "Deja esas cosas en tu habitación y tómate un trago conmigo", respondió ella. La forma en que lo dijo hizo que Sarah se sintiera muy vulnerable, y aunque en realidad no quería estar con esta desconocida mujer, sintió presión para cumplir con sus deseos. Antes de que Sarah pudiera responder, la puerta del ascensor se abrió y la señora tomó a Sarah del brazo y la llevó adentro y le preguntó: - "¿¡Qué piso?!?" - "Habitación 1801", dijo Sarah. La mujer pulsó el número dieciocho y la puerta del ascensor se cerró y comenzó su ascenso… En el camino, la mujer se presentó como Lynn, y cuando llegó a la habitación 1801, Lynn tomó la llave de Sarah y abrió la puerta. - "Bonita habitación", dijo Lynn cuando ambas mujeres entraron en ella. Sarah estaba muy nerviosa, pero se sentía impotente para hacer algo al respecto. - "Me gustan las rubias", dijo Lynn, mientras miraba a Sarah de pies a cabeza, haciendo que Sarah se sintiera aún más consciente de sí misma mientras la extraña mujer la miraba con ojo crítico… Cuando Lynn alargó la mano y cerró la puerta, Sarah supo que no iban a tomar una copa. Caminando hacia Sarah, Lynn pasó su mano por su brazo y acercó su boca a la oreja de Sarah y le susurró suavemente: - "¿Te gusta que te coman el coño?" En ese momento, la mano de Lynn la había palpado por todos lados y le estaba masajeando ligeramente el pecho de Sarah. Con una voz más fuerte, Lynn volvió a preguntarle: - "No oisté… ¿Te gusta que te coman el coño?" Sarah solo pudo asentir con la cabeza un sí, mientras lamujer seguía palpándola. - "Vas a ser mi muñeca… ¿Lo entiendes?" Con una voz apenas superior a un susurro, Sarah respondió: - "¡Sí, lo entiendo!" Sabiendo que ahora tenía el control completo, Lynn le dio a Sarah la orden de desnudarse: - "¡Déjame ver tu cuerpo desnudo!" Lentamente, Sarah comenzó a desvestirse mientras Lynn se sentaba en el borde de la cama mirando fijamente a la joven atleta cómo se quitaba la ropa. Sarah tenía un cuerpo delgado y semi musculoso… Lynn prestó especial atención a sus pechos cuando Sarah dejó caer su sujetador al suelo y le dijo: - "Buenas tetas tienes, perra… Ahora quítate las bragas." Sarah se las quitó y quedó completamente desnuda bajo la ardiente mirada de Lynn. Sarah tenía un espeso de vello púbico rubio y rizado que mantenía corto y pulcro, ya que pasaba mucho tiempo en traje de baño, por lo que los labios de su coño se podían observar fácilmente porque los exhibía totalmente depilados. Un escalofrío recorrió el cuerpo de Sarah… No podía ocultar, la humedad que se acumulaba a lo largo de la abertura de su coño… Así que cuando Lynn se acercó y pasó el dedo por el coño ahora goteando de Sarah, ella comentó: - "Me encanta el olor a coño fresco que exudas." Se lo dijo mientras clavaba su dedo en Sarah y luego lamía el jugo cuando se lo sacaba y lo llevaba a su boca. Sarah ahora estaba muy excitada por el magreo que le estaba dando Lynn… Envalentonada por lo caliente que estaba le preguntó a Lynn si podía ver su cuerpo. Lynn se puso de pie y comenzó un lento striptease, quitándose primero la camisa, enseñandole unos pechos que eran pequeños pero muy sexy, con unos grandes pezones… No llevaba sujetador. Sarah notó que Lynn no se afeitaba bajo sus brazos y no se sorprendió al ver que sus piernas también estaban sin afeitar y las bragas de bikini que usaba Lynn no cubrían el espeso y oscuro vello púbico que sobresalía alrededor de las piernas y de su ropa interior. Al mostrarle su entrepierna, al quitarse las bragas, Sarah vió el coño más peludo que jamás había visto… Y con sólo mirarlo hizo que sus rodillas se debilitaran con el deseo de estar saboreándolo. Las dos mujeres se movieron juntas dejando que sus tetas se tocasen mientras Lynn abrazó a Sarah y le dio un profundo beso, sondeándose la boca con la lengua, haciendo que Sarah gimiera mientras era arrastrada por un torbellino de lujuria. Lynn empujó a Sarah hacia la cama y comenzó a chupar su coño caliente hasta que su cara brilló con el jugo que segregaba el coño de Sarah. Encontrando su clítoris, Lynn lo mordisqueó y chupó como si fuera lo último que jamás se pondría en la boca… Y justo cuando Sarah sintió que su orgasmo le llegaba, Lynn se apartó y deslizó su coño sobre la cara de Sarah mientras le decía: - "Cómeme, pequeña perra… Chúpame mi puto coño.” El aroma que emanaba del coño de Lynn era intoxicante, por decir lo menos, y la lengua de Sarah se deslizó entre la masa de vello púbico rizado hasta que encontró un clítoris muy erecto tratando de abrirse paso a través del enorme arbusto de vello púbico. Lynn tenía un clítoris verdaderamente grande… Mucho, pero mucho más grande que el suyo… Y los labios de Sarah lo acariciaban con tiernos besos y lamidas. Mientras Sarah lamía el coño de Lynn, sintió que de nuevo esta le lamía el suyo… Estaban haciendo un 69 intentando alcanzar el orgasmo las dos al mismo tiempo. Ambas estaban gimiendo… Una en el coño de la otra y viceversa… A Sarah le gustaba el coño de Lynn… Más que gustarle, le encantaba y le enviciaba por lo que se entregaba asatisfacerlacon toda su lujuria. Cada una de ellas alcanzó su punto máximo exactamente al mismo tiempo y sus dos coños palpitaron al unísono mientras el alivio sexual recorría sus doloridos coños. Luego cayeron agotadas una encima de la otra y ninguna de las dos se movió… Quedaron inhalando el olor del coño empapado que habían lamido y chupado. Lynn fue la primera en moverse… Y lo hizo pasado más de cinco minutos… Se puso en pie con las piernas temblorosas y le preguntó: - "¿Qué tal una ducha rápida y luego tomamos esa bebida?" - "¿He de elegir una?", respondió Sarah. - "Si... Cuál prefieres, ¿la bebida o la ducha?", preguntó Lynn. - "Ambas… Las necesito las dos... Pero no más sexo que mañana juego y tengo que recuperar fuerzas… Me dejaste agotadísima!", respondió con risa Sarah.

