Relatos Eróticos de Incesto


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


Rica mamada de mi cuñada y facial a mi sobrina

2022-06-17


Aún no me lo creo… Empiezo a recordar lo sucedido y se me pone tan duro el mástil.. algo que obvio llegue a imaginar mas nunca creí que fuese a suceder.. les contare que hace poco.. mas bien el 10 de mayo celebraron el día de las madres en la escuela de la hija de mi cuñada osea mi sobrina.. yo me encontraba en casa de mis suegros y ahí llego mi cuñada con un escote tan sexy que no podía quitar mi mirada de sus ricas tetas incluso ella lo noto pero no me dijo nada.. no podía disimular ni siquiera un poco estaba viéndola perdidamente aparté de que traía unos brillos no se si del festejo o de su perfume pero le brillaban las tetas estuve toda la noche viéndola ya que nos quedamos a cenar ahí.. y cuando ya nos íbamos nos pidió ray para su casa obvio con guste acepte llevarla.. llegando a su casa se bajo y se acabo el espectáculo eso pensé.. si no que antes de entrar a su casa yo seguía en el carro y me pidio ayuda a bajar algo de una alacena con gusto entre para poder ver mas tiempo esas ricas tetas al entrar me decepcionó por que se las había tapado con algo no se como se llame esa prenda era algo que se puso en los hombros y tapaba su pecho yo molesto pase a la cocina y empecé a buscar lo que dijo de la alacena vaya sorpresa cuando volteo y ahí estaba sin la prenda esa con su escote al descubierto como en toda la noche y me dijo.. deja eso solo quería corroborar algo.. y viendo directamente a sus tetas le conteste.. qué quieres corroborar? Pues que te les has quedado viendo toda la noche uff le dije si es que se te ven muy bien.. y estaba a centímetros de sus tetas pero con esos pinches brillos si acercaba mas la cara se me iban a pegar y mi esposa se daría cuenta.. entonces me dice y si te gustaron? Lastima que no las puedas agarrar o te van a chingar.. se rio y se dio media vuelta en eso la agarre del brazo y le di otra media vuelta le dije yo no puedo hacer nada pero tu si.. entonces la agarre de los hombros e hice que se pusiera de rodillas saque mi verga y se la pase por su carita ella me miraba a los ojos mientras yo pasaba mi verga por su carita en eso le dije ponla en tus tetas y me dijo no.. se va a llenar de brillos y no me la podré comer uff con eso me mato.. inmediatamente se la meti en la boca le escurría la baba y hacia unas arcadas que me exitaban tanto no aguante mucho y senti que me iba a venir en eso se detuvo el tiempo para mi.. alce la cabeza y vi una sombra senti que se me salia el alma pense que era mi esposa buscandome.. pero no.. era mi sobrina viendo como su madre desaparecia mi verga en su boca entonces jale del cabello a mi cuñada metiendo toda mi verga hasta su garganta pero cuando la solté se aventó hacia atrás y llego hasta la pared.. y quedo a un lado de mi sobrina.. uff lo recuerdo en cámara lenta.. apunte hacia las tetas de mi cuñada para vaciar mi leche ahí pero al ver la carita de mi sobrina me decidí y se los avente en su carita uff fue lo mejor eso pensé.. pero mi cuñada se molesto que por que le hice eso a la niña.. sin saber que ella tenia rato viendo a su madre mamar verga

Autor: GIORGIO Categoría: Incesto

Leer relato »

Los hermanos sean unidos

2022-06-17


Soy de Zárate, provincia de Buenos Aires y tengo 20 años y mi hermano 15,el es musculoso,tiene el pelo negro y es muy peludo, mientras que yo tengo el pelo castaño y no soy tan peludo. Bueno, la historia comienza un día en donde mi hermano me pide un preservativo. Yo como buen hermano mayor le preste uno de los que yo uso. El problema es que al día siguiente me dijo que el condón le había quedado muy chico y ademas que le apretaba, yo le dije que probablemente de lo había puesto mal, así que algún día le enseñaría. Hace mas o menos 2 semanas aproveché que mis viejos salieron a cobrar el IFE y yo rápidamente fui a la farmacia mas cercana y compre, un forro grande y otro de los que yo uso. Cuando llegue a mi casa le dije a mi hermano que nos juntáramos en su pieza, cuando ya estábamos los dos juntos en la pieza de mi hermano, yo le pregunto «confias en mi?» a lo que el me responde «si» entonces yo le digo «bien, a la cuenta de tres los dos nos sacamos la ropa y nos quedamos en calzoncillos» así que me puse a contar. Cuando termine de contar hasta tres, yo era el único en calzoncillo, mi hermano solo se había sacado su remera, por lo que yo me acerque y le baje los pantalones, cuando levante un poco mi cabeza, pude ver el bóxer de mi hermano, era de color gris y se le recalcaba su pene, por lo que yo me excite mucho y para ocultar mi excitación me senté en su cama y nos pusimos a hablar. Después de un rato hablando yo le volví a mirar el bóxer y de nuevo me excite así que me arme de valor y me levante de la cama y le digo a mi hermano «ahora yo te enseñare a ponerte un forro» así que me baje el bóxer y me puse un forro (ya estaba excitado) luego mire a mi hermano y el me dijo «que chica la tenes». Después le digo a mi hermano «ahora, sacate el bóxer» mi hermano se levanto de la cama y se quedo paralizado, yo me acorde de que mi hermano me dijo que le había quedado chico mi forro así que me dio mucha curiosidad, después de unos minutos yo me quede sin paciencia y me acerque a mi hermano, me puse de rodillas y le baje su bóxer, cuando levante mi cabeza, vi la gran verga de mi hermano, en si cuando vi el gran pito flácido de mi hermano menor, así que agarre una regla de 30 cm y le medí la pija, el pito de mi hermano media 14 cm flácido, por lo que me llego un escalofrió y me puse a chupar su chota. Después de un rato chupando , tuve que parar ya que el gran pene erecto de mi hermano menor ya no me cabía en la boca, cuando lo saque de mi boca, agarre la regla y le medí su gran pene, le media 17 cm erecta!!!. Yo le pase un forro grande diciéndole «había comprado otro igual al mio pero al ver tu pene veo que no te va a quedar» el me respondió «igual no me lo quiero poner ahora, sigue chupando.» yo me volví a poner de rodillas y el se sentó en su cama, así que de nuevo se la empece a chupar. Luego de un rato mi hermano me empezó a agarrar la cabeza, y de repente sentí como mi boca se llenaba de su leche varonil, el sacaba y sacaba leche, no paraba, a mi no me quedaba otra cosa mas que tragármelo ya que mi hermano me sostenía la cabeza para que no parara de chuparle su pene. Después, por fin termino de largar su leche y yo entonces pude sacar su pija de mi boca, el se puso un forro y me dijo «este me queda perfecto!!». Después de decir eso yo le mire el pene y me excite mucho, así que me subí a la cama y me puse en cuatro, mi hermano saco de un cajón de su velador una botella de crema hidratante y me empezó a echar en el ano. Cuando ya pudo meter su dedo dentro de este, empezó a meter lentamente la punta del pene y me dice «prepárate», después de decir eso el metió de una su chota por mi ano,y empezó a sacarlo y entrarlo,yo sentía como lo hacia y me gustaba. Cuando el quedo exhausto se acostó y me dijo «el condón que te pedí era para coger a un compañero del cole puto, pero creo que ensartar a mi hermano es mucho mejor».

