Relatos Eróticos de Infidelidad ❌Sin Censura❌


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


VER CONTENIDO PROHIBIDO




Mi cuñada la flaca

2024-02-20


Mi cuñada la flaca Parte ***1 Que tal nuevamente su amigo Junior, con una historia que dividiré en dos partes con mi cuñada la flaca. Mi cuñada, la menor de cuatro hermanas, tiene 19 años y en mi gusto personal es una vieja que me encanta, es delgada, chiches chiquitas, cinturita rica, pero tiene unas nalguitas bien paraditas, dios mío nomas de acordarme se me pone dura, yo 26, complexión media, no gordo, con una buena herramienta que dios me dio. Mi cuñada y yo siempre tuvimos una relación digamos distante, lo que si es que cada que iba a casa de mi suegra que es donde ella vive, siempre se paseaba por la casa con esos clásicos mini short de tela delgadita y una blusita de tirantes que tenía siempre que acomodarme la verga hacia un lado para que no notaran como se me ponía de dura. Mucho tiempo mi cuñada siempre fue motivo de mis jaladas, siempre la veía con esa carita de mosca muerta, reservada siempre en su cuarto pero algo me decía que era una vieja bien cachonda y que le encantaba la verga. Por azares del destino ella entro a trabajar a la compañía donde yo trabajo, estábamos en la misma oficina y seguido le daba aventón a su casa o pasaba por ella, ella se hizo novio de la misma empresa ya saben amor cariños mimos todo eso, mi esposa y yo acabamos de tener una hermosa pequeña por ende como podrán entender estaba yo siempre con la verga parada por lo de la cuarentena. En una ocasión estaba en la oficina con el Facebook abierto y me estaba escribiendo ... ... con una putita que siempre estaba disponible para un buen palo, ya saben conversación para planear una buena cogida, le mande fotos de mi verga bien parada (19 cm y bien gruesa no es por dárselas a desear) y bueno cometí el error de ir a comer y no bloquear mi computadora, cuando regrese de comer no preste importancia volví a lo mío, en fin el día termino sin contrariedad. Al final del día y como era costumbre le di un aventón para sacarle del parque industrial ya que por aquí no pasan ninguna ruta de camión urbano y luego los Uber tardan mucho en llegar, cuando íbamos de camino ella iba mas seria de lo común, me dijo que quería hablar con migo cuando justo estaba por bajarla en una plaza conocida de la ciudad donde ella toma su camión, le comente que si era importante y podía esperar y me dijo que no, que era mejor que lo habláramos en ese momento, así que estacione el coche y le dije que fuéramos por un café igual tenía varios correos aún que enviar y para que bajara el tráfico podría perder tiempo ahí. Cuando nos sentamos en el café le dije que quieres decirme. F (flaca): Oye sin querer hace rato cuando te fuiste a comer estaba buscando un cargador en tu escritorio y vi que dejaste abierta una conversación, leí un par de mensajes y me gano la curiosidad aparte pues eres esposo de mi hermana. J: Por qué revisaste mis cosas?? no tenías por qué, eso es privado. F: Si y perdón pero por que le quieres poner el cuerno a mi hermana, acabas de tener a tu hija?? J: ...... No le quiero poner el cuerno, mira no tengo que darte explicaciones pero pues no sé si sepas que después de que una mujer tiene un hijo dura algunos días sin que podamos… ya sabes, tener sexo y pues yo tengo mis necesidades!! F: Ahí y apoco no te puedes aguantar?? aguántate o jálatela tu solo yo que sé! J: Bueno exis, no tenías que haber visto eso, aparte no puedes decir nada por que ver conversaciones ajenas te pueden correr. (La verdad no estaba seguro si si la podían correr, pero como aún ella esta joven y un poco verde creí que podía asustarla) F: Oye y otra pregunta, vas a decir que a mi que me importa pero apoco las fotos que le mandaste a la tipa si son reales?? J: A que fotos te refieres?? F: A las fotos que le enviaste de tu pene (lo dijo toda penosa jaja) J: Si son fotos de mi "pene" F: En serio?? se veía bien grande, ha de ser por la cámara. J: Si tu lo dices!!! Ese día al final entre otras cosas que nos dijimos termino, al siguiente día no fui por ella, esperaba que en cualquier momento mi esposa me reclamara pero no, asumí que no dijo nada, ya estando en la oficina que cabe mencionar que éramos muy pocas personas, por el tema de la pandemia la mayoría de las personas está trabajando home office solo los de tareas criticas estábamos viniendo diario. Ese día en la mañana el saludo de todos los días pendiente ya saben, yo sentía que ella de reojo me observaba raro, después de un rato fui un cuartito pequeño donde están un par de ... ... cafeteras, cuando me estaba sirviendo café ella entro a servirse también, ese día iba vestida con un pantalón de mezclilla que hacía que se le marcara su culito paradito. Cuando estábamos sirviéndonos café me pidió disculpas me dijo que no tenía que ver mis cosas y que al final era tema de pareja, pero que pensara bien las cosas que había otras formas de satisfacer mis necesidades y eso, yo le comente que soy muy cachondo y pues de alguna forma tenía que saciar mis ganas!! en eso me dijo lo siguiente: F: Oye y ya en verdad, si la tienes así como en la foto? me quede impactada si se ve grande y muy gruesa mi novio no la tiene así. (Era su primer novio) J: Si si la tengo así, de echo ahorita mira como ando hasta me duele. F: Hay dios, mira por qué estás así, ve al baño. J: Y si me ayudas un poquito? F: Claro que no, esto está mal, aparte eres mi cuñado!!! En eso se da la vuelta para servirse el café y dije chingue su madre, vamos por todo, y le repegue la verga en sus nalguitas, la abrace por atrás y le dije en el cuello: J: Andale nomas poquito, nadie se va a enterar, de ir con otra vieja mejor tu así le ayudas a tu hermana. F: Hay...esto está mal!! no sigas porfa En eso empecé a agarrarle sus chichitas por arriba de la ropa, ella instintivamente me agarro la verga por arriba del pantalón. F: Hay si se siente bien grande. J: Si, así me la pones tu. En eso le metí las manos por abajo de una blusa holgada que llevaba, también por abajo de su ...... bracerito que traía y empecé a agarrarle sus pequeñas chichitas y a estirarle sus pezoncitos que estaban duros. F: ahhh! no mames, nada mas te la voy a jalar pero no me la vas a meter y nadie se tiene que enterar. J: Nadie se va a enterar chiquita estas bien cachonda también, ya te hacía falta. En eso aún de espaldas, le metí la mano en la entrepierna y pude sentir por fin su rica panochita, me sorprendió que no tenía ni un solo vellito el pendejo de su novio no ha de saber ni qué hacer con semejante mamacita, a su vez ella también me saco la verga y me la empezó a jalar. F: ahhh que rica la tienes, si está bien grande. J:Tu estas bien mojadita mamacita estás bien rica. F: Ahhh así cuñado así, méteme los dedos. En eso la recargue de frente a la barra de la cocina, con la carita en la barra y sus piernas colgando hacia abajo, sabía que no había mucho tiempo, le baje sus pantalones, traía unos boxercitos negros que le apretaban bien rico las nalguitas, también se los baje, después me incline y empecé a mamarle la panocha y el culito que se veía bien apretadito al mismo tiempo que me estaba dando unos jaladones de verga!!! F: ahhh así cuñadito así, que rico ya no aguanto voy a terminar. J: Que rico cuñadita vente en mi cara!! Continuara!!!

Autor: RicharBrecker55 Categoría: Infidelidad

Leer relato »

Le puse los cuernos a mi marido y me convertí en la puta de varios

2024-02-20


Con la hija de mi amiga la hice mi puta Una tarde fui a vicitar a mi amiga laura pero ella no se encontraba en casa estaba su hija belen Asi que me.quede ablando con ella por un buen rato y salio el tema de que yo trabaje como fotografo Asi que me dijo como era ese trabajo y le fui comentando y ella me pregunto como aria para que me vea sexy Yo le dije no lo puedo explicar tendria que acerte una seccion de fotos para que vivas la experiencia Ella me dijo bueno empezemos asi que empece a sacarle unas cuantas fotos con distintas poses sexy a ella parecia gustarle Asi que le dije queres hacer fotos mas sexy para venta de lenceria erotica ella se exito pude verlo en sus ojos Me dijo que si como seria asi que le dije como seria ella llevaba puesto un jeens y una musculosa blanca Asi que le dije que se baje el jeens y me muestre su tanga hicimos unas fotos luego le dije bueno y ahora como me vas a pagar? Jaja Ella me dijo nose que queres le dije unas fotos sexy ella me dijo quedate con la que te guste yo le dije no yo te digo como bueno dijo ella Asi que hice que se ... ... baje la tanga yo ... ... la ayude podia sentir su piel como se ponia cuando la rosaba Despues ella hizo todas las poses que le pedi y por ultimo me acerque y ella me beso la lleve a la cama ella empezo a chuparme la verga Despues de un rato la puse en cuatro y le di por la vagina a los pocos minutos se mojo toda yo se la quite y se la puse por el ano Le di uno 20 minutos despues la di vuelta y volvi a metercela por la vagina se la meti hasta que ya no pude y acabe en ella Ella me dijo que no se cuidaba y ya abia acabado en ella asi que espero no quede embarazada Nos cambiamos y a la media hora llego laura con pilar la hija de belen me quede ablando con laura belenme saludo con un beso en la mejilla y se fue con su hija me dijo un placer charlar con vos espero verte mas seguido Laura se di cuenta enseguida y me dijo hijo de puta te cogiste a mi hija tambien yo le dije bueno no lo pude evitar ademas es hermosa como la mama Por que con ella solia coger seguido pero despues fue mas fuerte la amista sin derecho Bueno amigos les dejo como.siempre unas fotos espero les guste

Autor: RicharBrecker55 Categoría: Infidelidad

Leer relato »

