Relatos Eróticos de Sexo Oral


David

2020-07-26


Hola amigos lectores un saludo de su amiga issa. EL relato es acerca de un chico que conocí en el microbus, el cual se llama David. Después de aceptarlo por face estuvimos hablando durante unos 2 o 3 meses, en lo que el me había invitado a salir en distintas ocasiones al las cuales me negué. Hasta que me convenció, estuvimos saliendo en plan de amigos durante un mes y medio más o menos, pero sentía que podía haber algo más con el, no ser novios claro esta pero si una aventurita. Una tarde me mando mensaje por whats ahora si ya tenia mi número, ya que habíamos acordado salir ese fin de semana. David: hola amiga ¿como estas hoy? Issa: muy bien gracias David. David: oye te quería proponer algo para este fin. Issa: ¿de que se trata? David: lo que pasa es que mi mamá tuvo un problema y le tuve que prestar algo de dinero, entonces ando algo corto también no habrá nadie en mi casa por lo que, no creo que me dejen salir. Issa: ya veo, entonces no saldremos este fin. David: no, bueno mi propuesta es que vengas a mi casa y veamos aquí una peli, no se que digas tu. Issa: amm tu casa? David: si! Claro que si no te parece buena idea, no hay ningún problema, podremos salir después. Issa: te respondo en la noche vale? David: claro que si Estuve toda la tarde pensando en si iba a la. Casa de David o no, le conté a mi mejor amiga dulce, para que me aconsejará, me recomendó ir ya que, si conocía a este chico e incluso ya había entrado a su casa cuando el cumpleaños de su madre. Al fin que decidí ir. Issa: buenas noches David David: hola issa que pasa? Issa: si esta bien voy a tu casa... David: en verdad? Para que yo arregle aquí y prepare todo Issa: si, de verdad David: que padre te veo aquí a las 4 Issa: si esta bien Pasaron Lo días y llego el sábado el día de ir a casa de David estaba algo nerviosa ya que esta vez estaríamos solos y podía pasar algo, así que me prepare por si acaso. Me puse una linda tanga roja, con un bra negro, patalon pagado blanco y una blusa algo escoltada negra. Legue a la casa de David puntual como habíamos quedado, enseguida me invitó a pasar. David: hola issa pasale Issa: hola permiso David: disculpa por lo de la salida, pero bueno en fin que peli te gustaría ver? Issa: la que sea no hay problema David: bueno, por cierto que guapa te ves. Issa: gracias Comenzamos a ver la peli, el preparo palomitas, refrescos y otra golozinas todo iba normal. Hasta que en una escena los personajes comenzaron a hacer el delicioso jajaja. David y yo nos volteamos a ver al mismo tiempo, se sentía la tensión de esa escena, nos miramos a los ojos y de la nada el me beso, le correspondí y - ahí estábamos en un beso profundo y apasionado, el comenzó a recostarme en el sillón, el estba sobre mi, yo con piernas abierta y el ahí en medio de ella podía sentir como su miembro se erectaba pegado a mi vagina mi calentura estaba a mil. No parábamos de bersarnos, cuando me di cuenta ya había desabotonado mi patanlon y también el suyo, comenzo a bajarse lo quedando en bóxer ya su pene estaba totalmente erecto se podía ver casi tan grande como el de Ricardo, entre beso y beso me bajo el pantalón podía sentir su pene sobre mi vagina, ese rose que tenían yo comencé a mojarme podía jurar que estuve a punto de perder mi virginidad ahí, pero reaccione a tiempo, metiendo mi mano en su bóxer y tomando ese trozo de carne, con una voz y ojos tiernos dije lo siguiente. Issa: quieres que te la chupe? David: sería maravilloso, nadie a querido hacerlo. Se sentó en el sillón, yo me hinque y comencé mi trabajo podiendo su cabecita entre mis labios y tocándola con mi lengua sabia un poco salidita, me trague toda de una, mientras que con una mano acariciaba sus huevos, lo miraba a los ojos con su verga metida completamente en mi boca, la sacaba y la masturbaba un poco, la comencé a recorrer con mi lengua, tomé uno de sus huevos y lo metí en mi boca lo subcionaba con algo de fuerza e incluso le di una mordidita muy suave, así lo hice con el otro, ya mi saliva comenzaba a escurrir y entraba entre mis tetas por mi escote, regrese a mamar metía su verga en mi.boca, por momento jugaba con mi lengua, tomaba su pene y me daba pequeños golpes en la mejilla, veía a los ojos a David se notaba que estaba disfrutando de su primer mamada, con una de mis manos tocaba mis pechos, cerré los ojos y comencé en la cabeceó para mamar esa rica verga. Después de unos minutos. David: dios me vengo! Yo solo metí bien su pene en mi boca y sentí como su semen salía disparado por mi garganta, no aguante más y algo cayo en mi cara el cual. Recogí y lo tomé. David me tomó de la mejillas y me plantó tremendo beso sin importarle que se la acababa de mamar y que acaba de tragar semen. Me vestí, nuevamente me arregle el cabello me enjuague la boca y me retire a mi. Casa ya que la película ya había terminado jajaja Ya cuando iba en el autobús me llegaron unos mensajes Amor: te fui a buscar a tu casa y me dijeron que saliste ¿donde andas? Ricardo: hola cielo David: me encanto, a ver cuando. Otra peli. Solo cerré mis ojos y aprovechando que el bus iba casi vacío comencé a acariciarme mi vagina. Cuando estaba apunto de llegar a mi destino, me percate de que en mi blusa iba una pequeña mancha de semen la cual como loca comencé a quitar con unas toallitas húmedas ya que sebas me estaba esperando en mi casa y no quería que se diera cuenta de eso Bueno hasta aquí mi anécdota de hoy saludos y muchos besos castilloissa049@gmail.com

Autor: Mamadora812 Categoría: Sexo Oral

Leer relato »
NARCOSXXX

Mamada en el trabajo

2020-02-26


Soy un chico dominicano, tengo 25 años, soy cocinero, alto, cuerpo atlético con el pelo largo y castaño. Pues lo que me pasó fue con una compañera de trabajo el día de año nuevo, ya ella y yo habíamos tenidos unos encuentros de besos, sexo oral una sobadita y unas cuantas cosas más, pues nos gustamos y los dos lo sabemos. Ese día entré a trabajar a las 12 según mi horario de trabajo a ella le tocaba a las 4 pues todo transcurrió normal hasta que ella llega al trabajo nos saludamos normal, abrazo y beso pues no sabía cuales eran sus intenciones, pasó alrededor de una hora y ella me dice: Ella: tengo un deseo de sentir un sabor a cloro. (Se refería al semen) Pues cuando me dijo así sabía lo que quería, pero como me gustan las cosas claras me hice el que no sabía. Yo: como así?? Ella: asimismo como te lo dije, sino entendiste está bien olvídalo Yo: yo si te entendí es que quiero que seas clara y me digas que es lo que quieres, pero está bien como lo haremos? Ella: yo no sé, yo tengo ese deseo y quiero que sea hoy. Nosotros trabajamos en un restaurante donde trabaja mucha gente tanto mujeres como hombres pero ella y yo somos de la misma área, el restaurante tiene 3 pisos en subterráneo que da al parqueo porque está en una plaza muy conocida en República Dominicana, Santo Domingo, el primer piso que es el restaurante y el segundo donde está el área de empleados Pues volviendo al relato ella me dice ‘vamos hace lo allá abajo en el cuarto frio, cuando yo baje a buscar lo que necesito tú vas’. Yo: está bien, pero para disimular un poco yo iré por el parqueo déjame la puerta de abajo abierta. Y así lo hicimos ella bajo, yo pedí permiso para ir al baño y baje al subterráneo que es el parqueo de la plaza, iba nervioso a pesar de que ya había tenido relaciones en lugares así, llegue a la puerta y vi que estaba con alguien y me detuve espere unos minutos y entre. Ahí estaba ella esperandome. Cuando entre le puse algo al ascensor cosa tal de que no pudiera cerrar para que nadie bajara. Ya listo todo la bese con ganas ella me respondía los besos y las caricias la sobe las tetas el culo, tiene un culo precioso y unas tetas uff que ni se diga. Ella: tú lo haces rápido Yo: si, hare todo lo posible por venirme de una vez Pues se abajo yo me baje un poco el pantalón y empezó a mamármelo, dentro del cuarto frio del restaurante, uff que mama da, me agarraba las nalgas para metérselo hasta el fondo y me miraba con su cara de maniática yo disfrutaba tal mamada, saco mi pene de si boca le pasaba la lengua recorriendo cada rincón, yo disfrutaba su maestría y ella mamaba y mamaba ya teníamos un buen rato ahí abajo y tenía que terminar pues la agarré de la cabeza para guiar yo la mamada y follarle la boca, entré en un frenesí de mete y saca en su boca y le avise de mi corrida… Yo: me vengo, no pares... aah ahh ahha... así no pares ahí viene. Estalle en un orgasmo intenso, los chorros de leche salían de mi pene uno tras otro, fue tanto semen que ella tocio, creí que iba a salir algo de semen de su boca, pero no fue así no desperdicio ni una gota de mi corrida limpio mi pene se bebió mi leche, me acomode el pantalón y le di un beso en la boca y salí. Pasamos la noche, riendo y haciendo bromas entre ella y yo de tal mamada y locura que hicimos.

