Relatos Eróticos de Primera Vez


Mi primera vez

2021-12-01


Cuando cumplí 18 años, tenía mucha curiosidad por estar con un chico y por fin perder mi virginidad. En ese tiempo tenía un amigo con el cual platicaba de todo y regularmente platicabamos de ese tema. Él era un año más pequeño que yo y tampoco había estado aún con una chica y hablabamos sobre "estrenarnos" juntos en modo de broma pero poco a poco se iba haciendo un tema más real. Un día me invito a comer a su casa y llegando a su casa me dijo que no había nadie que sus padres habían ido a una fiesta y llegarían hasta el otro día así que tendríamos la casa solo para nosotros y que sí yo estaba dispuesta ese día por fin podriamos tener nuestra primera vez pero que si no estaba lista él entendería, yo le dije que lo pensaría que mientras tanto viéramos una película. Fuimos a su habitación a ver la película y nos acostamos en su cama y de pronto él me beso al principio me resistía un poco pero sus besos en el cuello me empezaron a convencer y le dije -Quiero hacerlo ya!, tan pronto terminé mi oración él me quito mi playera y mi bra, se detuvo a ver mis pechos y me dijo -Siempre desee ver tus pechos son bastante grandes y siempre imagine que tus pezones serían así rosaditos; él empezó a chupar y morder mis pezones, se sentía delisioso y yo me empecé a calentar más. Lo separe de mi para poder besarlo y quitarle la camisa y los pantalones ya que ansiaba verle la verga, cuando estaba desabrochandole el pantalón no pude evitar morderme el labio, cuando le quite el boxer y vi su verga sentí como mi panocha se empezaba a mojar y a calentar como si supiera que por fin la iban a penetrar. Tome su verga entre mis manos y empecé a masturbarlo (algo torpe por cierto) y él me dijo -Amely solo tienes la cara de inocente pero se ve en este momento lo puta que eres, acuestate que ahora yo quiero ver lo que tienes ahí abajo. Lo obedecí y me acosté me baje el pantalón y él bajo mis pantis negras de encaje abrió mis piernas y se quedo viendo mi panochita depilada (siempre me gusto tenerla depilada aunque no se la mostrara a nadie aún). Mi amigo se me quedo viendo y me dijo -Amely eres una perra estas super mojada ya; a lo que yo le contesteconteste entre suplicas -Por favor ya metelo quiero sentir una verga dentro de mi ya! No puedo esperar más. Él me obedeció me acomodo y empezó a frotar su verga contra mi panocha y de pronto poco a poco empezó a tratar de meterla. De pronto escuchamos un ruido como una especie de gemidos y volteamos hacía la puerta del cuarto y estaba parado un señor de unos 30 años con la verga en la mano viéndonos. De inmediato buscamos con que taparnos y mi amigo le dijo -Tío por favor no vaya a decirle nada a mis papás por favor!. Su tío se quedo callado y seguía frotando su verga con la mano y de pronto dijo -No diré Nada es normal que quieran experimentar pero se nota que es la primera vez de ambos, así que les voy a ayudar. El tío de mi amigo se acerco a nosotros (yo no podía dejar de verle la verga, era algo pequeña pero gruesa y se veía super dura y la verdad me excitaba). Cuando estuvo junto a nosotros me acomodo las piernas y jalo la colcha con la que me tapaba dejando mi panocha a la vista de ambos me escupió y me metió el dedo y dijo -Te va a doler un poco pero aquí vamos. Le empezó a decir a mi amigo que intentara metermela de nuevo pero de un solo golpe y que se empezara a mover para que yo me fuera acostumbrando y mi amigo obedeció, cuando la metió me dolió bastante hasta grite, sus primeros va y ven me ardían pero después de unos minutos se empezó a sentir delicioso y empecé a gemir, el tío de mi amigo se acerco a mi mientras mi amigo me seguía metiendo la verga, me dio un beso en la frente y me empezó a tocar y lamer los senos lo cual hizo que gimiera un poco mas fuerte y le dijo a mi amigo -Tu amiga es una puta de primera no le importo que yo estuviera aquí, aún asi se dejo coger y me deja chuparle las tetas. Esas palabras me encantaron y me encantaba como ese señor lamia y mordía mis pezones, lo hacia muchísimo mejor que mi amigo, se notaba su experiencia. Mi amigo empezó a jadear muy fuerte y dijo -siento que ya me voy a venir, y saco su verga de mi panocha y se dejo venir en mi pelvis. Su tío le dijo -Se nota que es tu primera vez duraste muy poco, pero igual se te parará de nuevo muy rápido, pero se nota que Amely aún no llega y por ser su primera vez me gustaría que se fuera bien cogida, Amely ¿me permites ser la segunda verga en cogerte?, me pregunto, a lo cual yo conteste que sí. Volvió a escupirme en la vagina y me pasaba su verga por mi clítoris y sin avisar me la metió de pronto di un grito fuerte, pero no me dolió, de hecho me gusto y empezó a embestirme fuerte y a tocar mi clítoris con sus dedos, después me pidió que me pusiera en cuatro, me metió su verga y empezó a nalguearme. Mi amigo al vernos así se empezó a tocar la verga y se le paró su tío le dijo -Ponte frente a Amely que te la mame mientras yo la penetró, que tambien sepa a que sabe la verga. Y así lo hizo se puso frente a mi y metió su verga en mi boca, me encanto eso sentir a su tío metermela y tocando mi clítoris con sus dedos y ver a mi amigo frente a mi con su verga en mi boca, me sentía una puta y eso me encantaba, de pronto mi amigo empezó a jadear de nuevo e iba a sacar su verga de mi boca a lo que su tío le dijo -No se la saques, termina en su boca, dale lechita a la perra de tu amiga, que todo lo que le digo obedece la muy puta y zorra, al momento me jalo el cabello y me nalgueo, y prosiguió diciendo -Se ve delicioso tu culito Puta solo por que ya te metimos dos la verga hoy por tu panocha sino tambien te desvirgaba de una vez ese culo, espero me inviten cuando decidas darlo. Yo seguía lamiendo la verga de mi amigo que se sentía caliente hasta que de pronto lleno de leche mi boca, su leche escurría por mis labios y su tío dijo -Ahora yo quiero que tu te escurras puta, y empezó a mover mas sus dedos hasta que sentí que mucha agua salía de mí y yo sentía el cielo y como temblaban mis piernas. El tío de Mi amigo me dijo -Que rico! Tu primera venida fue para mi! Así que no solo eres la puta de mi sobrino sino también mía y ahora yo quiero ser el primero en llenarte de leche. A lo que yo después de solo obedecer y gemir le dije que no por que no quería embarazarme. Él contesto -No te estoy preguntando te estoy avisando, terminando te compraré una pastilla . A lo cual le conteste que estaba bien. Él volvió a recostarme boca arriba y me seguía embistiendo mientras me besaba me mordió el labio y me dijo casi gritando -Ya me voy a venir puta, ya te llenare esa rica panocha de mi leche. Me dio unas cuantas embestidas más y me lleno de leche, se quedo recostado sobre mi un poco más y yo solo podía pensar que esa cogida había estado riquisima. Cuando el tío de mi amigo recupero la respiración me jalo y me dijo parate e inclinate sobre la cama, quiero ver como te escurre mi leche entre las piernas, me pare y sentía como esa leche caliente resbalaba entre mis piernas. Me dio una nalgada y nos dijo a mi y a mi amigo, vistanse, ya es tarde, aventó dinero sobre la cama y me dijo -Amely tu paga puta para que te compres la pastilla, cuando quieras volver a ser mi puta sabes donde encontrarme. Mi amigo agarro el dinero, nos vestimos y nos fuimos. Sobre el camino mi amigo dijo -Gracias por darme tu virginidad Amely eres la puta más rica, ame ver como mi tío te metía la verga como si fueras una perra, ambos nos reímos, le di un beso en los labios. Y seguimos caminando.....

Autor: Anónimo Categoría: Primera Vez

Leer relato »

