Relatos Eróticos de Fetichismo


Mi quiero culiar a mi mamá

2021-12-01


Buenas tengo 16 años y mi madre 41,ella es bonita gordita no tiene mucho culo pero lo compensa con sus grandes tetas. Tiene una vagina bonita y peludita y me encanta oler sus calzones manchados de orina y fluidos los llegué a lamer en varias ocasiones hasta dejarlos limpios y además de poder eyacular sobre ellos. Me encantaría coger con ella lamer su ano escupir en este,tocar y meter mi pene dentro y que ella me lo chupe,escupe y que ella me orine lo deseo desde hace ya casi 4 años.

Autor: Sebastían R. Categoría: Fetichismo

Leer relato »

Nuestra historia, el sexo y el placer nos unen cada vez más

2021-11-01


Hace algo más de cuatro años que nos conocemos, y desde el principio de nuestra relación, el morbo, el sexo, la lenceria y el crossdressing, el nudismo, el vicio y el porno, es nuestro día a día. Mi novia travesti siempre está vestida de mujer en casa y convertida en una auténtica puta y yo la trato como tal. De hecho es toda una mujer, que es lo que quiere ser. Y la verdad es que es casi lo que más me gusta de él/ella… el poder tener esa dualidad hombre/mujer para mí, porque es mi puta particular, y a las dos nos encanta, porque en el fondo yo también lo soy, soy otra puta, siempre lo he sido, me apasiona el sexo y me paso el día cachonda y empapada, y si puedo pasarmelo follando, mejor. Siempre he sido muy libertina y exhibicionista. Somos tal para cual. Almas gemelas al 100%. Estábamos predestinadas a encontrarnos y a estar juntas. Hace ya bastantes años, tuve un novio que se vestía también de mujer y con quién tenía una relación puramente sexual, y me encantaba, pero acabó dejándome por otro tío al que se follaba sin yo saberlo. Pero se que mi putita sólo me quiere a mi y yo solo la quiero a ella. Lo demás son rollos sin más, amantes incluidas, porque tenemos una amante que compartimos y que nos follamos juntas y disfrutamos un montón cuando hacemos tríos. Cuando nos conocimos, trabajábamos juntas en la misma empresa y lo veía como un hombre, pero cuando empezamos a liarnos y descubrir lo mujer que era, y después de siete u ocho meses jugando y follando en hoteles como lesbianas, me invitó a pasar un fin de semana a su casa, y se convirtió en un fin de semana totalmente sexual. Lo hacíamos a cada rato en todas partes de la casa, follábamos cuatro y cinco veces cada día y no salimos de su casa en todo el fin de semana. Un maratón sexual que disfrutamos enormemente. Follabamos sin parar, nos vestíamos como putas y nos maquillábamos como zorras, y al rato ya estábamos otra vez follando en el salón, en la cocina, en el baño, en la ducha, en el pasillo, en la cama… por todos lados. Le encanta que sea yo quien la feminize y que luego la folle con el arnes, que le diga toda clase de guarradas y burradas, que sea el sexo más duro y guarro posible, y a las dos nos encanta así, lo reconozco. A mi me encanta que lo haga igual cuando me lo hace ella y me apasiona cuando me folla analmente. Además, tenemos una televisión sólo para ver porno y se pasa encendida casi todo el tiempo, a las dos nos encanta y nos excita mucho. Después de estar unos meses de su casa a la mía y viceversa, además de a hoteles, tomamos la decisión de irnos de la empresa y vivir juntas. Vendimos las dos casas y compramos un chalet mucho más grande y fuera de la ciudad. Está a casi 50 kilómetros y estamos en mitad del campo, lo cual nos da una libertad y una intimidad fenomenal para nuestras pasiones más carnales que ponemos en práctica cada día y casi cada hora de las 24 horas del día. Si no estamos en lencería, estamos completamente desnudas, pero siempre con medias y tacones, como mínimo. La verdad es que la ropa, nos dura puesta muy poco... Nos encanta