Relatos Eróticos de Sexo Gay


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


Mi Jefe me Encontró en El Acto 2

2022-11-27


2da parte, más historias con mi maduro de 45 y yo de 16. Al día siguiente. (Dialogos: D / Dublin y C / Carlos) Al día siguiente, no mentiré, era algo incómodo jaja, aunque siento que más de mi parte, la tarde anterior le había mirado el pene… Ese día transcurrió normal, sin problemas ni nada, nos tratábamos como si nada hubiera pasado en la tarde de ayer. Al final del día estábamos atendiendo a unos últimos clientes, yo solamente estaba haciendo anotación, y Dublin de la pasaba de aquí para allá mostrando productos, con la peculiaridad que siempre que pasaba cerca de mi, me apretaba o dama leves golpes en el culo… No era incómodo, ya que me gustaba, pero no sabia como actuar jaja. Al final ese día terminó, era hora de irme… Antes de irme Dublin me llamo para decirme: D: Se mira muy lindo hoy Carlos C: JAJA, gracias Don Dublin… D: Dígame, como se la paso ayer? Ahi no sabia que responder jaja, estaba nervioso y solamente dije: C: Bien jaja, estuvo genial! D: Entiendo jaja, quería hablarle acerca de eso Carlitos…, siéntese! Me dijo mientras acomodaba una silla enfrente de él, nos quedamos frente a frente y continuó diciendo. D: Sabe, yo no sabía que usted era Gay jaja, hasta ayer… Sabe yo también lo soy un poco, soy bisexual, pero como sabe antes me case y tengo mi hijo jaja… C: Si jaja, nuevamente perdón por lo de ayer, no debía estar haciendo eso aquí… D:No no, usted tranquilo, esas cosas nos agarran en donde sea jaja…, perdóneme a mi por llegar de la nada jaja… C: si… No se perdone usted jaja D: En fin carlitos, quería comentarle que si usted se animaría a ser mi amante jaja… C: Emm, como así? Jeje D: Si, bueno déjeme explicarle, yo amo a mi esposa y niño… Pero hace mucho no siento lo mismo en el sexo con mi mujer y quiero pues experimentar y que mejor que usted jaja… Acepta? C: Ay Don Dublin, es una propuesta muy fuerte jaja… Pero y si nos ven? D: Usted tranquilo, todo será entre los dos, entonces? C: Ay, es que realmente no se… D: Si acepta le subo el sueldo… C: Acepto! Jaja El riendo me levanto, y sin mediar mas palabra me dio un gran beso… Al terminar eso, solamente me fui a casa, tranquilo y aun pensando jaja. El siguiente día era descanso, no fui. Llegó lunes, ese día entre por la tarde, ya que en la mañana no podía llegar… Antes de ir Dublin me había dejado un mensaje en WhatsApp que decía: “Cuando venga, abrela puerta y la cierra rápido porfabor” Pues haría caso a esa advertencia jaja. A la hora de llegar, abrí, entre y cerré rápido! Y bueno, la sorpresa que me lleve… Dublin estaba desnudo, con el pene bien duro, en una posición llamativa jaja… D: Hola Carlitos, alfin vino… Me dijo mientras acariciaba lentamente su pene… C: H-hola Dublin… D: Que precioso vienes… Ven nene acércate… C: V-voy… Al acercarme, el me tomo de mi cintura y me acerco más el Estando cercanos, me empezó a decir lo lindo que estaba mientras se masturbaba poco a poco… Eso me calentó, a lo que poco a poco mi pene se empezó a poner duro hasta que se noto en mi pantalón… D: Ay bebé, veo que alguien más se levantó ya… C: Es que usted me pone así… Le dije mientras me bajaba mi pantalón, dejando mi pene de 13cm ante el de 19cm de él… D: Que lindo esta… Lo dijo mientras se seguía masturbando… Hasta que me puse de rodillas, ya dispuesto a chupar aquel pene enorme… El me detuvo y me dijo con su voz dominante. D: Lo harás, pero a mí forma… El se paro se puso frente mío y poco a poco me empezó a desnudar, cada movimiento que hacía trataba de rozar su pene en mi cuerpo… Cuando me tuvo desnudo, mire como su pene se ponían aun más duro… Era una roca El me coloco contra el miró y me sento en el suelo. El ser acerco y me dijo. D: Abre lo boca bebé, que papi te dará tu lechita. Yo abrí la boca, y el como lo había hecho la primera vez, metió su pene lentamente… Y tomó mi cabeza, el me embetia, cada vez salía y entraba aquel pene… Me tuvo así 10min hasta que me dijo D: Que bebé más obediente, chupaste muy bien el biberon, aquí viene tu lechita… El saco un poco su pene, y de él empezó a salir semen, tan sabroso… El me dio leves golpes en rostro con su pene bañado en mi saliba… El solamente hizo eso ese día… Se compuso y se vistió… El me ayudó a vestirme poco a poco. El resto de la tarde todo fue normal… Llegó el día siguiente Este día, fue uno muy revoltoso.. Pero mejor les cuento jaja Llegue muy temprano a trabajar, a la hora de siempre, a la hora llego Dublin y bueno. Desde la mañana me manoseaba jaja Me tocaba mis pechitos de gordo, mi culo, de vez cuando mi Pene… En un momento, nos sentamos un rato para descansar, el de inmediato tomó mi mano y la coloco en su entrepierna y me dijo D: El ya te extraña… Yo empeze a acariciar un poco por encima, hasta que le abrí el zipper y saqué su pene Discretamente, lo masturbaba Lentamente hasta que se vino, dejo caer todo ese semen… Por la tarde, no pasó nada jaja… Hasta aquí la parte 2! Pronto subiere la 3 con una cosa más! C:

Autor: CARKITRON18 Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

Primera vez a los 12 en Oaxaca parte 5.A

2022-11-27


Lo que paso ese mismo día cuando regreso José del molino.. Después que kike yo terminamos nuestro primer encuentro, le avise que me bañaria y así lo hize. Tenían la pila de agua afuera de la casa y a la vista de todos, bueno solo era su casa y a un lado había una pequeña escuela secundaria la cual estaba vacía por las vacaciones. Así que aproveche para bañarme completamente desnudo, me lave bien el glande tallandolo detalladamente y me lave el culo con abundante agua, me pasé el dedo por el ano pero con intensión de meter la pura llema (no se por que lo hize) y sentí como mi pene reaccionó a ese movimiento. no seguí haciendolo por que mire un espejo de mano que había ahí en un lavadero y se me aburrió verme el ano. Así que lo agarre y me lo puse abajo, levante mi pierna abriendo una sola nalga y de verdad, no tenía ni un pelo y si lo tenía bien rosita, notaba que si tenía nalgas gordas y el ano se me veía mejor que a Lorena y que a kike. Ustedes saben que a esa edad (12) casi 13 la verga se te para por cualquier cosa. Yo me estaba calentando de nuevo pero no me masturbe, terminé de bañarme, me vestí, solo me puse el short de basket sin boxer, una playera y mis tennis. Llego José del molino y nos invito a la tienda a comprar sabrítas. Emprendimos camino por que quedaba como a media hora. Cercas de la tienda había casas más pegadas y varía gente que los conocía a ellos y les preguntaban que quien era ese “güerito” o sea yo. Ellos mismos decían que yo parecia un gabacho (refiriéndose a los gringos que llegan a Puerto escondido) Yo llamaba mucho la atención por que soy demasiado blanco con pelo castaño claro, más aparte la forma de vestir, (nunca mencione que estuve 2 años en USA) y la forma de vestir pues si se distinguia demasiado. Era difícil no llamar la atención de las personas era como si llegara un artista pero nada que ver. Compramos nuestras cosas, unas sabrítas y una coca cola cada una y nos regresamos. A medio camino nos encontramos unos amigos de José y kike entre ellos una niña muy bonita de nuestra edad (12) Soledad se llamaba pero le decían Sol. Era muy bonita, sus dientes blancos, unas bubis que para su edad ya desarrolladas sin llegar a ser grandes pero notorias debajo de la blusa, venia en short de esos de licra de los que se les remarcan bien los labios del sapo (la vagina), un culo bien fornado y por el licra bien pegado se le notaba duro y redondito sexy.. Yo me imagine mil cosas. Pero ese niña si me gusto enserio. La niña se me quedaba mirando sin parpadear y me sonreía como chiveada (con verguenza) ellos cruzaron unas cuantas palabras más y nos fuimos. No perdí oportunidad preguntandole todo sobre Sol a mi primo José quien me Menciono que ella venia seguido a casa de ellos a jugar y traia a su hermano (9). Pero que soñó venían cuando mi prima chabela descansaba. Mi primo José veía mis intensiones, me preguntó que si la quería pisar? Yo solo asentí con la cabeza y me reí, preguntándole que si él ya se la habían pisado? No me contesto. Que ni lo había pensado. Llegamos a su casa nos sentamos para comer las cosas prendieron la tele pero los canales se veían súper borrosos! Les dije q mejor fuéramos a meternos a la escuela. Fuimos a los columpios y a jugar basket un rato con un balón de ellos. Yo le seguía haciendo preguntas sobre Sol a José y el decía ya sin reparo a que escuchara kike “la quieres pisar va? Kike solo me miraba! y yo contestaba que si que de todas formas kike no iba a decir nada. Verdad kike? No, respondia kike. Entonces José planeo su juego que hasta después entendí (que el desde el primer día tenia ganas de cogerme). Me decía que el podía invitar a Sol a jugar pero que yo le diera algo a cambio (todo esto ya lo escuchaba kike, pero el no sabía lo que habíamos hecho en la mañana). Yo no sabía que darle solo le dije que dejaría que me chupe el culo, él contestado me dice eso y quiero otra cosa! Que cosa? Dije yo. Te la quiero meter! Le dije que no que eso no me gustaba que haría cualquier otra cosa! Entonces dame una mamada! Me quede pensando y kike medio se sonrojaba. Esta bien conteste yo. Nos fuimos para la casa. Ellos se bañaron juntos, yo solo los observe platicando cn ellos pero verlos ahí sin ropa me estaba calentando de más. Kike hizo el comentario “yo también quiero que me la chupes”! José solo dijo primero yo! Yo ya bien caliente y con ganas de cogerme a Sol, aceptaba diciéndoles que si. José sin ponerse ropa se fue así encuerado a su cama con el pene medio erecto y kike igual. Me dijeron quítate la ropa. Les dije q no era necesario! Me senté en la cama súper caliente y pepe se la empezó a jalar ve detalladamente su verga ya a full la cabeza rosada con el prepucio a medio glande, la vena de abajo súper gruesa, el tronco se le veía más gordo, sus bolas contraídas un poco. Sin pensarlo le di un beso en el pito en la pura punta (kike se rio) y me metí toda la cabeza que para ser sincero sentía que le explotaba con cada mamada que le daba en el glande. Hacía movimientos de vaivén con mi cabeza y a la vez lo succionaba y a él más se le inflaba la cabezota del pito. Me agarro la cabeza y el dirigía la mamada con maestría. Yo sentado me acomode de forma que quede en posición de perrito, lo cual kike aprovecho para bajarme el short a mi no me importó así que lo dejé. Pepe me empujaba toda su verga hasta al fondo por dios que me tocaba la garganta y daba ahorcado pero me gustaba sentir todo ese pedazo en mi boca el olor a verga limpia. Por su parte kike me empezó a mamar el culo que uff yo gritaba como mujer gimiendo de placer entre los dos me tenían loco. Kike sabía lo q me gustaba así que me metió el dedo y sentí una descarga eléctrica pero no me vine.. pepe me dijo ya te los voy a echar y yo quise sacárme su verga de la boca pero me dijo no cometelos. Mientras kike agarro ritmo de meterme y darme el dedo yo le absorbía el pito a José cuando pum sentí q se puso todavía más grueso y me terminó en la boca yo me lo tomé todo con si de una manguera con agua se tratase. Pepe arrojó demasiado semen. Le dejé el pene bien limpio sin baba siquiera y kike segua dándome dedo pero tuve que jalrmela yo para terminar a chorros también y sentía como le apretaba el dedo con mi ano a kike. Terminamos rendido pero kike tuvo que terminar solo, él ni eyaculaba solo le salió líquido preseninal. Jose propuso bañarnos de nuevo, bañandonos me robo un beso en la boca el cual yo no se por que respondi con uno de legua y kike solo reía. José esa tarde me propuso que si me dejaba coger! Me sorprendió un poco por que casi me imploro, lo cual le dije que cumpliera con lo de Sol primero! pero eso será para otra historia.

