Relatos Eróticos de Infidelidad


La confesion.

2021-02-07


Tenía como remordimientos y mi conciencia no me dejaba tranquila, tenia que confesar mi pecado. Esperé a que un poco de gente se retirara de la iglesia y me dirigí al confesionario, tenía que confesar mi pecado, mi grave falta como esposa. El padre ya estaba en la cabina … el sacerdote me dijo: veamos hija, ¿Qué te trae por aquí? … padre, dije … he cometido un pecado horrible, he pecado como esposa, he mirado a otro hombre y no solo mirado, padre … y que mas hiciste querida hija, pregunto el cura … padre le contare todo desde el principio. El pasado martes, fui al garaje de mi marido, él es mecánico, ahí estaba Marco, un ex - novio mío, me miró de arriba abajo y lanzó un silbido de admiración, no me quitaba los ojos de encima, yo me reí, pero en modo inocente y divertida, solo que a ese loco no se que le pasó por la cabeza, porque me agarro mis pechos y me besó rápidamente, fue tanta mi sorpresa que no me resistí, me deje besar … mi marido estaba bajo el coche y no se percato de nada … después este chalado me hizo señas de salir, porque tenía algo que decirme … yo padre, salí … Marco, mi ex -, me invitó a dar un paseo en su coche esa misma tarde, según él tenía que comunicarme algo importante … padre, mi cabeza me decía que no … pero los recuerdos me decían que sí … y tu qué hiciste hija mía … yo fui padre, yo fui … y esos es lo más terrible. Él me llevó a un lugar poco frecuentado, apenas detuvo el vehículo, este tipo se lanzó sobre mi … yo lo empujaba y trataba de resistir … no se cómo, me encontré con mis tetas al aire y este tipo presionando mi cabeza hacia abajo sobre su verga … me lo puso en la boca, padre … yo cerré mi labios y trataba de expulsarlo con mi lengua, pero eso más lo excitaba, padre … después. Improvisamente me rajó mi tanguita, me levantó en el aire y su polla se deslizo dentro de mi chocho, padre … era algo inmoral, padre … yo estaba desesperada y me movía como loca, se me escapaban algunos chillidos, padre … pero no había nadie que me escuchara. Marco me tomaba de las caderas y me enterraba su verga dura, me hacía subir y bajar con su polla metida en lo más profundo de mi coño … mi uñas se enterraban en su espalda desnuda, padre … el me besaba el cuello y las orejas, era tan violento que me faltaba la respiración … padre, aleje mi torso de su apriete, pero él aprovecho eso para morderme las tetas y chupar mis pezones, él sabía que eso me provocaba una excitación, padre … entonces me encontré a cabalgar su verga … esa polla enorme me hizo perder la cabeza, padre … gozaba como una puta en celo, padre … le arañe su espalda, le mordí sus labios carnosos, pero no podía dejar de saltar sobre su polla, padre … estaba como poseída … era algo diabólico y pecaminoso … perverso y prohibido … pero yo estaba gozando, padre … mi cuerpo entero delató mi orgasmo … temblé, grité, moví mis caderas en modo desenfrenado, lo hice acabar dentro de mí, padre. La culpa es toda mía, padre … no tuve la fuerza para huir del lugar, me sentía cansada, exhausta … lo mas condenable, padre … es que luego el metió sus dedos dentro mi vagina, yo apretaba mis muslos para resistir, pero él se inclino sobre mi y chupó mis pezones … padre, me perdí en esas sensaciones y abrí mis piernas otra vez … él se levanto un poco en el asiento de la camioneta y su verga quedó a la altura de mi boca … padre, se la volví a chupar, besar, lamer y acariciar … padre, me trague toda su polla. El cuerpo de él se contorsionaba y movía, a un momento él era detrás de mi y empujaba su verga dentro de mi chocho resbaloso y listo para la penetración, su polla tan gordita, suavecita, mojadita se desliza dentro de mi chocho … yo trataba de pensar en cosas no pecaminosas, padre … pero el maligno me hacía gozar y mi cuerpo respondía a su follada tan rica. Estaba empalada en su miembro con mil sentimientos encontrados, estaba haciendo cornudo a mi marido … era tarde para remediar, pero estoy arrepentida, padre … no se como se desarrollo todo, fueron mas de tres horas que gocé mucho, jamás había disfrutado tanto una polla, padre … ahora no sé como puedo hacerlo … no puedo mirar a los ojos a mi marido, lo he traicionado, padre decesito que me diga que puedo hacer. Ija mía, tu pecado es muy grave, lo comentaré con el párroco y encontraremos una solución absolutoria, así podrás tener tu alma y tu conciencia en paz, ven después de almuerzo, así como a las 16:00 horas, y tendré la oportuna respuesta para ti, por el momento reza unos diez avemaría y cinco padre nuestro … que dios te bendiga hija … gracias, padre … gracias. Esa tarde a la hora precisa estaba golpeando a la oficina del párroco, salió un cura bastante joven, por su voz reconocí en él al cura del confesionario, dime hija que deseas, me dijo … padre, yo soy la que le puso los cuernos al marido … ¡Oh¡ si querida, ven … adelante … me hizo pasar y sentarme en un sillón, mientras él permanecía de pie en frente a mí apoyándose en el escritorio, puso sus manos en el pecho cruzando los dedos solemnemente … luego dijo … hija el matrimonio es algo sagrado, bendecido por nuestro señor, pero es una unión entre seres humanos, desafortunadamente los seres humanos somos débiles …ahora bien, tu ex te puso sus manos encima y tu reaccionaste por recuerdos, ¿no es así?. Si padre, así fue … bien, para entender como fue que el te incitó y absolverte, muéstrame que hizo … bueno padre él empezó a tocar mis pechos, él sabia que no me puedo resistir cuando tocan mis pechos. El sacerdote se había posicionado detrás de mi sillón, repentinamente sentí sus manos sobre mis senos … padre, ¿qué está haciendo? … el cura no me contestaba, solo acariciaba mis tetas y había conseguido sacarlas de mi sujetador … me pellizcaba los pezones y me las acariciaba con sus manos tibias y suaves … comencé a sentirme cachonda … uno de sus largos brazos, se alargó entre mis piernas que ya temblequeaban … acarició mi chochito por sobre mis bragas. El cura tomaba mis pechos y los masajeaba, dejando pasar mis pezones por entre sus dedos … mi blusa y mi sujetador desaparecieron … estaba desnuda de la cintura para arriba y juntando mis piernas con mi coño excitado al máximo. Mis tetas libres tremaron cuando logró correr mis bragas y me metió un dedo sobre mi clítoris … ¡oh! padre … mas que una súplica, me salió como un incentivo a sus caricias … me tenía tremendamente caliente. Con un poco de raciocinio que aún me quedaba, pregunté … ¿padre, este es otro pecado? … el respondió, seria pecado si no cumplimos con la voluntad del señor … déjate ir … abandónate a su voluntad … luego te absolverá de todos tus pecados. El cura se ubico de frente a mí, tenía una considerable hinchazón en su pantalón … la curiosidad me incitó a bajarle el cierre … casi de rebote, salto hacia adelante una polla de dimensiones celestiales … abrí mí boca y la engullí. Sus dedos se habían hecho espacio en mi coño y me follaba con cuatro de ellos … él me hizo ponerme de pie y me quito las bragas y la falda, me quede solo con mis medias y mi liguero … después me acomodó de espaldas sobre el escritorio … tomó mis muslos y puso mis tobillos sobre sus hombros … acercó su verga a mi chocho ansioso y comenzó a deslizarlo entre mis carnes rosadas, jugosas y resbalosas. Comenzó a follarme con fuerza … sus golpes hacían crujir el escritorio … mientras yo gemía y chillaba como una loca … mis tetas se balanceaban rítmicamente con sus impactos … sentía fluir desde mi coño todo un rio de jugos vaginales … mis piernas, mis muslos y mis senos temblaban por sí solos. El cura me hizo bajar del escritorio, me giró y pe hizo apoyar con mis tetas sobre el mueble … sentí que buscaba mi chochito desde atrás … su gruesa verga me penetró haciéndome encorvar mi espalda … fácilmente se incrusto en mi coño hasta el fondo. Sus embates eran potentes, estábamos casi moviendo el pesado escritorio con la fuerza de la follada … estaba doblando una de mis piernas involuntariamente … mi orgasmo se aproximaba … estiré mi piernecita todo lo que pude, para dejarla vibrar con la fuerza de mi orgasmo … el sacerdote continuaba follando mi chochito tembloroso … luego con unos sonidos guturales … comenzó a rellenar mi vagina con su lechecita tibia, mi barriguita se hinchaba con la cantidad de esperma que descargó en mí. El cura quedo como aturdido … se sentó en el sillón … su verga estaba todavía dura … me hizo señas para que me acercara … se puso a lamerme mis tetas … mis pezones sensibles, me hacían chillar otra vez … me puso a horcajadas sobre su regazo … agarró y levantó mis muslos y mi coño se ensarto en su verga … estaba riquísima … me tenía en el aire y me hacía deslizar a lo largo de su pija … mis manos estaban enloquecidas, abría y cerraba mis dedos, mi espalda arqueada por el placer … estaba teniendo otro orgasmo increíble … él también, jadeante y gruñendo rellenaba mi coño por segunda vez … nos quedamos sin respiración. Retomando un poco de aire, le pregunté … entonces padre, ¿Cómo lo hacemos con nuestros pecados? … con su respirar muy agitado, se tomó un largo momento antes de responderme … hija tu alma es caritativa y buena, el señor ya te absolvió … eres una buena creyente … tu fe es tu escudo … tus pecados han sido absueltos … cuando tengas algún problema de conciencia, ven a mi … la comprensión del señor está aquí en tu confesor, no lo olvides … ahora, el señor iluminará tu camino …ve en paz. Con este contacto directo con lo divino, no ceso de ver a mi ex, no ceso de venir a confesarme y no ceso de pedir por los cuernos de mi buen marido.