Que rica cogida medio el de la farmacia

2024-02-20


Que rica cogida medio el de la farmacia Transcurria la mañana cerca de las 8:30, yo estaba aun acostada con mi bluson y un comodo y pequeño biker de encaje, de pronto mi madre me llamó, m*****a por lo temprano y exagerado del llamado me levante y camine hasta su recamara, ahí me pidio fuera a la farmacia contigua por unas pastillas pues le dolía el cuerpo y temía que fuera a enfermar de gripe, proteste que no estaba vestida para salir y que mandará a mi hermano pero ella argumentó que él había salido muy temprano, así que tuve otra opción, me dijo que cuando regresara le subiera un vaso con agua. Malhumorada salí de su habitación y me dirigía a la mia a vestirme, de pronto me dije por que no salir así la farmacia esta al lado y Don Gerardo nos conoce desde pequeños, así que cepille mi cabello con mis dedos, tome el nombre del medicamento y salí unicamente en mi blusón que cubria hasta la mitad de mis piernas. Miré a ambos lados de la calle desde el portón, no había nadie en la calle y la farmacia estaba abierta como de costumbre, dí el primer paso fuera de mi casa, sentia nervios y algo de excitación debo admitir, al caminar en la acera me percate que con cada paso se me subía un poco el blusón, por lo que caminé más lento. Entré a la pequeña farmacia de Don Gerardo y golpee el cristal como siempre, pero el anciano no salía, toqué más fuerte y aun nada, me recargue en el mostrador y grité su nombre, de pronto escuche unos pasos detrás de mí, ¡había olvidado que ... ... traía el blusón! rápidamente me incorpore, aun que sabia que ya era muy tarde, completamente avergonzada volteé y lo vi, un chavo de unos 25 años, de aproximadamente 1.79 de alto, aletico, con una pequeña barba que aumentaba los razgos fuertes de su rostro, tenía unos fantásticos ojos color miel clavados en mi, pelo un poco largo peinado hacia un lado sin nada de gel, llevaba puesta una bata sobre una playera negra en cuello V pegada a su torneada figura, me quería morir de la vergüenza. Se acerco y me preguntó ¿qué necesitaba? yo no podía contestar estaba perdida en sus ojos profundos y seductores, alcancé a balbucear Don Ger, cuando me ahogué con mi propia saliva, parecía una niña de 15 años, que jamás había hablado con un chico guapo, el hizó un gesto de risa y yo quería que me tragase la tierra. Una vez terminado mi ataque de tos, le dije que buscaba a Don Gerardo, él se presentó como Julián su sobrino y que estaba encargado por ese fin de semana de la farmacia, pues su tío había salido de la ciudad, mientras lo decía no dejaba de cambiar su mirada a mis piernas, al inicio me sentía cohibida pero después de unos momentos comenzó a gustarme ese jugueteo, así que le cotinué la platica por unos momentos, finalmente le pedí el medicamento y me di cuenta que no había sacado dinero, así que le dije que en seguida le traía el dinero, él sonrió y me dijo que podía pagarle con un beso, mi corazón se acelero de nuevo, me sentía algo excitada, a mis 23 años no me sorprendían ese ...... tipo de comentarios pero había algo en ese chico que me convertía en una pequeña inocente. Sonreí y salí del local, ví que el también se salió detras, recorde como el blusón se levantaba al caminar y decidí provocar un poco más al tipo por lo que caminé contorneando la cadera ligera y sensualmente, sentía su mirada fija en mi, no me atrevía a voltear, el viento pasaba por mi entrepierna, sabía que el blusón estaba a punto de llegar a mis gluteos, cuando llegué al portón, giré y lo vi recargado en la pared mirandome fijamente. Entre y me recargué en la puerta, estaba muy excitada, mi corazón estaba latiendo a tope y mis pezones se sentían algo rigidos, corrí a la cocina y serví el vaso con agua derramandola mojandome un poco, subí corriendo tratando de tenr fresco en mi mente su mirada, entre a la recamara de mi madre y le di las pastillas, ella me dijo que ya que solo estabamos nosotras dos no se levantaría hasta la comida, le dije que estaba bien y salí de su cuarto, tome algo de dinero y decicí no cambiarme para irle a pagar como él lo deseara. Al llegar a la puerta la cerré y entre a la farmacia, le dije -Ya ves, si volví para te cobres. El sonrió y me dijo -Pues tu diras- En un tono muy seductor, me había regresado la jugada, se acercó a mi al otro lado del mostrador y coloqué el dinero sobre la vitrina, estaba muy excitada y decidí que esta oportunidad no se me iba a escapar, asi que me recargué sobre el cristal y mis pechos colgaban dentro de mi blusón, ... ... al tomar el dinero él los vió y después me miró fijamente, no se necesitaron más palabras, se dió la vuelta del mostrador y bajo la cortina, se me acercó, olía riquisimo, y me tomó de la cintura con sus manos, se inclinó un poco y me comenzó a besar, su lengua se enredaba con la mía muy eróticamente sus manos recorrían mis caderas levantando el blusón, hasta que las sentí rozando mi piel, le quite la bata y toqué sus duros brazos, delgados y torneados hasta llegar a su amplia espalda, él tomó mi blusón y lo sacó de mi, enseguida volvió a colocar sus labios en mi boca, mis piernas perdian fuerza mientras sus manos llegaban a mi espalda baja y separaban el resorte del biker de mi piel, y comenzó a besarme el cuello bajando lentamente, sientiendo su barba recorrerme hasta llegar a mis pechos, besandolos y pasando una de sus manos dentro de mi biker, separando con sus dedos mis nalgas, mis manos se pasaban entre su cabello, y mi boca no dejaba de salivar, lo mismo con mi vulva, me sentía muy calientebaje mis manos y tomé su playera y la deslice hasta dejar al descubierto sus pectorales marcados, él abrazo y nos dirijimos detràs del mostrador, lo senté en una silla y comence a chupar su cuello, asegurandome que mis pechos rozaran su cuerpo puse sus manos a los cosatados detenidas con las mias y continúe mi camino lamiendo su abdomen y su vientre tome el cinturon y lo desabroche al igual que sus jeans, tome el resorte de sus boxer con mis dientes y lo deslice un poco hacía abajo ...... mientras mi mano buscaba su pene, al encontrarlo duro y grande lo sujete con mi mano entera y él se levanto un poco para quitar la ropa. Besé su entrepierna y la base de su miembro, pase mi lengua húmeda y caliente por todo su tronco duro y con varias venas marcadas, hastas que llegue a la punta, deslice mi mano hacía abajo para descubrir su glande y comence a besarlo, luego a lamerlo hasta que lo introducí en mi boca, lo empece recorrer con mi lengua de un lado a otro por debajo sintiendo su frenillo y los bordes de su corona, él se estremecia y tomaba mi cabello, para hundir sus ojos en los mios, empece a chuparlo y succionar su lubricante, moviendome de atrás a adelante sintiendolo en mi paladar, de pronto el tomo mi cara y me levantó hasta su boca y me besó tan pasionalmente que sentí que me humedecia como nunca antes. Me tomo con sus brazos de la cintura y me sento sobre el mostrador, quitó mi biker y me besó cada centímetro de mis piernas hasta llegar a mi concha, al acercarse senti su aliento y me estremecí mucho, mi piel se puso chinita y mis pezones se endurecieron como si les pasasen un hielo, puso su lengua entre mis labio y comenzó a lamer mi clítoris, a jugar con él como si fuera una envoltura de duvalin, estaba toda mojada, sus dedos entraban y salian de mi vagina, abriendola más y mas profundo con cada entrada. Se incorporó y me preguntó si tomaba pastillas, yo contesté que no y tomo unos condones de atrás de él, lo coloco sobre su rigida verga y me ... ... penetró, era muy lindo todo, me besaba y se movia lentamente, a ritmo muy erótico y sensual una vez que entró completo aceleró un poco, mis piernas abrazaron su cuerpo y con sus manos levantó las mias deteniendolas mientras chupaba mis pechos, era delicioso el momento, cada vez iba más rápido, sentia su pelvis golpear mis piernas y sus testiculos rebotar en mi, sentía estimulada del ano sólo con el roce de ellos en mis nalgas. De pronto se detuvo, se agacho y me dijo -No puedo más- tomó una caja de pastillas y una de emergencia, las puso junto a mi y me dijo -Van por cuenta de la casa-, se arrancó el condón y me penetro mas fuerte que antes, me sentía en el extasis, depues me levantó cun sus brazos fuertes, se sento en el silla y me puso sobre él, me dijo -Quiero que me montes, hasta que me hagas venirme. Me acomode su pene en mi vulva y me deje caer lentamente sieniendolo mas duro que antes, y comence a montarlo, primero lento y suave con mis manos sobre mi cabeza y sientiendo sus manos acariciar mis tetas, mientras sentia más su estremecimiento me movía más rapido de atras a adelante, de pronto perdí el control completo y mi cuerpo me dictaba que fuera aun mas rápido, me apoye sobre su pecho y comencé a saltar en él, gritando de placer mientras el tomaba fuermente mi cintura apretando cuando se acercaba al orgasmo, mis piernas se empezaban a sentir temblorosas, y en mi cabeza todo se nublaba, mis manos se comenzaban a mover sin control y en mi interior sentia un placer ...... indescriptible, de pronto me vine sobre él, y unos instantes después sentí su pene estallar dentro de mi, llenandome completamente y Julián tomando de nuevo el aliento abrazandome sobre su pecho. Nos quedamos un momento así, recobrando la respiración y sintiendo nuestros fluidos escurriendo, fue algo muy rico, después cada uno tomamos nuestra ropa y nos vestimos, nos besamos y tome mis pastillas gratis, salí de la farmacia no sin antes tomar una paleta de hielo que, por supuesto, le quede a deber.