Mi primera vez no fue traumática fue deliciosa

2021-11-27


Bueno contare mi primera vez soy una chica se 27 años por vivo con mi movió pero no soy se casarme . Bueno esto comenzó cuando tenía 8 años mi hermana mayor Yohana tenia 20 y tenia un novio mi madre es enfermera bueno ya jubilada y mi Hermana me cuidaba pero ella metía a su entonces novio y actual esposo a la casa y follaban como locos por toda la casa mientras yo dormía bueno hasta una noche que desperté y porque llovía muy fuerte y me fui ala cuarto de mi hermana para dormir con ella y no tener miedo fui a su cuarto y no estaba sali a pasillo y cuando quise bajar la escalera VI a mi hermana sobre su novio como frenética eso me asusto me escondí y oí sus gemidos creía que el le hacia daño luego ella gritaba así papi te amo y cosas que no recuerdo bueno desde ese día empecé a espiar y caí en cuenta de que era algo que a mi hermana gustaba y eso a mi también un día VI a mi hermana ensartada por el culo frotando su totona y fue la primera vez que me toque y descubrí un mundo cada vez que los veía también me tocaba y sentía rico tenia 8 no sabia exactamente que hacia pero era rico ya a los 9 en la escuela supe mas con amigas que veían a sus padres también y supe que hacian y un poco más bueno a esa altura yo me masturbaba no sólo cuando podía verlos si no en casa oportunidad a solas era una rica sensación el día de la virgen mi madre me llevo donde la abuela y me quede con ni abuela fuimos a la iglesia y de regreso a casa conocí a Danilo un hombre que era alquilado en casa de la abuela y el fue quien por mi curiosidad me abrió por la cola el cuando me vio me miro bueno a hora lo se en ese momento no pero me vio con deseo a el luego entendí le gustaba las niñas yo dure toda ka semana donde la abuela y este hombre que tenia como 50 años tuvo suerte conmigo porque ya yo venia con ganas osea lo digo porque el no tuvo estrategia para conquistar un día yo estaba en la cocina y el me miraba como enfemo y ni abuela ni pendiente yo estaba solo en calson y esto tenia al hombre loco bueno el tomó café y salió de la cocina y desde la puerta me llamaba con su mano y me decía que no dijera nada bueno salí al pasillo y el tenia su pene al aire me sorprendió más no me asustó porque ya había visto el de mi cuñado mil veces clatl este un poco más grande y verlo tan se cerca hizo que mis ojos se extasiaran el me hizo señal a su cuarto y VI hacia la cocina y fui al entra en su cuarto el cerro y su gran pito estaba muy hinchada frente a mi el me hizo un ademán y creo que el esperaba miedo o no se mas inocencia jajajajaja lo tome y emoeze a Pajear era algo que veía hacer a mi hermana yque yo quería hacer por mucho tiempo el se sorprendió y luego lo apreté con ambas manos y cuando me lo iba llevar a la boca mi abuela me llamo salí de allí corriendo esa mañana Danilo no fue a trabajar supongo lo hizo para tener otra oportunidad y así fue mi abuela iría a la iglesia y el con voz seca me dijo en la sala qurdate yo ni lo pensé le dije a la abuela que si podía quedarme a ver tv ella dijo no de puedes quedar sola y Danilo le dijo señora Martha así se llamaba mi abuela que ya murió no se ñreocuoe yo hoy no iré a trabajar la puedo cuidar valla tranquila y mi abuela seguro ella es tremenda y el muy sádico jajajajaja ke dijo si así me gustan las niñas mi abuela no entendió y se fue apenas cero la puerta ya DANILO la tenia afuera sentadl en el sofá yo me fui hacia el el me bajo el calzón y Sobo mi culito yo tome su polla y comemze a Pajear y el metía su mano por mi culo hasta mi titis me subí al sofá y me lleve el teozi a la boca yo por mucho quería saber que sabor tenía porque mi hermana le comía esa carne a su novio Danilo gruño al sentir mi boquita a la que le costaba abrisrr por completo para engullir ese glande pero el me lo fue haciendo neter casi a la.mitad en la boca no pasaron muchos minutos cuando se paro del mueble y dijo abre nena ya yo sabia que venia la crema bueno así me decía yo no sabia que se le llamaba leche eso lo supe con Danilo pero si había visto a mi hermana tragar y saborear y de rodilla sobre el sofá abrí mi boquita y en soltó toda su leche sobre ni boca mi cara era algo agria pero como lo hacia mi hermana lo hice bebí y luego lami toda la leche Danilo estaba sorprendió en digo que putica eres estas entrenadita luego me abrió y alfin súper porque mi hermana gritaba cuando si novio se pegaba en su totis Danilo comenzó a lamer ni cochito que delicia lo tone de su cabello era demasiado rico no se como se escuchaban mis gemidis de nena pero era delicioso y luego fue mas intenso no aguantaba trate se zafarne pero Danilo se aferro tomando mis dos piernas y siguió sentí desmayar algo muy intenso me arropó luego supe que había sido ni primer orgasmo el luego puso su glande frente a mi mojadita entrada y presionó un poco su cabeza paso sentí ur ardor muy fuerte y trate de apartarlo pero el siguió y de repente la saco y dijo no nena aún no me puso a mamar su cosa y luego me volteo y comenzó a comer mi cola como desesperado y al rato se levanto y regreso con un aceite lubricante bueno en ese instante yo no sabia que era me llevo hasta la ventana de la sala y sobre un sillón a taburete me sento y me dijo viera a la calle por si venia la abuela y tiro y acomodo mi culo a su altura y siguió lamiendo era muy rico luego sentí un dedo con ese aceite fue algo incómodo pero paso luego de unos minutos puso otro y este ardió y dolió pero comenzó a frotar. Mi toti así estubo un rato no muy placentero y luego aoubto su pollo contra mi pequeño arrito y empujó sentí desfallecer al sentir la cabeza abrir paso en ñu estrecho agujero el me sostuvo firme y con otro envió se adentro quise gritar me TAPO la boca y de una la término de enterrar toda era atroz el dolor el me comenzó a decir tranquila putica ya va pasar seguía frotando yo estaba fuera de mi no se cuanto tiempo duro esa sensación de desmayo pero luego fue pasando a ardor y luego al darme cuenta DANILO estaba con su morra entrando y saliendo de mi culo como le daba la gana y xonenze a senrtir rico y a gemir en eso VI que mi abuela venia con la vecina le dije a Danilo pero el seguía dentro mi abuela llego a la puerta y se detuvo con la vecina y DANILO al ver acelero allí estrecho comenzó a sufrir de nuevo por los duros pingazos pero me lo aguante Danilo casi gritaba y se descargo dentro de mi culo me salia leche oír los costados cuando mi abuela abrió la reja Danilo saco su mastil y sd fue a su cuarto yo sobre el taburete con el culo abierto desrilando leche como pude baje subí mi calzón y me sente con dolor en el sofá y me tape con con un cojín mi abuela entro me dio la bendición y fue a su cuarto yo me fui al bañó y evacué roda la leche que fue mucha y luego hice caca mi culo estaba muy maltratado y abierto como túnel de autopista pero me gusto luego de esa primera vez Danilo me volvió a dar como 4 o 5 veces más allí en casa de la abuela era rico pero un día de insistir a ni madre me llevará a donde la abuela claro quería que DANILO me diera encontré que se había ido sin despedida a pesar de yo ser una niña ne sentí traicionada supongo me había enamorado pero luego conseguí otro amir a mis 11 años pero eso contare si cimentan!! Y me dice. Si les gusto mi experiencia de primera vez!!! Chao

Autor: Laura Categoría: Primera Vez

Leer relato »