Autor: Anónimo Categoría: Sexo Lésbico

Leer relato »

descubrimos que una amiga es lesbiana

2021-11-20


quiero contar algo que descubri hace mas de tres meses, se trata de una amiga del trabajo, ella es bastante amiga conmigo y con mi esposa tambien. trabajamos en una empresa que tiene mas de 150 empleados. esta amiga de nosotros es una mujer bastante joven, ella tiene 27 años de edad y a mi esposa que es con ella tiene mas confianza le a contado que nunca a tenido novio, a lo mejor le dije yo a mi esposa a ella no le gustan los hombres, y se tiene alguna mujer de amante, sabes me dijo ella que yo pienso igual a ti. porque yo la miro como nos mira al resto de mujeres cuando estamos cambiandonos ropa tanto antes como despues de terminar de trabajár, esta amiga es pero bien linda de cara y cuerpo, vivimos en una ciudad que se llama Göteborg bastante al sur de Suecia. ella es Sueca pero nosotros dos somos Chilenos. nosotros sabemos que ella cada viernes se va donde su mejor amiga por todo el fin de semana, y regresa a su apto. hasta el domingo por la noche, mi esposa un dia me contó que le vio como chupetónes en la nuca. y tambien en el cuello tenia uno pero bien chico, pero los de la nuca si que los tenia bien marcaditos. y mas que ella es de esas Suecas que son bien blancas se le notan mas que a la gente morena, pues aqui va lo que yo quiero contar aqui: hace mas de tres meses que fuimos a comprar a un negocio que se llama IKEA. y ella nos acompañó como lo ha hecho varias veces, todo normal hasta ahi, pero al salir del negocio ella me dijo que su movil no tenia naad de carga, asi que me lo pasó a mi para que se lo conectara en el auto, conectandolo estaba yo cuando me dijo que se le habia olvidado comprar una cosa que ella necesitaba, y yo le dije que ningún problema que nosotros la esperabamos, y partió al negocio de nuevo, solo nos dijo que rapido regresaba, despues que se fue ella como al minuto agarré el movil de ella y lo encendi a ver si funcionaba sin codigo. y me encendió y no necesitaba nada para verlo, y busqué donde estan las fotos. y con mi esposa nos llevamos tremenda sorpresa. en unas fotos estaba ella con la amiga bien prendidas besandose, pero con lengua y todo, y en otre fotos estan las dos pero desnudas de cintura para arriba. y tenia un video que se nota que ella puso el movil en una mesa quizás y las dos se pararon frente al movil pero desnuditas enteras, y y despues se empezaron a besar pero rico, y las dos bien abrazaditas y se acariciaban las nalgas las dos, la amiga de ella es la lesbiana porque se tiene una cara que no deja lugar a dudas que ella es eso, tiene el pelo cortado como hombre y las dos se tienen unos cuerpos pero lindos las cabras de mierda. mi esposa me dijo:; esta pobre por eso no se fija en los hombres, se nota que la maricona esta es el hombre de ella. la conche su madre se esta dando gusto con ella. mi esposa me dice riendose: quien va a creer lo que descubrimos hoy aunque ya eso lo sospechabamos. y las dos me dice ella a cual pas peluda de la concha. despues de eso dejé el movil como ella lo dejó, y dejé el auto encendido y nos bajamos a fumar con mi esposa. ella regreso como a los quince minutos, y nos pidio disculpas por el atrazo, no pasa nada le dije yo. para eso están los amigos. y despues nos fuimos del parqueo. la pasamos dejando a ella a su casa y seguimos camino con mi esposa, de esto nada de nada en el trabajo con los compañeros le dije yo a mi esposa, nó me dijo ella ni loca de contarle a nadie, esa mujer se está aprovechando de esta tonta me dijo nomás mi esposa.

