Relatos Eróticos de Primera Vez ❌Sin Censura❌


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!




Griselle

2023-02-03


Está es la historia de como tuve mi primera vez en secundaria cursaba segundo año y una chica nueva llego a mi grupo era llenita ,de piel pálida además de bonita y sin olvidar que era un tremenda zorra para esto debe admitir que en mi grupo los chicos eran alocado y algunas veces tocaban a las compañeras evidentemente Giselle no era la excepción pero con la excepción pues empezó su negocio cobrando por ello el rumor llegó a mi y recuerdo que un dia mientras era recreo la embosque y le pregunté que cuánto me cobraba por tocar sus pechos primero me dijo que 50 pesos a lo que yo le dije va así que me llevo a la parte trasera de la secundaria donde no había nadie pues nos aviamos saltado las clases y la seguridad en la escuela no era buena ella se quitó su suéter del uniforme luego su camisa y por último sus sosten dejando a la intemperie tremendas tetas con pezones rosados a lo que yo empecé a besarle las tetas eso me calentó y después de unos 10 min le dije que le daba 100 si me la mamaba a lo que ella me respondió 300 y ya en ese momento acepte la verdad ya llevaba tiempo ahorrado un buen dinero tenía como unos 5 mil pesos que pretendia utilizar para comprarme un nuevo celular pero estaba dispuesto a sacrificar algo por esta oportunidad ,procediendo ella bajo y empezó a mamarla cómo a los 3 min me puse más caliente y ahora quería follarmela así que se lo propuse y en primera instancia se negó así que ya con calentura le ofrecí 2 mil pesos más aparte de lo demás ella acepto y se bajó su falda y su ropa interior a lo que yo tome está última y la guarde en mi pantalón como era mi primera vez dentro de una chica y sin condón crei que me correría luego luego pero no sé si fueron los nervios o algo más por qué sentía el palpitar de mi corazón a todo dar estuve tocando sus tetas y follando la a todo lo que daba y con miedo de que se escucharán sus gemidos le tapa la boca con una mano aunque termino mordiéndose bueno siguiendo el momento estuve así como unos 30 min hasta que escuchamos a alguien acercarse así que termine rápido dentro de ella y le di el dinero que traía también le dije que si me vendía su ropa interior pero eso fue al siguiente día nos colamos en la siguiente clase y al siguiente día desembolse 3mil pesos en total fue algo maravilloso y conservo hasta día de hoy su ropa interior sin embargo cuando estaba dispuesto a encontrarla de nuevo ella se cambió de escuela y ya nunca más supe de ella una verdadera lastima.

Autor: Fisco Categoría: Primera Vez

Leer relato »

Ambos deseabamos sexo liberal

2023-01-20


Desde novios eramos muy calientes y lo descubrimos poco a poco, conforme nuestros agasajos eran mas y mas atrevidos. Edith sin decirmelo y yo sin freno alguno pero esperando algun rechazo a mis caricias tocando cada vez sus piernas, sus nalgas hermosas, sus pechos generosos y hasta llegar a su virginal raja que al no sentir ni escuchar queja para que dejara de agasajarla, comprendi que ambos ibamos en la misma sintonia. hasta que a pregunta mia invitansola a irnos a un hotel y coger acepto, tuvimos varias sesiones donde por mutuo acuerdo yo podria tocarla y masturbarnos mutuamente totalmente desnudos, pero sin llegar a la penetracion. cuando acordamos tener sexo, ella dijo como deseaba ser desflorada y yo el como queria desvirgarla. asi fue que ambos pusimos nuestra parte para esa desvirgacuon y resulto por demas placentera. desde esa noche todas nuestras actividades han sido de comun acuerdo sin presion alguna para ceder a lo que no nos guste o querramos hacer. si no es asi, mejor no haciamos nada. creanlo, es super maravilloso y placentero el consensuar con la pareja las acciones a tomar o a realizar. asi conocimos nuestros puntos mas sensibles sexualmente hablando y evitamos conflictos personales de pareja en todos los sentidos. muchos amigos me llegaron a decir mandilón, pero a muchos de ellos les pusieron tremendas cornamentas y otros terminaron abandonados. asi nos sentimos a gusto y cuando terminamos nuestros estudios universitarios, decidimos casarnos. continuare

Autor: cornudo mex Categoría: Primera Vez

Leer relato »

