Relatos Eróticos de Sexo Interracial ❌Sin Censura❌


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


VER CONTENIDO PROHIBIDO




¡Negro, préñame!

2024-02-08


Estoy casada con un hombre maravilloso... Vivimos en una bonita casa en un buen barrio... Mi esposo viaja a menudo por negocios y planea hacer un viaje largo esta semana. Sus largos viajes a veces me dejan sexualmente frustrado por lo que tengo que recurrir a jugar con mis juguetes... Mi mente comienza a divagar mientras juego con mi vibrador, frotando mi clítoris. Puedo ver una imagen en mi cerebro... Es la de nuestro nuevo vecino... Es negro y muy musculoso... Pienso que podría ser un hombre muy dominante. Fantaseo con una situación en la que estoy teniendo una relación con él desde hace tiempo... Nos hemos visto a menudo... Siempre cuando mi esposo esta en uno de sus viajes. Recibo una llamada suya unas horas antes de que mi esposo se vaya de viaje... Me dice que le gustaría preñarme. Intento explicarle que mi esposo me mataría cuando se enterara de que estoy embarazada y tendré un bebé negro... No escucha mis súplicas... Me explica cómo quiere que me prepare para esta noche. Me dice esto antes de levantarme y me paso todo el día en mi trabajo en un estado de excitación, terrible, pensando en lo que pasará. En el descanso para almorzar tal vez suene mi móvil y sea él dándome sólo una pequeña pista sobre lo que me hará y una 'sugerencia' sobre dónde y cómo debo estar cuando llegue a mi casa esa noche. Preparo la cena y llega un poco tarde a la puerta de mi casa... La mesa está puesta y saco una botella de vino y un par de vasos para servirnos una ... ... copa. Subo a quitarme la ropa... Cocinar desnuda no es una buena idea cuando estás excitada y es probable que derrames algo y te puedas quemar... Pero él lo quiere así. Nos sentamos en la terraza mientras se pone el sol y él me cuenta el resto de sus planes. Me encanta sentir el viento en mi cuerpo cuando estoy desnuda... Me encanta tomar el sol desnuda en ésta época tan cálida... Sospecho que mi vecino me ha visto muchas veces desnuda en mi patio trasero. Cuando empieza hacer frío, por la noche, me voy a sentarme con él en un sofá de dos plazas en nuestro porche trasero. Me muevo para sentarme en su regazo... Ya estoy mojada, igual como he estado todo el día, más o menos. Me pregunto cómo supo que hoy era el día en que ovulo, ya que ni siquiera yo suelo llevar un registro de mis períodos tan exacto... Yo no soy muy organizada, y él sí lo es. Me dice lo sexy que soy, mientras pasa sus manos arriba y abajo por mis costados y acaricia mis pechos antes de pellizcar mis pezones. - "Quiero ver que se hagan aún más grandes." Me estremezco con sus palabras... Mi coño se siente como un vacío, tirando del resto de mi cuerpo hacia él, desesperado por ser llenado con algo. No puedo resistir más... Me agacho para tocarme, pero me coge la mano y me lo impide, diciendo: - "Esta noche, no recibirás nada que no te dé yo." Hago un ruido entre un gemido de frustración y una sonrisa... Él sabe que es el que me tiene que dar y yo, recibir... No me considero ...... sumisa, pero cuando él quiere algo, se lo doy de inmediato y eso me excita y calienta en gran manera. Mucha gente usa las palabras dominante y sumisa en las relaciones de sexo... Si es así, esta noche, él, como dominante, quiere preñarme, y yo, como sumisa, seré preñada. Siento ahora que tras palparme mucho, se inclina hacia mí, toma mi pezón en su boca, muerde suavemente y luego me sonríe... Juega un rato con esto para calentarme mucho y luego me dice: - "Vamos arriba." Sé lo que va a suceder... Si quisiera, podría decirle que no, y él lo respetaría... Pero no quiero decir que no... Él lo ha decidido así. Se pone de pie, entramos a la casa y subimos juntos las escaleras hasta mi dormitorio principal... Es el dormitorio que compartimos mi esposo y yo... Las luces no están encendidas, pero la habitación no está completamente a oscuras... Una luz exterior entra por la ventana e ilumina la cama. - "Acuéstate", me dice. Sé que va a follarme fuerte y estoy lista para ello... Estoy apoyando la cabeza sobre mis brazos cruzados, mirándolo y esperando. Vi cómo se desabotona la camisa, la dobla sin prisa... Lo normal en él es dejar caer sus ropas al suelo, con rapidez y tirarse encima de mí. - "Qué malo eres", le digo. Él me sonríe... Se desabotona los pantalones, se quita los calzoncillos y sus zapatos... Queda desnudo ante mí. Yo abro las piernas, me muevo, espero provocativamente, y él se sube a la cama y me gira boca abajo... Me da una palmada en ... ... el culo, diciéndome: - "Quédate quieta." Empieza a frotar mi espalda, comenzando por mis hombros, la parte de atrás de mi cuello, que se inclina para besar, y luego comienza a lamer mi columna hasta llegar a mis nalgas. Parecen horas y tan sólo han pasado unos minutos, antes de que me diga que me dé la vuelta y lo hago... Me dice: - "No puedo esperar mucho para ver crecer tu barriga y saber que estas preñada y que ese es mi hijo." Él coloca una mano en mi vientre, aproximadamente donde estará mi bulto y me dice: - "Quiero follarte por detrás cuando estés con la barriga gorda y pesada por llevar dentro un niño negro... Quiero beber de tus pezones y verte retorcerte, sabiendo que fui yo quien te preño y lo volveré a hacer otra vez." Se sienta en la cama y me hace un gesto para que me ponga encima de él... Lo hago... Me la mete en mi coño y me dice que baje y me siente entre sus piernas... Me quedo totalmente empalada. Inclinándose sobre mí, pasa sus manos por mi cuerpo, palpándome... Me coge mis pezones, que están tan duros que me duelen y me los estira, retuerce y aprieta... Disfruto mucho con todo esto. Cuando se cansa de esta posición, me hace erguirme, arrodillada... Su polla queda ahora fuera de mi coño... Desliza sus manos debajo de mí, dándole acceso completo a mi entrepierna bien abierta y pudiéndome coger el coño como mejor le apetezca... Esto me calienta mucho, mucho. Sentir sus dedos pasando suavemente por los labios de mi coño, que son ...... gruesos y carnosos, le permite además, pellizcármelos y tirar de ellos hasta producirme dolor. Luego toca mi clítoris y me vuelve loca porque sabe que soy muy sensible en ese punto de mi coño... Jadeo y me esfuerzo para abrir más las piernas para que me lo toque bien tocado. Mi coño se esfuerza, anhelando algo, cualquier cosa que lo llene... Que se meta dentro de mí y que llene los lugares vacíos como la naturaleza quiere que se llenen. Presiona primero con un dedo luego con dos dentro de mí y no puedo evitar que mi coño se apriete sobre ellos, pero los retira deliberadamente, dejándomelo más vacío que nunca. - "Te quiero dentro de mí", le digo, sumamente excitada. Él lo hace de nuevo, más fuerte, presionando esta vez con la palma de su mano contra mi hueso púbico y me doblo, desesperada por correrme. Su polla negra está tan dura como una roca... La puedo sentir muy cerca de mí, pero sin metérmela dentro de mi coño. - "Por favor", gimo buscando ser follada. - "Dime que quieres", me dice, deteniendo el movimiento de su mano, aunque la presión permanece... Yo me retuerzo en busca del mayor placer posible. - "Quiero que me folles...Por favor, fóllame." Él sonríe, inmóvil, y sé que quiere escucharlo todo. - “Por favor, fóllame y córrete dentro de mí y déjame embarazada... Quiero tener tu bebé... Quiero que me folles cuando esté embarazada y con la barriga hinchada... Y quiero que lo hagas una y otra vez." Y él responde, follándome. Su polla ... ... se desliza dentro de mí fácilmente, como si su polla estuviera hecha para encajar como un guante hecho a medida dentro de mi coño. Su polla es grande pero la recibo bien y sin molestias dentro de mi coño... Se inclina sobre mí, acomodándose en la cama, hasta que no puedo soportarlo más y muevo las caderas... Él me está llenando el coño con su gran polla, pero todavía necesito más y lo sabe. Entonces, él retrocede hacia atrás dentro de mí y yo empujo mis caderas hacia él para que no se vaya... Luego me la clava hasta el fondo y yo tengo que retroceder... Juntos comenzamos la larga caída hacia éxtasis, acelerando juntos a medida que ambos nos acercamos a nuestro clímax. Me corro rápidamente y justo cuando ya me siento agotada, la cabeza de su polla choca repetidas veces contra mi cuello uterino, y me corro de nuevo, pensando en la cercanía de su corrida dentro de mi fértil vientre. - "Córrete dentro de mí... Quiero sentir tu semen en mi vientre, preñándome", le digo jadeando, sin aliento. Escuché, aunque nunca lo creí, que las mujeres pueden sentir cuando un hombre eyacula dentro de su coño... Los científicos insisten en que eso no es posible, pero ahora yo les puedo decir que si lo es. Él explota dentro de mi coño lanzando un grito ahogado y un repentino estallido de temblor en mi cuerpo desencadena tener una tercera corrida. Envuelvo mis piernas con más fuerza alrededor de su culo... Él permanece encima de mí, y su gran polla dentro de mi coño, mientras ...... le murmuro a su oído para calentarlo y me siga follando: - “Siento que me has preñado... Me has tirado mucho semen dentro de mi coño... Y si no, repetiremos hasta que me preñes... ¿Te apetece? Su respuesta fue volver a bombearme de nuevo de coño con su gran polla hasta que nos corrimos una vez más... Qué final tuvimos más completo porque perdí la cuenta de las veces que nos corrimos. En pocos meses, mi barriga sería la prueba de todo lo que estábamos disfrutando... Mi marido me tiraría de casa y tendría que irme a vivir a la casa de al lado... ¡Qué desastre de matrimonio por culpa de haberme enviciado de esa gran polla negra... No lo puedo evitar... Me mata de placer y quiero más... ¡Soy insaciable!