hacer sexo al aire libre, en nuestro jardin y en la piscina. Pasear desnudas y en tanga, y nos encanta grabarnos follando y fotografiarnos desnudas y en lencería con nuestros ligueros y luego vernos mientras nos masturbamos. Tenemos una colección brutal de material porno nuestro, pero es sólo para nuestro disfrute, y para el de alguna amiga que viene de vez en cuando a nuestra casa y que ya es nuestra amante fija. Normalmente en verano, en nuestra piscina tomamos el sol siempre desnudas, y habitualmente estamos cachondas como perras deseando follar o masturbarnos para corrernos gritando de placer, cosa que muchas veces sucede ahí mismo. Igualmente tenemos localizadas varias playas nudistas y desiertas donde sabemos que podemos follar ahí mismo y bastantes veces vamos a ellas A veces mi putita se pone sus pequeños bikinis tanga en casa y en las playas nudistas. Si son pequeños en el tanga, en los sujetadores lo son aún más, y le encanta pasearse con ellos en topless, y exhibiendo su culo de guarra con esas pequeñas tetas naturales que tan bien acogen sus sujetadores y que sé que le gustaría que fueran más grandes. Y yo la verdad, es que disfruto viéndola con el bikini puesto. y con las marcas en el culo y en sus tetas. Me gusta mucho y llego a masturbarme pensando en ello. Me excita mucho esa visión de su cuerpo desnudo de mujer con las marcas del bikini minúsculo... A veces, paseando en lencería en casa, acabamos así en la piscina. Nos da especial morbo nadar así y salir con todo mojado y transparentandose más de lo que suele transparentar. Incluso a veces hemos estropeado más de unos tacones de esa forma… nos excita mucho bañarnos así. De vez en cuando también hacemos salidas nocturnas las dos juntas. Nos vestimos muy sexy y disfrutamos de salir juntas vestidas con nuestra ropa provocativa y de nuestra lencería. Solemos hacerlo no muy lejos de nuestra casa, pero estar así en la calle, pasearnos casi enseñándolo todo, nos provoca especial morbo, aunque no haya mucha gente en los alrededores, es lo de menos, aunque a veces nos gustará que nos viese alguien. Nos hemos introducido en la bisexualidad. Me atraen mucho las mujeres y a la puta de mi novia travesti le gustan las pollas, Me vuelvo loca cuando me como el coño y las tetas de una tía, mientras nos morreamos, pero sobre todo me encanta verla a ella comerle la polla a un tío y que luego se la folle y la reviente como la zorra que és. Me quedo mirándola disfrutar y me corro casi sin tocarme solo mirándola. Las dos disfrutamos muchísimo. Y cuando organizamos alguna orgía en nuestro sitio privado ahora participamos siempre juntas. De vez en cuando hacemos sesiones de lo que nosotros llamamos “sadosex”, donde una es sumisa y la otra dominante, y por juegos de dominación y sumisión, acabamos teniendo sexo sujetas, con esposas o cuerdas y vendadas, pero con un placer tremendo mientras podemos azotarnos, ponernos pinzas, usar consoladores y vibradores y cosas así, pero con poco dolor placentero y en ningún momento violencia. Una vez yo hago de sumisa y ella de dominante, y a la siguiente, cambiamos los roles y hago con ella lo que me apetece, y lo disfrutamos enormemente. Hace poco, hemos montado un club liberal “clandestino” de lujo. Al que sólo se accede por invitación expresa y con unas reglas muy específicas. Está en un lugar apartado y para nada se sabe lo que es desde fuera. Lo llevamos entre los dos y ya hemos organizado alguna mega orgía y nos encanta. Somos así y no podemos, ni queremos, remediarlo. Más bien todo lo contrario. Siempre buscando formas de tener placer y de innovar en todos los sentidos sexuales como las dos putas que realmente somos, y que nos encanta ser. Buscando siempre el placer y el disfrute de nuestros cuerpos, y de otros.