Autor: ZárateHot Categoría: Incesto

Leer relato »

El viaje de Karlita

2022-06-17


Esta es la historia de como nos aprovechamos de nuestra hermana y la metimos en el sexo en un viaje en auto. Hola me llamo José y contaré la anécdota de cuando a mi padre y hermanos se les ocurrió la idea de introducir a mi hermanita de 6 años al incesto, a la cual le pondremos Karla Karla iba a cumplir los 7 años y mi familia decidió ir a festejarlo a un rancho que teníamos pero todo esto empieza una noche antes de salir de viaje en la cual yo estaba acostado en mi cama viendo el celular cuando me llega un mensaje de mi hermano el cual es un año mayor, el mensaje me decía que si quería participar en algo que ellos habían tramado hace tiempo yo curioso pregunté de que se trataba y mi hermano me dijo que querían tener sexo con Karla durante el viaje, yo me asusté e impresioné un poco y solo le contesté que necesitaba tiempo para pensarlo y el me pidió que no le contara a nadie Durante toda la noche lo pensé muy bien y al principio me parecía una idea horrible pero al fantasearme un poco con mi hermanita mamando verga me prendí y masturbé pensando en eso A la mañana siguiente me levanté y bajé al carro para subir las maletas y una vez ahí le dije a mi hermano que estaba dentro del plan así que después de esperar un rato bajó el que seria nuestro próximo juguete, Karla una niña inocente y muy obediente, ella llevaba puesto un vestidito azul celeste que ocultaba su cuerpecito unos pechos casi planos y un culito redondo, llevaba sus típicos lentes y al vernos se hace a un lado su cabello negro y nos da los buenos días, al cabo de un rato subimos al carro en donde estábamos mis dos hermanos mayores y yo al entrar ambos me vieron con una sonrisa denotando su emoción y nerviosismo, cabe aclarar que ellos nacieron el mismo día pero no son gemelos ambos tenían 19 mientras que yo tenia 17 y nosotros solíamos ir en otro auto aparte del de mis padres porque ambos sabían conducir, al cabo de unos minutos de conversar entre nosotros mi padre llega cargando a Karla y le dice que se suba con nosotros y que nos obedezca en todo lo que le digamos (el también estaba enterado del plan y nos ayudó a dejarnos solos con Karla) ella se sube y empezamos el viaje en el cual yo y Karla íbamos en los asientos de detrás y mis hermanos Aaron y Sebastián adelante, yo empece a jugar con Karla para que ella tuviera confianza de hacer el siguiente paso el cual llegó con la llamada de papa Nos dijo que pasáramos por la tienda y compráramos carbón y otras cosas para encender el fuego en el rancho así que fuimos a la tienda con esa excusa, compramos cosas que nos faltaban y volvimos a subir al auto, al cabo de unos minutos de entrar a la carretera Sebastián el cual iba en el asiento del copiloto le dice a Karla que se pase para enfrente y poder jugar un juego, ella emocionada se pasa y se sienta en las piernas de mi hermano el cual le quita sus lentes y os guarda en la guantera, saca una cinta adhesiva gris de una de las bolsas y se la pone en la cabeza tapando sus ojos—para que es la cinta?—nos preguntó Karla—es para poder empezar el juego—le contestó Sebastián, hizo su asiento para atrás y arrodilló a Karla frente a el y se sacó su pene poniendo la mano de Karla en el—mueve eso arriba y abajo, ese es el juego—solo eso?—preguntó lago incrédula y empezó a masturbar lenta y torpemente a mi hermano, tanto yo como Aaron empezamos a mastúrbanos lentamente hasta que después de unos minutos Sebastián le dice que se detenga, ella obedece y la carga cambiándola de lado dejándola arrodillada frente a la verga de Aaron, ella busca su polla y cuando la encuentra empieza a masturbarlo—lo haces muy bien Karla, ahora empieza a lamerla—al principio se negó y trató de quitarse la cinta pero después de insistirle empezó a pasar su lengua por la cabeza y al estar a punto de venirse la detienen y me la pasan a mi, yo me acuesto ocupando los asientos traseros y a ella la pusieron sobre mis piernas y empezó a masturbarme con su manita ella lo hacia lento hasta que le dije que siguiera lamiendo y empezó a lamerlo—métetelo en la boca Karla—dijo Aaron y por esto ella se separó un poco suspiró y se metió la cabeza de mi pene en su boquita—chúpalo Karla—ella empezó a mover su lengua al rededor de la cabeza y yo tomé su cabello con mi mano y la hice mamarme la verga durante un rato, después de sentir el calor de su boquita y estando a punto de correrme tomé su cabeza y la jale hacia atrás sacando mi verga pero bajando su cabeza para que lamiera mis huevos—quien se corre primero?—les pregunte a mis hermanos—lo haremos todos—decía Aaron mientras se estacionaba en una gasolinera todos estábamos atrás y bajamos los asientos para tener la cajuela a nuestra disposición(tenia una cajuela bastante grande)—acuéstate Karla—ella se acostó y todos algo apretados nos pusimos al rededor de ella apuntando nuestras vergas a su boca—saca tu lengua y prepárate para recibir nuestra leche—todos empezamos a masturbarnos y nos corrimos un su cara llenándola de semen, ella trato de limpiárselo pero como era bastante solo acabó manchándose las manos—pásenme algo para limpiarme por favor—decía desesperada porque no se lo podía quitar—no tenemos servilletas pero podemos limpiarlo con tu vestido—si límpienlo con lo que sea!—dijo desesperada por no poder ver y estar pegajosa así que le quitamos el vestidito y limpiamos su cara con el tarándolo a una esquina de la camioneta dejando a la vista sus pantaletas amarillas con dibujitos de flores—ya me puedo quitar esto?—decía tratando de quitarse la cinta pero al intentarlo Sebastián tomó sus manos y la acostó boca abajo dejando su culito a la vista—agárrenla—nos dijo y nosotros tomamos sus manos y sus pies tocándome a mi sujetar estos últimos, Sebastián levantó su culito y empezó a pasar su pene por el anito de Karla por encima de su pantaletas—QUE HACEN SUELTENME!—empezó a quejarse y a tratar de zafarse del agarre y Sebastián le bajó sus pantaletas hasta las rodillas y le dio una nalgada fuerte—obedece o le diremos a papa que te portaste mal—ella al escuchar esta amenaza se calmó un poco pero seguía tratando de zafarse de nuestro agarre, Sebastián sacó un bote de lubricante y le untó un poco en su ano—Aguántalo Karla— y sin dejarle tiempo de pensar le metió toda la verga hasta el fondo, Karla dio un grito que estoy seguro que se escuchaba desde fuera y nos asustamos así que todos nos quedamos quietos unos segundos tapándole la boca a Karla pero al ver que nadie vino ni se asomó Sebastián empezó a bombearle el culo—pero que apretada estas—el se movía lento al principio haciendo que se acostumbrara a su tamaño y después de un rato empezó a follar su culo, desde mi perspectiva la vista era increíble aunque creo que de la de Aaron no tanto porque se asomaba para alcanzar a ver Después de un rato de bombear podría decir que a Karla empezó a gustarle porque ya no se quejaba ni forcejeaba solo gemía y recibía la verga de su hermano mayor como una buena puta hasta que Sebastián acabó dentro de ella y al sacársela de su ano salió un poco de semen, todos soltamos a Karla cayendo rendida al suelo de la cajuela, de ella solo se oían su respiración cansada y sin darle mucho descanso Aaron la puso como en misionero y empezó a pujar en su conchita—N-NO…..AHI NO……..—pudo decir antes de ser desvirgada por la verga de Aaron la cual gracias al semen que le escurrió Sebastián y a que ella ya estaba un poco mojada entró con «facilidad» al menos para nosotros así se vio y a diferencia de se hermano, Aaron no tuvo piedad y follaba su coño con toda la rapidez que podía—AAAAAA NO NO NO NO AAAAAAA PARAAAA—gritaba Karla y Aaron le dio una cachetada pero ella no se calló—Diablos como te quejas puta—dijo deteniéndose un poco y quitándole la cinta de los ojos y poniéndosela en la boca Karla al ver la escena se notó un claro miedo y terror en sus ojos, con sus manitas empujaba el pecho de Aaron sin mucho éxito, yo creía que se estaba pasando y me dispuse a intervenir—Aaron la estas lastimando, no crees que deberías de parar?—CALLATE—dijo mientras me empujaba—Vamos José no seas aguafiestas, acaso olvidaste cuando Aaron te desvirgó? tu culo esta bien no?—las palabras de Sebastián resonaban en mi interior y sentí que esto estaba mal pero ya era tarde pues Aaron terminó en su conchita dándole su primer creampie, cuando sale de ella se sienta junto a Sebastián y me dice que me toca pero antes de poder hacer algo una voz nos espanta a todos—LO TENGO TODO GRABADO HIJOS DE PUTA—Un señor como de 40 que había llegado en motocicleta nos había grabado—Por favor no muestre el video, le daremos lo que sea—el señor ve a nuestra hermana desmayada en el camioneta y ofrece a mi hermana por el video y mis hermanos aceptan sin pensarlo—En serio vamos a vender a nuestra hermana?—es eso o ir a prisión—estábamos jodidos así que dejamos que el señor usara los agujeros de Karla a su antojo, al inicio ella ni se percató porque estaba desmayada pero cuando se despertó empezó a gritar—Diablos Aaron esto esta mal, voy a acabar con esto—Tenia pensado intervenir a cualquier costo pero Aaron me detiene agarrándome por la espalda—Pero……Karla lo está disfrutando—estaba tan enojado y angustiado que no me había dado cuenta que Karla estaba gimiendo cómo toda una perra—SI,MAS RAPIDO MAS RAPIDO—no me lo podía creer mi hermanita ahora era un juguete sexual pero no me desagradaba del todo, después de que el señor acabó en su culito y se fue después de borrar el video de su celular continuamos el viaje a pesar de que yo no había tenido mi turno, Karla iba dormida a mi lado completamente desnuda y prácticamente violada por tres hombres diferentes A pesar de que ella estaba ahí yo no me atrevía a hacer algo pero Sebastián me convenció de hacerlo y la levante sentándola en mis piernas mientras me abrazaba porque seguía medio dormida y con cuidado coloqué mi pene en la entrada de su conchita y la dejé caer sobre el lo que provoco un quejido de dolor y al comprobar de que ella estuviera bien empecé a levantarla y dejarla caer sobre mi verga disfrutando así de su cálida y estrecha vagina, después de unos sentones me acosté y la dejé arriba para que ella sola se empalara en mi verga y si bien al inicio logre controlarme y ser lo mas delicado posible la cálida sensación de estar dentro de mi hermanita me volvió loco y empece a moverme con rapidez para complacerme hasta que me corrí dentro de ella—me toca—dijo Aaron el cual ahora iba en el asiento del copiloto, yo le pasé a Karla como si de una muñeca se tratara y el empezó a embestirla no sin antes pedirle perdón por ser tan rudo antes Aquí acaba la primera parte y el inicio de la vida sexual de Karlita, el viaje siguió durante dia y medio y con el muchas horas de diversión las cuales narraré en otro relato espero que les haya gustado y nos vemos pronto