Autor: Poeta3030 Categoría: Sexo Oral

Leer relato »
NARCOSXXX

Él nunca llama a la puerta

2019-11-15


Hay días que mi vecino se levanta malhumorado. Entonces abre la puerta de mi casa y entra sin permiso para darme el desayuno... Sentí las llaves abriendo la puerta de mi casa. Sólo podía ser Él. Vive en el cuatro derecha y nadie sabe que somos amantes. Esta mañana no dijo ni buenos días. Cerró la puerta con una mano y con la otra ya estaba señalándome el suelo. — Tengo poco tiempo. Arrodíllate y haz tu trabajo, putita—Ese fue su único saludo. Yo soy su obediente sumisa. Siempre dispuesta a complacerle. Sé sobradamente lo que tengo que hacer cuando llega con ansias y a las prisas. Así que eché mis rodillas al suelo frente a sus pies. Él se quedó de pie, con su entrepierna a la altura de mi cara. Ya venía empalmado, con la polla pidiendo a gritos salir de la apretada tela del vaquero. Abrí la bragueta y liberé aquella preciosa erección de tanta presión. Ante mis ojos el manjar que adoro. Una verga jugosa y fresca para desayunar. Mi lengua golosa se paseó desde sus huevos hinchados hacia las gotitas de leche sabrosa, que ya manaban en la punta sonrosada de su capullo. Mi lengua es aplicada, pero Él hoy venía poco dispuesto al juego. Se había despertado arisco. Apartó mi cabeza hacia atrás con un tirón de pelo, para mostrarme esa mirada de animal en celo que tiene cuando está muy caliente, y mostrar quién manda. —Hoy no hay tiempo para jueguecitos, nena. Vengo a follarte la boca y ya estás tardando ¡Mámame ya, zorra! Me bajó la cabeza sin soltarme el pelo y metió de golpe la polla en mi boca. Obedecí. Yo siempre le obedezco. Mi mejor castigo es acoger en mi boca esa turgencia dura y sabrosa. Sabe cómo excitarme. Cómo sacarme de adentro la Puta que necesita en cada momento. Me apliqué en el oficio. Con los labios apretados hice de mi boca un túnel de humedad resbalosa. Sé la presión justa que debo ejercer entre la lengua y el paladar, cómo rozarla contra las mejillas, a qué ritmo balancear la cabeza, cómo presionarla con mis dedos, con los labios. Saborearla, lamerla, gozarla. Y sacarle el máximo placer a ese manjar que me enloquece. Sé qué hacer para dejar a mi amante con los ojos en blanco. Pero hoy venía bestia y con prisas. No me permitió que le tocase más de lo justo. Me puso las manos en su culo y agarró mi cabeza entre las suyas apretando con fuerza mis orejas. Me llenó la boca. Mi cara contra sus piernas y comenzó ese vaivén de embestidas en mi boca plena de polla. Bruto, como es él a veces, marcó el ritmo de la mamada, sin importarle las arcadas que sentía cuando su penetración me llegaba a la garganta. Apenas me daba tiempo a respirar por la nariz, con tanta agitación. Hoy eso a Él no le importaba. Enfrascado en su propio placer, deslizaba la polla desde los labios a la garganta sin soltar un solo gemido. No podía ver su cara, pero conozco ese gesto suyo conteniendo el placer con los labios apretados y los ojos entornados. Sé que mi boca le da lo que necesita. Con un brusco tirón de pelo echó mi cabeza hacia atrás justo al momento en que quiso correrse. Le vi a los ojos. Con la polla en la mano se corrió en mi cara, mientras yo abrí los labios para saborear su espeso manjar. El juego había terminado. Bien guardada en el vaquero se marchó sin tan siquiera dar las gracias. Dejándome así, de rodillas y con la cara hecha un cuadro. No me importó lo más mínimo. Sabía que en cinco minutos bajaría con un par de donuts . Yo preparé el café y no esperé mucho por mi recompensa. Tumbada sobre la mesa de la cocina, con mis piernas abiertas, su boca me devolvió el favor. Con la lengua, con los dedos, con esa habilidad suya que tiene para enloquecerme de placer. ¡Benditas las bocas sabias, que transmiten la gloria sin palabras!

Autor: Susy Alacima Categoría: Sexo Oral

Leer relato »
NARCOSXXX

María me atropelló

2019-10-24


Desagradablemente tengo que hablar de un accidente que tuve cuando tenía 41 años. Me atropelló un coche cuando estaba haciendo deporte, corriendo por la calle. Cuando volví al trabajo todavía estaba algo conmocionado. No sé que le pasaba a mi cuerpo que tenía unas locas ganas de sexo. Pensaba en María. Una choca joven de unos 28 años. Bastante alta. Morena, de pelo largo, delgada y sumamente atractiva. Un rostro de modelo. Como la de un concurso de belleza. La conocí en un curso. Ella daba la clase. Me paso la mano por el pecho y bajo al estómago y mi polla dio saltitos. Se dio cuenta y dijo vale. Es una mujer de cuidado. Es bastante mala. Tiene un novio, pero va con otro hombre cogida de la mano. En mi fantasía creía saber lo que le gustaba. No sé si por mi imaginación o por mi desesperación tras el accidente fui a buscarla. Le dije por favor, María me puedes ayudar. Es que mira he tenido un accidente y no puedo mover los brazos. No era verdad. Tuve algunas secuelas en el movimiento de uno de los brazos, pero no me pasaba nada. ¿Qué es lo que quieres? me dijo. Veras es que he tenido un accidente y estoy impedido. ¿Y quieres ir al servicio? Que fácil resulto todo. Gustaba a todas las chicas. Entramos en el servicio de caballeros y entramos donde el retrete. Ella cerró la puerta. Me bajo la cremallera. Y me la saco. Yo jadeaba. Y oriné. No puedo más le dije con los ojos entornados. Se puso a meneármela con su suave mano. Olía su perfume. Estaba detrás de mí. Se puso a hacerme una magnífica paja. Eres un chico que sabe que clase de cosas me gustan, me dijo. Me pasaba los dedos por el prepucio. Me desabotonó y me bajo los pantalones. Me acariciaba la polla y los testículos con el dorso de la mano. Yo cerraba los ojos. Se puso delante mía. Entre el retrete y yo y se puso a chupármela con su bonita cara. Pasaba su lengua primero y luego me succionaba. También los huevos. Me encanta me dijo. Comerme tu polla. Notaba su golosa boca caliente. Que fuerza tenía. Vaya sumisa hembra. Hala lo que sueltas me dijo. No te corras muy rápido. Estuvo haciéndome una mamada durante un buen rato hasta que me corrí y ella se lo trago todo y se la saco de la boca y seguía masturbándome. Se despidió diciéndome. Fenomenal, nos vemos.