La vez que me hice mujer

2023-01-11


Recordar en una situación muy bonita, y para mi recordar cuando me hice mujer, o cuando me volví toda una mujer, es mucho mas agradable y eso que ocurrió hace años atrás, cuando yo tenia 16 añitos...pero ya con un cuerpo bien formado y unos senos muy prominentes ara mi edad, con las caderas también rellenitas y muy bien formadas y hoy si me vieran dirían que estoy mucho mejor...pero ya habrá momento de actualizar mis disfrutes presentes. Parece algo muy común, pero en mi caso perdí mi virginidad con un familiar, con un primo; muy cercano el y aún ahora ya con su familia formada, en ocasiones recordamos lo sucedido y sólo reímos y rememoramos aquellos tiempos pasados...después de años que dejamos de tener sexo, muchos años. Nuestras Familias se frecuentaban muy seguido los fines de semana, éramos como hermanos, hasta en ocasiones hasta entrada nuestra edad entre 9 o 10 años, nos bañábamos juntos y las familias lo veían normal...cuando estaba en el último año para ser bachiller y luego ingresar a la Universidad...en ocasión que se desarrollaba la final del campeonato nacional de futbol, se congregaron en casa mis tíos y tías y claro esta mi Primo...solo lo denominare así; cuando todos estaban reunidos mirando el Futbol por televisión, yo invite a mi primo a pasar el rato en mi habitación y ya en nuestro dormitorio le pregunto sobre su noviecita, porque la familia lo comento desde hace meses atrás que mi primo tenia una noviecita...tanta es la confianza entre ambos que le increpé sobre si ya habían tenido relaciones, ante tanta interrogante, solo lo negó todo y dijo que aún permanecía virgen, lo cual no creí para nada. Pero caí en la trampa cuando el me dijo si todavía yo estaba virgen o ya lo hice con alguien...de forma directa le hice saber que sigo siendo casta y pura...y el juego de palabras llevo a mas interrogantes entre ambos, lo que sucedió en unos minutos es algo que jamás pensé que sucedería, hoy transcurridos los años...lo veo divertido y muy agradable, vaya que lo disfrute y mucho en esos momentos. Terminó retándome a demostrarle que aún era virgen y yo toda empoderada, lo único que hice fue desnudarme y echarme sobre mi cama...completamente desnuda ante el, ante mi primo...lo único que hizo fue acercar sus manos sobre mis muslos, recorrió ellos y termino sobre mi vagina, sobre mis nacientes bellos...me toco muy delicadamente y en esos momentos una ráfaga interna de electricidad recorrió mi cuerpo que ya no controlé mis sentidos, me deje llevar...deje fluir el instante; de forma abrupta se deshizo de su pantalón y su calzoncillo, me dejo ver como su pene se encontraba totalmente erecto, ni siquiera lo toque...solo lo mire, sin notarlo empecé a mojarme y quedar toda excitada...para entonces ya conocía sobre el sexo...sobre las relaciones sexuales...lo único que atine a balbucear, ante tanta excitación fue...penétrame ya...mi primo aún con la delicadeza de un caballero, conocido de años, subió sobre mi, con sus piernas abrió las mías y colocando un cojín debajo de mis nalgas empezó con la penetración...poco a poco...despacio, ingrese al cielo, sentí como un musculo de carne me penetraba y me dejaba sin aliento, todo su pene en su máxima erección me penetro y me perforaba las entrañas...sentí algo de dolor placentero y acabe con ceder en toda mi humanidad al primo, al hombre que me hizo mujer...creí estar en el cielo...con tanta pasión y excitación ante las embestidas reiteradas que mis piernas aflojaron la rigidez, mi cuerpo se hizo flácido...sentí que me orinaba...pero fue el primer orgasmo que sentí en mi vida...y luego sentí como el dejaba dentro mío su esperma, eyaculando con fuerza y chorros de su semen me llenaban la vagina...fue único delicioso...vi como saco su pene, con mezcla de su semen y algo de sangre...y constato que me hizo mujer...entregue mi virginidad al primo con el cual llevamos años siendo como hermanos...pasaron meses, para volver a tener relaciones...será otra historia, si les gustó lo que les relaté. Es un comienzo en estos afanes de escribir mis experiencias, sin mayor reparo escriban y den su opinión romynatalymedranojauregui@gmail.com Espero les haya gustado.

Autor: Romy Nataly Categoría: Primera Vez

Leer relato »