Autor: Juan Alberto Categoría: Infidelidad

Leer relato »
NARCOSXXX

Tengo cierta duda

2021-01-31


Como les comenté en los novios de mi mujer ella tuvo muchos atracadores que yo le conseguí pero cuando yo tenía como 25 años ella tenía como 23 años entonces ella estaba en su máximo esplendor como ya les comenté tenía muy buenas nalgas y poco pecho pero yamaba mucho la atención está chaparrita como de 1.40 aproximadamente chiquita y con un gran defecto no sabe decir que no a nadie o no sabía ahora ya se niega a muchas cosas pero en ese tiempo no le negaba un favor a alguien. Entonces fuimos a unos quince años de una sobrina de ella pero como ella les estuvo ayudando llevando cosas y comida al salón de fiestas le pidió a un vecino que tenía una camioneta para que la llevara con los enseres de la fiesta y le dijo que si entonces yo me fui caminando más temprano que ellos como una hora antes llegue al salón y ahí me encuentro a varios amigos y me pongo a platicar con ellos por lo que se me olvidó que ella ya mero llegaba en eso me salgo a fumar y había varios hombres fumando recargados en la pared en eso se para una camioneta y de ella baja mi mujer con un vestido muy cortito y nos enceña los calzones blancos y no se avergonzó y yo lo tomé como un descuido y baje las cosas que traía y se fueron por más cosas el trayecto del salón a la casa de ella por el lugar más lejos es como de 15 minutos se volvió a subir a la camioneta y le enseñó otra vez los calzones sin ninguna vergüenza y se fueron no pensé mal en ese momento y pasaron los años y fuimos a otros quince años y allí me contó un pariente de ella que Alfredo se cogía a todas las mujeres que se le acercarán que se cogió a la esposa de su propio hermano pero no pensé mal si no que fuimos por una barbacoa para traer a SLP la llevé en el carro y ella se metió corriendo yo me tarde un poco más cuando entre no la vi pensé que fue al baño pero no salía entonces pensé que estaba en los cuartos de la casa en eso llegaron unos parientes de ella y me pongo a platicar con ellos y como a la media hora llega toda agitada y como nerviosa pero no me importuno para nada pero llegando a SLP y pasando unos días estuve pensando en eso y como la casa tiene dos salidas por delante y por detrás y uniendo cabos ella se tardo mucho en regresar dé la primera fiesta como 2 horas o más y luego cuando se salió de la casa se fue a verlo y hecharce un rapidin con Alfredo yo le dije mis pensamientos y negó todo pero yo no le creo nada más bien pienso que ya se la había cogido mucho antes que yo y con migo no quería que la tocará ustedes que opinan se la cogió o no

Autor: Anónimo Categoría: Infidelidad

Leer relato »
NARCOSXXX

Masaje y sexo con la esposa de mi primo

2020-12-28


Este relato es verdad y acaba de pasar hace algunos meses, en el cual tuve sexo con la esposa de mi primo sin saber que lo tendríamos ya que yo iba a un masaje y la verdad nunca había planeado tener algo con ella por el simple hecho que es la esposa de mi primo. Comenzaré diciendo mi edad 22 años, mido 1.75 y recién acabo de terminar mi carrera universitaria, mi primo su nombre es Daniel tiene 22 años y su esposa Yessi 21 años, mide aprox. 1.68 es aperlada y de buen cuerpo es delgada. Sus tetas son grandes y su culo también algo grande, la verdad si esta re buena, tienen una hija. Ahora si comenzamos el relato, todo inició porque mi primo me comento que su mujer quería abrir un negocio de masajes y ya había practicado con el pero que necesitaba practicar con alguien más, yo la verdad no tenía malos pensamientos, de hecho le comenté que me dolía la espalda y que si probaría el masaje. Al otro día voy a su casa y me reciben los dos, ella traía un vestido verde que le formaba sus nalgotas. Los saludo y mi primo me comenta "si quieren vayan al cuarto de los masajes en la parte de arriba, yo iré al súper a comprar para hacer de cenar". Yo le contesté que estaba bien. Se marcha mi primo y su esposa me dice "que te duele". Le comente que la espalda, me dice "tengo el masaje perfecto, se llama nuru". Yo no sabía de que iba ese masaje y me dice "vamos a la ducha y ahí te explico". Llegamos al cuarto donde estaba la regadera y me comenta "este masaje es distinto, es completamente desnudos, primero te lavo el cuerpo y después con un aceite te aplico el masaje". Yo la verdad no tenía intenciones de nada malo, estaba viendo todo de manera profesional. Entonces me quito mi camisa y mi pantalón y me quedo en bóxer. Ella hace lo mismo se quita su vestido y comienza a quitarse el brasier y deja caer ese par de tetas y continúa quitándose la tanga dejando ver su concha rasurada y sus nalgotas. Yo lo veía de manera profesional pensando "es solo un masaje". Entonces yo me quito mi boxer dejando al aire mi verga, que estaba flácida ya que no creía que pasaría nada, aunque así flácida se me ve algo larga y gordita. Le alcancé a ver sus ojos y como me vio mi verga, pero lo ignore pensando es profesional. Entonces nos metimos a la regadera y ella comenzó a mojar primero mi espalda, todo bien hasta ahí por el momento, como el lugar estaba muy reducido, cuando ella giraba por el jabón rozó mi verga y sus nalgotas, pero nadie dijo nada. Comenzó a enjavonarme la espalda, el pecho, bajo al estómago. Entonces se agachó y comenzó a ponerme jabón en los muslos y piernas. Pero noté que me veía la verga de reojo. Entonces se levantó y me dijo "creo que también te tendría que poner en tu pene por higiene". Yo no pensé nada y le dije pues si es por salud perfecto. Entonces ella agarro mucho jabón y fue directo a mi verga y bolas, obviamente mi verga se fue poniendo algo erecta(erecta completamente me mide como 18 cm y esta muy gorda y cabezona) si querer se me bajo el prepucio y dejo ver esa cabezota de mi verga y solo escuché que dijo "wow". Yo me sonroje, entonces ya que termino de enjabonarme la verga me la limpió con agua, ella la agarraba como si no pasara nada me la limpiaba como si fuera altamente por su trabajo. Esto ocasionó que se me pusiera súper erecta la verga esos 18 cm y poco venuda y buen grosor. Que ella la vio solo soltó un "puedo chuparla, esque se me antojó se ve muy grande y perfecta". Yo solo le dije "esta bien". Y ella se agachó y comenzó a metersela en la boca y a chuparla con una enjundia que pensé si que traía ganas de chuparmela. Intentaba metersela toda en la boca pero no le cabía toda, me decía "la tienes más grande que mi esposo, dios mío está riquísima". Eso me fue excitando poco a poco que le empecé a tocar las tetas, yo solo veía como abría cu nalgas como ansiosa de que se la metiera y ella empezó a masturbarse. Me dijo "ya por favor meteme tu gran verga antes de que llegue mi marido, quiero sentirla adentro de mi". Yo solo obedeci y la introduje en su vagina. Dios como estaba de lubricada y caliente ahí dentro, veía como entraba toda mi verga y salía. Entonces me tumbe en el suelo de la regadera y ella se me montó encima, solo sentía como mis huevos chocaban con sus nalgotas. Ella cabalgaba sobre mi verga y gritaba "siii que rica verga, hazme tu puta y echamelos dentro quiero sentirlos". Yo con miedo de que ya fuera a llegar mi primo, aumente la velocidad y me corrí dentro de ella. Así la mantuve un rato mi verga dentro de ella hasta que se fue poniendo flácida de nuevo y la saque. Entonces me dice que bien estuviste mucho mejor que mi marido y que buena verga tienes y comenzó de nuevo a chuparmela y me la erecto de inmediato, yo le comenté que podía salir embarazada de mi, a lo que ella responde "mañana me acuesto con mi marido por si las dudas". solo que justo se escuchó la puerta de abajo, había llegado mi primo y gritó "ya haré la cena". Entonces rápido me la soltó y comenzamos a vestirnos y bajamos a la cocina con el. Me dice "que tal estuvo el masaje en la espalda, si te quitó el dolor". Obvio le respondí que si que puso un aceite sobre mi espalda y comenzó a masajear y listo. Ahí cenamos los tres tranquilos hablando como si nada malo hubiera pasado. Ya al despedirme, salude y abrazo a mi primo y después hago lo mismo con su esposa solo que en el abrazo me susurra "ese masaje es solo para ti cuando quieras". Y así termina, me pongo a pensar y dijo quien iba imaginar eso, yo no iba en plan a tener sexo, supongo que ella si lo planeó todo, ya me traía ganas yo creo.