Autor: ByL Categoría: Fetichismo

Leer relato »

Percepción de un mirón rerpimido

2021-10-29


? Todos han oído historias de mirones, mani-largos y pervertidos, pero nadie conoce uno. Pues aquí hay uno. Soy yo. ?. ©Stregoika 2021 No quiero que esta historia parezca inocente, ni tierna. No lo es. Lo advierto porque voy a contarles cómo a los 12 años escribí sobre una cartulina del tamaño de una ficha bibliogŕafica una declaración de amor y se la envié a una niña llamada Pilar, a través de su mejor amiga. Pero yo era hijo de una mujer mucho mayor que el promedio de madres de los niños de mi edad. Algunos chicos creían que era mi abuela. Eso influyó de modo desastroso en mi desarrollo social y psicológico. Fui educado como si fueran los años 60 cuando ya eran los 80. Además, era gordo y en general mi aspecto era más infantil que lo que podía verse como apariencia general de los niños de mi edad. Y para colmo, en algunas áreas era sobresaliente, excepto en cualquier cosa que requiriera motricidad gruesa. Muy hábil en arte y nulo en deportes. La cereza que adornare el pastel era que mi familia era enteramente disfuncional, narcisista hasta el tuétano, y en ella yo ocupaba el puesto de la mascota. Y yo era asocial a morir. Todavía lo soy. ¿Cómo demonios esperaba que una de las niñas más bonitas de grado séptimo quisiera ser mi novia? Pues porque cuando estábamos reunidos los cuatro o cinco amigos, yo decía muchas estupideces y ella reía hasta partirse en dos. Pero una vez leyó la tonta carta, cambió del cielo a la tierra conmigo. Dejó de hablarme y cuando me veía por ahí, me miraba de arriba a abajo y se reía. Su propia amiga, con quien envié la nota, me compadecía. Para mí fue tan duro que dejé de hacer chistes y mi presencia pasó de ser la de un bufón a la de un fantasma taciturno. Ese fue mi primer amor. A los catorce años, todo empeoró, pues sea lo que fuere que se desata en la química cerebral para que uno enferme de depresión, se desató en mí y sí que menos tuve oportunidad de ‘ligar’. Bueno, creo que fue por eso, pero también por feo, gordo y asocial, porque ahora que lo considero, hay muchos deprimidos muy amados por la gente. Pero no yo. Seguí enamorándome como idiota por años, de Marisol, de Liliana, de Ana… Pero de ellas obtenía una corta gama de reacciones, como la demostración de la repugnancia que les hacía sentir la idea, la burla al estilo de Pilar, o la tranquila condescendencia. Esa última sí que dolía, más que las otras dos. Tuve un descaso de varios años sin que mis hormonas me desgraciaran la vida, pero no por que yo las controlara sino porque vivía en aislamiento. Como ahora. Fue hasta que estuve en la universidad que tuve otro episodio de confirmación de que yo no era una criatura apta para ser aceptada. Para empeorar el conjunto de condiciones que hizo difícil mi vida de colegial, mi vida universitaria estuvo atrofiada porque ingresé a los 22 años, cuando el promedio son los 17. Entré a la edad de los que salían. Era un vejestorio. Pero aún así me enamoré de Julieth, que resultó ser una psicópata. ¿Alguien se ha enamorado de una psicópata? No se lo deseo a nadie. Los psicópatas no tienen en absoluto el don de la empatía ni son conscientes de otros seres humanos. No tienen la capacidad de sentir culpa ni responsabilidad por las consecuencias de sus actos. Una mujer promedio goza de ver a un hombre sufrir enamorado y detrás de ella, pero igual tiene un límite, por lejano que parezca. Mis propias compañeras me explicaron eso. Pero una psicópata puede empujar a un hombre al suicidio cómodamente, incitarlo explícitamente y hacerles creer a los demás que él está loco. ¿Lindo, no? A los 28 años tuve la peor traga de mi vida, pues me enamoré de una profesora (que tenía mi misma edad, qué chimba ¿no? ¿Así, o más arrastrado?) de la universidad. La estupidez típica del enamoramiento me llevó a tener el valor de dedicarle una canción, tocada y cantada por mí mismo, en un balcón de uno de los edificios de la universidad. La ventaja para mí fue que no esperaba nada. Había reducido mis expectativas a mí mismo, y lo único que quería era ser capaz de hacerlo, y lo hice. De ella no esperaba nada. Al fin me brotaba un poco de lucidez. Pero imagino que quieren saber cómo reaccionó ella. Se los diré: Fue toda una dama. Dolorosa condescendencia. Y yo seguía virgen. Al poco tuve una novia, llamada Sonia. Al principio no me interesaba, pero decidí hacer el esfuerzo de aceptarla. Era de cabello corto, piel morena y de tetas casi inexistentes. A mí me enloquecían las mujeres blancas y mechudas. Creo que la vida quería burlarse de mí. Pero Sonia tenía un cuerpo muy esbelto y un culo al que me volví adicto. Ella era parecida a mí, provenía también de una familia narcisista y era asocial y sensible. Pero con el tiempo se aburrió de su propia forma de ser y se obsesionó con volverse una chica estándar. Lo logró y en su nuevo esquema yo no cabía. Yo, no iba a cambiar nunca, pues el mundo está enfermo y adaptarse a él es volverse parte de la enfermedad. Hay más dignidad en ser un inadaptado. Pude disfrutar, con ciertas pero tolerables limitaciones, del sexo con Sonia por un par de años. Luego de la ruptura volví a mi típica vida de castidad. A los 32, ya licenciado y ejerciendo, me reencontré con una vieja compañera de universidad, Jeimy, que me gustaba montones. Pero yo había sido un rarito, asocial y anacrónico (más viejo que el promedio) dondequiera que fuera, y no le llegaba a los talones a ella. Me animé a invitarla a salir —arriesgando mi propio corazón, que no aguantaba una fisura más—, porque me enteré que ella había terminado con su novio. Su rechazo cortés y condescendiente fue el más brutal de todos, aún cuando yo ni siquiera estaba enamorado. Esa noche me embriagué solo en mi habitación y me acabé una cajetilla de cigarrillos, cuando creía que había dejado ya ese vicio. Pero eso no fue lo peor: Escribí poemas. Los únicos poemas que escribí en mi vida, y que nunca pensé lograr. Eran oscuros como la nada y cortantes como un bisturí oxidado. Versos suicidas que alababan la sangre derramada por la propia mano, el dolor, la soledad y a la nada. No obstante no volví a escribir poesía porque me di cuenta que, para que quedara así de buena, debía yo estar en semejante estado, al borde del suicidio. Además, meses después eliminé los poemas y no dejé rastro de ellos. Sólo recuerdo ahora una línea en particular: ?? ??????? ?? ?? ??? ????? ?? ????? ??? ????? ????