Perdí mi virginidad con el papá de mi mejor amiga

2023-01-09


El padre de mi mejor amiga me quito mi virginidad cuando estaba en secundaria . Esto que voy a relatar me ocurrió cuando estaba en secundaria. Yo tenía una mejor amiga llamada Daniela, nos conociamos desde pequeñas ya que sus padres eran amigos de los mios , pero avía una diferencia muy notoria en cuanto lo económico, ellos era de una clase algo alta por así decirlo y mi familia pues siempre fuimos clase media baja, por lo cual mis padres tenía que trabajar los dos hasta altas horas. Mi amiga en muchas ocasiones (casi a diario) me invitaba a almorzar a su casa saliendo de la secundaria, yo obviamente aceptaba por educación y porque su mamá cocinaba delicioso. Era una familia muy linda se llevaban muy bien y siempre se tomaban el tiempo para estar juntos o almenas eso creía yo. El papá de mi amiga era un hombre bastante alto, de piel morena clara barba y pelo simpre peinado hacia atrás con bastante gel, era un hombre que se veía muy serios y creo que su trabajo lo ameritaba, era abogado. Pero con nosotras siempre fue muy atento y cariñoso, siempre que el salía a comer a su casa y yo me encontraba ahí me llevaba a la mía, eso era de los más normal, hasta que un día empecé a notar que se comportaba de una forma diferente, se acercaba un poco más hacia mi e intentaba poner su mano sobre mis piernas o tocar mis manos, no le tome mucha importancia, hasta que un día postró porfin su mano en mi pierna y la empezó acariciar, mi piel se puso chinita, yo no sabía que hacer, el seguía acariciando mi pierna y notaba que cada vez subía más y más su mano. Depronto me dijo – que linda te has puesto, no te gustaría ir a un lugar conmigo- yo no supe que responder solo dije nose con los hombros – bueno lo tomaré como un si- y se dirigió a otro lugar. Llegamos a una colonia que se veía de personas de mucho poder adquisitivo, se estacionó en una casa bastante grande o almenos para mi en ese momento lo era, me abrió la puerta y me tomó de la mano para que bajara, yo realmente no tenia ni idea que iba a pasar o porque motivo estábamos ahí, tal vez mi mente inocente en ese tiempo no deducia lo que el padre de mi amiga quería hacer con migo. Entramos a la casa y subimos una escalera que tenia algunos cuadros muy raros o almenos así me parecieron, mientras subía pude sentir su mano tocando mis nalgas, me estremecí al sentir aquella mano,no supe como reaccionar y solo seguí subiendo las escaleras. Entramos a la última habitación del lado derecho y el se empezó a quitar la ropa, yo solo me senté en una esquina de la cama, mientras veía como poco a poco el se quitaba todo hasta quedar en truza, el corazón me latía a mil, el se acostó en la cama y me llamo – ven quitame la truza, quiero que me la mames- yo hice caso y me fui gateando sobre la cama hasta llegar a el, estaba muy nerviosa y las manos me temblaba un poco, pero le baje la truza y por primera vez vi un pene. El me ordenó que me lo metiera en la boca, así lo hice tenia un sabor muy raro, a orina pero en ese momento no sabía que era ese sabor. Poco a poco fui notando como su pene iba creciendo más y más hasta el punto que ya no me cabía en la mano y mucho menos en la boca, pero el insistía en que me la metiera toda, lo cual así que me diera muchas ganas de vomitar y mis ojos lagrimiaban. Ya no quería hacer eso pero el me agarraba de la cabeza y al levantar su cadera hacia que su pene entrará hasta mi garganta, podía sentir como en algunas ocasiones mi vomito salía y se regresaba por mi garganta, sentia esa sensación caliente que te quema a causa del vomito. Yo estaba llorando literalmente y le pedía que parara y porfin lo hizo, me dio su truza para que me limpiara la cara que estaba llena de baba y moco. El me recostó en la cama y me empezó a besar el cuello mientras me desabotonaba mi blusa y me quitaba mi corpiño – que ricas tetitas tienes mi amor, son como me gustan, pequeñitas y ese pesonsitos rosita se ve delicioso- me empezó a chupar las tetas, yo sentía cosquillas cada vez que me besaba alguna parte de mi cuerpo, empezó a bajar por mi abdomen y me quito la falda a cuadros gris que tenia el uniforme, después mi short negro y al último mis pantis color blancos – que rico se te ve tu vaginita mi amor con esos pelitos- cuando sentí su lengua en mi chocho, mis dedos de los pies se tensaron, jamás avía sentido algo así, quería gritar , realmente no sabía porque sentía eso, hasta que sentí como si algo eléctrico recorriera por toda mi espalda, quise gritar pero no pude, todo mi cuerpo se tenso y depronto empecé a temblar, cuando todo pasó no sabía si quiero reír o llorar, jamás avía sentido algo así, el papá de mi amiga solo se me quedó viendo y sonrió. Se puso entre medio de mis piernas y empezó a frotar su pene en la entrada de mi chocho, puso mis piernas en su cintura y poco a poco fue metiendo su pene, sentia un dolor y un ardor cada vez que su pene entraba un poco más en mi, yo sentía que no aguntaba y le pedía que parara, pero el no me hizo caso y siguió metiendo poco a poco su pene, aún con el pene adentro me subió las piernas a sus hombros y se inclino hacia mi y de golpe me metió todo su pene, yo grite de dolor, el solo se quedó quieto y después de unos tres minutos empezó a moverse de adelante hacia atrás, yo sentía caliente mi parte íntima, sentía como salía un poco y volvía a entrar y eso me empezaba a gustar al punto que empecé a gemir, el aceleraba sus vaivén y yo ya esta gritando de placer, depronto paro e hizo que me pusiera de aperrito, en ese momento no sabía que me decía o a que se refería pero el me ayudo y me puso como el quería, postró su mano izquierda en mi cadera y con la otra apunto su pene a mi entradita, de golpe entro y comenzó ese vaivén pero esta vez sentía más placer, me gustaba que me nalgueara y me jalara el pelo. Yo ya no sabía lo que hacía, mi cabeza estaba perdida y depronto sentí como me embetia más lento pero más profundo y me agarro fuerte de mi cintura y me jalo hacia el, empezó a bufar y luego se salió. Se avía corrido dentro de mi – mi niña que rica estas, uuff nunca avía probado antes a una niña como tu, me encantantas- yo no dije nada – ahí esta el baño para que te limpies- después de avernos bañados y vestido me llevo a mi casa. Ya en la tarde y con la mete más fría me dio mucho remordimiento y me puse a llorar, me sentía como una puta, estuve llorando casi toda la tarde. Ya que llegaron mis padres y a la hora de cenar sentí que me dolía la garganta al tragar, la boca me ardía y tenía mucho dolor en la cabeza, me imaginaba que porque me jalaron el pelo. Al terminar de cenar subí a mi habitación y me vi en el espejo y descubrí que tenía todo el labio de arriba rebetado por las veces que me hizo con fuerza para que me tragara todo su pene, me prometí que jamás lo volvería hacer, pero después de una semana sentía esas ganas de volver a coger con el papá de mi amiga y así lo hice, pero eso será para otro relato.