Autor: JESUS PEREZ Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

Tomas en Brasil 4

2022-11-27


Tomas lastimosamente se esta tragando enormes vergas negras de sus secuestradores. Vean las otras partes 1,2,3!! Fabián está acostado en la camilla del hospital con su celular tratando de ubicar al hombre que le iba a pagar por su hijo, pero al final fue una estafa y el pobre tomas fue secuestrado en brasil, Fabián desesperado intenta encontrar el contacto pero se dio cuenta que el número no existía más, el hombre lo había bloqueado A varias cuadras unas 20 cuadras más o menos, en un galpón viejo descuidado donde nadie pasa y siempre habitan barcos, hay un niño llamado tomas que está tragándose con dificultad una verga negra de 22cm en el culo, el violador se la mete de a poco mientras que los demás negros se masturban cerca de la cara del niño Tomas solo puede sentir ese olor a verga mezclado con saliva y siente como un enorme palo le entra en su culo, pero lo tienen atado de manos y pies y el chiquito no puede hacer nada, recién empezaba la cogida tomas no sabia lo que le esperaba aún Volviendo al hospital, Fabián decidí irse por más que el médico no quería, se va y pide un taxi para que lo deje cerca del barrio mas peligroso de Brasil, el taxi lo lleva y se marcha enseguida, Fabián trata de escabullirse en árboles que hay cerca y tratar de recordar donde fue la camioneta Volviendo al galpón tomas tiene una verga negra en la boca, una en el culo y le están por meter otra más en el culo, los gritos de tomas no se escuchan por la tremenda verga negra de 20cm que tiene en la boca Los negros que están cogiendo a tomas estan muy bien dotados, uno de ellos es ricardinho un negro brasilero con rastas, 1,85 de altura y una descomunal verga de 26cm es el negro más vergon de los que se cogen a tomas Después viene José, un negro petiso pero no queda atrás, sus 20cm de verga negra y gordavle compensan la estatura, (es el negro que le mete la verga en la boca a tomas) También está Francisco un negro alto y muy flaco, es calvo de unos 1,89 metros de altura, también con una verga increíblemente de 22cm Por último el que le dijo a Fabián que le pagaba por el niño, se llama Matías es el líder de la banda, mide unos 1,94 metros de altura con una verga inmensa de 23cm Dos de los negros quieren meterle las dos vergas en el culo a tomas pero no pueden, mientras que el otro negro está ahogando al pobre niño hasta la muerte, le está cogiendo la boca como si fuera su culo, la garganta del niño nunca había recibido algo tan gordo hay dentro, tiene los ojitos en blanco y su cara lleno de saliva que va cayendo al piso donde hay un charco de saliva enorme, producto de la cogida de boca Después de que pasaron las 3 vergas de negros, faltaba la más larga y grande la de 26cm tomas podía ver esa enorme verga en alado de su cara y cuando vio al hombre irse donde estaba su culo, tomas empezó a patalear con fuerza, los hombres intentaban hacerlo callar metiéndole las vergas a tomas en la boca pero nada, así que decidieron meterle sus culos en la cara del niño, así que así hicieron mientras el negro más vergudo preparaba el culo del niño para cogerlo los otros tres se turnaban para meterle sus culos en la cara del niño, tomas veía como aplastaba su cara completa en esos culos negros sudados, porque hacia mucho calor, mientras que su nariz lograba entrar un poco en el agujerito de sus culos y el olor a mierda no se hacía esperar El negro de 26cm de verga, se estaba masturbándose y escupiendo el culo del niño para dilatar lo y que le entre facil, sin mucho que esperar apoyo su glande y empezó a meterla verga en el culo al niño, este empezó a patalear y como los hombres no podían se regresaban sus culos más rápidos yvmas profundo así tomas dejaba de llorar y se ahogaba con el olor a mierda El negro solo veía como su verga desaparecía lentamente, pero mientras más metía más gruesa se hacía su verga y dificultaba, los otros 3 negros lo ayudaron y empujaron a tomas para atras, con dificultad el culo de tomas logró tragarse esa descomunal verga negra Sacaron varias fotos de tomas siendo taladrado por el culo y vídeos también, donde lo publicaron en la del web, tomas esta inrreconosible, cuando le sacaban una verga le metían otra y así todo el tiempo, su culo era un pozo muy profundo, parecía una oya de cocina de lo profundo y abierto que lo tenía, empezaron hacerle más penetraciones, le metieron sus puños en el culo entero a tomas, mientras los negros se refregaban sus culos sucios y sudados en la cara del niño La cogida fue inmensa más de 10 horas tomas paso siendo cogido, lo dejaron atado en una cama sucia y rota, tenía la cara con manchas de mierda producto de tener la cara en los culos de los negros, su cuerpo tenía manchas de semen seco y en su culo salía un hilo de semen líquido, le faltaba un diente de tan fuerte que le cogian la boca, y hasta en sus orejas tenía depositado semen, el pobre tomas fue brutalmente cogido por estos negros Fabián sin esperanza dejobde buscar a tomas no había forma de encontrarlo, así que decidió marcharse a un hotel con lo poco de dinero que tenía y mañana iba a volver para buscar a su niño.

Autor: BANDIDA2000 Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

A los 13 con mi primo de 21

2022-11-27


Me invita a su casa mi primo en año nuevo. Sucede que en año nuevo mi familia se junta en una sola casa, por lo tanto las otras están solas Era año nuevo, yo moría de aburrimiento y me estaba quedando dormido en la silla, mientras se daba la hora de darnos el abrazo y así poder ir a dormir en alguna habitación de la casa de tía Mi primo de estaba igual de aburrido y después del abrazo me dijo si mejor nos íbamos a su casa, dijo que tenían comida y podíamos poner la música que quisiéramos porque no había nadie, yo le dije que si, le pedí permiso a mamá y dijo que estaba bien, pero que no me fuera a otro lado Todo iba normal, llegamos, me dijo si quería una cerveza y le dije que si pero que no dijera a nadie que estaba bebiendo, dijo tranqui nadie lo sabrá, así estuvimos y después de un ratito me comencé a sentir mareado y con mucho sueño, le dije que si nos podíamos ir a dormir ya y dijo, espera solo está última y nos dormimos, le dije que estaba bien y me dió otra, nos la terminamos y dijo bueno se ve que ya te estás quedando dormido, ven vamos a mi habitación, yo le seguí y entre, yo no puedo dormir con mucha ropa, así que apenas me dijo dónde dormiría y me quite mi pantalón y playera, quedé en boxer y me metí a la cama, no supe nadamás, solo dormír, el supongo que hizo lo mismo Después de una hora más o menos, me despertó un ruido y que me estaban tocando, abri los ojos, era mi primo que dormido decía cosas, supongo que era a su novia, decía hermosa no sabes cuánto deseaba ese hermoso cuerpecito y me tocaba la cintura y las nalgas, trate de despertarlo y no resultó, le dije oye loco no soy tu novia, el no me escucho solo me seguía tocando y sus manos bajaban y me apretaban mis nalgas Aún me sentía muy mareado y con mucho sueño, no tenía fuerzas ni para quitarme, el se me subió dejándome boca abajo, no podía moverme, el pesaba bastante, me bajo mi boxer y comenzó a frotarme su enorme pene, media como 18cm y muy grueso Me cansé de estar intentando quitarme y de gritarle que me dejara, nadie escuchaba porque no había nadie, me lo empezó a frotar entre mis nalgas Ya no tenía fuerzas así que sentí que me quedaba dormido nuevamente En una de esas siento que su pene quiere entrar en mi, yo trate de apretar para que no pasará, el empujó más fuerte y me lo metió de una casi entero, sentí mucho dolor y a la ves como un choque de electricidad por mi cuerpo, siguió así por un rato hasta que ese dolor se fue, comencé a sentir tan rico que yo solo me abría las nalgas, tanto así que se vacío 4 veces , mi interior estaba muy inflado y lleno de el, me lo hizo boca abajo y en 4, en ese momento no pensaba nada, solo quería que siguiera metiendolo, terminamos muy cansados y la cama bastante mojada de el, dormimos y al despertar no sabía si irme y no saber más nada o fingir que todo lo que pasó solo fue en su sueño que tuvo, abrí los ojos y me quedé mirando al techo, de pronto el despierta y se me queda mirando, diciendo buenos días dami y me dió un beso Fue tan confuso, no sé si de verdad estaba soñando o se hizo el dormido para metérmelo, lo que si se que me encanto y aunque doloroso fue muy rico al final Después de eso no sucedió más nada, el me buscaba y yo lo evite bastante por miedo a que se entere mi familia, ayudo bastante que vivo a 4 horas de el Perdonen si no está bien redactado, está es mi historia y es bastante real.