Autor: brayan101869@gmail.com Categoría: Infidelidad

Leer relato »

la nueva vecina preciosa y su hija semejante

2024-02-20


En la 1a pante de edificio se ha vendido un piso que lo compro una pareja de unos 35 a 40 años de edad y una hija de unos 16 a 20 años de edad.... a penas se instalan, el marido se marcha fuera del pais por su trabajo y segun su esposa por todo un mes. ypya decido bajar a recibir esta mujer y su hija y claro intentar defucirla antes que lo haganotros y asi ser tan mia comoo de su marido... ya estoy llamando al timbre de su puerta y es la madre que me abre y claro compruevo que es preciosa y much sexy... ya me presento como presidente actual de la comunidad y la ofrezco toda ayuda que pueda necesir mientras esten solas sin el marido., precisamente me pide el favor de montar dud lamoaras que trae con sigo y ya sacanos la escalera para iniciar por e salon comedor y entrada de la casa, los monto y vamos al formitorio con una cama doble muy amplia y yo aprovecho a cada vez que esta de espaldas admirar su respingon trasero que atrae mucho la atencion por ko respingon, redondo y firme que parece., bajo de la escalera ya montada su lampara y me lleba a la segunda habitacion que al entrar veo a su hija hechada sobre su cama con un trasero identico al de la madre y mi corazon da un salto por ya imaginarme comiendo estas preciosas nalgas... monto la lampara y ya me lleba a la cocina por lo mismo y lo instalo y bajando ella me coje la cara para darme un beso de agradecimiento de mejillas claro, mientras intenta darme su beso, giro mi cabeza de modo que sus labios caen ... ... sobre los mios y directamente chupo su labio inferior pasando mi lengua sobre el superior y los dientes., esto hace que abre su boca y rapidometo mi lengua lamiendo la suya., me sorprende que ella responde con su lengua y lame la mia y esto me anima a iniciar a masajearla su ombro con una ,ano la otra agarandola de su cintura, ninguna reaccion negativa y poco a poco boy desabrochando su b¡vestido sobre sus pechos y saca a la vista su sujetador rojo con medias tetas fuera., ni corto ni perezoso ya inicio a sobar la partede las tetas fuera del sujetador y tampoco reacciona ella solo dice: que hace amigo, soy una mujer felizmente casada y la rrspondo., solo estoy intentando acariciar estas maravillosas indescriptibles tetas que vds. tiene t que estiy loco para ya lamer, mamar y chupar succionandolos y con esto claro meto mi mano y saco sus tetas fuera del suje y sin perder tiempo, me agacho y me chupo el de la derecha., ella gime y agarra mi cabeza y la atrae sobre su tetas aplastando mi nariz en ellas, lamo y chupo y espierto estos pezones que parecen astas de toro apuntando el cielo., los succiono y mi mano ya suelta la otra teta y se deslixa suavemente y lentamente hacia sus nalgas y siempre solo con gemidos de ella y ninguna reaccion negativa, ya inicio a amasar sus nalgas y siento su mano que se posa sobre mi erecto vergon bajo mi pantalon., inicia a sobarlo y amasarlo y dice: baya, baya lo que tiene aqui, esto es un gigante y no se si cabe en nodsotras., yo inicio ...... bajar su cremallera del pantalon y saco a la vista su braguita del mismo color de su suje., muy suavemente inicio a agarrar sus labios vaginales y pasar mi dedo en su rajita que siento y veo su tanguita mojarse, se esta corriendo y sale su delicioso perfume vaginal., me pongo de rodillas y metiendo de lado si tanguita, inicio a lamer su rajita que separo los labios y me chupo su ya muy erecto clito., esta rendida gimiendo y apretando mi cabeza sobre su rajita., la cpjpo en brazos desde sus nalgas y me la llebo al sofa del salon donde muy suavemente la bajo y acuresto sobre su sofa quitandols su pantalon y admirando el bulto de su vagina marcando su erecto clito., me meto entre sus piernas y sigo lamiendo, besando y amasando sus nalgas que ya tengo desnudas por haberla quitado su tanga y me situoo con mi vergon en su entrada vaginal y con un suave empujon por lo mojsdo que esta su vagina y mi verga de sus jugos y sin esfuerzo mi vergon se desliza en su coño que empujo hasta los huevos haciendo con esto a rozar su punto G que la hae gemir fuerte diciendo: ay,ay,ay si,si,si no te muevas quedate quietoy esto para dejar su punto G apretado por mi largo vergon que amigos os recuerdo que es de 25x8 de diametro y asi roza las paredes vaginales de las hembras y llego a sus puntos G que las enloquece., asi que despues de dejarla apretado su punto G, inicio el mete y saca deslizando en suavidad mi dedito mediano en el culo de la mujer y lo giro pars dilatarla., cuando siento que ... ... me voy a correr y que ella ya lo esta haciendo, la digo: preciosa te pidon perdon pero por fa girate boca abajo que te quiero comer tu anoo y penetrar tu maravilloso culo que me tiene loco., ella dice: uy,uy,uy mi culo NO que la tienes muy grande y me vas a lastimar y yo la prometo ir muy despscito y salirme si me lo inciste y asi la convenzo y me da sy¡u culo que penetro muy lentamente con dificultad porque esta vastante estrecho pero lo penetro y justamente con mi glande dentro la hecho 6 chorros de mi leche en muy dentro de su culo y gimo como ella alavando lo precioso culo que tiene., ya los dos corridos me dice: amor mio te deje mi culo porque eres muy delicado y me follastes mi coño tan suavemente que accedi a dejarte mi culo que penetrastes con dificultad porque no rsta muy usado, no se lo dejo ni a mi marido y luego te contare el porque te he dejado poseerme y follarme tan bonito como lo has hecho.... ahora bamos a instalar la luz a mi hija y te dejare a solas con ella por si decidiis disfrutaros como tu y yo y solo te pido que bayas nuy despacito con ella y no me la lastimes... entramos y dice a su hija: amor mio este vecino nuestro que ya nos conocemos bien te va instalar tu lampara, portate bien con el porque nos lo hace como ayuda....y sake de esthabitacion dejandome solo con su hija... como la madre no se opuso a nada de lo que la hice, presumo que la hija puede ser igual y la digo: preciosisima nenita, tu mami no te ha dicho lo que te va a costar este ...... montaje y me contesta: pues yo no tengo dinero parsa pagarle y yo la digo: es que yo no cobro solo con dinero sino con un muy bonito y precioso beso que te voy a dar como pago a mi trabajoo., si no te gusta me das tres golpitos a mi espalda y te suelto rapido mismo son terminar mi beso te parece? ella contesta: y que remedio ya que quiero colgada mi lampara y papa va a tardar a volver, asi que si podras cobrarme a tu manera--- esto ma da alas y monto su lampara en minutos y ya bajo de la escalera y me acueso en su cama cara a caa ci¡on ella, la cojo por su cintura y la planto mi beso de bica que lamiendo sus labios, me deja entrar y lamer su lengua., viendo que ella igual lame la mia.me anima a iniciar a sobar y amasar sus tetas encima de sy vestido, gime y me deja hacer para que yo suba su polo de blusa y me encuentro son su sujetador color carbe que deja la impresion que esta desnuda porque se notan las oscuridades de sus aureolas., meto mi mano y saco fuera sus tetas que son de color rosa oscuro como las aureolas y inicio dorectamente a lamer,chupar y succionarlos oyendo sus gemidos y sacando los mios., la nena esta entregada y bajo mi mano para desatar o desabrochar su micro pantaloncito vaquero con medias nalgas fuera y se lo saco totalmente encontrandola en su braguita color carne dejando verse la oscuridad que dan sus vellos., inicio a sobat¡rvesta vagina entre sus muslos y paso mi dedo sobre su rajita como logico, igual como su mama se moja animandome ... ... a quitarle la tanguita completamente y rapidp iniciat¡r a comerla sus encantos., me da muchos juguitos que trago y que esto ls encanta yya la meto dedo tras dedo en su vagina y culo que la caliente mucho., me sorprende que al sentir mis dedos en su trasero, pues se pone boca abajo y me lo pone en pompa invitandome a penetrarselo., yo para evitar sorpresas, la meto mi vergon en su boca para que vea lo que la va penetrar y nsda ni se asusta so dice: baya,baya ki que tenemos aqui, esto es un monstruo que seguramente sabe trabajar y dar a parte dolor tambien placer y hechandola dentro de suhpyito bastante luvricante como a mi vergon., pues me situo y apretando un poco la penetro mas facilmente que su madre lo que quieredecir que esta mas follada alli., la embisto y con varios metes y sacas me vacio poniendola iigual 4 chorros dentro de su canalito., no contento sificiento salgo de su trasero y penetro su coño para follarlo casi media continua hora y correrme dentro porque ya me informo que toma la pilduras del dia despues.... asi ya madre y hija son mis amantes y me alegro mucho por tener dos nuevas hembras disponibles para mi... claro la madre me espera y al salir de la habitacion de su hija, me coje de la mano y me lleba a su dormitorio y sentados en su cama y entre beso y beso me doce: mi vida tienes que saber que mi hija y yo somos mujeres muy calientes y necesitamos dsfrutar de nuestros encantos, mi marido no es tanto y nos casi satisface una vez a la semana ...... cuando nosotras lo necesutamos dos o tres vece., pues por esto te hemos dejado disfrutarnos como nosotras de ti y tenerte disponible para paliar nuestras necesidades si tev hemos gustado y la contesto amiga es posible no gustarme con lo que teneis? vendre tres veces a la semana o mismo mas veces por disfrutar todos juntos y lo hare con las locas ganas que he tenido hoy, hasta la proxima mi vida que esta noche vebdre a repetir.... seguiran mas relatos...

Autor: loverman Categoría: Infidelidad

Leer relato »

