Relatos Eróticos de Sexo Gay


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


El viejo del sex shop, descubriendo el gloryhole.

2022-11-28


Movía su cabeza atrás y adelante, de pronto retiró su cabeza de la pared y volteó a donde sabía que estaba yo mirando, entonces pude ver el hoyo en la pared y saliendo del hoyo una hermosa verga llena de babas. Sí, era un gloryhole, lo que yo quería. . Este es un relato de un lector que me pidió que contara y publicara su historia. El relato fue escrito por él, yo solo corregí algunos detalles. Primero va la presentación y como se inicié en el sexo gay como pasivo. Luego como descubrió el gloryhole, y donde conoció a El viejo del sex shop. Hola, mi nombre es Pedro, soy mexicano, Casado, mido 1.75, peso unos 90 kilos, nací y crecí en una ciudad del norte de México, en la frontera con Estados Unidos, desde muy joven me di cuenta de que me gustaba ser pasivo, aunque nunca había tenido sexo, pero desde la primaria, siempre que íbamos a los baños nos poníamos jugar que cogíamos y a mí siempre me gustaba quedar abajo, luego un primo mayor que yo me agarró contra un árbol y me froto su verga en mi culo por encima del pantalón y a mí me gusto, tiempo después un tío, hermano de mi padre me invitó a juntar estiércol en los ranchos cercanos para hacer ladrillo, cuando ya habíamos juntado bastante me dijo que nos metiéramos a un canal de riego a bañarnos, nos metimos completamente desnudos, mi tío me hizo voltearme de espaldas a él, me puso una mano en el hombro y me dijo, Agáchate, me restregó su verga en el culo sin meterla y de pronto me dijo, Ya Vámonos, eso fue lo más cerca que estuve de probar una verga en mi culo. Luego fuimos a vivir a una ciudad más grande, me hice muchos amigos de mi edad y más chicos, nos pajeábamos, más bien yo los pajeaba a ellos, les mamaba sus pichitas, uno de ellos trató de metérmela varias veces, pero la tenía pequeñita y todo quedo en juegos de niños. Cuando empecé la secundaria y me empezaron a gustar las niñas, me hice de algunas noviecitas, tuve muchos amigos, luego me enamoré por primera vez de una niña de mi barrio, era una chica preciosa de mi edad, ella estaba enamorada de uno de mis amigos, tuve más novias, incluso dos al mismo tiempo, terminé la secundaria y empecé la preparatoria, tuve nuevos amigos, en Todo este tiempo nunca paso por mi cabeza que me podrían gustar los hombres, ya ni recordaba aquellos juegos cachondos de la niñez. A los 17 años comencé a trabajar en una fábrica, tuve nuevos amigos y amigas, tuve una nueva novia, era una muchacha muy bonita, como 10 años mayor que yo, pero a mí me parecía muy linda, en esos tiempos me di cuenta de que los hombres volteaban a mirarme y algunos maricones hasta me decían cosas como: Papasito, que bueno estás, a mí me causaba gracia, pero nada más. Luego cambié de trabajo y conocí a la que hoy es mi esposa, comenzamos a salir y andar en serio, nos comprometimos para casarnos a los pocos meses, está vez comencé a trabajar en una empresa, mi trabajo era de noche, era un trabajo muy fácil, solo trabajaba tres días por semana, los fines de semana regularmente se quedaban los empleados del turno de día y venían algunos amigos y a veces venían chicas, tomábamos, jugábamos cartas y mirábamos el box en el televisor, luego todos se iban y en ocasiones alguna chica se quedaba a dormir conmigo. Un día, o, mejor dicho, una madrugada sonó el timbre de la puerta, fui a abrir, era un hombre mayor, como unos 30 o 35 años, pregunto por un amigo de él que trabajaba ahí. Ando buscando al cordobés, me dijo. No está, él trabaja está noche, hoy me toco quedarme a mí, pero pasa, eran las cinco y media de la mañana. Que lastima, le traía unas manzanas y ni modo de llevármelas al trabajo, ¿las quieres tú? Si claro. ¿Oye, me dijo, es cierto que vienen muchas morras? Sí contesté. ¿Y te las coges? Claro. ¿Donde? Eh, pues aquí en el sofá, en la alfombra o en una cama plegable que tengo allí dentro. ¿Tienes una cama? Si. Y cómo te las coges, me dijo pegándose a mi sentados en el sofá. Cuando menos pensé me lo estaba cogiendo, cuando acabamos de coger se vistió, tengo que irme o voy a llegar tarde al trabajo, estuvo muy bueno, cuando trabajas otra vez? Le dije que días estaba y prometió volver, seguimos cogiendo así varias semanas, me case y seguimos con lo nuestro, también seguí cogiendo con chica. Así paso el tiempo, el venía una o dos veces por semana, me mamaba la verga y luego yo me lo cogía, pero todo aquello despertó en mi mi lado pasivo, yo quería que el me cogiera a mí, yo quería mamarle su verga, un día me animé y se la agarre y se la empecé a menear, ¿Te gusta? Sí, le contesté. ¿te la quieres comer? Sí, le dije. Pues mámamela. Esa noche se la mamé y por primera vez tuve una verga en mi culo. Ufff de lo que me había perdido todo aquel tiempo. Desde entonces fui su puta, me cogía cada vez que teníamos oportunidad, fui su puta por varios años., Venía a mí trabajo una vez por semana o yo iba a su casa, varias veces me cogió en la casa de una de sus hermanas, en un hotel, en un baño público, así estuvimos hasta que me vine con mi esposa y mis hijos a vivir a Texas, estados unidos. *** Aquí en Texas vivo en una ciudad pequeña, casi sin ningún tipo de diversión, no hay bares ni clubes, no hay salones de baile, vaya, que ni cine tenemos, para tener un poco de diversión hay que ir a las ciudades grandes, la más cercana está como 48 km al sur, al norte hay dos ciudades más grandes donde puedes encontrar cualquier tipo de diversión, desde salones de baile, clubes para caballeros, centros nocturnos, áreas de cruising y sex shops. Una de estas ciudades es Dallas a 99 km y la otra es Fortworth a 93 km. Estas dos ciudades están separadas por unos cuarenta km, tienen otras muchas ciudades satélites que son más pequeñas pero que las unen entre sí. Trabajaba yo con una compañía de remodelación y un día estuvimos trabajando en una pequeña ciudad al oeste de fortworth, éramos 3 trabajadoras y nuestro patrón, el caso es que cuando íbamos de regreso a casa mire a la orilla de la carretera una sex-shop o tienda xxx, un poco oculta entre dos clubes, se veía una tienda pequeña, pero me prometí que la visitaría apenas tuviera oportunidad, cosa que sucedió casi seis meses después por lo alejado del lugar. Aquel día no hubo trabajo así que me fui a buscar aquella tienda, llegué allá como a medio día y entre, era una tienda como todas, películas, revistas, juguetes, lencería, etc. en la pared del fondo había una puerta y arriba de esta puerta se leía “preview rooms”. Estos cuartos eran para ver películas sin tener que comprarlas o rentarlas, escogías una película, la llevabas al mostrador y pagabas una pequeña cantidad, te daban una llave y te abrían aquella puerta automática, entrabas y Allí estaban los cuartos, cuando entrabas a tu cuarto ya estaba comenzando la película en la pantalla, al otro extremo de aquella pared había otra entrada, está era más grande y no tenía puerta, arriba se podía leer ” ARCADE”, eso era lo que yo buscaba, en esta misma pared, junto a la entrada había un escaparate donde decía “películas que se exhiben hoy”, Fui al mostrador y compré monedas para el arcade, me fui por aquella entrada, lo primero que vi fue un pasillo largo con puertas a ambos lados, arriba de cada puerta una luz que decía “en uso”, solo se oían gemidos, jadeos y gritos sexuales, en el pasillo varios hombres recargados en la pared o entrando y saliendo de aquellas puertas, a la derecha, junto a la entrada el baño, me fui para allá y oriné, luego salí y empecé a caminar por aquel pasillo, los hombres se me quedaban viendo, a mitad del pasillo abrí una puerta y entre, era como todas, una cabina pequeña, de escaso un metro de ancho por un metro y medio de largo, oscuro, en la pared del fondo una pantallita, un tragamonedas, un botón para el volumen y otro para cambiar canales, en la pared de la derecha junto a la puerta una silla de plástico, puse varias monedas y apareció una película gay, me puse a revisar las paredes, en la pared de la derecha vi un hoyito, me asomé, el cuarto estaba completamente oscuro. En la otra pared también había un agujerito, me asome allí también, en este si había acción, había bastante luz que venía de la pantalla, pero lo que me gustó es que pude ver un hombre hincado con su cara pegada a la pared contraria, movía su cabeza atrás y adelante, de pronto retiró su cabeza de la pared y volteó a donde sabía que estaba yo mirando, entonces pude ver el hoyo en la pared y saliendo del hoyo una hermosa verga llena de babas. Sí, era un gloryhole, lo que yo quería. Salí de aquel cuartito, en la última puerta de la izquierda la luz de arriba estaba encendida lo que quería decir que allí había alguien, me metí en el cuartito continuo, puse varias monedas, al momento se oyeron caer monedas en el cuartito de al lado, busque en la pared y ahí estaba, era un hoyo grande, como de 10 centímetros. Me asomé por aquel agujero, ahí estaba un hombre sentado, viendo una película gay, me vio, se paró, saco su verga del pantalón y vino hacia la pared donde yo estaba, era una verga muy linda, no muy gruesa ni muy grande, saqué la lengua y la probé, tenía muy buen sabor, la empecé a chupar, el hombre gemía al otro lado de la pared, luego la saco y la volvió a meter con todo y huevos, los lamí, los chupé, volví a su verga y se la seguí chupando por un buen rato hasta que se vino, mmmmm era una leche deliciosa, me la tragué sin ningún tipo de asco, el hombre se retiró, se subió sus pantalones y salió de aquel cuartito. Yo puse más monedas, no pasó mucho tiempo sin que alguien más entrará a aquel cuartito, este nuevo hombre metió un dedo por el agujero de la pared, yo me quedé sorprendido, sin saber que hacer, luego lo saco y lo metió de nuevo, como no vio respuesta se separó de su agujero y se fue, luego entró otro, puso monedas y se sentó muy serio, de vez en cuando miraba para el agujero de la pared, entonces metí mi dedo, al momento se levantó, saco su verga del pantalón y se acercó a la pared, estuve ahí toda la tarde chupando. Luego salí al pasillo, estaba contento, había tenido bastante verga para un solo día, me di cuenta de que en la pared de enfrente había un espacio vacío entre dos cabinas, algunas veces vi hombres cogiendo en aquel espacio oscuro, también descubrí que a mitad del pasillo había un cuartito vacío, tenía pantalla y todo lo demás, pero no tenía silla lo que lo hacía más amplio, aquel cuartito también lo usaban para coger, algunas veces después de una buena mamada me habían invitado a ir a ese cuartito y me habían culiado, lo único malo de todo esto era la distancia, por lo que no podía ir tan seguido como me hubiera gustado, Pero aprendí que días había más concurrencia y esos días trataba de ir, también aprendí que si se sacaba un dedo por el agujero significaba que querían verga y si se sacaban dos, es que querían que pusieras el culo. Un día me di cuenta de que ya habían llenado el hueco vacío con otra cabina, y me metí en el nuevo cuartito, puse monedas y me puse a revisar las paredes y sorpresa, había un hoyo en la pared de la derecha y otro en la de la izquierda, wow, doble placer, en el cuartito de la izquierda no había nadie, en el de la derecha estaba un hombre muy serio, me vio y se salió, luego entro otro, metí un dedo por aquel hoyo y al momento tuve su verga lista para mamar, apenas tenía un ratito mamando aquella verga cuando alguien entro en el cuartito de la izquierda, saqué la verga de mi boca y me asomé por la otra pared, era un chavo de unos 20 o 25 años, delgado, de cabello hasta los hombros, volví a lo mío, seguí mamando aquella verga cuando de repente sentí una mano hurgando mi culo, rápidamente me enderece un poco y me baje el pantalón junto con mis calzoncillos, él siguió manoseando mis nalgas, luego metió un dedo, Mmm, lo metía y sacaba, empezó a jalarme hacia la pared y yo entendí, puse mi culo en el agujero y mientras mamaba una verga otra me llenaba el culo, aquello era delicioso, el hombre de la derecha se vino en mi boca, se salió y se fue, rápidamente fue reemplazado por otro hombre que también me dio su verga a mamar, que más podía yo pedir, el jovencito empezó a moverse atrás y adelante más rápido y en cada empujón me hacía tragarme más profunda la verga en mi boca, se corrió en mi culo y se fue, el otro hombre también se vino en mi boca y también se fue, quede lleno de leche en mis dos agujeros, pensando que no podía pedir más. Continuará. Podéis contactar o escribirme a: [email protected] O podéis buscarme en Twitter por: @danisampedro91

Autor: DANISAMPEDRO91 Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

CASI SOBRINOS. (10).