La colegiala culona 3

2021-10-16


Mmmmm ¡aaah aah sí sí que rico me ummm no aguanto más, me voy a venir, me voy a venir, ¡aaah aah sí sí quiero vergaaaa, deme verga don Felino, deme vergaa aaaah ooooh mmmm sí sí sí. Fue así como Angie explotó en el primer orgasmo de vida, experimentando un placer colosal que la hizo moverse lascivamente con sensuales movimientos de cadera, meneaba el culo de manera endemoniada sin cesar los apretones de sus descomunales nalgotas, mientras su inmaculada conchita se estremecía entre fuertes palpitaciones que expulsaban abundantes líquidos, por 15 segundos estuvo corriéndose en un prolongado orgasmo. Don felino sonrió complacido de felicidad por el tremendo orgasmo que le había arrancando a la voluptuosa chiquilla, dejó de masturbarla y siguió deslizando su verga lentamente entre los descomunales glúteos de la nena, así embarró sus viejos dedos entre los viscosos labios vaginales para llevarlos a su boca y chuparlos como degenerado, degustando los virginales e intensos líquidos, que denotaban cuan necesitada de verga estaba. La colegiala se encontraba recargada sobre el pecho del vejete, con los ojos cerrados y la boca entreabierta respiraba de manera entrecortada, aturdida de tanto placer, rendida a los vestigios que aún recorrían su espléndida figura, y si bien algo de cordura había recuperado, la perdió inmediatamente al sentir el duro y caliente miembro del vejete moviéndose entre sus nalgas, como si estuviera culiandosela, haciéndole sentir toda la dureza y calentura que emanaba de la poderosa barra de carne. ¡Mmmmm que rica te sabe la zorra pendeja caliente, te viniste a mares putita, se nota que te falta macho! bajando nuevamente para extraer más de los viscosos líquidos, solo que esta vez los llevó a la boca de la joven. La nena dudando algunos segundos que le parecieron eternos, sintió como su conchita se volvía a estremecer de excitación por las cosas que le decía el pervertido conserje, a pesar de su reciente orgasmo, su instinto de hembra en celo estaba más latente que nunca al sentir el inmenso órgano reproductor moviéndose de tal manera entre sus ancas, dejando su raja mojada de líquidos seminales que se escapaban del glande. No pudo contenerse y separó tímidamente los labios impulsada por las placenteras sensaciones que dominaban su cuerpo, envolviendo así los viejos y toscos dedos dentro de su boquita, los cuales comenzó a chupar suavemente, sintiendo la consistencia y el intenso sabor de sus propios líquidos, lo cuál antes le hubiese parecido asqueroso, pero en ese momento no hizo que embriagarla más en lujuria. Mmmm así que la bebita culona ¿quiere que le de verga? La joven volteó su rostro mirándolo a los ojos y asintió con su cabeza tímidamente mientras chupaba los gruesos y callosos dedos como si de un pene se tratase, si bien nunca lo había hecho, estaba sintiendo un deseo carnal incontrolable por hacerlo, ya no le importaba que su primera vez fuese con un viejo así de feo y barrigón, la Angie puta quería chupársela, estaba ansiosa por mamar verga, y que fuese la de ese viejo vergón solo acrecentaba los impulsos que sentía. El viejo sintió que se corría ahí mismo expulsando varios líquidos que dejaron su cabeza cubierta de pre semen. Su corazón también se aceleró por la emoción de estar viviendo algo tan intenso, la muchacha con esa inocencia y provocación lo había calentado demasiado con las cosas que hacía y le decía, parecía una diosa de la sexualidad realizándole una invitación a la perversión. El viejo conserje creyó enloquecer y que se corría ahí mismo expulsando varios líquidos que dejaron su cabeza cubierta de pre semen por el gesto que realizó la musa adolescente, que le estaba declarando su entrega absoluta, mientras giraba a la voluptuosa muchachita para dejarla frente a él, así le clavó toda su hombría encima del pubis, contemplando los tremendos melones que se mostraban desnudos en toda su plenitud, con varias gotas de sudor, que la hacían ver más deseable. Angie instintivamente se tapó con las manos sus tremendos melones y bajó la mirada avergonzada de exponer su calentura y excitación, sus pezones estaban duros como roca delatando su evidente entrega, fue ahí cuando se encontró con el enorme miembro del vejete completamente erecto, que apuntaba al techo de forma erguida y desafiante, con marcadas venas que denotaban la fuerte erección del falo, y que lo hacían lucir aún más imponente, quedando boquiabierta contemplando atonita semejante pedazo de vergota, ese pene era gordísimo y tenía unas venas muy marcadas, con una cabezota bien grande. Jamás hubiese imaginado que un hombre como don Felino, es decir, un viejo panzón sin ningún atractivo, pudiese tener algo tan grande escondido debajo de sus pantalones, ya que aparte de ser largo, era muy grueso, tanto así, que no pudo evitar inquietarse y ponerse muy nerviosa, fue muy extraño para ella, por un lado sintió un profundo miedo de que fuese tan grande y gordo, junto con una calentura sin precedentes, le excitaba demasiado sentir las dimensiones del enorme aparato rozándose contra su entrepierna. Uhmmm no se preocupe mi niña, porque le voy a dar tanta verga que va a terminar enamorándose de mí, pero antes voy hacer algo que deseo hace mucho, chuparte estas tremendas tetotas… Don Felino le quitó las manos y se lanzó hacia los enormes melones de la jovencita para chuparlos como si fuese un goloso desquiciado, se las comenzó a devorar con gula, incluso intentaba meterselas por completo dentro de la boca, pero no le cabían debido a las exuberantes dimensiones de los juveniles tetones, de manera ansiosa las succionaba con fuerza como si fuese un bebe hambriento, pasando su apestosa lengua por toda la piel de los inflamados pechos, llenándola de su hedionda saliva, en un arrebato de lujuria se las escupió. ¡Aaah aah aah mmm don Felino, aaah ah uuy mmm sea más suave por favor... ooh aah aah mmm no sea tan salvaje que me duele mmmm! haciendo que la joven se quejara de tan violenta y placentera succión que sufrían sus inflamados pechos, así se comenzó a estremecer por las placenteras sensaciones que brindaba la asquerosa boca del viejo, que chupaba sus senos con desesperación. Don Felino estaba embelesado chupándole las tetas y ella lo estaba gozando nunca antes, y como no, si era la primera vez que le mamaban los pechos, estaba derritiéndose de placer por las intensas sensaciones que brindaba la boca y lengua del vejete, junto con su cara y los pelos de ella que le pinchan. Era un espectáculo ver como el viejo se estaba dando el festín de su vida con los grandiosos pechos de la adolescente, succionando y mordiendo los tiernos pezones con desenfreno, chupando ese par de ubres como becerro hambriento. No podía creer las tremendas tetas que se gastaba la jovencita, aparte de estar grandes, las tenía bien puestas y duras, lo que más lo alentaba a mamar con locura, disfrutando la suavidad y el sabor de tan sabrosas mamas, así bajo sus grandes y viejas manos hacía las enormes posaderas de la jovencita para manosear con toda la calentura que sentía los prominentes glúteos, se estaba dando hasta el gusto de abrirle los suculentos cachetes, llenandolos de lujuriosos apretones. Umm me vuelven loco tus tetas, todo su cuerpo, no puedo creer que estés tan tetona y culona, te voy a meter la verga pendeja tetona, te voy hacer mi puta! Mmmm mmm sí ¡aah aah que rico don Felino, mmm rico, umm sí mm sí que rico, siga, siga umm siga!!.. Abrazándose al cuello del vejete paró las nalgas para seguir disfrutando de la increíble comida de tetas que le estaba poniendo el viejo conserje, que estrujaba sus descomunales pompis de manera lujuriosa y apasionada. Generando una fuerte sensación de sentirse a merced del placer que le daba don Felino, mientras podía sentir las dimensiones del enorme instrumento de carne palpitante sobre su virginal pubis, emanando un calor que le produjo una intensa excitación que la llevó a pegar con desenfreno su entrepierna contra la dura barra de carne, donde se comenzaba a rozar. Don Felino mientras chupaba los increíbles melones de la jovencita, llevó las manos hacia los bordes de la sexy tanguita para comenzar a bajarlas sin protestas para su asombro por parte de la chiquilla, quién sumisa se dejó hacer e incluso le ayudó levantando sus pies para que pudiera completar su misión, dejarla completamente desnuda. Fue así que siguió deleitándose con los apetecibles senos, solo que esta vez, apuntó su verga, la cual se encontraba llena de líquidos seminales, hacia la empapada concha de la nena, posicionando su enorme cabezota que sobre los finos y estrechos labios, así llevó nuevamente las manos hacía los exuberantes cachetes la colegiala y comenzó a deslizar toda su carne con suma facilidad por los abundantes líquidos que ambos producían, los cuales se mezclaban morbosamente producto del caliente roce . ¡Uhmmmm que calentita tienes la conchita bebita culona, no sabes las ganas que tenía de chuparte las tetas pendeja maraca!, ¿te gusta como se siente mi pichula? preguntó con una sonrisa perversa y malévola, mientras meneaba la verga con morbo por entremedio de los viscosos labios, como una brocha que pintaba el estrecho lienzo de la adolescente. ¡Ummmmm me fascina don Felino, se la siento tan grande! reconoció con absoluta sinceridad, sin embargo le daba mucha vergüenza reconocer que estaba impresionada con la dotación del grueso cilindro, era la primera verga que sentía en vivo y en directo, sintiendo como su conchita se volvía a estremecer de excitación con los roces que le estaba dando el vejete con su enorme pollón, que poco a poco la estaban elevando nuevamente al clímax. ¿Te gusta sentirla así de grande, tú la pusiste así, apuesto que te mueres de ganas por chuparla?