Autor: Anónimo Categoría: Sexo Interracial

Leer relato »

Mi primer hombre negro parte 2

2023-06-20


Después de haber dejado a Juan en su casa, llegue a la mía me metí a bañar, estando desnuda me masturbe pensando en ese tronco grueso que sentí en mi trasero y me hacía iluciones mientras me masturbaba decía hay Juanito mi amor asme toda tuya, esa era mi ilucion, pasaron varios días no le hable ni busque a Juan aunque deseaba verlo y que me volviera a besar, un día en la noche mis padres me mandan a un mandado y corte camino por un callejón obscuro cuando aparece Juan y me abraza y me besa, yo lo deseaba tanto que le heche mis brazos al cuello y nos besamos el me apretó fuerte contra su cuerpo mientras nos dábamos un beso largo y profundo, así abrazados me pregunta tu me quieres, le digo si Juan pero no sé lo digas a nadie no está bien que dos hombres se besen en la boca, pero tú eres mi mujer me dice mi cerebro se alegraba al oír eres mujer, la verdad me sentía mujer, aunque no se me notaba mi personalidad gay, Juan me acompaño al mandado y caminamos varios metros agarrados de la mano como novio yo me sentía muy feliz, me decía soy mujer, yo tenía buen cuerpo bien marcada mi cintura de mujer cadera ancha no exagerada pompis redonditas y buenas piernas que cuando me ponía minifaldas yo sentía que era toda una mujer, pasaron otros días sin ver a Juan yo lo extrañaba pero aunque lo buscará no podía abrazarlo y besarlo, un día mis padres salieron y tardarían varias horas en regresar, rápido fui al cuarto de mis hermanas y saque un brassier y pantaleta negra una minifalda negra ... ... tableada de vuelo una blusa negra y zapatillas negras, no me pinte ni saque peluca, prendí la tele y me prepare unas tostaditas con frijol y queso la puse en la mesita de centro y hoy a la cosina para traer refresco, cuando salgo de la cosina Juan está parado en la sala viéndome vestida de mujer, me dió mucha pena pero dejé el refresco e hize como si no me importará que me viera vestida de mujer, corrí lo abrase lo bese, y el aún sorprendido me veía y me veía, le digo Juan mi amor que tienes, nada me dice, estoy sorprendido, eres toda una mujer le digo gracias y lo beso en la mejilla, le digo quieres que te prepare unas tostadas, bueno me dice pero no dejaba de mirarme, le prepare sus tostadas y su refresco nos sentamos a comer y ver la televisión platicamos y la pregunta de siempre, desde cuándo lo haces, le dije desde los 9 años me llamaban la atención la ropa de mis hermanas pero a los 11 años empese a usarla y me sentía muy bien me sentía una auténtica mujer, me dice y te gustan los hombres, le digo cuando me vestía no pensaba en estar con un hombre yo decía que no me gustaban yo solo me quería vestir y sentirme mujer, me dice entonces, le digo sinceramente los besos que me diste en la parcela me cambio todo ahora te veía como un hombre y que me gustaron tus besos, sobre todo cuando me dijiste eres mi mujer, ahí cambio todo para mi, y si encuentras otro hombre que te guste, lo agarre de la mano y se la apreté, no creo le digo, o a ti te gustaría verme con otro hombre, no ... ... me dice yo te quiero para mi solo y lo beso le digo gracias, me dice a salido a la calle vestida así, le digo no como crees, si saben mis padres me matan, te gustaría salir a la calle vestida así conmigo, le digo si en otra ciudad y si no te averguenzas de mi, me dice no porque eres una mujer, cuando iríamos me dice, le digo no se el problema es sacar la ropa de mi hermana y dónde me vestiria, y después regresar a tiempo que no se den cuenta que saque la ropa de mi hermana creo que no se podría aunque me gustaría mucho salir a la calle vestida de mujer, Juan me abraza y me besa, cuando retiro los platos y los llevo a la cosina, el levanta los vasos y cuando estoy dejando los platos en el fregadero el se pone detrás de mi para poner los vasos pero me recarga su cuerpo con el mío y sentí su verga dura en mi trasero y me dice mi amor me voltea la cara y me besa apasionadamente yo le correspondí igual me doy vuelta y quedamos de frente nos besamos más y más, le digo hay Juan continúa parte. 3

Autor: Maribel Categoría: Sexo Interracial

Leer relato »

Mi primo cubano parte seis

2023-06-05


La última cogida que me dió Manuel me dejó adolorida cansada y preocupada por como me cogió y lo que me dijo que yo le había coqueteado a su amigo, llore todo el día pensaba que lo perdería el no se dió cuenta que yo rechase a su amigo, acomode todo lo que utilice pues en la noche llegarían mis padres y ya no tendría oportunidad de estar con Manuel asta que mis padres salieran, por lo pronto vivir normal extrañando a Manuel que Hiba a la casa y debes en cuando me tomaba de la mano o me daba un beso cuando nadie nos veía, pasaron unos días mi padre se fue a trabajar y mi mami al súper, sonó el teléfono y me dicen hola Olga como estas, que raro solo Manuel me decía Olga, colgué inmediatamente, volvió a llamar no conteste, solo Manuel pudo darle el número de teléfono de la casa y eso me molestó, porque lo hizo, pasaron unos días Manuel llegó a la casa platicamos en el corredor de la casa mis padres adentro, no le dije nada de la llamada, para que no pensará mal de mi, de la manita y besos fugases cuando sabíamos que no nos veía nadie, como a la semana volvió a ir y me dice me habló Juan Carlos le digo y platicamos es cubano recién llegado a México soltero pelotero, le digo a qué viene todo eso, tu quieres que yo tenga relaciones con el o porque me dices eso, no mi amor va a venir a la casa a platicar con mis papá invitaré a tu papá a ver si quiere ir, le digo media molesta de seguro vas a querer que yo vaya, pues si me dice, le digo o sea te quieres despegar de mi y entregarme ... ... a ese hombre, no como crees me dice, entonces porque todo esto se molestó se paró y se fue, yo seguía molesta y preocupada con Manuel, tal parece me quiere botar, invito a mis padres a su casa vendría Juan Carlos a platicar con ellos, yo me quedaría en la casa pero aunque Manuel ya no me dijo nada, mis papás me llevaron, ya nos presentamos todos platicamos y triste noticia un equipo de beis bol profecional había contratado a Manuel y pronto se iría a otra ciudad todos festejaron, le dije a mis papás me siento mal me duele la cabeza, y me despedí de todos felicité a Manuel pero la mirada de Juan Carlos me ponía nerviosa y me fui a la casa, llore y llore que en la noche que llegaron mis padres notaron mis lágrimas me dijeron que paso le creo que una basura en mi ojo, pero cuando mi madre se Hiba de mi cuarto yo lloraba amaba a Manuel y me va a dejar apenas casi una semana disfrutamos de nuestro amor y pronto todo terminaría, volvieron a salir mis padres me llamo Manuel y me dice arréglate paso por ti a las 8 no le contesté, a las seis y media me bañe me perfume me puse un baby negro y me acosté no tenía ganas de salir y me imaginaba que veríamos a Juan Carlos y yo no deseaba verlo, llegó Manuel y me vio en la cama sin arreglar, que tienes me dice, le digo nada solo que no quiero salir, me dice tengo que verme con Juan Carlos y unos directivos del equipo,me dice no vas a ir le digo no me siento bien ve tu solo, no me dice y se quita la ropa, le digo Manuel por favor es tu ... futuro no puedes dejar pasar esta oportunidad, si no vas conmigo no iré, está bien le dije déjame vestirme, lo abrase lo bese y le dije te quiero mucho eres lo mejor que e vivido te amos, se que me vas a dejar pero quiero que me stes bien, rápido me vesti brassier y pantaletas blancas un vestido blanco corito y pegaditon, medias naturales peluca y zapatillas negras, medio pintada llegamos al lugar y Manuel se puso de acuerdo que entrarían con los directivo le dije a Manuel voy al café de la esquina ahí te espero mientras resuelven sus cosas, está bien me dice Manuel y entre los dos hombres llegue al café tome una mesa y se fueron, me quedé sola en el restaurant pedí mi café con pan estube haciendo tiempo cuando llega ja an Carlos, dije yo entre mi no es posible de plano Manuel quiere que yo me quedé con este hombre, se sentó pidió un café y me dice te tengo dos noticia una buena y otra mala, cuál quieres, la digo la que tú quieras, la buena Manuel ya firmó contrato con el equipo de beis bol y fueron a celebrar, y la mala me dice, yo sé que te caigo mal pero no puedo dejarte aquí solita, la verdad no sé asta a qué horas regrese Manuel, no le digo no me caes mal simplemente que no te conozco bien, te puedo pedir un favor le dije, si dime, le dije podrías acompañarme a la terminal, me regreso a la casa, pero como me dice vas a regresar vestida no te importa lo que digan en el pueblo, pues si pero llegaré de noche y no creo que mucha gente me vea, me dice mira caminemos por el ... ... parque si llega Manuel lo veremos, caminamos platicamos me hiso reir, me sentí agusto con su compañía, yo llevava un vestido guinda pegado de arriva y suelto de la cintura para abajo cortito arriva de medio muslo, medias naturales zapatillas negras, me dice tomemos un refresco en la esquina y veremos cuando llegue Manuel, acepte me dió su brazo yo cruse el mío y caminamos a la refresqueria, cuando llegó Manuel bien contento nos abrazamos pero no me beso, delante de Juan Carlos aunque el sabía que yo era hombre y nos dijo Manuel, pasado mañana tengo que estar en Córdoba, decía entre mi se acabó nuestro idilio duro muy poco fue hermoso pero está por terminar, nos despedimos de Juan Carlos y fajando fecha para el día siguiente despedirlo en la terminal, salimos rumbo a casa yo sabía que lo había perdido, su cara reflejaba una alegría enorme y yo triste, me dejó en la casa y se fue a la suya, me quedé triste, al otro día temprano me habla Juan Carlos me dice como estas, le digo ya te imaginas, me dice te parece si mañana después de que se vaya vamos a cenar, le digo está bien, con quién quieres cenar, con Mario y Olga, lógico con Olga me dice, fuimos a despedirlo nos abrazamos, me dice que traes en tu mochila, le digo mi ropa, me quiero quedar en casa de mi tía socorro, me dice no será que te vestiras para salir con Juan Carlos, le digo la verdad si voy a cenar con el, me dice no que me querías, te quiero pero tú te vas, no cuando volverás y tú casi me entregaste con Juan Carlos, ...... se enojo pero ya estaba enojada y triste, sabía que era su futuro pero y mis sentimientos que, nos despedimos con el n abrazo de amigos lo mismo hiso con Juan Carlos, continuara como parte siete