Autor: DAMIAN Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

MIS INICIOS II

2022-11-27


Amigos esta es la continuación de mi anterior relato titulado MIS INICIOS solo que tuve que crear otra cuanta ya que no se porque no pude ingresar con mi anterior correo . amigos mi anterior seudónimo era seminarista pero al parecer me hakearon mi E-mail pero aquí les dejo la continuación: como les comentaba Kike estaba enfermo y aproveche que estaba dormido y le hice una magistral mamada y el se dio cuenta pero le gusto mucho después de eso el me jalo a su cuerpo tirandome en la cama junto a el y me dijo eso estuvo muy bien ¿ eres gay?. no se le conteste. solo se me antojo hacerlo, – pues estuvo genial dijo Kike, besándome los labios y acariciando mi cuerpo, me fue desvistiendo mientras lo hacia y yo estaba muy excitado que me dolía la verga y me apretaba el pantalón, lo ayude desabrochando el cinturón y el metió su mano para tocar mi polla y continuaba besándome. así estuvimos un rato y después me dijo ¿quieres que te la meta? — no seee nunca me la han metido, el contesto ni yo la he metido nunca jajajaja, se arrodillo en la cama quitándome los pantalones con todo y trusas, se encimo en mi y siguió besándome los labios, lamio mi cuello y yo solté un suspiro de excitación a lo cual el sigue lamiendo y chupando mi cuello y orejas mientras yo me retorcía de placer, fue bajando por mi pecho y mordía mis tetillas suavemente lamio mi abdomen y llegó a mi casi imberbe pubis, ahí se entretuvo acariciando y jalando mis pocos vellos y con su lengua acariciaba la punta de mi verguita, yo ya no aguantaba mas y me sentía explotar empuje suavemente pero con energía su cabeza para que se metiera toda mi polla en la boca, el sin oponer resistencia lo hizo iniciando un leve sube y baja a lo que yo correspondía balanceando mi cadera siguiendo su ritmo y con esto se metía profundamente a su garganta, levanto su vista y vi sus ojos medio llorosos pero con una mirada lujuriosa y continuo con la felación y de repente sentí mi inminente llegada trate de que retirara su boca pero el se resistió y fue cuando sentí que todo mi cuerpo se tensaba y vi miles de pequeñas lucecitas como si fueran juegos pirotécnicos que explotaban en el cielo uno, dos , tres trallazos de leche le solté en su boca los cuales el mantuvo en su boca y cuando sintió que ya no arrojaba yo nada el abrió la boca enseñándome mi esperma el cual era ya de un color blanco y consistente, nada que ver con ese liquido ambarino y acuoso que me salía cuando me llegue a masturbar, subió hasta mi cara y dándome un beso con lengua compartió me semen en ese prolongado beso el se separo y con una gran sonrisa dijo pues esto no esta nada mal deberíamos hacerlo mas seguido, se acostó junto a mi y abrazándome cerro los ojos y así estuvimos no se cuanto tiempo, yo seguía pensando en lo bien que lo habíamos pasado lo moví pero el estaba profundamente dormido sentí una fría corriente de aire y lentamente me levante y admire su delgado pero fibroso cuerpo desnudo, lo acosté boca arriba y su pene estaba a medio parar se me ocurrió darle otra buena mamada pero ya era casi hora de comer y pronto nos llamarían le puse su bikini y lo cobije con una sabana y yo me vestí poniéndome solo la playera y mi bikini y me recosté en mi cama escuchando música y sin sentir me quede dormido ———-0———-o———-o———-o———-o———-o———-o———-o———-o———-o———-o———-o sentí que me movían algo fuerte y que me llamaban — titin, titin_ ( así me dicen de cariño), te sientes bien yo despertando asentí –si muy muy bien era mi mama y diciéndome riendo — si ya veo que te sientes muy bien, dijo y dirigiéndose a la cama de Kike moviéndolo igual, yo no entendí el porque de su comentario y risa yo desperezándome vi hacia abajo y tenia una senda erección y asumí que mi madre la había visto y por eso su comentario voltee a la cama de Kike y mi madre tocaba sus mejillas y frente tomando la temperatura y diciendo — creo ya bajo la calentura eso esta muy bien y yo sonreí pensando — si supieras como se la baje jajajaja.. nos dijo vístanse y vamos a comer no tarden, dijo saliendo de la habitación, yo me quede mirando a Kike fijamente y el miraba su cuerpo y dándose cuenta que también estaba muy erecto y mirándome y agarrándose la verga me dijo ¿quieres mas? jajajaja yo reí con el y nos vestimos y salimos al comedor al terminar yo tome un platano y y al meterlo en la boca Kike se rio fuertemente y yo sin saber porque el me miro maliciosamente y mis tías y mama no sabían el porque de la risa y preguntaron ¿ de que te ríes? el solo contesto nada, nada me acorde de una cosa que me paso, yo igual reí recordando lo que hicimos hacia un rato y sonreí… como recordaran estábamos castigados y no pudimos salir así que nos dedicamos a hacer tareas y terminando nos pusimos a ver tv cada uno en su cama cuando de repente el me pregunto ¿ quien te late de la escuela? yo sin saber a que se refería le conteste ¿como? me late de que o que? si wey. quien te gusta de la escuela? — aaaa– pues no seeee, ya neta te gusta una niña o un niño’ yo sonrojado no sabia que contestar y le dije pues no, no hay varias muy guapas pero no sabría decirte y a ti? pueeees a mi me gusta la Paty, la Estelita, la maestra de ingles y varias.. a yaa le conteste y oye porque me preguntas si me gustaba algún niño? jajajajaja pues que no eres putito? yo — nooo como crees. a lo cual me contesto como no wey entonces porque me la mamaste? .. pues no se se me ocurrió nomas yo ya con un rebrujadero en la cabeza vi que lo tenias parado y por eso. no mames wey neta a poco así de, se lo mamo y ya? no. no se porque pero pues si, así salió nomas, yo no sabia si contarle que si me excitaba con algunos niños porque no sabia como reaccionaria y en mi defensa le conteste y bueno porque tu me la mamaste a mi? el se quedo callado un momento y vendo la tv, se quedo pensativo y después de un rato el me dijo pues creo yo si soy puto, dijo sin mirarme y yo le dije sorprendido netaaaa? por que lo dices?? el contesto luego que veo a alguien bañándose o en los miaderos o te veo a ti cuando te cambias pues me siento así como nerviosos pero con ganas de ver sus culos y vergas … y yo así sorprendido a miiii? es neta? si wey neta pero pues no se porque igual me gustan las niñas o no se, dijo algo como molesto y levantándose salió del cuarto dejándome sorprendido y pensativo. así paso la tarde y el no me dirigía la palabra se movía cuando me acercaba yéndose a otro lado, cuando llego la hora de dormir el no había entrado a la habitación y yo ya acostado me dormí sin darme cuenta a que hora el había llegado, sentí que se sentó en mi cama y me decía ¿ titin, titin, estas dormido? yo adormilado le dije que onda wey te sientes bien? no wey no me siento bien? yo ya completamente despierto le dije que te pasa? te duele algo? que te traigo?, –no, no wey de salud estoy bien, pero de mi cabeza creo que no– pues que tienes le dije el con la cabeza baja me dijo es por lo de en la tarde wey, que pasa? mira discúlpame de verdad no se que me paso, pero ok ya no lo volveré a hacer wey discúlpame porfas, el contesto nooo wey eso estuvo rico y si, si me gusto, es por lo otro, ¿ cual otro? no paso nada de verdad igual por la temperatura que tenias pues no supiste lo que hacías. que no pendejoooo eso estuvo de poca, pero de lo que te dije — aaaa– pues igual y no pasa nada– yo no contare nada estate tranquis, no wey no me importa si lo saben o no me vale madres eso, es por lo que dije sobre ti, y yo de ¿comooo, sobre mi, que pasa conmigo? wey que se me para cuando te veo cambiándote ya vi que te vale madre lo que te digo, dijo levantándose molesto y yendo a su cama, eeeey espérate dije cogiéndolo de su playera y jalándolo para que se volviera a sentar, a ver , a ver si, si te escuche y lo recuerdo pero no estarás confundido? desde que recuerdo vivimos juntos y dormimos en el mismo cuarto y yo igual me gusta estar contigo y de un tiempo acá también me gusta verte y si igual se me para cuando te veo desnudo y bueno también cuando jugamos con los muchachos no te lo había contado porque pensé que te molestaría o contarías esto pero pues ya tu me dijiste yo también te lo cuento, el se quedo viéndome fijamente y me dijo no wey neta solo porque te dije no tienes que decirlo también si no lo sientes igual te quiero un chingo eres mi hermano y amigo desde siempre, yo le conteste a ver es neta lo que te digo en verdad me pasa eso no se que siento pero es chingon y también me cuadran las niñas te lo digo en seri, el aun dudando se levanto y me dijo vale chavo, dejame asimilar esto y ya vemos, ya vamos a dormir dando un slto llego asu cama acostandose y sin desvestirse se quedo dormido CONTINUARA

