Medias y liguero

2020-10-25


Medias y liguero

Autor: Medias y liguero Categoría: Sexo Anal

Leer relato »

Terapia sexual con vieja de al lado

2020-10-19


Esta historia que le contare fue algo que paso hace tres días, pero antes de contar lo ocurrido empecemos desde el comienzo. Vivo en un departamento y hace aproximadamente 10 años (yo estaba en la adolescencia para aquel entonces) vinieron unos nuevos vecinos al departamento alado de donde vivo, era familia de portugueses conformado por 4 personas, una señora para nada guapa ni buena (que ya la edad más el efecto gravedad había hecho sus achaques con ella, aunque era coqueta porque solía salir maquillada, pero sin enseñar nada, ya que no tenía ningún atractivo físico, y es gordita) de cabello corto, su marido quien está algo enfermo de la cabeza y sus dos hijos (ambos bien adultos) esta señora desde que llego desarrollo simpatía con mi madre y a veces ella solía visitarnos o mi madre iba hasta su casa para visitarla. Desde hace tiempo (ósea desde antes de llegar al edificio donde vivo) ella tenía problemas de nervios, por ello solía tomar pastillas para dormir, hasta en ocasiones mi madre al venir de visitarla me decía que se venía temprano ya que la vecina se quedaba dormida en el sofá mientras veían la tv y hablaban. De un tiempo para acá, por causa de los nervios ella venia hasta mi casa llorando diciendo que no aguantaba las situaciones de su casa, su marido cada vez la tenía más atormentada y no sabía que hacer, sus hijos trataban de controlar la situación, pero la cosa se ponía insoportable cuando ellos estaban trabajando, así que ella venía a desahogarse con mi madre hasta que se calmaba y se iba de vuelta a casa. Hace tres días era mi día libre, por lo que estaba en casa, mi hermano estaba trabajando y mis padres habían salido a visitar a mi abuela, por lo que estaba solo en el departamento. Como no había interrupciones decidí encender la computadora, meterme a internet y ver una porno para masturbarme. Estando bien inspirado escucho que suena el timbre, así que frustrado por no acabar a gusto, me guarde el pene (que estaba erecto pero con la interrupción se vino abajo en unos segundos) y fui a ver quién era, era la vecina que venía otra vez nerviosa y llorando, al abrir la puerta me pregunto si mi madre estaba en casa, yo le conteste que ahorita no se encontraba porque había salido a visitar a mi abuela, ella se quedó pensativa pero entonces me dijo: será que por favor me puedes dejar entrar por lo menos hasta que consiga calmarme, y fue lo que hice, la deje entrar, ella se sentó en la sala, fui a la cocina, serví un vaso con agua y se lo di a ella, hay empezó a decirme que en su casa se estaba por volver loca, que no aguantaba más, entre el esposo y sus hijos que discutían entre si volvían la situación inaguantable, yo solo escuchaba, diciéndole que tenía que tratar de calmarse, tratar de no hacerle caso a esas peleas, pero ella me decía que no podía. Entonces en ese momento se me ocurrió, que no se si era por las ganas frustradas o también porque hace meses no cogía con ninguna mujer, pero me senté en el mismo sofá donde estaba ella, en el grande de la sala y empecé a piropearla, diciendo que era una señora aun atractiva, mientras le empezaba a acariciar la pierna, ella me miraba con cara de sorprendida y extrañada por lo que estaba ocurriendo, hasta me apartaba la mano todo el rato pidiéndome que no dijera no hiciera esas cosas, pero yo insistía, tenía el morbo a tope, además que como decimos aquí “cuca es cuca” así que continúe con mi insistencia tocándola y diciéndole lo atractiva que me parecía (después de todo solo quería cogérmela), ella solo continuaba tratando de quitar mis manos que tenía sobre ella, diciéndome una y otra vez que la dejara, que lo que hacía no era correcto, que ella era mucho más mayor que yo, yo le decía que no me importaba, yo la deseaba a ella así tal cual estaba, además agregue que con el sexo le iba a quitar los nervios y hacer que olvidara los problemas que tiene en casa y como estábamos solos era un secreto solo de los dos, pero en ese instante ella no dijo nada, solo se levantó, me imagino que era para dirigirse a la puerta he irse, pero no se lo permití, la agarre de la cintura y le estampe un beso en la boca, ella trataba de quitarme de encima de ella pero yo no se lo permitía, además que mientras más la besaba ella menos batallaba, lo que me daba a entender que ya le estaba empezando a gustar, por lo que ya no la aprisionaba para que no se me escapara si no que la manoseaba libremente por sus espalda y su culo, ya sus brazos y manos no oponían resistencia, también me tocaba en todas direcciones, entonces sin más nos empezamos a quitar la ropa, ella aun decía que lo que estábamos haciendo estaba mal, pero yo la ignoraba, hice que se sentara e el sofá donde se había levantado, le baje los pantalones junto con la ropa interior dejando ver una vagina peluda, con pelos ya blancos y dentro con un rosado pálido que se notaba hacía años que un pene no entraba en ella, aunque afortunadamente no tenía ningún mal hedor, por lo que empecé a hacerle un oral, ella disfrutaba de las lamidas y chupetones que le daba, me lo decía su respiración acelerada, además que su cuerpo se estaba calentando, pero aun decía que lo que estábamos haciendo estaba mal, pero yo solo no le hacía caso y seguía, después empecé a dilatar su vagina con los dedos, empezando con dos, ya que su entrada era grande y luego metí dos más, entre los lamentos y el vaivén de los dedos empezaron los gemidos, ya no hablaba solo gemía, yo gozaba hacerle el oral en esa gran vagina. Pero de tanto hacerle el oral ya era mi turno de pasarla bien, así que me levante, saque el bóxer (que era lo único que tenía puesto) le paso el pene ya erecto por el rostro, ella al principio estaba negada pero después domando mi pene, lo agarra y se lo mete en la boca dando una buenas mamadas, demostrando lo pervertida que era, sabía muy bien como chuparla, sus mamadas a veces rápidas y a veces lentas en consunto con los movimientos que hacía con su lengua daba una excelente sensación, sin duda en su juventud debió ser muy buena porque eso era lo que me demostraba, después de aquello ella se dejó llevar, se sacó el pene de la boca, me lleva a una de las sillas que está en la casa, me empuja ligeramente para que yo caiga sentado, me agarra el pene y se sienta encima de mí poniendo mi pene dentro de su vagina y hay empiezo a cogérmela sintiendo su vagina caliente sus bellos púbicos y sus nalgas grandes y aguadas en mis piernas, yo jugueteaba con sus tetas también grandes y aguadas, ella lo disfrutaba tanto como yo, lamia sus grandes pezones tocaba sus tetas moldeándolas a mis toques, era un espectáculo sexual y con la que menos pensaba, después ella se levanto y se recostó en la mesa de la sala dejando en pompa su trasero, se lo volví a meter y ella solo movía las caderas, como si fuera una de esas lavadoras, hasta de vez en cuando por lo caliente que estaba le daba nalgadas, era sin duda sensacional, y no decía nada, luego en el suelo se acuesta boca arriba, yo se la vuelvo a meter en plan misionero, la cara de que la estaba pasando de maravilla se le notaba, se notaba que extrañaba muchísimo tener sexo, a pesar que al principio no quería, si que se la estaba pasando en grande, después de eso me hizo una ligera paja rusa con sus tetas, con algo de mamada incluida y para terminar me acosté yo en el suelo sentándose ella en mi entrepierna dándome la espalda, en ese momento sentía que ya estaba a punto de acabar, así que agarrándole las caderas con fuerza y apoyándome de la piernas se la meto bien rápido sus gritos eran alto pero no me importaba, ya estaba a punto de acabar y así fue, estalle dentro de ella, no se la saque hasta que mi pene iba perdiendo tamaño, mi semen se le desbordaba, ambos estábamos sudados y ella super sonriente, nos vestimos y solo nos miramos pero sin decir nada, hasta que ella cruzo la puerta hasta irse a su departamento. Desde aquel día que no nos vemos, pero sin duda fue una excitante experiencia, con la mujer que menos pensaba, demostrando una vez más que hasta señoras aun y teniendo su edad conservan ese lado morboso que tienen oculto y de vez en cuando sale a flote, ya que independientemente de la edad que se tenga el sexo se debe de disfrutar, después de todo la vida es una sola, ahora toca esperar a ver si se repite la experiencia nuevamente.

Autor: GorditoSexual1994 Categoría: Sexo con Maduras

Leer relato »

Obligada a follar con mi jefe.

