Relatos Eróticos de Intercambios


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


nuestras vacaciones con mi esposa a cambodia

2022-05-18


somos pareja muy liberal y muy caliente que a ambos nos gusta mucho el sexo pervertido y por esto, oyendo qy¡ue en cambodia hay sexo hasta la saciedad, decidimos ella y yo irnos alli... cojimos la linea aerea camboyana para iniciar a vivirlos y en el avion dos azafatas y un azafato no dejaban de mirarnos de arriba para abajo y note que miraban y comentaban el culo muy respingon de mi esposa... ya en el vuelo de 12 horas, los azafatos no paraban de ofrecernos mariscosny un especie de licor que acompañaba bien pero claro que igual mareaba bien tanto que al pocon rato mi esposa y yo borrachos... çno se la razon pero volando con luces tamizadas, me entro ganas ni esposa y en mi situacion borracha ya se me olcido la intimidad y las verguenxas... por esto, me giro y inicio a desabrochar la blusa de mi esposa y viendo su sujetador, meto mano dentro y saco fuera sus tetas para iniciar directamente a chuparlos y succionarlos haciendola gemir., claro las dos azafatas y el azafato de mirones que se les cae la bava., mamo y chupo y mi mano va detras a la espalda de mi esposa para desabrochar su falda y bajar la cremallera, ya hecho la hago ponerse de pie para quitarle su falda y dejarla en su preciosa braguita marcando su monte de venus y si raja..... no me aguanto y de rodillas enbtre sus piernas meto de lado su braguita y inicio a comerla su clito y lamer toda la vagina u su ano que palpita muy acelerado... ella me dice: mi vida los azafatos nos estan mirando y no quitan sus ojos de mis tetas y pubis y me piden permiso acercarse mandandome besos los tres y la digo: pues amor mio no seas dura, dejalos acercarse y ver nuestro espectaculo comiendote tu vagina y culo y si se acercan a tocar dejalos hacer oero preparame las chicas para que yo las disfrute que me gustan y mas sus culos que pareceb muy redondos y firmes y me los quiero follar.....bueno amigos para no alargar este relato, creamos una orgia con los 5 que somos todos,, me comi dos nuevos coños y culos que folle varias veces y mi esposa no quedo ni un minuto sin verga en sus hoyos y bovas femininas lamiendola ambos y manoseandola., nos corrimos un monton y ya pasaron las horas y lleh¡gamos al destino... el azafato pregunto si teniamos reservado hotel y le di el nombre, nos odrecio acompañarnos alli y esta noche pasarlo bien con el y familia en su casa.. aveptamos y asi paso., una casa muy pobre con muebles que casi se caen por si anticuidad y dos hermanitas de 16/17 añitos, un hermano de 16 casi y una preciosa y una preciosa asiatica tipica mama de unos 40 años buena como un bombon de cuerpo marcado por su vieja ropa donde culo y tetas estan muy marcadas... yo cojo al chico y digo a mi esposa que ahora volvemos y fue con el chico en una especie de mercadillo diciendole que cojiera de todo que usan en su casa y lo que nas cojio fue la gran cantidad de carne., todo esto me costo unos ciento cincuenta dolares o sea nada por las cosas que llenaban un carrito que teniamos., despues fuimos a una tienda donde vendian lenvceria muy bonita bordada con flores preciosas y compre 9 conjuntos sujetador y braguita osea tres para cada hembra de esta familia., tambien unos vestiditos todos misma talla preo claro variados de modelos y colores y compre 6 osea dos a cada una y compre coloñas y perfumes importados que jamas esta familia ni mismo olio., ya cargados volvimos a casa y como no tienen nevera, fue con el chico a una tienda de electro domesticos y les compre una nevera, una lavavajillas y una cocina electrica., todos productos camboyanos muy baratos para nosotros... condicion que puse esque llebaran ahora esto a casa añadiendo una barbacoa, sin niguna dificultad cargaron todo en una furgoneta y rumbo con nosotros dentro al destino... al ver la mama lo que entraba en su casa, no se aguanto se me hecho entre mis brazos y me dio un beso de boca con lengua un largo rato delante su familia y mi esposa... yo automaticamente sin premeditarlo, mientras nos besabamos agarre las dos tetas de la mujer y los amase., viendo esto el marido y azafato, agarron las tetas de mi esposa y se las sacaron al aire para que toda la familia incluyendoo las hijas, los dos hijos y claro el padre a chuparselos y mamarselos poniendo sus pezones duros como cuernos de toro apuntando hacia el cielo.... el chico viendo nuestra cara de asombro se acerca y me dice: mira amigo, nosotros somos una familia liberada, el sexo para nosotros es ak¡lgo de la naturaleza y todos vivimos para disfrutar., asi que no te sorprendas su¡i yo ,mi hermanito y papa dis frutemos de ti¡u esposa como yu de nuestras hembras, aqui todo esta permitido... dewsvisten a mi esposa dejandola solo en braguita y ellas igual y baya tres pares de tetitas que feo y tres preciosas nalgas pidiendo follar a gritos., sus movimientos tan sensuales despiertan la mas baga verga y yoo, ni corto ni perezoso, cojo a los hombres y ponemos en la cocina todos los aparatos enchufados y explico a la mujer como usarlos en ingles que sabe., ya rodeado por tres hembras no me aguanto y mis manos van de tetas a tetas y de nalgas a nalgas sin evitar las vaginas ya todas mojadas... ellos cojen mi mujer en el sofa y sentada la quitan su braguita y el padre inicia a lamer su vagina y ano, el chico mas joven la mete dedos en su coño y el azafato la verga en su boca., ya la esyt¡tan follando.... con este espectaculo, las nenas se pegan una a cada k¡lado mio y me desvisten dejandome solo en boxer ya muy levantado por mi muy erecta verga por el espectaculo de mi espoisa., ellas sacan mi vegsa y al ver su tamaño lanzan un OOOOOOOOOçvey big, very big )muy grande, muy grande.. y inician a lamermela y chuparla que casii no las entra en su boca.,la mama se pone como nacio delante mio y me besa con lengua la boca, el cuello, mis pezones, mi ombligo y me gira de modo que sus hijas sigan comiendome mientras ella se mete a lamer mi ano y poco a poico meterme dedos estimulandome al no va mas., yo sobo y an`maso tetas y pezones que chupo y ya me libero de sus hijas oara hacerla agacharse y asi poder inicisar a follsr desde atras sus ambos hoyos ninguno virgen., viendo que su marido ya folla la mia con fuertes embestidas y su hijo lo mismo en du culo follandola en trio., la mia gime con dos vergas dentro y la de ellos igual al sentir mi mas que doble verga en su coño y culo., su culo me encanta que ya san¡bemos es mi debilidad y se lo follo como si fuera de rabia on muy fuertes embestidas., en esto el azafato sale del culo de la mia y viene y penetra en trio con migo el coño de su mama y ya los tres nos corremos como el padre y hijito en la mia..., esto poine celoso al azafatoy sale chorreando se semen del coño de su mama y va a la mia, la poine culo en pompa y la penetra para follsarla a gudsto y a solas.... ya preparan cena facilmente quevb trajimos de todo, despues tomados todos con su licor nos acostamos sobre unos viejos edredones los 8 juntos y amigos aqui empieza la orgia, el padre folla mi esposa mientras sus hijas la lamen y luego a sus dos hijas pore sus dos hoyos, el azafato y el mas joven meten su mama y la follan en trio y yo para no quedarme a secas boy detras de las nenas con culos en pompa y me las follo una tras la otra vulos y coños... toda la nioche no dormimos follando y intercambiando, las camboyanas maman muy bien y sus culos palpitan como ninguna otra raza y yo si que me folle esta noche 4 culos inclyendo mi esposa y disfrute como un enano de todo esto... ya de madrugada desprevenido, siento mi verga agarrada y chupada, un coño sobando mi boca intercambiandose con culo que claro encantado lamo., ya devrepente ponen mi verga agarrada de pie por asi decir y coño que entra y culo que entre., me estan follando ñas dos hijas y la madre con el padre ynhijos follando la mia que me dice: ay,ay mi vida me han agotado follandome toda la noche y mis hoyos ya estan iritados., hazlos parar ya y los explico la situacion y rapido untan sus dos hoyos con un liquido que dice la quito la iritacion pero no dejan de follarla... ya os contare otras peripecias pasadas en cambodia todas relacionadas en sexom y follar hasta la saciedsd.. seguira .. 2..

