Relatos Eróticos de Erotismo y Amor


¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!


Una noche inolvidable

2021-11-20


¡Llevo tanto tiempo sin un polvo! Después de 3 meses desde mi último polvo cada vez estoy más y más necesitada. Cada vez que voy por la calle parece que los tíos están cada vez más y más buenos así que de esta noche no pasa. Antes de bajar al bar de abajo me pegue una buena ducha que me calentó más que calmarme, me puse unos legins negros bien ajustaditos sin tanga ya que no lo iba a necesitar, me puse una camisa con un buen escote, me pinte los labios color rojo, a juego con mi pelo, y ya estaba lista. Una vez en el bar empecé a fichar a todos los tíos que había y ellos empezaron a ficharme a mí. Uno de ellos me llamó especialmente la atención. Era un chico alto de complexión delgada pero con músculos bien definidos, de barbilla fuerte, con barba de un par de días, ojos verdes y muy serio. Me miró fijamente de arriba a abajo lo que me puso muy cachonda, sin más espera se acercó a mí y se presentó de una forma confiada: - Hola, soy Alejandro pero mis amigos me llaman Alex- dijo con una voz grave que me dejó helada- - Ho... Hola..- dije con voz entrecortada- -Te noto nerviosa- se acercó a mí con una sonrisa picara- -Vaya parece que hoy vas a por todas- acercándome todavía más para intentar ponerme a su nivel- - Lo mismo digo pelirroja, ¿Qué hace una chica tan impresionante como tú en un bar como este? - dijo imitando a los famosos actores de Hollywood - Jajajaja estoy buscando a alguien que me de buena compañía esta noche y tú amigo mío pareces un buen candidato - dije mientras me sentaba en una mesa del bar- - Por suerte para ti esta noche estaba esperando a una chica a la que hacer compañia. - Ummm parece que esta noche estábamos destinados a encontrarnos- dije acercándome a su oreja ya que había bastante ruido, gracias a este movimiento pude oler su perfume. Fue el olor más excitante que había olido jamás, era un olor fuerte, muy masculino, que te incitaba a lanzarte a su cuello. Entre el perfume, su voz grave, sus ojos verdes y la conversación tan erótica que estábamos teniendo empecé a notarme más y más mojada y con los pezones duros como piedras (menos mal que llevaba sujetador). Ya no podía aguantar más así que le dije que se subiera a mi casa a "seguir la conversación " Ya en mi casa no pude más, me lancé hacia sus labios carnosos y él inmediatamente me devolvió el beso con más pasión todavía. Me acercó a su pecho bien esculpido y me agarró del culo con una gran fuerza haciendo que notase un buen bulto que se volvía cada vez más y más duro. Me cogió de la mano y me llevó a mi cuarto y me lanzó a la cama se y se me echó encima. Me besó el cuello haciéndome gemir débilmente, de repente paró de besarme y me arrancó la camisa de un solo golpe haciendo saltar todos los botones, me desabrochó el sujetador con habilidad y fue directamente a chuparme los pezones y a morderlos ligeramente haciéndome gemir de forma escandalizada. Me incorporé para ponerme encima de él pero me lo impidió sujetándome los brazos y atándome con su cinturón me bajó los legins. Entonces, volvió a besarme el cuello, bajo hasta la clavícula, los pechos, dando mordiscos en los pezones, el vientre, entreteniéndose en mi ombligo, bajando más y más mientras yo gemía y gemía cuando estaba a punto de llegar a la parte que le había estado esperando toda la noche se desvío hacia la parte interior del muslo acercándose a las ingles pero nunca llegando al sitio que yo tanto deseaba. - Por favor...- le supliqué entre gemidos- Hazme correrme de una vez ...- yo ya no podía más iba a explotar incluso antes de que lo divertido de verdad empezase. Entonces él, con esa voz masculina, me dijo - No te correrás hasta que supliques clemencia- En este punto yo solo quería que me penetrase fuerte y profundamente hasta que desfalleciese, así que le dije lo que deseaba - ¡Clemencia, clemencia por favor, follame no puedo maaaaas!- sin darme cuenta el primer orgasmo había llegado. Me quede sorprendida ya que nunca antes había tenido un orgasmo sin siquiera tocarme. Antes de que el primer orgasmo terminase sentí por fin esa lengua que deseaba desde hace tanto. Mientras me lamia el clítoris introdujo dos de sus dedos en mi vagina, una vez dentro sentía que hacía el movimiento arriba y abajo. Lo hacía tan rápido que sus dedos se convirtieron en un vibrador. Yo no podía dejar de gemir y gritar de placer y entonces llegó el segundo orgasmo. Esta vez sentí como de mi coño salia un liquido que no había visto antes empapándome toda la cara. Él se relamió los labios y con esa sonrisa pícara que me había vuelto loca en el bar me di la vuelta dejando mi culo, bien curtido en el gimnasio, al descubierto. Él se acercó a mi culo y empezó a lamerme el ano. Dios que sensación, nunca había experimentado nada igual, eleve mi culo para que le fuera más fácil lamerme y en cuanto terminó cogió ese pene, que me había sido prohibido durante toda la noche, y me penetró como nunca antes me habían penetrado. Embestida tras embestida sentía un tremendo placer que recorría todo mi cuerpo, naciendo de mi coño y extendiéndose hasta los pies, brazos, pechos y nuca. Penetrandome como me penetraba no creía que el placer pudiera ser mayor pero entonces me agarró del pelo como si fuera un potro salvaje al que hubiera que domar ganando todavía más fuerza en sus embestidas. Yo sentía cada vez más y más calor mientras notaba como mi lubricación natural resbalaba por el interior de mi muslo, unas gotas tan calientes que me pusieron la piel de gallina. Entonces él me regaló un último orgasmo todavía más intensos que los anteriores. Mi espalda se curvó, mi culo se elevo, los dedos de mis pies se doblaron y solté un último gemido mientras sentía como él se corría dentro de mí. Lo último que hoy antes de caer desfallecida fue: - Ahora eres mía pelirroja.