2020-10-19


Acababa de cumplir 18 años. Una de mis ilusiones era el baile y el espectáculo. Una vez cumplida la edad permitida, empecé a buscar trabajo de gogó. Mi físico me lo permitía. Era una chica alta, pelo largo, tenía buenos pechos y un culito bastante deseable. Tenía novio, mi primera relación. Un chico maravilloso, 4 años mayor que yo. No le importaba que me gustara este trabajo, ya que, ante todo, me aceptaba tal y como era. Un día, me llamaron de un local de striptease, diciéndome que el jefe quería tener una entrevista personal conmigo, así que, acepté. Cuando llegué al local, me quedé sorprendida. Nada más entrar, vi como un camarero agarraba del brazo a una bailarina, para bajarla de la barra, le dio la vuelta poniéndola de espaldas a él y empezó a follársela, sin mediar palabra, casi obligándola. Me asusté un poco. Al llegar a la puerta del jefe, había un chico que me dijo que tenía que cambiarme de vestimenta. Me dio una falta muy cortita, me dijo que me quitara las bragas, que no podía llevarlas, y me puso un top, tampoco podía llevar brasier... Me dio mucha vergüenza, y dudé en hacerlo, pero no le di mucha importancia, así que, accedí. Cuando entré, allí estaba el jefe, tras una mesa. Sentado en una silla muy cómoda, sin reposabrazos. Era un hombre maduro, de unos 50 años, era bastante atractivo. Me avisó que tenía que obedecer en lo que me dijera si quería trabajar. Me dijo que no me sentara, sino que me pusiera delante de él, tras la mesa. Empezó a mirarme, de arriba a abajo y empezó a tocarse la entrepierna. Me empecé a asustar un poco, pero su aspecto imponía mucho y no quise moverme de ahí. Me dijo que me arrodillara delante suya. Quise negarme, pero no sé por qué, lo hice. Se sacó una enorme polla de los pantalones. Era muy grande. Me agarró de la cabeza y me dijo que empezara a lamer. Me negué. Dije que no quería hacerlo. Él no dijo nada, solo me cogió con más fuerza y me obligó a meterme su polla en la boca, sin dejarme sacarla ni un instante. Empujaba con fuerza para dentro y para fuera. Podía oírlo gemir cada vez más y más y cuando me di cuenta que se iba a correr, quise quitarme, pero con la fuerza que tenía me volvió a meter su polla en mi boca, sacándola y metiéndola. Sabía que se iba a correr, pero no podía hacer nada. Se corrió dentro de mi boca, llenándomela entera de su semen. Por miedo a represalias, me lo tragué todo. Era increíble como su polla podía seguir tan dura como al principio. Yo me quedé de rodillas, con la cabeza algo agachada, esperando una nueva orden. Me cogió de los brazos y me sentó encima suya. Quiso meterme su polla por mi coño, pero tenía poca experiencia y estaba muy cerradita. Fue una tontería resistirme. Me agarró de las caderas y me empujó hacia abajo, metiéndome esa enorme polla en mi coñito. Pegué un grito del dolor, pero me tapó la boca y me dijo que me callara. Entonces me agarró de las nalgas y empezó a follarme salvajemente. Empecé a llorar del dolor y de la impotencia. No podía escapar de ahí. Notaba como su gorda polla entraba y salía de mi coño. Lo oía gemir continuamente. Le fascinaba obligarme a ser follada. En un momento, nos levantamos, él me puso de frente a la silla, agarrándola con fuerza y él detrás mío, agarrándome de las caderas, y volvió a metérmela de nuevo, follándome con fuerza. Llegué a tal punto, que me excitaba un poquito, pero no quería que él lo notara. Me corrí una vez y noté como esos espasmos de mi coñito le excitaron aún más, así que empezó a follarme aún más rápido, oyendo como gemía cada vez más. Sabía que se iba a volver a correr, y antes de eso, fui yo quien me corrí de nuevo. Seguidamente él se corrió dentro de mí, llenándome el coño entero de su semen. Cuando la sacó, noté como me chorreaba el coño, por las piernas. No pude limpiarme, asique tuve que irme de ahí chorreando. Me dijo que mañana empezaba a trabajar, y me advirtió que cada vez que entraba en su oficina, tenía que vestir como iba y obedecer todo lo que él me decía. También tenía que obedecer a los camareros y hacer lo que ellos pidiesen.

Autor: lunaheiss Categoría: Dominación

Leer relato »

Cuando me convertí en puta

2020-10-19


Mi papá tomaba bastante y en ocasiones invitaba a sus amigos a un terreno que tenía allí estábamos mi familia y los amigos de mi papá yo y mis hermanitos jugando mi mamá platicando con las esposas de los amigos de mi papá y así un día llegó alguien nuevo que no tomaba, solo platicaba y ya cuando se les pasaban las copas o se aburría se subía a su camioneta a dormir o se iba. Mi mamá y las esposas de los señores no aguantaban y se iban y se quedaban ellos solos en ocasiones nos dejaban a mi hermana y a mí para avisarle cuando ya se fueran para que fuera por mi papá. Así fue por unos años hasta que mi hermana tuvo novio y ya solo me quedaba yo a cuidar a mi papá. Los señores tomaban mucho y yo cuando veía que el otro señor se iba a su camioneta a dormir lo seguía y le pedía me dejara subir pues hacía frío y allí me dormía en la camioneta en ocasiones me acurrucaba con el pues las borracheras se tornaban hasta el día siguiente. Una ocasión mi madre se fue y mi papá se puso tan ebrio que se quedó dormido y por primera vez el sr se tomó una michelada pues hacía calor esa tarde ya entrada la noche y mi papá dormido, uno de los señores platicaba como se había metido con una chica de mi edad en su negocio creo que fue la única vez que puse atención a lo que platicaban el otro señor estaba muy emocionado por la plática al igual que yo de repente el sr que siempre se iba a dormir se levantó y me dejó con ellos. Yo le decía al otro que siguiera contando y el me decía todos los detalles yo estaba sintiendo algo que nunca había sentido un hormigueo en mis partes y una curiosidad por saber que se sentía. Me levanté y ellos me jalaron y me sentaron entre los 2 mientras me tocaban las piernas y me seguían contando yo al principio no me dejaba pero según me iba contando me iba gustando más la sensación de sus manos en mis piernas. De pronto me dijo oye no quieres probar de lo que le di a esa chica? Yo le contesté que sí, que tenía mucha curiosidad y me dijo mira espérame allí por la camioneta ahorita voy para allá deja nada más checo que tú papá esté bien dormido. Yo me fui emocionada y nerviosa hacía donde estaba la camioneta donde dormía el otro señor. Allí espere pero no veía dónde estaba de repente sentí que me tomaron de la cintura y taparon mi boca yo no supe que hacer me quedé helada de pronto bajaron mis mallones con mis calzones y sentí como algo duro entraba en mi conchita con mucha fuerza sentía como me destrozaba por dentro era un dolor muy grande pero a la vez muy rico que me deje llevar y empecé a disfrutar sentir toda esa fuerza dentro de mí me volvió loca. De repente veo a la distancia a los 2 señores con los que estaba platicando tirados de borrachos y yo me quedé en shock pues si no era el que me dijo que lo esperara entonces quien era con quién estaba. Voltee la cabeza y vi que era el sr que siempre se metía a dormir el que me estaba dando durísimo me dijo te está gustando chaparrita y yo le contesté que sí, le pregunté que por qué el era quien estaba allí y no el otro. Él me dijo, ay chaparrita te conozco desde niña siempre me gustaste y me gustaba que te quedarás a dormir aquí en la camioneta me gustaba sentir tu cuerpo junto al mío y aunque eras una pequeña había algo en ti que me enloquecía. Hoy antes que llegarás con tus padres ellos platicaban que querían estar contigo que hoy te iban a estrenar, es por eso que le dieron mucho alcohol a tu papá para que se durmiera y después ellos se aprovecharían de ti pues ya eres toda una señorita con muy bonito cuerpo. Cuando dijeron eso yo les dije que no que tú no caerías en sus juegos y ellos me apostaron que sí que hoy te iban a poseer. Cuando ví tu interés cuando ellos te contaban sus historias ví que ya había perdido la apuesta pues no me seguiste a dormir como siempre y escuché todo lo que te decían. Vi tu cara excitada y como apretabas tus piernas con lo que escuchabas y escuche cuando te propusieron que estarían contigo y que te vinieras para acá. Hoy no me dormí pues esperaría el momento que ellos se quisieran aprovechar de ti para irte a rescatar. Pero al verte aquí al lado de la camioneta tan decidida y excitada no me pude controlar tenía que hacerte mía sabía que no me ibas a despreciar. Yo lo bese y nos subimos a la camioneta y me entregué a el una y otra vez. Después de un rato los otros 2 despertaron y fueron a buscarme. Yo aún estaba encima de el disfrutando y él les dijo desde ahora ella es mía y quiero que la dejen en paz si no se las quieren ver conmigo. Ellos solo dijeron, pues entonces provecho pues te llevas un gran premio y desde entonces ya no me sedujeron más y en cada reunión ellos distraían a mi papá mientras él y yo nos dábamos cariño en su camioneta el fue el primero más no el único pues desde ese día y a sus enseñanzas me volví una puta y supe sacarle provecho a mi cuerpo, a él no le importaba pues solo quería pasársela bien conmigo y me dio rienda suelta para disfrutar del sexo. Hasta aquí mi relato, espero les haya gustado.