Como me gusta darle las nalgas a mi suegro

2024-02-20


Este relato empezó cuando yo apenas había salido de la universidad. No tenía nada que hacer y solo me dedicaba a pasar el rato limpiando mi casa y saliendo a cada rato con mi novio. Cada vez que salíamos íbamos a un restaurante y después íbamos a otros lados. La verdad era a veces muy aburrido porque yo quería probar otras cosas como tener sexo, pero él casi siempre decía que no podía porque no le gustaba ir a moteles, así que me quedaba con las ganas.?? En una de esas salidas nos encontramos con el padre de mi novio. Era la primera vez que nos conocíamos. Me dijo que estaba muy bonita y que le agradaba conocerme. Le pregunté a mi novio cosas de su papá. Me había dicho que él ya era un hombre jubilado y que, aunque todavía seguía casado con su mamá, él era un mujeriego. Él tenía una casa propia en las afueras dónde metía a mujeres. Me daba coraje pensar que un hombre pudiera ser así, pero todo eso cambió cuando lo volví a encontrar con él en una salida. Mi novio me había dejado en la parada del autobús y entonces ví cómo un auto se estacionó en frente de mí. Era mi suegro el que se había parado y me preguntó que a dónde iba. Yo le dije que iba para mi casa y se ofreció a llevarme. Cuando subí platicamos. Suegro: ¿En dónde está mi hijo? Había escuchado que salieron. Yo: Pues terminamos nuestra cita y me dejó en la parada antes de irse a su casa. Suegro: Eso no puede ser. Yo siempre le dije a mi hijo que debe ser un caballero y dejar en la ... ... puerta de su casa a su pareja. Yo: Tranquilo señor. Ya estoy acostumbrada a venirme sola. Con esa plática yo creía que mi suegro solo se estaba portando amable y la verdad sí me sentí muy feliz que se preocupara por mí más que mi novio. Entonces, me fijé que él andaba de mirón con mis piernas. Yo llevaba falda y se me notaban mucho. Pensé que había sido una mirada solo de instinto, pero me di cuenta que lo hacía a cada rato. En lugar de provocarme repulsión, eso me calentó. Ver cómo un hombre, el papá de mi novio me miraba las piernas con calentura hacía que me mojara un poco. Había sido tanto tiempo desde la última vez que lo habíamos hecho mi novio y yo que ahora me sentía necesitada. Quería ver hasta donde llegaba y me subí un poco la falda hasta dejar a la vista parte de mi ropa interior. Mi suegro se dio cuenta y notaba que me miraba de forma lasciva. Él me puso su mano derecha en mi pierna mientras conducía. Suegro: Eres una chica muy hermosa. Yo: Gracias señor. Tampoco adivinaria que mi «suegro» sería un hombre tan atractivo. Nosotros estábamos en la misma sintonía. Y creo que de no ser porque habíamos llegado a mi casa, hubiera acabado en otra cosa. Suegro: Antes de que entres quiero que tengas mi número, para lo que necesites. Yo: Está bien. Guardé su número en mi celular y él se fue. Entonces entré a mi casa y me recibieron mi mamá y mi papá. Pero tan pronto como llegó la noche y ellos estaban dormidos, me fui a la sala a ...... tocarme. Tenía unas ganas tan grandes como nunca había experimentado. Solo pensaba en cómo mi suegro mi miraba con esos ojos de deseo, cómo había agarrado mi pierna y también de imaginar a él cogiéndome con su vergota. Me tocaba mi clitoris y sentía como mi vulva estaba mojada de solo andarme tocando mientras pensaba en cosas prohibidas. Fue la mejor masturbación que había tenido en ese momento y acabé manchando una de las almohadas de la sala con mi líquido. Me fui a la habitación y saqué mi celular para ver el número del padre de mi novio. Estaba decidida a hacer realidad ese sueño, así que me esperé unos días y cuando mi novio me llamó para ver si salíamos ese día, le dije que tenía otros planes. En su lugar, llamé a mi suegro con la excusa de hacer unas compras al súper y no tenía forma de cómo llegar. En menos de una hora, él ya estaba aquí conmigo y me subí a su auto a escondidas de mis padres para que no sospecharan nada. Suegro: Estás bien guapa, mija. Y así vas solo para el super? Yo: Tengo planeado hacer una parada antes de hacer las compras. Suegro: Y a dónde quieres ir primero? Yo: Su hijo me dijo que tiene una casa a las afueras de la ciudad. Me preguntaba si iba a poder conocerla. Suegro: Creo que eso va a estar difícil. Yo ahí meto solo a gente de negocios. Por lo que me había dicho mi novio, mi suegro mentía, pero yo tenía una forma de convencerlo. Le mostré mi ropa interior al completo. Llevaba lencería negra donde se ... ... veía todo mi coño. Yo: Pues adivine qué, suegro. Yo tengo un negocio muy especial para usted. Su cara cambió al instante cuando me vio seduciendolo. Suegro: Si así están las cosas, lo mejor será llegar a un trato en mi casa cuánto antes. Encendió su carro y rápido se fue manejando. Llegamos a su casa, era muy lujosa y bien ordenada con ningún vecino alrededor. Era una zona escondida. Nos metimos a su cuarto y él fue a uno de sus muebles. Suegro: Espérame, mija. Voy a buscar algo antes. Mi suegro era un hombre mayor, así que ya me imaginaba qué estaba buscando. No me importaba, yo sólo quería chupársela y meterla toda cuando la tuviera grande. Suegro: Supongo que siendo la novia de mi hijo, creo que lo mejor es que ya me refiera a ti cómo mi nuera, no? Yo: Claro que sí. Esperé varios minutos y finalmente ya estaba servida. Tenía de frente a mi suegro con su pantalón en el suelo y con la verga apuntando hacia mi cara. Era tan excitante. Tener un pene así de grande, mucho más grande que el de mi novio, así de cerca. Yo me puse de rodillas y sin pensarlo dos veces se la comencé a mamar como si no hubiera mañana. La envolvía con mi lengua mientras le agarraba los huevos. Suegro: Pero qué ricas chupadas de vergas haces, nuerita. Mi hijo debe sentirse muy afortunado. Sus palabras me ponían más calenturienta. Sabía que esto estaba mal. Le estaba siendo infiel a mi novio con su propio padre, y mi suegra, la que me había abierto las puertas de su ...... casa, la había traicionado mientras yo le estaba chupando la verga a su marido. Él fue un poco más allá y agarró mi cabeza. Sentí cómo me metió su pene casi hasta la garganta. Era la sensación de que me estaba cogiendo la boca. Poco más de 10 minutos de puras chupadas, él me arrojó a la cama con brusquedad y me abrió las piernas. Me empezó a comer el coñito bien rico con su lengua a más no poder. Su lengua me llegaba casi hasta lo más profundo mientras saboreaba todo mi interior. Suegro: Tu coñito está bien rico. Ya quiero estrenar tu panochita, nuerita. Frotaba su pene ahora con mi vulva y ponía la cabeza casi a la misma altura de mi clitoris. Yo solo pensaba en que estaba cumpliendo mi sueño prohibido. Descubrí mis pechos y empecé a manosearlos mientras me agarrada los pezones con gran rudeza. Ya quería que lo metiera. No aguantaba que me estuviera ilusionando más. Yo: Suegro, por favor. Ya no aguanto más, empiece a coger el coño de su nuera. Suegro: Como eres de la familia ahora, te haré el favor. Sentí cómo su pene entraba poco a poco por completo. Fue una sensación tan placentera que no pude ocultar mi gemido. Tenía a mi suegro, arriba de mí, cogiéndome con su verga mientras hacía a un lado mis piernas. Lo siento, tito, pero el pene de tu padre ... ... se sentía muchísimo mejor que el tuyo. Él no solo me hacía sentir como mujer en ese momento, sino también como una puta y la verdad no estaba en contra de esa forma de pensar. De tantas veces que me dijo mi novio que metía a sus amantes a sus casas, y ahora yo me había convertido en otra. ¿Cómo no serlo? Si él metia su pene a lo bestia, cogiéndome como una puta y sin parar. Yo: Perdone suegra, pero la verga de su marido se siente tan rica. Me cogió en tantas posiciones que empecé a sudar como ningún ejercicio lo había hecho. Fue poco más de una hora y ya mi coño estaba más que usado por la vergota de mi suegro. Suegro: Ya casi acabo. A ver, dónde va a querer esta puta que termine? Yo: Termine en mis nalgas, suegrito. Deje las nalgas de su nuera toda putita llenas de su lechita. Literalmente le rogué y me hizo caso. Sentí cómo esparció con su semen todas mis nalgas y cómo se resbalaba por mi coño. El sentimiento de culpa estaba, pero la calentura era más fuerte. Desde entonces, mi suegro siempre iba por mí y me daba un poco de dinero al final de cada ocasión. Terminé separandome de mi novio por rumores de que me había subido al auto con un hombre mayor. Pero mis nalgas le siguieron perteneciendo a mi suegro hasta que él se terminó yendo a otro lugar.

Autor: brayan101869@gmail.com Categoría: Infidelidad

Leer relato »

la esposa de mi amigo

2024-02-20


Mi amigo walter de origen akeman me llama y me pide el favot de cuidar y proteger a su mujer durante su ausencia mismo dormir en sy vasa porque tiene miedo de estar sola por las noches... le promeyo que si y ya se marcha hacia el aeropuerto y su mujer prepara el cade y sirbiendolo agachada veo sus desnudas tetas y pezones y mi verga se pone a cien... despues se acuesta a mi lado sobre el sofa del salon y al ratito boy yo a su baño., al volver veo que inconsciente tiene separa sus piernas y se le ve su braguita color carne metida en su rajita y esto me caloenta mas y mas, es que es preciosa, delgadita, tetas medianas con aureolas u pezones rosa como a mi me encantan, cinturita 60 y caderas amplias con un culo muy muy muy respingon y su mas que micro braguita a penas cubre sus encantos... me acerco y me siento a su laso como estaba antes y sin palabras meto ya mano bajo su bata directamente hasta su vagina que rapido agarro su erecto clito., me da un tan fuerte guantazo que veo las estrellas del cielo u dice en ingles... que haces, estas aqui para protegerme como esposa de tu amigo y no parra follarme.,la contesto: desde mucho tiempo me tienes loco y desde hoy quisiera que fueses su mujer y mi amante o segundo mardo yo y asi te compartimos entre el y yo sinque el se entere y te aseguro que con migo sentiras placeres que el no te purde dar por no tener lo que yo tengo para ti... sin esperar su respiesta estiro y bajo y sacosu braguits y mi otra mano ya esta ... ... agarrando du clito estrujandolo entre mis dos dedos., estola vence y se suelta a mi disposicion que ya subiendo su bata, inicio a lamer su vagina y chupar y succionar su clito., ,e hecha tres potentes chorros en mi boca que trago sorprendiendola, se nota que su marido no lo hace y con esto ya me desvisto del todo y asi ella ve mi enorme verga que la hace lanzar... ooooooooooooooooo muy grande, muy grande y muy bonita., up me situo sobresu coño y lentamente la penetro para no lastimarla pero sigo emoujando jasta llegar a su utero y punto de placer G que la gace decir... sim, si, si quedate quieto note muevas dejame sentirlo en mi punto G y asi agarrandola con una mano su cadera me apreto sobre su coño y la otra mano agarro y sobo su respingona nalga pasando mi dedo sobre ano que siento palpotar., me animo y mojando mi dedo central en su coño, pues voy metiendola mi dedo en su culo que lo masturbo y giro para dilatarselo., ya sinyiendo mi dedo entrar y salir facilmente, desu culo que esta dilatada y asi la giro boca abajo y subo sobre su espalda situo mi verga en su ano u inicio a empujar para penetrarla., ya saco de mi bòlsillo ina botellita de lubricante y la hecho el loquido en su ano y culo lubricandolo del todo., ya mi vergon la penetra y despurs de dejarla tiempo a adaptarse a mi tamaño, pies ya lo deslizo lentamente entero en su culo hasta los huevos y inicio a embestir y los mete y saca sacandola gemir., casi 20 minutos voy follando su culo jasta que la ...... meto 6 vhorros de mi semen muy profundo y salgo y penetro su coño embisyiendolo otra media hora casi y para terminar y volver a follarla me chupo sus pezones, su clito y labios vaginales., ya esta desatada y quiere mas y mas y yo la satisfazco sus gabas y no paro de follar sea su boca,coño o culo... me doy cuenta que la gusta mas por el culo donde al follarselo, se corre sin parar y mucho menos cuando follo su coño--- cuando paramos un ratito sin sacar mi vergon de su culo, dice; uy,uy,uy tanto tiempo pido a mi marido hacerlo por e culo y responde que esto es un asco y ti parece que estas loco por mi culo que no has parado de follar y me sacastes mis tantas ganas., efectivamente desde hoy seras mi segundo marido porque senti mucho mas placer con tigo y me podras follar por donde te apetezca y las veces que quieras y mas si prefieres mi culo sin que se entere mi marido ecepto si aceptas un intercambio con el,yo y tu mujer que le gusta mucho y esta loco pàra seducirla y follarla., si hacemos intercambio podremos disfrutar los cuatro porque yo tambien deseo mucho a tu mujer porque soy bi....y asi quedamos intentar hacer un intercambio y saciar su sed de mi mujer y yo seguir disfrutando de este precioso culo sin escondernos... seguiran mas relatos con esta pareja c¡uando y hasta el regreso de mi amigo,,,,,