2022-11-28


Tríos para elegir y decisiones para los que molestan o pueden llegar a molestar.. TRÍOS Y DECISIONES. (10). Felipe movía sus caderas como desesperado por el movimiento de mis dedos y dejando el penecito de Alejandro me preguntó si ya lo iba a coger, “dijiste que primero a mí para que viera si la aguantaba”, -saltó Ale demostrando algo de celos-. “Vamos a probar, pero no me gustan los celos ni que me hagan enojar”, -le dije mirándolo serio y me pidió disculpas bajando los ojos-. En definitiva, se puso en cuatro esperando que lo penetrara y como ganas me sobraban, coloqué el glande y comencé a empujar. Ayyy, tío, está muy grande, me duele y siento que el culito se abre, pero me gusta mucho, metela más adentro, hasta el fondo, -pedía para que lo escuchara su amiguito-. Que hombrecito que sos, que bien te aguantás mi verga en tu culito, me gusta mucho meterla, -le decía sabiendo que, aun estando acostumbrado, el pistoneo le dolía un montón-. Movete tío, siento que ya entró toda y me encanta, dale, sé bueno, cogeme con todo, -expresaba y no tan sólo para que Felipe escuchara-. ¿Te gusta como lo cojo a Ale?, ¿estás seguro que vas a aguantar mi verga en tu culito?, -le preguntaba a Felipe volviendo a remover su entrada con mis dedos-. Sí tío, a mí no me va a doler, ya me metiste los dedos y yo no tengo miedo como Ale, -dijo mirándome desafiante-. Me reía por dentro escuchando esto, estaba seguro que pediría por la madre y no podría aguantar las lágrimas, pero era importante que él creyera que era todo un valiente. Ale ya se movía a gusto sintiendo el placer por la cogida y empujaba sus nalgas dejándome saber que ya estaba por tener sus tan ansiadas cosquillas. Sentí su orgasmo “seco” cuando tembló y tuvo contracciones anales que me apretaron el tronco y no me detuve porque sabía que lo potenciaba al continuar con mis entradas y salidas. Ale tardó muy poco para recuperarse y salí despacio y limpio del interior de sus tripas pues el putito ya sabía de mantener su culito limpito. Llegaba el momento de romper un culito virgen y así lo entendió Felipe que adoptó la misma posición que tenía Ale, pero esto no me convenció porque estando así podría zafar cuando mi glande se introdujera en su ano y le provocara el primer dolor, entonces lo puse boca arriba y levanté sus muslos aprisionándolos con mis brazos. Sus huevitos estaban contraídos y su penecito erecto a reventar, pero el agujerito se veía demasiado chico a pesar de la dilatación y le pedí a Ale que hiciera de “mamporrero” dirigiendo mi verga al orificio semi cerrado. Al muy putito le brillaron los ojos y se dueño de mi verga para hacer diana con el glande lubricado, él mismo se ocupó de moverlo buscando el recto y la cara de Felipe se transfiguró cuando la mitad del glande estuvo dentro de su culito, se le fue la cara de suficiencia y la valentía a la mierda al comenzar a rogar… Me duele tío, me duele mucho, ayyy, ayyy, me duele, sacala, sacala, no la aguanto, -decía a punto de llorar y ni problemas que me hice, el glande era lo más difícil, pero ya había entrado todo y era lo que yo buscaba-. Es lo que vos querías, no seas cagón, relajate y aguantá un poco, Ale, meté acá tu cabeza y chupale el pitito, -casi que no me dejó terminar la frase y, acomodando el cuerpo, se puso a la tarea-. Yo me quedé quieto buscando que se acostumbrara, pero Felipe se movía tratando de zafar y no le alcanzaban las chupadas de Ale para lograr una relajación. No me podía apurar porque seguramente lo rajaría todo, aunque, casi sin darme cuenta y por los movimientos que el nene hacía, más la lubricación de su culito y de mi verga, pronto la mitad de ésta estuvo dentro de él. El amiguito de Ale lloraba abiertamente sin poder aguantar el dolor por su verdadera rotura de culo y me esforcé para quedarme quieto, pero le hablé con voz dura y un gesto que denunciaba enojo… Quedate quieto, vos fuiste quien vino a pedir que te la metiera, al final, además de cagón sos un cobarde, Ale, alcanzame el celular y luego besalo con lengua para que no siga quejándose, -le ordené a Ale quien se aprestó a cumplir enseguida el pedido-. Me duele mucho tío, sacalo, por favor, mi culito no te aguanta, el pito de mi vecino era más chiquito y me dolió menos, -decía balbuceando y lagrimeando con la cara desencajada-. A Ale también le dolió y se las aguantó como un hombrecito, ahora me voy a mover un poco y no quiero escucharte, vas a ver que, de a poco te va a gustar, -expresé comenzando a filmar con el celular desde su culito penetrado a medias hasta su cara lacrimosa y de sufrimiento-. Se quejaba sin articular palabras, sus lágrimas iban disminuyendo con el ritmo lento y despacioso de mis salidas y entradas púes no avanzaba más de la mitad del miembro. Lo había apartado a Ale para que no saliera en la filmación y comencé a notar que ya no había quejidos, algún que otro gemido se le escapaba, pero la resistencia había cesado totalmente, ya se dejaba coger y le gustaba lo que sentía, de todos modos, aunque ganas no me faltaban, no quise entrar más en su interior. “Metelo hasta el fondo tío, ya no me duele tanto”, -pidió pasándose el dorso de la mano por las mejillas para sacarse las lágrimas de la cara-. No dejarse ver como un cobarde y tratar de emular a Ale en el aguante dio el resultado esperado. Comenzó a tratar de mover las caderas hacía adelante buscando más penetración, pero yo sabía que mi verga se ensanchaba un poco más antes de llegar a la base y traté de contener sus ganas, independientemente de esto, mis movimientos no cesaron y le cambió el tono de la voz cuando le habló a Ale. Viste Ale, ya me cogió un señor grande y, aunque todavía me duele, ahora me está gustando. Sí, pero no te la metió toda, a mí me entró toda y no lloré. Es que es muy re grande, pero la próxima vez me va a entrar toda, te lo prometo. No va a haber próxima vez si abrís la boca y contás algo, además, si volvés a coger con tu vecino no te dejo entrar nunca más a mi casa, -le dije con seriedad-. Te prometo que nadie más que vos me va a coger y no le voy a decir nada a nadie. Más te vale porque ahora tengo un video dónde se te ve cuando te rompen el culito y no quisiera dárselo a tu mamá o ponerlo en las Redes. Sólo yo te la podré meter y vas a tener que dejarlo a Ale, porque, si no hacen ruidos y se portan bien, los voy a dejar que jueguen entre ustedes. No tío, por favor, mi mamá no puede enterarse de nada, nadie puede porque todos me van a decir que soy un putito, porfi, porfi, no se lo mostrés a nadie… Vos vas a ser sólo “mí” putito y sin celos de ninguna clase, ¿está claro? Sí tío, te lo prometo, sólo vos y Ale, ¿yo también puedo cogerlo a él? Yo te dejo, pero eso tenés que preguntárselo a Ale, pero cuando haya gente tendrán que portarse muy bien. Palabras más, palabras menos, casi me salgo de lo que me había propuesto y me faltó muy poco para darle un pijazo que le removiera hasta las tripas de la panza, no sé cómo hice para contenerme, lo que ya no quise contener fue mi acabada y lo llené de semen escuchándole decir con cierto alivio que mi leche estaba muy calentita. Al sacarla sin esperar mucho dio un pequeño grito, pero era lo que yo quería y mi celular registró su culito hartamente dilatado, luego le dije a Ale que lo acompañara al baño y le enseñara como tenía que hacer para la limpieza interior y como hacer con el agua fría para que el culito se le cerrara más rápido, yo me metí en otro baño porque tenía mierda hasta en los huevos. Luego de todo esto y de perfumar y orear un poco la habitación, aunque caía la tarde hacía mucho calor y los mandé a los dos a jugar a la pileta, las madres no tardarían en llegar y, seguramente volverían excitadas por las compras y por lo que habrían hablado. Yo me puse a preparar las cosas del mate para sentarme al costado de la pileta y se me ocurrió llamarla por teléfono a Graciela para pedirle que comprara carne, me había dado por hacer un asadito y en casa no había nada para darme ese gusto. Ya venían en camino y tardaron un poco más porque fueron a comprar, pero me venía bien porque me puse a preparar el fuego. Vigilaba a los chicos que, a pesar de estar recién cogidos, ya estaban inmersos nuevamente en sus juegos y miraba como se encendía la pila de carbones y leña chica. Me cebé un mate y vibró mi celular, era Jacinto, sólo esperé que no me hiciera ningún problema por el tema de la amiga de mi “ex”. Hola José Luis, disculpá que no pudimos estar hoy en la oficina, es que teníamos que ir a concordar por el tema de la fecha en el Registro Civil. Jacinto, yo no te pido explicaciones, necesitaron el día y punto, ¿ya tenés la fecha? Sí, es en dos semanas y vas a tener que ser uno de los testigos, jajaja. No hay problemas hombre, contá conmigo, si es para ayudar a que Esmeralda te ponga las esposas no tengo problemas, jajaja. Me llamó Gloria y me dijo que hoy tuviste un pequeño problema en la oficina… Yo no, cuando algo no me gusta lo arreglo fácil. ¿Tenés alguna predilección con esa rubia? Nooo, estás loco y menos que menos cerca de Esmeralda, ¡¿querés que me castren?!, sucedió que el tío habló conmigo y, como el Título la avalaba, la puse con Gloria, pero no le di ninguna Jefatura, no sé qué le sucedió a la chica. Por lo que me dijo Gloria, creo saber que sucedió, parece ser que la chica es amiga de mi “adorada ex” y me reconoció cuando entré preguntando por vos, jajaja, debe tener muy malas mentas de mí, “la puta” no debe haber ahorrado epítetos cuando nos separamos, ya sabés que siempre tratan de llevar agua para su molino y buscar aliados, decir la verdad no le conviene. ¿Qué es lo pensás hacer con ella? Nada, que por ahora trabaje con el tío, está muy bien y ya veremos si en algún momento le doy un “trato preferencial” para que después le cuente a la otra, jajaja. Sos terrible, jajaja, cuando tu “ex” se enteré todo el dinero que tenés se va a querer suicidar. Esa sería muy buena idea, pero por ahora tengo otro tipo de problemas y es un poco complicado. Contame, si se puede se soluciona. ¿Viste la chica que te presenté como nueva Ama de Llaves y su nene?, bueno, todavía es la mujer del tipo de la “atención preferencial” de tus “amigos”. A vos te lo puedo decir, la mujer me interesa mucho, pues bien, el tipo está saliendo del problema y comenzó a joderla de nuevo. ¿Qué se puede hacer para “sacarlo del negocio”? porque vía judicial es muy engorroso. Tengo una idea al respecto, pero, dejame hablarlo antes con la persona que me puede proveer el contacto, mañana por la tarde date una vuelta por la oficina y lo hablamos bien, además tenemos que ver de armarte una oficina. Lo de la oficina dejalo stand by, estaré contigo para que me des un doble comando, pero vos seguirás al frente, cuando “te pongas las cadenas” usaré tu oficina, jajaja, saludos a Esmeralda. Se me ocurrió hablarlo con Jacinto porque él tenía conocimientos que yo no tenía, además al igual que el Abogado conocía secretos de mi padre y de su vida que yo ignoraba por completo. Ese tema me había estado rondando en la cabeza porque no podía permitir que Alejandro y Graciela tuvieran problemas por ese abusador y asustarlo resultaría beneficioso sólo por un corto lapso de tiempo, mandarlo preso por abusos con el hijo no era una opción. El nene debería pasar por el interrogatorio en una Cámara Gesell y seguramente allí yo quedaría tan involucrado como el padre, además de lo engorroso y traumático que sería para él. El resultado de mi propio “dos más dos” y con dinero y Poder para ejercerlo me indicaba que había que “tomar al toro por las astas” y, sin ningún tipo de dudas, el fulano no saldría bien parado de eso. Las brasas estaban en su punto y llegaron las mujeres, Graciela se sonreía como para sí y Elizabeth se mostraba excitada y acelerada. Bajó del auto llevando en las manos unas tres bolsas grandes y no tuvo ningún empacho en acercarse hasta la parrilla y darme un abrazo haciéndome sentir la dureza de sus tetas en mi pecho. Gracias José Luis, muchas gracias, nunca me había pasado algo igual, menos que menos en esas tiendas, espero no haber abusado de tu confianza. Esa chica Gloria nos atendió de maravillas y creo que voy a tener que replantear las tarifas que te pasé. ¿Acaso me vas a cobrar más caro al saber que tengo un buen ingreso? No, para nada, no tendría que cobrarte nada, ¿siempre sos así con gente a la que apenas