Autor: Theking Categoría: Infidelidad

Leer relato »
NARCOSXXX

Por una fantasía mi mujer conoció algo bien grueso

2020-11-19


Primero voy a describir a mi esposa, rubia, hermosa de cara, una cola divina del infarto y tetas súper adorables. Cuerpo armonioso, muy delicada. Nunca pasa inadvertida por ningún lado, a sus 44 años tiene el cuerpo de una de treinta, además se vive cuidando. Sexualmente es impecable, le encanta el sexo, de todas las formas, en el sexo oral es increíble, como ninguna, en fechas especiales me entrega su colita, le encanta todas las posiciones, en fin, es una verdadera puta en la cama. Les aclaro que no fui el primero que la disfrutó y les voy a contar como tampoco el último. Desde el primer día intente y logre sacar lo puta que tenía dentro, fantaseando con un tercero con consoladores de todos los tamaños y en hacer un trio. Ella se encarga de unos negocios nuestros, y la relación con Marcelo se lo deje exclusivamente a ella. Sin darme cuenta, descubrí que era el perfil de ella, morocho, deportista y pulcro, además él le dedicaba mucho tiempo de charlas. Comencé a excitarme con la situación que Marcelo la disfrutara y le decía a mi esposa que a este tipo está loco por ella. Un día cuando hacíamos el amor comencé a decirle: —Marcelo te quiere coger, ¿Siiiii? —preguntaba ella. —Si te está cogiendo con la mirada. —Estas Seguro?? —súper excitada y muy mojada. Ese día tuvo un orgasmo como nunca. A partir de ahí le planteé que quería que se lo cogiera, que era su prueba de fuego y amor para mí, debía sacar lo puta de adentro. Cuando lo tenía que ver la hacía vestir súper sensual, vestidos cortos, tacos altos, calzas ajustadas, hasta yo me la quería coger ahí mismo, la verdad una hermosura. La realidad es que a ella le gustaba, se ponía lo más sexy que encontraba. Ya estaban en la etapa que iban a tomar algo, se veían y se mandaban mensajes. Un día mi mujer se paró delante mío y me pregunto si estaba seguro, que no era una pendeja, que no podía provocarlo y si lo hacia una vez después no lo puedo cortar «¿estás seguro???», preguntó nuevamente, ahí mismo descubrí que no me había equivocado, mi mujer estaba dispuesta, le encantaba producirse para él y estar con él. Un día llego de mi trabajo y me dice que en un rato se reunía con Marce a tomar algo, solo un ratito, al volver tenía la boca toda colorada, a ella le daba vergüenza la situación, yo estaba súper excitado, me la quería coger, cuando le bajo el pantalón y la tanga estaba mojadísima con un olor a hembra en celo terrible, lo cual le dije putita estás re caliente, ella me besó y me abrazó, pero con una cara de felicidad de quinceañera. Una tarde en casa me dice «mañana cumplo tu fantasía», se había hecho pintar las uñas y planchado el pelo, y se había retocado la tirita de bellos de su rajita, ya que es lo único que tiene porqué esta toda depilada. En la noche cuando la quise buscar por mi terrible excitación claramente me dijo «No, me preparo solo para él». A la mañana siguiente se encontraron, fueron a un hotel, y lo que me contó fue que la desvistió y gozó mucho, que es bastante aguantador y que solo estuvo arriba de ella, que era la primera vez y era difícil, que no se la había chupado y que quería más. Ese día cogimos como nunca. Pasaron los días y se comunicaban bastante, una tarde se encontraba con Marcelo, no sé si para tomar algo o coger de una. Al llegar le vi la tanguita y estaba súper mojada. A la mañana siguiente, a punto de irme a trabajar, comienza hablarme de él, y al bajarme del auto, me dice «¿Sabes qué? ¡ahora me es difícil cortar esto con Marce!!» y me da un piquito. La verdad desde un primer momento supe que a mi mujer Marcelo le atraía, ella tipo que quiere lo tiene, es muy hermosa, por más que le permita tener un amante ella trata de ser cuidadosa conmigo y la situación, pero lo que me propuse lo conseguí, sacar lo putita que mi mujer tiene dentro, y ella está disfrutando como nunca. La última salida él le pidió que fuera con un vestido negro, no solo cumplió, sino que el vestido súper ajustado al cuerpo, además fue con tanguita y medias con ligas, estaba terrible. Fueron a un departamento y Marcelo disfrutó de mi mujer como quiso. Ahora se ven varias veces por semana, mi mujer habla con el delante mío, ya me contó que goza como loca, me dijo que él se vuelve loco con las mamadas que le hace, más aún cuando se traga toda la leche. Lo más increíble es que mi mujer me confesó que su miembro es bien grande y en especial grueso (algo que intuía) que nunca había tenido algo así. Que le encanta el tamaño, en especial el grosor y como se la coge. Pero me aclaró, es bien pijudo, grande grande. Yo le pregunto y ella me dice que probaron todas las posiciones, que es insaciable, en ocasiones es bruto y otras es suave, que le pidió acabar dentro de la colita. Mi mujer ya me había confesado que en el cumpleaños de Marcelo su regalo será entregarle su colita, dejar que acabe dentro de ella, aunque también sabía que por el tamaño de su pija le costaría bastante. Además, que está gozando mucho, ahora conoce más telos y de alto nivel, tienen química y necesitan estar juntos, yo le pedí que no me deje, ella me contestó que lo tendrá solo como amante. El cumpleaños llegó, mi mujer estaba mortal para lo ocasión, se puso pollera tubo ajustada, camisa, un conjunto Victoria Secret con medias con ligas y porta ligas. Todo rematado con tacos altos. Una bestia, mortal. Para subir mi morbo le compré un lubricante y lo envolví en regalo para que se lo diera. Obviamente Marcelo acabó dentro de la colita de mi mujer. La verdad estoy cumpliendo mi fantasía, aunque algo no tenía previsto era que Marcelo tuviera un miembro grande y grueso, que sobre todo la sepa usar, pero ahora mi mujer goza como se merece gozar.