- Orgulloso ante el reconocimiento de la joven, se agarro el pene para seguir llamando la atención de la chiquilla, y lentamente desfundo la cabeza, dejando al descubierto un glande muy baboso y cabezón, de color mora oscuro, que parecía un gran hongo cubierto de líquidos en la punta. Uhmmm sí don Felino, me gusta, me gusta sentirlo así de grande, se la quiero chupar don Felino, se la quiero mamar, mmmm don Felino que rico, me voy a venir, me vengo de nuevo… La excitada colegiala se mordió el labio inferior de solo sentir ese enorme pene que presionaba la ajustada entrada de su conchita, que no cedió ningún centímetro ante el enorme glande del viejo, pero a pesar del tremendo placer que sentía, una parte de ella le decía que no podía entregarle su virginidad a un hombre así. Pensaba que si se la chupaba, iba a poder evitar que don Felino la desvirgara, aquello le causó un descontrol en su interior de solo imaginar el tremendo vergón del viejo entrando por algunos de sus orificios, aquello fue el detonante para estallar en un segundo orgasmo, aún más poderoso que el anterior producto de sentir el tacto del grueso glande intentando meterse en su vagina, mientras le chupaba las tetas lujuriosamente y le abría las nalgas como quería. ¡Ummm te viniste de nuevo pendeja caliente, agarrame la pichula y llevame a tu pieza! Angie sin decir nada llevo su mano a la entrepierna del vejete sintiendo el calor que emanaba de la imponente barra de carne, así palpo tímidamente el descomunal miembro del vejete y de los puros nervios se lo apretó al sentir que estaba duro como roca, percibiendo así las fuertes palpitaciones que generaban las venas irrigando sangre con potencia, Aquello la enloqueció, mordiéndose los labios con sus finos y delicados dedos intentó envolver aquella barra, sin embargo no pudo abarcar las proporciones del grueso contorno de aquel tronco, impulsada por la calentura lo apretó con todas sus fuerzas, era la primera verga que tocaba y se notaba por sus ansiosos y desesperados apretones, mientras empezaba a caminar hacía su pieza meneando ese par de inmensas nalgas como la mejor de las putas, con un caminar muy sexy, sabía que ya no podía hacer nada más que entregarse a don Felino. El excitado vejete le iba manoseando las nalgotas mientras le preguntaba si alguna vez había besado la verga antes que la boca de un chico, a lo que ella respondió que no muy avergonzada hasta que llegaron a la pieza, donde el conserje pudo comprobar que había un espejo al lado de la cama, fue ahí hasta donde guió a la jovencita y le habló. Arrodíllate y bajarme los pantalones puta de mierda, mira que tengo las bolas llenas de lo gordas que están, llevó casi dos meses sin descargar, así que imagínese cuánta leche le tengo en los cocos. Angie sin decir nada obedecio manera dócil por la sumisión que experimentaba cuando ese viejo la trataba con esa manera tan dominante, como si fuese una puta adicta al placer, mientras se acomodaba para arrodillarse a los pies de ese viejo panzón y pichulon, con el corazón latiendo a mil llevó sus manos hacia los costados de los desgastados pantalones, y comenzó a jalarlos hacia abajo, haciendo que estos cayeran a través de sus piernas, junto a sus calzoncillos que se deslizaron al interior de su pantalón. La excitada y caliente colegiala observó los peludos y gruesos muslos, para luego subir su mirada hacia los enormes testículos que se notaban muy gordos dentro del hinchado escroto, seguramente por la cantidad de semen que debían albergar dentro, el corazón de Angie se aceleró, era la primera vez que iba a chupar un pene, estaba muy nerviosa y ansiosa a la misma vez, intentó calmarse recordando las pláticas y consejos de sus amigas a la hora de mamar. Uhmmm si quieres chuparme la pichula tienes que pedirlo con educación, y sacame los zapatos también... dándole fuertes vergazos al tierno rostro de la jovencita, procurando apretar bien fuerte su pene para llenarle la carita de sus babosos mocos, fue en ahí cuando sintió el repugnante olor que emanaba del órgano reproductor, que olía a restos de orina y líquidos seminales, esencia de macho acumulado, era muy hediondo, sin embargo a la nena no le importo. La colegiala se estremeció internamente por el lenguaje obsceno y lujurioso que empleaba don Felino, que la seguía tratando como si fuese una puta, con esa actitud tan morbosa y dominante que la llevó a entregarse como una cualquiera a los deseos carnales que su cuerpo exigía, después de tantos años de abstinencia, después de tantas miradas libidinosas y comentarios morbosos a su desarrollado cuerpo, sus revolucionadas hormonas terminarían gatillando su instinto de hembra insatisfecha, deseosa por aparearse y gozar los placeres de la carne. Esa Angie puta, que estaba gozando como nunca de sentirse sumisa ante el enorme placer que ese hombre le brindaba, esa Angie que estaba deseosa por comerse la enorme pichula de ese viejo, sin embargo jamás le iba a decir que estaba siendo el primer hombre de su vida en todo aspecto, ese triunfo nunca se lo iba a revelar, a pesar de que así era. Aunque fuese con ese viejo, ese que supuestamente jamás tendría oportunidad con ella, ese viejo ahora la tenia de rodillas ante su descomunal miembro, mientras le soltaba y le sacaba los zapatos con algo de trabajo debido al nerviosismo que la invadía por lo que iba a suceder, así terminó sacando los pantalones y los calzoncillos. Angie sintió como sus pechos se volvían a inflamar producto de la excitación, haciendo que se vieran aún más grandes e imponentes, al igual que sus pezones que no perdían su erección, de pronto, un calor interno comenzaba a recorrerla internamente. Ummm don Felino por favor, déjeme chupársela, déjeme chuparle el pene por favor, le prometo que no lo defraudaré... mirándolo a los ojos con su inocente mirada le pidió de manera sumisa, mientras le acariciaba los muslos, le estaba encantando sentirse tan puta y complaciente con el viejo, quería chupársela, no podía resistirse a la gran excitación que le generaba ese viejo con su tremenda pichula y se lo intentaba decir con su mirada. Mmmm ¿me vas a sacar toda la leche puta de mierda? - el descontrolado vejete comenzó a desabrocharse los botones de la camisa para quitársela, quedando también desnudo a excepción de sus calcetines. Mientras le preguntaba de manera dominante y autoritaria producto de la calentura y excitación que sentía a esas alturas por tener a la pendeja de sus sueños pidiéndole mamar su vergota, por ende quería sacar el máximo provecho de la situación, aunque eso significase aguantarse las ganas de sentir esos jóvenes labios chupando su pene, con tal de seguir pervirtiendo y emputeciendo a la voluptuosa jovencita. Angie no paraba de excitarse por cómo le hablaba don Felino, así levantó su vista y observó el seboso y sudado cuerpo del vejete, apreciando la tremenda barriga que se gastaba, para cualquiera hubiese sido algo desagradable, pero fue muy excitante y morboso sentirse dominada por un viejo lujurioso y vergón. Uhmm si don Felino, ¡se la voy a sacar toda! respondió totalmente fuera de sí la desesperada colegiala que abrió su boca y se tragó la enorme verga lo más que pudo, sintiendo como su mandíbula se tensaba para adaptarse a la gruesa barra de carne, así fue bajando mientras pasaba su lengua de manera ansiosa por todo el contorno de la gorda herramienta, donde pudo degustar el intenso sabor de los salados y amargos líquidos que producía ese enorme biberón, enervando aún más deseos por chupar esa verga como si se le fuese la vida en ella. . Don Felino suspiro del gigantesco placer, no lo podía creer, desde su posición veía el hermoso rostro de la nena que lo miraba a los ojos con su boca llena de su enorme verga, estaba cumpliendo un sueño en realidad mientras podía ver el voluptuoso cuerpo de la joven a través del espejo, arrodillada y mamándole la verga con su enorme trasero aún más exuberante por la vergonzosa posición que ofrecía con sus piernas levemente abiertas. ¡Oooooh no sabe cómo deseaba tenerla así mi bebita!!.. mmm arrodillada y chupandome la verga, ¿sabes cuantos allá afuera desearían tenerte así culona puta?... La nena siguió subiendo y bajando lentamente con sus labios apretados para sentir las fuertes palpitaciones del miembro dentro de su boca, cuando llegaba al glande pasaba su lengua varias veces por su alrededor para tragarse los mocos del viejo, subía y bajaba disfrutando cada centímetro de esa enorme verga que tanto le calentaba por sus dimensiones, primero suave y poco a poco empezó a subir la velocidad. En ese momento recordó una conversación de sus amigas y le agarró el pene desde la base y lo levantó para pasar su lengua desde los gordos testículos hasta la punta, recorriendo y saboreando toda la dureza y longitud del inmenso pene, como si fuese una paleta de helado, repitió el sensual procedimiento un par de veces, para luego comenzar a masturbarlo con fuerza, mientras se intentaba meter lo máximo posible de la tremenda verga dentro de la boca, que fueron casi tres cuartas partes, por ende podía sentir la boca llena de la inmensa vergota del viejo, así lo comenzó a mamar lo que mejor podía, sincronizando los movimientos con su mano, que apretaba con pasión, buscando exprimir su contenido. Uhmmm uhmm ¡así puta de mierda!, ¡demuéstrame que te encanta mi verga!!. La nena chupaba cada vez más engolosinada, mamando con todas su ganas contenidas, desesperada subía y bajaba cada vez más rápido, le mamaba la cabeza pasando su lengua por todo el glande, para luego volver a meterla dentro su boquita llenándola de saliva, apretando con ansiedad sus labios, le comía la verga con auténtica pasión, con una gula incontrolable donde solo deseaba chupar y chupar, que la incitó a mamarlo como si se me fuese la vida en ello, no quería defraudarlo, quería complacer a ese hombre, quería darle placer, mucho placer. Mmmm que bien lo chupas putita, se nota que te fascina el pico, pareces una becerra sedienta de leche...cerrando los ojos y bufando del placer mientras le acariciaba el cabello con ternura y paternidad, estaba fascinado con la pasión y lujuria que desbordaba la jovencita chupándole el miembro, era como si la chiquilla hubiese nacido para mamar, ya que aparte de hacerlo muy bien, su actitud era digna de una actriz porno, demostraba espontáneamente que le gustaba mucho lo que hacía. La inexperta colegiala sin dejar de chupar la vergota, llevó su otra mano disponible a los gordos genitales del viejo, los cuales acarició de manera tierna, pasando los dedos con mucha suavidad por encima del rugoso saco, donde pudo comprobar que estaban muy cargados, al sopesar con su manito el peso de la bolsa, haciendo que don Felino se estremeciera y bufara del placer. Uhmmm ¡me encanta su pene don Felino!, exclamó la calenturienta colegiala que acercó su lengua a los viejos y enormes testículos para comenzar a besarlos con devoción, mientras acariciaba los gruesos y peludos muslos del vejete con sus manos, así estuvo cerca de un minuto besando von lengua las bolas del vejete. ¡Aaaah aah mmm como te gusta la pichula putita!, se nota que has mamado harta verga.. incorporándose levemente para propinarle un par de buenas nalgadas a los portentosos glúteos, los cuáles vibraban con ferocidad frente al espejo para su regocijo. Angie no pudo evitar sentirse orgullosa porque don Felino creyese que tenía experiencia, eso significaba que lo estaba haciendo muy bien para ser su primera vez, aunque eso jamás se lo revelaría, no quería que ese viejo supiese que su enorme y hedionda verga era la primera en su vida. No quería darle más poder sobre ella, aún así aquello la alentó a seguir con más avidez devorándose esa magnifica verga casi hasta atragantarse mientras le pegaban en el culo, el cual comenzaba a mover libidinosamente al ritmo de sus chupadas. Don Felino estaba haciendo todos los esfuerzos para contenerse y autocontrolarse, quería prolongar ese momento lo