Autor: JOSEPE Categoría: Incesto

Leer relato »

Mi prima cachonda

2022-06-17


Bueno, comenzaré diciendo que vivo en la ciudad de Puebla Méx. Pero soy originario del estado de Veracruz. Mi relato es un poco extenso pero trataré de hacerlo lo mas corto posible. Me vine hace 17 años aproximadamente, y procuraba ir a mi pueblo cada mes o cada dos meses, me era muy difícil separarme de allá. Tengo varios primos y primas que cada vez que iba para allá, me lanzaba con ellos a los bailes y a echarme unas chelas. Pero había dos primas en particular con las que jalaba más o más bien ellas jalaban más conmigo, nos gustaba echar desmadre y de vez en cuando hasta madrazos en los bailes. Un día me hablaron par decirme que se presentaría un grupo famoso en aquel momento, pero que sería en una pueblo un poco retirado y como para entonces me había comprado un coche ya viejo, pues quería que las llevará. Así que me lance para allá el fin de semana. Al llegar ami pueblo, luego luego llegaron a la casa de mis papás a preguntarme a qué hora nos iríamos y como sería el movimiento, nos pusimos de acuerdo, irían ellas y otros compas, el baile era ese día en la noche. al medio dia me encontré con unos compas y me platicaron que mis primas andaban de calientes con unos weyes del rancho, a mí me valió madre, pues digo yo, a mi que chingaos me importa. Llegó la noche, nos lanzamos al bailes y ya estando ahí mis primas se fueron a bailar con unos vatos, que quien sabe quiénes eran, yo me puse a bailar con una chavita de ese pueblo, hasta que me la comencé a agasajar en el baile, me puse cachondo y tocaron unas rolas para bailar pegaditos, le tallaba la verga que por cierto ya la tenía bien parada, ella en ratos me imagino que cuando la sentía más dejaba salir unos ligeros gemidos. Nos metimos mero en medio de la pista y en ratos le apretaba las nalgas y le pasaba la mano por encima del vestido cuando bajaban la intensidad de la luz. (Los que han ido a un baile de rancho saben que show), bueno, le dije a la chana que nos saliéramos del baile y acepto, y dije yo "ya la arme, voy a darle el remojo al pinche cascajo que había comprado jajaja) una de mis primase vio cuando me la andaba agasajando a la chamaca, pero pues todo tranquilo hasta ese momento. nos fuimos directamente al coche, ya estando ahí nos comenzamos a besar y luego luego le metí mano, le tocaba sus tetas y cuando metí mi mano entre su vestido y le sentí su conchita, ya estaba bien mojadita, le acariciaba por en ima de su calzoncito y se sentía la humedad de su panocha, en ratos le hacía el calzon de lado y le metía los dedos, se los sacaba y me los lamía y se los daba a chupar a ella también, estábamos bien calientes, incline completamente el sillón del copiloto quedando ella casi recostada, le baje los calzones y no dejaba de tocarla, me dasabroche el pantalón muy hábilmente y me dispuse a cogermela, era medio incómodo y como que no le llegaba bien, sinceramente, recorrí el asiento más atrás y la puse en la orilla del asiento y la comencé a bombear, no llevaba ni cinco minutos cuando veo que andaban unas mujeres entre los coches, pero pues a mí me valió madres, mi coche tenía polarizado bien oscuro y en el parabrisas le había puesto un para sol para que no se viera para dentro, en una de esas una señora trata a de asomarse para adentro del auto y no sé cómo la chica se da cuenta y me dice " en la madre, es mi tía" se asustó y rápido se puso los calzones y se acomodo el vestido, yo tratando de que se quedará y que no se preocupara por qué no se veía para adentro, pero se asustó y en cuanto se dieron la vuelta las tías se bajó del coche y yo me quedé como wy. Después de unos minutos me quedé en el carro y me prendí un cigarro y me baje del coche con la verga bien parada, cuando veo hay viene mi prima la chica y me dice, "y la paloma ya voló?" Refiriendose a la chava, se ve que te dejo bien caliente verdad y se comenzó a reír. De momento me dice abre la puerta del carro y hazme casita que me estoy asiendo pipí. Ya en otras ocasiones me había pedido algo así, así que no me extraño, termino de hacer y me dijo que le diera un cigarro, ella ya andaba medio tomada y yo también me había echado unas chelas, fuimos por un six y no lo estábamos tomando en el carro, me comenzó a decir que se había enojado con el wey que andaba bailando y me preguntó que cómo había estado el asunto con la chaba, le platique y nada más se reía, me dijo "te dejo bien caliente verdad" le contesté que sí pero pues ya que le hacía, le dije, tendré que visitar a doña Manuela al rato y me comencé a reír, me dijo, para que te esperas hasta al rato de una vez si quieres, le dije pues ahorita que te vallas, me dijo como si no hubiera visto como lo hacen. Cuando me dijo eso supe que me la cogería, me saque la verga y me la comencé a jalar enfrente de ella, aún la tenía bien parada y tiesa, ella me veía, y me dijo, hay wy! pense que la tenías más chiquita, digo, no estoy muy vergudo pero me defiendo, yo seguí en lo mío y le dije que si la quería tocar y luego luego accedió, me la agarro y me la comenzó a jalar ella, le dije que nos pasáramos para atrás y de volada nos pasamos le desabroché el pantalón. Ella traía un calzon de encaje, la verdad es que mi prima estaba bien buena, le quite el pantalón y el calzon,, le tocaba su panochita que por cierto estaba bien humeda, se sentía pequeña y con poco vello. Le di primero unos tallones y enseguida se la metí despacio, hasta meterla completamente toda, cuando la metía toda sentía que tomaba con algo y ella se hacía para atrás como si le lastimara, les vuelvo a repetir no estoy muy vergudo más bien creo que es por qué ella era delgada y como me la puse patitas al hombro pues le llegaba bien, el chiste es que me la estube cogiendo en el carro, de a perrito, acostada, me monto y se movía como desesperada, hasta que sentí como si se hubiera orinado la cabroncita, me dejó la verga y los huevos bien mojados, se siguió moviendo hasta que me vine, pero fuera de ella, agarre su calzon y me limpie la verga y ella se limpio también con el mismo calzon y me dijo que lo regalaba. Cuántas puñetas no me hice después con ese calzoncito jajaja. Hay luego les cuento otra experiencia!