Autor: ANGELA Categoría: Primera Vez

Leer relato »

Mi primera vez.

2023-01-05


Un par de amigos universitarios se encuentran en un bar, tras compartir unas copas deciden ir a otro lugar mas cómodo.. Durante mi etapa como estudiante universitario viví diferentes y variadas experiencias, de muchos tipos, una de ellas fue mi primera vez… Como ya lo he mencionado en otros relatos, soy un fiel admirador y amante de la belleza femenina en sus muy diversas expresiones. Hasta la fecha puedo sentir atracción por un lindo par de ojos, unas suaves y delicadas manos, una cabellera de rizos abultados, la piel de tono bronceado, moreno o blanco de una mujer. En fin, admiro y disfruto de la belleza de una mujer. Esto me ha permitido vivir y disfrutar de experiencias con diversas mujeres y sus diferentes atributos. Ángeles era una compañera estudiante que en cierta ocasión manifestó abiertamente sentirse físicamente atraída por mí, durante algunas semanas nuestra convivencia se estrecho al grado de coincidir en una borrachera que se llevaba acabo en un popular bar cerca de la universidad. Durante la convivencia, Ángeles y yo platicamos y bebimos de manera amena y agradable, la platica giraba en torno a nuestras muy marcadas diferencias, en relación con prácticamente todo; gustos musicales, expectativas del futuro universitario, comportamiento como estudiantes, opiniones sobre algunas asignaturas y profesores, etc. Durante algún punto de la borrachera Ángela y yo nos cruzamos mientras uno regresaba a la mesa y el otro se apartaba de ella. Hasta el día de hoy no logro recordar con que pretexto salimos juntos del bar; pero salimos tomados de la mano, llamamos un taxi y le pedimos al chofer que nos llevara a un hotel. Instalados en la habitación que alquilamos, comenzamos a besarnos de manera tímida y lenta. Unos labios delgados y suaves se entrelazaban con mis labios carnosos, mi lengua húmeda y tibia entraba a juguetear con la lengua de Ángeles; mis manos recorrían las nalgas de mi amante por encima de los pantalones de mezclilla que llevaba. Nuestros besos eran lentos, tiernos e inseguros, esto lo puedo asegurar ya que los labios de Ángela temblaban mientras nuestras bocas se reconocían. Comencé a explorar con mis labios la piel morena de Ángeles, esa piel suave, delicada y de un tono moreno suave. La delicadeza de su piel era tal que cuando la besas con intensidad una pequeña magulladura quedaba como evidencia de la exploración que estaba llevando a cabo. Besé su cuello y sus hombros procurando ser delicado, al mismo tiempo mis manos desabrocharon sus pantalones y comencé a acariciar sus caderas y nalgas sobre su ropa interior. Ángeles se estremecía cuando apretaba un poco su cadera o nalgas contra mi pelvis y al mismo tiempo besaba su cuello o lamia parte de su oreja. Me entretuve un buen rato explorando con mis labios y lengua su cuello, hombros, nuca, orejas; al tiempo que mis manos exploraban la piel de sus nalgas, cadera y vientre. Besaba a Ángeles con los ojos cerrados tratando de dibujar la silueta de su cuerpo, imaginando sus expresiones y reacciones mientras mis labios y manos exploraban parte de su cuerpo. El tono de la piel morena de mi amante me gustaba muchísimo, el tono rosado de sus labios delgados era una atracción excitante. No poseía un trasero llamativo, de hecho no tenia unas nalgas ni siquiera abultadas, pero su cintura era divina, esa parte estrecha de su cuerpo era algo coqueto y sexi, su ombligo hacia sincronía perfecta con su abdomen plano, esa noche Ángela usaba una blusa de botones corta que apenas le cubría su abdomen, gire el cuerpo de mi amante de manera que me daba la espala, acaricie su vientre y desabroche un par de botones de la parte baja de su blusa, introduje mi mano en sus pantalones y acaricie de manera sutil su vagina por encima de su ropa interior… ¡estaba húmeda! el estímulo provoco un gemido ahogado y una pequeña convulsión en Ángela yo aproveche y la estreche contra mi cuerpo de manera que pudiera sentir la erección que estaba contenida en mis pantalones. Nuevamente de frente nos besamos de manera intensa pero torpe, nuestros labios chocaban y nuestras lenguas peleaban de manera atropellada, los gemidos aumentaron de intensidad mientras nuestros besos eran una mezcla de carne, fluidos y temperaturas sin control. Recosté a mi amante en la cama mientras mis labios exploraban su vientre, con mi lengua recorrí su piel hasta el borde de sus patis y comencé a despojarla de su pantalón, una vez que solo tenía sus bragas besé sus piernas explorando con mi lengua cada centímetro de piel, esa hermosa piel morena me fascinaba, el aroma natural de Ángela me encantaba, estaba embriagándome con su aroma y el sexy tono de su piel morena. Mi exploración se entretuvo en los muslos delgados de mi amante, tome una de sus piernas y la levante sobre mi hombro, mis labios recorrían su pantorrilla y mi mano acariciaba su muslo, con mucho cuidado deslice uno de mis dedos al interior de sus bragas y acaricie su húmeda, cálida y suave vagina; solo lo suficiente para provocar en Ángela un reflejo exquisito, apretó sus piernas sobre mi mano y dejo escapar un gemido embriagador. Cuando Ángela relajo sus piernas y libero mi mano, me tendí sobre ella