Autor: corsagreen Categoría: Intercambios

Leer relato »

Nuestra primera salida a un bar swinger

2022-01-24


Era un fin de semana como cualquier otro, Janeth comenzó a arreglarse a eso de las 8 pm, me preguntaba, que ropa se podría poner, me dio algunas opciones y por supuesto elegí su atuendo, era un vestido algo corto, permitía ver sus hermosas piernas y con un fuerte movimiento dejaba ver un poco de sus nalgas, se puso unos tacones que hacían ver sus piernas más torneadas. Eran aproximadamente las 11 de la noche cuando llegamos al bar, este de ubicaba en el centro, se llamaba el rincón de los fiesteros, entre nervios y sentimientos de todo tipo entramos, nos recibió el gerente del lugar y nos acomodó juntó a una pareja, nos preguntó que si era nuestra primera vez que visitábamos el lugar y dijo que la pareja con la que nos sentaría era muy agradable y la pasaríamos muy bien. Pedimos unas cervezas y comenzamos a charlar con la pareja, les contamos que era la primera vez que íbamos a este lugar y ellos dijeron que cada 15 o 22 días estaban ahí, se veía que hacían mucho ejercicio, cuerpo bien trabajado y la chica vestía muy sexy, nos dijeron que nos relajáramos que podíamos hacer lo que nosotros quisiéramos. Fue pasando el tiempo y fueron llegando más parejas, se veía que ya se conocían entre ellos, cuando acordamos ya estábamos bailando y de repente yo bailaba con una chava y Janeth bailando con un chico, todo iba bien y nosotros muy divertidos, las chicas se animaron y de subieron a una mesa especial con un tubo para bailar, tenía una vista increíble. Se podía ver un poco de las nalgas de Janeth y el chico con el que bailó estaba en primera fila junto a mi, tocando las piernas y nalgas de Janeth, me dispuse a hacer lo mismo, cuando se agachó aproveché y metí mi mano entre sus muslos y mis dedos se realizaron hasta su vagina la cual estaba empapada. Después de un rato nos regresamos a nuestra mesa y platicamos un poco de cómo la estábamos pasando, Janeth me dijo que estaba muy caliente, que el chico con el que bailó aprovechaba cada momento para acariciar su cuerpo y eso la puso muy caliente, la pareja con la que empezamos a platicar nos dijo que si queríamos conocer el cuarto oscuro, que había parejas, chicos y chicas ahí. Ya muy motivados por supuesto que fuimos a ver de qué se trataba, al entrar vimos muchas sombras, no se veía más que eso, pero se escuchaban gemidos, risas, susurros y claro la música de fondo. No pudimos caminar mucho, por qué había muchas personas, nos detuvimos y Janeth me dijo tómame por la cintura y no me sueltes, obedecí su indicación y me quedé así, no pasó ni un minuto cuando sentí que Janeth se movía, imaginé que se quería frotar contra mi, ella no decía nada, hasta que no aguanto más y escuché como se escapaban unos gemidos de su boca, escuchaba las pulseras que traía en su mano, baje mi mano por su abdomen y quise tocar su vagina, pero para mí sorpresa alguien tenía sus dedos dentro de su vagina, decidí dejarla disfrutar así que regrese a tomarla de la cintura y frotarme con sus nalgas. Cada vez la escuchaba más agitada y sus gemidos parecían gritos ahogados, como queriendo no hacerlo, hasta que seguramente no pudo más y parecía estar terminado ahí mismo, de pronto me dijo ya hay que salirnos de aquí, nos regresamos a la mesa pero yo estaba muy caliente ya quería coger, le dije a Janeth que si ya nos íbamos y me dijo que estaba bien, nos despedimos de todos. En cuanto nos subimos al carro y comencé a andar, abrió sus piernas y comenzó a masturbarse, me dijo que había sido delicioso, que en cuanto entramos al cuarto oscuro, se acercaron muchos chicos y sin poder decir nada, ya tenían sus pechos fuera tocándolos, besándolos y mordiéndolos, que sentía como varios metían sus dedos en su vagina, que tomaron sus manos para llevárselas a la verga de esos chicos, que los estuvo masturbando hasta que sintió como algunos terminaban en sus manos, dijo que había un chavo que tenía una verga enorme y que se acercó a su oído y le dijo que se la quería meter, pero estaba tan caliente que solo escuchar eso y sentir los dedos de él, la hizo terminar. En cuanto llegamos a casa, no hicimos más que coger y platicar lo que habíamos pasado, fue delicioso, me dijo que si se le había antojado mucho sentir esa verga enorme, que seguramente la abriría por completo, cogimos hasta quedarnos dormidos, desnudos en la cama, cuando desperté ella tenía un juguete en su vagina y seguía masturbándose, seguro recordando lo que vivió en la noche, así que l ayude hasta hacerla gritar de placer.

Autor: Anónimo Categoría: Intercambios

Leer relato »