́ ?????. Lo que no pude eliminar fue la depresión en que quedé. El desprecio de Jeimy fue aniquilador. Jamás volví a mover un músculo para, ni a pensar si quiera por error ni por un instante en cambiar la realidad de mi soledad. Me encerré en mi mismo como un caracol en su concha y empecé paulatinamente a acumular odio por los seres humanos. Por eso digo que este relato no es tierno ni melancólico, sino oscuro. Ahora les voy a contar en qué me he convertido, después de 7 años de lo de Jeimy. Van dos años de supuesta pandemia (la primera). Pareciera que mi opinión, dada cientos y cientos de veces desde los 14 hasta los 32 años de edad, de que la raza humana debiera ser diezmada o sino desaparecida; hubiese sido tenida en cuenta. Para esta época, yo soy un mirón consagrado. Aquello en lo que nunca imaginé de joven que me convertiría, ni lo deseé. Nadie desea eso. Y, también por esta época, ocurre un fenómeno muy importante en la población. Los sociólogos no hablan de eso, pues están demasiado ocupados con la crisis sanitaria. Pero yo sí lo noté: Las nenas perdieron el pudor completamente. Yo, como mirón, en los últimos tiempos pre-pandeḿicos, puedo dar fe que ver chicas con faldas cortas o cualquier prenda reveladora era todo un acontecimiento. Y ver un ??????? era como ganar la lotería. Y para 2021, después de un ascenso tan gradual que fue imperceptible, las nenas son tan guarras que la excepción se volvió la regla. Puedo salir dos veces al día y no fallar en deleitarme con uno o varios ???????. Las nenas no tienen la menor reserva ya en usar faldas absurdamente cortas o insinuantes transparencias. Supongo que viven en un mundo idealizado en el que, por ridícula que sea esa lógica, pueden provocar y es responsabilidad de los hombres el no dejarse provocar. Hasta una gran parte de los hombres viven en dicha fantasía, y pueden pasar frente a una adolescente en minifalda y sentada despatrarrada en un escalón, y ni se inmutan. En esa realidad pre-fabricada, los hombres como yo no deben existir y si dan indicios de presencia, serán rechazados y sancionados terriblemente. ¡Pero los reprimidos, rabo-verdes, arrechos, pervertidos, mirones y mani-largos sí existimos! ¡Aquí estoy escribiendo este relato! Si hay una adolescente despatarrada sentada en minifalda en un escalón ¡yo me paro en frente a mirarla, y lubrico y tengo una erección ahí parado! Si va una morra en ??????? transparente y se le ve la tanga ¡me le voy detrás! Llevo una semana de ser tan tentado por esta ola de mostronas sin precedentes… ¡Ayer había una gordita de cara hermosa andando con la mini-falda subida a media media nalga y un hombre iba detrás de ella (se puso a andar al pie mío) abrazando a su hijo y diciéndole «mire ese culo, mírelo bien hijo porque es gratis»! Y yo venía de estar sentado en un escalón con tortículis de tanto ver una bella mujer mal sentada, y tratando yo de descifrar si ella traía calzones transparentes o del color de su piel o… ¡no traía! Hasta escribí un relato después de un desternillante ??????? pre-adolescente: [enlace]. Creí que era algo especial y que volvería a ver algo así solo en sueños, por eso escribí el relato. Pero me equivoqué. ¡Sigo viendo morras apabullantemente provocadoras e insinuantes, ???????, micro-faldas, transparencias y ?ℎ???? a media nalga CADA DÍA! Abundan las morras que tienen que bajarse la falda a cada paso, literalmente, porque se les sube y muestran el culo. Repito: literalmente. Vi una pareja de jóvenes, de máximo 15 años, ambos. Ella iba mostrando todo el trasero con su micro-falda de mezclilla, vieron que yo iba detrás babeando y él empezó a jugar: ¡A subírsela más! ¿Qué le pasa a este mundo? Sé que quienes lean en Europa pensarán que descubrí que el agua moja. O quienes lean desde partes calientes de mi propio país. Pero aquí no era así, y me he gastado horas escribiendo la larga introducción a este relato precisamente intentando que lo que les cuento lo vean con MIS OJOS. Los ojos de un reprimido, que insisto, sí existimos. No somos como los ??????, las brujas o los demonios, que todos hablan de ellos pero nadie sabe si existen o no. Todos hablan de ellos pero nadie conoce uno. Todos han oído historias de mirones, mani-largos y pervertidos, pero nadie conoce uno. Pues aquí hay uno. Soy yo. Hoy vi una morra de máximo 14 años; con sus blancas piernas de patinadora completamente peladas. Usaba un short ultra corto… mierda, esta ciudad no es fría, es HELADA. ¿Cómo salen así? Bueno, yo feliz, en principio. Rico mirar. Por mí, que salgan empelotas. Pero esta morra en específico me puso tan ansioso que he sentido por primera vez en mi vida que odio las mujeres. Me le fui detrás para verla (se le veían muy bien las nalgas) y en cierto punto se dio cuenta que la seguía. ????????? se avecina (a menos que haya cuarentena, y aquí está la gente más borrega del mundo), y esa es una fecha especial en que a la sensualidad se le puede agregar un orden de magnitud. Vaya expectativas. Para terminar, repetiré algo que ya he dicho en relatos: Sé que hay puticas así de jóvenes y bonitas, pero yo ni en sueños podría pagar una. Pero hay dos cosas que me calman. Una es la paja, y la otra, que me descarga como no imaginan, es escribir y ser leído. Saludos. Mis otros relatos en esta página https://www.google.com/search?channel=fs&client=ubuntu&q=relatoeroticosintabu.xyz+stregoika