devorando su pequeña y delicada boca. Nuestros besos subieron de intensidad, pero seguían siendo torpes, toscos y bruscos. Mientras devorábamos mutuamente nuestros labios, mis manos fueron desabrochando los botones de la blusa de mi amante, la despoje de su prenda. Su ropa interior era la única prenda que cubría su hermosa piel morena. Deje de disfrutar de los labios, el calor y la piel de Ángela solo el tiempo suficiente para retirar mis propias ropas. Ambos nos encontrábamos en ropa interior y seguíamos disfrutando de nuestros cuerpos, mis manos recorrían las caderas, cintura, nalgas, vientre y pechos de mi pareja; al mismo tiempo que mis labios y lengua terminaban su expedición por el cuello de Ángela. Con delicadeza desabroche el sostén de Ángela para liberar sus pequeños pechos cálidos, de un tono moreno exquisito, ese par de montículos de carne estaban coronados por unos pezones de un tono café obscuro, la pequeña aureola que los rodeaba se encontraba totalmente estremecida, con mucho cuidado bese unos de sus pechos, recorrí con mi lengua toda su circunferencia, con el cuidado de no tocar su pezón, disfrute de ese pequeño pecho cálido, lo acaricie con mi lengua humedad y tibia, en la parte baja de ese pequeño montículo de carne aprisione con mis labios una pequeña porción de carne y succione con delicadeza, lo suficiente como para provocar una marca rojiza en la piel de mi amante. Disfrute de los pechos y el aroma exquisito de la piel de Angela durante unos minutos más. Cuando no podía dominar más mi excitación y mi miembro rígido y embravecido exigía entrar en el cuerpo de mi amante. Levante a Ángela y estando ella de pie sobre la cama, bese su vientre y con mis dientes fui bajando su panti hasta retirarla, mientras recorría sus piernas llenaba mis pulmones de ese aroma tan propio de esa linda chica de piel morena, una vez que mi amante se encontraba totalmente desnuda recorrí nuevamente sus piernas de abajo hacia arriba… al llegar a su entre pierna la acaricie con una de mis manos ¡fue algo exquisito! La humedad que tenía me éxito de una manera animal. Me senté sobre la cama y con delicadeza tomé a Ángela y la pose sobre mí, poco a poco nuestras partes intimas se reconocieron, se acariciaban deseando intimar de una manera intensa, pero la falta de experiencia de mi pareja hizo que la experiencia fuera de lo mas placentero. Poco a poco mi miembro rígido y ávido de placer fue entrando en el cuerpo de Ángela, ella gemía de placer y dolor ya que era su primera vez. Deje que ella marcara el ritmo de la situación y lentamente fue permitiendo que fuéramos uno solo, su vagina se amoldo y acostumbro a mi miembro y comenzamos a bajar y subir alternadamente, los gemidos de dolor de mi amante fueron cambiando por gemidos de gozo y placer. Sentados frente a frente sus pechos quedaban a la altura de mi boca los bese, los devore; en el momento que introduje uno de sus pezones en mi boca y lo presione con mis labios Ángela relajo su pelvis y permitió el acceso total de mi miembro en su cuerpo, sus gemidos se transformaron en gritos ahogados y sus manos presionaron mi espalda contra su pecho. Su cuerpo convulsiono y sus piernas comenzaron a temblar, esa hermosa piel morena se crispo y la totalidad de su cuerpo fue sacudido por un estremecimiento repentino que provoco que su vagina se contrajera presionando mi miembro de una manera exquisita, por mi parte quede inmóvil permitiendo que mí pareja disfrutara de su clímax. El éxtasis de Ángela llegaba y ella lo manifestaba con pequeñas convulsiones y una serie de gritos llenos de placer. Una vez que su éxtasis termino continue, subiendo y bajando con delicadeza, Ángela no paraba de gritar, comenzó a subir y bajar de una manera frenética, llevo su cuerpo así atrás, separándolo del mío y, apoyada en sus manos comenzó a empujar su pelvis de manera frenética, yo podía sentir a detalle el roce de nuestros sexos, la humedad que empapaba nuestras partes intimas y esas contracciones tan exquisitas que hacia la vagina de mi pareja. Ángela grito de manera inesperada y su cuerpo se arqueo hacia atrás, se dejó caer sobre la cama sin que nuestros cuerpos se desunieran, su piel morena se llenaba de puntitos y los bellos de su cuerpo se erizaban mientras el orgasmo se apoderaba de ella, una vez más inmóvil deje que disfrutara de esa experiencia, cuando recobro la cordura la tome por la cintura y la acerque nuevamente a mí, la bese con frenesí y la levante, estaba de pie y Ángela seguía teniéndome dentro suyo, rodeo mi cuello con sus manos y comenzó a subir y bajar, fuimos incapaces de mantener un buen ritmo en esa posición, por lo que recosté a mi pareja sobre la cama y continuamos haciendo el amor yo estando arriba de ella, entre totalmente en el cuerpo de Ángela ella cruzo sus piernas sobre mis caderas, retomamos el movimiento adentro-afuera hasta que una mordida en mi hombro me llevo al éxtasis. Mi miembro estallaba de placer en el interior de mi amante, mientras ella enterraba con mas fuerza sus sienes en mi hombro… fue algo sublime. Terminamos durmiendo, agotados por la fiesta, los besos y el placer que nos provocamos… a la mañana siguiente antes de abandonar el hotel, nos otorgamos mas placer, pero eso lo contare en otro ocasión.