Autor: Luna Categoría: Confesiones

Leer relato »

Mi Gran Amor

2020-10-19


Soy José Luis del centro de la República Mexicana de 1.75 mts. y recién entrado en la cuarta década de mi vida y desde muy joven con una inusitada curiosidad por gente de mi mismo sexo, aunque siempre aparentado llevar una vida plena en la heterosexualidad. Desde muy pequeño sufrí de discriminación por tener algo de sobrepeso, pero en cuanto tuve la oportunidad de ponerme en buena forma física fuí eliminando los kilos extras y aunque el cambio llevó su tiempo, hasta el dia de hoy conservo un cuerpo atlético y delgado que muchos han llegado a envidiar. Es aquí donde comienza mi historia. Al tener un negocio (mi fuente de trabajo ) cercano a varias instituciones educativas, siempre me he acostumbrado al ir y venir de estudiantes de todo tipo, desde los educados, los guarros, los pesados, los insoportables y engreídos; pero aquí siempre tienen cabida sin distingos. A Carlos le traté durante todo el transcurso de su carrera universitaria, un adorable joven veinteañero que despide sensualidad y arranca suspiros a todos aquellos que le conocen; educado y bien parecido, con hermosos ojos verdes y un cuerpo que emula a cualquier escultura de la antigua Grecia. Siempre le traté con cordialidad al igual que a todos mis clientes, por lo que nunca hubo ningún tipo de insinuaciones entre nosotros. Así que, cuando finalizó sus estudios, no me extrañó no verle mas, lo cual sucede con toda la gente al fin de cada curso escolar, hasta que. un día reapareció en mi negocio a saludarme; hablamos de muchos temas sin mayor relevancia como dos buenos amigos. Según me contó había comenzado a trabajar y aunque no disponía de mucho tiempo libre, se hizo costumbre que pasara con frecuencia a visitarme, además como siempre he sido de charla amena y amistosa, poco a poco se sintió con mayor confianza. Así llegamos después de varios meses al final de abril de 2012. Hacía un calor terrible y solo apetecía tomar algo refrescante, además de haber decidido por ser viernes en la tarde, no abrir mi tienda y aprovechar para hacer papeleo y revisión de documentos. Recien había regresado del gym y solo usaba un short y playera ligera por el mismo clima. Mas o menos 30 minutos después de mi llegada, tocaron a la puerta y para sorpresa, era él, muy bien vestido ya que había salido temprano del trabajo. Le invité a pasar con la cordialidad de siempre. Me pidió ayuda con unos datos que necesitaba , a lo cual accedí y comencé a escribir en un papel; de pronto noté como con insistencia tocaba su entrepierna, al mismo tiempo que notaba una tremenda erección de su miembro viril que trataba de ocultar, lo cual era imposible. Tenía clavada su mirada en mi pantalón corto, fue en ese instante que nuestras miradas se cruzaron. En ese preciso momento soltó una frase que me dejó sin poder reaccionar rápido: "Se ve que te gusta mucho el ejercicio, ¿verdad?, ¿puedo ver?" , y sin más, levantó mi playera, comenzó a tocar mi pecho y abdomen, se avalanzó sobre mis pezones chupándolos de una forma desesperada. Nuestras miradas se habían transformado en lujuriosas y llenas de placer. Yo no podía articular frases y menos dar crédito a lo que me estaba pasando en ese momento; sólo alcanzaba a mover la cabeza y emitir gemidos, sentía como la sangre hervía en mis adentros. Alcancé a incorporarme un poco y le asesté el beso mas ardiente que jamás haya dado antes, al cual, él correspondió con enorme gozo. Así seguimos, instantes sin fin, fundidos en el mas ardiente beso que dos hombres calientes se pueden dar. Al instante deslizó su mano dentro de mis shorts y hurgando dentro de mi ropa interior, palpó mi erección, frotándome el pene duro con suavidad pero intensamente. Sólo reaccioné, diciéndole: "A ver el tuyo"; con prontitud me soltó y desabrochó su cinturón, bajó el cierre de sus pantalones y dentro de sus bóxers ajustados, adiviné la tremenda erección que había, y los cuales, estaban colmados de líqudos pre-seminales en abundancia. Tomé entre mis manos aquel portento duro, lleno de jugos corporales que soltaba sin cesar aquella hermosísima herramienta de placer. Abundaba el vello púbico, algo recortado, pero que enmarcaba y dimensionaba aquel tronco amoratado con aroma a macho en celo. Los besos, caricias, manoseos fueron exagerados por ambos; me apresuré a desnudarle totalmente, lo cual él había hecho conmigo hacía rato. Admiré entonces su cuerpo en totalidad y comenzamos a disfrutarnos mútuamente aún mas. Lamí sus axilas, disfrutando de la enorme cantidad de vellos que ahí residían, al igual del incomparable aroma de su cuerpo sudoroso. No se en verdad cuánto tiempo pasamos juntos abrazándonos, masturbándo nuestros miembros, que se conocieron e hicieron inseparables entre nuestros abdómenes, hasta que casi al mismo tiempo expulsámos chorros de semen ardiente, dejando su huella inequívoca sobre nuestros cuerpos. Al separarnos, le dije: "Quiero hacerte el amor", a lo que me respondió: "Esto es lo mejor que me ha pasado, siempre me gustaste y esto es un sueño hecho realidad, pero tengo pareja, lo amo y pronto nos iremos a vivir fuera del país". Sentí que un balde de agua helada cayó sobre mi, me sentí utilizado y así se lo hice saber al mismo tiempo, que le dije: "Tu me gustaste mucho desde siempre, ¿por qué nunca me dijiste nada?"; solo alcancé a abrazarle muy fuerte, tomé su cabeza y hudiendo mis dedos entre su cabello , le besé con desenfreno. No accedió a que el asunto pasara más allá de lo sucedido. Como pudimos nos limpiamos un poco, nos vestimos y despedimos varias veces sin querer que aquella tarde finalizara. Éste episodio se repitió muchas ocasiones mas, si la primera (narrada aqui) fue exageradamente intensa, las siguientes fueron el éxtasis total. Hasta que el triste día llegó, Carlos con la cabeza baja todo el rato, solo balbuceaba frases llenas de tristeza y en sus ojos (al igual que en los míos) el llanto hizo su aparición; abrazándole, le dije que jamás le olvidaría, que su recuerdo se iría al mismo tiempo que yo abandonada este mundo. Aún hoy, cinco años después, las emociones se agolpan en mi ser y duelen igual que aquel último día, heridas que no se alivian y jamás sanarán. En la puerta de la tienda le despedí, poniendo en su mano un dije de plata que acababa de retirar de mi cuello y siempre usaba, el cual pendía de una cinta de caucho negro. No volví a verle ni saber nada de él. Hace unas dos semanas apareció una notificación en mi perfil de Facebook, me dió curiosidad y ví quien la había enviado, para mi sorpresa era de Carlos; gustoso acepté su invitación y comencé a ver las fotos que ahí publicaba, disfrutába viéndolas y cuál sería mi sorpresa, que en todas ellas sin excepción, lucía el dije que le obsequié años atrás, sosteniéndolo entre sus dedos y con la otra mano aparecía con el pulgar arriba; señal inequívca con la cual muchas veces nos saludábamos e identificábamos entre nosotros. Gracias por su paciencia y su tiempo.