Autor: Raúl F. Categoría: Sexo Lésbico

Leer relato »

Un día en la playa

2021-11-15


Pues resulta que hace cuestión de tres días discutí con mi novio muy fuerte y feo y esa noche me acosté llorando no sé a qué hora logre conciliar el sueño pero entre mis pensamientos me dije que para refrescar de esa maldita discusión iría a la playa al otro día pero también necesitaba hacer algo loco y me dije que sería la playa donde se reúnen las personas gays y lesbianas etc. quería saber si lograría levantar el morbo de alguna chica ahí además que iría sola. Y así lo hice me levante bien temprano y fui al lugar este que les hable. Al llegar ya habían algunas personas en la playa algunas solas otros en parejas siempre hubo quien se acerco a conversar y a tratar de ligarme pero era aun muy temprano y quería darme el lujo de poder escoger entre todas la aspirantes que se sumaran jajajajaja le pedí a uno de los chicos que ahí trabajan que me diera una cerveza me quite el vestido que traía puesto para quedar con mi bikini negro que me queda súper bien no dicho por mi si no por mis amigos y amigas jajajaja. Enseguida llego mi cerveza y pues a disfrutar como a la media hora de estar ya me había tomado 2 cervezas y estaba terminando esa segunda cuando llega una chica extranjera era canadiense y tan solo me vio no me podía quitar la vista era toda una modelo rubia de ojos verdes de una piel muy blanca unas tetas tamaño normal sus pezones eran grandes y bordeado a una areola rosada un culo de infarto bien redondito y la parte de debajo de su bikini era un hilo lo cual se podía notar la dureza de sus nalgas solo tenía 30 años aquella chica era una diosa de linda. Apenas llego me pidió que si me podía acompañar y como me podía negar a tener a mi lado aquella diosa. Bueno ella pidió más cerveza y comenzamos a conocernos me invito a almorzar y acepte pero luego de aquel almuerzo el mundo se mi vino abajo algo me callo tan mal pero no estaba borracha creo que perdí el conocimiento me desperté en la madrugada en el cuarto de un hotel toda desnuda en una cama súper grande y en ese momento entro ella y me dijo que la comida me había caído mal pero que el médico del hospital me había visto que todo estaba bien que solo debía descansar y que me había bañado pero que la disculpara que no me había querido vestir que le parecía muy bella y quiso contemplarme un poco jajajaja baya que directa esta niña le dije que no había problemas pero imagino mi cara toda roja de la vergüenza pero me llene de valor y le dije en casi un hilo de vos que no se valía que a mí también me gustaba mirar no falto mas y aquella chica se quito la camiseta blanca que traía la cual hacia se le marcaran sus pezones y me pregunta que si así y entonces me quite la sabana que traía encima y le mostré y le dije así igual que yo. Se me tiro encima y me abrió las piernas y comenzó a hacer maravillas con su lengua en mi clítoris por lo cual yo solo gemía de placer y le pedía que no parara que me tenia al borde de la locura ah que delicia bebe le decía yo a decir verdad estaba en la luna su lengua sabia los lugares donde tocar hasta que explote en un orgasmo larguísimo, al recuperarme le dije que yo no había tenido nunca una relación con una chica que no sabía qué hacer y entonces me dijo mañana arreglamos hoy estoy exhausta de cuidarte tanto solo quiero qué me abrases y dormir un poco al acostarnos la abrase y le dije que me había encantado que me había sentido como nunca y así abrasadas nos quedamos dormidas.

Autor: Anónimo Categoría: Sexo Lésbico

Leer relato »

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!




Todo relacionado con: relatos lesbicos xxx, relatos lésbicos, relatos lesbicos eroticos, relatos lesbicos maduras, relatos lesbianas, historias lesbicas, real, reales, gratis