conocés? No, nada que ver, sólo es con aquellos que me generan una confianza inmediata, pero es algo muy finito, la mínima falla implica “bajar las cortinas” y retirar los beneficios. Por otro lado, las tarifas están bien y no tienen nada que ver con esto, ellas hacen a tus ingresos y no se tocan. Graciela, me hacés el favor de salar la carne, ya tengo las brasas listas. Graciela me habló de como sos, ¿querés que te mostremos lo que compramos? Luego de cenar vemos, ahora quiero hacer el asado. Yo la ayudo, creo que voy a ser tan incondicional como ella. Luego de preparar todo y mientras la carne se cocinaba, se fueron las dos a la habitación de Graciela y por como “pintaban” las miradas y los gestos, pensé en decirle a Ale que se encerraran con el amiguito en su habitación y no jodieran para nada a los mayores, se me hacía que esa noche les rompería el culo a dos mamás necesitadas de verga y la posibilidad me entusiasmaba bastante. Mientras las mujeres ordenaban la cocina me fui para el living y lo llamé a Ale… Apenas te pida que se vayan a dormir, se van los dos a la habitación y no joden para nada. ¿Te vas a coger a mi mamá y a la mamá de Felipe?, -me preguntó con los ojos brillantes-. No, tenemos de conversar y no me gusta que andes siempre con esas ideas en la cabeza. Bueno, no digo nada más, ¿podemos jugar con Felipe?, -reculó enseguida titubeando cuando vio mi cara seria-. Sí, pueden ver videos y jugar entre ustedes, pero no molesten, ¿estamos de acuerdo? Si tío, quedate tranquilo, no nos moveremos de allí, -afirmó-. Graciela apareció con una bandeja trayendo sendas tazas de café y nos sentamos los tres para degustarlo, ese fue el momento que aprovechó Elizabeth para hablar porque se salía de la vaina para contar todo lo experimentado… Jamás me hubiera imaginado que eras el dueño de esas tiendas, ya las conocía porque alguna vez hice un par de entregas de productos a domicilio, pero nunca había entrado como clienta, las instalaciones son enormes. Jajaja, parecía tan tonta como cuando me dejaste allí con Ale para poder comprar mis cosas, -acotó Graciela-. Es verdad y menos mal que esa chica Gloria nos puso una vendedora para llevarnos a los lugares, acorde a lo que queríamos comprar, sino aún estaríamos dando vueltas allí adentro. Está bien, lo importante es que hayan comprado cosas que necesitaban y que las hagan sentir bien, lo del gasto es relativo. Lo de “relativo” es para vos, yo nunca podría haber gastado lo que gasté allí, bueno, que me regalaste de allí y te quiero decir algo más… Dale, te escucho. Graciela me contó que por motus propio es una especie de esclava, amante o lo que vos quieras que sea y me gustaría sentirme igual, las dos aceptaríamos lo que decidas. Graciela te habrá dicho que la cosa no es tan sencilla, yo exijo fidelidad absoluta, aceptación sin remilgos y absoluta discreción con entrega total, no vas a tener problemas económicos, pero deberás seguir trabajando en lo tuyo, algo similar hace Graciela atendiendo mi casa. Además, y que quede claro, no serás una, número 2, pero Graciela es mi número 1, ¿se entiende? Más claro imposible, aunque tengo una duda sobre mi posible performance, jajaja, estoy un poco oxidada. Jajaja, “en la cancha se ven los pingos”, habrá que averiguarlo, pero, por otro lado, ¿qué compraron? Pantalones, remeras, zapatillas para Felipe, un par de vestidos, ropa interior y traje de baño y otras cosas que me dijo Graciela, pero no elegí de lo más caro, -expresó como atajándose-. A mí no me mires, yo le dije que no se fijara en eso, pero la entiendo, a mí me pasó igual, -aclaró Graciela cuando la miré-. Está bien, siempre hay tiempo para cambiar por otras cosas, ¿qué les gustaría mostrarme? Ella quería que te mostráramos la ropa interior y las tangas y yo creo que no sería mala idea, -opinó Graciela-. De acuerdo y creo que son muy pillas, pero acá no, lleven todo a mi habitación. Salieron como disparadas hacia mi habitación llevando las bolsas en sus manos y riendo, las cartas estaban echadas, Elizabeth tenía ganas de probarme y a Graciela no le costaría nada repetir y darme el gusto por lo comentado sobre los tríos. Veríamos que resultaba, pero, por lo pronto, los dos culos parados, uno más grande que el otro, aunque igual de armados me generaban muchas ilusiones que se trasuntó enseguida en el bulto que se hizo notar en mi entrepierna. Elizabeth le dijo a Graciela de ir cambiarse en el baño y aparecer luego para mostrarme, pero entendí que ya estaba todo “puesto en bandeja” como para andar con vueltas y generar unos deseos que ya sobraban. “A mí me gustaría que se saquen la ropa y se cambien mientras las miro o, mejor aún, Elizabeth mostrame vos mientras Graciela se ocupa de mi entrepierna”, -le pedí sentándome en la cama e indicándole a la rubiecita que me sacara el short-. Mi Ama de Llaves no la dejó contestar, prácticamente se arrojó de rodillas al costado de la cama y me bajó el short mientras la ayudaba levantando un poco las caderas. Elizabeth había quedado parada en el medio del cuarto y abrió los ojos asombrada cuando mi verga apareció en plenitud, sólo sacudió la cabeza como tomando conciencia de lo que veía y comenzó a sacarse la remera sin despegar los ojos de las manos y la boca de Graciela que se ocupaban de falo erecto. No vi cuando se sacó el sostén, sí pude apreciar que sus tetas de areolas grandes y oscuras estaban un poco caídas, en realidad, no tanto, lo que sucedía es que el tamaño hacía imposible que se mantuvieran erguidas, entonces las tomó en sus manos apretándose los pezones y se acercó a la rubiecita que se afanaba por tragar todo el ariete. “¡No te puedo creer, es enorme, salvo en videos nunca vi una pija igual!, ¡madre santa, ¿cómo hacés para tragarla toda?!”, -preguntó arrodillándose a la par de Graciela que no podía contestarle-. Pidió que la dejara a ella y Graciela accedió para quitarse toda la ropa en un abrir y cerrar de ojos. Ni por asomo podía Elizabeth tragarse la verga de la manera en que lo hacía Graciela, pero el morbo pasaba por otro lado. La rubiecita, completamente desnuda, se acercó al cuerpo de la castaña más grandota y comenzó a besarla en el cuello y la espalda generando, primero contracciones por la sorpresa y luego gemidos por el placer que comenzaba a desatarse. Elizabeth se ahogaba, tosía y dejaba que su saliva rebalsara su boca tratando de meterse lo más que podía, pero se esmeraba en su tarea incentivada, no sólo por los besos que recibía en el cuello, sino también por las caricias que Graciela le dedicaba a sus tetas y pezones con ambas manos. Me acomodé en la cama y las dos se lanzaron a besarme y lamerme, las manos dejaron de tocarme a mí para dedicarse a sus pieles y algún que otro beso profundo surgía entre ella dejando al miembro de lado. Las dos ya se habían trenzado besándose como desesperadas cuando me moví para sacar la crema de la mesa de noche, pronto estuvo el culito de Graciela pidiendo verga después de recibir dos dedos encremados y le pedí que se pusiera en cuatro mientras a Elizabeth la hacía colocar con las piernas abiertas para que su vagina quedara al alcance de la boca de la rubiecita. “No sé si lo haré bien”, -deslizó la rubia y ninguno de los dos le contestó-. Elizabeth la tomó de la cabeza y yo apoyé el glande en el orificio palpitante. Graciela se movía como víbora y ahogaba sus gritos en la vagina de su amiga cuando mi glande, seguido de todo el tronco, penetraba su culo chiquito y tragón. Nada me detendría en mi incursión y se juntaron los quejidos de la rubia y los gemidos altisonantes de la castaña por la mamada que recibía, mientras yo me deleitaba entrando y saliendo de ese culo dispuesto y totalmente mío. El momento era espectacular y aproveché a salir de ese hueco dilatado para entrar en el otro completamente anegado y los gritos ahogados se volvieron a escuchar. Estaban las dos en lo más alto de su placer y cuando, luego de un rato de entrar y salir de allí, volví a meterme en el culo de la rubia, estallaron las dos como si una compuerta hubiera reventado. Antes me había dado cuenta de contracciones y temblores de ambas, todas de menor intensidad, pero ese orgasmo en conjunto fue brutal y lo completé eyaculando en lo profundo de las tripas de “mí” rubiecita. Ninguna de las dos dejaba de temblar cuando salí de ese culo y me tiré de espaldas en la cama. Todavía quedaba Elizabeth y pensé que, si por mí fuera, me echaría a dormir, ser joven, tener cierto estado físico aceptable y buena verga con ganas no te aseguraba un buen rendimiento, yo no era el “Conejito de las pilas Duracell”, que la ponía, la sacaba, acababa y seguí poniéndola y volviendo a acabar. El buen “polvo” con los chicos me había llevado buena parte de la energía y el culo de Graciela otro tanto, no era tan fácil eso que cuentan algunos “cogetuttis” que “funcionan” a gusto del relato sin tener en cuenta el gasto que produce todo lo anterior y lo del momento del acto. Como fuere, debía seguir y con la libido semi agotada el morbo no aparecía, entonces me levanté, pasé por el botiquín del baño y me zampé una pastillita de las “azules”, nunca las había usado, pero, con probar… Luego me fui hasta el living, tomé tres vasos, la botella de vodka, una de gaseosa de naranja y regresé a mi cuarto. En apariencia ninguna de las dos sabía de qué se trataba, pero se notaba enseguida que estaban siguiendo un curso acelerado, los gemidos y la imagen del “69” entre la rubiecita y la castaña ayudó en mucho a que mi “amigo” comenzara a “despertar”. Graciela dio un saltó cuando me notó parado al lado de la cama, se incorporó sin que le importara Elizabeth y me habló bajando la vista, “perdoname José Luis, me dejé llevar y no te pregunté”. Le toqué la cara después de dejar las cosas que llevaba en la mano y luego le apreté la oreja con toda mi mano y la miré con dureza, “sigan, pero que no se te vuelva a olvidar”, -acoté-, no sé si era lo que correspondía a un “dueño”, pero para mí estaba bien y ella sabía que no lo decía en broma. El “69” y la pastilla hacían su efecto y, mientras las miraba, serví un par de vodkas con naranja y yo tomé sólo la gaseosa porque no me convencía eso de mezclar alcohol con medicamentos, luego las llamé para que tomaran su trago… Esto no me había pasado nunca, estoy acabando como una descocida, me falta tener a mi macho y estaría completa, -afirmó Elizabeth mostrándose complacida-. Tendrías que pensarlo distinto si pretendés seguir gozando con ambos, deberías decir: “me falta que mi macho haga conmigo lo que quiera para estar completa”, si pensás que vas a “tener” a alguno de nosotros, vas muerta porque a mí no me interesa y a Graciela menos. Tenés razón, es la costumbre, pero estoy dispuesta a depender de vos y trataré de que esa forma de expresarme no se repita, también me vas a tener que tener un poco de paciencia, estoy fuera de training y no sé si me animaré a recibirte por completo, ganas no me faltan, aunque temores tampoco, jajaja, acotó la madre del putito Felipe-. Algo parecido me pasaba a mí, hasta que un empujón sobre mi cabeza y la cremita me hicieron sentir la gloria de poder tenerla toda adentro, después, todo lo demás deja de contar, hasta gritar de dolor o placer te gusta, -expresó Graciela acariciando las nalgas de Elizabeth-. Luego de los tragos que vinieron muy bien, fue Elizabeth la que tomó la iniciativa, pero no hubo caso, la boca de labios más grandes no te asegura capacidad para recibir la verga hasta la garganta y antes de que vomitara como desquiciada dejé su boca sintiéndome a full y con la verga que parecía hervir. Ella sola se puso en cuatro y decidí que tendría que ser una toma más “obligada” y sin que pudiera moverse a gusto, por eso la puse de espaldas, levanté sus piernas para tener sus dos orificios a disposición y antes de penetrarla la mandé a Graciela a que se sentara sobre su cara, en esa posición le resultaría difícil cualquier movimiento y gritar, yo sabía que podría gritar lo que quisiera. Sus nalgas levantadas y su entrepierna resultaban bellísimas y excitantes y más excitante aún fue cuando comencé a penetrar su vagina anegada. Los quejidos quedaban ahogados por la concha de Graciela y yo sentía como se abrían las carnes de su interior cuando el ariete irrumpía abriendo todo a su paso. Llegué al fondo tocando su útero y suavicé la cogida apretando y acariciando el