que más pudiese, pero era demasiado el placer que sentía al ver a la apasionada colegiala tan enajenada mamando y succionando su vergota, sintiendo así como potentes chorros semen comenzaban a subir de manera exponencial por el interior de su miembro, hasta el punto de sentir unas ganas incontenibles de correrse por las tremendas habilidades que estaba empeñando la nena para ordeñarlo. Sabiendo que no aguantaría mucho más, le agarró la cabeza a la jovencita y comenzó a guiar los movimientos de la chupada, así comenzó a follarse la boca de Angie con desesperación por casi 30 segundos, mientras sentía como su leche buscaba salir de manera vertiginosa, por lo cual soltó a la jovencita para que fuese ella con sus chupadas y succiones quién se encargará de exprimirlo. ¡Aaaah aah mmm mmm pídeme leche culona puta que ya viene!!, ¡mmm viene tu leche bien espesa y caliente bebita! sintiendo el placer más descomunal de su vida, comenzó a llenarla de furiosas palmadas que hacían retumbar las inmensas nalgotas, así contrajo el perineo con fuerza por algunos segundos, con la intención de que su eyaculación fuera con suma potencia. Mmmm ¡sí don Felino deme leche por favor, quiero leche!!, ¡quiero leche papi! la colegiala por su parte siguió ordeñando con todas sus ganas la enorme pichula del viejo, cuando de pronto sintió como el inmenso pedazo de carne comenzaba a contraerse bestialmente en poderosas contracciones, al mismo tiempo que su conchita clamaba por más atención. Uhmmm que placer más grande puta de mierda ¡oooooh sí me vengo bebe!! ¡aaah sí sí! ¡mmm viene tu leche de macho bebita culona, abre la boca, que viene leche de papi, mmm toma, toma, toma!! Angie fijamente lo miró a los ojos demostrando la sumisión que la dominaba y abrió la boca de manera complaciente para sentir como el vejete comenzaba a eyacular contundentes y densas ráfagas de esencia caliente que fueron llenando cada parte de su angelical rostro junto a su boca con abundante semen, era tanta y no paraban de llegar más que no pudo evitar que se le escapara un poco por la comisura de los labios, haciendo que se derramara sobre sus desnudos pechos. Fue así como la nena nena quedó completamente bañada con el acumulado semen del viejo, con los ojos cerrados fue saboreando y degustando el líquido que albergaba dentro de su boquita, el cual poseía un sabor entre ácido y amargo con una consistencia muy espesa, con el corazón latiendo a mil se la fue tragando cómo si fuese el néctar más preciado del mundo, si bien el sabor no era muy agradable, estaba orgullosa de haber logrado complacer al experimentado vejete con su primera felación. Uhmmm cuanta leche me sacaste becerra hambrienta, quedaste bien bañadita jeje, mirate al espejo, ¿esto querías?, esto andabas buscando? La voluptuosa adolescente se observó entre insultos y asintió mirándolo a través del espejo con una cara de puta totalmente inédita, viendo como ese viejo la había bañado literalmente con su leche, mientras recibía extasiada los vergazos que empezaba a darle don Felino en las mejillas. Don Felino aprovechaba de embarrar su verga y se la llevaba a la boca con el semen que se encontraba repartido por toda su cara, así continuó chupando y comiéndose los densos mocos desde la pichula de don Felino. Experimentando un placer que la tenía al borde nuevamente y no le permitía despegar su golosa boquita de aquel pene para extraerle todo, quería seguir ordeñando hasta que no quedará nada, pero lentamente la vergota perdía su erección, pero no le importó y siguió lo chupando hasta dejarla reluciente y pequeñita. Don felino estaba en el paraíso, dentro de todas sus fantasías con la culona jovencita, jamás imaginó que la chiquilla podía ser tan puta a la hora de mamar verga. Estaba dentro de todo muy emocionado y sorprendido, ya que esa nena le había regalado la mejor mamada de toda su vida, y eso que frecuentaba al menos una vez al mes aquellos lugares para recibir placer, es decir, era un hombre con harto kilometraje. Sin embargo, nunca antes había conocido una mujer con una actitud tan apasionada por la verga, ahora que sabía cuánto le gustaba estaba dispuesto a todo por culiar el enorme trasero de la nena, aunque fuese lo último que hiciera. Uhmmm naciste para chupar vergas culona calienta verga, si trabajaras como puta mamando verga no hay dudas que serías la mejor, serías millonaria, te lo digo porque varias prostitutas me lo han chupado, y ninguna lo ha hecho como tú… Ay don Felino que cosas dice, yo jamás trabajaría en algo así, pero me halaga, ¿de verdad usted cree que la chupo mejor que ese tipo de mujeres?. Uhmmm nunca se sabe que nos depara el destino, pero si mi niña, ninguna puta me había hecho acabar tan rápido, ordeña muy rico la verga, usted es la más puta de todas, por eso me la voy a culiar bebita culona, te voy a reventar los cachetes por ser una pendeja puta, acuéstate en la cama boca abajo y mirando al espejo!! Angie se paró y subió a la cama como si fuese al matadero, se puso como el viejo le ordenó, quién le puso una almohada debajo de la panza, apoyando su cara sobre el colchón alzó pecaminosamente esas inmensas montañas de carne que se expandieron en toda su magnitud, haciendo que se vieran aún más descomunales, sus enormes nalgas estaban totalmente expuestas y a completa disposición del vejete, las sentía muy expandidas por la vergonzosa posición, don Felino debía tener una visión inmejorable de su trasero y sus vergüenzas. Don Felino se ubicó entre las piernas de la nena para oler sus intimidades, llenándose de los juveniles y calientes aromas que desprendía la necesitada y acaudalada zorra, llevando sus manos para agarrar los robustos muslos de la jovencita por la parte trasera. Los cuales comenzó a apretar con lujuria, dándole fuertes apretones que derritieron a la chica en sensuales movimientos, cuando llegó a la parte más alta de ellos, los separó, dejando a su completa disposición la hermosa vagina de tiernos labios color rosa, junto a ese pequeño y ajustado nudo rectal, fue cuando el corazón del vejete se aceleró al darse cuenta que Angie parecía ser virgen de todas partes. No aguantando más tanta locura se lanzó a chupar la estrecha hendidura de la voluptuosa chiquilla, lamiendo y sorbiendo los abundantes líquidos para tragarselos como un poseso, se la besaba con apasionados lengüetazos que circulaban por todo su tajito. ¡Aaaaah aaaah ummmmmm don Felino que está aaah aaah haciendo oooh mmm!l Angie paró más el culo y lo meneo incitando al viejo para que siguiese comiéndole su almejita, era un placer descomunal, algo que nunca había vivido. Don Felino estaba vuelto loco chupando la acaudalada vagina, engolosinado con los jugos de la caliente colegiala, los fue llevando hacia el recto, el cuál empezó a lamer con su pervertida lengua que buscaba introducirse en el estrecho orificio. ¡Aaaaah uy uy ummmmmm aaaah don Felino no haga eso ooh, mm no me chupe ahí mmmm aaah aaah no que haciendo oooh mmm noo!l ¿Cómo que no?, ¡si el culo es lo más rico que tienes pendeja cachetona!! subiendo para besar y lamer las tremendas nalgas de la culona jovencita, recorriendo con su lengua toda la extensión de sus grandes glúteos, besando apasionadamente cada rincón del inmenso trasero, en arrebatos de lujuria se los mordía de la desesperación. ¡Mmmmm aaaah aaah mmm don Felino mmmm sí que rico, aaah aaah siga, mmm siga, mmm así béseme toda!l El vejete volvió a chupar el chiquito de la nena culona y llevó sus manos hacía el enorme trasero de la colegiala, agarro las descomunales nalgotas y las abrió con todas su fuerzas, haciendo que se le dibujara una O en el ano, así logró enterrar su lengua en el estrecho canal que le sabía a gloria, intentando penetrar bien profundo, para luego moverla en violentos círculos que buscaban dilatar el ajustadísimo conducto. Ummmm que estrecha estas culoncita, me imagino como deben morder estas nalgotas, ¿pareciera que fueras virgen? ¡Aaaaaaaaaah sí mmmm que rico, que placer... mmm sí don Felino, lo soy, soy virgen de todas partes ah sí qué rico, siga comiendome las pompis!! La jovencita suspiro por la forma en que el viejo abrió sus cachetes, momento que aprovechó don Felino para penetrarla con su lengua, que luego fue reemplazada por aquel agrietado dedo que empezaba enterrarse entre sus nalgas, produciendo un desquiciante placer, que le empezó a recorrer desde del ano hacia cada parte de cuerpo, mientras el vejete bajó nuevamente a comerle la concha. ¡Mmmmm aaah aaah sí mmm que rico papi, ay sí que rico, ummm don Felino que rico!! No lo puedo creer, ¿cómo es eso posible?, ¿quiere decir que voy a ser el primero? preguntó mientras lograba meter por completo el regordete dedo por el estrecho recto de la colegiala, que una vez rompió la resistencia, se deslizó con suma facilidad por el canal, para sorpresa del viejo y de la misma nena, que no podía creer como sus traicioneras nalgas no habían ofrecido resistencia alguna. !Ummmm aaah aaah que rico papi, ummm que rico, es que no he encontrado al hombre para entregarle mis tesoros, mmm usted es el primer hombre que me hace estas cosas!! dejando la cola parada sentía como el irrespetuoso dedo la penetraba con fuerza y determinación, produciendo sensaciones de molestia y dolor, pero por sobre todo placer, un placer que me la hacer venir nuevamente, así comenzó a menear las nalgas de manera ansiosa buscando enterrarse ella misma. Mmmmm ¿me vas a entregar las nalgas pendeja culona, quieres que te rompa el culo? quién siguió chupando la concha de la nena que se estaba precipitando anunciando lo que se avecinaba. ¡Aaaaah aaaah sí que rico mmmm sí que placer uhmm sí, mmm quiero que me haga eso, quiero entregarle las nalgas don Felino, quiero que desvirgué mis pompis, quiero que sea el primero don Felino, quiero que usted me la meta, meteme la vega la papi, rompeme el culo papi, quiero ser su putita don Felino, mmm sí me vengo papito mío!!! La nena sintió como la vista se le comenzó a nublar nuevamente, avecinando el bestial orgasmo que estallaba con brutalidad en todo su cuerpo, haciéndola sacudir y levantar el trasero para seguir culiandose ella misma las nalgas hasta quedar completamente complacida. Uhmmm ahora sí te voy a romper los cachetes, para el culo pendeja puta!! - Le dijo luego de sacarle el dedo para ponerse encima de la jovencita y apuntar la gruesa cabeza de su palpitante miembro al ansioso ano de la joven. Angie pudo sentir como latía el grueso miembro en la puerta de su ano, como su corazón del miedo y emoción de entregarle las nalgas a don Felino, sin entender cómo algo tan grande y gordo iba a entregar entre sus pompis, luego sintió las manos del viejo como tenazas abriendo y expandiendo lo máximo posible sus pompis haciéndola desfallecer de la excitación, así le fue metiendo la cabeza, sin soltar las nalgas que mantuvo abiertas para facilitar la entrada.