Mi cuñada su esposo mí mujer y yo

2021-12-27


Hola a todos los lectores. Soy Camilo y todo empezó asi: Hace 2 meses atrás mí cuñada nos invita a cenar junto a mí esposa y su marido (Alan) una comida especial, ellos celebraban el 5to aniversario de su matrimonio. Tengo que reconocer que el físico de María paz mí cuñada siempre me ha calentado tiene 28 años yo tengo 32 años y tiene un culo que cada vez que la miro me dan ganas de penetrarla pero siempre tengo que desimular. Bueno ese día después de cenar y muchas copas de vino tinto, se nos fueron los tragos a la cabeza en la cual empezamos a hablar se sexo en la mesa de como nos gustaba y que hacíamos habitualmente con nuestras parejas, bueno ella decía que era muy buena para tener sexo anal que eso la volvía loca por nuestra parte igual le contábamos cosas íntimas como poses y cosas por el estilo. Ella usaba un vestido negro que se le marca la silueta de su cuerpo, mientras avanzaba la conversación remarcando más detalles del sexo, sus pezones se marcaban dentro de ese vestido. Mí señora también bien exitada sentada a mí lado en la mesa frente a ellos dos, me pone su mano izquierda en mí verga que estaba bien dura y empieza a tocarme por ensima de pantalón bueno yo tengo un pene de 19 CM y bastante grueso que es difícil de desimular cuando está erecto y eso me calentaba más dentro de la conversa, yo desimulado con mí mano derecha le tocó su vagina por debajo de su vestido mí señora no usa ropa interior cuando una vestido apretado, al meter mí mano me doy cuando que estaba muy mojadita y le introducía 2 dedos muestras seguía la conversa cada vez más caliente. Me fijé bien y mí cuñada con su marido hacían los mismo se estaban tocando y trataban de dicimular pero con las copas de vino todo era más elevado y cada vez había menos filtro. Mí cuñada propone un juego, tirar los dados en la mesa y los que saquen los menores números pagaban una apuesta. Nos miramos los 4 y nos pareció entretenido. Bueno ella se levanto de la.mesa fue por los dados, cada uno los lanzó y perdí yo y también mí señora sacamos los números más bajos. Bueno nos tacaba pagar, lo que ellos decidieran, mí cuñada propuso que hiciéramos una pose sexual en el sillón simulando teníamos sexo obviamente con ropa, bueno nos levantamos con mí señora se puso en 4 en el sillón y yo simulaba penetrandola y chocando mí bulto en su culo así varias veces, la miro y mí cuñada no paraba de tocarle el pene a Alan cada vez más fuerte y el tocándole su vagina cada vez más rápido. Volvimos a tirar los dados y perdi nuevamente pero esta vez con cuñada sacamos los números más bajos, mí señora con Alan se miraron pensando que nos pedirían, mí señora de una le habla en el oído a Alan planeando lo que nos pedirían el le responde en el oiedo también y mueven la cabeza aprobando lo que planearon. Mí esposa : ya hermanita tu y Camilo se irán a tu habitación por 10 minutos y lo que pasa en la pieza queda en la pieza no nos deben contar lo que pasó. Mí cuñada: bueno pagaremos la apuesta, pongan el conometro del celular para que suele fuerte cuando se cumplan los 10 minutos. Yo cada vez más caliente, me toma de la mano y me lleva a la habitación, cerró la puerta con la luz apagada quedamos frente a frente le pongo mis manos en sus tetas que solo las tapaban el vestido, sentía sus pezones duros. Ella más atrevida se arrodilla me saca el cinturón para bajar mí pantalon saca mí pene lo toca y me masturbaba poniéndolo en su boca así me pasaba la lengua en la cabeza así un par de minutos me decía Cuñadito que la tienes gruesa y dura que me lo metas todo ahora ya!! Se puso en cuatro ensima de la cama en la orilla y yo de pie, se levantó el vestido hasta la espalda y no tenía nada debajo y porfin vi ese culo rico redondito y blanquito. Le hablo las nalgas y empese a penetrarla primero entro suave y lento un par de veces para darle con fuerza y rápido, sus gemidos eran muy excitante. Saque mí pene de su vagina, me agachó y le pasó la lengua en su vagina y su ano así varias veces, estaba inspidos chupándole el culo y metiéndole los dedos en su vagina cuando se escucha la alarma de los 10 minutos, asustado me levanté me subí los pantalones acomodandome el pene bien parado y mojado aún con los jugos vaginales de mí cuñada. Ella hizo lo mismo se acomodaba el vestido para salir juntos mientras la alarma dejo de sonar. Al abrir la puerta del dormitorio vi a mí esposa ensima de Alan el sentado en el sillón y ella cabalgando en su pene gimiendo muy exitada, mí cuñada le dice: no perdieron el tiempo ustedes tampoco. MI señora mirando hacia atrás dijo: lo siento estamos haciendo lo mismo que ustedes en el dormitorio. sentada en la verga de Alan, vuelve a mirarlo a él y sigue moviéndose de arriba abajo sientiendo todo el pene del marido de mí cuñada. Maria paz se volvió a poner el cuatro ensima del sillón al lado de ellos, ella dándole besos a su marido mientras yo la penetro fuerte y duro tocándole el culo a mí esposa sentía con mis manos como se movía rápido. Saco el pene de mí cuñada y me puse en frente de mí esposa abriéndole las nalgas apunte a su culo y la penetramos entre los 2 con cordinacion el salía y yo entraba en su culo, mí esposa gritando de Placer mientras mí cuñada besaba a su marido tocándose y metiéndose los dedos, así estubimos arto rato. Le saco el pene a mí esposa del culo me siento al lado de Alan y mí cuñada se sube ensima mio igual que ellos y mí cuñada le decía a su marido: ven Alan penetrame por el culo también quero doble penetración. Alan saca a mí esposa de ensima suyo, se pone detrás de mí cuñada y de una vez la penetra por el ano y señora se pone al lado de el tocándole el pene y diriegiendoselo al culo de mí cuñada y con la otra mano tocando le el trasero, yo chupándole las tetas a María paz mientras le entraba mí pene apretado. Alan decía que tenías ganas de acabar sacando su pene del culo de mí cuñada y mí señora no dejaba de masturbarla hasta que saltó un chorro de leche el las nalgas de mí cuñada y en la mano de mí esposa. Que rico decía ella chupándose los dedos. Mí cuñada sin paras de montar en mí pene y poniéndome sus tetas de mí boca, mí señora le tocaba el clítoris hasta que explotó de exitacion acabando con gemidos muy fuertes. Se levanta se sienta a mí lado y mí mujer se sube ensima mio me toma el pene y se lo pone directo en su ano bajando de apoquito le entro todo hasta el fondo empezó a moverse rápido y mí cuñada le empezó a chupar las tetas y ponedole la mano en si clítoris (mí señora tiene 35 años y muy tetona ) no aguanto más y acabo gritando QUE RICO!!. Se salió de mí pene se sentó al lado de mí cuñada, me puse de pie mientras Alan intentaba poner su pene en acción masturbandose, ambas me lo empezaron a chupar cada una con una mano en mí pene hasta que saltó toda la leche en sus bocas, se fueron al baño juntas pasaron varios minutos miento yo y Alan nos mirábamos sin hablar y vistiendonos, salieron del baño ventidas, sin hablar ni nada tomamos nuestras cosas y nos fuimos a casa directamente. Llegando a casa nos acostamos sin hablar del tema y volvimos hacer el amor y sexo salvaje .. agotados nos dormimos Desnudos. Les agradeceria sus comentarios a: [email protected]

Autor: Grueso 69 Categoría: Intercambios

Leer relato »

Ella solo quería conocer y termino penetrada

2021-12-16


Tengo 45 años, Claudia mi mujer 38, ojos caramelo, buena cola y pechos medianos. Acordamos concurrir a un club de intercambios, alli conocimos a Carlos 35 años, Claudia se lo cruzo a la salida del baño. Ahora creo que el la vio interesante y la abordo. Pude ver como la besaba y acariciaba su concha, primero sobre su pollera, luego le introducia un dedo por debajo de su tanga. Ella no sabia que yo estaba observando, ella acariciaba su bragueta con desesperacion. Diez minutos mas tarde ella regresa a nuestro reservado, me comenta que charlo con un joven muy agradable, al que habia invitado a nuestro reservado. Al instante aparecio Carlos, su pantalon ajustado mostraba su inmenso pene aun erecto. Los tres nos retiramos a nuestra casa de fin de semana en las afueras de la ciudad. Claudia me juro que solo queria compartir juegos eroticos, sin penetracion. A lo que accedi. Ella lo invito al dormitorio, yo me fui a preparar un whisky. Yo miraba desde afuera, el la masajeaba, beso su boca, sus pechos, los pezones se hincharon, el siguio hacia abajo y comenzo a pasar su lengua, primero por fuera y luego muy adentro. Mi mujer gemia presa de un extasis que nunca se lo vi, Carlos se dio cuenta de esta situacion y comenzo a fregar la cabeza de su inmenso pene en la vagina de mi mujer. Su pene tendria unos 20 cm y muy grueso. A cada tanto Carlos intentaba penetrarla, la vagina pequeña de mi mujer no se lo permitia. El cambio de estrategia, se tiro de espaldas y ella jugaba montada. Solo la cabeza del pene en la entrada de su vagina. Carlos espero que ella lubricara bien y estubiera cercana al orgasmo. Tomo su pene, lo frego una y otra vez, sintio el estremecer de su cuerpo, abrio sus piernas, la tomo de la cintura y la penetro profundamente, un gemido y llanto de dolor se apodero de ella, lo que seria un juego termino en una profunda penetracion cuasi desfloracion. Carlos la puso abajo, la hizo suya, ella entre el placer y el dolor gemia, el acabo muy adentro, cuando se la saco mezcla de semen y sangre corria por los labios de su vagina...iba ser un juego...solo eso.