Autor: loverman Categoría: Infidelidad

Leer relato »

La mujer perdida II (Capítulo II)

2024-02-20


Segundo capítulo de mi segunda novela de la saga «La mujer perdida». Disponible en Amazon. https://amzn.eu/d/3UEhIXc CAP II Caza al macho Alpha. Con El estado de ánimo en el que me encontraba, no podía volver a casa. Mi Coral, me conocía demasiado bien como para verme llegar en ese estado, sin sospechar que algo grave había ocurrido. Volví al teatro mayor, para ultimar los detalles de la obra que se estrenaba en el fin de semana. “Un Carmín rojo y amargo” Allí se encontraba Esteban, el dueño del teatro y principal impulsor de la llegada a la ciudad de la obra de Oppenmiher. -¡Tenemos un “piu grande problema”!- Me decía muy alterado. -¿Que ha pasado? Cuéntame, que nada es irreversible. – Entonces me contó lo sucedido, y es que la protagonista de la obra, una actriz de renombre llamada María Collado, se había partido la pierna y no podía actuar. Necesitaba a una actriz con solvencia, magnetismo y con rasgos interesantes. Inmediatamente pensé en Sasha… Y nuevamente volvió ese hormigueo a la boca de mi estómago, que fue bajando hasta llegar a mi escroto. -No te preocupes, ya tengo a tu actriz protagonista… ¡Y te garantizo que te va a encantar cuando la veas! Es la tía más guapa y más sexy que puedes colocar encima de un escenario- -¡Bravo!… ¡Bravísimo!… qué haría este “povero hombre” sin ti… Per cherto… ¿No tendrás una fotografía de qesta bambina para hacerme una idea? – Al instante le enseñé una foto de un Book que le había hecho de forma casera y quedó maravillado. Ya con algo de mejor humor, salí del teatro Justo en el momento en el que me llamó mi querida Coral. -Te esperaba más temprano…- -Lo siento amor, pero se me ha complicado la cosa porque justo después de hablar con mi amigo me llamó Esteban con un “Píu grande problema” ja ja ja. Y acabo de terminar- -Estupendo amor. Te estoy esperando Con una sorpresa- Impaciente, regresé a casa y allá me estaba esperando mi preciosa esposa, Con un salto de cama de raso de color marfil. Una vez me abrió y cerró la puerta, permaneció tras ella mirándome fijamente. -Te noto algo estresado… Y quizás no recuerdes el día que es hoy- -Por favor, ¡no me digas que me he dejado algún día atrás!… A ver, no es tu cumpleaños ni tu santo… Ni nuestro aniversario… Entonces… ¿Qué día es? – -Hoy es el día en que te vas a comer este pastelito… Y desanudándose el salto de cama, como si de una exhibicionista se tratara, lo abrió mostrando su cuerpo en todo su esplendor. Esos preciosos pechos que mi coral se gastaba, gruesos firmes y con unas areolas oscuras y gruesas que apuntaban hacia mí… Y esas caderas generosas y desafiantes que encerraban entre ellas un coño totalmente depilado para la ocasión. -Sé que esto es algo que no esperabas… pero hoy me apetecía darte esta sorpresita y ser un poco alocada… espero que te guste la sorpresa- -¿Gustarme?… ¡Me encanta!… Me acabas de alegrar el día… Y este alocamiento me gusta más todavía- -Pues ya sabes, pichón, comienza a comerte este pastelito- Directamente se sentó sobre la mesa y abrió las piernas, mostrándome su precioso conejo rosado y metódicamente rasurado, con sus amplios labios vaginales y ese clítoris hinchado y protuberante, que tanto me gustaba… que más bien parecía un micropene. Comencé a darle golpecitos con la lengua Y mordisquitos en los labios vaginales. Esas dos cosas a ella la ponían muy burra, Al mismo tiempo, empecé a acariciar con mis dedos húmedos su clítoris y le introduje un par de dedos hacia arriba, en forma de garfio… Entre mis dedos y mi lengua, sentí como ella empezaba a vibrar y a mover sus caderas, acompañando el movimiento de mis dedos, sabía que esa era una señal inequívoca de que estaba haciendo bien mi trabajo. Tras un par de minutos de intensos movimientos con mis dedos y mi lengua, la tenía ya al rojo vivo. De modo que comencé a darle mordiscos en el interior de sus muslos. Eso es algo que me salió espontáneamente, y a ella parecía gustarle. A continuación, me desplacé un poco y comencé a lamerle los pezones mientras mis dedos seguían hurgando En su punto G. El frenético movimiento de mis dedos y el cimbreo de su cintura, cada vez más intenso, acentuaron que saliera la bestia que hacía pocas horas, había reaparecido en el cuarto de baño de la cafetería Siddhartha. Y la bestia apareció. Y comencé a palmearla dándole cachetadas en el coño, eran suaves, pero sonoras, al mismo tiempo que le daba mordiscos leves, pero con pequeños tirones en sus pezones. Mi Coral estaba desbocada. Ella gemía de una manera que jamás la había escuchado, con sonidos guturales, como si de un animal gruñendo se tratara, consciente de que jamás la había cacheteado ni mordido, pero estaba completamente encendida y con la mano que me quedaba libre, comencé a pegarle pellizcos en su otro pezón. con mis dedos en forma de garfio comencé a imprimir más velocidad a su punto G, provocándole un grito desgarrador. Intensos, chorros de efluvios, acompañados de espasmos salían de su maltratado orificio vaginal al tiempo que comenzó a gritar -Dios… Dios!!! Me corro…- Al mismo tiempo que ella se corría yo imprimí más velocidad en su punto G, haciendo que durante varios segundos fluyesen chorros de su dilatado coño. Al mismo tiempo, comenzó a sentir espasmos en las piernas, y yo, ni corto ni perezoso, tiré de ella hacia mí y le introduje todo mi pedazo de carne. 18 gruesos centímetros Que empezaron un frenético mete saca, que duró varios minutos. Mi Coral bramaba, y a mí el hecho de que hiciese más ruido me ponía más cerdo. Tras varios minutos de intenso mete saca, la saqué a la carrera y me corrí dentro de su preciosa cara, que recibió todo el líquido vital con sumo placer. Después, se metió todo mi pene y terminó succionando hasta la última gota. Yo me sentía en una nube. Nos echamos en el sofá, y nos quedamos dormidos un buen rato. Así era ella mi precioso ángel. A la mañana siguiente, pensé en llegarme a casa de Sasha y darle la buena noticia. Aún seguía cabreadísimo con ella y esa sensación de hormigueo en el estómago y en el bajo vientre, seguía rondando mi ser. Pero una cosa era lo hija de puta, que había demostrado ser, además de estúpida y facilona, y otra cosa muy diferente, el hecho de que yo deseara que le fuese bien en su trabajo que, por ende, me afectaba también a mí. De modo que cogí mi moto y me acerqué hasta el centro. Sasha vivía en un edificio antiguo con un solo portal, que daba a una calle estrecha, en el barrio del “Conseller Capdevila”. Aparqué mi moto al final de la calle en la esquina con “Marqués de Guarromán”. Sabía que no estorbaría y podría dejarla tranquilamente porque eso de vivir en el casco histórico es un auténtico coñazo para aparcar. Conforme me acercaba, vi un coche que me llamó poderosamente la atención. Ya no se veía por ahí tan fácilmente un Ford Sierra Cosworth, y menos si este es de color rojo fuego. Aún recuerdo cuando Miki, me lo enseñó entre risas, diciendo que era un melómano. El hecho de haber aparcado el coche de Miki, cerca del portal de Sasha, ya me hizo entender toda la situación. El hijo de puta este, había encontrado la forma de dar con Sasha y se la estaba beneficiando a espaldas del marido. Incluso habiéndole advertido a ella, de que no debía volver a verle. Esta situación me estaba enervando en varios sentidos, y el más importante de todos era el hecho de que yo no controlase esa situación. Sentía que la bestia que recientemente había despertado en mí, tenía la necesidad imperiosa de rugir y que todo el mundo la escuchase. Casi sin pensarlo, cogí el teléfono del marido de Sasha. -No te lo puedo explicar aquí, pero te espero en tu casa en cinco minutos- -Pero… ¿Ha ocurrido algo malo? – -No ha ocurrido algo malo, pero por favor… Hazme caso- -Está bien en cinco minutos estoy en casa- Por suerte, él era funcionario y tenía su trabajo muy cerquita. Inmediatamente marqué el número de teléfono de Sasha -Tu marido va para casa y tardará tres minutos- Inmediatamente colgó el teléfono y en un minuto, vi como Miki salía por el portal a toda prisa. Yo me había escondido en el interior del portal de enfrente. Lo había grabado todo con mi teléfono y me estaba partiendo de risa al ver la situación de mi antiguo amigo, abrochándose aún los pantalones, y saliendo disparado por la estrecha calle. Una vez que desapareció de nuestra vista, salí al centro de la calle y vi como Sasha se asomaba apurada por el balcón, toda despeinada y mirando hacia abajo, hacia donde estaba yo. Vio aterrad que, lentamente me acercaba al portal, y ella se metió hacia dentro de su habitación. Imagino que para intentar arreglarse. Aunque no le dio tiempo a nada, porque su marido llegaba en ese instante y juntos subimos a su apartamento. El marido de Sasha abrió la puerta y grito. -Cariño, espero que estés visible… Vengo acompañado- Desde dentro, una apurada Sasha dijo -De acuerdo, ahora salgo- Se escuchaba algo agitada, -Pero ve y dale un besito- Dije yo con una sonrisa cómplice, aunque realmente lo hice a propósito para que no le diera tiempo ni a rehacer su cama ni a recoger nada del baño. En el momento en el que su marido entró, conté hasta 10 segundos y salieron los dos… Ella tenía la cara pálida. Era consciente de que mi inexpresividad hacia ella, la estaba desconcertando hasta límites insospechados. -Mira Marco, tengo que contarte algo que es muy importante… Espero que me perdones por haberte hecho venir hasta aquí para decirte lo que te tengo que decir delante de ella…- En ese momento, Sasha comenzó a llorar y a gemir… Su mirada de súplica me estaba reconfortando, tanto que por un momento olvidé toda la mala sangre que tenía en mis entrañas… Realmente estaba disfrutando y me estaba divirtiendo con esta situación. Sasha estaba pasando un auténtico calvario muy merecido, y su marido totalmente expectante no dejaba de mirarme con curiosidad. -Está bien… No te preocupes, espero que el motivo por el que me hayas hecho ausentar, aunque sean unos minutos, porque no puedo pararme demasiado, no sea muy grave- Decidí que ya no iba a hacer sufrir más a Sasha… La estaba viendo temblar, como cuando tiembla un perrillo cuando se le riñe por algo… -Verás, he dado este paso tan importante porque quiero que seas partícipe de esto que os voy a decir a los dos… Le he conseguido a Sasha el papel protagonista para la obra “Un carmín rojo y amargo” De Oppenmiher…- -¿En serio?… ¡Eso es maravilloso… fantástico!… ¡Cariño, vas a ser una auténtica Actriz de teatro y vas a debutar en una obra de primer nivel! – Sasha no sabía qué decir, se había quedado completamente helada… ¿Sabéis lo que es pasar de cero a 100 en dos segundos? O lo que es lo mismo… Estar en lo alto de una montaña rusa, y luego bajar a 300 km/h? Pues ese tipo de sensaciones eran las que pasaban por mi amiga Sasha… Y yo disfrutaba como un niño chico con esta situación. Máxime, cuando viendo que se había quedado helada, permanecía mirándola con la misma inexpresividad de antes… Como diciéndole… “Te hago este regalo, pero no me olvido de lo que acabo de ver”… En ese momento, ella reaccionó, y con mucho tacto y miedo, se vino hacia mí y me abrazó rompiendo a llorar desconsoladamente. Seguramente sería por la conjunción de sensaciones que estaba viviendo en ese instante. -G… Gracias…- Sabía perfectamente, los dos motivos por los que me estaba dando las gracias. Y uno de ellos era por no delatarla ante su marido. Por no decirle a ese pobre cornudo, lo hija de perra que era su esposa… Lo zorra y lo facilona que era. Y lo peor de todo, era que había perdido todo mi respeto… Y eso si era peligroso, porque cuando no respeto a una persona, comienzo a perder todo tipo de sentimientos hacia esa persona. -No te preocupes… Ya me lo pienso cobrar…- Sasha me miró a los ojos, y con el rabillo del ojo, miró hacia donde estaba su marido. -Con el 10 %, que me acabo de ganar por la comisión de representante jajaja- En ese momento, Marco comenzó a reírse sonoramente… -¡Creo que se lo ha ganado Sasha!