Autor: Darkghostwrriter Categoría: Primera Vez

Leer relato »

Angelica la hermana de mi amigo

2021-09-13


Esto ocurrió en verano de 2001, en aquel entonces yo tenía 17 años, mi mejor amigo, igual de 17 años, me pidió ir a quedarme con el, su mamá y su hermana menor, de 15 años, unos días en Cuernavaca, yo con gusto acepté ya que su familia siempre ha sigo buena conmigo. (Yo me llamo Ángel , mi mejor amigo se llama Rafa y su hermana se llama Angelica) Todo fue normal en el viaje, llegamos, acomodamos maletas y asignamos cuartos, mi mejor amigo y yo dormiríamos en una habitación en el primer piso de la casa y su hermana y mamá en el segundo piso en una misma habitación. Todo transcurría bien hasta que fuimos a la alberca de ma casa, estábamos jugando tranquilamente hasta que Rafa me dijo que iría al baño y su mamá iba de compras para la semana, ahí estábamos Valentina y yo, no hablábamos casi nada, usualmente era un “hola cómo estás” y ya así que decidí que podría llevarme bien con ella, empezamos a hablar y nos tomamos unas fotos en las que se marcaban mis abdominales y su perfecta cintura, hasta que me di cuenta que nunca la había visto en traje de baño, la mamá de mis amigos hay que admitir que tiene bastante culo así que ellos lo heredaron, pero más Valentina, jamás me había fijado en eso que cuando vi ese cuerpo que apenas iba floreciendo y desarrollándose, con esas nalguitas redondas y esos pechitos apenas visibles pero antojables tuve por primera vez una fantasía con Angelica, hablamos un buen rato pero yo no podía dejar de ver su traje de baño inferior e imaginarme su conchita, hablamos hasta que llegó Rafa, jugamos por otra media hora y nos salimos de la piscina. Nos fuimos a bañar para quitarnos el cloro de la piscina, primero entro Rafa, le iba a decir que seguía yo pero Angelica rápidamente dijo que ella quería entrar primero, así que acepte, iba a la habitación por mi ropa para estar listo cuando angelica saliera cuando vi que rafa estaba dormidisimo, roncaba de una manera que se escuchaba hasta arriba. Así que decidí que revisaría la maleta de angelica y tomar unas de sus bragas, subí y las tomé, eran perfectas y de solo imaginármela bañándose se me paro y empecé a masturbarme, después de 10 min me vine y limpie con un papel, de pronto escuché un ruido así que me escondí con la pija de fuera en el armario de la habitación; de pronto entra angelica únicamente tapada con una toalla ya que acababa de salir de la ducha, de pronto se quitó la toalla y ahí estaba frente a mi, la hermana menor de mi mejor amigo desnuda frente a mi, tenía unos pezones rosaditos que daban ganas de besarlos y una conchita bien depilada y rosada que se me paró otra vez y empecé a jalármela en silencio, pero lo qué pasó después me dejo como una moto, saco su celular y puso la foto que nos habíamos tomado hace apenas 1 hora, se echó en la cama y empezo a masturbarse con mi foto, yo estaba que no podía, ella tenía una fantasía conmigo!!!! Vi cómo se metía sus dedos la muy puta y gemía como una loca, estuvo haciendo de todo, se metió dedos a la vagina y al ano hasta que se vino y se tomo sus propios jugos, yo por mi lado, me vine otra vez y soñé con cogermela, angelica se durmió desnuda después de su orgasmo y yo me quede de piedra; en mi mente pensé si debería intentar tocarla mientras dormía pero pensé que pasaría si llegaba su mamá o se despertaba, al final me decidí por intentarlo. Salí del armario de puntillas y me acerqué a ella, su hermoso rostro, su aroma perfecto y su cuerpo perfecto con su conchita depilada y esos pezones rosados, empecé a tocarla de los pezones al abdomen, la volteé y le agarraba con fuerza el culo y el final la abrí de patas y empecé a manosear su pequeña vagina, me estaba poniendo muy cachondo así que empecé a lamer aquella vagina y sabía delicioso hasta que angelica se despertó. Angelica: Ángel???, qué haces? Ángel: Eeeeee, vine a buscarte para hablar pero aún no… ay que digo, en la alberca te vi en bikini y me pusiste muy caliente así que vine por una de tus brazas para jalármela pero saliste de la ducha así que me escondí en el armario, vi cómo te masturbabas con nuestra foto y te dormiste así que vine a manosearte y me calenté y lamí tu vagina hasta que despertaste. Angelica: … En ese momento pensé que se enfadaría y me sacaría del cuarto pero en vez de eso… Angelica: ángel, si querías coger me lo hubieras dicho, tengo ganas de cogerte desde que soy adolescente. Entonces la agarre y empezamos a besarnos apasionadamente, le tocaba todo el cuerpo y le metía los dedos en su conchita que ya estaba muy mojada, ella me quito la ropa hasta que quede desnudo y salió mi pene erecto. Angelica: Ay ángel, que amigo tan grande tienes, me lo presentas?? Y se agacho y empezó a mamarmelo de manera novata pero deliciosa, yo la acosté, la volteé y empezamos a hacer un 69, cuando ya estábamos muy calientes me pidió que la penetrara, me acosté, se puso encima mío y empezó a cabalgar, aquella era su primera vez y se sentía lo apretada que estaba y se sintió delicioso cuando entro toda después de desvirgarla, cogimos cómo locos por 30 min hasta que me vine en su cara, limpie su vagina, que estaba llena de sangre y jugos vaginales, supo a gloria, nos dimos un beso y nos bañamos juntos, llego su mamá y despertó ángel y les contamos que ahora éramos novios, ese fue mi primer encuentro de muchos con Angélica, hoy en día cogemos cada día y nos amamos, tenemos 2 hermosas hijas y somos felices con nuestro sexo diario, quieren que les cuente otro encuentro con angelica? Dejen sus opiniones y sugerencias.

Autor: Anónimo Categoría: Primera Vez

Leer relato »

Tuve relaciones por primera vez con una madre soltera

2021-09-07


Mi verdadera historia Sucedió en año 1999 en usa Yo tenía 24 años y fui un hombre De pocas novias en mi adolencia de 15 años solo tuve 3 novias hasta los 24 Aunque solo eran novias de besos y caricias, me excitaba tanto Que solo les replegaba mi pene Aunque años 15 años fue a ver mi primera película porno Y después de ahí solo me masturbaba En mi baño, algo normal para cada joven en la adolescencia Mis novias solo me tocaban mi pené Cuando nos besábamos Pero hasta ahí Nada de sexo Fue en el año 1999 Cuando conocí a una mujer de 23 años En night club Ella trabaja cantando en un grupo musical Yo frecuentaba ese lugar para bailar Y conocer chicas y pasarla bien Pero nunca la había visto ella cuando yo iba, después de meses deje de frecuentar ese lugar por casi 7 meses Pues trabajaba de noche Y no podía asistir Fue febrero del 99 Cuando regrese otra vez al night club Y fue ahí cuando la miré por primera vez Me flechooooo wuaoooohhh que hermosa En mi mente pensé hacérmela novia Pero ella tenía novio Porque al terminar de cantar se sentaba con un hombre Pensé ya tiene novio Y si en efecto era novio de ella Deje de ir otra vez por 2 meses Y volví al night club Y todavía ellla trabaja ahí Me senté en la barra para verla más de cercas su linda cara, y cuerpo Al terminar de cantar fue ala barra a pedir una piña colada sin alcohol Fue cuando me atreví a pedirle su nombre y decirle que cantaba muy bonito Le dije, podemos bailar? Pues estaba el de tocando Y me dijo no más una porque Ya voy a regresar con el grupo a cantar de nuevo Bailamos y mientras platicábamos Terminó el de Y subió a cantar el último set Me espere hasta terminar Y le dije y tu novio ? Cual ? Pues el que estaba contigo sentado hace 2 meses? Me dijo ya terminamos Ok puedo llevarte a tu casa? Me dijo no gracias Le dije porque Porque vivo con mi tío Y el me lleva Le dije podemos vernos? Otro día Que se yo? Ir a comer? Me dijo tengo una bebe de 9 meses Le dije no importa no la llevamos Así la convenci, nos hicimos amigos Por 3 meses después le pedí que fuera mi novia y acepto y lo sellamos con un largo beso apasionado Después poco a poco los besos eran más constantes y caricias, dentro de mi auto Ahí sentía ganas de perder mi virginidad con ella Ella no sabia que yo nunca había tenido relaciones sexuales Hast que un día que estábamos en mi coche casi ala media noche Besándonos que le dije al oído Quiero hacerte el amor Ella se sorprendió diciendo No es muy pronto para eso? Le dije la verdad te deseo tanto Y la seguí besando hasta exitarla Cuando me dijo esta bien Yo también. Quiero estar contigo Solo usa condon por favor Le dije claro y fui a comprar unos condones en una gasolinera Y la lleve asu casa Pues sus tíos andaban en una fiesta Y tardarían en llegar así que nos fuimos asu cuarto y los empezamos a besar y a tocar durante por 20 minutos cuando yo le tome de la mano y la puse encima de mi pantalón para que sintiera mi pene bien duro, y ella lo apretaba Hasta que me saque mi pene y ella lo tocó diciendo esta bien grande y grueso Y me chupo por 7 minutos Yo quería terminar de lo editado que estaba le empecé a quitar la ropa hasta que los 2 quedamos completamente desnudos me senté en sillón y ella se montó encima de mi Y me dijo nunca lo he hecho Se montó en pene Que rico se movía y yo feliz feliz 8 minutos montando encima de mi hasta La puse de perrito ella decía así, así, así Luego me paré y la levante para cargarla y levantar sus nalgas y penetrarla Ell se se montó Poniendo sus manos sobre mi cuello Mientras yo la subía y bajaba sobre mi pene, por unos 6 minutos Y luego nos metimos asu cama y ahí le hice la profunda posición Hasta que me quite el condo Para saber que sentía hacerlo sin condo Ella no se dio cuenta hasta que termine dentro de ella vio toda mi leche dentro de ella, y me dijo ohhh noooo Se rompió le dije si se rompió Pero ella no sabía que yo me lo había quitado por lo exitada que estaba Y de ahí quedo embarazada Tuvimos un niño Y ahora me casé con ella