Autor: AFRODITA Categoría: Primera Vez

Leer relato »

Mi primo Jorge

2023-01-03


Mi primo Jorge Las visitas al cuartito de mi tío Rafa para espiarlo eran casi a diario, me gustaba ver como se cogía a mi tía Tere de 13 años o a mi primita Esther de 7años, pero en una ocasión fue muy diferente, presencié la violación de uno de mis primos que tenia mi misma edad, por un lado por morbo y por el otro por miedo nunca dije nada a nadie, sólo me quedé mirando como mi tío alcohólico obligaba a mi primo a que se dejara coger, cuando miré por el ollito,mi primo estaba empinado al borde de la cama, traía su uniforme azul de la escuela aún puesto, mi tío sólo se lo había bajado hasta las rodillas junto con sus calzones blancos, sus nalgas eran muy blancas y la verga de mi tío entraba con dificultad en ano de mi primito de7 años, la cara de jorge era de sufrimiento y el pene de mi tió salía sucio de excremento y sangre, era la primera vez que se cogían a mi primo, hubo otras veces que mi tió le siguió dando verga a él, pero también los otros primos llegamos a cogernoslo alguna vez yo recuerdo haberlo cogido en dos ocasiones, Jorge siempre fue obligado no se notaba que le gustará más con nadie ponía resistencia, como que se resignaba. Cuando mi tío Rafa se lo cogía se veía que siempre era obligado , aunque que no duró mucho tiempo dándole verga, me imagino yo que las tías y los tíos mayores se dieron cuenta de que algo raro pasaba con él y mejor lo internaron en un hospicio, desde ahí ya no supimos nada de él hasta que se junto con su esposa cuando cumplió los 16 años.

Autor: Acualo Categoría: Primera Vez

Leer relato »

Mis primeros clientes

2022-12-30


Hola me llamo jessica tengo 23 años vivo en argentina y bueno a mis 19 yo vivia sola y de alguna manera tenia que ganar plata para los gastos y entonces me entregue a los hombres a que me cojan por plata pero nadie sabia mas que con quienes eran clientes y me converti en la puta del barrio y no me da vergüenza decirlo.... Mi primer cliente era un hombre casado de 40 años que por subir una foto en 4 me pregunta si yo hacia encuentros o si vendia contenido y le dije que si que hago encuentros y hablamos para tener confianza y le paso mi wsp y acordamos que venga a mi casa tal dia y hora y yo no me manejaba todavia por horario entonces a la noche llega con su auto lo invito a casa y ya en la cama los 2 dandonos besos yo en tanga y el que se le iba parando la pija y yo baje a chupasela pasandole la lengua bien puta mirandolo y me pide que me la trague toda y me coge la boca sin parar y yo no tengo mucha teta pero pasa mi pija entre ellas me la manosea y hasta en un momento subo a besarlo y termina chupandomelas y yo masturbandolo todo muy rico y me subo arriba me pongo su pija en la concha y yo soy tan cogedora pero queria hacer lo mejor posible que bueno me muevo y a la vez provocandolo pidiendole que me pegue la cola y la verdad que despues de pedirlo eso toma todo el control y me coge re fuerte sin soltarme la cintura no me soltaba no dejaba que saliera la pija por nada de mi concha solamente para cambiar de pose y cuando esta por acabar me pide que la reciba chupandola y asi un rato hasta que la siento y me trago su leche. Tuve sexo con varios hombres casados y casi siempre repetia con alguno y una vez con un cliente en su auto a 2 cuadras de su casa me paga para chuparsela un rato y después para coger y cuando estabamos cogiendo se escucho los gritos de la esposa y de la hija y rápidamente me bajo y arranca el auto y me deja cerca en lo de otro cliente que me esperaba. En una ocasión el papa de mi amigo me habla de vernos y que seguramente uno de mis clientes le aviso porque nunca antes me habia hablado y yo le digo en mi casa pero terminamos cogiendo en su casa cosa que me hace entender que me tenia ganas de antes y bueno estando a solas cogimos un buen rato y cuando me tenia contra la pared dándome duro y llega de sorpresa el hijo con otros amigos y la continuamos en el baño que tenia la habitación pero como me estaba cogienso muy bien y no me tapaba la boca y yo no podia callarme se habra escuchado un poco porque al rato el hijo toca a la puerta llamando al papa y sale con la toalla y para no hacer mas ruido quedamos en que se la chupo hasta sacarle la leche y termino con mi cara llena de lechita y fue mucha la verdad y para salir me tuve que esperar un rato pero pude salir sin ser descubierta porque sino un problema se iba armar y asi pasaron las semanas y por suerte tenía mas encuentros gracias a mis clientes que me recomendaban sin tener que pedirselos y hasta llegaron a oidos de 2 profesores que tuve en la primaria y secundaria ademas mis vecinos que casi todos tenian mas de 30 y yo tenia 19 años y todo era tan nuevo para mi que me anime a tener sexo con varios de ellos hasta trios y una vez con el papa y su hijo cogimos pero esas experiencias quizas las cuente en otro momento Soy nueva en esto de contar si no les agrada lo entendere pero ojala me den una segunda oportunidad