Autor: Narciso Bello Categoría: Sexo Oral

Leer relato »
NARCOSXXX

En la feria de mi pueblo 2

2019-09-27


Tras ese primer encuentro con Alvaro, quedamos para otro mas intenso en mi casa... Para los que no han visto la primera parte, aquí se les dejo el link: https://relatoeroticosintabu.xyz/relato.php?id=1056 Hola! tras ver la buena acogida que tuvo mi primer relato y la cantidad de gente que me felicito y contacto conmigo via mail. me decido a continuar contando como fue la historia. Antes de nada quisiera dar las gracias por las valoraciones tan positivas y por los comentarios y mails que he recibido. como ya sabeis por mi anterior relato, o quienes me han visto en fotos, o quien da la casualidad que ya me conocia de antes en persona... e pillin... esto va por ti, jajajaja. soy una chica de 30 años, morena, pelo largo, ojos grandes, 1,65, delgadita y con mucho pecho, talla 100. me encanta el morbo y la provocacion, soy sumisa y me encanta que se aprobechen de mi y me usen y utilicen para su placer sin pensar en el mio propio. tras ese primer encuentro con alvaro, como imaginareis no dejamos de escribirnos, el queria mas, y yo le seguia el juego. estubimos conversando por la aplicacion de contactos durante toda la semana, y el insistia en que queria mas, queria perder la virginidad conmigo... queria que se la volviera a chupar... en fin queria mas. yo le seguia el juego pero sin llegar a concretar nada. cuando llego el finde estubimos practicamente hablando durante todo el dia, y acostandonos a las tantas, el ni siquiera salio para quedarse hablando conmigo, yo tenia cosas que hacer ese finde y tambien me quede en casa. la semana siguiente continuo igual que la anterior, alvaro estaba deseando volver a quedar y tras su insistencia y todos los calentones que nos pegabamos... decidi darle su premio. iva a desvirgarle y hacerle disfrutar como en sus sueños. ese sabado mi compañera de piso no estaria en casa asi que le propuse venirse a mi casa y pasar la tarde/noche conmigo. a el no le dejaban dormir fuera de casa y no tenia coche, asi que tendria que ir a recogerle y volver a llevar a su casa despues del encuentro. bueno despues de todo... el iva a disfrutar si, y mucho. pero yo tambien, y el morbo de saber que iva a ser yo quien le desvirgara y estaria en su memoria para siempre... valia la pena hacer el viaje. llego el dia en cuestion, me puse una camiseta negra, un vaquero ajustado y convers, me maquille para la ocasion y sali a buscarle hacia su pueblo. tras unos 20 minutos de viaje, llegue al pueblo en cuestion, eran las 20:00 de un caluroso dia y alli estaba el esperandome, sentado en un banco con camisa y vaqueros. pare a su lado y subio al coche y se sento en el lugar del copiloto. yo: buenas! que tal? alvaro: bien miriam y tu? yo: bien tambien. y me acerque a darle un pico e inicie la vuelta hasta mi casa. alvaro: que bonito tu coche miriam yo: gracias cariño te gusta? alvaro: si tia me gusta el civic y este esta super bonito, encima negro como ami me gusta yo: jejeje gracias cariño, ya estas menos nevioso no? alvaro: bueno si jeje esque tu me das confianza. yo: claro cariño ya rompimos el hielo, ahora tienes que estar mas tranquilo y suelto, ya veras como disfrutamos mas. alvaro: mas? miriam tu no sabes lo que disfrute yo la otra vez... yo: jajajaja ya lo vi ya, me alegro que te gustara. alvaro comienza a tocar mi muslo derecho con su mano izquierda. alvaro: puff enserio miriam fue increible lo que me hiciste. yo: me alegro que te gustara cariño, hoy estaremos solos y con todo el tiempo del mundo para poder hacer lo que quieras. alvaro: ya sabes lo que quiero jajaja yo: si cariño tranquilo que vamos a follar, pero no tengas prisa, tu relajate y disfruta. alvaro: si disfrutar voy a disfrutar, tambien quiero que me vuelvas a hacer lo del otro dia e? yo: si cariño yo te la chupo las veces que quieras no te preocupes alvaro: joder miriam me estas poniendo malisimo ya e? me vas a volver a dejar correrme en tu boca? yo: jajajaja te gusto e? claro amor sin problemas, quiero que hoy disfrutes y hagas lo que te apetezca. alvaro sigue acariciando mi muslo y con la otra mano se toca la polla por encima del pantalon alvaro:pues quiero volver a correrme en tu boca miriam es un placer que puffff... y follarte claro. yo: vienes a tope e? alvaro. miriam esque tengo muchas ganas, estas buenisima. yo. gracias cariño, ahora cuando lleguemos aparco en el garaje y subimos a mi casa, pero se discreto no vayamos a cruzarnos con algun vecino vale? alvaro: tranquila me aguanto jajaja y asi llegamos a mi casa, meti el coche en el garaje y subimos las escaleras hasta la puerta del duplex donde vivo con una amiga que como dije este finde no estaria en casa.abri la puerta y pasamos al salon. yo: sientate en el sofa cariño, quieres algo de beber? alvaro sentandose me dijo: alvaro:lo que quiero hacer es otra cosa... yo. jajaja tranquiiilo nene, quieres algo o no? alvaro: que tienes? yo:no se cocacola,agua, cerveza, ron... alvaro: ostras tienes hielo? me bebia un ron con cocacola muy agusto. yo. vale yo te lo preparo. y me fui a la cocina a prepararle su cubata, vaso ancho, bien de hielo, y se lo llevo al salon y me siento a su izquierda alvaro: gracias cariño, tu no bebes? yo. noo yo tengo que conducir luego que voy a llevarte a casa alvaro: ya bueno pero por una copa no pasa nada. yo: no te preocupes si tengo sed luego bebo algo, quieres poner la tele? alvaro: no miriam no me apetece jajaja yo. quieres pasar directamente a la accion no? alvaro: no lo sabes tu bien, estoy que exploto miriam yo. pues vamos a hacer algo al respecto no? me acerco y comienzo a besarle apollando mi mano izquierda en su cara, el deja su vaso sobre la mesa y sin dejar de besarme me abraza por la cintura con su mano izquierda y con la derecha la pone sobre mi teta izquierda. me besa apasionadamente mientras va moviendo su mano acariciandome la teta suavemente. yo: ya tienes menos verguenza no? alvaro: lo que tengo es un calenton miriam.... yo: ya veo ya, dejame ayudarte. y empiezo a desabrocharle el cinturon mientras el me acaricia las tetas por encima de la camiseta con las 2 manos. alvaro: joder miriam que tetas tienes yo: gracias cariño y dejandole con la bragueta abierta me quito la camiseta quedandome en suje, le beso mientras el sigue acariciandomelas por encima del sujetador. yo mientras llevo mis manos dentro de su bragueta y le saco la polla totalmente dura y empiezo a pajearle con mi mano derecha suave. el intenta quitarme el suje con las 2 manos pero no puede. le miro y me rio. yo: dejame a mi anda me quito el suje y el se queda mirando mis tetas mordiendose el labio inferior y sobandomelas con ambas manos. vuelvo a pajearle suavemente, alvaro lleva su mano izquierda a mi nuca mientras con la otra no me suelta la teta y me dice: alvaro: chupamela ya porfavor yo: ya quieres? te veo con muchas ganas alvaro: si, quiero que me la chupes como el otro dia. yo: ok cariño, pero ves quitandote la ropa porfa y me pongo de pie delante suya y me voy quitando las zapatillas, calcetines, y vaquero, mientras el se quita todo rapido sentado, y me soba las tetas como puede mientras voy quitandome