Autor: oozz Categoría: Incesto

Leer relato »

La hija de mi mujer de 16 y yo

2022-06-17


Que tal chicos me llamo Francisco y les vengo a contar como vivo loco por mi hijastra yo conocí a mi mujer hace un tiempo ya tenía una niña pequeña pero por cosas del destino no vivio con nosotros hasta que cumplió 13 años y se mudó con nosotros desde entonces mi vida no es igual no se qué me pasa pero todo cambio es una hermosa morena alta con un rostro ángelical con unos hermosos ojos achinados y las piernas más atractivas y el trasero más increíble que he visto les juro que no he visto a otra adolescente igual hoy bueno aquí les voy sucedió que al principio ella era muy arisca conmigo pero poco a poco empezamos a acercarnos hasta que un día jugando en la cama le di un beso en la boca ella se sonrrojo bastante y eso solo me despertó mucho más deseo hacia ella y cada vez jugábamos más seguido y en esos juegos habían roces muy exitantes de hecho tenía un juego que ella se dejaba caer de espalda y yo la agarraba y en eso la agarraba por los senos y nunca se molestó y así seguimos un tiempo yo viéndola caminar por la casa siempre con shorts cortitos y acelerandome el pulso pero ella siempre inocente hasta que un día entre a su cuarto mientras dormía y pues me acosté a su lado y ella toda confundida me pregunta que hago ahí y yo pues empecé a confesarme todo con ella que me gustaba demasiado y pues ella un tanto enojada me dice que soy solo el esposo de su mamá y solo deberia quererla a ella yo le digo que no siempre es así que uno si puede querer a dos mujeres pero igual sigo rechazando me pero en eso me acerco y vuelvo a besarla como aquella vez ella se quedó inmóvil como sin saber que hacer y yo le dije que eran los mejores labios que he probado y la volví a besar y esta vez sí me correspondió pero ella no sabía hacerlo bien me dijo que no cree que esto esté bien pero yo le dije que si algo te gusta y te hace sentir bien nada ni nadie debería prohibirtelo y pues solo no me dijo nada y seguimos besandonos en eso empiezo a tocarla comencé con sus piernas pero luego subí a su trasero ella me aparto la mano y como que se puso incómoda porque se dio la vuelta pero yo aproveche y la abrase recostanto mi bulto entre sus nalgas ella no se opuso a eso y le digo cosas al oído lo mucho que me gustaba empecé a besarla por el cuello y y a acariciar si cuerpo en eso llegó a sus senos y veo que sus pezones empiezan a ponerse duros y ahí empiezo a recostar más mi verga y ella totalmente inmóvil pero se sentía que se exitaba pero no entendía nada de lo que pasaba hasta que hizo un gemido muy suave eso fue todo lo que yo necesitaba empecé a apretar sus senos por debajo de su pijama y a sobar aún más mi verga hasta que no aguanté más y me pude sobre ella y empezamos movimientos s sexuales pero aún un la ropa se sentía mi verga super dura tratando de meterse en su vagina y ella ya gemía un poco más fuerte hasta que me levanté y le quite el mono de la piyama ella como que me detuvo un poco pero la estimule en su clítoris y termino cediendo ya desnuda me saque mi verga que estaba que estallaba y suavemente la empecé a penetrar se sentía un tanto estrecha no mucho porque ella es de caderas anchas se sentía tan suave húmeda y tibia fue la sensación más hermosa que he tenido nunca la olvidaré total que la termine de penetrar y ahí estuvimos un rato haciendo el amor ella gemía y gemía a pesar de que era virgen ya estabamos teniendo sexo como dos adultos fue tan maravilloso seguí bombeando le y con cada bombeo ya gritaba más y más y eso me hacía darle mucho más duro le di hasta que de un grito acabe y les juro que jamás había tenido un órgasmo como ese sentí que acabe como dos litros de semen mientras acababa sentía como si pequeña vagina se llenaba hasta rebosar de semen y ella lo sabía porque mientras termine ella hacía como contracciones en su vagina osea ella también llegó al orgasmo por el grito que hizo ya luego me recosté sobre ella con mi pene aún dentro de ella y ella con una sonrisa pícara me miraba y me dijo siempre tuve curiosidad de lo que sentía mi mamá cuando ustedes lo hacían y se rió jaja a mí solo me la puso dura otra vez con escuchar eso, esa noche lo hicimos como 4 veces y desde entonces tengo el mejor sexo del mundo con mi mujer y para suerte mía ella toma pastillas para dormir, y cuando lo hace siempre veo esa mirada cómplice de mi hijastra que voltea a verme y ya sabemos lo que pasará, me gustaría subir fotos pero será para el próximo relato cuando les cuente como la hice adorar el sexo anal

Autor: Anónimo Categoría: Incesto

Leer relato »

El deseo por mi hermana

2022-06-17


Les compartiré mis experiencias y mis deseos que he tenido por mi hermana, pues desde hace tiempo me atrae sexualmente y me gustaría relatar todo eso que ha sucedido. Les daré una pequeña descripción, soy un chico promedio de 17 años, con una complexión bastante regular y con un miembro promedio. Tengo tres hermanas pero me enfocare solo en una de ellas quien es a quien he mencionado y quién por seguridad cambiare su nombre. Ella es una chica de tes blanca más o menos mediana de estatura y es dos años menor que yo. Este morbo que tengo por ella empezó hace un par de años y no es que se ella porque es menor que yo o algo por el estilo ya que de igual manera mis otras hermanas también me atraen sexualmente, pero Dennis ( mi hermana de quién estoy hablando) siempre me ha generado más excitación. El primer suceso ocurrió una ocasión en la Dennis estaba dormida en el sofá de la sala, pues acostumbraba dormir ahí los fines de semana viendo películas, esa noche estábamos solo nosotros viendo la tv, yo estaba sentado a su lado mientras que ella estaba recostada, después de un rato comencé a sentir sueño y Vi que Dennis ya estaba dormida por lo que me levanté quitando la cobija que nos estaba tapando y descubriendo por completo a mi hermana, en ese momento me pude dar cuenta de lo rica que estaba pues llevaba puesto un short que no era tan pequeño, pero por el movimiento había quedado todo entre sus nalgas, fue imposible no sentir excitación al ver eso, necesitaba tocarla, pero antes de eso la moví para asegurar que estuviera bien dormida y así fue, entonces comencé a tocar poco a poco ese culito tan rico, bien redondito y paradito que tenía bien escondido mi hermanita y al ver que ella no daba señal de que se fuera a despertar me comencé a masturbar mientras ponía mi cara en su culito rico, después de estar un rato de estar así decidí sacarle su short y su calzon de entres sus nalgas dejando ver un poco de su vagina y su ano (cabe resaltar que ella es una persona extremadamente higiénica por alguna razón, y ahí se podía ver claramente) ya estaba tan excitado que comience a lamerlo, tan Rico y apretadito, pero ya era bastante y me imagino que por reacción de su cuerpo se despertó, claro me quite rápido pero ella no se había dado cuenta de nada, entonces solo me dijo " me espantaste!!" Y se levantó y se fue a dormir. desde ese entonces no he dejado de ver a mi hermana con morbo. les interesa que cuente más sobre las las veces la manosee dormida o la espiaba mientras se bañaba? Si puedo conseguir algunas fotos las subiré en el próximo relato

Autor: Rubén Categoría: Incesto

Leer relato »