Autor: Claudio 60 Categoría: Intercambios

Leer relato »

Fiesta de Halloween en casa

2021-11-06


Como instructora de baile poseo un cuerpo muy bien moldeado, soy chaparrita y según mis admiradores estoy muy bien a mis 35 años de edad. Soy madre soltera y he tenido algunos romances fugaces por que decidí no relacionarme más sentimentalmente con nadie. Entre ellos tuve mis deslices con un amigo que tomaba clases conmigo. Yo casi no soy de no clavarme tanto en una relación por tanta decepción amorosa. Sucede que ése amigo tenía ya semanas saliendo y gozando conmigo y me invitó a una fiesta de Halloween en casa de otros amigos (clásico así somos, un invitado invita a otro y etc. etc. ). El caso fue que acepté y lo acompañé. Me quedé asombrada por la casa muy amplia y grande en donde se realizó la fiesta.No fue nada extraordinario en un principio. Música, baile, bebidas, la mayoría iba disfrazado aunque no había concurso. Solo se trataba de pasarla bien en la noche de Halloween. Me presentó a los anfitriones de la fiesta un matrimonio un poco mayores que nosotros pero lucían increíbles Araceli con un atuendo de Supergirl donde resaltaban sus caderas anchas, ella de mirada penetrante y sonriente, admito que me dejó sorprendida su energía y buena vibra que me pusieron nerviosa. Luis hacía pareja de disfraz con su esposa de Superman, el es alto y aunque no estaba musculoso se veía bien disfrazado del hombre de acero. Luis no dejaba de admirar mi cuerpo que resaltaba con mi gatubela. Mi amigo Mau se disfrazo de el zorro se veía enigmático con su antifaz. La fiesta aunque era de halloween no todos los invitados llevaban atuendos para la ocasión, pero nos divertimos bien. Ya casi al terminar la fiesta se me perdió Mau yo estuve platicando con Luis y algunos invitados después de tanto bailar. Me percaté que en un rincón en la parte de atrás estaban en pleno agasajo Mau y la anfitriona. Yo no me espanto fui muy clara con el de que entre nosotros no había compromiso. Solo que me sentí nerviosa de ver como sus manos sobaban las nalgas de Araceli y pude ver que bajo la falta su mallón azul tenía una abertura en la entrepierna. La cual era invadida por los dedos de Mau y ella muy excitada jadeaba diciendo que debían esperar. Regresé a donde quedaban algunos invitados, Luis sonrió y al parecer sabía lo que yo había visto. Mau al ser cuestionado donde andaba me dijo que sabía lo que había visto. Que si deseaba un intercambio de parejas esta noche sería la idónea, que no estaba obligada. Me inquietó saber que a Luis le gusté, eran obvias sus miradas. Se me mojo la panti cuando Luis me invitó a ver el gimnasio que habían montado en el tercer nivel de la casa. El pretexto ya estaba alusivo a que soy maestra de baile. Ante la sonrisa de complicidad de Mau me dirigía ala parte de arriba y me mostró los aparatos. Yo ya estaba excitada así que le pedí me dejara probar su aparato. Sonriendo me abrazó y me besó, yo de inmediato sobe sobre sus mallones de super héroe su paquete que ya estaba resaltando mucho. Me senté enfrente de la banca de hacer pecho y me trague su pene, que tenía tamaño normal, perfecto para mi. Quitándome el atuendo se quedaron al descubierto mis pechos que aunque más pequeños que los de su esposa se aferró a ellos como recién nacido. Ya muy excitados nos importó nada donde estábamos acostada sobre la banca me penetró y en frente del gran espejo del gimnasio podía ver como entraba y salía de mi su verga. Me hizo llegar muy rico y el terminó afuera de mi aunque llevaba puesto un preservativo que hábilmente se colocó y de lo excitada que estaba no me percaté. En la puerta estaba Mau y me preguntó que si me había gustado . Suspire solamente y le sonreí. Aunque los invitados se habían marchado la fiesta la continuaríamos en la alcoba de mis nuevos amigos. Yo antes le había comentado a Mau que era muy liberal y que lo hice con una pareja que tuve anteriormente junto con un amigo suyo. Así que para mí no fue tabú ver atraves del cancel donde me estaba duchando a Araceli que mamaba la verga de su esposo que estaba recargado en la pared del baño mientras que Mau la penetraba. Trataban de no hacer mucho ruido por temos a que sus hijas los escucharan, pero la ventaja fue que ellas siempre estuvieron en toda la fiesta con sus Iphone y manos libres puestos. Suponiendo que no nos escucharían pero debíamos ser discretos. Me moje de nuevo solo de ver la intensidad de penetración que le daban a Araceli y el choque de su enorme trasero con el abdomen de Mau. Y la fuerza para contener sus gemidos al mismo tiempo de que le chupaba golosamente la verga a su esposo. Verga que estuvo momentos antes dentro de mi. Me uní ellos y mientras cabalgaba a Luis sobre la cama observaba como hacía Araceli lo mismo con mi amigo. La luz del día nos sorprendió y prácticamente no dormimos. Ese fue mi primer intercambio forjamos una bonita amistad inclusive nos fuimos de vacaciones de verano juntos fue excitante ir de contrabando ya que el viaje fue familiar pero en las noches gozamos clandestinamente. Además de que gracias a Araceli experimentamos nuestro lado lésbico.

Autor: tapiadraz Categoría: Intercambios

Leer relato »

Nuestro primer intercambio

2021-11-06


Hola amigos me llamo Harold tengo 34 años soy casado con una hermosa morena hace 8 años mi esposa se llama Adela tiene 32 años tenemos un hijo Me atrevo a contar nuestra aventura esto sucedió un viernes sin planearlo hace un mes estábamos en casa bebiendo unas cervezas con mi esposa cuando llegó la mejor amiga de mi esposa con el esposo de ella nos pusimos a jugar poker y a apostar después nos fuimos a la sala a bailar un rato cada uno con sus parejas y empezamos a manosearnos con mi esposa nos besabamos con tal pasión que olvidamos que teníamos invitados la recosté en el sofá le abrí la blusa y empecé a chuparle sus tetas escuche gemir pero no era el gemido de mi esposa voltie a mirar y era la amiga de mi esposa también estaban es otra silla teniendo sexo su esposo la tenía en cuatro dándole duro como a perra mi esposa al ver tal faena se levantó y se quito la ropa yyo hice lo mismo ya éramos 4 desnudos en la sala de mi casa mi esposa se arrodilló me lo empezó a mamar y se acercó la amiga de mi esposa y también quería mamarmelo se quito mi esposa y la dejo que me lo mamara y ella se puso a mamar la verga del esposo de ella eso me éxito mas al ver a mi esposa mamar la verga de otro hombre después las pusimos en cuatro y empezamos a darles duro en esa sala era llena de gremidos y golpeteos de cuerpos siendo penetrados con rudeza yo trataba a la amiga de mi esposa como a puta como a perra y él esposo de ella igual a la mía me decía que rica puta tienes yo le decías la perra tuya es igual de rica a la mía les dábamos duro ellas solo gemian las volteamos boca arriba con las piernas hacia arriba y mi esposa me decía que verga tan rica que me estoy comiendo y yo le decía tu amiga tiene un culo muy rico nos miramos fijamente con mi esposa y nos dijimos que rico Después volvimos cada uno con sus esposas yo cogi a mi esposa la puse en cuatro y le empecé a dar por el culo ya lo tenía lubricado y dilatado por la culiada que le había dado el esposo de su amiga el tenía un verga no muy grande pero si bastante gruesa le dejó el culo de mi esposa bastante abierto mi verga es larga pero no tan gruesa con la de el le di hasta llenarle el culo de leche a mi esposa seguimos ala habitación y allí dormimos los cuatro desnudos y desde esa noche nos encontramos cada mes a repetir

Autor: Anónimo Categoría: Intercambios

Leer relato »