Autor: Anónimo Categoría: Sexo Gay

Leer relato »

Sobrinita, Primita y Vecinita

2020-10-19


Hola voy a contar mi historia con mi sobrinita llamada Larita. Lo resumiré por que fueron varios años, al principio la veia andar por la casa desnudita, tenia una conchita muy pronunciada, gordita, bastante grande para ser de tan corta edad, me empezó a dar morbo, entonces un día quedé a su cuidado ella estaba acostada recién levantadita, ese día hacia calor y ella solo dormía con su bombachita y me pide prestado mi celular para mirar videos en Youtube, se lo presto y me acuesto a su lado, mientras ella miraba empiezo a acariciar sus piernas y voy subiendo lentamente hasta tener mi mano arriba de su bombachita en su conchita, como no se molestó, empecé a acariciarla lentamente mientras hablaba con ella y nos reíamos de los videos, luego tragué saliva y metí mi mano en su conchita, meto mi mano y siento esa sabrosura, toco esa vaginita blandita y gordita, no saben lo rico que esssss, empiezo a tocar su labios, a frotarlos con la palma de mi mano pasa sentir esa división entre el labio izquierdo su rajita y el labio derecho, después saco mi mano me chupo el dedo sintiendo su rico olor a conchita virgen, y empiezo a masajear su clítoris, primeramente se empezó a reír después se relajo y siguió viendo sus videos mientras yo hacia mi trabajo, fueron varias veces estuvimos así, hasta que después otro día cuando me pide el celular le digo mira esto : y se lo muestro un video porno, se lo miro completito, y así fui enseñándole videos, y después un día mientras ella miraba sus videos agarro de sus piernitas, las abro, saco mi pija y la empiezo a frotar en su vaginita, ella mira mi pija con los ojos grandes, sorprendida, te gusta le pregunto pasando mi pija por su clítoris) siii, me dice con una risa tímida y excitada a la vez, apoyo mi glande en su agujerito pero no cabía, intente empujar pero se quejó, así que seguí haciéndolo, ahí no mas mientras se lo hacia le puse un videíto porno, y le pregunté si quería que se lo haga como el video un video donde se la estaba mamando) me dijo que si entonces empecé a chupar su conchita como una naranja, se la dejé bien mojadita, ella todavía no se mojaba, no se si por que era muy chica o que, después ese mismo día al terminar de chuparla y dejando su conchita bien húmeda, saco nuevamente mi verga y empiezo a frotar en su conchita hasta terminar tarándole mi leche en su pancita, se la llené de leche, después seguía frotándole con el liquido sobre su conchita, la limpie y siguió mirando sus videos, después llegó su turno, le mostré un video donde la mamaban niñas y empezo a chuparmela y a pajearme, primero brutamente pero después lo hacia como una experta, agarraba mi pija con su manita y lamia desde el tronco hasta la cabeza, y pasaba su lengüita, lo que si, no le gustaba la leche, cuando me la estaba por mamar agarraba un papel y limpiaba mi liquida preseminal y luego la mamaba, intente convencerla de que tragase la leche pero no quería le daba asco y yo la respetaba, no la forzaba a nada, y eso tienen que hacer, no obligarlas a nada si no quieren no quieren por que si no agarrar resentimiento, pero si la complaces, haces lo que ella quiere te las ganas.. ok seguimos así varios tiempo, mamadas, 69, masturbadas, frotadas de pija, yo acostado y ella arriba mío pajeandome con su conchita moviendose, yo acostado y ella intentando sentarse hasta que le dolia, ella parada de espalda yo sentado y paseándome con su culito, había veces que yo estaba sentado haciendo otras cosas ella venia disimuladamente y me tocaba la pija (estando sus padres jaja) o yo sentado y ella venia y se ponía de espalda yo aprovechaba y metía mi mano dentro de su licra y masajeaba su conchita, una vez, su madre se bañaba y Larita esperaba que salga su madre del baño porque estaban por salir de paseo, ella tenia un vestido largo que me excita, abajo solo tenia su bombachita, asi parados no mas la alcé, saco mi verga la apoyo sobre una pared, bajo su bombachita, sus piernas quedaron sobre mi con su colita apollada en la pared y la empiezo a coger, sin penetrar por supuesto pero fue muy excitante, estuvimos 2 minutos, la alzo mas y empiezo a lamer su conchita, la bajo le hago hacerme un pete rápido de un minuto, me raspo un poco con sus dientitos por que fue rápido antes que salga su madre, jaja ella ya sabia, lo tomaba como una travesura, acomodo su ropita, y se va, y muchas cosas mas hicimos, hasta que un día viene su prima mayor a jugar con ella, Male, es su nombre, es un poco mas alta que ella mas viva, picara, era una siesta y estaban mirando videos de anime y pasa una parte donde se le ve la pija a un anime o no se la cosa es que yo lo vi y ellas me vieron y taparon rápido la pantalla de la computadora, yo les digo que no se preocupen que no les voy a regañar, y siguen mirando hasta que, les juro por mi vida, yo ya las estaba mirando con deseo a las 2, para hacerme un trio jajaja, la primita le dice algo a su oido a Lara viene y me dice , "dice Male si nos podes mostrar tu coso" y con su mirada apunta a mi verga, siiiiiiiiii, digo yo se me abrieron los ojos jajaja, me acerco a Male, las 2 se sientan y les digo, les muestro pero no van a contar a nadie? nooooo me dicen las 2 , ok, hazlo tú le digo a Larita que ya era una experta, me baja mi short junto con el boxer, y sale mi pija como un resorte, Larita la agarra con su mano, y le dice a Male "tócalo, mira como es" yo le digo, si hacelo tocalo , no tengas verguenza, " apoya su mano en mi pija y entre las 2 se miran con cara de asombro, fue lo mejor tener esas 2 nenas tocando mi pija por primera vez, luego agarro su mano ella (Male) lo tenia sujetado con los puños un poco cerrado y empiezo a mostrarle como se pajea, y empezaron las 2 a jugar con mi verga, yo estaba en el cielo, luego le digo a Larita, mostrale como se chupa, ahi no mas Larita mete mi glande en su boca y empieza a mamarla, Male solo miraba, "ahora Vos" le dice y le pasa mi verga a Male dice "nooo, no quiero, debe tener olor" yo le respondo, no amor no lo tiene, pero si queres me lo lavo, quieres? siiiii, dice ella, voy me lo lavo con jabon, y ahi me la mamó, tratando de copiar a su prima agarra mi verga y con sus 2 manos y mete mi verga en su boquita, y me miraba para que se lo dijera si iba bien, tome su cabecita y empecé a moverme para que entre y salga mi pija de su boquita, me la llenó de baba, al terminar, fueron 20 segundo aproximadamente, les digo ahora quieren que yo les chupe? siiiiiiiiiiiiiiii dicen las 2, Male no sabia que era pero dijo si por que su prima dijo que si, ok vamos al cuarto le digo y se van corriendo, Larita ya toda una experta se acuesta y se baja y short y queda en conchita, y la empiezo a chupar a ella, Male miraba, ahora te toca a vos le digo, se acuesta, bajo su short y veo su hermosa conchita virgen sin pelitos ni olor, bien blanquita, un poco mas grandecita que Larita voy directo a su clítoris y empiezo a mamarla, ella se reía y no se quedaba quieta yo solo seguia chupandole, saque mi verga para ver como quedaba mi verga con esa conchita y se la puse en su rajita y empecé a frotarla, ella solo observaba a la vez que se reía, y asi comenzamos con ella Un dia de mucho frio vino ella a visitarla a Larita, Male tenia un primo que vino con ella y otro amiguito, en total eran 4 que estaban en sentado todos uno al lado del otro mirando videos en la pc, ella quedaba en la punta, y me invita, Me llama por mi nombre y me dice ven a sentarte a ver videos con nosotros!!, por fiiii!, me agarro mucho cariño, entonces accedí, pero como hacia mucho frio y con doble sentido dije voy a traer una frazada para taparnos las piernas traje se las tapé a todos mientras mirábamos videos empiezo a tocar su conchita por encima de su licra la acariciaba y pongo su mano en mi pija arriba de mi pantalón, ella lo acariciaba, después pongo entro mas pongo en su bombachita mi mano y pongo su mano dentro mi mi pantalon arriba de mi boxer y para mi sorpresa mientras yo acariciaba su conchita arriba de su bombachita ella mete su manito y agarra mi pija y me empieza a pajear la atrevida jajaja, uffff fue lo mejor, excitado entonces meto mi mano en su conchita y empiezo a tocarla suavemente y para mi sorpresa nuevamente me dice despacio al oído por que estaban todos ahí, con su voz suavecita "más fuerte, hacemelo con todas tus fuerzas" joderrrrrrrrrr hermanos, fue lo mejor escucharla, entonces empiezo a tocar su clitoris con mas fuerza, hasta que parece que Larita se dio cuenta que estábamos haciendo cosas sin ella y se empezaron a pelear entre las 2 por que Larita quería estar al lado mio jajajaj, así que dejamos. Un día la desnude la tire en la cama puse mi pija en dirección a su conchita y nos empezamos a besar, pereciera que hacíamos el amor, la besaba ella me abrazaba fue lo mejor, hasta que un día me dijo que si cuando ella sea grande quería ser su novio, fue lo mejor amigos, me pidió para ser novios jajaja, ahora si quieres ya soy tu novio mi amor, no importa la edad le dije, y se puso contenta.. otro día a la primita la subi en la mesa y empece a frotar mi pene en su conchita y culito... con ella no tuvimos tantos episodios por que no la veia mucho, pero las veces que la vi le saque jugo jaja... Aprovechándome que ya la tenia a las 2, un día estábamos solos con Larita y le pregunte si se la puedo meter, asi como en el video, asi ella despues se la enseña a su prima a como se mete, accedió y fue la primera vez que me cogí a Larita, la acuesto en su camita traigo aceite de cocina, y empiezo a jugar primero con mi pija su culito y su conchita, se la chupo, después aceito su conchita, mi pija, no saben lo rico que se sentía hacer resbalar con aceite su conchita y mi pija, se la froto se la froto, apunto a su culito, se la sigo frotando y de a poco empujando, ella decía que le dolía, y yo le digo que aguante un poco mas, siiii ya metelo me dice jaja, entonces empujo un poco mas y le entra un poco la cabeza, entrooo? me pregunta, si un poco amor le contesto, se sentia como su agugerito apretaba la cabeza de mi pija, y a la vez como se dilataba , empujaba de a poco hasta que ya empezo a quejarse, solo le entro un poco pero estuvimos felices, cuando se la saco abro sus nalguitas y su anito seguía dilatado, vi todo su interior, fue lo mejor!!! después aceito un poco mas mi pija y empiezo a frotar en su conchita hasta que acabé, la llené de leche en su conchita, pancita y culito, limpiamos todo y acá no paso nada, despues fue cogiendola las veces que pude... hasta que otro dia aparecio una vecinita un poco mayor que ella, mas grandecita, culona, hermosa, pero no pude hacerla nada por falta de tiempo, solo pocas cosas, estaba a punto, la tenia a mis pies pero no pude :( , ella venia a jugar y me pedían que les haga cosquillas, uffff si por supuesto entonces aprovechaba le daba sus cosquillas a los 2 y de paso tocaba por encima de la ropa de la vecina su conchita, se ve que le gustaba a la vecinita y se daba cuenta por que siempre que venia a visitar a Larita pedia cosquillas, hasta que un dia yo estaba mirando tv, Larita estaba con su amiga, viene Larita agarra mi pija la saca y le dice a su amiga "mira" la amiga abrió grande sus ojos, ella la llamaba y su amiga no quería ver, estaba a unos 2 metros nuestro.. noooo tengo miedo decia, asi que no la forcé a nada, despues sucedió varias veces eso, hasta que escuche que la amiguita despues le decia que vaya a agarrarme la pija, ella solo miraba de lejos, le gustaba, un dia estaba bañandome, entra Larita al baño abre de par en par la puerta, corre la cortina, yo me hacia el que no la veía pero la amiguita espiaba y me miraba la pija, Larita le decia mira, veni, y ella escondida me la observaba... un día le dije a su amiguita, veni mira, no tengas miedo no pasa nada, y saco mi pija, ella quedo mirandola, con carita de vergüenza agarre su mano, le dije no tengas miedo tocala y la toca, y se reia en complice con Larita, y le dije ahora quiero ver yo tu conchita, parada no mas, ella quieta, bajo su pantalon y veo su hermosa conchita, era grandecita, gordita, ufff, le hice dar vuelta, tenia un culazo, bien paradito, fue hermoso!!!.. Ok amigos eso fue todo, espero que le haya gustado. Saludos