…- -Y más…- Repuse yo, mirándola de nuevo. -Una cenita en un mexicano para cuatro- -¡Eso está hecho!- -Por cierto… En esta carpeta tengo todo el papeleo, necesito que echemos un rato estudiando el contrato y las cláusulas- -Bueno chicos, yo tengo que volver al curro… Y desayuna dormilona…- Cuando Marco se fue, me dirigí a su dormitorio, vi la cama deshecha, ella iba detrás de mí. Aún podía respirarse el fuerte olor a sexo. -Verás… Sé que me prohibiste volver a verle, pero esta mañana se ha presentado y…- -Y no hace falta que digas más… Le has abierto las piernas como la puta facilona que eres… Te dije que no volvieras a hacerme daño… Porque aunque no lo creas, con esa persona a la que te entregaste, era la última persona con la que yo habría querido verte.- Sasha comenzó a llorar -Es que no sé ni cómo averiguó mi dirección… No supe cómo decirle que no…- -En cambio, yo he sabido cómo callarme delante de tu marido… Incluso te he avisado de que venía. No sabes hasta qué punto Estás en deuda. Y ya el trabajo me importa una absoluta mierda, me da lo mismo el hecho de que haya tenido que arrastrarme con productores y toda ralea de cabrones, para conseguirte el papel de tu puta vida… ¡Venía con toda la ilusión y el cariño del mundo!… ¡¡Venía dispuesto a pasar por alto todo lo que viví ayer!!… Pero lo que he visto hoy… Me has vuelto a defraudar… Y ha sido con la persona con la que más daño me podías haber hecho.- -Por favor Víctor… Dime qué quieres que haga y lo haré para volver a recuperar tu confianza- -Quítate el camisón, zorra… Hace 10 minutos estabas en pelota picada y despatarrada encima de esa cama- Sasha entre lágrimas, se quitó el camisón. Aún no le había dado tiempo a ponerse las bragas, su pelo estaba revuelto aún, le di media vuelta y vi que sus cachetes, aun tenían marcas de dedos, al ver su precioso pubis pelirrojo, me di cuenta que tampoco cumplió mi otra orden. -Veo que tampoco me has obedecido cuando te ordené que te depilaras ese coño pelirrojo…- -Es que cuando lo iba a hacer, vino Marco y me dijo que no lo hiciera… Que a él le gustaba más así…- -¡Me importa una mierda!… A partir de ahora… Esa será mi marca… Mi hierro fundido en tu piel… Quiero que te afeites bien ese coño peludo. No quiero verte ni un puto pelo rojo de nuevo encima de ese coño barato… Haces lo que te dé la gana… La cera… Te afeitas o el láser… Me da igual, pero no quiero volver a ver un puto pelo ahí… A partir de ahora vas a ser mi puta esclava… ¿Lo has entendido?- Ella asintió entre lágrimas. -Tienes cinco minutos para lavarte bien lavado ese coño mancillado y no dejarte ni un puto pelo rojo en él- Rápida y sin rechistar, se dirigió hacia el cuarto de baño, se sentó sobre el bidé y comenzó a rasurarse nerviosamente su pubis y sus labios vaginales. Yo había entrado tras ella y miraba con deleite todo el proceso de afeitado. -Vas a hacer todo lo que yo te pida exactamente- -Sí, lo haré… No te volveré defraudar Víctor.- Se cumplieron los cinco minutos y ella tenía su precioso y sonrosado coño desprovisto por completo de vellosidad. -¡Que te arrodilles y me bajes los pantalones!- Siendo sincero, ante tal espectáculo, tenía una erección de caballo. Inmediatamente, se puso de rodillas y completamente de desnuda, miró hacia arriba, hacia mí. -Quiero que me desabroches el pantalón y saques Mi rabo. Una vez que esté fuera, quiero que lo beses.- Obedientemente, ella se ha afanó en desabrochar el pantalón y sacar mi dura verga. Una vez que la tuvo ante ella, directamente se metió en la boca más de la mitad, y comenzó a juguetear con la lengua dándome un placer increíble. A continuación, la agarré del pelo y tiré de ella hacia fuera. -Quién coño te ha dicho que me la mames?… Te he dicho que la beses… Una vez que la beses quédate mirándola.- Ella así lo hizo, y permaneció mirándola fijamente. -¿La estás mirando?… ¿La ves?… Pues te voy a decir esto para que lo comprendas… Este rabo que tienes delante de ti, no es un rabo cualquiera… Este rabo, no se mete en cualquier agujero… Este no se vende… Ni es un rabo fácil… Para que tengas este rabo dentro de ti, tienes que ganártelo, suplicar y merecerlo… Tú tienes que pensar lo que ha hecho este rabo por ti hoy… Primero te ha salvado el cuello. Y luego, cuando venía todo ilusionado, habiéndote conseguido un contrato de trabajo de primer nivel…- -Tienes toda la razón no soy digna de este precioso rabo. Por favor perdóname, tiene que haber alguna forma de que olvides Este mal rato…- -No sé, no lo tengo muy claro, pero tengo una curiosidad… Antes de nada, quiero que te pongas a cuatro patas y me enseñes ese agujero negro que tienes- La cogí del pelo y la llevé al salón, la subí sobre la mesa y se puso a cuatro patas. Cuando estuve mirándola, vi que tenía el coño bastante irritado, pero el ano lo tenía muy cerradito y blanco. -¿El imbécil este te ha petado el culo?- -No Víctor, por ahí jamás me ha tocado nadie. Marco ha querido probar, pero cuando lo hemos intentado, me dolía mucho y al final ha desistido…- -De acuerdo, Sasha… Pues ya sé la manera en la que te puedes resarcir de todo el daño que me has generado…- Inmediatamente se bajó de la mesa y se dirigió a la cocina, sacó un bote de mantequilla de la “marca Zas” (muy fuerte e intensa para mi gusto), me cogió de la mano y fuimos a su dormitorio. -¿Me vas a dar el culo en el sitio en el que te han roto el coño cinco minutos antes?- Ella se quedó un poco en shock. -¿Dónde te apetece hacerlo?… Dime el lugar y lo haremos.- -En el sofá nido- Nos dirigimos al sofá y ella se lanzó con ansia y gula a mi erecto pene. -Quiero que lo hagas con pasión, con dulzura… Quiero que interpretes a la mujer más enamorada del mundo. Quiero que cuando la veas, la idolatres. Que pienses que es lo más importante en tu vida… Recuerda que yo no soy cualquier mierda que te folla en el baño de un bar… ¡Yo soy el puto dios! Que puede cambiar tu vida del todo a la nada en cero segundos…- Ella se colocó de rodillas mientras permanecía de pie y miraba fijamente mi capullo, lo acariciaba dulcemente con la lengua. Lenta y dulcemente, fue introduciéndoselo en esos labios preciosos que tenía. Acariciándolo y haciendo una presión leve sobre el contorno de mi glande. Se regodeo durante cuatro minutos en mi enhiesto miembro que ya, por la situación estaba durísimo. -Venga puta, ponte a cuatro patas que tengo ganas de meter esto dentro- -¿Pero así en frio?- -¡Que sea la última vez que me cuestiones mis métodos!- -Perdóname…- La utilicé, como si fuera una muñequita, la cogía, la subía, la bajaba, la manejaba, como si de una muñequita de trapo se tratara. Una vez que la tenía a cuatro patas en el sofá nido, Cogí y mi mano derecha y comencé a frotarle el clítoris. Primero levemente, mientras, con la mano izquierda, acariciaba y pellizcaba las areolas de sus pezones. Enseguida pareció reaccionar a mis caricias. Tras varios minutos de caricias, me fui directo a su orto, unté el dedo en el bote de mantequilla, y empecé a jugar con su anillo exterior, haciendo circulitos y metiéndolo, despacito y con cuidado. Con la mano derecha, jugueteaba con su ano y con la izquierda la masturbaba. Tras un intenso trabajo, comenzó a dar sus frutos y al poco rato, ya la tenía cimbreando su cintura. Tan entusiasmada se encontraba, que no notó que ya tenían dos dedos dentro de su ano. Cuando vi que ya era el momento, comencé a frotar fuertemente su clítoris e incrementar el mete saca de mis dedos en su culo. Al instante, le dije a Sasha que cogiera el bote de mantequilla, ella lo hizo y lo arrimó a la punta de mi polla. -Embadurnala con el bote- Ella hizo lo propio, metió mi pene dentro del bote de su mantequilla y empezó a embadurnarlo. -A partir de ahora cuando me tome una tostada con esta mantequilla, pensaré en ti- Esas palabras me gustaron tanto que, sin pensármelo, le introduje de un solo golpe todo el capullo entero. Debí hacer mi trabajo fantásticamente, porque a ella no solo no le dolió, sino que le entró bastante bien. -Por dios, pensaba que me iba a doler más…- -Para hacer estas cosas hay que saber y has topado con una persona que sabe… Y lo más importante de todo, una persona a la que le importa y no te quería hacer daño, aunque lo merecieras…- -Es cierto, lo merecía… Miki me dijo que de hoy no pasaba sin que me rompiera el orto- -Pues la verdad es que tenía razón, de hoy no pasa sin que te folle el culo.- Mientras con la mano izquierda, la seguía masturbando con mi pene, empecé a meterla más adentro, con cuidado. Sasha, empezó a mostrar cierta cara de molestias. -No te preocupes, esto es normal. Dentro de un momentito, se te acostumbrará ya todo el esfínter y empezarás a sentir placer- Poco a poco, fui introduciéndola y sacándola, de manera acompasada y constante. Poco a poco, fue relajándose y noté cómo empezaba cimbrear nuevamente su cintura. Unos leves gemidos comenzaron a escapar de su garganta. Ese era el pistoletazo de salida. El momento en el que lo cambió todo y pasó del dolor al placer. Y aunque me hubiese gustado, hacerle mucho daño introduciéndole de golpe, al final me pudo el cariño que sentía hacia ella, y lo hice con dulzura y con cariño, y lógicamente dio sus resultados, puesto que tras varias empelladas, la tenía a cuatro patas bramando de placer, En el momento en el que me afané en perforarle su orto frenéticamente, ella utilizó su mano izquierda para frotarse su clítoris. -Seguro que esto no es lo que tú esperabas cuando pensabas que te iban a petar el culo zorra- -No amor… Ahhhh…Jamás pensé que tú ibas a ser Ahhhh…. Así…- -Si te hubiese cogido ese imbécil, te habría hecho muchísimo daño… Aunque me estoy cuestionando, si realmente a ti lo que te gusta es que te hagan daño.- Inmediatamente, tras oír estas palabras, con mi mano abierta, le metí una cachetada fuerte en el culo. Ella soltó un grito sonoro, porque la pillé desprevenida. Pero extrañamente, ese grito no me pareció que fuese de dolor. A continuación, miró hacia atrás, hacia mi y su mirada se volvió felina… Ahí comprendí lo que realmente era Sasha. Una auténtica bestia parda, un animal encerrado en una vida convencional… En un matrimonio convencional que necesitaba salir de esa rutina. Y ahí es donde comprendí lo que ocurrió en el Sidhartha. Ella, en su fuero interno, gritaba algo distinto, gritaba emoción, gritaba peligro … Y mi amigo Miki podía ver este tipo de cosas. Probablemente si yo me lo hubiera propuesto, también lo habría sabido ver, pero yo no era de esa condición y no tenía ese tipo de prioridades. Pero ahora la tenía ahí debajo de mí, ensartada por mi miembro. Y entendí que tenía vía libre para mis más bajos instintos …