la ropa. el queda desnudo entero, yo solo con braguita.me arrodillo entre sus piernas, pongo mi pelo para atras y empiezo a pajearle suave, el lleva sus 2 manos a mis tetas y las toca a su gusto sin dejar de mirarlas. yo: te gustan e? alvaro: joder me encantan, vaya pedazo de tetas tienes miriam le sonrio y levantandome un poco en esa postura, pongo mis tetas delante de su cara, alvaro comienza a chuparlas sin dejar de apretarlas con sus manos, me chupa un pezon, el otro... mientras las apreta y amasa a su gusto, mientras yo sigo pajeandole a un ritmo medio. alvaro: joder que tetas miriam yo: disfruta mi niño son para ti alvaro: joder miriam chupame la polla ya porfavor yo:jajaja ok y en esa postura bajo quedando de rodillas con mi culo sobre mis talones, acerco mi cara a su polla y le miro mientras le pajeo. yo: quieres que te chupe los huevos cariño? alvaro: puff si miriam bajo y comienzo a chupar sus huevos sin dejar de mirarle mientras sigo pajeandole, alvaro gime, pone sus manos detras de su cabeza y se echa para atras relajandose en el sofa.saco la lengua y la paso por sus huevos... subo por su tronco y llego a la punta jugueteando con la punta de mi lengua en su agujerito mientras le pajeo. hago circulos con mi lengua alrededor de su capullo y empiezo a meterla en mi boca, con un mete y saca suave.alvaro gime, recostado en el sofa totalmente relajado.yo sigo chupando tranquilamente, sin prisas, haciendole disfrutar de la mamada y sin sacarla de mi boca. alvaro se incorpora y con sus manos intenta tocar mis tetas como puede. pongo mis manos sobre mis muslos para facilitarle la tarea y sigo chupando sin manos, a un ritmo medio. alvaro: joder miriam que bien la chupas joder! y apreta un poco mas fuerte mis tetas, acelero un poco mas el ritmo y alvaro empieza a gemir mas fuerte, pone su mano izquierda sobre mi nuca y empieza a mover las caderas suavemente al ritmo de mi mamada.hace un poco de presion sobre mi nuca y dice: alvaro:metetela hasta el fondo como el otro dia que me encanta. la saco de mi boca y le miro sonriendo. yo: te gusta que me la meta hasta la garganta e? alvaro: me encanta cariño. le vuelvo a sonreir y sin tocarle la polla con las manos llevo mi boca hasta ella, la meto en mi boca y empiezo a chupar algo mas rapido hasta la mitad de la polla, alvaro empieza a gemir mas rapido. alvaro. joder miriam joder.... siguo asi chupando rapido con su mano en mi nuca y de repente la meto hasta el fondo, mi garganta cede y su capullo pasa la estrechez de mi campanilla, aguanto al fondo, alvaro pone las 2 manos sobre mi cabeza y hace algo de presion mientras gime como loco. la saco, hilillos de baba cualgan de mi boca y respiro agitada, alvaro aprobecha y me toca las tetas mientras me las mira con su mano izquierda mientras con la derecha se pajea. yo: te gustan mucho mis tetas e? alvaro: no lo sabes tu bien miriam. yo: quieres que te haga una cubana? alvaro: joder claro que quiero yo: ven mi niño y hacercando mis tetas pongo su polla entre ellas, me cojo una teta con cada mano y apreto, comienzo a botar haciendole una paja con mis tetas, alvaro vuelve a poner las manos detras de su cabeza y dejarse caer sobre el respaldo del sofa. alvaro: joder que gusto dios!! yo: te gusta como hago cubanas cariño? alvaro: eres lo mejor miriam joder me encantan tus tetas ufff yo: jajajaja sigo botando haciendole una cubana mientras el sigue relajado. alvaro: chupamela otra vez miriam por favor me encanta que te la metas hasta el fondo. yo: lo se jajaja y bajando agarro su polla por la base y empiezo a meterla hasta la garganta una y otra vez saliendo y entrando rapido, sonidos de chapoteo de babas y el ahhg ahhgg de mi garganta se cruzan con sus gemidos, bufidos y joder miriam joder.... pone sus manos en mi garganta y apreta. alvaro: aguanta con ella asi al fondo asi aaahhhhhh le dejo hacer y aguanto sin moverme. alvaro comienza otra vez a mover sus caderas follandome la garganta, sigue respirando cada vez mas rapido, moviendose mas rapido, yo con mis manos sin tocarle le dejo hacer. suelta mi cabeza y deja de moverse, yo sigo chupando al mismo ritmo rapido que el me follaba la boca. la saca de mi boca y me dice: alvaro: para miriam para yo: por? le digo sonriendo alvaro: joder porque me corro y quiero follar tambien. yo: jajajaja tranquilo si quieres correr correte!! ya tendremos tiempo de follar despues!! alvaro: enserio? estoy a punto de correrme en tu boca e miriam? yo: pues correte cariño! tu disfruta y az lo que te apetezca! alvaro: pues ven chupa fuerte y cojiendome del pelo como una coleta me acerca a su polla, yo sin tocarsela la meto en mi boca, y es el quien comienza a follarme la boca a su gusto. gimiendo de placer, yo le dejo hacer.me apreta haciendola tragar entera y mientras aguanto con ella en la garganta me soba una teta con la mano libre. alvaro: pufff que bien la chupas joder me mueve la cabeza una y otra vez estando el quieto y haciendome tragar hasta la garganta. alvaro: joder como te entras hasta la garganta joder!! le hago un poco de presion con mis manos en sus muslos para poder sacarla de mi boca y respirar, estoy toda roja, babeada,despeinada y respirando agitada. el no suelta mi pelo y me mira con cara de vicioso. alvaro: sabes que me encantaria? yo: el que cariño? alvaro: correrme en tu cara, como en las pelis porno. yo: puedes hacerlo si quieres alvaro: enserio? puff pues estoy ya a puntito yo: pues correte cariño, ven le hago ponerse de pie y yo quedo de rodillas delante suya.pongo mis manos en sus caderas y comienzo a chupar fuerte y hasta algo mas de la mitad, el con una mano coje mi pelo como una coleta y tambien mueve sus caderas al mismo ritmo. alvaro: ahhh joder como chupas joder. sigo chupando mientras el accelera el ritmo de sus caderas y sus gemidos. alvaro: me corro joder me corro saca la polla de mi boca y sin soltarme el pelo empieza a pajearse fuerte gimiendo como un loco, yo quedo de rodillas mirandole a los ojos, sonriendole. alvaro: ufff me corro en tu cara joder me corro!!! yo: si mi niño correte, echame tu leche en la car... y sin dejarme terminar empieza a correrse en mi cara alvaro: si tomaaa tomaaaa, toma mi leche en tu puta cara ahhhggg yo le sonrio mientras va soltando lefazos que cruzan mi cara. caen sobre mis labios, y un buen pegote sobre mi ojo y ceja. alvaro: ahhh joder que rico ahhhhh cuando acaba de escupir su leche en mi cara le cojo yo la polla y la meto en mi boca, dejandosela limpia. alvaro: ufff que corrida!! la saco de mi boca. yo: ya te digo cariño, te ha gustado? alvaro: a sido increible miriam, perdona te di en el ojo. yo: jajaja no te preocupes ahora me limpio cariño. y me levanto mientras el se sienta en el sofa con cara de satisfacion. yo: voy a lavarme mi niño ahora vengo vale? alvaro: vale no tardes que quiero follarte yo: jajajaja mirale que lanzado!! tranquilo no tardo, tu ves bebiendote la copa y coje fuerzas. alvaro: si que te voy a poner a 4 patas yo: jajajaja ya vas perdiendo toda la verguenza e? alvaro: esque me vuelves loco yo: lo se, ahora vengo cariño. y voy al baño a lavarme mientras el se queda desnudo en el sofa. continuara...... (miriamleganes89@hotmail.com)