Autor: Anónimo Categoría: Incesto

Leer relato »

Anna, una pequeña victoria.

2020-10-19


Anna es la persona que más mal me cae en éste mundo (y en los otros), y además es la mejor "amiga" de mi mujer. Desde el momento en que nos presentaron se comportó como una niña malcriada celosa de que le arrancara para siempre a su querida amiga de sus brazos, y la cosa ha ido a más, ya que ninguno de los dos hemos hecho nada para limar asperezas, más bien todo lo contrario. Total que cuando estoy en el trabajo sé que están juntas tomando café porque me pitan los oídos, sé que la muy cabrona me está poniendo a parir. Mi mujer me confirma por la noche que Anna no para de decirle que debe dejarme, que no entiende que ve ella en mí y que yo no la valoro suficiente, que tengo una esmeralda por esposa y que la trato como a una baratija...o sea: la tía me odia! A éso yo siempre respondo con ironía diciéndole que lo que le pasa a Anna es que es una maníaca posesiva y que está loquita por sacar su vena lesbiana con ella, y que bueno... que si un día quieren hacer un trío que ni lo sueñen conmigo... antes que tocar a ésa mala puta me corto la polla y me hago monja. Hace dos sábados coincidimos en una cena para celebrar el cumpleaños de nuestro amigo Isma y la cosa acabó en drama: Anna no sabe beber, le entró la llorera y acabó medio desmayada en la puerta del local al que fuimos a tomar copas tras la cena. Además mientras su patético novio se la llevaba arrastrando me insultó a gritos (o a balbuceos) quedando delante de los demás como una loca borracha, cosa que me llenó de satisfacción. La verdad es que los que continuamos la juerga acabamos la noche entre risas y burlas a costa de ésa pobre furcia. El caso es que a los tres o cuatro días mi mujer me explicó que Anna le confesó estar muy avergonzada de lo ocurrido, o de lo que le contaron que había ocurrido... ya que ella no recordaba nada. Me dijo que a la mañana siguiente pasaría a disculparse por casa, que me comportara y aceptara las disculpas sin humillarla ni reírme de ella, que ya estaba bien de andar siempre como el perro y el gato y etc etc etc... Bien, decidí hacer caso pero como buen cabroncete que soy se me ocurrió conseguir un as que esconder en la manga por si tenía que utilizarlo en un futuro, así que cuando la mañana del jueves llamó Anna a la puerta, dejé el PC con la cam conectada y camuflé la grabación con un juego. La verdad es que grabando una disculpa hubiera tenido más que suficiente para mi solaz y diversión, pero como realmente está loca perdida me dió un espectaculo más que mayúsculo, como os relataré a continuación... Entró en el piso, vestía como siempre con ropa pija de ésa que tiene colores chillones y redondas raras, era como un vestido corto con medias negras debajo y unas botas con un buén tacón. Llevaba un chaquetón abierto supongo que para lucir modelito, era ése tipo de tía que va por la calle en plan "mírame y no me toques, soy demasiado buena para ti". Empezó a soltarme un discursito ensayado sobre que ya sabe que no congeniamos y tal... que a pesar de eso se siente mal por haberme ridiculizado delante de nuestros amigos(??!!)... Pero al rato ya se puso chulita, y empezó con el rollo de siempre, que si soy un pasota, que si no hago ésto, que si no hago lo otro...y decidí cortar por lo sano: -Anna, mi opinión es que estás muy mal follada. Te lo digo MUY en serio... -Ahh!! Vale! Ahora resulta que además de gilipollas te crees un machote!-su tono de voz iba subiendo-y encima creerás que tú me puedes follar mejor que nadie, ¿verdad? -Ni loco, no te metía mi polla ni por todo el dinero del mundo. Deberíais haber visto su cara! Nunca vi alguien con ésa expresión de enfado... respiró hondo ruidosamente un rato y soltó la frase que cayó en la habitación como una bomba. -Deja que te la chupe...por favor, Mario... déjame chupártela por favor... ¿Me hundí? Para nada! Disimulé mi sorpresa y me puse serio, quedé como un verdadero señor al explicarle que siempre he sido (y seré) fiel a mi mujer (mentí,claro...), pero se me ocurrió hacerle una propuesta... -Ésta es una situación muy comprometida, Anna... Creo que podemos arreglar esto de una manera en que los dos salgamos ganando. Haremos lo siguiente: Te pondré un video pornográfico en el ordenador, te sentarás enfrente y te masturbarás... yo miraré como lo haces. No pienso tocarte un pelo, pero tú descargarás adrenalina y yo me divertiré viendo como lo haces. Luego enterraremos el hacha de guerra e intentaremos llevarnos mejor. Quedó totalmente derrotada, éste golpe de efecto la dejó descolocada. -Sabes? Tienes razón en que estoy mal follada, pero te aseguro que te puedo dar un buen espectáculo yo solita... Se quitó el abrigo, las botas y las medias. Incluso se la veía impaciente y con ganas de empezar. Tapando la pantalla del ordenador para que no viera la pestaña de la cámara puse una web de videos porno online. Elegí para ella uno de una chica muy alta y delgada, con un peinado muy parecido al suyo, que se las tenía con dos negros con pinta de macarras pero también con unas pollas que por su tamaño daban miedo. Anna ya estaba en ropa interior, la verdad es que tenía muy buena pinta, con su figura esbelta, el pelo tan largo y ésa lencería de marca que le quedaba de muerte. La verdad es que ser una pija de mierda debe costar lo suyo, saber llevar con estilo ése conjunto braguita-sostén incluso en una situación tan inusual como en la que se encontraba requería talento. Talento el que me demostró cuando se sentó en la butaca frente al ordenador, apartándose a un lado la braguita empezó a acariciarse lentamente su coño, al principio sí que miraba el video, pero al poco rato cerró los ojos, y las caricias que se hacía ella misma fueron acompañadas de movimientos sincopados y pequeños gemidos que rápidamente se convirtieron en jadeos más jadeos. Su cuerpo se retorcía y yo observaba desde el marco de la puerta como se dejaba llevar por el placer... y así durante casi diez minutos hasta que su coño prácticamente estalló. Fue una corrida espectacular acompañada de un grito ahogado que demostraba que estuvo disfrutando del momento, excitadísima, sabiendo que su enemigo más íntimo la observaba mientras ella se encontraba en una situación tan humillante como placentera. Me miró sin saber que decir. Yo sí. -No te he tocado, ahora compartimos una experiencia que debemos guardar en secreto y eso ya es algo que tenemos en común-dije-Por algo se empieza... así que los dos debemos poner de nuestra parte. Estoy de acuerdo en que sería mejor que nos lleváramos bien. -Mario...¿de verdad no quieres follarme? No puedo creer que esté pasando esto...me siento tan rara...y avergonzada. En ése momento sonó mi móvil. Era Sonia. No contesté. -Es ella. Seguro que llama para ver como ha ido. Creo que deberías vestirte y pasar a verla por la tienda. Yo por mi parte le diré que estoy de acuerdo en hacer un alto el fuego en nuestra guerra... aunque sea momentáneo. Se vistió y aún tuvimos tiempo hasta de bromear, ya que tuve que limpiar con una balleta su corrida. Quité hierro al asunto mostrándome simpático y relajado ,aunque la puta verdad es que me moría de ganas de pegarle un polvazo. Tuve que reprimirme para no mostrar debilidad ni deseo, en ése momento pensé que quizás habría posibilidad en el futuro de acabar acostándome con ella. Cerré la puerta una vez Anna ya había empezado a bajar las escaleras hacia la calle. Volvió a sonar el móvil. Me hizo gracia que la canción que tenía puesta como politono era "A Small Victory", de Faith No More. Encajaba de cine con la situación. No contesté. Cerré pestañas en el PC y guardé en una carpeta la grabación de la corrida de mi (por ahora) nueva aliada Anna. Si se vuelve a desmadrar y me empieza a tocar los cojones de nuevo tengo claro que voy a usar el video para achantarla, estoy seguro de que no va a tardar mucho en volver a las andadas. Así que mi as en la manga está a salvo en mi ordenador, para mi disfrute personal, ni en sueños me hubiera imaginado que un video hecho a escondidas podía quedar tan bién, con una zorra pija con las patas bien abiertas y dándose caña hasta correrse de una manera tan bestial. A veces he pensado en subirlo a internet pero siempre me echado atrás. Será que tengo mi corazoncito, o puede que sea egoísmo, lo que sí os prometo es que como esa guarra me haga la más mínima jugarreta lo tendréis colgado en menos que canta un gallo. Hasta aquí mi história, gracias a los que la habéis acabado de leer. Sé que no es muy espectacular pero he querido ser lo más fiel posible a lo que pasó en realidad.