Autor: OLDIE Categoría: Infidelidad

Leer relato »

Me gustan la vergotas

2024-02-20


El cuñado de mi marido meda unas buenas cogidas con su rica vergota de 25 CM y bien gruesa mi relato es real y paso en Sinaloa México. Soy una mujer de estatura baja de pechos no muy grandes pero muy duros no soy delgada pero tengo unas piernas muy torneadas tengo 29 años. Mi historia comienza cuando a mi marido que es gerente de un super mercado lo invita el marido de su hermana a trabajar para el en un nuevo supermercado que abrió en su pueblo que está alejado de la ciudad donde vivimos a lo cuál mi marido acepta porque le pagará más y le prestará una de sus casas para vivir así que no tendremos que pagar renta, así que mi esposo mi hijo y yo nos mudamos al pueblo. La casa que nos prestó mi concuñado es muy grande que está completamente bardeada y no se puede ver hacia adentro y tiene un almacén en la parte de atrás donde el guarda productos que utiliza en la agricultura. Un día mientras yo estaba sola en la casa llega mi concuñado a recoger productos a la bodega y para pasar hacia atrás le abrí la puerta de la entrada como era de mañana yo salí en pijama que se traslúcia un poco mis partes el se me quedó viendo con lujuria, yo sé que el es muy mujeriego y siempre me llamo la atención porque algunas veces cuando nos visitaban escuchaba cuando el y su esposa hacían el amor ella soltaba unos gritos y me daba curiosidad saber que le hacía para gritar de placer. A los días que estaba sola por la mañana otra vez escuché que tocaban la puerta y era el otra vez a lo ... ... que yo rápidamente me quite la ropa interior y traía una pijama de vestido corto y flojo dije hoy me lo tengo que coger. Le abrí la puerta me saludo y me dijo: Voy a pasar a la bodega Está bien voy a recoger el desorden de juguetes que dejó el pequeño Me agache para que me mirara la vagina el se percató inmediatamente y me dijo: Amaneciste muy caliente hoy verdad Si le dije ya tengo días que no me dan Me dijo para que estoy yo si ya sabes que me excitas mucho Mientras yo estaba agachada me toca la vagina con mucha delicadeza y se me empieza mojar rápidamente le dijo hay que pasar a la casa y me dice que no que ahí me va coger. Me sube a una mesa me abre las piernas y me empieza a dar la mamada de vagina de mi vida algo tan rico que nunca me lo habían hecho asi me la chupa toda de arriba abajo me chupa el clítoris me lo mordisquea me mete la lengua algo tan rico, luego me quita el vestido me besa las pompas la espalda y pasa a mis cuello baja besándome los pechos y para ese entonces yo sentía que mi vagina chorreaba y le dije méteme tu vergota por favor, se quitó el pantalón y el boxer y salto una vergota dura muy grande (como 25 cm) pero muy curveado, me abre las piernas me lo soba por toda la vagina y me presenta en la entrada de la vagina. Me da un beso en la boca y no que me acomodo para que se me metiera, me entra y sentí tan rico una cosa tan dura que solté un quejido y empieza el mete saca me daba hasta adentro sentía que me pegaba en la parte de arriba ...... y a veces a un lado por la gran curva que tiene. Estuvimos así por un rato y me agarró en sus brazos sentía que me iba partir en 2, luego se sentó y me subí arriba de el mientras yo bajaba y subía el me tocaba las pompas y se humedeció un dedo y me lo metió en el culo era algo espectacular lo que sentía (soy virgen del culo ) luego me pone sobre la mesa otra vez y me lo mete de una me está dando la cogida de mi vida cuando de pronto siento que me vengo y unos segundos después siento cuando el me llena de leche mi vagina. Fue el mejor orgasmo de mi vida sentía que las piernas me temblaban, me dice me hiciste que me viniera aún me faltaba un rato. Me lo saca y cae una gran cantidad de leche. Después me pone como perra en cuatro y le veo las intenciones de meterme su vergota en mi culo virgen y le digo que despacio por que nunca me han cogido por el culo y soy virgen de hay y me dice no te preocupes te Boy a coger ese rico colo virgen y te va a gustar. Y me puso una mamada de ... ... culo qué me hizo venir y se para sobre mis nalgas y acomoda su vergota en la entrada de mi culo y poco a poco me lo fue metiendo al principio me dolió un poco pero después te tener su rica vergota asta destro de mi culo vino lo mejor. Me empezó a dar unas metidas con su vergota asta dentro y la verdad lo disfrute como me rebentaba mi culo asta que llego el momento de que me lo llenará de leche y sentía como me abría mi culo con su rica vergota después de sacarme la vergota de mi culo se lo limpio con mi lengua para sacar asta la última gota de semen. Me levante y le di un beso y apartir de ese día soy su puta y nos hicimos amantes. Y como mi esposo sale temprano al trabajo. Yo espero con ansias para que llegue el cuñado y me dé unas ricas metias de esa vergota por mi panocha y mi culo y me los dejo llenos de semen. Agarró mi ropa y voy hacia la casa pero cuando voy a entrar le digo esto se tiene que repetir y el se sonríe y se pone la ropa pasa a la bodega para luego marcharse.