Autor: miriam89 Categoría: Sexo Oral

Leer relato »
NARCOSXXX

En la feria de mi pueblo

2019-09-25


Conozco un chico virgen por internet al que tras meses hablando decido complacerle en la feria de mi pueblo... hola! este es mi primer relato! les pido paciencia y comprension por favor y sobre todo perdon por las faltas de ortografia o demas errores que pudiera tener. comenzare describiendome: soy una chica que vive en un pequeño pueblo de toledo, tengo 30 años y trabajo como azafata de reuniones y congresos. Fisicamente mido 1,65 soy morena, pelo largo y liso, ojos grandes y muy delgada, lo que contrasta con mi fisico son mis pechos talla 100 naturales de los que estoy completamente orgullosa, respecto al sexo dire que no me gusta la convencional, me encanta el morbo y la provocacion, soy sumisa y me encanta que se aprobechen de mi y me usen y utilicen para su placer sin pensar en el mio propio. lo siguiente ocurrio en septiembre de 2018. llevaba como 2 meses hablando con un chico por una aplicacion de contactos la cual utilizo mucho, por el morbo de la gente que suelo encontrarme y por tener siempre a mano sexo facil. el chico en cuestion desperto mi interes desde el principio por no ser lo comun en estas aplicaciones. era un chico de 18 años ( ya se que muy jovencito para mi) virgen e inexperto, alvaro que asi se llamaba me conto que nunca habia pasado de besos con una chica, ni siquiera tocar una teta, y que le encantaria que la primera vez fuera con una chica como yo ( era joven pero no tonto). pasabamos muchos dias hablando y fantaseando con lo que le gustaria hacerme o que le hiciera, la verdad, me calentaba hablar con el. el sentirme totalmente deseada por un chico aun virgen. saber que era su sueño y su fantasia. dia a dia las conversaciones se fueron tornando mas calientes, llegando a practicar cibersexo escrito por la aplicacion ( cosa que me encanta) pero solo nos habiamos visto por fotos y nunca habiamos hablado fuera de la aplicacion pues no me gusta dar mis datos personales tales como numero de tlefono, redes sociales... total fui descubriendo que como todo chico uno de sus sueños era que se la chuparan, y nuestros "ciber encuentros" muchas veces se limitaban a una mamada describiendola por la aplicacion. asi llego el dia en cuestion. Eran las fiestas de mi pueblo, era viernes y habia quedado para dar una vuelta y salir a cenar con un grupo de amigos, el me comento que tambien se pasaria por mi pueblo con sus amigos y fantaseamos con como seria un encuentro. Asi que decidi cumplir su fantasia. sobre las 12 de la noche me las ingenie para convencer a mis amigos de dar una vuelta por la feria, les dije que queria ver que tenian los manteros y despues podiamos cojer unos minis en los puestos de la feria donde las atracciones, y alli nos plantamos yo con mi vestido negro ajustado y escotado y mis taconazos negros andando por la polvorienta arena entre la musica a todo trapo y las luces y la gente. me conecte en la aplicacion y me decidi a escribirle. yo: estoy en la feria me gustaria verte aunque sea desde lejos. al instante me contesto. alvaro: estoy en la feria con mis amigos estoy justo enfrente de la atraccion de la olla, donde estas tu? yo: un poco mas arriba, estamos bebiendo un mini enfrente de las colchonetas y los hinchables. alvaro: subo para alla yo: se discreto ya sabes que no quiero que mis amigos se enteren de que hablamos. alvaro: lo sere tranquila. tras poco mas de 5 minutos un grupo de unos 7 crios entre chicos y chicas llegan al mismo puesto en donde estabamos, desde la distancia reconozco a alvaro, le miro y noto que el ya me estaba observando desde antes. viste un vaquero y una camiseta blanca estampada. saco el movil discretamente y le escribo. yo: hayyyy mi chico que guspo esta!!! pero el no saca el telefono, sera el? o simplemente le confundi y era otro chico que se parecia y se me quedo mirando? tras estar comprando hielo, el grupo de chicos se pone al lado del puesto y se deciden a hacer botellon, mientras tanto yo sigo con mis amigos tranquilamente bebiendo, pero pendiente del telefono. al rato mi movil suena y miro la notificacion y es de la aplicacion, levanto la mirada y le veo mirandome fijamente con el movil en la mano, no cabe duda, es el! leo el movil: alvaro: madre mia miriam estas buenisima, mucho mejor que en foto. yo: muchas gracias mi chico! alvaro: enserio tia que tetas tienes, son mi perdicion. yo: jajajaja si ni siquiera las has visto!! alvaro: da igual ese escote... ese vestido... puf miriam me pones super cachondo. yo: si cariño? te la pongo dura? jajaja alvaro: mazo, voy a tener que irme por hay a hacerme una paja. yo: jajajajajaja pobre mi chico que quiere descargar y no puede. alvaro: si que puedo si, me voy a ir atras de las atracciones y me voy a hacer una paja pensando en tus tetas, que lo sepas yo: jajajaja solo pensando en mis tetas? lo demas no te gusta o que? alvaro: me encanta todo, voy a ir a hacerme una paja imaginandome como me la chupas. yo: jajajaja y si voy y te ayudo? alvaro: vas a hacerme tu la paja? seria increible miriam!! yo: jajaja hombre ya que voy... algo mas podria hacerte no? o no quieres? alvaro: dios miriam seria increible, yo me dejo hacer lo que tu quieras de verdad. yo: arreglatelas para ir detras del tren de la bruja, parece que es donde mas oscuro y solitario se esta, y me esperas alli. alvaro: ya voy! veo como alvaro deja su vaso en el suelo y camina hacia donde le indique. dejo pasar 2 minutos y les digo a mis amigos que tengo que hacer pipi, que enseguida vuelvo, una amiga se ofrece a acompañarme pero le digo que no pasa nada que me cuide mi vaso que enseguida vuelvo. camino hacia detras de la atraccion, esta bastante oscuro pero veo su silueta apoyado contra una pared. esta todo oscuro y huele a orines. me acerco a el y le saludo- yo: hola alvaro! alvaro:hola miriam. cuando llego a su altura le saludo con 2 besos y me quedo cerca suya. yo: encantada de conocerte en persona. alvaro: igualmente, no sabes como me pones por el movil miriam. yo: pues vamos a solucionarlo no? te apetece? y me acerco y le doi un pico. responde a mis besos y me abraza por la cintura, yo me abrazo de su cuello, noto en su respiracion que esta totalmente cachondo. bajo mis manos hasta su bragueta y le desabrocho el cinturon y los botones del vaquero. sigue besandome sin parar, pero timido, sin mover sus manos de mi cintura.me separo un poco, le miro y le sonrio. alvaro: estas buenisima miriam yo: gracias cariño, esta noche voy a hacer que disfrutes de verdad. alvaro: pufff sera increible bajo su pantalon junto con sus calconcillos hasta justo debajo del culo, y le pajeo suave mientras besa mi cuello. alvaro: dios miriam es increible. yo: aun ni he empezado mi niño. con su mano derecha toca timidamente mi teta izquierda por encima del vestido mientras mira mi escote y posa su mano izquierda en mi nuca. comienzo a besarle el cuello y noto como se acelera su respiracion. bajo y quedo en cunclillas delante suya y le miro desde abajo mientras le pajeo suave, el con su mano izquierda en mi nuca me mira con deseo. yo: quieres que te haga una mamada?. le digo digo con voz picarona. alvaro: si por favor estoy a tope sonrio y meto la punta de su polla en mi boca sin dejar de mirarle, y dejo mi boca quieta mientras le pajeo suavemente sin dejar de mirarle. alvaro: ohhhh miriam.... y cierra los ojos comienzo el sube y baja por su polla con mi mano y boca a la vez, tragandome hasta la mitad de la polla, el mientras tanto con su mano acaricia mi pelo. alvaro: joder miriam esto es increible. saco la polla de la boca sin dejar de pajearle. yo: si? te gusta como la chupo? alvaro: uff me encanta, me tienes que no puedo mas. yo: jajaja cariño si acabo de empezar. alvaro: pero no puedo mucho mas miriam de verdad me tienes a tope. sonrio y vuelvo a chupar sujetando la polla con la mano y moviendo solo mi boca a un ritmo medio. mientras el sigue con su mano izquierda acariciando el pelo de mi nuca.aumento un poco mas el ritmo y noto como acelera su respiracion.de repente la saco de mi boca y le sonrio. el me mira con deseo. saco la lengua y abro la boca y sin dejar de mirarle doi golpes con su polla en mi lengua. alvaro: joder miriam como me pones! que bien la chupas joder! eres increible. y sujetando la polla por la base la meto de repente hasta el fondo de mi garganta, quito mi mano y aguanto con ella hasta el fondo, con mi nariz rozando su vientre y sus huevos aplastados en mi barbilla. alvaro gime de gusto y su mano agarra fuerte mi pelo mientras hace timidos movimientos de mete y saca con su cintura pero muy leves. la saco tras 10 segundos asi y completamente babeada le miro a los ojos. yo. te gusta mi niño? alvaro. joder es el mejor dia de mi vida, ven vuelve a meterla al fondo que me encanta. y me empuja levemente de la nuca para que vuelva a metermela, la meto hasta el fondo de nuevo y aguanto asi 5 segundos, escucho sus gemidos de placery como aguanta quieto. cuando empiezo el mete y saca hasta el fondo y sin manos, alvaro comienza tambien con el vaiven de sus caderas y gimiendo como loco. por lo dificil que resulta mantener el equilibrio en esta postura estando en cunclillas me decido a acabar con mi tarea. la saco de mi boca y mirandole le pajeo duro- yo: vas a correrte mi niño? quieres darme tu leche? alvaro: si miriam no puedo mas ahh ahhg- sigo pajeandole duro- yo. quieres correrte en mi boquita cariño? alvaro: siii metetela joder no puedo mas. la meto en mi boca y empiezo a chupar y succionar fuerte mientras con una mano voy pajeandola al ritmo de la mamada y con la otra le acaricio los huevos. alvaro: dios miriam me corro joder me corro!! sigo con mi ritmo rapido sin parar y noto como sus venas se tensan en mi boca. alvaro: me corro en tu boca joder me corrooo!! pone sus 2 manos en mi pelo y comienza a soltar leche dentro de mi boca acompañados de movimientos de cadera mientras voy abajando el ritmo de la mamada pero sin sacarla de mi boca. alvaro: aaah dios que bueno jodeeerrrr. chupo suavemente hasta que acabo de sacarle toda su leche, la saco de mi boca, escupo la corrida en el suelo y le miro sonriendo. alvaro: joder miriam a sido increible de verdad. yo: a mi tambien me ha gustado cariño, espero haber cumplido tu fantasia. y le sonrio de nuevo. alvaro: joder y tanto cariño. le beso en su polla algo mas blanda y me levanto, arreglo mi pelo y le doi un pico, el aprobecha para besarme con ganas y apretar fuerte mi culo con sus 2 manos juntandome contra el. yo: ummm mi niño que aun quieres mas? alvaro: joder te estaria follando toda la noche. seprandole de el le digo: yo. anda deja algo para otro dia y vistete que nos estan esperando. alvaro: de verdad miriiam quiero repetirlo de nuevo. yo:se bueno y... quien sabe, seguramente!! alvaro: ufff me vuelves loco. yo: bueno cariño voy llendome, espera un par de minutos y despues sales tu vale? alvaro: ok sin problema. dandole un pico me giro y camino hacia la luz, hacia la feria, hacia mis amigos... algo despeinada y con sabor a lefa en la boca, pero orgullosa de quedar en la memoria de ese chico para siempre. continuara... (miriamleganes89@hotmail.com)