clítoris hinchado y receptivo, quedó claro que podía moverse, no tanto como quisiera, pero se movía con ganas y expulsaba lubricación a raudales con cada contracción. Entraba, salía y de tanto en tanto apoyaba el glande en su orificio anal sintiendo como se contraía, pero no la penetraba, volvía a su vagina que ya me recibía sin problemas y parecía apretarme exigiendo más. Esto lo hice un par de veces hasta que sentí que su orificio estaba relajado y empujé con ganas metiendo media verga en su culo estrecho y no usado desde hacía tiempo. Gritaba con gritos que Graciela ahogaba con su concha y trataba de hablar, aunque sólo eran sonidos inconexos e ininteligibles, así hasta que se fue calmando y sus movimientos se atemperaron, para esto, yo entraba hasta el fondo y salía cómodo de su culo totalmente dilatado, además, aprovechaba para cambiar de lugar cuando se me ocurría y que no quedaran dudas de quien era el que cogía a quien. El dedo medio en el culito de Graciela y el pedido para que se incorporara la dejó libre a Elizabeth para decir lo que quisiera. La miré y su cara estaba desencajada, llena de flujos femeninos, sus ojos rojos y llenos de lágrimas, algunas de las cuales caían por el costado de sus sienes y me habló con voz temblorosa a la vez que trataba de mover un poco más sus caderas: Me rompiste por todos lados, ¡Cristo santo!, ¡qué cogida!, entró toda y no me quedó estrella sin ver, me estoy deshidratando por los “polvos”, pero, por favor, seguí, ahora te necesito más que nunca. Parece que se te pasaron los miedos, ¿no?, -le decía Graciela sonriendo con picardía-. ¿De qué miedos me hablás?, no sabés lo que es esto… ¿Ah no?, ¿te parece que no sé?, jajaja, ¿por qué te crees que él es mi dueño y mi todo? Yo seguía con el bombeo, mi verga estaba a punto de estallar y mis huevos me pedían a gritos una descarga, entonces me ocupé con los dedos de la concha y el culo de Graciela que comenzó a desesperarse por eso, sólo me restó esperar un poco a que las dos volvieran a orgasmar con ganas y, cuando esto sucedió, le llené el culo de leche a Elizabeth que gritó como si la estuvieran matando. Quedaron las dos como desmayadas sobre la cama y mi verga seguía erecta, no es que tuviera muchas ganas de seguir porque hasta las piernas me temblaban, pero ella parecía no darse por enterada. Los culos parados de ambas que se habían dormido como fulminadas no me provocaban nada y pensé que debería ir a lavarme para tratar de aminorar mi erección con agua fría. Sabía por comentarios que las pastillas actuaban distintas en cada persona, a unos le servían para un sólo polvo y luego el falo se “moría”, otros aguantaban un poco más y podían con varios “polvos”, pero, aun así, había mucho de cuento en esto, tenerla “parada” no implicaba que otras partes del físico no hubiera sufrido las consecuencias del acto, la respiración y el oxígeno actuaban aparte, lo mismo pasaba con los músculos de brazos, piernas y abdomen. En definitiva, si no había un buen físico detrás que aguantara todo el trajín, quedabas destruido, cansado, con el “bobo” acelerado y pidiendo aire a borbotones, pero, eso sí, con la verga erecta y sin morbo que incentivara nada. El baño de mis “partes” en el bidet no sirvió de mucho, el trago de vodka con naranja tampoco, esto porque dicen que el alcohol inhibe a los medicamentos y quise probar si era cierto, pero, mi verga seguí en pie. Además, comencé a pensar que otro “polvo” no me vendría mal, el sueño había desaparecido y meterla en cuerpos dormidos y recién usados no era muy de mi agrado, quedaban los culitos de los nenes y, tomando el pote de crema, me fui a buscarlos. La puerta no estaba cerrada con traba, lo que me hizo pensar que Ale había tratado de averiguar que hacía yo con las madres y entré en la habitación que compartían. Estaban ambos boca abajo, desnudos y profundamente dormidos, ver eso y acercarme a tocar lo aterciopelado de sus nalgas actuó de más que suficiente incentivo, pero aún conservaba una cuota de cordura y pensé que penetrar el culito gordito de Felipe no era buena idea, lo rajaría, no podría aguantar el dolor y gritaría como desencajado, pero Ale estaba acostumbrado o, por lo menos, aguantaría mejor. Me puse a la tarea de embadurnar su culito con crema y noté que comenzaba a despertar, “¿sos vos tío?, ¿qué necesitás?”, -preguntó adormilado-, le contesté hablándole al oído, “vengo a cogerte, ponete en el borde de la cama”. No tardó en hacerlo como si estuviera en automático y puse lo último que quedaba de crema en mi glande y el tronco, lo arrimé a su agujerito y empujé tapándole la boca. Mi precaución resultó, de no ser así el grito de Ale se hubiera escuchado en toda la casa, ni siquiera paré para que se acostumbrara, mis entradas y salidas se incrementaron y, aunque ya no gritaba, me di cuenta que lloraba e hipaba por lo repentino y violento de la cogida. Perdoname mi vida, necesitaba metértela en el culito, te extrañaba y no podía dormir. Está bien tío, me duele mucho, pero seguí cogiéndome, también me gusta y me están viniendo las cosquillas, ¿me vas a dar tu leche en mi boquita? Si mi cielo, preparate porque cuando me vengan ganas te aviso para dejártela en la garganta. Ni sé lo que significaba eso de “preparate”, sólo sé que su culito echaba humo por mis entradas y salidas y él trataba de aguantar como el mejor. Mis ganas de acabar regresaron y se la saqué de las tripas para que se girara en la cama y se tragara mi verga de una, se ahogó un poco y tuvo una pequeña arcada, pero eso pasó a segundo plano cuando le llené la garganta de leche y esperé a que tragara todo. Luego de esto, él mismo, sin yo pedírselo, me limpió con su boca y su lengua. Sos el mejor, me encanta cogerte el culito y la boca, -le dije hablándole al oído y notando que se sentía bien con esto-. A mí también me encanta que me cojas así, yo soy mejor que Felipe y te quiero más, ¿no?, -preguntó con cierto temor y demostrando algo de celos-… Claro que sí, pero a él también le voy a enseñar, aunque a vos siempre te querré más, así y todo, no quiero celos ni caras malas, ¿estamos de acuerdo? Sí tío, me voy a portar bien, ¿a él no lo vas a coger ahora? No mi ángel, sólo quería estar con vos, -le dije besándolo de lengua y se prendió como desesperado, pero feliz de escucharme-. Mi mamá y la mamá de Felipe no estaban, yo fui a fijarme y no las vi, ¿estaban cogiendo con vos? Sí, pero esas son cosas de grande y vos no tenés que meterte ahí, ¿por qué querés que me coja a tu mamá? Porque mi mamá te quiere mucho y si coge con vos te vas a convertir en una especie de papá y eso me gustaría mucho, mi papá verdadero es muy malo y Felipe tampoco tiene papá y creo que todos queremos que nos cojas. Me despedí de Alejandro dejándolo que durmiera y me fui para mi habitación, mi verga estaba felizmente dormida y la cabeza me caminaba a mil por hora. El razonamiento que esgrimía el nene era simple, pero sólo para él, a mí me podría complicar bastante la vida. La idea de Graciela a mi lado no me resultaba mala, es más, creo que ella sabía que su hijo era abusado y todo podría llegar a ser un poco más fácil, pero lo de Elizabeth y Felipe ya no era tan sencillo. Ya se vería, en ese momento necesitaba una cama como desesperado. Al despertar a media mañana estaba solo en la cama y el olor a tostadas impregnaba toda la casa o era lo que me parecía, eran las nueve y media de la mañana y se imponía un buen baño, sentía ganas de cantar cuando el agua caía en mi cuerpo y al salir del baño me encontré con Graciela y Elizabeth que habían terminado de hacer la cama y perfumado la habitación. Las saludé con un beso de lengua a cada una entreteniendo mis manos en sus culitos y notando con agrado que estaban bien peinadas, tenían puestas sendas tangas que dejaban sus nalgas al aire y mostraban gran parte del par de tetas que portaba cada una. Bueno, bueno, están hermosas y tal como a mí me gusta que anden por la casa. Es lo que te merecés, pero ni te acerques, jajaja, estamos irritadas hasta en las cejas, -dijo Elizabeth-. Si les sirve, yo estoy igual, hoy ni se les ocurra tocarme. José Luis, tengo el desayuno listo, pero quería hablar contigo sobre lo que me dijeron ayer en el hospital, -acotó Graciela-. Los dejo que hablen, yo voy a servirle el desayuno a los chicos antes de que se metan en la pileta. Pedile a los chicos que busquen en mi tablet lo de las casitas de madera para chicos, después decidimos sobre eso, -le pedí a Elizabeth cuando salía-, ¿qué me querías decir Graciela? Era para saber si vos tenías un buen Abogado por el tema del divorcio. Sí, lo tengo, pero ahora mismo no tenés pruebas en contra de él por abuso y maltrato. Es verdad, pero lo que vos no sabés es que él abusaba de Alejandro y me lo contaba con lujo de detalles, eso se puede utilizar para mandarlo preso, -me dijo largándose a llorar-. Eso es terrible, pero… pensaste en tu hijo, todo el mundo se enterará de lo que hacía con el padre o de lo que le hacía el padre y tendrá que declarar, le estarías destrozando la vida y creo que bastante mal lo pasaba, creo que hay que buscar otro modo. Te entiendo y yo no quiero el mal para mi hijo, pero ¿qué otra cosa se puede hacer? El hijo de puta lo hacía mirar cuando me poseía y una vez lo quiso hacer participar, casi acepto, pero cuando me negué me dio una paliza tremenda, lo peor es que lo hizo tan sumiso como era yo. ¿Vos hubieses aceptado eso? Él me decía que el nene era putito y le gustaba, pero yo no podría tolerar que lo penetrara delante de mí. Puede que me trates de enferma, pero con vos sería distinto, ya vi que te mira con adoración y si tiene esas inclinaciones no las puedo negar o dejarlo que busque en otro lado. ¿Me estás entregando a tu hijo? Perdoname, no te enojes, ya viste que acepto lo que sea en una cama con vos o con quien sea mientras estés, pero… no sé ni lo que digo, estoy desesperada. Primero vamos a calmarnos, yo quiero mucho a tu hijo y no me resulta mal chico, le guste o no la verga, pero ahora lo que interesa es el padre y ese es el que nos puede joder la existencia, ¿vos lo querés a ese tipo? y quiero que me seas muy sincera, todo puede llegar a depender de vos. No lo quiero, para nada, ojalá lo hubieran matado cuando lo robaron y le dieron esa paliza, yo creo que, por la forma en que se ensañaron, debe haber violado a algún otro chico, no se me ocurre que haya sido por otra mujer. Pensé que eso le habías dicho a Julia. ¿Y qué querés que le dijera?, la verdad no podía decirla. Bueno, bueno, está bien, dejalo por mi cuenta, trataré de buscarle una solución que te convenga, después veremos todo lo demás. Ves, ves, por todo eso es que cada día te quiero más, no me juzgás y estás siempre para darme una mano, yo lo tengo muy claro, podés hacer de mí y de mi hijo lo que quieras, -me dijo arrojándose sobre mí para comerme a besos-. No jodas porque después dicen que les duele todo. Elizabeth dirá eso, a mí me podés coger por dónde sea así esté sangrando, ahora mismo podés hacerlo por dónde gustes, yo me siento tuya y yo sólo sé lo que eso significa para mí. En principio quiero que esto que hablamos no salga de vos, teneme un poco de paciencia y no vuelvas a ir al hospital, si necesitan algo que te llamen, yo me voy a ocupar de solucionar el problema. Vamos a ver a los chicos para ver si decidieron que casita quieren comprar para poner en el fondo. Nos fuimos para el lado de la pileta y allí se encontraban los chicos junto a Elizabeth, habían elegido dos posibles casitas y me preguntaron cuál era la que me gustaba más, elegí la que me pareció más cómoda, ocupaba unos diez metros cuadrados, era propiamente una cabaña de troncos elevada unos treinta centímetros del piso, tenía la puerta, una ventana y todo un cerco de troncos alrededor con espacio para colocar sillas o reposeras y techo a dos aguas. Llamé a la empresa, pedí presupuesto con colocación incluida y aceptaron venir para ver el lugar, pues, si era factible el piso y el espacio disponible, comenzarían enseguida con la instalación. Se quedarían las dos mujeres con los chicos porque la castaña no tenía pedidos de viajes y yo me cambié para irme a las grandes tiendas pues, además de tratar de ponerte al tanto con la actividad, tenía que hablar bien con Jacinto por el tema del esposo de Graciela. GUILLEOS1 – Continuará… Se agradecen comentarios y valoraciones.