Autor: ACOLITO Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

Enculado con los calzones usados de mi esposa puestos

2022-11-27


Mi compañero y amigo se excita con los calzones sucios de mi esposa, me pude que me los ponga y me da una cogida fenomenal, imaginando que se coge a mi esposa y yo en el lugar de mi mujer.. Relato anterior: “Mi amigo y compañero me hace su putita en un viaje de trabajo” En el relato anterior les relaté como me hice amante de Rodrigo, mi compañero de trabajo y amigo, después de un viaje de trabajo a la Ciudad de México en dónde compartimos habitación. Una vez que regresamos a nuestra ciudad, seguimos con nuestra vida normal, ambos completamente heterosexuales, con pareja y ante la vista de todos solamente muy buenos amigos, sin embargo en la intimidad era su hembra y el mi macho, éramos muy discretos, a fin de evitar cualquier sospecha, por ser una ciudad pequeña nunca íbamos a un hotel o motel, por el riesgo de ser reconocidos, en nuestras casas se encontraban nuestras mujeres, por lo que tampoco era opción, sin embargo, Diana la pareja de Rodrigo era asistente en un conocido hospital, en su trabajo tenía un horario que cambiaba cada semana, en una semana le tocaba trabajar en las mañanas, en otra semana en las tardes y en la tercera semana en las noches, esa semana era la que aprovechábamos para desfogar nuestra pasión, me cogía en la misma cama que a su hermosa mujer, era excitante y morboso, me encantaba escucharlo gemir de placer y oírlo decir que era la mejor puta, me decía mil obscenidades que me prendían, que me hacían sentir una hembra en sus brazos, orgullosa de complacer a mi macho. En cierta ocasión mi esposa fue a visitar a mis suegros por una semana, era temporada vacacional y no había clases, la llevé a casa de mis suegros que vivían a un par de horas y me regresé el domingo a mi ciudad ya que tenía que trabajar el lunes, regresaría por ella la próxima semana. El lunes le comenté a Rodrigo que estaba solo en casa y que podíamos aprovechar, le brillaron los ojos, era semana que a Diana le tocaba en las tardes y teníamos más de una semana sin coger, durante toda la jornada me estuvo mandando mensajes morbosos por Whatsapp, del tipo: “Estoy muy caliente, te voy a meter la verga hasta por las orejas”, “Hoy te voy a llenar de carne todos tus orificios”, “Tengo los huevos bien cargados, te voy a amamantar con mi leche”, etc. algunos los contestaba, otros sólo sonreía y los borraba, pero cumplieron el objetivo de ponerme cachondo, el tiempo para la salida del trabajo se me hizo eterno, tan pronto terminó nuestra jornada salimos presurosos rumbo a mi domicilio, tan pronto metimos el coche a la cochera y cerramos el portón, metió las manos bajo mi camisa y me la quitó, hice lo mismo, nuestros cuerpos quedaron desnudos de la cintura hacia arriba, me abrazó y me dio un beso cachondo, la piel de nuestros cuerpos se rozaban, piel con piel, sentía el calor de su cuerpo y su virilidad muy dura empujando contra mi verga, me tomó de las nalgas apretándome contra su cuerpo y sentí con mayor fuerza la presión de su miembro, estaba durísimo, casi estoy seguro que me hubiera cogido en la cochera, pero le pedí que aguantara para darme un baño, estuvo de acuerdo y entramos a casa. Me sentía nervioso, nunca lo había llevado a mi casa a coger, vi las fotos de mi boda colgadas en la pared y sentí remordimiento, sentí como si mi mujer me estuviera viendo, le estaba siendo infiel a mi mujer y en nuestra propia casa, Rodrigo en cambio se mostraba curioso y alabó la belleza de mi esposa. – Wauuu Ariel, que linda esposa tienes, se ve guapísima, que linda cara, tiene cara de ángel. – Gracias, si es muy bella, la verdad y muy buena madre, tengo mucha suerte de haberla encontrado- respondí. Fuimos a la recámara principal y en una cómoda estaba una fotografía de mi esposa a cuerpo completo con mis dos hijos, la tomó en sus manos y expresó en forma pervertida: – ummmm, que rica está tu vieja, es una muñequita, que lindo cuerpecito, con razón la cuidas y nunca la llevas a la oficina, está buenísima, ha de coger bien rico, que rico sería cogerla. – Hey espera, para, a quien vienes a coger es a mí, me vas a poner celoso- le recriminé. – Ja, ja, no seas celoso, pero hablando en serio, está para cogerla, me puso cachondo, tiene cara de inocente pero seguro que es una putita come vergas, me encantan así. – Ya calla, no hables así de ella, que me voy a arrepentir de haberte traído- Me quejé. – Ja, ja, no te enojes, ya bañémonos que estoy ansioso por cogerte-añadió riendo. Nos desnudamos y entramos juntos al baño, el baño era pequeño y nuestros cuerpos se rozaban, nos abrazamos y nos dimos un beso bajo el agua tibia que caía en nuestros cuerpos, su verga ya estaba durísima, nos enjabonamos mutuamente, poniendo el énfasis en mi culo, metiendo un par de dedos dentro de mi orificio llenos de jabón, que me hicieron gemir y yo enjabonando su verga y sus huevos, acariciando la bella herramienta que me iba a dar tanto placer, mientras acariciaba y enjabonaba mis nalgas expresó: – Ariel, no me canso de decir que tienes un culo increíble, es tan suave- al tiempo que un dedo enjabonado se enterraba en mi culo que me hizo retorcer. – MMmm, hay que limpiarlo bien, me asombra mucho que tu culito sigue tan apretadito a pesar de que ya te lo he rompido tantas veces, no cabe duda de que es un tesoro, está hecho para ser cogido. Siguió jugando con mi culito un rato, hasta que llegó el momento de enjuagarnos y secarnos, secó mi cuerpo como si de un bebé se tratara y salí en lo que él terminaba de secarse, lo estaba esperando en la cama listo para empezar la cogida, cuando lo ví husmeando en el cesto de ropa sucia que tenemos en el baño y saca un calzón de color rosado de mi esposa, con encaje y pequeñito, de los llamados calzones cacheteros que solamente cubren media nalga, lo extiende y lo lleva a su nariz en donde aspira profundamente justo la parte inferior del calzón. – Ufff, que rico, huele a hembra, a hembra en celo, tu mujer está en celo, sé reconocerlo, cuando una mujer está en celo desprende feromonas y hasta su sudor huele diferente. – Cabrón, ya deja eso y ven a cogerme- le recriminé desde la cama. – Perdona, pero el calzoncito de tu mujer me puso tan cachondo, su coño lubrica en demasía y moja los calzones, y tiene un olor a mujer en celo que me prendió mucho. – ¿Y si te pones los calzones de tu vieja?, Te hará sentir más femenina, más putita, ¿no crees? – No, no estoy tan seguro, sería raro, además no sé si me queden. – Anda, compláceme, te voy a coger más rico que nunca. – Mmm, está bien, pero ya están usados, si gustas puedo probar con una tanga limpia de mi esposa que es más sexy. – No, ponte los calzones usados, es ese olor a hembra en celo lo que me mata, quiero sentirlo mientras re cojo, sentirás el placer de ser cogido por un macho excitado por las hormonas femeninas, ¿Sí?- dijo mirándome a los ojos con una mirada firme y seductora. Esa mirada me mataba y no pude decirle que no, así que tomé los calzones usados de mi esposa y me los puse, fue excitante, la tela de la ropa interior femenina es tan suave y se ajusta a la piel a la perfección, alcancé a verme al espejo y realmente me quedaban muy bien, remarcaba mi trasero, incluso se metía la tela un poco entre mis nalgas y el color rosado resaltaba mi blanca piel, estaban húmedos de la entrepierna, efectivamente los flujos de mi esposa eran abundantes señal de que estaba en el período de ovulación, eso me excitó más, un macho me iba a coger desprendiendo esas hormonas femeninas que tan locos vuelven a los hombres. – Waaauuuu, madre mía, sabía que te iban a quedar de infarto, tienes un culo tan femenino, Ariel. Me hizo poner en cuatro patas en la cama con el culo empinado, me dio una nalgada y me apretó las nalgas en una forma muy morbosa, lo que me hizo empinar más el culo ofreciéndoselo como una puta, se agachó y acercó su cara a mis nalgas, empezó a besar la parte de mis nalgas que quedaba fuera de los calzones con pasión, mordisqueando y lamiendo con su lengua cada centímetro de mi piel, mi piel se puso de gallina, de pronto sentí que abrió mis nalgas y hundió su nariz en el canal, pero sobre los calzones y expresó. – Ufff, me encanta tu olor a hembra en celo, es tan rico, excitante, aagghhhh- Continuó mordiendo y oliendo mis nalgas a su antojo hasta que separó mis nalgas e hizo la tela del calzón a un lado, pronto sentí la húmeda y rugosa punta de la lengua de Rodrigo en la entrada de mi culo, una corriente eléctrica recorrió mi cuerpo, un gemido salió de mi boca, fue delicioso, mi agujero se contrajo involuntariamente y me retorcí de placer. Mmmm, que rico coñito, sabe a hembra en celo. Abrió más mis nalgas y la punta de su lengua se introdujo en mi interior, sentí que mis piernas se aflojaban, mis ojos se pusieron en blanco, un nuevo gemido de placer salió de mi boca, prácticamente me cogía con la puntita de su lengua, saliva escurría por mis piernas, me succionaba el culo y sentía que me arrancaba el alma a través de mi culo, nunca me había hecho una comida de culo así, metía toda su cara entre mis nalgas y suspiraba, sentir su respiración en ese recóndito lugar me causaba escalofríos, la punta de su naríz me penetraba ligeramente, ya no pude más, sentí espasmos que recorrían todo mi cuerpo y mi verga explotó en un intenso orgasmo, chorros y chorros de esperma que quedaron atrapados en el interior de los calzones de mi esposa, dejándolos empapados y mezclándose con os fluidos de mi mujer, por primera vez me había corrido únicamente con el placer de una comida de culo, todo mi cuerpo temblaba, mis piernas se tensaron y sentía que no tenía fuerza en ellas, pero no caí en la cama, Rodrigo me tenía bien sujeto de las caderas, sosteniendo mi peso y manteniendo mis nalgas abiertas y a su disposición.. – Así putita, goza, córrete como hembrita, con el placer que te da tu culito coñito trasero- expresó mientras seguía convulsionando y gimiendo sin control, con su lengua hurgando mi interior. Poco a poco mi verga terminó de eyacular, pero el deseo no disminuía, sentía toda la piel de mi cuerpo muy sensible y una ola de calor interna que recorría mi cuerpo, se levantó y fue por el frasco de lubricante que había dejado sobre la cómoda, no tardé en sentir un dedo bien lubricado hundirse hasta el fondo de mi culo, solté un gemido ahogado y apreté las nalgas involuntariamente, el menor movimiento me hacía gemir de placer, inició un mete y saca delicioso que gozaba como puta, me encantaba como su dedo me acariciaba por dentro, pronto sentí que entraba otro dedo lubricado, refregándome mi interior, y haciéndome gemir de placer, ahogaba mis gritos mordiendo una almohada, hasta que después de un rato sacó sus dedos y se quedó un instante contemplando mi culo. – Que rica te vez con ese calzoncito de tu esposa puesto, te tengo que confesar que he estado imaginándome que estoy con tu esposa, ¿no te molestaría si te llamo Laura?, como tu esposa. No respondí, pero como dicen el que calla otorga, no pude evitar imaginarme a Laura en mi lugar, o más bien estar en el cuerpo de mi esposa, en 4 patas y con un macho ardiente listo para cogerme, como una verdadera hembra, se recostó suavemente sobre mi cuerpo, restregando su dura verga entre mis nalgas. – Listo amorcito, mi Laura, mi princesa, te voy a coger despacito y te voy a hacer mi mujercita, de una forma que tu maridito nunca te ha hecho gozar, ¿quieres mi verga?, ¿Verdad amorcito que quieres una verdadera verga de macho?, ¿La sientes?, es más grande y gruesa que tu marido y te va a hacer chillar de placer. – Cógeme, vamos, hazme tuya, quiero que seas mi macho y me hagas tu mujer- respondí, imaginándome en el rol de mi esposa. Sentí la punta de su verga en la entrada de mi culo, apuntando su ardiente lanza a su objetivo, cuando lo localizó empujó y la punta entró sin mucha dificultad, mi culito se rendía al invasor sin ofrecer resistencia. – Ya entró la cabeza amor, ¿Te gusta?, verdad que es más gruesa que la de tu marido, mi Laurita, mi putita, sientes como te abre. – Si amor, la siento, que rico, me encanta, sigue, la quiero toda dentro-respondí. – Muy bien Laurita, que buena putita, te la voy a meter toda, te va a encantar, te va a llegar tan profundo que te va a estirar la colita, pero vas a gozar como nunca, con una verga que le llene por completo, lo que nunca has sentido con tu marido. Poco a poco la fue introduciendo toda, centímetro a centímetro, haciéndomela sentir, sentir como me iba abriendo, como mis pliegues se estiraban hasta alcanzar el diámetro de su verga, hasta que sentí sus huevos pegados a mis nalgas. – Listo Laurita, te la comiste toda, que buena putita, y que rico culito, ufff, te aseguro que tu maridito no te lo había abierto así. – No papi, como tú nadie, que rico, me encanta- respondí, nuevamente en el rol de mi mujer, las palabras de Rodrigo me humillaban, o más bien humillaban a Ariel, yo era en ese momento Laura y me encantaba que me tratara así. Me encantaba sentirme ensartada, empalada hasta lo más profundo, una sensación de plenitud difícil de describir, cerré los ojos y agudicé los músculos de mi colita, alcanzaba a sentir el grosor de las venas del tronco, palpitantes y el contorno de la cabeza de su verga amoldada en el interior de mi culo. Empezó un meti-saca lento y profundo, muy lento, mientras resoplaba en mi oído y me decía mil vulgaridades, acariciaba mi cuerpo con suavidad y pellizcaba mis pezones, poco a poco empezó a acelerar sus movimientos, su barra de carne dura me entraba y salía una y otra vez, arrancándome mil gemidos de placer, mordía el lóbulo de mi oreja y susurró: – Que rico coñito, aggghhh, me encantas Laura, tienes un coñito tan estrechito, tan suave y calientito, que buena putita eres, ¿te gusta?, pobre de tu maridito, si te viera ahora, su linda mujercita convertida en una puta, te estoy emputeciendo, serás mi hembra de ahora en adelante. En cada embiste que me daba un gemido salía de mi boca, cada vez más agudo y frecuente, al tiempo que lo escuchaba gruñir con más intensidad, mordía mi nuca con pasión, sus manos me apretaban fuertemente contra su cuerpo, su pelvis chocaba una y otra vez contra mis nalgas. – Aggghh, siiii, toma, toma, toma verga putita, jadeaba. Mis gemidos eran intensos, ya no podía más, mis piernas temblaban, mi vista se nubló, cerré los ojos y empecé a retorcerme, estaba a punto de correrme cuando sentí un último embiste muy profundo, su verga se hinchaba dentro de mi culo y descargó su néctar en lo más profundo de mis entrañas, sentía sus chorros ardientes inundado mi interior, llenándome por dentro, ese embiste aceleró mi corrida y me corrí nuevamente dentro de los calzones de mi esposa, mi cuerpo convulsionaba y espasmos recorrían mi cuerpo apretando su verga en mi interior y exprimiendo hasta la última gota de esperma. Ayyy, putita, te estoy preñando, aggghhhm, te estoy llenando de semen de macho, es tu premio por ser mi hembra, mi puta, te voy a hacer un hijo que será bien machito, como yo. No pude evitar imaginarme embarazada de mi macho, realmente me había hecho sentir su mujer, jadeando se dejó caer sobre mí espalda sin sacar la verga de mi culo, besando mi cuello y apretándome contra su pecho, al tiempo que susurró en mi oído. – ¿No te gustaría ver a Laura en tu posición, con la verga bien enterrada hasta lo más profundo, gimiendo de placer?, ¿Quiero cogerla y que goce como gozas tú?, ¿Estás de acuerdo? Nuevamente era Ariel, había dejado de ser Laura, y en el papel de Ariel no respondí, mil pensamientos cruzaban por mi mente, así que volvió a preguntar: – Vamos, responde, te encantará verla empalada, gozando como gozas, gimiendo como gimes, vamos no seas egoísta, dale el mayor gusto de su vida, que sepa lo que es un macho cachondo, un macho que la haga chillar de placer. Pensé en mi esposa, ¿realmente era egoísta por disfrutar de tremendo macho?, ¿debería darle la oportunidad de probar un semental como Rodrigo? todo me daba vueltas, después de pensar un rato, me decidí, no podía decirle que no a mi macho, no era justo privar a mi esposa del placer que solamente un macho como Rodrigo podía dar, sería una muestra de mi amor por ella y por fin expresé con tímida voz; – OK, está bien, tú ganas, voy a dejar que Laura sea tu hembra, pero no debe enterarse que estoy de acuerdo, no podría soportarlo, si se entera pondría en riesgo mi matrimonio, no sé qué pudiera pasar. Sonrió y me abrazó y besó con pasión en señal de agradecimiento al tiempo que sentí en mi interior que la verga se le volvía a poner dura, seguramente por la excitación de imaginarse cogiéndose a mi esposa y me empezó a coger nuevamente con más ímpetu que nunca, prácticamente me taladraba el culo, su pelvis chocaba con fuerza contra mis nalgas, una cogida bestial, estaba convertido en un animal, era tan vigorosa la cogida que no tardó mucho y pronto descargó su ardiente semen en mi interior, una corrida más que se mezcló con la anterior, se desplomó nuevamente sobre mi cuerpo exhausto, nuevamente con su verga enterrada en mi culo, así estuvimos largo rato hasta que por fin su verga perdió rigidez y me la sacó, seguido de un hilo de semen, que cayó sobre el calzón de mi esposa. Al cabo de un rato se levantó a darse un baño rápido y salió presuroso, ya era tarde, ya que su pareja tenía el turno vespertino y no tardaba en llegar Me quedé un largo rato desplomado en la cama con el culo ardiendo y escurriendo semen, los calzones de mi esposa enrollados bajo mis nalgas, totalmente húmedos y pegajosos, llenos de leche tanto de Rodrigo como mío, mientras pensaba como se daría el encuentro entre mi esposa y Rodrigo, no tenía duda que sucedería, pero no tenía idea de cuándo o como se daría el encuentro, poco a poco me fui quedando dormido, exhausto, pero bien cogido. Cabe señalar que aprovechamos muy bien la semana que estuvo fuera mi esposa y me cogió todos los días, era su mujer y me hacía vestir las prendas íntimas de mi esposa, mientras me decía como se cogería a mi esposa, pero eso se los cuento en el siguiente relato. Si les gustó, espero sus comentarios a [email protected]