Autor: MarioAgain Categoría: Voyeurismo

Leer relato »

Mi esposo tiene un pitito pero mi papá un pitote

2020-10-19


Mis padres son de León Guanajuato y continuamente viajábamos a esa ciudad, incluso mis 15 años los celebramos por allá, y mi padrino de pastel y anillo y orquesta fue Don Félix mi actual esposo, amigo de mi padre desde la infancia. Hace como 4 años mi padre tuvo que vender un terreno que le compró Don Félix a buen precio, y luego de cerrar el trato y entregarle las escrituras como de recibir el dinero, mi padre habló conmigo muy serio y confidencialmente. "Mira hija, me dijo, por ahora tengo muchos problemas económicos por eso vendí el terreno a Félix, y como la verdad está muy enamorado de ti desde que cumpliste los 15 años, que sinceramente me propuso que te convenciera de que te cases con él, y así solventaría todas mis deudas y tú pasarías a ser casi la dueña de su fábrica de zapatos". Primero no acerté qué decirle pues a mis 18 años no pensaba casarme y menos con un hombre que tenía como 40 años, la edad de mi padre, y al verme tan sorprendida e indecisa siguió convenciéndome. Sí hijita, es lo más conveniente, conozco a Félix desde la primaria y sé que es un hombre bueno y tratará de hacerte lo más feliz, además materialmente no te va hacer falta nada, y si un día necesitas de mí pues vienes a la casa y yo te ayudo en lo que se te ofrezca. A mí me cayó de extraño lo último que me dijo, pero no lo tomé muy en cuenta y después de 2 ó 3 semanas en que mi padre me volvió a tratar el asunto, yo, deslumbrada por tener los lujos y comodidades que nunca había tenido acepté. Don félix y yo nos casamos por las 2 leyes hace 4 años y actualmente yo tengo 22 años y él tiene 45, y desde que nos casamos cohabitamos en camas separadas aunque en el mismo cuarto, él decía que por comodidad y para mayor higiene y otras cosas, lo raro fue que la noche de bodas no me hizo nada ni las noches siguientes hasta que descubrí su gran complejo y es que tiene un pitito como de 2 centímetros y parado mide como 5 con decirles con los pelos los tiene más largos que su mini verga además que tiene unos huevitos que casi ni se le ven, yo primero me saqué de onda pero pensándolo un poco lo quise ayudar como él a nosotros, y lo convencí a desnudarse y acostarse conmigo, y a puras mamadas se lo estiré pero a la hora de copular no le alcanzaba para nada que precozmente se chorreó casi a las puertas de mi vagina, y así, lo único que hacemos es mamarnos pero nada más, por lo que empecé a viajar seguido a esta capital para coger con alguno de mis exnovios o cualquier otro que me cante sobre mis carnes que no son pocas pues sin ser gorda tengo de todo un buen, que no me faltan pretendientes en León ni aquí, pero otra vez mi padre me empezó a desconcertar desde mi primera visita hace 3 años que vine a pasar las posadas y el año nuevo. ¿Cómo te va con fFélix mija? No económicamente pues se ve que te trae como una reina, buena ropa y joyitas además del carrazo último modelo que traes, no me refiero a eso sino a todo lo demás ¿eres feliz hijita? Pues feliz feliz no pero como dices no me hace falta nada, sirvientes y comodidades tengo hasta demás y me quiere mucho, y a pesar de la diferencia de edades creo que lo empiezo a estimar. ¿Y nada más eso hijita? ¿qué hay de tu vida sexual? ¿no piensan tener hijos? je je. Maliciosamente me lo dijo y al ver que guardé silencio completó: ya sabes hijita de mi vida que si no te hace feliz mi amigo Félix pues me tienes a mí mi amor. Al decirme esto me abrazó de una manera muy distinta a como lo hace un padre pues me apretó a su fuerte pecho (de pelo en pecho) y me acarició las caderas, yo sentí su grande erección y me estremecí pero me gustó y me dejé llevar, con la ventaja que mi madre tenía bastante gripe y tos y estaba encerrada en su cuarto, mi padre y yo nos entregamos al placer y si nadie me lo había metido por el trasero el me la metió. Mi papi tiene un pitote dormido de 14 centímetros y despierto le mide 20 centímetros, o sea que imagínense nomás todo que me comí y aunque me hizo respingar me rebotó los pelotones en mis nalgas que resonaban en cada metidón. Desde esa fecha vengo más seguido y si no mi papito va a verme a León y seguimos cogiendo como buenos amantes pues la verdad no hay nadie como él, con todo y que me he comido como media docena de vergas extras a nadie le doy el culo porque nada más es para él.