Autor: Olga Lidia Categoría: Sexo Interracial

Leer relato »

YO 40 AÑOS, PAPA SOLTERO, PRIMERAS VACACIONES, GOLFO DE ARAUCO

2023-03-24


Y proseguimos el viaje hacia el norte, esta vez enfilamos ya en la octava región de Chile, hacia el Golfo de Arauco, zona eminentemente pesquera y a la cual yo no había ido antes por lo que había un interés extra además que Javi conociera. Como se nos hizo algo tarde y no teníamos alojamiento, paramos en un hostal que encontramos a la vera del camino. Al entrar nos atendió un hombre de raza negra, alto, delgado de unos 40 años quien gentilmente nos invitó a pasar. Por su acento supuse era cubano lo que posteriormente el me confirmó. Nos ubicamos en una pieza de dos camas, pero me llamó la atención no ver a otros turistas y el me señaló que los incendios forestales habían ahuyentado a la mayoría y que éramos los únicos pasajeros. Le pregunté si tenía algo para comer, que además no se veía nada cercano y nos dijo que él no vendía alimentos, pero dada la situación podíamos acompañarlo que estaba preparando una comida cubana, “ropa vieja”, que es una suerte de carne mechada y que ya había probado en un viaje que hice a Cuba. Su nombre, dice la tradición, proviene de la situación de un hombre muy pobre que vendió su ropa para poder comprar carne y alimentar a su familia, dando el nombre a ese exquisito plato. Por supuesto que Javi inmediatamente dijo que quería probar, y tan tímido él, se metió a la cocina para mirar la preparación a lo que le llame la atención, pero José Luis, que es el nombre del hombre, me dijo que no me preocupara que a él no le molestan los niños. Ya todo preparado nos sentamos a la mesa a degustar la deliciosa cena. Javier Ignacio como es de suponer, preguntando una y mil cosas a José Luis quien pacientemente respondía a cada una de ellas, que como es Cuba, que le hablara de los cocodrilos (ciénaga de Zapata), que como son las playas, etc. Nuestro nuevo amigo nos contó era oriundo de Viñales en la provincia de Pinar del Rio, una zona eminentemente tabacalera, con atracciones como la Cueva del Indio, un mural prehistórico y la belleza del paisaje (como todo Cuba) con muchas palmas y abundante vegetación. Nos relató que salió de su país abrumado por la mala situación producto en buena parte del bloqueo de Estados Unidos, y que llegó a Chile donde al principio sufrió bastante con el frio de invierno, pero ya se acostumbró. Encontró trabajo en ese hostal, de propiedad de dos personas mayores, y al fallecer el marido, la viuda decidió arrendárselo a él lo que significó una gran oportunidad, que le ha significado una mejoría permitiéndole enviar dinero a su familia en Cuba, madre hermana y sobrinos, para ayudarles a sobrevivir. En un momento sacó una botella de ron (obvio cubano) y seguimos en nuestra charla ahora con el calor del alcohol además de la estufa que estaba encendida. Javi preguntaba y preguntaba, y en un momento se quedó en silencio y me susurró algo al oído, a lo que yo sin darme cuenta respondí en voz alta “NO JAVI, COMO SE TE OCURRE QUE LE VOY A PREGUNTAR ESO”……. José Luis puso cara de interrogación, y yo le dije que no era nada, pero él insistió en saber y supongo que influido por el licor le dije, “Javi quiere saber si es verdad que los negros tienen un pene grande como se ve en los videos o son trucos”………..Silencio. Una gran sonrisa con aquellos blancos dientes que resaltaban en la piel negra precedió a un “SI, ES VERDAD”, “¿PUEDO VER? Mmm, pues si tu padre no se molesta claro que sí. No me complica, repliqué yo. Vamos a retirar los platos y a apagar las luces y podrás ver lo que quieres, le dice José Luis mientras le acaricia la rubia cabellera a mi hijito preguntón. Javi inmediatamente se apresuró a ayudar en el retiro de las cosas, demostrando el inusitado interés que en él había despertado la situación. Una vez ordenado todo, José Luis apagó las luces del local como los del letrero exterior y nos dirigimos a su habitación donde había una cama de dos plazas y otros muebles normales en un dormitorio. Procedió a sacarse la camisa y luego empezó a soltar el cinturón que mantenía en su sitio los pantalones. Javi estaba absorto y se saboreaba, ansioso de lo que venía y que mi rápida mente ya visualizaba. Así pues, que el hombrón se bajó de golpe los pantalones junto con la ropa interior dejando a la vista una gran verga, negra como la noche y que hasta a mí me sorprendió por su longitud. Si bien no era gruesa sí medía más de 20 cms, quizás unos 22 o 23 cms. Podrán imaginar mis lectores la sorpresa que también se llevó Javi, quien haciendo gala de su timidez (¿?) se acercó y la tomó con ambas manos y sin mediar palabra la metió en su boca arrancando el primer gemido a nuestro nuevo amigo. Por supuesto que de ninguna forma iba a entrar completa en la boca de Javi, pero al primer intento llegó más allá de la mitad. El hombre agarró de la cabeza al niño y empezó suavemente a follarle la boca, mientras me miraba sonriente y yo le hice un gesto con el pulgar señalando que todo estaba bien. A ratos mientras se desarrollaba aquella follada, el niño manifestaba un atragantamiento y se separaba tosiendo, pero retomaba su acción cual si estuviera comiendo una paleta de helado. José Luis le pidió que se detuviera un poco y procedió a desnudarse y acostarse en la cama, lo que Javi repitió y en definitiva nos desnudamos todos, prosiguiendo aquella mamada demostrando Javi que ya era todo un experto en ello. Nuestro anfitrión en esa posición estiró uno de sus brazos y empezó a acariciar el culito del niño, mojándose con saliva los dedos para ir explorando el hoyito que se le ofrecía, produciéndole gran placer demostrado en los movimientos que hacía buscando acomodarse a los largos dedos del negro. Si bien Javi ya había tragado analmente grandes penes, la verdad nunca uno de tal tamaño y ya me preguntaba qué cosa ocurriría ( también debo aclarar que ya habíamos compartido con un negro, inglés, con nuestros amigos Pedro y Pablo, pero de partida no era tan dotado y mi hijo hizo gala de su morbo simulando que no sabía si era real lo de los penes contundentes de la raza negra). Sabiendo lo que venía le pregunte a Javi si no quería ir al baño primero, a lo que entendió mi idea y se fue rápidamente a hacerse un aseo íntimo para evitar “accidentes” en lo que venía. Mientras José Luis y yo ya en confianza comentábamos y él manifestó la grata sorpresa que nosotros le estábamos dando. Mencionó que se había iniciado con niños en su Cuba natal dado que vivía en una zona más bien rural y siempre había chicos con deseos de aprender y experimentar. Posteriormente en su viaje que lo llevo a nuestro país, repitió experiencias en un par de países más al norte, también en zonas rurales y acá en Chile durante harto tiempo no pasó nada hasta que conoció por casualidad a una persona que cuando ya le tuvo confianza le comentó tenían un grupo de adultos, algunos casados, en una ciudad cercana en donde hacían juntas con chicos y chicas de aproximado los 9 años hacia arriba después de la primera vez pasó a ser invitado permanente dado su vergajo y asistía cuando más podía. Me preguntó por nuestras experiencias, pero justo Javi ya llegó preparado y traía un lubricante intimo preparándose para lo que venía. Retomó su posición de mamador acostado