Autor: Pedro Categoría: Primera Vez

Leer relato »

La taxista ardiente que me quitó la virginidad

2021-09-02


Soy Alejandro, tengo 18 años. Aun virgen, hace un año atrás fui a una fiesta, cumpleaños de mi amigo. Al sentirme ya mareado, por todo el alcohol ingerido decidí regresar a mi casa, la mañana siguiente tenía que trabajar, entonces le pedí a mi amigo que me pida un taxi. Al llegar el coche mi amigo me avisa que ha llegado y comenta que la conductora esta buenota, me despido de él y me dirijo al vehículo, y confirmo lo dicho, era una mujer ya adulta, pelo morocho intenso y grandes labios, se podía notar que tenía buenas curvas. Ingreso al coche y le indico la dirección. La mujer pudo notar mi estado y bromeó con ello -Que suerte que se controlarme, sino en ese estado y así de lindo ya estaría enzima tuyo-, lo cual le conteste que podía evitar controlarse por unos minutos, la mujer rio. Al llegar a mi casa note que deje mi cartera y llaves en la fiesta, y se lo comente a la taxista. Le digo que vuelva al lugar pero que no sabia si me alcanzarían los billetes ppara pagarle, a lo que contesta que no me preocupe. La conductora conduciendo de regreso frena bajo un árbol, en plena oscuridad, y me dice que mejor me cobra por adelantado. Estira su mano hasta el asiento trasero, donde yo estaba, y me toca el bulto. Yo me puse nervioso pero no aparte su mano de allí. Sus movimientos eran cada vez más bruscos y yo me ponía cada vez más caliente. -Durita- dijo mientras me bajaba el cierre del pantalón, al dejar mi pene al descubierto comenzó a acariciar cada rincón de el. Yo no daba más y le pedí que se la trague toda, de un salto llego junto a mi y comenzó a chuparla, una boca bien calentita, sus labios suaves y gordos acariciaban dulcemente mi verga. La sujete del pelo y comencé a moverme, le entraba toda en la boca, -Te gusta putita?- le pregunto, lo que respondió dejándose ahogar con ella. Luego de minutos mamandome la chota intensamente y sin respiro frena ,saca sus tetas, bien redondas y gordas,-descansa un rato y trabaja con lo mio ahora- me dijo ,no hizo falta pedirmelo otra vez que ya me las estaba comiendo todas, mordiendo sus tremendos melones me dirigió la mano hasta llegar abajo, sobre el pantalón comencé a tocar, se sentía toda húmeda. Chupa mis dedos y deja ingresar mis dedos bajo su ropa, se notaba bastante usada, toda mojada y calida, la mejor sensación. A mi falta de experiencia ella dirigía mis dedos a los lugares que ella quería, mis dedos rectos y temblorosos examinarán se dejaban llevar, explorando todos los rincones. La mujer me saco los pantalones del todo y se desnudo a si misma por completo. Se subió a mi y mientras llevaba mi cara entre sus tetas me pregunto si era mi primera vez, lo cual respondí que si, -Dejame enseñarte- rescindió mientras frotaba su vagina contra mi pija. La mujer bajo nuevamente y comenzó a chuparmela otra vez, -Que quede bien mojada- repetía mientras me la lamia entera. La morocha pega una ultima atragantada y se sube a mis piernas, mete sus dedos en mi boca y pide que escupa, acto seguido me moja la pija y comienza a meterla dentro. Mi cuerpo estaba totalmente erizado , mis manos no podian dejar de apretar sus tetas gordas mientras ella comenzaba a moverse. La subida y bajada eran muy suaves, sus gemidos muy suaves, sus movimientos iban aumentado de velocidad. Minutos después reviento dentro de ella, dejando escapar un grito, ella me hace callar metiendo su lengua dentro de mi boca, nunca dejo de moverse.-Detenta, ya acabe- le digo evitaba gritar, -No te dejare ni una gota- me dijo mientras daba sentadazos. Mi cuerpo no daba más, pero no quería que acabe. La mujer no paraba, y mi abdomen se endurecia cada vez que entraba por completo, apagaba mis ganas de gritar con mi boca entre sus tetas, mis manos ahora jugaban com su orto. -Creo que me vengo otra vez- digo con la voz gastada, la mujer frena y baja a mamarle la pija, mientras estiraba mis testiculos para todos lados dejaba que la cabeza de mi verga se frote en su carganta, -Me corro- le dije, y ella daba más duro. Pude sentir como la leche corria por toda su boca, nuevamente deje escapar un grito, saco toda gota de semen con la lengua como dijo, trago y me mostro como no dejo ni una pequeña cantidad en su boca.-Realmente eres bien puta- le dije mientras acariciaba mi chota toda adolorida, -pasaste de virgen a un hombre que se corrio dos veces sin frenar- me dijo. Le preunte si queria una tercera, pero no acepto, su horario de trabajo estaba por acabar, y la verdad mi cuerpo no aguantaría. Nos vestimos y me condujo a la ya casi acabada fiesta. Al llegar y pedir mis pertenencias mi amigo pudo notar que algo paso, y si que paso. Me llevo hasta mi casa y me prometió volver a vernos, hasta el día de hoy no la he visto, nunca supe ni su nombre, pero sin dudas fue la mejor garchada que di en mi vida.

Autor: Alejandro Categoría: Primera Vez

Leer relato »

Apuesta pagada 2

2021-08-24


Durante la plática con Antonio enfoque la conversación en comentar lo guapa de mi esposa, el en algún momento un poco más en confianza me dijo que él había pretendido a mi mujer pero ella no le había hecho mucho caso, el era profesor y daba clases en un Anglo de la ciudad , mi mujer sé acerco y platicamos los 3, surgió la invitación para que mi mujer tomara un curso de sicología, que empezaría la siguiente semana. Ya por la noche mientras veíamos una película xxx, previo a tener sexo, le comenté de que me gustaría que a quien invitáramos fuera Antonio, ella de entrada no quiso, pero ya mientras confiamos le dije al oído imagina que soy Antonio penetrandote, ella se mojo aún más y terminamos en un gran orgasmo. Los siguientes días transcurrieron normal yo aproveché a media semana para ir por ella al Anglo , justo ahí los vi platicando amenamente mientras esperaba a que llegara, acerque el auto y mi mujer subió, nos fuimos platicando, el siguiente fin de semana nuevamente hubo deportes en la televisión, cosa que acercaba la puesta en marcha de mi plan, así que en una oportunidad apostamos ella aceptó aunque le dije que me reservaba el que sería el pago para un poco más tarde, ella al no saber de deportes no reparo en que el equipo de baloncesto era muy malo y que yo ganaría, por la noche mientras cogiamos le susurré al oído que mi pago de la apuesta sería verla coger con Antonio, su reacción fue parar , pero la mantuve firme mientras me venia en sus nalgas, al terminar me miro fijamente preguntando si estaba seguro de lo que pedía, mi respuesta fue de inmediato afirmativa. Por la tarde del día siguiente después de la comida me dijo que recordaba que tendría que pagar la apuesta así que viera y organizara cómo sería el encuentro. Llegó el fin de semana y le pedí que le mandara un mensaje a Antonio, comentándole que estaríamos tomando una copa en un bar de los suburbios, que si tenía tiempo que lo esperábamos. Cómo lo pensé él acepto sin ocultar u agrado por la invitación. El sábado llegó nuestros hijos se fueron con los abuelos, mi mujer me pregunto cómo me gustaría que fuera vestida , le dije que con un vestido entallado y con corseteria negra, ella estaba buenísima, nos fuimos al bar y mientras esperábamos tomamos unos tragos , me pregunto qué dónde sería le dije que lo tenía todo planeado que solo me siguiera el juego, Antonio llegó una hora más tarde, seguimos tomando un rato más platicando de política, y la situación del país, mi tema era lograr su confianza y al calor del alcohol pronto fue así, mientras mi mujer fue al baño, aproveché para decirle a Antonio que mi mujer no estaba acostumbrada a tomar y que pronto se querría ir, que si quería acompañarnos y comprar otra botella de licor, la lujuria estaba en sus ojos, aceptó , para ese momento mi mujer regresaba del baño una copa más y me pidió que nos fuéramos, dañinos del bar Antonio nos acompañó al estacionamiento ahí le dije que si quería acompañarnos, dijo que si que nos seguiría en su auto. Tomé la carretera rural donde sabía había un buen Hotel, le pedí a mi mujer que le llamara a Antonio que nos seguía en su auto y le comentara que me detendría en el Hotel ya que ataba mareado y prefería descansar un poco, nos instalamos en una habitación tomamos unos tragos , en una oportunidad le dije a mi mujer que se hiciera la dormida y se acostara en la cama, cosa que hizo su cuerpo era perfecto y el vestido la hacía verse sexy, Antonio sirvió otros tragos y le dije mira a mi mujer que hermosa esta, el asintió con la cabeza me acerque a ella y le duscubri el pecho succione sus enormes pechos redondos y perfectos, ella gimió un poco lo cual hizo que nos exitaramos, me pare y deje su cuerpo desnudo de la parte de arriba, me acerque a Antonio que veía la escena totalmente mudo , le dije que tenía mi permiso para disfrutar de los pechos de mi mujer él se acercó y empezó a succionar ambos pechos de manera rápida con prisa , mi mujer reaccionaba exitada, le apague la luz y el se desnudó mostrando la excitacion que tenía se acostó al lado de mi mujer le terminó de quitar el vestido dejándola solo con la lencería que la hacía verse espectacular, de coloco por diestras y empezó a penetrarla mi mujer fingiendo dormir se acomodó para recibir las embestidas de Antonio, ambos hicieron todas las posiciones sexuales , hasta que se vino en la panocha de mi mujer, Antonio se levantó se cambió y se despidió , mi mujer y yo nos quedamos a una noche de intenso sexo recordando lo que había pasado no sin dejar de decir que pago su apuesta.