Autor: Stregoika Categoría: Fetichismo

Leer relato »

Soy Cristian Alberto Pérez Lienlaf,homosexual,gay pasivo,coprófago y fetichista de los pies de Chile y me como toda mi caca,todos mis excrementos con placer al hacer caca en mi vida íntima.

2021-10-16


Soy Cristian Alberto Pérez Lienlaf,homosexual,gay pasivo,coprófago y fetichista de los pies de Chile y me como toda mi caca,todos mis excrementos con placer al hacer caca en mi vida íntima. Me gusta la caca,me gusta hacer caca y al comerme mis excrementos me gusta sentir el aroma,la textura,la consistencia y el sabor de mi caca,de mis excrementos en mi boca y me gusta masticar,saborear y tragar toda mi caca,todos mis excrementos con placer al hacer caca en mi vida íntima. Me gusta y respeto toda la sexualidad de hombres y mujeres de cualquier orientación sexual y mi sexualidad la he disfrutado siempre por mi culo,por mi ano a través de la sodomía,a través del sexo anal,a través de la masturbación,a través de la masturbación anal,a través del fetichismo de los pies y a través del sexo con caca,a través del sexo con excrementos también llamado sexo escatológico,escatofilia,coprofilia,coprofagia o scat. Mi sexualidad es totalmente anal desde la etapa de mi niñez y el erotismo o motivo anal-fecal ha estado siempre presente en mi sexualidad hasta la actualidad de mi vida adulta,me gusta el culo,el ano,el acto anal de la defecación y me gusta la caca,me gustan los excrementos y me gusta comer la caca recién salida del culo,del ano y me gusta hacer caca,me gusta verme haciendo caca,me gusta ver mi caca,mis excrementos saliendo de mi ano y me gusta comerme toda mi caca,todos mis excrementos con placer desde mi niñez y durante toda mi vida adulta he disfrutado al hacer caca y al comerme todos mis excrementos con placer al hacer caca en mi intimidad. También en mi vida me han mirando,me han olido y me han chupado mi culo,mi ano antes de hacer caca,al hacer caca y después de hacer caca,me han visto mi culo,mi ano en plena defecación,me han visto mi caca,mis excrementos saliendo de mi ano y me han comido toda mi caca,todos mis excrementos directamente de mi ano con placer y me han sodomizado,me han penetrado analmente antes de hacer caca,al hacer caca y después de hacer caca. Cómo amante del sexo con caca,del sexo con excrementos,cómo amante de la coprofilia,de la coprofagia,cómo amante del culo,del ano y de la caca,de los excrementos en el sexo me gusta también ver haciendo caca a hombres y mujeres y me gusta también mirar,oler y chupar el culo,el ano de hombres y también me gusta comerle la caca directamente del culo,del ano hombres y mujeres con placer. En cuánto a lo del fetichismo de los pies me gusta estar descalzo,me gusta estar con mis pies desnudos,me gusta mostrar mis pies desnudos,me gusta mostrar las plantas de los pies y me gusta qué me miren,me huelan y me chupen las plantas de los pies y los dedos de los pies y me gusta también mirar,oler y chupar los pies. Me gusta estar descalzo y con mi culo al aire,me gusta mostrar mi culo,mi ano,mis pies desnudos y me gusta mostrar mi culo,mi ano en plena defecación y me gusta mostrar mi caca,mis excrementos saliendo de mi ano y me gusta mostrarme al mundo entero con mi nombre completo y real y qué todo el mundo sepa qué yo soy Cristian Alberto Pérez Lienlaf,homosexual,gay pasivo,coprófago y fetichista de los pies de Chile y me como toda mi caca,todos mis excrementos con placer al hacer caca en mi vida íntima.

Autor: Cristian Alberto Pérez Lienlaf Categoría: Fetichismo

Leer relato »