boca abajo sobre José Luis, posición que yo aproveche para empezar a comer el delicioso culito de mi hijo, preparándolo para el asalto que pronto iba a recibir, lo que fue recibido con mucho agrado. Su huequito olía a jabón y comencé a introducir mi lengua y darle pequeños mordiscos que ya se cuánto lo excitan, y luego introduciendo un dedo, luego dos y tres, cuando ello ocurrió, él de motu proprio se levantó y se empezó a acomodar a horcajadas en la pelvis del negro mientras con sus dedos se embetunaba de lubricante su hoyito y el largo y negro pene del dueño de casa, quien miraba entre sorprendido y divertido por la situación. Yo me ubique a pocos centímetros de la zona de clavada y vi en primera línea como Javi se acomodó aquella negra estaca en la entrada de su culito y se empezó a sentar sobre él, arrancando los primeros quejidos de placer de José Luis, y haciendo gala de su experiencia, el chiquillo metía unos centímetros, se levantaba y volvía a bajar, tragando lo anterior y un poco más, y así poco a poco, invadiendo la habitación de morbo y el aroma a sexo, inconfundible para los adictos que somos a dichas prácticas. Cuando faltaban unos 4 o 5 cms. Para sentarse sobre los negros huevos ( que dicho sea de paso casi no tenían pelos como todo el cuerpo del negro) se detuvo, manteniendo la posición unos instantes y empezó a subir y bajar, iniciando la follada que a cada clavada arrancaba una exclamación a José Luis, llevándolo al cielo de la calentura mientras exclamaba “CANDELA, CANDELA” expresión que yo había oído en Cuba refiriéndose a la inmensa calentura que estábamos compartiendo. Pero al ya tomar el ritmo de la clavada, Javi cada vez se iba introduciendo más aquel estoque negro y duro cual acero hasta que en un momento llegó hasta los mismos huevos, quedando completamente empalado, lo que para mí era una visión apoteósica que necesariamente me llevó la mano a mi pene que, húmedo, rogaba por un desahogo por lo que empecé a una violenta paja que acompañaba rítmicamente a la follada de mi retoño, la cual era imposible tuviera gran duración y ante el grito nuevamente de CANDELA pude observar los espasmos que sentía el negro mientras empezaba a inundar el culito de Javi con su leche blanca del pene negro, que por su abundancia empezó a rebalsar lo que me llevó en una actitud impensada a acercar mi boca y lamer y chupar el culito de mi hijo junto con los huevos bañados de leche y a degustarlos como nunca antes había hecho en la vida, todo invadido por el morbo. Mi niño se dejó caer sobre el pecho de José Luis y le besó, el moreno follador le acariciaba los ensortijados rulos de su blonda cabellera mientras reposaba de la intensa sesión vivida. Su pene se puso algo morcillón y salió del culito de Javi derramando al hacerlo gran cantidad de la leche inyectada dentro de él. Aprovechando la posición me instale detrás y sin demora le puse mi pene en la entrada del húmedo hueco de mi preadolescente retoño y de un envión le llevé mi pene hasta el fondo, adecuadamente dilatado y lubricado, sintiendo la humedad de su culito en mi pelvis, y empecé a bombear aceleradamente mientras el negro acariciaba la espalda y lo besaba, y como era esperable a los pocos instantes empecé a eyacular, inundando nuevamente esa colita de una forma que hacía mucho tiempo yo no sentía, y es que en verdad la visión de aquel tremendo falo negro entrando y saliendo en el hoyito rosado de mi hijo me llevó a un estado de excitación suprema. Me acosté a descansar al lado del negro, y miraba a Javi que sonriente nos miraba y acariciaba el lampiño pecho de su nuevo empalador, quien le acariciaba también por las caderas y le tocaba el pecho, y nos preguntó desde cuando se inició todo y le hice un resumen de como llegamos a esta especial relación padre-hijo y terceras personas según las posibilidades y quedó encantado. Pero además de quedar encantado, nuevamente volvió la calentura, y se acomodó poniendo una serie de almohadas para acostar a Javi boca abajo con el culito en pompa. La fuerte luz que iluminaba la habitación permitía mirar el culito que ya se preparaba para ser asaltado nuevamente, ante el regocijo del niño y la expectación mía, cuando aquel pistón de carne negra se posiciono a la entrada y empezó a entrar de forma constante, sin violencia pero sin detenerse hasta que llegó al fondo, lo que para mí era casi increíble de no estar mirando, dado que en la posición que estábamos pude mirar claramente su tamaño y al preguntar me confirmó lo que yo imaginaba, “”23 centímetros”. Empezó nuevamente el rítmico mete y saca, yo me ubique en el lado contrario para observar la penetración y deje mi verga a la altura de la boca de mi niño quien inmediatamente empezó a mamar cual un bebé, mientras el negro dele que suene, mete y saca completamente inspirado. Ya transcurridos varios minutos, se decidió a cambiar de posición e hizo que Javi se pusiera de espaldas igual sobre los almohadones y agarrando sus piernecitas las ubicó en sus hombros mientras su pene buscaba la entrada ya conocida a la intimidad infantil, la que, alcanzada, atacó de un solo golpe llegando hasta el fondo. Por mi parte, nuevamente me ubique detrás del negro y podía mirar como la larga y negra verga horadaba hasta el fondo el culito de mi hijo y sus huevos rebotaban en las nalgas produciendo un sonido de splash, splash, por la humedad natural de la relación. A ratos me movía de mi sitio a mirar a Javi quien se saboreaba sonriente ante la descomunal follada. Luego el negro tomó a Javi y se puso de pie con él en la misma posición ensartado y lo follaba así de pie, levantando y bajando para sacar y meter mientras exclamaba palabras inentendibles pero que eran indudablemente de placer. Lo llevó en esa posición hasta una gran mesa y lo deposito ahí mismo para poniendo los pies a la altura de su cara, besándolos, iniciar una clavada más violenta (yo no perdía detalles) hasta que de nuevo y ante la palabra CANDELA inicio un concierto de gemidos gruñidos e improperios mientras inundaba la cuevita con casi tanta leche como la primera vez, Javi como pocas veces también gemía con un ah, ah , ah, al sentir las estocadas llegando casi hasta su estómago aquel largo falo. Ya habiendo terminado la sesión de sexo interracial, me llevé a mi hijo en brazos, casi desmayado de la emoción, le di las buenas noches a José Luis y nos metimos a la cama, Javi ya dormido y yo, que aún estaba con mi miembro a full simplemente y como otras veces lo empecé a culiar así de costado, lo que se dio con facilidad dado que estaba muy bien lubricado y dilatado, hasta que eyaculé y me fui durmiendo con mi pene aún dentro de su culito. A la mañana siguiente, despertamos tarde, las emociones del día anterior lo ameritaban, nos levantamos a desayunar y a prepararnos a seguir el viaje. José Luis nos agradeció por todo, no quiso cobrar el importe del alojamiento y por el contrario nos invitó a regresar, lo que dijimos que trataríamos de hacerlo. Antes de partir me dio una tarjeta con un número y un nombre. “Ese es un amigo de Concepción y dirige el grupo de amigos de nenes”, ciudad que ya le había comentado estaba en nuestros planes……ya veré si lo llamo. www.relatos-intimos-inconfesados.blogspot.com sergiosst2021@gmail.com

Autor: Pinkys Categoría: Sexo Interracial

Leer relato »