Autor: SOYARIEL Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

Mi primera vez a los 12 en Oaxaca parte 5

2022-11-27


En esta parte les contaré cómo fue que metimos a kike en nuestros juegos por que para mí eso era.. Ese día en que kike me dijo que había visto todo lo que hicimos con Luis y Lorena a mi se me heló la sangre. No supe que decirle! y el solo cambio de tema cuando los demás se despertaron. Actuamos normal, nos lavamos la boca y fuimos almorzar. Eran las 11 a.m. en sábado y sólo jugábamos cn un pelota en casa de la abuela, cuando la tía nos dijo que fuéramos al arroyó que en la mañana habían bajado cocos para vender y que habían quedado varios ahí. Mi primo José sabía como cortarlos y nos fuimos todos. En el camino kike me Menciono que el quería hacer lo que nosotros hacemos! Le respondi que no! Me chantajeo diciéndome que le diría a su mamá. Yo rápidamente le dije: esta bien, deja le digo a tu hermano José. Hábilmente me dice… no nomas contigo. Llegamos al arroyó, tomamos agua de coco, a un lado de otro pozo de agua. Estábamos decidiendo si ir hasta el mar o si nos bañabamos ahi… Yo propuse que ahí por que había demasiada sombre y los arbustos tapaban muy bien (por q ahí nos bañamos encuerados y en la playa nos teniamos que cuidar de que no nos vieran). Kike le diji a Luis que lo acompañará que nesecitaba ir hacer del baño y se fueron retirado, mientras nosotros nos quedamos hablando cosas de la edad, que aproveche para decirles que kike nos había visto y que quería hacer lo mismo conmigo. José se sorprendió! Y preguntó que quiere? No sé, respondí. Pero me amenazó que si no lo hago le dirá a tu mamá. José y Lorena ambos con miedo. Regresaron los chamacos y se desnudaron, kike exigiendo que hiciéramos lo mismo sin referirse a Lorena que no lo hacía ppr que ahí estaba su hermano. Como mencione antes… a mi no me llamaban la atención los penes de mis primos, hasta ese día. Kike andaba con el pene morcillon ese día le mire detalladamente el pene; con prepucio, de unos 8 cm de largo 3cm de ancho, moreno y unas bolas más morenas que su pene, no las había mirado detalladamente pero eran grandes y el mismo Menciono que ya tenía pelos en los huevos, nos los enseño y conto eran como 6. Algo despertó en mi después de que kike casi puso su pito en mi cara para mostrarme sus pocos vellos, debajo del agua se me paro la verga y ya quería verle las nalgas más seguido, no quería perderme de un momento cuando se agachaba o que nadaba. Quería verle el ano, yo estaba bien erecto que José lo notó y Lorena tambien. A mi ya n o me importó y me salía del agua para que me miraran todos bien erecto, kike no despegaba la mirada de mi pene y sonreía, José también se calentó y mostraba un pene más grande que el mío, el de el era blanco como el mío que sus 14 o 15 cm con ese grosor hacían que luciera perfecto, de lo erecto que estaba se le salía la mitad del glande que lo tenia rosita y el prepucio le quedaba poco hacia atras bien flexible, coronando un mata de pelos bien tupida pero solo arriba del tronco de la verga, unas bolas un poco recogidas ppr la elección, unas más grande que la otra, morenas nada que ver con su tono de piel pero eso sí ahí si tenía demasiados pelos. Yo seguí bien arrecho me la quería jalar pero me detenía por Luis. Estábamos jugando en el agua pasando nos por debajo kike a mi y Luis a José. Kike ya pasaba y me tocaba la verga por debajo del agua, me repegaba las nalgas, quedaba bien ensartado en ocasiones solo sentía lo caliente de sus nalgas que me ponía loco. (No tenía pensado penetrarlo hasta ese dia) yo ya quería no no estuviera nadie para penetrante. Derrepente Lorena le dice a su hermano Luis que la acompañe a ir al orinar para que la vigile que no venga nadie y se fueron. Yo aproveche para jalarmela rápido debajo del agua y kike me dijo que quería ver. Le mencione que el que me daría y me dijo que se iban a quedar solos una semana solo con su hermana mayor (Chabela de 18, ella trabajaba en el puerto todo el día.) Que pidiéra permiso para quedarme a dormir en su casa. Que ahí hacíamos lo que yo quisiera. José solo propuso lo mismo. Yo seguía erecto pero dejé de masturbarme por q estaba regresando Lorena y su hermano. Nos vestimos y regresamos, de camino kike me preguntaba que si iba a pedir permiso, le conteste que si. Esa tarde me dieron permiso y nos llevaron el camioneta a la casa de ellos por q ese tío iba a llevar a sus papas puerto. Nos dejaron tarea (recoger una leña para q no se mojara) la verdad si nos tardamos haciéndolo y kike mencionaba a cada rato que si íbamos hacer “cosas” yo le decía que si no le daba vergüenza con su hermano José? José solo decia. Si quiere que lo pises pisalo (o sea que lo coja) pasaron cmo 2 horas y llegó su hermana, el tío la había traído de raite. Esa noche no pasó nada por que ahí estaba la prima mayor. Amaneciendo yo fui el primero q me levante y mi prima ya estaba alistandose para irse de nuevo al puerto a trabajar. Me dijo ahí les dejo comida para que coman. Si gracias le contesté. Me lave los dientes y la cara, como era muy temprano me regrese a acostar, José y kike seguian dormidos. Yo había dormido con Pepe por q su cama era mas grande y kike solo en su cama, y estaba boca abajo como dibujando un 4 con sus pies. De pronto kike movió la sabana y quedó descubierto. Mostrándome unas nalgas perfectamente limpias, morenas bien gorditas por q era medio nalgon y tenía unas piernas gorditas también, una rajada del mismo color que todo su cuerpo moreno. Y en medio el tesoro su ano, bien cerradito, con todas las arrugas apuntado hacia adentro wow! que con la luz del sol se veía muy claro y sin ningún pelo, se le veía un color beige. Se me paro la verga. Estaba bien parado que tuve que masturbarme y terminé en menos del minuto, terminé cansado y me quede dormido. Cuando me levante ellos comían y ya se habían bañado, comi con ellos y después de terminar, jose tenia que ir al molino que era de ellos por que su mama lo atendia pero como no estaba el tenia que hacerse cargo de el hasta las 2p.m. José se retiro diciendo q regresa a las 2pm. Y kike no perdio tiempo al mencionarme lo que teníamos pendiente. La verdad yo no tenía ganas después de la jalada que me di. Pero el insistia: me quiso chantajear otra vez pero le dije que yo diría que es el quien quiere que yo lo pise. Se quedó pensativo y me dijo: Esta bien! yo diré que tu y Lorena pisaron en la casa del tío. Yo sin pensarla le dije esta bien. Que quieres? Él rapido me dijo chupame el huevo. Yo conteste que no! Que yo creía que el quería que yo lo cogiera. Él insistió que le mamara el pito! Entonces le dije solo si me eneseñas bien el culo para vertelo bien. Se subio a la cama se agachó se puso de perrito y se lo abrió uff la vista era mejor que en la mañana, ahí lo tenía en 4 abriéndose los cachetes ese ojete palpitaba, me acerque lo más que puede y la verdad no le olía a nada, agarre las nalgas yo y el las soltó, no pude evitar darle un leguetazo por toda la rajada, Él solo pandeo más la espalda en esa posición de perrito y gimio como niña, diciendo a ver otra vez! Y así lo hize y el volvía a gemir le dio un tercer lengüetazo pero esta vez deje la punta de mi lengua en el mero ojete haciéndoles círculos con ella. El ya gemia con sonidos de mujer y me ponía al cien. Me acomode bien detrás de él para chuparselo agusto y le besaba el ano como si fuera la boquita de Lorena. Mientras le chupaba el culo le paso las manos por su estómago y le pelliscaba los pezones el gemia como loca, sin dejar de chuparle el culo con mi mano derecha se la empeze a jalar la tenia durisima. Cuando se empezó a convulsionar supe que había terminado y si solo le salió un líquido aguoso entre blanco y claro solo fue muy poco. Yo seguía muy erecto me baje el short para jalarmela, él seguía acostado boca abajo. Yo le ordene que se pusiera de perro de nuevo y así lo hizo, el arriba de la cama en la orilla y yo de pie quedábamos a la pura altura y medida. Le apunte la punta de la verga a sj entrada y mi lubricacion y la saliva ayudaron a que se introducirá mi glande sin problema a como se la iba metiendo el prepucio se hacía para atrás, le metí el puro glande y el gemia de nuevo, le dije que se la iba a dejar ir y sólo asintió con la cabeza, se la empeze a dejar ir poco a poco por que me apretaba demasiado, sin pensarlo lo agarre de la cintura y por las cosquillas aflojó su ano y me dio el paso que sentí que se le fue como cuchillo en mantequilla. Se la tenía hasta el tronco cuando me dijo que le ardía y yo sentí una fuerza que apretaba wn tronco se mi pene, era que el me tenía muy apretado. Le dije q si se la sacaba y no contesto, cuando el mismo empezó con un vaivén como si me estuviera masturbando pero más rico y calientito, wl agarro ritmo y me daba un topes bien criminales, le avise que le iba a venir y sigui dándole unos topes y terminé adentro de él, sentí que era demasiado como si estuviera orinando por que me palpitaba demasiado el pene dentro de él. Cuando se la queria sacar sentía como que no me dejaba por que el seguía apretando el ano. Se la saque! Y vi como se le fue cerrando el ano poco a poco. mi pene seguía duro, el se levantó y vi que también seguía erecto. Me propuso chupqr el culo. Lo cual acepte y parado me chupaba el culo mientras yo me la jalaba, era la gloria (no me daba cuenta que ya fascinaba que me chuparan el culo los hombres) cuando iba a terminar le dije y me dijo q le pusiera la verga en la boca mientras el también se la jalaba, le acabe adentro de la boca se lo comio todo hasta dejarme el glande bien limpio, el volvió a terminar con casi nada de semen. Se levantó y mire como se le había escurrido todo si semen por una pierna hasta llegarle a los tobillos. Nunca pensé que un culo de hombre me encantara tanto. Le pregunté q si hacía eso con alguien refiriéndome a su hermano pero me dijo que no! Que solo lo ha visto jalarsela y por ende desnudo. Le dije que no dijera nada si no le iban a decir puto!. Pero desde ese día se volvió mi sobra… Dejen sus comentarios. En esta traté de ser un poco más específico con las partes íntimas. Por que desde aquí ya le ponía más atención a sus penes.