Compartiendo a mi esposa Jimena

2021-10-27


Mi esposa y yo ya habíamos tenido varios encuentros swinger y cada uno por su lado habíamos salido con otras personas, todo con el consentimiento del otro; pero ya se había vuelto muy rutinario. Una noche de viernes estábamos los dos en casa esperando a una pareja que nos visitaría, pero al final nos cancelaron así que nos quedamos con las ganas de hacer algo. No era aún muy tarde, por lo que decidimos irnos a tomar una copa a un bar pequeño, en realidad no buscábamos un lugar con mucha gente. Dentro del bar no habría más de 25 o 30 personas, era un lugar pequeño pero agradable al que nunca habíamos ido antes; había un grupito de Rock en vivo y una mesa de billar donde estaban 3 muchachos de unos 25 años. Mi esposa ya se había arreglado para la cita y aunque no andaba para nada vulgar, si traía una blusa con un escote enorme que le dejaba ver hasta prácticamente unos milímetros arriba de los pezones ya que no traía brassiere, traía unos jeans muy apretados y unos tacones rojos. Nos tomábamos una copa y no pude evitar ver las miradas que ella le lanzaba a uno de los muchachos de la mesa de billar, era un tipo alto, de barba cerrada y con el brazo izquierdo cubierto de tatuajes. Le pregunté si se había quedado con muchas ganas por la cancelación de la cita y me dijo que sí, inmediatamente noté la cara de chiquilla perversa que pone cuando está excitada, así que le dije que no dejáramos pasar la noche y le dije que se imaginara que uno de esos muchachos se acercara y le propusiera algo, ella de inmediato me siguió la idea y empezó a imaginar una historia súper caliente. Yo me prendí de inmediato y me levanté para ir al baño, pero antes le dije, pues sonríele a ver qué pasa. Me fui al baño y si tardé quizás unos 10 minutos, porque había bastante gente, cuando salí del baño miré hacia nuestra mesa y vi al muchacho de los tatuajes ahí de pie, platicando con mi mujer. Me escondí un poco y los dejé otro ratito platicando, pude ver que ella estaba muy sonriente y volteaba cada rato hacia el baño para ver si yo salía, al fin vi que ella sacó su celular y grabó un número en él y al terminar él se regresó a la mesa de billar. Al regresar con mi esposa, ella me contó todo; me dijo que él le sonrió y al ver que ella le respondió la sonrisa, de inmediato se le acercó, que era muy agradable, se llamaba Joaquín y que al final le había dado su número de teléfono. Yo pude ver que ella estaba muy excitada y a cada rato intercambiaba miradas con él. Ya alguna vez habíamos fantaseado con una situación similar, por lo que le dije que me iba a levantar de nuevo al baño y que debería de escribirle un mensaje invitándolo a irse con nosotros a un motel, ella se moría de risa, pero sé que en el fondo se moría por hacerlo, así que yo se lo propuse y me levanté al baño, y todo dependía de ella. Regresé y entonces ella me dijo que iba al baño, pero antes me dijo, “ve mi celular” ella se fue y yo abrí su whatsapp, donde encontré una conversación: Jime:-Hola, soy Jimena Joaquin:-Hola Tere, pensé que no me ibas a escribir Jimena:-Oye, ya le comenté a mi esposo y está de acuerdo Joaquín:-En serio? Jimena:-Si, vamos a algún lugar tranquilo Joaquín:-Y él no tiene problema? Jimena:-No, te digo que a eso vinimos Al leer esto me quedó claro que ella estaba realmente caliente, no solamente le había contado que éramos swingers, sino que ya le había propuesto irse con nosotros!!! De inmediato miré hacia el baño y los vi platicando, los dos muy contentos. Ella regresó a la mesa y me dijo que ya estaba todo listo, que yo decidiera a donde ir. Pedimos la cuenta y nos dirigimos a la salida, él nos alcanzó en el estacionamiento; en realidad si era un tipo agradable, de inmediato me preguntó si yo estaba de acuerdo, a lo que le dije que sí. Nos subimos a nuestro auto los 3, Joaquín en el asiento trasero. En cuanto salimos, Jime se volteó para platicar con él y me sorprendía lo desenvuelta que estaba, hablando con dobles sentidos, de sexo, etc. Me detuve en una farmacia a comprar condones y ahí se quedaron ellos dos, al regresar al auto le dije a Jime que se pasara con él al asiento trasero, así que se sentó junto a él en el trayecto al motel; me excitaba mucho ver sus risas y miradas cachondas por el espejo. Le dije a Joaquín que lo veía muy tímido y eso bastó para que se lanzara sobre mi esposa, se besaban con una pasión que me ponía al 100, aunque no podía ver exactamente todo lo que pasaba, claramente se veía que él le estaba besando las tetas. En cuanto llegamos al Motel, en la caseta me indicaban el número de habitación, pagué y nos metimos; cuando cerré la puerta eléctrica del cuarto ellos seguían en el asiento trasero del auto ella tenía la blusa abierta y los jeans a la altura de los muslos. Abrí la habitación y ellos entraron de inmediato. Ella se tiró en la cama y él sin perder el tiempo, le quitó los tacones y le sacó los jeans, que en ese momento ya estaban a la altura de las rodillas. Le hizo a un lado la tanga roja que traía puesta y empezó a hacerle un oral riquísimo. Yo me senté en un pequeño sillón dispuesto a disfrutar de la escena. Mientras él se comía la vagina de mi mujer, ella le arrebataba la playera y él le agarraba y apretaba las tetas como desesperado, Jime ahí tuvo un orgasmo larguísimo. Después del oral, le quitó la blusa, la tanga y la besó en cada pulgada de su cuerpo, la lamía y le daba pequeñas mordidas por todas partes, a lo que ella respondía con arqueos de su espalda, arañazos y gemidos. Él ya estaba desnudo y le acercó el pene a la boca, a lo que ella respondió como un imán, se lo metió todo a la boca, le daba unas enormes chupadas, le acariciaba los testículos, le jalaba el pene y se lo metía a la boca una y otra vez. Mientras él se ponía un condón, ella me pidió que me acercara, yo también ya estaba desnudo y ella se metió ahora mi pene a la boca. Ya con el condón puesto, Joaquín se acercó y empezó a penetrarla, así con ella boca arriba y mi pene en la boca, él le abría tanto las piernas que parecía que la iba a romper pero ella parecía disfrutarlo enormemente. Me subí a la cama y ella se dio la vuelta para seguir chupándome así que ahora él la levantó y la puso en 4 para empezar a cogerla ahora de perrito. Ella gritaba, lo veía a él y me veía a mí, parecía poseída. Me hice a un lado y dejé que él la siguiera disfrutando, la cambiaba de posiciones, le daba nalgadas, le metía los dedos al ano y ella cada vez se ponía más y más intensa. Ya había visto a mi esposa coger con otros hombres, pero nunca con esa pasión, con ese deseo en la cara, nunca soportando que la castigaran y que experimentaran con ella como si fuera un juguete. Por fin la penetró analmente y después de unos minutos se quitó el condón y se corrió dentro de su ano. Ella quedó exhausta, pero seguía tocándose la vagina pidiendo más pene, más castigo. En eso yo me levanté y seguí cogiéndola hasta que terminé dentro de su vagina. Era increíble verla en 4 con el ano dilatado, rojo y escurriendo semen pero al mismo tiempo su vagina completamente húmeda y con mi semen escurriendo hasta sus muslos. Ella se levantó y se metió a la regadera, que tiene los cristales completamente transparentes, solo se empañaban un poco por el vapor del agua; Joaquín al verla en la ducha se metió a acompañarla y de nuevo la hizo suya, ella se veía feliz mientras que la penetraban al mismo tiempo que el agua le recorría todo el cuerpo. Se fueron de nuevo a la cama y en total, él se la cogió 3 veces y yo 2. Por fin se cansó Jime cuando ya eran cerca de las 5 de la mañana, después de haberla cogido 5 veces, con sus genitales completamente rojos, el cuerpo y el cabello lleno de semen. Joaquín pidió un Uber y se fue, poco tiempo después nosotros hicimos lo mismo y llegando a casa me cogí a mi mujer una vez más. Después de 5 años de casados y de 2 años de vida swinger; nunca habíamos tenido una noche de tanto sexo como esa y pensar que todo fue gracias a una cancelación.