Autor: Anónimo Categoría: Erotismo y Amor

Leer relato »

Rubén

2021-11-08


Boh! cómo me mola todo... casi no puedo reprimir la sonrisa y la emoción, lo veo en mis ojos verdes en el espejo retrovisor de dentro del coche. Los paísajes, los pueblos,... Todo el día de viaje, estoy agotada. Primeros de septiembre, ya es por la tarde. No sé muy bien porque me han dado esa beca si era un chollo, pero tengo las llaves de un piso, pequeñito, también entraba en la beca,... 9 meses, a tomar por culo, en un sitio fantástico, para seguir aprendiendo, una gran oportunidad. Sólo ganas de irse, de aprender, tener varios títulos y dominar algunos idiomas, esa había sido mi gran baza. Me bajo, estiro las piernas, los brazos, la tripa... uh!! Me quito las gafas de sol, miro la calle. Sí, genial. Me meto en el coche, dejo la puerta abierta que entre el aire y recojo cables, cargadores, el iPod, el móvil,... enrollo todo y al bolso. Un chico camina por la acera, se me queda mirando algo descarado, no me doy cuenta y se mete en el portal donde me voy a meter yo, me sigue mirando mientras espera el ascensor, como bajo a mi gatito (miau miau miau), mi portátil, una maleta, y uuuuff! una caja... no puedo con la caja. Lo veo salir del portal y lo tengo a mi lado ya. Lo gracioso es en el ascensor, porque vamos al mismo piso. Me cuenta que desde hace 2 años el piso es ocupado por becarios, los dos anteriores chicos muy desaliñados. Me ayuda a darle a la luz, al agua, uf! estoy perdida, incluso con las ventanas que no las sé abrir. Ese chico alto, misterioso, simpático, de ojos verdes, le he mirado el culo y la espalda varias veces,... hay que bajar a por la caja. Me dice que con el piso hay plaza de parking, los desaliñados la tenían, que me abre él la puerta. Tuve que llamar a su puerta a las 22h pasadas, me supo muy mal, pero no sabía encender el calentador y necesitaba ducharme, además, oía música en su casa, estaba despierto. Así que tras varios intentos de llamar a su timbre, como si una fuerza extraña desconectara mi cerebro de mi dedo, conseguí llamar y me abrió con una enorme sonrisa. Tras ayudarme me dijo que le encantaría quedarse pero que tenía que trabajar al día siguiente y que se tenía que ir,... tímido, era tímido. Así que sonreí: Por la mañana dejé mi nueva casa habitable tras darme un palizón. Puse mi nombre en el buzón, había una nota de Rubén, su número de móvil, sonreí y me lo guardé. Estuvimos por la tarde hablando de nuestras cosas, le dije que si no le importaba que se sentara que yo tenía que seguir haciendo cosas un rato, tardé poco y me senté a su lado en el sofá, hablamos de nuestras cosas a que nos dedicábamos, que hacíamos,... era un bromista, demasiado ácido a veces, se las devolvía. Me miraba. Le dije que teníamos que ir disolviendo la asamblea que tenía que hacer unas cosas, me miraba los labios, quería un besito de despedida y no se atrevía. Yo sí, me acerqué, le rocé un poco los labios y me aparté unos centímetros, vino a por más, bien bien, me cogió las mejillas con suavidad, no quería que me escapara. Ahora sí que nos besamos y repetimos... y le sonreí. Cogí mi bolso, él también se levantó, se fue a su casa y yo me fui a la calle, tenía que hacer unas cosas. Antes de acostarme, pasadas las 12, le mandé un mensaje al móvil: “Buenas noches Rubén”. Sabía que era yo y que dormía en la habitación de al lado. También me deseó las buenas noches. Empezó el curso... él a su rutina y yo a la mía, allí hacía un frío que pela, llovía mucho. Empecé a conocer gente, a hacer vida. Me había dicho que estaba reventado, que iba a dormir toda la tarde, yo tenía que leer unas cosas en el tablet, a las 20:30 empecé a golpear rítmicamente la pared de la habitación, él me contestaba. Yo volvía a hacer una secuencia, y él contestaba... ¡es que contestaba a todas! vale, ¡ya basta! cogí el móvil y le mandé un mensaje: Pasamos un rato agradable. Al terminar me dijo que si nos íbamos a su casa a escuchar música puesto que mi casa ni música, ni tele ni nada, que era una asocial, sólo con el iPod, suspiré y le dije que bueno. Estuvimos riéndonos un rato. Compartiendo una pera en su sofá, me rodeaba con su brazo y me la daba a comer con sus manos y luego comía él... y luego nos besábamos. Tenía los brazos largos, tanto como él. Puse mi mano en su muslo, en su abdomen, de vuelta a su muslo. Me tumbó en su sofá, con cuidado, uf!! Estaba muy nerviosa y muy excitada, esa mezcla explosiva. Estaba ya pasada de revoluciones, desde hacía rato, al lado suyo, su olor, sus besos. Puse su mano entre mis piernas mientras se tumbó encima de mí para seguir besándome, me encantaba sentir el peso de su cuerpo sobre el mío. Tenía que retirarme de su boca para poder coger aire, me estaba mareando, pero un mareo delicioso. Cuando se lo hice un par de veces, retirarme de su boca, se puso de rodillas delante de mí y me quitó los pantalones del pijama y con ellos las braguitas. Junté las rodillas y las pegué al respaldo del sofá, no tardó en separarlas con sus manos y en enterrar su boca entre mis piernas. Arquee la espalda, suspiré, una corriente eléctrica recorrió mi cuerpo. Bajé la mirada y me encontré sus ojos, no pude seguir mirando, cerré los míos y eché la cabeza atrás. ¿Pero qué me hacía? Suave suave. Me cogí a un cojín. Con el dorso de mi pie acariciaba su torso. Paró para quitarle la camiseta, le molestaba. Pude coger aire, gemir, recuperar la conciencia un segundo, pero la tregua fue un instante. Supo calentarme poco a poco, de la zona más insensible, hasta la más sensible, el clítoris, no lo atacó hasta que él no llamó su atención, entonces fue cuando lo castigó sin piedad. No me contestó, siguió y siguió hasta que gemí fuerte, hasta que cogí una de sus manos con la mía y con su otro brazo me cogía fuerte. Con mi otra mano cogía su pelo. No paraba, no paraba, era jodidamente bueno. Le cogí de debajo de los hombros y le subí un poco para arriba, aunqué él hizo todo el trabajo, yo estaba agotada. Se bajó un poco los pantalones sin quitárselos del todo, le miré, quería vérsela, sonreí, bien bien, estaba contenta con lo que veía y me penetró. Que me follara como le diera la gana, me daba igual, ya me había hecho perder los papeles, no aguanté ni 3 embestidas cuando estaba teniendo otro orgasmo con su polla dentro. Cuando un hombre te lo come bien ya da igual si folla mejor o peor, aunque Rubén follaba muy bien, pena que estaba tan cachonda que no iba a poder disfrutarlo, al menos esa vez. Él también estaba muy mal, cuando sintió cuando mis músculos se relajaban y contraían, mi cuerpo temblar, el recuerdo de cómo me había corrido en su boca, sentirme entre sus brazos, correrme con él dentro, se fue también, le sentí gemir, me encantaba oírle. Me abracé a su cuerpo. Se quedó como un guerrero herido encima de mí, reponiéndonos los dos. Empecé a reaccionar acariciando su espalda desnuda con mis dedos, aunque seguía con los ojos cerrados.