Autor: JESUS PEREZ Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

Relatos sexuales de mi niñez

2022-11-27


Continuando con mi vida sexual, les cuento mi experiencia con amigos. Continuando con mis relatos y tratando de ser breve, voy a pasarles a contar mi experiencia entre los 7 y 8 años. Aproximadamente a esa edad, había afianzado mucho mi amistad con chicos del barrio, todos ellos eran unos 2 años mayores que yo…yo era el más chico. Nos solíamos juntar en la esquina de casa, era de tierra, ahí jugábamos a las bolitas o canicas, con autitos o a la pelota, un día… uno de ellos pidió que armaramos un círculo entre todos, éramos 5 más o menos, yo los seguí, aunque no sabía para qué? De inmediato dijo saquen las pinchilas (penes) todos lo hicieron, yo también y comenzaron a tomarse para pararlos, yo también…una vez listos dijo: ahora nos besemos las pijas (penes). Así fue que comenzamos a frotarnos unos con otros, a veces coincidían hasta 3 penes rozandose…era maravilloso, sentir como nos tocábamos los glandes, sentir cuando coincidían dos cabecitas del lado izquierdo!!! eso producía como un microorgasmo, como una especie de golpecito eléctrico que te hacía cerrar los ojos de placer, ver y excitarse hasta el infinito viendo como hacíamos besar nuestros penes haciendo coincidir la puntita de nuestra cabecitas, era como hacer que se dieran un beso en la boca, era sublime!!! Era tan excitante que varios de nosotros emitidos gemidos fruto de semejante placer! Indescriptible!!! Como dije…éramos muy sexuales y desinhibidos, fuera varón o nena nos queríamos coger todo!!! P posterior a eso…(aclaro que mientras lo recuerdo y lo cuento, me estoy excitando muchísimo, estoy mojado y me tiemblan las manos) y ya siendo otro día de juntarnos a jugar, vaya si jugábamos!!! Nos juntamos en casa de 3 hermanos de la barra, Oscar, Dany y Leo otro amigo y yo. Surgió entonces una apuesta, no me acuerdo de que? Y el que perdía le tenia que chupar el pene a todos, siendo yo el más chico, adivinen quien perdió??? Y si, yo… me negué a chuparselas a todos, y me dijeron esta bien, pero por lo menos a uno…y te bajas los pantalones y los otros te culiamos… esta bien dije yo…y lo elegí a Leo, tenía un pene perfecto, ya se lo había visto otras veces, me arrodille, el lo saco, estaba medio erecto, lo tomé con mi mano derecha, era la primera vez que tomaba uno, suave, blanquito, gordito no tan grande, éramos chicos todavía, sentí como rápidamente se endurecía y se ponía durito, era hermoso!!! Me daba pudor, estaba frente a todos, aunque había confianza, primero le pasé la lengua por la puntita para sentir su sabor… sabía saladito pero rico, le dí como un pequeño besito y comencé a introducirlo en mi boca… no puedo explicar las sensaciones que me invadían!!! Mientras tanto mis otros amigos me habían bajado el pantaloncito, Oscar fué el primero, quiso penetrarme pero no pudo, ninguno sabía coger todavía, pero tomó mis nalgas y con ellas apretó su pene que rosaba mi ano, yo por momentos cerraba mis ojos de placer, era algo increíble, creo que pude terminar varias veces, porque por momentos tenía sentimientos de culpa, eso me pasaba siempre que tenía un órgasmo, eso nos pasa de chicos creo, pero igual seguí, todos hicieron lo mismo que Oscar… todo fué supremo!!! Mientras tanto yo seguía chupandosela a Leo, el doblaba su espalda hacia atrás, y buscaba introducir más su pene en mi boca, era muy rico, en un momento me tomo de la cabeza y me movió más rápido pero con cuidado, era muy dulce Leo, yo sentía como su pene latía en mi boca, su cabecita parecía que iba a explotar, hasta que al final lo sentí terminar, empujó su pene con mucha fuerza hasta el fondo de mi boca, casi llego a mi garganta, casi vomito por eso, pero no lo hice, y el pegó un grito como loco!!! Creo que fue su primer orgasmo con otra persona, fué muy lindo verlo y sentirlo a Leo. Mientras tanto los otros chicos también lograron terminar, ya todos estaban sentados en el piso mirándonos a nosotros, todos éramos púberes y acabábamos rápido, algunos querían cogerme de vuelta, pero yo no quise, aclaro que todavía ninguno eyaculaba, por lo que leo no lo hizo en mi boca, a lo sumo quizás alguno despedía líquido seminal, porque al tocar mi cola la sentí mojada con algo un poco pegajoso, pero poquito, por lo que me sequé y listo…. Creo que eso fué una orgía de niños…