Con mi prima mayor

2022-06-17


Hola!! Me presento. soy un chavo de méxico tengo 24 años mido 1.87mts con un cuerpo normal ni gordo ni flaco me anime a escribir este relato ya que he leído muchos de esta página así que yo también quisiera compartir mi experiencia con mi prima ella es casada y tiene un hijo mayor que yo . Ella tiene 48 años es chaparrita , tiene pelo largo, un cuerpo bastante antojable para su edad . Todo comenzó cuando mi hermana hacía una comida familiar para celebrar el nacimiento de mi sobrina lo cual fue en mi casa yo en aquel entonces vivía con mi papa , y 3 hermanos más. Ese día estaban los juegos típicos de una comida así, se nos pasaron las copas a toda la familia así que se fueron en ese momento mi prima me dijo que si la podía llevar ella vivía muy cerca de mi casa así que me dispuse a llevarla ya que era muy noche . En cuanto íbamos caminando se nos antojo una cerveza así así pasamos a una tienda a comprarlas nos sentamos en la banqueta nos pusimos a platicar en eso y por la borrachera me comenzó a contar que su esposo no la tocaba desde hace tiempo y que le hacía falta atención (yo en ese momento no la veía con ojos de hombre si no de familia) así que la abrace y le ofrecí mi apoyo para lo que quisiera que eramos familia y podría contar conmigo de pronto se puso de pie y me pidió un abrazo a lo cual yo accedí y cuando la abrace pude sentir como me tomaba cada vez más fuerte así que le dije que era una mujer muy hermosa y que si su esposo ni la tocaba de seguro era por que ya no se le paraba... comenzamos a reír y seguimos caminando ..llegamos a su casa y le dije que podría contar conmigo así que le iba a dar un beso en su mejilla y de pronto siento como me toma de la cabeza y me lo da en la boca. Me quedé sorprendido pero al mismo tiempo exitado lo cual respondí el beso nuestras lenguas jugaban y mis manos poco a poco deslizándose por todo su culo así que decidí ir metiendo mis manos por dentro de su pantalón sentí su tanga de hilo .... eso me puso más caliente. Ella solo me besaba y me acariciaba mi pene por encima de mi pantalón ella me dijo: -mmm amor y esto!! Mientras acariciaba mi pene Yo le respondí -es por ti y para ti para que veas como pones a un chavo y que tu cuerpo sigue estando tan maravilloso que es tan exitante. Ella se quedo callada y solo agradeció el cumplido. Después de 20 minutos de faje me fui por que su esposo no tardaba en llegar . Ese día llegué a casa y en la madrugada me manda un mensaje diciendo que le había encantado y que no le dijera a nadie ya que esto no estaba bien pero que quería verme ... al día siguiente me dispuse a ir a verla así que espere a que saliera de su trabajo y fui por ella nos quedamos en el carro hablando y después de un acuerdo donde nunca le íbamos a decir nada a nadie . Comenzamos a besarnos nuevamente y lentamente fui bajando mis manos a sus pechos le quite su bra dejando salir esas hermosas y lindas bubis le comencé a besar y morder los pezones a lo cual ella me me sacó mi pene y le comenzó a masturbar me dijo que esta tan caliente y que nos fuéramos de ahí a un hotel (yo no tenia mucho dinero) así que la lleve a mi casa entrando a mi habitación Comenzamos a besarnos y quitarnos la ropa solo le deje sus tacones y la tanga puesta ya que verla así me ponía más hinchada y grande la verga . Me comenzó a hacer sexo oral y la verdad es la mejor mamada que me han dado así que le pedí que se sentará en mi cara formando un majestuoso 69 comencé lamiendo y chapado su clitoris y comencé a sentir tus rico jugo vaginal escurriendo por mi boca , la cambié de posición poniéndola en 4 y resaltando más ese enorme y carnoso culo a mi disposición. comencé a metersela por si vagina la cual ya estaba muyyyy húmeda y empecé las embestidas primero lento y cada vez más rápido ella solo gemia y me pedía más de pronto me grito que le rompiera el culo a lo cual obviamente accedí comencé a frotarlo con mi dedo y poco a poco se lo dilate lo suficiente para poder meterle la verga ella solo gritaba que le metiera toda lo cual hice y comenzó nuevamente el mete y saca las embestidas eran cada vez más fuertes y constantes teniendo mi pene dentro la cambié de posición la cual ella estaba acostada en la cama con su piernas en mis hombros le seguí dando por su culo en esa posición hasta que después de unos gritos de placer de ambos terminamos juntos yo solo veía como le escurría mi leche en su culo lo cual le pedí que no la limpiara nos quedamos un rato recostados besándonos y acariciandonos ... llego el momento de irnos ya que su marido iba llegar a su casa así que la mande con mi leche en si culo desde ahí Comenzamos a tener cada vez más sexo ya eran todos los fines de semana antes que llegara su esposo ella era mía.. Comenten si les gustó el relato y si quisieran saber cuando nos iniciamos en el ambiente swinger...

Autor: Cachondo92 Categoría: Incesto

Leer relato »