Autor: Anónimo Categoría: Erotismo y Amor

Leer relato »

Mi compañera Fátima Velázquez

2021-11-01


Fátima es mi compañera de internado médico, ella es bajita, delgada, es fea de cara pero un hermoso culote, todo inicio cuando en una noche tuvimos mucho trabajo pero ella traía un pantalón pegado y se notaba su culo… cada que podía trataba de rodar su culo… llego un momento que se fue a dormir y fui donde estaba ella, deje pasar 30 min, ella estaba empinada pero recostada… la luz estaba apagada y pues poco a poco me aproxime… estaba muy nervioso pero me recosté en el piso para poder tener una excusa de estar muy cerca de ella. Primero me aproxime con la nariz para percibir su aroma.. ella no se movía. Primero la rosaba con mis dedos tratando de recorrer sus nalgotas,ya estaba muy muy caliente y me animé y me lo saque.. poco a poco de lo estaba arrimando así hasta que pues le lo pegaba muy fuerte, así me quede 5 min y pues me valió y me empecé a masturbarme pero sin despegarme de sus nalgas hasta venirme fue grandioso, sentía el calor de sus nalgas y pues el eyacularle tanto semen fue increíble. Pera no dejar evidencia poco a poco le limpie. Ella no sabe que fue mía por varias noches…

Autor: Anonimo Categoría: Erotismo y Amor

Leer relato »