Autor: miriam89 Categoría: Sexo Oral

Leer relato »
NARCOSXXX

Señor Solomon

2019-09-21


Mi nombre es Aidé, vengo a contarles mis vivencias con el señor Sólomon. En mis años de estudio me había inclinado por la medicina, me gustaba todo lo relacionado con cardiología, pero no llegué a recibirme, honestamente me faltaban neuronas, los estudios se me hicieron cuesta arriba, en un momento todo me pareció complicado, demasiado complicado. Opté entonces por una carrera parecida, fui de lleno a estudiar enfermería y hoy soy enfermera. En esos estudios conocí al que hoy en día es mi esposo, con el cual tengo dos hijos, una niña y un niño. En nuestros primeros años habíamos estado haciendo enfermería en algunos que otros dispensarios de salud, hospitales, sanatorios, pero con el tiempo habíamos cambiado a instituciones privadas, como geriátricos, donde la paga era mucho mejor y la vida mucho más tranquila. Así fue como conseguí empleo en el geriátrico ‘Plenitud’, un sitio en el corazón de la ciudad, cuya dueña es una acaudalada mujer que por alguna loca razón solo toma personal femenino para la atención de los abuelos. La señora Raquel es muy férrea con el trato, tanto para nosotras, enfermeras y doctoras, como para las personas de la tercera edad, para todo había horarios, para todo había directrices, para todo, era su forma de llevar las cosas adelante, ‘disciplina’ parecía ser su segundo nombre. El lugar era un viejo hospital público levantado en los años cincuenta, que con el pasar del tiempo fue quedando abandonado a su suerte. Poco a poco la falta de mantenimiento se hizo notoria y preocupante, a principios de siglo el gobierno de turno decidió levantar un nuevo y moderno centro médico y el sitio tuvo sus horas contadas. Fue cuando Raquel, mujer de negocios lo compro por pocos pesos para restaurarlo y convertirlo en un geriátrico que poco a poco se fue haciendo conocido, y con ello, el nivel de quienes podían pagarlo. Así fue como empecé a trabajar en ese lugar, haciendo turnos rotativos y me empecé a involucrar en ese mundo nuevo. Había en ese momento cuarenta y dos abuelas, y apenas cinco abuelos, como generalmente sobrevivimos a los varones el número me pareció normal, y entre todas esas personas tomó relevancia el nombre Samuel Sólomon. El viejo Samuel había pasado los ochenta años, un hombre calvo, de mediana estatura, un tanto obeso y otro poco jorobado, tenía unos riquísimos ojos celestes y cristalinos que movía inquietamente, de rostro chupado y arrugado, con una prominente nariz que parecía una pipa. Dada su edad tenía algunos problemas de salud, había perdido el habla, y le costaba desplazarse, de hecho, lo hacía pasito a pasito, lentamente y apoyado en su lustroso bastón con cabeza de tigre. Samuel era un acaudalado judío venido a menos, tenía cuatro hijos y demás parientes que jamás lo visitaron, jamás, creo que ni siquiera pudo conocer a todos sus nietos. Podría decirse que el viejo estaba abandonado a su suerte de no ser por su esposa, que cada tanto se daba una vuelta por el geriátrico, mas por ser políticamente correcta que por el verdadero interés que supone una relación de pareja. Ella era mucho más joven, aparentaba unos sesenta bien puestos, y era evidente que su esposo se había transformado en una carga, ella solo ostentaba billetes, ropas, alhajas y contaba de viajes alrededor del mundo, a viva voz, como si a alguien le importara… Puertas adentro, Samuel parecía un hombre tranquilo, esas personas que ya vivieron todos los años y que están entregados a la llegada de la parca, estaba solo, en una de las habitaciones más caras y modernas del lugar, donde se daba todos los gustos. En las charlas de meriendas con las chicas, con las otras enfermeras de turno, siempre salían anécdotas chistosas de los viejitos, los que te hacían reír, los que te hacían enfadar, los que te contaban cien veces las mismas historias, o hablábamos de la nueva que había llegado, o de la pobre que había fallecido. Y cuando era el turno de hablar del señor Sólomon, el tema risueño de las chicas era siempre el mismo… ‘la verga del viejo’ Ellas comentaban admiradas por el anormal tamaño del pene del vejete, era habitual que dada su escasa movilidad tuvieran que asearlo, y bueno… ellas solo lo hacían quedar como un viejo pijudo. Y en los primeros tiempos yo solo me reía de sus comentarios, hasta que llegó mi turno de hacerlo… Recuerdo que ese día estaba fastidiosa, luego de cubrir mi turno matutino, tuve que quedarme por la tarde, una de las chicas se había enfermado y casi me obligaron a hacer horas extras, eso implicaba dieciséis horas continuas de trabajo y terminaba trastocando todo mi día. Era por la tardecita, estaba cansada, solo quería irme a casa, pero las enfermeras de la tarde no tuvieron mejor idea que mandarme a higienizar al viejo. Fui hasta su habitación, era el último trabajo por ese día y luego a casa… Saludé al anciano y le dije que era hora de bañarse, mientras fui a llenar la tina, a buscar prendas limpias y por las toallas, jabones y perfumes. Samuel solo miraba mi deambular por el cuarto tal vez queriendo decir algo, pero el solo podía comunicarse por señas. Lo ayudé a desvestirse, hasta dejarlo en ropa interior, no era necesario más, a pesar de su movilidad reducida podía aun hacer cosas básicas, así fue como en unos minutos estaba sumergido en agua tibia para un rico baño. Fui a su lado, tomé un jabón y una esponja y empecé por su pecho, sus brazos y su espalda, encerrada en mis pensamientos tarareando una canción de moda, como desconectada del viejo que se entregaba mansamente a todos nuestros requerimientos. Bajé a su vientre, y claro, llegué a su entrepierna, bajo el agua, fue la primera vez que tuve contacto con su pene, mierda, era una serpiente! me asusté… recordé de repente todo lo que las chicas contaban, y como acto reflejo miré a los ojos celestes del anciano, el me miraba como siempre, pero en sus ojos noté el brillo de una persona que a pesar de los años mantenía un tono libidinoso, como agradeciendo la detenida higiene que le daba… Y empecé a lavárselo de una forma muy rica, mierda, me sentí puta, pero acariciar todo eso bajo el agua era demasiado tentador, una vez, otra, se sentía tan largo, tan grueso, me excedí de mi rol profesional, ya no lo estaba lavando, ya estaba mojando mi intimidad con tanto juego perverso… Miré nuevamente al viejo, él tenía dibujada una sonrisa, como un niño, disfrutando lo que yo le estaba regalando, fue cuando recapacité acerca de lo que estaba haciendo, así que solo terminé mi trabajo como se suponía que debía hacerlo. Fue loco y raro ese día, mi enojo de las horas acumuladas de trabajo fueron compensadas con una inesperada presentación del juguete que ocultaba el señor Sólomon. Intenté que eso fuera solo una anécdota para contar algún día, pero esa verga