Autor: Anónimo Categoría: Incesto

Leer relato »

Lourdes

2020-09-03


Todo comenzo cuando mi novia me dijo que la alludara a hacer gin. Le dije que bueno y se fue a cambiar. Yo hice lo mismo y me puse una remera, una calza corta de ciclista si boxer y unas zapatillas deportivas. Ella es muy atractiva, rubia, piel blanca ,ojos verde ,delgada 90/60/100. Hermosa se puso un top deportivo amarillo con una calza del mismo color que marcaba sus curvas al verla se me agito el corazon muy caliente me puso, ya estoy me dijo. Yo pregunte como se llama usted, tardo un instante en responder y me entendió y dijo. Lourdes profe, claro que ese no es su nombre real. Me siguio el juego. Comenzamos hacer los ejercicios y no tarde en excitarme con solo verla la tenia dura y se me notaba atravez de la calza y se daba cuenta pero me controlaba llegando al final la hice poner en cuatro para hacer estocadas y en esa posición la observe que culo mas rico no me aguante mas y le di unas nalgadas ella solo sonrió. Al terminar los ejercicios se quedo de rodilla y me dijo profe no tengo para pagarle. Me acerque y la bese con un beso húmedo y caliente magreaba sus pechos corte el beso y saque mi berga estaba dura tiesa y comenzo a lamerla y chuparla que me hacia retorcer y temblar las piernas y cada vez lo hacia mas rapido Y fuerte la chupaba como una putita desesperada tome su cabeza con mis dos manos y asia que se la tragara toda y la sacaba y la metía bruscamente todo una delicia. Nuestros cuerpos se encontraban todos sudado sus pestañas húmeda y el contorno de su cara denotaban cierta humedad La levante de los pelos y la pare y nos besamos nuestras lenguas se enredavan mordia sus labios y su cuello gemia de placer chupaba y mordia sus pezones que estaban duros y punzantes no queria soltarla. La agarre del cabello y la arroje al piso y sin soltarla del pelo siguio mamando mi berga desesperada mientras que con una mano sujetaba su cabello con la otra apretaba y pellizcaba sus pezones podia oir como gemia de placer y eso me ponía a mil. Yo seguía de pie y ella de rodilla chupandomela. Desde mi posicion podia ver todo su cuerpo desnudo y sudado, como la gotas de sudor recorría su cuello hasta caer por sus pechos y recorrer su abdomen hasta perderse su espalda brillaba de sudor las gotas recorrían su espalda y hacían brillar su piel hasta llegar a su cola que la hacian brillar y luego se perdían. La sujete Fuerte del pelo haciéndola mirar hacia a riva separándola de mi miembro y me agache y comencé a besarla mientras la sujetaba del cabello mi otra mano la lleve hacia su sexo que estaba encharcado por sus jugos que ya habían empapado todo, la masturbava mientras jalaba su cabeza hacia atras sus gritos inundaban el lugar esos gritos de placer que denotaban que ya no estaba en si, escupia dentro de su boca justo al explotar en un orgasmo que la hizo temblar de pie a cabeza. Se sentía en deuda y queria recompensarme y de rodillas comenzo a lamer mi miembro y a engullir por completo hasta que pidió mi leche en sus pecho. Acabe en sus pechos de tal forma que me palpitaban los testiculos y el pene mientras ella masajeava sus pechos Con mi semen. Le dije que se fuera a bañar que todavia faltaba más para la noche. En otro momento les contare.

Autor: Lord Categoría: Heterosexual

Leer relato »