Inicialización prematura

2021-10-10


Desde niño observaba que las mujeres de mi entorno me sonreían , me besaban y abrazaban y repetían " qué mono " y sus brazos me acogían. Mis tías y primas estaban encantadas . Y desperté un ego específico de sentirme distinto por el hecho de nacer en un universo femenino adorable . De hecho mis primas querían jugar más conmigo que con otros primos y obtenía recompensas con sus besos. Ya en el colegio hice amistades con chicas a las cuales debía volverlas locas de pasión. Mi primera experiencia sexual llegó con nueves años en un cumple de una chica . Sus padres no estaban en la casa sino en su terraza y ella me enseñó su habitación y me dijo que le gustaba mucho y me besó en la boca metiendo su lengua . Aquello fue increíble . Lo repitió una y otra vez y sentí que mi cuerpo y mi mente no expresaban malestar sino algo placentero. Me enseñó sus braguitas y me dijo ¿ te gustan ? . Pues tú también me gustas. Pasado aquello mi despertar sexual fue a más . Notaba que mi cuerpo cambiaba . Las niñas me miraban y las señoras también. Pero una vecina me volvía loco , era tremenda, oronda . Y sus curvas pronunciadas en sus caderas y tetas me llamaban la atención. Por la noche soñaba cosas incoherentes con gente diversa y mi cuerpo experimentó un cambio. Llegué pronto a la pubertad y con 11 años y medio una noche tuve una polución en la cama. Me puse perdido y no pregunté nada . Y hubo más . Ya era un hombre , mi pene se mantenía erecto . Tenía pelo en el pubis y mis pezones fueron duros como botones. Y empecé a clasificar mis relaciones . Me atraían los dos sexos y hurgué con amistades femeninas procurando tener cerca a alguna chica para sentir su presencia y para que me diera placer . Llegué a frotarme con chicas algo mayores que se me acercaban y me metían mano . Y me planté en los quince . Una primavera mi sexo rebosaba todo su esplendor y noté una mano sobre mi . Era un hombre de unos veinte o algo así. Me miraba y sonreía . Se tocaba el paquete y tomando mi mano la puso sobre el mismo . Sentí un latigazo que recorría mi mente y no me repugnaba . Era cierto , me gustaba aquello más . Me enseñó su miembro , sacó el mío lo acarició y se masturbó mirándome y tocándome. Luego ya fue todo seguir descubriendo . Miraba a los chicos más que a las chicas . Y cumplidos los 18 entré a un bar de ambiente . El ambiente imponía , silencio absoluto y muchos ojos mirando . Un hombre de unos treinta y pico tomó mi mano y me llevó a una sala donde no veía apenas nada y me besó profundamente , sació sus ansias de sexo con profusión de besos . Metió su pene en mi boca y bajando mis pantalones me masturbaba. Vuélvete de espaldas . Me dió la vuelta y sentí que introducía algo en el ano . Me dolió pero sentí placer . Me abrazó intensamente y derramó su semen sobre mi pecho después de chuparme los pezones . Mi condición estaba clara . Era pasto para ser comido . Pero elegí que la decisión era la que yo quisiera . Y piqué de flor en flor adquiriendo experiencia . Mis andares y mi rostro me favorecían y tuve muchas relaciones sexuales. Hoy rondo los 25 y distingo lo bueno de lo peor y me he decantado por tener una relación con alguien mayor que yo que colma mi apetito sexual , me alimenta y me exhibe ante sus amistades y es mi protector , mi amante y a la vez introductor de nuevas amistades . Es un mundo nunca soñado pero agradable.

Autor: Anónimo Categoría: Erotismo y Amor

Leer relato »

Su trabajo lo terminé yo

2021-08-28


Era hermoso verlos coger para que después mi tio durmiera en su siesta. Yo por el otro lado me gozaba de tremenda paja. Mi tio se bajaba de su mujer y ella quedaba ahi...desnuda con sus piernas abiertas para yo poder ver su hermosa panocha mojada. Ella se limpiaba con su mismo panti y lo tiraba en el cajon de la ropa sucia. Una de esas tardes de siesta, mi tio cogia a su mujer cuando recibio una llamada que él atendio. Despues de la llamada se apresuro y se corrio de inmediato y se levantaba con prisa...al baño y con la misma se cambiaba de ropa y la mujer le decia " Oye y ami me piensas dejar asi con esas ganas de correrme? Mi tio cupo sus dientes y le decia que se diera una ducha de agua fria, pero que él tenia que salir atender un asunto. L esposa se enojo y se dio vuelta en la cama quedano toda ella con las nalgas hacia arriba (bella posicion). Me mire la berga que la tenia bien roja de lo parada que estaba y me hacia ilusiones de que se la metia por atras a ella. Sabia que ella estaba caliente y a veces me queria ofrecer para terminar lo que mi tio no habia podido terminar. Toque la puerta y ella la abria cubierta con una sabana. Yo entre con un poco de esfuerzo y ella me miraba mientras con sus dos manos sostenia la sabana que cubria su cuerpo desnudo. Los nervios me mataban, pero ya yo estaba con la idea de coger a la mujer de mi tio y no habia paso atras y me decidi a perder o ganar y bajaba la cremallera de mi jeans y sacaba mi berga. Ella me la miro y despues me miro a la cara toda atonita y me decia que me saliera de su cuarto inmediatamente. Su mirada no se despegaba de lo que yo tenia en medio de mis piernas y caminaba hacia atras hasta llegar a caer sentada en la cama de ella. De ver que no se decidia comenze a pajearme ante sus ojos y poco a poco se arrecostaba en la cama y se quitaba su sabana como si fuera una stripper. Mire como su panocha quedaba al descubierto y ella de llevaba uno de sus dedos a su boca y miraba a una de las paredes del cuarto, pero ya no me miraba a mi. Me acerque a ella y ella abria un poco mas de sus piernas y yo apuntaba la punta de mi berga a su abertura de su panocha y cople en ella (se la meti) y la comenze a profanar que cinco minutos despues de haber comenzado a cogermela me decia " No sé lo que hago, pero tambien puedo negar de que tenias unas ganas de coger cuando aparecistes tu" Estupido o no, yo le decia que ya dias la venia mirando cpgiendo con mi tio. Me dio una mirada que senti miedo y volvia a ver la pared para decirme preguntarme luego si me gustaba como ella cogia con mi tio. Yo le conteste de no serlo yo no la hubiera seguido mirando. Ella se movia muy bien y se lo dije a ella. Tomamos un poco mas de confianza y senti como me enganchaba sus piernas contra las mias y se movia mejor y me recomnedaba a que nos corrieramos a una misma vez y que no temiera porque ella tomba oastilla para no salir preñada. Desde ese momento nuestras cinturas competian con movimientos que nos producian un gusto inolvidable

Autor: Anónimo Categoría: Erotismo y Amor

Leer relato »

En un gimnasio.