Autor: Mai Categoría: Infidelidad

Leer relato »
NARCOSXXX

Amante a distancia

2020-11-01


Hola: Soy de Monterrey y soy empleado de una empresa nacional de distribución que maneja sucursales en varias ciudades de la república mexicana, pero no quiero hacerles muy larga la historia. Cuando me dejaron de encargado en la zona norte me enviaron una compañera de Guadalajara con mas experiencia en el área para capacitarme por 2 semanas en Monterrey, desde que la fui a recoger en el aeropuerto me encanto es una mujer hermosa blanca muy lindo rostro y un cuerpo delicioso. En ese tiempo no nos conocíamos en persona y solo habíamos charlado cosas de trabajo por teléfono y aunque si había confianza no llegaba a algo intimo o muy personal, al conocernos en persona eso fue en el 2014, al conocernos inmediatamente me dice que yo no era como me había imaginado le pregunte que por que y solo me dijo no pues te imaginaba muy diferente y solo eso. En ese año ella se acababa de casar y en las 2 semanas que trabajamos de lo poco que pudimos hablar en lo personal me platico que se estaba adaptando a la vida de casada que quería mucho a su esposo y que era muy pero muy serio cosa que se me hizo rara porque ella es muy diferente, total ella se regreso a Guadalajara y seguimos en contacto principalmente telefónico pero nuestras charlas cada vez eran mas agradables e intimas hasta llegar a preguntas sobre todo de ella de como debería de ser una pareja en la intimidad de la frecuencia con que se tiene relaciones embarazos etc. Total al siguiente año tuvimos un curso de 1 semana en la ciudad de México y al encontrarnos primero en el corporativo la sentí muy emocionada por no decir excitada la verdad yo al verla también me emocione mucho por que como les dije esta buenísima. Ese día lo pasamos entre juntas y cursos pero no dejábamos de mirarnos bromear y juguetear y yo me la pase embelesado admirando su cuerpo solo pensando en el suertudo del esposo que se la estaba comiendo, pero ese día el suertudo sería yo ya que al terminal el primer día y al dirigirnos a registrarnos al hotel nos enteramos que nuestras habitaciones estaban muy cercanas cosa que nos dio risa. De camino al ascensor y bromeando le digo que si trajo al marido para no molestarla y soltó una risa sarcástica y me contesta no para que quiero con mueca de fastidio y me sonríe entonces le pregunto que si me acepta un trago antes de la cena y me contesta que le urge salir de su rutina y platicar muchas cosas, al bajar del elevador la acompaño hasta su habitación y me abraza diciendo que ya tenia ganas de verme y que nos veíamos en el bar en unos minutos. Después de unas copas y una buena cena continuando con la charla me platica que aunque quería si quería mucho a su esposo no era muy "feliz" con el que algo le faltaba yo le pregunte que si era de lo que platicábamos las ultimas semanas, me había insinuado que el mostraba poco interés sexual "diferente" le contesto háblame abiertamente estamos en confianza. Me contó que en lo sexual siempre era lo mismo que el es muy serio y que ella aunque cuando lo hacía con el sentía "rico" no lograba explotar como en las películas y vídeos que ve a escondidas de el , cosa que me saco mucho de honda. Le contesto que ella debería de tomar la iniciativa y decirle lo que quiere y necesita de el, y contesta que el le dice que no que eso esta mal y es incorrecto, picaramente le respondo osea el si se satisface pero tu te quedas con ganas verdad, y me dice "si es que el fue mi novio desde la secundaria y nunca tuvimos relaciones hasta casarnos y de lo que veo y lo que me platican mis amigas es muy diferente. " Sentados en la mesa me le acerco la abrazo y le digo eres muy inteligente y puedes conseguir lo que desees no acabe de hablar cuando se voltea y me comienza a besar y me dice "me puedes enseñar me gustas mucho". La verdad me quede que no podía hablar, y no iba a dejar pasar esta oportunidad le dije vayámonos ya, la lleve abrazada hasta el ascensor al entrar le tomo por atrás y viendo nuestro reflejo le digo tu me gustas desde que te conocí y comienzo a besar y pasar mi lengua por el cuello inmediatamente siento que se le acelera la respiración y aprieta su trasero contra mi cintura así abrazados le digo tu cuarto o el mio me dijo el que este mas cerca no importa sin dejar de abrazarme. Al entrar la habitación nos comíamos a besos con gran desesperación la ropa fue cayendo poco a poco hasta que nos tiramos en la cama y comenzé a besarle todo el cuerpo yo solo podía escuchar su respiración cada vez mas acelerada hasta que llegue a su conchita que ya estaba super mojada, le abrí mas las piernas que ya le comenzaban a temblar para poder comer mejor esos deliciosos jugos que le escurrían hasta el culo entonces vinieron mas a gemidos casi a gritos no se pudo contener y comenzo a venirse de una manera fantástica le pase mi lengua por toda la vagina la introduje lo mas que pude con dedos dentro de ella y le puse otro en su hermoso culito mientras se venia ella misma lo toma yo pensé que quería quitarlo pero se lo introdujo mas y no quería que me retirara. Al calmarse un poco me recosté a su lado y le dije que si quería probar señalandole mi miembro y me dice que si pero que no sabía como le digo solo chupalo y disfrutarlo comenzo a masagearlo muy rico y poco a poco lo lamió de arriba a abajo como experta hasta que llego a la punta la saboreaba de tal manera que me puso a mil casi me vine. La tuve que detener y me dijo que si lo había hecho bien yo solo le sonreí contestándole casi me haces explotar y me dice no quieres le contesto claro que si pero todavía no. Así sentado en la cama la tome de la cintura y le dije que se sentara sobre mis piernas le restriego el pene en su vagina y clítoris antes de penetrarla y comenzó a gemir de placer nuevamente le pregunto con tono salvaje quieres que te lo meta dime y contesta jadeando si métemela métemela al penetrarla siento lo apretada que esta y luego le comienza un temblor de piernas delicioso que no puede controlar me dice me estoy viniendo muy rico yo la cuesto y comienzo a penetrar cada vez mas duro y ella no para de temblar y gemir a gritos, la volteo y pongo en 4 dándole lo mas rápido y duro que podía y ella comienza a venirse pero a chorros y me grita no aguanto se me va a salir soltando un chorro delicioso que me izo venir a mi demasiado fuerte. Al terminar me dice que nunca había sentido todo eso que se sentía plena, satisfecha y muy feliz, que le iba a enseñar a su marido a hacerlo así, le contesto si no aprende me tienes a mi. El resto de la semana lo hicimos todos los días en la mesa, la tina, de pie en la regadera etc. nunca dormi en mi habitación. Yo creo que el marido nunca aprendió meses después nos volvimos a ver pero ahora en su ciudad y nos dimos tiempo para otro encuentro sin que el se diera cuenta y también fue maravilloso. Ya se nos están acabando las excusas en la empresa para estar viajando tan seguido entre las 2 ciudades pero es maravilloso vernos mínimo cada 6 meses. Después les detallo los encuentros posteriores.

