Categorías de relatos eróticos:

Sexo Duro  Heterosexual  Incesto  Sexo con Maduras  Sexo con Maduros  Sexo Anal  Sexo en Grupo  Dominación  Transexual  Bisexual  Gay  Lésbico  No Consentido  Infidelidad  Voyeurismo  Confesiones  Primera Vez  Masturbación  Fetichismo  Fantasías Eróticas  Erotismo y Amor  BDSM  Intercambios  Zoofilia  Interracial  Sexo Oral  Jóvenes  Tabú


Fecha: 2019-11-22


El mirón


Autor: Irene

Categoría: Fantasías Eróticas

Hago pasar un momento inolvidable a un amigo de toda la vida que nunca ha tenido una experiencia sexual. Jose, el mirón Desde pequeña voy al colegio con un chico que se llama Jose. El primer año que estuvimos juntos fue en primero de primaria y nos graduamos a la vez en segundo de Bachiller…un total de 8 años compartiendo la misma clase. Por casualidad a los dos nos gustaba la misma carrera universitaria así que nos matriculamos ambos en ella y empezamos otro ciclo de cuatro años como compañeros. Jose era por aquel entonces mi mejor amigo. Era una persona muy tímida más bien feúcho y no salía con ninguna chica. Además nunca había tenido una experiencia sexual. Al contrario yo había salido con varios chicos y aunque no era ninguna experta sabía muy bien de que iba el tema. Yo sabía que gustaba mucho a Jose. Se le notaba lo agusto que se encontraba conmigo. Pasábamos muchísimos ratos estudiando juntos. Él era más listo que yo y la mayoría de las cosas me las explicaba con todo detalle y eso a mí me ayudaba a ir aprobando. Aunque le gustaba nunca se había insinuado a mí y aunque pasaran mil vidas, creo, que tampoco lo haría. Es de esas personas que además de ser muy tímido lleva los sentimientos por dentro y nunca los exterioriza. A mí me daba cierta lástima que con su edad, por aquel entonces teníamos 23 años, nunca hubiese tenido una experiencia sexual, que nunca hubiese visto a una chica desnuda…etc. Era primavera y llevábamos todo el día estudiando en mi casa. Estábamos solos y sin posibilidad de que nadie viniera. Jose, se había volcado toda la tarde conmigo explicándome unos teoremas que me costaba muchísimo entender. Habíamos hecho muchos ejercicios al respecto. Yo le miraba y pensaba pobre Jose como siga así y no cambie, con lo buena persona que es, nunca va a salir con una chica…y me daba pena y hasta remordimientos de conciencia…mi voluntad me decía desnúdate para él y deja que se masturbe observándote….¿qué te cuesta? Pero mi entendimiento me decía…tienes novio…no la líes…que va a salir mal….ajaja….total…que me enrede la manta a la cabeza y la lie…. Me arme de valor…y en un momento determinado le dije. Jose, hagamos una pausa quiero hablar contigo de un tema. No me salían las palabras y estaba muy nerviosa…y excitada. No quería follar con el bajo ningún concepto simplemente que pudiera ver a su mejor amiga desnuda y que se masturbara. Le dije, tal cual, oye Jose te conozco desde hace muchísimos años…eres mi mejor amigo, soy con la persona que más confianza tienes y yo contigo lo mismo, me gustaría desnudarme para ti, por favor no me digas que no. Déjame que me desnude para ti, lo necesito, no lo tomes como agradecimiento sino como cariño, gratitud, amistad…etc. Él se quedó pálido se puso muy rojo pero estaba emocionado. Nos sentamos a una distancia de unos tres metros. Le pedí, por favor, que se masturbara para mi según yo me iba desnudando eso me ayudaría a hacerlo más llevadero…además de excitarme. Era la primera vez que lo hacía y no sabía cómo empezar. Nos miramos varias veces y nos sonreímos mutuamente me acuerdo perfectamente. Me puse de rodillas en el sofá y me quite el jersey. Debajo llevaba una camiseta de tirantes. Me desabroche el sujetador y me lo quite. Se lo eche a los pies a y le hice un gesto, cómplice, como diciendo…vamos sácate la polla y empieza a masturbarte. Se me notaban mucho los pezones en la camiseta, Jose los miraba muy atentamente. Yo le dije…lo dejamos aquí o seguimos….ajaja…él sonrió y me dijo como me dejes así no te hablo más….Me subí la camiseta muy lentamente y mis tetas quedaron al descubierto. Me estire varias veces y sentía como Jose estaba alucinado…le dije…ve despacio no te corras todavía….le pregunte ¿te gustan los pezones? ¿Te los figurabas así?...me acerque a él para que los observara de cerca…y me tire un poco de ellos y me los apreté. Me volví al sofá. Le dije, bueno ahora viene lo mejor…para de masturbarte yo te diré cuando quiero que sigas. Me desabroche el pantalón y me lo quite. Llevaba una braguitas blancas no tanga. Me senté en el sofá con las piernas cerradas y me baje las bragas que también se las eche a Jose. Le dije te puedes quedar bragas y sujetador de recuerdo. Me miraba atentamente deseando que abriera las piernas. Empecé a abrirlas lentamente hasta que por fin le mostré todo mi coño…poco arreglado por aquel entonces. Le pedí que se acercara y se pusiera de rodillas delante de mí. Lo hizo muy rápidamente. Yo puse una pierna en cada uno de sus hombros y le dije…mira me voy a abrir el coño para ti. Lo hice e introduciéndome un dedo le dije…mi vagina….y a continuación me abrí el capuchón del clítoris para que lo viera. Le dije ahora te puedes masturbar hasta correrte observando mi coño abierto. Y de repente Jose me dice: ¿Te puedo pedir una cosa? ¿Qué creéis que me pidió José? © By Irene3Ne


¿Qué te parece el relato?