Autor: RicharBrecker55 Categoría: Infidelidad

Leer relato »

ESTEFANY.*

2024-02-20


Un viaje y una linda chica que no olvidaré . Hace tiempo, mi familia y yo fuimos de paseo aún pueblo entre Oaxaca y Veracruz. Solo nos quedaríamos por tres días. Había una chica de nombre Estefany. Delgada, que a pesar de tener caderas medianas, tenía o tiene unas nalgas grandes y redondas, unas piernas bien formadas, pechos medianos, algo pecosa de cara de piel blanca. Fany era la encargada de atender una tienda, la cual está frente de donde nos hospedabamos. Confieso que ella me ponía nervioso. No se porque, pero así era. El chiste es que hubo una fiesta dedicada al santo de aquel lugar. Habíamos ido para apreciar el festejo del lugar, nos dispusimos a caminar y comer alguna cosa. Por diversas cuestiones nos separamos, mi mujer y yo fuimos a ver a un grupo musical. Luego de un rato, algo aburrido, fui por unas micheladas en lo que mi esposa gozaba del concierto. Antes de llegar al puesto, veo a Estefany sentada en completamente sola, con la mirada hacia el piso. Me detuve un momento a contemplarla, recorriendo la mirada desde sus piernas. Ella volteo a verme y prontamente la salude, ofreciendole algo. «No gracias». Dijo con voz de ebria. ¿Me puedo sentar contigo? Le dije. Charlamos un poco y finalmente aceptó tomar unas cervezas conmigo. Con la condición que fuera en la tienda donde trabajaba. A medio camino me pregunto : – ¿Me ves bonita? – Claro. – Mucha gente dice lo contrario. – Te ves hermosa. Y quien te haya dicho eso es un idiota. – No te creo. – Como quieras. ¿Sabes que? Mejor me voy. Disculpame. Te veo luego. – No te vayas. Ven. – Mira estas muy borracha. Hagamos esto. Te dejo en la tienda, te recuestas, descansas y mañana estarás como nueva. Al llegar, ella me mostró lo que era su habitación. Pero no me dejaba irme. – Acuéstate un rato conmigo ¿si? – No puedo. Tengo que regresar. Viéndola bien. Pensé en ¿que podría pasar? Y por su embriaguez pronto se dormirá. Al acostarme, ella me pidió abrazarla, pegando su culo a mi ya levantado y firme amigo. No puede soportar las ganas de acariciarle las piernas, su estómago, pero más sus pechos. Pensé que estaba dormida, pero al voltearse me sorprendió con un beso. En mi calentura no hice nada por quitarmela. Así que con toda la irracionalidad, me puse encima, besaba su cuello, mis manos recorrían su firme y suave piel. Baje a sus pies para quitar su short y su pantaleta rosa. Su vulva peluda invitándome a meterele la lengua, cosa que hice sin dudarlo. Sus gemidos pronto comenzaron a sonar. Como loco metía dos dedos y seguía chupando su clitoris. Su primer descarga la hizo en mi boca, fui a seguir besandola, en lo que le metía mi ardiente trozo. Al tenerla desnuda, disfrutaba de sus pezones, como si fuera la primera vez que probaba unos. Después la senté en la cama y le puse el falo en la boca, mamandolo torpemente, pero rico. La coloque de perrito y así la bombeaba con fuerza, aferrado a sus caderas, manoteando en ocasiones sus nalgas. La coloque con las piernas en mis hombros, perforandola con vigor. Con mi boca jalaba sus pezones, besaba su cuello y le llegue a hablar con groserías. Una fantasía muy bizarra que esa noche cumplí, fue en vaciarme en su carita llena de pecaz. La volví a clavar y con mi mano masajeaba bien su cara, a modo que mis mecos estuvieran bien distribuidos, metía mis dedos en su boca, sacaba mi verga para meterle esos dedos que estaban en su boca y de regreso. Besaba su conchita, sus piernas, la volví a clavar. Como me hice la vasectomia. No tuve problemas en llenar su panochita de mi leche. Fue muy rico ese orgasmo que habíamos tenido Fany y yo. Rápidamente me despedí y fui corriendo con mi mujer, que seguía disfrutando del grupo musical. Al día siguiente tendríamos que regresar a casa. Por lo que apure a mi familia a que nos fuéramos pronto. Huí como un cobarde, a pesar de lo bien que la pase con Estefany. Realmente lo lamento, pero no me atreví a darle la cara. Tiempo después. Me enteré que ella era una chica en venta y que estaba dispuesta a irse con cualquiera que viniera de fuera. Me hubiera gustado llevarla, pero en realidad no podía. Solo espero que este bien. Vladimir escritor.

Autor: VLADIMIR ESCRITOR Categoría: Infidelidad

Leer relato »

El suggar de mi esposa Parte 3

2024-02-08


El suggar de mi esposa me ofrecio dinero por acostarse con ella y yo grabarlos. Continuamos con el desenlace de como el Suggar de mi esposa se acosto con ella y me hizo grabarlos. Una vez en su casa nos hizo pasar al segundo piso, a un cuarto que se miraba muy amplio por fuera, ya que algunas paredes eran de cristal pero con cortinas oscuras. Al entrar quedamos impactados…. Era un cuarto super amplio y elegante, Las paredes de cristals miraban al exterior, y al entrar las recorrio las cortinas de manera automática via wifi o bluetooth, era un cuarto que se miraba lo destinaba para reuniones, tenia una barra bar con botellas de distintos alcoholes, un sofa enorme de cuero y una tele enorme, además de eso lo acondiciono para la ocasión, ya que contaba con varios muebles estilo moteles (Los conozco como muebles kamasutra) y en medio de la sala había una mesa de centro amplia y un tubo que no conectaba con el techo, y una cubeta con vasos tequileros, hielo, whiskey y 4 sobres de mieles para mejorar el desempeño sexual, nos hizo tomar asiento, puso algo de música, nos ofreció un trago y empezamos a beber y platicar, empezamos a hablar de como estuvo nuestro día y cosas por el estilo, mientras platicábamos no dejaba se nos vaciara el vaso donde estábamos bebiendo, inmediatamente los rellenaba, el casi no tomaba pero nosotros quisimos tomar para asimilar un poco la situación y las cosas fluyan un poco mejor, en cuestión de 1 hora la platica se enfoco en May, Juan empezó a decirme lo suertudo que era por tener a May para mi solo, que la verdad el esta perdidamente enamorado de ella y que en lo mínimo le ha molestado tener todas las atenciones que a tenido con ella, que la verdad ella se lo ha pagado todo con los momentos que han tenido y sobre todo con las fotos. Mientras me decía todo esto empezó a tocar la pierna de May y algo que nos saco mucho de onda, fue que también empezó a tocarme a mi, a lo cual yo ponía resistencia, a lo cual May me hacias caras para no incomodar negándome, así que deje que me tocara, a lo cual fue muy poco, solo agarro mi miembro encima de mi pantalo pero de una forma extraña, como si quisiera medirlo, acto seguido dijo lo siguiente: “Saben, esperando no se espanten y eche a peder todo esto, he querido hacerles una propuesta mas, pero quería decírselos estando conmigo”. Comentario que nos tomo por sorpresa, y May abrazandolo (May ya estaba tomada, a lo cual empezó a ser afectiva con el de manera natural) le pregunto “Que pasa amor” y Juan le responde: “La oferta inicial quiero que siga en pie pero me gustaría agregar algo mas” y yo pregunte: “que cosa?” a lo cual Juan dice: “Quiero que tu me grabes mientras me cojo a tu esposa” comentario que mas que molestarme me sorprendió totalmente, a lo cual yo igual ya algo tomado le dije: “Pero eso te costara mas” y Juan responde “ lo se, pero no es todo”, agrega “Quiero que mientras nos grabes estes totalmente desnudo, y si se me antoja que participes lo hagas”, May y yo quedamos totalmente impactos, pero siendo sinceros fue algo que nos excito a ambos y accedimos a hacerlo por el doble de lo acordado, Juan accedió sin problema y acto seguido me pidió me pusiera de pie y que May empezara a desvestirme, a lo cual nos levantamos y ella empezó a desvestirme, y Juan comenta: “Hazlo de forma sensual y lenta”, mientras el comenzaba a grabar con su celular. May empezó a desvestirme de arriba hacia abajo, y ya quitándome el boxer como ultima prenda Juan se acerca un poco y le dice a May: “Chupaselo”, a lo cual May sin pensarlo dos veces empezó a chupármelo de un forma tan excitante, mientras Juan le daba indicaciones y ella las seguida, me chupaba los huevos mientras me masturbaba, al poco tiempo Juan se saco el pene y empezó a masturbarse y acto seguido le tomo la mano a May para que ella lo hiciera por el. Pasando unos minutos me dice Juan : “Es tu turno de ser espectador”, me pasa su teléfono para grabar como May se la chupa mientras gime y balbucea : “Cuanto tiempo soñe con esto”, May se lo chupaba de una forma tan sensual, perdiendo la timidez completamente, acto que me puso muy caliente de ver y empecé a disfrutar mi papel de espectador, Juan se había tomado una miel antes de empezar así que no tenia tiempo que perder, levanto a May la recostó en su sofa, le arranco la ropa como pudo y empezó chupándole los pezones, manosearlos e inmediatamente bajo a chuparle su vagina. Enfocaba las tomas a May gimiendo por tremendo sexo oral que recibía, estaba tan entegada y caliente que empezó a pedirle a Juan que ya se la metiera:” Hazmelo amor, te quiero dentro de mi” fueron sus palabras, Juan me acerco para grabarlos mejor y le pidió a May me masturbara mientras grababa y el se la cogía, Juan la levanto y la acomodo de vaquera, May se subió y empezó a cabalgarlo como todo una puta, a los escasos minutos Juan me pidió que la penetraramos entre los dos, coloque el teléfono en la mesa del centro de forma que nos grabara, me acomode y empecé a penetrar a May al mismo tiempo que Juan, ya este punto me importaba poco el contacto físico que teníamos Juan y yo, y empecé a disfrutarlo como nunca, Juan se levanta agarra a May de la cabeza, se la acerca a su pene y eyacula en toda su cara. Juan había terminado en May, pero el deseoso de ver como me la cogía tomo el teléfono y me pidió continuar mientrar grababa, se acerco a nosotros y le ordeno a May hacer un 69 ellos dos mientras yo me la seguía cogiendo, accedimos, hicieron el 69 y yo empecé a darle duro a May, en eso siento algo en mi pene y mi escroto, donde me detengo a ver, noto que es la lengua de Juan que aprovechaba la pose para hacernos sexo oral a ambos. Después de unas horas empiezo a sentir que voy a eyacular, a lo cual Juan me pide eyacular dentro de May, lo obedezco y tengo uno de los mejores orgasmos de mi vida al tiempo que veo como May también se viene, esto hace que el semen escurra por la vagina de May y sin pensarlo dos veces Juan se acerca a tragarse ambos fluidos. Terminamos cansados los 3, Juan nos pidió pasar la noche con el, a lo cual accedimos por la hora que era. Los 3 disfrutamos esta experiencia y la hemos repetido en cuanto tenemos oportunidad dejando un poco de lado el aspecto económico. Actualmente May y Juan pasan fines de semanas sin mi juntos cogiendo y enviándome sus videos.

Autor: MRRELATOSNL Categoría: Infidelidad

Leer relato »

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!




Todo relacionado con: relatos infieles, relatos infidelidad, infidelidad consentida, reales, gratis