Autor: Anónimo Categoría: Infidelidad

Leer relato »
NARCOSXXX

Me tiré a la novia de mi amigo

2020-10-28


Primero quiero decir que lo nombres no son reales. Había creído que eran seis meses cuando empezó todo esto pero haciendo las cuentas bien, fueron casi hace nueve meses, pues era en año nuevo. Yo estaba en la casa de mi novia (llevamos juntos tres años), ella vive sola, en su cuarto viendo su serie de televisión favorita G. Anatomy, a mí no me gusta. El punto es que dijo que iría a por un cartón de leche y yo me quedé en su cuarto, ella dejó su móvil y pues lo desbloqueé "XXXX" número, yo había visto antes su clave cuando lo desbloqueaba sin que ella se diera cuenta de mi mirada... Como pausa a la historia, unos dos meses antes de eso me di cuenta que una chica, Pau, le envió besos y corazones mediante whatsapp, yo estaba a su lado y guardó su móvil inmediatamente y no lo sacó en el resto del día, cosa que se me hizo muy extraño. Después pude desbloquear su móvil y ver que tenía mensaje sin leer en whatsapp de Pau que decía "mándame otro", yo quería abrir la conversación pero se iba a dar cuenta y me dije que mejor después... Reanudo... Mientras ella iba a por leche, tomé su móvil, abrí w.a. y vi la conversación, yo me quería morir, se la estaba tirando otro tipo, él le enviaba fotos de su pene y ella le decía que la quería en la boca y esas cosas, yo con ganas de decirle, gritarle y todo. Me calmé y me fui a lavar la cara antes de que llegara. Llegó y le dije que tenía que irme. Desde ese día me prometí tirarme a cuantas chicas pudiera y ella no lo sabe. En aquellos días comienza mi historia con Lucía, que es la novia de mi amigo, ella tiene 20 años y yo 27, la verdad está riquísima. Siempre la he tratado bien pero tranquilo, nunca tuvimos mucha plática, y empecé a pedirle ayuda sobre el cómo me sentía y la invité a salir para platicar y aceptó, pero sin que mi amigo se diera cuenta. Fuimos a un parque a platicar y luego a un bar a "distraernos" y pues hicimos una apuesta y gané y le preguntaba si podía elegir lo que sea y dijo que sí. Y yo le decía "no te creo, si te pido un beso vas a decir que no" y ella me respondía que una apuesta es una apuesta y en ese momento sabía lo que iba a pasar pero no lo hice sino días después que salí de una fiesta con amigos del trabajo, nos mensajeábamos esa noche en tono alto y me decía que tenía que ver sitios de adultos en la web porque no le quedaba de otra para quitarse las ganas. Yo le dije que me invitara en ese momento para verlos juntos y accedió. Llegue a su depa y pues platicamos y fuimos a su cuarto, puso su laptop y me dijo que pusiera un video, puse música y la besé. No sé de medidas de cuerpo pero ella es, guau, mide alrededor de 1.70 metros, delgada, buenas piernas, culo, tetas, de todo muy bien y es bonita, no mucho pero sí. Me daba morbo pensar que ella ya sabía lo que haríamos, recién se había depilado, pintado uñas y maquillada y no salió ese día, mi amigo salió de la ciudad por su trabajo una semana antes, más o menos, por lo que no era para él. Me encantó ponerla en cuatro y tocarla todita, le bajé su ropa interior y me le acerqué a su hoyito para comérmelo y no me dejó, a su novio tampoco lo deja, me dijo porque le daba pena. La convencí y le dije que en el momento que ella dijera que no, yo dejaría de hacerlo pero nunca dijo que no y pues me lo comí todo y veía cómo se mojaba todita su vagina, sus jugos los veía, me prendió bastante y me pasaba con mi lengua de su culo a su vagina y gemía delicioso. Sacó de su bolsa bolsitas de lubricante de fresa y le dije que le quería dar por el culo y dijo que sí pero despacito, no pudimos. Así que lo hicimos normal, con condón... Al principio no le entraba porque le dolía, aun utilizando lubricante, y nada más entró empecé con el vaivén despacito y cada vez más rápido. La volteé y la dejé boca abajo con su culo paradito y se la metí de nuevo y empecé a tirármela así bien delicioso. Me prendía bastante que dijera "que rico, que rico, ah". Me senté en la esquina de su cama y la senté sobre mí pero de espalda y así ella se movía, bien sensual pero se cansó las piernas rápido, la puse de perrito en la orilla de su cama y me la tiré hasta correrme mientras le metía la punta de mi pulgar por su ano, fue lo mejor, me encanta porque no pesa y la tomo como quiero y se deja algo. Nos quedamos abrazados sin decirnos mucho hasta que me fui. Después cuento como se la metí por el culo. Desde entonces me la tiro cuando podemos los dos y mi amigo ni sospecha. Yo le dije que me mandara mensaje cuando no esté con su novio y, si yo le contesto "hola" significa que estoy acompañado pero si le contesto "hoooolaaaa" significa que estoy solo.

Autor: Jesusjesuses Categoría: Infidelidad

Leer relato »
NARCOSXXX

Mi ex novia viene a casa

2020-05-25


Juan: Hola este es mi primer relato, mas que eso es una de las pequeñas aventuras que tuve con una de mis ex novias hace tiempo bueno empezaré con esto espero les guste. Mi nombre es Juan tengo 20 años, no soy exactamente de un buen físico estoy un poco gordito pero buena verga, Laura mi ex es una chaparrita como de 1.50, buen culo y unas buenas tetas, de piel blanca y cabello corto. Bueno empecemos. Ya habían pasado varía años desde la última vez que nos habíamos visto, ella se caso y pero seguía buscándome por mensajes, chat y este tipo de redes sociales, solíamos hablar de cosas las cuales hicimos cuando éramos novios pero eso ya lo contaré después, a lo largo de unos días ella y yo estuvimos mandando os mensajes muy clientes a pesar de es ella estar casada no le importaba nada y pues seguía hablándome de forma muy cachondas, pasaron los días y pues tenía la casa sola y la verdad me encontraba super caliente así que decidí mandarle mensaje. * Juan:oye que estas haciendo. * Laura: nada, aquí peleando me con mi teléfono. * Juan: y eso, que le paso. * Laura: no se me a estado dando problemas. * Juan: si gustas puedo ayudarte. * Laura: si seria genial llego en 15 min. Al ella escribirme eso yo me prepare casi acababa de salirme de bañar así que todo estaba bien limpio, pasaron los minutos y no llegaba, así que pensé que como siempre era cosa de ella para calentarme los huevos y no venir. Pasaron otros 15 min y me dijo que ya estaba afuera que le abriera, aló cuál me diriji afuera y la deje entrar. Ella entró, así que la dirigí a mi habitación con el pretexto de mirar su celular y tener más intimidad. Juan: pasale, a mi cuarto hay te lo checo. Laura: si, gracias En lo que ella subía yo aproveche para mirar su tremendo culo, el cual estaba bien marcado por sus jeans. Subimos y le dije Aver dejame ver, saqué unas cosas de mi mochila y lo conecte ala laptop para hacerle la revivió lo cual tardaría unos minutos así que aproveche y me senté a su lado, mientras ella seguía contándome lo de su celular. De repente la calle dándole un beso, usando mi lenguan mientras que con mis manos empezaba a tocar sus pechos, y podía sentir como ella deslizaba la mano hasta mi verga, empezó a frotarla sobre mi short mientras yo deslizaba por debajo de su blusa mis manos para tocar mejor, pasaron los minutos mientras seguíamos tocandonos. Laura: no llegará nadie que nos interrumpa Juan:no tenemos como 1 hora hasta que lleguen. Debo de admitir que en nuestro noviazgo la entrene muy bien para que me diera placer así que sin más ella bajo mi short y sacó mi verga, sin decir nada parecía que era un animal muerto de hambre porque se la tragaba toda de un solo empujón, Juan: como extrañaba tu garganta profunda Mientras podía ver como se atragantaba con mi verga, que hasta se quedaba sin aliento de lo rápido que se la metía y sacaba de la boca. No me gustaba estar de pie mucho así que jale una silla y me senté mientras ella parecía un perrito siguiendo su hueso, el cual al parecer su otro dueño no le daba como me contaba. Juan: valla parece que si tenías hambre. Laura: hace bastante que mi marido no me da verga, sospecho que tiene a otra Juan:oh, bueno el se lo pierde con lo bien que te entrene para esto Sin dejarla hablar la jale de la nuca y se la introduje toda de golpe, pude ver como a ella le encantaba, la dejaba dar pequeños bocados de aire y luego se la metía de golpe de nuevo. Así estubimos por unos minutos hasta que surgió en mi mente una pregunta. Juan: cuál verga te gusta más la mía o la de tu marido. Laura: la tuya, ya sabes sino no me la tragaria como lo estoy haciendo. Así estuvimos varios minutos ella haciéndome una paja, mientras hablábamos de los viejos tipos. Después de eso le dije putita ya llego tu leche, ella se arrimo lentamente pero yo la empuje y se la metí toda de golpe y solté mi carga en su boca solo podia ver como se los tragaba, y después de eso dejé que se la sacara de la boca ella con mi semen en la boca. Laura: mmm.. De Aver sabido que comería esto no habría almorzado. Iva a empezar lo bueno per o de repente sonó su teléfono y era su marido el cual le preguntaba donde estaba y que necesitaba ayuda ya así que solo nos quedamos con las ganas. Ya después de nos hemos visto otras veces pero eso ya se los contaré después.