Autor: Jessica Categoría: Primera Vez

Leer relato »

Consulta médica

2022-12-29


A mí corta edad de 20 años he tenido, lógicamente, únicamente dos experiencias que parecen sacadas de una porno y ciertamente me dieron una visión muy rara de la sexualidad que luego me metería en problemas, pero eso es otra historia. Todo empezó cuando tenía tre ce años, estaba enfermo de una gripa y ese tipo de infecciones pequeñas, ciertamente no es nada de qué preocuparse pero siempre he sido un drama king. El consultorio no estaba muy lejos, directamente en la avenida a sólo cinco minutos caminando, por lo que pude ir yo sólito, con el permiso de mis papás. Al principio todo bien, desgraciadamente no contaba con algo, tendrían que inyectarme. El doctor ni se inmutó en decirme que la enfermera de la famacia puede hacerlo con un muy bajo costo, que se lo comentara al comprar mis antibióticos. Eso mismo me destiné a hacer, ahora mucho más nervioso por dos razones; no llevaba ropa interior y siempre me han dado miedo las inyecciones. Pensé en correr a casa pero la enfermera ya había sido notificada por el doctor y no pude negarme a pasar al otro lado. Rápidamente cerré la puerta y la, de espaldas a mí, enfermera empezó a preparar la inyección, a la vez que yo moría de nervios. No pude no notar su culo, bastante redondito y bien trabajado para notarse incluso en el uniforme blanco. Aunque de cara ella no era muy bien parecida era más que notorio su cuerpo, con unas tetas más grandes que las de mi madre o las de cualquier otra mujer que haya visto, que no es mucho decir. — Enfermera, estoy algo nervioso. — Aw, tesoro no va a pasar nada, yo me encargo, ¿sí? — Está bien. Acto seguido, me señaló que me subiera a la una pequeña camilla. Desabroché mi pantalón de mezclilla muy pesado y sin pensarlo, lo bajé más de lo que debía. Ella no se molestó, no estoy seguro que si quiera le haya dirigido la mirada. Me acosté boca abajo y pude sentir el frío de la camilla tocando la punta de mi verga no circuncidada. — ¿Listo? No te vayas a poner duro — [...] —De la piel, tontito, jajaja... Listo, ya está, pon tu manita aquí para sostener el algodón. Me di la vuelta teniendo una mano en mi nalgada y tal cual, quedé sentado en la camilla frente a ella, con una mano en mi nalga y con mi verga bien parada. La enfermera se detuvo al menos dos segundos viéndolo fijamente. Dos segundos que se sintieron eternos. — Bueno, claramente no puedes salir en ese estado, en el pasillo hay abuelitas, el doctor podría verte, pensarían muy mal de mí. Yo estaba con la cara más roja que pudiera tener y totalmente paralizado. — y tampoco puedo dejarte aquí solo, hay material médico, no podemos dejar a nadie aquí... — Enfermera, ¿es normal que duela? — ¿Te duele tu cosa? ¡No! Para nada es normal, dejame revisarte. Ella tomó mi verga desde media altura y empezó a jalar la piel, observando de arriba a abajo la cabeza. — Te ves bastante sano y muy limpio. No huele mal, y no noto ninguna protuberancia extraña. Yo me estremecí al instante, nunca nadie lo había tocado. No me refería a mi verga, sino a la inyección pero preferí no decirle. — Bueno, veo que el doctor no te midió la altura ni el peso, aquí la maquina podemos hacerlo en lo que se te baja. No sé porqué entré en modo full autista y no me subí los pantalones, al menos no el cierre y el botón, la verdad es que habría dolido ponérmelos por lo apretado pero es sentido común. Ella no dijo nada, actuó con normalidad al ponerme en la máquina, mi verga tocó su uniforme y en un momento ella se agachó haciendo que quede peligrosamente cerca de su cara. Yo estaba duro a más no poder. Seguramente lo pensó al instante, ella antes que yo, y con su voz de enfermera / secretaria dijo: — Podemos terminar esto rápido, pero no le digas a nadie. Asentí nerviosamente con la cabeza, y ella se metió ls punta de mi verga en la boca, de un solo intento. Las mujeres maduras lo hacen ver tan fácil. Empezó a. mamar la punta con una elegancia, no era como el porno con sonidos raros y guturales, sino lo hacía solo la punta, succionado. Ella era como una bebé sacan su leche. Me hizo una seña para que guardara silencio y luego empezó a abrir su camisa, lentamente hasta sacar sus tetas del brasier. Eran enormes, con las areolas más grandes que he visto. Pasaron cerca de cinco minutos de ella mamandome hasta que terminé en su boca. Ella como si nada se paró, los escupió en el cesto de residuos médicos y me despidió.