2021-08-24


Salimos del gimnasio y caminabamos con mis dos amigas cuando una de ella me decia que se me notaba tremenda panocha dibujada en mi sweat pant. Me preguntaron si me habia puesto algo para llamar la atencion y le decias a ella que no, que eso era pura panocha. No le puse interes porque ya eran la nueve de la noche y el trafico de la acera se habia calmado y unas pocas gentes caminaban por ella (acera). Me queda en un supermercado y mis amigas seguian de paso. Compre todo lo que necesitaba y hacía la linea para pagar por mis cosas. Recuerdo que habia un hombre de unos cuarenta años que me miraba y a veces coria su Mirada hacia en medio de mis piernas para decir yo que este hombre se habia fijado en mi panocha. Me senti rara y me decia para mi misma "Ya casi salgo de aqui". El hombre me retaba con su Mirada y ya me miraba mas seguido para en medio de mis piernas y decidi retarlo y que no me cubriria para nada y que se hartara de verme todo lo que él quisera. Finalmente yo salia primero que él del supermercado y me dirigia para mi casa cuando de repente el hombre que me habla por atras, pero con Buenos modales y me preguntaba por mi nombre. Yo le decia que me llamaba Janeth, pero ese no era mi nombre. Él tipo tenia educacion y me ganaba la confianza y me decia que queria decirme algo, pero solo si yo se lo permitiera y le dije que hablara y me decia "Desde que te vi en el super me dieron ganas mamarte esa panocha". Solo lo escuche y caminaba mas rapido dejandolo atras y escuché que me decia "Esta bien, pero al menos me desahoge en decir lo que siento hacer contigo". Jamas me han mamado la panocha porque mi marido no cree en esas cosas y casi voy a cumplir veintidos años y nadie me ha mamado la panocha. Tengo la curiosida de saber lo que es una mamada de panocha porque mis dos amigas me dicen que es un plato para diosas (La Lengua). Le conte a mis amigas lo que me habia sucedido y ellas asombradas y muertas de risa. Una noche mientras mi esposo dormia senti ganas de coger y comence en poner cerca mi panocha en la boca de él y se desperto para armar un escandalo que terminaba en tremendo pleito que pormeti a no volverlo hacer y me llamaba que yo estaba enferma. Eso ultimo me dolio. Saliamos del gimnasio y mire aquel hombre que queria chuparme la panocha cuando caminaba a su perro y al pasar al lado mio me saludo como si nada hubiese hecho. Trate que mis amigas no supieran quie era ese hombre y me fijaba a donde el vivia. Mis amigas me encaminaban hasta el porton de mi casa y se despedian de mi. Yo hacia como si entraba a mi casa, pero me quedaba en la puerta y mis amigas se alejaban. Segui a paso ligerado y me iba a buscar al hombre que me llevaba ganas de comer mi panocha y la muy atrevida tocaba la puerta de su casa y él aparecia. Le reclame de que no me hablara cuando me mirara en la calle y él me decia que si queria pasar a su casa...me gusto su gesto y acepte y me invitaba a una copa de vino. El hombre era un hombre muy experimentado y me preguntaba si yo habia regresado a su casa para cumlir su deseo y me dejaba muda porque en mi interior eso era lo que yo queria...su lengua menguando en medio de mis piernas. Me quito la sudadera me dejaba las tetas al aire porque no llevaba sosten y el sweat pant me lo quitaba y me decia "Si que es grande" al referirse a mi panocha. Se sento al suelo y yo sentada en una silla me abria la pierna y me decia que olia sudada, pero que eso lo violentaba mas para mamar major y me dejaba caer su lengua directo al clitoris y un gemido involuntario me salia de la boca "Ya lo sé" Me decia él. Pense que me orinaba en la boca de él y me hacía corer la primera vez y me tiraba al suelo y sin esperar tanto me clavaba con una Buena embestida para hacerme suya. Mire el reloj y le decia que lo hiciera rapido y que despues ella regresaria para hacerlo major. Me acepto y me cogia por una hora mas hasta que el descargaba su ira orgasmica en mi. Terminamos y me decia algo que me gusto "No me gustan los escandalos y si me prometes, puedes regresar cuando quieras" Me gusto su manera de ser y salia de su casa de lo mas contenta con la panocha bien chupada. Quise contarle a mis amigas, pero por ahora he preferido estar calladita deleitando ese plato para diosas (La lengua).

Autor: Anónimo Categoría: Erotismo y Amor

Leer relato »