Autor: FELIPEPIG Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

Dos negros me penetran por el culo

2022-11-27


Los negros son mi odsesion, por lo que voy en busca de ellos a como sea y recibí uno de los momentos más placenteros de mi vida. Toda esta historia comenzó cuando tenía 21 años, era un chico soltero y con ganas de probar nuevas cosas, soy una persona gay que nunca había tenido experiencias sexuales con otros hombres, por lo que fui en busca de una aplicación para ello, quería perder mi virginidad anal, y no quería que fuese cualquier persona, por lo que quería hacerlo con alguien bien dotado, de repente me encontré con el perfil de un hombre llamado Malcolm, tiene 32 años, mide 1,90, es bien acuerpado, y sobre todo es negro, un negro hermoso y maduro, como me gustan, empece hablar con él y me parece un hombre simpático, empezamos a enviarnos fotos, yo soy un chico delgado, blanco y con pelo ondulado, soy de estatura media, unos 1,75 de altura, y soy alguien lampiño, y me suelo rasurar las axilas y mis partes íntimas para que no quede nada de pelo en mi cuerpo, lo cual a él le encantó, además mirando tenía unos brazos grandes, unas piernas también grandes y formidas, y empezamos a enviarnos fotos cada vez más picantes, por lo que yo le envié una de mi desnudo mostrando mis nalguitas pequeñas, y el me mostró uno de su pene, era enorme, no sé si era así de grande como se veía tenía que averiguarlo, así que quedamos que en su casa, me dio una dirección, y nos veríamos a las 8 PM. Entonces yo procedí a alistarme, me bañé, luego hice del baño y me limpie muy bien mi ano con un enema para que quedará bien limpio, después procedí a resurarme, cerca de mi pene y mi ano, para que quedará sin nada de bello, mis piernas no tengo casi vello, y el poco que tengo casi ni se nota así que no había necesidad, luego me resure la cara con la poca barba que me crece, y mis axilas, las cuales igual quedaron sin nada de bello y bien suaves, de por sí soy bastante puta en ese sentido, sentirme un poco como una mujer, en mi pecho no crece nada de bello así que termine, luego salí del baño, me vestí y procedi ir al dichoso lugar. Cuando fui casi no lo encuentro, pero al fin lo encuentre, el lugar la verdad no era el mejor, quedaba en un barrio un poco peligroso, además de eso ya era tarde, y vivía en un apartamento de mala muerte, fue a su habitación, y ahí el me recibió, pero no estaba solo, estaba con otro hombre, otro negro igual de lindo y musculoso que el, Malcolm estaba vestido un poco informal, tenía unos pantalones de jeans anchos, pero tenía una camisa sin mangas de color blanco, por lo cual se notaba sus brazos fuertes, además en los brazos también tenía tatuajes que no se notaban mucho por su color de piel, además era calvo y tenía un poquito de barba de candado medio a rasurar, y si era bien alto, apenas le llegaba poco más de sus hombros, me saludo de la mano, la cual era una mano enorme y muy fuerte, me apretó un poco mi mano y ya se notaba la fuerza que tenía, se presentó y también me presento a su amigo que se llama Michael, también lo saludé de la mano, él era un poco parecido a Malcolm, ya que era calvo igual, pero tenía un bigotito muy fino, y barba en su barbilla que si era más abundante, además también vestía con jeans anchos pero con una camiseta ancha que tenía mangas cortas, además que era solo un poco más alto que yo, por ahí unos 1,78 mediría, y estaba igual musculoso, pero no tanto como Malcolm, y me pasaron a seguir. El apartamento era un poco pequeño, y además no estaba muy organizado que digamos, había un poco de desorden, olía un poco a sudor y la nevera estaba llena de cerveza, ellos me invitaron a centrarme en el sofá, yo quedé en medio de ellos, ellos estaban mirando un partido de fútbol y tomando cerveza, me invitaron pero yo lo rechace, no soy muy de tomar alcohol, pero ellos me insistieron y al final absedi y tome un poquito, nos quedamos hablando un rato, yo la verdad estaba muy nervioso y hablaba muy poco, como que en esos momentos me estaba arrepintiendo de venir ya que esos hombres no me generaban confianza y estaban muy raros, de repente ellos cambiaron el canal y pusieron un vídeo porno gay de un chico blanco y delgado, así como yo, siendo penetrado de manera agresiva por dos negrotes enormes, mientras que el chico gritaba muy fuerte y hasta lloraba, en ese momento Malcolm me dijo. – Vez lo que está en el vídeo, eso es lo que te vamos a hacer. En ese momento el miedo me recorrió entonces me pare y les dije amablemente que me hiba a ir y que era un gusto conocerlos, entonces ellos se pararon igual y uno se hizo delante de mí y el otro atrás, entonces Malcolm me dijo. – Tu no vas a salir de aquí, esto apenas comienza. Yo con una risa nerviosa quise irme pero no me dejaron, y Michael me dijo. – Esto se va a poner divertido no te vallas. Yo seguí evitandolos, pero no hubo forma de que me dejaran, entonces Malcolm dijo de manera muy seria. – Tu no te vas de aquí hasta que nosotros te digamos, lo vas a hacer a las buenas o a las malas. Yo ahí entendí que ya no podía salir de allí, ellos eran mucho más fuertes que yo y me irían a golpear muy fuerte y aún así me violarían, así que adsedi con mucho temor. El corazón me latía a mil y estaba muy rojo, ellos solo se acercaron y me empezaron a tocar el culo, de repente Michael que estaba detrás mío me empezó a meter la mano debajo de mis pantalones, y me tocó mis nalgas, luego cogería mis boxers y los jalaria hacia arriba, como si estuviera haciendo el calzón chino, luego Malcolm empezó a tocarme las nalgas sobre el pantalón y esculco mis bolsillos y me quitaron la billetera, luego revisaron mi dinero y me lo quitaron todo, yo les dije que pararan pero no me hicieron caso, y tiraron mi billetera quien sabe donde, no lo pude encontrar. Después procedieron a bajarme los pantalones, y después bajaron mis bóxers suavemente, por lo que mis nalgas quedaron al descubierto, por lo que por lo que Michael se hacerco a ellas y me dijo. – Ummm que rico culito tienes, tienes un culo de puta, pequeño y muy suave, como me gusta. Luego procedió a besarme mis nalguitas y después con sus manos me las abrió y vio mi ano, el solamente me tocó con el dedo pulgar mi ano mientras decía. – Ummmm, no sabes cómo te voy a romper ese agujerito. Luego Malcolm procedió a tocarme la cola y darme una nalgada, después procedieron a quitarme el saco y la camisa, dejándome completamente desnudo, y Malcolm dijo. – Que Cuerpo de putita tienes, ni sabes cómo me lo voy a gozar. Después me pidieron que me pusiera de rodillas y que desabrochara sus pantalones, primero desabroche el de Malcolm y encontré tremenda mounstrocidad, su pene era más grande de lo que pensaba, encerio media como unos 25 CM, después baje el de Michael y también tenía un pene enorme, como de unos 22 CM, los agarre con ambas manos y me dijeron. – Chupa perra, y prueba nuestras barras de chocolate. Entonces procedí a chupar sus penes, chupaba uno y después el otro, chupaba de a poco, pero ellos me precionavan la cabeza para que entrara más, y así estuve un rato, luego después ellos se quitaron la camisa y pantalones y quedaron totalmente desnudos, y pude apreciar sus cuerpos perfectos, bien musculosos y tonificados, además un color chocolate increíble, además igual eran lampiños y no tenían bellos, por lo que tenían una piel super suave, ellos se sentaron en el sofá de piernas abiertas, mientras que se masturban, me pidieron que igual les jalara sus penes y eso hice, y estando de rodillas pude apreciar más sus perfectos cuerpos, se notaban que tenían unos muslos enormes, sobre todo los de Malcolm, y eran muy suaves también, además que Malcolm también aparte de un cuerpo muy musculoso, también tenía algo de barriga pero no mucha, mientras que Michael no, el si estaba más tonificado, pero no sé aún así me seguía gustando más Malcolm, es una persona tan varonil, más que cualquier hombre heterosexual, y es muy rudo, encerio estaba muy enamorado de ese negro hermoso, yo haría lo que fuera por el. Después de eso Malcolm me pidió que le chupara su enorme pene, pero desde otro ángulo, no de frente sino a un lado, además me dijo que me sentara entre su pierna izquierda, lo cual hize, por lo que chupe ese delicioso pene sin parar, de repente Michael se pone al borde del sofá y empieza a tocarme el culo, me paro más el culo, abrió mis nalgas y empezó a lamer mi ano, no solo eso sino también a escupirlo, y así jugar con el básicamente, eso me estaba excitando muchísimo, mientras que Malcolm acariciaba mi cabello con sus manos, y yo lamía su delicioso pene, luego Michael empezó a meter sus dedos en mi ano, y eso me éxito muchísimo, empeze a sentir cosquilleos en todo mi cuerpo, un placer muy grande. Luego de eso Michael se sentó bien y me dijo que se subiera encima mío, ya sabía a lo que venía, entonces me subí encima de el, y entonces el procedió a a meter su gran pene en mi anito pequeño, de a poco me lo metió, y de a poco presenti un desgarro en mi ano que me hacía cerrar los ojos con mucha fuerza y apretar mis dientes, luego todo su pene se metió en mi ano, el dolor que sentí fue impresionante, luego de eso mis lágrimas empezaron a correr, y Michael empezó a mover su pene, eso me causo mucho dolor, trataba de contener los gritos y serrraba mis ojos mientras estaba llorando por el dolor, luego me hizo una embestida fuerte y no pude evitarlo y grite fuerte por lo que Michael tapó mi boca y me dijo – No grites perra o la vecina se dará cuenta. A lo que Malcolm respondió. – Y que importa lo que diga la vecina, ella sabe que esto es zona de machos y que ni ella ni ninguna mujer es bienvenida, solo follamos con putas como el para demostrar nuestra hombría, así somos los verdaderos machos. Esas palabras me hicieron editar más, además después de eso Malcolm cogió mi cabeza y hizo que lamiera su pene nuevamente, mientras que Michael me penetraba el culo, la chupada de pene hizo que me calmara el ardor de mi ano, y que dejara de llorar, encerio su pene era muy delicioso, mientras que con mi mano derecha agarraba con fuerza su muslo derecho, que era muy suave y su muslo era el doble o el triple que mis muslos flacos, eso me exitaba, además con Malcolm sentía como si fuese mi macho que me protege el simplemente pegaba gemidos también y con su mano tocaba mi espalda hasta llegar a mi culo y pegarme una nalgada, al igual que Michael agarraba mi culito pequeño con fuerza y me daba nalgadas. Luego después de un rato, cambie de posición y procedi ahora a chupar el pene de Michael, que igual estaba delicioso y agarrar su muslo que igual era grande, pero aún así lo disfruté, mientras que Malcolm se paró y se puso de rodillas en el muevo y procedió a meterme su gran pene en en mi ano, el si no fue tan complaciente y me lo metió de una, con fuerza, luego de eso sentí un gran placer en mi ano, me hizo cosquillas todo el cuerpo, pero ahora Bera más fuerte, mi cara era de total impresión y tenía los ojos bien abiertos y la boca abierta, luego el empezó a mover su pene con mucha fuerza, lo que hizo que metiera un gran gemido y así siguió, embistiendome muy fuerte, su cuerpo chocaba con el mío y sonada, además el empezó a sudar mucho por lo que el sudor se pegó a mi y era muy excitante, me dio muy duro y yo solo gemía muy fuerte, luego el cogió sus manos y presionó muy fuerte contra mi espaldapor lo que mi cara quedó enterrada en los grandes y suaves muslos de Michael, además que su penesote se sostenía detrás de mi cabeza, y yo solo gritaba de placer a más no poder, sentía dolor pero ya no tanto, ya era mayor el placer, además que mi ano, ya estaba mucho más abierto, así que ya cabrían sus enormes penes, el sudor que impregnaban era mucho, y me caía a mi, y el olor que emanaban era muy fuerte, pero muy excitante, un olor a macho puro. Luego después de eso mi culo quedó bien abierto, y me pare y ellos me dieron unos besos en la boca, muy apasionante, primero a Michael y luego a Malcolm, con el me di unos besos largos y no quería soltarlo, ya tenía decidido que eran los hombres de mi vida, de los cuales ya estaba muy enamorado, en especial Malcolm, luego después de eso me puse en cuatro encima del mueblez y Malcolm procedió a lamer mi culo, su lengua era muy excitante, se la paso un buen rato lamiendo mi culo, hasta que metió su pene de nuevo, pero esta vez más suave, y luego Michael lo metía, y se rotaban, y mi ano hacia un ruido cada vez que lo sacaban, ya de lo muy mojado que estaba, luego me tiraron al piso y alzaron mi culo hacia arriba y me metieron sus penes, también se rotaban. Sin embargo aquí no acaba, luego procedieron a tomar cerveza ya que teníamos muchísimo calor por lo que habíamos hecho, y estaba vez si tome, ya que tenía sed y en esos momentos la cerveza sabe a gloria, luego Malcolm procedió a sentarseen el sofá, y me dijo que me sentara encima de el, por lo que hizo y le di un gran beso en la boca, luego el me metió su pene en mi culo ya bien perforado, por lo que ya sentía pura exitacion, pero lo que no contaba es que Michael después procedió a meter su pene igual por mi ano, por detrás, por lo que tenía dos penes en mi culo, el pene de Michael no cabía bien ya que de por sí eran penes muy grandes, pero el hizo fuerza y me lo metió, y eso me causó un gran dolor por lo que volví a llorar, pero ellos como si nada empezaron a penetrar bien fuerte, entonces luego Malcolm procedió a darme otro gran beso para que me calmara, lo cual me relajo, y luego Michael se hacerco más a mi y me empezó a besar la espalda lo cual me éxito mucho, estábamos haciendo un sándwich, el más rico de todos, yo gemía con todas las fuerzas, y ellos también empezaron a gemir, lo hicieron tan duro que luego se separaron de mi, me tiraron al suelo y ellos se pusieron de pie, de pronto ellos empezaron a masturbarse con fuerza por lo que sabía que ya venía el momento, entonces me puse de rodillas antes sus penes, y abrí la boca con la lengua afuera, entonces empezamos a masturbarme más y más duró, hasta que escuche los gemidos de ambos, primero Michael, quien soltó todo su chorro y me callo parte de eso en mi boca, y los demás al rededor de mi boca, luego se corrió Malcolm y si lo hizo con fuerza, ya que igual parte me callo en la boca, pero lo demás callo al resto de mi cara, inclusive callo en mi nariz, me callo en un hijo y la frente, y llegó a mancharme el cabello igual, mientras que el semen de Michael se estaba escurriendo mi mi pecho, esa lechita de ambos machotes era mucha y sabía delicioso, estaba bien caliente y me la trague toda, había tenido el mejor sexo de mi vida, y me había convertido en su puta total. Luego de eso nos bañamos, allí nos seguimos besando y con el pene semk erecto me penetraron una vez más, luego me cambié y me dijeron que viniera más seguido, y que si no me harían a buscar en mi casa y me follarian como perra sin importar que estén mis padres, nos seguimos viendo muy seguido a follar, no dejo de pensar en ellos y necesito de sus penes siempre, aunque aveces inviten a otros chicos como yo a follar igual y a enamorarlos como me hicieron a mi, pero bueno eso es otra historia. Espero lo hayan disfrutado y esperemos que hayan más historias así, nos vemos.