Autor: Ricardo Salinas Pipiego Categoría: Primera Vez

Leer relato »

Le compré un consolador a mi esposa

2022-12-14


Siempre me excitó la idea de ver a mi esposa masturbarse, una noche desperté y en la otra recamara descubrí a mi esposa viendo un canal porno, dónde se cogían a una mujer con una verga enorme, venosa y cabezona, ella se acariciaba su clitoris con los dedos de forma circular y se metía los dedos en la vagina, gimiendo y cerrando los ojos!!! Yo creo que imaginaba que así se la cogíana ella, una y otra vez!!! Aceleraba los movimientos de sus caderas en círculo hacia enfrente y hacia atrás con gran cadencia!!! Acariciando su labios vaginales de arriba abajo, así estuvo varios minutos hasta que alcanzó un orgasmos monumental!!!!siempre esperaba me durmiera y se iba a la otra recamara y se masturbaba frente a la televisor, el algunas ocasiones al regresar a la recamara me despertaba para coger poniéndome su nalgotas pegadas al pene, y como mi verga ya estaba erecta cogíamos delicioso, primero de lado levantando sus nalgas ella las abría para sentir mi ensartada más profunda, luego se subía a cabalgar dándose sus sentones lento, rápido y finalmente de a perrito lo que me provocaba grandes venidas!!! Al otro dia le pregunte que quería que le regalará ya que en próximos días era su cumpleaños y le pregunte que quería !!! Me dijo que nada!!! Le dije!!! Ya se!!! Te voy a regalar algo muy grande!! Me dejas sorprenderte?? Te voy a regalar un falo vibrador!!! Me dijo estás loco!!! No lo necesito me dijo!!!! Sin saber que la veía masturbarse algunas noches!!! Fui a un sexo shop!!! Y le compré un consolador y se lo envolví en una cajita!! Cuando lo abrió solo sonrió!!! Y se puso roja!!¡ Esa noche se desvistió solo se dejó sus medias negras y me dijo que quería coger!!¡ Sus pezones ya estaban duros y se montó de inmediato para que se los mamara!!!! La volteee y metí mis dedos en la vagina ya húmeda!!! Acerque su nuevo juguetito y le dije quieres probarlo?? Me dijo siiiiii!!!!!! Empecé a frotarle los labios vaginales y el clítoris!!! En modo vibrador!!¡! Grito de inmediato!!!! Hasta ahogar su primer venida!!¡! Ahora te podré dar por el culo también, se volteo de inmediato y levanto las nalgas sin sacarse el vibrador!! Un poco salíba en mi dedo y empecé a dilatar su culo hasta que estaba lista acerque mi verga y metí solo la puntita !¡! Pero sus movimiento me pedían más levantando su culo para ensartarla lentamente no dejaba de gemir y gritar!!!! Que rico!!!!!! Me calento mucho verla tan excitada que se la deje ir toda!!! Empecé a bombearla durante unos minutos!!!! Se vino varias veces el vibrador a toda velocidad y yo aumente las ensartadas!!! Hasta que no aguante más!!! Vaciandole toda la leche acumulada!!!! Descanso unos minutos y lo disfruto ahora sola hasta quedar agotada de tantas venidas!!! Nuevamente, a partir de esa noche es su fiel compañero ante la televisión!!! Sigue si saber que la observó, porque siempre que lo hace termina cogiendo conmigo!!!!?

Autor: Victor Categoría: Primera Vez

Leer relato »

Aventura con la hija de mi pareja

2022-12-08


Ya hacía mucho tiempo no tenía pareja por lo que conocí una mujer por Internet le llamaremos rebeca ella tiene alrededor de 35 años es muy bonita de rostro buen cuerpo senos medianos y cola bien parádita nada que enviar a otras mujeres, comenzamos a hablar poco a poco a volvernos más cercanos hasta que llegó el día de conocernos un muy buen día no me sorprendí ya que ella era igual de bella que en las redes sociales, con el paso del tiempo ella me invito para que pudiera conocer a su hija llamada Alexandra la cual tiene 17 años la primera vez que la conocí ambas se veían muy guapas y sin la más mínima intención de nada malo compartimos una linda velada con el paso de los días comenzamos a volvernos más cercanos con Alexandra tanto que hablábamos a diario a escondidas de Rebecca ya saben sino se pondría celosa o algo así, pasaron los días y las conversaciones se hicieron más intensas y en cierto punto me gustaba pero era riesgoso, cierto día tuvimos una video llamada y todo cambió en ese momento porque tuvimos intimidad, jamás pasó por mi mente tener intimidad con la hija de mi pareja pero así sucedió primero fue por video llamada, ya con el tiempo pudimos ser más cercanos en persona tanto que pude ir a visitar a Alexandra a su casa la verdad no me esperaba la primera vez ese recibimiento pero ella me hizo la mejor mamada de toda mi vida ni su mamá hacia eso, luego comenzamos a tocarnos ella con sus senos medianos y rosaditos todo se fue dando hasta que se desnudo para mi y pude verla totalmente dispuesta a ser mi mujer ese día se abrió de piernas le hize sexo oral hasta que ella me rogó que se la metiera lentamente se le fui metiendo hasta que sentí como se abría estaba muy cerrada pero pude desvirgarla lentamente fui bombeando de a poco hasta que ella me pedía más y más luego ella me pidió que me viniera en su boca la verdad esa cara tan sensual me hizo venir a chorros y el preciso momento en que la vi comérselo todo me aceleró de nuevo ........ continuará....

Autor: Barreto Categoría: Primera Vez

Leer relato »

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!




Todo relacionado con: relatos eroticos primera vez, relatos porno primera vez, historias primera vez, reales, gratis