Traición de una dama

2021-08-24


Alguien mas ha logrado a conocer mi bollo y no solo eso sino que tambien lo probo por consentimento propio.Mi esposo me ha dejado de tocar y no solo porque tengo 45 años de edad se piense que estoy vieja..no. Aun puedo mojar una berga y de hecho lo he comprobado con un chico de 28 años de edad.Nunca me imagine llegar a esos extremos, pero cuando me vi abandonada por mi esposo, comence a ver como me conseguia un polvo por afuera del matrimonio. Caminaba por las calles de la ciudad buscando quien podria satisfacer la necesidad que mi esposo ya habia abandonado su deber como responsable hacia mi.Mi cama se habia enfriado. Llegue a un restaurant y mire un mesonero que estaba en su receso y fumaba su cigarrillos con todas unas ganas. Le mire y me gusto. Entre al rerstaurante y tomaba asiento y comence a ver el menu. Tomaba mi tiempo y escuche que decian "Arturo, ya es hora" Mire hacia donde decian Arturo y vi que se referian al mesonero que yo habia visto afuera, pero Arturo no cubria la seccion donde yo estaba sentada. Me levanter de mi asiento y me iba para la seccion donde Arturo estaba a cargo. Arturo llego a donde mi y me preguntaba y yo tome tiempo para ver major su cara donde me fije que él tenia sus cejas depiladas. Le vi sus rasgos como de raza india y un pelo lizo y muy negro. A las dos visitas yo le entregaba el nuumero de mi y me cellular y me llamaba al dia siguiente y nos divertimos hablando mucho que senti como se me habia mojado la panocha. La confianza entre los dos se aceleraba y una noche que hablamos por el cellular nos masturbamos hasta darnos tremendas pajeadas. Arturo se coria y yo despues de casi veinte años sin sentir lo que era una buena paja Arturo a travez de la conversacion cellular habia logrado en mi a que yo gozara una buena corrida con una buena paja y me decia él "Que rico te escuchas a travez del cellular" Le conteste a él que llevaba tiempos en no sentir de una Buena corrida. Arturo se reia y me llamaba mentirosa y yo le contestaba que él no sabia nada sobre mi vida. Llegue al restaurant y Arturo habia tomado libre. Lo llame a él y me invitaba a su cuarto. Llegue a su cuarto y me gusto porque su cuarto era muy acogedor y su cama era una cama muy pequeña. Me invito a tomar vino y acepte y lo demas comenzo aparecer hasta que me vi desnuda en la cama pequeña de Arturo. Apague el cellular y me entregue a Arturo. Arturo comenzo a besarme el culo y me decia que ese habia sido su deseo de mamarme el culo. Era la primera vez que chupaban el culo y me preguntaba a que hora la berga de este muchacho entraria en accion. Arturo sabia lo que hacia y me calentaba al maximo que le grite que queria sentir la berga de él en mi "Calma" me decia él y se ponia de pie y me miraba y me decia "Ponte boca arriba y abre bien tus piernas". Obecedi a Arturo y se pajeaba mientras me miraba desnuda con mis piernas abiertas "No te vayas a correr" Le pedi yo a Arturo y me contestaba "No te preocupes. Yo se lo que hago". Poco a poco se acercaba a mi boca y me decia que la abriera y me metia su berga en mi boca y me cogia por la boca. Miraba mi panocha y me decia "Ya mismo voy para alla". Me agarre mis tetas y me comence acariciar mientras mi boca continuaba rellena con la pija de Arturo. Me la saco de la boca y Arturo se acostaba encima de mi y me ponia su berga en la raja de mi panocha y la deslizaba hacia lo mas profundo de mi raja. Sus embestidas no se hacian esperar y me hacia corer demasidado rapido. Le dije a Arturo que queria mas de él. Y me gusto cuando él me decia "No te preocupes que tenemos todo el dia para coger. Arturo me cogio por toda esa tarde y me iba feliz y muy adolorida de mi cuerpo y mi boca tambien. Cuando me despedia de Arturo, éste me decia "si que eres tremenda putia"...Me gusto y me deje de sentir una dama. Arturo se quedo con el panti mio y me decia que lo necesitaba como un recuerdo personal y me mando sin calzon para la casa.

Autor: Anónimo Categoría: Erotismo y Amor

Leer relato »

No quería, pero quiso

2021-08-20


Su nombre comienza con la letra B y le llamaremos Mr.B. Este amigo maestro gustaba de ver mujer con mujer haciendo el amor y en una de esas salidas quedimos para ir a vacilar me conto una amiga mia que a Mr.B no se le habia parado su miembro. Mr.B estaba casado con una mjer bonita y atractiva. Para entonces yo tenia confianza de llegar a su casa como si fuese la mia y mire a su mujer y pensaba preguntandome como era posible que una mujer joven y bonita pudiese estar aguantando tantas ganas de cojer cuando Mr.B sufria de D.E (Disfuncion erectil). Lo unico que podia ser que la esposa de Mr.B se masturbara. Tome valor y un ia le pregunte a ella sola si era verdad que su esposo sufria de D.E y ella me lo comprobo con un si, pero que ella se habia acostumbrado y que todo era normal "No lo creo" le decia yo a ella "pero si usted asi lo dice, esta bien" termine de decirle yo a ella. Un dia yo almorce en la casa de Mr.B y comi bastante y me fui para el sofa y ver la television...Ahi estaba yo todo echadote y la esposa de Mr.B caminaba para arriba y para abajo. Yo afloje mi correa (cincho, belt)desabotone el jeans y me baje el zipper para estar mas comodo en el sofa y la esposa de Mr.B llega y me mira directo a mi zona pubica y pretende decirme algo que al final me hace la pregunta "Dime...pero tu no eres como mi esposo que no se le para verdad?" Me saque la berga y ya le tenia bien parada y ella me decia "Espera, espera no te dije que me la enseñaras" Ya era tarde y los ojos de ella enfocaban bien la berga parada de este servidor. Ella se tapaba sus ojos y corria al baño dejando abierta la puerta. Me quede todavia ahi sentado pensando que hacer y me levante asi como estaba y entraba al baño donde ella se miraba al espejo y al entrar yo ahi al baño ella volvia a ver mi berga y me ponia tras de ella y le ponia mi berga sobre su calzon a lo largo de la raja del culo. Los ojos de ella estaban al tanto de lo que podria continuar despues y tomando su calzon lo baje hacia abajo y yo le miraba su culo desnudo con bellos rubios "No por favor!" Me decia ella media asustada, pero notaba que ella paraba mas su culo para darme mas comodidad a clavarla Yo miraba sus ojos en el espejo y lei que ella queria mi berga. Sus ojos estaban al pendiente y yo para asegurarme si ueria mi berga le pregunte muy quedo a su oido que abriera mas sus piernas y ella respondia abriendose mas y ahi dije yo en silencio "Si la quiere" Me agache un poco porque ella es mas baja de estatura que yo y de abajo para arriba la comence a levantar hasta que mi pija se le metia a ella por la mera chucha y senti que una de sus manos me detenia en mi ombligo el emouje que yo hacia para pentrarla bien y ella me decia "Espera que hace meses que no lo hago." Le escuche y se la metia poco a a poco hasta que llegamos a un punto comodo para mi y comocdo para ella. Poco a poco yo la tomaba de sus hombros y me traia con toda mis fuerzas para contra mi y la berga mas se clavaba en ella. Los dos nos corrimos con tremenda follada. Por medio año le di mantenimiento a ella hasta que un dia ella le pedia el divorcio a Mr.B.