Autor: Jix Categoría: Infidelidad

Leer relato »
NARCOSXXX

Para darle una lección a su marido celoso

2020-05-23


Hola todos soy un fan más bien un adicto de los relatos, asi que quiero hacer mi contribucion a este comunidad de lectores. Mi nombre es Jose un nombre muy comun en Mexico, soy del sureste del país y aqui en estos lugares hace mucho calor mido 1.67 y moreno siempre he tenido algo que les gusta a las mujeres, realmente tengo muchas historias que contar, ya que me gusta mucho el sexo y soy casado desde hace 7 años y matrimonio es normal, pero he de confensar que tengo 4 parejas sexuales tres de ellas son casadas y las otra no, la historia que les voy a contar sucedio con mi cuarta pareja y como la conoci y como llegamos a hacer el amor. Todo comenzo como hace un año yo trabajo en ventas y ella es una clienta que visitaba mucho el lugar donde yo trabajaba iba a llevar las ventas del dia, siempre llegaba sonriendo con una hermosa sonrisa y pues que un dia le hago platica, le pregunte como se llama a lo que respondio Dulce, chaparrita como de 1.55 de estatura con trasero bien puesto eso que de ganas de golpear y una tetitas bien paradas, desde ese momento senti que habiamos hecho un clic y platicamos un buen rato, al final le pido el numero de su celular a loque accedio pero eso no si sin antes comentarme que no le gustaba que la molesten con llamadas por que su marido se podria enojar ya que era muy celoso. Paso una semana y pues me atrevi a enviarle un mensaje preguntandole como estaba, no esperaba que me contestara pero recibi la contestacion y para mi sorpresa me pidio que nos vieramos en ese momento en el parque del pueblo, ahi me apresure para ir a verla y pues ahi las cosas cambiaron ella conversando me comento que no era feliz con su esposo que su marido era un persona posesiva y super celoso que la vigilaba todo el tiempo y puro pelear hacia con el y que si la veia sonrir siempre por dentro esta desecha a lo que comenta que la aparencias engañan, platicamos por un buen rato al final llorando me dio las gracias por escucharla y ahi me prometio que muy pronto hariamos el amor, que se habia fijado que la miro mucho y que deseaba sentirme a dentro de ella y para darle una leccion a su marido celoso. La semana siguiente recibo un mensaje que me decia que nos veriamos al dia siguiente a las nueve, era jueves y pues le tocaba su descanso y quedamos vernos en un lugar discreto para luego ir a donde yo quiera. Llegado el momento la fui a buscar al lugar acordado y pues yo; le comento que ya tenia ganas de hacerla mia a lo que con sorpresa me dice que ella ya estaba mojada, eso me puso a cien y fui directo a motel más cercano para consumar esta pasion que nos quemaba. Llegando al lugar bajando del auto ya no aguantamos mas y comenzamos a besarnos, acariciarnos, y poco a poco fuimos quitarnos la ropa ella llevada un juego de bikini negro que le arranque de ese bello trasero y le di una nalgeada y asi quedarnos completamente desnudos yo contemple ese cuerpo que por venganza hacia su marido celoso seria mio, comenze a hacerle una rica mamada y sus liquidos sabian a gloria y ella gemia y me decia cometelo como no lo hace mi histerico marido, asi estuve un rato hasta que me dijo ya no aguantaba mas y dijo metemelo en mi rajita, yo ya puesto bien firmes agarre sus piernas y los puse sobre mis hombros coloque mi miembro y coloque la punta en su estrecha cuevita a la que con un jalon se lo inserte duro, al cual siguio un gemido de locura de su parte yo comenze el mete saca se sentia delicioso sobre todo por que ella pidia a gritos mas y que nunca antes habia probado otra verga mas que la de su marido, hicimos todas las posiciones estuve arriba, ella estuvo arriba y cabalgaba como una vaquera experta, la puse de perrito a lo me dice que esa es su posicion favorita, ella no paraba de gemir y cada vez gritaba que ojala viera su marido como la hacian gozar por otro hombre eso me puso hasta al tope y comenze a bombear mas rapido y comenzo un movimiento al unanime a mis embestidas y gritaba que no parara, hasta que le deje ir toda mi leche hasta el fondo de su chocho y fue especial por que nos vinimos los dos juntos. Terminanos bien sudorosos los dos pero al ver ese cuerpo brillando, que mi miembro revive y nos echamos otra tremenda cogida el cual estuvo tambien maravilloso que el primero;Ella termino ya con su cosita llena de mi leche y fue en ese momento que no percatamos que ya habia pasado mas del medio dia y que ella deberia regresar por que tenia que ir recoger a su hijo a la escuela. Regresamos apurados a tiempo y la deje donde la habia recogido,no sin antes decirme que habia sido una cogida fantastica y que no me preocupara por que ella esta ligada y no podia tener hijos, y que desde este dia soy tu amante y haras conmigo lo que quieras para seguir dandole una leccion a su marido por no confiar en ella. Y pues nos seguimos viendo y cada ves experimentamo cosas mejores que ella no se atreve hacer con su marido. Si les gusto comenten y tengo muchas aventura que me gustaria contar.