Autor: Anónimo Categoría: Intercambios

Leer relato »

Llevo a mi esposa a club swinger

2021-09-15


Hace tiempo he tratado de iniciar a mi esposa en el mundo swinger y después de tanto insistir convencí de ir a un club swinger a mi mujer, en esa ocasión que se había puesto un vestido bien pagado y cortito te veías bellísima y bien buena, llegamos y entramos nos sentamos en unos sillones que estaban cerca de la pista en media luna con 3 tubos para estripers los cuales estaban bailando 2 mujeres y un hombre, tu no querías ver decias que te daba pena, después llego otra pareja y sento en el sillón de enfrente eran una pareja de morenos de cuerpo atlético, nosotros ya estábamos disfrutando del show y tu te estabas tomando una bebida, estábamos abrazados y de pronto volteaste hacia la otra pareja y me dijiste mira amor se están cachondeando sin importar que haya gente, yo te dije así es en estos clubs amorcito aquí muchos vienen a hacer cosas que no se atreven en otros lados, tu observabas como se acariciaban, y yo también, al poco rato el hombre le saco las tetas y se las chupaba, tu te mordías los labios y apretabas mi pierna, después la mujer le estaba sobando por fuera de la ropa y le saco el pene que lo tenía bastante grande y tu me dijiste a poco hay así de grandes te quedaste sorprendida, la mujer comenzó a masturbarlo y chuparsela, tu tenias una de tus piernas sobre las mías y comenzaste a besarme y yo te acariciaba tu pierna, tu pusiste tu mano sobre mi pene que ya estaba duro, la otra pareja se quitó la ropa y el hombre puso en 4 a la mujer y la penetro, le entro todo ese pene grande tu estabas sorprendida y sacaste tus tetas del vestido y me dijiste chupamelas mi vida, yo lo hice y también subí mi mano hasta tu cosita y la tenías bien mojada al ver la escena de enfrente después me dijiste al oído quiero que me lo hagas aquí, quiero que me vean disfrutar, yo me bajé el pantalón y te subí el vestido te subí sobre mi y te lo metí estabas mojadisima y te movias bien rico, gemias mucho tal vez por la adrenalina del lugar ya que la gente observaba a la otra pareja y a nosotros teniendo sexo, me dijiste quiero darme la vuelta para ver como entra ese gran pene en la cosita de esa mujer, tenías curiosidad como algo así le cabía, tu subías y bajaba y disfrutabas mucho de pronto terminamos los dos y me quedé dentro de ti, y me dijiste fue una experiencia algo extraña pero me gustó, te bajaste tu vestido y nos sentamos y nos quedamos abrazados descansando.

Autor: Jluis Categoría: Intercambios

Leer relato »