Autor: Anónimo Categoría: Erotismo y Amor

Leer relato »

"Sus ojos se cerraban del placer"

2021-08-12


Tenia un trabajo de mantener el alimento a tiempo para unos caballos de una hacienda. Viajaba casi veinte minutos en bicicleta por la carretera rural para llegar a la hacienda. Viajaba en la bicicleta sin prisa y saludaba a los que conocia.Pasaba por la casa de Blanca que lavaba ropa en el patio de su casa y mientras enculumbrada en su tina y rival miraba como su culo se movia al movimiento de lavar su ropa y un medio viento levanto su falda suelta que llevaba y me di cuenta de que no tenia calzon puesto. Ella movimiento rapido, bajo la falda,pero mis ojos como lente de camara habia registrado lo que habia visto de ella...un culo blanco y muy lindo.Me quedo grabado en mi mente y le grite a ella para saludarla respondiendome con un saludo de mano.Continue mi viaje en la bicicleta hasta llegar a la hacienda.Todavia tenia en la mente el cuadro grabado de Blanca y me preguntaba hacia mi mismo como poder llegar a ella.Tome una decision y sali temprano a la hacienda para darme tiempo y llegar a la casa de Blanca personalmente y poder saludarla en persona. Mi plan no fallo y me encontre cara a cara, frente a frente con Blanca y la salude. Ella me atendio y me regalo jugo de tamarindo mientras yo descansaba en una hamaca que estaba en el patio. Los dos platicabamos y ella lavaba ropa en la tina llena de agua y yo le miraba el culo como lo movia y le dije-Que rico le haces Blanca-. Blanca, se detuvo de lavar y me decia- -¿Que tu estas viendo?. Me tiro un poco de agua por estar molestandola y solo le decia yo- Solamente digo lo que siento Blanca y lo mejoe es que me aleje antes de que explote en seco-.(correrse en seco).Me levante de la hamaca y la berga la tenia muy parada que se me notaba por un lado de mi pantalon. Blanca, me miro y con la misma me miro a la cara y callo. Tome mi bicicleta y antes de montarme en ella, Blanca me preguntaba si iba a regresar otra vez y le conteste que talvez. Comenzaba a pedalear y me detuvo -Espera..regresa cuando quieras,pero que sea despues de la una y media de la tarde...cuando mi marido ya se haya marchado para su trabajo...te prometo que no te arrepentiras,pero por ahora vete ok-.Blanca, que era de pelo rojizo note que tambien las cejas eran del mismo color del su cabello y le pregunte -¿todos los vellos que cubren tu cuerpo son asi de rojizos?..Ella me quedo mirando y me contestaba -Eso te corresponde a ti en averiguarlo, pero ahora vete porque no conviene que nos vea la vecina que esta alla y que nos mira muy atenta a lo que hacemos-..Dias mas tarde pensando en la vecina metida, yo llegue por la parte de atras de la casa de Blanca donde nadie pudo haberme visto llegar a la casa de Blanca y me fui a la hamaca. Sorprendi a Blanca y noto que habia entrado a su solar por la parte de donde un monte hace coneccion con el solar de ella. La hanmaca estaba muy escondida dificil de verla de la calle rural y tambien habia una cerca propicia para mi favor. Blanca, lavaba su ropa y mire que su falda era mas corta que las demas otras. Me miraba de reojo y me coqueteaba con sus movimientos de cintura al lavar. Me saque la berga y a esperar a que ella me la mirara. En una de esas que volteo su mirada hacia mi se encontro que la pija la tenia como un preriscopio de submarino nuclear. Blanca, me la miro y yo me la cariciaba invitandola a que ella participara a jugar conmigo. Fue un momento de que no sabiamos que hacer y Blanca se detuvo de lavar y se acercaba a mi.Yo estaba acostado en la hamaca y con la pija de afuera lista para picar a Blanca. Blanca,levanto su pierna para cruzar la hamaca y quedo encima de ella sin aun clavarse y me decia -ojala que nadie aparesca- Blanca, me tomo la berga y se la colocaba en su raja, su mano estaba mojada y cuando senti su hoyito le dije -espera, solo dejame ver si tienes los vellos de tu coño rjizos como los de tu cabellos de tu cabeza- Ella me dejo y mire que tambien los pelos de su coño eran rojizos y me enamore de su bollo. Blanca, comenzo a resbalar sin llamada por el tubo de mi berga. Hasta quedar pero bien ensartada en mi berga. Ahi, Blanca revolcaba su coño contra mi pelvis haciendome sentir algo como debe ser un polvo de una experta. No subis, ni bajaba era un polvo triturador. Blanca, miraba hacia el cielo azul y me decia -Que rico hacerlo al aire libre- Blanca y yo nos corrimos de manera separada y quedamos muy contentos los dos.