Cumpliendo fantasías morbosas

2021-08-19


Hola mi nombre es Fabio, tengo 23 años y esta es mi experiencia... Conocí a una chica de nombre Lucía y era alucinante, grandes pechos hermoso cuerpo, escribíamos hace bastante tiempo pero nunca pudimos concretar un encuentro, hasta que un día estando en un bar ya bastante borracho le escribo para invitarla a lo cual ella me dice que prefería tomar algo en un lugar mas tranquilo, a eso yo voy a buscarla y empezamos a tomar en su casa... Ella me miraba de una manera que me desnudaba con la mirada, terminaron las cerveza y bastante pasados de copas dije para ir a mi casa... A lo cual accede, llegamos y me empieza a besar de una manera intensa dentro del auto, besos muy mojados le digo para entrar a la casa... Entramos a la habitación y comienza a desnudarse y me empieza a besar de una manera que me metía la lengua y la chupaba...me pide que le haga sexo oral y empeze a lamer y chupar su clitoris a lo que me agarra de la cabeza y empieza a bajarme y a hacerme lamer y meter la lengua dentro de su vagina estaba muy excitado pero nunca tuve una experiencia igual a lo que ella me dice que no tenga vergüenza y que me mostraría como es que se hace... En eso me empieza a besar con mucha lengua y saliva, me hace sexo oral y a chupar mis huevos de una manera casi porno, después baja mas y empieza a besarme y lamerme los pies y luego el culo me sentía raro pues era mi primera vez teniendo una experiencia así, pero me excitaba la cara de placer que tenía... Luego de eso empieza a lamer y chupar mi ano y luego de eso mis axilas muy intensamente a lo cual yo ya lo empezaba a disfrutar, luego me pide que haga todo lo que ella había hecho conmigo y me dice que empiece por los pies y los empecé a lamer y chupar como ella hizo conmigo, hasta que me pide que le bese el culo le digo que estaba loco por hacerlo ya que estaba demasiado excitado y ella escupe en una mano y lo pone en su ano y me dice que lo empieze a lamer a lo cual yo con vergüenza lo empeze haciendo hasta que me fui disfrutando y empecé a lamer y chupar como me pedía... Luego de eso me pide que la penetre con mi lengua y mientras lo hacía sentía como me embarraba la cara con todo su flujo ella gemia de placer y estuvimos así por lo menos 40 minutos hasta que me pide que le cumpla una fantasía pendiente de lamer sus axilas a lo cual yo le sentí muy incómodo pero por la excitacion accedí a hacerlo ella me tomaba de la cabeza y me dirigía y me decía como hacerlo,,, me agarraba la cara y escupia dentro de mi boca, la verdad nunca tuve este tipo de fetiches pero Lucia era una mujer alucinante una morocha alta con tremendo cuerpo y lo terminé disfrutando. A alguien le paso algo parecido??

Autor: Anónimo Categoría: Fetichismo

Leer relato »

Una mirada erótica

2021-07-13


La conoci en un bar donde es concurrida por gente madura. Habia musica blues y los presentes se dedicaban a lo suyo. Me acerque a ella y abrimos una conversacion que me hizo sentir de lo mas bien. Nos fuimos a otro asiento en la seccion de reservado y nos identificamos. Habia un pianista acompañado por otros musicos tocando un buen blues que parecia tema de pelicula. Ella llevaba un vestido de noche, abierto desde sus zapatos hasta bien arriba y me atrevi meterle mi mano en medio de sus piernas y senti sus hermosos muslos que transmitieron correntazos en todo mi cuerpo. Ella me apreto respondiendo a mis caricias que le aplicaba en sus piernas. La bese y ella respondio de manera femenina. Trate ir mas arriba de sus piernas para ver si le lograba tocarle su bollo y me detuvo la manopor favordijo ella. Me senti incomodo y le pedi disculpas y era como empezar a intentarlo una vez mas. Repeti varias veces el intento hasta que ella sedio un poquito y toque ahi donde el hombre pierde su orgullo...su coño desnudo porque no llevaba panty. Dejamos el club y nos marchamos a un lugar mas privado(hotel).Yo llevaba la lujuria de clavarla porque al saber que ella no llevaba panty me calento. Ella,tenia control de la situasion y me pidio que la tomara con calma. Acomodamos la luz tenue del cuarto y ella se desnudo y subio a la cama y abriendo sus piernas me llamaba para que fuera hacia ella. Que coño de madura y de una vez me tomo de la cabeza y me decia "chupamelo baby" me controloaron sus palabras y baje al coño de ella para comenzarlo a mamar. La madura se deleitaba del placer cada vez que mi lengua le pasaba por su hermoso clítoris despues llego el borbamdeo de mi tolete en su coño haciendola saltar por cada penetrada que le daba a ella.

Autor: Anónimo Categoría: Fetichismo

Leer relato »