El culito de Julieta y el de su mamá

2021-08-17


Yo estaba a mis anchas, Sofía estaba enloquecida por el sexo que manteníamos casi a diario. Me la chupaba un largo rato, luego su conchita me hacía los honores y finalmente su rotundo culo albergaba mi verga hasta los huevos. Julieta se anexaba en cuanto podía, ya era capaz con la práctica de recibir en su conchita tres cuartas partes de mi pija. Esto era cosa de todo momento libre de su Mamá. Karina, esa morocha que estaba para partirla al medio. Un culo precioso, turgente, durito y bien parado. A pesar de tener sexo casi todos los días con sus hijas, me seguía masturbando pensando en esas tetas, esa boca de labios gruesos, una locura para mi libido. Y para colmo venía a trabajar en unas calzas de lycra muy ajustadas, se le notaban bien los labios de esa conchita que parecía depilada, pero gordita. Debía ser una delicia si era como las de sus hijas. Y finalmente pude darme el gusto de probar toda esa humanidad. Mis padres finalmente habían avisado que se quedarían una semana más en el campo, que le avisara a Karina que por favor se encargue de la casa y si quería para que sea menos trabajoso, que se quedaran a dormir en nuestra casa, de esa forma podrían estar cómodas y además cuidar del boludo de su hijo, que seguro estaría haciendo cualquier cagada. Karina me defendió diciéndoles que me había portado muy bien, que sus hijas estaban muy contentas, y que no habría problemas. Ella se quedaría a hacerme compañía. Obviamente cuando cortó de hablar con mi madre, me mira y me larga, mira pendejo, acá se hace lo que yo diga ahora, tengo el mandato de tu madre. Así es que anda a limpiar la pileta, corta el pasto del jardín y saca la basura para que se la lleve el basurero. Sofía te ayudará. Y junto a mi compañera de sexo salimos para el patio, ella en bikini y yo en short de baño, limpiamos la pileta y aprovechamos a meternos al agua, estaba perfecta. Sofía ni lerda ni perezosa, se me arrimó y poniendo su culo arriba de mi verga, me dice, como me gustaría una metidita y bajándome el short liberó mi rabo que ya estaba pronto. Le bajé la bombacha y en medio del agua sin esperar más, se la metí toda de golpe, fue tal el empuje que la saqué casi en su totalidad del agua. Pegó un gritito, pero luego se apoyó en la pileta y se banco una cojida bien mojada. Era una máquina de coger. Antes de que pudiera acabar, ella ya lo había hecho dos veces. Cuando me estaba por venir se la saqué y la hice agachar, finalmente le eche la leche en su boca, ella lo recibió gustosa y hambrienta de más. Como su madre podía sospechar de no vernos salimos a la calle a dejar las bolsas con basura. Karina ya había preparado la comida y la mesa estaba servida. Nos sentamos los cuatro a comer, Julieta como siempre al lado mío, y enfrente Karina y Sofía. La verdad es que en los últimos días, a Sofía las tetitas le habían crecido un montón. Julieta no dejaba de tocarme con su piernita, y yo al tener a su madre enfrente, no atinaba a nada. Tenía miedo de que descubriera la cercanía y familiaridad con que me trataba la nena. Por la tarde, disfrutamos de la pileta con Sofía y Julieta. Y cerca de las seis de la tarde aparece Larina para meterse al agua. Había terminado de limpiar y tenía mucho calor, se aproximó enfundada en una malla enteriza que modelaba ese hermoso cuerpo de mujer bien plantada. En ese momento la deseé como nunca. Obvio que ella no me dió ni tronco de bola. Nadaba con una habilidad hasta felina se podría decir. Esas largas piernas, ese culo rotundo. Era demasiado para mí. Salí de la pileta y me fui al baño hacerme una tremenda paja en nombre de Karina. A pesar del sexo con SOfía y la paja que me había hecho, estaba muy exitado. Y ya estaba planificando para cuando nos fueramos a dormir, tenía pensado tener sexo con Julieta y Sofía mientras Karina dormía. Pero es cierto que ya mi alma estaba totalmente enviciada por el sexo y no pensaba en la implicancias o problemas que eso podía traerme. Solo quería ponerla en cuanto agujero encontrase. Y no tuve mejor idea que ir a la habitación de mis padres y rebuscar en la mesita de luz de mi Padre, yo sabía que el consumía "Viagra", y cuando las encontré me zampé una de 0,50 mg. Y me llevé otra para después. Claro a la hora tenía la pija que me explotaba, cuanto más veía caminar a Karina más grande se me ponía el rabo. Estaba poseído por el deseo de tener esa carne entre mis piernas. Les contaré que Karina hace tiempo que anda muy mal con su esposo, y Sofía me contó que hace como ocho meses que duerme en la pieza delas chicas y que no tienen sexo hace mucho. Eso obviamente era un aliciente para mí. Ya Karina había visto mi verga y no le había desagradado. Estoy seguro que le gustaría sentirla entre sus nalgas. Nos sentamos todos en el living a ver tele, al ratito Julieta estaba sentada sobre mi pija, la muy puta se había sacado la bombachita y estaba desnuda debajo de su faldita. Se acomodó bien con mi tripa entre sus cachetitos y comenzó lentamente a masturbarse en medio de la penumbra del living. Karina, medio cansada se adormeció en el sillón. Sofía se fue a bañar y me dejaron el campo libre para que me tallara a Julieta, Levantándola desde la cintura, paré mi pija y la hice sentarse, claro estaba mi pija tan hinchada que le costó entrar, se quejaba despacito para que su madre no se despierte, pero de a poco se terminó ensartando con la mitad de mi rabo, y en tres minutos ya había tenido su primer orgasmo. Siguió así por unos diez minutos y se hechó tres polvos la pendeja. Era ninfómana. Mi verga seguía totalmente enervada. Las venas sobresalían del lomo, nunca la había visto tan dura y gruesa. Sentía por dentro un calorcito importante. Y cosas de pendejo, me mastiqué la otra pastilla de "Viagra". Estaba seguro que esa noche se me daría. y si no me tendría que matar a pajas dentro de la bañera con hielo. Gracias a Dios no hubo necesidad de eso. Julieta luego de cojerme, se bajó de encima mío, se agachó y con su lenguita limpió bien la pija y se fue corriendo al baño a limpiarse. Cosa de no creer esta píbita de siete años, que le gustara tanto el sexo. Me quedé solo en el living con Karina, que respiraba pausadamente, relajada, descansando, en el ambiente había un olor a semen y sexo terrible. Y perdí la cordura, me fui aproximando lentamente a lella, y no pudiendo resistir, con mis dos manos tomé esos hermosos pechos y comencé a acariciarlos. Prontamente los pezones empezaron a responder, se pusieron duros y estiraron la tela de la blusa, sorpresa, no tenía puesto el corpiño. Me apoderé de esas tetas y las sobaba despacito, ella dormida se movía despacito, gemia tranquilamente, posiblemente creía estar soñando parece. Bajé lentamente mi mano y me aproximé a su chuchita, esperando encontrar un papo peluo, pero estaba totalmente depilada, y saben qué, ya estaba humedecida, estaba excitandose, tenía la conchita babosa. Encontré su clítoris, y se masajee lentamente, ella se acomodó mejor, y habrieno las piernas me permitió mejor acceso a su concha. Yo estaba en el cielo. No contento con eso, muy despacito me fui deslizando hacia abajo, siempre tocandola, excitándola, y logré llegar con mi lengua a su entrepierna, y lamí dentro y fuera de sus labios, tomaba su clítoris en mi boca como un chupete, y Karina gemía y gemía. De repente siento un tirón de pelos y me levantan la cabeza. Karina se había despertado por completo y me encontró tomando agua de su fuente. Al principio en sus ojos hubo sorpresa, luego un conato de enojo. Yo me paré y simplemente le mostré mi monstruo. Estaba pletórico, tenía como 23 cms de largo por unos ocho o nueve de lomo, las venas parecían mangueras de riego. La cabezota parecía una ciruela grandota y morada. Claro con los dos viagras que me había tomado estaba a mil. Sin hablarle, le fui aproximando la verga a la boca, ella hechó hacia atrás la cabeza como rehuyendo el contacto con mi glande, le apreté una teta, se la sobé y vi como en sus ojos cambiaba la determinación. Y sin mediar palabras, tomó mi pija y abriendo esos hermosos labios, engulló parte del tronco, parecía posesa, intentaba meterse todo el trozo dentro, le llegaba a la garganta y todavía quedaba media pija afuera. Yo mientras tanto ya le tenía tres dedos metidos en la concha sobandola, sus jugos corrían por sus piernas. Su bombacha estaba totalmente impregnada. Se la notaba estrecha, de labios cerrados. Me la chupaba de una forma especial, no solo succionaba, sinó que esos labios hacían la delicia de las caricias. Yo estaba tan caliente que mi rabo no tenía sensaciones que presumieran que iba a acabar. Empecé a bajarle la bombacha, ella levantó su culo para que la prenda saliera más comodamente, me inqué entre sus piernas y le pegué una chupada de concha que enseguida hizo se viniera, una acabada monumental, salían jugos por todos lados, era una cascada de líquidos. Yo me tomé todo lo que puede, pero me rebalsaba la boca. Aprovechando ese momento y antes de que se arrepintiera, centré mi verga entre sus labios gordos y la acometí, en el primer inteto entró la mitad y al segundo caderazo le metí los 23 cms. chocando con su útero. Gimió y me arañó las nalgas. Se la saqué toda y de una la volví a empernar. Tenía la cueva estrecha en serio, muy apretada, pero estaba tan lubricada que yo sentía rozar la cabezota contra las paredes de la vagina. Ella tenía los ojos cerrados y me abrazó con sus piernas, me empujaba cada vez más adentro de ella. Estuvimos así como cinco minutos, yo le daba caña larga, se la sacaba toda y volvía a metérsela toda, hasta el fondo. Cada embate era un quejido de gozo de Karina. Pasado el momento inicial, se la saqué y la hice ponerse a cuatro patas de frente al sillón, y se me apareció ese hermoso culo, redondo, ya sn nada que se interpusiera entre el y mi pija. La ensarté hasta los huevos, machaca que te machaca. Ella empezó a gemir más fuerte y volvió a acabar dos veces. Para esto le ensalibé el agujerito del culo, le metía el dedo pulgar hasta el fondo y ella no se mostraba molesta, más saliba y dos dedos en el culo mientras seguía empjando mi cabezota dentro de su concha. Cuando le metí el tercer dedo quiso arisquear, dando vuelta la cabeza y con ojos desenfocados, llenos de lujuria me mira y me dice, ni se te ocurra, nunca me la metieron por el culo, y tu pija es muy gorda. Junto al viagra de mi padre, también había tomado el gel lubricante que El usaba para hacerle el culo a mi madre. Sin escuchar sus quejas, mientras seguía bomberando su concha, le embadurné el agujero del orto con bastante gel y con tres dedos, le pajeaba el culito y se lo llenaba del gel. Al ratito ella comenzó a gemir, y a empujar en contra de mis dedos que se encontraban en su ojete queriendo metérselos más adentro. Dandome cuenta de ese momento, sin avisarle, saqué mi badajo, y abriendo bien sus cachetes le inserté la cabeza de la verga en su esfinter, pasaron limpiamente los primeros cinco centímetros de rabo antes de que ella pudiera reaccionar queriendo cerrar su culito, Ya era tarde, pegó un gritito, y con sus manos empezó a empujar queriendome sacar de adentro de ella, yo tomándola bien de las cadera empujé y ensarte el resto de mi tripa en ese virgen culo. Mis huevos chocaron con sus cachetes. Apretaba mucho, me dolía la verga de tenerla tan apretada en ese canal, pero aguanté a pie firme, sentía latir la cabeza de michota, su culo apretata y apretaba. Ella gemía suavemente. Yo quietito, esperando que su canal se acostumbre a mi badajo. Lentamente se fue relajando,y yo comencé con mi vaivén. Primero unos poquitos centímetros y al ratito ya le corría toda la verga desde la cabezota hasta los huevos. Ella puteaba, gemía, gritaba y pedía más a gritos, me decía, pendejo cabrón, hijo de mil putas me rompes el orto, y de a ratos gritaba, dame más, quiero más. Llename de leche el culo y se agitaba como poseída. Y de repente le corrían jugos desde la concha, la muy guarra se había venido. No aguanté más y le llené el agujero de leche, no terminaba más de acabar, ella seguía pechando en contra de mis testículos. Mi verga no se doblegaba, estaba como al principio, ella quería seguir empernada, de repente un ruido nos sobresalta, era Julieta que desnudita y toda chorreada por sus jugos, se acostó al lado de su madre y mirándome me dice, quiero que me la metas a mi también en la colita. Su madre medio aletargada por la cojida no lo podía creer, yo tomé el gen lubricante y poniendo a la nena boca abajo en cuatro patas, le comencé a untar gel en su culito, dos dedos, luego tres, para mientras a su madre la seguía bombeando hasta el tronco, cuando Julieta ya estubo lista, sin pedirle permiso a la madre, se la saqué, se la apoyé en el agujerito a Julieta y le metí la cabezota de una. La pendejita gritó como una guarra, yo seguí empujando y lentamente los 23x8cms. se fueron perdiendo dentro de ese estrecho túnel. La madre miraba con ojos agrandados como su hija se tragaba tamaña pija, y yo bombeaba y bombeaba, la llegaba a levantar del sillón. La hice girar usando mi verga de guía y quedó de frente a mí, le levanté las piernitas sobre mis hombros y la seguí llenando, Julieta pasado el primer momento de dolor, aceptaba la pija mejor que su madre, solo suspiraba y gemía. De repente le llegaron los orgasmos, cuatro, uno trás del otros. Su conchita era un lago de jugos vaginales. Se la saqué y el tunel de su culo era impresionante lo estirado que estaba, cuando quiso comenzar a cerrarse se la volvía meter hasta las bolas. La madre imploraba que se la saque y Julieta pedía más. En ese interín Sofía alertada por los gemidos y grititos entra al living, y encuentra a su madre mcon el culo todo salpicado de leche y gel, a su hermanita empernada patitas al hombro, no lo podía creer, rápidamente se aproximó para participar, eso colmó mi estima y retirando la pija del culo de su hermana, se lo puse en la boca, ella me hizo una mamada espectacular hasta que llegué al climas por segunda vez, la leche que echaba mi verga salpicaba por todos lados. En la cara de Sofía, en la panza de Julieta y en las nalgas de karina. Todavía con la pija a medio parar, me aproximé al culo de Karina y volvía meterme en él. Ella no dijo nada, solo miraba a sus hijas y de repente suelta, que esto no se les haga costumbre!!!!!!!! Solo los fines de semana cuando no haya escuela. Y los tres nos largamos a reir. Tenía asegurado el sexo por mucho tiempo. Karina, Sofía y Julieta se abrazaron, y juntas se me tiraron encima haciendome caer de espaldas. Karina se aduenó de mi verga junto a Sofía, Julieta ni lerda ni perezosa me puso su conchita en la boca. Y volvimos a iniciar la secuencia. Gracias "Viagra"!!!!!!!!!!