Autor: Anónimo Categoría: Erotismo y Amor

Leer relato »

"Sus ojos se cerraban del placer"

2021-08-12


Tenia un trabajo de mantener el alimento a tiempo para unos caballos de una hacienda. Viajaba casi veinte minutos en bicicleta por la carretera rural para llegar a la hacienda. Viajaba en la bicicleta sin prisa y saludaba a los que conocia.Pasaba por la casa de Blanca que lavaba ropa en el patio de su casa y mientras enculumbrada en su tina y rival miraba como su culo se movia al movimiento de lavar su ropa y un medio viento levanto su falda suelta que llevaba y me di cuenta de que no tenia calzon puesto. Ella movimiento rapido, bajo la falda,pero mis ojos como lente de camara habia registrado lo que habia visto de ella...un culo blanco y muy lindo.Me quedo grabado en mi mente y le grite a ella para saludarla respondiendome con un saludo de mano.Continue mi viaje en la bicicleta hasta llegar a la hacienda.Todavia tenia en la mente el cuadro grabado de Blanca y me preguntaba hacia mi mismo como poder llegar a ella.Tome una decision y sali temprano a la hacienda para darme tiempo y llegar a la casa de Blanca personalmente y poder saludarla en persona. Mi plan no fallo y me encontre cara a cara, frente a frente con Blanca y la salude. Ella me atendio y me regalo jugo de tamarindo mientras yo descansaba en una hamaca que estaba en el patio. Los dos platicabamos y ella lavaba ropa en la tina llena de agua y yo le miraba el culo como lo movia y le dije-Que rico le haces Blanca-. Blanca, se detuvo de lavar y me decia- -¿Que tu estas viendo?. Me tiro un poco de agua por estar molestandola y solo le decia yo- Solamente digo lo que siento Blanca y lo mejoe es que me aleje antes de que explote en seco-.(correrse en seco).Me levante de la hamaca y la berga la tenia muy parada que se me notaba por un lado de mi pantalon. Blanca, me miro y con la misma me miro a la cara y callo. Tome mi bicicleta y antes de montarme en ella, Blanca me preguntaba si iba a regresar otra vez y le conteste que talvez. Comenzaba a pedalear y me detuvo -Espera..regresa cuando quieras,pero que sea despues de la una y media de la tarde...cuando mi marido ya se haya marchado para su trabajo...te prometo que no te arrepentiras,pero por ahora vete ok-.Blanca, que era de pelo rojizo note que tambien las cejas eran del mismo color del su cabello y le pregunte -¿todos los vellos que cubren tu cuerpo son asi de rojizos?..Ella me quedo mirando y me contestaba -Eso te corresponde a ti en averiguarlo, pero ahora vete porque no conviene que nos vea la vecina que esta alla y que nos mira muy atenta a lo que hacemos-..Dias mas tarde pensando en la vecina metida, yo llegue por la parte de atras de la casa de Blanca donde nadie pudo haberme visto llegar a la casa de Blanca y me fui a la hamaca. Sorprendi a Blanca y noto que habia entrado a su solar por la parte de donde un monte hace coneccion con el solar de ella. La hanmaca estaba muy escondida dificil de verla de la calle rural y tambien habia una cerca propicia para mi favor. Blanca, lavaba su ropa y mire que su falda era mas corta que las demas otras. Me miraba de reojo y me coqueteaba con sus movimientos de cintura al lavar. Me saque la berga y a esperar a que ella me la mirara. En una de esas que volteo su mirada hacia mi se encontro que la pija la tenia como un preriscopio de submarino nuclear. Blanca, me la miro y yo me la cariciaba invitandola a que ella participara a jugar conmigo. Fue un momento de que no sabiamos que hacer y Blanca se detuvo de lavar y se acercaba a mi.Yo estaba acostado en la hamaca y con la pija de afuera lista para picar a Blanca. Blanca,levanto su pierna para cruzar la hamaca y quedo encima de ella sin aun clavarse y me decia -ojala que nadie aparesca- Blanca, me tomo la berga y se la colocaba en su raja, su mano estaba mojada y cuando senti su hoyito le dije -espera, solo dejame ver si tienes los vellos de tu coño rjizos como los de tu cabellos de tu cabeza- Ella me dejo y mire que tambien los pelos de su coño eran rojizos y me enamore de su bollo. Blanca, comenzo a resbalar sin llamada por el tubo de mi berga. Hasta quedar pero bien ensartada en mi berga. Ahi, Blanca revolcaba su coño contra mi pelvis haciendome sentir algo como debe ser un polvo de una experta. No subis, ni bajaba era un polvo triturador. Blanca, miraba hacia el cielo azul y me decia -Que rico hacerlo al aire libre- Blanca y yo nos corrimos de manera separada y quedamos muy contentos los dos.

Autor: Anónimo Categoría: Erotismo y Amor

Leer relato »

¡PRUEBA LA NUEVA WEB: EROTISMOSINTABÚ!