Niña inocente

2021-07-08


Sexo inocente les contaré esto ya tiene muchos años cuando tenía como 16 fue en la casa de un amigo estábamos jugando a mojarnos yo í otros dos amigos siempre íbamos a jugar con este amigo pero en realidad íbamos a robarle los calzones de su hermana í su mamá que olían riquísimo su hermana iva en la secundaria pero siempre an sido de esas familias que todas son caderonas í culonas siempre que se descuidava mi amigo agarravamos los calzones de su hermana que olían riquísimo i nos masturvavamos esa tarde yego a jugar una amiga como de 9 años apenas iva en la escuela jugamos a las escondidas después de mojarnos con la mangera quedando en calzoncillos todos me acuerdo que ella traía unos calsonsitos blancos se veía como se le metía en su colita pero como su casa de mi amigo era pequeña no avi a mucho lugar para esconderse yo me metía atrás de unas literas lá niña se escondía con migo sentíamos ese calor de nuestros cuerpos pegados ella me abrazo por detrás í oia como su respiración se ajitava entonces yo me voltie í empecé a besarla le metía mi lengua en su boquita que lo hicimos repetidas veces ella era muy caliente se veía í llo no aguantaba quería meterle mi pene lo traía mojado de imaginar que niña tan rrica me iva a comer entonces se hiso más tarde i yo no podía dejar ir está oportunidad la niña ya se quería ir pero le escondemos su Sport que traía puesto dejándola en calsonsitos le dije que no se fuera que toda vía faltaba acabar de jugar pero yo estaba muy caliente í no me podía quedar así así que seguimos jugando í mis otros amigos nos vieron basándonos asisque la chantajeamos diciéndole que si se iva le iban a decir a su hermano que nos vieron basándonos así que ella accedió a meterse con migo a la litera con la condision que le dieramos su short i que no dijeramos nada entonses yo empese a vesarla toda asta vajarme a su vajinita sin pelos riquísima le olía rrico ella empezó a sudar le empezó a salir fluido transparente que me lo comí después saque mi pene que era muy pequeño toda vía í le abrí sus labios vaginales no se abrieron mucho porque la niña era Virgen aún le metí despacito mi pene asta venirme adentro de ella fue algo riquísimo después siguió mi otro amigo pero sólo veía como la voltio i el se la metió por su anito ella pugaba de dolor que me exite tanto otra ves i agarre un calzon de su hermana de mi amigo i lo oli de nuevo era un olor excitante asta que me masturve viendo como se la cojia mi amigo asta venirme otra ves después ella se levantó se limpió el cemen de los dos le Di un beso en la boca í se despidió porque se tenía que ir pero seguimos jugando días más adelante como si nada tuviera pasado í cada que podíamos la penetravamos vien rrico pero ya era por detrás ya no dejaba que se la metieramos por su vajinita era algo rrico í calientito cada que nos veníamos en su anito ella lla es grande tiene 2 hijas í toda vía está riquísima creo que si se a de acordar quien la desvirgino cuando era pequeña cada ves que nos ve

Autor: Carlos Categoría: Fetichismo

Leer relato »

Niña inocente

2021-07-08


Les contaré otro relato cuando estaba niño yo.tenia como 16 años a esa edad si era caliente pero no despertaba vien el morbo fue una tarde en la que

Autor: Carlos Categoría: Fetichismo

Leer relato »

Mi historia de lactofilia-parte 1

2021-04-25


De niño mi mamá siempre me llevaba a reuniones entre madres de familia para coordinar los desayunos y lonches en la comunidad, en Perú se le llamaban clubes del vaso de leche muy comunes en los asentamientos humanos, ahí me aburria y me la pasaba a veces jugando con los hijos de algunas madres que también llevaban a sus hijos de mi edad y bebitos , yo tendría 5 o 6 años, pero a lo que voy, miraba de reojo a muchas dando de lactar a sus bebes , ver señoras con los pechos al aire es una imagen que se me quedo grabado para toda la vida , tuve la suerte de jugar al papá y a la mamá con mi vecina amiga que era menor que yo , ella tenía 4 años por lo menos, se llamaba Yanina , nuestras casas eran aún de esteras y nos la pasábamos jugando en un rinconcito donde nadie nos molestaba, como ya decía jugábamos al papá y a la mamá pero a mi se me daba el querer ser su bebe, ella como todavía era una niñita muy inocente accedía a mi pedido y yo le chupaba su tetita aunque aún no tenía nada XD. Que tierna niña era , me abrazaba como bebito, ella se sentaba en el suelo y yo me acostaba en sus muslos . Ella usaba vestidos, así que se la levantaba y yo me tapaba la cabeza con ella así que podía ver todo , sus pechitos desnudos y su calzoncito , yo chupaba su tetita , besaba su barriguita y jaloneaba su calzón y veía su cosita , yo me quedaba pegado a su pecho y gruñia como un bebito porque no me quería despegar de su pechito, para ella yo era sólo su bebé , su instinto de mamá ya empieza a mostrarse a esta edad como alguna vez lei por ahi . Hasta que un día nos pescó su mamá, me sorprendió justo en el momento en que yo le bajaba su vestido pero la parte del cuello hasta los hombros, felizmente no me agarró levantadole la falda, cosa que yo siempre le hacía, la señora le contó a mis padres que yo manoseaba a su hija y desde ahí nunca me permitió jugar con ella, tiempo después ella se mudó con su familia a otro distrito y no la volví a ver ?. Esa fue mi primera experiencia con la lactofilia , aunque no se si deba llamarla experiencia ya que ella aun era una niña y obvio las niñitas aún no tienen leche ni pechos grandes y mi historia en esta primera parte esta entre lactofilia e incesto jeje pero es que asi empezó mi gusto , aún oculto, por la leche materna , siempre veía a muchas madres dando de lactar de reojo , siempre ...

