Categorías de relatos eróticos:

Sexo Duro  Heterosexual  Incesto  Sexo con Maduras  Sexo con Maduros  Sexo Anal  Sexo en Grupo  Dominación  Transexual  Bisexual  Gay  Lésbico  No Consentido  Infidelidad  Voyeurismo  Confesiones  Primera Vez  Masturbación  Fetichismo  Fantasías Eróticas  Erotismo y Amor  BDSM  Intercambios  Zoofilia  Interracial  Sexo Oral  Jóvenes  Tabú


Fecha: 2021-05-30


Los juegos de mi prima


Autor: Anónimo

Categoría: Incesto

Llegaban las vacaciones de verano y con ellas mi prima, que como era de costumbre siempre venía a pasar vacaciones al pueblo. En ese entonces ambos teníamos 14, mi prima se llama Meri, ya a esa edad estaba bastante desarrollada mide como 1.60 pelo rizo, unas tetas y un culo mediano, la verdad que tenía un hermoso cuerpo. Yo vivo en una casa de dos pisos arriba vivo yo con mi mamá y abajo mi abuela, los días transcurrían con normalidad y nos estábamos poniendo al día con nuestras vidas. Hasta que una noche se nos dio por jugar un juego que jugamos de pequeño que era a las luchas en la cama, pero ya no éramos niños en medio del juego quedábamos en posiciones donde yo le pegaba mi pene en su culo o ellas sus tetas en mi cara, la verdad que nos poníamos cachondos y ambos los disfrutábamos como un juego. Al día siguiente seguimos con el mismo juego pero luego de cansarnos y mientras reposábamos le propuse jugar a los retos, ella sabía a lo que yo iba con eso y sin dudarlo dijo que sí. Comenzamos dándonos besitos en la boca y en muchas partes del cuerpo hasta que yo le dije que me mostrará sus senos ella alzó su camisa y su bra y fleché mis ojos en esos dos hermosos senos que apuntaban hacía mi, se veían tan jugosos que nos pude aguantar en darle unos chupones, mi prima si decir nada solo llevo su mano a mi pene y lo acariciaba con la punta de sus dedos, hasta que ella me separó me acosté boca arriba y afirmándose en mi abdomen comenzó a pasar su lengua lentamente por la cabeza de mi pene mientras se tragaba los fluidos que salían de él, mi pene quería explotar y la quería penetrar pero ella se negó diciéndome que le daba miedo, yo tenía tantas ganas pero me tocó aceptar su no, sin embargo no iba a desperdiciar el momento y decidí meterle mano, así que metí su mano sobre su pantalón y lo primero que sentí fueron sus vellos y luego su vagina húmeda, comencé acariciarle lentamente mientras la besaba, en eso sentimos que mi abuela toca la puerta y nos dice que ya me suba a dormir, me arreglé y me fui a dormir. Me estaba encantando lo que hacía con mi prima pero la verdad quería ir más allá, pasaron dos días mas en lo que hacíamos los mismo, era delicioso pero mi prima se seguía negando a lo que yo quería. Hasta que llega el sábado mi abuela había salido antes del medio día y nos habíamos quedado con la señora que hacía el oficio, esta señora los sábados solo trabajaba hasta medios día y nos dejó solo mientras mi abuela venia, nos quedamos viendo tv abajo hasta que mi prima me dice que si quería jugar, yo sin dudarlo le dije que si pero que cerráramos todo y nos fuéramos a mi cuarto alla arriba y así fue cerramos y nos fuimos rapidito a mi cuarto, nos acostamos en mi cama, mi prima dice que íbamos a jugar de otra forma porque ya le estaba aburriendo lo mismo, así que saca su celular y me muestra una app de retos calientes, el juego primero comenzó con besos, caricias, tocandonos un poco y toda la cosa, la verdad era normal pero se sentía diferente, hasta que hubo un reto donde ambos teníamos que quitarnos una prenda, yo me quite mi suéter y quedé en pantaloneta, mi prima tenía algo como estilo de vestido pero era pegado al cuerpo así que se lo quitó y quedó en una panty negra y un bra blanco con puntos negros, guaau, nunca había visto detalladamente el cuerpo de mi prima con poca ropa y la verdad que encantaba aún mas, posteriormente ella tenía que hacerme un baile sensual por un minuto, comenzó pasando su culo por mi pene erecto, luego se voltio y comenzó a rosear sus labios con los míos, me estaba llenando de más ganas pero yo me dejaba llevar, luego coloco sus brazos en mi cuello y comenzó a besarme lentamente y se monto en mi hasta que me tiro en la Cama y ella encima de mi comenzó a besarme por todos lados mientras se frotaba contra mi pene. yo estaba sorprendido la forma en que lo hacía, era como si no había un mañana, luego sacó mi pene del pantalón, hecho a un lado su panty y metió mi pene en esa jugosa vagina recubierta de pelos, le quite su bra y mientras cabalgaba le besaba sus tetas, decidimos cambiar de posición, la puse en la punta de la cama y yo me puse de pie, quité su panty e introduje mi pene, mi prima jadeaba como una puta y solo decía que rico primito sigue sigue, cuando senti que temblaros sus piernas y estaba teniendo un orgasmo yo seguí y unos segundos después saque mi pene y le eche mis mecos en sus vellos. Nos dimos un beso y nos quedamos acotados boca arriba mientras se nos pasaba.


¿Qué te parece el relato?