Autor: GUILLEOS1 Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

Como me cogí a unos hermanos-parte 5

2022-11-28


Una pequeña gran situación que se dio con Felipe y Mari. Recapitulando rápido, lo último que hice fue cogerme a Felipe, el hermano mayor de 13 años, mientras usaba la ropa de Mari, la hermana menor de 10 años. Debido a esto Mari se quedó con ganas así que el lunes tenía que aprovechar para cogérmela todo lo que pudiera. Al iniciar la escuela no le hablé a ninguno de los dos para hacer que tuvieran más ganas de lo normal, Mari parecía que apenas iba a aguantar el día pero Felipe estaba distraído con otra cosa, no le di importancia y dejé que las horas pasaran. Al llegar a la salida yo me desocupé un poco más tarde de lo normal y al dirigirme al baño noté que Mari estaba con hablando con otras dos amigas, lo cual me extrañó porque pensé que ya estaría esperándome en el baño. Al verme ella igual se extrañó y sin decir nada dejó a sus amigas para alcanzarme, me preguntó si ya había terminado a lo que le respondí que apenas iba, ella puso una cara todavía más confundida y me dijo que ya había alguien ahí. Ambos fuimos enseguida al baño, al checar que no hubiera nadie por fuera entramos haciendo el menor ruido posible, dentro escuchábamos un ligero sonido de chupada junto a gemidos ahogados, nos fuimos acercando hasta escuchar un ligero susurro que decía “luego es mi turno”. Sin hacer el menor ruido agarré la parte de arriba del cubículo y me levanté para ver del otro lado, dentro vi a Felipe con los pantalones abajo dejando ver un calzón negro de su mamá estaba arrodillado chupandole la verga a un niño de su edad parecía su compañero, al lado de él pude observar a uno de los niños que vieron el otro día como me cogía a Felipe en la ventana, era el niño que se había tocado su verguita mientras nos veía, él se encontraba con los pantalones abajo junto su trusa y la playera levantada mientras tocaba su verguita. Rápidamente me bajé de la forma más silenciosa posible y de esa misma forma cerré la puerta, lo siguiente que hice fue tocar la puerta del cubículo con los nudillos. Escuchó dentro como se asustan y Mari deja salir una risa burlona al notar más de una voz dentro. -Está ocupado- se escuchó la voz del compañero de Felipe -Felipe, abre ya vi lo que están haciendo- respondí de forma burlona Se escuchó un leve alboroto junto a susurros que no entendí, al sentir que tardaban volví a tocar y decirles que me abrieran. Lentamente la puerta se fue moviendo, al verlos los tres estaba con la playera de fuera poniendo una cara de susto esperando que iba a decir. Mari se asomó y no le tomó mucho tiempo intuir lo que había pasado. -¡Los tres estaban cogiendo!- dijo señalándolos -No es cierto- contestó el niño mayor que estaba recibiendo la chupada -yo no soy gay- añadió -Pero si te vi como te encantaba que Felipe te la chupara- a esta respuesta se puso rojo Intentó irse del lugar, pero lo agarré del brazo y lo jalé, puse mi mano sobre su verga para sentirla, se le había ido toda la excitación por el susto, pero aún así la acaricié. -Suéltame, marica- dijo mientras intentaba alejarse de mi -Ese lenguaje no está bien- mientras decía eso lo sujeté por detrás, pasé mi brazo izquierdo alrededor de su pecho para sujetarlo para tener libre el derecho de esa forma lo usé para desabrocharle el cinturón y bajarle los pantalones, dejando al descubierto una verguita ligeramente más grande que la de Felipe a lo cual Mari volvió a reír. Le dije a Felipe que la chupara, sin dudarlo se hincó para empezar a hacerlo, el niño dejó de forcejear al sentir la boca de Felipe cubriéndole su verguita, lo solté esperando que no se fuera, algo que no hizo. Por un momento parecía que se había olvidado de nosotros porque solo gemía al estar recibiendo su chupada. Al verlos pude sentir como mi verga se endureció dentro de mis pantalones, a lo que fui con Mari, sin preguntarle le quité los calzones morados que traía y me bajé el pantalón. Ella me dio la espalda y se agachó para luego levantarse la falda dejando ver su redondo trasero con su vaginita rosada completamente húmeda, sin esperar más se la metí completamente en su vaginita. Mari soltó un largo gemido que se detuvo bruscamente cuando empecé a moverme adelante y atrás, sentía como no quería que sacara mi verga y cuando la volvía a meter se abría paso de su estrecha vaginita, con sus brazos buscaba mantener el equilibrio por lo que se los agarré para mantenerla de pie y para poder penetrarla con más fuerza, a lo que ella respondió ahogando sus gemidos porque parecía que quería gritar por lo rico que sentía. Al ver a mi lado el niño más pequeño había comenzado a tocarse su verguita por los dos espectáculos que estaba viendo, luego se acercó al que estaba recibiendo su chupada para decirle que ahora le tocaba a él, a lo que solo le respondieron: -¡Rodrigo, vete!- el niño más pequeño se le veía molesto por querer participar y no poder. -Yo te puedo ayudar- le dije sin dejar de moverme -¿Si?- -Claro, primero desnúdate- -¿Todo? -Todo Lo dudó por un momento, pero aún con los nervios se quitó su ropa lentamente, quedando completamente desnudo en el baño de la escuela, yo veía su cuerpo morenito, flaco y con una verguita de un niño de no más de 8 años y me excitaba más, moviéndome más duro dentro de Mari. -Bien, ahora ponte esos calzones- dije señalando los calzones morados que le había quitado a Mari. -No, eso no- respondió rápidamente Al escuchar su respuesta, me salí de Mari, lo hice a un lado, agarré su ropa y la metí al cubículo donde habían estado. Cerré la puerta y me puse enfrente, le dije: -Si no haces lo que te digo no recuperarás tu ropa- al hacerlo su cara se puso triste como queriendo llorar Intentó ver al otro niño buscando ayuda pero él seguía entretenido con su chupada, sin más opción agarró el calzón y se lo puso. A pesar de ser más pequeño y flaco que Mari, le quedaba bien debido a que el resorte evitaba que se cayera, por detrás su trasero trataba de llenar el calzón pero por delante su verguita se asomaba discretamente. -Ya ves que no fue tan malo- después de decir eso, Mari comenzó a reírse. -Él es una putita como Felipe- se burlaba mientras lo señalaba con el dedo -usa ropa de niña, usa ropa de niña- le seguía diciendo. Volví a agarrar a Mari y la incliné hacia delante dejando su trasero en alto y su cabeza a la altura de la verguita del niño menor. -Acércate para que te la chupe- le dije El niño se acercó con nerviosismo, le dije a Mari que se la chupara si quería que la siguiera cogiendo, no tuve que decírselo dos veces y ya le había hecho el calzón a un lado para chuparle su verguita, al sentirlo el niño se sorprendió. Comenzó a gemir de placer mientras agarraba la cabeza de Mari para que le chupara más, la escena me encendió demasiado así que reanudé la cogida que le estaba haciendo a Mari. Al volver a meter mi verga lo caliente de su interior me prendió para que empezara a cogérmela duro a lo que ella respondió con gemidos fuertes ahogados por la verguita que chupaba. Voltee a ver como iban los otros, el niño mayor ya se estaba subiendo sus pantalones y Felipe tenía leche en su boca. -Ya viste que si te gustó- dije -Rodrigo- dijo el mayor -ya vámonos -No, se siente bien- respondió el menor sujetando la cabeza de Mari -Ya déjalo- regañó el mayor -Si van a irse, Rodrigo tiene que irse usando esos calzones- les dije de forma seria sin detener las embestidas -¿Qué?- dijo el mayor -Que lo haga o les diré a todos que te la chupó Felipe Con dudas agarró la ropa de Rodrigo diciéndole nuevamente que se iban, a lo cual Rodrigo obedeció molesto. Sacó su verguita de la boca de Mari y sin quitarse el calzón se puso su ropa, su trusa se la guardó en un bolsillo, después de eso se fueron sin decir nada. Yo solo seguí cogiéndome a Mari quien ya se levantaba a medias para evitar perder el equilibrio, Felipe se me acercó con la verga de fuera porque todavía no había terminado a lo que solo respondí agarrando su verguita y jalando un par de veces para que se viniera, después de eso igual le dije que se fuera que solo quería coger a Mari. Antes de irse le dije al oído que las amigas de Mari estaban cerca que les dijera que vinieran aquí, aunque dudoso fue a hacerlo. Al irse levanté a Mari y nos metimos en un cubículo, me senté en el escusado para que Mari y yo viéramos hacia afuera, ahora ella era la que se movía con fuerza, adelante y atrás, arriba y abajo. No pasó mucho tiempo para ver asomarse un par de miradas que seguramente fueron atraídas por los gemidos de Mari, eran sus amigas. Al verlas se detuvo bruscamente, su falda tapaba su vaginita siendo cogida pero eso no evitó que se asustara por verlas. Le preguntaron que estaba haciendo pero no sabía que responder a lo que me adelanté diciendo: “Esto” al miso tiempo que le alzaba la falda dejando ver la zona donde la estaba penetrando, Mari bajó la falda rápidamente y sus amigas se quedaron con cara de sorpresa, ella solo les dijo que se fueran que luego les contaría, sin embargo, yo no la iba a dejar así. Reanudé el movimiento a lo que Mari comenzó a gemir nuevamente, sus amigas se quedaron viéndola fijamente algo que parece que la excitó más porque empezaba a apretar más fuerte mi verga hasta que sentí como aflojó de un momento a otro mientras ahogaba un gemido y se le iban las fuerzas, se había corrido por estar siendo vista por sus amigas, ante esto la agarré de la cintura y le di un par de embestidas para poder terminar dentro de ella, tal fue su sorpresa que lanzó grandes gemidos por cada embestida, al vaciarme en ella saqué mi verga y la dejé parada para que se fuera, intentó caminar normalmente pero ya estaba bastante débil, le preguntaron que era lo que caía de debajo de su falda a lo que yo respondí que si querían saber deberían ir a casa de Mari el viernes por la tarde. Voltearon a ve a Mari quien les asintió con la cabeza, salió del baño aún con lechita goteando de su vagina y sus amigas fueron tras ella. Al terminar Felipe volvió a entrar, me dijo que quería que lo cogiera al menos un poco, le contesté que solo me la podía chupar para limpiarme a lo que accedió, le pregunté por el chico al que se la había chupado y me dijo que era un compañero llamado Israel que se había enterado de lo que hacíamos debido a su hermano Rodrigo. Le dije que no había problema por lo que había visto, pero que debía invitarlo a su casa el viernes y si se niega entonces yo iba a revelar como le chuparon su verguita y que su hermano usó calzones de niña. Felipe aceptó al terminar de limpiar mi verga, de esa forma había formado mi plan para hacer mi propia orgía con putitos y putitas.