Secretos de familia

2022-06-17


Esta es la continuación de «Con mi tío mientras los demás dormían». Como ya saben mi nombre es Joseph; apenas un adolescente de piel clara, ojos cafés algo rasgados y cabello oscuro. Anteriormente conté mi primera vez con mi tío Carlos y las veces subsecuentes: apenas antier fui follado por mi papá de nombre Bayron. En fin, muy temprano salimos de casa y ya íbamos los cuatro en el auto; Antonio estaba dormido en medio del asiento trasero de mi lado derecho, mi tío Carlos dormía igual pero en el asiento del copiloto dejando a mi papá conduciendo. Aún me preguntaba como es que mi tío Carlos había convencido a su hermana; ósea la mamá de mi primo para dejarlo venir. Cuando salimos me dormí inmediatamente al entrar al auto por lo que no noté cuando pasamos por el rubio. Tenía unos minutos de haber despertado; íbamos por la carretera a gran velocidad y podía ver los altos pinos pasar; estaba un poco nublado a pesar de ser las 09:00 de la mañana. Vi a mi papá: su cabello rubio más claro que el de mi tío se movía por el viento fresco, por el retrovisor pude ver sus ojos azules pendientes de la carretera. Venía él con un pantalón de tela algo grueso color crema y una chamarra de mezclilla que le quedaba muy bien. Yo venía de pantalón mezclilla color negro, con una camiseta bajo la sudadera color vino. – Oye papá, cuanto falta?_ él me vio enojado, era la tercera vez que le preguntaba. Suspiró apagando la radio. – Ya te dije que un par de horas hijo. Trata de dormir un poco más, debes estar listo para lo de hoy_ dijo amablemente, era un hombre muy atractivo. Me preguntó porque no saque sus rasgos. – Porque? Que me harán?_ dije riendo un poco. Él sonrió mostrando sus dientes blancos. Viendo por el retrovisor. – Aparte de cojerte.. caminaremos un buen tramo, la cabaña está a un día y medio caminando. Por lo que acamparemos la primera noche y la última._ dijo para luego tomar agua de su botella, luego de un rato trate de dormir… . Desperté una hora después, vi como estábamos estacionados en el pie de una montaña. A mi lado estaba Antonio ya despierto. – Que bueno que despiertas primo, en unos minutos empezaremos a subir. Espero que no sea tan pesado_ dijo indeciso. Vi el sendero que seguramente subiriamos, apenas se veía el inicio ya que los árboles tapaban el resto. Luego de unos minutos llegaron mi papá y el tío Carlos sacando un par de mochilas muy grandes del porta equipajes, yo y Antonio sólo llevamos unas mochilas con cambios de ropa así como algunos productos de limpieza personal. Luego de una hora ya íbamos caminando por el sendero de tierra húmeda; me gustaba el olor, era un día excelente: ya el sol estaba sobre nosotros pero era muy cálido. Los dos adultos platicaban y discutían en ratos; contando anécdotas de cuando eran niños así como de más grandes. Mi primo Antonio me contaba algo curioso; al parecer había tenido una experiencia sexual con uno de sus amigos del colegio hace unos días. Yo le conté lo que había pasado aquella vez con mi papá y mi tío: así la pasamos hasta llegar a un claro a lado de un pequeño lago, era un lugar de descanso. Todos dejamos las mochilas y nos sentamos un momento. Mi primo y yo nos alejamos para orinar, mientras los adultos preparaban algo de comer; aún podía verlos a unos metros, libere mi pene sintiendo el alivio. Vi el pene del rubio a mi lado; muy similar al mío sólo que tenía él los genitales más pequeños. Iba a decirle algo cuando frente a nosotros apareció un par de personas. Nos asustamos por ser vistos apresurados guardando nuestros penes. – Hey. Perdón por asustarlos chicos, no pasa nada; tenemos lo mismo jaja_ dijo un hombre bastante alto de cuerpo musculoso, de piel bronceada y corte militar: bastante atractivo en realidad, más tarde me enteraria que se llama Roberto. Junto a él estaba un chico de un par de años mayor que yo, delgado y pelo rubio muy corto. – Esta bien, no se preocupe_ dije amablemente. Antonio parecía avergonzado parandose tras de mí. – Vienen con sus padres? Él es mi hijo Samuel_ dijo sujetando una mochila grande tras él con una mano, su mirada me hacía sentir nervioso; eran cafés o tal vez verdes. – Así es, están por allá. Ya tenemos que irnos_ dije sonriendo para no sonar grosero, empujando a mi primo. Ellos no dijeron nada aunque noté que siguieron nuestros pasos, obviamente descansarian igual donde nosotros. Mi papá fue el primero en ver a los dos extraños. – Buenas tardes, mis hijos no le causaron algún problema o si?_ dijo serio, viéndome enojado; el hombre rió con voz gruesa. – Para nada, veo que no soy el único en traer a mi hijo de campamento. Ya conocen bien los alrededores?_ dijo sentándose en los troncos que rodeaban la fogata; escuchaba como platicaban animadamente los tres hombres mayores, aparentemente él era extranjero pero como era militar no tenía miedo de perderse en el gran bosque. Comí tratando de relajarme: no era bueno para entablar conversación con extraños, pero finalmente el chico mayor se acercó junto a mí y Antonio. – Ambos son hermanos?_ nos dijo tomando de un termo, yo estaba en medio de ambos. – Si. Bueno somos medios hermanos_ dije ya que me era más sencillo mentir que explicar la situación tan peculiar; poco a poco fui tomando confianza, él era un chico con actitud dominante pero era amigable y muy educado. Pasamos la comida en un ambiente bastante agradable. Al terminar, los tres: Samuel, Antonio y yo nos alejamos un poco entre pláticas y risas, rodeando el lago sin alejarnos demasiado. – Entonces Ángel, tienes novia o novias? Me imagino que se pelean por ti las chicas no?_ dijo sonriendo, creo que me puse un poco rojo por la forma que lo dijo y su expresión; era muy guapo. – En realidad… Me gustan los hombres_ dije en voz baja, Antonio me vio sorprendido; seguramente creía que diría nuestro secreto. – De verdad? Je, no lo parece; quiero decir que no te ves afeminado o algo así. Te gusta morder la almohada no?_ dijo riendo un poco burlón, no estaba seguro si se burlaba o era en juego. – La verdad si_ dije sin inmutarme. Él me vio con una leve sonrisa, deteniendose. Los tres veíamos el agua azul; sentía muchas ganas de lanzarme a nadar ahora mismo. Los pinos nos rodeaban por todos lados incluso ya ni siquiera veía a mayores. – Y que hay de ti? Antonio no? Te gustan los hombres también?_ se acercó al rubio más bajo, muy cerca dejándolo pegado a un tronco. – Éso creo_ dijo él apenas audible, viendo hacia arriba al rostro de Samuel. Pensé que besaria a mi primo pero se separó con expresión seria. – Bueno en realidad a mí no me interesa si les gusta la pinga o no, yo soy bisexual pero sólo me gusta dar_ luego de eso retomamos una plática más trivial, vi como Samuel se quitaba la playera blanca y su bermuda; tenía un cuerpo ligeramente tonificado. – No vienen? Hace un calor que te cagas_ dijo riendo para quitarse los calzoncillos y saltar desnudo al agua. Yo reí, empezando a hacer lo mismo. – Oye Joseph, yo no se nadar_ me dijo Antonio enojado, de brazos cruzados por sentirse ignorado. – No está profundo, puedes pegarte a mí_ dije ya desnudo sin ninguna pena que ambos me vieran. Salte haciendo el agua chapotear, luego de un momento el rubio también se metió pero como vi que se asustó me apresure a abrazarlo. Samuel se acercó riendo al vernos. – Están bien? Vamos, quiero ver que hay más abajo_ dijo sumergiendo en el agua, pude ver sus nalgas lampiñas y redondas al hacerlo. Parecía no tener vergüenza tampoco de que viera su paquete. Persuadi a mi primo de hacer aquello también, estuvimos jugando en el agua unos minutos más. En algún momento tuve una erección al sentir la piel desnuda de mi primo a mí; no se si el mayor lo notó pero no dijo nada. Al salir nos vestimos y regresamos con mi papá. No me sorprendió ver que reían como si fueran amigos de toda la vida; mi papá tenía ese don, ni siquiera preguntaron a donde habíamos ido. Un par de horas más seguíamos caminando, el plan era acampar en tiendas la primera noche y luego nos quedaríamos en una de las cabañas que rentaban pero lo malo que estaban lejos. Inesperadamente los dos extraños habían venido con nosotros: intuía que así sería más entretenido para todos. Samuel me agradaba cada vez más, era algo tosco pero no me molestaba en lo absoluto; tenía varios amigos así. Ya estaba algo cansado de los hombros por la mochila, por suerte no hacía tanto calor como pensé. – Quieres que te ayude hijo?_ me dijo mi papá notando mi respiración agitada, el terreno inclinado no me ayudaba. – No papá, gracias pero aún puedo_ dije sin dudar, aunque más que nada para no quedar mal con los otros. Voltee viendo a mi primo más atrás incluso más cansado que yo. Samuel lo notó, esperándolo; sonreí al ver como le decía algo y el menor parecía negarse pero luego éste ya venía en la espalda de Samuel. – Así que chiste_ dije con sarcasmo; ellos rieron y seguimos caminado. Justo cuando pensé que me desmayaria; los tres hombres mayores se detuvieron. – Ya llegamos: ahí acamparemos hoy_ dijo mi tío Carlos adelantándose; avanzamos otros cinco metros viendo otro lugar como el de hace rato a diferencia que no se veía más que los árboles. Por fin pude descansar viendo a mi papá haciendo la tienda de campaña y a mi tío prender la fogata. Entonces Roberto se acercó con su hijo, sonriendome. – Oye nos acompañas? Iremos por algo de leña_ dijo amable, me levanté sacudiendo el polvo de mi pantalón. Nos alejamos lo suficiente para perder de vista a los otros, me sentía algo incómodo al verlos platicar animadamente. – Sólo lleva la que puedas… oye, entonces te gustan los hombres?_ me dijo el hombre mayor, su hijo estaba a unos metros sin prestarnos atención. – Samuel le dijo no? Pues así es_ dije serio creyendo que me molestaría por eso. Él traía una camisa blanca muy delgada que dejaba ver su abdomen duro y los bíceps marcados en ella. – Entonces como te gustan?