Autor: ivan_39 Categoría: Fetichismo

Leer relato »

Tengo 13 años y me fascina usar tanga y microshort

2021-02-10


Holi soy Mauro una femboy rica y potona de 13 años ,alta ,mido 1,75,peso 58 kilos,lindas piernas femeninas lampiña,cachetona de poto ,delgada y acinturadita,blanquita,carita fina ,nariz respingada, ojos verdes,cabello castaño claro,y me gusta usar tanga muy diminuta y microshort,soy maricon femenino,el microshort lo uso como un cachetero más que a medio poto y soy resistente a los climas fríos,a mi mami le gusta que me vista así y a mi vecino tambien,ya que le gusta cachetearme el poto,y me culiado tres veces y me ha fascinado.Mi mami hace un par de meses me regaló un jumper de colegiala muy corto,tan corto que no cubre el nacimiento de mis cachetes del poto para usarlo en la escuela y en la escuela me aceptaron ya que muchas chicas usan el jumper así de corto,a mi excita mucho usarlo ,se me para la pichula,mi pichula mide 18 cms,la tengo cabezona y venosa y me gusta cuando se me para en el salón de clases ,mis compañeras lo notan y me muestran la tanga metida en los labios del choro y más se me para ,muchas veces me corro dentro de mi tanga en el salón de clases viendo a mis compañeras. Un día después de la clase de educación física, yo vestida al igual que las chicas con un microshort tipo tanga color rosa,bueno es como un minicachetero,metido en mi raja y con los cachetes enteros al aire, calcetas blancas ,polera blanca,y un poleron gris ceñido y corto,me pinté los labios y me puse un poco de rubor y peine mi cabello largo y salí de mi escuela muy sexy caminaninsdo sintiendo el hilito metiéndose más entre mis cachetes de mi poto y mi verga comenzó a pararse dentro de mi tanga,la tenía doblada hacia atrás, mexdolia un poco ,pero seguido caminando como puta moviendo el poto muy sexy y sintiendo el frío en mis lindas piernas lampiñas y desnudas mecexcitaba y mi verga se endureció más y mojaba la tanga y el microshort,me subí más el minishort para,que se me enterrara en mi raja cachetona,caminando así vestida en la calle me sentía la nena más puta y caliente,sentía como retumbaba mis cachetes y los viejos mecdecian cosas sucias y yo sonreía y me excitaba más, mi año estaba con cosquilleo y estaba olorosito ,un viejo cochino me cacheteo mi poto,y yo ay con mi vocecita fina ,lesonrio y le tiro un besito y sigo caminando más sexy y al rato llego a un centro comercial y mire los escaparates,parada cruce las piernas y sentí la cabezota de mi verga dura y mojada,me la acaricie sin disimulo,comencé a gemir de placer, y de pronto veo a Etienne,el cuidador de mi escuela ,con un short muy corto y se le notaba la rica y descomunal ereccion de su verga de caballo ,se acerca y me besa los labios y me mete los dedos en mi poto y o como de placer y me corro dentro de mi tanga y me dice que doy una cochina por andar con el minishort metido en el poto y me toma la mano y me la pone en su vergs erecta,yo la sentí caliente y se la acaricie rico,no paraba de acariciarla y también Etienne me la acaricio y siguió besándose y con la otra mano me dedeaba el poto,ami se me notaba la ereccion y eso le gustaba a mi negro rico,me decía que estaba muy rica y quería culiarme y o también quería que me culiara bien culiada y fuimos aún cine porno ,mientras caminábamos, mi negro me nalgueaba el poto y me metía los dedos,y frotaba su rica pichula erecta entre mis cachetes ,yo decía "aaayy que rico,metemela papi ,que pichula más rica tienes ,soy tu puta potona,buena para la verga",Etienne me llevo de la mano al cine porno ,pago la entrada y me llevo a donde estaban sus amigos negros y ellos se estaban besando y estaban con la verga paradisima, Etienne me saca la verga de mi diminuto short ,la tengo tiesa y csbezona ,me laacaricia y todos me dicen puta cochina ,zorra buena para pichula,me arrodilló y comienzo a chupsr verga y esta muy hedionda ,pero rica ,Etuenne me baja el minishort y la tanga y me lengüeta el hoyo,yo me corro otra vez,la tengo muy dura ,Etienne me puso su verga entre mis cachetes y me empezó a culiarme con frenesí,me dolia ,pero estaba delicioso,el amigo de Etienne ,se corre en mi boca ,pero seguía parada su verga,Etienne me agarra con la verga metida en mi hoyo y se pone de espaldas y abro mis piernas y Francois el amigo del Etienne me la mete en mi año y entre los dos me culean y se corren una y otra vez y yo tambien me corro,yo me me muevo como una puta hasta que los tres quedamos agotados y todos nos miraban y se paseaban,el acomodador del cine saca su pichula erecta y me la mete en mi boca y me culea la boca ,se corre mucho,en fin quede toda llena de moco,me puse la tanguita,el microshort y salí del cine ,caminé como una hora ,me subí bien mi minishort y caminé y se me paro la verga ,caminé hasta llegar a mi casa y mami estaba desnuda esperándome con la verga muy erecta,mi mamá Andrea tiene 27 años y es una travesti cachonda y exhibicionista ,me beso la boca y tomo mi mano y la puso en sus 24 cms de verga deliciosa,se la jale y se la mame,y después me culio y después me la culie rico y lo que pasó después, se lo contare en otro relato,adiós.

Autor: Maurofemboypotona Categoría: Fetichismo

Leer relato »



Todo relacionado con: relatos fetichistas, reales, gratis