Autor: MATEO A Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

El padre de mi mejor amigo y su compadre

2022-11-28


Un niño de 11 años va a visitar a su amigo y termina follando. el padre de mi mejor amigo y su compadre José es un niño de a pena 11 años vive una vida normal cómo cualquier niño de su edad, pero hay algo que lo diferencia de los otros amiguitos, ya él a probado verga en su joven trasero, gracia a unos de su primo de 20 años que lo llevo a este mundo de placer, Un viernes le pidió permiso a su madre para ir a dormir a la casa de su amiguito del colegio, ya otras noches se había quedado en casa de su amiguito pero ese dia seria diferente a los otros fin de semana, un viernes en la noche , ya eran como la 8 de la noche, cuando José tocó el timbre de la casa de su amiguito, el papá de su amiguito abrió la puerta José…… hola señor pedro, puedo pasar, pedro….. hola José, claro que si pasa José………esta luis, pedro….. no, mi hijo no esta, salio para la casa de unos familiares, no volverá asta el domingo en la noche, Jose con una cara asustada dice José……. y ahora que hago mi mamá sé fue, pensando que Luís estaba aquí, y ella va para otra ciudad, si la llamó se molestara mucho con migo, porque se va ha juntar con otras amigas, y no hay nadie para que me cuide Pedro….. no te preocupe, te puede quedar aqui en casa, no tiene que llamar a tu mami, te puede quedar aqui como siempre José…… en verdad me puedo quedar aquí, Pedro…. claro que si, es mas aquí estoy con mi compadre tomando una copas, ven te lo presento, además te conozco desde pequeño, te puede quedar aqui con nosotros, no diremos nada, que dice José…… ok, no le diremos nada a mi madre, gracias don pedro Pedro……. eso me parece bien no diremos nada, los dos pasaron a la casa, cuando jose entra la casa don pedro le indica que lleve su cosas a la habitación de huespedes, y que baje al primer piso para presentarle a su compadre, luego de unos minutos jose baja al primer piso,escucha musica, sale al patio donde esta pedro y su compadre tomando unas copas pedro…. ven jose no tenga pena, mira este es mi compadre marco, marco te presento a José unos de los compañero del colegio de mi hijo, compadre…… hola José, mucho gusto en conocerte, eres un niño muy lindo José con pena lo saluda, mucho gusto señor, gracia por el cumplido, pedro….. quieres algo de tomar, José José….. si una soda, si tienes, fuero pasando las horas ya eran las 11 de la noches, ya José se sentía en mas confianza entre los dos hombres, incluso comenzó a tomar soda mezclado con alcohol, José se sentía alegre y miraba como los dos hombres lo miraban, especialmente su tracero desarrollado por la leche qué a recibido compadres…. oye José, eres un nene muy lindo, que edad tienes, me imagino que tiene mucha niñas de tras de ti . José…… tengo 11 años, y no tengo ninguna niña de tras de mi, pero tengo mucha amiguitas en el colegio compadre…… tengo que ir al baño a dar una miada, José ……. yo tan bien tengo que ir al baño, Pedro …..pues bayan los dos yo espero aqui el compadre y jose se marcharon para el baño, cuando llegan al baño el compadre se saca su verga para orinar frente al niño, que se queda fijo mirando esa tremenda verga del señor, compadre…… que te pasa José, nunca a visto un hombre orinando, o es que te gusta como se ve mi verga, José…. perdón señor, no quise mirar su pene, pero es que la primera ves que veo el pene de un señor mayor, compadre…. pues puede mirarla todo lo que tú quiera, es mas si me lo quieres agarrar mientras estoy orinando mejor, que dice José lo haría el niño se quedó uno segundo pensando, pero si sacar la mirada de la verga del señor, el señor le tomo la manita y se la puso en su verga compadre…. yo se que me la quieres tocar y te da pena hacerlo, toma mi verga mientras estoy orinando, José, no puso ninguna resistencia su manita sujetaba la verga del señor, Compadre….. ahhh,que manitas tan suave tienes, me gusta como me la agarra, ya se me esta parando por lo suave de tu manita, ya termine, gracias por agarrar mi verga, ahora te quiero regresar el favor dejame alludarte a orinar José, se quedo tranquilo mientras el señor le vajo el siper del pantalón y le saco su pequeño pene que estaba durito, por la situación compadre…… mira no mas que belleza de verguita tienes,es blanquita, es muy bella se me antoja darte una chupaita a tu verga , me dejarias, darte una chupaita a tu verguita José, solo movió su cabesita afirmando, el hombre se arrodillo frente al nenito, le bajó por completo su pantalón, le miro su pequeño pene y su bolita de nene de 11 año, el hombre abrió su boca y le comezo a chuparle ese pequeño pene y sus bolitas , el niño solo suspiraba al sentir como ese hombre le comia su verguita de proto la puerta se abrió y entra el padre de su amiguito, y ve lo que esta pasando, José, se pone nervioso, pedro….. tranquilo José no pasa nada, deja el compadre que siga jugando con tu verguita el niño estaba en una situación que no sabia que hacer, estaba desnudó de la cintura para bajo y un hombre de 40 año pegado a su pequeña verga, Marco…. compadre,ya termine le de chuparle, vamos a darle verga a este nenito, no se a dado cuenta del hermoso trasero de este nenito, el compadre se para, de chuparle la vergas y le mira el trasero a José, compadre…. oye que buen culito tienes niño, es una belleza, pedro… mira José, no tenga miedo, yo se que tu eres mariquita, yo se que tu viene a casa para que mi hijo te coja, lo eh visto varias veces, como el te coje, ahora mi compadre y yo queremos cogerte, queremos que se nuestra puta esta noche, Pedro, se saco su verga frente a José junto con su compadre pedro…… mira José esta dos buena verga podria hacerte feliz toda la noche, que dice, si lo desea te esperamos en la habitación de visita, llega a si como esta si tu pantalones, y te haremos sentir bien rico toda la noche, y si no quieres te pone tu pantalón y no haremos nada, te esperamos en la habitación Pedro le dio un pequeño beso en la boquita, mientra el compadre le dio una chupadita a la verguita, y salieron de la habitacio, unos 10 minutos mas tarde José va recorriendo el pasillo con una sensación de mescla y miedo y excitación en su cuerpo, auque no era la primera ves, eras su primera ves con dos adulto, la excitación de pensar que dos hombre lo deseaban lo tenia nervioso Al mismo tiempo sentia un cosquilleo en su cuerpo, Abrio la puerta de la habitacio y entro nervioso, pero sin su pantalón puesto solo su pantalosillo de niño puesto Pedro…. pasa José, te estamos esperando, Los dos hombre estaban desnudó sentado en un sillón, acariciando ce su verga Compadre….. quitate la ropa, queremos ver tu lindo cuerpo, y tu culo tan bello que va hacer nuestro esta noche, El niño sabe lo que debe hacer, así que comenzó a desnudarce. Ellos lo observan con sus ojos cargados de lujurias y sonrientes. El compadre se ha llevado la mano a la entrepierna y se la frota. mira el cuerpo del nenito, y le manda a darce una vuelta, para mira su cuerpo Compadre….. mira no mas que ricura, que culo mas tierno tienes, tengo muchos año si darme un nenito a si, te boy hacer gozar, que va venir todo los dias por mas verga, ven a ka dejame verte mas de serca, José, nota cómo se le va poniendo la verga del compadre mas grande, Ellos se muerden los labio, José se acerca más a ellos, ya los tres desnudo, el nenito lo miró con un poco de vergüenza y timidez Pedro… tranquilo José, solo queremos hacerte feliz esta noche los hombres se masajeaban su vergas, luego pedro escurría su mano por el trasero del nenito, hasta llegar al ano. Pedro…. mira no mas que hermosura de agujero tiene, y que buena nalgas, mire compadre que hermoso culo, mejor que de una mujer, el nenito estaba agachado y levantaba más su tracero, quedando totalmente expuesto, a estos dos lobos hambriento El niño suspiraba y empieza a mover su traceros al sentir el tanteo con los dedos la entrada de su ojal. pedro le pasa un aceite al compadre, el lo hecha en el dedo del medio, se lo acerco al tracero del nenito, y poco a poco lo se lo introduciendo al tiempo que el nenito se muerdo los labio para aplacar un poco el placer, Luego el compadre lo acompaño con otro dedo, intentando abril mas el ojete, compadre… este culo está hambriento de vergas, vas a difrutar cómo una puta esta noche Pedro le acariciaba el cuerpo al nenito y le daba beso el la boquita, Pedro….. que mucho te Deseado, ahora te boy hacer sentir como toda una puta José…. yo también eh querido estar con usted Pedro……. pues hoy te vamos llenar ese culito tuyo de leche luego los hombre lo mandaron a sentarse en la cama para colocarse frente a él ofreciéndole sus rabos. El primero que cato fue el de pedro, se metió la punta en la boca, la degusto con calma , se metía una buena parte el su boquita se la chupaba con mucho placer Pedro…. que bueno eres, con esa boquita niño, por razón que mi hijo te invita a casa cada rato, sigue que desde hoy vas tener muchas verga que vaciar luego el nenito agarro la del compadre y se la acerco hacia el. Es más pequeña que la otra La mantiene dentro y él empuja con un estoque que le taladra la garganta. el nenito Agarra la otra polla con la manita, no quiere que el papá de su amiguito se quede al margen, y cuando su boca se libera se trago la de pedro, pero él no lo embiste; a el le gustan las cosas con algo más de calma. Por tanto, se la chupoba tranquilamente, le lengüetea la punta y lanbia el tronco hasta los huevos. Juega con su piel y el glande que junto con el otro delante de su labios el nenito estaba disfrutando de esos buenos rabazos, era su primera experiencia con dos adulto tenia vario mese pensando como seria ser cogido por un adulto, pero para su suerte su fantasía se le cumplió y ahora tiene dos verga para el solo, esa imagen de un nenito de 11 años con dos hombre de 40 luego Intento meterce los dos en la boca más por una lujuria momentánea que por puro placer, pues es imposible que entren. No obstante, hay otra abertura en su cuerpo que pide ser llenada. se giro colocándoce a cuatro patas apoyando los brazos sobre la cama. El compadre se agacha, le aparta las nalgas y comienza a lamerle el culo con una maestría que lo estremece. Unos gemidos se le escapa de entre su labios, pedro se acuesta en la cama el nenito toma la verga, trata de aplacar sus gemidos metiéndoce la polla de pedro de nuevo, la lengua del otro hombre le recorre su tracerito con una delicadeza tortuosa, luego de varios minutos el compadre se incorpora para meterle el rabo por el culo al nenito el compadre le pone aceite a la verga le deja caer un poco en la entrada del culo, el hombre Sondea con la punta, la clava y la va introduciendo apaciblemente hasta que cada centímetro de su pene está dentro del nenito. lo sujeta por la cintura y embiste alcanzando rápido un ritmo estable, enérgico, mientras la otra polla perfora su boca sin darle tregua. El nenito estaba difrutando de esto dos macho , ahora tenia que dividirce y darle placer también al papá de su amiguito , el nenito esta feliz al sentir como esa verga lo folla deliciosamente su culito Pedro…. deme chanse compadre para darle también por el culo a esta pequeña puta, El compadre lo complace y se separa de el . José se sube el la cama se pone en cuatro, el compadre se acuesta debajo de el dejándole la verga frente a su carita, José levanto un poco mas su traceros delante de pedro , él lo toma por su cadera y le clava su polla. Apenas se lo esta entrando un poco y ya pedro está suspirando de gusto, pedro…..tanto tiempo deseando darte verga, y ahora ya la tengo dentro tú tracero, qué bueno se siente tu culo, por razón mi hijo le gusta cogerte tanto José se estremece al sentir como esa verga se perdió dentro su trasero . el ritmo de la clavada es maravilloza, sacándole quejidos de placer que se ahogan el su boquita al tener la otra verga, mientras se la come al compadre, Los dos hombre se lo follan con muchas ganas, este nenito de 11 estaba disfrutando como una puta, los ruido de placer se escuchava al otro lado de la puerta. No obstante, el papá de su amiguito lo penetra con delicadeza, metiéndola y sacándola a su antojo pero a un compás pausado, simplemente sujetandolo de la sintura, la verga entraba y salia de ese tracerito, la estreche del anito del nene es maravilloza pedro….. puta! que trasero tan rico tiene cabron compadre… si es uno de lo mejores trasero que eh cogido tambien ,esta bien bueno este nenito, y como le gusta tragar verga , ya llené le el culo de leche, que luego se lo lleno yo tambien, el nenito gritaba y gemia como una puta insaciable, sometida por dos machos . Vaya este va ser una zorrita tragona de verga, dice pedro ,ya tienen media hora dandole verga al nenito, pedro Rompe su silencio con un ahhhhhh para advertir que se corriendoce dentro del nenito, el nenito siente los chorros de leche golpeando la parade de su culo compadre…. Llénale el culo de leche. luego de unos minutos pedro saca su verga ya sin fuerza del trasero del nenito, compadre…. ahora me toca a mi llenarte tu culo de mi leche, el niño se puso boca arriba a la orrilla de la cama el hombre coloco su verga en la entrada del culo del nenito mientras la piernitas estaba en el pecho del hombre, la verguita del nenito estaba paradita pedro vino le agarro la verguita y comenzó a masturbarlo mientra su compadre le daba verga al nenito, luego pedro se agacho y se entrodujo la verguita en su boca, y le comenzó a chupar la verga al nenito no paso mucho tiempo cuando el nenito al recibir tanto placer explotó el la boca del hombre su cuerpo se estremecía del placer, el compadre no soporto como el nenito apretaba su oyito mientras se venia, haciendo que se le viniera dentro del niño compadre….. ahhhhh ahhhh , diablo como aprieta este cabro, ahhhh . luego de unos minuto le saco su polla del culo, los dos hombre se pararon frente la cama mirando al nenito acostado en la cama, cansado por la cogida que le han dado estos dos hombre compadre… que dice compadre si llamamos a luis y a julio para darle mas verga, a esta pequeña puta, Pedro… que dice jose te gustaría tener 4 verga para ti esta noche, tú crees que tú tracero aguantaría tanta verga en una noche, el nenito se quedo pensando, unos segundo, cuatro hombre para el, es una oportunidad que no podía dejar pasar, José…. si, pero me tienen que cogerme suave, pero no esta noche, puede ser mañana, pedro…. te lo dije compadre que este nenito le gusta la verga, no te preocupe, te cogeremos como tu quiera, pero no creas qué te vas a salvar de otra cogida esta noche José…. soy su puta, me gusta como me cojen continuara……..