EL PROFE DE MI HIJA SE COGIO A MI ESPOSA

2020-08-02


Hola amigos con gusto les comparto relato 100% real de como fué que mi esposa se dejó convencer para coger con el profe de mi hija, que estaba en ese entonces en la primaria (hace como 5 años más o menos) Todo empezó un día que mi esposa fue a una junta de padres de familia que había en el salón de clases de mi hija, citados por el profesor de mi hija. Primero les cuento que a mi esposa siempre le gusta usar blusas escotadas y mallas semitransparentes o vestidos ajustados dejando ver su buena figura que tiene, (pues siempre ha sido exhibicionista como se los comente en un relato anterior con el título "mi esposa es exhibicionista"... y a mí me gusta que lo sea). Bueno aquel día de la dichosa reunión, mi esposa se llevó una blusa negra con un poco de encaje en la parte de arriba, lo cual dejaba entrever sus abultados pechos y se le marcaban sus pezones, cabe mencionar que no llevaba brasier (casi no usa), llevaba unas mallas grises ajustadas y semitransparentes que hacían lucir una tanga negra que llevaba, según me dice mi esposa el profe no pudo evitar estarla viendo ya que era inevitable no voltear a verla varias veces. En fin al terminar dicha junta el profe le pidió a mi esposa se quedará un momento para comentarle algo de mi hija, mi esposa se imaginó que no sería para tal cosa si no para tener un poco más de tiempo y más cerca todo lo que había estado viendo en la junta, mi esposa se acerca y sabiendo que le estaba viendo los pechos se acerca un poco más, según ella porque no escuchaba bien lo que le decía. Pasaron los días y el profe le mandaba saludos con mi hija y le mandaba decir que se veía muy guapa su mamá; casi siempre esperaba a mi esposa cuando iba por mi hija solo para saludarla y ver cómo iba vestida ese día. Un día mi hija le comentó que su profe le preguntó que si sabía cuál era su facebook para contactarla y saludarla. Un día al llegar yo de trabajar me dice mi esposa -quien crees que me mandó solicitud en face- sin imaginarme yo quien pudiera ser le contesté que quien? -me dice que el profe de nuestra hija , -¿te acuerdas que te comenté que me había estado mandando saludar casi todos los días con nuestra hija y que un día me había saludado en la escuela cuando fuí por tu hija, pero con unos ojos de morbosidad?- Bueno pues me mando mensaje y me dijo " con todo respeto señora se veía usted muy guapa el día de hoy" no supe que contestar solo le dijo gracias. Así estuvieron mensajeándose por varios días hasta que un día le dice a mi esposa que le gustaría verla a ella sola en algún lugar que nu fuera la escuela y que no lo fuera a tomar a mal y que ojalá su esposo no se fuera a enojar, mi esposa le contestó que por ella no hay problema y por mi esposo tampoco, ya que somos muy liberales y de mente abierta, y que me iba a comentar a ver si le daba permiso. Al día siguiente le dijo mi esposa que si le había dado permiso, que ya solo el dijera cuando, por lo que se quedaron de ver al día siguiente en la mañana que era sábado. Al dia siguiente mi esposa se empieza arreglar muy temprano ya que su cita fue a las 7 de la mañana, yo empiezo a excitarme de tan solo ver cómo se está vistiendo, se empezó a poner un brasier negro para no verse tan obvia, una tanga igual negra con encaje rojo arriba, blusa escotada negra la cuál dejaba ver la raya de sus pechos, enseguida se pone una minifalda ajustada negra, con la que lucía muuuuuy ricas sus nalgas. Mientras se maquillaba yo disfrutaba con la vista su hermoso cuerpo, llegó la hora de salir y se vá, no sin antes recordarle que no se le olvide sacar fotos o video de cuando estén cogiendo si es que ese día se se animaba a pedirle "algo mas", me guiña el ojo y me dice por supuesto lo haría. Yo me quedé acostado imaginando lo que podía suceder y esperando que llegara y me platicara. Cuando llegó me empezó a platicar inmediatamente lo que sucedió y me muestra el vídeo que traía en su celular para que viera de cómo le empezó a quitar la blusa, tocando sus pechos y como empezó a besarle el cuello hasta llegar a sus pechos, veo en el video como le quita el brasier escuchando los gemidos de mi esposa cuándo le empezó a chuparle los pechos ( eso la pone muuuuuy caliente ), veo que le empieza a quitar la falda y solo la deja en tanga , la recuesta en la cama y empieza a chuparle su picha la cual ya estaba súper húmeda lo cual la hizo venir con su boca, ella no resiste más y se levanta para ahora ser ella quien lo desviste, comenzando por sobarle la verga sobre el pantalón, el cual le desabrocha y le baja lentamente y empieza ella a sobársela por encima de la trusa, se la baja poco a poco y deja salir su verga, la cual le queda exactamente frente a la cara de mi esposa comenzando a mamársela, ( que por cierto ella lo hace muuuuuy rico ), se recuestan en la cama haciendo un rico 69 y están así un rato para después ponerla en cuatro y dejarle ir la verga poco a poco, y en el video solo se escuchaban los gemidos de mi esposa y los gemidos de él y le decía: que rico lo haces, mmmmmmm, que rico te mueves y que rico lo haces, coges muy bien, no le aguantó mucho pues lo hizo venirse en muy poco tiempo. Ver el vídeo y tener a mi esposa a mi lado tocándole la vagina aún escurriendo la leche del profe, mmmmmm que rico recordar ese momento me hace sentir caliente cada que lo veo, y aún hoy siento el olor de su picha mojada de ella, la cual me encantó limpiarla con mi boca. Me dice mi esposa que no recuerda ella cuántas veces más se vino pues estaba súper excitada. Después de esa primera vez se siguieron viendo varias ocasiones. En otras le dijo mi esposa que lo esperaba en nuestra casa, y como nosotros vivíamos en un primer piso, ella tenía la fantasía de hacerlo en las escaleras y así lo hicieron, mi esposa lo recibió con un babydoll negro con listón al frente el cual se podía quitar, al llegar él y recibirlo así él se excito inmediatamente, esa ocasión no hubo vídeo, ya que había manera de yo pudierar estar viendo sin que él se diera cuenta. A mi me gustó ver la cara de él cuando lo recibió mi esposa. Ella se sentó en un escalón de tal manera que su verga le quedó frente a su cara y yo calientísimo escondido en la parte de arrriba de la escalera viendo cómo le saca la verga y empieza a mamársela y el súper caliente por la mamada que le empezó a dar mi esposa le comienza a agarrar sus pechos y ella empieza a gemir, yo con mi verga bien parada y dura casi a punto de reventar viendo tan ardiente escena, ella se para, se voltea y le repega sus nalgas en su verga ( a ella le gusta mucho sentir una verga entre sus nalgas ) y haciéndole un poco de baile yo alcanzó a escuchar que él le dice ya no aguantoa y que siente que ya se va a venir, ella se voltea y veo cómo le avienta la leche en la cara de mi esposa. Cuando el se vá, mi esposa sube y yo ya no aguante más, la agarré y le empecé a lamer toda su cara llena de leche ella me dice que se quedó con ganas de sentir una verga en su picha, que la tiene ardiendo, nos vamos a la cama y la volteo y la pongo empinadita en la cama y le dejo ir toda mi verga, pero de tan caliente que yo estaba no tarde en venirme dejándole su picha escurriendo con mi leche. Cansada se recuesta un rato contándome que le encantó que yo viera como mamó otra verga y que le gustó que viera también como se la dejaba ir hasta el fondo, nos pusimos de acuerdo para que lo citará otro día. Llegado el momento lo vuelve a citar y lo espera en esa ocasión solamente con una tanga de hilo, él le empieza a besar los pezones y con los dedos empieza a tocarle su picha mojada y la hace venir así varias veces, se voltea mi esposa se agacha y le ofrece sus nalgas mi esposa le toma su verga y se la pone en su picha, se le va poco a poco ella voltea hacia arriba, -porque sabe que la estoy viendo- y le dice que rico se me va la verga así me querías ver papito, -pero ella y yo sabíamos que me lo decía a mí- él le contesta que sí, creyendo que se lo decía a él; estuvieron así un rato hasta que él se corrió en ella. Cuando terminaron, ella al subir le iba escurriendo por entre las piernas la leche de él, llega conmigo y apenas si alcanzo a recostarse, empiezo a limpiarle con mi lengua todo ese semen que le estaba escurriendo empezando por las piernas hasta llegar a su vagina, ella excitada empieza a gemir y se empieza a escurrir en mi cara ya no aguante más y le metí la verga la cual se le fue muy rápido por lo mojada de su picha, que rico es de tan solo acordarme de tan bellos momentos. Por causa de fuerza mayor nos tuvimos que cambiar de casa, y me comenta mi esposa que cuando se lo comentó al profe él le dijo que ojalá pudieran darle la despedida a la casa y que creen? que así lo hicieron en un sillón que quedaba, me cuenta mi esposa que cuando él llegó lo invitó a subir al que había sido nuestro departamento, ella se la empezó a mamar y el solo le tocaba los pechos, ella se recostó en el sillón y él se subió sobre de ella y empezó a meterle la verga, ella le dice que le eche su leche en sus pechos, terminaron rápido y ella al llegar a nuestra nueva departamento me platica lo que acababa de pasar y me enseña que lleva sus pechos con leche del profe y como siempre me dedique a lamer esos ricos pechos con sabor a semen de otra verga que no era la mía. El departamento a dónde nos cambiamos también era en segundo piso lo cual a mi esposa y a mí se nos volvió a ocurrir la idea de que lo volvería a invitar diciéndome que también ahí lo podría hacer y que ahí yo poder ver todo sin que él se diera cuenta. Lo invito a conocer el nuevo departamento y cuando él llegó yo ya me habia escondido en un lugar desde donde podría ver y disfrutar como se cogería a mi esposa. Y así fué pues pude darme cuenta la cara que puso al ver el cuerpo de mi esposa, en esa ocasión ví como le metía la verga en el culito y escuché todo lo que le decía como "así me querías tener, mmmmmm que rico me estás metiendo la verga que rico estoy disfrutando, así métemela toooodaa, que rico me estás llenado por el culito" yo excitado viendo cómo disfrutaba mi esposa cuando se la estuvo culiando que me la empezé a jalar despacio escuchandolos y disfrutando como se la estaba cogiendo. En otra ocasión me dice mi esposa que se había quedado de ver con el profe pero en otro lugar y le dije, ok solo recuerda que me tienes que traer vídeo de lo que van hacer y ooohhh mi sorpresa al regresar mi esposa me enseña el vídeo y me plática que también ella se sorprendió al ver que la llevaba a la casa de él, me dice mi esposa que cuando se dió cuenta se empezó a excitar de tan solo imaginarse que iba a coger en la cama donde dormía él con su esposa y llegando la llevó hacía la recamara y empiezan a desvestirse tocando el sus pechos y ella su verga se recuestan en la cama y empiezan hacer el 69, después ella se voltea a solo mamar su verga empieza a subir poco a poco jugando un rato con su verga en sus pechos y después ella se sube hasta quedar su verga en su picha, se la metió lentamente y nuevamente yo escucho sus gemidos en el video, diciéndole él que qué rico coges, me encanta como lo haces, me enloquece tu modo de moverte y ella sigue gimiendo mmmmm que rico entra tu verga, aaasssiiiii métemela tooodaaa todaaaaaaa y se voltea dejandole ver sus nalgas pero sin sacar la verga y él se las agarra, en el vídeo alcanzo a ver cómo se escurre dentro de mi esposa. En otra ocasión que la llevo a su casa mi esposa no podía hacer nada ya que andaba en sus día y solo se dedicó a mamarle le verga y ponérsela entre sus pecho y al ya no aguantar él le dice que se los saque con la boca y mmmmmmmm, y que rico ver cómo se ve como se los come, como le escurren por los lados en la boca a mi esposa, al regresar y al estar viendo el vídeo y contándome ella todo la empecé a besar.... que rico es saborear su boca con sabor a verga saber que traía, sabor a semen de otro y nos calentamos y cogimos muuuyyy rico. En otra ocasión aún no llegaba yo de trabajar eran como las dos de la mañana y me marca mi esposa me dice oye que viene el profe para acá te puedes tardar un poquito más, le contesté que sí, que me avisará cuando terminaran y así lo hizo, me llamó diciéndome -ya puedes venir- al llegar me esperaba recostada en la cama y en seguida me dice -que crees, se la estuve mamando en el carro aquí afuera de la casa y se los volví a sacar con la boca, me excite demasiado porque fué mucha la adrenalina de tan solo pensar que alguien nos pudiera ver- me dice no aguanto más y necesito sentir una verga en mi picha, métemela y al instante se la meto y los dos terminamos al mismo tiempo y nos quedamos dormidos cansados de tanta excitación. Espero disfruten el relato y si se vuelve a dar la ocasión de que lo vuelvan hacer ya les estaré contando que ricos y calientes momentos el recordar como el profe de mi hija se coge a mi esposa, como la hizo disfrutar nuevamente y como disfrute yo volver a verla. Quien dese intercambiar este tipo de experiencia lo pueden hacer a boby-1958@outlook.com y espero sus comentarios.

Autor: MANUEL Categoría: Intercambios

Leer relato »