Autor: Tlôn Categoría: Primera Vez

Leer relato »

Apuesta pagada

2021-08-24


Somos una pareja joven, casados desde hace 15 años, nuestras relaciones sexuales muy placenteras, ya que mi mujer es muy fogosa, empezamos a ver algunas películas xxx, las que más la excitaban eran las de tríos elevaba su exitación, después de coger solíamos platicar la posibilidad de hacer realidad esta experiencia, pero nos encontrábamos en el dilema de quién sería el afortunado, un conocido o un extraño, la platica casi siempre terminaba ahí. En una ocasión veíamos un programa de concursos y empezamos apostando a atinar al ganador quien perdía hacia algunas labores domésticas como pago, esa noche después de un rico sexo, platicamos nuevamente de nuestra fantasía más mía que suya, acordamos apostar algo para vernos obligados a llevarlo a cabo, la idea me gusto así que en los días siguientes busque la forma de apostar algo que en verdad no pudiera rechazar ni poner pretextos, la oportunidad llegó pronto su hermana estaba por terminar la carrera universitaria y necesitaba pagar algunos trámites ahí aposté con mi mujer en un juego de béisbol “si ganaba mi equipo, le prestaría el dinero pata su hermana pero si perdía se lo daría sin cobrarlo después “ ella se emocionó y “afortunadamente “ mi equipo perdió, así que le entregue el dinero y le dije “las apuestas se pagan” . Ella dijo que si perdía en alguna ocasión así pagaría de la misma forma. Pasaron algunas semanas y me di a la tarea de pensar en quien podría ser nuestro invitado, la respuesta llegó pronto la familia de mi mujer tenían amistad con una familia vecina. Y entre ellos a Antonio un profesor divorciado desde hace algunos años que en su juventud pretendió a mi mujer, y tendrían la fiesta de graduación pronto. Llegó el día y en la fiesta me acerqué con la intención de sondear el tema con Antonio, nos presentaron y en una oportunidad aproveché para hacer platica.

Autor: Tlôn Categoría: Primera Vez

Leer relato »

También les ocurre a las buenas alumnas

2021-08-24


Me llamo Sandra muchas cosas nos ocurren a nosotras las jóvenes que nunca le contamos a nuestros padres. Les cuento cuando estaba en el colegio en el último año, era buena en matemáticas y en todos los cursos, yo tenía un cuerpo desarrollado para mi edad, y mis compañeros me fastidiaban, hasta los profes me molestaban, pero no podían presionarme a nada pues mis notas eran tan buenas. Una vez con una amiga que era bien jugadora, aquí le llamamos jugadora a las chicas que le gusta salir con diferentes chicos y algo más, tú me entiendes, bueno a fin de año nuestras notas eran buenas, y ella me conto que dos profesores la habían invitado a celebrar el termino de clases y que le habían dicho que le pasara la voz a una amiga, acepte porque no le debíamos nada a ellos pues las dos teníamos buenas notas, y además porque los profes eran churros, tenían carro y eran jóvenes como de 35 años. Les dijimos que para ir a una discoteca, aceptaron, nos cambiamos en la casa de mi amiga, pues sus padres habían salido de viaje, y a mis padres les había dicho que me iba a quedar a dormir en su casa, ella se puso una mini muy pequeña y a mí me presto una de la de ella, que era tan pequeña como la que ella usaba, nos maquillamos, parecíamos mayores ella era rubia y yo con pelo negro y lacio, uno de los profes nos recogió en su carro, cuando nos vio se le salieron los ojos, guau guau como han cambiado nos dijo, pero nos dijo que antes de ir a la disco pasáramos a su departamento a recoger al otro profe y sacar plata, al subir a su departamento allí estaba el otro profe ,nos invitaron un trago para ir entonados, era como una limonada con bastante hielo, me dijeron que era vodka absoluto, la verdad yo siempre había tomado solo cerveza y no me gustaba por lo amarga, en cambio este trago parecía recontra suave y era tan refrescante que le pedí otro que nos tomamos al hilo, sin darnos cuenta estábamos por nuestro tercer trago y mareadas. Comenzamos a bailar, pusieron todo a media luz, el trago el cuerpo del profe y la pieza que sentía debajo de la cintura me excitaron comenzamos a besarnos salvajemente, sus manos pasaron rápidamente debajo de la minifalda y la verdad que la tanguita negra que tenía no le dio mucho trabajo para sacarla, nos tiramos al sofá y me puso piernas al hombro y comenzó a introducirme su pene centímetro a centímetro, si en mi voluntad quería resistirme, la verdad es que no tenía fuerzas para nada estaba muy mareada y la verdad es que estaba muy excitada y me sentía mojada y me estaba gustando la cosa. Me sentía muy relajada con el trago, sentía como una carne caliente ingresaba en mi conchita, era dolor y placer, era muy rico, todo me daba vueltas pero el seguía metiéndola, en el remolino lo veía a el desnudo y yo también lo estaba, en lo poco que podía ver, mi amiga y el otro profe estaban desnudos uno encima de la otra en la alfombra, me dio por reír, la verdad es que no me acuerdo de mucho, pero creo que paso de todo, incluso creo que estuve con mis dos profes, a eso de las once de la noche nos despertaron y nos dejaron cerca a nuestras casas, allí aprendí a respetar el vodka y los tragos "suaves".

Autor: sandra garcia Categoría: Primera Vez

Leer relato »

Me pagó con sexo

2021-08-19


Soy un chico de 25 años, ya hace más de 8 años que tuve una primera vez, y fue como lo planeé. Tenía en ese entonces, conocimiento en mantenimiento de computadoras; una taede me escribieron a mi instagram, era una chica, de 26 años, prima de un conocido. Kiara, quería que revise su portátil, ella vivía sola, y quedamos en que al siguiente día, a las 4:00 pm iría a revisar aquel portátil. Debo decir que Kiara me estaba esperando lista, con un short muy pequeñito que dejaba notar la tanga; nos presentamos. Y procedí a revisar el portátil. No tenía nada serio. Así que la arreglé y quedamos en que llegaría al sgte día para revisar otro ordenador que estaba en su habitación. Me quedé toda la noche planeando lo que haría al sgte día. Amaneció y fui a su casa nuevamente, esta vez me esperaba en un diminuto vestido ancho; la seguí a su habitación, y revisé el ordenador. Nos pusimos a conversar, cada vez más cerca, sentía su mirada de placer, y de un momento a otro, la cargué y la senté encima mío, en posición de misionero. Su vestido se levantó aún más, le empecé a mamar las ricas tetas, a mordisquear sus pezones; kiara daba pequeños gemidos de placer; la llevé a la cama, la puse boca abajo y con el vestido levantado, pude observar tan delicioso culo, redondo y jugoso. Dejé caer saliva en su ano y vagina, la manoseé y empecé a acariciar su clitoris con la cabeza de mi pene; kiara gemía., y me pedía que la penetre. Empecé a moverme poco a poco, hasta meter toda mi verga dura y lubricada. La iba embistiendo cada vez más fuerte y rápido, hasta que ella pudo tener un orgasmo, tan largo que la dejó temblando. Se puso de rodillas a la altura de mi polla, y empezó a mamarla, cada vez que salía de su boca, mi polla rebosaba en saliva. Me masturbe mientras ella estaba de rodillas, y toda mi caliente esperma cayó en su boca y cara. Esa primera vez fue de película porno.

Autor: Nerón Categoría: Primera Vez

Leer relato »



Todo relacionado con: relatos eroticos primera vez, relatos porno primera vez, historias primera vez, reales, gratis