enorme me había marcado si quererlo, y cuando hacía el amor con mi marido me encontraba sin proponerlo imaginando situaciones con ‘eso’ que había acariciado, pero aún no había visto. Los días siguieron, pero algunas cosas habían cambiado, cuando las chicas hablaban de la pija del viejo yo me sonrojaba y me retraía, y que decir del viejo, Samuel no hablaba, pero me miraba de una forma provocativa, sabía que me decía con sus ojos Gorda puta… como te gustó mi pija… Y día a día, toda esa situación de pensamientos, sentimientos, deseos prohibidos, confusiones se iban haciendo una bola de nieve, cada vez más grande, cada vez más difícil de detener, decidí hacer lo que debía hacer… Como dije, era enfermera, pero casi era médica, sabía bastante, estudié cuidadosamente los antecedentes clínicos del viejo y toda la medicación que tomaba, tracé un plan minucioso y perfecto, paso a paso, nada librado al azar. Esa tardecita, tomé el turno para su ducha, estaba excitada por lo que sucedería, o como yo había imaginado que sucedería. Fui a su habitación, el viejo estaba como de costumbre, solo, mirando la tv, lo saludé para llamar su atención, entré y cerré la puerta echándole llave, hecho que no pasó desapercibido por el anciano quien se quedó observando lo yo hacía. Hola Samuel! Como estamos hoy? Vamos a hacer algunos ejercicios especiales… pero tranquilo, yo me encargaré de todo… lleno la ducha y te ayudo a quitarte la ropa, si? El viejo asintió con la cabeza, sin siquiera imaginar cual eran mis planes, fui a llenar la tina, como de costumbre, solo por si alguien viniera y tuviera que dar explicaciones, volví con el viejo, le alcancé un vaso de agua el medicamento que tomaba cada día a esa hora, pero claro, sutilmente cambié la pastilla, era una pastilla mágica de esas que ayudan a los hombres, no iba a morir por eso… Empezó a desvestirse, como lo hacía cada día, solo que esta vez yo lo ayudé a desnudarse, seguramente esto llamó la atención del viejo, pero solo me dejó hacer… Al fin, al fin estaba desnudo, sentado al borde de la cama, al fin pude ver su sexo, lo que quería ver, su terrible verga colgaba como un péndulo, el glande circunciso del judío era redondo y llamativo, si así era muerta imaginé lo que sería erecta, sus testículos colgaban llamativamente, parecía un toro, apenas unos bellos blancos alaciados poblaban su pubis… Mi vista estaba fija en su verga, no podía abstraerme, me mordí el labio inferior en puto deseo, luego me los ensalivé pasando mi lengua y empecé a adularlo con palabras para conseguir lo que quería conseguir, el viejo perverso ya había notado como venía el juego, le dije Que pedazo de verga tiene señor Sólomon! Caigo de rodillas ante ese monumento… le gustaría que esta gordita hiciera algo por usted? Tengo unas ganas locas de chupársela toda… Poco a poco, la mezcla del viagra que le había hecho ingerir y mis putas palabras provocándolo comenzaron a hacer efecto, y lo que parecía imposible se hizo realidad, la enorme verga de ese viejo de mas de ochenta años empezó a endurecerse, a elevarse, a hacerse más y más grande, mierda… me mojé toda de solo observar, aflojé mi delantal solo para que el veterano se calentara con mis enormes tetas, que rica perversión… a todo esto su glande ya pasaba la línea de su ombligo… Decidida fui sobre Samuel, la enfermera gorda y picarona le daría una lección que jamás olvidaría, me arrodillé en el piso, entre sus piernas, miré sus ojos, él no podía decir palabra, pero su mirada lo decía todo. Su verga era lo mejor que había visto en mi vida, su cabeza era intimidante, su tronco parecía no tener fin, gruesas venas se marcaban, empecé a sobarlo con una mano, al no tener prepucio ese glande enrojecido lucía tentador, llevé mi otra mano para cubrir el tronco, no lograba rodearlo, no lograba cubrirlo, miré por última vez el rostro del anciano, para hacer lo que quería hacer… Llevé mi boca golosa directo al pecado, solo pasé mi lengua como si se tratara de un dulce, esos dulces que una quiere que duren para siempre, desde abajo, hasta la punta, lentamente, muy lentamente, llenándolo de saliva, luego usé mis manos, en círculos alternos, una sobre otra, hacía todo muy lento, muy pausado. Fui entonces por su glande, me costó trabajo engullirlo, mierda… me siento tan puta narrando esto… Lo metí en mi boca lo más profundo que pude, pero no logré mucho, solo empecé a subir y bajar, sin dejar de usar mis manos, lentamente… Busque combinar y usar todos mis trucos, no sabía si tendría otra oportunidad así que lo disfrutaba como si fuera la primera y última vez… Samuel puso una de sus manos sobre mis cabellos, y empujaba sutilmente mi cabeza hacia abajo, pero era solo un juego excitante, el no tenía fuerzas para obligarme a hacer nada que yo no quisiera hacer… Estuve demasiado tiempo lamiendo, empezaba a acalambrarme, la mandíbula y también las rodillas, sentía mi conchita hecha un mar de deseo bajo mis prendas, y de pronto noté que el milagro era posible, el viejo estaba llegando a un orgasmo, me esmeré entonces y aceleré el ritmo, sentí sus contracciones, su mano apretó más mi cabeza, pronto un néctar amargo invadió mi boca, apenas unos jugos, los huevos del viejo estaban secos, pero seguro el había experimentado un rico orgasmo, como en los viejos tiempos… Tragué con gustó lo poco que salió, solo me dejé caer hacia atrás sentando mi gordo trasero en el suelo, mis adoloridas rodillas ya necesitaban un descanso. Samuel temblaba, visiblemente excitado por lo que terminaba de suceder, yo estaba tranquila, ese viejo lo único servible que tenía era su corazón, no moriría de un ataque, bueno, asumo que también tenía una hermosa verga… A partir de esa tarde ese fue nuestro secreto, cada tanto lo sorprendía solo para pegarle una buena mamada, hermosa, perfecta. Mi marido jamás sospechó nada, jamás, ni las otras enfermeras, ni los demás abuelos, ni siquiera la estúpida de su esposa, que cada tanto aparecía con sus aires de grandeza. Lo mejor y risueño del caso es que cuando ella venía, se sentaba junto a su esposo a charlar, solo para hacer un cumplido, como una visita de cortesía, y cuando me cruzaba con esa escena, el viejo Samuel me miraba pícaramente, guiñándome un ojo a mi paso, y yo… yo feliz de hacer cornuda a esa vieja hipócrita. Todo terminó hace un tiempo, resultó que un descuido, el señor Sólomon se cayó al piso y se fracturó la cadera, cuando tomé mi turno el ya no estaba, no pude despedirme de él como me hubiera gustado. Supe que se recuperó operación mediante, le colocaron una prótesis, pero jamás volvió, su esposa decidió mudarlo a otro sitio, a sus ojos, el geriátrico Plenitud ya no era confiable… Y fin de la historia, no supe más de él, solo que yo me quedé sin mi verga hermosa… Si eres mayor de edad puedes escribirme a con título ’Señor Solomon’ a dulces.placeres@live.com.