Autor: Anónimo Categoría: Infidelidad

Leer relato »
NARCOSXXX

Y así es como desfloraron a mi esposa

2020-02-26


Esta historia me la contó un amigo, me animé a escribirla en primera persona con su permiso. Mi nombre es Manuel, tengo actualmente 36 años, soy casado, mi esposa se llama Jessica, tiene 29 años. Lo sucedido ocurrió hace 9 años atrás. Yo soy abogado, tenía 29 años en ese entonces, Jessica con 20 años era estudiante de enfermeria. Estábamos muy enamorados, ella venia de una familia muy religiosa, sus padres siempre le inculcaron valores tales que hasta la fecha con 3 años de novios no habíamos tenido relaciones sexuales. Ya teníamos fecha de matrimonio aunque a sus padres no les gustaba la idea mucho ya que querían que ella terminara su carrera para dar el siguiente paso, nosotros decidimos que nos casaríamos de todas formas, por lo que ellos aceptaron. Todo iba viento en popa, los arreglos, las compras, preparativos, ya teníamos casa, debido a los negocios que manejo no tengo problemas económicos, ya teníamos un departamento donde viviríamos y una casa de playa. Pero había un secreto que yo tenía, hacia unos años atrás había sufrido un accidente, por lo que tenía un problema serio de erección, no podía tener sexo por más que quisiera, estaba llevando un tratamiento por ello, tenía esperanzas de que se me curara pronto, el doctor decía que con el tratamiento se me pasaría pero es largo, cuestión solo de tiempo. Jamás se lo conté a Jessica porque pensé que me dejaría si lo sabría, decidí ocultárselo hasta mi noche de bodas. Cuando llego esa fecha, nos fuimos de viaje al extranjero de luna de miel, pero grande fue su decepción al yo hacerme el cansado esa noche y no cumplir con mi deber conyugal. Así fueron pasando los días hasta que decidí contarle lo que me sucedía, ella inicialmente se ofusco, pero finalmente acepto lo que me pasaba y me consoló diciendo que me esperaría todo el tiempo que sea necesario porque me amaba, me sentí muy afortunado de tener una esposa así. Lamentablemente pasaba el tiempo y el tratamiento no daba resultados. Pasaron 2 años sin consumar nuestro matrimonio, frente a la gente era todo felicidad, pero en la intimidad eran ya reclamos de ella. Lo peor es que ella quería tener un hijo. Le pedía paciencia, ella lo aceptaba pero siempre se notaba una tristeza en ella, sus reclamos eran muy calmados pero a la vez tristes. Cierto día la encontré hablando con una prima suya, al parecer ella le había contado mi problema, decidí no hacerme notar y escuchar su conversación, ella le contaba que estábamos pensando en hacer una inseminación artificial (cosa que yo mismo le había sugerido), a lo que la prima le decía que no, y le aconsejaba que haga la que hacia la inseminación y se consiguiera un hombre que le haga el amor tantas veces sea necesario hasta que quede embarazada y que me dijera que fue la inseminación. Mi esposa le respondía que jamás haría algo así, que me amaba y que me esperaría lo que sea necesario. La prima le pregunto si no tenía ganas de estar con un hombre entre sus piernas, Jessica agacho la cabeza y tímidamente le contesto que sí, pero que le daba miedo estar con un hombre debido a que era virgen y no se imaginaba ser desvirgada por otro que no fuese su esposo. Así continuo su conversación, la prima le dijo que podía darse el gusto con Andrés, un amigo de ellas, también estudiante de su facultad de enfermería que es muy allegado a la prima y que hacía tiempo le había confesado estar enamorado de Jessica y que hasta el día de hoy la deseaba pero que no se animaba a acercarse porque estaba casada. Me sentía furioso con la prima, la hija de puta le estaba metiendo ideas en la cabeza de serme infiel, pero a su vez me alegraba de tener una buena esposa, me daba mucha confianza ella. Lo que si me dio mucha más rabia fue el hecho de que mi esposa ya tenía muchas ganas de hacer el amor, y no poder complacerla. Cuando ella quedo sola se fue a su cuarto y se echó a llorar, era muy infeliz la pobre, a lo que me con mucho esfuerzo pensé tal vez si se animaba ella darse un gusto por una única vez e estar con un hombre, aunque no fuese yo, solo quería verla feliz. Un día conversando en la alcoba después de tener un fallido intento de hacer el amor, le toque el tema, si es que ella quisiera estar con otro hombre, ella lo negó. En ese momento lo dejamos ahí, pero empecé a insistirle todas las noches, le dije que no me enfadaría con ella, y es más que lo único que quería era su felicidad, que todo lo que estaba pasando era mi culpa por no haberle contado la verdad antes de casarnos. Finalmente después de tantas preguntas e intentos, me termino confesando entre lágrimas que si tenía deseos de hacerlo con alguien, aunque no fuese yo. Le di un beso y la abrace. Le pregunte con quien desearía hacerlo, y lógicamente después de varios minutos de pensarlo me confeso que con su compañero Andrés, pero me pidió que no me enfade muy asustada temiendo mi reacción. Me sentía muy frustrado y furioso por dentro, pero no podía hacer otra cosa por ella. Le dije que hagamos una reunión con su prima y que invite a Andrés a la casa de playa, el pretexto seria que salga con su prima (ella no sabía que había escuchado su anterior conversación). La prima acepto inmediatamente, Jessica le conto que estaba dispuesta a hacer el amor con Andrés, pero lógicamente no sabía que yo estaba consintiendo eso, la muy puta de Roxana (así se llamaba su prima) estaba feliz, y le dijo que el fin de semana seria su día y que por fin sabría lo que es un hombre mientras se reía de felicidad. La condición que le había puesto a ella, era que haga que el utilice preservativo sino que no lo haga ya que no soportaría que quedase embarazada, y lo otro, que sería por primera y única vez, que jamás volvería a hacerlo, ella había aceptado mis condiciones. Llegado el fin de semana estuvimos los 4 en la casa de playa, estuvimos tomando licor hasta que a cierta hora fingí una llamada de mi trabajo urgente, necesitaban que regrese a la oficina por un caso de urgencia (sábado por la tarde, no sé si alguien me creyó eso) me fui diciendo que volvería en 2 horas. Los deje a los 3. Para esto antes había instalado cámaras ocultas en la casa, Jessica no sabía eso, si bien es cierto me ponía furioso la situación, si iban desvirgar a mi esposa al menos quería saber todo lo que pasaba. La muy puta de Roxana le decía que yo tenía una amante, por eso me iba, el puto de Andrés igual, yo llame como después de 1 hora diciendo que volvería al siguiente día por una complicación grave en un caso, con eso dejaba el camino libre para que hagan lo que quisieran. Llegado un momento Roxana se retiró diciendo que se encontraba muy mareada y que se iba a una recamara a dormir. Jessica sabía lo que sucedería. Estaba algo mareada pero aún muy consiente. Él se acercó, la beso, ella se retiraba cada vez que él se acercaba, solo rozaban sus labios ligeramente y ponía una mano en su pecho evitando que se acercara más cada vez que él lo intentaba. Así siguieron varias veces, no sé qué le diría al oído que en uno de esos intentos ella se echó en la alfombra mientras él tenía sus labios rozando su cuello, el brazo derecho en su cintura y con la otra mano acariciaba sus pechos mientras la recostaba delicadamente, ella suspiraba cada vez más rápido y decía ligeramente que no, que estaba mal, el simplemente seguía besándola siempre de forma muy delicada así como recorría su cuerpo con caricias. Ella correspondía muy ligeramente cada beso aunque lo dudaba y trataba de retirar su rostro del cada cierto tiempo. Ella llevaba puesto un polo manga cero y debajo un sostén, un pequeño short y dentro una diminuta tanga que me mostro antes de ir. El solo tenía una bermuda puesta ya que por el calor estaba con el torso desnudo. Llegado un momento él le levantó el polo y ella sola levanta los brazos para que él se lo quite, cosa que hizo inmediatamente, seguidamente mientras se besaban suavemente el con una mano en su espalda la levanta dejándola sentada y con la otra mano procede a desabrochar el sostén, en ese momento cae y la vuelve a echar en la alfombra. Le empieza a besar los pechos, ella gime suavemente con un brazo acariciando su espalda y la otra tirada a un lado. Después de un momento él le empieza a retirar el short, ella levanto ligeramente las caderas para que se las pueda retirar sin problemas, me di cuenta con mucha bronca que mi esposa estaba ya entregada completamente a la lujuria en ese momento, en el fondo tenía la esperanza que a último momento ella se negara ya que no me agradaba para nada la idea de verla cogida por otro. En ese momento ella ya solo tenía la diminuta tanga puesta como ultima resistencia. Al intentar jalársela para quitarla ella tuvo un último ataque de cordura al parecer, le dijo fuertemente NO!! Se dio vuelta tratando de escapar pero al hacerlo el cogió la tanga con ambas manos, y la jalo fuertemente dejando sus nalgas totalmente descubiertas rápidamente con una mano la sujeto de la espalda y la presiono contra la alfombra boca abajo y con la otra termino de sacar la tanga. Después cogió inmediatamente sus hermosos glúteos, uno con cada mano y empezó a masajearlos a su vez que los besada fuertemente, ella volteaba intentando sacarlo con una de sus pequeñas manos, le decía que por favor no sigua que estaba mal, pero el continuaba, hasta que ella se cansó, simplemente dejo de forcejear, quedo volteada dándole la espalda boca abajo, sus dos manos a los costados, ya solo se dejaba hacer lo que él quería, estaba totalmente entregada. El abrió sus nalgas con sus manos y le beso el ano, ella lanzo un gran suspiro cuando hizo eso, el seguía besándolo, le pasaba la lengua, ella instintivamente solo empezó a moverse, parecía empezaba a disfrutar lo que pasaba, después de un rato le dio la vuelta y subió su rostro hacia ella, empezó a besarle nuevamente, bajo nuevamente y empezó a lamer su clítoris, después de varios minutos volvió a subir, la volvió a besar, ella correspondía sus besos, de pronto ocurrió, empezó a penetrarla, el metía un poco su verga, ella cerraba sus piernas y le decía que se detenga, él se detenía, volvía a intentarlo, ella cerraba los ojos y volvía de decirle que espere, estuvieron en ese proceso largo rato, ella cerraba los ojos, no tan rápido él decía, espera, hasta que al parecer finalmente llego a penetrarla completamente, cuando la tuvo ensartada hasta el fondo ella le pidió que no se moviera un rato, así se quedaron unos minutos, se miraban fijamente, lagrimas caían de su rostro, él le pregunto si le dolía mucho, ella le dijo que no eran lágrimas de dolor, simplemente no podía explicarlo, después de unos minutos besándose él empezó el mete y saca, primero muy lentamente, después empezó a subir la velocidad hasta coger un ritmo casi frenético, en todo momento jamás dejaron de mirarse y se besaban cada cierto tiempo hasta que ocurrió algo que no me había dado cuenta, ambos terminaron con un orgasmo, ella no dejaba de moverse como convulsionando, el haba acabado, no se habían cuidado!!! El hijo de puta termino dentro de ella, ella no le dijo nada, se quedaron así unos minutos, él la saco finalmente y se recostó junto con ella, podía verse la mancha de sangre en la alfombra y los restos de semen que salían de su vagina. Pensé que había sido todo, a los minutos de estar recostados el nuevamente la besa y le da vuelta, colocándola en posición de perrito, ella solo se dejaba estar, empezó a bombearla nuevamente. Así transcurrió toda la noche. Lo hicieron varias veces y en diferentes poses cada una más excitante que la otra. En ese momento me ocurrió algo extraño, después de muchos años, tenía una erección descomunal, no podía creerlo, estaba muy excitado, no sé si por lo que había visto o porque el tratamiento por fin daba resultados, estaba muy contento. Me molestaba que no había cumplido mis condiciones, lo hicieron varias veces, y sin cuidarse, pero ya no me importaba, solo quería volver a ver a mii esposa y hacerle el amor. Llegué al siguiente día. Roxana y Andrés ya se habían ido. Jessica me espero en casa tal como le dije. Cuando llegue le pregunte si se había cuidado, la muy puta me dijo que si, que no me preocupara, después le pregunte cuantas veces lo hicieron, nuevamente mintió diciéndome que solo una. La bese, la desnude, y le dije que había acabado el problema, vio mi erección, empezamos a hacerlo como unos salvajes todo ese día y los que vinieron. Pasadas unas semanas me dio una noticia, estaba embarazada, en ese momento me entro un terror pensando que el hijo que tenía en sus entrañas no sería mío, mas decidí callar, la bese y seguimos haciendo el amor. Fue una niña, que tiene hoy 7 años, la adoro, aunque no niego que cada vez se parece más a Andrés, tiene sus mismos ojos y cabello claro, y hasta la fecha no se si mi mujer se seguirá viendo con Andrés, él se hizo muy amigo nuestro y frecuentamos las mismas reuniones, incluso por insistencia de su prima y nuestros parientes de quienes él se hizo muy amigo hoy es nuestro compadre, padrino de mi hija, no sé si el sospeche que es su hija, por lo pronto todos callamos, el nunca sabrá que yo sé lo que paso entre ellos, pero no niego que me excita mucho el recordar aquella noche. Espero sus comentarios a sigmus27@hotmail.com.