Autor: Anónimo Categoría: Intercambios

Leer relato »

Inicios de una hotwife

2021-08-17


Por fin puedo decir: "tengo una hotwife", aunque mi esposa ya había tenido una experiencia estando con otra persona hace varios años, no había podido convencerla que lo hiciera nuevamente con mi pleno conocimiento, pero por fin después de varios meses, tal vez años, se convenció que podía y quería hacerlo. Debo aclarar que no estábamos mal en la relación, pero después del primer suceso el sexo ha sido más gratificante para ambos. Somos pareja de 15 años juntos y aunque habíamos fantaseando con realizar tríos, no había logrado convencerla de hacerlo, decía que se sentía que me traicionaba si estaba con otro hombre. Ella me había contado que en su trabajo habían varios que le tenían ganas, en la cama fantaseábamos con que ella estaba con alguno de ellos y nos ponía muy calientes. Les contare la primera experiencia que tuvo con un ex compañero de trabajo, esto paso hace algo más de un año y es que aprovechando que tuvieron que contactarse por una información de trabajo, empezaron a charlar más seguido, mi esposa me conto que era uno de los que le tenían ganas a ella y me confeso que ella también le tenía ganas. Yo le propuse que intentara insinuársele para ver si picaba y así fue, comenzó a responder los estados de forma morbosa y llegaron al tema de sexo, hasta que él le propuso tener un encuentro sexual al que ella accedió. El cito a mi esposa para que después del trabajo llegará a un lugar donde el la recogería en su carro y se irían a su apartamento para poder estar juntos, mi esposa me contaba detalladamente, pero con algo de miedo, el cómo iban concretando la cita, así fue como llego el día y ella salió de casa rumbo a encontrarse con su amigo. Me conto por teléfono que iba muy nerviosa y ansiosa, que sentía algo de nauseas porque pensaba que me estaba siendo infiel, pero que estaba decidida a cumplir la fantasía así fuera solo una vez. Llego donde su amigo y perdimos comunicación por unas cuantas horas, pero después tuve un relato completo de lo que paso en este tiempo: Tal y como habían quedado llego al lugar y el en su carro ya la esperaba para ir al apartamento, en el trayecto solo hablaron de hace cuanto no se veían, pero al llegar al apartamento él cambio y se le lanzo encima, ella iba aun con su uniforme de trabajo, al inicio cuando intento besarla le rechazo los besos, pero al ir empezando a quedar desnudos se sintió más en confianza y excitada por lo que iba a hacer que se dejó llevar, mi esposa tiene una forma particular que le gusta poner los preservativos con la boca mientras hace un oral, lo cual a él lo puso aún más caliente y casi se viene enseguida, la levanto la puso de espaldas y la hizo suya, ella en su mente no podía creer lo que estaba pasando, estaba con otro tipo con permiso de su esposo, busco la forma de tomarse una foto para tener la evidencia pero no encontró su celular, además ya la excitación del momento no la dejaron pensar en nada mas sino en disfrutar la verga de su amigo y entregársele completamente, la pusieron en varias poses, ella se puso en cuatro que es su posición favorita conmigo y el no tardo mucho más en venirse. Cuando terminaron él se levantó y se fue a fumar, ella pensó que era un cigarro normal pero resulto ser algo de hierba para tomar fuerzas, por lo que no tardo en buscarla nuevamente, ella en este momento se sentía una completa puta y pensaba como disfrutaría yo cuando llegara a casa usada por otro hombre, el intento penetrarla por el culo pero no se dejó, ese espacio es solo para mí, jajaja, por lo que decidió sacarse el condón y venírsele en la espalda, al terminar ella se limpió y se quedaron sentados hablando un rato, ella ya se sentía algo cansada y pensaba que era tarde para regresar, él le dijo que la acercaría hasta nuestra casa para que no se afanara, además quería una última vez y ya estaba listo, ella se percató que él no se había puesto preservativo aun pero tenia ganas de llegar a casa vuelta una Puta completa, se puso en cuatro y se dejo llenar completamente de la leche de su amigo, después de eso se vistió y le pidió que la acercara a su casa, el le ofreció una ducha pero ella se negó, quería llegar oliendo al semen de otro para su esposo. Cuando llego a casa venia cansada pero dispuesta a cumplir con sus deberes de hotwife, se empezó a desnudar mientras me contaba lo que había pasado y como venia chorreando aun la leche de otro, esto me puso muy caliente y no dude en tirármele encima para llenarla mi leche también, ella olía completamente a sexo y se sentía aun mas cada vez que la embestía con mi verga, ella me decía entre sollozos: "dale mas duro a tu puta que viene con la leche de otro, no era lo que querías?", fue una noche muy intensa, mejor de como lo habíamos imaginado, después de varias folladas me pidió que la dejara descansar, pero que prometía que no seria la ultima vez.

Autor: Chexxter Categoría: Intercambios

Leer relato »

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!




Todo relacionado con: relatos swinger, historias swinger, relatos de parejas swingers, relatos porno swingers, reales, gratis