YO 40 AÑOS, PAPA SOLTERO, PRIMERAS VACACIONES, GOLFO DE ARAUCO

2023-03-24


Y proseguimos el viaje hacia el norte, esta vez enfilamos ya en la octava región de Chile, hacia el Golfo de Arauco, zona eminentemente pesquera y a la cual yo no había ido antes por lo que había un interés extra además que Javi conociera. Como se nos hizo algo tarde y no teníamos alojamiento, paramos en un hostal que encontramos a la vera del camino. Al entrar nos atendió un hombre de raza negra, alto, delgado de unos 40 años quien gentilmente nos invitó a pasar. Por su acento supuse era cubano lo que posteriormente el me confirmó. Nos ubicamos en una pieza de dos camas, pero me llamó la atención no ver a otros turistas y el me señaló que los incendios forestales habían ahuyentado a la mayoría y que éramos los únicos pasajeros. Le pregunté si tenía algo para comer, que además no se veía nada cercano y nos dijo que él no vendía alimentos, pero dada la situación podíamos acompañarlo que estaba preparando una comida cubana, “ropa vieja”, que es una suerte de carne mechada y que ya había probado en un viaje que hice a Cuba. Su nombre, dice la tradición, proviene de la situación de un hombre muy pobre que vendió su ropa para poder comprar carne y alimentar a su familia, dando el nombre a ese exquisito plato. Por supuesto que Javi inmediatamente dijo que quería probar, y tan tímido él, se metió a la cocina para mirar la preparación a lo que le llame la atención, pero José Luis, que es el nombre del hombre, me dijo que no me preocupara que a él no le molestan los niños. Ya todo preparado nos sentamos a la mesa a degustar la deliciosa cena. Javier Ignacio como es de suponer, preguntando una y mil cosas a José Luis quien pacientemente respondía a cada una de ellas, que como es Cuba, que le hablara de los cocodrilos (ciénaga de Zapata), que como son las playas, etc. Nuestro nuevo amigo nos contó era oriundo de Viñales en la provincia de Pinar del Rio, una zona eminentemente tabacalera, con atracciones como la Cueva del Indio, un mural prehistórico y la belleza del paisaje (como todo Cuba) con muchas palmas y abundante vegetación. Nos relató que salió de su país abrumado por la mala situación producto en buena parte del bloqueo de Estados Unidos, y que llegó a Chile donde al principio sufrió bastante con el frio de invierno, pero ya se acostumbró. Encontró trabajo en ese hostal, de propiedad de dos personas mayores, y al fallecer el marido, la viuda decidió arrendárselo a él lo que significó una gran oportunidad, que le ha significado una mejoría permitiéndole enviar dinero a su familia en Cuba, madre hermana y sobrinos, para ayudarles a sobrevivir. En un momento sacó una botella de ron (obvio cubano) y seguimos en nuestra charla ahora con el calor del alcohol además de la estufa que estaba encendida. Javi preguntaba y preguntaba, y en un momento se quedó en silencio y me susurró algo al oído, a lo que yo sin darme cuenta respondí en voz alta “NO JAVI, COMO SE TE OCURRE QUE LE VOY A PREGUNTAR ESO”……. José Luis puso cara de interrogación, y yo le dije que no era nada, pero él insistió en saber y supongo que influido por el licor le dije, “Javi quiere saber si es verdad que los negros tienen un pene grande como se ve en los videos o son trucos”………..Silencio. Una gran sonrisa con aquellos blancos dientes que resaltaban en la piel negra precedió a un “SI, ES VERDAD”, “¿PUEDO VER? Mmm, pues si tu padre no se molesta claro que sí. No me complica, repliqué yo. Vamos a retirar los platos y a apagar las luces y podrás ver lo que quieres, le dice José Luis mientras le acaricia la rubia cabellera a mi hijito preguntón. Javi inmediatamente se apresuró a ayudar en el retiro de las cosas, demostrando el inusitado interés que en él había despertado la situación. Una vez ordenado todo, José Luis apagó las luces del local como los del letrero exterior y nos dirigimos a su habitación donde había una cama de dos plazas y otros muebles normales en un dormitorio. Procedió a sacarse la camisa y luego empezó a soltar el cinturón que mantenía en su sitio los pantalones. Javi estaba absorto y se saboreaba, ansioso de lo que venía y que mi rápida mente ya visualizaba. Así pues, que el hombrón se bajó de golpe los pantalones junto con la ropa interior dejando a la vista una gran verga, negra como la noche y que hasta a mí me sorprendió por su longitud. Si bien no era gruesa sí medía más de 20 cms, quizás unos 22 o 23 cms. Podrán imaginar mis lectores la sorpresa que también se llevó Javi, quien haciendo gala de su timidez (¿?) se acercó y la tomó con ambas manos y sin mediar palabra la metió en su boca arrancando el primer gemido a nuestro nuevo amigo. Por supuesto que de ninguna forma iba a entrar completa en la boca de Javi, pero al primer intento llegó más allá de la mitad. El hombre agarró de la cabeza al niño y empezó suavemente a follarle la boca, mientras me miraba sonriente y yo le hice un gesto con el pulgar señalando que todo estaba bien. A ratos mientras se desarrollaba aquella follada, el niño manifestaba un atragantamiento y se separaba tosiendo, pero retomaba su acción cual si estuviera comiendo una paleta de helado. José Luis le pidió que se detuviera un poco y procedió a desnudarse y acostarse en la cama, lo que Javi repitió y en definitiva nos desnudamos todos, prosiguiendo aquella mamada demostrando Javi que ya era todo un experto en ello. Nuestro anfitrión en esa posición estiró uno de sus brazos y empezó a acariciar el culito del niño, mojándose con saliva los dedos para ir explorando el hoyito que se le ofrecía, produciéndole gran placer demostrado en los movimientos que hacía buscando acomodarse a los largos dedos del negro. Si bien Javi ya había tragado analmente grandes penes, la verdad nunca uno de tal tamaño y ya me preguntaba qué cosa ocurriría ( también debo aclarar que ya habíamos compartido con un negro, inglés, con nuestros amigos Pedro y Pablo, pero de partida no era tan dotado y mi hijo hizo gala de su morbo simulando que no sabía si era real lo de los penes contundentes de la raza negra). Sabiendo lo que venía le pregunte a Javi si no quería ir al baño primero, a lo que entendió mi idea y se fue rápidamente a hacerse un aseo íntimo para evitar “accidentes” en lo que venía. Mientras José Luis y yo ya en confianza comentábamos y él manifestó la grata sorpresa que nosotros le estábamos dando. Mencionó que se había iniciado con niños en su Cuba natal dado que vivía en una zona más bien rural y siempre había chicos con deseos de aprender y experimentar. Posteriormente en su viaje que lo llevo a nuestro país, repitió experiencias en un par de países más al norte, también en zonas rurales y acá en Chile durante harto tiempo no pasó nada hasta que conoció por casualidad a una persona que cuando ya le tuvo confianza le comentó tenían un grupo de adultos, algunos casados, en una ciudad cercana en donde hacían juntas con chicos y chicas de aproximado los 9 años hacia arriba después de la primera vez pasó a ser invitado permanente dado su vergajo y asistía cuando más podía. Me preguntó por nuestras experiencias, pero justo Javi ya llegó preparado y traía un lubricante intimo preparándose para lo que venía. Retomó su posición de mamador acostado boca abajo sobre José Luis, posición que yo aproveche para empezar a comer el delicioso culito de mi hijo, preparándolo para el asalto que pronto iba a recibir, lo que fue recibido con mucho agrado. Su huequito olía a jabón y comencé a introducir mi lengua y darle pequeños mordiscos que ya se cuánto lo excitan, y luego introduciendo un dedo, luego dos y tres, cuando ello ocurrió, él de motu proprio se levantó y se empezó a acomodar a horcajadas en la pelvis del negro mientras con sus dedos se embetunaba de lubricante su hoyito y el largo y negro pene del dueño de casa, quien miraba entre sorprendido y divertido por la situación. Yo me ubique a pocos centímetros de la zona de clavada y vi en primera línea como Javi se acomodó aquella negra estaca en la entrada de su culito y se empezó a sentar sobre él, arrancando los primeros quejidos de placer de José Luis, y haciendo gala de su experiencia, el chiquillo metía unos centímetros, se levantaba y volvía a bajar, tragando lo anterior y un poco más, y así poco a poco, invadiendo la habitación de morbo y el aroma a sexo, inconfundible para los adictos que somos a dichas prácticas. Cuando faltaban unos 4 o 5 cms. Para sentarse sobre los negros huevos ( que dicho sea de paso casi no tenían pelos como todo el cuerpo del negro) se detuvo, manteniendo la posición unos instantes y empezó a subir y bajar, iniciando la follada que a cada clavada arrancaba una exclamación a José Luis, llevándolo al cielo de la calentura mientras exclamaba “CANDELA, CANDELA” expresión que yo había oído en Cuba refiriéndose a la inmensa calentura que estábamos compartiendo. Pero al ya tomar el ritmo de la clavada, Javi cada vez se iba introduciendo más aquel estoque negro y duro cual acero hasta que en un momento llegó hasta los mismos huevos, quedando completamente empalado, lo que para mí era una visión apoteósica que necesariamente me llevó la mano a mi pene que, húmedo, rogaba por un desahogo por lo que empecé a una violenta paja que acompañaba rítmicamente a la follada de mi retoño, la cual era imposible tuviera gran duración y ante el grito nuevamente de CANDELA pude observar los espasmos que sentía el negro mientras empezaba a inundar el culito de Javi con su leche blanca del pene negro, que por su abundancia empezó a rebalsar lo que me llevó en una actitud impensada a acercar mi boca y lamer y chupar el culito de mi hijo junto con los huevos bañados de leche y a degustarlos como nunca antes había hecho en la vida, todo invadido por el morbo. Mi niño se dejó caer sobre el pecho de José Luis y le besó, el moreno follador le acariciaba los ensortijados rulos de su blonda cabellera mientras reposaba de la intensa sesión vivida. Su pene se puso algo morcillón y salió del culito de Javi derramando al hacerlo gran cantidad de la leche inyectada dentro de él. Aprovechando la posición me instale detrás y sin demora le puse mi pene en la entrada del húmedo hueco de mi preadolescente retoño y de un envión le llevé mi pene hasta el fondo, adecuadamente dilatado y lubricado, sintiendo la humedad de su culito en mi pelvis, y empecé a bombear aceleradamente mientras el negro acariciaba la espalda y lo besaba, y como era esperable a los pocos instantes empecé a eyacular, inundando nuevamente esa colita de una forma que hacía mucho tiempo yo no sentía, y es que en verdad la visión de aquel tremendo falo negro entrando y saliendo en el hoyito rosado de mi hijo me llevó a un estado de excitación suprema. Me acosté a descansar al lado del negro, y miraba a Javi que sonriente nos miraba y acariciaba el lampiño pecho de su nuevo empalador, quien le acariciaba también por las caderas y le tocaba el pecho, y nos preguntó desde cuando se inició todo y le hice un resumen de como llegamos a esta especial relación padre-hijo y terceras personas según las posibilidades y quedó encantado. Pero además de quedar encantado, nuevamente volvió la calentura, y se acomodó poniendo una serie de almohadas para acostar a Javi boca abajo con el culito en pompa. La fuerte luz que iluminaba la habitación permitía mirar el culito que ya se preparaba para ser asaltado nuevamente, ante el regocijo del niño y la expectación mía, cuando aquel pistón de carne negra se posiciono a la entrada y empezó a entrar de forma constante, sin violencia pero sin detenerse hasta que llegó al fondo, lo que para mí era casi increíble de no estar mirando, dado que en la posición que estábamos pude mirar claramente su tamaño y al preguntar me confirmó lo que yo imaginaba, “”23 centímetros”. Empezó nuevamente el rítmico mete y saca, yo me ubique en el lado contrario para observar la penetración y deje mi verga a la altura de la boca de mi niño quien inmediatamente empezó a mamar cual un bebé, mientras el negro dele que suene, mete y saca completamente inspirado. Ya transcurridos varios minutos, se decidió a cambiar de posición e hizo que Javi se pusiera de espaldas igual sobre los almohadones y agarrando sus piernecitas las ubicó en sus hombros mientras su pene buscaba la entrada ya conocida a la intimidad infantil, la que, alcanzada, atacó de un solo golpe llegando hasta el fondo. Por mi parte, nuevamente me ubique detrás del negro y podía mirar como la larga y negra verga horadaba hasta el fondo el culito de mi hijo y sus huevos rebotaban en las nalgas produciendo un sonido de splash, splash, por la humedad natural de la relación. A ratos me movía de mi sitio a mirar a Javi quien se saboreaba sonriente ante la descomunal follada. Luego el negro tomó a Javi y se puso de pie con él en la misma posición ensartado y lo follaba así de pie, levantando y bajando para sacar y meter mientras exclamaba palabras inentendibles pero que eran indudablemente de placer. Lo llevó en esa posición hasta una gran mesa y lo deposito ahí mismo para poniendo los pies a la altura de su cara, besándolos, iniciar una clavada más violenta (yo no perdía detalles) hasta que de nuevo y ante la palabra CANDELA inicio un concierto de gemidos gruñidos e improperios mientras inundaba la cuevita con casi tanta leche como la primera vez, Javi como pocas veces también gemía con un ah, ah , ah, al sentir las estocadas llegando casi hasta su estómago aquel largo falo. Ya habiendo terminado la sesión de sexo interracial, me llevé a mi hijo en brazos, casi desmayado de la emoción, le di las buenas noches a José Luis y nos metimos a la cama, Javi ya dormido y yo, que aún estaba con mi miembro a full simplemente y como otras veces lo empecé a culiar así de costado, lo que se dio con facilidad dado que estaba muy bien lubricado y dilatado, hasta que eyaculé y me fui durmiendo con mi pene aún dentro de su culito. A la mañana siguiente, despertamos tarde, las emociones del día anterior lo ameritaban, nos levantamos a desayunar y a prepararnos a seguir el viaje. José Luis nos agradeció por todo, no quiso cobrar el importe del alojamiento y por el contrario nos invitó a regresar, lo que dijimos que trataríamos de hacerlo. Antes de partir me dio una tarjeta con un número y un nombre. “Ese es un amigo de Concepción y dirige el grupo de amigos de nenes”, ciudad que ya le había comentado estaba en nuestros planes……ya veré si lo llamo. www.relatos-intimos-inconfesados.blogspot.com sergiosst2021@gmail.com