Autor: Sigmus27 Categoría: Infidelidad

Leer relato »
NARCOSXXX

Con Fredy el compañero de mi marido

2020-01-15


Su nombre era Fredy tenía 30 años y yo lo conocí en un expo, un chavo físicamente bien, yo sabía que había trabajado con Luis, pero me gustaba mucho que intercambiábamos fotos mostrando mi cuerpo y el suyo. Él no sabía que era esposa de Luis y yo no le dije nada, esa noche aproveché que mi esposo estaba en el baño y comencé con un intercambio de imágenes de él desnudo y yo en lencería, las fotos eran provocadoras que termine con un video hot, masturbándome y enviándoselo. Finalmente, lo que tenía que pasar llego, nos quedamos de ver en un bar para conocernos mejor y ver si hacíamos algo más, yo estaba nerviosa, pero con ganas de estar con Fredy, ¡sobre todo el hecho de saber que conocía a Luis me ponía más perra! ¡El día llegó, ese día llevaba medias negras y una minifalda azul con una blusa escotada, no es por presumir, pero los que me conocen saben que me veo de lujo vestida así! Nos encontramos en el bar, durante 3 horas bailamos, platicamos lo que de verdad me excitó fue bailar reggaetón, como se me pegaba y yo a su paquete y las caras de satisfacción que ambos teníamos. Después de eso comenzamos a besarnos y a agasajarnos, el comenzó a meterme la mano debajo de la falda y yo tocaba el pene de él por encima de la ropa, en ese momento supe que él me haría gozar riquísimo. F: ¡Vámonos al hotel Lety! L: Nene, pero no sé, ¡es que Luis esta en casa y tú eres su amigo! F: ¡Pues amigo, amigo, no soy, así que ven, con confianza! Nos fuimos a un hotel cerca de mi casa, pedimos una habitación y subimos, nos besábamos muy apasionadamente, el besaba riquísimo, la forma de tocarme me prendía a mil, le quite la playera, le mordía sus pezones y besaba su abdomen, le quite el pantalón mientras al mismo tiempo besaba y lamia los muslos torneados de Fredy… ¡Le quite la trusa para encontrarme con un pene erecto de unos 20 cm y lo lleve a mi boca! L: ¡Por dios nene, que rica! F: ¿La vas a chupar? L: ¿Quieres que lo haga? F: ¡Si, chúpala nena, hazme gemir! Saqué lo mejor de mí en el sexo oral y él lo estaba gozando, lo acosté en la cama para atascarme con ese pedazo de carne, sus gemidos me volvían loca, aunque no era como al de mi marido, me estaba entrando rico, el movía su pelvis, ¡yo apretaba sus testículos y lo hacía gritar! F: ¡Por dios, uf, que rico! L: ¿Te gusta papito? F: ¡Agh, si, eres muy buena con la boca, uf!! L: ¡Tú también, chúpame nene, hazlo! Comenzó a chuparme la vagina y ambos nos enrollamos en un buen 69, escuchaba sus gemidos, eso me excitaba demasiado, su lengua entraba en mi vagina de forma magnifica, me apretaba las nalgas, estaba loco por ellas yo también disfrutaba de su aparato reproductor, ¡sus fluidos pre seminales me sabían a dulce y el tragaba todos mis fluidos como si fueran agua de sabor! F: ¡Lety, sabes a gloria!! L: ¡Tu pene también sabe rico! F: ¡Ya te la quiero meter mami! L: ¡Vamos nene, méteme tu rica verga, dámela ya! Estaba acostada, él me abrió las piernas y como un toro embistió, el grito de placer fue tan fuerte que supuse que se había oído en todo el hotel, él comenzó a moverse duro, suave y tremendamente duro, mientras yo gemía y gritaba. L: ¡Que rica verga! F: ¡Dios, no puedo creer que estoy entrando en ti! Sus embestidas eran magnificas, nos besábamos y el mamaba mis tetas, me encantaba arañarle la espalda, el me apretaba los muslos y me la seguía empujando con todo, ¡el amigo de mi esposo me estaba haciendo gozar! L: ¡Así papi, que rica verga, uhm, así! F: Me encantas, ¡como quisiera tenerte así diario! Cambiamos de pose, ahora él se acoto y yo subí a cabalgarlo, movía la cadera y me daba tremendos sentones en esa verga parada y húmeda, me movía fuerte, él también se movía apretándome las tetas, me agachaba para besarle el cuello, el me apretaba las nalgas y me jalaba el cabello, me estaba deleitando con su rico cuerpo, Fredy el conocido de mi esposo, ¡ahora estaba siendo comido por mí! Luego lo hicimos al revés, yo me daba sus sentones y el pellizcaba y apretaba mis nalgas, ¡seguía cabalgando agachándome a sus pies ye l observando como mi vagina comía y escupía su rica verga! F: ¡Lety, uf, eres la mejor! L: ¡Así papi, cógeme, uf, cógeme! Fredy estaba durísimo y me pidió ponerme en cuatro, yo lo obedecí, el mitro mi hermoso culo y lo acaricio, estimulándolo un poco, pero al ser la primera vez, no le permití hacer más, entonces el acariciando mis nalgas, comenzó a meterme su verga dura en mi concha, logrando la posición de perrito. Me embestía fuerte, me daba fuertes nalgadas y golpes en la espalda, sus arañazos eran tan ricos que me hacía gemir, empezó a escurrir fluido de mi vagina, Fredy lo noto y más rápido me embistió, ¡estrujándome contra la cama! F: Mi amor, dios mío, Lety, que ricas nalgas, ¡que piernas que mujer! L: ¡Papi, empalme, así, que rico lo haces, agh! F: ¡Me haces estar en la gloria! L: ¡Dame verga, ugh, mmm, así, uf! ¡Yo estaba tirada boca abajo y el me daba fuerte, me encanta sentirlo sobre mí, su peso me daba un gran placer con cada embestida, me jalaba el cabello para lazar mi cara y morderme l cuello, me apretaba las tetas, yo lo tomaba de la cadera para ayudarlo a metérmela más rico en mi ano, sus embestidas me tenían en la gloria, apunto de hacerme sentir un orgasmo! F: ¡Mi amor, levántate, agh, párate! L: ¡No la saque, uf, vamos sigue! Sin sacármela me puse de pie y me apoyo sobre una mesita, yo totalmente abierta de piernas y un poco empinada empecé a recibir su verga con fuerza, me daba de nalgadas, apretaba mis muslos, ¡me tomaba de la cintura y me embestía deliciosamente! L: ¡Fredy, agh, mi amor, agh! F: ¿Te gusta nena? L: ¡Mas, dame más!! F: ¡Toma nena, dos, uf! Sentí como empecé a venirme en un fuerte squirt, salpique todo, parecía que estaba orinando, pero él nos e detuvo, ¡me tomo del cabello y con movimientos bruscos más me penetro! L. Papi, me vine, me vine! F: ¡Yo también me vengo, agh! L: ¡Lléname de leche, dame tu leche!!! F: ¡Si nena, dios, ah!!! Fredy empezó a venirse en mí, lo hacía de forma magnifica, me tomaba de la cadera y la apretaba fuerte mientras descargaba su semen en mi culo, parecía un toro en brama logrando el orgasmo. Todos sensibles nos recostamos en la cama aun gozando el rico orgasmo, ¡nos besamos y volví a bajar a su verga para ponerlo duro y coger una vez más! Fue una noche magnifica, una y otra vez fui llenada de semen, Fredy se vino en todo mi cuerpo, yo tuve muchos orgasmos, al final nos despedimos y caminé a casa ya que eran las 8 am, al llegar me acosté y Luis se acercó para decirme “sé que estabas con Fredy” me quedé muda y no respondí, ¡el solo se paró me miro y se fue! ¡Ese fue el inicio de nuestra vida swinger, la cual me ha dado muchísimas noches de satisfacción! ¡Saludos su amiga Lety! lf065347@gmail.com

Autor: Esposos(LyL) Categoría: Infidelidad

Leer relato »
NARCOSXXX