Autor: dulces.placeres Categoría: Sexo Oral

Leer relato »
NARCOSXXX

Con mi nueva vecina

2019-09-15


Una mañana me disponía a salir hacer las compras como cualquier otro día cualquiera, a través de la puerta de la entrada a mi casa pude escuchar unos golpes por los escalones de mi rellano, me asomé por la mirilla de la puerta y pude ver que era una señora más mayor que yo. Abrí la puerta para ver que hacía y vi que estaba de mudanza en mi edificio, me ofrecí a ayudarla y así para que ella no cogiera todo el peso de los muebles que iba subiendo al ático donde se estaba instalando. Pasadas las dos horas de mudanza; sube que te sube y baja que te baja la señora me ofreció un refresco para saciar mi sed tras el cansancio de ir subiendo muebles desde el portal hasta el ático, lo que es lo mismo, diez pisos de altura. Ya en su casa y con todos los muebles colocados en su sitio donde ella me pidió que se los colocara me di cuenta que la señora que estaba sentada en un sillón delante del mío no llevaba ropa interior debajo de la falda y pude contemplar el vello de su almejita, sin que ella se diera cuenta y con mucho disimulo yo miraba de reojo por debajo de su ropa. Más tarde la señora se percató de que yo la estaba mirando con mucho disimulo y se fue desabrochando los botones de la blusa color beige, yo comencé a ponerme un poco nervioso al mismo tiempo que mi pene estaba pidiendo salida a través de la cremallera del pantalón, la señora se ahueco el cabello de los hombros para así quitarse la blusa poco a poco. Yo, con mis ganas locas de querer acercarme a ella y ella que parecía que estaba deseando de que yo la entrase a besar, como un torero cuando entra a matar a su toro, me levante del sillón y me acerque a la señora, ella se levantó del sillón y me cogió de la mano y la puso sobre su pecho, como diciendo; mira mis latidos del corazón, me estas poniendo cachonda perdida, yo que ya no me cortaba de nada acerque mis labios a los suyos y comenzamos a besarnos mutuamente. Un rato después me agarro de la mano y me llevo a su habitación, se sentó sobre su cama y comenzó a desabrocharme el pantalón y bajármelo hasta el suelo, seguidamente el bóxer dejando al aire libre mi pene, aquello parecía un cañón apuntando a su objetivo, la señora comenzó a masturbarme al mismo tiempo que me la chupaba, yo jadeaba de placer muy despacio mientras ella agarraba mi polla como si se la fueran a quitar, trataba mi pene como si de un chupachups se tratara. Saco mi polla de su boca y la desnude tan rápido que parecía que no llevase mucha ropa, y así fue, porque al no llevar ropa interior debajo de su blusa tampoco llevaba sujetador debajo de su blusa, entonces nos vimos los dos desnudos en su habitación, comencé a chuparla los pezones y tenerla agarrada por la cintura, fui bajando lentamente hasta llegar a su tesoro más preciado; su coño. La tumbe sobre la cama y comencé a comerla su rica vulva jugosa y empapada de flujo vaginal, yo con mis morros mojados de su conejito y mi polla queriendo entrar en la madriguera de esa señora tan apetecible, me puse de rodillas sobre la cama y penetre su vagina haciéndola jadear de locura y placer, un buen rato con mi polla en su coñito y agarrando sus piernas con mis manos. Un buen rato después saque mi pene de su madriguera y me corrí sobre sus pechos y su cara, aquello parecía leche condensada cuando se derrama sobre tu mano; pues igual, ella sedienta de mi leche y yo queriendo follármela otra vez. Nos fuimos a la ducha y nos duchamos juntos y así ahorrar agua. Quedamos en vernos el siguiente día pero ya con derecho a algo más; una cena romántica y un postre muy apetitoso. FIN

Autor: rafael44 Categoría: Sexo Oral

Leer relato »
NARCOSXXX

Reflexión oral: ¿quién tiene el control?

2019-09-10


Explicación. Experiencia personal. Opinión. Conclusión. Reflexión oral: ¿quién tiene el control? - Jugadores: 2 (mínimo). - Modalidad: con joystick (felación) / sin joystick (cunnilingus). - Tipo: mujer a hombre / hombre a hombre / hombre a mujer / mujer a mujer. Explicación La práctica consistente en dar placer a una persona besando, lamiendo o chupando su órgano sexual con la boca, lengua y labios de uno/a mismo/a, es ya un clásico en la sociedad actual. Muchas parejas (2 jugadores), esporádicas o consolidadas, lo incorporan en sus relaciones sexuales como preliminar cuando no es precisamente esta práctica la propia relación sexual en sí misma. La postura denominada “69” permite que ambos jugadores, sea cual sea el tipo y la modalidad del juego, proporcionen y reciban satisfacción al mismo tiempo. Un engranaje físico perfecto, como dos piezas de puzle encajadas, como un yin y yang erótico… Si rompemos esta postura lo que nos queda son las dos modalidades indicadas más arriba. En ambas, una persona transmite placer y la otra lo absorbe. No obstante, dando igual si es de forma horizontal o vertical, una persona se somete a la otra pero… ¿quién a quién? No es un gran descubrimiento decir que la zona genital de cada persona reside en la parte media de su cuerpo. Por tanto, en el sexo oral, una de las dos partes tiene que llegar a dicha zona agachándose, poniéndose de rodillas, sentándose, etc. Uno/a dejándose hacer y otro/a haciéndolo pero, ¿quién es el que realmente se acaba sometiendo? Experiencia personal Yo como mujer siempre he practicado sexo oral con hombres tanto a la hora de darlo como a la hora de recibirlo. ¿Alguna vez con otra mujer? Ninguna pero tengo que reconocer que, desde adolescente, he sentido la curiosidad y las ganas de probarlo. Algún día me atreveré… Opinión Repasando mentalmente varias de las ocasiones que tuve una cabeza de hombre entre mis piernas o un pene erecto entre mis labios, sinceramente, no sabría responder a la pregunta del título. Conclusión La próxima oportunidad que tú, sí, tú, quien me lees ahora, estés a punto de recibir o de empezar a proporcionar satisfacción oral, piensa… el/la de arriba o el/la de abajo… ¿Quién tiene el control?

Autor: Firulais Categoría: Sexo Oral

Leer relato »
NARCOSXXX

Mi primo me ayuda y se la chupo

2019-09-04


Para los que no sepan de mis otros relatos les diré como soy: mido 1.65, mi cabello casi siempre es pelirrojo, mis senos son de un tamaño considerable, no son grandes pero tampoco pequeños, tengo trasero gordo Desde siempre he llevado una relación muy amena con él, aunque siempre ha tenido una obsesión algo extraña conmigo, desde niños decía que éramos novios a todo el mundo, claro que eso le llevó una buena regañiza, en la adolescencia quiso besarme en la pubertad y en la adolescencia me quería dar, aunque fue en la adultez que él lo logró, se llama Diego, es 3 años mayor que yo, (tiene 21 años), mide 1.75, tiene el cabello negro, usa una barba, es de complexión normal, aunque se le han marcado los pectorales y el abdomen, velludo y un pene de 13 cm. Esto pasó en la época donde había terminado con mi novia, era muy activa con ella, pero desde que perdí mucho tiempo por ella y me di cuenta de que tenía ganado, me rompió el corazón, estaba despechada y había comprado un six, mi primo se enteró de esto y fue a mi casa, mi mamá estaba conmigo tratando vagamente de consolarme, no era mala haciéndolo, pero no pudo alejarme de la bebida, se fue a trabajar pues ya iba retrasada ese día y el dejó entrar a Diego, el es parte de la familia de mi mamá, por lo que le pidió ayuda para tratar de consolarme, él se metió a mi cuarto, piso una lata y se sentó en mi cama, yo estaba con mi pantalón roto, con mis calcetines largos y una playera de tirantes, él llevaba una camisa negra y unos pantalones con unas botas de trabajo, me abrazó y me dijo: -Anya, se lo que pasó con ella, me lo dijo mi tía, es muy duro lo que paso, desahógate, libera lo que tengas atorado, estaré aquí el tiempo que quieras. Seguí llorando por media hora, ya iba por la tercera lata, el acariciaba mi cabello, la lata al final me dijo -Deberías darle un favor, el vino a apoyarte y siempre quiso llenarte de leche, hazlo, nadie se enterará. En esa altura era algo muy razonable, lo vi de reojo enfocándome en su entrepierna, me levante para asegurarme de estar segura de cometer un incesto, vi que nadie estuviera en la casa y por sí acaso cerré la puerta de la calle con seguro, mi primo seguía sentado, viéndome mi trasero no tan discretamente, ahora caigo en cuenta que fue para follarme ese día, bien o mal le salió pero no como esperaba, cuando entre a mi cuarto, al mismo tiempo fui quitándome mi playera y me quite el brasier casi al mismo tiempo, la cara de Diego se dibujó una expresión de satisfacción, se paró y fue a besarme directamente, tan desesperado como si se fuera a acabar el mundo mientras con sus manos agarraba mis pechos, le metí la lengua y le desabroche el cinturón, baje lentamente quitándole los botones de la camisa y él se la quitó, lo senté en mi cama y le baje el pantalón y la trusa de un jalón, su verga ya estaba parada, la acaricie un poco y mis técnicas de mamar nunca me han fallado, comienzo desde la parte baja de sus huevos y voy subiendo lentamente hasta llegar a la cabeza del pene, metí su verga en mi boca y comencé a mamársela, con mi mano derecha acariciaba sus huevos, y con la otra la baje a masturbarme, seguía cada vez más rápido hasta que el empezó a jadear hasta que lanzó un grito de orgasmo, me quite la verga de mi boca, le jale la verga hasta que se vino en mi cara y en las tetas, el se volvió a vestir y salió de mi casa y me dijo: -Nos vemos puta, para la próxima vez te hare mi perra. -Si lo que tú digas. Mientras me quitaba el semen de mi cara y mis pechos y estaba ansiosa por tener su miembro viril dentro de mí… Continuara...

Autor: Anya Categoría: Sexo Oral

Leer relato »
NARCOSXXX