Autor: Pinkys Categoría: Sexo Interracial

Leer relato »

Aficionada al beis bol segunda parte

2023-03-21


Yo me sentía medio mareada no mucho como para no saber lo que hacía y lo que quería, José se acostó desnudo junto a mi me abrazo y me beso, cuando le dije en el refri tengo agua mineral podrías traerme un poco, yo con los ojos cerrados fingiendo malestar, el se paró fue a la cosina y regreso con el vaso con agua mineral, dios mío que gran espectáculo era ver ese negro totalmente desnudo sus piernotas y sus brazotes, pero más hermoso era su pene grande y grueso, llegó asta la cama y me dice toma mi amor, me siento en la orilla de la cama y el parado frente a mi, tome el agua y no pude más lo abrase por la cintura besando su cuerpo casi por el ombligo mientras tomaba su pene con mis manos, suspiré y le dije hay José, me muero por ti y empese a besar esa cosota negra y gruesa, besaba la cabeza y me la fui introduciendo poco a poco en mi boca aunque era gruesa yo hacía todo el esfuerzo, y empese a meterla y sacarla a mi boca con mucha suavidad y le daba buenas chupadas a la cabeza de su pene, José empezaba a retorcerse señal de que estaba exitado me tomo de la cabeza y la atrajo hacia el de modo que todo su pene entraría en mi boca pero no se podía era muy grande,, pero seguí chupando asta que se contorciono y expulsó su semen en mi boca, nunca me los habían hechado en mi boca, me levanté corriendo a escupir al baño y me lave bien la boca, me dijo José no te gusto, le digo chuparte la si que te vaciara en mi boca no, se fue al baño y se lavo su pene, yo sentada en la cama, se para frente a mi y con su cara así medio molesto me di disculpa no lo voy a volver a hacer, entonces yo me arrodille y lo abrase, y de rodillas le dije disculpa tu a mi nunca me había pasado pero la siguiente lo aceptaré y me los tomaré al mismo tiempo empese a volver a acariciar se pene y se lo volví a chupar asta que estaba bien duro, se lo chupe y chupe asta que me dijo los quieres en tu boca, le dije si mi amor dame los en mi boca y empeso a eyacular dentro de mi boca, yo hise un esfuerzo y me los trague todos, y me dice que rica mi chiquita, te alistas mañana volveremos a salir, nos besamos como loquitos le digo hay José no te vayas quédate toda la noche conmigo, yo prendida de su boca y el abrazándome con todas sus fuerzas, aquel beisbolista ya me tenía loca, continuará tercera parte

Autor: Olga Lidia Categoría: Sexo Interracial

Leer relato »