_ dijo en voz baja algo curioso, me sorprendí pero contesté. – Como usted_ dije dudando aún; su porte daba miedo para un adolescente delgado como yo. – Así? Jaja sólo no me pongas caliente o no respondo_ dijo divertido aunque no sabía si bromeaba, luego seguimos en lo que hacíamos. Los tres regresamos con los otros que ya estaban sentados esperando que la cena se calentara; justo ahora me ponía a pensar en el objetivo principal de ese viaje: me preguntaba como le haríamos para cojer si estaba Roberto y su hijo Samuel con nosotros. La noche llegó rápidamente, ambas tiendas de campaña estaban a unos cuantos pasos. Me empecé a aburrir de la plática de los mayores, sabía que tardarían en irse a dormir cuando mi tío Carlos sacó una botella de vino de sus cosas. Convencí a Samuel y Antonio de meternos a una de las casas; platicando y contando historias de terror, Antonio era quien más parecía asustado pero igual me ponía nervioso con cada ruido del exterior. El chico más alto parecía divertirse cada que nosotros saltabamos asustados. Vi en mi celular que ya eran las 11 de la noche, los tres estamos ya acostados juntos; Samuel seguía hablando pero ya tenía sueño y Antonio ya estaba dormido a mi lado. Escuche los pasos de alguien afuera, mi corazón se acercó pero luego vi a mi papá asomarse. – Que hacen chicos? Ya es hora de dormir. Ven Joseph, llevaré a Antonio._ dijo él tomando a mi primo entre sus brazos, saliendo de la casa de campaña. Me despedí de Samuel y de Roberto para meterme en nuestra casita que era bastante grande: todavía más que la de los otros dos. – Estás cansado sobrino? Ya tu primo se durmió jaja y eso que aún no me lo cojo_ dijo mi tío Carlos algo borracho, mi papá lo regaño por hablar tan fuerte. Sinceramente no creí que se atreverían a hacer eso estando tan cerca de los otros dos. Me quite los tenis y cambiandome por un short ligero y una camiseta. Me acosté al lado del menor, cerrando los ojos. – Que haces Joseph? No que querías verga?_ me dijo mi tío apoyado de un codo, pasando su enorme mano por el estómago de Antonio quien se quejó en sueños. – Pero.. no nos oirán?_ dije nervioso, no estaban ni a dos metros de nosotros. – Por eso debes callarte, si no gritas no pasará nada_ dijo mi papá susurrando mientras se empezaba a quitar la ropa; quedando en boxer y cerrando el cierre de la puerta. Mi tío Carlos igual empezó a desnudarse, su enorme verga saltó entre sus boxer; incluso percibí el olor de ésta. Fui despojado de mi short por mi papá y mi primo igual pero con cuidado de no despertarlo. – Tranquilo hijo, no se darán cuenta; todo el día estuve aguantandome, tengo los huevos llenos de leche para ambos_ dijo subiendo sobre mí, besando mis labios él ya estaba desnudo así que sentí claramente su polla caliente y dura frotarse contra mis piernas; al mismo tiempo que pellizco mis pezones. – Ey.. Antonio, despierta pequeño_ volteamos viendo como mi tío Carlos susurraba y metía la cara al cuello del menor: besando despacio y lamiendo. Antonio se despertó confundido, antes de decir algo su boca fue tapada.. – Vamos, es hora de cojer; no te negarás o sí_ vi como pasaba las manos por las piernas desnudas y el pequeño pene del chico, éste suspiraba cerrando los ojos. Gemi al sentir como mi papá trataba de meter un dedo en mi ano, aunque sin nada de lubricar. – Ponte esto, para que no hagas ruido_ metió mi calzón en mi boca, me alzó las piernas abriendolas mientras pasaba su largo pene entre mis nalgas. Me levanto la cadera; quedando con el culo al aire y él lamiendo mi entrada, bolas y pene. Trataba de no gemir muy alto pero su lengua me hacía estremecer. A un lado de mí, Antonio estaba sobre mi tío con la verga de éste dentro de su boca y el mayor comiéndose las nalgas blancas y el ano rosa. – Te gusta Joseph? Pronto tendrás la verga de tu padre abriéndote el culo_ dijo subiendo en mí con la misma posición, metiendo su gruesa lengua en mi boca mientras masturvaba ambos miembros juntos. Pasé las manos por su espalda y bajando para apretar esas nalgas duras, se separó sólo un centímetro: – Que caliente resultaste ser jaja lo heredaste de mí_ dijo juntando nuestras bocas de nuevo, en momentos se separaba dejando correr saliva a mi boca mientras hurgaba mi oyito con sus dedos. – Estás listo? Luego de ti me follare por fin a tu primo_ dijo sonriendo; ambos volteamos a ver como el mencionado era penetrado lentamente: Antonio estaba boca arriba con las piernas abiertas en el aire y mi tío Carlos entre ellas tapando la boca del rubio. Gracias a la fogata de afuera podía ver claramente su enorme pene entrar en ese apretado hoyo. – Ya está? Trata de no herirlo Carlos_ dijo mi papá en voz baja, tocando con sus dedos del ano estirado del menor. – Jaja mi sobrino la aguanta muy bien, verdad?_ Antonio asintió aunque parecía dolerle, mi tío empezó a moverse; cogiendo tranquilamente al menor. – Bueno ya me dejaron caliente esos dos_ dijo mi papá acostándose a mi lado izquierdo, viendo a su hermano. Me hizo voltear igual hacia ellos, pegandome a su pecho marcado y ya con un poco de sudor. – Querías esto no hijo? Dejaré que tu mismo te comas mi verga_ dijo pegando su mandíbula a mi cabeza; su vos grave en susurro me ponía más deseoso de él. Pasé mi pierna tras las suyas, agarrando la gruesa polla caliente; ubicandola en mi entrada, me empuje hacia él pero no entraba. Mi papá me ayudó abrazando con ambos brazos mi abdomen y precionando con fuerza. Gemi sintiendo como su polla me abría de a poco, mi boca fue cubierta con su mano mientras cada centímetro se deslizaba hasta quedar completamente dentro de mí. – Aaa… no hagas ruido, te cojere despacio_ dijo en mi oído, afuera se oían los grillos y uno que otro búho. De esa forma podía ver como mi primo Antonio era follado por mi tío Carlos, ahora estaban en la misma posición que nosotros volteando hacia acá. – Ufff que rico jaja verte cojer a tu hijo me pone a mil, mira este nene_ le dijo mi tío a mi papá, dando nalgadas un poco fuertes a Antonio quien apretaba los ojos. – Cállate, recuerda que no estamos sólos. Ambos siguieron con sus movimientos, me gustaba la sensación de ser penetrado por mi papá; su cabello rubio estaba revuelto y me hacía cosquillas al frotar mi cara, se acercó besando mis labios y juntando nuestras lenguas. – Aaa tu hijo tiene un culo muy apretado no Bayron? La primera vez que me lo cogí parecía querer ordeñarme jaja_ mi papá no respondió, se separó saliendo de mí. – Acuestate boca abajo y abre las piernas, te voy a montar_ su forma de hablar me ponía los vellos de punta, hice caso pasando un sueter acolchado bajo mi cintura. Sentí como escupió más saliva en mi ano, metiendo el dedo índice para que entrará la saliva. Como dijo se subió penetrando de golpe y follando despacio para no hacer ruido, mi tío nos imitó: dejando al rubio menor boca abajo. De un momento a otro sentí las embestidas más fuertes, incluso creía que se oirian los golpes de piel. Trate de decirle empujando con una de mis manos su vientre; parece que entendió porque bajo la intensidad pero entonces oímos unos pasos fuera de la tienda. Ambos hermanos se detuvieron al notarlo. – Todo bien ahí?_ escuchamos la voz de Roberto, seguramente había ido a orinar o algo así; sentí mi corazón acelerado por miedo de que nos haya oído. – Si! Todo perfecto_ dijo mi papá cubriendo mi boca con fuerza, no parecía alterado. El otro permaneció en silencio un momento para luego hablar. – De acuerdo, hasta mañana_ dijo sin más, mi papá y el tío Carlos se vieron con una sonrisa divertida. – Le hubieras dicho la verdad jaja tal vez nos presta al hijo.. – Con mi hijo y Antonio tenemos, no seas tan ambicioso Carlos_ dijo papá, empezando a moverse muy lentamente. Cerré los ojos disfrutando de la sensación de tener ese cuerpo musculoso sobre mí, ya la polla enorme entraba naturalmente. Luego de un momento se detuvo, ambos se cambiaron de lugar: ahora mi tío Carlos fue quien se ubicó tras de mí. En esta ocasión me puse en cuatro arqueando la espalda al ser penetrado de nuevo, sus grandes manos tomaban mi pequeña cintura y en ocasiones apretaba con fuerza mis nalgas. A mi lado observé como Antonio se sentaba en la polla de papá, con ambas piernas a sus lados y apoyándose con las manos en las rodillas del mayor. Me puso caliente cuando se inclinó para besarlo de forma candente: sacando las lenguas ambos y frotando entre sí. – Aa hasta que vuelvo a sentir tu culito Joseph, se que te gusta más como te cojo yo; mi hermano es demasiado amable con tigo_ dijo tras de mi metiendo su gruesa polla, precionando con mucha fuerza contra él; me queje al sentir como jalaba mi pelo con fuerza y daba fuertes embestidas. – Shht, que te calles Carlos.. Mi tío no hizo caso, mi vientre dolió para luego venirme con fuerza; apreté la mandíbula para no hacer mucho ruido. Varios minutos después me encontraba boca arriba con las piernas casi pegadas a mi abdomen siendo sujetadas por el mayor, mi primo estaba de la misma forma pero quedando invertidos; su cara quedaba junto a la mía. – Oye Bayron, que dices de un beso entre hermanos? O te da miedo que te guste?_ dijo el mayor de ellos, papá se detuvo de penetrar a Antonio. Pasando su cabello rubio hacia atrás. – Me parece bien, apuesto que lo hago mejor que tu_ dijo para mi sorpresa, desde abajo vi como ambos adultos juntaban sus bocas; besándose muy calientes, incluso una gota de saliva calló en mi mejilla. Voltee tomando los cabellos rubios de Antonio, obligándole a basarnos igual, su saliva era muy dulce. Mordiendo un poco su labio, me separe al sentir como la verga de mi tío Carlos volvía a arremeter contra mis nalgas. Con mi mano me estimule la erección viendo como los mayores parecían acercarse al final. Me tape la boca al venirme y sintiendo como mi recto se inundaba de semen. – Aa Aa.. aaaa – Valió la pena esperar todo el día.. aaa, que rico jaja_ escuche al tío Carlos antes de lamer y succionar mi cuello, yo trataba de recuperar la respiración. A mi lado Antonio tenía la boca abierta, mi papá le dejó caer saliva en ella para luego lamer la lengua del menor. Ya más tranquilos: los cuatro limpiamos el semen y acomodando las mantas, me recoste sólo en calzoncillos. Quedando entre mi papá y Antonio, luego mi tío Carlos. – Duerme hijo, tal vez te despierte más tarde_ me dijo quedando el boca arriba con las pierna abiertas aún desnudo, pase mi brazo por su fuerte abdomen durmiendo por fin.