Autor: MANNY SANCHEZ Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

MIS INICIOS III

2022-11-28


Continua relato de mis inicios (KIKE Y MARTIN). Al otro día me desperté y escuche que Kike ya se estaba bañando yo busque mi uniforme y ropa interior desnudándome y enrollándome una toalla en la cintura me senté en la cama de Kike esperando a que el saliera de ducharse, al salir el se me aventó y quitándome la toalla me agarro el pilín y bolas diciendo dime papacito wey dime papacito,(un juego muy común entre los chavos de la escuela, solo que el me agarro desnudo y el también lo estaba), yo gritaba del dolor y me eche boca abajo y el sobre mi quedando su verga en la raya de mi culo de repente aflojo su mano y sentí alivio pero también sentí que su verga se estaba poniendo dura entre mis nalgas, el solo suspira y me dio un beso en la mejilla y de pronto el se bajo diciendo ves wey es lo que te digo se me para cuando veo nalgas y vergas, yendo a su cajonera a buscar su ropa, me metí a bañar y cuando salí el estaba peinándose, apúrate wey ya es tarde dijo saliendo de la habitación dejándome solo y me apure a vestirme y salí a alcanzarlo al comedor el dijo ya me voy ahí me alcanzas y salió a cepillarse los dientes yo solo tome un vaso de leche e igual me cepille los dientes y salimos corriendo rumbo a la escuela, íbamos serios no se porque sobre todo el que siempre andaba echando relajo y le dije sigues enfermo? solo me duele un poco la garganta nada de cuidado, sonrió y me abrazo dándome sopapos en la cabeza nos fuimos encontrando a demás compañeros de la escuela y volvió a ser el mismo de siempre, al llegar a la escuela me dijo te veo en el salón tengo que hacer algo y salió disparado rumbo a las oficinas de la escuela ya en el salón me dijo sentándose hice algo a ver si no te enojas y le pregunte que pinches hiciste ahora? nada al rato te digo. paso el día normal y ya a la salida y con la duda le pregunte ¿ ya dime que hiciste wey? le pedí a la maestra Rebe (no es su nombre real)que nos sacara una cita con el psicólogo, que hiciste queeee? y eso para que iríamos a ver a un curalocos?? no seas wey ellos son psiquiatras y nosotros veremos a un psicólogo, psicólogo entiendes? ok si pero para que?? mira estuve pensando en lo de ayer y creo el nos explicara lo que sentimos y bueno si quieres hablar con el o no, yo si quiero pero de todos modos me tienes que acompañar, para que no llegues antes a la casa y te pregunten donde ando ok? bueno vamos peroooo … ya sin peros apúrate, nos fuimos al Instituto de la juventud entramos y estaba lleno de estudiantes de la secundarias y bachilleratos entramos y como varios nos conocían nos llamaban y el les decía esperen tenemos que hacer unas consultas con el profe, preguntamos por el psicólogo y nos dijeron ¡no esta chicos! pero ustedes son Martin y Enrique? contestamos afirmativamente y nos dijeron aaa ok miren el Dr. no esta aquí pero deben ir a verlo esta dirección pero apúrense, Kike recogió el papelito y jalándome dijo ¡¡esta cerca vamos!! salimos apurados dirigiéndonos a la dirección que nos habían dado llegamos algo sofocados, tocamos y nos abrió el susodicho ! hola jóvenes, pasen, pasen, a ver en que puedo servirles, yo aun sin saber a que ibamos mire a Kike y el sonriente le contesto pues vera, este y yo queremos consultarle algo y yo de ¿queee? a ver diganme o es algo muy personal? no. no contesto Kike o bueno si es muuuuy personal, ok pasa y tu espera a que salga tu amigo a lo cual contesta rápidamente Kike, no, no pasenos juntos es lo mismo que queremos saber, bueno si tu quieres entrar me dijo; yo aun con dudas de que hacia yo ahi solo lo segui entrando a una pequeña pero acojedora oficina y en voz baja le pregunte ¿wey saber quee? yo le digo tu solo sigueme la corriente ok le dije sin mucho convencimiento. a ver jovenes diganme en que puedo ayudarlos? Kike dice bueeeeno, mir Doc. o como le podemos decir? Ale si quieren o Doc. o Medico, como se sientan en confianza contesto el, ok mi Doc. mire espero no se burle y/o cuente lo que le vamos a decir heee? a ver chicos lo que ustedes comenten nunca podria yo decirlo a nadie esto es confidencial por lo tanto pueden estar tranquilos y confien en mi por favor. ok buenoooo.. pues mire ayer paso… yo rápidamente le tome el brazo con un susto tremendo recordando lo que habíamos echo y diciéndole no con la cabeza, Kike se soltó y continuo pues como le decía ayer pasa que estábamos hablando este y yo y coincidimos en que cuando vemos a gente denuda nos excitamos — yo respire un poco mas tranquilo y apoyando el comentario asentí con mi cabeza, el Doc. mirándonos a uno y otro nos dijo, chicos eso es muy normal y sobre todo a la edad que tienen ¿ que unos 12; 13 años? 12 conteste casi 13, ¿Los 2? preguno el Doc., si afirmamos bueno continuo el Doc, les decía que es muy normal están en la pubertad y sus hormonas….. asi no hecho un discurso muy hecho y nosotros escuchábamos casi aburridos y de pronto le digo oiga Doc. perdón pero si eso ya nos lo habían dicho en la escuela pero pasa y creo lo que queremos saber es que.. bueno a mi cuando veo a hombres desnudos me siento raro pero me gusta verlos y me excito ¡a mi también! dijo Kike, a ok bueno dijo el Doc. de igual manera es normal es producto de sus hormonas, pero eso no quiere decir que somos jo.. bueno gays? dijo Kike el Doc. esbozo una media sonrisa y dijo chicos eso no los hace homosexuales su cuerpo pide experimentar aun no definen su sexualidad o rol sexual ustedes no deben preocuparse de eso el tiempo definirá su rol sexual, peroooo entonces no somos… no ni digas nada le dijo el Doc. a Kike todos pasamos por dudas en esta edad y algunos llegan a experimentar con alguna actividad sexual y conste no les digo que lo hagan hee con algun compañero masculino o femenino pero les repito eso no les define como homosexuales o otro maaal llamado “genero”… a ok muy bien y que se puede hacer para evitarlo? no, no se puede evitar y si tratan de hacerlo solo crearan confusión en su cerebro y como consecuencia podrían sufrir algunos síntomas en su desarrollo físico y mental que si quieren le podría explicar mas a detalle pero llevaría tiempo, pero con gusto se los explicaría, por ahora solo sepan que deben estar tranquilos y cuidar sus actitudes ante sus compañ[email protected] porque ahí también se corren riesgos de ser excluidos, estigmatizados y como consecuencias viene el bulling… no eso no creo me importe si alguien lo sabe no se este — señalándome– pero a mi no me importa, a mi tampoco comente sin mucha convicción. ok dijo el Doc. pero no creo necesario andarlo divulgando verdad? no contestamos al unísono. perfecto comento el Doc. pues si no tienen otra duda.. no es suficiente y muchas gracias dijo Kike levantando su mochila y jalándome me dijo ya ves? yo muchas gracias Doc. adiós muchachos y espero haberlos ayudado y sigo a sus ordenes aquí tienen mi tarjeta dijo extendiéndome en pequeño papel, si gracias dije despidiéndome agitado mi mano y siguiendo a Kike, quien al estar junto a el me dijo te dije wey te dije, yo conteste que me dijiste cabr…on tu me trajiste acá, pero ya viste, ya viste? vi queee? no somos raros es nuestro cuerpo el culpable dijo muy firme en sus palabras ya por la noche acostados yo dormía y de pronto sentí que Kike se metía a mi cama y como yo estaba de costado el igual se acostó muy pegado y sentí su miembro pegarse a mis nalgas mientras me abrazaba su verga estaba dura y empezó un suave movimiento como si me penetrara, yo solo lo deje ya que a mi también se me empezó a parar y sentí su respiración en mi oreja el seguía moviéndose yo me repegue mas a el y me dijo estas despierto? yo solo ladee mi cara y el me dio un beso en los labios muy suave y yo le correspondí me volteo y se subió encima de mi y continuo besándome ahora ya frenético y metiendo su lengua buscando la mía mientras se frotaba pelvis con pelvis yo solo gemía y el me quito la playera y trato de bajarme mi calzón yo le ayude levantando un poco mi cuerpo para esto el ya estaba completamente desnudo, al sentir su piel sobre la mía se me enchino la piel y me sentí en la gloria mientras saboreaba su lengua a la que chupaba y mordía sus labios el fue bajando lentamente chupando y lamiendo mi cuello y llego a mi pene duro como roca y empezó a chuparlo mientras yo me retorcía de placer a lo que le dije espera, espera, el levantando la cara me miro y dijo ¿Qué pasa? es que no te gusta o no quieres? yo le conteste si, si me gusta y quiero pero yo también quiero chupártelo el se dio la vuelta quedando con su cuerpo al contrario o sea en posición del “69” y dijo anda ahora los dos podemos hacerlo al mismo tiempo jejejeje y se metió mi pene a la boca y yo el de el estuvimos chupandonos las vergas como desesperados de pronto sentí que el bajaba mas allá de mis bolas como buscando mi ano yo sentí como se me erizaban los vellos de tanto placer e intente abrir mas mis piernas dándole paso a que llegara a mi agujerito virgen en movía su lengua rozando los bordes de mi ano y yo no aguante mas y eyacule sobre mi abdomen soltando una cantidad de semen que jamás había chorreado y el al sentir mis espasmos eyaculatorios movió rápido su pelvis masturbándose con mi boca e igual eyaculando gran cantidad de semen nos acomodamos y aun con la respiración agitada nos quedamos acostados juntos el con los ojos cerrados y tratando de recomponer su respiración y yo aun con el cuerpo temblando miraba al techo que sentía daba vueltas como si fura un carrusel sin control ya pasado un rato y ya mas tranquilos le acaricie el pecho apretandole sus tetillas y el me miro fijamente y me dijo te quiero cabr…on CONTINUARÁ

Autor: ACOLITO Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

Primera vez a los 12 en Oaxaca parte 6.A

2022-11-28


Deje el otro relato a medias por que me salió un emergencia.. Seguimos con el juego de las escondidas… Yo le volví a decir a Lorena que le gritara a su hermano para que ella se agachara y le pudiera ver los calzones con el sapo bien marcado de nuevo, y así lo hacía ella aunque debo admitir que si se daba cuenta de mis intensiones pero no quería ella dar el primer paso o tenía mucho cuidado por que sería muy obvio por su hermano. Su hermano no nos encontraba y le tocó volvernos a buscar, yo corrió hasta el fondo, pero al correr por un pasillo Lorena se me repegaba demasiado. Yo me las ingenie y me metí a la cama donde dormía (en ese pueblo las camas tenían todas un pabellón o canopi para los sancudos y mosquitos) a mi cama le hicieron uno provisional con una sabana roja. Y se miraba oscuro adentro de la cama. Me metí y Lorena tras de mi quedando cn los pies bien abiertos para eso yo ya andaba bien erecto y se la solté de una como quiera ya habíamos hecho casi de todo. Le dije “déjame mamarte la cuca” no! Me respondio. Es que aquí anda mi hermano y le puede decir a mamá. Yo de lo caliente que andaba le dije entonces quítate los calzones y así anda jugando para verte. Ella como que lo penso y no quería pero le dije o ya no jugamos a nada (me hize el importante por que me di cuenta que ella si queria) Su hermano rapido nos encontró pero ella me dio a entender que si quería verga de nuevo. La proxima que ella nos busco. Me escondi Luis y yo pero se tardo en buscarnos. De repente ya venia y encontró a Luis primero y me espeso a buscar a mi yo estaba detrás de un mueble y tumbado en el piso. Cuando la voltie a ver uff ya se había quitado los calzones, no traía nada, yo trayendo la verga morcillona se me puso a mil. Me encontró y me toco buscarlos ahora a mi! Pero yo ya no podía ni caminar se me notaba la carpita del Circo. Otra vez nos toco a ella y a mi escondernos y yo le dije meteor a la cama y quédate agachada para q veaz cuando venga tu hermano. Se agachó quedando en 4 solo asomando la cabeza por fuera del pabellon y yo sentado detrás de ella sobre la cama viendole todo el ano cerradito como tirando besito por las pulsaciones que daba y el coñito otra vez super esponjoso, los labios gorditos de mas y su vulva con un poco de líquido. Senti que mi pito se reventaria. Su hermano nos encontraba rapido. Yo desesperado por deshacerme de Luis le dije q le daba dinero para que fuera a la tienda. Pero no quiso ir solo. No se me quería despegar. El mismo me dijo que si le prestaba mi “game boy” lo cual se lo di rápidamente. Solo que no tenía pilas y se tenía que cargar (todo giraba a mi favor) se lo di con el cargador y le dije que Lorena y yo escucharlas música en mi disc man que no viniera y que le dejaría usar el game boy todos los días que quisiera. Él sin malicia se fue afuera y lo conecto a la luz mientras yo me quede en ese cuarto con Lorena. Yo sin importarme nada medio cerré la puerta y puse un mueble para si venía se escuchara y poner reaccionar como quiera el pabellón no dejaría vernos de inmediato. Lorena ya se daba cuenta de todo así que encuanto me metí a la cama ella de abrió de patas a esperarme y me acomode de misionero. La bese de lengua ella me abrazaba con sus piernas, yo pasé las manos hacia abajo y le agarraba las nalgas mientras le tenía repegado todo el pito en la vagina sin penetrarla. Ella gemia bajito, yo aprovechaba para pasarle mi dedo indice por el ano, de echo sentía que me mordía la punta del dedo con su ano. Ella misma me agarro la verga para dirigirla bien en su entrada, me sentí importante por que ella me estaba deseando en ese momento, yo sentia claramente como sus paredes vaginales hacian contraste con mi pene hasta que la tuvo toda adentro. Yo la empeze a bombear duro, lo más que yo podía, y seguía dedeandole el ano y besandola. Yo senti que algo dentro de su vagina me succionaba la cabeza del pene, senti que terminaba, por ratos ella no aguantaba la respiracion y me echaba todo su aliento en la cara, no olía mal solo salia caliente y me ponía loco. Seguimos dándole pero esa sensación de su vagina me ponía loco! Senti una mordidita como que si de sus labios bucales se tratase y me vine dentro de ella, senti claramente como se me inflo la vena de abajo del tronco de mi pene y cmo le vacíe todo lo que traía. Seguí besandola y agasajandola sin sacársela. Me acorde como se miraba en 4 y con falda y le ordene que se pusiera así. Lo cual me cumplió y a mi no se me bajo ni un poco. Ella estando en 4 la agarre de la cintura y la penetre de perrito. Yo la dirigía con mis manos y le provocaba cosquillas lo cual hacía que me apretara más la verga. En esa posición me dejaba su ano a la vista bien punsante. Yo bombeandola de perrito me soltó dos peditos (los cuales ahora se que son vaginales) le deje caer un escupitajo en el mero pozo del ano y le metí un dedo ella solo gimio fuerte y dobló más la espalda hacia abajo abriendo mas sus nalgas y sacando más el sapito. Ella empezó a gemir más rápido y me apretaba demasiado el pene! Senti sus contracciones en mi pene y nos venimos juntos, yo terminaba por segunda vez dentro de ella… quedé acostado encima de ella con la verga súper sensible y no quería que ni me tocara la ropa. Nos levantamos y salimos su hermano seguía bien metido en el juego. Lo que restó del día yo anduve con el pene bien sensible del glande! No toleraba que el boxer hiciera fricción con mi glande. Después de las 5 llegaron iban llegando todos a la casa incluyendo la mamá de ellos con comida otra todos. Comimos jugamos un rato (yo seguía con el pito sensible). Cuando se iba a retirar la mamá de Lorena Luis pidió permiso de que d arse a dormir en casa de la abuela y si le dieron permiso. Su mamá le advirtió que solo que no fuera a estar llorando más noche que se quería ir a la casa entonces Lorena dijo yo ne quedo con el ma’. Y su mamá acepto. Esa noche para amanecer sábado Lorena terminó de hacer de todo conmigo pero eso lo dejo para la parte 6.B. Espero sus comentarios buenos y malos también. Esto es 99% real por que omito la mitad de los nombres originales.