Aficionada al beis bol primera parte

2023-03-18


Soy Mario beltran, travesti de closet, salgo como Olga Lidia, a la edad de 22 años empese a trabar en una empresa de una gran ciudad esa ciudad tenía equipos de fut bol y beis bol profecional,yo había rentado un departamento muy céntrico de esa ciudad, por las noches me vestía de mujer y me paseaba por dos plazas que había en esa ciudad un día paseaba por una plaza y recordé que mi padre nos llevava a un café terminando los partidos de beis bol y el cual se llenaba ese día me puse un vestido negro cortito, pegado de arriva y suelto de abajo, casi a medio muslo, brassier y pantis negras medias color natural zapatillas negras medio me pinte me puse mi peluca mi bolso de mano negra con algunas cosas como labiales y pinturas dinero y sanitas, me fui al restaurant sabía que no había partido de beis bol y que seguro mi padre no estaría ahí, llegue me acomode en una mesa pedí mi café con bisquets, tranquila Cruze mis piernas cuando veo a un beis bolista negro sentado enfrente vien debajo de mi mesa, al momento descruse mis piernas pues el vestido se me había subido mucho le quede viendo y se sonrió, yo no lo tome en cuenta, termine mi café pague mi cuenta y salí, camine por el parque unas vueltas y me fui a mi depa, pero mi mente se quedó en ese negro de un cuerpazo grandote, llegue me bañe pensando como se vería desnudo, pero al mismo tiempo me decía estás loca Olga como se va a fijar en si eres hombre, pasaron los días desidi volver al restaurant, me puse ropa interior roja una minifalda roja bien apretada y bien corta una playerita roja cortita, una medias naturales y zapatillas rojas con esa mini se me notan mucho mis pompis redonditas y paradas no exageradas pero atractivas y mis buenas piernas que con esa minifalda se me veían súper, cheque que no estubiera mi padre aunque no había partido, llegue me acomode en una mesa pedí mi café con bisquets, y en una mesa de enfrente estaba el negro yo sabía su nombre pues como Hiba a ver los partidos los conocía de nombre,se me quedó viendo, y levanto su taza invitsndome, yo lo ví fijamente pero no moví ningún solo dedo solo lo mire a los ojos, cuando termine al pedir mi cuenta, me dijo el mesero que el negro pagaría mi cuenta y le dijo no gracias y le dejé un billete y salí del restaurant, llegue a la placita a caminar un rato, cuando me alcanza y me dice te acompaño le digo está bien, seguimos caminando y platicando me dice soy, José Francisco Vidal cubano vina aquí a jugar beis bol a le digo mucho gusto soy Olga Lidia armenteros, nos sentamos en una banca, y me dice me gustaría invitarte al partido, y le digo no creo nivsot lo que tú piensas además ya tienes muchas admiradoras, y tú cómo sabes me dice, y le digo en tal partido le saludaste se beso a una chica así y así y le nombre varias y me dice pero no te e visto en los partidos le digo es que en ocasiones voy con mi padre me dice me gustaría salir contigo a cenar tomar un café o una copita, le digo no José tu eres famoso y yo no soy lo que tú piensas, y no quiero que iluciones conmigo ni yo contigo, una relación no funcionaría, me dice esque tu me atraes mucho desde ese día que te Vi, si José te entiendo pero no podríamos, y me dice tienes algún compromiso y le digo no claro que no el problema es otro, entonces me paro y el también enfrente de mi me toma de las manos, y me doy vuelta y le doy la espalda y le digo, yo soy un hombre José, me gusta vestirme de mujer, y aunque me gustas nuestra relación no podría ser, me abraza por la espalda me besa en la mejilla y me dice intentemoslo, y me volteo de frente a el me abrazo fuerte y me da un beso en la boca y suspiro y le digo hay José y baje la cabeza, me la levanta y me vuelve a besar en la boca, yo temblaba de pies a cabeza en los brazos de ese hombresote, me dice mañana paso por ti como a las 7 de la noche vamos a cenar, y nos despedimos con un gran y largo beso, al día siguiente, me puse ropa interior negra una minifalda negra tableada una playerita negra pegada media negras de red y todo lo demás, llegue a lugar de la cita José ya estaba ahí cuando llegue me abrazo me beso y me llevo asta su carro me dijo que Wapa no creo que nadie pueda darse cuenta que eres hombre, llegas a un restsuran exclusivo cenamos charlamos le conté mis inicios como travesti y la relación que había tenido con un chico cuando yo apenas era una chiquilla, el estaba contento salimos del restaurante fuimos a un bar donde había música viva para bailar, el pidió una cuba y para mí una soda, bailamos un rato música suave entre platicas y besos se fue poniendo caliente el ambiente que pidió y pidió cubas para el y para mí durante el baile bien apretaditos y besos profundos son sentía que su cosa se ponía dura y yo exitada por las bebidas y el calor del cuerpo de José le dije vámonos estoy algo mareada, me llevo a mi depa, pero al bajar de su auto trastabille un poco a punto de caerme entonces me abrazo y me llevo asta la cama, le dije José me siento mal muy mareada y me dijo te llevaré a la ducha, y me quito la ropa dejándome en puras pantaletas me metió a la regadera pero yo me senté en el piso del baño que me cayera el agua de la regadera cuando José regreso totalmente desnudo hay dios mío un cuerpazo negro negro pero sobretodo un pene de 35 a 40 cm grueso, cuando me abraza para levantarme rose aquella verga enorme y empeso a ponerse dura, le dije José llévame a la cama y aquel negrote me cargo asta la cama y se acostó al lado mío los dos desnudos,. Continuara

Autor: Olga Lidia Categoría: Sexo Interracial

Leer relato »

Lo pasé bien

2023-01-05


Siempre fantaseé con poder follar con un hombre negro, pero lo que me sucedió aquel día fue demasiado. Hola me llamo Alicia tengo 27 años, me considero una mujer guapa, soy morena de pelo, mido alrededor de 1,65 y peso 55 kilos, todo ello aderezado con un buen par de tetas talla cien, mis ojos son marrones. Como os digo en conjunto estoy bastante bien. Hace poco me he mudado de piso, encima mio viven un chico, muy atractivo y además de color, vamos que es negro como el azabache. Muchas noches le escucho follar y por lo que oigo gritar a sus parejas debe de tener una buena polla, en las últimas ocasiones cuando empiezo a oírle follar yo comienzo a masturbarme pensando en como sería tenerlo entre mis piernas. El chaval la verdad que no está nada mal, negro como el tizón, un metro ochenta, fuerte y cuando coincido con el en el ascensor tiene un olor penetrante que hace que me moje las bragas. Una tarde estando en casa tirada en el sofá me decidí subir a su casa. Cogí un tarro vacío con la excusa de pedir azúcar. Según iba subiendo la verdad que me empezaron a entrar unos calores tremendos. Llamé a la puerta, al momento abrió el moreno, estaba bien bueno y lo tenía delante de mí y quedé paralizada como si fuera una quince añera, al fin me dijo que si quería algo, y roja como un tomate le alargué el tarro y le dije si me podía dar algo de azúcar. Me presenté como la vecina de abajo, el me dijo que sabía quien era y me invitó a pasar mientras me iba a echar algo de azúcar en mi tarro, cuando hubo terminado me mostró el tarro medio lleno y me dijo si quería algo más, me quedé paralizada un momento y le dije que no, cuando me dio el tarro mi mano cogió la suya sin querer y noté como mis bragas se humedecieron, parecía una perra en celo en busca de un macho. El negro se dio cuenta, me agarró por el brazo tiró de mi y agarrándome por el cuello me dio un beso en la boca, noté como su lengua entraba llena de saliva en mi boca, el cabrón me dijo que todas las blancas eramos igual de putitas, que no nos podíamos resistir a un falo negro, se desabotonó la camisa que llevaba y dejó al descubierto su torno musculado y bien formado, le empecé a agarrar de su pecho fuerte y viril buscando sus pezones para lamerlos y mordisquearlos, no me di cuenta que yo ya tenía las tetas fuera y el negro también las estaba chupando y lamiendo, mis pezones estaban tiesos por la excitación. Me cogió en volandas y me puso encima del sofá me sentó y siguió lamiendo mi cuello y mis tetas. Yo estaba fuera de si y necesitaba coger su falo para comerlo y sentirlo dentro de mi boca, mi coño mojado no aguantaba más y quería ser rellenado de carne negra en barra. El tío tenía buenos músculos y yo seguía excitadísima, en cuanto pude me lancé a su entrepierna y abrí la cremallera, me quedé sorprendida al ver lo que tenía delante y lo que se me venía encima. De allí salió una enorme polla, la agarré con las dos manos y aún así sobraba rabo, sin pensarlo me lo metí en la boca y el empujó, me llegó hasta la campanilla y me dieron nauseas. Seguía pajeandole mientras se la chupaba, a medida que aquello aumentaba de tamaño me entraba menos en la boca, mientras se la chupaba el negro me decía que me preparara para la follada que me iba a pegar, me apartó su pene de la boca con brusquedad, me volvió a sentar en el respaldo del sofá, esta vez me subió las piernas dejando mi coño al aire como si de una diana se tratara, agarró su polla tiesa con una mano y de un solo golpe me la metió hasta el final y sin piedad, se me escapó un chillido, había sentido aquel falo entrar en mí y desgarrarme por dentro, nunca había tenido algo de aquel calibre en mi coñito y sus embestidas me estaban doliendo, le insinué que parara que me iba a reventar, el riendo me decía que no lo pensaba hacer. El dolor de las embestidas dejaron paso al placer y notaba como me iba a correr en cualquier momento y noté una oleada de placer que hizo que mi cuerpo se estremeciera de placer. El negro, mientras yo me corría el seguía dándome mi medicina de falo, me agarraba con fuerza mis pechos y pellizcaba mis pezones, ahora más sensibles por el orgasmo obtenido, su lengua recorría mi cuello mientras al oído me decía obscenidades y groserías, estaba siendo follada como nunca antes lo había hecho nadie, el negro seguía bombeando su barra infernal dentro de mi y notaba como me iba a volver a correr, aceleró la marcha y noté de nuevo como me venía otro orgasmo, el tío era bueno y lo hacia bien además de estar dotado. Salió de mi, yo estaba exhausta y no me podía apenas mover, me dio la vuelta y supe que me iba a dar por detrás me gustara o no, nunca nadie me había dado por detrás pero no tenia fuerzas para oponer resistencia, trajo un poco de gel y me unto y masajeo el ojete y se echó una buena cantidad en su glande. Me dijo que eso me iba a doler pero era el pago por el azúcar que me daba, me empezó a taladrar con su falo y noté un dolor indescriptible, me estaba rompiendo el culo y no iba a tener piedad de mi. Notaba como aquello entraba y salia de mi sin piedad, comenzó a acelerar la marcha y echaba más lubricante en mi culo, ni con eso cesó el dolor, mis gritos los debía de estar escuchando todo el bloque, era un cabrón negro y me estaba haciendo polvo. Salió de mi me dejó el culo echo polvo, acercó su polla a mi cara y descargó su semen en mi cara, estaba muerta y con el culo reventada pero.... lo pasé bien.