Autor: JOSEP 24 Categoría: Incesto

Leer relato »

A puro juego, con mi primo.

2022-06-16


Recuerdo que de niña, dormía en un solo cuarto con mis 2 hermanos, yo tenía 12 años cuando me empezaron a sombrear mis primeros vellos púbicos y me exploraba mi conchita, claro...no sabía que eso se le llamaba masturbacion pero cada vez lo frecuentaba por que me había gustado. Soy una chica de güera caderona de tetas pequeñas y vientre plano pero no me considero guapa, tengo 22 años ya y mi relato fue cuando tenía 12 años. Solamente en mi casa, solía estar con mi short de licra bien apretado en esos años y con un camisón porque mi mamá se daba cuenta que ya empezaba a tomar forma mi cuerpo y no quería que mis hermanos me vieran con morbo. Como toda niña, jugaba con mis primos y primas e íbamos la mayoría a la misma escuela. Mi mamá y papá trabajaban casi todo el día desde la mañana, mis hermanos se iban a la escuela por la mañana y yo solía quedarme sola en casa porque mi turno de ir a la escuela era de tarde. A veces mis primos y primas llegaban a jugar en mi casa a escondidas y entre juego me tocaba esconderme con mi primo Javier, que en ese entonces tenia 14 años, 2 años mayor que yo, nos escondiamos debajo de la cama y estando de ladito me arrimaba su pena en mis nalgas. Él me abrazaba y como yo sentía rico me aconchaba más a él y sentía la respiración de él en mi cuello, me gustaba mucho a tal grado que me exitaba, era un secreto de los dos, nos mirábamos y cada vez que solíamos jugar, nuestras miradas hablaban mucho más... era casi de siempre lo mismo hasta que un día, el llegó solo a mi casa, disque ayudarme hacer la limpieza y le dije que me ayudara a lavar los trastes y en lo que el se fue a la cocina, me fui a mi recamara, me quite mi short de licra y me quite mi calzoncito; me volví a poner mi short, quedando mi conchita bien apretadita y mi rajita haciendo una división en el centro de mi conchita, y una blusa corta dejando ver mi ombligo. Salí y seguí barriendo, mi primo terminó y se acostó en la hamaca de la sala, yo veía como mi primo entre la platica no paraba de mirar mi rajita y mi cupo así que le dije: -¿Que tanto me vez? Y sonrei.!! - Nada, es que se te ve bonito ahí. - Donde, te gusta mi licra? - Si, prima, esta bonita, me dejas tocarla? -(jejeje) claro.... Y me acosté con él de frente y me comenzó a tocar mi vientre.....fue bajando hasta mis piernas y yo sonriendo sin decir nada, metió sus dedos en mi rajita.... aaayyy que rico sentía. Nos miramos a los ojos y él me decía.. -Se siente rico, te gusta prima? - Si si si...me...gusta ah.!! Así me acaricio mi conchita por unos minutos y me dijo: ¿vamos a jugar a la mamá y papá?!!! -Ok si, vamos.... nos levantamos y cerré la puerta de la casa con seguro. Nos fuimos a mi recamara y le pregunte: ¿Y que hago yo primo? -Mmm pues haz de cuenta que ya es de noche y nos vamos acostar como lo hacen nuestros padres...juntos!!! -Ok, si primo... nos acostamos y nos tapamos y me siguió acariciando mi conchita y me dijo: -Meto mi mano? Y le dije -Si..!!! Sentí riquísimo su mano en mi conchita, me empezó a masturbar suavemente, mi conchita ya estaba llena de flujos, sus dedos se deslizaban hacia dentro de mi rajita y me tuve que quitar mi short y el también, nos sonreímos y me empezo a besar el cuello, bajando hasta mis tetitas que aun no se alcazaban a notar mucho, solo las tetitas, las lamia y chapaba, nos quitamos la sabana y me abrí de piernas... - Que hermosa esta esa cosita prima, y mira... me abrió mi conchita húmeda con sus dedos y me paso si lengua caliente... aaaayyy que rico se sentía, mis flujos blanquecinos salían y cubrían sus dedos, me moría por sentir su pene, entonces se paro y vi su pene bien parado apuntando hacia arriba, quería mamarselo, quería probarlo y sentirlo todo como en la películas porno. Me puso ahorita de la cama y con su pedazo de carne me la empezó a tallar en mi concha...yo solo lo tomaba de la cintura y me abría más para que me penetrara de una vez, estaba ardiendo de placer al vernos desnudos. Por el momento es todo... luego les contaré la siguiente parte.. bye besos.

Autor: Aracely Categoría: Incesto

Leer relato »

El incesto con mi madre provocó el divorcio

2022-06-15


Mi vida sexual comenzó desde muy chico con mi madre hoy dia ya con 22 años ella 40 seguimos cogiendo y tiene dos hijos mios... ya no somos pareja pero voy a su casa a cogerla varios dias a la semana ella me avisa cuando no quiere que vaya y se que es xq está con otro o saldrá con otro a mis hijos los deja al cuidado de una niñera ...todo comienza una tarde de invierno con mucha lluvia no va a su trabajo mi padre no venia a casa x unos dias estaba en viaje de negocios ...empezamos a bobear con mi madre hasta que en la tele empezaron a pasar una peli bastante erótica no me di cuenta cuando fue que nos sentamos juntos muy cerca uno del otro y comenzamos a tocarnos yo era virgen bastante chido de edad pero lo suficiente grande para ya haber empezado con las pajas y ver videos porno mi madre mucho mas joven aun no tenia amante pero sabia que mi padre si ....la pelicula sube un poco mas de tono no se ve explicito pero se ven los cuerpos de un chico y una mujer mayor en el acto de coger ella sobre el ....mi verga dura hace rato los dos como no ibamos a salir de la casa andabamos de pijama la calefacción a buena temp. mi madre con su short de dormir y una prilli ( creo se llama ) las tetas libres empeze x mirarle los pezones ella con la vista fija en la tele sus pies cruzados sobre el sofá dejaba ver la raja de su concha era un poco despues de mediodia ni cuenta se daba de como la miraba tampco se dió cuenta como me pegue a ella la abrace solo cuando baje mi mano a una teta ahi como que reacciona me mira pero no retira la mano sus manos las tenia sobre las rodillas baje la tirilla de la prilli esa teta salió quede maravillado viendo ese pezón durito se lo acaricie ella volvió a mirarme acercó su boca a la mia y nos besamos con lengua muy apasionados ella al mismo tiempo de juntar nuestras bocas se pasa dedos x su concha la otra mano la pone sobre mi pija tapada x el pantalon pijama cuando despega su boca de la mia y toma aire me dice ....hijo estamos solos nadie nos vera ni sabra me quieres coger ?? al mismo tiempo que lo dice saca mi pija fuera queda mirandola ....como has crecido mi bb que linda pija tienes me coges o no ?? crei que mi debut seria distinto totalmente y no con mi madre tbm todo lo que vendrá despues ....no le dije ni si ni no solo seguimos besandonos ella lleva una de mis manos a su raja se acaricia la concha con ella su mano comienza a pajear mi pija a partir de ese momento hasta el dia de hoy nos cogemos como animales no teniamos limites ni el primer dia la primera vez la vi como mi madre y hoy dia la veo como mi hembra ya con una relación incestuosa con hijos es mi puta ....pero esa tarde despues de tocarnos y desnudarnos salió de manera natural empezar con un 69 donde ella me tomo la leche dos veces ....esa misma tarde tuvimos sexo total o sea le cogi concha y culo hicimos la rusa casi no hablamos ella gemia yo tbm en cada acabada suya sus espasmos eran imponentes y lo siguen siendo ....x la concha ella me montó y me cogio como la mejor x el culo sobre el sofa de costado levantó una pierna guio mi pija la contuvo para que no se lo hiciera a lo bruto pero cuando entró la cabeza la soltó y se dejó coger con ganas ahi si habló dame dameeeee pija hijo cogeme el culo bien cogido hayyyyyy duele duele pero nada me importa ....continuará ....

Autor: Anónimo Categoría: Incesto

Leer relato »

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!