Autor: JULIANGAY777 Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

A los 14 con mi bully, parte III

2022-11-27


Su cuerpo era lampiño, pero un pequeño caminito de vellos delgados y lisos que conducía a su entrepierna comenzaba a dibujarse. Su físico era el de un gimnasta; no era flaco ni mucho menos, pero tampoco era un Cristiano Ronaldo. Estaba en un punto intermedio que le ayudaba a mantener un aspecto juve. Esta vez fue él quien tomó la iniciativa. Aunque tímido, a ritmo constante comenzó a desabotonar mi uniforme. En cuestión de segundos ambos estábamos solo en boxer. Nuestras erecciones se dibujaban como dos mástiles erguidos a todo lo que daban. De inmediato me di cuenta que el suyo era más grande que el mío, aún cuando solo podía verlo por la tela. Su cuerpo era lampiño, pero un pequeño caminito de vellos delgados y lisos que conducía a su entrepierna comenzaba a dibujarse. Su físico era el de un gimnasta; no era flaco ni mucho menos, pero tampoco era un Cristiano Ronaldo. Estaba en un punto intermedio que le ayudaba a mantener un aspecto juvenil pero muy desarrollado. Por dentro me estaba derritiendo y lo debió notar. Un rubor apareció en sus mejillas y puso su mano derecha en su antebrazo izquierdo. Estaba vulnerable, y quizás ese era el verdadero Daniel. Si conocieras ambos lados, creerías que son dos personas distintas, pero no, era el mismo. Detrás de toda esa imagen construida de niño rudo se escondía un chico que necesitaba afecto, que había sido casi abandonado por sus padres — probablemente no era el primer cumpleaños que pasaba solo — inseguro y con mil cosas escondidas. No era el mismo Daniel de la escuela el que estaba parado en frente mío, desviando la mirada sin saber a dónde ver para esconderse. Sonreí. Me sentí alegre de poder ver esa parte antes de seguir en lo que estábamos. – No me veas tanto — dijo casi en un susurro. Sin querer sonó hostil. – Eres hermoso — contesté sin pensar mucho en la cursilería que acababa de soltar. Quizás en el fondo, seguía siendo consciente de lo mal que se había portado antes y me generaba una contradicción gigante sentir atracción y hasta algo de cariño o ternura por el. Las palabras se me caían sin mucho análisis, sin que las pudiera contener. Pero eran sinceras — una pequeña mueca, un gesto que nunca había visto antes en el se dibujó. Una semi-sonrisa que levantó solo el lado derecho de su boca mientras empujaba los labios hacia adentro. No pude resistir más y volví a besarlo. En ese rato algo había pasado, en menos de media hora había visto una parte de Daniel que jamás creí ver (y no solo hablo de su cuerpo). Decidí dejar de pensar y entregarme al placer. Ambos nos entregamos. Sin rodeos y sabiendo que mis padres regresarían antes del anochecer, conduje su mano derecha en un movimiento rápido hacia mi trasero. Pasado un par de segundos supo que hacer y comenzó a apretar y masajear, primero con una y luego con ambas manos. Por mi parte mis manos se dirigieron raudas a sus caderas, y mis dedos poco a poco se fueron abriendo camino por su boxer. Pude, por primera vez, sentir su pene. Estaba duro como una roca, su pubis se sentía cálido y un poco húmedo debido al calor. Sus testículos, aún ligeramente contraídos por la excitación, se sentían grandes y suaves. Su precum mojaba la parte trasera de mi antebrazo al ritmo que rozaba su glande. Los gemidos se hacían cada vez más intensos de parte de ambos. Despegué nuestros labios, me puse de rodillas, besé su abdomen. Daniel solo miraba atónito. Bajé por fin su boxer hasta la altura de las rodillas y en frente mío saltó un miembro de unos 16-17 cm (un buen tamaño considerando que acababa de cumplir 15). Estaba circundado, lo que dejaba completamente a la vista la cabeza que era de un tono rosa clarito, mientras que el resto de su pene era casi del mismo trigueño de su piel. Su pubis estaba cubierto por una mata de pelos casi lisos que cubrían casi toda la zona. No se veía que se hubiera depilado alguna vez, pero no lo necesitaba. Era perfecto así tal como estaba. Todo su cuerpo era perfecto. Sus testículos eran grandes, aún colgaban y lucían un color uniforme con el resto de su intimidad. Dudé de estar despierto, por un momento todo parecía un sueño. Pero era real, estaba pasando. Tenía al que probablemente fuera el chico más guapo y rudo — al menos de mi edad — de toda la escuela, totalmente desnudo, mordiendo su labio inferior, espectante de lo que venía a continuación. La primera vez que pasé la lengua por su glande, su cuerpo se contrajo en un movimiento casi eléctrico. Soltó un gemido sonoro. Yo no daba más. Sentía que la sangre se me había subido a la cabeza y mis oídos estaban tapados. Sin pensar más y como pude — era mi primera vez — me introduje su pene en la boca. Jamás olvidaré ese primer impacto. Un sabor dulce, mezclado con el precum y el aroma de sudor juvenil que, contra todo pronóstico, me resultó agradable y excitante. Se sentía extraño, pero ambos lo estábamos disfrutando. Sus manos se alternaban entre mi cabeza, dudando si empujar, para luego tapar su cara. Cada tanto se mordía algún dedo en señal de no poder aguantar. Si algo bueno me había enseñado el porno, era hacer aguantar a alguien que recibe un oral. Bajaba el ritmo a propósito cada tanto. Mis manos se alternaban entre acariciar sus muslos y su trasero, que se sentía duro y blando por ratos, según si estaba tenso o no. No me atrevía a urguetear más allá. Pero en un momento tomó mi mano, y con su propia saliva humedeció mi dedo índice. Iba a por todas, y yo también. Sin dejar de mamar dirigí mi dedo a su ano. Sentía como lo apretaba entre sus nalgas cada vez que su cuerpo se contraía, y cuando estaba relajado, aprovechaba para comenzar a introducir. Mis dedos eran largos, así que fui con cuidado y atento a las señales que su cara me daba. Decidido, tomó mi cabeza entre sus manos y empezó a bombear. Ahora el ritmo lo ponía el, mientras yo me concentraba en separar sus nalgas con una mano e intentar meter un dedo. Lo conseguí, y cuando iba en un cuarto, soltó un grito mezclado con un gemido. Lo miré asustado, detuve la mamada por unos segundos: – S- sigue — dijo jadeando. Su cuerpo se veía brillante por el sudor, su boca entreabierta y expresión eran, en conjunto, una obra de arte. Abrí la boca y seguí en lo que estaba, no sin antes escupir en mi mano. Con eso como lubricante, metí mi dedo índice hasta la mitad y con decisión en su agujero. Se sentía caliente y apretado. Era una sensación absolutamente nueva. Poco a poco fui metiendo y sacando para poder empujar cada vez más adentro. Al mismo tiempo, las embestidas de Daniel en mi boca aumentaban de ritmo. Sabía que se podría venir en cualquier momento, así que, a propósito, empuje mi dedo hasta el fondo deseando que, con una pizca de suerte, diera de lleno en su próstata. Y así fue, pues al mismo tiempo que sentí el contacto con la punta de mi dedo, Daniel comenzó a jadear con fuerza, y soltando un orgasmo que estaba más cerca de un grito, comencé a sentir chorros y chorros de semen que impactaban de lleno en mi garganta. Su sabor era casi neutro, ligeramente salado, con lo que tragué chorro tras chorro sin problema y con gusto. En total fueron unos 5 o 6 grandes, y unos 4 más de menor intensidad. Cada chorro iba acompañado de una contracción de su cuerpo entero. Mantuve su pene en mi boca hasta que perdió la erección por completo. Con mi lengua limpié todo rastro de semen que hubiera quedado. La sensibilidad se hacía evidente cada vez que tocaba su glande. Daniel se había logrado incorporar, pero entonces vino una especie de desvanecimiento y el susto de mi vida. Luego me enteraría que, generalmente, las primeras eyaculaciones fuertes tienen ese desenlace; el cuerpo se agota por completo y es casi como desmayarse. Yo lo había gozado, no había duda, pero no había logrado correrme. Aun seguía erecto, pero la preocupación por el estado de mi compañero hizo que la erección se bajara. Me paré rápido y me apresuré a tomarlo por los brazos. – Tengo sueño — soltó en un susurro. Me derretí de ternura. Lo llevé hasta mi habitación que por fortuna estaba en el primer piso. Entró por su cuenta y, apenas vio la cama, se abalanzó sobre ella desnudo. Pasados unos segundos no despertaba con nada. Miré la hora, eran las 19:30 y mis padres solían volver pasadas las 21:00. Tendría una hora para dormir. Lo dejé ahí mientras fui a limpiar el desastre que habíamos dejado en la sala de estar. Su ropa y la mía estaban mezcladas en el suelo, calcetines, boxer y algunas gotas de semen que divisé en el piso. Quizás les va a parecer asqueroso, pero saber que eran de él me hizo untarlas con mis dedos y llevármelos a la boca, y me pareció un nivel de morbo y excitación diferente. Aún caliente pues no me había corrido, recogí su boxer y comencé a olerlo y restregarmelo por la cara. Sabía que lo tenía en mi habitación a mi completa disposición, pero no estaba dispuesto a cruzar esa línea. Me conformaba entre tanto con oler su boxer. Tenía un ligero aroma a sudor, muy suave, y manchas de precum por el frente. Pasé la lengua por toda la extensión mientras me masturbaba con desenfreno. Me iba a correr en tiempo récord; menos de dos minutos. Cuando estuve a punto, por el apuro de no ensuciar las paredes, utilicé el boxer de Daniel como amortiguador. Solté al menos 5 chorros grandes, el boxer quedó totalmente empapado. Me sentí un poco avergonzado, pero no había tiempo que perder. Terminé de recoger la ropa, limpiar y ordenar. Metí el boxer en la ducha para lavarlo. Lo dejé tendido esperando que en una hora se secara (spoiler, no se secó), mientras me dirigí a mi habitación y como pude vestí a Daniel. Le puse uno de mis boxer y calcetines limpios, su pantalón, camisa y zapatos. Parecía un muerto, lo que me asustaba pero también entendía que estaba en un sueño profundo. No le puse la corbata para evitar despertarlo de tanto movimiento. Así dormido se veía adorable. Instintivamente acaricié su rostro a la altura de su frente, y le di un beso suave en los labios. Y ahí figuraba yo, mirándolo dormir absolutamente embobado. De enemigos a amantes, así de simple. ________________________ Pasada una hora volví a mi cuarto para despertarlo. Mis padres ya venían en camino. Debía que irse pronto o nos iban a descubrir. Entré y, para mí sorpresa, ya había despertado. Estaba sentado en la orilla de la cama analizando meticulosamente cada rincón de mi habitación, mi santuario. La librería; los pósteres de algunas de mis bandas favoritas; una especie de línea de tiempo de fotos mías desde que era un bebé hasta una de los 13 años. La de los 14 aún no la colgaba. A pesar de sentir mi presencia, no se volteó a verme. Se paró y cuando se giró hacia mí, descubrí en su rostro una expresión distinta. No sabría decir si se veía triste o preocupado, o tal vez pensativo, liberado. O quizás un poco de todo. Pero se veía como una persona nueva; era otro Daniel. Me había mostrado todos sus secretos y su interior (literalmente) y era consciente de eso. – Debería irme — dijo. Me sentí aliviado, no creí ser capaz de pedírselo yo. – Mis padres están por llegar — respondí con tristeza — lo pasé bien — él solo sonrió levemente en respuesta — espera — le dije. Fui al patio a buscar su boxer. Seguía aún húmedo, así que lo metí en una bolsa y se lo entregué. Miró con cara de extrañado. Los sacó de la bolsa y los extendió. La cara se me puso roja al instante; la mancha blanca no se había ido del todo, y ahora que estaban menos mojados, se notaba aún más. Abrió un poco los ojos y luego soltó una risilla, movió la cabeza y los metió de vuelta a la bolsa. – Disculpa, es que no… Yo no quería ensuciar… Ya sabes — me deshice en disculpas mientras sentía arder mis mejillas – Tranquilo — respondió con esa semi-sonrisa que me había vuelto loco — de recuerdo — dijo. Lo guardó en su mochila, se la montó solo del lado derecho y se alistó para partir — ahora si me voy. Parecía estar esperando que me moviera de la puerta para pasar. – No muerdo — dije riéndome mientras hacia un ademán por el lado. Pasó, lo acompañé hasta la puerta, y antes de abrir me dijo – Porfavor, no le digas a nadie — su rostro mostraba preocupación – Tranquilo — respondí. Puse una mano en su hombro libre — No tienes que pedirlo — miró mi mano y sonrió un poco. Me sentí pagado con eso. — ¿Almorzamos juntos mañana? — solté – Puede ser – No te hagas el difícil — dije riendo. En respuesta me dió un puñetazo suave en el pecho mientras se reía. No sabía cómo me debía despedir, ¿Un beso? Muy de pareja. ¿Abrazo? Demasiado cursi. ¿Alguna cosa medio calentona? Descartado, nos poníamos a tener sexo otra vez. Ninguna de las anteriores. Pasé mi mano por su cabello para terminar de acomodar un mechón que se le había despeinado. – Vete antes que nos vean mis papás — solté finalmente. El asintió – Nos vemos mañana — respondió. No era un “almorcemos juntos” pero era algo. Abrí la puerta y dió dos pasos hacia afuera. Se quedó parado mirando hacia abajo otro par de segundos. Levantó cabeza, decidido. Entró de vuelta, juntó un poco la puerta, se inclinó hacia adelante y me besó. Fue sorpresivo e inesperado. Correspondí su beso como pude. Se sintió bien, mejor que nunca. – Ahora si — dijo separando nuestros labios. Pensó un poco — Almorcemos mañana — guiñó un ojo y finalmente se fue. Yo me quedé congelado y derretido al mismo tiempo. Algo grande estaba por venir, y estaba ansioso por saber qué era. ___________ ¿Continuará?

Autor: SAMUEL.HGH Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!