Autor: Anónimo Categoría: Sexo Interracial

Leer relato »

DON CESAR RODRY

2022-11-30


Cómo les decía era todo un caballero ese macho Era alto fuerte y se le veía un pitote riquísimo Me invitó la cerveza siempre iva a ese bar por las tardes noches a lado de la iglesia siempre iva solo en su carro negro un Chevrolet muy bonito Me dijo que trabaja con fierros Cuando me dijo eso sentí que la tanga se me metió más a mi culito hambriento. Yo me mordia los labios ? el me miraba más y me acariciaba la mano Me dijo que era casado con 2 hijos a su hijo era el que más quería por ser hombre y que le compraría su moto para ello trabajaba duro Pues su esposa solo era una de esas que estiraba la mano para el dinero básicamente una basura para el trabajo no sabía hacer nada y ni estudio ni nada una olgasana. Pasaron un par de horas y bebimos mucho La verdad yo quería estar con ese macho el ya sabía que yo quería que me tronara mi cola Por debajo de la mesa le acariciaba su pierna y su paquetote Mmm se sentía durísimo ohh mmmm Me dijo vamos a otro lado Le di un apretón a esa rica verga negra Llévame al la luna papi llévame a las estrellas Me llevo a un motel Pero en transcurso le acariciaba su verga La verdad ya estaba ansioso Me llevo al motel dónde rentan trajes y vibradores Iva a ser una noche rica entre cesar y yo . Yo traía una tanguita bien rica debajo de todo Pero quería que mi macho esa noche Me poseiera Le pedí que me rentara un trajesito Y unos dildos Eleji uno con medias y tacones Yo traía una tanguita de mariposa azul cielo Llegó el traje a la abitacion Me metí al baño y me lo puse Me veia tan rica bueno tan rico Que hasta mi PITOTE se me salio por la raja de la tanga César ya lo traía enorme Y me dijo que el primero sería rápido Que ya no aguantaba Era un rico pene negro grande porsue sto que se lo mame !!!!! Hoo rico pitote papi Mmmm glup glup Ohhjj cesar que rico fierro papito!!!! Mamale mamale puta me decía Si papi quiero que me montes !!! Que me truena la cola Ya te deseaba Ohh ojhj que grande pito cesar Haa metemela mi amor Cómo era grandote me cargó Y me llevo a la cama Me puso de ladito y fue metiendo su rico palote de fierro negro Ojjhhjj ohhhh ohhhh oaaaa papi papi !! Ooooojjj cesar mi amor!!!! Me matas!!!!! Que toro eres !!!!!! Ohhh aaaa rico rico rico mi cola papi Continuara

Autor: prostisex Categoría: Sexo Interracial

Leer relato »

Mi negra bella

2022-10-10


Recuerdo que siendo niño el hijo menor de 5 hnos mis padres trajeron a casa una jovencita negra muy joven para cuidarme ya que era el mas chico ese hijo que no se espera tener pero x decir algo fui la sorpresa de la familia era muy picaro pero sin maldad de esconderme de treparme a los arboles en la escuela tbm lo hacia y levantava las polleras a las maestras x aquellos años aun era tomado como una inconducta asi que mi madre debia ir demasiadas veces a la escuela x eso fue que me trajeron a una chica de una hacienda huerfana que tbm no como yo andava sin rumbo x la vida con unos pocos años mas que yo se llama brenda yo hector ...la pusieron en mi misma escuela y a compartir hab conmigo dormiamos juntos en camas separadas ...aun inocentes niguno teniamos ese pudor de que vernos desnudos era prohibido y nadie controlaba ...el tiempo fue pasando ahora tengo 16 y brenda 20 ahi comienza nuestra historia brenda es hermosa una diosa de ebano diria su cuerpo era un poema su labios gruesos tentadores la verdad cada vez que estabamos solos mi pija se paraba a full y me escondia para pajearme x ella pero no me animaba a decirle nada ni siquiera intentar tocarla ya no era el chico picaro y atrevido de antes aunque sin pudor seguiamos cambiado de ropa juntos vernos en el baño desnudos....cuando vino a casa era flaquita ahora tiene tremendo cuerpo hasta pienso que alguien se la está cogiendo y x dentro me duele ....un dia mientras estudio en mi pc brenda entra llorando a la hab le pregunto que sucede me dijo que nada como esa de caracter reservada sabia que era inutil insistir ...a los pocos dias veo que es lo que pasa salgo al pasillo y escucho ...no no no no x favor sr no quiero no quiero si no me deja le cuento a la sra ....y crees que te va a creer negra de mierda y veo que mi padre la manosea y quiere chuponearla vuelvo a mi hab agarro mi cel y desde arriba filmo todo cuando ella safa del apriete sube llorando yo nada digo ....a los pocos dia vino mi hno mayor y lo mismo pero mi hno no solo la manosea tbm saca su pija e intenta brenda se la chupe cosa que no ocurre yo filmando todo ella vuelve a subir llorando esa vez me dice hector creo que me voy de esta casa prefiero a tener que protituirme a seguir aguantando a tu padre y hnos x eso he subido llorando me acosan quieren sexo conmigo yo no quiero no me gustan sean asi de brutos ...no tienes xq irte brenda yo te voy a proteger en todo caso tendrian que irse ellos cuando me dijiste que no pasaba nada te empece a cuidar y he filmado los acosos de mi padre y de mi hno mayor se los mostramos a mamá xq te han amenazado con contarle para que te eche fuera lo se .... no tomes como falta de respeto lo que voy a preguntar pero vos tienes novio has tenido sexo con algun hombre ya ?? nooo como crees hector si otros me han tocado en la facu yo tbm he tocado pijas pero nadie me ha cogido soy virgen aun aunque si tengo un amor pero parece que el no se da cuenta de que daria mi vida x el y si el no me toca ni quiere me ire lejos ....habla y se acerca a mi yo bien nabo pregunto si conozco a ese amor ....claro que lo conoces todavia tienes mente de niño hector el amor de mi vida sos tu pero quizas no me veas asi xq soy negra o tienes otra chica ....no me importa seas negra y no tengo otra chica pero pasa que tengo un entrevero en mi mente te deseo y a la vez te veo como hna ya que compartimos todo hasta es normal vernos desnudos ....dime la verdad brenda te han cogido ya ?? noooo hector soy virgen he resistido todo lo que he podido para cuando te des cuenta que deseo ser desvirgada x ti mi amor ...de ashi me levanto la abrazo y le digo perdona mi inocencia brenda pero demasiadas pajas me has sacado claro que te deseo y te quiero aun sin amor pero podriamos empezar con sexo ...pero vos no sos virgen hector se que has cogido ...eso importa brenda si he cogido y cojo quieres saber con quien para que veas que no es importante ?? está en vos decirmelo si quieres que sea tuya ....pues he estado cogiendo con mi tia mahia ella me buscó y encontro ....si quieres hacerme tuya hector deberas dejarla y ser solo mio aca nada me ata ya si estoy es x vos ....justo estamos x abrazarnos y concretar cuando tocan en la puerta quien es pregunto ....soy tu madre hector debemos hablar abre x favor ...abro ella entra nos ve a los dos brenda se habia sentado frente a la pc como si estudiara ....menos mal que los encuentro a los dos juntos xq lo que quiero es hablar con uds. ....bien mamá que es lo que deseas ?? bueno hemos hablado con tu padre y hemos decidido que ya son grandes y brenda debera tener su propia habitación ....eso a que se debe mamá ?? estamos bien asi compartimos todo no perjudicamos a nadie ...bueno nene pero ya son grandes no son nenes brenda como bien dice tu padre debe tener sus cosas intimas ....ahi me pongo furioso ...nadia ni nadie sacara a brenda de nuestra hab ok ?? pero hijo entiende a mi no me importa pero el que insiste es tu padre ...bien madre no queria hacer esto pero te mostrare xq mi padre desea a brenda en otra habiatación y creo que ya la tiene elegida o no ?? si leligió la mas lejana de otoda la del fondo ...bueno aca tienes el xq la quiere lejos y le muestro los videos ....mi madre se pone furiosa ...si el no la ha tenido aun te daras cuenta es xq ella no ha querido pero no solo este y este con mi padre mira estos con mi hno mayor ....madre brenda y yo nos amamos ya no como hnos que no somos ella es virgen xq hasta ahora se ha guardado x amor a mi ...si ella hubiese hecho la logica ahora seria hembra de mi padre una mas de las que tiene y vos mamá tbm tienes amantes asi que no me creas tan nene que se muchas cosas ....ok ok nene no sigamos discutiendo estas cosas hablare con tu padre le dire que se todo y vos callaras la boca se feliz con brenda mientras te dure xq no creo quieras x mucho tiempo a una negra ....loa saco a empujones de la hab. y tranco la puerta ....tomo a brenda en mis brazos y le digo ....aun crees que no te amo y deseo brenda??.... Continuará ......

Autor: Anónimo Categoría: Sexo Interracial

Leer relato »

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!