Autor: JESUS PEREZ Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

Primera vez a los 12 en Oaxaca parte 6

2022-11-28


En este relatare lo que sucedió después de haber estado con Pepe y kike en su casa. Para ser sinceros no pasó nada de sexo. . Ese día después de probar cosa nuevas como mamarle el pene a pepe (jose) tomarme su semen y de a ver sentido la sensación de tener el dedo de kike adentro. José seguía de necio proponiéndome que me quería “culiar” pero yo no estaba tan seguro. Además el me había dado un beso el cual yo le correspondi con uno de lengua. Me estaba llegando el remordimiento de lo que habia hecho con ellos dos, como a todo mundo después de una buena paja o un polvo que no te quedan ganas de nada con un poco de arrepentimiento. Ni pensaba ya tanto en mi acuerdo el cual era “que José me pusiera en bandeja de oro A Sol”. Más bien pensaba en lo que había hecho! si estaba bien o mal?. José por su parte estaba bien intenso conmigo! Me agarraba las nalgas a cada rato sin importarle la presencia de su hermano. Escuchamos llegar una camioneta y salimos a ver, era nuestro tío. Diciéndome que le tenía que ir con él por q mi papá se iba a regresar a Michoacán. Así que me vine con él para la casa de la abuela y llevamos a papá al puerto. Mamá y yo nos quedaríamos otras 2 semanas y después nos iríamos a michoacan también por que empezaría la escuela de nuevo. Esa noches descanse agusto yo solo en una cama grande, no me mesturbe ni nada, solo cai rendido. Al amanecer del jueves me despertaron para ir con mamá y una tía a puerto escondido y almorzar allá, nos fuimos al mercado, la playa. Pasamos todo el día allá, por que visitamos a un familiar. Llegamos tarde a la casa! ahí estaba ya mi tío, esposo de mi tía que nos compañaba (ellos vivían con la abuela) recordándole que tenían cita con la abuela en el doctor al siguiente dia en salina cruz. Mi tía dijo que si irían con mi mamá obvio. Pensé que me llevarían con ellas pero no. Me dijo mi tía que le diría a la mamá de Lorena y Luis que me fuera a dar de comer o que si yo quiera me fuera a su casa que era la más carcana. Les dije que me quedaría en la casa que mejor ella viniera a hacerne de comer. Y así quedó. Al otro día se fueron muy temprano a Salina Cruz y mi tío a trabajar, me quede solo en esa casa que la verdad era grande si. Llegar a tener ni un solo lujo! Tenía ganas de bañarme y la verdad de hacerme una paja por q el jueves en todo el día nisiquiera me bañe! así que me dispuse a irme a bañar a la casa sola del tío. Cuando llego la mamá de Lorena con ella y Luis pero para mi suerte, ya traía comida hecha. Mientras comíamos por que Luis me acompaño a comer, mi tía me preguntaba cosas sobre mi y de cómo era acá donde vivía en michoacan y cuando vine a USA. Luis le pidió permiso a su mamá de poderse a quedar a jugar conmigo por que mi tía se tenía q regresar a hacer la comida para su esposo. Su mamá le dijo que no que mejor nos fuéramos todos a su casa, yo le dije que me tenía que bañar (la verdad no quería ir a su casa) y ella acepto. Lorena le dijo que si ella también se podía quedar y obvio ña dejaron. Mi tía se retiro y yo fui agarrar mi ropa para bañarme, no tenía intensión de mostrarme desnudo ni nada, es más me fui a bañarme y ellos me siguieron, me bañe en boxer y ellos jugaban en la casa del tío mientras me esperaban. Note que Lorena derrepente me volteado a ver o de reojo me miraba. A la hora de cambiarme si me desnude e hize como que ni me miraba pero no despego la vista de mi pene. Terminé y nos regresamos a la casa de la abuela. Luis propuso jugar a las escondidas, Lorena acepto y me todo también aceptar. Nos toco escondernos a lore y a mi primero Luis nos buscaría. Yo me fui hasta el fondo donde dormía y Lorena me siguió. Ella se ponía del otro lado pero viendo hacia la salida. Se agachó y esa falda negra con cuadros cafés se le alzó por la parte se atras. Ese fetiche me quedo para siempre (coger con mi novia usando falda). Le mire su calzon blanco medio metido en la rajada. Me pene se levantó como trampolín y se me metió el diablo. Yo le decía a lore gritale a tu hermano que estamos listos! Y se volvía agachar para gritarle. Y otra vez me enseño todo pero esta vez se le marcaba todo el sapito bien esponjado.

Autor: JESUS PEREZ Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

Mi mejor amigo deja que le chupe

2022-11-28


Hola a todos. Mi nombre es Cesar actualmente tengo 50 años y mi amigo de quien voy a contar tiene 48 años. El es un petizo muy atractivo. Desde que lo conoci me gustó nucho,yo diria bastanta !!. Ya hacia tres dias que compartiamos almuerzos en el trabajo,alli lo conocí. Un dia quedandonos solo se prestó el momento para hacerle la primera mamada de pija. El estaba en una habitacion que era del personal que se quedaban de lunes a viernes a dormir alli, los sabados volvian a sus casas,la mayoria era del interior. Y justo ese sabado se dio lo que yo andaba buscando. Siento que me llaman desde una habitacion,obvio que era él y acudi de inmediato. Cuando entro me encuentro con la imagen de el,con los pantalones hasts las rodillas yel calzoncillo en los muslos,tenia la pija parada con la mano se sostenia esa bella pija de color rosada y llenas de pelos,lo cual me exita ver a un hombre peludo.sosteniendola me dice,Cesar alguna vez viste una pija curvada???. Le dije que era la primera vez. Te gustaria chuparla me dijo ,y yo no dije nada,solo me arrodille en la cama y comencéa oler ese pene, que olor tan exquisito!!!. Un olor a hombre sudado que al mismo tiemo se mezclaba com el haroma a pene de un buen macho. Comece a oler la cabeza del pene ,los pelos ,la ingle y los huevos que tambien tienen bastante pelos! Que olor tan particular tienen los hombres alli verdad????.Fue tanta la exitacion que saque la lengua y empese a chupar ese pene sabroso,mezcla de orin y sudor!! El pene es curvado para el laso izquierdo asi que me acomode en su abdome peludito y empese a chupar a lo loco.mis babas corrian por toda la zona de los huevos que al igual me deleitaba chupar mi baba y los pelo de Marcelo..nunca pene que me gustaria los olore del pene hasta ese dia.. cuando estaba por terminar me lo dijo y yo seguia metiendome en la boca semejante verga, cuando comenzo a doblarse ya anunciaba la venida comense a acelerar el ritmo hasta que teemino en mi boca!! El sabor de la leche era amarga pero para mi riquisima mas viniendo de él!!. Actualmente seguimos siendo pareja sexual,y yo sigo como la primera vez saboreando la pija y el olor de mi macho.. en aquel entonces yo tenis 29 años y el 21...

Autor: Cesar Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

A los 13 con mi primo de 21 parte 2

2022-11-28


Después de lo que sucedió en año nuevo el me buscaba mucho y aunque lo evite tuvimos que ir a su casa. Después de ese día no sabía que hacer, me sentía confundido y solo trataba de distraerme en otras cosas Mi primo a casi diario me llamaba y me mandaba mensajes, yo me hacía el tonto y no respondía, pero tuvimos que ir a su ciudad a qué me revisaran y como nos queda lejos de casa tuvimos que llegar a su casa, obviamente no podía decir a mamá que no quería por lo que pasó, entonces fuimos a la revisión y llegamos a su casa, yo acabe re cansado y mientras papá llegaba por nosotros le dije a mi tía si me dejaba dormir Me llevo a la habitación de mi primo, dijo que el andaba en la calle y no llegaba hasta tarde, me dormí y todo estaba tranquilo, por alguna razón el se enteró que estábamos en su casa y llegó No me di cuenta porque estaba dormido, solo que entre mi sueño comencé a sentir que me tocaban mi cuerpo, y bajaban mi ropa, era mi primo Cerro la habitación y sin importar que yo despertara me bajo la ropa, eran como las 2 pm Me comenzó a besar las nalgas y decía cosas, decía sabría que vendrías bebé, me ignoraste bastante pero sabía que te había encantado, nadie lo hace tan rico como tú, decía y obviamente yo me seguía haciendo el dormido porque estaba ahora más que confundido, esa primer ves no estaba soñando? Me dejó completamente desnudo, después de besarme las nalgas y mi oyito que por cierto yo lo estaba disfrutando bastante, me metió su pene a mi boca para que se lo parará, yo me hacía el dormido y me dió una bofetada, dijo despierta, se que te haces el dormido y yo seguía intentando dormir. Porque enserio tenía mucho sueño ya que salimos muy temprano de casa Se lo medio chupe y cuando lo tenía duro me puso de ladito y me lo dejo ir de una, me dolió tanto que si un grito bajito para que no escucharán El se rió y dijo perdón, sabía que estabas despierto, no dije nada solo hacia cara de dolor, me beso y me la comenzó a meter y sacar Pregunto porque lo ignoraba y le dije porque no estaba bien lo que había pasado, el solo dijo, de ahora en adelante será cada que nos veamos y si te pones mamón haciéndote el difícil le mostraré a todos los vídeos y fotos que te tome, fotos y videos? Que rayos!!! Me la estubo metiendo por un ratito hasta que me dijo habré la boca perrita que estos te los tragas, no dije que no, solo abrí la boca y me la metió toda para llenarme de su leche, después de hacerme limpiarla con la boca se vistió, se fue… …dejo la puerta abierta!, Yo desnudo, no sé porque no le importo dejarme ahí desnudo, no le dió miedo que me mirarán sin ropa si alguien entraba? Me vesti y a los pocos minutos me llamo mamá al celu para decir que saliera, que papá estaba por llegar por nosotros, salí y nos fuimos. Pregunta: es normal que te dejen ahí desnudo? Gracias por leer y espero les guste está historia Que opinan?

Autor: DAMIAN Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

El enfermero

2022-11-28


Anecdota de un enfermero que aprovecha su situación para saciar sus necesidades. Quiero iniciar diciendo que esto que les narro, me fue contado por un compañero de profesión de una amiga. El es enfermero y asiste a un doctor especializado en enfermedades gastricas, no se como se llame el doctor o donde atiende, el enfermero, pongamosle leonardo para omitir su nombre, me contaba lo siguiente: Leonardo tiene 4 años de ser asistente del Doctor X, empezó mientras estaba en la escuela de enfermería, ahora con sus 23 años, sigue asistiendolo y todo inicio una mañana de 2019, antes de la pandemia, el doctor debia hacer una operación de apendice, y su paciente era un muchacho de 17 años, que según Leonardo era muy guapo. Leonardo dice que desde que ayudo al doctor a examinarlo, el chico se le quedaba viendo y esto el lo tomo, como que le coqueteaba. El doctor indico que debian operarlo de emergencia, por el estado de su apendice y le dijo a Leonardo que lo preparara, así que llevo al joven a un cuarto le pidio su ropa, y le dio una bata, Leonardo no sabia que el doctor ya no es carnicero como antes y no te cortan casi que a la mitad para sacarte el apendice, lo hacen con aparatos especiales y solo es necesario abrir dos pequeños agujeros en la piel. el habia aprendido en la escuela de enfermeria que habia que rasurar la zona, para evitar infecciones y problemas, pero eso generalmente se hace cuando el paciente ya esta sedado, Leonardo tomo la ropa del chico mientras se ponia la bata y se quitaba aretes y joyas, y la estaba doblando para guardarla, cuando noto que su ropa interior en la parte donde va el pene, estaba mojada y ligosa, sin que el paciente se diera cuenta lo toco y se dio cuenta que era semen, así que el chico antes de llegar se hizo una paja. esto lo exito y de su boca por la calentura salio la propuesta de decirle al joven que debia rasurarlo, el muchacho sorprendido pregunto porque y el le dijo que era el procedimiento. leonardo fue por unas rasuradoras y crema para afeitar y lo acosto en una camilla, le coloco el suero y luego procedio a levantarle la bata, el chico dice leonardo estaba super avergonzado, Leonardo comenta que tenia pelo en todo el abdomen y una gran mata alrededor del pene, asi que aplico espuma y le rasuro el area de la operación, pero aprovecho a decirle que como tenia mucho pelo, era necesario rasurar más, sin esperar respueta aplico crema cerca del pene del joven y procedio a rasurar, el pene del chico se hacia más chico por el frio y la pena, y Leonardo lo sujeto con sus dedos para no lastimarlo mientras rasuraba, y noto que algo de liquido aun estaba en la puntita, disimuladamente lo tomo en sus dedos. luego llevo al paciente al quirofano y lo prepararon para su operación, cuando el doctor vio que lo habia rasurado, le llamo la atención, pero Leonardo se justifico en que el le dijo preparelo y a el le habian enseñado que era necesario rasurar, así que ya no dijo nada el doctor, ya que leonardo estaba en lo cierto. tras la operación el joven fue llevado a recuperación y como no estaba ningun familiar con él, dejaron a leonardo a cargo de ver que saliera bien de la anestesia, mientras el chico estaba aun sedado, Leonardo aprovecho para tocar su pene, tratar de exitarlo y mamarle el pene, tras varios intentos de lograr que se le parara y no obtenerlo, si logro que el chico eyaculara, el feliz se comio su semen. desde entonces, Leonardo esta muy pendiente de sus pacientes y le fascina ayudar a bañarlos y vigilarlos mientras estan sedados, el comento que no pasa de tocarlos, masturbarlos o mamarselas, pero que desearia que alguno se lo cogiera, pero es claro que la mayoria que llega ahí por operaciones, son de la región del abdomen y necesitan reposo, por lo que pensar en que se lo cojan, no es posible. me conto tambien que tuvo un paciente de 19 años, que lo cacho mientras se la mamaba, y durante los 8 días que estuvo internado, se la mamaba cada vez que podia y el chico feliz.

Autor: JFFLORES Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!